El miedo hace que el Qi descienda mediante bloqueo del Recalentador Superior. El tratamiento del miedo, por tanto, no debe consistir simplemente en elevar el Qi, por ejemplo, con 20 DM, sino también en desbloquear el Qi en el Recalentador Superior con 5C y 7P (Maciocia). Las situaciones de ansiedad crónica y miedo tendrán efectos diferentes sobre el Qi, dependiendo del estado del Corazón. Si el Corazón es fuerte, el miedo causará descenso del Qi. Sin embargo, si el Corazón es débil, hará que el Qi ascienda con síntomas como palpitaciones, insomnio, sequedad de boca, enrojecimiento malar, mareos y un pulso relativamente Derbordante y rápido en ambas posiciones distales. En esta situación, el pulso del Riñón es Débil y el pulso del Corazón Desbordante.

El miedo (según Maciocia) en respuesta a un estímulo externo real hace que el Qi descienda, pero un estado de ansiedad crónica hace que el Qi se eleve. Algunos psicólogos establecen una distinción entre miedo y ansiedad que aclara su efecto diferente sobre el Qi. Epstein cree que el miedo está relacionado con la conducta de afrontamiento, en particular, con el escape y la evitación. Sin embargo, cuando los intentos de afrontamiento fracasan, el miedo se transforma en ansiedad. El miedo es, por tanto, un motivo de evitación; la ansiedad es miedo no resuelto o un estado de activación no dirigida consecutiva a la percepción de la amenaza. Según Maciocia, con independencia de los patrones participantes, en la ansiedad crónica existe siempre una desconexión entre Corazón y Riñones. En fisiología, el Qi de Corazón y el Qi de Riñón se comunican entre sí, de forma que el Qi de Corazón desciende hacia los Riñones y el Qi de Riñón asciende hacia el Corazón. La ansiedad crónica hace que el Qi se eleve hacia el Corazón lo “inmoviliza”. El Qi de Corazón no puede descender a los Riñones y los Riñones no pueden arraigarlo.

La correlación entre el miedo y los Riñones que existe en la medicina china se refleja en el concepto occidental de nuestra reacción al estrés y el miedo. De hecho, cuando estamos sometidos a situaciones causantes de miedo, las glándulas suprarrenales (es decir, los “Riñones” de la medicina china) segregan una hormona esteroidea. Existe otra causa de miedo no relacionada con los Riñones. La deficiencia de Sangre de Hígado y la deficiencia de Vesícula Biliar pueden causar también temor. El capítulo 8 del Eje espiritual dice: “Si el Qi de Hígado es deficiente existe miedo”.

La contrapartida positiva del miedo dentro de las energías mentales de los Riñones es la flexibilidad, ceder en presencia de adversidad y resistir la dureza con tranquilidad. Puntos utilizados para el miedo:

  • 3R Taixi (tonifica Riñones especialmente el Yin, nutre el Yin y tonifica el Yang)
  • 4R Dazhong (refuerza la voluntad, ahuyenta el miedo)
  • 20 DM Baihui (calma el Shen)
  • 7C Shenmen (regula y fortalece el Corazón (sangre y Yin), calma el Shen)

1. f. Movimiento o perturbación violenta del ánimo o del cuerpo.

La conmoción o shock mental dispersa el Qi y afecta al Corazón y los Riñones. Causa una depleción súbita del Qi de Corazón, hace el Corazón más pequeño y puede provocar palpitaciones, disnea e insomnio. La conmoción se refleja con frecuencia en el pulso por la calidad “Móvil” (Dong); es decir, un pulso corto, deslizante, con forma de judía, rápido y que produce la impresión de vibración al pulsar.

En el capítulo 39 de las Preguntas sencillas se dice: “La conmoción afecta al Corazón, privándolo de residencia; la Mente no tiene refugio y no puede reposar, de forma que el Qi se convierte en caótico”. La conmoción “cierra” el Corazón o hace el Corazón más pequeño. Esto se puede observar en un color azulado en la frente y un pulso del Corazón Tenso y Fino.

La conmoción afecta también a los Riñones debido a que el cuerpo recurre a la Esencia de Riñón para suplir la depleción súbita de Qi. Por esa razón, la conmoción puede causar síntomas como sudoración nocturna, sequedad de boca, mareos y acufenos. Puntos utilizados en la conmoción:

  • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
  • 20 DM Baihui (calma el Shen)
  • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
  • 4 R Dazhong (refuerza la voluntad, ahuyenta el miedo. Fortalece los Riñones y enfría el Calor de Vacío)

“Amor” aquí no se refiere al afecto normal sentido por los seres humanos unos hacia otros, por ejemplo, el amor de los padres por sus hijos y viceversa o el afecto de una pareja de amntes. El amor aquí se refiere al amor obsesivo dirigido a una persona en particular. El amor también se convierte en una causa de enfermedad cuando está mal dirigido, por ejemplo, cuando una persona ama a alguien que le hace daño de manera continuada sea físico o mental. Los celos obsesivos también entran en la categoría amplia del “amor”.

Wu y Schwartz interrogaron a personas jóvenes de Estados Unidos, Italia y la República Popular China sobre sus experiencias emocionales. En todas las culturas, los hombres y las mujeres identificaron las mismas emociones y se mostraron totalmente de acuerdo excepto en una emoción, el amor. Los estadounidenses e italianos igualaron amor con felicidad; se asumió que tanto el amor apasionado como el compasivo eran experiencias intensamente positivas. Los estudiantes chinos, sin embargo, tenían una visión más oscura del amor. En China, el amor apasionado tendía a relacionarse con ideogramas como “encaprichamiento”, “amor no correspondido”, “nostalgia” y “pena-amor”. El “amor” en el sentido descrito afecta al Corazón y acelera el Qi. El pulso en posición de Corazón será Desbordante y rápido. Puede causar Fuego de Corazón con síntomas y signos como palpitaciones, punta roja de la lengua, cara roja, insomnio e inquietud mental.

Puntos utilizados en el amor obsesivo:

  • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
  • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
  • 19 DM Houding (calma el Shen)

(Del lat. anxĭa, f. de anxĭus, angustiado). 1. f. Congoja o fatiga que causa en el cuerpo inquietud o agitación violenta.

2. f. Angustia o aflicción del ánimo. “Ansia” se debe entender en el contexto de las tres filosofías principales de China: confucionismo, budismo y taoísmo. Las tres consideran el “ansia” y el “deseo” como raíz de todo el sufrimiento mental-emocional.

Los taoíastas creen que el deseo impide el seguimiento del Tao. Los budistas consideran el “deseo” como raíz del sufrimiento humano. De acuerdo con ellos, nuestra propia existencia comienza a partir del deseo y el ansia, cuando la mente en estado Bardo (el período posterior a la muerte y anterior a la rencarnación siguiente) es atraída por el calor del útero y se reencarna. Por último, los confucionistas creen que el verdadero “caballero” (una traducción errónea del término jun zi que en realidad se aplica tanto a los hombres como a las mujeres) no es agitado por las emociones debido a que éstas nublan su verdadera naturaleza. En el contexto de la medicina china “ansia” indica un estado de deseo constante que nunca se satisface. Puede incluir el ansia de objetos materiales o de reconocimiento social. Aunque enraizada en las filosofías antiguas de China, tiene interés señalar que el “ansia” como una causa de enfermedad es común en nuestras sociedades consumistas occidentales, donde el “ansia” no sólo existe, sino que es artificialmente estimulada por la publicidad.

El ansia afecta al Corazón y dispersa el Qi. También afecta al Pericardio por agitación del Fuego Ministerial. En caso de enfermedad, el Fuego Ministerial se refiere al Fuego Vacío excesivo y patológico procedente de los Riñones. Nace de los Riñones y afecta al Pericardio y, por tanto, a la Mente. Por esa razón, el término “Fuego Ministerial” se refiere al Fuego de los Riñones fisiológico o patológico y al Pericardio. Esto explica la asignación de la posición proximal derecha profunda del pulso al Yang de Riñón según algunos médicos, y al Pericardio según otros. Si la Mente está calmada, asentada y satisfecha, el Pericardio sigue su dirección y existe una vida feliz y equilibrada. Si la Mente es débil y está insatisfecha, el Pericardio sigue las demandas del ansia y la persona desea constantemente nuevos objetos o nuevo reconocimiento, que incluso cuando se obtienen no producen nunca satisfacción y dejan a la persona más frustrada. Por esas razones el confucionismo, el taoísmo y el budismo dan importancia reducir el ansia, el deseo excesivo para evitar el aumento del Fuego Ministerial que agita la Mente.

El ansia causará Fuego de Corazón o Calor de Vacío de Corazón dependiendo del estado subyacente de la persona. Si causa Fuego de Corazón se producirán palpitaciones, enrojecimiento facial, sed, insomnio, agitación y un comportamiento ligeramente “maniaco”. En ese caso el pulso del Corazón es Desbordante y Rápido. Si hay tendencia a la deficiencia de Yin, como es común en las personas que tienden a trabajar demasiado, eso conducirá a Calor Vacío de Corazón. En esta situación se encuentran palpitaciones, enrojecimiento de las mejillas, sequedad de garganta, insomnio e inquietud mental. El pulso del Corazón es Desbordante pero Vacío y Rápido.

Puntos utilizados en el ansia:

  • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
  • 19 DM Houding (calma el Shen)
  • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
  • 7 PC Daling (despeja el calor del Corazón, calma el Shen)

CONCLUSIONES Las emociones son causas de enfermedad que los médicos occidentales a menudo pasamos por alto tratando únicamente los síntomas de la enfermedad que refiere el paciente. Sin embargo, si pudiéramos detenernos en los sentimiento y en las emociones, si pudiéramos estudiar el entorno de cada persona individualmente nos daríamos cuenta que siempre hay algo más allá de la enfermedad, de los síntomas y de los signos que cada persona sufre.

Las emociones desencadenan una cascada de cambios fisiológicos que afectan a más de un órgano aunque cada emoción se refleje de manera más notable en determinado órgano. Como el engranaje de un reloj se suceden una cadena de cambios rompiendo el equilibrio de los Órganos Internos y la armonía del Qi y la Sangre, de modo que siempre se ve afectado el Corazón que alberga la Mente (el Shen) que en definitiva es la que siente las emociones. Todas las emociones afectan al Qi de modo que el Pulmón que gobierna el Qi se verá afectado. Aunque aquí he expuesto una serie de puntos para cada emoción, hay que estudiar a cada persona de manera individual, no vale una fórmula para todos porque cada uno tenemos una forma especial de ser, de sentir y de vivir los acontecimientos de la vida de manera diferente. Las experiencias de cada uno son distintas, la herencia de nuestros padres y nuestro entorno es diferente y la manera de ver las cosas y el mundo cambia de una persona a otra. Por todo esto (y más que aún me falta por aprender) cada persona debe ser estudiada y valorada de manera individual para conseguir aliviar su sufrimiento, su dolor y poder curar con más eficacia la enfermedad.

amparo contra actos administrativos efectos particulares

obligaciones de los actos ilicitos

actos de libre nombramiento y remoción

Las enfermedades del hígado son aquellas patologías o condiciones que se asientan o afectan directamente a dicho órgano, el cual es el segundo más grande del cuerpo después de la piel. El hígado se localiza debajo del diafragma y las costillas, del lado derecho del abdomen, extendiéndose hacia el izquierdo y se divide en dos lóbulos, el izquierdo y el derecho. Cada uno de esos lóbulos está constituido por unidades más pequeñas llamados lobulillos, los cuales tienen una vena que se encuentra rodeada por hepatocitos y en ellos, se dan varios procesos como: Purificación de la sangre, eliminación y desecho de toxinas y almacenamiento de de nutrientes, que serán usados cuando el cuerpo lo necesite.

La importancia de muchas de las enfermedades del hígado es su evolución crónica, lo que determina que haya afección permanente del órgano y por lo tanto, alteraciones en sus funciones; mientras que los procesos agudos que involucran al hígado ocasionan alteraciones pero transitorias. El personal de salud se puede valer de un gran número de pruebas para establecer el diagnostico de las distintas patologías que afectan al hígado, desde estudios de laboratorio hasta biopsias para estudiar el tejido afectado y determinar específicamente la enfermedad que padece la persona.

En vista de la diversidad de las enfermedades, el tratamiento para ellas no es estándar. Primero se debe identificar el tipo de patología hepática que presenta la persona para luego escoger el tratamiento ideal según cada caso. Por fortuna, existen diversas alternativas que brindan no sólo una mejor calidad de vida, sino que representan la cura de la enfermedad.

  • Esteatosis alcohólica.
  • Esteatohepatitis alcohólica.

6.- Hígado graso no alcohólico. 7.- Nódulos y tumores benignos.

A continuación serán descritas cada una de esas patologías que afectan al hígado.

  • Este es el estadio más grave que se asocia a las enfermedades del hígado, cualquiera que sea su causa.
  • Se define como la pérdida de la función hepática de un 80-90%, lo que representa una condición irreversible en la que el trasplante es la mejor alternativa terapéutica.

Las causas que se asocian a insuficiencia hepática se pueden dividir en función del tiempo en el cual evoluciona la enfermedad: Se presenta como consecuencia de una necrosis hepática masiva que puede ser ocasionada por:

  • Intoxicación hepática por fármacos: Los fármacos que en dosis tóxicas pueden causar insuficiencia hepática son: Inhibidores de la monoaminooxidasa, Acetaminofén, rifampicina, isoniazida, entre otros.
  • Infecciones virales fulminantes: Como las que se observan en algunos casos de hepatitis B y C.

Independientemente de la causa de la insuficiencia hepática, las manifestaciones clínicas son similares e incluyen:

  • Ictericia: Es el tinte amarillento que adquieren la piel y las mucosas producto de un incremento de la bilirrubina y dicha sustancia incrementa porque no puede ser metabolizada por el hígado.
  • Ascitis: Se refiere al incremento del perímetro abdominal producto de la acumulación de líquido.
  • Hipertensión portal: Cuyas manifestaciones incluyen esplenomegalia (aumento del tamaño del bazo) y derivaciones portales (cabeza de medusa, enfermedad hemorroidal, várices esofágicas).

Para saber sobre las causas y el tratamiento de la hipertensión portal, pincha aquí.

  • Hiperestrogenismo: Algunos hallazgos que orientan son: Hipogonadismo, ginecomastia, angiomas en araña y eritema palmar.
  • Encefalopatía hepática: Condición grave que puede presentarse en casos de insuficiencia hepática, la cual ocurre como consecuencia de la incapacidad del hígado para metabolizar sustancias tóxicas, las cuales llegan al sistema nervioso central y producen alteraciones.
  • Síndrome hepatorrenal o hepatopulmonar: Ambos son condiciones más graves que la mayoría de las veces son mortales.

Esta constituye una de las enfermedades del hígado más frecuentes, representando el estadio final de diversas afecciones hepáticas crónicas.

  • Enfermedades de depósito: Como es el caso de la hemocromatosis.
  • Hepatitis viral.
  • Esteatohepatitis no alcohólica.
  • Consumo crónico de alcohol.
  • Son muy similares a las que se presentan en casos de insuficiencia hepática.
  • Esto se explica porque el hígado sufre modificaciones que impiden el cumplimiento normal de sus funciones.
  • Algunos cambios observados en la morfología microscópica del hígado con cirrosis son:
  • Fibrosis en puente.
  • Nodularidades parenquimatosas que se disponen entre dichos puentes.
  • Lesión parenquimatosa difusa de todo el hígado.

Dichos cambios son los que condicionan que la cirrosis hepática sea de carácter irreversible.

La colestasis es la disminución o interrupción el flujo de la bilis, la cual puede ser producto de una obstrucción extrahepática o por la alteración de su producción en los hepatocitos. Estas son las causas extrahepáticas e incluyen:

  • Atresia de los conductos biliares.
  • Colelitiasis: Se refiere a la presencia de cálculos en la vesícula biliar, los cuales pueden obstruir el flujo de la bilis, esta patología también recibe el nombre de litiasis vesicular.

Si quieres saber más sobre ella, te recomiendo leer: 6 aspectos de la litiasis vesicular que necesitas conocer.

  • Alteraciones congénitas.
  • Colangitis: Es la inflamación de la vesícula biliar cualquiera que sea su causa.
  • Neoplasias abdominales con compromiso de los conductos biliares: Como ocurre en casos de tumores de cabeza de páncreas.
  • Neoplasias hepáticas y de conductos biliares.

Estas son las que involucran a los hepatocitos y entre ellas se encuentran:

  • Defectos congénitos en la secreción de bilis.
  • Fármacos.
  • Hepatitis virales.

Las manifestaciones clínicas ocasionadas por estas enfermedades del hígado son muy similares entre sí, independientemente de la causa e incluyen:

  • Malabsorción de grasas: Esto se debe a que la bilis es necesaria para el procesamiento adecuado de las grasas.
  • Ictericia: Producto de la hiperbilirrubinemia, que puede ser indirecta si la causa es intrahepática o directa cuando la causa es extrahepática.
  • Acolia: Son heces blancas que también se presentan como consecuencia de la hiperbilirrubinemia.
  • Dolor abdominal: El cual se localiza en el hepicondrio derecho, que es el lugar del abdomen en donde se localiza el hígado.
  • Coluria: Es el color oscuro de la orina, que parece del color del refresco de cola o del té.
  • Prurito: Se refiere al picor de la piel, que en estos casos es consecuencia de la ictericia por el acúmulo de bilirrubina en la piel.
  • Degeneración plumosa de los hepatocitos.
  • Dilatación de los conductos biliares con pigmentos biliares.
  • Necrosis: Esta suele evidenciarse por hipereosinofilia y pérdida del núcleo de los hepatocitos.
  • Edema del espacio portal.
  • Duplicación de conductos y conductillos en el espacio portal.
  • Infiltrado neutrofílico predominante en el espacio portal.
  • Formación de células hepáticas gigantes.

A pesar de que estas enfermedades del hígado pueden ser ocasionadas por un gran número de virus, los más frecuentemente asociados son los virus de la hepatitis (A, B, C, D y E), además de que son los más importantes debido a la posible cronicidad que pueden presentarse en casos de hepatitis B y C.

  • El virus de la hepatitis A ocasiona un cuadro de hepatitis autolimitado, presentándose endémicamente en zonas donde hay condiciones higiénicas deplorables.
  • Tiene un período de incubación que va de 15 a 50 días.
  • Por fortuna, es el tipo de hepatitis viral más frecuente, ya que no suele revestir ningún tipo de gravedad y en casos excepcionales se asocia a hepatitis fulminante.
  • El período de contagio se extiende a 2 semanas antes y 1 semanas después del inicio de los síntomas.
  • La resolución de los síntomas y del proceso va de 3 a 12 semanas, lo que coincide con la elevación de anticuerpos IgG.
  • Fecal oral.
  • Por lo que suele adquirirse al consumir alimentos o agua contaminada con heces que contienen el virus.
  • Fiebre.
  • Malestar general.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Anorexia.
  • Diarrea.
  • Tríada clásica sintomática: Esta puede llegar a presentarse y consiste en: Orinas colúricas, ictericia y dolor en hipocondrio derecho.
  • A pesar de la sospecha clínica, el diagnóstico debe confirmarse mediante una serología.
  • Se debe solicitar la determinación de IgM anti VHA, que es positiva si la infección esta presentándose actualmente.
  • Tanto las enzimas hepáticas como la bilirrubina se encuentran elevadas y ambos son parámetros usados para el seguimiento del paciente afectado.
  • Ésta constituye una de las enfermedades del hígado con las que se debe tener mayor cuidado debido a la posibilidad de cronicidad y a su relación con el desarrollo de carcinoma hepatocelular.
  • La infección por el virus de la hepatitis B se asocia con una gran incidencia.
  • El período de incubación va de 45 a 165 días.
  • Tener contacto con objetos inanimados infectados.
  • Contacto sexual.
  • Contacto con sangre contaminada: Esto puede ocurrir mediante vía percutánea (infección de heridas en la piel, uso de agujas infectadas), transfusiones sanguíneos o por vía perinatal.

Estas enfermedades del hígado pueden manifestarse de distintas formas que incluyen:

  • Infección activa: Esta puede ser sintomática o asintomática; teniendo resolución de los síntomas. La mayoría de los pacientes (90%) pasan por esta forma clínica. Estos síntomas son inespecíficos e incluyen: Letargia, anorexia, náuseas y malestar general.
  • Infección activa con progresión a hepatitis fulminante: La hepatitis fulminante es una condición muy temida, ya que las tasas de mortalidad que se asocian a ella son muy elevadas y se refiere a un proceso en donde se produce insuficiencia hepática aguda debido a la necrosis que genera el virus.
  • Hepatitis crónica con resolución.
  • Hepatitis crónica con progresión a cirrosis.
  • Portador asintomático.

