Un sabor amargo en la boca es un síntoma atribuido popularmente a problemas del hígado, pero es una queja no muy específica, que puede ser activada por muchas otras causas, como reflujo, gastritis, lesiones de los dientes, lesiones en las encías, infecciones en la faringe o amígdalas, deshidratación, ayuno prolongado, medicamentos, cigarrillos. Si el paciente no presenta ningún otro síntoma, es poco probable que la sensación de boca amarga sea un signo de problema hepático relevante. Síntomas del hígado 2# – Cansancio

Un síntoma frecuente en cualquier tipo de enfermedad del hígado es la fatiga o cansancio fácil. Esta falta de energía afecta a pacientes con hepatitis, cirrosis e inclusive esteatosis hepática. Cuanto más avanzado es el daño al hígado, más pérdida de apetito el paciente se siente. Síntomas del hígado 3# – Ascitis

La ascitis es el nombre dado a la acumulación de líquidos dentro de la cavidad abdominal, conocida popularmente como barriga de agua. La ascitis es un síntoma típico de la cirrosis hepática y a menudo ocurre cuando el paciente presenta hipertensión portal. Además de la cirrosis, la esquistosomiasis es otra enfermedad que suele afectar al hígado y causar hipertensión portal y ascitis.

La ascitis surge porque la sangre represada y la elevada presión dentro de las venas del tracto gastrointestinal provocan un desplazamiento de agua de los vasos sanguíneos, llevando a la acumulación de líquido dentro de la cavidad abdominal. Es como si los vasos sanguíneos comenzasen a transformación de suero en agua. La ascitis es una manifestación típica de la enfermedad hepática, pero también puede ocurrir en enfermedades de otros órganos, como en la insuficiencia cardiaca descompensada (lee: INSUFICIENCIA CARDÍACA – Causas y Síntomas) y en el síndrome nefrótico (lee: ORINA ESPUMOSA Y PROTEINURIA).

Síntomas del hígado 4# – Circulación colateral Circulación colateral y ascitis

Cuando hay una obstrucción al paso de sangre a través de la vena porta, el cuerpo necesita encontrar otra manera de este sangre retornar al corazón. Si el camino natural se cierra, es necesario encontrar un desvío; es lo que hace el cuerpo. La sangre pasa a volver en gran cuantidad por venas colaterales, que en personas sanas fluyen solamente pequeños volúmenes de sangre. La desviación de gran cantidad de sangre a las venas colaterales hace con que estas se dilaten, quedando bastante evidentes al examen del abdomen. En la foto al lado, hay el ejemplo de un paciente con ascitis y abundante circulación colateral, dos signos típicos de la hipertensión portal.

Síntomas del hígado 5# – Sangrado digestivo La obstrucción de la vena porta provoca un aumento de la presión en todo el sistema venoso del aparato digestivo, incluyendo las venas del estómago y del esófago. Este aumento en la presión provoca varices en estos órganos, facilitando la ocurrencia de sangrados.

La hemorragia digestiva por sangrado de várices esofágicas es una manifestación típica de cirrosis hepática en estadios avanzados. El paciente presenta súbitamente cuadro de vómitos hemorrágicos pudendo perder gran cantidad de sangre en estos episodios El aumento de la presión en el sistema digestivo también afecta a las venas de los intestinos y del recto, causando una mayor incidencia de hemorroides (Lee: HEMORROIDES – Síntomas y tratamiento) y sangrado anal.

Síntomas del hígado 6# – Encefalopatía La encefalopatía es el nombre dado a una disfunción de las funciones básicas del cerebro. La encefalopatía hepática, como su propio nombre indica, es el cambio de las funciones cerebrales que ocurre en pacientes con insuficiencia hepática.

Uno de los objetivos del sistema porta hepático es hacer con que toda sustancia digerida y absorbida en el tracto digestivo pase obligatoriamente por el hígado antes de dirigirse al resto de la circulación sanguínea. Algunas sustancias que comemos, especialmente proteínas de origen animal, son tóxicas y necesitan ser metabolizadas por el hígado antes de que puedan ser utilizadas por el cuerpo. En los casos de hipertensión portal, la sangre sigue su camino a través de las venas colaterales y varias sustancias tóxicas terminan por no ser metabolizadas por el hígado antes de que se propaguen por el cuerpo. Además de hipertensión portal, un cuadro de insuficiencia hepática aguda, como en las hepatitis severas, puede causar una insuficiencia aguda de las funciones del hígado, haciendo que él pierda la capacidad de neutralizar sustancias tóxicas.

La encefalopatía hepática es el resultado de la acción de estas toxinas en el cerebro. Dependiendo del grado de insuficiencia hepática o hipertensión portal el paciente puede presentar desde cuadros leves, con letargo, irritabilidad y dificultad para concentrarse, incluso severa encefalopatía, con una reducción en el nivel de conciencia y coma. Síntomas del hígado 7# – Ictericia

Ictericia es el nombre dado a la coloración amarillenta de la piel, ojos y mucosas, que se presenta debido a la acumulación de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es una sustancia producida en el bazo a partir de la destrucción de glóbulos rojos viejos. Una de las funciones del hígado es capturar esta bilirrubina de la sangre, metabolizándola y excretándola hacia las vías biliares y los intestinos, eliminándola por las heces.

Cuando el hígado se enferma, el mismo pierde la capacidad de metabolizar y/o eliminar la bilirrubina que se produce constantemente por el bazo. En esta situación hay acumulación de bilirrubina en la sangre y deposición de exceso en la piel, lo que provoca la apariencia de color amarillento. La ictericia está frecuentemente, asociada con picazón, pues la bilirrubina depositada en la piel causa irritación de las terminaciones nerviosas Dos otros signos suelen aparecer junto con ictericia: claro heces (acolia fecal) y orina muy oscura. La bilirrubina es responsable de la coloración marrón de las heces. Si por alguna razón la bilirrubina no se excreta hacía a los intestinos, las heces dejarán de tener su coloración habitual, convirtiéndose cada vez más claras. Ya la orina oscura, color de Coca-Cola o Mate, se produce por el filtraje del exceso de bilirrubina circulante en la sangre por los riñones, que termina por ser excretado por la orina.

Muchas enfermedades del hígado pueden causar ictericia, las más comunes son la hepatitis y la cirrosis. La ictericia también puede ocurrir en enfermedades de las vías biliares en infecciones como malaria o la leptospirosis, en los casos de hemólisis (destrucción masiva de glóbulos rojos) o por reacción adversa a algunos medicamentos. Por lo tanto, la ictérica es un signo típico de enfermedades del hígado, sin embargo, no es un signo exclusivo de problemas hepáticos.

Síntomas del hígado 8# – Manchas púrpuras en la piel El paciente con enfermedad hepática puede presentar una mayor facilidad en desarrollar equimosis (manchas púrpuras en la piel) y sangrados después de traumas de poca intensidad. Esto es porque el hígado es responsable de la producción de proteínas que participan del sistema de coagulación de la sangre. Pacientes con enfermedad hepática pueden tener deficiencia de la coagulación presentando sangrados más fácilmente.

Además de la deficiencia de los factores de coagulación, que puede ocurrir en cualquier situación de disfunción hepática, los pacientes con cirrosis e hipertensión portal a menudo también cuentan con un número bajo de plaquetas, que es otro factor que contribuye para una mayor dificultad para la coagulación de la sangre. Síntomas del hígado 9# – Ginecomastia

Ginecomastia es el nombre dado al desarrollo de mamas en los hombres. Pacientes del sexo masculino con cirrosis frecuentemente presentan ginecomastia. Las causas todavía no son bien conocidas, pero se cree que es debido a la elevación de la concentración de estrógeno en la sangre, que se produce tanto por el aumento de la producción como por la reducción del metabolismo de esta hormona femenina por el hígado. Otro factor importante para la aparición de la ginecomastia es el uso habitual del diurético espironolactona, indicado para el tratamiento de la ascitis en los pacientes con cirrosis. Uno de los más comunes efectos secundarios de la espironolactona es la ginecomastia, que puede ocurrir inclusive cuando se utiliza en pacientes sin enfermedad hepática.

Síntomas del hígado 10# – Telangiectasias Las telangiectasias, también llamadas arañas vasculares, son lesiones vasculares compuestas por una arteriola central rodeada por muchos vasos pequeños. Las telangiectasias son, a menudo, más encontradas en el tronco, cara y brazos.

El origen de las arañas vasculares no está completamente revelado; no obstante, se cree que estas lesiones son resultantes de cambios en el metabolismo de las hormonas sexuales, especialmente del estrógeno. Las telangiectasias son muy comunes en la cirrosis, pero también se puede ver durante el embarazo o en personas sanas. En estos dos casos las lesiones tienden a ser pequeñas y en menos de tres. En la cirrosis, cuanto más avanzada es la enfermedad, mayor suele ser el tamaño y el número de arañas vasculares presentes.

Síntomas del hígado 11# – Eritema palmar Eritema palmar es el nombre dado a una palma de la mano muy roja, principalmente en las áreas tenar e hipotenar (músculos de la palma de la mano), sin afectar, generalmente, a las partes centrales de la palma. El eritema palmar no es una muestra específica de enfermedad hepática y también puede ser visto en pacientes con artritis reumatoide, hipertiroidismo y mujeres embarazadas.

Síntomas del hígado 12# – Dolor abdominal El dolor abdominal localizado en el cuadrante superior derecho es un síntoma común de enfermedad hepática, especialmente en las hepatitis agudas. Ocurre generalmente por aumento del tamaño del hígado, causando la ruptura de la cápsula hepática, una especie de capa que cubre el hígado entero.

Debe señalarse que el dolor en la región del hígado también puede ser causado por muchas otras condiciones, incluyendo problemas en la vesícula, vías biliares, base del pulmón derecho e inclusive lesiones en las costillas o en los músculos abdominales. Este artículo también está disponible en Português

zantac en mujeres embarazadas

para que sirve el zantac 150

zantac perros

Durante los estudios realizados en Shiraz, Irán, por la doctora Ananda S. Prasad en la década de los sesenta fue comprobado por primera vez el significado del zinc en la nutrición humana. Ella encontró primero en los pacientes iraníes y luego en pacientes egipcios un cuadro caracterizado por: anemia por déficit de hierro, hipogonadismo, enanismo, hepatoesplenomegalia, y geofagia, todos estos pacientes sufrían de malnutrición. 1-4 El zinc fue reconocido por primera vez como esencial para un sistema biológico en 1869 en estudios con Aspergillus níger, en 1926 fue demostrado ser esencial para plantas superiores y en 1934 se demostró su esencialidad para el crecimiento de ratas. En 1955 se relacionó la paraqueratosis en cerdos con deficiencia de Zn, posteriormente se conoció su importancia para el crecimiento de las gallinas. En humanos las primeras referencias datan de 1956 cuando se estudió el metabolismo del zinc en individuos cirróticos. 5

Aún al inicio de los sesenta se creía que la deficiencia de Zn nunca podía ocurrir en humanos ya que su presencia era ubicua y el análisis de los alimentos mostraba adecuada cantidad del mineral en la dieta humana, sin embargo es en 1961 que Prasad y otros describen lo que hoy se conoce como síndrome de deficiencia de zinc señalado en párrafos anteriores. 1 El cuerpo contiene 1,5 a 2,5 g de zinc. El metal se encuentra prácticamente en la totalidad de las células, pero existe con mayor abundancia en determinados tejidos animales. El músculo esquelético y el hueso combinados contienen el 90 % del zinc total del organismo. 3 En el músculo, el encéfalo, los pulmones y el corazón las concentraciones son relativamente estables y no responden a las variaciones del contenido del metal en la dieta. En otros tejidos como el hueso, los testículos, el pelo y la sangre, la concentración tiende a reflejar la ingesta dietética del mismo. 3

Los inhibidores de la absorción de zinc son fundamentalmente los fitatos –de alto contenido en los cereales 3 —, oxalatos, hemicelulosa, calcio, hierro y cobre. La absorción puede ser facilitada por la presencia de proteína animal y la histidina y puede ocurrir a lo largo del intestino delgado, hay estudios que sugieren que la absorción a este nivel puede variar en función de diferentes tipos de alimentos y del estado nutricional del organismo en relación con este mineral. 5 Una vez absorbido el zinc es transportado rápidamente y se concentra en el hígado, al que llega por la circulación portal. Se ha identificado la albúmina como la proteína plasmática que transporta el metal en la sangre del sistema porta. La distribución a los tejidos extra-hepáticos se produce a través del plasma en el que se encuentra aproximadamente 10-20 % del zinc total del organismo, 1/3 se encuentra unido a la albúmina laxamente y 2/3 a las globulinas estrechamente. 3

Los componentes del plasma que lo contienen son los hematíes (la principal proporción), plaquetas, los leucocitos, la alfa dos macroglobulina, la transferrina y los aminoácidos, sobre todo la cisteína y la histidina. 3 Las concentraciones séricas o plasmáticas de zinc experimentan oscilaciones circadianas, disminuyen durante el estrés y se hallan sometidas a depresiones posprandiales transitorias. Una ingesta excesiva de zinc puede incrementar en varias veces sus concentraciones sanguíneas. La velocidad inicial de captación de Zn por los tejidos a partir de una dosis oral dada es mayor en el hígado, seguido de la médula ósea, el hueso, la piel, el riñón y el timo, en este orden. La excreción de zinc se produce fundamentalmente por las heces, a partir de las secreciones pancreáticas, biliares o intestinales y de las células mucosas descamadas, también es excretado en la superficie corporal como parte de la descamación epitelial. La homeostasis de este elemento es óptima durante los períodos de escasa ingesta como resultado de la mayor absorción de este en la dieta. 3

La ubicua distribución del zinc en las células, junto al hecho de que es el oligoelemento intracelular más abundante, indica que sus funciones son muy básicas. Estas distintas funciones –catalítica, estructural y de regulación– definen el papel biológico que desempeña el zinc. Las funciones catalíticas son ejercidas por enzimas pertenecientes a las seis clases existentes. Se conoce que aproximadamente 300 enzimas requieren del zinc para su actividad metabólica –metaloenzimas– y debemos señalar que se considera que una enzima es una metaloenzima con zinc cuando la eliminación de zinc causa una reducción de la actividad sin afectar a la irreversibilidad de la proteína enzimática y cuando la reconstrucción con zinc restablece su actividad. La respuesta del crecimiento que se observa en los niños a los que se administra suplementos de zinc es un ejemplo más reciente en relación con la síntesis de proteína, quizás debido a un aumento de la actividad de la ARN polimerasa. 3,6,7 El zinc desempeña funciones estructurales mediante las metaloproteínas por ejemplo la enzima citosólica superóxido dismutasa CuZn, en ella el cobre asume función catalítica mientras que el zinc ejerce las estructurales; el Zn se une a un complejo tetraédrico con cuatro cisteínas tomando una disposición estructural que se ha dado en llamar dedos de zinc de suma importancia pues se han localizado en muchos receptores de membrana y en factores de transcripción. 3 El interés por las proteínas con dedos de zinc es grande por constituir objetivos potenciales para terapéuticos farmacológicos, también está involucrado en la función de la membrana celular. Es importante en la síntesis de proteínas, ácidos nucleicos 3,6 y en la división celular. 6 Las nucleoproteínas lo contienen en mucha cantidad y estas probablemente estén involucradas en la expresión genética de varias proteínas –función reguladora. 3,6,7

Las células mediadoras en las funciones inmunes decrecen en las deficiencias de Zn y se conoce su importante papel en el sistema inmunológico. 6,8,9 El zinc juega un papel esencial en el mantenimiento de las estructuras de las apoenzimas, 10 puede tener diversos roles en las funciones bioquímicas y hormonales de varios sistemas endocrinos, 11 estando involucrado en la modulación de la secreción de prolactina y en la secreción y acción de la insulina 12 y está demostrado que la deficiencia afecta el tamaño del testículo. 13

En niños con diarreas se reporta la necesidad del suministro de zinc para: el buen funcionamiento del epitelio intestinal, la reparación de los tejidos lesionados, mejorar la absorción de sodio y agua, a la vez que lo consideran indispensable para la utilización adecuada de la vitamina A, la que tiene reconocida capacidad para la reparación del daño mucosal secundario a la infección y además en la protección de la mucosa y en la absorción intestinal. 14 Se plantea el uso del zinc como un antioxidante y que además puede estabilizar las membranas celulares al igual que la vitamina E. 5,15

Las manifestaciones clínicas de la deficiencia de Zn son, en último término, el resultado de una alteración de su metabolismo, de sus funciones bioquímicas o de ambas. Entre las causas de deficiencia tenemos malnutrición, alcoholismo, malaabsorción, quemadura extensa, cirrosis del hígado, enfermedades crónicas debilitantes, enfermedad renal crónica, el uso de ciertos diuréticos, el uso de agentes quelantes como la penicilamina para la enfermedad de Wilson, desórdenes genéticos como la acrodermatitis enteropática y la sicklemia. 11, 16

El diagnóstico de la deficiencia leve de zinc en el hombre es difícil, 7 ya que produce muchos síntomas clínicos inespecíficos, 3 achacables a otros procesos o estados del organismo. Muestras de zinc en granulocitos y linfocitos proveen el mejor criterio diagnóstico para la deficiencia marginal en el plasma. 7 Manifestaciones. En varones se observa disminución del nivel de testosterona en suero y la oligospermia, disminución de la masa magra corporal, hiperamonemia, cambios neurosensoriales, anergia, disminución de la timulina –hormona del timo–, envuelta en la maduración de los linfocitos T 7 y disminución de la actividad de la interleucina 2 (IL-2). 10 La deficiencia crónica leve puede manifestarse por alteraciones de la función inmune y por un descenso de la velocidad o de la calidad del crecimiento en los niños y adolescentes. 17

