Por otra parte, se ha comprobado que el consumo de café con cafeína reduce los marcadores o indicadores sanguíneos de activación de las referidas células estrelladas, como la actina del músculo liso (α-SMA), por lo que es posible que realmente consiga inhibirlas. Bueno, estamos en el resbaladizo terreno de las hipótesis causales, que hace que lo que ahora parece muy sugestivo, luego, con nuevos avances científicos, parezca poco verosímil. Sin embargo, siempre es encomiable el esfuerzo de búsqueda de las causas o de los mecanismos que justifiquen nuestros hallazgos.

¿CAFÉ, COPA Y PURO? Aunque el consumo de café puede reducir notablemente el daño de cirrosis por alcohol, si queremos reducir realmente el riesgo de cirrosis alcohólica y de ciertos tumores malignos, lo más sensato es no beber el elixir de Baco (fácil para los que no lo beben) o ser muy moderados con su ingesta: las damas, por debajo de los 10 gramos de alcohol al día; los caballeros, cantidades inferiores a 20 gramos alcohol/día (no más de dos copas de vino diarias). Estas cantidades umbrales de alcohol etílico diario son las recomendadas en la Cuarta Edición del Código Europeo contra el Cáncer, publicada en octubre de 2014 por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta suerte, es posible que un ingrediente de la Dieta Mediterránea, el vino, pueda cooperar con sus antioxidantes (resveratrol) en los beneficios de nuestra saludable dieta.

En cuanto al tabaquismo, parece que no hay nada que pueda neutralizar su efecto devastador en el organismo de la mayoría de los que se complacen con su consumo. Ni siquiera la ingesta habitual de café. Tampoco la actividad física aeróbica regular. No en balde representa la primera causa de muerte evitable en el mundo desarrollado. Su consumo regular es una forma de suicidio programado. No obstante, disponemos de medios efectivos y seguros para que los fumadores activos dejen definitivamente este hábito. Patricia, lateando con un café especial de Costa Rica-Libertad

MÁS BARISTAS, POR FAVOR La ciencia está revelando que de la triada anterior, sólo el café resulta ser un producto altamente saludable y libre de sospecha. Pero que sea un café de calidad, sin mezcla de tueste con azúcar, molido al instante y preparado con buena técnica barista, a fin de evitar quemarlo por una extracción prolongada.

Lo de la buena técnica no es un asunto baladí, pues si no es así, hasta el mejor café especial puede resultar quemado y, por tanto, amargo y de mal sabor. Por este motivo considero crucial la presencia de estos grandes y escasos profesionales, que son capaces de regular el molino y las complejas cafeteras tantas veces como sean necesarias, incluso en el mismo día. Una forma exquisita de degustar esta universal bebida es mediante técnicas de infusión, como las obtenidas con las cafeteras de filtro de papel, tipo V 60, Chemex, aeroprés o, la más tediosa, de sifón. Por otra parte, en algunos de estos artículos se especificaba que los mayores efectos protectores del hígado se observaban con los cafés infusionados.

En fin, en este artículo hemos visto la notable capacidad del café para proteger al hígado de su destrucción por cirrosis secundaria a estilos de vida nocivos, como el alcoholismo y la obesidad, promotora de hígado graso, hepatitis y cirrosis. En otro futuro artículo veremos la extraordinaria capacidad preventiva de cáncer de hígado exhibida por el café. Bibliografía

1Alcohol, Smoking, Cofee, and Cirrhosis. Arthur L. klatsky and Mary Anne Armstrong Am. J. Epidemiol. (1992) 136 (10):1248-1257. 2 The effect of drinking coffee and smoking cigarettes on the risk of cirrhosis associated with alcohol consumption G. Corrao, Dr A. R. Lepore, P. Torchio, M. Valenti, G. Galatola, A. D'Amicis, S. Aricò, F. di Orio European Journal of Epidemiology. December 1994, Volume 10, Issue 6, pp 657-664

3 Coffee, Caffeine, and the Risk of Liver Cirrhosis. Giovanni Corrao, PhD, Antonella Zambon, BSc Vincenzo Bagnardi, BSc, Amleto D'Amicis, PhD, Arthur Klatsky, MD Annals of Epidemiology. Volume 11, Isue 7. Pages 458-465 October 2001 4 Does Coffee Protect Against Liver Cirrhosis? Silvano Gallus, ScD, Alessandra Tavani, ScD, Eva Negri, ScD, Carlo La Vecchia, MD Annals of Epidemiology. Volume 12, Issue 3. Pages 202-205, April 2002

5 Coffee, Cirrhosis, and Transaminase Enzymes Arthur L. Klatsky, MD; Cynthia Morton, MD; Natalia Udaltsova, PhD; Gary D. Friedman, MD Arch Intern Med. 2006;166(11):1190-1195. doi:10.1001/archinte.166.11.1190 6 Coffee Consumption Is Associated With Response to Peginterferon and Ribavirin Therapy in Patients With Chronic Hepatitis C, Neal D. Freedman, Teresa M. Curto Karen L. Lindsay, Elizabeth C. Wright, Rashmi Sinha, James E. Everhart Gastroenterology Volume 140, Issue 7. June 2011.Pages 1961-1969

7 Coffee and Caffeine Are Associated With Decreased Risk of Advanced Hepatic Fibrosis Among Patients With Hepatitis C. Natalia Khalaf, Donna White, Fasiha Kanwal, David Ramsey, Sahil Mittal, Shahriar Tavakoli-Tabasi, Jill Kuzniarek, Hashem B. El-Serag. Clinical Gastroenterology and Hepatology. August 2015Volume 13, Issue 8, Pages 1521–1531.e3 8 Association of coffee and caffeine consumption with fatty liver disease, nonalcoholic steatohepatitis, and degree of hepatic fibrosis. Jeffrey W. Mollo, Christopher J. Calcagno, Christopher D. Williams, Frances J. Jones, Dawn M. Torres and Stephen A. Harrison Hepatology. Volume 55, Issue 2, pages 429–436, February 2012

9 Coffee, alcohol and other beverages in relation to cirrhosis mortality: The Singapore Chinese Health Study, George Boon-Bee Go, Wan-Cheng Chow, Renwei Wang, Jian-Min Yuan and, Woon-Puay Koh. Hepatology. April 2014 10 How does coffee prevent liver fibrosis? Biological plausibility for recent epdemiological observations. Jonathan A. Dranoff, Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther. Hepatology 2014 Aug. 60 (2) 464-467.

11 I drink for my liver, Doc: emerging evidence that coffee prevents cirrosis. Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther, Jonathan A. Dranoff. F 1000 Research. Open for Science. April 2015. La cirrosis es la doceava causa de muerte en los Estados Unidos. La cirrosis hepática es la cicatrización e inflamación del hígado, lo que finalmente trae la disfunción hepática hasta la muerte. Aunque hay una serie de causas que contribuyen a la cirrosis, el abuso de alcohol a largo plazo y las hepatitis B y C son las causas más comunes de cirrosis. El hígado humano tiene la capacidad de repararse a sí mismo, si el daño causado es menor. Sin embargo, el daño causado por esta enfermedad es grave e irreparable a menudo. La esperanza de vida con la cirrosis se calcula mediante la evaluación de la cantidad de daño al hígado.

Esperanza de vida para la cirrosis Como se mencionó anteriormente, un hígado sano puede reparar una pequeña cantidad de daño, sin afectar la vida de la persona. Sin embargo, en los casos de cirrosis, el daño es tanto que no hay suficientes antioxidantes para luchar contra los radicales libres. Como resultado, en el hígado comienza a formarse el tejido cicatricial, que inhibe al hígado funcionar normalmente. El problema con la cirrosis es que esta enfermedad es principalmente asintomática, es decir, la persona no puede experimentar ningún síntoma hasta que la enfermedad progresa hasta el peor escenario. En casos raros, los síntomas tales como pérdida de apetito, pérdida de peso rápida, fácil aparición de moretones o sangrado pueden estar presentes. La cirrosis se registra principalmente durante la prueba por algún otro trastorno. Si la persona es examinada anualmente o mejor semestral, entonces las posibilidades de detectar una cirrosis temprana son altas. Del mismo modo, sus posibilidades de obtener un mejor tratamiento también aumentan.

La cirrosis es clasificada en tres tipos, según la escala de Child-Pugh. La mortalidad del paciente se determina en función de esta puntuación. En este método, la condición del hígado del paciente se compara con la condición del hígado de otros pacientes con cirrosis. Se hace una evaluación relativa y una puntuación específica que indica la gravedad del daño del paciente. En función de este resultado, el paciente es clasificado como de clase A, clase B o clase C de cirrosis. La clase A ofrece el mejor pronóstico para los pacientes con cirrosis con una esperanza de vida de unos 15 a 20 años. La clase B sigue siendo buena, con una esperanza de vida de alrededor de 6 a 10 años. Por lo tanto, hay un tiempo suficiente para que estos pacientes busquen opciones avanzadas de tratamiento tales como trasplante de hígado. Pacientes de clase C tienen un peor pronóstico con un tiempo de vida de alrededor de 1 a 3 años. A pesar de que la abstinencia de alcohol y una nutrición adecuada no puede revertir la condición del hígado, sin duda puede impedir el avance de la enfermedad. Esto puede aumentar su esperanza de vida considerablemente. Sin embargo, si continúa bebiendo mucho, es probable que acorte su período de vida drásticamente. En la clase A y la clase B los pacientes tienen la oportunidad de mejorar su ciclo de vida mediante la explotación de las diversas opciones de tratamiento. Desafortunadamente, muchos pacientes de clase A progresan a la clase B en un tiempo corto. Esto se debe a enfermedades como la ascitis, hemorragia gastrointestinal y la encefalopatía que afectan gravemente el hígado y empeoran su condición. Ciertas infecciones y enfermedades que necesitan cirugía también pueden agravar el estado del hígado.

Como se mencionó anteriormente, si usted es un paciente de clase C, las opciones de tratamiento son limitadas. Usted debe inmediatamente dejar de beber alcohol y llevar una vida sana para mejorar sus posibilidades de supervivencia. Un trasplante de hígado se podrá hacer bajo orientación médica. En la clase A y B, los pacientes pueden curar los trastornos del hígado antes mencionados con la ayuda de ciertos medicamentos. Luego deben seguir cuidando el hígado mediante el control de su dieta y un estilo de vida saludable. La esperanza de vida con la cirrosis depende en gran medida del estado de su hígado en el momento del diagnóstico. Usted mismo comprobará que puede mejorar sus posibilidades con un diagnóstico precoz regularmente.

¿Pueden padecer cirrosis los perros? La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado, consistente en la muerte progresiva del tejido hepático normal y su sustitución por tejido fibroso, lo que lleva a:

  • incapacidad del hígado para ejercer sus funciones de detoxificación del organismo (insuficiencia hepática).
  • fenómenos de sangrado (coagulopatía).
  • aumento de presión en la vena porta, que causa acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) y dilatación peligrosa de las venas del esófago (varices esofágicas), que si se rompen pueden producir una hemorragia digestiva severa.
  • alteraciones del cerebro, con somnolencia y desorientación debidos a la circulación de amoníaco en sangre (encefalopatía hepática).

1. Alcohol. La mayor parte de los casos de cirrosis se debe al alcoholismo.

2. Otras causas:
- infecciones crónicas por virus (hepatitis)
- defectos de las vías biliares (obstrucción biliar)
- fibrosis quística
- aumentos en la absorción de hierro o de cobre, que se depositarán en el hígado.

  • Muchos pacientes permanecen sin síntomas durante años, lo que retrasa el diagnóstico.
  • "Síndrome constitucional": Falta de apetito, cansancio y adelgazamiento.
  • Náuseas y vómitos. Los vómitos pueden ser de sangre cuando existen varices esofágicas y/o alteraciones de la coagulación de la sangre.
  • Ictericia (Tinte amarillo de la piel y las mucosas debido al exceso de bilirrubina circulante).
  • Hinchazón abdominal, cuando se produce ascitis.
  • Alteraciones menstruales en la mujer.
  • Impotencia y desarrollo de mamas en el hombre.
  • "Arañas vasculares": Vasos sanguíneos rojos en la piel, haciendo figuras parecidas a arañas.

Examen físico. Se palpa un hígado duro, en ocasiones aumentado de tamaño (hepatomegalia) y en otros casos de pequeño tamaño. Si hay hipertensión portal se encontrará líquido en el abdomen (ascitis) y un bazo aumentado de tamaño. Análisis de sangre. Los glóbulos rojos están disminuídos en la sangre (anemia), y existen alteraciones de la coagulación y disminución de la albúmina en sangre. Pueden elevarse la bilirrubina y los enzimas del hígado (transaminasas), y cuando existe encefalopatía, se suele demostrar amoníaco en sangre. La cirrosis puede alterar muchas otras pruebas analíticas.

Estudios radiográficos. Aunque una radiografía simple de abdomen puede mostrar una silueta hepática alterada, la prueba más específica será una ecografía abdominal, que mostrará además la desestructuración del hígado, y el bazo grande que suele coexistir. Una radiografía con contraste puede demostrar las varices esofágicas. Estos procedimientos son indoloros. Si existen varices esofágicas, se visualizarán por medio de la endoscopia.

Biopsia hepática. Puede ser necesaria para llegar al diagnóstico definitivo de la cirrosis, ya que demuestra la arquitectura alterada del hígado. Es un procedimiento que puede resultar muy incómodo.

  • Sangrado por varices esofágicas.
  • Fenómenos de sangrado a otros niveles.
  • Episodios de ascitis (hinchazón abdominal por acumulación de líquido).
  • Confusión mental y coma.

- Abstención absoluta de alcohol. - Dieta sin sal, con suplementos de vitaminas del grupo B y con abundantes proteínas (salvo si existe encefalopatía).

2. Tratamiento de las complicaciones: - ASCITIS. Se trata con restricción de sodio (dieta sin sal), fármacos diuréticos, y a veces es necesaria la extracción de líquido de la cavidad peritoneal a través de la pared abdominal.

efecto de media pastilla de cialis

que es mejor entre cialis y levitra

cialis en farmacias similares en mexico

Aumento de la presión venocapilar. La éstasis venosa es el mecanismo fisiopatoló- gico más antiguo del edema en la insuficiencia cardiaca, sin embargo no es el único a considerar. No existe una correlación única entre la hipertensión venocapilar y la aparición del edema en la IC, pues se encuentran enfermos con pronunciada elevación de la presión venosa y con edema discreto, al mismo tiempo que edemas voluminosos pueden surgir en pacientes con presión venosa discretamente elevada. El mecanismo por el cual la presión venocapilar hace aparecer el edema es el simple fenómeno de la trasudación, resultante del desequilibrio de presiones entre los sistemas intra y extravascular.

Trastornos del equilibrio del medio interno con retención de agua y sodio. Son cuatro los mecanismos considerados actualmente en la retención de sodio en la IC: 1. Elevación de la presión venosa renal por la congestión, 2. disminución del flujo plasmático renal y vasoconstricción renal, 3. disminución de la filtración glomerular, y 4. aumento de la reabsorción tubular de sodio y agua, como consecuencia de la acción de hormonas y otras influencias químicas.

Reducción de la presión coloidosmótica del plasma. La hipoalbuminemia coparticiparía en la formación del edema. Las causas probables de hipoalbuminemia en esta situación serían: síntesis proteica disminuída como consecuencia de la congestión venosa crónica del hígado, expoliación proteica en virtud de una enteropatía perdedora de proteínas como consecuencia de la congestión de la mucosa intestinal y pérdida prolongada de proteínas a través de la orina y de los trasudados cavitarios. Alteración de la permeabilidad capilar. La posibilidad de que la existencia de un estado de hiperpermeabilidad capilar sea un factor agregado en la formación del edema de la IC, tiene como explicación teórica la siguiente: La hipoxia resultante de la éstasis capilar sería responsable de una alteración de la membrana capilar, que permitiría el pasaje de proteínas y sodio hacia el intersticio.

Trastornos de la presión hística. Los pacientes sometidos a repetidos episodios de edema en la IC, presentarían una disminución de la presión hística ocasionada por el estiramiento periódico de los tejidos intersticiales. (Factor accesorio ). Alteración del drenaje linfático. Es probable que la hipertensión venosa en la IC, se refleje en el drenaje linfático, dificultando este flujo vascular.

Trastornos hormonales. La aldosterona y la hormona antidiurética son sustancias vinculadas con la retención hidrosalina en la IC. La disminución del VACE, producida por el débito cardiaco alterado, estimularía a las células del aparato yuxtaglomerular, provocando activación del sistema renina- angiotensina- aldosterona.También existiría una degradación hepática de aldosterona disminuída como consecuencia de la congestión hepática de la IC. En cuanto a la participación de la hormona antidiurética, las pruebas aún no son concluyentes. En la práctica, las causas más comunes de este tipo de edema son las obstrucciones venosas intraluminales (coágulo sanguíneo, trombos de células malignas), las compresiones venosas extrínsecas y las varicosidades venosas.

Sintéticamente los mecanismos fisiopatológicos que participan de este edema son dos: *la éstasis venosa regional y la consiguiente hipertensión en el sector capilar venoso correspondiente y * el factor inflamatorio, la flebitis. Esta última acompaña comúnmente a las trombosis venosas. Las alteraciones inflamatorias de la pared venosa y de los tejidos perivasculares, que aparecen en la flebitis, rompen el equilibrio hidrostático intra y extravascular, sumándose al factor éstasis en la génesis del edema. En las compresiones extrínsecas y en las varicosidades sin complicaciones, el componente inflamatorio no participa.

El edema, en la cirrosis hepática, surge generalmente después del establecimiento de la ascitis. Los factores implicados en la fisiopatología de este edema son varios: trastorno de la síntesis de albúmina, retención de agua y sodio, hipertensión de la cava inferior e hiperaldosteronismo secundario.

-La hipoalbuminemia disminuye la presión oncótica del plasma y facilita el pasaje de líquidos del sistema intravascular hacia los espacios intersticiales.Este hecho es básico en el origen del edema de la cirrosis hepática. -La retención del sodio no tiene aún una explicación definida, y parece producirse principalmente por el hiperaldosteronismo secundario que se desarrolla en la cirrosis hepática. Este resulta de la disminución de la perfusión renal existente en los cirróticos, hecho que estimula el aparato yuxtaglomerular y el sistema renina angiotensina. Este mecanismo explicaría la reabsorción mayor de sodio a nivel tubular distal, región donde actúa la aldosterona, pero no justifica la reabsorción igualmente más elevada en los túbulos proximales observada en la cirrosis hepática. Al lado de esto, la degradación de la hormona por el hígado estaría disminuída, provocando su elevación plasmática. No solo la aldosterona, sino también los glucocorticoides y los estrógenos son deficientemente inactivados y probablemente participan en la fisiopatología del edema en la cirrosis.

-En relación con el agua, se mencionan dos mecanismos: aumento de la cantidad de hormona antidiurética (rechazado por algunos), y una segunda hipótesis, en la cual una cantidad extremadamente grande de sodio sería reabsorbida en los túbulos proximales, ocasionando una oferta de iones tan reducida en los túbulos distales que no permitiría que el agua “libre” fuese generada en este segmento del “nefrón”. El edema de origen renal tiene dos ejemplos principales, cada uno de ellos con una fisiopatología diferente.