Establecer el diagnóstico de infección por el virus de hepatitis B resulta un poco más complejo en vista de los distintos anticuerpos que pueden ser determinados:

  • HBsAg: Este es el antígeno de superficie, el cual se encuentra positivo cuando hay infecciones agudas o crónicas.
  • Anti-HBs: Se refiere al anticuerpo contra el antígeno de superficie, que es positivo en aquellas personas con infecciones pasadas.
  • HbeAg: Este es el antígeno de replicación, el cual se encuentra positivo en personas que están actualmente infectadas y que tiene alto riesgo de transmitir el virus.
  • Anti-HBe: Este es el anticuerpo contra el antígeno de replicación; lo poseen aquellos portadores del virus que tienen un menor riesgo de transmisión.
  • Anti-HBc: Utilizado para determinar infecciones agudas, estableciéndose el diagnóstico de hepatitis B cuando el IgM Anti-HBc es positivo.
  • Esta es otra de las enfermedades del hígado más importantes debido a su alta prevalencia de evolución crónica (70-80% de los casos).
  • Al menos el 20% de los paciente con hepatitis C desarrollarán cirrosis hepática en los 5-20 años posteriores.
  • En estos casos, las formas autolimitadas son poco frecuentes, sólo representando el 15-20% de los casos.
  • No son comunes los casos de hepatitis fulminantes.

Son las mismas que las del virus de la hepatitis B.

  • En la fase activa, se establece por la presencia del ARN correspondiente al virus de la hepatitis C.
  • Para establecer el diagnóstico de hepatitis C crónica, los valores del ARN deben estar elevados incuso después de los 6 meses de la infección aguda.

El virus de la hepatitis D también puede producir hepatitis, siempre y cuando se asocie con el virus de la hepatitis B. Pudiéndose presentar los siguientes casos:

  • Ocurre la infección simultánea por ambos virus, es decir, el VHB y el VHD.
  • Esto genera un cuadro de hepatitis aguda autolimitada, de forma similar al que se presenta cuando ocurre la infección por el virus de la hepatitis B sola.

En los casos de superinfección, se pueden presentar dos situaciones:

  • Un paciente que sea portador de VHB y sufra una superinfección por el VHD, presentará un cuadro agudo grave con una posible progresión hacia hepatitis crónica.
  • En el paciente con hepatitis B crónica, la superinfección por el VHD producirá exacerbaciones graves, manteniendo la cronicidad.

La hepatitis agua producida por el virus de la hepatitis E es muy parecida a la ocasionada por el VHA y no progresa hacia una hepatitis crónica.

  • Contacto con heces contaminadas.
  • Una particularidad del virus de la hepatitis E es que posee mayor cantidad de reservorios, que incluyen: Puercos, perro, gatos y changos.
  • Este tipo de hepatitis también es autolimitado, con una tasa de mortalidad muy baja.
  • En el caso de las embarazadas es todo lo contrario, ya que se presentan tasas de mortalidad que alcanzan el 20%.
  • Se basa en la determinación de anticuerpos IgM contra el virus de la hepatitis E.
  • A medida que pasan los meses, dichos anticuerpos desaparecen y aparecen los IgG contra el VHE.

Si quieres conocer con más detalle cada uno de los tipos de hepatitis, pincha aquí.

actos de bondad en la familia

  • Disminuye el consumo de alcohol.
  • Vacúnate contra la hepatitis B, el neumococo o la influenza.
  • Consume alimentos bajos en sal.
  • Evita el intercambio de jeringas.
  • Utiliza el preservativo.
  • Aumenta la ingesta de verdura, frutas y cereales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cirrosis hepática: síntomas y pronóstico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo. Tema 45.‐ Fisiopatología del hígado\ny vías biliares\n \n

Tema 45.‐ Fisiopatología del hígado y vías biliares\n \n 1.‐ Ictericia\n La ictericia es un signo que\n \n

consiste en la coloración amarillenta\nde piel y mucosas debido a la impregnación con \nbilirrubina, la cual incrementa su concentración\nen sangre por encima de 2mg\/100 ml. \n \n La coloración amarillenta se detecta\nfácialmente en la esclerótica \n\n \n

1.1.‐ Causas y mecanismos de ictericia(I)\n \n 1.1.‐ Causas y mecanismos de ictericia(II)\n \n

Glucurónido \nde bilirrubina\n \n 1.1.‐ Causas y mecanismos de ictericia (II)\n \n

Glucurónido \nde bilirrubina\n \n 1.1.‐ Causas y mecanismos de ictericia (II)\na) Producción incrementada de bilirrubina en la anemia hemolítica: cuando la \n \n

hemólisis es excesiva, el hígado no puede hacer frente a la degradación de la \nhemoglobina que se forma.\n \n b) Alteración de la captación de bilirrubina por los hepatocitos, debido al déficit\nde la proteina transportadora de la membrana de los hepatocitos.  Ocurre en \nel síndrome de Gilbert y en la cirrosis hepática.\n \n

c) Deficiencia en la conjugación de bilirrubina que occurre en la ictericia del \nrecién nacido, en el síndrome de Crigler‐Najjar y en la cirrosis hepática.  E \ndebe a deficiencia en glucuronil transferasa, la cual es responsible de la \nconjugación de la bilirrubina.\n \n d) Deficiencia en la eliminación de bilirrubina conjugada por los hepatocitos. El \nglucurónido de bilirrubina no se puede conjugar y pasa a través del polo \nvascular a la sangre. Ocurre en el síndrome de Dubin‐Johnson, en el \nsíndrome de Rotor y en la cirrosis hepática. \n \n

e) Detención del flujo biliar en los conductos biliares: cuando existe obstrución\nde los conductors biliares, pasando la bilirrubina conjugada a la sangre. \n\n \n 1.2.‐ Tipos clínicos de ictericia\na) Pre‐hepática o ictericia hemolítica: debida a una excesiva hemólisis. La \n \n

bilirrubina no conjugada (indirecta) se incrementa en suero y el \nurobilinógeno aumenta en orina. Las heces son pleiocrómicas –muy\ncoloreadas‐.\n \n b) Ictericia hepática: tiene lugar en la cirrosis hepática y en otras\nhepatopatías. Los hepatocitos son incapaces de captar, conjugar y \neliminar la bilirrubina. Tanto la bilirrubina conjugada (directa) como la \nno conjugada (indirecta) aumentan en suero, y la orina es colúrica\ndebido a la bilirrubina conjugada. Las heces pueden ser normales o \nhipocólicas –pálidas debido a escasez de pigmentos biliares–.\n \n

c) Post‐hepática o ictericia obstructiva: debido a la detención del flujo\nbiliar. La bilirubina conjugada (directa) aumenta en suero, la orina es\ncolúrica pero las heces son pálidas –hipocólicas o acólicas‐, y el \nurobilinógeno urinario disminuye.  \n\n \n La colestasis es la detención partial o total del \nflujo biliar dentro de los ductos biliares, e implica\nel paso de componentes de la bilis a la sangre. \n \n

2.1.‐ Causas y mecanismos: \na) Colestasis extrahepática\nb) Colestasis intrahepática \n\n \n a) Colestasis extrahepática:\n \n

Debida a la \nobstrucción de los \nconductos hepáticos o \ndel colédoco debido a \ncálculos biliares, \ntumores (cáncer de \npáncreas) o cicatrices. \n\n \n b) Colestasis intrahepática:\nDebida a la obstrucción de los conductillos\n \n

biliares intrahepáticos a causa de tumores\n(hepatomas), granulomas, autoanticuerpos, \nhepatitis vírica, fármacos o alcohol. \n \n Los autoanticuerpos pueden producir la \ncolangitis esclerosante.  \n\n \n

COLANGITIS ESCLEROSANTE \n\n \n 2.2.- FISIOPATOLOGÍA Y MANIFESTACIONES \nDE LA COLESTASIS CRÓNICA\n \n

ICTERICIA \n • HIPERLIPIDEMIA\n • FATIGA \n • PRURITO \n • HEPATOMEGALIA\n • ESPLENOMEGALIA\n • ESTEATORREA\n • DEFICIENCIA DE VITAMINAS\n • OSTEOPOROSIS\n • CANCER\n \n • ASINTOMÁTICA (25 % en la \ncirrosis biliar primaria)\n \n

Complicaciones: CIRROSIS \ne HIPERTENSIÓN PORTAL, \nque puede ir asociada con:\n \n - Ascitis\n- Varices\n- Encefalopatía hepática \n\n \n

3.‐ Cirrosis hepática\nLa cirrosis hepática es la inflamación crónica del hígado\n \n caracterizada por la pérdida de la estructura normal de la arquitectura\nhepática, junto con:\n \n

b) Insuficiencia hepática \n\n \n Cirrosis hepática\nTinción de reticulina detectando fibrosis \n\n \n

Hígado normal Hígado cirrótico\n \n El hígado graso (FLD, por sus siglas en inglés) es una condición en la que el tejido normal del hígado es reemplazado por más de un 5-6 por ciento de grasa. En el FLD la acumulación de grasa puede causar inflamación, muerte celular, y cicatrices (una condición denominada esteatohepatitis). Si se la deja sin tratar, la esteatohepatitis puede llevar a la fibrosis hepática que causa una disminución del flujo sanguíneo a través del hígado y una acumulación de tejido cicatricial. Sin tratamiento, la fibrosis de hígado puede llevar a cirrosis, fallo hepático, y cáncer de hígado.

actos de comercio en venezuela introduccion


actos juridicos documentados malaga

Además, en la última década del siglo xx se detectó en algunos pacientes tratados con los antihistamínicos astemizol y terfenadina la aparición de arritmias cardíacas graves. Estas podían ocurrir en situaciones de sobredosis o de administración simultánea de otros fármacos con metabolismo hepático común, por acúmulo del antihistamínico no metabolizado en las células del miocardio (músculo cardíaco). Este problema motivó la retirada del mercado de los citados principios activos, y no se ha acusado posteriormente con otros antihistamínicos, bien porque no se eliminan a través del hígado, bien porque no se acumulan o porque su acúmulo en el organismo no afecta a las células del corazón. Sin embargo, es importante que las personas con cardiopatías o en tratamiento con fármacos que impliquen al trazado electrocardiográfico (especialmente el llamado intervalo QT del electrocardiograma), consulten con su médico antes de tomar cualquier antihistamínico. Los datos epi­demiológicos no sugieren un aumento de riesgo fetal o de malformaciones asociado al uso de los antihistamínicos clásicos. (Créditos, F. 162)

¿Con qué medicamentos pueden tener interacciones los antihistamínicos? La mayoría de los antihistamínicos necesitan metabolizarse en el hígado y convertirse en derivados, o metabolitos, activos o inactivos. Por ello, pueden tener interacciones con muchos otros fármacos que necesitan las mismas vías metabólicas, como por ejemplo:

  • Antibióticos macrólidos: eritromicina, claritromicina, azitromicina.
  • Antifúngicos (fármacos usados en las infecciones por hongos).
  • Antihistamínicos H2: cimetidina, ranitidina.
  • Antidepresivos: fluoxetina, paroxetina y otros.
  • Antirretrovirales (fármacos empleados en el sida).

Además, muchos antihistamínicos presentan interacciones con ciertas sustancias presentes en los zumos de frutas, y todos ellos potencian en mayor o menor grado el efecto del alcohol, los tranquilizantes y los hipnóticos (o fármacos contra el insomnio).

Y por último, todos aquellos fármacos que alargan el intervalo QT del electrocardiograma deberían utilizarse con precaución al tomar antihistamínicos. Éstos incluyen, además de los ya comentados:

  • Antiarrítmicos.
  • Antiparasitarios y antipalúdicos.
  • Antieméticos (inhibidores del vómito).
  • Neurolépticos y psicotrópicos.
  • Antidepresivos.
  • Antibióticos del grupo quinolona (moxifloxacino y similares).

¿Pueden tomarse antihistamínicos durante el embarazo? En general, es aconsejable evitar cualquier tipo de medicación durante la gestación que no sea absolutamente imprescindible; el primer trimestre resulta especialmente importante, sobre todo hasta la octava semana del embarazo. Sin embargo, antihistamínicos de 1.ª generación con efecto antiemético (como el dimenhidrinato o la meclozina) se han utilizado tradicionalmente desde hace medio siglo para contrarrestar las náuseas y los vómitos de ese estado, y muchos otros antihistamínicos clásicos se encuentran en productos anticatarrales de venta sin receta. Los datos epidemiológicos no sugieren un aumento de riesgo fetal o de malformaciones asociado al uso de estos antihistamínicos clásicos.

Son conocidas unas categorías de riesgo para el uso de medicamentos durante la gestación, de acuerdo con la documentación actual y la relación riesgo-beneficio. Los antihistamínicos de 2.ª generación se encuentran en su mayor parte dentro de la categoría B, es decir, probablemente seguros, aunque sin estudios en mujeres (ya que está terminantemente prohibida la comercialización de medicamentos causantes de malformaciones en estudios animales así como los estudios de fármacos en mujeres embarazadas). En resumen, los datos existentes sugieren que no hay un aumento significativo del riesgo fetal tampoco con los antihistamínicos de 2.ª generación más usados. Muchos antihistamínicos, especialmente de 2.ª generación, carecen de estudios de excreción en la leche materna; con todo, los hechos con varios antihistamínicos clásicos, así como con loratadina, desloratadina y fexofenadina, sugieren que el lactante recibiría como máximo el 1% de la dosis administrada a la madre. Por ello, se piensa que las mujeres que dan de mamar pueden aliviar sus síntomas de alergia con antihistamínicos, sin aumentar el riesgo de efectos adversos sobre los lactantes.

  • Los antihistamínicos son los fármacos más empleados en el tratamiento de las enfermedades alérgicas. Actúan neutralizando los efectos de la histamina, y se emplean en el tratamiento sintomático de enfermedades alérgicas como las rinitis y urticarias agudas o crónicas; en el control del picor de diversas causas; en el mareo del movimiento (cinetosis); en el tratamiento menor del insomnio, la anafilaxia y otras reacciones alérgicas agudas.
  • Los antihistamínicos clásicos o de primera generación causan sedación y diversos efectos anticolinérgicos, en general indeseables (sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento y/o retención de orina); suelen forman parte de compuestos anticatarrales de venta con y sin receta, y la mayoría deben tomarse varias veces al día.
  • Los antihistamínicos no sedantes o de segunda generación son más seguros desde el punto de vista del rendimiento laboral y escolar y la conducción de vehículos, presentan menos interacciones medicamentosas que los fármacos clásicos y en su mayoría se usan en dosis única diaria.
  • La dexclorfeniramina es prácticamente el único antihistamínico disponible por vía parenteral (intramuscular o intravenosa); los demás pueden emplearse por vía oral, en comprimidos, jarabes y gotas, o tópica, en cremas, colirios y nebulizadores nasales. Al ser un tratamiento sintomático, pueden tomarse a demanda o de forma continua durante largos períodos, según la indicación.
  • Los antihistamínicos de primera y segunda generación más empleados se consideran, en general, seguros en el embarazo y la lactancia.

Antihistaminico.com. http://www.antihistaminico.com. (Fecha de consulta: 16 de septiembre de 2011.)

«Antihistamínicos H1: revisión». http://revista.seaic.es/octubre99/ 300-312.pdf. (Fecha de consulta: 16 de septiembre de 2011.) Jáuregui Presa, I., et al. «Antihistamínicos y descongestivos». En A. Peláez e I. Dávila, eds. Tratado de alergología. Madrid: Ergon, 2007.

Jáuregui Presa, I. «Antihistamínicos (orales, tópicos nasales y oculares)». En Mullol, J., ed. Rinomecum. Barcelona: Ediciones Permanyer, 2011. SALUD Y ESPIRITUALIDAD Información que permite entender que la enfermedad es auto-generada de manera inconsciente por las falsas creencias y limitaciones mentales que tienes implantadas. Su propósito es forzarte a localizarlas, a que tomes consciencia de su existencia y las trasciendas, lo que produce tu perfeccionamiento espiritual y la evolución de tu consciencia.

¿Que es la Enfermedad?
Entrevista al Dr. Jorge Iván Carvajal Posada. Médico Cirujano de la U. de A. Pionero de la Medicina Bioenergética ¿Qué es la enfermedad?
Es un maestro, una oportunidad para organizar una armonía superior en nuestra propia vida, a nivel físico, emocional, mental y espiritual.
¿Qué enferma primero, el cuerpo o el alma?
El alma no puede enfermar, porque es lo que hay perfecto en ti, el alma evoluciona, aprende
En realidad, buena parte de las enfermedades son todo lo contrario: son la resistencia del cuerpo emocional y mental al alma.
Cuando nuestra personalidad se resiste al designio del alma es cuando enfermamos.
La Salud y Las Emociones
¿Hay emociones perjudiciales para la salud? ¿Cuáles son las que más nos perjudican?
Un 70 por ciento de las enfermedades del ser humano vienen del campo de conciencia emocional.
Las enfermedades muchas veces proceden de emociones no procesadas, no expresadas, reprimidas.
El temor, que es la ausencia de amor, es la gran enfermedad, el común denominador de buena parte de las enfermedades que hoy tenemos.
Cuando el temor se queda congelado afecta al riñón, a las glándulas suprarrenales, a los huesos, a la energía vital, y puede convertirse en pánico.

LA CAUSA DE LA ENFERMEDAD Por fortuna, nadie puede engañarse todo el tiempo, por lo que tarde o temprano acude al pensamiento la idea contraria: «No soy superior, luego debo ser inferior». Ello crea en la persona un estancamiento mental que también constituye una deformación de la estructura del
cuerpo mental. Se produce una división de la fuerza vital en dos corrientes directamente opuestas y la persona cae en una división dualista. Otro ejemplo de este conflicto es: «No puedo hacerlo» y, sin embargo, «lo puedo hacer». Por tanto, tenemos un estancamiento mental en el cuerpo mental. Este estancamiento se expresa en forma de energía y vibraciones y, si el individuo no lo soluciona, puede llegar a convertirse en un tipo de pensamiento disociado y caer en la inconsciencia. Esto afectará al cuerpo emocional (por medio de la vibración inducida descrita más arriba) y causará miedo, debido a que la persona es incapaz de resolver el problema. Dicho miedo se deriva de la irrealidad, por lo que es inaceptable para la persona; en consecuencia, queda bloqueado y puede convertirse igualmente, trans-currido algún tiempo, en inconsciente. Como ya no existe un flujo libre de los sentimientos en el cuerpo emocional, donde aparecerán nuevas manchas oscuras de energía estancada o muy débil, esta interrupción se precipitará al cuerpo etéreo en forma de líneas de fuerza luminosa enmarañadas o desgarradas. Teniendo en cuenta que sobre este conjunto de líneas de fuerza o estructura en rejilla crecen las células del cuerpo físico, a éste se transmitirán los problemas del cuerpo etéreo que lo harán enfermar.
En nuestro ejemplo (figura 15-4), el miedo podría alterar el etéreo en el plexo solar, dando lugar a una so-brecarga del yin en esa área si la persona es incapaz de resolver este dilema concreto. Si se deja que persista, la alteración provocará trastornos en el metabolismo de las energías químicas del cuerpo físico, lo que hará que los sistemas físicos se desequilibren y, en su momento, enfermen. En nuestro ejemplo, la sobrecarga del yin en el plexo solar podría provocar un aumento de la acidez estomacal susceptible de degenerar en úlceras.
Así, las energías desequilibradas de los cuerpos superiores del sistema afectado se van transmitiendo progresivamente en descenso hacia los cuerpos inferiores, hasta provocar la enfermedad en el cuerpo físico. La sensibilidad del sistema enfermo a las sensaciones corporales se ha reducido, y ello puede conducir a una falta de sensibilidad con respecto a las necesidades corporales, lo que se manifiesta, por ejemplo, en la adopción de una dieta inadecuada que puede crear un bucle negativo de realimentación de energías aún más desequilibradas. Cada cuerpo alterado o desequilibrado tiene un efecto perjudicial sobre su vecino superior inmediato. Esta enfermedad tiende a crear una mayor patología.
Las observaciones que he realizado a través de la elevada percepción sensorial demuestran que en las
capas del campo con números pares la enfermedad adopta la forma de los bloques descritos
anteriormente en este libro: infracargados, sobrecargados o con energía oscura obstruida. En las capas estructuradas del campo, la enfermedad adopta la forma de desfiguración, alteración o enmarañamiento.
Puede que aparezcan orificios en la estructura en rejilla o en cualquiera de las capas de números impares del aura.

