Por otra parte, se ha comprobado que el consumo de café con cafeína reduce los marcadores o indicadores sanguíneos de activación de las referidas células estrelladas, como la actina del músculo liso (α-SMA), por lo que es posible que realmente consiga inhibirlas. Bueno, estamos en el resbaladizo terreno de las hipótesis causales, que hace que lo que ahora parece muy sugestivo, luego, con nuevos avances científicos, parezca poco verosímil. Sin embargo, siempre es encomiable el esfuerzo de búsqueda de las causas o de los mecanismos que justifiquen nuestros hallazgos.

¿CAFÉ, COPA Y PURO? Aunque el consumo de café puede reducir notablemente el daño de cirrosis por alcohol, si queremos reducir realmente el riesgo de cirrosis alcohólica y de ciertos tumores malignos, lo más sensato es no beber el elixir de Baco (fácil para los que no lo beben) o ser muy moderados con su ingesta: las damas, por debajo de los 10 gramos de alcohol al día; los caballeros, cantidades inferiores a 20 gramos alcohol/día (no más de dos copas de vino diarias). Estas cantidades umbrales de alcohol etílico diario son las recomendadas en la Cuarta Edición del Código Europeo contra el Cáncer, publicada en octubre de 2014 por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De esta suerte, es posible que un ingrediente de la Dieta Mediterránea, el vino, pueda cooperar con sus antioxidantes (resveratrol) en los beneficios de nuestra saludable dieta.

En cuanto al tabaquismo, parece que no hay nada que pueda neutralizar su efecto devastador en el organismo de la mayoría de los que se complacen con su consumo. Ni siquiera la ingesta habitual de café. Tampoco la actividad física aeróbica regular. No en balde representa la primera causa de muerte evitable en el mundo desarrollado. Su consumo regular es una forma de suicidio programado. No obstante, disponemos de medios efectivos y seguros para que los fumadores activos dejen definitivamente este hábito. Patricia, lateando con un café especial de Costa Rica-Libertad

MÁS BARISTAS, POR FAVOR La ciencia está revelando que de la triada anterior, sólo el café resulta ser un producto altamente saludable y libre de sospecha. Pero que sea un café de calidad, sin mezcla de tueste con azúcar, molido al instante y preparado con buena técnica barista, a fin de evitar quemarlo por una extracción prolongada.

Lo de la buena técnica no es un asunto baladí, pues si no es así, hasta el mejor café especial puede resultar quemado y, por tanto, amargo y de mal sabor. Por este motivo considero crucial la presencia de estos grandes y escasos profesionales, que son capaces de regular el molino y las complejas cafeteras tantas veces como sean necesarias, incluso en el mismo día. Una forma exquisita de degustar esta universal bebida es mediante técnicas de infusión, como las obtenidas con las cafeteras de filtro de papel, tipo V 60, Chemex, aeroprés o, la más tediosa, de sifón. Por otra parte, en algunos de estos artículos se especificaba que los mayores efectos protectores del hígado se observaban con los cafés infusionados.

En fin, en este artículo hemos visto la notable capacidad del café para proteger al hígado de su destrucción por cirrosis secundaria a estilos de vida nocivos, como el alcoholismo y la obesidad, promotora de hígado graso, hepatitis y cirrosis. En otro futuro artículo veremos la extraordinaria capacidad preventiva de cáncer de hígado exhibida por el café. Bibliografía

1Alcohol, Smoking, Cofee, and Cirrhosis. Arthur L. klatsky and Mary Anne Armstrong Am. J. Epidemiol. (1992) 136 (10):1248-1257. 2 The effect of drinking coffee and smoking cigarettes on the risk of cirrhosis associated with alcohol consumption G. Corrao, Dr A. R. Lepore, P. Torchio, M. Valenti, G. Galatola, A. D'Amicis, S. Aricò, F. di Orio European Journal of Epidemiology. December 1994, Volume 10, Issue 6, pp 657-664

3 Coffee, Caffeine, and the Risk of Liver Cirrhosis. Giovanni Corrao, PhD, Antonella Zambon, BSc Vincenzo Bagnardi, BSc, Amleto D'Amicis, PhD, Arthur Klatsky, MD Annals of Epidemiology. Volume 11, Isue 7. Pages 458-465 October 2001 4 Does Coffee Protect Against Liver Cirrhosis? Silvano Gallus, ScD, Alessandra Tavani, ScD, Eva Negri, ScD, Carlo La Vecchia, MD Annals of Epidemiology. Volume 12, Issue 3. Pages 202-205, April 2002