EDEMA DEL SÍNDROME NEFRÓTICO. El síndrome nefrótico es un estado clínico caracterizado por edema, proteinuria superior a 3 gr % en las 24 horas, hipoproteinemia, hiperlipidemia y lipiduria. La base anatomopatológica fundamental del síndrome nefrótico consiste en una alteración morfológica de la membrana filtrante renal. Puede tener como causas: glomerulonefritis, nefropatía diabética, amiloidosis, enfermedades del colágeno, etc. La lesión de la membrana filtrante, provoca el aumento de la permeabilidad glomerular. La hiperpermeabilidad glomerular tendrá como primera consecuencia, la eliminación excesiva de proteínas por la orina (proteinuria) y la consiguiente hipoproteinemia. Esta provocará disminución de la presión coloidosmótica del plasma, trasudación de líquido plasmático hacia el espacio extravascular y edema. El pasaje de líquidos del interior del sistema vascular hacia los espacios intersticiales disminuye el volumen plasmático circulante, provocando el estímulo de la secreción de aldosterona con retención de sodio y agua, y aparte el estímulo de la secreción de hormona antidiurética, retención de más agua y, consecuentemente, más edema.

EDEMA DEL SÍNDROME NEFRÍTICO. El síndrome nefrítico se caracteriza por edema, hipertensión arterial, hematuria y proteinuria leve o moderada. Pueden observarse otros signos y síntomas de acuerdo a la etiología, sin embargo, siendo la etiología más frecuente la glomerulonefritis, ésta servirá de base para su explicación. En la glomerulonefritis aguda difusa existe una intensa reacción inflamatoria, que entre otras disfunciones, conduce a la reducción de la filtración glomerular. Otra observación común es el pasaje de proteínas hacia el filtrado glomerular, pasaje que nunca es cuantitativamente semejante al del síndrome nefrótico y no constituye la base fisiopatológica de este tipo de edema. La reducción de la filtración glomerular, parece ser el denominador fundamental en este tipo de edema. Dicho trastorno hemodinámico renal provocará un aumento de la reabsorción de sodio y agua, resultando edema.

Otros factores coparticipan en la génesis del edema del síndrome nefrítico. Se acepta que en la glomerulonefritis existe una alteración de la permeabilidad del sistema capilar como consecuencia del trastorno inmunológico que provoca la trasudación capilar y ayuda a la formación del edema. Junto con eso, la hipervolemia resultante de la retención de sodio y agua, redundaría en falla cardíaca. Este mismo mecanismo explicaría, al lado de otros, la hipertensión arterial y la mayor sobrecarga del trabajo cardiaco. Es discutida la presencia de una miocarditis de tipo seroso en la glomérulo nefritis que contribuiría al desarrollo del edema, provocando insuficiencia cardiaca. Y finalmente hay que destacar que la administración de sodio y agua en forma indiscriminada antes de sentar el diagnóstico de la enfermedad, es otro factor importante en la retención hidrosalina. El factor básico en la fisiopatología del edema carencial es la hipoproteinemia. Desde el punto de vista clínico-fisiopatológico, el edema aparece cuando la tasa de albúmina desciende (en término medio y como factor aislado), por debajo de 2 gr %.

Las proteínas plasmáticas y en especial, la albúmina, representan una de las fuerzas que tienden a retener líquidos en los vasos, o a reabsorber líquidos extravasados. Esta fuerza esta representada por la presión coloidosmótica. Las causas del edema carencial, tienen como ejemplos: ingestión deficiente de proteínas, pérdida excesiva (por el riñón o tubo digestivo), síntesis inadecuada y catabolismo exagerado (neoplasias, hipertiroidismo, exceso de cortisol). En la práctica, la asociación de los factores antes descritos es lo más frecuente.

Aún cuando la hipoproteinemia sea el factor básico del edema carencial, otros también participan. En los síndromes carenciales existe autofagia de las proteínas del organismo. Este fenómeno se produce especialmente en los músculos esqueléticos, produciendo la consunción de las masas musculares. La falta de sostén de las venas y linfáticos por los tejidos musculares hace disminuir la presión mecánica intersticial y la del flujo de estos vasos. De tal forma, en posición ortostática especialmente se produce éstasis sanguínea en las venas de los miembros inferiores y reducción del volumen plasmático circulante. De esto resultará el estímulo de la secreción de aldosterona y retención de sodio y agua, contribuyendo a la formación del edema. Los estados carenciales van acompañados generalmente por deficiencias vitamínicas. La hipovitaminosis B1 conduce a la vasodilatación capilar periférica y la deficiencia de vitamina C provoca trastornos de la permeabilidad vascular, favoreciendo ambas la trasudación.

La ingestión de glúcidos, por mecanismos aún desconocidos, probablemente con intervención del potasio, provocaría el estímulo de la secreción de aldosterona con retención de agua y sodio, y el ulterior edema. Factores como la hipoxia y la hipovitaminosis C pueden alterar la permeabilidad vascular, sin embargo nos referimos ahora a los trastornos inflamatorios. En relación con el mecanismo de la inflamación, se consideran dos causas principales: la infección y la alergia, o sea el edema provocado por la infección y el alérgico o angioneurótico.

Las bases fisiopatológicas son semejantes en los dos tipos, razón por la cual se estudian en conjunto. En estas, se produce reacción antígeno-anticuerpo a nivel de los capilares con activación del sistema complemento, el cual provoca liberación de histamina y polipéptidos vasodilatadores denominados “cininas”, los cuales provocan aumento de la permeabilidad de la pared capilar, causando trasudación y edema.

En algunas ocasiones raras, se observa deficiencia de la síntesis de un inhibidor de la fracción C1 del sistema complemento, que desencadenaría los mismos hecho que la reacción antígeno-anticuerpo. Se transmite en forma autosómica dominante EDEMA DE ORIGEN LINFÁTICO

Este edema aparece cuando existe un flujo linfático deficiente. También se denomina linfedema. Las causas más comunes son debidas a obstrucciones, y los mejores ejemplos son los procesos infecciosos, trombosis por células neoplásicas, irradiaciones, compresiones extrínsecas, filariasis y anomalías congénitas. La principal función del sistema capilar linfático es la extracción de líquidos de los espacios intersticiales, aparte de las proteínas. En presencia de deficiencia del flujo linfático, este trabajo de extracción se ve disminuido y las proteínas se acumulan en el espacio intersticial. Este hecho provoca la elevación de la presión oncótica del intersticio, facilitando la trasudación capilar. El secuestro de plasma por los espacios intersticiales conduce a la disminución del volumen plasmático circulante, aumento de la secreción de aldosterona y retención de sodio y agua.

El mixedema es una forma especial de edema que se observa en la hipofunción tiroidea. La deficiencia de las hormonas tiroideas activas (triyodotironina y tiroxina) provoca, entre otras alteraciones acumulación de material mucopolisacárido (mucoproteínas) en diversos sectores del organismo. El depósito de muco proteínas en los espacios intersticiales aumenta la presión oncótica local y la trasudación capilar como consecuencia de la atracción ejercida por las proteínas en relación con el agua. La traducción clínica de este fenómeno es el edema, que, semiológicamente, es de tipo plástico, poco depresible. Junto a la acumulación de mucoproteínas existe, en el hipotiroidismo, reducción del volumen plasmático circulante. Esto acarrea la disminución de la filtración renal y el consiguiente aumento de la reabsorción de agua y sodio. A veces, la insuficiencia cardiaca se suma a los anteriores, representando otro factor edemigénico.

Edema de la gravidez. Se produce por el aumento de sustancias hormonales (maternas, fetales y placentarias) que retienen sodio. Además el aumento de presión intrabdominal como consecuencia del crecimiento uterino, provoca hipertensión de la cava inferior y éstasis venosa en los miembros inferiores. Edema de la toxemia del embarazo. La toxemia del embarazo tiene como expresión anatomopatológica renal una endoteliosis glomerular. Esta alteración lleva a la reducción acentuada de la filtración glomerular y el consiguiente aumento de la reabsorción de agua y sodio. Paralelamente y por mecanismos todavía no aclarados, existe una vasoconstricción arterial capilar que reduzca aún más la filtración glomerular. La hipertensión arterial que acompaña al cuadro de toxemia (debida a la vasoconstricción general), puede contribuir al síndrome edematoso en caso de insuficiencia cardiaca.

Edema premenstrual. Generalmente aparece en la semana que antecede a la menstruación. Parece depender del exceso de estrógenos, los cuales retienen sodio. Aparte de ello, los estrógenos producen vasodilatación periférica, hecho que contribuye a la extravasación capilar. Edema trófico. Es el edema observado en las parálisis, de allí que se denomina edema neurológico. Los factores que participan en el origen del edema trófico son:

Ø Disminución de la presión mecánica intersticial por la atrofia muscular. Ø Estasis venosa como consecuencia de la ausencia o disminución de la contracción muscular.

cuanto tiempo antes hay que tomar cialis

* La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria
* La leptospirosis se transmite en los humanos por medio del contacto con la orina o tejido de animales infectados
* La leptospirosis típicamente progresa por medio de dos fases y con síntomas no específicos
* La leptospirosis se puede diagnosticar por medio del cultivo de sangre infectada, orina, fluidos de la columna vertebral, y pruebas de anticuerpos
* La leptospirosis se trata clínicamente con antibióticos y es raramente mortal. ¿Sabía usted que una pareja de ratones puede crear una colonia de aproximadamente 2,000 ratones al año?

¿Sabía usted que la orina y otros desechos de los ratones es la reserva más grande de la leptospirosis? ¿Qué la basura acumulada en las calles es también fuente de leptospirosis?

Si usted encuentra este artículo de algún valor, dada la situación en nuestro país, entonces le recomiendo que pase la información a quienes usted crea puedan estar en riesgo o expuestos a las características que causan y propagan esta terrible enfermedad. El hígado inflamado, hepatomegalia o inflamación hepática se da cuando este órgano adquiere un tamaño mayor al normal. Se trata de una condición muy seria puesto que, a veces, la inflamación viene derivada por otra enfermedad de carácter más grave, como las contraídas por cualquiera de los virus de la hepatitis. Sin embargo, identificarla no es fácil, pues durante la primera etapa de la inflamación hepática apenas se notan los síntomas, estos aparecen conforme la anomalía avanza. No obstante, existen algunas señales y signos que pueden ayudarnos a descubrir si sufrimos hepatomegalia y, por ello, en este artículo de unComo queremos ayudarte a ampliar tu conocimiento y contarte cuáles son los síntomas del hígado inflamado.

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo puesto que es el encargado de transformar los alimentos en energía, de eliminar las toxinas de la sangre, regular los niveles de aminoácidos y las grasas, entre muchas otras funciones. Es el más grande de todos y su inflamación puede causarnos graves consecuencias, por ello es fundamental cuidarlo y asegurarnos de que funciona sin problemas. Al cumplir tantas funciones y estar involucrado en tantos procesos de nuestro organismo no es de extrañar que las causas que provocan la inflamación hepática también sean variadas. Los factores principales que pueden provocar hepatomegalia son:

  • El consumo excesivo de alcohol hace que el hígado no pueda eliminarlo correctamente y puede producir una inflamación del mismo
  • Una infección por cualquiera de los virus de la hepatitis, hepatitis A, B, C, D, E, siempre causa la inflamación hepática
  • Otras infecciones virales, como la mononucleosis infecciosa, por citomegalovirus o bacterianas también pueden ser causantes del hígado inflamado
  • Una intoxicación producida por medicamentos desencadenará, también, en la inflamación hepática
  • Otros causantes pueden ser la enfermedad de Niemann-Pick, la cirrosis biliarprimaria, el Síndrome de Reye, la sarcoidosis o la colangitis esclerosante
  • El hígado graso es otra de la anomalías que, si no se trata, también puede derivar en una inflamación del mismo
  • Por último, cabe destacar que la aparición de una metástasis de tumores o la leucemia tambien pueden provocar la hepatomegalia

Durante los primeros días de la inflamación hepática es muy probable que no notes ningún síntoma ni rareza en tu cuerpo relacionado con el hígado. Sin embargo, conforme avanza el tiempo se hacen cada vez más evidentes. En general, los primeros síntomas suelen ser muy similares a los que presenta una gripe común, malestar, décimas de fiebre, dolor muscular y náuseas.

  • A medida que pasa el tiempo los síntomas aumentan y se intensifican. La hepatomegalia suele provocar ictericia, que es cuando la piel adquiere un tono amarillento (los ojos también pueden tornarse amarillos). Los vómitos y la diarrea son otros de los síntomas más comunes del hígado inflamado.
  • Al tratarse de una inflamación, es muy probable que también notes la parte del abdomen ligeramente más hinchada al principio y, conforme avanzan los días, aumente de tamaño. Asimismo, el dolor abdominal es otra de las consecuencias de esta condición.
  • El color de las heces es otro de los factores que debes tener en cuenta si sospechas que tu hígado está inflamado, pues esta anomalía hace que se vuelvan más claras, incluso blancas. Esto sucede, sobre todo, cuando el causante de la inflamación es uno de los virus de la hepatitis. Recuerda que la hepatitis es la inflamación del hígado a causa de una infección vírica o bacteriana. En relación con esto, la orina puede tornarse de un color más oscuro del normal, tener un constante sabor amargo en la boca y mal aliento.

Estos son los síntomas más comunes del hígado inflamado pero, en función del causante, es posible que no aparezcan todos o que, incluso, no se muestre ninguno. Por ello es importante realizarse exámenes anuales en caso de contar con alguno de los factores de riesgo, como padecer alguna de las enfermedades expuestas de manera crónica, el alcoholismo o tomar un exceso de medicamentos.

Ahora que ya conocemos los síntomas del hígado inflamado es importante que, si padeces esta condición, apostemos por incluir remedios naturales que nos ayudarán a desinflamar esta zona del cuerpo y conseguir que mejore nuestra salud. A continuación vamos a descubrirte los remedios caseros que te ayudarán a conseguir bajar la hinchazón de esta zona del cuerpo: Es una de las infusiones que mejor funcionan para tratar el hígado inflamado ya que se trata de una planta muy depurativa que ayuda a que el cuerpo elimine el exceso de toxinas acumuladas y, también, se aminore la presencia de retención de líquidos.

También es otra de las mejores plantas medicinales para reducir la hinchazón del hígado ya que se trata de un remedio casero con un alcaloide que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, favorece la expulsión de toxinas gracias a que se incrementa la producción de bilis. El tamarindo es un ingrediente perfecto para depurar el cuerpo ya que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, consigue bajar la inflamación que pueda padecer el hígado. Además, cuenta con propiedades protectoras que garantizarán la salud al hígado. La mejora manera de aprovechar estas propiedades es elaborando una infusión de tamarindo y tomarla 2 o 3 veces al día.

El limón es una fruta repleta de propiedades digestivas y diuréticas que conseguirán fomentar la depuración del cuerpo de forma natural y, por tanto, bajar la hinchazón. Puedes preparar un zumo que cuente con la mitad de agua y la mitad de limón y tomarlo cada mañana en ayunas. En este otro artículo de unCOMO te damos más remedios caseros para el hígado inflamado.

Si notas presente algunos de los síntomas expuestos deberás acudir a tu médico inmediatamente para que realice las pruebas pertinentes y confirme o descarte la inflamación hepática. Recuerda que muchos de los causantes son enfermedades graves, de manera que quizás hayas contraído alguna y todavía no lo sepas. Para detectar la hepatomegalia el médico primero palpará la zona de debajo de las costillas, pues si la inflamación es severa lo notará de inmediato, luego realizará una radiografía abdominal para observar si se ha producido un agrandamiento del hígado o no. En caso de haber indicios de ellos, puede hacer una ecografía abdominal para confirmarlo.

Si se confirma, las siguientes pruebas serán una tomogradía computarizada del abdomen para averiguar la causa que ha provocado la inflamación, pruebas de la función hepática a fin de evaluar el funcionamiento del hígado, y una resonancia magnética del abdomen para confirmar los resultados de la tomografía. Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los síntomas del hígado inflamado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios. El bazo es un órgano esponjoso, suave y color púrpura situado en la parte superior del abdomen, cuyas funciones son eliminar materiales de desecho de la sangre y defender al organismo de agresiones externas. Hay ocasiones en que su funcionamiento se altera y es necesario extirparlo.

Es importante saber que el bazo está constituido por dos tipos de tejido denominados pulpa blanca y roja. El primero de ellos tiene la labor de producir linfocitos (células sanguíneas que forman parte de los glóbulos blancos), los cuales participan de manera activa en la lucha contra infecciones. Por su parte, la llamada pulpa roja contiene otros glóbulos blancos (fagocitos) que se encargan de "ingerir" elementos que pueden ser perjudiciales o que ya no le sirven al organismo, como bacterias o células defectuosas presentes en la sangre. Pero ahí no termina la labor de dicha porción del bazo, ya que también controla a los glóbulos rojos; determina cuáles son demasiado viejos o anormales y los destruye.

Al respecto, el cirujano Jesús Reyes Zamorano refiere que "el bazo es un órgano situado justo debajo de las costillas, el cual pesa entre 100 y 250 gramos y, pese a sus labores de defensa y purificación, hay ocasiones en que estas funciones pueden verse afectadas debido a la existencia de trastornos en la sangre, ruptura del bazo a causa de accidentes o golpes severos y enfermedades que generan hiperesplenismo, trastorno que ocasiona que el bazo trabaje exageradamente y, por ende, destruya células sanguíneas sin control. Ante tal situación se hace necesaria la extirpación del órgano". "Cabe destacar que con la extirpación del bazo, el organismo pierde parte de su capacidad para producir anticuerpos y eliminar bacterias de la sangre, lo que en consecuencia hace más susceptible al paciente a adquirir infecciones. No obstante, con el paso del tiempo, el hígado, principalmente, aumenta sus defensas para compensar dicha pérdida y ello impide que se sufran este tipo de padecimientos".

Entre los diversos problemas que este órgano presenta, está el aumento del tamaño del bazo, el cual puede ser generado por cáncer en sangre e infecciones crónicas. Cuando lo anterior ocurre, dicho órgano incrementa su capacidad de atrapar y almacenar células sanguíneas, lo que puede reducir la cantidad de glóbulos rojos y blancos, así como las plaquetas (encargadas de la coagulación) presentes en la circulación. En el momento en que el bazo agrandado atrapa gran cantidad de células sanguíneas anormales, éstas lo obstruyen e interfieren en su funcionamiento, pues cuantas más estructuras celulares captura, más crece.

Es necesario tomar en cuenta que cuando el bazo elimina demasiadas células sanguíneas de la circulación se pueden presentar diversos padecimientos, por ejemplo, anemia (escasa cantidad de glóbulos rojos), infecciones frecuentes (debido al reducido número de glóbulos blancos) y trastornos hemorrágicos (por falta de plaquetas). Finalmente, el bazo demasiado agrandado también atrapa células sanguíneas normales y las destruye junto con las anormales. A la cirugía mediante la cual se extirpa el bazo se le llama esplenectomía, procedimiento que forma parte del arsenal terapéutico en aquellas enfermedades de la sangre donde el bazo se convierte en el órgano de destrucción predominante de las células del vital líquido.