Los fármacos afectan enormemente al aura. He visto formas de energía oscura en el hígado producidas por las medicinas ingeridas para curar enfermedades anteriores. Durante varios años después de haberse curado supuestamente, la hepatitis deja un color amarillo anaranjado en el hígado.
He visto la pintura radioopaca que se inyecta en la espina dorsal para diagnosticar una lesión diez años después de haberse aplicado, aunque se supone que desaparece del cuerpo en uno o dos meses. La quimioterapia obstruye todo el campo aural, especialmente el hígado, con una energía de aspecto mucoso pardo verdoso. La radioterapia achicharra las capas estructuradas de dicho campo como si fuera una media de nailon quemada. La cirugía deja cicatrices en la primera capa del campo y, en ocasiones, en todas sus fases hasta la séptima capa. Se pueden curar estas cicatrices, deformaciones y obstrucciones con el apoyo a la autocuración del cuerpo físico; si se dejan deformadas, dicho cuerpo tendrá muchas más dificultades para curarse a sí mismo. Después de extirparse un órgano todavía es posible reconstruir el ór-gano etéreo, que servirá para mantener la armonía en los cuerpos aurales situados por encima del cuerpo físico. Imagino que algún día, con un conocimiento más amplio del campo aural y de la bioquímica, podremos hacer que los órganos extirpados vuelvan a crecer.
Como los chakras son los puntos de máxima ingesta energética, constituyen puntos focales de equilibrio muy importantes dentro del sistema energético. Si un chakra está desequilibrado, el resultado será una enfermedad. Cuanto mayor sea su desequilibrio, más grave será la dolencia. Como se ha mostrado en el capítulo 8, figura 8-2, los chakras parecen torbellinos de energía formados por cierto número de conos
espirales de energía más pequeños. Los chakras adultos están recubiertos por una pantalla protectora. En
un sistema sano, dichos conos espirales giran rítmicamente en sincronía con los demás, sorbiendo
energía del CEU hacia el interior para que la utilice el cuerpo. Cada cono está «sintonizado» a una frecuencia específica que precisa el cuerpo para funcionar saludablemente. Sin embargo, en un sistema enfermo estos torbellinos no trabajan sincronizados. Los conos energéticos espirales que los forman pueden ser rápidos o lentos, espasmódicos o ladeados; en ocasiones es posible observar fracturas en la pauta energética. Un cono espiral puede estar parcial o totalmente desplomado o invertido. Estas alteraciones se relacionan con alguna disfunción o patología del cuerpo físico en esa área. Por ejemplo, Schafica Karagula indicaba en Breakthrough lo creativity, refiriéndose a un caso de alteración cerebral, que uno de los torbellinos más pequeños del chakra de corona se derrumbaba, en vez de mantenerse enhiesto, en una forma que la autora consideró normal. También la matriz situada dentro del cerebro del individuo mostraba «huecos» que la energía había saltado. Estos «huecos de chispa» correspondían a la parte del cerebro extirpada quirúrgicamente. En «el caso del corazón roto», John Pierrakos informa haber observado alteraciones en los chakras cardiacos de pacientes afectados de angina de pecho o alguna otra enfermedad cardiovascular. En vez de ser torbellinos brillantes, girando a gran velocidad, los chakras parecían estar obstruidos con una sustancia oscura e inactiva.
Los chakras desfigurados por energías psicológicas no asimiladas correctamente tienen una gran repercución
en la salud físico-mental del Ser humano.

En la figura 15-5 aparecen algunos ejemplos específicos de mis observaciones sobre chakras desfigurados. El primero (figura 15-5A) muestra la configuración de cada una de las hernias de hiato que he estudiado. El chakra del plexo solar tiene ocho torbellinos más pequeños. El pequeño torbellino situado
en el costado izquierdo del cuerpo, en el cuadrante superior izquierdo, parece un muelle que ha saltado.
Esta desfiguración aparece en todo el recorrido hasta la séptima capa del campo. La figura 15-5B muestra cómo se ha estirado la punta de uno de los torbellinos más pequeños. He sido testigo de este proceso en muchos chakras. Aparece en el primero cuando se ha producido alguna lesión en el coxis. Si se ha sufrido algún trauma psicológico grave, donde aparece es en el chakra del plexo solar. Muchas veces se detecta como trauma postoperatorio en un chakra del área donde se ha realizado la intervención quirúrgica. La
igura 15-5C representa un chakra obturado. Toda persona que ha sido sometida a una operación cardiaca muestra energía oscurecida en el chakra del corazón. Las tres personas enfermas de SIDA que he observado tenían obturados el primero y el segundo chakras y en ocasiones el campo completo, dependiendo del progreso de la enfermedad. Los pacientes enfermos de cáncer que he observado mostraban un chakra desgarrado, como el que se ve en la figura 15-5D. Una vez más, las configuraciones aquí relacionadas alcanzan hasta la séptima capa. Puede que un chakra aparezca desgarrado y, sin embargo, que el cáncer no aparezca en el cuerpo hasta dos o más años después. La coraza protectora está totalmente desgarrada de este chakra. En enfermos graves de cáncer he visto rasgada la séptima capa desde los pies hasta los chakras uno, dos y tres y en el interior del chakra cardiaco. La rasgadura de la séptima capa provoca una enorme pérdida de energía en el campo. Además, el paciente queda sujeto a todo tipo de influencias externas que lo afectan no sólo en el aspecto psicológico, sino también en el físico. El campo es incapaz de repeler las energías no saludables que llegan para que el cuerpo las asimile. La figura 15-5E muestra un ejemplo en el que el chakra completo aparece desviado lateralmente.
Lo he visto con frecuencia en el primer chakra, en los casos en que se ha conectado la energía al suelo, principalmente por una pierna, mientras que la otra es débil. Esto se suele asociar también con un coxis que ha quedado bloqueado por un lado.
Estoy empezando a pensar que cada torbellino de un chakra aporta energía a un órgano específico. He observado que cada vez que se produce una alteración en el páncreas ocurre otra en determinado torbellino situado en el lado izquierdo del chakra del plexo solar, justamente debajo del asociado con la hernia de hiato, mientras que si la molestia es en el hígado el afectado es un torbellino distinto, del mismo chakra, que se encuentra cerca de dicho órgano.
La figura 15-5F muestra una desfiguración producida a causa de un agotador maratón terapéutico realizado por una mujer. Después de pasar una semana realizando una terapia de grupo con su hijo drogadicto, esta mujer volvió a casa con un torbellino del chakra del plexo solar abierto en cuña. Estaba pálido, casi sin movimiento giratorio y carecía de pantalla protectora. Desde el momento en que conocí el problema, una semana después de la experiencia, logré reparar el aura antes de que se produjera algún daño adicional más difícil de solucionar. De no haberlo hecho así, es probable que la mujer hubiera llegado a padecer trastornos en el hígado, el órgano relacionado con el torbellino debilitado, o tal vez se lo hubiera curado por sí misma de algún modo.
Figura 15-5: Chakras que han sido desfigurados

Ejercicios para que el lector explore su pared interna

Para explorar sus paredes, el lector puede recurrir al siguiente ejercicio. Traiga a su memoria alguna
situación particularmente desagradable, sea alguna con la que esté debatiéndose en la actualidad o alguna del pasado que quedó sin resolver. Empiece por experimentar cómo le parecía esa situación, retrátela en su mente, escuche las palabras o los sonidos relacionados con dicha experiencia. Busque dentro de ésta el miedo que contiene. El miedo es la sensación de estar separado. A medida que sea capaz de retrotraerse a ese estado atemorizado, empiece a percibir también un muro de miedo. Tóquelo, gústelo, véalo, huélalo. Detecte su textura y su color. ¿Es claro u oscuro, afilado o duro? Naturaleza de la enfermedad, sanación y distorsiones energéticas

Todo componente de la realidad, sea individual o común, y especialmente todo tipo de enfermedad o problema físico tiene siempre un detonante mental, emocional, energético y, en muchos casos, profundamente espiritual y de extremo crecimiento personal. Uno puede autogenerarse una enfermedad debido a una distorsión en su sistema energético, producida por una lección de vida o una decisión inconsciente a nivel psicológico, de la misma forma que la masa de la humanidad puede generar una realidad común, enferma, debido a la distorsión de nuestra psique global.
Naturaleza de los grandes eventos
Todos los grandes eventos que se manifiestan en el planeta son debidos a la creación energética de la suma de millones de realidades comunes, que suman el potencial existente en cada una de ellas, para dar lugar a pandemias, revoluciones, puesta en pie o caída de regímenes, cambios de era, catástrofes, guerras o desastres. No pensemos que, porque la semilla de esos eventos pueda haber sido instaurada artificialmente (como de hecho sucede en muchos casos cuando hablamos de enfermedades que salen de laboratorios, de guerras fabricadas en salas de reuniones o de crisis manufacturadas en oficinas bursátiles), no somos nosotros los que terminamos aceptando, implantando, emitiendo y manifestando el efecto deseado de esa semilla, haciéndola germinar y terminando por darle poder, gracias a que somos el catalizador del proceso energético a través del cual se crea el mundo en el que vivimos.
Incluso los grandes desastres naturales que estamos viviendo estos últimos años no son nada más que el proceso del planeta mismo por restaurar la gran carga energética negativa causada por la humanidad, y la restauración de su armonía y balance interno, en su propio proceso de crecimiento.
Nuestro planeta no es un sistema cerrado, en el sentido de que los eventos están contenidos allá donde fueron creados, sino que la energía de los mismos viaja por todo el inconsciente colectivo, la psique de la humanidad, y nos afecta a todos en mayor o menor medida, dependiendo de como resonemos con esa energía. En el caso de grandes epidemias, los eventos sirven a una causa individual, pues esa persona ha podido elegir fallecer o pasar por la enfermedad para su propio proceso evolutivo, aprovechando la oportunidad presentada para ello gracias a la manifestación (a la que contribuye) de esa enfermedad en la realidad común, pero también tienen un significado más profundo a nivel de masas, dando a veces lugar a grandes cambios en partes de la humanidad por haber sido usada como catalizador para obtener otros propósitos. Grandes enfermedades, plagas, desastres y otro tipo de eventos de este tipo han sido el detonante de grandes avances, reconversiones y cambios colectivos. La especie humana mantiene su propia autoconciencia e instinto de desarrollo como lo mantenemos todos los que pertenecemos a ella, usando a gran escala las herramientas de crecimiento y sanación que usamos todos a nivel individual.
La enfermedad no es una cuestión de virus
Cuando pensamos que una enfermedad es solo una cuestión de un virus, parece que reducimos el problema a un tema puramente físico. Nos vacunamos o nos medicamos y a corto plazo esa enfermedad se cura o pasa de largo de nuestra casa. Gracias a nuestros avances médicos, muchas enfermedades han sido conquistadas y prácticamente erradicadas. Eso no significa sin embargo que las personas que han decidido pasar por una enfermedad como medio de crecimiento personal o espiritual no cojan simplemente otra que este todavía latente, y para la que, si es necesario, no haya cura en ese momento.
Nadie se pone enfermo, de ninguna forma, si esa enfermedad no tiene lugar o no está detonada por un proceso interno psicológico, energético o espiritual. En tiempos de grandes epidemias, miles de individuos permanecen inmunes, y otros miles enferman. A nivel individual, si solo hay un virus en el planeta de una enfermedad rarísima y una cierta alma necesita pasar por ese proceso, esa persona será la única entre millones con ese tipo de problema. Muchos otros millones de personas que también se vacunaron contra tal o cual epidemia probablemente nunca tenían que pasar por ella, pero aun así inoculan en su sistema físico y biológico trocitos del virus, por si acaso, sin comprender que es el proceso energético, mental y espiritual lo que determina que cojamos o no ese virus, esa enfermedad u otra, pues depende de nuestras lecciones y aprendizajes, para nosotros y para con otros, que queramos manifestar (en niveles que posiblemente no entendemos de forma consciente) un cierto estado de salud físico.
La muerte y la salida del juego
El proceso de la muerte por enfermedad es también un proceso fijo. Nadie se va de este plano si a nivel de alma no quiere irse, y nadie se puede quedar ni un segundo más de lo estipulado cuando desea marcharse. Incluso un suicidio es un permiso para salir antes de tiempo, una decisión del alma, (en regresiones a vidas pasadas he vivido mi salida de una encarnación a través del suicidio, y he vivido el proceso de decisión interna a nivel de alma para llegar a él, lo cual fue muy revelador), que decide poner fin a una partida que todavía, a priori, no se ha terminado. Pero es una decisión del alma, ya que si es la personalidad la que desea irse pero no así quien de verdad gobierna el cuerpo, aparecerán todo tipo de obstáculos que realmente impiden esa salida anticipada del juego. Fallecemos cuando hemos de fallecer y de la forma que escogemos fallecer, y nada puede alterar esa elección de la propia persona a nivel espiritual, así como enfermamos cuando aparece la necesidad física para ello, porque forma parte de un proceso, un aprendizaje, o la manifestación de una distorsión aparecida a nivel energético a la cual no le estamos prestando la suficiente atención mental, y, por ende, debe hacerse visible a nivel físico.
La naturaleza de la sanación
En la cara opuesta de la moneda, la sanación es el proceso contrario. Todo el mundo sana cuando a nivel profundamente interno desea sanar, cuando se ha completado el aprendizaje asociado a la enfermedad, y cuando se restaura de nuevo el equilibrio energético que causó el problema. No podemos sanar a nadie que no lo desee, eso lo sabemos bien cuando hacemos sanación Akashica, por muchos bloqueos energéticos que detectemos, como la persona a nivel interno no desee esa restructuración de la distorsión energética que causó el bloqueo, es como si le enviaras una brisa de verano a acariciarle el aura. No le hace nada. Cuando una enfermedad se ha manifestado ya a nivel físico, hay que tratar el cuerpo físico, pero hay que tratar con mucha más insistencia el problema energético que lo detonó. Mientras la entidad tenga un proceso de aprendizaje en marcha, una lección incompleta o una distorsión energética sin armonizar, el trabajo con el cuerpo físico para restaurar la salud es idéntico a poner capas de pintura en la pared sin solucionar el problema que causa la humedad en la misma.
A este respecto, volví a leer ayer este párrafo en una de las canalizaciones de Q’uo de LL Research que viene a cuento:
“…el área de sanación es ese área que abarca toda la encarnación, ya que la sanación de cualquier distorsión es el equilibrio de esa distorsión… lo que ha sido desgarrado se reúne, y lo que ha causado daño es una parte de la experiencia que ha enseñado una lección que ha sido planeada por la propia entidad, ya sea antes de la encarnación o como una parte de la encarnación.
…Muchas veces, la conexión entre la entidad y su experiencia, o para ser más precisos entre la entidad y el catalizador de esa experiencia, es lo que a menudo se denomina enfermedad o falta de armonía, ya que la entidad, o alguna porción de la entidad, es lanzada fuera de su equilibrio normal y forzada por dicho desequilibrio a prestar atención a la situación en la que ahora se encuentra. Cuando esta experiencia y esta lección son consumadas mental y emocionalmente, entonces existe un restablecimiento del equilibrio, de la armonía, de la persona. Cuando la percepción está lo suficientemente distorsionada -o tal vez deberíamos decir lo suficientemente ignorada- entonces puede ser que el catalizador sea dado por la mente al cuerpo, y las dolencias físicas de una u otra forma garantizan a futuro la captura de la atención del buscador. Este tipo de incomodidad enfoca entonces la atención del buscador sobre ese catalizador que no ha sido bien utilizado. A medida que se utiliza el catalizador y el aprendizaje se completa, entonces se logra también lo que se denomina sanación.”
Dos caras del mismo proceso
Tanto la enfermedad como la sanación son procesos idénticos de diferente polaridad. Uno es el resultado de una distorsión energética, el otro es el resultado de una armonización energética. Ambos son el resultado de algo mucho más profundo, un aprendizaje todavía por integrar o un aprendizaje completado. Ambos dependen de la persona que sufre la enfermedad o que sale de ella, y de nadie más. El entorno exterior no es el causante de ninguno de estos dos procesos, sino que sirve solo como apoyo, herramienta, excusa o método para caer enfermo, o para recuperar la salud. Y todas las enfermedades, problemas y trastornos están siempre disponibles primero como experiencia tanto a nivel emocional como mental, de forma que si nos escuchamos, y nos mantenemos sanos a esos niveles, el cuerpo físico no tiene porque sufrir nunca ningún tipo de distorsión.

La perfección de nuestro cuerpo y su manifestación en Salud perfecta es un concepto que pocas personas han logrado asimilar en su existencia.

Tenemos muy arraigada la creencia de que el cuerpo es una forma de vida independiente a nuestra voluntad y que actúa, generalmente en nuestra contra enviándonos enfermedades que no podemos controlar y entorpeciendo nuestra vida continuamente. Nos sentimos desprotegidos y temerosos en nuestra propia piel. Captamos nuestro cuerpo como una maquina misteriosa que se mueve de formas incomprensibles y por ende, elegimos temerle antes de amarle.
Para comprender el porque de ese temor hacia nuestra propia biología, debemos ir profundamente a nuestro mundo interior, aquel recóndito lugar donde almacenamos los pensamientos y desde donde construimos las creencias que le dan forma a nuestra existencia y darnos cuenta que, toda enfermedad que nos aqueja es únicamente un espejo fiel de las creencias que albergamos en nuestro interior y de esa forma comprender que Nuestro cuerpo NO actúa en contra nuestra, por el contrario, siempre y en todo momento es obediente a los pensamientos y sentimientos que afloran desde nuestro interior.
Cuando niños, creíamos que éramos invencibles, jugábamos en la tierra, nos mojábamos en la lluvia y caminábamos descalzos sin temor a contraer ninguna enfermedad, pues en ese entonces, el paquete de información llamado “enfermedad y muerte” aun no tocaba nuestro mundo interior, teníamos la firme certeza de que la vida era inagotable y perfecta, tal como Es y debe ser.
Poco a poco, nuestros Padres y las personas que nos rodeaban se fueron encargando de introducirnos creencias en torno a la fragilidad e imperfección de nuestro cuerpo. Nos dijeron que no nos mojáramos ni camináramos descalzos pues nos daría un resfriado. Que no jugáramos con tierra pues nos daría una infección y así, poco a poco fuimos integrando a nuestro pensamiento y sentimiento el profundo temor a la enfermedad y, la conciencia de que no tenemos control sobre la vida y nuestro cuerpo tomo forma y fuerza en nuestra mente.
Eran TAN convincentes Nuestros Padres al externarnos sus creencias y temores, que a la larga, comenzamos a resfriarnos cuando nos mojaba la lluvia y a enfermar por caminar descalzos! Sus creencias y miedos, ya habían penetrado en nuestro interior y de esa forma, nuestras células tomaron y asimilaron la orden de manifestar enfermedad cada vez que nos mojáramos o nos descalzáramos.
El cuerpo es inteligente y responde a todas y cada una de las órdenes de la mente. Jamás actúa en nuestra contra, muy por el contrario, obedece a cada uno de nuestros pensamientos y sentimientos.
Cada una de las enfermedades que manifestamos en la adultez, provienen de creencias y sentimientos recopilados en la infancia. Toda enfermedad del cuerpo tiene su raíz en un niño interior profundamente herido cuyos deseos y sueños se vieron truncados a causa de la presión del mundo exterior.
Daré un ejemplo más: El cáncer. No es otra cosa más que un reflejo viviente de viejas heridas y rencores no sanados. Cuando somos heridos de niños comenzamos a crear una coraza de pensamientos, para poder defendernos y existir en este mundo; a menudo, esos pensamientos no son mas que un cumulo de rencores y heridas no perdonadas que se alojan primeramente en nuestra aura, para después alojarse en nuestro cuerpo, lo cual ocasiona que las células se transformen y tomen el patrón y forma de esas emociones de odio y rencor.
Dependiendo de su ubicación podremos conocer y trabajar con esas heridas y sentimientos. Por ejemplo, un cáncer de colon es el reflejo de las emociones, odio y rencores no sanados relacionados con decepciones amorosas, frustraciones en el trabajo y problemas en relaciones interpersonales no perdonados ni trascendidos. Un cáncer uterino es el reflejo de un problema sexual no sanado y el rechazo a la sexualidad herida, así mismo un cáncer de próstata. Y así sucesivamente.
El cáncer es curable una vez que se sanan e integran en amor y perdón las emociones que lo causaron. Debemos sincerarnos con Nosotros mismos y perdonar a los demás, por dura que haya sido la vivencia. Tenemos la responsabilidad de amar nuestro cuerpo, pues a través del amor que podemos sanarlo.
Debemos ser conscientes de que la enfermedad siempre, es un producto de los sentimientos, ninguna dolencia surge de la nada y tampoco es un castigo. (Siendo el castigo una creencia mas que debemos desarraigar)
En nosotros radica el poder de la sanación y el poder de erradicar por completo la enfermedad de nuestro cuerpo, desde el mas leve de los resfriados hasta el mas grave de los canceres, puede ser erradicadas y sanadas por completo.
Nuestro cuerpo es un milagro viviente. Es una estructura maravillosa y compleja, tan perfecta! Su diseño original y su matriz cósmica esta creada para manifestar perfección y salud, en todo momento. Lo único que es capaz de transformar esa estructura es el pensamiento humano, que es así mismo, muy poderoso! y es pilar responsable de la creación de todo aquello que conocemos como realidad.
Si somos capaces de crear nuestra realidad, también somos capaces de transformar la estructura de nuestro cuerpo!
La vida… toda la vida en este universo responde al pensamiento, sin excepción, a mayor o menor escala. Así es como fue diseñada la creación entera, siempre y en todo momento la energía que nos rodea responderá al pensamiento.
El pensamiento se manifiesta a si mismo como ondas sónicas expansivas. Es decir, cada pensamiento y sentimiento emana de nuestro Ser como una onda que se va moviendo y trasladando por el espacio expandiéndose a si misma e impregnando con un patrón geométrico determinado, todo lo que toca. El espacio a través del cual se mueve el pensamiento es la VIDA MISMA.
Todo el espacio que nos rodea, es VIDA. No existe el vacio! Eso que conocemos como vacio es en realidad un lienzo en blanco conformado por la energía de la VIDA. Y cada vez que emitimos un pensamiento acompañado de un sentimiento, sin excepción este se moverá por ese espacio de VIDA dándole forma a una nueva creación.
Todo es vida! Todo lo que nos rodea responde a los patrones geométricos de nuestros pensamientos y siempre, sin excepción alguna recibimos justo aquello en lo que pensamos con mas fuerza.
De la misma forma nuestro cuerpo responde a nuestro pensamiento y sentimiento. En todo momento estamos emitiendo órdenes, patrones de forma que le darán vida a las nuevas células que se están formando a cada milésima de segundo.
En cada concepción de una nueva célula, esta recibe un patrón de forma a través del cual manifestara su existencia y su función. Es entonces lógico que a cada milésima de segundo tenemos la OPORTUNIDAD DE SANAR, mediante la transformación de nuestro pensamiento y mediante la emisión de pensamientos y sentimientos de Amor hacia Nuestro Cuerpo.
Han notado que cuando tienen alguna enfermedad, siempre dicen “MI enfermedad es tal” Es decir, ya se han apropiado de esa serie de dolencias y por ende, su cuerpo recibe TAL CUAL LA INFORMACION DE CONTINUAR MANIFESTANDO ESA ENFERMEDAD!
Esa enfermedad no es suya! Es solo un reflejo de sus sentimientos y pensamientos. Y cada sentimiento y pensamiento se puede transformar y equilibrar.
Que esta sucediendo ahora con la famosa Influenza?
Nos están bombardeando con el temor constante a contraer una enfermedad, que es “muy contagiosa” “muy peligrosa” y que sucede si Yo no tengo miedo? SI YO NO CREO EN ELLO? Como responderán mis células ante la presencia de una persona que si este enferma?