Esta es reportada en diferentes condiciones del organismo. Las manifestaciones clínicas incluyen: retardo del crecimiento, hipogonadismo en adolescentes, piel áspera, pobre apetito, letargia mental, retardo en la cicatrización de las heridas, disfunción en la inmunidad mediada por células y cambios anormales neurosensoriales. 17 En relación con las manifestaciones clínicas, los signos evidentes son: dermatitis bulosa-pustular, infecciones intercurrentes, retraso del crecimiento, 6 depresión de la función inmune, anorexia, dermatitis, alteraciones de la capacidad reproductora (anomalías congénitas, evolución desfavorable de la gestación y disfunción gonadal), anomalías esqueléticas, diarrea, alopecia, defectos de cicatrización, alteraciones de la agudeza del gusto y trastornos de la conducta, 3,17 blefaritis, estomatitis, glositis, hepato-esplenomegalia, hipogonadismo, 6 hipofunción testicular, rash cutáneo. 4. La aparición de una deficiencia grave de zinc es rara y se asocia sobre todo a prácticas dietéticas anormales o a enfermedades, en especial a trastornos hepáticos y gastrointestinales asociados con malaabsorción del metal. Esta condición puede ser fatal si no es tratada adecuadamente. 17

En el embarazo la deficiencia es asociada con el incremento de la morbilidad materna-riesgo de aborto y de trastornos inmunológicos, 18 sensaciones anormales en el gusto, gestación prolongada, labor insuficiente en el trabajo de parto, sangrado por atonía y riesgos incrementados para el feto, riesgo de parto pretérmino y niños prematuros. En estos niños incluye bajas reservas en el cuerpo de Zn al nacimiento, así como altas pérdidas fecales del metal y el incremento de los requerimientos durante el rápido crecimiento. 6 En estudios realizados en nuestro país se encontró que bajos valores maternos de Zn en plasma se correspondieron con valores más bajos en los indicadores del crecimiento y desarrollo fetal. Las altas dosis de suplemento de Fe pudieran comprometer el estado de nutrición materno de Zn, lo que pudiera ser perjudicial para el desarrollo fetal. 19

Dado que no existen grandes depósitos orgánicos de este metal, la respuesta a la depleción puede ser rápida. Las personas sometidas a mayor riesgo son las mujeres embarazadas, los niños y los ancianos, sobre todo si pertenecen a grupos sociales económicos bajos, 3 al igual que los vegetarianos. 5

Las deficiencias ligeras o marginales de zinc no empeoran o deterioran el rol funcional de la excreción endógena en la homeostasis del Zn. Cuando aparece alterado el mecanismo homeostático del metal sugiere una deficiencia crónica. Por el difícil diagnóstico de la deficiencia ligera se hace necesario garantizar los requerimientos dietéticos en los sujetos de una población vulnerable a la deficiencia, como los integrantes de los grupos de riesgos antes mencionados. 20 Muchos estudios han demostrado los beneficios de la suplementación de zinc sobre: infecciones en las poblaciones humanas, reducción en la incidencia y duración de diarreas agudas y crónicas, infecciones del tracto respiratorio inferior en lactantes y niños pequeños, reduce las manifestaciones clínicas causadas por el Plasmodium falciparum, en la sicklemia disminuye la incidencia de la neumonía por Staphylococcus aureus, tonsilitis por S. Neumoniae, y las infecciones del tracto urinario. 1

En años más recientes se ha demostrado su efectividad en el tratamiento a largo plazo de la enfermedad de Wilson. El Zn en dosis terapéutica (75 mg de zinc elemental) en tres dosis al día es efectivo en la disminución de la incidencia de infecciones, crisis dolorosa vaso-oclusiva y de ingresos hospitalarios en pacientes sicklémicos. Además, han sido documentados efectos beneficiosos en pacientes con encefalopatía hepática. 1 Estudios más recientes de Prasad muestran que el Zn usado como agente terapéutico reduce la duración y la intensidad de los síntomas del resfriado en un 50 %, 1 principalmente la tos. 21

Tiene indicaciones en el síndrome de malaabsorción intestinal, durante la alimentación parenteral, en traumas, quemaduras, pérdida de proteínas de diferentes etiologías y en la acrodermatitis enteropática. Los suplementos de zinc pueden mejorar los síntomas asociados con calambres musculares en pacientes con cirrosis a dosis de 200 mg dos veces al día durante 12 semanas. Incrementa la tolerancia a la glucosa en pacientes cirróticos con diabetes.

El zinc juega un papel importante en la regulación del apetito al igual que la leptina (hormona secretada por los adipocitos) que tiene una gran influencia en el metabolismo energético. Niveles adecuados de la leptina en el suero son mantenidos cuando existe un suplemento adecuado de Zn, 22 por lo que se recomienda su utilización en niños anoréxicos. Recientemente se ha planteado que la proteína identificadora del zinc está comprometida en la expresión genética de varios factores de crecimiento y receptores esteroideos. Es sabido que en la deficiencia de Zn decrece la producción de interleucina 2 (IL-2) como acompañante de los linfocitos T, observándose además disminución en las subpoblaciones de estos, 7,23,24 situación que puede mejorar al suministrar el mineral.

Una ligera deficiencia de zinc puede presentar un significativo problema clínico, en los ancianos que viven solos, 9 por lo que la suplementación de zinc debe tenerse en cuenta. Las recomendaciones de necesidades diarias para la población cubana 25 del Instituto de Nutrición son:

  • de 10 años- 15 mg.
  • Embarazadas- 20 mg.
  • Mujer que lacta- 25 mg.

Se aconseja su suplementación en el recién nacido de bajo peso, retraso físico, pedagógico, fibrosis quística y hepatopatías. 26

Es muy abundante en las carnes rojas, en algunos mariscos, en el germen de los cereales, la leche (la biodisponibilidad del contenido de la leche humana es mayor que en la de la vaca o el de las fórmulas para lactantes). Las ostras son reportadas como las mejores fuentes. En los países subdesarrollados el mineral es provisto fundamentalmente por cereales y legumbres. El Zn contenido en los vegetales suele estar menos biodisponible que el aportado por la mayoría de las proteínas o sales de zinc de origen animal. 3 Los límites entre ingestas deficitarias y tóxicas de zinc parecen bastante amplios, lo que sugiere que el refuerzo de la dieta con Zn podría ser una sencilla solución a la baja disponibilidad de este. El principal efecto tóxico del zinc parece derivar de su interferencia con el metabolismo normal de cobre, lo que conduce a una anemia por deficiencia de éste en caso de nutrición parenteral o en personas con ingestas prolongadas superiores a 150 mg/día. Otras alteraciones podrían consistir en erosiones gástricas, depresión del sistema inmune y disminución del colesterol plasmático unido a las proteínas de alta densidad. Se reportan como otros efectos tóxicos náuseas, vómitos, diarreas, fiebre y letargia, situaciones poco frecuentes por el amplio margen existente entre ingesta normal y tóxica, señalándose que los efectos adversos aparecen sólo cuando se ingiere en cantidades superiores a 4 ó 8 g de zinc. 27 No obstante, parece existir un margen de seguridad razonable que permite la adición de cantidades moderadas de zinc en la dieta humana normal. 4

La forma en que se presenta en nuestro listado de medicamentos es como sulfato de zinc, tab. 50 mg (220 mg de sulfato de Zn = 50 mg de Zn elemental) y se prepara también en forma de papelillos que contienen 5 mg de Zn elemental. Es soluble en agua e insoluble en alcohol. 4 Además se puede preparar en cucharaditas de 10 mg (zinc elemental) en 5 cc. Otras formas de presentación: 4

Gluconato de Zn -tab., acetato de Zn -tab., carbonato de Zn uso tópico, sulfato de Zn –tab., gotas oftálmicas. El cloruro de Zn en concentraciones muy diluidas ha sido usado en alimentación parenteral. Por vía oral. En las deficiencias nutricionales: 1 mg x kg x día durante 6 meses. Dosis hasta 50 mg de zinc elemental 3 veces al día pueden ser administradas en casos necesarios.

zantac perros

Entre los principales factores externos que ocasionan las hiperpigmentaciones secundarias se encuentran:

  • La luz del sol.
  • La irritación constante. Causada por un roce constante sobre la piel, o por un golpe sobre ella.
  • Una quemadura. Por el contacto de la piel con algo caliente, o por el contacto con un producto químico (una quemadura química).
  • Un proceso inflamatorio. Alguna condición de la piel, que ocasione la inflamación de esta, como lo puede ser el acné, la psoriasis, la dermatitis (el eczema), o una infección cutánea. Mira la Figura 2.
Figura 2. Ejemplo de mancha por hiperpigmentación secundaria. En la imagen se observa una mancha de forma circular, producto de la respuesta del cuerpo (hiperpigmentación postinflamatoria) a una infección causada por un hongo (Tinea corporis). (Callender et al) Puedes leer Manchas en la piel, por qué salen? , para obtener más información sobre la formación de manchas en la piel, y sobre el melasma y las hiperpigmentaciones secundarias.

Consulta con un dermatólogo. Si consideras que tus manchas son de tipo simple, “comunes”, manchas causadas por el sol, para tratar de eliminarlas, lo mejor que puedes hacer es consultar con un médico especialista, con un dermatólogo. El dermatólogo estudiará tu caso, y te dirá cual es la posible causa de la aparición de tus manchas, y la manera más segura y efectiva de eliminarlas, de aclararlas.

Compra una crema para quitar manchas. También, si lo prefieres, puedes comprar una crema para quitar manchas de venta libre. Este tipo de cremas las puedes encontrar en cualquier farmacia; pero eso sí, si decides utilizar alguna de ellas, debes hacerlo de manera segura, responsablemente, para así evitar posibles irritaciones y complicaciones asociadas con un uso incorrecto. Utilízalas correctamente, no abuses de ellas.

En el caso de mi madre, ella, por indicación del dermatólogo, empezó a utilizar una crema con hidroquinona, y efectivamente, logró aclarar en gran medida sus manchas. Sí, sí existe. El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, es el encargado de eliminar muchas sustancias contaminantes por medio de sus potentes procesos metabólicos. Si en algún momento este órgano se daña, y empieza a fallar su capacidad metabólica, pueden empezar a acumularse en el organismo estas sustancias tóxicas, causando serios daños. Se sabe que una de las manifestaciones superficiales, exteriores, que presentan las personas que sufren problemas hepáticos (del hígado), es la presencia de ciertos tipos de marcas y coloraciones en su piel.

Estas marcas son muy características, y dado que no se deben a procesos de hiperpigmentación (producción de más color en la piel), no se parecen a las manchas “normales”, a las manchas comunes; razón por la cual son utilizadas por los médicos como “pistas”, o “señales de alerta”, del desarrollo de una posible enfermedad hepática. Las siguientes son las manifestaciones cutáneas (de la piel) más comúnmente asociadas con problemas del hígado:

  • Es la manifestación clínica de un aumento del nivel de bilirrubina en la sangre (hiperbilirrubinemia), la cual se acumula en los tejidos.
  • Se reconoce, debido a que las personas que padecen este desorden, poseen una coloración amarilla en la piel y las mucosas, afectando inclusive la esclerótica del ojo (la parte blanca del ojo). Mira la Figura 3.
  • Este es el signo más característico de que existe un problema en el hígado; ya que indica que el hígado está perdiendo su capacidad de excretar, de “procesar” la bilirrubina. El grado del color, el nivel de amarillo, puede reflejar la gravedad del padecimiento, su avance.
Figura 3. Ejemplo de jaundice, de ictericia. En la imagen A, se observa la piel, con una coloración amarilla, de una mujer que sufre de ictericia. En la imagen B, se aprecia la coloración amarilla que puede llegar a tomar la esclerótica del ojo, en las personas que sufren de ictericia. (Friedman)
  • Son grupos de vasos capilares dilatados que se localizan cerca de la superficie de la piel.
  • La apariencia es de pequeñas manchas-marcas rojizas, que se pueden encontrar ligeramente elevadas sobre la superficie de la piel, se pueden tocar. Normalmente, los “brazos” irradian de manera simétrica desde el centro (mira la Figura 4).
  • Se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo; pero se localizan mayoritariamente en la cara, el cuello, y el pecho.
  • Cerca del 33% de las personas que padecen cirrosis muestran este tipo de marcas; pero personas sanas también las pueden presentar: adolescentes (en la pubertad), mujeres embarazadas, y también mujeres que utilizan anticonceptivos.
  • Su aparición, se asocia con altos niveles de estrógenos (la hormona sexual femenina), de ahí se entiende que aparezcan en el embarazo y cuando se consumen anticonceptivos. Lo mismo ocurre con las personas que tienen cirrosis, dado que el hígado tiene un malfuncionamiento, y no tiene la capacidad de eliminar el estrógeno en exceso, provocando que se acumule.
  • Se consideran marcas benignas, y pueden ser eliminadas, con fines cosméticos, utilizando técnicas láser principalmente.
Figura 4. Ejemplo de “araña de angiomas”. En la imagen A, se aprecian varias arañas de angiomas, ubicadas sobre el área del pecho y cuello. En la imagen B, se aprecia el detalle de una de estas arañas, nótense sus “brazos”, las “patas de la araña”. (A. Lotti and D’Erme; B. Sangüeza et al)
  • Se presenta como un enrojecimiento en la palma de la mano. También puede aparecer en la punta de los dedos. Es un enrojecimiento similar a cuando mantenemos un dedo mucho tiempo bajo presión, cómo “inyectado de sangre”. Mira la Figura 5.
  • Se debe a un incremento de la dilatación de los vasos capilares y arterias superficiales de la palma de la mano. Este incremento de la dilatación capilar se ha asociado con altos niveles de estradiol (hormona sexual femenina) en la sangre, y a problemas de circulación.
  • Los altos niveles de estradiol (estrógenos) en la sangre, han sido asociados con problemas hepáticos (del hígado), principalmente con la cirrosis. Se ha reportado que cerca del 23% de los pacientes diagnosticados con cirrosis, presentan el eritema palmar.
  • Se puede presentar en mujeres embarazadas, debido a los altos niveles de estrógenos en la sangre, durante este periodo. Se ha reportado que un 30% de las mujeres embarazadas lo presentan.
  • También se puede presentar en personas con padecimientos no relacionados con el hígado, como la artritis reumatoide y la diabetes mellitus.
  • Además, puede ser ocasionada por el uso de ciertos medicamentos. Se ha reportado la presencia del eritema palmar, en aquellas personas que utilizan el salbutamol (asma).
Figura 5. Ejemplo de eritema palmar. En la imagen A, se muestra las palmas de la mano de una persona con eritema palmar, producto de una enfermedad del tejido conectivo. En la imagen B, se muestra eritema palmar en la punta de los dedos, en una persona con hepatitis C. (Serrao et al)

Lo que hemos visto hasta ahora, nos dice que las marcas que reflejan los problemas de nuestro hígado, no son manchas del tipo común, son muy específicas: tienen formas, texturas y colores, que no se encuentran presentes en las manchas comunes, las de color café-marrón.

Además de esto, cuando tenemos problemas en el hígado, estos no solo se manifiestan con marcas o condiciones específicas de la piel; además de estas, traen consigo otros padecimientos y efectos, que se hacen notar en otros sistemas de nuestro cuerpo. Las marcas y condiciones de la piel son señales de alerta. Son señales para nosotros, para que busquemos ayuda médica. A partir de ahí, le corresponde al médico determinar el origen de estas señales, y su posible relación con otros sistemas de nuestro cuerpo. Debemos tener muy claro que la única manera de estar seguro, de cualquier condición médica, es consultar con un médico, con un especialista. Cada cuerpo es diferente, y debe ser tratado como tal.

Cuando hablamos de nuestra salud, el tiempo y el conocimiento son muy importantes; así que si sientes alguna duda, no te quedes con ella, trata de despejarla con un especialista. Que tengas muy buena suerte. El hígado, es la glándula más grande del cuerpo humano, lleva las funciones de la realización de las actividades metabólicas, así como el equilibrio de la homeostasis. Hay muchas funciones del hígado, como la digestión de las grasas, la producción de la bilis, la regulación de los productos químicos en la síntesis de las proteínas en la sangre, la filtración de la sangre, la eliminación de las toxinas del cuerpo, etc. Cuando el hígado aumenta más que el tamaño normal es llamado un agrandamiento del hígado. También se conoce médicamente como la hepatomegalia. Los signos del agrandamiento del hígado indican un problema médico subyacente en el cuerpo. En los párrafos siguientes se cubren parte de la información relacionada con las causas del agrandamiento del hígado, los síntomas y el tratamiento.