De acuerdo al Dr. Reyes, además de las afecciones antes descritas hay otras condiciones en las que se puede requerir la extirpación del bazo, por ejemplo:

  • Lesión importante en el órgano con sangrado incontrolable.
  • Ruptura del bazo espontánea.

En caso electivo (cuando hay tiempo de elegir el tratamiento):

  • Anemia hemolítica. Trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen más rápido de lo que la médula ósea (tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos) puede producirlos.
  • Esferocitosis hereditaria. Enfermedad que afecta a la membrana de los glóbulos rojos, de modo que las células más dañadas se destruyen fácilmente y ello da lugar a anemia grave.
  • Linfomas. Tumores cancerosos que invaden al sistema que se encarga de transportar las defensas a todo el organismo, al cual se le denomina linfático.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática. Enfermedad que se caracteriza por disminución considerable de plaquetas (elementos que intervienen en la coagulación de la sangre), por lo cual se presentan hemorragias en la piel que forman manchas de color violeta, como los populares moretones (equimosis), o diminutos puntos rojos debajo de la piel que son el resultado de hemorragias muy pequeñas (petequias).
  • Trombosis de los vasos sanguíneos del bazo. Formación de coágulos en venas y arterias que impiden que la circulación sanguínea del órgano se efectúe adecuadamente.

Para detectar dichos padecimientos es preciso que el médico palpe el bazo, el cual en muchas ocasiones puede sentirse agrandado, lo que deberá apoyarse con una radiografía del abdomen; en algunos casos se puede solicitar la realización de una tomografía, estudio que proporciona imagen más detallada (muestra lesiones o ruptura del órgano). Por otra parte, también es fundamental efectuar análisis de sangre para determinar si hay reducción en el número de las células que la conforman, además de examen de médula ósea debido a que puede detectar la presencia de cáncer en la sangre. Una vez confirmado el diagnóstico se procede a la esplenectomía o extirpación del bazo, intervención quirúrgica que se realiza con el paciente bajo anestesia general en la que se hace una incisión en el abdomen, se ubica al órgano y se separa de sus adherencias a las estructuras circundantes. Luego de ello, se retira el bazo del abdomen, se vigila la hemorragia y se cierra el corte abdominal.

Cabe destacar que la extirpación del bazo puede efectuarse mediante cirugía abierta y laparoscópica; esta última consiste en hacer cuatro orificios, a través de los cuales se introducen unas pinzas especiales y pequeña cámara que le permiten al médico intervenir al paciente vigilando el proceso a través de un monitor. Aunque las indicaciones son prácticamente las mismas para cirugía abierta o de invasión mínima, "la principal ventaja entre ambos procedimientos quirúrgicos es el beneficio cosmético (por el tamaño de la herida), ya que no hay diferencias significativas, como en el tiempo de recuperación y complicaciones, aunque sí la hay en el costo. El mejor candidato es aquel paciente con bazo pequeño, mientras que en individuos con bazos de grandes proporciones el beneficio de una cirugía laparoscópica es más cuestionable", advierte el cirujano.

La recuperación del paciente tras la intervención quirúrgica suele ser rápida y requiere un periodo de hospitalización menor a una semana (1 a 2 días en caso de esplenectomía laparoscópica) y la curación completa se llega a presentar en un lapso de 4 a 6 semanas. Es muy importante tener en cuenta que la extirpación quirúrgica del bazo aumenta la susceptibilidad a ciertas infecciones, particularmente las causadas por neumococos y meningococos. "Por esta razón los pacientes que se someten a esplenectomía, sobre todo niños, se deben vacunar contra estos gérmenes antes (cuando el procedimiento es electivo) o después (cuando se trata de un caso de emergencia). Asimismo, se requiere tratamiento con antibióticos a manera de prevención antes, durante y después del procedimiento", indica el doctor Reyes Zamorano.

Ahora bien, después de la cirugía el organismo puede reaccionar de diversas maneras por la ausencia del bazo, lo cual puede incluir trombocitosis (aumento del conteo de plaquetas, que puede causar coágulos sanguíneos), hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) y aumento de la susceptibilidad a infecciones severas, problemas a los que se les debe dar un manejo especial mientras el cuerpo logra adaptarse. Queda por decir que el resultado de la esplenectomía varía dependiendo de la enfermedad que se padezca o de la extensión de otras lesiones, no obstante, en la mayoría de los casos el paciente logra recuperarse completamente.

A continuación encontrará el listado de especialidades. Pulse sobre la especialida sobre la que desea información para ver su definición y enfermedades más frecuentes, así como el nombre y currículum del especialista de la materia: La ‘anatomía patológica’ es la especialidad médica que se encarga del estudio de las lesiones celulares, tejidos, órganos, de sus consecuencias estructurales y funcionales y por tanto de las repercusiones en el organismo. Lo hace a través del estudio de muestras titulares (biopsias y piezas quirúrgicas) y celulares (citología).

Se entiende por Alergología la especialidad médica que comprende el conocimiento, diagnóstico y tratamiento de la patología producida por mecanismos inmunológicos, con las técnicas que le son propias; con especial atención a la alergia. La cardiología es la especialidad médica que se ocupa de las afecciones del corazón y del aparato circulatorio. Se incluye dentro de las especialidades médicas, es decir que no abarca la cirugía, aún cuando muchas enfermedades cardiológicas son de sanción quirúrgica, por lo que un equipo cardiológico suele estar integrado por cardiólogo, cirujano cardíaco y fisiatra, integrando además a otros especialistas cuando el terreno del paciente así lo requiere.

para que sirven las tabletas cialis


ventajas del cialis 5 mg

Una creencia popular es que la cirrosis siempre es causada por el consumo excesivo. Eso no es siempre el caso, como la cirrosis puede ser causada por otros problemas y puede aparecer en personas que no beben alcohol en absoluto. La cirrosis es una enfermedad crónica que es causada por una lesión en el hígado, y se caracteriza por el deterioro y mal funcionamiento del hígado. El tejido cicatrizal reemplaza los tejidos sanos normales de los bloques del hígado y parcialmente el flujo de sangre a través del hígado. La cirrosis es causada generalmente por factores tales como el alcoholismo excesivo y ciertas condiciones médicas, tales como la hepatitis B y C. Sin embargo, en algunos casos, la cirrosis es de naturaleza idiopática, sin una causa específica para su ocurrencia.

La ictericia es uno de los síntomas que a menudo se asocian con la cirrosis del hígado. El hígado ayuda a producir y mantener los niveles de bilirrubina en el cuerpo; sin embargo, en los pacientes que padecen cirrosis, el hígado pierde total o parcialmente su capacidad para desempeñar sus funciones. Como resultado, grandes cantidades de bilirrubina se acumulan en el torrente sanguíneo del individuo, lo que causa coloración amarillenta de la piel o ictericia. Otro síntoma común que se asocia con la cirrosis es fácil aparición de moretones. Una de las principales funciones del hígado humano es la producción de factores de coagulación de la sangre, que desempeñan un papel vital en la ayuda del proceso de coagulación de la sangre en las heridas o lesiones. Sin embargo, en el caso de la cirrosis, el hígado pierde su capacidad para producir factores de coagulación de la sangre. Esta reducción en el número de factores de coagulación de la sangre puede hacer que una persona sea más susceptible a otros riesgos para la salud y las complicaciones debido a retraso en la cicatrización de las lesiones y heridas.

El dolor abdominal es un síntoma más común que las personas que sufren de cirrosis hepática pueden experimentar. Esta condición se produce principalmente debido a la acumulación de líquido en el abdomen, lo que reduce el flujo de sangre a varios órganos, causando dolor severo. Otros síntomas comunes, tales como náuseas, debilidad extrema, sensación de cansancio, incluso mientras se está sentado inactivo, prurito y pérdida excesiva de peso se asocian a menudo con la cirrosis del hígado.

Ciertas complicaciones como hinchazón de las piernas y los brazos, agrandamiento del bazo, el desarrollo de cálculos biliares y resistencia a la insulina a menudo se asocian con estados avanzados de cirrosis. Si se deja sin tratar durante un largo período de tiempo, los individuos también pueden desarrollar condiciones tales como cáncer de hígado y encefalopatía hepática, una condición en la que los desechos tóxicos se acumulan en el cerebro debido a que no se filtran de la sangre por el hígado mal funcionamiento. Esto puede llevar al coma e incluso la muerte. La cirrosis hepática es una enfermedad crónica en la que el órgano se convierte en cicatrices como respuesta a daño crónico. El hígado tiene muchas funciones del cuerpo, incluyendo los nutrientes de fabricación, purificar la sangre y la desintoxicación del cuerpo. La cicatrización causada por la cirrosis no es reversible, por lo que la condición de tiempo puede causar el hígado falle. Las causas de la cirrosis incluyen el uso crónico de alcohol, la fibrosis quística, hepatitis B y C, enfermedad de hígado graso y problemas con los conductos biliares. El tratamiento depende de la causa, pero cuando es causada por otra condición médica, el control de esa condición es la clave.

Una de las causas más comunes de cirrosis en los Estados Unidos es el alcoholismo, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud. El consumo excesivo de alcohol comienza a dañar el hígado, ya que se ve obligado a trabajar en el disco. La cantidad de consumo de alcohol que causa cirrosis varía de persona a persona, pero las personas que son diagnosticadas con cirrosis que dejar de beber por completo. Si los pacientes no pueden dejar de beber por su cuenta, su médico puede recomendar un programa de tratamiento para combatir la adicción. Debido a que la cirrosis es una condición crónica y el daño al hígado es irreversible, el tratamiento en muchos casos se centra en la gestión y tratamiento de las complicaciones. Una complicación común es la acumulación de líquido en el cuerpo, llamado edema. En los casos leves o moderados, diuréticos pueden prescribir o una dieta baja en sodio serán recomendados. En casos severos, el exceso de líquido puede ser tiene que ser drenado. Otras complicaciones incluyen infecciones, que pueden ser tratadas con antibióticos, y el aumento de la presión sanguínea en ciertas venas, que se puede controlar con los medicamentos para la presión arterial. La mayoría de los pacientes con cirrosis también se proyectarán para el cáncer de hígado, porque la condición aumenta el riesgo de una persona para ello.

Cuando la cirrosis llega a etapas avanzadas y el hígado comienza a fallar, algunos pacientes pueden ser colocados en la lista de espera para un trasplante de hígado. En un trasplante de hígado, se retira hígado enfermo de un paciente y se reemplaza con un hígado sano de un donante de órganos o una pieza de un hígado de un donante vivo. No todos los pacientes con cirrosis serán elegibles para un trasplante, sin embargo. Por ejemplo, las personas que abusan del alcohol no podrán recibir un trasplante. El hígado es un órgano muy importante para la supervivencia global del cuerpo humano, y condiciones crónicas como la cirrosis biliar primaria puede haber condiciones muy graves y peligrosos. Para diagnosticar la condición, el médico utilizará un análisis de sangre, una prueba de imagen, como una ecografía o una resonancia magnética y una biopsia hepática para detectar cualquier daño extenso del hígado o cicatrices.

El cuerpo humano tiene una intrincada red de tubos que se refiere como los conductos biliares. La bilis es una sustancia que se produce en el hígado y que el cuerpo utiliza para descomponer las grasas y disponer de los glóbulos rojos muertos. Los conductos biliares transportan la bilis desde el hígado hasta las diferentes partes del cuerpo que más lo necesitan. La condición de la cirrosis biliar primaria es el deterioro gradual de los conductos biliares, causando la acumulación de bilis en el hígado - y las sustancias que se suponía que la bilis para eliminar a acumularse en el cuerpo. Según la Clínica Mayo, la razón exacta de por qué los conductos biliares se destruyen lentamente aún se desconoce. Es posible diagnosticar la cirrosis biliar primaria antes de experimentar ningún síntoma perceptible. En algunos casos, un médico puede notar la aparición de la cirrosis biliar primaria a través de los niveles encontrados en un análisis de sangre. Pero los primeros síntomas de la cirrosis biliar primaria, aunque modestos ya menudo ignorado, se pueden observar si la persona sabe lo que son. Estos primeros síntomas incluyen fatiga crónica que no parece ser mejor no importa cuánto descanso la persona recibe, un problema picazón crónica que puede llegar a ser tan grave que puede causar que la persona se despierta de un sueño profundo y un descenso apreciable de la producción de la saliva y las lágrimas que pueden dar lugar a sequedad de los ojos y la boca.

Algunos de los síntomas avanzados de la cirrosis biliar primaria son muy notables. Uno de los síntomas posteriores es la ictericia. Esto es cuando la bilis comienza a filtrarse en el cuerpo gracias a la descomposición de los conductos biliares y le da un tinte amarillento en la piel y la parte blanca de los ojos. Otros síntomas posteriores incluyen los pies hinchados y dolorosos, dolor abdominal y calambres, diarrea crónica y dolor al orinar que es el resultado de infecciones recurrentes de las vías urinarias. No hay cura para la cirrosis biliar primaria, así que el tratamiento se enfoca en retrasar la progresión de la enfermedad y ofreciendo la mejor calidad de vida posible. Hay una serie de medicamentos que un médico puede utilizar para ayudar a retrasar el desarrollo de la cirrosis biliar primaria y reducir los efectos de los síntomas. En algunos casos, la cirrosis biliar primaria puede causar el hígado para empezar a fallar. En estas circunstancias extremas un trasplante de hígado puede ser usado para reemplazar el hígado morir. Aunque esto le ayudará a prolongar la vida de una persona mientras que sufren de cirrosis biliar primaria, un trasplante de hígado no va a curar la enfermedad.

La Clínica Mayo sugiere que 9 de cada 10 personas que contraen la cirrosis biliar primaria son mujeres. Es una condición que es muy poco frecuente en los niños y es más propenso a atacar a personas en sus años 40, 50 o 60 años. La condición no es genético y no se transmite de una generación a otra dentro de la misma familia. Pero los números sugieren que una historia familiar de la cirrosis biliar primaria tiende a aumentar las posibilidades de contraer la enfermedad. La cirrosis es una enfermedad en la que el hígado se convierte en cicatrices y daña. La cicatrización es irreversible y, finalmente, puede hacer que el hígado falle. El hígado tiene muchas funciones, incluyendo la purificación de la sangre, la desintoxicación del cuerpo y los nutrientes de fabricación. Las dos causas más comunes de la cirrosis en los Estados Unidos son las infecciones de abuso de alcohol y la hepatitis C, según los Institutos Nacionales de Salud. Varias otras condiciones médicas pueden causar la afección, pero no es causada por una lesión en el hígado. El tratamiento varía dependiendo de la causa, sino el control de las condiciones subyacentes es la clave.

Cuando la cirrosis es causada por el abuso del alcohol, los pacientes deben dejar de beber para detener el daño al hígado de progresar. Si los pacientes continúan bebiendo, el hígado se continuará con cicatrices y dañada y, finalmente, se producirá un error. Las personas que son adictas al alcohol a menudo tienen dificultades para dejar de beber. Los médicos pueden ayudar a recomendar un programa de tratamiento o instalación a los pacientes que están teniendo problemas para dejar por su cuenta. Debido a que la cirrosis es irreversible, el tratamiento de los pacientes a menudo se centra en el manejo de las complicaciones causadas por la enfermedad. Por ejemplo, la cirrosis causa el exceso de acumulación de líquido en el cuerpo, una condición llamada edema. Los pacientes con edema pueden seguir una dieta baja en sodio o tomar diuréticos para ayudar a controlar el edema. Otras complicaciones que pueden resultar de la cirrosis incluyen el aumento de la presión sanguínea en ciertas venas y las infecciones más frecuentes, los cuales se pueden controlar con los medicamentos recetados. Pacientes con cirrosis también se aconseja someterse regularmente exámenes para el cáncer de hígado debido a la condición aumenta el riesgo de padecerla.

Cuando la cirrosis progresa hasta el punto de que el hígado está fallando, la única opción de tratamiento es el trasplante de hígado. Los pacientes que cumplan con ciertos criterios serán colocados en una lista de espera de trasplante de órganos. Un trasplante de hígado consiste en quitar el hígado enfermo y su reemplazo, ya sea con un hígado de un donante fallecido o de una parte de un hígado de un donante vivo. No todos los pacientes con cirrosis serán elegibles para un trasplante. Por ejemplo, los que siguen a abusar del alcohol no recibirán un trasplante. La cirrosis se clasifica como la cicatrización del hígado que ocurre después de un daño hepático a largo plazo. Después de bastante daño, el hígado no es capaz de curarse a sí mismo y deja de funcionar. Si se deja sin tratamiento, el pronóstico para las personas con cirrosis es bastante pobre.

Si se detecta a tiempo, el daño al hígado causado por la cirrosis puede ser minimizado y el pronóstico puede ser positivo. Muy a menudo, el tratamiento implica abstenerse de beber alcohol; si la hepatitis es la causa, se pueden recetar medicamentos. Cirrosis severa puede causar insuficiencia hepática. Si el hígado deja de funcionar, el paciente puede tener que someterse a un trasplante de hígado para sobrevivir. Según Merck, después de las enfermedades cardíacas y el cáncer, la cirrosis es la tercera causa de muerte más común de las personas en el grupo de edad de 45 a 65.

Otras complicaciones de la cirrosis incluyen infecciones más frecuentes, el cáncer de hígado, desnutrición y presiones ejercidas sobre las venas que llevan la sangre al hígado. La cirrosis puede ser causada por una serie de factores, incluyendo la enfermedad, el alcoholismo, los parásitos y la acumulación de grasa. El pronóstico puede ser afectado en gran medida si se identifica la causa de los daños e inmediatamente remediada.

Varias opciones de estilo de vida pueden prevenir la cirrosis, como la moderación de su peso, limitar el consumo de alcohol y la garantía de no contraer enfermedades como la hepatitis que afectan al hígado. El hígado, un órgano esencial en el cuerpo humano, lleva a cabo varias funciones esenciales, tales como la desintoxicación de sustancias nocivas, la purificación de la sangre, la fabricación de nutrientes vitales, por lo que las proteínas que regulan la coagulación de la sangre, y la producción de la bilis para absorber grasas y vitaminas solubles en grasa, una sana es necesario para la supervivencia de hígado. Es capaz de regenerar la mayoría de sus propias células cuando se dañan. Cuando el hígado no es capaz de repararse a sí mismo, el tejido cicatricial se forma que bloquea parcialmente el flujo de sangre a través del hígado y deteriora la capacidad del órgano para controlar las infecciones.