Puedo estar rodeado de miles de personas enfermas y si YO NO ALBERGO NI EL MAS MININO TEMOR A ENFERMAR, simplemente NO enfermare. Mis Células no tendrán de donde tomar el patrón para manifestar la enfermedad!
Vamos Hermanos, desarraiguen de su interior el temor a estar enfermos y de una vez por todas CREAN REALMENTE QUE SON DIVINOS Y QUE SU CUERPO ES PERFECTO.
DENLE ESA ORDEN!
Hablen directamente con sus células, con su cuerpo. Díganle que las aman y que son perfectas.
Ahora, sincérense con Ustedes mismos y sanen su niño interior. Suelten todas sus creencias, vuelvan al origen de la inocencia y la FE.
Somos renovados con la transformación de Nuestra mente Extraido de: www.hermandadblanca.org

Hemos seleccionado un artículo que nos recuerda que en el proceso de sanación, siempre y unicamente es la propia persona enferma quien decide a través de un cambio de actitud, de ampliar su conciencia que funciona a modo de piloto automático conformando patrones establecidos y anclados desde la infancia, SANAR ya se a través de un médico convencional, alternativo, de un terapeuta Y MEDIANTE LA AUTOCURACIÓN. Los profesionales de la salud están ahí para indicar un camino. No para ser TU salvador porque nadie excepto la persona tiene tal poder. La enfermedad nos indica que algo no está bien en nuestro organismo y nos induce a la introspección y al cambio, al que nos solemos resistir todos y solo cuando las circunstancias nos superan, dejamos la comodidad y la seguridad de nuestras propias normas y conductas. En el proceso es necesario revisar los moldes emocionales y mentales y tratar de descubrir la relación con las partes físicas. Las personas convencidas de que somos una unidad, no partes desconectadas e inconexas, tendremos menos dificultad en admitir la incidencia de la emoción y el pensamiento sobre el resto del cuerpo físico. “En estos momentos de crisis de creencias a todos los niveles, de cambio de concepción de la vida, el ser humano se enfrenta a cuestionarse “figuras de poder” como los médicos, cuyos diagnósticos tienden a ser sentencias para los enfermos que creen a fe ciega sus veredictos, poniendo en sus manos la responsabilidad de sus vidas.

Cada vez son más los científicos que investigan sobre las causas emocionales de las enfermedades, utilizando toda su formación para encontrar nuevas respuestas sobre los procesos físicos y emocionales de los enfermos, más allá del marco de la medicina clásica. De hecho, la medicina naturista se empieza a enseñar en universidades españolas entre las que cabe destacar la de Zaragoza, Barcelona, Santiago de Compostela y Valencia. Siendo pioneros de estos estudios universitarios países como Suiza y Alemania en Europa. La reconocida científica norteamericana, Barbara Ann Brennan, física que durante cinco años trabajó en la NASA como investigadora, y que actualmente es terapeuta en Nueva York, abre nuevas dimensiones al entendimiento de los conceptos de identidad psicosomática en sus libros de fama internacional “Manos que Curan” y “Hágase la Luz”.

“Es importante recordar que una de las bases del método científico occidental consiste en hallar la concordancia entre las pruebas matemáticas y experimentales. Si no logra encontrar la concordancia, el físico buscará otra teoría hasta que dichas pruebas existan y apliquen una serie de fenómenos”, explica Brennan en “Manos que Curan”. “Esto es lo que convierte al método científico occidental en una herramienta tan poderosa en su uso práctico y lo que conduce a importantes investigaciones en campos tales como el empleo de la electricidad y la utilización de los fenómenos subatómicos en medicina, por ejemplo en los rayos X, los escáners, las instalaciones de TAC y los láseres”. Es importante destacar, que según la física norteamericana, todas las enfermedades empiezan a detectarse en el campo electromagnético ó nivel aural, antes que a nivel físico, pudiéndose prevenir tomando conciencia de esta realidad a tiempo.

actos de prueba definición

causales de nulidad delos actos procesales

Si la diarrea persiste, tal vez no se trate de una diarrea, sino de un síntoma que nos indica una enfermedad más importante. Lo primero que hago yo siempre que veo que uno de mis periquitos esta raro, es fijarme en las heces, ya que nos pueden dar muchas pistas acerca de lo que le pueda estar pasando a nuestro periquito.

Cuando las heces son blancas, como indicaba anteriormente son sólo un exceso de orina, no tiene mayor importancia. Lo mismo puede ocurrir al administrarle algún alimento como las fresas, y que expulsen las heces de un color rojizo. Es debido al alimento, no hay de qué preocuparse.

Si las heces aparecen de un color marrón bastante oscuro, tirando a negro indican que las heces contienen sangre y pueden indicar inflamación del intestino, puede ser infección por coccidios, pero siempre hay que acudir enseguida al veterinario porque nos indican que la enfermedad está muy avanzada y hay que tratarle inmediatamente. Si las heces contienen la parte líquida de color verde indican que pueden tener una infección de hígado o que el hígado no funciona bien por cualquier otro motivo.

Cuando las heces contienen semillas sin digerir pueden tener gusanos intestinales o algún tipo de hongo que hace que no asimilen bien las semillas en el estómago y por eso las expulsan directamente con las heces. Si vemos cualquier otro tipo de cambio en las heces que tenga mala pinta y además va acompañado de otros síntomas (apatía, embolamiento…) puede tratarse de cualquier enfermedad.

Una medida que debemos tomar es aislar al periquito del resto (si está con más periquitos) y dejarle como mucho con su pareja. En cualquier caso hay que acudir al veterinario para que examine las heces y diagnostique la enfermedad que tiene el periquito mediante el análisis de los excrementos. El veterinario pondrá en tratamiento al periquito (si tiene pareja, no será necesario separarle en un principio puesto que si tiene algo infeccioso, seguro que la pareja también lo tiene, en cuyo caso el veterinario nos va a recomendar que tratemos a los dos periquitos) con los medicamentos que considere oportuno.

Hiperqueratosis La hiperqueratosis es un trastorno por el cual se produce un sobrecrecimiento de la cera, que está compuesta por queratina.

Afecta principalmente a las hembras y en casos extremos puede llegar a obstruir los orificios nasales y provocar en el periquito trastornos respiratorios. No voy a decir que puedan llegar a asfixiarse, ya que es como si a nosotros nos taparan la nariz. Instintivamente respiraríamos por la boca, lo cual resultaría más incomodo y podría darnos más problemas de infecciones respiratorias y ser más propensos a enfermedades. La cera está muy abultada, y los orificios nasales se encuentran prácticamente obstruidos.

No hay que confundirse con el cambio de cera que sufren las hembras en los ciclos de celo (en muchas ocasiones se les abulta y se pone de un tono marrón oscuro, pero al final acaba cayéndose por sí solo). Tratamiento:

Con un tratamiento a base de reblandecer la queratina que sobra, se resuelve fácilmente. Las fracturas más frecuentes se producen en las alas y en las patas. Pueden hacérselas cuando están fuera de la jaula al chocarse con algo, o al tener cualquier accidente.

Si el periquito cojea, no puede apoyarse bien en la percha o le cuesta ir de un sitio a otro puede tratarse de alguna fractura en la pata o en algún dedo. Hígado graso

El hígado es un órgano muy importante para el metabolismo. Entre otras, regula funciones como la desintoxicación de la sangre, producción de bilis, metabolismo de lípidos y carbohidratos, síntesis de proteínas. Un periquito que esté obeso, que apenas haga ejercicio, o que tenga una alimentación a base de semillas, tiene más probabilidades de adquirir esta enfermedad. Las grasas se van acumulando en el hígado (cuando hay un exceso de las mismas) sustituyendo a los tejidos hepáticos. El problema es que este tejido hepático se destruya por las grasas, pasando a ser tejido conectivo, lo cual indica que en esa zona ha desaparecido una parte del hígado.

El periquito se encuentra embolado, apático, débil, y la parte de orina aparece teñida de un tono verdoso o verdoso amarillento (es el síntoma más fácil de reconocer) y también puede tener la zona abdominal inflamada. Tratamiento:

La hembra se muestra intranquila, entra y sale del nido e intenta hacer un gran esfuerzo para poner el huevo. Podemos notar el huevo palpándolo con mucho cuidado. La cloaca se mostrará enrojecida y en algunos casos puede producirse el prolapso de la cloaca.

Tratamiento: Como primera medida podemos untarle un poco de aceite de oliva en la cloaca con el fin de que pueda salir el huevo más fácilmente, y además suministrarle el máximo calor posible.
Si vemos que en 2 horas no ha conseguido poner el huevo, acudir urgentemente al veterinario porque de lo contrario puede morir.

No debemos intentar bajo ningún concepto sacar el huevo nosotros mismos empujándolo. Podríamos romperlo y esto resultaría fatal para la hembra. Consiste en que el útero y las vísceras de la madre se desplazan hacia abajo y se desgarran. Muchas veces viene ligado a un atravesamiento de huevo, frente al cual la periquita hace fuerza, y lo único que consigue es que el útero y los intestinos se vean impulsados hacia abajo junto al huevo. En los peores casos puede quedar parte de la matriz fuera de la cloaca con el huevo dentro. La periquita sufre mucho y se producen importantes pérdidas de sangre.

Puede empezar con síntomas de cloacitis o huevo atravesado. Es muy difícil ver los síntomas con anterioridad, ya que hasta que no se ve “asomar” la matriz no podemos afirmar que se trate de este caso. Tratamiento:

Si no se acude al veterinario es imposible la curación del animal, y aun llevándolo, debe ser sometido a una cirugía que muchas hembras no llegan a superar. Como opinión personal, creo que en ocasiones es mejor cortar el sufrimiento del ave en aquellos casos en los que está agonizando y no tiene posible salida. Los sintomas de la leucemia incluyen carencia de síntomas, fiebre, escalofríos, síntomas parecidos a los de la gripe, anemia, palidez, debilidad, fatiga, cansancio, dificultad para respirar, sangrado y fácil aparición de moretones entre otros.

Esta página intenta proporcionar una lista con información de algunos de los posibles síntomas de la leucemia. Ten en cuenta que los síntomas de la leucemia pueden variar de forma individual en cada paciente y podrían no presentarse de la misma forma o incluso no manifestarse en todos los casos de leucemia. Esta información sobre síntomas ha sido obtenida de diversas fuentes y puede no ser totalmente exacta y tampoco tiene porqué ser la lista completa de los síntomas de la leucemia. Debes consultar con tu médico si notas los primeros síntomas de la leucemia ya que sólo tu médico puede proporcionar un correcto diagnóstico de los síntomas de forma precisa.

actos legislativos del 2005

para que sirve bactrim compuesto

pequeños actos de generosidad

La cirugía para extirpar todo o parte del estómago o para evitarlo como medio de… La dermatitis atópica es una condición médica común que afecta a la piel. Afecta a…

Como el nombre ya lo dice todo, el prolapso es el problema que ocurre porque… La primera etapa de cirrosis hepática o etapa compensada está marcada por pocos o ningún síntoma. A pesar de la cicatrización, el hígado sigue siendo capaz de funcionar y las pruebas de función hepática pueden mostrar niveles normales de enzimas. La etapa se llama etapa compensada porque el cuerpo intenta compensar el daño causado por el mal funcionamiento del hígado. Dado que esta etapa suele ser asintomática, la condición puede ser diagnosticada sólo con la ayuda de una biopsia hepática.

Sin embargo, algunas personas con cirrosis hepática compensada pueden experimentar algunos síntomas leves y no específicos. Esto incluye fatiga, pérdida de energía, sed extrema, náuseas, dolor sordo en el área hepática, pérdida de apetito y pérdida de peso. También pueden desarrollarse angiomas de araña o pequeñas manchas rojas en la piel. Si la cirrosis compensada se deja sin tratar, la enfermedad puede progresar a una etapa más seria conocida como etapa descompensada. La etapa descompensada se caracteriza por un daño hepático extenso. El hígado ya no puede funcionar correctamente y esto da lugar a complicaciones serias y potencialmente mortales. Los síntomas de cirrosis descompensada son fatiga severa, agotamiento, dolor de estómago y calambres y fácil moretones y sangrado. En esta etapa, el líquido se acumula en el abdomen (ascitis) y la piel y los ojos se vuelven amarillos (ictericia). Otras complicaciones incluyen insuficiencia renal, anemia, aumento del bazo, hipertensión portal y pérdida de masa ósea. Por último, la alta concentración de toxinas en el cuerpo puede causar grave confusión y finalmente, coma.

Última actualización el October 14, 2017, 6:23 pm La estadificación permite a los médicos para clasificar el grado en que un cáncer ha hecho metástasis o propagación, desarrollan un pronóstico y establecer las opciones de tratamiento más eficaces.

El sistema TNM utiliza tres piezas clave de información: T describe el número y tamaño de los tumores primarios, N describe el grado de diseminación a los ganglios linfáticos cercanos y M indica si el cáncer ha hecho metástasis en los órganos. Una serie de números y letras colocadas después de la T, N y M proporcionan más detalles sobre el número, el tamaño y la metástasis de los tumores. Etapa IIIA: T3, N0, M0: O bien hay varios tumores, y al menos uno es mayor que 5 cm de diámetro; o un tumor está creciendo en una rama de los principales vasos sanguíneos del hígado.

Etapa IIIB: T4, N0, M0: Un tumor está creciendo en un órgano cercano; o un tumor ha crecido hacia la capa exterior del hígado. Estadio IIIC: T, N, M1: el cáncer ha invadido los ganglios linfáticos cercanos.

El hígado es un órgano vital para mantener el cuerpo sano. Cuando el hígado comienza a deteriorarse, que pasa por varias etapas. Esperanza de vida & La cirrosis en etapa terminal. Etapa Terminal cirrosis hepática se produce cuando hay tan poco tejido hepático sano dejado que el órgano.

La esperanza de vida de un paciente con enfermedad hepática en fase terminal es sombrío, de semanas a algunos meses. Un trasplante de hígado puede. Etapas de la cirrosis hepática. La cirrosis hepática Curas. ¿Cómo deshacerse del alcohol en su cuerpo. Remedio casero para la Cirrosis.

El hígado es un importante órgano de filtración en el cuerpo. Sin el hígado, las toxinas se acumulan en el cuerpo, y la muerte. La insuficiencia hepática significa que partes significativas del hígado enviaban capaz de curar. El hígado es el órgano más grande glandular del.

Los síntomas La cirrosis no produce ningún síntoma hasta que ya ha ocurrido daño extenso. Los síntomas pueden incluir moretones y sangrado, retención de líquidos en la zona abdominal, náuseas,… es una hábitos saludables (e. La psoriasis (inflamación ósea crónica (hepatitis) Los American Real Estate Partners ha pasado más de síntomas de la etapa final de la cirrosis del hígado un…

Haga su elección de su competencia a fin demasiada carne y algunas verduras; Estas hormonas son aquellos indios Pima; Hay pruebas de la mejor manera para el método de tratamiento de la… La vesícula biliar al ras “, dirigido a la eliminación de los casos se dice mientras ve -. Cuando el bañera funcionan de la vesícula biliar es que hace que el hígado)? Dependiendo de suficiente…

Hay tres veces se fríen, el uso de beta-Plus en su lugar. El cardo de leche, que a menudo indica la necesidad de analgésicos. los síntomas de insuficiencia hepática en fase terminal paciente… Ver también: Cirrosis escrita para los pacientes La fibrosis provoca una distorsión de la vasculatura hepática y puede llevar a un aumento de la resistencia intrahepática y la hipertensión…

Introducción La cirrosis conduce a una alteración del sistema inmune con una incapacidad para proteger al huésped contra infecciones bacterianas y una desregulación de la activación de células inmunes [1]. Se piensa que las alteraciones del sistema inmune en la cirrosis son multifactoriales y se producen de manera secuencial en múltiples pasos. La lesión local tiene lugar en el hígado, donde la desorganización arquitectónica causada por la fibrosis sinusoidal perjudica el aclaramiento bacteriano [1, 2]. Concomitantemente, existe una síntesis disminuida de proteínas del sistema inmune innato y de receptores de reconocimiento de patrones (PRRs, según sus iniciales en inglés). Ambos sucesos reducen la capacidad bactericida de las células del sistema inmune innato (por ejemplo, células estrelladas, neutrófilos, asesinos naturales, macrófagos) [1, 2]. A medida que la cirrosis progresa, el tejido linfoide asociado al intestino (GALT), la primera barrera inmunológica de defensa contra los antígenos y patógenos que entran en el organismo desde el intestino, se ve afectado [3]. En la cirrosis avanzada, el GALT está bajo la presión constante de la translocación bacteriana y la translocación de productos bacterianos debido un intestino permeable, ocasionando una elevada carga bacteriana entérica y cambios en las poblaciones de microbiota intestinal hacia especies bacterianas patógenas (disbiosis) [3-5]. Por último, a nivel sistémico, la función de las células inmunes se ve comprometida debido a la citopenia secundaria a un secuestro en el bazo agrandado debido a la hipertensión portal, y también alteraciones en cada línea celular individualmente [1] [6]. Estas alteraciones se hacen más importantes a medida que la cirrosis hepática avanza. Finalmente, la activación duradera de las células inmunitarias provoca su agotamiento y reprogramación en un estado transitorio de falta de respuesta a un nuevo desafío de producto bacteriano; Este fenómeno se denomina “tolerancia a la endotoxina” [1, 4, 5].

Historia natural de la cirrosis: la evolución lenta y el atajo La cirrosis hepática es la fase final de todas las enfermedades hepáticas progresivas y crónicas.

La historia natural de la cirrosis se produce en etapas: una etapa inicial denominada cirrosis compensada y una etapa avanzada que incluye tanto cirrosis descompensada como fracaso hepático agudo sobre crónico (ACLF), cada uno con manifestaciones clínicas y pronósticos distintos [7, 8]. La fisiopatología de la cirrosis está determinada por múltiples factores de importancia variable, incluyendo estrés oxidativo, inflamación sistémica y disfunción orgánica [9]. La inflamación sistémica ha sido tradicionalmente evaluada por la presencia del síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) [10], un estado en el que se alteran parámetros clínicos y bioquímicos como la frecuencia cardiaca y respiratoria, el recuento de glóbulos blancos y la temperatura corporal. SIRS se asocia con disfunción de órganos en los pacientes con cirrosis y con el resultado de la ACLF [1, 2, 11]. Los pacientes con cirrosis a menudo muestran inflamación sistémica junto con deficiencia inmune como parte del síndrome de disfunción inmune asociada a cirrosis (CAID), el cual se produce como consecuencia de la activación persistente del sistema inmune a través de estímulos infecciosos y no infecciosos [1, 6]. El CAID se ha propuesto como la principal vía fisiopatológica implicada en la historia natural de la cirrosis [1]. La historia natural de la cirrosis considerada desde un punto de vista clínico se puede dividir en dos etapas secuenciales de velocidades variables [12] (Figura 1): cirrosis compensada y descompensada.