¿Cuáles son las causas del agrandamiento del hígado?
Cuando uno es diagnosticado con un agrandamiento del hígado, la gente a menudo se pregunta cuáles son las causas del agrandamiento del hígado. Mucha gente piensa que el agrandamiento del hígado es una enfermedad que debe ser tratada. De hecho, el agrandamiento del hígado no es una enfermedad, en realidad es un signo o un síntoma de otras enfermedades como la enfermedad hepática, el cáncer, la insuficiencia cardiaca congestiva, etc. Hay muchas condiciones y las enfermedades que conducen a un agrandamiento del hígado incluyendo las siguientes:

  • Cirrosis hepática
  • Hepatitis A
  • Hepatitis B
  • Hepatitis C
  • La mononucleosis infecciosa
  • La enfermedad alcohólica del hígado graso
  • La enfermedad de hígado graso no alcohólico
  • Hemocromatosis (absorción excesiva de hierro en el hígado)
  • La amiloidosis (acumulación anormal de las proteínas en el hígado)
  • La enfermedad de Wilson (acumulación anormal de cobre en el hígado)
  • La enfermedad de Gaucher (acumulación anormal de las sustancias grasas en el hígado)
  • Los quistes hepáticos (bolsas de líquido en el hígado)
  • Hemangioma y adenoma (tumores no cancerosos)
  • Vesícula biliar o la obstrucción del conducto
  • La hepatitis tóxica
  • Metástasis del cáncer de hígado
  • Leucemia
  • Cáncer primario de hígado
  • Linfoma
  • Budd-Chiari (obstrucción de las venas hepáticas)
  • Pericarditis
  • Regurgitación tricuspídea
  • La insuficiencia cardíaca congestiva

Los síntomas del agrandamiento del hígado
No existen síntomas específicos del agrandamiento del hígado. Esto es porque el hígado no tiene nervios que ayudan a enviar los impulsos del dolor al cerebro. Sin embargo, los síntomas del agrandamiento del hígado se ven sólo cuando la ampliación es extrema. Esto provoca las molestias en la zona abdominal como las prensas del hígado en sí contra otros órganos. Esto puede dar una sensación de la plenitud debido al agrandamiento del hígado. Uno puede sentirse extremadamente cansado u observar la coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos. Esta coloración amarillenta puede ser un signo de la ictericia. Si la ampliación se produce muy rápidamente, puede conducir a la sensibilidad del hígado. El médico puede sospechar de un agrandamiento del hígado por sentirlo durante un examen físico. Él observará si el hígado se extiende por debajo del nivel de las costillas. El diagnóstico del hígado agrandado
Los signos ayudan a diagnosticar la causa del agrandamiento del hígado. Si el hígado se siente suave al tacto, indica la infiltración de la grasa, la congestión sanguínea, la obstrucción de los conductos biliares o la hepatitis aguda. En el caso de que el hígado se siente irregular y firme al tacto, puede ser un signo de la cirrosis del hígado. El cáncer del hígado es sospechoso si hay unos bultos distintos sentidos en el hígado.

El tratamiento del agrandamiento del hígado
El tratamiento del agrandamiento del hígado depende de la causa subyacente. El tratamiento más común es la abstinencia del alcohol, la pérdida de peso en el caso de las personas obesas, y el cambio en los medicamentos, si los hay. En el caso de los signos del agrandamiento del hígado debido a la hepatitis, al paciente se le puede recomendar que tome los medicamentos que reducen la inflamación. Las personas obesas se les recomienda bajar de peso si sufren de los problemas de hígado graso no alcohólicos. Los diabéticos se les recomiendan controlar los niveles del colesterol y los niveles del azúcar en la sangre. La quimioterapia y la radiación se llevan a cabo en los pacientes con la leucemia con el agrandamiento del hígado. Y los que son alcohólicos crónicos, deben dejar de beber por completo si desean salvar su hígado de un daño mayor. El hígado es un órgano muy importante de nuestro cuerpo que sigue funcionando y soportando los años de la tortura. Comenzar a seguir un estilo de la vida saludable para aliviar un poco la presión sobre el hígado. Hable con su médico sobre el tratamiento correcto de acuerdo a los síntomas del hígado exhibidos en su caso particular.

No consumir alcohol El mejor aceite es el de oliva virgen u otro tipo de aceite virgen utilizado en crudo y no refinado (aceite de girasol virgen, aceite de coco virgen,etc.). Se deben evitar los aceites de mala calidad (refinados) y calentarlos en exceso.

Los quistes son sacos como estructuras, que se forman en los tejidos corporales y contienen gases, líquidos o algún tipo de materia semisólida. El hígado también puede formar los quistes hepáticos, que son bolsas de paredes delgadas, que son cavidades llenas de líquido. Los quistes hepáticos son muy comunes y generalmente no causan ningún tipo de problemas de la salud. Alrededor de cada 6 de 1000 personas sufren de la enfermedad hepática poliquística. Esta es una enfermedad hereditaria, donde en el hígado se forman múltiples quistes. Hay muchos quistes que aparecen como un racimo de uvas en el hígado. ¿Qué es la enfermedad del hígado poliquístico?

La enfermedad hepática poliquística (EHP) es un trastorno hereditario. En esta condición, se observa un número de quistes hepáticos repartidos por todo el hígado. Esto puede causar el hinchado abdominal en algunos individuos, mientras que otros no muestran ningún síntoma en absoluto. Puede ser un trastorno autosómico genético en algunos, y en otros casos se produce sin ninguna causa aparente. Las mujeres son más propensas a formar la EHP que los hombres, ya que se cree, que está asociada con los niveles de estrógeno, una hormona. En la mayoría de los casos, estos quistes causan algunos problemas menores de la salud. Sin embargo, aproximadamente el 8% de las personas pueden desarrollar las complicaciones graves, como la compresión de los órganos adyacentes, etc. La función del hígado rara vez se vé comprometida debido a la EHP, y puede disminuir el metabolismo de los estrógenos en cierta medida. Como se trata de una enfermedad hereditaria, la tendencia a desarrollar los quistes en el hígado está presente desde el nacimiento. Sin embargo, estos quistes no causan un grán problema hasta que se llega a la treintena. Estos quistes pueden variar en tamaño y pueden ser tan pequeños como una cabeza de alfiler. Algunos quistes crecen más de 10 cm de tamaño y pueden o no causar el agrandamiento del hígado. Los primeros signos de la EHP se vén durante la pubertad. A medida que la persona madura y entra en la treintena, los síntomas se hacen evidentes. Los síntomas incluyen:

  • La tala de la llenura después de comer un poco de comida
  • Las náuseas
  • La dispepsia
  • La acidez
  • El dolor
  • La distensión

En algunas personas, el agrandamiento del hígado hará que el estómago parezca como una grán barriga cervecera. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas tardíos incluyen el amarillamiento de la piel, la fatiga, la falta de aliento, la inflamación de los conductos biliares, el hinchado de los pies, así como el edema.

Por lo general, el tratamiento está dirigido a frenar el crecimiento del quiste. Al paciente se le aconseja no consumir la cafeína y los productos lácteos. Los medicamentos que ayudan a controlar la presión arterial, son los diuréticos. Si el paciente desarrolla una infección del tracto urinario, se prescriben los antibióticos. También se recomienda una dieta baja en sal para disminuir la presión en el hígado, así como de los riñones. Además de esto, a muchos pacientes se les aconseja someterse a una cirugía para extirpar los quistes. Los quistes pueden reaparecer después de la cirugía y el trasplante hepático es la única opción que queda. El trasplante del hígado es considerado sólo cuando la calidad de vida es muy pobre, y no haya otro tratamiento que sea útil. En la mayoría de los casos, la enfermedad poliquística del hígado no requiere ningún tipo de tratamiento. El destechamiento laparoscópico ayuda en el cuidado de los quistes incómodos. Muchos pacientes viven una vida larga y completa con la EHP. Muy pocos casos presentan complicaciones, las que requieren un tratamiento intensivo.

Las personas que sufren una adicción a menudo tienen uno o dos problemas médicos asociados, entre los que podemos mencionar: enfermedad pulmonar o cardiovascular, accidente cerebrovascular, cáncer y trastornos mentales. El diagnóstico por imágenes, las radiografías de tórax y los análisis de sangre muestran los efectos nocivos del abuso de drogas a largo plazo en todo el cuerpo. Por ejemplo, las investigaciones han demostrado que el humo de tabaco causa cáncer de boca, garganta, laringe, sangre, pulmones, estómago, páncreas, riñón, vejiga y cuello uterino. 19 Además, algunas drogas adictivas, como los inhalantes, son tóxicas para las células nerviosas y pueden dañarlas o destruirlas, ya sea en el cerebro o en el sistema nervioso periférico.

para q es el zantac


para que sirve el zantac 150

La pancreatitis por cálculos biliares es una inflamación del páncreas, resultado de la obstrucción del conducto pancreático por un cálculo biliar. Esto ocurre al nivel del esfínter de Oddi, un músculo redondo ubicado en la abertura del conducto biliar hacia el intestino delgado. Cuando un cálculo de la vesícula biliar se desplaza por el conducto biliar común y queda atrapado en el esfínter, bloquea el flujo de salida de todo material proveniente del hígado y páncreas. El resultado es la inflamación del páncreas, la cual puede ser muy grave. La pancreatitis por cálculos biliares puede ser una enfermedad que conlleva peligro de muerte, y es necesario que un médico examine de urgencia a la persona con cálculos biliares que repentinamente presenta dolor abdominal fuerte. Los factores de riesgo para la pancreatitis por cálculos biliares son similares a los descritos para la enfermedad de cálculos biliares.

Los síntomas podrían ser similares a los arriba explicados, bajo Cálculos biliares y enfermedad de cálculos biliares. Además, podría sentirse dolor en el abdomen superior izquierdo o en la espalda, que generalmente aparece en forma repentina, es muy fuerte, normalmente agudo o como una sensación de que algo se aprieta, y con frecuencia viene acompañado por náusea y vómito. Los exámenes de sangre pueden identificar la inflamación del páncreas (amilasa y lipasa) y pueden encontrar pruebas de obstrucción del flujo de salida de la bilis desde el hígado (ALT, AST, fosfatasa alcalina y bilirrubina). La inflamación del páncreas se observa mejor con una prueba radiológica (CT scan o CAT scan), la cual también puede determinar la gravedad de la inflamación pancreática. El CT scan no tiene tanta sutileza como para identificar los cálculos biliares pequeños, y por ello, podría requerirse un ultrasonido abdominal en caso de considerarse que esa es la causa de la pancreatitis.

Al inicio, la pancreatitis se trata mejor evitando la ingesta de cualquier tipo de líquido o sólido hasta que la inflamación disminuya. Normalmente, todo lo que se requiere es administrar líquidos por vía intravenosa cuando la inflamación es moderada, y los síntomas se resuelven dentro de pocos días. Una inflamación grave, dolor persistente y fiebre sugieren pancreatitis severa e inflamación continua. En ese caso, se iniciará la administración de nutrientes por vía intravenosa, si no es posible volver a empezar la ingesta oral en aproximadamente 5 a 7 días. La náusea grave y el vómito se tratan inicialmente aliviando al estómago de los líquidos; por ello se usa una sonda nasogástrica y se administran medicamentos antiheméticos (contra la náusea). Las terapias para el dolor podrían administrarse por vía intravenosa hasta que pueda reiniciarse la ingesta de alimentos y uso de tratamientos por vía oral. A veces, es importante extirpar urgentemente un cálculo biliar que ocasiona pancreatitis; y en otras ocasiones, podría ser adecuado esperar entre 24 y 48 horas con valoraciones regulares para asegurarse que la persona permanece estable. Los cálculos biliares que causan la pancreatitis de cálculos biliares podrían pasar y salir del conducto sin intervención o podrían requerir una extirpación endoscópica o quirúrgica. En los casos con infección del tejido pancreático, ocurre la enfermedad conocida como necrosis (tejido muerto) pancreática, y se podrían usar antibióticos para controlar o prevenir la infección. La disfunción del esfínter de Oddi (DEO) comprende un complejo de síntomas de dolor abdominal superior irregular que podría presentarse acompañado por náusea y vómito. No se comprende completamente a este trastorno aún. Se cree que la causa es cicatrización o espasmo del músculo del esfínter de Oddi, un músculo circular de aproximadamente 1cm (1/2 pulgada) de longitud y ubicado en el extremo inferior de los conductos biliar y pancreático. La función de este músculo es mantener cerrados los músculos del conducto biliar y del conducto pancreático, para de esa manera prevenir el reflujo de los contenidos intestinales hacia esos conductos. Si este músculo sufre un espasmo o presenta cicatrices, el drenaje de los conductos biliar y pancreático podría comprometerse. La dilatación anormal del conducto biliar y/o pancreático normalmente se relaciona con aumento de los productos y enzimas del hígado, vesícula biliar y páncreas, lo cual puede analizarse mediante exámenes de sangre (pruebas hepáticas en suero sanguíneo, amilasa, lipasa). El dolor podría ser el resultado de la obstrucción de los conductos.

La disquinesia biliar podría desarrollarse después de la extirpación de la vesícula biliar, y por ello el nombre de síndrome post-colecistectomía. Los síntomas podrían ser similares a aquellos por los cuales inicialmente se extirpó la vesícula biliar, e incluyen dolor abdominal, náusea y vómito. Los síntomas pueden ser ocasionales o podrían aumentar y disminuir. Las personas podrían perder peso debido a la falta de apetito. Fiebre, escalofríos y diarrea no son características de esta enfermedad. Si los síntomas son graves y no responden al tratamiento tradicional, se requeriría investigar más a fondo.

Es importante verificar que no se pasa por alto otras enfermedades más graves antes de embarcarse en el diagnóstico de disfunción del esfínter de Oddi. Por lo tanto, será importante verificar que el paciente no tenga cálculos en los conductos biliares, cáncer del páncreas o de los conductos biliares, enfermedad de úlcera péptica o enfermedad cardíaca (mala circulación hacia el corazón, llamada “isquemia”, o una “angina” que podría imitar esos síntomas). El diagnóstico de disfunción del esfínter de Oddi puede evaluarse y confirmarse mediante un endoscopio especial que permite colocar un catéter en los conductos biliar y pancreático. Mediante la inyección de sustancia de contraste a través del catéter, junto con el uso de radiografías, el médico obtiene fotografías de los conductos biliar y pancreático. Este procedimiento que requiere de una sonda especial se conoce como colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), y puede ayudar a determinar la presencia de cálculos biliares en la vesícula biliar o conducto biliar. En el caso de cálculos en el conducto biliar, pueden utilizarse instrumentos y procedimientos especiales (esfinterotomía con extracción de cálculo) (ver figura 2, arriba) mientras se realiza la CPRE para extirpar la mayor parte de ellos. Es posible tomar mediciones de la fuerza de contracción del músculo del esfínter de Oddi mediante un tubo plástico especial que se inserta dentro del conducto biliar o del conducto pancreático, a nivel del músculo del esfínter de Oddi. Esto se conoce como “manometría del esfínter de Oddi” y se emplea para determinar si el músculo presenta “disquinesia” o si se contrae normalmente. Se confirma el diagnóstico de disquinesia biliar si el músculo no se contrae en forma normal.

En los pacientes con síntomas graves e intolerables, podría cortarse el músculo del esfínter con la sonda para la CPRE y un tubo plástico especial con un alambre pequeño adherido a un lado (llamado “esfinterotomo”). Se pasa este esfinterotomo a través del canal de la sonda de CPRE y luego hacia el conducto biliar y/o conducto pancreático, al nivel del músculo del esfínter. Después se aplica una pequeña cantidad de corriente eléctrica al alambre, el cual a su vez corta y cauteriza el músculo abierto. Esto se denomina “esfinterotomía”, procedimiento que sólo pueden realizar médicos altamente experimentados y únicamente cuando los síntomas son graves además de sin resolución. Aproximadamente 5 a 15 por ciento de pacientes sometidos a esta terapia podrían presentar inflamación del páncreas (llamada “pancreatitis”) como complicación, inmediatamente después del procedimiento. Exámenes utilizados para evaluar la enfermedad de cálculos biliares:

  1. Ultrasonido: Este examen usa ondas de sonido para examinar los conductos biliares, hígado y páncreas. Es muy seguro. Con el ultrasonido, sería factible visualizar cálculos en la vesícula biliar o en los conductos biliares. Las imágenes podrían tener interferencia en pacientes muy obesos o en quienes ingirieron alimentos poco tiempo antes del examen.
  2. Ultrasonido endoscópico: Este dispositivo utiliza una sonda especial con una extensión de ultrasonido en la punta. Se inserta la sonda por la boca para examinar internamente los conductos biliares, vesícula biliar y conductos pancreáticos.. El uso del dispositivo para ultrasonido endoscópico requiere entrenamiento especial y es útil para ubicar cálculos en el conducto biliar que podrían pasarse por alto con el ultrasonido normal. También es útil para diagnosticar cáncer dentro del páncreas o conductos biliares.
  3. Exploración por CT or CAT scan: Es útil para diagnosticar cáncer dentro del hígado o páncreas. Podría identificar cálculos biliares pero no es tan eficaz como el ultrasonido. Este es uno de los mejores exámenes para evaluar la gravedad de la pancreatitis.
  4. CPRE: La CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) usa un tipo especial de endoscopio que permite acceso a los conductos biliares y pancreáticos. También permite realizar terapias, tales como extirpar cálculos de los conductos biliar o pancreático. Se pueden tomar mediciones de la presión dentro del músculo del esfínter de Oddi mediante una prueba adicional llamada manometría del esfínter de Oddi (ver la sección sobre disquinesia biliar). Esto se realiza simultáneamente con el CPRE y es un examen especializado que requiere entrenamiento especial para realizarlo.
  5. CPRM (MRI): Colangiopancreatografía por resonancia magnética. Este examen utiliza una máquina llamada IRM (Imágenes por resonancia magnética – MRI). Es una prueba no invasora que emplea software especial de computadora para crear imágenes de los conductos biliar y pancreático, similares a los obtenidos mediante la CPRE pero no requiere realizar una endoscopía. Las anomalías descubiertas en la CPRM serán luego evaluadas más a profundidad o tratadas mediante CPRE o intervención quirúrgica.

* El Dr. Silverman es Fellow del Colegio Americano de Gastroenterología.

por Sano y Ecológico · Publicada mayo 17, 2013 · Actualizado mayo 15, 2014 El hígado es el encargado de la detoxificación, pero también el laboratorio del organismo; su complejidad hace que sea un órgano un tanto especial y sus procesos sean múltiples. El hígado almacena grasas de aquellos alimentos que ingerimos, pero también del exceso de ingesta de hidratos de carbono que son convertidos en grasas, encargándose también de esta transformación. Produce colesterol, que es imprescindible para la formación de hormonas y sales biliares, así como para mantener el nivel de atención y concentración. También tiene que ver con el almacenamiento y la liberación de azúcar en la sangre. Así mismo fabrica las lipoproteínas (colesterol bueno=lipoproteína de alta densidad, malo=de baja densidad, muy malo=de bajísima intensidad, pero todos imprescindibles par el organismo).