5 Coffee, Cirrhosis, and Transaminase Enzymes Arthur L. Klatsky, MD; Cynthia Morton, MD; Natalia Udaltsova, PhD; Gary D. Friedman, MD Arch Intern Med. 2006;166(11):1190-1195. doi:10.1001/archinte.166.11.1190 6 Coffee Consumption Is Associated With Response to Peginterferon and Ribavirin Therapy in Patients With Chronic Hepatitis C, Neal D. Freedman, Teresa M. Curto Karen L. Lindsay, Elizabeth C. Wright, Rashmi Sinha, James E. Everhart Gastroenterology Volume 140, Issue 7. June 2011.Pages 1961-1969

7 Coffee and Caffeine Are Associated With Decreased Risk of Advanced Hepatic Fibrosis Among Patients With Hepatitis C. Natalia Khalaf, Donna White, Fasiha Kanwal, David Ramsey, Sahil Mittal, Shahriar Tavakoli-Tabasi, Jill Kuzniarek, Hashem B. El-Serag. Clinical Gastroenterology and Hepatology. August 2015Volume 13, Issue 8, Pages 1521–1531.e3 8 Association of coffee and caffeine consumption with fatty liver disease, nonalcoholic steatohepatitis, and degree of hepatic fibrosis. Jeffrey W. Mollo, Christopher J. Calcagno, Christopher D. Williams, Frances J. Jones, Dawn M. Torres and Stephen A. Harrison Hepatology. Volume 55, Issue 2, pages 429–436, February 2012

9 Coffee, alcohol and other beverages in relation to cirrhosis mortality: The Singapore Chinese Health Study, George Boon-Bee Go, Wan-Cheng Chow, Renwei Wang, Jian-Min Yuan and, Woon-Puay Koh. Hepatology. April 2014 10 How does coffee prevent liver fibrosis? Biological plausibility for recent epdemiological observations. Jonathan A. Dranoff, Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther. Hepatology 2014 Aug. 60 (2) 464-467.

11 I drink for my liver, Doc: emerging evidence that coffee prevents cirrosis. Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther, Jonathan A. Dranoff. F 1000 Research. Open for Science. April 2015. La cirrosis es la doceava causa de muerte en los Estados Unidos. La cirrosis hepática es la cicatrización e inflamación del hígado, lo que finalmente trae la disfunción hepática hasta la muerte. Aunque hay una serie de causas que contribuyen a la cirrosis, el abuso de alcohol a largo plazo y las hepatitis B y C son las causas más comunes de cirrosis. El hígado humano tiene la capacidad de repararse a sí mismo, si el daño causado es menor. Sin embargo, el daño causado por esta enfermedad es grave e irreparable a menudo. La esperanza de vida con la cirrosis se calcula mediante la evaluación de la cantidad de daño al hígado.

Esperanza de vida para la cirrosis Como se mencionó anteriormente, un hígado sano puede reparar una pequeña cantidad de daño, sin afectar la vida de la persona. Sin embargo, en los casos de cirrosis, el daño es tanto que no hay suficientes antioxidantes para luchar contra los radicales libres. Como resultado, en el hígado comienza a formarse el tejido cicatricial, que inhibe al hígado funcionar normalmente. El problema con la cirrosis es que esta enfermedad es principalmente asintomática, es decir, la persona no puede experimentar ningún síntoma hasta que la enfermedad progresa hasta el peor escenario. En casos raros, los síntomas tales como pérdida de apetito, pérdida de peso rápida, fácil aparición de moretones o sangrado pueden estar presentes. La cirrosis se registra principalmente durante la prueba por algún otro trastorno. Si la persona es examinada anualmente o mejor semestral, entonces las posibilidades de detectar una cirrosis temprana son altas. Del mismo modo, sus posibilidades de obtener un mejor tratamiento también aumentan.

La cirrosis es clasificada en tres tipos, según la escala de Child-Pugh. La mortalidad del paciente se determina en función de esta puntuación. En este método, la condición del hígado del paciente se compara con la condición del hígado de otros pacientes con cirrosis. Se hace una evaluación relativa y una puntuación específica que indica la gravedad del daño del paciente. En función de este resultado, el paciente es clasificado como de clase A, clase B o clase C de cirrosis. La clase A ofrece el mejor pronóstico para los pacientes con cirrosis con una esperanza de vida de unos 15 a 20 años. La clase B sigue siendo buena, con una esperanza de vida de alrededor de 6 a 10 años. Por lo tanto, hay un tiempo suficiente para que estos pacientes busquen opciones avanzadas de tratamiento tales como trasplante de hígado. Pacientes de clase C tienen un peor pronóstico con un tiempo de vida de alrededor de 1 a 3 años. A pesar de que la abstinencia de alcohol y una nutrición adecuada no puede revertir la condición del hígado, sin duda puede impedir el avance de la enfermedad. Esto puede aumentar su esperanza de vida considerablemente. Sin embargo, si continúa bebiendo mucho, es probable que acorte su período de vida drásticamente. En la clase A y la clase B los pacientes tienen la oportunidad de mejorar su ciclo de vida mediante la explotación de las diversas opciones de tratamiento. Desafortunadamente, muchos pacientes de clase A progresan a la clase B en un tiempo corto. Esto se debe a enfermedades como la ascitis, hemorragia gastrointestinal y la encefalopatía que afectan gravemente el hígado y empeoran su condición. Ciertas infecciones y enfermedades que necesitan cirugía también pueden agravar el estado del hígado.