La cirrosis es una enfermedad en la que el hígado se deteriora y funciona mal debido a una lesión crónica lentamente. Con la formación de tejido cicatricial, el hígado ya no es capaz de realizar como debería. La sangre puede pasar por alto el hígado, pasando sustancias venenosas en el cerebro que podría resultar en somnolencia, confusión y coma. Los síntomas pueden incluir fatiga, debilidad, agotamiento, hemorroides sangrantes, ictericia, pérdida de peso, hinchazón de las piernas, dolor abdominal, disminución del gasto urinario y fiebres. Desafortunadamente, esta enfermedad no muestra síntomas en sus primeras etapas,

La causa principal de cirrosis del hígado es el alcoholismo a largo plazo. Muchas personas tienen más de una base de la enfermedad, incluyendo la obesidad, enfermedades hereditarias, la acumulación de hierro en el cuerpo y una infección de la hepatitis C. Las complicaciones causadas por la enfermedad pueden incluir la malnutrición, las infecciones frecuentes, aumento del riesgo de cáncer de hígado y un alto nivel de toxinas en la sangre.

Un profesional médico discutirá la historia clínica y los síntomas del paciente con él y programar un examen físico completo. Workups laboratorio incluirán pruebas de sangre y procedimientos de imagen, incluyendo una tomografía computarizada, resonancia magnética y ecografía. Una biopsia de hígado también puede ser programado para determinar la causa de la enfermedad, la extensión de los daños y opciones de tratamiento. Examen de tejidos es el único método definitivo para confirmar un diagnóstico de cirrosis. El tratamiento puede incluir antibióticos, análisis de sangre periódicos, exámenes de ultrasonido, medicamentos para la presión arterial, diuréticos o medicamentos para controlar la hepatitis. El individuo puede necesitar dejar de tomar ciertos medicamentos o buscar tratamiento para la dependencia del alcohol. Un trasplante de hígado será necesario cuando las complicaciones de la enfermedad no pueden ser controlados por el tratamiento y la condición se convierte en peligrosa para la vida.

La cirrosis es causada por la cicatrización irreversible del hígado. No es posible curar el hígado o recuperar su funcionamiento normal. Esta es una condición muy seria que puede llevar a muchas complicaciones. Consejo médico Sound, el tratamiento y un cambio en el estilo de vida son necesarios para la supervivencia. Hígados sanos son capaces de regenerar y sanar. La cirrosis hepática es una enfermedad que se produce con el tiempo. La primera etapa de la enfermedad hepática se caracteriza por la inflamación del hígado. Si no se trata o no diagnosticada, que la inflamación comienza a formar tejido cicatrizal en el hígado. El tejido cicatricial reemplaza el tejido sano del hígado y causa la disfunción hepática.

El tejido cicatrizado no puede realizar de la misma manera que el tejido sano del hígado se puede. Como resultado, se disminuye la capacidad de su hígado. Ya no es tan eficaz en el control de infecciones; filtrar las toxinas y las bacterias de la sangre; el procesamiento de drogas y nutrientes; y la producción de las proteínas que contribuyen a la coagulación de la sangre. La producción de bilis de su hígado también se ve afectada. La bilis ayuda a su cuerpo a absorber las vitaminas solubles en grasa y metabolizar las grasas. A medida que la cirrosis avanza, los síntomas externos como picazón en la piel, pérdida de peso y la aparición de los vasos sanguíneos de araña en la superficie de la piel comienzan a emerger. Síntomas externos adicionales incluyen el ir de discotecas de sus puntas de los dedos, la aparición de pequeñas protuberancias de color amarillo en la piel y la ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos).
Algunos síntomas adicionales en esta etapa pueden incluir náuseas / vómitos, cambios en el apetito, fatiga y debilidad.
Muchas personas que tienen cirrosis no presentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad.

Debido a que su cuerpo no es capaz de absorber la grasa y vitaminas como efectivamente, la pérdida de peso es común. Síntomas externos adicionales incluyen la atrofia (o pérdida) de los músculos, el enrojecimiento de las palmas de las manos (una condición llamada eritema palmar) y agrandamiento de las glándulas salivales. Los hombres a menudo experimentan una atrofia de los testículos, menor vello de las axilas y la ginecomastia (agrandamiento de las mamas). Un síntoma más externa es la contractura de Dupuytren, que es causada por la contracción de los tendones en la mano, lo que resulta en los dedos de curling.
Síntomas internos incluyen el mal funcionamiento de los nervios de todo el sistema nervioso central, agrandamiento del bazo, acumulación de líquido en el abdomen y los cambios en el tamaño del hígado. Debido a la capacidad del cuerpo para absorber la vitamina D disminuye, la osteoporosis puede desarrollarse. Las complicaciones de la cirrosis incluyen problemas internos. La formación de venas retorcidas puede formar en el estómago, el recto o la porción inferior del esófago. Si esas zonas retorcidas sangran, los pacientes pueden vomitar sangre. La insuficiencia renal y la función cerebral reducida son comunes en cirrosis en etapa terminal.

Las causas comunes de la cirrosis incluyen la obesidad, el consumo excesivo de alcohol, hepatitis C, hepatitis B, la hepatitis D, enfermedad de hígado graso y cualquier enfermedad que pueda causar daños a los conductos biliares. Si usted tiene algún factor de riesgo para el desarrollo de la cirrosis, debe hablar con su médico acerca de tener chequeos regulares. La captura de cualquier enfermedad hepática en las primeras etapas es la única manera de prevenir un daño permanente. Cuando el hígado se daña debido a una enfermedad, una condición conocida como la cirrosis, el tejido cicatrizal se acumula en el hígado y le impide funcionar correctamente. A diferencia de algunos de los órganos de su cuerpo --- el bazo y la vesícula biliar, por ejemplo --- usted no puede vivir sin el hígado. Se filtra las toxinas en la sangre y crea nutrientes esenciales. Aunque un hígado ligeramente dañado por lo general puede repararse a sí mismo, cirrosis grave acortará su vida útil.

Debido a que el hígado es un órgano vital como, su vida puede acortarse considerablemente si el hígado se vuelve demasiado dañado para funcionar correctamente. Como con cualquier condición que amenaza la vida, el número de años perdidos puede variar de persona a persona, dependiendo de si hay otras complicaciones presentes. Si usted tiene cirrosis del hígado debido al consumo excesivo de alcohol y deje de beber y comenzar un estilo de vida saludable con un montón de comida nutritiva y ejercicio, usted tendrá una alta probabilidad de revertir o al menos detener el progreso de su daño en el hígado. Sin embargo, si usted continúa con consumo excesivo de alcohol y un estilo de vida poco saludable, la probabilidad de una muerte temprana de la enfermedad hepática es mucho mayor. Al igual que la presión arterial alta, la cirrosis es a menudo un asesino silencioso. A menudo no hay síntomas hasta que la enfermedad es grave o incluso irreversible. Las personas que tienen síntomas pueden ser fatigados, han hinchazón en las piernas y el abdomen, sentir náuseas, moretones o sangrar con facilidad, y tienen una pérdida inesperada de apetito y pérdida de peso. Aunque usted puede no sentir ningún síntoma, una simple prueba de sangre a intervalos regulares (durante su examen físico anual, por ejemplo) puede detectar posibles problemas en el hígado. El descubrimiento de daño hepático temprano puede ayudar a prolongar su vida útil.

Existen varias enfermedades que contribuyen a la cirrosis. El más frecuente son el abuso a largo plazo de alcohol y la hepatitis B y C. El exceso de hierro o de cobre en el cuerpo también puede dar lugar a daños en el hígado, mientras que la fibrosis quística, la enfermedad de hígado graso, y los conductos biliares inadecuados o dañados también pueden causar cirrosis. En algunos países en desarrollo, los parásitos pueden contribuir a la enfermedad hepática. En todas estas condiciones, el tejido cicatrizal se acumula en el hígado con el tiempo y puede acortar drásticamente la esperanza de vida. Los factores de riesgo para la cirrosis incluyen el abuso a largo plazo de alcohol. Los consumidores de drogas intravenosas también están en alto riesgo de cirrosis ya la hepatitis B y C se puede contraer a través de compartir agujas. Estas enfermedades también pueden transmitirse a través de tatuaje o piercing agujas no desinfectadas. En años anteriores, los pacientes de cirugía a veces en contacto con la hepatitis C a través de transfusiones de sangre, pero el suministro de sangre en los EE.UU. hoy en día es cribado para prevenir esto. Otros factores de riesgo para la cirrosis incluyen los factores genéticos, tales como la malformación o disfunción de los conductos biliares, así como condiciones como la fibrosis quística.

experiencias con el cialis

donde comprar cialis en tijuana

4 Does Coffee Protect Against Liver Cirrhosis? Silvano Gallus, ScD, Alessandra Tavani, ScD, Eva Negri, ScD, Carlo La Vecchia, MD Annals of Epidemiology. Volume 12, Issue 3. Pages 202-205, April 2002 5 Coffee, Cirrhosis, and Transaminase Enzymes Arthur L. Klatsky, MD; Cynthia Morton, MD; Natalia Udaltsova, PhD; Gary D. Friedman, MD Arch Intern Med. 2006;166(11):1190-1195. doi:10.1001/archinte.166.11.1190

6 Coffee Consumption Is Associated With Response to Peginterferon and Ribavirin Therapy in Patients With Chronic Hepatitis C, Neal D. Freedman, Teresa M. Curto Karen L. Lindsay, Elizabeth C. Wright, Rashmi Sinha, James E. Everhart Gastroenterology Volume 140, Issue 7. June 2011.Pages 1961-1969 7 Coffee and Caffeine Are Associated With Decreased Risk of Advanced Hepatic Fibrosis Among Patients With Hepatitis C. Natalia Khalaf, Donna White, Fasiha Kanwal, David Ramsey, Sahil Mittal, Shahriar Tavakoli-Tabasi, Jill Kuzniarek, Hashem B. El-Serag. Clinical Gastroenterology and Hepatology. August 2015Volume 13, Issue 8, Pages 1521–1531.e3

8 Association of coffee and caffeine consumption with fatty liver disease, nonalcoholic steatohepatitis, and degree of hepatic fibrosis. Jeffrey W. Mollo, Christopher J. Calcagno, Christopher D. Williams, Frances J. Jones, Dawn M. Torres and Stephen A. Harrison Hepatology. Volume 55, Issue 2, pages 429–436, February 2012 9 Coffee, alcohol and other beverages in relation to cirrhosis mortality: The Singapore Chinese Health Study, George Boon-Bee Go, Wan-Cheng Chow, Renwei Wang, Jian-Min Yuan and, Woon-Puay Koh. Hepatology. April 2014

10 How does coffee prevent liver fibrosis? Biological plausibility for recent epdemiological observations. Jonathan A. Dranoff, Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther. Hepatology 2014 Aug. 60 (2) 464-467. 11 I drink for my liver, Doc: emerging evidence that coffee prevents cirrosis. Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther, Jonathan A. Dranoff. F 1000 Research. Open for Science. April 2015.

DEFINICIÓN Y ETIOPATOGENIA Arriba NASH es una hepatitis crónica y progresiva que se presenta en personas que no abusan de alcohol, si bien las lesiones histopatológicas son similares a las descritas en la enfermedad hepática alcohólica. Un concepto más amplio es el de la enfermedad hepática grasa no alcohólica ( NAFLD ), que abarca tanto la esteatosis hepática simple, como la NASH que se desarrolla a base de esta (→tabla 11-1), sin causas de esteatosis secundaria (→tabla 11-2).

Tabla 11-1. NAFLD y definiciones afines Enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD)

Engloba todo el espectro de la enfermedad hepática grasa en personas que no consumen cantidades significativas de alcohol: desde una esteatosis hepática simple hasta la esteatohepatitis y la cirrosis. Esteatosis hepática no alcohólica (NAFL)

Esteatosis hepática sin rasgos de afectación de los hepatocitos en forma de balonamiento y sin fibrosis. El riesgo de progresión a cirrosis e insuficiencia hepática es mínimo. Esteatohepatitis no alcohólica (NASH)

Coexistencia de esteatosis y hepatitis con afectación de los hepatocitos (balonamiento), con fibrosis o sin fibrosis. Puede presentar progresión a cirrosis e insuficiencia hepática, a veces también a hepatocarcinoma. Cirrosis con base en la NASH

Cirrosis hepática con esteatosis o esteatohepatitis detectadas en el examen histológico actual o en uno previo. Cirrosis hepática sin causa evidente. Los enfermos con cirrosis criptogénica frecuentemente tienen factores metabólicos de riesgo, como la obesidad y el síndrome metabólico.

Tabla 11-2. Causas de esteatosis hepática – fármacos: antibióticos (tetraciclina, bleomicina, puromicina), citostáticos (metotrexato, L-asparaginasa), vitaminas (vitamina A a altas dosis), y otros (amiodarona, estrógenos, glucocorticoides, salicilatos, valproato sódico, warfarina)

– sustancias químicas: clorohidrocarburos, tetracloruro de carbono, disulfuro de carbono, fósforo, sales de bario, hidrazina – toxinas de hongos (α-amanitina)

Trastornos metabólicos y factores nutricionales: – sobrealimentación y obesidad, ayuno prolongado, desnutrición proteica ( kwashiorkor )

– nutrición parenteral total a largo plazo (déficit de colina y carnitina) Trastornos de digestión y absorción

– enfermedades del páncreas – anastomosis intestinal (p. ej. anastomosis yeyunoileal)

– síndrome de absorción deficiente – enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn)

Alteraciones congénitas del metabolismo – déficit de acil-CoA deshidrogenasa de ácidos grasos de cadena media

– enfermedades de almacenamiento: ésteres de colesterol (enfermedad de Wolman), esfingomielina (enfermedad de Niemann-Pick), gangliósidos (enfermedad de Tay-Sachs), glucocerebrosidos (enfermedad de Gaucher), cobre (enfermedad de Wilson), hierro (hemocromatosis), glucógeno (glucogenosis), galactosa, fructosa, tirosina, homocisteína, ácido fitánico (síndrome de Refsum) – trastornos congénitos del ciclo de la urea

– hepatitis vírica fulminante tipo D – complicaciones del embarazo: esteatosis hepática aguda de embarazo, eclampsia, síndrome HELLP (hemólisis, aumento de la actividad de enzimas hepáticas y trombocitopenia)

La NAFLD es la manifestación hepática del síndrome metabólico (→cap. 13.5) y está relacionada con un aumento del riesgo de ateroesclerosis prematura. El papel principal en su patogénesis está desempeñado por: insulinorresistencia, alteraciones en la regulación de la adiponectina y estrés oxidativo en personas con sobrepeso u obesidad, consecuencia de una dieta hipercalórica (sobre todo rica en fructosa) y de falta de actividad física; la influencia de factores genéticos tiene una importancia significativa. Los principales factores de riesgo de la NAFLD son: obesidad (sobre todo visceral), diabetes tipo 2, dislipidemia, síndrome metabólico y sexo masculino. Se ha establecido una relación más débil con el síndrome del ovario poliquístico, hipotiroidismo, hipopituitarismo, hipogonadismo y con la apnea obstructiva de sueño. Son factores de riesgo para el desarrollo de fibrosis y cirrosis hepática en enfermos con NAFLD/NASH: edad ≥45 años, diabetes tipo 2, obesidad (sobre todo visceral), trombocitopenia, hipoalbuminemia, INR >1,2, AST/ALT >1, signos de hipertensión portal en pruebas de imagen.

cualquiera puede tomar cialis

Sugerimos la ingestión de fruta, galletas de arroz integral o un jugo natural. La regla de oro aquí es la masticación lenta y completa de los alimentos.

Hay casos en que el paciente sólo podrá consumir pequeñas cantidades de alimentos a la vez, por lo que serán requeridas varias comidas pequeñas. En ciertos casos puede ser necesaria una dieta de jugos naturales por varios días. Deben ser tomados zumos de tres en 3 horas, tales como de manzana, zanahoria con apio y naranja, por ejemplo.

Los siguientes remedios caseros ayudan a mejorar la cirrosis hepática cuando la enfermedad está en sus etapas iniciales. Recuerda que en los casos más severos es necesario que un médico indique el tratamiento.

Remedio casero para la cirrosis: semillas de papaya con limón Las semillas de la papaya son buenos remedios caseros para tratar la cirrosis hepática.

Debes batir las semillas para extraer el jugo y mezclarlo con dos cucharadas de zumo de limón. Tómalo 2 veces al día para mejorar la función hepática.

El comino es uno de los mejores remedios naturales para mejorar la cirrosis. Para prepararlo, deberás usar dos vasos de agua, dos cucharadas de yogur natural y 2 cucharadas de polvo de semillas de comino.

Añádele sal al gusto. La idea es hacer un suero de leche. Es útil para mantener niveles sanos de bacterias en el cuerpo, lo que ayuda a la digestión.

La zanahoria es rica en betacaroteno y la espinaca es una fuente rica de hierro. Lava dos zanahorias y algunas hojas de espinacas.

Lleva los ingredientes a la licuadora hasta obtener una pasta bien fina y luego pasa la mezcla a través de un tamiz fino para extraer su jugo. Bebe este jugo para obtener un poco de alivio de los síntomas de la cirrosis y fortalecer el hígado.

El vinagre de sidra de manzana es bueno porque ayuda a mejorar el metabolismo de la grasa. Pero además, funciona como un buen agente desintoxicante para el hígado.

Para preparar este remedio casero necesitarás un vaso de agua al que deberás añadirle una cucharada de vinagre de sidra de manzana y una cucharadita de miel. Bebe esta mezcla tres veces al día para obtener un hígado sano.

La linaza es un buen remedio casero para la cirrosis La linaza no sirve para tratar directamente la condición de la cirrosis hepática, pero ayuda a reducir la carga que sufre el hígado, aliviando así los síntomas.

Usa estas semillas ricas en fitonutrientes junto con tus comidas o con las frutas de tu desayuno. Infusiones de boldo, albahaca, ajenjo, caballa, manzanilla, carqueja, mil-en-rama y diente de león son indicadas para favorecer la digestión, depurar la sangre y combatir la ictericia.

Hierve ½ litro de agua y agrégale una cucharada de una de las hierbas mencionadas. Apaga el fuego y deja la infusión descansar por 10 a 15 minutos. Cuélala y toma 2 a 3 tazas diariamente.

Varía las hierbas cada pocos días. Luego de una semana de consumo, descansa dos días antes de continuar, pero sigue tomando bastante agua en ese periodo.

Bien, esto ha sido todo por hoy. Esperamos que estas informaciones sobre cómo se hace el diagnóstico y el tratamiento de la cirrosis te sean de bastante utilidad. Muchas gracias por tu visita y, si lo deseas, déjanos tus preguntas o comentarios más abajo.

La cirrosis es la inflamación intersticial del hígado. Se trata de una enfermedad crónica e irreversible que provoca fibrosis y nódulos entre las células del hígado, lo que provoca cambios en la estructura del hígado y en sus funciones, ya que la circulación de la sangre está bloqueada. Si la cirrosis es muy avanzada, puede llegar a provocar insuficiencia hepática o cáncer de hígado. Según la American Medical Association, las causas más comunes de la cirrosis son:

  • Infección por el virus de la hepatitis B o de la hepatitis C.
  • Enfermedades autoinmunitarias del hígado como la hepatitis autoinmunitaria, la cirrosis biliar primaria o la colangitis esclerosante primaria.
  • Enfermedades del hígado graso no alcohólico, que puede darse en personas con obesidad.
  • Enfermedades hereditarias metabólicas del hígado como la hemocromatosis, la enfermedad de Wilson o la deficiencia de antitripsina.
  • Exposición prolongada al alcohol que provoca la inflamación del hígado.