Almacena hierro y algunas vitaminas, entre ellas la B12, y descompone hormonas para su eliminación. Prepara de forma que pueden ser eliminados por la orina el alcohol, los medicamentos y los restos alimenticios. Limpia la sangre, controla el azúcar, etc. Y todavía tiene más funciones, sobre todo relacionadas con el intestino delgado y la vejiga. Así como relaciones especiales con el bazo, páncreas, vesícula biliar, vías biliares, etc. Por estas razones, los diez consejos que aparecen a continuación podrían ser muchos más, estos no son mas que una pequeña selección. TRASTORNOS HEPÁTICOS

1. La ansiedad y el estrés afectan mucho al hígado. Mantener un estado de tranquilidad (dado que la agresividad, tanto exteriorizada (cólera) ó interiorizada (ira) lo dañan, obligándole a alterar sus funciones. 2. La alimentación puede ser fundamental cuando el hígado no trabaja bien. Los excesos en la dieta lo dañan, obligándole a una sobrecarga de trabajo que puede alterar su ritmo y eficacia. Para favorecer su funcionamiento hay que habituarse a una dieta saludable donde predominen las frutas y verduras frescas.

3. El consumo de chocolate con un hígado que tiene dificultades de trabajo, puede ser el detonante (suele serlo) de múltiples afecciones, ya que le conduce a un estado de sobreactividad que daña su armonía. 4. El consumo de azúcar debe ser controlado, porque sobrecarga el trabajo hepático, conduciéndole a un estado de lentitud que le impide cumplir bien sus funciones.

5. Hacer ejercicio es primordial para el hígado, pues le ayuda en su trabajo”desestresándole” y permitiendo que el organismo suelte la tensión acumulada. (El ejercicio debe ser moderado y adaptado a la persona, por lo que hay que huir de los esfuerzos violentos o continuados que le dañan. En una palabra, huir del sedentarismo pero también de la “droga del ejercicio” (de esto ultimo por desgracia, hay un exceso que no es bien entendido por las personas). 6. El mejor auxiliar del hígado es la respiración profunda, que le proporciona un masaje interno que le ayuda sobremanera, al hacerle soltar las toxinas acumuladas y recibir sangre limpia. (Aprender a respirar es la base de salud).

7. Consumir con moderación toda clase de bebida alcohólica, si existiese algún tipo de patología hepática evitar por completo. 8. Mantener un peso correcto evitando el sobrepeso y la obesidad. ponerse en manos de un nutricionista ayudara a conseguir dicho objetivo.

9. Atención al consumo excesivo de medicación que puede originar toxicidad hepática. 10. Existen una serie de plantas muy recomendables para la salud del higado, entre estas destaco el diente de león, cardo mariano, alcachofa, manzanilla, rábano negro, boldo.

Para finalizar, debemos tener en cuenta algunos pueden hacernos sospechar que hay una mala función hepática; como mareos y sensación de asco, digestiones pesadas y estreñimiento latente (se expulsan los de desechos de 3 ó 4 días antes), sinusitis, rinitis, alteraciones visuales, cólico por piedras, cansancio por la mañana, heces blanquecinas o flotantes, dolor de espalda entre la 4ª y 5ª dorsal y sus reflejos a la altura de la 8º y 9º dorsales, molestias del redondo mayor, sensación de inestabilidad, vértigo o mareos, periartritis de hombro derecho, cefaleas tensionales, etc. Los problemas hepáticos en los perros pueden ocurrir debido a muchos factores, y los síntomas se descuidan hasta que la enfermedad esté en su etapa final. El siguiente artículo cubrirá algunas informaciones sobre los problemas del hígado en los perros.

El hígado es el órgano más grande no sólo en el cuerpo humano, sino también en el cuerpo de un perro. El hígado se encuentra en el abdomen detrás del diafragma. El hígado es uno de los órganos más importantes como la mayoría de las rutas bioquímicas que ayudan en el crecimiento del animal, el suministro de nutrientes al cuerpo, la inmunidad frente a enfermedades, la producción de energía, etc., se llevan a cabo en el hígado. A medida que el hígado está implicado con los procesos bioquímicos para muchos órganos del cuerpo, tiende a ser afectado por muchas enfermedades y problemas. Hay muchos problemas hepáticos que pueden afectar la salud del perro. Veamos algunas de las causas.

¿Qué causa problemas hepáticos?
Los perros mayores sufren de muchos problemas en el hígado, pero hasta los perros más jóvenes pueden sufrir de enfermedades del hígado. Hay anormalidades anatómicas del hígado debido a defectos genéticos, que pueden llevar a muchos problemas serios de salud del perro. Las otras causas son las infecciones como la hepatitis viral canina, leptospirosis y otras enfermedades. Las infecciones bacterianas que entran en el hígado a través de los conductos biliares llevan a la ictericia, el aumento de la temperatura corporal y el dolor abdominal en los perros y también llevan a problemas hepáticos. Si el perro está envenenado o sufre de intoxicación por alimentos, las toxinas pueden dañar el hígado y causar enfermedad hepática. Síntomas de trastornos hepáticos
Los síntomas de problemas hepáticos son variables en cada perro. Los síntomas comúnmente observados son:

  • Convulsiones
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Ictericia
  • Sed excesiva y orina frecuente
  • Heces suaves de color blanco grisáceo
  • Distensión abdominal debido a ascitis
  • Hígado ampliado
  • Disminución del apetito
  • Pérdida de peso
  • Anemia
  • Sangrado prolongado, en caso de lesión

Tratamiento para problemas hepáticos
El tratamiento es principalmente sintomático y de soporte. El veterinario puede administrar líquidos por vía intravenosa o subcutánea para prevenir la deshidratación y el suministro de nutrición y medicamentos para controlar el vómito.

Los medicamentos para el tratamiento de problemas hepáticos en perros dependen de la magnitud y la causa de daños en el hígado. Como el hígado es el órgano que descompone los medicamentos, el hígado no funcional requiere dosis medicinales bajas. En el caso de la hepatitis crónica, se administran corticosteroides para reducir la inflamación y cicatrización. También ayudan a estimular el hambre y hacen que el perro se sienta mejor. Los antibióticos se prescriben para curar cualquier infección secundaria debido a problemas hepáticos. Para el tratamiento de la enfermedad de almacenamiento de cobre, se administran la penicilamina y el acetato de zinc para disminuir los niveles de cobre en el hígado. El veterinario puede aconsejar medicamentos para controlar el vómito, náuseas y prevenir las úlceras en el estómago y el intestino. La furosemida es un diurético que se usa para tratar la ascitis. Los electrolitos se utilizan para evitar los fluidos intravenosos y subcutáneos.

Suplementos dietéticos
Hay que cambiar la dieta del perro para ayudar al perro a obtener la cantidad necesaria de nutrición y calorías. Si el perro sufre de la enfermedad de almacenamiento de cobre, se mantendrá en una dieta baja en cobre. El perro debe tener una calidad óptima de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. El alimento para perros debe contener pollo, pescado y huevos, como fuente de proteínas. Se debe incluir hidratos de carbono fácilmente digeribles como fuente de energía. No alimente al perro con alimentos que contienen aditivos artificiales e incluya fósforo y sodio en su dieta. Es necesario estar atento a los diversos síntomas de problemas hepáticos. Muchas veces los síntomas de problemas del hígado en los perros se pasan por alto y la enfermedad llega a un punto crítico. Hable con el veterinario acerca de cualquier problema relacionado con el hígado.

por Sano y Ecológico · Publicada mayo 17, 2013 · Actualizado mayo 15, 2014 El hígado es el encargado de la detoxificación, pero también el laboratorio del organismo; su complejidad hace que sea un órgano un tanto especial y sus procesos sean múltiples. El hígado almacena grasas de aquellos alimentos que ingerimos, pero también del exceso de ingesta de hidratos de carbono que son convertidos en grasas, encargándose también de esta transformación. Produce colesterol, que es imprescindible para la formación de hormonas y sales biliares, así como para mantener el nivel de atención y concentración. También tiene que ver con el almacenamiento y la liberación de azúcar en la sangre. Así mismo fabrica las lipoproteínas (colesterol bueno=lipoproteína de alta densidad, malo=de baja densidad, muy malo=de bajísima intensidad, pero todos imprescindibles par el organismo).

Almacena hierro y algunas vitaminas, entre ellas la B12, y descompone hormonas para su eliminación. Prepara de forma que pueden ser eliminados por la orina el alcohol, los medicamentos y los restos alimenticios. Limpia la sangre, controla el azúcar, etc. Y todavía tiene más funciones, sobre todo relacionadas con el intestino delgado y la vejiga. Así como relaciones especiales con el bazo, páncreas, vesícula biliar, vías biliares, etc. Por estas razones, los diez consejos que aparecen a continuación podrían ser muchos más, estos no son mas que una pequeña selección. TRASTORNOS HEPÁTICOS

zantac perros

zantac perros

Los pacientes hepáticos necesitan una dieta adecuada a su problema.
Es imperante instaurar una dieta fresca, natural y adecuada, que ayude a disminuir el trabajo del hígado. Si quieres que te ayudemos nutricionalmente, necesitamos que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes:

Te responderemos lo antes posible. Hola tengo un perrito salchicha de 10 años que desde hace 2 fue diagnosticado con hígado graso, al parecer ahora se ha puesto peor y el veterinario le recomendó los dos tipos de alimentos que usted menciona en su artículo. Me preocupa mi perrito con lo que usted indica, yo le compré el Hills l/d.

Será un gusto poder ayudarte. Si deseas que te asesoremos nutricionalmente, rellena el siguiente cuestionario: Te responderemos en 24-48 horas.

Hola tengo una boxer de 8 años 5 meses, me diejron que tiene daño hepatico severo y probable pancreatitis, que le tengo que dar royal canin hepatic, leyendo su articulo refiere que no es lo mejor, me podría asesorar, gracias Será un gusto poder ayudarte con la dieta de tu perra, pero para poder asesorarte correctamente, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario:

Hola mi perrito poodle de 6,5kg fue diagnosticado de hepatitis y tiene un problema en el hígado. Me han recomendado comprar hill L/d o royal canin hepatic pero leyendo sus artículo ahora me preocupa comprar estos tipos de alimento porfavor ayúdeme Tu perro necesita una nutrición natural adecuada a su problema hepático. Nosotros podemos asesorarte con su alimentación. Si lo deseas, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías:

Hola, tengo mi gato que se le daño su higadito por una reacción alérgica a un medicamento, que dieta es recomendable para él? Para poder ayudarte nutricionalmente con el problema hepático que tiene tu gato, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario:

Hola mi perro es un golden y esta con cancer al higado, en mi pais es muy dificil encontrar este tipo de comida como royal cani y además es muy costoso, quisiera que me ayudes en un dieta casera que le ayude en su condición actual. Tu perro necesita una alimentación adecuada para el cáncer. Hay que tratarle nutricionalmente.
Te recomendamos que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes para poder asesorarte:

Hola. Tenemos un border collie con shunt hepático y la vet nos ha recomendado royal canine renal. Es un milagro porque el perro no comía nada antes de la crisis.Y ahora se come 2 latas al d a y así recupera fuerzas. Puede comer algo más casero? Pollo, avena y verduras?

En unas horas responderemos al cuestionario que nos has enviado. entonces cual seria la dieta natural para mi perro con cirrosis? le estoy dando royal canin hepatic

Si deseas que te asesoremos nutricionalmente con el problema hepático de tu perro, te aconsejamos que respondas el siguiente cuestionario: Que dieta se le debe dar a un perro conda problemas en hígado que le provoca diarreas

Los enfermos hepáticos han de tomar dietas naturales, adecuadas a su problema. Si deseas que te asesoremos, nutricionalmente, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario:

Hola buenas tardes, Primero felicitarlo por su publicacion, ayuda e interes por nuestros peludos…Tengo mi gatica que le acaban de diagnosticar higado graso, le hicieron una ecografia y se encontro que tiene muy pequeño su higadito…el veterinario le envio medicamentos ademas cambiar su dieta a l/d de Hills. He notado q no le gusta de a mucho, me preocupa por q veo q no come lo suficiente y le estoy dando muchos medicamentos. Le agradeceria inmensamente me asesora que puedo darle que sea apetitosa y sea beneficiosa para su condicion. Agradezco de ante mano su valiosa ayuda. Te ayudaremos con mucho gusto con el problema de tu gata, pero antes debes de rellenar el siguiente cuestionario:

Quisiera me orientará para una dieta de mi perro con hígado inflamado Carlos Alberto Gutiérrez dice

Será un placer atenderte. Si quieres una consulta personalizada responde este cuestionario:
https://nutricionistadeperros.com/la-dieta-de-tu-perro-es-el-inicio-de-todo-rellena-el-cuestionario/
analizaremos tu caso en menos de 48 horas y te diremos si podemos ayudarte, así como las tarifas. Me parece muy razonable y bien argumentado su analisis..muchas gracias

Gracias por tu comentario. Hola,Justo hace 1mes el veterinario me ha dicho k mi perro tenía k comer una dieta especial y me ha recomendado hepátic de Royal canin.Los análisis indicaban alteraciones en el hígado, ha dicho k no es alarmante,esta ligeramente acima del normal y k con la edad que tiene(10 años ) es normal.Mi perro come barf desde inicio del año,no quiero darle el pienso y a el tampoco le hace gracia las bolitas.Que dieta le puedo dar?Tengo miedo de darle demasiada proteína y dañarle más el hígado. Repetimos analítica ahora inicio del mes.gracias

Para poder asesorarte, correctamente, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario. Aquí tienes el link: Hola, buenas tardes.
A mi perrita le acaban de diagnosticar Displasia Microvascular Hepática y actualmente estoy buscando la mejor dieta para ella. En definitiva no me convencen las dietas comerciales pero tampoco sé muy bien qué alimentos son los más convenientes para ella. Se me ocurre que tal vez le podría dar únicamente como fuente de proteína alguna (s) de origen vegetal y arroz pero no sé qué otros ingredientes le podrían ayudar.
Me podrían recomendar alguna dieta?

Para poder asesorarte, correctamente, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario.
Aquí tienes el link: Buenos dias, ‘mi perro toma k/d para los riñones, pienso y latas y es carisimoooo. Me gustaria me dieras una dieta alternaniva por favor para combinar. Ademas toma pastillas para el corazon cardalis
Una cosa mas los stikers que se compran para los dientes no son recomendables verdad? Para su enfermedad me refiero
Gracias

La mejor forma de alimentarle es con una dieta natural, adecuada a sus problemas.
Si deseas que te asesoremos nutricionalmente, por favor, rellena el siguiente cuestionario. Hola Dr.,
Muy interesante su artículo. Una de mis perras enfermo del hígado hace algunos años y durante dos años le di alimento especial para esto. No lo conocía en ese entonces, pero lo bueno fue que al fin sanó. Ella fue la que me hizo leer este artículo y me ha hecho pensar en muchas opciones que hubieran sido mucho mejores para ella. Y me nació una duda. ¿ la soya texturizada podría haber sido una buena opción?

Hola,
Ante todo, el articulo es muy interesante! Mi perro comenzó a arrojar valores altos de gpt (hígado con valores fuera de lo normal según lo que indican las tablas).
Aproximadamente tiene 95 de gpt cuando debería tener 50 como máximo.
Entiendo que no tiene Insuficiencia hepatica pero sin embargo estoy preocupada porque ya hace 8 meses que está comiendo hipoalergenico de royal canin y este valor no baja.
En su momento fui a un gastroenterologo camino y me recomendó este alimento ya que es bajo en proteínas y esto no le perjudica los riñones. Quiero aclarar que tampoco tiene insuficiencia renal, sin embargo el análisis de sangre detectó los valores más altos de lo normal en lo que respecta a los riñones.
En líneas generales mi perro luce y se comporta excelente, siempre súper animado y juguetón.
Pero me pregunto porque esta dieta no hace que se normalicen los valores en sangre?

Me pueden ayudar recomendándome alguna dieta? Tu perro necesita una alimentación natural, de calidad, adecuada a su problema.
Por favor, rellena el siguiente cuestionario y envíanoslo cuanto antes:

Hola, tengo una schnauzer miniatura de 7 años y está mal de la vesicula, en efecto me dijeron que de por vida le tengo que dar el Hepatic, por lo cual tengo muchas dudas y quiero saber que es lo que de verdad le puedo dar, ya que me preocupa mucho, espero me puedan ayudar.
Muchas gracias. Los perros no comen pienso, es muy grave y completamente insano alimentarles de esa manera, porque son productos altamente industrializados y que solo contienen un 10% de humedad, por lo que el animal está sometido a deshidratación crónica diaria.

Los perros (y los gatos), como todo animal en la naturaleza, han de tomar alimentos frescos y naturales, mucho más en el caso de un enfermo hepético. Si deseas que te asesoremos, nutricionalmente, necesitamos que respondas el siguiente cuestionario. Aquí tienes el link:

buen dia, muy interesante la nota, mi perro le diagnosticaron colangiohepatitis cronica muy intensa, que me recomendarias para alimentarlo, casera o comprada, el y su hermana estan cmiendo eukanuba puppy, tienen 7 meses, todavia no se si ella sufre de lo mismo, se que esta mas flaca, y no quieren comer.Ellos son akitas inu. Muchas gracias Carlos Alberto Gutiérrez dice

Contéstanos a una pregunta: si tuvieses un familiar con los mismos problemas que tiene tu chico, ¿le alimentarías con bolas secas altamente industrializadas y que no se echan a perder? Jamás. Sabes muy bien, que es completamente insano, además de cruel. Respecto a tus dudas. En nuestra página web encuentras mucha información, y toda gratuita, que vamos subiendo poco a poco, alimentos adecuados y prohibidos según cada caso, recetas, análisis de alimentos… etcétera. Es cuestión de dedicarle tiempo. Puedes tomar nuestros tutoriales gratuitos o de pago. La información la tienes en la página principal. Sabrás de muchos otros a través del boletín, por eso es muy importante que te suscribas al mismo.

presentacion de zantac

Este grupo tratado con Colchicina se ha comparado retrospectivamente con otro grupo de cirróticos atendidos antes de 1975 y tratados por métodos convencionales sin Colchicina: en este grupo no se observaron curaciones y todos tuvieron una sobrevida de 5-10 años. De los pacientes curados 2 han tomado Colchicina desde 1975 y los otros 2 desde 1980 (2 Escala Child- Turcotte A y 2 B); los pacientes que han muerto, 11 Escala C y 5 en Escala B. During the period from 1975 to 1989, patients with cirrhosis of the Iiver have been treated with Colchicine.