Como se mencionó anteriormente, si usted es un paciente de clase C, las opciones de tratamiento son limitadas. Usted debe inmediatamente dejar de beber alcohol y llevar una vida sana para mejorar sus posibilidades de supervivencia. Un trasplante de hígado se podrá hacer bajo orientación médica. En la clase A y B, los pacientes pueden curar los trastornos del hígado antes mencionados con la ayuda de ciertos medicamentos. Luego deben seguir cuidando el hígado mediante el control de su dieta y un estilo de vida saludable. La esperanza de vida con la cirrosis depende en gran medida del estado de su hígado en el momento del diagnóstico. Usted mismo comprobará que puede mejorar sus posibilidades con un diagnóstico precoz regularmente.

¿Pueden padecer cirrosis los perros? La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado, consistente en la muerte progresiva del tejido hepático normal y su sustitución por tejido fibroso, lo que lleva a:

  • incapacidad del hígado para ejercer sus funciones de detoxificación del organismo (insuficiencia hepática).
  • fenómenos de sangrado (coagulopatía).
  • aumento de presión en la vena porta, que causa acumulación de líquido en el abdomen (ascitis) y dilatación peligrosa de las venas del esófago (varices esofágicas), que si se rompen pueden producir una hemorragia digestiva severa.
  • alteraciones del cerebro, con somnolencia y desorientación debidos a la circulación de amoníaco en sangre (encefalopatía hepática).

1. Alcohol. La mayor parte de los casos de cirrosis se debe al alcoholismo.

2. Otras causas:
- infecciones crónicas por virus (hepatitis)
- defectos de las vías biliares (obstrucción biliar)
- fibrosis quística
- aumentos en la absorción de hierro o de cobre, que se depositarán en el hígado.

  • Muchos pacientes permanecen sin síntomas durante años, lo que retrasa el diagnóstico.
  • "Síndrome constitucional": Falta de apetito, cansancio y adelgazamiento.
  • Náuseas y vómitos. Los vómitos pueden ser de sangre cuando existen varices esofágicas y/o alteraciones de la coagulación de la sangre.
  • Ictericia (Tinte amarillo de la piel y las mucosas debido al exceso de bilirrubina circulante).
  • Hinchazón abdominal, cuando se produce ascitis.
  • Alteraciones menstruales en la mujer.
  • Impotencia y desarrollo de mamas en el hombre.
  • "Arañas vasculares": Vasos sanguíneos rojos en la piel, haciendo figuras parecidas a arañas.

Examen físico. Se palpa un hígado duro, en ocasiones aumentado de tamaño (hepatomegalia) y en otros casos de pequeño tamaño. Si hay hipertensión portal se encontrará líquido en el abdomen (ascitis) y un bazo aumentado de tamaño. Análisis de sangre. Los glóbulos rojos están disminuídos en la sangre (anemia), y existen alteraciones de la coagulación y disminución de la albúmina en sangre. Pueden elevarse la bilirrubina y los enzimas del hígado (transaminasas), y cuando existe encefalopatía, se suele demostrar amoníaco en sangre. La cirrosis puede alterar muchas otras pruebas analíticas.

Estudios radiográficos. Aunque una radiografía simple de abdomen puede mostrar una silueta hepática alterada, la prueba más específica será una ecografía abdominal, que mostrará además la desestructuración del hígado, y el bazo grande que suele coexistir. Una radiografía con contraste puede demostrar las varices esofágicas. Estos procedimientos son indoloros. Si existen varices esofágicas, se visualizarán por medio de la endoscopia.

Biopsia hepática. Puede ser necesaria para llegar al diagnóstico definitivo de la cirrosis, ya que demuestra la arquitectura alterada del hígado. Es un procedimiento que puede resultar muy incómodo.

  • Sangrado por varices esofágicas.
  • Fenómenos de sangrado a otros niveles.
  • Episodios de ascitis (hinchazón abdominal por acumulación de líquido).
  • Confusión mental y coma.

- Abstención absoluta de alcohol. - Dieta sin sal, con suplementos de vitaminas del grupo B y con abundantes proteínas (salvo si existe encefalopatía).