En los primeros estados de la patología muchos de los pacientes no presentan síntomas. Según avanza la enfermedad, pueden empezar a detectarse los siguientes:

  • Debilidad y fatiga.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor e hinchazón abdominal.
  • Los vasos sanguíneos adquieren forma de araña en la superficie de la piel.

En estados avanzados de la enfermedad, también se pueden empezar a presentar síntomas más graves, como lista el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Hígado (Niddk):

  • Edemas y ascitis.
  • Moretones y hemorragias frecuentes.
  • Hipertensión portal: es un aumento de presión sanguínea en la vena porta, la cual conecta los intestinos y el bazo con el hígado.
  • Aparición devaricesesofágicas y gastropatía.
  • Esplenomegalia.
  • Ictericia: ocurre cuando un hígado enfermo no elimina suficiente bilirrubina de la sangre, lo que hace que la piel y el blanco de los ojos adopten un tono amarillento, así como un oscurecimiento de la orina.
  • Cálculos biliares.
  • Mayor sensibilidad a los medicamentos.
  • Encefalopatía hepática.
  • Diabetestipo 2: la cirrosis provoca resistencia a la insulina, lo que acaba provocando un exceso de glucosa en el torrente sanguíneo.
  • Cáncer de hígado.

Para que no se produzca la cirrosis se deben evitar sus causas más comunes como el consumo excesivo de alcohol; en el caso de padecer una enfermedad hepática crónica, hay que acudir periódicamente al médico para comprobar si se trata de una enfermedad tratable e impedir así que se convierta en una cirrosis.

Dependiendo de la causa, según la clasificación de la Clínica Mayo se pueden distinguir entre varios tipos de cirrosis:

  • Cirrosis alcohólica: provocada por un consumo excesivo de alcohol, daña al hígado de forma general.
  • Hepatopatía grasa no alcohólica: la acumulación de grasas en las células del hígado crea una fibrosis.
  • Cirrosis vinculada a la hepatitis: la hepatitis B o C de un paciente acaba generando fibrosis en el hígado.
  • Cirrosis criptogénica: se desconoce qué causa la fibrosis.
  • Cirrosis biliar primaria: un fallo del sistema inmunológico hace que este ataque a las células que revisten las vías biliares del hígado.
  • Colangitis esclerosante primaria: las vías biliares se hinchan y presentan fibrosis, lo que hace que queden obstruidas.
  • Cirrosis biliar secundaria: surge como consecuencia de la obstrucción de las vías biliares.

En primer lugar, el médico realiza una anamnesis para buscar signos de cirrosis. La decisión de llevar a cabo este examen suele basarse en determinar que el paciente se encuentra en riesgo de sufrir una cirrosis, por ejemplo, si presenta un problema de alcoholismo u obesidad. Para estudiar el hígado se realizan otras pruebas como una ecografía, una elastografía por resonancia magnética, una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

Por último, para confirmar el diagnóstico, se realiza una biopsia para obtener una muestra de tejido hepático, al que se le realiza un examen microscópico. Si se distinguen bandas diseminadas de tejido fibroso que dividen al hígado en nódulos, significa que el paciente tiene cirrosis. Si el paciente tiene una cirrosis avanzada se puede determinar su probabilidad de supervivencia a 90 días mediante el puntuaje MELD (modelo para el puntuaje de la enfermedad hepática en etapa terminal). Este puntuaje se basa en el resultado de tres pruebas de sangre (índice internacional normalizado, bilirrubina y creatinina) del que se extrae una puntuación del 6 al 40. Una puntuación cercana al 6 indica que el paciente tiene una alta probabilidad de sobrevivir pasado este tiempo, mientras que las puntuaciones más cercanas a 40 indican que corre mucho más riesgo de no superar la enfermedad.

No existe un tratamiento que sea capaz de eliminar por completo la cirrosis, pero se suelen llevar a cabo intervenciones para aliviar los diversos síntomas:

  • Cambios en el estilo de vida: evitar el alcohol en casos de alcoholismo o tratar de perder peso puede ayudar a que los síntomas no se agraven. También se recomienda una dieta nutritiva baja en sodio.
  • Medicamentos: pueden retrasar el avance de algunos tipos de cirrosis o ayudar a aliviar síntomas como el dolor o el cansancio.
  • Disminuir la presión sanguínea: esto se consigue mediante endoprótesis vasculares (unas pequeñas prótesis cilíndricas que se colocan en las paredes arteriales), y puede ayudar a aliviar problemas de retención de líquidos o sangrado venoso en el estómago y el esófago.
  • Mejorar el flujo de bilis: mediante un endoscopio se estiran las vías biliares para extraer los cálculos biliares que obstruyan el paso de la bilis.
  • Trasplante de hígado: en los estados más avanzados de la enfermedad se puede plantear la sustitución del hígado.

Según la Organización Mundial de la Salud, la cirrosis es la 17ª causa de muerte por enfermedad en todo el mundo. Suele ser una patología más presente en los hombres que en las mujeres. Según recoge el libro de Enfermedades Hepáticas: Consejos Prácticos de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, una vez que los síntomas ya se han presentado y se ha diagnosticado la cirrosis alrededor de un 90 por ciento de los pacientes consigue sobrevivir más de cinco años.

comprar cialis generico paypal

Cualquier estado depurativo lleva a veces a la aparición de “crisis curativas“, lo que indica que en el cuerpo se están produciendo cambios. Hay señales que nos avisan de la marcha del proceso: • La lengua se cubre de una saburra espesa, dependiendo de la composición de los residuos que se eliminan. Cuando vuelve a su color rosada y la saburra es blanca y fina es señal de que la depuración ha finalizado.

El aliento es fuerte o maloliente. Cuando finaliza el proceso, vuelve a ser fresco y limpio. • La orina es oscura y espesa, con olor fuerte. Al final de la depuración, vuelve a ser clara.

Los excrementos son más oscuros, espesos y cuantiosos, volviendo a su color y textura cuando finaliza la depuración. Con el ayuno, los excrementos no aumentan, pero si hay al menos una evacuación diaria, lo que indica que había residuos acumulados. Las crisis pueden ir acompañadas de síntomas como:

Dolor o jaqueca, que hace que se busque calor, calma y haya un rechazo a los alimentos… • Fiebre, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la circulación sanguínea y una respiración más intensa. Dado que la fiebre realiza una función de defensa, conviene mantenerla controlada, con la aplicación de paños fríos, fricciones en la espalda o baños de agua fría.

Reducción de la función muscular, sensorial y digestiva. La intensidad de la misma dependerá del grado de toxemia. Otros síntomas frecuentes son: sudoración, aumento de mucosidad, secreciones, forúnculos, etc.

Durante la desintoxicación se deben: • Consumir alimentos naturales.
• Consumir fruta en el desayuno, comida y cena.
Cocinar los alimentos al vapor, hervidos o a la plancha.
Eliminar los productos refinados, la carne roja y los productos lácteos y sus derivados.
No consumir bebidas alcohólicas, excitantes, etc.
• No tomar alimentos fritos, precocinados, etc.
• Tomar algún caldo depurativo fuera de las comidas.
• Reducir la cantidad de alimentos a comer.
Evitar situaciones de estrés.
Mantener una higiene externa e interna adecuadas.
• Realizar una actividad física conforme con nuestras necesidades.
Dormir un mínimo de horas para tener un sueño reparador.
Beber agua filtrada o embotellada.

JOSEP MASDEU BRUFAL
Naturópata Es una Guía estupenda para proteger al Hígado. El Naturópata J. Masdeu desarrolla muy bien el Tema. Si puede decirnos u otra persona, que plantas ayudan a desintoxicar el hígado, y sobre todo cuando la Bilirrubina está en un vaivén que trae debilidad para las tareas insignificantes, malestares, coloración mustia amarillosa de la piel. Asimismo para hígado graso, que tomar, aparte de ejercicio y comidas sanas. He encontrado que el Silimarín es excelente, alivia. Gracias y enhorabuena.

Que capsulas hay para la ictericia Alimentos Adecuados
Cereales integrales: aportan hidratos de carbono complejos y vitaminas del grupo B, elementos necesarios para el buen funcionamiento del hígado. Además, los H. C. que contiene constituyen el nutriente que con mayor facilidad metabolizará un hígado enfermo.
Frutas: son ricas en azúcares de fácil asimilación y vitaminas antioxidantes que favorecen el funcionamiento hepático y evitan la retención de líquidos.
Verduras: siempre que sea posible se deben tomar crudas o cocinadas con poca sal. Aportan potasio y otros minerales necesarios en caso de trastornos hepáticos.
Uvas: además de aportar azúcares naturales y vitaminas antioxidantes activan la función desintoxicadora del hígado y estimulan la producción de bilis. Asimismo, facilitan el retorno de la sangre del aparato digestivo al hígado con lo que disminuye la hipertensión portal que suele producirse como consecuencia de la cirrosis.
Manzanas: facilita el vaciamiento de la bilis y la descongestión hepática. Y poseen abundante fibra.
Ciruelas: evitan el estreñimiento y favorecen la eliminación de desechos orgánicos. Son bajas en sodio, grasas y proteínas. Facilitan el trabajo hepático.
Cerezas: son antioxidantes y depurativas de la sangre lo que facilita el trabajo hepático.
Nísperos: contienen provitamina A y minerales. Son descongestionantes y pueden reducir el tamaño del hígado cuando éste es debido a un cúmulo de sangre (hepatomegalia congestiva).
Alcachofas: por su contenido en cinarina y otras sustancias potencian la función hepática, desintoxican y facilitan la eliminación de sustancias nocivas. Aumentan la secreción de bilis y mejoran su vaciamiento al intestino. Alivian el mal gusto de boca y las digestiones pesadas debidas al mal funcionamiento hepático.
Cardo: contiene también cinarina lo que estimula la producción de bilis, descongestiona el hígado y facilita su buen funcionamiento.
Cebollas: gracias a su aceite esencial sulfurado estimulan la función desintoxicadora del hígado.
Rábanos: su esencia sulfurada de sabor picante estimula la función hepática y aumentan la producción de bilis haciéndola mas fluida y facilitando su vaciamiento.
Lecitina: contiene colina, un factor vitamínico indispensable para el metabolismo hepático y para evitar que se deposite grasa en el hígado.
Aceite de oliva: en cantidades moderadas favorece el buen funcionamiento hepático.
Fresas: mejoran la circulación venosa del sistema portal hepático y contribuyen a reducir la ascitis.
Achicoria, escarola y endivia: contienen una sustancia amarga que facilita el vaciamiento de la vesícula.
Berenjena: es un tónico digestivo que activa de forma suave la función de la vesícula.
Complementos
El Cocu: Planta que se utiliza con fines medicinales naturales principalmente contra la HEPATITIS mal curada, para CANCER EN EL HIGADO, para CIRROSIS HEPATICA
S-Adenosil metionina (SAM). Es un metabolito del aminoácido estándar L-metionina que mejora de forma notable el metabolismo del hígado. Algunas investigaciones han dejado patente su eficacia en los casos de hepatitis y cirrosis, además de actuar como antiinflamatorio.
Glutamina. Tiene capacidad para inhibir la acumulación de grasas en el hígado.
Colina. Actúa de forma muy efectiva eliminando y evitando la acumulación de grasa en el hígado.
Vitamina C. Actúa como antioxidante y produce acción antiinflamatoria.
Azufre. Además de los efectos neutralizadores de los radicales libres y como sustancia que ayuda a eliminar los metales pesados, el azufre desintoxica el organismo, especialmente a través del hígado. La alicina del ajo -una de sus sustancias activas- es un compuesto azufrado y aunque es muy inestable su degradación no la inutiliza ya que se convierte en otros compuestos azufrados activos.
Ácido alfa lipoico. Este antioxidante protege al hígado del daño debido a las toxinas.
N-Acetil l-cisteina: Forma potente del aminoácido L-cisteína, aumenta la producción de glutation compuesto antioxidante y desintoxicante).
Cardo mariano. Se ha comprobado que la silimarina, el principio activo de esta hierba, previene la toxicidad y estimula la función hepática. La ingesta de silimarina produce un incremento sustancial en los niveles de glutation en el hígado. Por su contenido en tiramina puede desencadenar crisis hipertensivas en pacientes que estén siguiendo un tratamiento antidepresivo con IMAOs.
Plan depurativo de 7 días

. Comer cada día una ensalada de zanahorias.
Ralla con la parte más fina del rallador una taza de zanahorias bien lavadas y rascadas. Alíñala con una cucharada de aceite de oliva virgen y una cucharada de zumo de limón recién exprimido.
Hay que comer esta ensalada cada día durante 7 días. . Toma dos tazas de caldo vegetal.
Ingredientes: 2 tazas de judías verdes cortadas, 2 tazas de calabacín, 3 hojas de apio, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 3 cucharadas de perejil triturado.
Preparación: cortar las verduras a trozos y poner a hervir hasta que las verduras estén tiernas y luego pasar la batidora. El caldo debe quedar espeso. Añadir la mantequilla y el perejil triturado. Condimentar con jengibre, pimienta de cayena, hierbas aromáticas y ajo.

. Bebe dos vasos de zumo verde cada día
Hacer una taza de zumo de verduras licuando una verdura cualquiera (espinacas, perejil, hojas verdes de col o de lechuga, calabacín…). Mezclar a partes iguales este zumo verde con otro de sabor más suave como zumo de zanahorias, manzana, tomate o piña. Este zumo como contiene mucha clorofila tiene propiedades depurativas para la sangre y el cuerpo en general. Pero los zumos verdes no deben tomarse nunca solos y concentrados porque resultan demasiado fuertes y pueden irritar la garganta. . Bebe 1 vaso de zumo de remolacha
Los dos primeros días se toma un vaso pequeño y luego se va aumentando gradualmente la dosis hasta llegar a tomar un vaso de unos 100 ml. Si se empieza desde el primer día tomando una cantidad grande el organismo se desintoxica demasiado rápidamente y no es bueno.

. Tomar cardo cada día
El cardo contiene una de las más potentes sustancias depurativas y protectoras del hígado. Se trata de la similarina, una sustancia que estimula la función hepática e inhibe los factores nocivos del hígado. Esta sustancia previene los daños provocados por los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes. . Evita todo tipo de bebida alcohólica

. Evita los alimentos dulces y especiados. Descripción: La bilirrubina es un pigmento biliar de color amarillo rojizo que resulta de la degradación de la hemoglobina. En las personas sanas se producen aproximadamente 250 mg diarios de bilirrubina que son excretados en su mayor parte por las heces.
La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y las mucosas debido al aumento de la concentración de la bilirrubina en la sangre.
REMEDIOS NATURALES
Cuando se produce ictericia tome tres tacitas de Eufrasia (Euphrasia officinalis L.), prepare una infusión con media cucharada de planta en una taza con agua hirviendo y tómesela después de un reposo de 20 minutos.
También pueden ser útil las tisanas de Genciana amarga (Genciana lutea L.). Hacer una infusión de la planta entera dejándola reposar 20 minutos. Tomar 3 tacitas al día.
El zumo de limón en ayunas ayuda a limpiar el hígado, su consumo todos los días puede ayudar a bajar los niveles de bilirrubina.
Para evitar los vómitos se puede preparar una infusión de Manzanilla (Matricaria chamomilla L.) con Jengibre (Zingiber officinale R.).
Prepare una ensalada de hojas de Diente de León (Taraxacum officinale W.) con aceite de oliva de primera presión en frió.
Oligoterapia:
Tomar suplementos de Vitamina C para fortificar el sistema inmunológico, 1000 mg diarios es la dosis recomendada.
Para proteger el hígado se puede consumir estos aminoácidos, que se encuentran en farmacias o en herbolarios, Glutation, L-cisteína y L-metionina a razón de 500 mg diarios. Precaución: No se deben tomar con leche, porque se dificulta su absorción.
Es recomendable tomar 60 mg diarios de Coenzima Q10 para aumentar la oxigenación celular. También es útil tomar 1.200 mg de Lecitina de soja, tres veces al día, para proteger las células hepáticas.
Alimentos recomendados:

Frutas
Verduras
Hortalizas
Cereales integrales
Pastas integrales
Frutos secos
Melazas de cereales
Aceites de primera presión en frío
Pescado azul Huevos
Lácteos y derivados
Fritos
Comidas grasas y procesadas
Azúcar refinada
Embutidos
Carnes rojas
Carnes blancas
Embutidos
Oligoterapia, vitaminas y minerales:
Complejo vitamínico B
Vitamina B6
Vitamina C
Vitamina E
Glutation
L-cisteína
L-metionina
Coenzima Q10
Comprimidos de Lecitina
Consejos:
Es de vital importancia que conozca las causas del aumento anormal de la bilirrubina, por esto es necesario que acuda a un especialista para que determine qué función corporal no está trabajando bien. De modo que se pueda hacer un tratamiento efectivo.
Es muy bueno consumir mucho líquido para limpiar el organismo de sustancias nocivas y para facilitar la eliminación de toxinas.

Hola muy interesante y educativo su comentario. Pero tengo la duda de que recomienda las vitaminas del complejo B y la licitina. Y después en la lista de los alimentos prohibido las incluye.
Por favor acláreme ese punto
Gracias por su amabilidad. He revisado el artículo y no he visto lo de los alimentos prohibidos, pero de toda forma tanto las vitaminas del grupo B como la lecitina son buenas para el hígado.

Doctor ya viejos conocidos, de nuevo acudo a una recomendacion suya, que las anteriores han sido de utilidad. por eso abuso de su confianza para preguntarle algo relacionado con el higado.- soy diabetico, pero ahora me estoy manchando en mi cara y manos; no recuerdo como se le llama a esa enfermedad. pero me nacio hace un par de meses. yo le queria consultar que me esta pasando o que deberia de hacer para evitarlo.- ojala como siempre amablemente lo hace me recomiende algo, gracias y lo saludo tambien en facebook. La diabetes y el cuidado de la piel. Cómo puede el paciente diabético prevenir problemas de la piel
La diabetes es una enfermedad inmisericorde, pues además de dañar riñones, corazón, ojos, nervios y vasos sanguíneos, afecta nuestra piel. Por esta razón, el paciente diabético debe ser muy cuidadoso con su piel, para prevenir así futuros problemas dermatológicos.
Se estima que un tercio de las personas diabéticas padecerán en algún momento de sus vidas, un problema dermatológico provocado por esta enfermedad. De hecho, el primer indicio de que una persona tiene diabetes, suele ser la presencia de problemas en la piel relacionados con hongos, úlceras crónicas, infecciones en tejidos blandos, y gangrena, en los casos más severos.
Cómo prevenir problemas dermatológicos en el paciente diabético?
Estos son algunos consejos que deben seguir las personas con Diabetes, para evitar problemas relacionados con la piel.
•Mantenga su diabetes bajo control. Las personas con niveles altos de glucosa en la sangre suelen tener la piel seca y una menor capacidad para luchar contra las bacterias dañinas. Ambos problemas aumentan el riesgo de contraer infecciones.
•Mantenga la piel limpia y seca. Utilice talco en las áreas donde la piel toma contacto con la piel, como por ejemplo, en las axilas y la ingle.
•Evite las duchas o baños muy calientes. Si tiene la piel seca, no utilice baños de burbujas. Los jabones humectantes pueden ser de ayuda. Luego, utilice una crema emoliente de aceite en agua para la piel. No utilice lociones entre los dedos de los pies. En esa zona, la humectación extra puede fomentar la formación de hongos.
•Evite tener la piel seca, huméctela para evitar que se agriete, especialmente cuando el clima es frío o ventoso. Si la piel está seca o pica, uno se rasca y puede lastimarse y provocar una infección.
•Durante los meses de clima frío y seco, mantenga su casa más húmeda. De ser posible, báñese con menor frecuencia durante esos meses
•Use un champú suave. No utilice desodorante íntimo en aerosol para higiene femenina.
•Trate cualquier herida en cuanto aparezca. Lave los pequeños cortes con agua y jabón. No use antiséptico mercurocromo, ni alcohol ni yodo para limpiar la piel, ya que son sustancias demasiado fuertes. Use una pomada o crema con antibiótico solamente si su médico lo autoriza. Cubra las heridas pequeñas con gasa estéril. Consulte inmediatamente con un médico si tiene una herida cortante, quemadura o infección grave.
•Cuide mucho sus pies. Todos los días controle que no aparezcan llagas ni heridas. Use zapatos de horma ancha y de taco bajo que le queden bien. Antes de ponerse los zapatos, verifique que no haya objetos extraños dentro de ellos.
•Consulte con un dermatólogo los problemas que se le presenten relacionados con la piel, si no puede resolverlos por su cuenta.