Figura 1. Historia natural de la cirrosis (Adaptada de Dirchwolf et al. World J Hepatol 7(16): 1974-1981). La cirrosis compensada se caracteriza por la ausencia de complicaciones relacionadas con la cirrosis (hemorragia varicosa, la ascitis y la encefalopatía hepática). La hipertensión portal puede estar ya presente (evidente por la presencia de varices), aunque por debajo del umbral clínicamente relevante [13, 14]. La etapa inicial tiene un bajo riesgo de descompensación (7% -10%) y muerte (1% -3,4%) que se asocia con un menor gradiente de presión venosa hepática (HPVG) [13, 15]. La etapa avanzada de la cirrosis se puede dividir de acuerdo a la velocidad y la gravedad. El “carril lento”, denominado cirrosis descompensada, se representa por la ocurrencia de complicaciones relacionadas con la cirrosis (hemorragia varicosa, la ascitis y la encefalopatía hepática), que se produce en el 5% -7% de los pacientes con cirrosis compensada por año [13]. D’Amico et al [13] han sugerido subclasificaciones de esta etapa, que separan a los pacientes con ascitis con o sin varices esofágicas que nunca han sangrado (tasa de mortalidad asociada del 20% al año) de los que sufrieron hemorragia gastrointestinal con o sin ascitis (tasa de mortalidad asociada del 57% al año). Los factores pronósticos identificados no sólo se asocian con la hipertensión portal sino también con el deterioro de la función hepática. A pesar de que las variables hemodinámicas y clínicas son determinantes clave en la mortalidad asociada a cirrosis [12], otros eventos se han vinculado a malos pronósticos. Este es el caso de las infecciones bacterianas, que aumentan la tasa de mortalidad cuatro veces independientemente de la gravedad de la cirrosis [16-18].

El “atajo rápido” en la etapa avanzada está representado por el ACLF, el cual se define como un deterioro agudo de la función hepática en pacientes con cirrosis, que suele desencadenarse por un evento precipitante y resulta en el fracaso de uno o más órganos y altas tasas de mortalidad a corto plazo (hasta un 78% al mes) [1, 2, 11]. El ACLF no siempre aparece como un evento tardío o terminal en la cirrosis, ya que puede ocurrir en ausencia de antecedentes de cirrosis descompensada o unas semanas después del primer episodio de descompensación. Además, el ACLF no es un síndrome temporalmente fijo; los pacientes pueden progresar o mejorar de manera dinámica [1, 2, 11]. Inmunodeficiencia inducida por cirrosis

La cirrosis se asocia con varias alteraciones en los componentes del sistema inmune innato y adaptativo que afectan a la respuesta inmune frente a la estimulación microbiana, lo que conduce a un estado de inmunodeficiencia adquirida (Tabla 1). La cirrosis interrumpe la arquitectura y la organización celular del hígado y disminuye la capacidad hepática de sintetizar proteínas. Estos eventos comprometen la función de vigilancia inmune del hígado a través del daño del sistema retículo-endotelial y la síntesis de proteínas de inmunidad innata y PRRs. Además, la cirrosis afecta a las funciones de las células inmunes circulantes e intestinales. El resultado es una inmunodeficiencia debido a un gran número de anomalías provocadas por la cirrosis que afectan a los componentes celulares y factores solubles de la respuesta inmune tanto en el hígado como a nivel sistémico [1, 6]. Tabla 1. Inmunodeficiencia inducida por cirrosis (Adaptada de Albillos et al. J Hepatol 2014,61:1385-1396).

Disfunción inmune asociada a cirrosis: equilibrio dinámico entre Inflamación/inmunosupresión El sistema inmune desempeña un doble papel en la patogénesis de la cirrosis de tal manera que, además de modular los mecanismos inflamatorios, también conduce a una CAID, la cual incluye dos alteraciones sindrómicas principales:

  1. Inmunodeficiencia, debido a una respuesta alterada a patógenos en diferentes niveles del sistema inmunológico,
  2. Inflamación sistémica consecuencia de la persistente e inadecuada estimulación de las células del sistema inmune.

El CAID debe considerarse una complicación de la cirrosis de cualquier etiología. Representa diversas características distintivas de la cirrosis, como una predisposición a la infección bacteriana y/o una mala respuesta a la vacunación. También puede desempeñar un papel importante en la activación endotelial y la alteración hemodinámica de la cirrosis y contribuye a otras manifestaciones clínicas, como la astenia [1].

Figura 2. Disfunción inmune asociada a la cirrosis (Adaptada de Albillos et al. J Hepatol 2014,61:1385-1396). Bajo el desafío bacteriano, en un individuo sin cirrosis, el reconocimiento del antígeno (línea rojo) y la activación de la célula inmune (línea verde) se coordinan firmemente para montar una respuesta inmune eficaz contra el patógeno. La progresión de la cirrosis desde la enfermedad compensada a la descompensada, y luego el ACLF, se asocia principalmente con mecanismos de insuficiencia hepática y estimulación del sistema inmune impulsado por PAMPs y DAMPs. Estos mecanismos perjudican la regulación y la respuesta inmune efectora.

En la cirrosis compensada, aún en ausencia de translocación bacteriana del intestino, los DAMPs liberados de hepatocitos necróticos pueden iniciar la activación del sistema inmune y la inflamación sistémica estéril (en ausencia de productos bacterianos) (Figura 2, línea verde). En este contexto, el sistema inmune exhibe un fenotipo predominantemente “proinflamatorio”, con expresión aumentada de antígenos de activación en células inmunitarias, y producción y niveles séricos aumentados de citoquinas pro- y antiinflamatorias. Este fenotipo proinflamatorio no restringido está presente a pesar de la persistente estimulación de las células inmunes, lo que indica que la “tolerancia a la endotoxina” es un evento tardío en la historia natural de la cirrosis (Tabla 1). Las posibles explicaciones para este fenotipo CAID podría ser (i) la producción defectuosa de la citoquina anti-inflamatoria IL-10 [19], (ii) la no inducción de bucles de retroalimentación negativa después de la estimulación TLR4, como IRAK-M [20] o la glucógeno sintasa quinasa GSK3b [21] constitutivamente activa en respuesta al LPS, y/o (iii) niveles reducidos de lipoproteínas plasmáticas de alta densidad en pacientes con cirrosis avanzada, ya que las lipoproteínas de alta densidad son capaces de unir y neutralizar la bioactividad de LPS [22]. En la etapa descompensada, bajo el desafío persistente de PAMPs, el patrón de respuesta inmune pasa de un fenotipo predominantemente “proinflamatorio” a un fenotipo predominantemente “inmunodeficiente”. Es decir, hay reprogramación de la respuesta inmune debido a la estimulación persistente de PAMPs procedentes de la translocación bacteriana. Esta inmunodeficiencia progresiva se produce como resultado de diferentes mecanismos, como la pérdida de la función de vigilancia inmunológica hepática y el deterioro de las funciones de las células inmunes, como la capacidad de fagocitosis (Figura 2, línea roja). En el marco experimental, las células dendríticas intestinales de ratas con cirrosis, ascitis e intensa translocación bacteriana del intestino, así sometidas a alta presión bacteriana intestinal, muestran menor fagocitosis y producción de TNF-a en comparación con ratas sin translocación bacteriana, en las que la fagocitosis está claramente aumentada [23]. En este modelo, la descontaminación intestinal elimina el estímulo bacteriano y normaliza parcialmente las funciones de las células dendríticas intestinales. Este comportamiento de las células dendríticas podría explicar en parte el hecho de que la descontaminación intestinal en la cirrosis mejora la supervivencia más allá de la simple profilaxis infecciosa [24]. En el contexto clínico, la reprogramación severa de la respuesta inmune es máxima en la fase muy tardía de la cirrosis, es decir, en pacientes con ACLF, que desarrollan un estado de parálisis inmune similar al encontrado en la sepsis. En esta etapa terminal de la cirrosis, la respuesta inmune se agota y el fenotipo CAID cambia a un fenotipo predominantemente “inmunodeficiente” de respuestas inmunes innata y adaptativa alteradas [25]. Este fenotipo de CAID se define por la expresión defectuosa de HLA-DR en monocitos, la incapacidad de los monocitos para producir TNF-a en respuesta a LPS, la reducción de la producción de IFN-g de linfocitos T y la liberación masiva de citoquinas inflamatorias y antiinflamatorias (como IL-10) [26-28]. Es importante destacar que este fenotipo CAID, asociado con la expresión defectuosa de HLA-DR en monocitos, se correlaciona con el aumento de la mortalidad, en su mayor parte debido a la infección bacteriana [26-28]. Por lo tanto, contrariamente a los pacientes con cirrosis descompensada “estable”, los pacientes con ACLF presentan un fenotipo CAID predominantemente “inmunodeficiente”.

Papel de la inflamación sistémica en la expresión clínica de la cirrosis La inmunodeficiencia, unida a la inflamación sistémica en el CAID, es la base fisiopatológica de varias de las manifestaciones clínicas de la cirrosis, que se extiende desde una respuesta pobre al desafío bacteriano, con una susceptibilidad aumentada a la infección bacteriana acompañada de alta mortalidad, y daño inflamatorio multiorgánico [17, 29]. Se ha demostrado que cuanto mayor es la intensidad de la CAID celular y molecular, mayor es el riesgo de infección bacteriana grave [30-32]. Concretamente, el riesgo de infección bacteriana es mayor en pacientes con cirrosis y ascitis que muestran niveles séricos aumentados de moléculas sintetizadas tras la interacción de las bacterias con el sistema inmune del huésped, tales como LBP o anticuerpos IgA contra el citoplásma de neutrófilos [31, 32]. Además, los niveles de algunos mediadores inmunitarios solubles, como el TNFR-I y la molécula de adhesión ICAM-1, están relacionados con menor supervivencia de los pacientes con cirrosis [33-35]. Otra manifestación del CAID es también la respuesta no protectora a la vacunación [25, 36].

La relevancia de la inflamación sistémica, distinta de la CAID, se deriva del hecho de que las células inmunes activadas circulantes pueden ser reclutadas por los tejidos periféricos y/o pueden producir factores solubles, como las citoquinas pro-inflamatorias. A través de estos mecanismos, las células inmunes inflamatorias pueden dañar las células somáticas y contribuir a la expresión clínica de la cirrosis. Un ejemplo bien caracterizado es la modulación del tono vascular. Estas citoquinas pro-inflamatorias empeoran la vasodilatación esplácnica y sistémica a través de la sobreproducción de óxido nítrico [37]. De hecho, la severidad de la vasodilatación esplácnica y periférica es mayor en pacientes y en modelos experimentales de cirrosis severa, asociada con ascitis y translocación bacteriana, mostrando niveles de inflamación sistémica más severos [30, 38, 39]. La contribución de la CAID inducida por bacterias entéricas sobre el trastorno hemodinámico de la cirrosis es apoyada por estudios que demuestran, que la descontaminación selectiva del intestino reduce el óxido nítrico y la actividad renina plasmática y mejora la vasodilatación periférica en pacientes con cirrosis, ascitis y niveles altos de LBP sérico y atenúa la activación endotelial y la expresión de citoquinas inflamatorias en la aorta de ratas con cirrosis biliar [30, 40, 41]. Además, la señalización directa en el cerebro mediante citoquinas proinflamatorias o el reclutamiento de células inmunes activadas en el tejido cerebral, posteriormente activa macrófagos residentes para producir TNF-a, modifica la función cerebral y contribuye a la patogénesis de la encefalopatía y la fatiga distintiva de la cirrosis [42, 43].

que son actos legales de comercio

Ninguno de los 2 enfermos presentó manifestaciones de descompensación clínica (ascitis, ictericia, encefalopatía o sangramiento digestivo) durante la terapéutica (tabla). Ambos han experimentado ganancia del peso corporal y desde el punto de vista psicológico ha mejorado su estado general con sensación de bienestar favorable.
TABLA. Evolución clínica y humoral

El interferón alfa también ejerce una acción antiproliferativa, 10 ya que es capaz de actuar sobre los mecanismos responsables de la aparición de fibrosis y provoca la reducción de ésta. También existen evidencias de que el tratamiento con interferón puede reducir el riesgo de desarrollar el carcinoma hepatocelular. En un estudio multicéntrico desarrollado en unidades asistenciales de Italia y Argentina, 11 se pudo comprobar que el tratamiento con interferón disminuye en 2 veces el riesgo de progresión al hepatocarcinoma en los pacientes tratados. Otros autores manifiestan hallazgos similares. 12-14 Sin embargo, el mecanismo de acción del medicamento para disminuir el riesgo oncogénico cuando ya está establecida la cirrosis, es desconocido. La carcinogénesis hepática involucra a muchos factores que son particularmente activos en pacientes con hepatitis crónica de causa viral y cirrosis, en los cuales los hepatocitos se están dañando y regenerando continuamente. 15 Todavía no se conoce si el VHC induce la transformación maligna de forma indirecta a partir de la propia enfermedad hepática crónica, o si también existe un efecto oncogénico directo.

En un estudio controlado aleatorizado que empleó interferón linfoblastoide humano, Saito y otros 16 concluyeron que su administración era efectiva y segura en pacientes con cirrosis. De manera general la droga suele ser bien tolerada, aunque es posible que se presente una citopenia inducida por el fármaco. Este aspecto no puede ser descuidado a la hora de seleccionar los candidatos a recibir tratamiento, debido a que en la cirrosis suele existir leucopenia y trombocitopenia debida al hiperesplenismo. Hay que recordar que el virus, además de hepatotropo, es linfotropo. El factor clave para una intervención terapéutica exitosa es la selección adecuada del paciente. Deben ser tratados aquellos pacientes que no presenten ictericia, ascitis o encefalopatía, sangramiento por várices esofágicas y cuyos valores de leucocitos y plaquetas sean normales. No obstante estos resultados iniciales, es necesaria una observación por tiempo prolongado para evaluar los verdaderos efectos acerca de la evolución natural de esta afección. Pero nuestro criterio es favorable al indicar el tratamiento de acuerdo con los resultados globales obtenidos en estos pacientes.

Subject headings: LIVER CIRRHOSIS/diagnosis; HEPATITIS-C LIKE VIRUSES.

  1. Tremolada F, Casarin C, Alberti A, Drago C, Tagger A, Realdi G. Long term follow-up of non-A, non-B (type C) posttransfusión hepatitis. J Hepatol 1992;16:273-81.
  2. Di Bisceglie AM, Hepatitis C (Seminar). Lancet 1998;351:351-5.
  3. _____. Hepatitis C and hepatocellular carcinoma. Hepatology 1997;26:45-85.
  4. Tong MJ, EI-Farra NS, Reikes AR, Co RL. Clinical outcomes after transfusion-associated hepatitis C. N Engl J Med 1995;332:1463-6.
  5. National Institutes of Health Consensus Development Conference Panel Statement, management of hepatitis C. Hepatology 1997;26:25-105.
  6. Llanio R, Beck K. Atlas en colores de laparoscopia. 3 ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1991: 90-1,226-8.
  7. Paquet KJ, Oberhammer E. Sclerotherapy of bleeding esophageal varices by means of endoscopy. Endoscopy 1978;10:7-12.
  8. Padrón GJ, Lemus G, Sánchez G. Evaluación de un sistema para la detección de anticuerpos contra un antígeno sintético del core del virus de la hepatitis C y su prevalencia en donantes de sangre. Biotecnol Aplic 1994;11(2):165-70.
  9. Davis GL. Interferon treatment of cirrhotic patients with chronic hepatitis C: a logical intervention. [Editorial]. Am J Gastroenterol 1994;89:658-60.
  10. Ryff JC. Usefulness of interferon for treatment of hepatitis C. J Hepatol 1995;22:101-9.
  11. International Interferon-alpha Hepatoellular Carcinoma study group. Effect of interferon-alpha on progression of cirrhosis to hepatocellular carcinoma: a retrospective cohort study. Lancet 1998;35:1535-9.
  12. Nishigushi S, Kuroki T, Nakatami S. Randomized trial of effects of interferon-alpha on incidence of hepatocellular carcinoma in chronic active hepatitis C with cirrhosis. Lancet 1995;346:1051-5.
  13. Koretz RL. Interferon and hepatocellular carcinoma. Lancet 1996;347:194.
  14. Andreone P, Cursaro C, Gramenzi A, Trevisani F, Gasbarrini G, Bernardi M. Interferon and hepatocellular carcinoma [letter]. Lancet 1996;347:195.
  15. Beasley RP. The major aetiology of hepatocellular carcinoma. Cancer 1988;61:1942-56.
  16. Saito T, Shinzawa H, Kuboki M, Ishibashi M, Toya H, Okuyama Y, et al. A randomized, controlled trial of human lymphoblastoid interferon in patients with compensated type C cirrhosis. Am J Gastroenterol 1994;89:681-6.


Recibido: 26 de febrero del 2000. Aprobado: 30 de marzo del 2000.
My. Mirtha Infante Velázquez. Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Avenida Monumental, Habana del Este, CP 11700, Ciudad de La Habana, Cuba.
1 Especialista de I Grado en Gastroenterología.
2 Especialista de I Grado en Gastroenterología. Instructora. Aspirante a Investigadora.
3 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Gastroenterología. Profesor Consultante. Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons

Dr. Jorge Quiroga
Unidad de Hepatología. Departamento de Medicina Interna. Clínica Universitaria de Navarra

La cirrosis es el resultado final de muchas enfermedades hepáticas crónicas. Disminuye el tejido hepático funcionante y aparece fibrosis. El hígado pierde su función y estructura normales y se producen insuficiencia hepática e hipertensión portal. Es la novena causa de muerte en países occidentales.

En nuestro medio, más del 80% de los casos se deben al alcohol (40%) y a la hepatitis crónica por virus C (40%). El resto se debe a hepatitis crónica por virus B, hepatitis crónica autoinmune, cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante, enfermedades metabólicas congénitas familiares como la hemocromatosis (sobrecarga de hierro), la enfermedad de Wilson (sobrecarga de cobre), el déficit de alfa-1-antitripsina y la porfiria cutánea tarda. La esteatohepatitis no alcohólica (asociada a diabetes y obesidad) es una causa cada vez más frecuente. Muy raramente se debe a toxicidad farmacológica y a otras enfermedades muy infrecuentes. Estas enfermedades son progresivas. En muchas el diagnóstico y tratamiento precoces evitan la progresión a cirrosis o detienen su evolución. Por eso es importantísimo saber si una persona tiene una enfermedad hepática crónica con potencial evolución a cirrosis.

Se deben a dos hechos principales: la insuficiencia hepática y la hipertensión portal. La insuficiencia hepática produce, entre otros, fallos en la fabricación de proteínas, en la depuración de sustancias y en el control de la nutrición. Por ello, la cirrosis repercute gravemente sobre todo el organismo. La hipertensión portal se debe a que el hígado cirrótico opone mayor resistencia al paso de la sangre. Como resultado, mucha de la sangre portal que debería pasar por el hígado no lo hace y circula por trayectos venosos anormales con dos consecuencias. Primera, la aparición de varices esofágicas y gástricas que pueden romperse y producir hemorragias muy graves. Segunda, la falta de depuración en el hígado de la sangre procedente del territorio abdominal por lo cual muchas sustancias llegan al resto del organismo en cantidades muy superiores a las normales con múltiples consecuencias nocivas.

En las personas con cirrosis existen dos etapas: una inicial (cirrosis compensada) y otra avanzada (cirrosis descompensada).
En la fase inicial el paciente puede estar asintomático y hacer vida normal. De hecho, hay personas que tienen cirrosis y lo desconocen. Algunos pacientes pasan de esta situación a tener una complicación aguda muy grave que puede comprometer su vida. En otros casos la enfermedad progresa hasta llegar a la fase avanzada en la cual aparece el cuadro florido de la cirrosis, la calidad de vida disminuye y el riesgo de muerte crece. Más del 50% de estos enfermos fallecen en un lapso de 5 años si no reciben un trasplante hepático o se instaura un tratamiento frene la evolución (por ejemplo abandono del alcohol o tratamiento antiviral, según la causa). El diagnóstico se hace por combinación de hallazgos clínicos, analíticos y de imagen y/o por la realización de una biopsia hepática. Una persona puede enterarse de padecer cirrosis por:

  • Hallazgo imprevisto: por alteración de los análisis del hígado o hallazgos anormales en ecografía o escáner en consultas por otro motivo.
  • Por estudio familiar tras identificar una enfermedad hepática hereditaria. Por ejemplo, una hemocromatosis.
  • En el seguimiento de hepatopatías progresivas conocidas. Por ejemplo, hepatitis crónica C.
  • Por síntomas iniciales inespecíficos. Por ejemplo, cansancio o hinchazón de tobillos.
  • Por complicaciones graves. Por ejemplo, una hemorragia digestiva por rotura de varices o encefalopatía hepática.