2. Tratamiento de las complicaciones: - ASCITIS. Se trata con restricción de sodio (dieta sin sal), fármacos diuréticos, y a veces es necesaria la extracción de líquido de la cavidad peritoneal a través de la pared abdominal.

pastillas de paxil

paxil y eyaculacion precoz

contraindicaciones del medicamento paxil

Buenas noches, tengo un perro pitbull Blue de 7 años de edad, y el veterinario me dio el diagnóstico de que Empieza a tener problemas en el hígado, el perro a bajado de peso, esta flaco. Quiero saber por favor que croquetas son recomendadas para este tipo de problemas hepatico o que dieta debo de seguir. Gracias Los pacientes hepáticos, necesitan tomar una dieta natural, adecuada a su enfermedad.
Si quieres que te ayudemos con su nutrición, rellena el siguiente cuestionario, aportándonos la mayor información posible.
Aquí tienes el link:

Analizaremos el caso y te daremos una respuesta en 24-48 horas, así como las tarifas. Hola… me acaban de decir que mi caniche (de gran tamaño – 15kgs y 47cms de pecho a cola) tiene el higado mal, con grasa y me recomendaron la comida Hill´s l/d. El precio es exhorbitante y realmente no lo puedo pagar, ademas una bolsa de 2 kgs no me llega a un mes. Que me sugiere que le de “casero”? Hay alguna otra marca para problemas de grasa en el higado?
Gracias

Los paciente hepáticos necesitan tomar una alimentación adecuada a su enfermedad. Desde luego que una dieta natural específica para su condición, te va a salir más barato que los piensos de prescripción.
Si quieres que te ayudemos con la alimentación de tu perro, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías, aportándonos la mayor información posible.
Aquí tienes el link: Analizaremos el caso y te daremos una respuesta en 24-48 horas, así como las tarifas.

Buenos dias, tengo un perro hepático, 15 años, 10kg de peso y lo estaba alimentando con hills pero se me es muy costosa y hace meses lo alimento con carne picada cocida y arroz, que dieta me recomendarías? Los pacientes hepáticos necesitan tomar una dieta natural, adecuada a su enfermedad.
Si te interesa que te ayudemos, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías.
Aquí tienes el link:

Te responderemos en 24-48 horas y te diremos qué hacer, así como las tarifas. Soy Mariela y soy Mexicana, te conocí en el desayuno de aniversario de Zita y platicamos un poco y te comenté que tengo 3 perros y uno de ellos es hepilético. Estoy a punto de comprarle pienso de nuevo, pero me acordé de ti, y quiero ver otras alternativas para mi adorado max. Actualmente max come pienso de Royal Canin Hepatic. Qué me recomiendas? dónde puedo verte, o cuánto me cobrarías por una asesoría?

En espera de tus comentarios, te mando un saludo. Abajo te pongo mi celular: 606 44 3751

Lo primero que necesitamos es que rellenes el siguiente cuestionario, aportándonos la mayor información posible sobre tus perros (tanto de los sanos, como del que es epiléptico). Nuestros veterinarios lo revisarán y te responderán lo antes posible.
Al principio del cuestionario, comenta que conociste a Carlos en el desayuno de Zita
Aquí tienes el link: Maria Fernanda Lopez Agudelo dice

hola, tengo un perro criollo y fue diagnosticado con higado graso, el tratamiento que me mandaron es la dieta del concentrado hill id pero en realidad es muy caro, el paquete de 1 1/2 vale 65.000 pesos… me pueden recomendar algo que lo ayude, tiene el higado muy hinchado Los pacientes hepáticos necesitan tomar una alimentación natural, adecuada a su enfermedad.
Te recomendamos que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes, para que podamos ayudarte con su nutrición.
Aquí tienes el link:

Buen dia:
Tengo un beagle, tiene problemas de tipo hepatico, que posible dieta natural podria suministrarle para mantener su estado de salud. Si te interesa, nosotros podemos ayudarte con la preparación de una dieta para paciente hepático.
Te recomendamos que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes:

Te responderemos lo antes posible tengo perrita de 7 años que se le detecto hígado graso, lo tenia inflamado, se le dio antibiótico, dieta blanda casera, arroz con pollo y la silimarina para uso veterinario, mi pregunta que comida de purina le debo dar adecuada para ella¿ y cuidar su, que no sea royal can ine porque es difícil conseguirla y muy cara

En el caso de los pacientes hepáticos, es muy importante una dieta natural adecuada para su condición.
Nosotros podemos ayudarte con el caso de tu perra. Si te interesa, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías: Te responderemos en 24-48 horas.