Hola doctor, es la primera consulta que le hago. Verá tengo hipotiropidismo, y hace 8 años tuve tres anginas de pecho por dislipemia familiar, así que desde entonces a dieta pero imposible de bajar de peso, parece ser que tengo la tiroides gandula, también han encontrado nódulos pero bien, y hace dos años me han operado de cáncer de cólon, tomo bastante medicación la verdad, así que un estimulador para la tiroides no me lo pueden dar debido al cáncer que he padecido, así pués estoy estancada.
Por favor me puede ayudar? soy aficionada a los remedios naturales y las Hierbas, medicina ortomolecular, homeopatia etc. es importante que baje estos kilos que me sobran ya que ahora me han ceretado Bisoprolol, y que aún no he empezado hasta que me llamen para pruebas cardiológicas,
la verdad que añadir más química a mi cuerpo ya no puedo más y me entristece mucho, así pues le ruego que si de alguna manera me puede ayudar que quedaría muy agradecida.
Un atento saludo,
Rosa María Tengo 58 años, mido 1,57 y peso 73 kilos

Hola Rosa María, el cuadro que me planteas es lo suficiente importante como para ir con mucho cuidado con los mensajes que pueda decirte.
Se que puede resultar difícil y más en ciertos momentos, pero una actitud positiva ante la vida es fundamental, seguidamente no debes cambiar el o los tratamientos que estés siguiendo, cualquier otro tratamiento será complementario.
La acupuntura funciona como un excelente complemento para los tratamientos a pacientes con hipotiroidismo. Si bien no permite la recuperación total de la enfermedad, sí puede mejorar la calidad de vida de la persona a través de la regulación en el funcionamiento de la tiroides.Deberías consulta con un buen profesional de tu zona y consultarle si en tu caso puede ser factible.
Lamento no poder ayudarte más efectivamente pero algún consejo puede contradecir los tratamientos que sigues, cosa que podría ser perjudicial, de todas formas quedo a tu disposición. Todos los comentarios y sugerencias son bienvenidas y quedan reflejadas para que otros tambien puedan leerlas y aplicarlas.

Es innegable que una dieta a base de vegetales, legumbres, frutas y cereales es lo más recomendable; Pero más importante es como combinamos los alimentos y cuanto tiempo le damos de una digestión a otra para comer un alimento diferente, así evitar flatulencia, indigestión, espesura en la sangre, acidez, etc. Tu lo lo has dicho muy claro, lo que debemos hacer desde nuestra posición es inculcar estos principios para que sean conscientes de su importancia.

Doctor este blog me parece muy interesante diria demasiado interesante es mi primera consulta y le digo lo sigueinte, e investigado demasiado desde que se me detecto un sindrome que es llamado “sindrome de gilbert” es supremamente molesto por la ictericia que se preseta en los ojos y ahora en la piel pero no quiero que se me siga regando por el resto del cuerpo, e acudido a demasiados doctores y todos me dicen lo mismo que es gilbert que aveces se me van a colocar los ojos asi y que siga normal, pero esto no es solo los ojos cambia estado de animo, cansancio, aveces desconcentracion en fin son muchos los sintomas y ahora siempre mis ojos estan de ese color o bueno hay dias que baja pero no mucho la mayoria de veces estan asi, quisiera volverlos a tener como antes, desde que se me complico el gilbert, como me cansaba con facilidad ya no acisti al gimnasio cambie de habitos alimenticios mas sanos aun que perdi mucho peso, antes tomaba mucho alcohol y ahora solo en reuniones especiales y mejore en algo muy minimo casi nada hay muchos sitios en donde e investigado y dicen que puedo comer y que no puedo comer, que no puedo mezclar ciertos alimentos, pero en otros me dicen lo contrario, alfin no se doctor por que hay diferentes opiniones le ruego Doctor que me ayude, para ver que se puede hacer respecto a esto por que la verdad es muy complicado estar asi, quisiera mejorar y seguir mi vida normal.
Le pido a usted Doctor muy comedidamente que me diera sus recomendaciones sus consejos sobre este tema que comer al desayuno, al almuerzo, ala comida y que es lo que debo evitar, si existe alguna medicina para bajar la ictericia totalmente por que un doctor me recomendo cardo mariano y lo e tomado pero no se hasta que tiempo tomarlo o si tomarlo por toda la vida o si existe algo mejor que esta medicina.
cordial saludo Doctor.
att: Camilo La aparición de color amarillento en la piel es un síntoma que indica algún problema en el hígado. El primer pensamiento de quienes descubren esta pigmentación en su cuerpo es para la hepatitis, sin embargo hay varias patologías que presentan esta señal de alerta y que no tienen ninguna importancia. Una de las más frecuentes, pero totalmente benigna es el Síndrome de Gilbert. Esta alteración que afecta a entre el 5 y el 7 por ciento de la población. La bilirrubina es una sustancia que se produce cuando los glóbulos rojos envejecen y son procesados por el hígado. Este producto es depositado en los intestinos para que pueda ser evacuado del cuerpo a través de la materia fecal. Si la bilirrubina se eleva el hígado no puede procesar esta sustancia tan rápidamente como sería necesario, por lo que parte de este producto es absorbido por la piel y los tejidos, que adquieren un color amarillo llamado ictericia.
Uno de los responsables de esta afección es el gen UGT1. Se ha demostrado que este gen tiene una pequeña mutación que es la responsable de que la enzima no conjugue bien a la bilirrubina. Sin embargo, aunque esta alteración es fundamental no es la única responsable del síndrome. El Síndrome de Gilbert no tiene ninguna implicación, es totalmente benigno. A los pacientes les preocupa mucho y llegan al médico un poco ansiosos y angustiados, pero es algo sin importancia, sin complicaciones posteriores. Ni produce daño hepático, ni cirrosis ni nada por el estilo. Tampoco es necesario vacunarse específicamente contra la hepatitis, ya que estas personas tienen el mismo riesgo o los mismos problemas que cualquier otro individuo. No hay que recomendarles nada especial.
Esta alteración es hereditaria y por lo general no presenta síntomas, aunque la ictericia puede aparecer en condiciones de esfuerzo excesivo, estrés, ayuno, cuando hay infecciones o tras la ingesta de algunos medicamentos, ya que la concentración de bilirrubina en la sangre aumenta en estas situaciones. La fatiga es otro de los indicios que puede señalar la presencia del síndrome. El problema de esta enfermedad es que es asintomática y a veces pasa desapercibida hasta que se presenta una ictericia. Muchas veces sólo aparece cuando una persona tiene 30 o 40 años y acude al médico por un problema de hiperbilirrubilemia (bilirrubina alta en la sangre).
Entonces se demuestra que es bilirrubina indirecta y se llega al diagnóstico del Síndrome de Gilbert. Pero habitualmente se diagnostica en la fase de la adolescencia y adulto joven. El aspecto estético y el miedo a padecer alguna enfermedad importante relacionada con el hígado son los principales motivos de consulta sobre este síndrome. No existe ningún tipo de tratamiento y tampoco hay forma de prevención comprobada. Lo único que se advierte a los enfermos es que si están tomando algún tipo de medicamento o tienen fiebre pueden notar un aumento del color amarillo.
No existen complicaciones conocidas.

precio cialis farmacia del ahorro

  • A encontrar sus puntos fuertes, esto es, sus recursos de adaptación adecuados para potenciarlos.
  • A buscar nuevos sistemas y recursos de adaptación.
  • A conocer su estilo de vida y ayudarle a modificarlo, si no fuera competente para el cambio, bien por una disminución de los recursos propios o por una inadecuación de los mismos.
Los objetivos de enfermería no se suelen escribir en el plan de cuidados, a excepción de que sea para los alumnos, en cualquier caso deben responder a preguntas sobre: capacidades limitaciones y recursos del individuo que se pueden fomentar, disminuir/aumentar o dirigir. Es interesante la consideración de Brunner y Suddarth, en la que nos dice que «la identificación de las actuaciones apropiadas y los objetivos afines dependen de que la enfermera reconozca los puntos fuertes del paciente y sus familiares; de su comprensión de los cambios fisiopato1ógicos que sufre el enfermo y de su sensibilidad a la respuesta emociona1, psicológica e intelectual del sujeto a la enfermedad.». Esta consideración nos aporta la idea de comprensión de lo que la persona hace, piensa y siente con respecto a él mismo, a la enfermedad, al medio que le rodea, etc., esto es, reconocer y comprender sus sistemas de vida y sus recursos.

Los objetivos de enfermería se describen en el tiempo a:
- Objetivos a corto plazo: Son los resultados que pueden lograrse de modo favorable y rápido, en cuestión de horas o días. Estos son adecuados especialmente para establecer la atención inmediata en situaciones de urgencia cuando los pacientes son inestables y los resultados a largo plazo son inciertos.
- Medio plazo: para un tiempo intermedio, estos objetivos son también intermedios, de tal forma que, podamos utilizarlos para reconocer los logros del paciente y mantener la motivación.
- Objetivos a largo plazo: Son los resultados que requieren de un tiempo largo. Existen dos tipos:

    • Uno, abarca un período prolongado y requiere de acciones continuas de enfermería, que median directamente entre el objetivo y su logro.
    • Otro, se obtiene mejor a través de una secuencia de objetivos a corto plazo. Este segundo tipo no requiere de la acción directa de enfermería, dado que las acciones de enfermería acompañan a los objetivos a corto plazo..
* OBJETIVOS DEL CLIENTE/PACIENTE: Al describir los objetivos debemos entender que estamos prefijando los resultados esperados, esto es, los cambios que se esperan en su situación, después de haber recibido los cuidados de enfermería como tratamiento de los problemas detectados y responsabilidad de la enfermera/o. Los objetivos del cliente se anotan en términos de lo que se espera que haga el cliente, esto es, como conductas esperadas.

Las principales características de los objetivos del cliente son tres:

  • Deben ser alcanzables, esto es, asequibles para conseguirlos.
  • Deben ser medibles, así se describen con verbos mensurables del tipo de, afirmar, hacer una disminución, hacer un aumento, toser, caminar, beber, etc.
  • Deben ser específicas en cuanto a contenido (hacer, experimentar o aprender) y a sus modificadores (quién, cómo, cuándo, d6nde, etc.). Así, al verbo se le añaden las preferencias e individualidades, Ejemplo: el paciente caminará (verbo) por el jardín (dónde) después de comer (cuándo) durante 15 minutos (cuánto).
Los contenidos se describen como verbos y como ya hemos dicho que sean mensurables. En cuanto a los objetivos cuyo contenido es el área de aprendizaje quisiéramos aportar los ámbitos que B. Bloom hace del aprendizaje, referidos como objetivos de la educación.
  • Cognoscitivos: estos objetivos se fundamentan en la memoria o reproducción de algo adquirido mediante el aprendizaje, así como objetivos que precisan actividad de carácter intelectual (determinación de problemas, reestructuración), Los objetivos abarcan desde un mero repaso a la alta originalidad.
  • Afectivos: son objetivos que hacen hincapié en la tensión sentimental, una emoción o cierto grado de simpatía o repulsa. Oscilan entre una simple atención a la toma de conciencia de gran complejidad. Son objetivos que describen intereses, actitudes, conceptuaciones, valores y tendencias emotivas,
  • Psicomotores: estos objetivos se proponen el desarrollo muscular o motor, ciertas manipulaciones de materias u objetos, o actos que precisan coordinación neuromuscular, Son habilidades.
La lectura de Bloom nos ayuda a conocer y adquirir habilidad para describir de una manera correcta los objetivos en el área del aprendizaje. * ACTUACIONES DE ENFERMERÍA:

Las actuaciones enfermeras son aquellas intervenciones especificas que van dirigidas a ayudar al paciente al logro de los resultados esperados. Para ello se elaborarán acciones focalizadas hacia las causas de los problemas, es decir, las actividades de ayuda deben ir encaminadas a eliminar los factores que contribuyen al problema (Iyer 1989). El paciente y los familiares deben participar, siempre que sea posible, en las decisiones relativas a las intervenciones enfermeras encaminadas al logro de los objetivos. Para identificar las intervenciones es aconsejable conocer los puntos fuertes y débiles del paciente y sus familiares, como se explicó anteriormente.

Del modelo bifocal de los diagnósticos de enfermería, podríamos decir que se desprende la responsabilidad del tratamiento tanto, de los diagnóstico enfermeros como de las complicaciones fisiológicas, para ello, el modelo establece dos tipos de prescripciones: enfermera y médica: - Prescripciones enfermeras: Son aquellas en que la enfermera puede prescribir independiente para que el personal de enfermería ejecute la prescripción. Estas prescripciones tratan y controlan los diagnósticos enfermeros.
- Prescripciones médicas: Son actuaciones prescritas por el médico, representan tratamientos de problemas interdisciplinarios que la enfermera inicia y maneja
La enfermera/o toma decisiones independientes tanto en los diagnósticos de enfermería como en los problemas interdisciplinarios.

En la elaboración de actividades han de tenerse presente los recursos materiales, desde la estructura física del servicio hasta su equipamiento; también hay que tener en cuenta, los recursos humanos, en la cantidad y la cualificación de los distintos estamentos que van a intervenir con nosotros; también influyen los recursos financieros. Vamos a ver ahora el tipo de actividades de enfermería, Iyer (1989).

  • Dependientes: Son las actividades relacionadas con la puesta en práctica de las actuaciones médicas. Señalan la manera en que se ha de llevar a cabo una actuación médica
  • Interdependientes: Son aquellas actividades que la enfermera lleva a cabo junto a otros miembros del equipo de salud. Estas actuaciones pueden implicar la colaboración de asistentes sociales, expertos en nutrición, fisioterapéutas médicos, etc.
  • Independientes: Son aquellas actividades de la enfermería dirigidas hacia las respuestas humanas que está legalmente autorizada a atender, gracias a su formación y experiencia práctica Son actividades que no requieren la orden previa de un médico.
Las características de las actuaciones de enfermería son, según Iyer (1989), las que siguen:
  • Serán coherentes con el plan de cuidados, es decir, no estarán en desacuerdo con otros planes terapéuticos de otros miembros del equipo.
  • Estarán basadas en principios científicos. Recordemos los paradigmas de salud sobre los que se basa contemporáneamente la enfermería, empírico-analítico, hermenéutico-interpretativo y socio-crítico, éstos fundamentan las decisiones y actuaciones enfermeras.
  • Serán individualizados para cada situación en concreto. Los cuidados de un paciente difieren de los de otro, aunque tengan diagnósticos enfermeros y médicos iguales o similares.
  • Se emplearán para proporcionar un medio seguro y terapéutico.
  • Van acompañadas de un componente de enseñanza y aprendizaje.
  • Comprenderán la utilización de los recursos apropiados.
Desde un punto de vista funcional la enfermería planifica actuaciones en las diferentes áreas de la salud, la enfermedad y el desarrollo humano:
  • Promoción de la salud.
  • Prevenir las enfermedades,
  • Restablecer la salud
  • Rehabilitación.
  • Acompañamiento en los estados agónicos.
A este tipo de actividades hay que añadir las actividades de estudio, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad delegadas por la medicina, por ejemplo realización de Pruebas diagnósticas, aplicación de fármacos, etc.

Las acciones más habituales de la planificación de los cuidados de enfermería integrales, entorno a los diferentes tipos de diagnóstico enfermero y a los problemas interdependientes son: - El diagnóstico enfermero real:

    • Reducir o eliminar factores contribuyentes.
    • Promover mayor nivel de bienestar.
    • Controlar el estado de salud.
- Para el diagnóstico enfermero de alto riesgo:
    • Reducir o eliminar los factores de riesgo,
    • Prevenir que se produzca el problema.
    • Controlar el inicio de problemas.
- Para el diagnóstico enfermero posible:
    • Recoger datos adicionales que ayuden a confirmar o excluir un diagnóstico.
- Para el diagnóstico enfermero de bienestar:
    • Enseñar conductas que ayuden a conseguir mayor nivel de bienestar.
- Para problemas interdependientes:
    • Controlar los cambios de estado del paciente.
    • Manejar los cambios de estado de salud.
    • Iniciar las actuaciones prescritas por la enfermera V el médico.
La determinaci6n de las actuaciones de enfermería que son necesarias para resolver o disminuir el problema, requiere de un método. Los pasos a seguir son los que siguen:
  • Definir el problema (diagnóstico).
  • identificar las acciones alternativas posibles.
  • Seleccionar las alternativas factibles.
El segundo paso de este método consiste en desarrollar todas las soluciones o alternativas posibles. El éxito de las actuaciones de enfermería dependerá de la capacidad del profesional p ara elegir actividades y posteriormente desarrollar las más adecuadas para obtener los resultados esperados, solución del problema/diagnóstico posibles,

Veremos de manera resumida y genérica las acciones de enfermería que encontramos en un plan de cuidados:

  • Realizar valoraciones de enfermería para identificar nuevos problema/diagnóstic0s de enfermería
  • Realizar la educación sanitaria del paciente para capacitarle en conocimientos, actitudes y habilidades.
  • Aconsejar acerca de las decisiones de sus propios cuidados.
  • Consulta y remisi6n a otros profesionales.
  • Realizaci6n de acciones terapéuticas específicas de enfermería
  • Ayudar a los pacientes a realizar las actividades por si mismos.
Y también, la determinaci6n de actividades de enfermería para los problemas interdependientes, según Carpenito (1987) son:
  • Realizar valoraciones frecuentes para controlar al paciente y detectar complicaciones.
  • Remitir la situaci6n al profesional adecuado cuando existan signos y síntomas de complicaciones potenciales, y
  • Ejecutar las actividades interdependiente de enfermería prescritas por el médico (por ejemplo: lavado de sonda nasogástrica cada 2 horas con suero fisiológico).
Las directrices específicas para los cuidados de enfermería se denominan órdenes de enfermería y se componen de los siguientes elementos, según Iyer (1989):
  • La fecha.
  • El verbo, con los calificativos que indiquen claramente la actuación.
  • Especificación de quién (sujeto).
  • Descripción de qué, dónde, cuándo, cómo y cuánto
  • Las modificaciones a un tratamiento estándar
  • La firma
Para terminar este apartado, digamos que, las actuaciones de enfermería son aquellas actividades que necesariamente deben hacerse, para obtener los resultados esperados, y deben definirse para cada diagnóstico de enfermería y problema interdependiente. * DOCUMENTACIÓN EN EL PLAN DE CUIDADOS DE ENFERMERÍA:

La última etapa del plan de cuidados es el registro ordenado de los diagnósticos, resultados esperados Y actuaciones de enfermería Ello se obtiene mediante una documentación. El plan de cuidados de enfermería, según Griffith-Kenney y Christensen (1986), "es un instrumento para documentar y comunicar la situación del paciente/cliente, los resultados que se esperan, las estrategias, indicaciones, intervenciones y la evaluación de todo ello".