Initially 124 patients, were under this trial, but finally only 91 were completely evaluated: 67 from the Hospital “La Samaritana” in Bogotá, and 24 from private practice. It is important to mention that cirrhosis is not very common in Colombia as happen in other countries. AII received Colchicine 1 mgr daily permanente ]y as main treatment: during 5 years 50%, 3 years 30%, 1-2 years 15% and 10-14 years 5

. The patients 57 M (age X 45.2 yrs.) and 34 F (age X 42.3 yrs.). Diagnosis: 87 with alcoholic cirrhosis, 3 chronic hepatitis and 4 Primary Biliary Cirrhosis. For clasification purposes the Child-Turcotte Scale was used: group A, 22; B, 53; and C, 16.

The results shows: 4 cases were cured (4.39%), 2 of them were taken Colchicine since 1975 and the other 2 since 1980; 71 (78.02%) are stabilized and 16 (7.58%) died. The patients that cured, 2 are in Group A and 2 in Group B of the Scale of Child- Turcotte; the patients that died are 11 in Scale C and 5 in Sca]e B. The mayority of patients stabilized are in Scale A (20) and B (49); in C (2). This is an open study, and was compared with a similar group observed without Colchicine and treated befare 1975: in this group not any patient was cured and all died in the course of 5-10 years.

The patients with biliary cirrhosis had some ameIlioration and obtai a better quality of Iife, but aIl the 4 cases died, 3-4 years later.

En mayo de 1975 asistiendo en San Antonio, Texas, al Congreso de la Asociación Americana de Gastroenterología, un distinguido amigo mexicano me informó que ya estaban ellos iniciando en firme un estudio con Colchicina en el tratamiento de la cirrosis hepática y de acuerdo con los primeros casos comprobados, se veía la efectividad dc esta terapéutica.( 1) A mi regreso, en julio de 1975, inicié con los primeros pacientes un plan similar al que estaban adelantando en México, con la diferencia de que ellos daban la Colchicina 5 días en cada semana; para una mejor disciplina para los pacientes escogí darla en forma permanente. Sobre el particular di un informe en una revista nacional(2), después de que ya habían aparecido en la literatura mundial informes sobre esta nueva terapéutica (3, 4, 5, 6).

2.A. La droga Colchicina, llamada así por crecer en la Provincia de Colchis, en el Asia Menor, tiene mucha antigüedad ya que se usa en forma clásica desde 1763 para los enfermos con gota, de acuerdo con los estudios de Stork. Fue introducida por Benjamín Franklin, quien era gotoso, a los Estados Unidos, y su alcaloide -la Colchicina- fue aislado en 1820 por Pelletier y Caventou.

Además de la gota se ha utilizado en la poliserositis o fiebre del Mediterráneo y su estudio como droga antimitótica se debe a Litz y Amoroso.(7) De acuerdo con los estudios ya publicados con el uso de la Colchicina, en la cirrosis se han descubierto nuevas indicaciones y éstas son la base para el tratamiento de dicha enfermedad. Se sabe que controla la fibrogénesis al controlar el colágeno por estímulo de una enzima que es la colagenasa(8).

Los estudios tanto en cirrosis hepática como en cirrosis biliar primaria han demostrado su efectividad y abren realmente una VERDADERA ESPERANZA TERAPEUTICA PARA LA CIRROSIS (8, 9, 10, 11, 12). La acción sobre el COLA GENO en cirrosis hepática, que es la clave para establecer el cuadro de una cirrosis, se basa en el aumento exagerado del colágeno, que viene a ser la estructura que “comprime” y determina el estado de fibrosis.

Es interesante recordar que uno de los componentes del colágeno es un aminoácido, la prolina, que se caracteriza por tener muy poca tiroxina y ausencia total del triptófano. Este colágeno se puede inhibir por análogos de la prolina, por la Colchicina, la penicilamina y el beta-aminopropionitrilo (Ver Cuadros 1, 2, 3, 4).

La cirrosis biliar es una forma poco frecuente de cáncer de hígado, ocasionada por enfermedad o defectos de los conductos biliares. Por lo general, los síntomas incluyen colestasis (acumulación de bilis en el hígado). Existen dos tipos de cirrosis biliar:

  • Cirrosis biliar primaria - inflamación y destrucción de los conductos biliares del hígado.
  • Cirrosis biliar secundaria - resultado de una prolongada obstrucción de los conductos biliares o bien, de su estrechamiento o cierre.

Junto con los cálculos en la vesícula, el cáncer es la causa más común de obstrucción de los conductos biliares. La mayoría de cánceres hepáticos se convierte en la parte de los conductos que están fuera del hígado y se refieren a veces como tumores extrahepatic. La mayoría de los cánceres hepáticos son los adenocarcinomas que desarrollan de las células glandulares del conducto biliar. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del cáncer de conducto biliar. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Ictericia - color amarillo de la piel y de los ojos.
  • Dolor abdominal.
  • Poco apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Comezón.
  • Materia fecal pálida.
  • Orina oscura.
  • Fiebre.

Los síntomas del cáncer de conducto biliar pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar el cáncer de conducto biliar pueden incluir los siguientes:

  • Ecografía (También llamada sonografía.) - técnica de diagnóstico de imágenes que usa ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - este procedimiento de diagnóstico por imagen utiliza una combinación de tecnologías de rayos X y computadoras para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido graso y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.
  • Imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras internas del cuerpo.
  • Colangiografía - examen de rayos X de los conductos biliares mediante una tintura de contraste intravenosa (su sigla en inglés es IV).
  • Biopsia del hígado - procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.
  • Colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (ERCP) - procedimiento que le permite al médico diagnosticar y tratar problemas del hígado, la vesícula biliar, los conductos biliares y el páncreas. El procedimiento combina los rayos X y el uso de un endoscopio ―un tubo largo y flexible que lleva una luz. La extensión se guía a través de la boca y la garganta del paciente, luego a través del esófago, el estómago y el duodeno. El médico puede examinar el interior de estos órganos y detectar cualquier anomalía. Luego se pasa un tubo a través del endoscopio y se inyecta una solución de contraste que permite ver los órganos internos en una placa de rayos X.

El tratamiento específico para el cáncer de conducto biliar será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • La causa de la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Cirugía
    La cirugía puede ser necesaria para extirpar el tejido canceroso así como el tejido contiguo no canceroso. La cirugía también puede ser utilizada para liberar un bloqueo en el conducto biliar. La cirugía también puede ser usada para paliar o aliviar los síntomas.
  • Colocación de stent
    Si el conducto biliar se bloquea a causa de cáncer, un tubo delgado, llamado stent, puede ser colocado en el conducto biliar. Ayuda a drenar la bilis que se acumula en la zona. Esto se hace para eludir el bloqueo que causa síntomas como el dolor o los ojos y la piel de color amarillo, llamada ictericia. Un stent puede ser colocado temporalmente hasta que se realiza la cirugía para remover el tumor o un stent puede ser colocado.
  • Radiación externa (radioterapia externa)
    La radiación externa es un tratamiento que envía con precisión altos niveles de radiación directamente a las células cancerosas. La máquina es controlada por el terapeuta de radiación. Como la radiación se utiliza para matar las células cancerosas y para reducir tumores, se pueden utilizar escudos especiales para proteger el tejido que rodea el área de tratamiento. Los tratamientos de radiación son indoloros y generalmente duran unos minutos. La radioterapia puede administrarse luego de la cirugía, para eliminar pequeñas áreas de cáncer que podrían no haberse visto durante la cirugía, o bien puede aplicarse en reemplazo de un procedimiento quirúrgico. La radiación también se puede utilizar para atenuar (paliar) síntomas como dolor, sangrado u obstrucción.
  • Quimioterapia
    La quimioterapia es el uso de medicamentos antineoplásicos para tratar las células cancerosas. En la mayoría de los casos, la quimioterapia funciona interfiriendo en la capacidad de las células cancerosas de crecer o reproducirse. Diferentes grupos de medicamentos funcionan de diversas maneras para combatir las células cancerosas. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada paciente.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Enfermedades del Hígado, la Bilis y el Páncreas La Unidad de Digestivo de la Clínica DAM emplea tecnologías innovadoras para diagnosticar y tratar a los pacientes con trastornos digestivos (síndrome de intestino irritable, cálculo biliar, enfermedad de Crohn entre otros).
Precio de consulta 50 €

Cirrosis biliar es una irritación e hinchazón (inflamación) de las vías biliares del hígado, lo cual bloquea el flujo de la bilis. Esta obstrucción causa daños a las células hepáticas y lleva a que se presente una cicatrización llamada cirrosis. Más de la mitad de los pacientes no tiene ningún síntoma al momento del diagnóstico. Los síntomas generalmente aparecen de manera gradual y pueden abarcar:

  • Dolor abdominal
  • Hepatomegalia
  • Fatiga
  • Depósitos de grasa debajo de la piel
  • Deposiciones grasosas
  • Prurito
  • Ictericia
  • Manchas amarillas y suaves en el párpado

Se desconoce la causa de la inflamación de las vías biliares en el hígado. Esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a mujeres de mediana edad.

Se cree que la obstrucción biliar prolongada conduce a la cirrosis hepática. La enfermedad puede estar asociada con trastornos autoinmunitarios, como:

  • Celiaquía
  • Hipotiroidismo
  • Fenómeno de Raynaud
  • Síndrome de las mucosas secas (resequedad en ojos o boca)

Exámenes para la disfunción hepática:

  • Albúmina en suero
  • Pruebas de la función hepática (la fosfatasa alcalina en suero es la más importante)
  • Tiempo de protrombina (TP)
  • Lipoproteínas y colesterol en suero
Exámenes para la enfermedad:
  • Nivel de inmunoglobulina M en la sangre elevado
  • Biopsia del hígado
  • Anticuerpos mitocondriales (los resultados son positivos en aproximadamente el 95% de los casos)

La terapia está encaminada a aliviar los síntomas y prevenir complicaciones. La colestiramina (o colestipol) puede reducir el prurito. El ácido ursodeoxicólico también puede mejorar la eliminación de bilis del torrente sanguíneo y mejora la supervivencia de los pacientes con cirrosis biliar primaria después de haberlo tomado durante 4 años.

zantac inyectable perros

La hiperfibrinolisis es un trastorno frecuente en pacientes con cirrosis, con bases fisiopatológicas poco conocidas. Se caracteri­za por disminución del tiempo de lisis de la euglobina, aumento del dímero –D y otros productos de la degradación de la fibrina, y aumento del activador tisular del plasminogeno. La hiperfibrino­lisis está presente en el 93% de los pacientes con cirrosis y ascitis y en el 33% de los cirróticos sin ascitis, por lo que se atribuye a la ascitis un factor etiológico implicado en la aparición de este tras­torno. En todo paciente con enfermedad hepática crónica severa con sangrado cutáneo-mucoso excesivo, en ausencia de CID, se debe sospechar hiperfibrinolisis. La deficiencia de vitamina K, explica la aparición de san­grado en los pacientes con enfermedad hepática crónica avan­zada, por ser un cofactor de la gamma carboxilacion de los residuos de ácido glutámico en la región amino terminal, así, se generan pocos residuos gamma carboxilados que activen los Factores de la coagulación II,VII, IX y X que dependen de la vitamina K y del calcio.

AGENTES TERAPEUTICOS ESPECIFICOS PARA PREVENIR O TRATAR EL SANGRADO Los trastornos de la coagulación en los pacientes con cirrosis he­páticas se corrigen en casos de sangrado activo previo a proce­dimientos diagnósticos o terapéuticos invasivos, o bien, antes de una cirugía.

Se cuentan con los siguientes compuestos que aparecen en en cuadro. EVENTOS TROMBOEMBOLICOS EN PACIENTES CON CIRROSIS HEPATICA

Siempre se había pensado que el paciente con cirrosis hepática estaba anticoagulado debido a que la síntesis de los factores procoagulantes se encuentra muy disminuida. Sin embargo, se ha demostrado que este grupo de pacientes tiene un riesgo entre 2.4% y 6.3% para desarrollar eventos tromboembolicos. La inci­dencia de trombosis entre los pacientes hospitalizados con cirro­sis es alta, habiéndose reportado que oscila entre el 4 y el 12%. La trombosis de la vena porta (TVP) se presenta en un 10% a 25% de pacientes con enfermedad hepática avanzada, lo cual ha motivado a diferentes grupos de estudio a investigar los me­canismos fisiopatológicos involucrados en la trombogénesis y fi­brinólisis, demostrando así, varias proteínas alteradas: TP, TPT, Antitrombina, dímero-D, Proteínas S y C. El valor predictivo más alto para tener riesgo de TVP, lo obtuvieron la deficiencia de Proteína C (componente de la vía de la anticoagulación) y el aumento del dímero-D (producto de la fibrinólisis) en pacientes cirróticos. La disminución de proteína C se debe a la ausencia del receptor endotelial de trombomodulina. La trombosis mesentérica venosa y la trombosis de la arteria hepática igualmente se han descrito en pacientes con cirrosis hepática.

Dos estudios caso-control y un estudio retrospectivo, relacionaron la cirrosis con el riesgo de trombosis venosa periférica profunda y tromboembolismo pulmonar, identificando varios mecanismos invo­lucrados, entre ellos, la síntesis hepática disminuida de albumina. El riesgo de trombosis en pacientes con cirrosis es sustancial cuando alguno de los componentes de la triada de Virchow está presente: estasis venoso, daño endotelial e hipercoagulabilidad. En el pacien­te con cirrosis, el estasis del flujo de la vena porta se ve favorecido por la vasodilatación esplácnica y la alterada arquitectura del híga­do que genera una gran resistencia al flujo venoso portal. Algunos autores han demostrado que la velocidad del flujo portal es el más importante factor predictor para el desarrollo de TVP, especialmente cuando la velocidad del flujo portal es inferior a 15 cm/s por eco­grafía Doppler. Cuando se desarrolla un carcinoma hepatocelular, la incidencia de TVP aumenta entre 10% y 40%. Varios estudios han reportado la existencia de una base ge­nética para el desarrollo de fenómenos tromboembolicos en pa­cientes con cirrosis hepática, así, se ha identificado un genotipo trombofilico en el 69.5% de los pacientes con cirrosis y TVP; mu­taciones TT677 de metilentetrahidrofolato reductasa y G20210A del gen de la protrombina. Altos niveles plasmáticos del Factor VIII (≥129 UI/L), el rol de los anticuerpos anticardiolipina, la en­dotoxemia y la escleroterapia de várices esofágicas, son factores independientes que se han asociado con riesgo para eventos tromboembolicos en pacientes con cirrosis hepática.

La obesidad, un factor de riesgo importante en la etiopato­genia del hígado graso no alcohólico (EHGNA), se asocia con fibrinólisis alterada, resistencia a los agentes antiplaquetarios e hiperreactividad plaquetaria. Por otra parte, la esteatosis hepáti­ca se ha asociado con un aumento del factor inhibidor de plasmi­nógeno (PAI-1) y del factor VII de la coagulación. Recientemente, se han descrito en pacientes no cirróticos con EHGNA, la corre­lación entre la formación del coágulo - riesgo de trombosis y el grado de fibrosis hepática. La hipoalbuminemia parece ser el factor de riesgo de trom­bosis más consistente entre diferentes estudios, encontrando un riesgo cinco veces mayor en pacientes con albúmina menor de 1,9 g/dl.

Los estudios por imágenes de mayor utilidad en el diagnóstico de eventos tromboembolicos en pacientes cirróticos son: angio­grafía (sigue siendo la prueba de oro), ecotomografía doppler-duplex, TAC. La Tromboelastografia (TEG) es un test que permite evaluar la dinámica de la sangre para coagular y también la de factores plasmáticos y celulares, pero su utilidad para determinar el riesgo de trombos en el paciente con cirrosis, está aun por demostrarse. Las estrategias terapéuticas en pacientes con cirrosis y eventos tromboembolicos varían, desde la anticoagulación y trombec­tomia, hasta el shunt portosistémico intrahepático transyugular (TIPS). Es motivo de grandes controversias, indicar anticoagula­ción profiláctica a pacientes con cirrosis, quienes ya presentan fallas en la síntesis de factores procoagulantes. Se ha indicado en pacientes cirróticos con alto riesgo de Trombosis, el uso de he­parina de bajo peso molecular y antagonistas de la vitamina K, sin embargo son cuestionables, debido a que la heparina para su acción necesita de antitrombina la cual está muy disminuida en cirrosis y los inhibidores de la vitamina K prolongan el TP, alargado en este grupo de pacientes. Se están llevando a cabo investigaciones sobre el Factor Xa y los inhibidores directos de la trombina, que pudieran tener más ventajas, en teoría, sobre la heparina y los antagonistas de la vitamina K.