Hola tengo un pastor alemán de 11 años, tiene daño hepático, me podría recomendar una dieta natural adecuada porfavor. Saludos Te recomendamos que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes, para que podamos ayudarte con la nutrición de tu perro.
Aquí tienes el link:

Tengo una border collie de 4 años y esta cln problemas de colesterol elevado cual seria la dieta adecuada? El primero paso es que rellenes el siguiente cuestionario y nos lo envíes:

Te responderemos lo antes posible. Buena noche mi cocker tiene 14 meses esta sufriendo de hepatis mi veterinario le formuló renal balance silyvet Omega 3 taambien 3 inyecciones una diaria durante 3 días consecutivos aplicada en el cuello y compleland pechugas de pollo y la lata l/d es su alimentación q puedo agregar a esa dieta doctor mi perro está muy delgado el se come todo no le desagrada la lata pero es algo muy costoso para mi leo a recomiendas usarlo de complemento q me recomiendas e leído arroz integral y zanahorias? Mil gracias por tu atención sandra

La mejor forma de alimentar a un paciente hepático es con una dieta natural adecuada a ese problema.
Si quieres que te ayudemos con la alimentación de tu perro, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías: Te responderemos en 24-48 horas

Hola tengo un poodle de 15 años. Basicamente esta sano. Pero sufre convulsiones derrepente. Los estudios dicen q es xq se le sube el amoniaco ocasionado x comer carne. Nosotros no le damos carne pero aveces agarra del piso. Le damos proplan senior. Pero queria ver si combiene mezclar el royal renal o el hepatic. Gracias Por favor ayuda. Tengo un perrito de 15 años, pesa 7.4 kilos y tiene problemas en el higado. Tiene 4 tumores de 20,21,23 y 28 milimetros en el higado. Tiene perdida de leucocitos (tiene 5980/ul), perdida de neutrofilo segmentado(tiene 3890/ul) y perdida de linfocitos(tiene 1290/ul). Muestra monocitos elevados en 560/ul y la fosfatasa alcalina en 1570 (lo normal ed 15-127 U/L). Le estoy dando segun el doctor comida royal canin hepatico 3/4 taza al dia(antes le daba hills l/d que le cambie porque ya no queria comer eso). 1/2 camote machucado con 2 crdas y media de noni. Una capsula de uña de gato. 4 ml de trihepat (2ml 2 veces al dia) y 2 ml de proteliv (1ml 2 veces por dia). Mi pregunta es la siguiente. Ya no le quiero dar camote porque se estriñe, y he leido en su blog que la proteina vegetal es buena para regeneral el higado, me podrian recomendar que comida es buena para darle? Porque no quiero darle solo las bolitas, tambien me gustaria complementarlas con algo que no sea el camote. Por favor si me pueden responder se lo agradeceria mucho. Gracias. Cabe indicar que ya llene el formulario que uds solicitan que llenemos.

Tu perro necesita, urgentemente, una dieta natural adecuada a su problema hepático.
Si te interesa, rellena el siguiente cuestionario, cuanto antes y nos lo envías: tengo un beagle de 14 años, lo lleve al veterinario y dice que tiene problema hepático, siempre le he dado dog chow, como le puedo complementar la alimentación con comida casera.
El come bien y se ve alegre.

Los pacientes hepáticos necesitan un dieta natural adecuada a su problema.
Si deseas que te asesoremos nutricionalmente, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías: Te responderemos lo antes posible.

Hola Diagnósticaron a mi poodle de 6 años con problema hepático pero aun a tiempo de recuperar y le recomendaron los alimentos que nombra, y si leeo los ingredientes del que come ahora que earthborn holistic en comparación con los de royal o hills los de earthborn son mucho mejores. mi consulta es es recordarle cambiar a un alimento de pescado. La mejor manera de alimentar a un paciente hepático es con una dieta natural adecuada a ese problema.
Si deseas que te asesoremos nutricionalmente, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías:

Te responderemos en 24-48 horas. hola como estan uds. quisiera que me ayudaran con el caso de mi perro.el es doberman de 8 años fue diagnosticado con problema hepatico.lucas llego a convulsionar y despues de ciertos examenes se le diagnostico con daño hepatico. el ejoro con estos alimentosque uds nombran peo me gustaria saber si puedo darle otros alimentos u otra dieta. de antemano muchas gracias.

Para que podamos asesorarte nutricionalmente, rellena el siguiente cuestionario y nos lo envías: Te responderemos lo antes posible.