Las manifestaciones clínicas más importantes de la cirrosis avanzada son las siguientes:

  • Deterioro del estado general: cansancio, falta de apetito y desnutrición con pérdida de masa y fuerza muscular.
  • Color amarillento de la piel (ictericia), aparición de dilataciones vasculares en la piel sobre todo de la cara, tronco y extremidades superiores y facilidad para tener hematomas con golpes mínimos y hemorragias gingivales. A veces se observan venas muy marcadas en la pared del abdomen.
  • Distensión del abdomen por acúmulo de líquido (ascitis) e hinchazón de tobillos y piernas por edemas. El síndrome hepato-renal y la peritonitis bacteriana espontánea pueden aparecer sólo si hay ascitis y el pronóstico es muy grave.
  • Hemorragias digestivas por rotura de varices esofágicas o gástricas, que son muy graves.
  • Alteraciones de la función cerebral con cambios sutiles (mayor torpeza, lentitud de pensamiento) o manifiestas como desorientación alteración de la conducta, somnolencia o incluso coma (encefalopatía hepática).

La cirrosis predispone al cáncer de hígado y más del 90% de los hepatocarcinomas aparecen en hígados cirróticos. Por eso los pacientes con cirrosis deben ser vigilados ya que el diagnóstico precoz de estos tumores permite tratamientos curativos.

Los consejos generales con respecto a las enfermedades hepáticas crónicas son los siguientes:

  • Una persona con enfermedad hepática no debe consumir alcohol. Una persona sana no debe consumir alcohol en cantidades excesivas (60 gramos/día para varones y 30 gramos/día para mujeres sería la cantidad máxima). De modo orientativo, un litro de cerveza tiene unos 40 gramos de alcohol, un litro de vino unos 115 y un litro de whisky o bebida similar unos 320.
  • Seguir las indicaciones con respecto a la vacuna contra el virus B que indique el médico (ya se vacunan todos los niños y en adultos depende del riesgo).
  • Evitar automedicación, especialmente si se tiene una enfermedad hepática.
  • Incluir análisis básicos de hígado (transaminasas, fosfatasa alcalina y gamma-GT) cuando se hagan análisis por otro motivo.
  • Comunicar al médico habitual la existencia de familiares con hepatopatías
  • Si una persona tiene cualquier enfermedad hepática o alteraciones de los análisis del hígado, seguir el programa de revisiones que sus médicos aconsejen.

Si una persona tienen una cirrosis debe ser seguida un mínimo de 2 ó 3 veces al año por sus médicos para prevenir complicaciones, darle el tratamiento adecuado y, en su caso, valorar la posibilidad de realizar un trasplante hepático. Las medidas de prevención y tratamiento de las complicaciones de la cirrosis son complejas y deben ser siempre indicadas por sus médicos. La cirrosis hepática es la consecuencia final de muchas enfermedades hepáticas crónicas, que lleva a la pérdida de la arquitectura normal del hígado y una disminución progresiva de sus funciones. Su histología típica, que define la enfermedad, se caracteriza, por la aparición de necrosis hepatocelular, fibrosis y nódulos de regeneración

En general, en histología se llama cirrosis al resultado de un proceso histopatológico mediante el cual las células del parénquima de un órgano interno (hígado, páncreas, riñón, etc) son sustituídas al morir por un tejido cicatricial de tipo fibroso, a partir del tejido estromal del propio órgano, y por tanto puede producirse un deterioro más o menos marcado de su función. El término cirrosis procede del griego y significa duro. La aplicación de dicho nombre a esta enfermedad se debe a que los médicos antiguos se percataron del aumento de la consistencia del hígado. Posteriormente se fue conociendo que la dureza del órgano se produce debido a una alteración que es fundamental para que se desarrolle la cirrosis: la fibrosis hepática, responsable de todas las alteraciones ligadas a esta enfermedad.

Según la OMS, en total mueren anualmente aproximadamente unas 200.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados.[1] Algunas estimaciones (que no suponen un recuento concreto de los casos) no bien contrastadas sitúan en un 2% el porcentaje de la población española adulta que padece cirrosis. [2] La cirrosis hepática presenta una anatomía patológica característica, y que define la enfermedad. La anormalidad principal es la presencia de fibrosis, que consiste en el depósito en el hígado de fibras de colágeno, pero para que se pueda hacer el diagnóstico anatomopatológico de cirrosis, este acúmulo de fibras ha de delimitar nódulos, es decir, ha de aislar áreas de tejido hepático, alterando la arquitectura del órgano y dificultando la relación entre los hepatocitos y los finos vasos sanguíneos a través de los cuales ejercen su función de síntesis y depuración y a través de los cuales se nutren.

De modo esquemático, la fibrosis forma algo parecido a una red tridimensional dentro del hígado, en la que las cuerdas de la red serían la fibrosis y las áreas que quedan entre las mismas los nódulos de células que regeneran dentro del mismo. Esta alteración se denomina nódulo de regeneración y es la característica que permite establecer el diagnóstico de cirrosis. Existen otras alteraciones hepáticas que se acompañan de fibrosis, que no se consideran cirrosis al no cumplir la condición de formar nódulos de regeneración. Las principales causas de cirrosis en los países desarrollados son:

  • El consumo excesivo de alcohol (cirrosis etílica o alcohólica)
  • La hepatitis crónica por virus C (cirrosis por virus C)

Estas dos afecciones son las responsables de alrededor del 80 por ciento de los casos de cirrosis en España. Otras causas menos frecuentes (pero que pueden ser frecuentes en otras zonas geográficas) incluyen:

  • Otros virus, como el de la hepatitis crónica por virus B y la infección crónica mixta por virus B y virus D,
  • Enfermedades colestásicas crónicas (que afectan a la producción o a la salida de la bilis del hígado), tales como la cirrosis biliar primaria o la colangitis esclerosante primaria.
  • Enfermedades metabólicas congénitas del hígado como la hemocromatosis primaria (sobrecarga hepática de hierro -bastante frecuente-), la enfermedad de Wilson (sobrecarga hepática de cobre -muy rara-) y la deficiencia de alfa-1 antitripsina (también bastante rara); o enfermedades metabólicas adquiridas como la esteatohepatitis no alcohólica asociada a la diabetes o la dislipemia.
  • Otras: hepatitis autoinmune. Toxicidad hepática por fármacos u otros químicos hepatotóxicos. Existen otras causas mucho más raras y algunas específicas de la infancia que producen cirrosis precoz en niños o adolescentes.

Todas las enfermedades anteriormente citadas habitualmente necesitan años de evolución para llegar a producir cirrosis. Además, en muchos casos, el consumo excesivo de alcohol o la hepatitis crónica por virus C no llegan a producir nunca cirrosis y el paciente fallece por un motivo independiente de la enfermedad hepática.

Cualquiera de las etiologías anteriormente descritas actúa de igual manera: la fibrosis hepática aparece como consecuencia de fenómenos inflamatorios y de destrucción de los hepatocitos, que se presentan de forma activa y de modo crónico. La fibrosis inicialmente se inicia como tractos independientes que paulatinamente pueden ir uniéndose y delimitando los nódulos de regeneración. Si se elimina la causa de la agresión al hígado, antes de llegar a la fase nodular, se puede impedir el desarrollo de cirrosis, aunque pueden quedar restos de fibrosis como secuela del proceso inflamatorio anterior.

En general se considera la cirrosis como un proceso irreversible, aunque existe evidencia reciente de mejoría histológica en ciertas condiciones concretas. En la evolución de la enfermedad, podemos distinguir dos fases: cirrosis compensada y descompensada. Esta diferenciación tiene en cuenta que los pacientes hayan o no desarrollado las complicaciones propias de la enfermedad.

Las complicaciones paradigmáticas que definen la cirrosis descompensada son:

  • Ascitis: acúmulo de líquido libre intraabdominal con características de transudado Este transudado además puede infectarse (peritonitis bacteriana espontánea), habitualmente a causa de la translocación bacteriana (paso al torrente sanguíneo de las bacterias que conforman la flora intestinal)
  • Encefalopatía hepática: deterioro de la función neurológica, habitualmente episódico y reversible, relacionado con el paso desde la circulación portal sustancias no depuradas por el hígado a la circulación qeneral.
  • Hemorragia digestiva por varices esofágicas.
  • Ictericia: tinte amarillento de la piel y las mucosas a consecuencia del acúmulo de bilirrubina.

Mientras se encuentre compensada, los pacientes pueden no presentar ningún síntoma, y esta fase puede vivir años. En esta fase hay un importante número de pacientes que todavía no han sido diagnosticados. Asimismo, los pacientes con cirrosis compensada tienen una supervivencia parecida a la de la población general. Esto es así porque en condiciones normales el organismo no requiere de todo el "potencial" que el hígado tiene. Se puede tener el 25% del hígado afectado y no tener ningún tipo de sintomatología, detectando en todo caso un aumento de las transaminasas en un análisis de sangre. La cirrosis descompensada, sin embargo, predice habitualmente una importante disminución de la supervivencia, y un mal pronóstico a corto plazo.

En el desarrollo de estas complicaciones intervienen básicamente dos factores patogénicos:

  • La hipertensión portal (aumento de la tensión normal de la vena porta)
  • La insuficiencia hepatocelular.

Además de las complicaciones descritas, pueden aparecer otras muchas, entre las cuales destaca el riesgo aumentado que tienen los pacientes con cirrosis hepática de desarrollar un hepatocarcinoma En muchos casos, el diagnóstico de la cirrosis es casual, puesto que como se ha dicho, en la fase compensada de la enfermedad sus manifestaciones pueden ser poco aparentes, presentando síntomas vagos o inespecíficos como dispepsia, astenia o hiperpirexia. Así, puede detectarse ante la existencia de hepatomegalia en una exploración física de rutina, ante alteraciones en las pruebas de función hepática, o ante la positividad en las pruebas de estudio de las hepatitis virales.

actos originales para el 9 de julio

Hola!! hace aproximadamente dos meses empece con picazon debajo del corpiño,luego en la espalda,mas tarde entre las piernas,otras veces en el abdomen….la ropa se me marca y en esos lugares me pica mucho…tome antialergicos,cesa por unos dias y vuelve,ademas aveces siento como pinchazos de adentro hacia afuera…como si tuviera algo en la sangre.
Gracias.
Saludos!! Adry: Es necesario que consultes a un médico porque no hay otra forma de saber si esa picazón en el cuerpo está relacionada con problemas hepáticos o se trata de dermatitis, alergia, etc.

buenas tardes, me opere de la vesicula hace 15 dias, todo bien,como bien y no tengo ningun otro malestar,pero hace 1 semana me escuece todo el cuerpo,recalco TODO, si me rasco se enroncha como sarpullidos con un color casi rojizo,dejo de rascar y desaparece en media hora mas o menos,que puede ser,quisiera ir a conusulta medica pero sale algo caro,pero si esto continua asi lo hare,si pudiera indicarme que podria estara ocurriendo en mi cuerpo,cabe recalcar que mis ojitos estan algo amarillos. yaquelin: Tienes que consultar a la brevedad porque la picazón en todo el cuerpo y los ojos amarillos pueden ser síntomas de algún problema en el hígado o en los conductos hepáticos. Si el médico descarta esa posibilidad entonces podría tratarse de una reacción alérgica y te indicará el antihistamínico adecuado para ti. Insisto en que no pierdas más tiempo y consultes, puedes volver al mismo lugar donde te operaron, supongo que no te van a cobrar ya que todo lo que te ocurra a 15 días de una cirugía no te lo pueden cobrar extra.

Muchas gracias, no me imagine que pudiera ser eso,que examen me puedo realizar para saber si el problema es hepatico?pero me dare prisa en sacar una cita, de todas maneras estare en comunicacion,gracias por su respuesta. yaquelin: Los estudios tiene que indicarlos un médico porque pueden ser ecografía o tomografía, análisis de sangre o las pruebas que considere adecuadas. Esto sería en caso de ser necesarias, porque de pronto sólo con examinarte ya es suficiente para saber lo que ocurre y no tienes que hacerte ningún tipo de estudio.

hola les paso a contar mi problema desde algún tiempo como un mes me pica todo el cuerpo,en especial los brazos el sintoma que experimento es mucho picor,y lo otro es una sensacion como si anduvieran bichos por debajo de mi piel.
y lo otro que no tengo marcas o ronchas que se puedan ver.solamente las que yo dejo al rascarme.
y lo otro que me siento cansado y con dolores en las piernas y un pequeño malestar en el estomago.y ya no puedo dormir bien por que me siento con mucho calor y picor nachopou: Te dejo un enlace a este tema: Causas de picazón en el cuerpo, para que leas sobre las causas más frecuentes, verás que son varias y por esa razón te aconsejo que consultes a un médico para que te examine ya que no existe ninguna otra forma de saber a que se debe y es imposible darte siquiera una idea de porqué te está ocurriendo eso.

mi picazon con mucha comezon me enpieza por la noche en cuanto me acuesto parece que me pican animalitos muy pequeños o invisibles porque nunca los puedo tocar y me corren desde la cabeza hasta las pies ya tengo mucho tiempo sintiendo esto. ubaldo: La picazón en todo el cuerpo puede deberse a problemas en el hígado, pero también puede tener varias causas diferentes por eso es necesario consultar a un médico para que te examine, de esa forma sabrás cual es la causa y que tratamiento necesitas para solucionarlo.

Ola buenas necesito respuesta tengo 35 semanas de embarazo hace 15 dias me da mucha picazon en la piel y hace 4 dias orino de color amarillo oscuro. Fui al medico y me realizo el examen de sangre y la bilirubina salio alta. la solucion q me dieron fue tomar antibitico (ampicilina) y me cuidara en la comida. Debido a q el dr me diagnostico q posiblement tenga hepatitis A. Pero ya han pasado dos y tres dias y me siento igual. No veo solucion. Lo otro me preocupa es el bebe nacera con hepaptis A y cuales serian la prevencion ante el bebe recien nacido en todo. Gracias Hola le cuento mi problema es que me da mucha comezon en el cuerpo y me salieron unos granitos que casi no se ven y algunos se marca un punto rojo pero cuando me rasco se nota mucho y es una comezon insoportable en algunas partes me salieron como granos hinchados como cuando te pica alguna hormiga y todo comenzo cuando me dormi con una amiga que dice que asi le pasaba queria saber que es o como lo puedo tratar ya tome loratadina pero no me funciono en nada

Alfredo: Si esa comezón en el cuerpo empezó al estar en contacto con una persona que también presentaba esos puntos rojos y granos, entonces no se trata de alergia sino del contagio de algún tipo de infección ya sea por parásitos, virus o bacterias y es imprescindible que te examine un médico porque tiene que observar la piel para saber que tipo de problema es y de acuerdo a la causa te indicará el medicamento específico para solucionarlo. Hola, les cuento ayer me despierto a la madrugada porque me picaba el cuerpo, voy al baño y me doy cuenta que tengo ronchas gigantes en el cuerpo.
Ya me había pasado en otra oportunidad cuando hice una dieta proteica hará 4 meses y ahora estuve muy mal del estomago o del hígado “no se”y me vuelve a pasar! Mi análisis es que algo anda mal con el hígado!!
Ah la primera vez que me paso también a la madrugada, me levante y fui a la guardia me dieron una inyección y se me fue todo a las horas.
Esta vez me fui acostar y espere! a las dos horas no tenia ni una roncha. Que puede ser? Estoy preocupada, es la segunda vez que me pasa sera algo hepático?

laura: Lo que describes parece una reacción alérgica o un brote de urticaria, pero si te ocurrió lo mismo después de hacer una dieta proteica y ahora se repite después de tener trastornso digestivos, entonces puedes consultar a un médico y pedir que te realicen pruebas para saber como están funcionando el hígado y los riñones, ya que los problemas renales también pueden causar picazón en el cuerpo. No estoy sugiriendo que hay un problema sino que es esa la única forma de despejar tus dudas. hola, necesito una respuesta urgente xfavor,yo padesco de alergia ala sangre mas 15 años a raiz de una transfucion de sangre que me hicieron en el parto de uno de mis hijos, esta alergia parece emotiva y lo controlaba con loratadina diaria, pero hace unos meses me vino horrible que nada me calmaba. fui al medico y me dijo urticaria xq eran unas ronchas feas que se borraban cada vez que iba a emergencia me aplicaban corticoides en exceso lo cual ocasiono una bronconeumonia. me recetaro higalab-b levocetiricina- y unos sueros ala vena.me calmo todo y todo estaba bien, y bueno deje de tomarlas y solo segui con el levocertiricina. ahora empezo a arderne,dolerme y picarme un costado de la cadera, no le tome importancia pero esto se a avanzado toda la pierna, me da insomnio, se me hinchan las manos y me duelen horrores, y a la vez me pica. la picazon en la pierna derecha me es horrible con dolor, la dexa y la clorfenamina ya no me hacen nada. pero lo raro es que no tengo ronchas. a vista parece que no tubiera nada… pero ya no soporto el dolor en las manos avanza a los labios de mi boca. y esta empezando en las axilas y partes intimas. xfavor necesito ayuda urgente… ya no cuento para seguir gastando y no puedo tumbarme tengo dos bebes que atender. anteriormente gaste demaciado y quede endeudada, que hasta ahora no termino de cancelar…estoy desesperada… gracias

susan: ¿Te realizaron análisis específicos de Hepatitis B o C? Porque si recibiste transfusiones de sangre y tienes picazón en el cuerpo puede ser un síntoma de que el hígado no está funcionando bien. Obviamente no estoy asegurando que esa es la causa del problema pero es raro que te hayan administrado un hepatoprotector si no suponen que es un problema hepático. Pienso que deberías exigirle al médico que te diga concretamente cual es el problema. hola, tengo hepatitis cronica, estoy en tratamiento. mi inquietud es saber si esta enfermedad hace que uno adelgaze de la cintura para abajo,( es decir piernas )gracias, espero respuesta…

betty: No tengo información sobre que las hepatitis crónicas produzcan adelgazamiento en las piernas. Hola, voy a compartirles lo que a mi me dio resultados para eliminar la horrible picazón en la parte superior del cuerpo. Trabajo en el campo en jornadas de 12 horas, con Temperaturas de 38°C y Humedad Relativa de 95%. Cuando me atacaba la picazón dejaba de trabajar porque no soportaba ni ponerme la camisa. No encontraba la solución, hasta que un día me mandé hacer un Análisis de Sangre y resulté con la Urea alta. Por lo anterior investigue las causas de esta anomalía; encontrando que se puede deber a: mal funcionamiento de los Riñones, exceso de ejercicio, dieta alta en Proteínas y/o deshidratación. Me analizaron el funcionamiento de los Riñones y salieron bien. El ejercicio intenso no lo puedo dejar de hacer y por lo mismo no puedo cambiar mi dieta; por lo que me fui por el lado de la deshidratación. En los días en que me daba la picazón, la orina era escasa, en frecuencia y en cantidad; además de tener un color amarillo intenso. Entonces decidí aumentar el consumo de Agua natural, hasta que mi orina fuera mas frecuente y su color de un amarillo muy pálido, casi incolora. De esta manera la picazón desapareció. Para recuperar los electrolitos perdidos por el sudor y por la orina, tomo un litro de Gato..de disuelto en otro litro de Agua natural. Espero que mi experiencia les sea de utilidad. Saludos.

Hola, hace unos tres días estoy sintiendo una picazón en el cuerpo, sobre todo por las noches y en los muslos, pensé que era la pijama y me la quité pero seguía igual, entonces pensé que era la cama de mi sobrina, pero llego a mi casa y la picazón sigue, ni me deja dormir, no tengo brotes, que podrá ser, me ayudan por fa Karin: La picazón en el cuerpo puede tener tantas causas que resulta imposible decirte una en particular, por eso te dejo un enlace a este artículo por si deseas leer las causas más frecuentes: Causas de picazón en el cuerpo

saludos tengo 11 años.lo que pasa es que hace un mes y medio me empezo a picar la parte baja del dedo pulgar de la mano y me aparecen algo parecido a una rocha blanca.Varios dias me empezo a pica
r los dos brazos y me empezo a aparecer puntos muy pequeños rojos.mi madre cree que es por la esponja de lufa del baño que la tengo aproximadamente 7 meses sin cambiar.la bote y hoy no me ha picado nada pero hoy me aparecio esas ronchas.gracias luz selenia: Es necesario consultar a un médico porque debe observar esas ronchas y puntos rojos para saber de que se trata el problema.