Cada paciente debe ser minuciosamente estudiado y las op­ciones terapéuticas deben ser discutidas con un equipo multidis­ciplinario. 1.Veldman A. et al. New insights into the coagulation system and implications for new therapeutics options with recombinant factor VII. Curr Med Chem 2003;10:797-811. [ Links ]

2. Ousama Dabbagh et al. Coagulopathy does not protect against venous throboembolism in hospitalized patients with chro­nic liver disease. CHEST 2010;137(5):1145-1149. [ Links ] 3. Tellez-Avila et al. Trastornos de coagulación en el Cirrótico. Revista de Investigación Clínica. 2007;59(2):153-160. [ Links ]

4. Bosh J, Reverter JC. The coagulopathy of cirrhosis: Myth or reality. Hepatology 2005;41:434-5. [ Links ] 5. Caldwell SH, Chang C, Macik bg. Recombinant avtivated fac­tor VII (rFVIIa) as a hemostatic agent in liver disease; A break with tradition in need of controlled trials. Hepatology 2004;39:592-8. [ Links ]

6. Caldwell SH, Northup PG and Sundaran v. Correcting the coa­gulopathy of severe liver disease. Update in Treatment of liver disease. Ars Medica 2005;103-115. [ Links ] 7. Caldwell y col. Coagulation disorders and hemostasis in liver disease: pathophysiology and critical assessment of current ma­nagement. Hepatology. 2006;44:1039-1046. [ Links ]

8. Zhang Lei Dong, Hao Yu-Jian, Yang Ning. Value of D-dimer and protein S for diagnosis of Portal Vein thrombosis in patients with Liver Cirrhosis. J Int Med Res. 2012;41(3):664-72. [ Links ] 9. Shah Neeral, Northup Patrick, Caldwell Stephen. A Clinical survery of bleeding, Thrombosis and blood product use in decom­pensated cirrhosis patients”. Ann Hepatol, 2011(5):686-690. [ Links ]

10. Huard Genevieve, Biloden Marc, 2012. Management of An­ticoagulation for portal vein Thrombosis in individuals with cirrho­sis”: A Systematic Review. Int J Hepatol, (ID 672986):1-6. [ Links ] 11. Bernal Vanesa, Bosch Jaume, 2009. Cirrosis Hepática”. Rev. Hígado; 1:867-892. [ Links ]

12. Abdulaziz Aldawood et al. The incidence of venous throm­ boembolism and practice of deep venous trombosis prophylaxis in hospitalized cirrhotic patients. Thrombosis Journal 2011;9:1:1-6. [ Links ] 13. Lisman Ton and Porter Robert. Platelet function in patients with cirrhosis. J of Hepatology 2012;56;993-999. [ Links ]

14. Hodge Alexander and Crispin Philip. Coagulopathy in liver disease: The Whole is greater than thr sum of its parts. J of Gas­troenterology and Hepatology 2010;25:1-7. [ Links ] 15. Lisman Ton y col. Hemostasis and thrombosis in patients with liver Disease: The up and Downs”. J Hepatol 2010;3:362-371. [ Links ]

16. Inakiri Yasuko, Groszmann Roberto. Vascular Endothelial Dis­function in Cirrhosis. J. Hepatol. 2007;46:927-934. [ Links ] 17. Fimognari y col.Evaluation of D-dimer and factor VIII in cirr­hotic patients with asymptomatic portal venous thrombosis. J Lab Clinic Medic 2005;146(4):238-43. [ Links ]

18. Zocco y col. Thrombotic Risk Factor in Patients with Liver Ci­rrhosis: Correlations with MELD Scoring System and Portal Vein Thrombosis Development. J Hepatol 2009;51(4):682-9. [ Links ] 19. Muhammad y col. Deep vein Thrombosis and pulmonary em­bolism in hospitalized patients cirrhosis: A nationwide Analysis. Dig. Dic. Sci, 2011;56(7):2152-9. [ Links ]

20. Cosmas y col. Deep Vein Thrombosis in patients with advan­taced liver cirrhosis: a rare Conditions? Hepatol Int 2010;4:430. [ Links ] 21. Mammen EF. Coagulation defects in liver disease. Med. Clin. North Am. 1994;78:545-54. [ Links ]

22. Pernalette y col. Trombosis de Vena Porta. A propósito de 4 casos en el Hospital Militar Dr. Carlos Arvelo. Gen. 2010; 64(4):353-355. [ Links ] 23. Walsh y col. Risk factors for venous thromboembolism in pa­tients with chronic liver disease” Ann Pharmacother. 2013;47: 333-339. [ Links ]

24. Kapoor S. Pal S. Thromboelastographic evaluation of coa­gulation in patients with extrahepatic portal vein thrombosis and non cirrhotic portal fibrosis: A pilot study. J Gastroenterol. Hepa­tology. 2009;24:992-7 [ Links ] 25. Lesmana y col.Deep Vein Thrombosis in Patients with Advan­ced Liver Cirrhosis: rare Conditions? Hepatol Int,2010;4:433- 438. [ Links ]

para que sirve el zantac 150

No hay pruebas de que el consumo moderado de alcohol sea dañino, siempre y cuando sea discreto. Inclusive se ha comprobado que un vaso de vino tinto con la comida principal, como parte de la «dieta mediterránea», puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Otros cuadros crónicos que tienen implicaciones nutricionales incluyen enfermedades de los riñones y del sistema urinario; del aparato gastrointestinal, donde se incluyen estómago; vesícula e hígado. Estas enfermedades se describen en textos médicos.

PROBLEMAS NUTRICIONALES DE LA POBREZA Y LA OPULENCIA - UN CONTRASTE Como se menciona en varios capítulos de la presente publicación, muchas de las principales enfermedades causadas por deficiencia nutricional que predominan en los países en desarrollo se asocian con falta de seguridad alimentaria, pobreza, enfermedades infecciosas, atención insuficiente y factores relativos a los mismos. Se ha podido demostrar claramente que el así llamado desarrollo económico, en especial el que va de la mano con el alivio de la pobreza, lleva rápidamente a importantes reducciones en la desnutrición y las infecciones. Ejemplos de países donde esto ha sucedido son: Costa Rica y Cuba en América Latina; Malasia y Tailandia en Asia y Mauricio en África. Las principales reducciones en malnutrición, en prevalencia de enfermedades transmisibles y en mortalidad infantil son probablemente el resultado de mejor educación y reducción del analfabetismo, de más seguridad alimentaria en el hogar y una mejor higiene y suministro de agua potable y un mayor acceso a servicios de salud razonablemente buenos.

En la mayoría de los países, a medida que se reducen las tasas de malnutrición proteinoenergética y de infecciones como la gastroenteritis y el parasitismo intestinal, aumenta a menudo la incidencia de enfermedad arteriosclerótica del corazón, obesidad, ciertos tipos de cáncer, diabetes y accidentes cerebrovasculares. Se hace con frecuencia evidente el cambio del perfil de salud, primero en los grupos más ricos y urbanos y luego en la población rural. En general no hay estadísticas confiables sobre morbilidad, pero en muchos países se publican datos sobre mortalidad. Estos datos demuestran claramente que en los países en desarrollo en mejor situación, las muertes a causa de infecciones y la malnutrición han declinado bastante y las tasas de mortalidad infantil han mejorado de modo significativo. Sin embargo, las tasas de mortalidad en las llamadas «enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta» aumentaron en estas naciones. Estas enfermedades incluyen neoplasmas malignos, diabetes, obesidad, enfermedades del sistema circulatorio (menos la fiebre reumática), enfermedad hepática crónica y cirrosis, colelitiasis y colecistitis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó estadísticas para 42 países con buenos datos de mortalidad para los años 1991 a 1992 (OMS, 1993d), que muestran cómo en algunos países industrializados, por ejemplo Australia, Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos, las tasas de mortalidad por estas causas disminuyeron de 1960 a 1990, mientras que en países en desarrollo en mejor situación, como Ecuador, Mauricio y Tailandia, las tasas de mortalidad por estas causas aumentaron notablemente en el mismo período. En muchos de los países en desarrollo de nivel intermedio, las tasas de mortalidad por estas enfermedades, en personas de 45 a 54 años de edad, fueron muy semejantes a las de los países industrializados para el período 1985 a 1989. Es probable que la significante reducción en estas últimas naciones se deba a esfuerzos educativos y mensajes de salud pública que influyen en la gente para reducir el consumo alimentario de componentes dietéticos dañinos y para modificar los comportamientos que aumentan el riesgo de muerte a causa de estos desórdenes. En realidad, los cambios de comportamiento no nutricional, como por ejemplo la disminución del tabaquismo, también contribuyen a estas reducciones. El cambio alimentario que se considera generalmente más importante es la reducción del consumo de ciertas grasas.

El aumento de las enfermedades no transmisibles relacionadas con la dieta, en países de rápido crecimiento, probablemente afecta primero y en mayor grado a la gente pudiente, a menudo personas productivas, bien educadas y con cargos importantes en los sectores públicos y privados. Estas enfermedades pueden luego reducir la productividad de estos individuos y su tratamiento puede además empezar a absorber un segmento cada vez mayor del presupuesto de salud. El reto para los nutricionistas y otros trabajadores de salud es ayudar a los países en desarrollo a evitar la transición de una alta prevalencia de infecciones evitables y de desnutrición, a tasas mayores de enfermedades crónicas de la riqueza, que son parcialmente evitables. Los países en desarrollo, sobre todo los que se industrializan con rapidez y tienen un alto aumento en los ingresos, tienen la posibilidad de tomar medidas antes que aumenten tales enfermedades. Este es un reto que debe tomarse y que no se debe ignorar. Quizá las medidas para reducir el tabaquismo son inclusive más importantes que las que se toman para prevenir los cambios dañinos en el consumo alimentario, pero las acciones para prevenir las prácticas dietéticas dañinas merecen prioridad. China es un país que por lo menos considera estos problemas y toma acciones apropiadas. Su atención es particularmente importante debido a que es el país más populoso del mundo y se ha transformado en los últimos 50 años, de un país con extrema pobreza, graves carencias de alimentos y muchas muertes a causa de infecciones, a una nación con una economía pujante, seguridad alimentaria y servicios de salud que han controlado muchas infecciones evitables. El gobierno chino tiene mucho más control sobre sus ciudadanos que el que tienen muchos otros gobiernos, y podría dar los pasos requeridos para reducir las tasas ya crecientes de enfermedades relacionadas con la nutrición y con el tabaquismo crónico. Al hacerlo, China podría establecer un ejemplo para otros países.

En la mitad de la década de 1990, la atención se focaliza en la enfermedad cardiovascular que toma auge en los países de Europa oriental y la ex-Unión Soviética. La incidencia creciente de enfermedades crónicas en los países en desarrollo merece atención. Una guía alimentaria puede tener varios propósitos. Puede servir para definir prioridades nacionales en el sector de la salud, o para facilitar la planificación de las economías nacionales (metas alimentarias, objetivos dietéticos/nutricionales); o dirigirse a individuos (consumo de nutrientes recomendados, guías alimentarias). Todas estas formas de orientación tienen en común el propósito de ayudar a las poblaciones a lograr un estado de nutrición óptimo, conducente a una buena salud.

Como los seres humanos en todas partes tienen necesidades nutricionales bastante semejantes en relación con su edad, sexo y tamaño corporal, la orientación nutricional se puede preparar hasta cierto punto con una perspectiva global. Las estrategias para lograr las metas nutricionales, sin embargo, varían de una población a otra y deben tener en cuenta el entorno biológico y físico de la población, así como los factores económicos y socioculturales sobresalientes. Estos aspectos se deben reflejar en las guías alimentarias. Las guías alimentarias son un conjunto de enunciados que orientan y suministran principios y criterios sobre prácticas alimentarias positivas para promover el bienestar nutricional de la población en general. Tienen como propósito que se utilicen por los individuos.

Las guías alimentarias se basan sobre todo en las necesidades nutricionales y el conocimiento científico actual y además, en forma indirecta pero firme, sobre los tipos de enfermedades relacionadas con la dieta predominantes en la sociedad. Las pautas toman en cuenta el patrón alimentario acostumbrado e indican las modificaciones que se deben establecer para contribuir a la reducción de estas enfermedades. Representan la forma práctica de alcanzar las metas globales nutricionales para una población. Hasta hace poco, las guías alimentarias se expresaban en términos técnicos nutricionales. Ahora, sin embargo, las guías alimentarias que se basan en grupos de alimentos y que enuncian los principios de una buena práctica de alimentación, son cada vez más comunes. Donde no se pueden expresar totalmente en términos de alimentos, están escritas en lenguaje corriente. Estas pautas evitan en lo posible utilizar términos técnicos de la ciencia de la nutrición. Las guías alimentarias con base en los alimentos varían entre los diversos grupos de población. Por lo tanto, es importante reconocer que en cada región o país puede existir más de un patrón de alimentación saludable, y por lo tanto desarrollar estrategias con base en los alimentos que sean apropiadas para la comarca local.

Los alimentos y la dieta no son los únicos componentes de un estilo de vicia saludable. Por lo tanto, las organizaciones que desarrollan guías alimentarias están cada vez más dispuestas a integrar mensajes relacionados con la alimentación, junto con otras políticas relacionadas con la salud (como tabaquismo, actividad física, consumo de alcohol). Se deben considerar en la preparación de guías alimentarias los siguientes puntos básicos:

los problemas de salud pública deben determinar la dirección y la relevancia de las guías alimentarias; las guías alimentarias se deben abordar en un contexto socio cultural específico y por lo tanto necesitan reflejar los factores sociales, económicos, agrícolas y ambientales más importantes, que afectan la disponibilidad de los alimentos y los patrones de alimentación;

las guías alimentarias necesitan reflejar los patrones alimentarios en vez de metas cuantitativas; las guías alimentarias necesitan ser positivas y deben estimular el placer de ingerir alimentos apropiados;

los diversos patrones alimentarios pueden ser compatibles con una buena salud. Para tratar en mejor forma los asuntos de consumo óptimo de nutrientes para el desarrollo de guías alimentarias basadas en los alimentos, la reciente Consulta de la FAO/OMS sobre Preparación y Uso de Guías Alimentarias Basadas en Alimentos (1995) promovió el concepto de densidad de nutrientes aplicada a la alimentación total - es decir, la cantidad de nutrientes esenciales suministrada por 1 000 kcal de energía provista por la dieta - como alternativa al enfoque tradicional de raciones dietéticas recomendadas para nutrientes específicos. La densidad de nutrientes de referencia, para nutrientes seleccionados, se presenta en el Anexo 4, con implicaciones importantes de salud pública al utilizar este enfoque en el desarrollo y la evaluación de guías alimentarias.

APROVECHE AL MÁXIMO SUS ALIMENTOS
UNA INICIATIVA DE LA FAO PARA PROMOVER EL DESARROLLO DE GUÍAS ALIMENTARIAS PRÁCTICAS La FAO recientemente ha producido una serie de materiales educativos sobre nutrición que se basan en las consideraciones anteriormente mencionadas y pueden facilitar el desarrollo de guías alimentarias prácticas. El paquete, titulado Aproveche al máximo sus alimentos se basa en reconocer que el alimento tiene un valor y una importancia más allá del suministro de nutrientes. El comer se encuentra entre las actividades más naturales y agradables conocidas, y dentro de la sociedad el alimento, y especialmente compartir y asegurar los alimentos, tiene un considerable significado social. Los múltiples papeles de los alimentos y las conductas que se relacionan con la comida necesitan reconocerse y apreciarse en el desarrollo de las guías alimentarias.

La iniciativa de la FAO se basa en cuatro principios: El cuerpo humano es un organismo muy adaptable y una amplia gama de patrones alimentarios y consumo de alimentos puede conducir a una buena salud y bienestar nutricional.

Desde una perspectiva nutricional, un determinado alimento no se requiere ni se proscribe. No existen alimentos per se buenos o malos, únicamente dietas buenas y malas. Las dietas, por sí mismas, solamente se pueden calificar como buenas o malas en relación con un número de otras variables, que van desde el estado fisiológico del individuo hasta el grado de actividad física, preferencias en el estilo de vida y condiciones ambientales. Ayudar a los consumidores a entender cuáles son estas variables y cómo se pueden modificar benéficamente es un importante objetivo de la guía alimentaria.

El consumo de alimentos, excepto en situaciones extremas, es en primera instancia, una cuestión de elección y la guía alimentaria puede ser más efectiva para ayudar a las personas a tomar buenas decisiones alimenticias, mediante mensajes positivos y no obligatorios. Cuatro mensajes de orientación alimentaria positiva

La iniciativa Aproveche al máximo sus alimentos se basa en cuatro mensajes que se pueden utilizar no sólo para desarrollar guías alimentarias, sino también en programas educativos para información al público, en colegios y otros lugares de enseñanza. El concepto y los mensajes son positivos, simples y directos. Tienen como objetivo promover patrones de consumo saludables y realistas a todos los grupos de edad y estimular la adopción de enfoques acertados y prácticos sobre alimentación y nutrición. Disfrute comiendo alimentos variados. Este mensaje incorpora dos conceptos. El primero, es que los alimentos, el comer y la guía alimentaria necesitan considerarse en forma positiva. Esta idea es especialmente importante, dado los mensajes negativos a menudo asociados con las guías alimentarias, sobre todo en las sociedades más ricas.

El segundo concepto, es que la adecuación de la dieta se debe basar en la diversidad alimentaria. Este mensaje enfatiza que el consumo de una amplia variedad de alimentos es necesario y que se pueden disfrutar todos los tipos de alimentos como parte de una dieta completa. El reconocimiento de los beneficios de las dietas mixtas y variadas es muy importante a la luz del conocimiento todavía incompleto sobre necesidades nutricionales, interacciones de nutrientes y no nutrientes, y relaciones entre alimentación y salud. Coma lo justo para cubrir sus necesidades. Este mensaje enfatiza las necesidades nutricionales cambiantes en el ciclo de vida y cómo estas necesidades pueden ser mejor satisfechas a partir de alimentos disponibles en la localidad. Presta atención a las necesidades de energía y nutrientes durante períodos de alto riesgo (embarazo, lactancia, primeros años de vida, enfermedad, vejez) y en situaciones difíciles, por ejemplo, épocas en las que hay poca disponibilidad de alimentos. Este mensaje además, permite que se traten los problemas relacionados con el exceso de consumo y consumos dietéticos desequilibrados.