Holaaaa, mi perrito fue diagnosticado con daño hepático, ya le compre alimento especial pero no quiere comerlo, me recomienda darle pollo o pavo? Carlos Alberto Gutiérrez dice

¿Tu alimentarías a un humano con problemas hepáticos con esos alimentos “especiales”? Pollo y pavo no son adecuados para este tipo de pacientes, pero existen dietas naturales, de muchísimo mayor calidad, como es obvio, y mucho más baratas, que esos alimentos altamente industrializados, busca en la red y en nuestro blog Hola tengo una puddle de 6 años y le encontraron un daño hepatico y nos recomendaron estos dos tipos de alimentos mencionados, pero yo le he estado dando dieta casera como pollo con arroz cocido y quisiera saber que me recomienda usted, seguir con lo casero o comprar ese alimento?

para que sirve la pastilla paxil

• Cirrosis posviral o posnecrótica y criptogenética (15 %). – Cirrosis biliar secundaria.

• Cirrosis metabólica, hereditaria. • Enfermedad de Wilson (rara).

• Galactosemia (poco frecuente). • CIRROSIS POSNECROTICA: aparece banda ancha de tejido cicatrizal como resultado tardio de hepatitis viral aguda.

• CIRROSIS BILIAR: las cicatrices aparecen en el higado alrededor de los conductos biliares, suele deberse a obstrucción crónica de las vias biliares e infección. • CIRROSIS ALCOHOLICA: el tejido cicatrizal rodea en forma caracteristica las areas portales. Es el más común

La cirrosis hepática es una enfermedad de progresión lenta, en la que el tejido del hígado se sustituye por tejido cicatricial (fibrosis), impidiendo que el hígado funcione correctamente.
Las enfermedades que conducen a la cirrosis dañan y destruyen las células del hígado, el cuerpo responde provocando una inflamación y un intento de reparación que da lugar a la formación de tejido cicatricial. Las células del hígado que no mueren se multiplican tratando de reemplazar las células muertas.

La cirrosis se divide en dos fases: compensada y descompensada.

  1. La cirrosis compensada implica que el cuerpo aún funciona bastante bien, a pesar de los daños en el hígado. Muchas personas con cirrosis compensada presentan pocos o ningún síntoma.
  2. La cirrosis descompensada significa que la fibrosis hepática ha dañado e interrumpido las funciones esenciales del cuerpo. Los pacientes con cirrosis descompensada desarrollan síntomas graves y complicaciones fatales.

La cirrosis biliar primaria es una enfermedad en la que los conductos biliares del hígado se destruyen lentamente.
La bilis es un líquido producido en el hígado que ayuda a digerir la comida y deshacerse de los glóbulos rojos degradados, del colesterol y de las toxinas.
En la cirrosis biliar primaria, los conductos biliares están dañados y las sustancias nocivas pueden acumularse en el hígado, dando como resultado la formación de tejido cicatricial en el hígado. La cirrosis biliar secundaria es una enfermedad en la que los conductos biliares no consiguen transportar eficazmente la bilis debido a una causa secundaria que provoca obstrucción, inflamación, cicatrización u otros daños a los conductos biliares.

Por último, la cirrosis de Laennec es un tipo de cirrosis del hígado caracterizada por un aspecto nodular de la superficie del hígado y asociado al alcoholismo. El tejido cicatricial altera la capacidad del hígado para:

  • Luchar contra las infecciones,
  • Eliminar las toxinas de la sangre,
  • Procesar las sustancias nutritivas, hormonas y medicamentos,
  • Producir las proteínas que regulan la coagulación de la sangre,
  • Producir la bilis para ayudar a absorber las grasas y las vitaminas liposolubles.

Un hígado sano es capaz de regenerar la mayoría de sus células cuando se dañan. En la etapa final de la cirrosis, el hígado puede que no sea capaz de reemplazar las células muertas.
En caso de cirrosis hepática hipertrófica, el hígado aumenta su volumen, mientras que si se trata de cirrosis atrófica el hígado reduce su tamaño.

Cirrosis alcohólica
El consumo excesivo y crónico de alcohol es la causa más común de la cirrosis hepática.
Es importante tener en cuenta que la cantidad de alcohol que daña el hígado puede variar de una persona a otra. Si una mujer sana bebe la misma cantidad de alcohol que un hombre sano, ésta presenta un mayor riesgo de padecer cirrosis.
Los niños son particularmente sensibles a los daños ocasionados por el alcohol. Asimismo, algunas personas tienen una predisposición genética a padecer enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol.
Las personas con una enfermedad del hígado pueden presentar un mayor riesgo de daños provocados por el alcohol.
Si el paciente ya padece hepatitis B, C o cirrosis hepática (por cualquier causa), es probable que su estado empeore con el consumo de alcohol. ¿Las personas que consumen mucho alcohol padecen necesariamente cirrosis hepática?
La mayoría de las personas que beben grandes cantidades de alcohol dañan el hígado, aunque no todos desarrollan cirrosis.
Es más probable que las mujeres que beben mucho y las personas infectadas por el virus de la hepatitis B o C padezcan problemas de hígado debido al alcohol.