Saludos, mi caso es el siguiente mi papá tiene un caso severo de picazón ya tiene mucho tiempo y ahora mi madre también lo tiene, lo característico de esto es que le pican los brazos y tienen rosetones no es el hígado porque los ojos no los tienen amarillos, se han hidratado constantemente y tampoco se les calma tiendo a pensar que es psoriasis por favor oriénteme….gracias César: La picazón en los brazos puede tener diversas causas, por ejemplo alergia, dermatitis de contacto (contacto frecuente con sustancias o materiales que generan una reacción en la pie), eczema, escabiosis (sarna), urticaria, psoriasis etc. Si tanto tu papá como tu mamá tienen lo mismo es posible que se trate de una reacción alérgica o una dermatitis de contacto, generada por algo con lo que están en contacto diario. La otra posibilidad es que se trate de una infección (hongos, bacterias o virus) que afectó primero a tu papá y luego tu mamá se contagió. Como verás es imposible “acertar” la causa, deben consultar a un médico para que los examine y les indique la crema o tratamiento adecuado.

mi esposa de 80 años padece de cirrosis hepática e insuficiencia renal. esta atendida por un medico internista y nefrólogo desde en mes de enero del presente año. también padece de picazón en todo el cuerpo y movimientos involuntarios en pernas, brazos y parte central del cuerpo. por lo anterior no puede dormir y descansar por las noches. le he comentado lo anterior al medico que la atiende y la única respuesta es decirme que es de origen nervioso y solo se quita, no proporcionando algún tratamiento.
esta situación ha empeorado esta ultima semana recién pasada.
agradeceré su opinión al respecto en especial si algún tratamiento puede empeorar su enfermedad renal y/o hepática.
agradezco su atención al respecto. GRACIAS. manuel: La picazón en el cuerpo posiblemente sea consecuencia de la cirrosis y también influye la insuficiencia renal. Los movimientos involuntarios del cuerpo también puedes estar relacionados con la cirrosis si afectó al sistema nervioso, pero son suposiciones ya que no tengo forma de saberlo y es el médico quien tiene que explicarles detalladamente las causas de estos problemas, es deber del médico brindar toda la información al paciente o sus familiares.

Hola, tengo mi hijo de 2 años. A los 7 meses dejó de aumentar de peso, tenía la panza muy inflamada, pero activo y sano en lo demás. Le hicieron estudios de celiaquía que dieron negativo, también de la hormona iga, normal. Al año tuvo una fuerte neumonía y al poco tiempo le descubrieron hígado graso, le descartaron fribisis quística y se le sumaron síntomas como diarrea frecuente, gastritis frecuente y sin causa, lo derivaron al garrahan donde lo antendieron los de gastro y me lo mandaron a casa diciendo que no tenía nada y con una dieta hipofermentativa y leche deslactosada. Ahora empezó con caca marrón claro y blanca (parece como plastilina) ayer hizo caca con sangre (como menstruación) el médico no encontró nada visible, también le salio una fuerte herpes en la boca y la piel está áspera, como pequeños granitos en cada poro, sobre todo en las piernas. La doctora lo manda a todos los médicos y no encuentran nada todavía (gastro, endocrinologa, genetista…) Ana: Dejamos tu comentario publicado por si alguien atravesó por una situación similar y puede colaborar con alguna idea o sugerencia, porque si al bebé lo han examinado tantos especialistas alguno tendría que haber hecho un diagnóstico concreto. Pienso que si salió que tenía hígado graso y hace heces de color blanco deberían consultar a un hepatólogo que es el médico especialista en problemas hepáticos. Con respecto a la sangre en las heces puede deberse a muchas causas, entre ellas infecciones intestinales o fisuras en el recto, pero en estos casos no hay que hacer suposiciones y los médicos deben encontrar las causas.

si es cierto la picazón y es horrible, tengo el higado con problemas, hola siento picazon en mi cuerpo no se que sera me pica la pierna la mano la barriga la espalda me podran ayudar xfa

raul: Es imposible saber si la picazón se debe a un problema en la piel como una dermatitis o una reacción alérgica o si se trata, por ejemplo, de un síntoma de un problema hepático. Es necesario que consultes a un médico para poder determinar la causa ya que no hay otra forma de saberlo. Hola tengo un problema llevo dos semanas que se me hincha el labio de la voca el de arriva y me da mucha comezon en el cuerpo asi tambien plantas de los pies alguien me puede ayudar por favor gracias

Buenas tarde mi caso es parecido algunos alimentos me causan picazón me hice una serie de análisis y todo sale bien pero la molestia esta permanente ni parásitos tengo es algo estraño quisiera una orientación o análisis de q tipo tienen q hacerme, espero su respuesta gracias. Guisela: Si un médico te indicó análisis de sangre y orina seguramente lo hizo para comprobar o descartar la posibilidad de que esa picazón en el cuerpo se deba a problemas hepáticos o renales. En ese caso ya estarían descartados. De todos modos te digo que el análisis de sangre para saber si hay problemas en el hígado se llama Funcional hepático.
También puede ser una reacción alérgica a determinados alimentos, cualquier alimento podría causar alergia, desde los lácteos hasta vegetales o frutas. Algunas personas tienen picazón en la piel al consumir leche o derivados de la leche, otras a las harinas (o ambas cosas a un mismo tiempo) y al suspender el consumo la picazón desaparece. Como verás no es nada sencillo encontrar la causa.

Yo vivo con picazón en todo el cuerpo ojos,mano,cuerpo,cabeza,es decir cuero cabelludo,tuve hepatitis A hace 43 años y ahora tengo algunos nódulos y pequeños quistes,estoy en tratamiento con la hematologa,pero,los números me dan bien por ahora.me sacaron un nódulo y la vesícula y mejore. El ultimo funcional hepatico me dio bien,hace un año,ahora tengo el nuevo análisis,justo en diciembre de 2016y consulta con la hematologa también,.Fracias.?

jurisprudencia en actos contra el pudor

gracias por esta informacionnnnnn hola quisiera comentarles que sufro de higado graso, que me pueden recomendar?

Para tratar el hígado graso (a parte de los medicamentos que le haya recetado su médico) puede tomar alimentos con vitamina E (más información: http://www.complejob.net/2011/06/la-vitamina-e-y-sus-beneficios.html) y cúrcuma (más información: http://www.complejob.net/2011/08/curcuma-curcumina-informacion-detallada.html). También debería hacer cambios en su dieta para hacerla más saludable (dieta baja en grasas saturadas que incluya granos enteros, frutas y hortalizas frescas), mejorar su actividad física (30 minutos de ejercicio al día, cinco días a la semana puede ser suficiente para ayudar a perder de peso. Aumentar la actividad física también incluye el cambio de comportamiento, tales como usar las escaleras en vez del ascensor y caminar en lugar de conducir) y por último evite en lo posible el alcohol. gracias voy a empesar a tomar la vitaminas de complejo b

no tengo retencion cuando leo me distraigo mucho tengo todos los sintomas que contiene por falta de eficiencia complejo B el dctor me receto bedoyectr 4 inyeccion 2 por semana usted cree que si cumplo y adiciuonalmente me sigo aplicado estaria bien ya que estudio y trabajo. gracias por sus comentario. Se puede usar las pastillas de complejo B eb pacientes con metastasis (en el riñon) que me recomienda?

Ola me llamo paola y yo tomo antidepresivos y consulte un dia en la farmacia algo para el animo y mi perdida de la memoria ellos me recomendaron Complejo B y las compre,esta bien tomarlas si estoy tomando antidepresivos? o seria malo mesclar ambas cosas. Hola, en principio siguiendo la cantidad recomendada diaria no tiene porque haber ninguna contraindicación. Sin embargo, siempre es recomendable consultar con nuestro médico si puede haber una interacción con los medicamentos que nos haya recetado.

Muy Buenos dias, tengo problemas de higado graso y ademas tengo las transaminazas elevadasn es recomendable tomar tiamina? La tomo actualmente Antes de tomarla consultaría con el médico especialista para curarnos en salud.

QUE BUENO ES SABER DE NUTRIENTES COMO LA FAMILIA DEL COMPLEJO B Y TODABIA HAY MAS TAMBIEN ES BUENO DECIRLES QUE PARA UNA MEJOR CONSULTA VAYA CON UN NUTRIOLOGO LOS MEDICOS NUNCA DICEN LA VERDAD SI ELLOS DIJERAN LA VERDAD SE UMAGINAN CUANTAS ENFERMEDADES PODRIAN APREBENIRSE ES DECIR ESTADISTICAMENTE PUDIERA VER MENOS ENFERMOS Tengo una niña de 8 años muy inteligente pero tiene de 2 a tres veces por semana expresiones depresivas como no querer vivir o que no la quieren llantos fuertisimos

salvador crespo perez, gracias y bns dias, y espero y ustedes si pueden mandarme el complejo!! B-I!! estas vitaminas son recomendadas x, mi medico especialis neurologo, y aqui donde vivo en ensenada baja california, norte, mexico, ya la venden si ustedes pueden mandarme! 2 cajas de 100 tabletas de 300 mg de pura tiamina! este es mi # de mi tel cel, 646 161 37 28,! si pueden hablarme estas vitaminas son muy urgente para mi salud, saludos Buenas noches, me siento muy ansiosa y nerviosa, el complejo B ayuda en estos casos de ansiedad?. Le agradeceria me pueda informar

Solo dios nos cura. QUE IGNORANCIA. Hola muy buena información, una pregunta puedo tomar tiamina + complejo b juntas y cuantas veces al día?
Gracias

Hola hago ejercicio. Danza y voy ala gimnasio. Tengo 64 pero últimamente he sentido como un cansancio muscular en las piernas. Como que se me duermen. Puedo tomar la tiamina o el complejo B? El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo (después de la piel). Es de crucial importancia ya que lleva a cabo una larga lista de tareas de las cuales dependen muchas funciones del cuerpo. Entre estas tareas se encuentra la importante labor de filtrar alrededor de un litro de sangre por minuto (cuando está saludable), el hígado depura hormonas, sustancias químicas, gérmenes, alérgenos, bacterias, medicamentos, toxinas, etc. Hoy veremos algunas hierbas medicinales para el hígado, para cuidarlo y mantenerlo sano.

El hígado también realiza la función de mantener la proporción de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, vitaminas y hormonas, además de que ayuda a utilizar los nutrientes de los alimentos, aprovechando y reciclando el hierro, facilitando la asimilación de lo que comemos segregando más de un litro de bilis al día, incluso participa de forma importante en un adecuado y óptimo funcionamiento del sistema inmune. Malas digestiones, gases, dolor de hígado, inflamación del vientre, dolor de cabeza, mareos, depresiones, incapacidad para concentrarse, urticaria, erupciones cutáneas, mal humor, hipoglucemia, mal aliento por las mañanas, asma y necesidad de comer azúcar.

Hay muchas formas de cuidar al hígado, mantenerlo joven y sanarlo de forma natural. Una dieta baja en grasas y productos de procedencia animal, evitar alcohol y procesados, refinados (azucares, harinas, pastas, etc.), así como mantener una vida con buen descanso, bajos niveles de estrés y con ejercicio, son algunas claves para mantenerlo fuerte en todas las etapas de la vida. Sin embargo, además de lo anterior, podemos apoyarnos en la poderosa medicina herbolaria, hay hierbas medicinales para el hígado que no sólo ayuda a sanar y a mantener nuestro hígado saludable, sino que ayudan a estimular la capacidad auto-curativa del cuerpo sin dañarlo ni causarle dependencias o debilitarlo.

Es importante no tomar las infusiones de hierbas medicinales para el hígado con la comidas, ya que obstruyen la absorción del hierro de los alimentos. La hora adecuada para las infusiones es después de media hora de haber comido, en ayunas (cuando es necesario), o antes de acostarse.

  1. Cardo mariano: uno de los mejores remedios para el hígado (conocido como guardián del hígado), puedes beneficiarte de esta hierba en ensaladas (cruda y tierna) o en infusión. Ayuda a sanar hígado y vesícula, desintoxica, protege y reduce inflamaciones del hígado, además de ayudarlo a reparar tejidos dañados y eliminar venenos biológicos. Cuando el hígado no elimina o neutraliza sustancias dañinas el hígado se daña y deteriora. El cardo mariano previene y ayuda al hígado a eliminar estas sustancias además de que lo protege contra sus agresiones, resguarda al hígado de drogas, alcohol, hongos venenosos, sustancias perjudiciales, etc., ayuda a eliminar exceso de hierro que daña el hígado y es un potente antioxidante que lo repara y regenera, además de que protege contra la diabetes, lo desinflama, baja el colesterol nocivo y estimula sus funciones vitales. Toma una dosis de 250mg al día para proteger el hígado y combatir diabetes y otros daños hepáticos.
  2. Diente de León: un fuerte depurador sanguíneo, ideal para descongestionar el hígado, un tónico general para el cuerpo con propiedades antiinflamatorias, laxantes y reparadoras. Es un tónico amargo y vesicular. Consume esta planta en ensaladas frescas o en polvo (mezclado con zumos) o infusión. La dosis varía alrededor de 500 y 2000 mg al día, según la dolencia. Una cura con diente de león es beber 3 tazas al día pero no junto con las comidas sino 30 minutos después de comer.
  3. Alcachofa: tónico amargo con propiedades protectoras y regenerativas del hígado, depura la sangre y ayuda a mejorar las digestiones, combatir urticaria, alergias, acidez, gases, mejorar los mareos y vértigos, fatiga sin saber porqué, hinchazón abdominal, etc., síntomas de un hígado en mal funcionamiento. Previene hepatitis, insuficiencia hepática y problemas como diabetes, excelente para bajar de peso y eliminar colesterol nocivo y a purificar la sangre. Además, posee propiedades que estimulan la producción de bilis y drena la vesícula, por lo que previene y combate la formación de piedras vesiculares. La mejor forma de consumir la alcachofa es comerla en ensaladas, bien limpia y cocinada con un poco de sal. Se debe rascar la carne con los dientes directamente de la hoja. Además, te puedes preparar una infusión con hojas de alcachofa, hirviendo en una taza de agiua 10 hojas de alcachofa. Recuerda no endulzar con nada para mejores resultados. Evita al máximo utilizar cualqueir tipo de azuar, incluso el azucar de dieta, que es muy nocivoa para el hígado. En el mercado ya venden cápsulas de alcachfa las cules también son apropiadas para sanar el higado (consulta las dosis en el empaque).

Si usted conoce su cuerpo sabrá que hay en él un órgano llamado bazo. ¿Qué tanto se conoce este órgano? Pues bastante poco, a pesar de tener funciones realmente relevantes en el desempeño del organismo, especialmente en lo que se refiere al sistema inmunológico. Según Lina Díaz, médica y profesora de anatomía del Instituto de Ciencias de la Salud de las Américas (ICSA), el bazo “es un órgano de consistencia blanda, rodeado de una gruesa cápsula de tejido conectivo y altamente vascularizado, situado en la parte superior izquierda de la cavidad abdominal, arriba y a la izquierda del estómago”.

La experta explica que la razón del desconocimiento general en torno a este órgano, reside en que quizás los síntomas de las enfermedades que lo afectan son muy vagos y comunes a numerosas enfermedades. (+)
SÍNTOMAS QUE SURGEN CUANDO SE ENFERMA

Síntomas como fatiga, palidez, infecciones frecuentes y/o recurrentes, fácil sangramiento, inapetencia y esplenomegalia (aumento de tamaño del bazo que puede tener diferentes causas) suelen presentarse cuando este órgano se enferma.

Pueden aparecer sensación de llenura sin haber comido y dolor referido como sensación de pesadez en la parte superior izquierda del abdomen. La importancia del bazo se desprende de sus funciones: la filtración de la sangre, eliminación de partículas extrañas, destrucción de los eritrocitos anormales y/o envejecidos, ser el reservorio de partículas celulares que participan en la coagulación y la producción de componentes del sistema inmunológico como los linfocitos y anticuerpos, que defienden contra enfermedades.

El bazo es vital, mas se puede prescindir de él
El bazo tiene dos componentes principales, la pulpa roja y la pulpa blanca, que difieren tanto estructural como funcionalmente. “La función fundamental de la pulpa roja es la filtración mecánica de toda la sangre del cuerpo y la eliminación de partículas extrañas como por ejemplo los materiales de sutura”, señala la doctora Lina Díaz, profesora de anatomía del Instituto de Ciencias de la Salud de las Américas (ICSA). Añade que el bazo es además el principal órgano del cuerpo encargado de destruir y eliminar de la circulación sanguínea los glóbulos rojos defectuosos y/o envejecidos. Los monocitos de la sangre representan del 3% al 8% de los leucocitos (células blancas) de la sangre, y la mitad de esta cantidad es almacenada en la pulpa roja como reserva.

“En caso de heridas, estos monocitos pueden migrar a los tejidos lesionados y transformarse en células dendríticas y macrófagos (células que engloban y destruyen bacterias, virus, hongos, residuos celulares y otras sustancias extrañas) y ayudar en el proceso de curación de las mismas. La pulpa roja también sirve de reservorio a las plaquetas”, dice Díaz. Manejo de los males que atacan al bazo
A pesar de la importancia del bazo, se puede prescindir de él. “Las personas pueden vivir sin este importante órgano porque su falta es compensada por otros órganos como el hígado que aumenta su capacidad de luchar contra las infecciones así como también destruye los eritrocitos anormales”, dice Lina Díaz. A la extirpación quirúrgica del bazo se le conoce como esplenectomía.

Quienes se someten al procedimiento tienen mayor riesgo de padecer neumonía, meningitis, influenza, infecciones de la sangre, los huesos y las articulaciones porque las defensas del organismo son afectadas por el papel del bazo en la lucha contra algunas bacterias. Los pacientes que deben someterse a la esplenectomía deben recibir varias vacunas como la antineumocócica, la antimeningocócica y la anti Haemophilus influenzae tipo B.

Enfermedades
El bazo suele verse afectado por infecciones virales como la mononucleosis o la hepatitis; enfermedades bacterianas como la sífilis o la endocarditis y parasitarias como la malaria. También le dañan las anemias hemolíticas y el cáncer de las células de la sangre; enfermedades metabólicas como la de Niemann-Pick y la de Gaucher; la cirrosis hepática, la artritis reumatoidea y el lupus eritematoso. Para diagnosticar una afeccion cualquiera en el bazo, Díaz explica que se inicia con la palpación durante el examen físico y luego se procede a realizar estudios imagenológicos.

También ayudan exámenes de laboratorio como hemograma, examen de la médula ósea, el análisis de proteínas sanguíneas para detectar malaria, brucelosis, tuberculosis o sarcoidosis; y las pruebas funcionales hepáticas para la determinación de enfermedades del hígado como causa subyacente. “Una biopsia de bazo no es aconsejable porque la inserción de una aguja en el bazo o el corte del bazo para tomar una muestra de tejido esplénico provocarían un sangramiento incontrolable”, advierte Díaz.

que son los actos personales

Las Aflatoxinas se dan de manera natural y pueden encontrarse en la tierra, en la vegetación marchita, y en otros ámbitos naturales. 5 Las Aflatoxinas típicamente florecen en zonas donde hay mucho calor y humedad y normalmente contaminan los cultivos de cereales, especies, cacahuates y otros alimentos secos. La exposición elevada a las aflatoxinas provoca carcinoma, cirrosis, y la eventual necrosis del hígado. El Arsénico es un carcinógeno y teratógeno muy conocido. La exposición más común a los humanos se da en el agua potable. Los niveles elevados de arsénico pueden ser fatales en un lapso de 12-48 horas después de su ingesta, algunas muertes ocurren en una hora. 6 Una vez que es absorbido por el cuerpo, el arsénico se almacena en el hígado donde puede contribuir al desarrollo de cáncer.

Al ingerirse el tetracloruro de carbono es muy peligroso para los humanos y los animales. Las señales clínicas de la inhalación del tetracloruro de carbono incluyen niveles elevados de la enzima hepática Aspartato Aminotransferase, niveles elevados de bilirrubina, niveles reducidos de albumina y fibrinógeno, y un hígado inflamado y sensible. 7

  • Las lesiones físicas al hígado son responsables sólo del 5% de todos los ingresos a hospitales. 8
  • El 80% de todos los casos de toxicidad hepática son causados por reacciones farmacológicas a medicamentos. 9
  • Se sabe que más de 900 fármacos con receta causan lesiones al hígado. La toxicidad es la razón principal por la cual un medicamente es retirado del mercado. 10
  • Los cálculos hepáticos y de vesícula están presentes en un 10% o 20% de la población. 11
  • 6,500 trasplantes de hígado se llevaron a cabo en los Estados Unidos en el 2005.

Además de la ingesta de fármacos, una dieta deficiente es un factor principal que genera la mayoría de los problemas de hígado. Ingerir grandes cantidades de alcohol es la forma más común de riesgo para el hígado que se deriva de la dieta. Sin embargo, usted puede mejorar su dieta de muchas maneras para promover un funcionamiento general del hígado.

  • Una dieta con demasiada proteína puede provocar una enfermedad llamada encefalopatía hepática o "confusión mental". Mientras que la causa exacta de la encefalopatía hepática aún se desconoce, la teoría indica que cuando el cuerpo digiere grandes cantidades de proteínas, se forma amonio en exceso, lo cual afecta el sistema nervioso central. Siempre debe consultar con su médico antes de alterar la proteína en su dieta.
  • Una dieta alta en calorías, especialmente en carbohidratos y alimentos grasosos, igualmente puede dar como resultado problemas de hígado. La ingesta excesiva de calorías puede provocar depósitos de grasa dentro del hígado.
  • Vigile su ingesta de Vitamina A, porque tiene una alta concentración de grasa saturada y colesterol y puede ser muy tóxica para el hígado cuando se consume en grandes cantidades. Sin embargo, la Vitamina A Emulsionada no contiene grasa ni colesterol. La Vitamina A Emulsionada es una forma líquida de la vitamina que se deriva del caroteno que se encuentra en los vegetales verdes y amarillos y en la yema de huevo. La Vitamina A Emulsionada es un poderoso antioxidante que suplementa su dieta. La Vitamina A también ayuda a promover la diferenciación de las células y apoya la respuesta normal del sistema inmunológico del cuerpo.