Proteja la calidad e inocuidad de sus alimentos. Este concepto frecuentemente se pasa por alto por quienes brindan orientación alimentaria, aunque es de gran importancia en los países desarrollados y en desarrollo. En muchos países en desarrollo no es raro que la desnutrición se deba a la condición pobre del agua y a la escasa higiene de los alimentos, y en todos los países el consumo de alimentos contaminados y de baja calidad es un importante riesgo para la salud. Se deben hacer todos los esfuerzos posibles y necesarios para proteger la calidad e inocuidad de los suministros de alimentos dentro de los hogares, escuelas y otras instituciones y en la comunidad, en los centros comerciales donde se procesan y almacenan. Manténgase activo y en forma. Este mensaje enfatiza que el bienestar nutricional no es sólo cuestión de comer adecuadamente. El cuerpo humano necesita hacer ejercicio para funcionar bien y mantenerse saludable. Muchas de las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta están íntimamente ligadas con patrones de actividad y los esfuerzos para mejorar el bienestar nutricional deben tener en cuenta este hecho.

El hígado es un órgano muy importante, que desempeña muchas funciones en nuestro organismo, tales como desintoxicar el organismo, producir hormonas, intervenir en el proceso de digestión, proporcionar energía al cuerpo, y muchas otras cosas más. La gente que tiene el hígado mal, padece de muchas enfermedades y en ocasiones mortales. Las enfermedades hepáticas normalmente provocan dolor en el hígado, por ello es muy importante saber que causa el dolor de hígado para poder tratarlo lo más rápido posible. Lo tenemos situado en el lado derecho del abdomen, debajo de las costillas, con una forma triangular. El hígado es uno de los órganos más importantes en el proceso de digestión, ya que es el encargado de descomponer los alimentos y transformarlos en energía, y de eliminar las toxinas que tenemos en la sangre.

-Infecciones: La gente que tiene enfermedades hepáticas, sufre de muchas infecciones que a su vez afectan a las células del cuerpo, a los tejidos y al propio hígado. En muchas ocasiones las infecciones pueden provocar que el hígado deje de funcionar. -Dolor en la zona de los riñones: El dolor hepático se confunde en muchas ocasiones con el dolor de riñones, dolor abdominal o dolor de espalda, ya que el hígado esta situado en esa zona. El dolor hepático empieza en la parte derecha de la espalda debajo de las costillas y suele ser constante.

-Otros síntomas muy frecuentes: Erupciones en la piel, picazón, manchas de color marrón, piel amarillenta, ojeras, picazón y blanqueamiento en los ojos, sudoración excesiva, mal olor corporal, heces pálidas, pedida de peso, dolor que se extiende hacia el hombro, orina oscura, síntomas gripales y dolor abdominal en la parte superior derecha. Si tiene los síntomas que describimos a continuación tiene que acudir urgentemente a un médico.

que hace el zantac

Cualquiera que sea la causa, el diagnóstico precoz y el tratamiento de el dolor de hígado es necesario para evitar mayores complicaciones, que a veces puede ser mortal también. Dolor en el hígado es por enfermedad médica subyacente. Normalmente, la orina y la sangre se hacen para determinar la causa exacta del dolor en el hígado. Obtenga más información sobre el dolor de hígado después de beber. Ahora usted sabe más sobre los síntomas de dolor en el hígado, que pueden ser indicios de las enfermedades y trastornos subyacentes. El hígado es uno de los órganos más vitales en el cuerpo, los síntomas asociados a ella deben ser diagnosticados y tratados tan pronto como sea posible.

PAR BIO MANUAL 1 PAR BIO MANUAL 2

PAR BIO MANUAL 3 PAR BIO MANUAL 4

MANUAL BIOMAGNETISMO PARA PRINCIPIANTES Alimentos y pares para bajar de peso

PARES POR ENFERMEDAD MANUAL BIOMAGNETISMO Y SALUD

El Par Biomagnético es un sistema de tratamiento alternativo
que no se contrapone con ningún otro método terapéutico y
puede utilizarse en conjunto. Los Imanes naturales de
mediana y Alta potencia con fines terapéuticos: No se
inyectan. No se ingieren. No son tóxicos. No producen
efectos colaterales. No requiere procedimientos Quirúrgicos.
No producen alteraciones celulares o de tejido orgánico. Tipos de pares del biomagnetismo medico

MANUAL EN PDF Manual con 108 pares totalmente actualizados con fotos

El presente manual tiene como objetivo guiar de manera sencilla la adecuada aplicación de los imanes para equilibrar energéticamente el organismo a través de la técnica denominada por el Dr. Isaac Goiz Durán, “Biomagnetismo médico” o “par biomagnético”, y que por sus resultados, en la actualidad tiene está técnica una gran cantidad de adeptos, tanto terapeutas, médicos, enfermeras, etc., que aplican esta terapia, así como personas que afirman haber sentido sus beneficios, tanto en México como en otras parte del mundo, así es el caso de España, Ecuador, Chile, Venezuela, Argentina, etc.
DESCARGA EL LIBRO INGRESANDO AQUI

Esta recopilación está hecha a partir de los libros de Enric Corbera, los apuntes del CP1 de Biodescodificación, algunos apuntes del CP2 y de las charlas de Salomon Sellam, Christian Fleche o las mismas tablas del dr. Hamer. También recojo la información extraida de los libros de Louisa L. Hay, Jacques Martel, Lisa Bourbeau, Laura Elena Armas y Coral Von Ruster (incluyo el libro completo ―Manual de Técnicas de PNL‖) y muchas y variadas fuentes de internet como wikipedia o documentos y apuntes como los de cromoterapia de Ángel Sancho, Pilar Lozano y Elena De La Ossa. El objetivo es tener una herramienta para buscar, comparar y aprender. Está diseñada desde mi personal punto de vista, pero puede ser modificada según el criterio de cada uno y sus necesidades, y es por eso que está en versión Word, pdf abierto o fichas Evernote. Yo utilizo la versión en fichas para Evernote para así sincronizarlo y poder acceder a la información desde cualquier lugar o dispositivo (como el móvil). Muchas gracias a todos los que habéis compartido apuntes, documentos y experiencias por los canales adecuados de Internet y que están aquí incluidos. Respeto la personalidad y confidencialidad de los apuntes y pido el mismo respeto para este documento ya que procede de esos otros. No lo considero un plagio, pues es simplemente una recopilación (seguramente con un pequeño porcentaje personal) con el objetivo de mejorar su utilidad. No pretende este diccionario sustituir las terapias, los libros o la formación en biodescodificación, solo es una herramienta más para los que viven y piensan en Bio. Gracias a todos los hermanos Bio y a todos los seres humanos por hacer posible esta maravillosa bio-experiencia en este, nuestro planeta.
LIMPIEZA DE HIGADO MANUAL

Cuando comemos en exceso o comer alimentos procesados ​​o fritos y, en cualquier momento estamos expuestos a contaminantes ambientales o el estrés, el hígado se sobrecarga y exceso de trabajo. Cuando el hígado está gravado, que no puede procesar toxinas y grasa de una manera eficiente. Hay muchos alimentos que pueden ayudar a limpiar el hígado, naturalmente, al estimular su capacidad natural para limpiar los desechos tóxicos del cuerpo.

La vesícula biliar es un órgano con forma de pera situado debajo del hígado que se encarga de almacenar y liberar la bilis, un líquido que produce el hígado para digerir las grasas. Las piedras en la vesícula pueden no generar síntomas ni necesitar tratamiento pero ¿y si causan complicaciones? Según explica a Infosalus Xavier Calvet, vicepresidente de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), los cálculos en la vesícula son piedras de material duro que en la mayoría de los casos están formadas por colesterol y sólo en casos raros por otros materiales.

"Se desconocen sus causas y los factores de riesgo asociados a su desarrollo son la obesidad y el sobrepeso, ser mujer, haber tenido hijos o estar en edad fértil y tener más de 40 años", aclara Calvet que apunta que a pesar de que estas piedras están formadas por colesterol no se deben a los niveles elevados en sangre de este componente. Calvet señala que la patología es muy frecuente y que no siempre presenta síntomas. "Cuando se descubren a causa de algún otro examen físico, como por ejemplo una ecografía del riñón, se prefiere no intervenir y seguir un tratamiento conservador ya que rara vez existe riesgo de complicaciones", apunta.

Cuando existen síntomas vagos que no pueden ser atribuidos con claridad a los cálculos, el especialista recomienda no actuar sobre ellos ya que podrían tener otro origen y empeorar el curso de otro trastorno existente. Los síntomas y complicaciones que indican la necesidad de intervenir los cálculos biliares son el cólico hepático, caracterizado por dolor intenso debajo de las costillas en el lado derecho que puede acompañarse con nauseas y vómitos; la inflamación de páncreas (pancreatitis) al obstaculizar el flujo de enzimas digestivas del páncreas; o la obstrucción biliar, que impide que la bilis drene de forma adecuada y que da lugar a que la piel tome una tonalidad amarillenta (ictericia).

Para su diagnóstico Calvet señala que el método más fiable y económico es la ecografía abdominal, aunque se pueden emplear otras técnicas más específicas cuando existen complicaciones como la afectación pancreática. En cuanto a su prevención, el especialista indica que sólo se puede actuar sobre el factor de riesgo del sobrepeso o la obesidad y seguir un estilo de vida que asegure nuestra calidad de vida y salud a través del control del peso, la eliminación de tóxicos como el tabaco o el alcohol e integrar la actividad física en el día a día.

El tratamiento en caso de complicaciones asociadas a los cálculos es la extirpación de la vesícula biliar a través de una intervención que se denomina colecistectomía y que se realiza por vía laparoscópica, lo que disminuye las molestias, dolor o posibles complicaciones con respecto a una cirugía abierta. El hígado es el encargado de producir la bilis que se encarga de almacenar y liberar la vesícula biliar cuando comienza la digestión para participar en el proceso de descomposición y asimilación de las grasas. Tras la extirpación de la vesícula, el hígado libera la bilis al intestino, lo que en un porcentaje muy pequeño de las personas intervenidas puede dar lugar a diarrea.

La intervención en sí dura menos de una hora y Calvet aclara que existen pacientes en los que el procedimiento puede realizarse incluso a nivel ambulatorio aunque por lo general suele suponer un ingreso de dos o tres días a lo sumo. "Al igual que sucede con la extirpación del apéndice, la persona que pasa por una intervención para eliminar la vesícula y con ello las piedras que ocasionan la obstrucción puede hacer vida normal", aclara Calvet, que apunta que se llevan años realizando estas intervenciones con buenos resultados y sin complicaciones para los pacientes.

  • falta de apetito;
  • debilidad al mamar;
  • llanto agudo;
  • episodios en los que el tono muscular alterna entre la rigidez y la flaccidez;
  • convulsiones;
  • coma, que puede terminar en la muerte.
  • durante enfermedades o infecciones;
  • falta de apetito;
  • fiebre;
  • cambios en la conducta o la personalidad;
  • dificultad para caminar o problemas de equilibrio.
  • cetoaciduria de cadena ramificada
  • deficiencia de alfa-ceto deshidrogenasa de cadena ramificada
  • deficiencia de BDKD
  • enfermedad de jarabe de arce
  • deficiencia de BCKD
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermitente
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermedia
  • MSUD sensible a la tiamina
  • MSUD Tipo 1B
  • MSUD Tipo II

CLIMB (Children Living with Inherited Metabolic Disorders)
http://www.climb.org.uk

El folleto fue actualizado en el: 4 de septiembre de 2014 CARACTERISTICAS Y ENFERMEDADES

La hepatitis autoinmune es una enfermedad hepática que se produce por una disfunción del sistema inmunitario que provoca que éste ataque y destruya las células del hígado. Es decir los mecanismos de defensa del propio cuerpo reaccionan frente a las células hepáticas.

La enfermedad es poco frecuente, suele presentarse como una hepatitis aguda grave, como una hepatitis crónica o como una cirrosis, y se caracteriza porque mejora con medicamentos inmunosupresores. La presencia de anticuerpos antinucleares y su similitud con varios síntomas del lupus eritematoso sistémico hizo que se etiquetara como hepatitis lupoide. Posteriormente se demostró que esta enfermedad no estaba relacionada con el lupus, de manera que, actualmente, se denomina hepatitis autoinmune.

Esta hepatitis se vuelve crónica y no puede prevenirse. No se conocen las causas pero se piensa que puede haber una predisposición genética, ya que muchas veces afecta a personas con familiares que tienen enfermedades autoinmunes.Se ha sugerido que algunos agentes ambientales tóxicos o microbianos podrían ser los factores precipitantes del inicio de la enfermedad. Así se ha implicado a virus que ocasionan diferentes enfer­medades como el sarampión o la enfermedad del beso, así como el virus de la hepatitis A. También algunos fármacos, entre ellos algunos que se utilizan para reducir el colesterol como la pravastatina y la atorvastatina.

También se ha postulado la acción de algunos productos de herbolario. Sin embargo, no hay ninguna evidencia segura de que sean los responsables de la enfermedad. La hepatitis autoinmune és poco frecuente y se da principalmente en niñas y mujeres jóvenes; afecta al sexo femenino en un 70% de los casos. La enfermedad puede iniciarse a cualquier edad, pero es más frecuente en la adolescencia o en el inicio de la edad adulta. Los síntomas más comunes de la hepatitis autoinmune son el cansancio, molestias abdominales imprecisas, dolores articulares, prurito, ictericia, hepatomegalia y arañas vasculares (dilataciones venosas) en la piel. Cuando los pacientes presentan una cirrosis hepática pueden tener, además, ascitis (líquido en la cavidad abdominal) y encefalopatía hepática (estado de confusión mental).

zantac perros

La cirrosis es una enfermedad hepática que hace referencia a la cicatrización del hígado y al deterioro y mal funcionamiento del mismo. Se produce cuando el tejido sano hepático se sustituye por un tejido cicatrical, el cual, entre otras cosas, provoca un bloqueo de la circulación de la sangre a través del hígado. En consecuencia, este órgano vital no puede desempeñar sus funciones con normalidad. Las causas de su padecimiento pueden ser varias, pero son más frecuentes los casos de cirrosis alcohólica y los vinculados al virus de la hepatitis. En el siguiente artículo de ONsalus vamos a detalles cuáles son todos los tipos de cirrosis y sus causas, así como sus síntomas y el tratamiento más adecuado. La cirrosis hepática es la consecuencia directa del padecimiento de una enfermedad prolongada en el hígado. A pesar de que las causas de la cirrosis pueden ser varias, las más comunes son:

  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Infecciones por hepatitis B o C.

En cuanto a las causas menos frecuentes de esta enfermedad, se encuentran las siguientes:

  • Enfermedades autoinmunitarias: cuando el sistema inmunitario por error ataca a las células sanas del hígado.
  • Consumo de algunos medicamentos.
  • Enfermedades en el hígado hereditarias, como puede ser el caso de hemocromatosis, deficiencia de antitripsina o enfermedad de Wilson.
  • Obesidad.
  • Problemas en las vías biliares.

Según cual sea la causa del deterioro y mal funcionamiento del hígado, se distinguen diferentes tipos de cirrosis hepática, por lo que es muy importante conocerlos todos para saber cuál será el tratamiento médico a seguir en cada uno de los casos.

Este tipo de cirrosis nutricional o portal está ocasionada por un consumo excesivo y prolongado de bebidas alcohólicas y es la causa más común y frecuente de cirrosis hepática. Aquellas personas que beben mucho alcohol durante un periodo de tiempo de 10 años tienen un 70% de probabilidad de padecer esta enfermedad hepática en su vida. El alcohol puede llegar a envenenar las células sanas del hígado y ocasionar que se inflamen y mueran. Esta es la cirrosis causada por una infección del virus de la hepatitis, la cual provoca una inflamación del hígado. Concretamente, la hepatits B y hepatitis C son las causantes de la cicatrización del hígado.

Este tipo de cirrosis hace referencia a la enfermedad hepática cuando se desconoce la causa exacta que la provoca. Por lo general, si se realiza una biopsia del hígado, es posible saber cuál es la causa de cirrosis y el tipo de la misma. En este caso, es un fallo en el sistema inmunitario lo que provoca el padecimiento de la cirrosis. Se ataca erróneamente a las células sanas del hígado y estas cuando se pierden, son sustituidas por tejido cicatrizado, el cual se extiende, posteriormente, por todo el órgano. También se ve atacado y destruido el conducto biliar.

La cirrosis se desarrolla debido a una obstrucción de las vías biliares, ya que el tejido cicatrizado es el que va sustituyendo a las células de los conductos destruidos. En esta afección, las vías biliares se inflaman y el conducto biliar se estrecha, lo cual impide que la bilis se movilice fuera del hígado. Esto, posteriormente, deriva en una cirrosis y en una insuficiencia hepática si el tejido cicatrizado se propaga a las células sanas del hígado.

Una vez conocidos todos los tipos de cirrosis hepática, veamos cuáles son los principales síntomas de esta enfermedad. En un inicio, es posible que sea asintomática o que la aparición de los diferentes síntomas se produzca de manera lenta y progresiva. Los signos y síntomas iniciales de la cirrosis son:

  • Pérdida de apetito.
  • Cansancio y debilidad.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Hinchazón del abdomen.
  • Arañas vasculares.

Cuando la enfermedad ya se encuentra en etapas más avanzadas, los síntomas pueden abarcar:

  • Ictericia: coloración amarillenta en la piel, la parte blanca de los ojos y las membranas mucosas.
  • Ascitis y edemas.
  • Hemorragia y moretones.
  • Aumento de la presión sanguínea en la vena porta.
  • Varices esofágicas.
  • Esplenomegalia o bazo inflamado.
  • Cálculos biliares.
  • Diabetes tipo 2.
  • Heces con color pálido.
  • Enrojecimiento en las palmas de las manos.