Las finalidades de los planes de cuidados están dirigidas a fomentar unos cuidados de calidad, mediante:

  • Los cuidados individualizados,
  • La continuidad de los cuidados,
  • La comunicación, y
  • La evaluación, Bower (1982).
P ara la actualización de los planes de cuidados hay que tener en cuenta que todos los elementos de los planes de cuidados son dinámicos, por lo que se precisa de una actualización diaria. Los diagnósticos, resultados esperados y las actuaciones, que ya no tengan validez deben ser eliminados. * PARTES QUE COMPONEN LOS PLANES DE CUIDADOS:

Los planes de cuidados deben tener los siguientes registros documentales:

  • Diagnósticos de enfermería/problemas interdependientes.
  • Objetivos del cliente para el alta a largo plazo (criterios de resultado)
  • Ordenes de enfermería (actividades),
  • Evaluación (informe de evolución).
Hunt (1978) desarrolló tres documentos para recoger toda la información necesaria para enfermería:
  • Hoja de admisi6n que recoge la información de la valoración.
  • Documento donde se registra: Los problemas del paciente, los objetivos del plan de cuidados y las acciones de enfermería.
  • Documento de evaluación
De una manera u otra, en la actualidad, todos los planes de cuidados utilizan estos documentos. * TIPOS DE PLANES DE CUIDADOS:

cialis en farmacias similares en mexico

También puede manifestarse la diabetes sacarina, aquí la explicación: normalmente encontramos en la sangre una mínima cantidad de azúcar (glucosa) que fluctúa según el ejercicio físico, emociones, alimentación, etc. El hígado, bajo la influencia de la insulina y otras hormonas, almacena glucosa en forma de glucógeno o la libera según las necesidades energéticas. Pero en un diabético el páncreas genera menos insulina y el hígado no puede recoger el azúcar de la sangre y cuando el exceso de azúcar alcanza un cierto nivel el riñón no puede evitar que pase a la orina que por lo general no debería contener glucosa, allí es cuando se produce la diabetes sacarina. La otra glándula mencionada previamente es el glucagón, que tiene una acción contraria a la de la insulina ya que lo que hace es aumentar la cantidad de azúcares en la sangre. Hace que los azúcares que se almacenan en los tejidos en forma de gránulos pasen a ella.

El páncreas no solo tiene esta función endocrina de generar insulina y glucagón, sino que posee una función exócrina, que hace que otra de sus principales funciones sea facilitar la digestión. El ser humano segrega de 500 a 1000 cc de jugo pancreático, de acción alcalina, en 24 horas.

Enfermedades por el exceso de carbohidratos Se produce, generalmente por el consumo en exceso de los carbohidratos llamados refinados que son los azucares, almidones y sus combinaciones manufacturadas.

También es provocada por la obesidad. El metabolismo de carbohidratos es el que se encarga de convertir los carbohidratos que consumimos en energía. La mayoría de los carbohidratos refinados provocan un aumento del índice de glucosa en el organismo. Exceso de carbohidratos dulces, especialmente en los niños. Por lo que lo más importante es mantener una dieta equilibrada y comer sano.

Enfermedades por deficiencia de carbohidratos Estas enfermedades, si bien no se provocan por el mal funcionamiento del organismo, tienen su causa en la psiquis, tiene como principal síntoma la supresión de alimentos del tipo de los carbohidratos almidones y progresivamente la mayoria de los carbohidratos.

Debido a que los carbohidratos son la fuente de energía, por lo que si no se consumen en cantidades adecuadas la desnutricion comienza. El cuerpo intenta conseguir esa energía quitándola a los órganos que considere menos importantes y con el tiempo se vuelve esquelético y a partir de ahí por la falta de carbohidratos comenzarán a fallar el resto de órganos. Enfermedades por exceso de proteínas

las proteínas, sobre todo animales, suelen ir acompañadas de grasas saturadas las cuales en exceso aumentarán nuestro colesterol. La proteína animal ayuda a perder o eliminar calcio ya que además de mucho fósforo se acostumbra cocinarse con mucha sal.

El alto consumo de proteínas altera el proceso de reciclaje vital de las neuronas por lo que se desarrolla una degeneración progresiva y eventual muerte celular, sobre todo en aquellas que regulan el movimiento y emociones, dando origen a esta enfermedad. El alto consumo de proteínas animales causa pérdida ósea, sobre todo en caderas.

Enfermedades por deficiencia de proteínas Es una enfermedad causada por una deficiencia severa de proteínas y calorías que afectan a los bebés y niños muy pequeños, resultando a menudo en la deshidratación y pérdida de peso.

Causada por una deficiencia severa de proteínas en dietas que contienen calorías principalmente de hidratos de Carbono como ñame, arroz y plátanos. Es una afección que involucra la deficiencia de la proteína, agotamiento de los músculos esqueléticos y un aumento en la tasa de degradación de proteínas.

Enfermedades por exceso de grasa Es una enfermedad producida por la acumulación de grasa a modo de placas en la parte interna de las paredes de las arterias. Conforme estas placas van creciendo se va produciendo un estrechamiento de la luz arterial y, por lo tanto, el flujo sanguíneo disminuye.

Es producida por la presencia de colesterol en la sangre por encima de los niveles normales. Se considera que una persona está afectada de hipercolesterolemia cuando el nivel de colesterol en la sangre es superior a 200mg/dl. Consiste en la acumulacion, fundamentalmente, de triglicéridos en células como, por ejemplo, los hepatocitos (células del hígado).

Enfermedades por deficiencia de grasas El consumo inadecuado de grasa puede producir enfermedades psicológicas como la depresión. Según la revista “Psychology Today”, la depresión grave es el resultado de la disfunción de la serotonina. Una dieta baja en grasa puede contribuir a perjudicar el funcionamiento, disminuyendo las grasas necesarias en las membranas de las células nerviosas.

Las grasas son necesarias en el cuerpo para la absorción de las vitaminas esenciales. Las vitaminas se dividen en el tipo soluble en agua, como la vitamina By C, y las solubles en grasa, las vitaminas A, D, E y K. La deficiencia puede hacer variar de desórdenes digestivos y dolor en los huesos a una mala salud en la piel.

La Medicina Tradicional China desde el punto de vista anatómico y funcional considera la existencia de 5 órganos: pulmón, corazón, hígado, bazo y riñón; y 6 vísceras: estómago, intestino grueso, intestino delgado, vejiga, vesícula biliar y triple calentador (sanjiao).


La teoría de los Órganos Internos es descrita como el núcleo de la teoría médica China, porque es la que mejor representa la visión de la medicina china del cuerpo como un todo integrado. Esta teoría representa un panorama de las relaciones funcionales mentales, tejidos, órganos e influencias medio ambientales. Cuando estudiamos la teoría China de los órganos Internos, lo ideal es abandonar completamente el concepto Occidental de los órganos. La Medicina Occidental ve cada órgano sólo en su aspecto anatómico y material, mientras que los sabios chinos taoístas ven cada órgano como un complejo sistema que acompaña a su entidad anatómica una serie de correspondencias: emoción, tejido, órgano sensorial, facultad mental, color, clima y otros aspectos.

Actualmente tendemos a pensar que todos nuestros pensamientos y emociones se originan en la cabeza. La Medicina Tradicional China nos dice que las emociones son energías surgidas de distintos órganos del cuerpo, no sólo del cerebro. Este conocimiento también forma parte de nuestro acervo occidental. Siempre hemos asociado la emoción amorosa con el corazón y la cólera con el hígado, ideas provenientes quizás de nuestro inconsciente colectivo.
Veamos las funciones y características de nuestros cinco órganos internos:

  • Gobierna la sangre y controla la circulación sanguínea.
  • Su esencia se refleja en la cara. Si la cara es sonrosada y húmeda nos indica que hay suficiente cantidad de energía y sangre en el corazón.
  • Se refleja en la lengua. Una lengua pálida indica insuficiencia de sangre del corazón. Una lengua oscura y gris o con puntos rojos: estancamiento de la sangre del corazón. Una lengua roja y con úlceras: hiperactividad o exceso de fuego del corazón.
  • Una lengua blanca y habla con dificultad: la energía del corazón es débil e insuficiente.
  • Lo que le molesta al órgano de corazón es la relajación, pero los alimentos de sabor ácido contraen tal relajación.
  • El canal de corazón se comunica con el intestino delgado.

A nivel psíquico: el corazón controla la mente, el espíritu y el pensamiento. Cuando tenemos insomnio, mala memoria, delirio, confusión, odio, arrogancia y exceso de alegría es que existe una alteración de la energía del corazón. En equilibrio, la persona es amorosa y servicial. Una herramienta muy importante para vencer sus estados emocionales negativos es la creatividad y ser auténticos; con ello se puede superar la arrogancia y la propensión a la charlatanería, el sedentarismo y la holgazanería. Estas tendencias negativas conllevan a padecer enfermedades del aparato circulatorio. Cuando la alegría es excesiva o negativa dispersa la energía del corazón, lo cual provoca alteraciones en el espíritu, produciendo insomnio, histeria, manías y palpitaciones. Un ejemplo de alegría negativa es la satisfacción que producen para alguna gente, los sufrimientos e inconvenientes de los demás.

El corazón controla el habla. Cuando se está muy alegre, se habla muy deprisa, si hay demasiada alegría e incluso si se traba la lengua, se debe a un exceso de energía en el meridiano del corazón, que debe ser tratado. La condición del corazón se refleja en nuestras palabras que emitimos, por consecuencia, al mejorar nuestra forma de hablar, mejoramos el estado de nuestro corazón (siendo veraces, auténticos, serviciales, bondadosos, no insultar, no criticar, etc.). Las drogas y el alcohol aumentan peligrosamente la energía del corazón.

  • Su función es controlar y distribuir correctamente la energía.
  • Controlan a la vez, la piel y los poros. Si la energía del pulmón no es suficiente, la piel es seca.
  • Se refleja en la nariz. Cuando el pulmón es atacado por el frío, se produce obstrucción nasal y pérdida del olfato.
  • Lo que le molesta al órgano del pulmón es la energía rebelde que asciende, pero ingerir alimentos salados hará descender dicha energía.
  • El canal del pulmón se comunica con el intestino grueso.

A nivel psíquico: La energía del pulmón en equilibrio se manifiesta en la persona con: serenidad, rectitud, coraje, mirar dentro de nosotros mismos y la vitalidad. Cuando la energía del pulmón se ve afectada aparece la tristeza, la nostalgia, la depresión, la melancolía, el ánimo decae. Los casos graves de melancolía pueden conducir a la demencia (el deterioro de la inteligencia) y al cáncer
Cuando una persona presenta ronquera, mal olfato, eczema, tristeza, exceso de vellos, sinusitis, rinitis, es nostálgico, etc. Indica que la función del pulmón y su meridiano respectivo está afectada. El miedo a la muerte está relacionado con una deficiencia de energía en los pulmones.

para cuando cialis generico en españa

  1. Obesidad – el 20% de las personas obesas presentan esteatosis hepática,
  2. Triglicéridos y colesterol alto en la sangre,
  3. Diabetes tipo 2.

La esteatosis hepática crónica puede llevar a la esteatohepatitis no alcohólica, que es una inflamación del hígado con la formación de tejido cicatricial.
Con el tiempo, la esteatohepatitis puede conducir a la cirrosis hepática.
Las personas con esteatosis hepática presentan un mayor riesgo de padecer daños en el hígado si padecen hepatitis C.

Cirrosis criptogénica
Este tipo de cirrosis hepática tiene un origen idiopático, es decir se desconoce su causa. Cirrosis hepática por enfermedades hereditarias
Algunas enfermedades hereditarias dañan el hígado, lo que provoca la formación de tejido cicatricial que puede contribuir a la cirrosis.
Entre estas enfermedades se encuentran:

  • Hemocromatosis – el cuerpo acumula hierro que puede dañar los órganos, incluyendo el hígado.
  • Enfermedad de Wilson – se acumula cobre en los tejidos del cuerpo.
  • Galactosemia – el cuerpo no es capaz de digerir la galactosa (un tipo de azúcar), se acumula en la sangre y puede provocar daños en el hígado.
  • Fibrosis quística – afecta principalmente a los pulmones, pero también puede provocar la fibrosis del hígado.
  • Deficiencia de Alfa-1 antitripsina – puede afectar a la respiración, pero también puede a la función del hígado y conducir a cirrosis e insuficiencia hepática.

Existen otras enfermedades que pueden dar lugar a la cirrosis hepática, como por ejemplo:

Algunas enfermedades autoinmunes – las células inmunitarias atacan y dañan el hígado. Entre las enfermedad autoinmunes que pueden provocar cirrosis hepática se encuentran la hepatitis autoinmune y la colangitis esclerosante primaria (inflamación y cicatrización de los conductos biliares). Los venenos – pueden dañar el hígado, ya que una de las principales funciones de este órgano es eliminar las toxinas de la sangre. Una exposición prolongada a las toxinas ambientales, tales como el arsénico, puede dañar el hígado y conducir a la cirrosis.

Esquistosomiasis – también denominada bilharziosis, se trata de una enfermedad tropical provocada por un gusano parásito llamado Schistosoma. El gusano se transmite a los seres humanos por medio de los caracoles. La esquistosomiasis crónica provoca daños en los órganos internos, incluyendo el hígado. Algunos medicamentos (como los medicamentos empleados para controlar la arritmia cardíaca) – en casos raros pueden provocar cirrosis en personas sensibles.

Puede que los síntomas no se presenten hasta que no aparezcan las complicaciones de la cirrosis.
Muchas personas no saben que tienen cirrosis hasta que no se desarrollan las complicaciones.
Los síntomas más frecuentes de la cirrosis son:

  • Cansancio,
  • Debilidad,
  • Náuseas,
  • Pérdida del apetito,
  • Pérdida del deseo sexual, la cirrosis hepática reduce los niveles de testosterona en la sangre.
  • Ictericia – color amarillo de piel y ojos debido a la acumulación de bilirrubina en estos tejidos. La bilirrubina es un producto de degradación de las células viejas de la sangre que se encuentra en el hígado,
  • Fiebre,
  • Vómito,
  • Picor – por acumulación en la piel de productos de la eliminación de la bilis,
  • Abdomen hinchado por retención de líquidos,
  • Hinchazón de tobillos y piernas (edema) por retención de líquidos.
  • Confusión, delirio, cambios de personalidad o alucinaciones (encefalopatía) por acumulación de fármacos o toxinas en la sangre que afectan al cerebro.
  • Somnolencia extrema, dificultad para despertarse o coma – otros síntomas de la encefalopatía.
  • Hemorragias gingivales o nasales – debido a la producción alterada de los factores de coagulación.
  • Sangre en el vómito debido al sangrado de las varices provocado por congestión hepática.
  • Hemorroides – varices en el recto debido a la congestión hepática.
  • Pérdida de masa muscular (atrofia).
  • En los hombres, aumento del pecho (ginecomastia), hinchazón del escroto o testículos pequeños – debido a problemas en la producción de hormonas y al metabolismo.

Síntomas en fase avanzada o terminal
En las fases siguientes de la cirrosis, se puede vomitar sangre o tener heces negras y alquitranadas. Esto ocurre porque la sangre no consigue fluir correctamente a través del hígado, por lo que se produce un aumento de la presión en la vena que lleva sangre desde el intestino al hígado (vena porta).
El aumento de la presión arterial empuja la sangre hacia vasos más pequeños y frágiles que recubren el estómago y el esófago, formando venas varicosas.
Estos vasos pueden romperse por la presión arterial alta, provocando una hemorragia interna visible en el vómito y/o en las heces.
Con el tiempo, las toxinas, que normalmente son eliminadas por el hígado sano, pueden provocar insuficiencia de algunos órganos vitales, seguida de la muerte.

Las complicaciones de la cirrosis hepática son: Hipertensión portal. La cirrosis ralentiza el flujo normal de la sangre a través del hígado, aumentando la presión en la vena que conduce la sangre desde el intestino y el bazo hasta el hígado.

Hinchazón de piernas y abdomen. La hipertensión portal puede provocar la acumulación de líquido en las piernas (edema) y en el abdomen (ascitis).
El edema y la ascitis también pueden provocar la incapacidad del hígado para producir ciertas proteínas de la sangre. Síndrome hepatorrenal. Este trastorno provoca insuficiencia renal, incluso si el paciente no tiene problemas renales (infecciones, efectos adversos de los fármacos, etc.).
La evolución puede ser de dos tipos: rápidamente progresiva si la insuficiencia renal se manifiesta dentro de los 15 días, o de progresión lenta si la insuficiencia renal se hace evidente después de al menos un par de semanas.

Infecciones. Con la cirrosis, el cuerpo puede presentar dificultad para combatir las infecciones.
La ascitis (acumulación de líquido en el abdomen) puede provocar peritonitis bacteriana, una infección grave. Sangrado. La hipertensión portal puede llevar la sangre hacia las venas más pequeñas.
El esfuerzo por la carga adicional puede provocar la rotura de estas pequeñas venas, provocando graves hemorragias. La presión arterial alta puede provocar la vasodilatación de algunas venas y ocasionar hemorragias peligrosas en el esófago (varices esofágicas) o en el estómago (varices gástricas).

Malnutrición. La cirrosis puede hacer más difícil la digestión de las sustancias nutritivas. Como consecuencia, se produce debilidad y pérdida de peso. Altos niveles de toxinas en la sangre (encefalopatía hepática). Un hígado dañado por la cirrosis no es capaz de eliminar las toxinas de la sangre. Las toxinas pueden provocar confusión mental y dificultad para concentrarse. Con el tiempo, la encefalopatía hepática puede conducir a la apatía o al coma.