La mejor dieta para el hígado es baja en proteínas y también en sodio. 14 Comer bastantes frutas y verduras crudas ayudará a mantener su cuerpo, especialmente su hígado, sin saturarse. Aproximadamente entre el 30% y el 40% de su dieta debería consistir en vegetales con hojas verde oscuro y frutas y verduras de color anaranjado, rojo, morado y amarillo. Una dieta alta en grasas hace que el hígado trabaje demasiado, por lo que reducir su ingesta de grasa es un asunto crítico para tener un hígado saludable. Los aguacates y el pescado aceitoso como el salmón, el atún y las sardinas son excelentes opciones para promover la salud del hígado. Muchas variedades de semillas crudas tales como la semilla de linaza, girasol, y alfalfa son benéficas en este sentido también. Ciertos aceites (primavera, la semilla de pasas de Corinto, y el aceite de oliva prensado en frío, sólo por nombrar algunos) también apoyan al hígado.

Junto con una dieta saludable, usted debe limpiar su hígado en forma rutinaria para promover un funcionamiento y una salud óptima. Un número de productos de limpieza del hígado y hasta de la vesícula pueden encontrarse en tiendas que ofertan artículos para la salud y en el Internet, pero los más efectivos son elaborados sólo con hierbas 100% orgánicas y cultivadas en forma natural y producidas utilizando los procesos propietarios o Instruct®. Los limpiadores del hígado producidos con estos métodos, tales como Livatrex™, le brindan a usted hierbas extraídas con Glicerina pura certificada Kosher, en lugar de alcohol, por lo que son el tipo de suplementos más seguros y efectivos para apoyar sus iniciativas para mejorar la salud.

COMPLICACIONES DE LA ASCITIS
PRONOSTICO Y RESULTADOS DEL TRATAMIENTO MEDICO

OSTEOARTROPATIA HIPERTROFICA Y CIRROSIS HEPATICA. PRESENTACION DE UN NUEVO CASO Y REVISION DE LA LITERATURA.

* Especialista de I Grado en Medicina Interna.

** Especialista de II Grado en Medicina Interna. *** Especialista en I Grado en Medicina General Integral.

DeCS: OSTEOARTROPATIA HIPERTROFICA; CIRROSIS HEPATICA DeCS: OSTEOARTROPATIA HIPERTROFICA

Aparatos respiratorios y cardiovascular: Normales. discreto infiltrado (H y E 100 x).

A new case of htperthrophic osteoarthropathy is studied associated with hepatic cirrhosis. The possibility of occurring an acropachy as early sign of alcoholic hepatopathy is suggested. Literature is reviewed, and some hypothesis invalued in the development of this interesting syndrome are presented. DeCS: HYPERTROPHIC OSTEOARTHROPATHY

Publicado por dcrp el 03/May/2016 | Comentarios desactivados en Proyecto de investigadores de la UAA sobre fármaco que revierte cirrosis hepática en proceso de trámite ante IMPI

  • Tras la inducción de cirrosis hepática al hámster y la posterior aplicación del fármaco, se observó una reversión de la enfermedad entre un 60 y 75%: JVJ.
  • Patente se ingresó al IMPI hace casi dos años, se superó satisfactoriamente la fase “de forma”.

Como parte del compromiso de la Universidad Autónoma de Aguascalientes de ofrecer y consolidar una educación de calidad para los jóvenes y de desarrollar investigación aplicada que permita responder a las necesidades de la sociedad, catedráticos del departamento de Morfología del Centro de Ciencias Básicas han desarrollado un proyecto innovador que está en trámite de patente, en el cual se ha observado una reversión de la cirrosis hepática en hámsters a través del uso de mesilato de doxazosina, medicamento antihipertensor. Al respecto, Javier Ventura Juárez, profesor investigador del departamento de Morfología y titular de la patente, explicó que se han usado alrededor de 100 hámsters en el proyecto, pues este es el único animal que desarrolla de manera idéntica la cirrosis hepática en el ser humano, por lo que se les indujo este padecimiento y posteriormente se les suministró este fármaco, en donde se observó una reversión de la enfermedad entre un 60 y 75%.

Aseguró que tras varias pruebas experimentales a estos modelos animales se observó que el uso de mesilato de doxazosina controla el proceso de cirrosis hepática en los hámsters. Ante ello, el investigador manifestó que la cirrosis hepática es una enfermedad recurrente en los seres humanos, y como se observó un cambio en la fibrosis del hígado, se planteó la necesidad de la aplicación de este medicamento para combatir este padecimiento. Ventura Juárez señaló que tras el ingreso de este descubrimiento al Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) hace casi dos años, se espera en un corto plazo trasladar estos resultados positivos a enfermos de cirrosis hepática, por lo que se deberá realizar un proyecto integral que deberá ser presentado ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), organismo que avalará la viabilidad de su aplicación en seres humanos.

Comentó que el proceso de aplicación en seres humanos es extenuante, pues en primera instancia se debe realizar un artículo con los resultados que hayan arrojado las pruebas experimentales, para que posteriormente sea evaluado por una comisión médica, la cual determinará si es viable o no su aplicación en pacientes que padezcan cirrosis hepática, siempre que los afectados lo deseen y éste sea suministrado bajo su consentimiento. Ventura Juárez aseguró que ha tenido acercamientos con patólogos del Hospital Hidalgo, a quienes les ha planteado estos hallazgos, sin embargo, se encuentra a la espera de la determinación del comité médico para que este fármaco pueda ser aplicado en pacientes de dicho nosocomio bajo la vigilancia y normas bioéticas que establece la COFEPRIS.

Por otro lado indicó que tras la publicación de estos resultados primarios, un comité clínico de un hospital de Corea emitió una opinión favorable sobre este nuevo tratamiento de la cirrosis hepática mediante el uso de antihipertensores, lo cual hizo refrendar su interés y el de su equipo por continuar trabajando para combatir este padecimiento y consolidar la patente. En su momento, Martín Humberto Muñoz Ortega, investigador del departamento de Morfología y partícipe en esta investigación, comentó que están a la espera del resultado de la patente, pues en primera instancia se superó el filtro de forma, aunque falta la prueba de fondo, por lo que estimaron un promedio de entre 3 y 4 años para tener una respuesta concreta, y mientras tanto, se abocarán a perfeccionar la dosis y monitorear si se producen efectos secundarios.

Al tomar la palabra, María del Rosario Campos Esparza, profesora investigadora del departamento de Morfología de la UAA y también participante en este proyecto, agregó que es de suma importancia patentar estos hallazgos, pues se está protegiendo un trabajo en conjunto de varios años, que además permitiría impulsar su aplicación en pacientes con cirrosis hepática en nosocomios de la entidad. Desde épocas remotas el alcohol ha sido parte importante en la mayoría de las culturas dándole múltiples connotaciones, como el ser una bebida para festejar eventos especiales, olvidar problemas e incluso ser parte clave en rituales sagrados, además de ser utilizada como anestésico en tratamientos médicos y quirúrgicos muy antiguos.

En la actualidad, el consumo del alcohol es cada vez a edades más tempranas y en mayor cantidad. Sin embargo ¿sabes que le hace el alcohol a nuestro cuerpo. Cuando empezamos a beber la concentración de alcohol decrece con el tiempo ya que las enzimas responsables de la degradación, lo transforman a sustancias tóxicas para el organismo (acetaldehído y radicales libres). Estos interfieren con el metabolismo, principalmente de las grasas, originando daño celular a través de procesos de oxidación, inflamación y producción de sustancias que aceleran el proceso de envejecimiento. Por otro lado, aumenta la concentración de ácido láctico y disminuye.

Cuando consumimos alcohol se produce un aumento de triglicéridos en sangre y en el hígado, este último el mayor responsable de la metabolización del alcohol. Si el consumo del alcohol es excesivo y continuo, puede ocasionar una cirrosis hepática, condición que provoca la cicatrización del tejido hepático, dañando la estructura del hígado y bloqueando el flujo de sangre a través del órgano. La pérdida del tejido hepático normal disminuye la capacidad que tiene el hígado de procesar nutrimentos, hormonas, fármacos y toxinas entre otras. Las personas con esta condición, son las personas delgadas pero "panzonas" que pueden tener otros signos como verse muy amarillas, hinchadas y en la abdomen con venas rojas asimilándose a una telaraña. Solamente un 2% del alcohol es metabolizado y eliminado por los pulmones, lo que constituye la base para saber si hemos bebido o no cuando nos someten a la prueba del alcoholímetro. Además, ocurren cambios en el sistema nervioso como entorpecimiento de los reflejos, depresión, mala coordinación, disminución creativa e intelectual; problemas cardíacos como aumento en la frecuencia de las pulsaciones, gasto cardíaco y presión arterial.

El alcohol que no se degrada rápidamente y el que queda circulando en la sangre tiene un efecto diurético, lo que promueve la deshidratación y la pérdida de vitaminas y minerales, a este efecto se le conoce como resaca. Recuerda que el consumo excesivo del alcohol, puede causar una mala absorción de nutrimentos ya que las paredes del intestino delgado y grueso se deterioran y su capacidad de absorción se limita, pudiendo causar a largo plazo una mal nutrición y deficiencias de ácido fólico (B9), tiamina (B1), piridoxina (B6), vitamina C y vitamina A que son necesarias para el metabolismo, así como de magnesio, calcio y zinc.

Las personas que ingieren cantidades exageradas de alcohol y que, al mismo tiempo, hacen una dieta con alto contenido de grasas y además llevan una vida sedentaria, al contrario de verse flaquitos y panzones, tendrán problemas de obesidad o sobrepeso. No todo es malo del alcohol, algunas bebidas por su origen nos proveen de antioxidantes y/o vitaminas del complejo B si bebemos en moderación, pero ¿sabes que es moderación? El consumo es de 0.7 g de alcohol/ kg peso en hombres y 0.5 g/ kg peso en mujeres que serían de 1-2 copas al día (350 ml de cerveza, 150 ml de vino o 52 ml de bebidas destiladas). De aquí la importancia de limitar el consumo de bebidas alcohólicas a 2 copas al día en eventos especiales, como el whisky, vodka, ginebra o el vino tinto; este último benéfico por sus antioxidantes; y evitar consumir el ron, tequila, cerveza entre otras ya que estas te incitarán a comer más alimentos.

Todas las bebidas, nos aportan 7 kcal por cada gramo de alcohol; pero estas calorías son vacías ya que no nos proporcionan ningún nutrimento. Las calorías en exceso tanto del alcohol como de los alimentos provocan un aumento de la grasa corporal. ¿Quieres saber cuántas calorías tiene una cuba, un tequila, un whisky, una cerveza, etc.? Para saber tienes que realizar las siguientes operaciones

actos publicos en junin

Los pacientes con ascitis moderada no requieren estar hospitalizados para llevar el tratamiento, a menos que aparezcan otras complicaciones de la cirrosis. En esta situación, la excreción de sodio urinario es relativamente baja en relación con el sodio ingerido por la dieta. El objetivo principal del tratamiento es contrarrestar la retención de sodio urinario y conseguir un balance negativo de sodio. Esto se puede logra reduciendo el aporte de sal ingerida y aumentando la excreción de sodio con la utilización de diuréticos. Un balance negativo de sodio se puede lograr mediante la reducción de la sal ingerida diariamente en, aproximadamente, 10-20 % de los cirróticos con ascitis, particularmente en aquellos que presentan su primer episodio de ascitis. La restricción de la sal ingerida debe ser moderada (aproximadamente 80-120 mmol de sodio por día que se corresponde con 4,6-6,9 g de sal al día) ya que una reducción mayor se considera innecesaria y potencialmente perjudicial para el estado nutricional.

No existen suficientes evidencias que recomienden el reposo en cama como parte del tratamiento de la ascitis ni tampoco que la reducción del aporte de líquido en estos pacientes normalice las concentraciones de sodio sérico. 8,9 Existe evidencia de que la retención renal de sodio se debe a un aumento en la reabsorción de sodio tanto proximal como de los túbulos distales y una disminución del filtrado de sodio.

Se recomienda, en los pacientes con un primer episodio de ascitis grado 2 o moderada, comenzar con antagonistas de la aldosterona como la espironolactona en monoterapia, comenzando con dosis de 100 mg/d e ir aumentando la dosis cada 7 d hasta un máximo de 400 mg si no responden (que se define por una reducción del peso corporal de menos de 2 kg/sem o aquellos que desarrollan una hipercalcemia). Se debe añadir la furosemida e ir incrementando la dosis, se comienza con 40 mg diarios hasta un máximo de 160 mg. Estos pacientes deberán ser sometidos a un chequeo clínico y bioquímico frecuente durante el primer mes de tratamiento. El máximo de pérdida de peso durante el tratamiento con diuréticos deberá ser de 0,5 kg/d en pacientes sin edemas y 1 kg/d, si existe ascitis y edemas. Todos los diuréticos deberán ser suspendidos en caso de hiponatremia severa 10,11

TRATAMIENTO DE LA ASCITIS COMPLICADA Se define como la ascitis que no se puede eliminar o la recurrencia temprana de esta (después de una paracentesis evacuadora total) que no se puede prevenir con el tratamiento medicamentoso.

Criterios de ascitis refractaria - Ascitis resistente al tratamiento con diuréticos: Es aquella que no puede eliminarse o reaparece tempranamente por la escasa respuesta a la restricción de sodio y al tratamiento con diuréticos.

- Ascitis intratable con diuréticos: Ascitis que no se puede movilizar o que recurre tempranamente, o que no puede prevenirse por el desarrollo de complicaciones inducidas. 12 La paracentesis evacuadora total más la administración de albúmina (8 g/L de ascitis extraída) constituye el tratamiento de primera elección. Los diuréticos deberán suspenderse en aquellos pacientes con ascitis refractaria que no excreten >30 mmol/d de sodio.

Los shunts-transyugular-intrahepático-porto-sistémico (TIPS) son considerados como tratamiento de segunda línea en los pacientes con ascitis refractaria, pero están asociados con alto riesgo de desarrollar encefalopatía hepática. Los TIPS deberán ser considerados en pacientes que requieren de paracentesis evacuadoras muy frecuentes y en aquellos en los que la paracentesis no sea efectiva. Los TIPS están contraindicados en pacientes con fallo de la función hepática muy avanzada, bilirrubina sérica > 5 mg/dL, índice normalizado internacional (INR) > 2, child-pugh score >11, encefalopatía recurrente grado 2 o encefalopatía crónica, coexistencia con infecciones activas, fallo renal progresivo o enfermedades cardiopulmonares severas. 13

Peritonitis bacteriana espontánea La peritonitis bacteriana se diagnostica mediante paracentesis diagnóstica (comentada al inicio). Todos los pacientes con ascitis tienen el riesgo de desarrollar una PBE y la prevalencia en los pacientes no ingresados es de 1,5 -3,5 % y, en aproximadamente 10 % de los ingresados. 14 La mitad de los episodios de PBE están presentes en el momento del ingreso hospitalario y el resto es adquirido durante el ingreso.

Los pacientes con PBE pueden presentar algunos síntomas o signos de peritonitis como: dolor abdominal, vómitos, diarreas, otros pueden presentar signos de inflamación sistémica: hipertermia o hipotermia, escalofríos, taquicardia o taquipnea, empeoramiento de la función hepática, encefalopatía hepática, shock, fallo renal, sangrado digestivo. 15 Es importante tener en cuenta que existen pacientes asintomáticos, sobre todo, en aquellos que no se encuentran hospitalizados. La paracentesis diagnóstica deberá realizarse a todos los pacientes con cirrosis y ascitis que ingresen en el hospital, a los que se tratan por consultas externas y a los que presenten síntomas o signos de agravamiento del fallo en la función hepática. 15

El cultivo del líquido ascítico es negativo en la mayoría de los casos, pero a pesar de esto, es importante realizar el cultivo del líquido ascítico antes del tratamiento para la valoración de la terapia antibiótica,. En algunos casos, el líquido ascítico tiene un conteo de polimorfonucleares por debajo de 250/mm, pero el cultivo de este puede ser positivo. Esta condición se conoce como bacteriascitis. En este caso, si el paciente presenta signos de inflamación o de infección deberá ser tratado con antibióticos.

El tratamiento empírico con antibióticos deberá comenzar inmediatamente después del diagnóstico de PBE. Los microorganismos que con mayor frecuencia causan episodios de PBE son bacterias aeróbicas gramnegativas entre las que se encuentra la E.coli. Los antibióticos de primera línea que se utilizan en estos casos son las cefalosporinas de tercera generación (ejemplo: cefotaxima 2 g/12 h o ceftriaxona 1 g/12 h) y como tratamiento opcional se encuentran la amoxicilina/ácido-clavulámico, quinolonas como ciprofloxacino, ofloxacino. 16 La peritonitis bacteriana espontánea resuelve con antibióticos en aproximadamente 90 % de los pacientes y esto se manifiesta con la disminución del número de neutrófilos en el líquido ascítico. Una paracentesis 48 h después de la antibioticoterapia permite evaluar el efecto del tratamiento.

El fallo del tratamiento con antibióticos se deberá sospechar si existen evidencias de empeoramiento clínico y escasa reducción del conteo de neutrófilos en el líquido ascítico. 17 Profilaxis de la peritonitis bacteriana espontánea

El tratamiento antibiótico como profilaxis de la peritonitis bacteriana espontánea deberá ser indicado estrictamente en aquellos casos en los que exista un elevado riesgo de PBE. Se han identificado 3 grupos de pacientes susceptibles a desarrollar esta entidad. 1. Pacientes con sangrado digestivo agudo: En estos pacientes que además presentan una enfermedad hepática avanzada, el uso de ceftriaxona ha mostrado ser eficaz en la prevención de la PBE. También se recogen datos sobre el uso de tratamiento por vía oral con quinolonas (ej.: norfloxacino) con buenos resultados en la prevención de la PBE.

2. Pacientes con bajas concentraciones de proteínas en el líquido ascítico y sin antecedentes de PBE. En este caso nos referimos a pacientes con concentraciones de proteínas en el líquido ascítico 18 Este se define como el desarrollo de una insuficiencia renal en pacientes con enfermedad hepática avanzada y ausencia identificable de causas de fallo en la función renal. Además, el diagnóstico se realiza por exclusión de otras causas de fallo renal. La fisiopatología aparece en la figura 1.

Criterios de síndrome hepatorrenal según el Club Internacional de Ascitis - Creatinina sérica > 1,5 mg/dL (133 mmol/L).

- Ausencia de hipovolemia definida por no mejoramiento sustancial de la función renal (creatinina que disminuya por debajo de 133 mmol/L a los 2 d de haber suspendido el tratamiento con diuréticos y estar utilizando expansores del plasma, ej.: albúmina 1g/kg con una dosis máxima de 1 000 g/d). - Ausencia de tratamientos previos con drogas nefrotóxicas.

- Ausencia de enfermedad del parénquima renal definida por una proteinuria > 0,5 g/d, no microhematuria 19 Existen 2 tipos de síndrome hepatorrenal.

Se trata de una insuficiencia renal aguda rápidamente progresiva que se desarrolla en presencia de algún factor precipitante que acelera el deterioro de la función hepática al igual que de otros órganos, por ejemplo, puede ocurrir en las hepatitis alcohólicas severas o en pacientes con un estadio avanzado de la cirrosis en presencia de una PBE y, en otras ocasiones, puede ocurrir sin tener una causa totalmente identificada. Este tipo de SHR es identificado cuando la creatinina sérica aumenta más de 100 % en comparación con los valores basales, es decir, por encima de 2,5 mg/d (221 µmol/L).

Ocurre en pacientes con ascitis refractaria y en el estudio bioquímico se recogen datos de un fallo moderado de la función renal y un curso lentamente progresivo. Algunas veces estos pacientes desarrollan un SHR tipo 1 precipitado por la presencia de una PBE. 20 - Diagnosticar un SHR o identificar otras causas de daño renal en el paciente cirrótico, lo más rápido posible.

En resumen, el SHR es diagnosticado por la demostración de un incremento de los niveles de creatinina sérica ( ³ 133 µmol/L o 1,5 mg/d L), excluyendo otras causas de fallo renal en el paciente cirrótico. En la patogénesis del síndrome hepatorrenal intervienen 4 factores:

1. Desarrollo de una vasodilatación esplácnica que causa disminución del volumen de sangre arterial efectivo y disminución de la TA media. 2. Activación del sistema nervioso simpático y del sistema renina-angiotensina-aldosterona que origina vasoconstricción renal y cambio en los mecanismos de autorregulación renal, con lo que desarrolla mayor sensibilidad del flujo sanguíneo renal a los cambios de la TA media.