En cuanto al tratamiento de la cirrosis, debemos decir que no hay un tratamiento específico que tenga la capacidad de curar esta enfermedad por completo. Por ello, los tratamientos suelen estar dirigidos a reducir y aliviar los síntomas de la misma. Pueden incluir lo siguiente:

  • Fármacos: administración de medicamentos que ayuden a frenar el avance de la enfermedad y a reducir el dolor, la fatiga, la debilidad y otros síntomas.
  • Hábitos de vida saludables: además de una dieta saludable baja en sodio, se debe eliminar el consumo de alcohol y tratar de adelgazar si se sufre de sobrepeso.
  • Reducir la presión sanguínea a través de endoprótesos vasculares, lo cual además es eficaz en caso de retención de líquidos y edemas o sangrados venosos en el esófago y estómago.
  • Mejorar el paso de la bilis: se estiran las vías biliares con un endoscopio, lo cual permite eliminar los cálculos biliares que no dejan pasar la bilis.
  • Trasplante de hígado: se puede valorar la opción de trasplantar el hígado en aquellos casos más avanzados de la enfermedad.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar. Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de cirrosis y sus causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Otra imagen de persona con severa ascitis, cirrosis avanzada.
Se observa una persona con ascitis masiva debido a cirrosis hepática, Para agrandar la imagen en una nueva ventana presionar sobre ellas

Autor: Eelco F.M. Wijdicks.
Fuente: N Engl J Med 2016; 375:1660-1670 Una revisión de los elementos de la patogenia, la clínica y el tratamiento de primera y segunda línea en casos con encefalopatía hepática.

Cirrhosis: A practical guide to management.
Publicado en el año 2015 por la Editorial John Wiley & Sons Ltd. Editor: Samuel S. Lee, Richard Moreau

Una posibilidad que se brinda a los usuarios del sistema de salud cubano. Puede realizarse la descarga de cada uno de los capítulos. Incluye información sobre el diagnóstico y tratamiento, las complicaciones y su manejo, los conceptos de la fibrogénesis y la calidad de vida de estos enfermos. La cirrosis se encuentra entre las 10 primeras causas de muerte en Cuba, por lo que los profesionales encargados de su atención requieren de una actualización constante de sus conocimientos. Revise, desde el acceso a ClinicalKey, el contenido de los números más recientes de a revista Medicine. Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. Los mismos se han dedicado a las enfermedades gastrointestinales y contienen revisiones y protocolos de actuación ante las principales enfermedades o síndromes digestivos que son comunes en la práctica de la especialidad:

La técnica se basa en una tecnología de suministro de genes virales que ha pasado la validación temprana en pacientes de terapias génicas dirigidas al hígado. Un equipo de investigadores dirigido por científicos de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), Estados Unidos, ha demostrado en ratones que es posible generar nuevas células sanas del hígado dentro del propio órgano, haciendo innecesario un injerto. Incluso, lo hicieron mediante la conversión de las mismas células que impulsan la enfermedad del hígado, reduciendo de este modo daños en el hígado mejorando la función hepática al mismo tiempo.

La técnica se basa en una tecnología de suministro de genes virales que ha pasado la validación temprana en pacientes de terapias génicas dirigidas al hígado, lo que sugiere que podría traducirse fácilmente en una terapia para las personas con enfermedad hepática, señala Holger Willenbring, profesor de Cirugía en la UCSF y autor principal del nuevo estudio, publicado en Cell Stem Cell. “Parte de la razón por la que esto funciona es que el hígado es un órgano que se regenera naturalmente, por lo que puede hacer frente a nuevas células muy bien. Lo que vemos es que las células convertidas no están sólo funcionalmente integradas en el tejido hepático, sino que también se dividen y se expanden, dando lugar a parches de nuevo tejido hepático”, explica Willenbring, que también es director asociado del Centro de Hepatología en la UCSF y miembro del ‘Eli and Edythe Broad Center of Regenaration Medicine and Stem Cell Research’.

Los avances en la investigación con células madre han hecho posible convertir células de la piel de los pacientes en células del corazón, células renales, células del hígado y otras en un plato de laboratorio, dando a los científicos la esperanza de que algún día estas células podrían reemplazar al trasplante de órganos en los pacientes con insuficiencia orgánica. Pero el injerto con éxito estas células en órganos de los pacientes que no funcionan sigue siendo un problema clínico importante. Más de 600.000 pacientes en Estados Unidos solamente sufren de enfermedad hepática en fase terminal o cirrosis. La única cura disponible es el trasplante hepático, pero la escasez de hígados de donantes significa que sólo 6.000 pacientes se benefician de este tratamiento cada año en Estados Unidos y más de 35.000 pacientes mueren. Continue Reading »

La afectación del sistema colinérgico central constituye un campo de estudio para hallar dianas terapéuticas en encefalopatía hepática. La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado, difusa e irreversible, siendo las causas más frecuentes en nuestro medio el alcohol y los virus de la hepatitis B y C. La encefalopatía hepática es una de las complicaciones más frecuentes de los pacientes cirróticos y el factor etiopatogénico más estudiado es el amonio, aunque se acepta que su origen es multifactorial, con alteración de múltiples neurotransmisores a nivel cerebral.

Un estudio con modelo animal ha permitido determinar la afectación del sistema colinérgico cerebral, con alteración en los niveles de colinesterasas en hígado y plasma. Estos hallazgos podrían tener un papel importante en la etiopatogenia de la encefalopatía hepática, además de ser útiles tanto como marcadores de cirrosis hepática como para el desarrollo de dianas terapéuticas en los déficits cognitivos que aparecen en la patología. Continue Reading » Un equipo del Hospital de Valme ha elaborado un nuevo índice pronóstico en pacientes cirróticos que incluye la rigidez hepática.
La Unidad Clínica de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital de Valme, de Sevilla, ha demostrado que la rigidez hepática predice el riesgo de descompensaciones de la cirrosis, añadiendo información a los índices pronósticos clásicos -como el Child-Pugh o el MELD-.
La mayoría de decisiones clínicas diarias, incluida la indicación de trasplante o su priorización en lista de espera, sigue basándose en exclusiva en los índices clásicos sin tener en cuenta la rigidez hepática, “posiblemente porque se desconoce cuál es la mejor forma de combinar la información que aportan por separado”, ha resaltado Nicolás Merchante, coordinador del estudio. Continue Reading »

Tanto el consumo de café como el hábito de fumar han demostrado tener efectos nocivos para la salud del hombre. Sin embrago, se han publicado estudios que afirman lo contrario en ciertas circunstancias y enfermedades. Según los autores del artículo Systematic review with meta-analysis: coffee consumption and the risk of cirrhosis (Autores: Kennedy EJ y cols. Fuente: Alimentary Pharmacology & Therapeutics 2016; 43(5): 562–574) el beber café con regularidad reduce la probabilidad de desarrollar esta condición. En el caso de los cigarrillos, se demuestra su relación con la frecuencia de complicaciones en pacientes con enfermedad de Crohn (Systematic review with meta-analysis: the adverse effects of tobacco smoking on the natural history of Crohn’s disease, To N y cols autores). La gastropatía hipertensiva portal es una complicación que puede aparecer de manera frecuente en el paciente cirrótico y ocasionar sangrado digestivo agudo o crónico. Este artículo aborda los aspectos más recientes de la fisiopatología,historia natural,cuadroclínico y tratamiento de dicha condición clínico-endoscópica. Se ha utilizado la técnica de la revisión sistemática de laliteratura para arribar a las conclusiones que se exponen.

Un estudio del IRB Barcelona y el IDIBAPS señala un probable tratamiento para evitar la formación de los numerosos vasos sanguíneos anómalos causantes de hemorragias digestivas, principal complicación en esta enfermedad. Científicos liderados por Raúl Méndez, investigador ICREA del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), y Mercedes Fernández, del IDIBAPS de Barcelona, señalan la proteína CPEB4 como la molécula a inhabilitar para evitar la generación de nuevos vasos sanguíneos anómalos asociados a cirrosis. La angiogénesis patológica es una de las complicaciones más importantes en pacientes con cirrosis y un factor clave en el desarrollo y agravamiento de la enfermedad. Por ello, se investigan terapias para combatirla. Los resultados del estudio se publican en Gastroenterology. Continue Reading »

Una investigación muestra que la proteína PREP podría convertirse en marcador sanguíneo de deterioro neurológico leve en los pacientes con encefalopatía hepática mínima. La encefalopatía hepática mínima (EHM) es la fase inicial de la encefalopatía hepática, en la que puede aparecer deterioro cognitivo leve, déficit de atención y alteraciones en la personalidad y la coordinación motora. Sus síntomas no son evidentes, por lo cual es necesario realizar estudios específicos para detectarla. Continue Reading »

presentacion de zantac

26. Tsochatzi EA et al. Systematic Review: portal vein thrombo­sis in cirrhosis. Alimentary Pharmacology and Therapeutic.2010; 31:366-374. [ Links ] 27. Maruyama y col.De Novo Portal Vein Thrombosis in Virus- re­lated Cirrhosis: Predictive factors and Long Term Outcomes. Am J Gastroenterol.2013;108(4):568-74. [ Links ]

28. Walsh y col. Risk factors for venous thromboembolism in pa­tients with chronic liver disease.” Ann Pharmacother. 2013;47: 333-339. [ Links ] 29. Uncos Diego. Sistema de Coagulacion: Conceptos Básicos. Rev. Arg. Anest. 2006; 64(1):37-55. [ Links ]

30. Francos, Valla, Durano. Portal Vein Thrombosis, Cirrhosis, and liver transplantation, J Hepatol; 2012; 57:203-212. [ Links ] 31. Bechman y Col. Dosing and Monitoring of low molecular weight heparin in cirrhotic patients. Liver Int 2011;31:1064. [ Links ]

32. Tripodi. The coagulopathy of Chronic Liver disease. N Engl Med 2011;365:147-56.Gen; [ Links ] 33. Kiladjian y Col. The impact of JAK2 and MPL mutations on diagnosis and prognosis of splanchnic vein thrombosis: a report on 241 cases. Blood 2008;111:4922-4929 [PMID: 18250227 DOI: 10.1182/blood-2007-11-125328].

34. Kinjo y col. Portal Vein Thrombosis in liver cihrrosis. World J Heptaol.2014;27;6(2):64-71. [ Links ] 35. Ponziani y Col. What we should know about portal vein thrombosis in cirrhotic patients.” World J Gastroentero 2012;18 (36) 5014-5020. [ Links ]

36. Ogren y col. Portal vein thrombosis: prevalence, patient cha­racteristics and lifetime risk: a population study based on 23,796 consecutive autopsies. World J Gastroenterol 2006;12:2115- 2119. [ Links ]

  1. Los trastornos de la flora intestinal producen un gran aumento de NH4 + e intoxican las neuronas
  • episodios de sangrado gastrointestinal
  • infecciones
  • enfermedad renal
  1. Para disminuir NH4 +:

— Y cuando la enfermedad, digamos, avanza. — їEs una enfermedad frecuente?

Qué es el hígado graso -esteatosis hepática Publicada el: 17 jun de 2012

Gran parte de la información ha sido obtenida de 1-Ramón Planas y Javier Salmerón Manual de Enfermedades Hepáticas 2007 Ed Permanyer Asociación Española para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas

El hígado graso es una enfermedad en la que se produce acumulación de grasa en el hígado. Al contrario de lo que mucha gente puede pensar el hígado graso puede aparecer también en personas que no abusan del alcohol. Inicialmente se creía que el hígado graso era un trastorno totalmente benigno. Sin embargo hoy día se sabe que algunos pacientes, alrededor de un 25-30%, pueden desarrollar otras enfermedades del hígado más graves como la esteatohepatitis (hígado graso con inflamación), que puede llegar a producir una cirrosis hepática. Por ello, los médicos prefieren utilizar el término enfermedad hepática grasa no alcohólica (EHGNA), porque refleja mejor el potencial evolutivo de esta enfermedad del hígado. -La forma más benigna se denomina hígado graso simple, en la que sólo se encuentran depósitos de grasa sin otras alteraciones en la biopsia del hígado.

-Una forma más avanzada es la esteatohepatitis o hígado graso con inflamación, en la que además de los depósitos de grasa empiezan ya a apreciarse en la biopsia hepática alteraciones inflamatorias y degenerativas, como la fibrosis. -Por último, la forma más grave es la cirrosis hepática, que supone un factor de riesgo muy importante para la aparición del cáncer de hígado.

La frecuencia del hígado graso parece estar aumentando en todos los países desarrollados, mientras que es poco frecuente en los países del tercer mundo. Las razones de estas diferencias radican en el estilo de vida que predomina en el mundo occidental, como es el sedentarismo y la sobrealimentación. La frecuencia de la esteatosis hepática se ha duplicado entre 1989 y 2000, lo que sugiere que, de continuar esta tendencia, dentro de quince años podría afectar en mayor o menor medida a un tercio de las personas que viven en los países desarrollados. Esto supondría que serían las alteraciones del hígado más frecuentes del siglo XXI en el mundo occidental. Causas de la esteatosis hepática

La obesidad es la principal causa de esta enfermedad del hígado. Un estudio demostró que entre personas que no tenían enfermedad hepática conocida, el 76% de las personas que no bebían alcohol, pero que eran obesas, presentaba un hígado graso; mientras que esta proporción era mucho menor, del 16%, entre las perso- nas que tenían un peso normal. Estos datos demuestran la importancia de la obesidad como causa del hígado graso. La diabetes del adulto o diabetes tipo 2 es la segunda causa, en términos de frecuencia, de la EHGNA; se encuentra entre el 34 y el 75% de los pacientes diabéticos y está frecuentemente asociada a la obesidad.

Los pacientes con diabetes de tipo 2 y los pacientes obesos presentan un trastorno metabólico común, que se conoce como «resistencia a la insulina», que puede predisponer a la aparición de hipertensión arterial y de alteraciones en las grasas de la sangre, como el colesterol y los triglicéridos. Todas estas alteraciones metabólicas, la diabetes de tipo 2, la obesidad de predominio abdominal, la hipertensión arterial y las alteraciones de las grasas de la sangre o dislipemia configuran lo que actualmente se denomina «síndrome metabólico», que se considera la principal causa de hígado graso en el mundo desarrollado. El síndrome metabólico contribuye de manera determinante a la acumulación de grasa dentro del hígado. Otras causas menos frecuentes de hígado graso son determinadas enfermedades metabólicas hereditarias, ciertos medicamentos como los corticoides y los antiinflamatorios y algunos procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de la obesidad y otras enfermedades intestinales. Se pueden encontrar varios factores o causas en un mismo paciente, aunque también se han descrito casos sin causa aparente.

Posibles consecuencias La evolución clínica y la progresión de la esteatosis hepática son muy variables, y desgraciadamente no existe un determinado parámetro clínico, analítico o histológico que se haya demostrado que sirva para valorar la evolución. Se sabe que factores como el estado clínico del paciente, la intensidad, duración y persistencia de la causa del hígado graso y la aparición de fallo hepático u otras complicaciones funcionales pueden jugar un importante papel en la evolución de la esteatois. En cualquier caso, son el grado de inflamación, degeneración y fibrosis en la biopsia hepática los parámetros que mejor predicen el riesgo evolutivo y la mortalidad de esta patología

En un estudio en pacientes con esteatosis diagnosticados mediante biopsia hepática se clasificaron a los pacientes en 4 tipos diferentes en función del grado de lesión hepática: tipo 1, hígado graso simple; tipo 2, hígado graso más inflamación; tipo 3, hígado graso más degeneración celular, y tipo 4: hígado graso más degeneración celular y más fibrosis. Se vió que la evolución a cirrosis a los 10 años era más frecuente en los tipos 3 y 4 (21% y 26%, respectivamente) que en los tipos 1 y 2 (2% y 0%, respectivamente). Estos datos confirmaron que el pronóstico de la EHGNA, cuando está en fases precoces (hígado graso simple o con inflamación), es claramente benigno, mientras que en los casos en los que ya se observa degeneración celular o fibrosis en la biopsia hepática, es posible la evolución a cirrosis en un plazo de 10 años con repercusión negativa en las tasas de supervivencia. ¿Existen factores de riesgo para la aparición de fibrosis hepática?

No se han encontrado datos clínicos que permitan distinguir qué pacientes pueden evolucionar hacia formas avanzadas de enfermedad hepática, como la cirrosis, y cuáles van a tener un curso evolutivo benigno. Sí hay factores de riesgo. Una edad superior a 45 años se ha demostrado como un factor claramente relacionado con cirrosis. Esto parece reflejar que cuanto más tiempo dure el hígado graso mayor será la probabilidad de aparición de fibrosis. Este concepto tiene un gran interés a la luz de la creciente incidencia de la obesidad infantil, lo que podría indicar que la acumulación de grasa en el hígado ya en fases tempranas de la vida podría favorecer la evolución a cirrosis en edades más jóvenes. También se ha asociado con un mayor riesgo de fibrosis hepática un cociente de transaminasas AST/ALT > 1 y un cociente GGT/ALT > 1. También se ha observado que el peso corporal, medido como índice de masa corporal, se asocia con una mayor probabilidad de fibrosis, al igual que la presencia de diabetes de tipo 2. Los siguientes factores se asocian con el riesgo de fibrosis en pacientes con hígado graso.

Factores de riesgo de fibrosis en pacientes con hígado graso

  • Edad > 45 años
  • Índice de masa corporal > 28 kg/m2
  • Transaminasa ALT > 2 veces su valor normal Cociente AST/ALT > 1
  • Cociente GGT/ALT > 1
  • Triglicéridos elevados en sangre
  • Presencia de enfermedades asociadas:

¿Cuándo hacer una biopsia hepática? La biopsia hepática se debe realizar cuando la información esperada vaya a ser decisiva a la hora de establecer un pronóstico en la evolución de la enfermedad e indicar una determinada estrategia en el tratamiento.

cialis tableta cena