Ictericia. La ictericia se produce cuando el hígado enfermo no elimina suficiente bilirrubina (un producto de degradación de la sangre) del flujo sanguíneo. La ictericia provoca una coloración amarillenta de la piel, ojos amarillos (esclerótica) y orina oscura. Edema es la acumulación de líquido en los tejidos orgánicos. La constitución del líquido extravasado es variable, siendo semejante a la del plasma en relación con las sustancias dializables. La tasa de proteínas varía de acuerdo con la etiología. Los factores que participan en la fisiopatología del edema son varios, destacándose:

Ø Presión de los líquidos en el interior de los sistemas vasculares venoarterial y linfático. Ø Presión oncótica ejercida por las proteínas (plasmáticas e intersticiales.)

Ø Permeabilidad del sistema vascular. Ø Mecanismo de reabsorción renal de agua y electrolitos.

Es común que en la fisiopatología de un determinado tipo de edema, participen no solamente uno, sino varios factores, existiendo lo que se puede denominar naturalmente, el factor fisiopatológico básico. En todos los tipos de edema, la mayor parte del líquido acumulado proviene del compartimiento intravascular. Solamente una ínfima parte se origina en el compartimiento intracelular.

Desde el punto de vista clínico, el edema generalizado sólo se observa cuando el acúmulo de líquido intersticial sobrepasa el 8% del peso corporal. Este es un aspecto fundamental en la fisiopatología de los edemas. Si recordamos que el agua intravascular representa el 5% del peso corporal, ni siquiera la migración de todo el líquido intravascular hacia el espacio intersticial sería suficiente para producir un edema clínicamente apreciable. De tal manera, existe la necesidad de un equilibrio hidrosalino positivo para la formación del edema. Este equilibrio positivo exige una reabsorción renal aumentada de agua y electrolitos (especialmente sodio), sin lo cual no es posible que haya edema. De ahí que la formación del edema sea un proceso activo, dinámico. Las fuerzas que actúan permitiendo un equilibrio entre los líquidos intra y extravasculares son:

*presión capilar media *presión coloidosmótica plasmática. *presión coloidosmótica intersticial *presión mecánica intersticial.

*permeabilidad capilar *flujo linfático. Siendo la presión capilar media representada por la media entre las presiones capilar arterial (PA) y venosa (PV), tendremos la siguiente ecuación para representar el equilibrio antes mencionado:

(PA + PV) / 2 + POIntersticial = POPlasmática + P. mecánica intersticial. ( 30 + 20) / 2 + 2mms Hg. = 24 – 30mms. + 2 – 4 mms. Hg.

ASPECTOS FISIOPATOLÓGICOS GENERALES. Para que sean plenamente satisfechas las exigencias metabólicas de los tejidos, es necesario un volumen sanguíneo arterial ideal. Esta cantidad de sangre se denomina

“Volumen arterial circulante efectivo” (VACE). Muchos factores regulan el VACE, entre ellos: bombeo cardiaco, dinámica del sistema vascular, factores neurohumorales, hormonas, riñones, electrolitos, etc. Así no basta el concepto de volumen sanguíneo para interpretar bien el VACE. Hay situaciones en que la volemia está aumentada (insuficiencia cardiaca por Ej.) y el VACE disminuido. En gran parte de los diferentes tipos de edema, el VACE está disminuido. Esta reducción acciona mecanismos que aumentan la reabsorción de agua y sodio por los riñones, tratando de reconstruirlo. Las principales estructuras sensibilizadas por la disminución del VACE son los barro receptores (carotídeos, aórticos y yuxtaglo- merulares).Los receptores carotídeos y aórticos responden promoviendo el estímulo hipotalámico y la secreción de ACTH y glomerulotropina. Este mecanismo es de acción rápida y fugaz y nada comparable con el que promueve el aparato yuxtaglomerular. El estímulo de los barro receptores yuxtaglomerulares provoca una respuesta prolongada y estable, al contrario de los otros receptores. En presencia de un VACE deficitario, el aparato yuxtaglomerular elabora una enzima, la renina.Esta actúa sobre una alfa –2-globulina, el angiotensinógeno, liberando un decapéptido, la angiotensina I. Por medio de mecanismos enzimáticos la angiotensina I es transformada en octapéptido:la angiotensina II, que es un poderoso vasoconstrictor, además, el más potente estimulador de la secreción de aldosterona por las suprarrenales.

Así, el ACTH liberando corticosteroides y la angiotensina II y la glomerulotro- pina, estimulando la secreción de aldosterona, aumentan la reabsorción renal de agua y sodio por los riñones. En relación con la aldosterona, recientes estudios admiten que su secreción puede ser estimulada también por la hiperpotasemia y, tal vez, por la acción del binomio insulina-glucosa. Si persiste la causa desencadenante de la disminución del VACE, el aumento de la reabsorción de sodio y agua por los riñones es progresiva, produciéndose así la trasudación capilar y el edema. Otro aspecto común a los diferentes tipos de edema es el relacionado con los mecanismos de reabsorción de sodio y agua. Los hechos básicos de estos mecanismos son:

-Flujo glomerular y hormona natriurética, que actúan en el segmento proximal del nefrón. -Aldosterona y otras hormonas, que en general actúan sobre el segmento distal del nefrón. (Corticoides, estrógenos y hormona antidiurética).

EDEMA DE LA INSUFICIENCIA CARDIACA. El edema de la insuficiencia cardiaca (IC) tiene una fisiopatología compleja, que va siendo modificada con el correr del tiempo, participando en su génesis los siguientes factores:

cialis en farmacias similares en mexico

  • .ENFERMEDAD HEMORRÁGICA DEL CONEJO.

Cuando la temperatura pasa de los 30º C en el ambiente de los conejos, estos animales empiezan a sufrir terriblemente. Si la temperatura sigue subiendo, se mueren repentinamente de un paro cardíaco. Sucede que los conejos son animales del frío y es por ello que pueden soportar temperaturas de hasta – 10ºC bajo cero sin problemas en jaulas exteriores. Pero el calor excesivo produce una esterilidad en los machos y aborto en las hembras gestantes. Más información aquí Se deben limpiar inmediatamente con yodo. Las heridas profundas se deben tratar en el veterinario.

Las infecciones coliformes son causados muchas veces por ciertas variedades de bacterias Escherichia coli. La gravedad puede ser muy variable. Los problemas van desde infecciones agudas, con súbita y alta mortalidad, hasta ligeras infecciones, de naturaleza crónica con baja morbilidad y mortalidad. Las infecciones pueden resultar en una enfermedad respiratoria, causada por infección de los sacos aéreos, una septicemia (sangre) cuando la infección es generalizada, una enteritis por infección intestinal o una combinación de cualquiera de las tres o de todas. Los conejos son susceptibles a la infestación por pulgas. Para descubrir la infestación por pulgas es necesario realizar una inspección cuidadosa, revisando la base del pelaje. Aunque en conejos el cuadro es débil y sólo provoca irritación hay tratar a nuestro conejito lo antes posible con un producto adecuado para conejos que elimine las pulgas por completo. Actualmente no existen en el mercado productos especificos para conejos y es importante saber que hay productos para perros que aplicados en conejos pueden provocarles graves trastornos e incluso la muerte. Por otra parte podemos recomendar un producto que hasta ahora no ha causado problemas en conejos, son las pipetas para gatos Advantage® 40, de la marca Bayer. Para animales de menos de 4 kg es suficiente una única pipeta de 0,4 ml de Advantage® 40, aplicada en la piel del cuello justo detrás de la base del cráneo para que el conejo no se la pueda lamer. Elimina la población de pulgas existentes en 24 horas y protegen al animal durante un mes.

IMPORTANTE! no utilizar el producto FRONTLINE se ha demostrado que CAUSA PROBLEMAS E INCLUSO LA MUERTE EN CONEJOS.
Más información: Tratamiento de infestación por pulgas en conejos y hurones con imidacloprid (advantage)

  • INGESTIÓN DE PELO (BOLAS DE PELO EN EL ESTÓMAGO)

Cuando el estómago se obstruye por los pelos que ingiere el conejo al acicalarse, el animal pierde el apetito y termina por dejar de comer totalmente y se vuelve inactivo. El estómago se colapsa por las bolas de pelo que, al no poderse digerir, obstruyen también el píloro. Tratamiento: es importantísima una dieta alta en fibra para el correcto funcionamiento del sistema digestivo del conejo. El heno debe dárseles a diario y en cantidades ilimitadas. Cepillarles a menudo retirando los pelos caídos.

  • .INVAGINACIÓN DE LOS PÁRPADOS (ENTROPIÓN).

Se produce por invaginación, (parpados doblados hacia adentro), lo que produce una irritación y supuración de los lagrimales. En caso de infección puede producirse ceguera.

Cuando la leche que producen las glándulas mamarias no es extraída tan rápidamente como ésta se forma, las mamas se congestionan y el pezón se cuartea enseñando muchas veces la leche. Esta congestión hace que la madre rehuse dar de mamar a los gazapos a causa del dolor. En las conejas que producen mucha leche y tienen pocos gazapos puede ser relativamente común. También puede producirse esta inflamación por algún golpe recibido en las mamas de la coneja. Esta infección de las glándulas mamarias es producida por estreptococos y estafilococos. Se manifiesta cuando la temperatura del animal sube mas de lo normal. Las mamas presentan un color púrpura, y los pezones toman un tinte azuloso.
Tratamiento: Se recomiendan inyecciones intramusculares de antibióticos por un periodo de 3 a 5 días. Deben reducirse también los alimentos concentrados y nunca transferir gazapos de una madre infectada a una madre sana.

Tratamiento: es importante detectar la enfermedad cuanto antes y tratarla bajo la supervisión de un veterinario ya que es un virus altamente mortal. Si hubiera otros conejos, se debe aislar al animal infectado. Las mismas bacterias que producen frecuentemente los catarros, cuando llegan a los pulmones por las vias respiratorias causan la neumonía. Los animales afectados tienen dificultad en respirar y tuercen la cabeza hacia atrás. La falta de oxigeno se nota mas en los animales de color blanco, cuyas orejas y ojos se ponen azulados. Conviene evitar las corrientes de aire frío y la humedad excesiva.

La otitis es la inflamación del oído externo. Esta puede tener consecuencias grave en las mascotas si no se tratan a tiempo. Existen normalmente diversos organismos en el canal auditivo de nuestras mascotas. Estos microorganismos se multiplicarán y causarán infecciones cuando las condiciones normales del oído sean alteradas. Las otitis pueden ser provocadas por bacterias, hongos, levaduras y parásitos externos y el tratamiento dependerá del agente causal. Estas enfermedades a los oídos serán más difíciles de tratar mientras más se espere para hacerlo, pudiendo llegar a la operación del oído externo. Si ves a tu conejito con la cabeza inclinada hacia un lado, o que se rasca un oído, acude inmediatamente a tu veterinario que sólo él podrá efectuar un tratamiento apropiado. Aplicar gotas a ciegas recomendadas por una persona que no sea Veterinario ayudará a agravar más aún el problema. La parálisis en los conejos es debida a una lesión de la espina dorsal o al desplazamiento de un disco que hace presión en los nervios traseros. Esta lesión se nota más en los animales adultos, que se arrastran por el piso de las jaulas al no poder soportar el peso de su cuerpo.

Tratamiento:generalmente no la hay y se suele sacrificar al animal para evitar su sufrimiento.

  • PARASITOSIS INTERNA: MIASIS

Miasis es el término que describe las infestaciones de los animales domésticos y salvajes, así como del hombre por las larvas de las moscas (Díptera) de diferentes especies, que al menos por un período de su desarrollo, se alimentan de tejidos vivos o muertos o del alimento ingerido por el huésped. Es bacteriana y puede ser producida por dos tipos de bacterias: “pasteurella y bordetella”. El primer síntoma es el estornudo seguido por ronquidos al respirar, concluyendo con supuraciones mucosas por la nariz.Tratamiento: es simple siempre y cuando se la ataque a tiempo con antibióticos adecuados. Los motivos principales de infección de estas bacterias son el stress el polvillo en el alimento y los factores climáticos.

  • PESCUEZOS TORCIDOS (CUELLO TORCIDO)

La cabeza se tuerce hacia un lado, y cuando el conejo intenta moverse da vueltas en la jaula sin control. Los animales con los pescuezos torcidos no pueden mantener el equilibrio. Se supone que esta enfermedad podría ser causada por una infección bacteriana en los órganos de balance del odio interno.

Tratamiento: el problema principal de esta enfermedad es que cuando se detecta ya está muy avanzada y por lo tanto ningún tratamiento suele tener éxito. Poco frecuente en conejos. La rabia es una infección viral que se presenta en ciertos animales de sangre caliente, causada por un virus de la familia de los Rhabdoviridae. Ataca el sistema nervioso y, una vez que se desarrollan los síntomas, es 100 por ciento mortal en los animales si no reciben tratamiento. El virus de la rabia entra en el cuerpo a través de un corte o arañazo, o a través de las membranas mucosas (como el epitelio de la boca y los ojos) y viaja al sistema nervioso central. Una vez que la infección llega al cerebro, el virus se desplaza por los nervios y se multiplica en diferentes órganos. Los órganos y las glándulas salivales son los más importantes en la transmisión de la rabia entre animales. Cuando un animal infectado muerde a otro animal, el virus de la rabia se transmite por medio de su saliva infectada.

La sarna es producida por ácaros que forman túneles debajo de la piel. Se manifiesta por las costras que se forman en la piel producidas por el daño que estos ácaros ocasionan a los tejidos. La sarna puede atacar al animal en cualquier parte del cuerpo, pero se considera más dañina cuando es en las orejas, por las complicaciones que puede traer. Sus síntomas son costras de sangre seca en el interior de las orejas y peladuras en el hocico, en la frente o en las patas.
Tratamiento: El veterinario dictaminará el tratamiento a seguir para curar al animal. Dicha sarna es muy específica del conejo y no es contagiosa para el ser humano. Es una enfermedad de transmisión sexual provocada por los treponemas unos parasitos que se encuentran en los genitales del animal. Tratamiento: para combatirla el veterinario recurrirá a los antibióticos.

  • .TARSOS ULCERADOS.(PATAS ULCERADAS)

Es una infección en las plantas de los pies de los conejos. Esta enfermedad bacteriana es producida por la rejilla de alambre en el piso de la jaula o por el pataleo de los conejos cuando están asustados, y es difícil de curar en los casos avanzados. Los animales con sobrepeso y los adultos están más expuestos y sufren por las heridas que sangran, perdiendo peso y fertilidad. Es muy contagiosa entre conejos. Para prevenirla, conviene que los animales tengan una tabla o superficie firme de reposo y no solamente la rejilla, ya que ésta favorece la enfermedad, especialmente si está oxidada. La higiene en este caso es fundamental.

Tratamiento: se lavan las partes afectadas con agua tibia y jabón, y si hay abscesos se revientan con una aguja desinfectada. Después se cubre la parte enferma con una pomada antiséptica y se coloca una tabla limpia dentro de la jaula para que el conejo descanse La tiña es una de las enfermedades mas temidas ya que se trata de un hongo que afecta la piel del conejo (y humanos) de muy difícil control. Se disemina muy rápidamente, porque como todo hongo esporula, por eso hay que tener mucho cuidado y desinfectarnos completamente cuando tengamos que atender a un animal afectado de esta enfermedad. Hay que aislar al conejo infectado.Se reconoce esta enfermedad porque el conejo afectado tiene peladuras con costras en la piel, especialmente en la cara del animal. Son muy típicas las peladuras en forma de círculos (calvas).

Tratamiento: Aislar al conejo infectado. Debe ser el veterinario el que establezca el tratamiento a seguir. La tularemia es una enfermedad bacteriana que puede causar una variedad de síntomas, dependiendo de cómo el organismo entra al cuerpo. El organismo que causa la enfermedad se encuentra en el ambiente como por ejemplo garrapatas, moscas,mosquitos. Dependiendo de la forma de exposición, la tularemia puede causar úlceras en la piel, inflamación y dolor en las glándulas linfáticas, inflamación de los ojos, dolor de garganta, úlceras en la boca, o enfermedades similares a la neumonía.
Los síntomas podrían aparecer en cualquier momento entre 1 y 14 días después de la exposición, pero generalmente aparecen entre 3 y 5 días después de la exposición.Enfermedad asociada a animales y seres humanos.

Tratamiento:La tularemia se diagnostica a través de pruebas de laboratorio especiales. Se recomienda un tratamiento temprano con antibióticos. Los conejos tiene la especial característica de que sus dientes crecen continuamente durante toda su vida. La acción de roer normal, mantiene a raya este crecimiento. Esta es una de las razones para alimentar a tu conejo con heno. Un conejo que presenta mala oclusión, no puede roer ni alimentarse normalmente. Este problema puede ser lo suficientemente serio para causar una anorexia total en el conejo.

Tratamiento:Una importante mayoría de los conejos cortan sus dientes periódicamente en alguna clínica especializada.
El paciente que se muestra a continuación tiene un sobrecrecimiento de los incisivos inferiores. Necesitan un corte periódico cada 2 a 4 semanas, para que el problema no vuelva a recurrir.
Son cortados con un tipo especial de tijeras que no los rompen. Esta técnica no debe ser realizada por gente inexperta porque el diente es quebradizo por naturaleza, y en estos casos se encuentra más débil que lo normal debido a la anormalidad que presentan. Ellos se pueden fracturar fácilmente por estos dos factores.
Aunque los incisivos superiores no estén tan largos como los inferiores también necesitan ser cortados, porque están creciendo hacia el interior de la boca.
El paciente se siente mucho mejor, y pueden volver a su actividad de conejo normal. Posteriormente será necesaria una revisión dental periódica cada 2 o 4 semanas.

Descriptores DeCS: HEPATOPATIAS; HEPATITIS AUTOINMUNE/genética. La hepatitis autoinmune (HAI) es un trastorno necroinflamatorio crónico del hígado de causa desconocida. Se asocia con la presencia en suero de distintos tipos de autoanticuerpos así como valores de gammaglobulina elevados. Responde de manera favorable al tratamiento con corti-costeroides. 1 Se trata de una enfermedad muy heterogénea por su amplia variedad de manifestaciones clínicas y diferencias histológicas, su mecanismo patogénico junto con la presencia de los diferentes autoanticuerpos. 2

En 1957 se reseña una enfermedad similar en mujeres perimenopáusicas que nombran como cirrosis disproteinémica de origen desconocido en la mujer. La asociación con el síndrome de lupus eritematoso y con la presencia de células LE en sangre fue observada en 1955 y 1959, pero el término de hepatitis lupoide fue propuesto en el año 1956.

Posteriormente, se observaron casos de cirrosis en mujeres con edad promedio de 35 años, de etiología desconocida y con síntomas de actividad adrenocortical, aumento de la gammaglobulina en suero y células LE, sin otras evidencias de lupus, que llamaron cirrosis con síndrome adrenogenital en mujeres jóvenes. Otra designación, -hepatitis plasmo-celular- surge al constatarse un infiltrado inflamatorio prominente en el hígado compuesto por células plasmáticas, fue entonces cuando la enfermedad, se denominó cirrosis activa juvenil y señalaron que en sus fases iniciales no siempre se diagnosticaba cirrosis y no aparecía invariablemente en mujeres jóvenes. 2,3

para que sirve las pastillas provera