La cirrosis alcohólica es de tipo micronodular, es decir se observan nódulos uniformes de dimensiones inferiores a 3 mm.
Cuando la cirrosis tiene su origen en el alcohol o los medicamentos también se denomina exotóxica. Hepatitis y cirrosis hepática
La hepatitis es un término general que significa inflamación del hígado.
La hepatitis viral se refiere a una enfermedad infecciosa provocada por un virus como el de la hepatitis B o C.
La hepatitis crónica C es una causa común de cirrosis hepática. La hepatitis B también puede causar cirrosis, en cuyo caso los nódulos son más gruesos en comparación con la cirrosis alcohólica.
Con una de estas enfermedades, aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis si se consumen bebidas alcohólicas.
La cirrosis hepática no puede transmitirse por contacto sexual, mientras que la hepatitis B y C sí son de transmisión sexual.

Esteatosis hepática
La esteatosis hepática no alcohólica (EHNA) es un trastorno caracterizado por la acumulación de grasa en el hígado.
Esta enfermedad es cada vez más común en niños con sobrepeso.
Generalmente, el hígado graso no produce dolor ni náuseas. La esteatosis tiene su origen en el síndrome metabólico, que se caracteriza por:

  1. Obesidad – el 20% de las personas obesas presentan esteatosis hepática,
  2. Triglicéridos y colesterol alto en la sangre,
  3. Diabetes tipo 2.

La esteatosis hepática crónica puede llevar a la esteatohepatitis no alcohólica, que es una inflamación del hígado con la formación de tejido cicatricial.
Con el tiempo, la esteatohepatitis puede conducir a la cirrosis hepática.
Las personas con esteatosis hepática presentan un mayor riesgo de padecer daños en el hígado si padecen hepatitis C.

Cirrosis criptogénica
Este tipo de cirrosis hepática tiene un origen idiopático, es decir se desconoce su causa. Cirrosis hepática por enfermedades hereditarias
Algunas enfermedades hereditarias dañan el hígado, lo que provoca la formación de tejido cicatricial que puede contribuir a la cirrosis.
Entre estas enfermedades se encuentran:

  • Hemocromatosis – el cuerpo acumula hierro que puede dañar los órganos, incluyendo el hígado.
  • Enfermedad de Wilson – se acumula cobre en los tejidos del cuerpo.
  • Galactosemia – el cuerpo no es capaz de digerir la galactosa (un tipo de azúcar), se acumula en la sangre y puede provocar daños en el hígado.
  • Fibrosis quística – afecta principalmente a los pulmones, pero también puede provocar la fibrosis del hígado.
  • Deficiencia de Alfa-1 antitripsina – puede afectar a la respiración, pero también puede a la función del hígado y conducir a cirrosis e insuficiencia hepática.

Existen otras enfermedades que pueden dar lugar a la cirrosis hepática, como por ejemplo:

Algunas enfermedades autoinmunes – las células inmunitarias atacan y dañan el hígado. Entre las enfermedad autoinmunes que pueden provocar cirrosis hepática se encuentran la hepatitis autoinmune y la colangitis esclerosante primaria (inflamación y cicatrización de los conductos biliares). Los venenos – pueden dañar el hígado, ya que una de las principales funciones de este órgano es eliminar las toxinas de la sangre. Una exposición prolongada a las toxinas ambientales, tales como el arsénico, puede dañar el hígado y conducir a la cirrosis.

Esquistosomiasis – también denominada bilharziosis, se trata de una enfermedad tropical provocada por un gusano parásito llamado Schistosoma. El gusano se transmite a los seres humanos por medio de los caracoles. La esquistosomiasis crónica provoca daños en los órganos internos, incluyendo el hígado. Algunos medicamentos (como los medicamentos empleados para controlar la arritmia cardíaca) – en casos raros pueden provocar cirrosis en personas sensibles.

Puede que los síntomas no se presenten hasta que no aparezcan las complicaciones de la cirrosis.
Muchas personas no saben que tienen cirrosis hasta que no se desarrollan las complicaciones.
Los síntomas más frecuentes de la cirrosis son:

  • Cansancio,
  • Debilidad,
  • Náuseas,
  • Pérdida del apetito,
  • Pérdida del deseo sexual, la cirrosis hepática reduce los niveles de testosterona en la sangre.
  • Ictericia – color amarillo de piel y ojos debido a la acumulación de bilirrubina en estos tejidos. La bilirrubina es un producto de degradación de las células viejas de la sangre que se encuentra en el hígado,
  • Fiebre,
  • Vómito,
  • Picor – por acumulación en la piel de productos de la eliminación de la bilis,
  • Abdomen hinchado por retención de líquidos,
  • Hinchazón de tobillos y piernas (edema) por retención de líquidos.
  • Confusión, delirio, cambios de personalidad o alucinaciones (encefalopatía) por acumulación de fármacos o toxinas en la sangre que afectan al cerebro.
  • Somnolencia extrema, dificultad para despertarse o coma – otros síntomas de la encefalopatía.
  • Hemorragias gingivales o nasales – debido a la producción alterada de los factores de coagulación.
  • Sangre en el vómito debido al sangrado de las varices provocado por congestión hepática.
  • Hemorroides – varices en el recto debido a la congestión hepática.
  • Pérdida de masa muscular (atrofia).
  • En los hombres, aumento del pecho (ginecomastia), hinchazón del escroto o testículos pequeños – debido a problemas en la producción de hormonas y al metabolismo.

Síntomas en fase avanzada o terminal
En las fases siguientes de la cirrosis, se puede vomitar sangre o tener heces negras y alquitranadas. Esto ocurre porque la sangre no consigue fluir correctamente a través del hígado, por lo que se produce un aumento de la presión en la vena que lleva sangre desde el intestino al hígado (vena porta).
El aumento de la presión arterial empuja la sangre hacia vasos más pequeños y frágiles que recubren el estómago y el esófago, formando venas varicosas.
Estos vasos pueden romperse por la presión arterial alta, provocando una hemorragia interna visible en el vómito y/o en las heces.
Con el tiempo, las toxinas, que normalmente son eliminadas por el hígado sano, pueden provocar insuficiencia de algunos órganos vitales, seguida de la muerte.

Las complicaciones de la cirrosis hepática son: Hipertensión portal. La cirrosis ralentiza el flujo normal de la sangre a través del hígado, aumentando la presión en la vena que conduce la sangre desde el intestino y el bazo hasta el hígado.

paxil en la eyaculacion precoz


pastillas de paxil

EPILEPSIA Y SINDROMES EPILEPTICOS SINTOMATICOS RELACIONADOS CON LOCALIZACIONES (FOCALES) (PARCIALES) Y CON ATAQUES PARCIALES SIMPLES DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES

BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA ARTROSIS SECUNDARIA DE OTRAS ARTICULACIONES

ENFERMEDAD POR DESCOMPRESION (DE LOS CAJONES SUMERGIDOS) OSTEONECROSIS EN LA ENFERMEDAD CAUSADA POR DESCOMPRESION (T70.3+)

EFECTOS NO ESPECIFICADOS DE LA RADIACION TUMOR MALIGNO DE SITIOS NO ESPECIFICADOS

OTROS TUMORES MALIGNOS Y LOS NO ESPECIFICADOS DEL TEJIDO LINFATICO, DE ORGANOS HEMATOPOYETICOS Y TEJIDOS AFINES OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL

TRASTORNO DE LA RETINA, NO ESPECIFICADO TRASTORNO DE LA CORNEA, NO ESPECIFICADO

DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES, DEBIDA A ACEITES Y GRASAS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON MESOTELIOMA DE OTROS SITIOS ESPECIFICADOS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON OTRAS SEPTICEMIAS ESTREPTOCOCICAS

NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DEL CARBON.
MENINGITIS EN ENFERMEDADES BACTERIANAS CLASIFICADAS EN OTRA PARTE

OTRAS FIEBRES VIRALES HEMORRAGICAS, NO CLASIFICADAS EN OTRA PARTE
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM FALCIPARUM

PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM VIVAX
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM MALARIAE

Los pulmones poseen dos funciones: Endocardio. Es una membrana de tejido conectivo. La componen:

Enfermedades del miocardio. Enfermedades del pericardio.

Tiene como funciones principales: Trastornos del desarrollo.

Timoma (de tipo A, AB, B1, B2 y B3). Hemorragia uterina disfuncional.

Acidosis tubular renal (ATR).

Funciones principales: Se compone de tres partes:

Sus funciones comprenden: Para su estudio se subdivide en diferentes partes:

Es un tejido de tipo blando que interviene en el movimiento del cuerpo. Dentro de las propiedades del berro existen un sin numero de beneficios no solamente para bajar de peso, sino también para prevenir ciertas enfermedades de manera natural con el consumo de esta legumbre, que desde la antigüedad, se usaba como afrodisíaco entre la nobleza. El berro (Nasturtium officinalis) es una planta semiacuática perenne de la familia de las brasicáceas, conocida desde tiempo inmemorial por sus propiedades saborizantes, terapéuticas y afrodisiacas.

El berro crece en las orillas de arroyos y ríos de Europa, Asia y América. Se caracteriza por sus pequeñas hojas redondas de sabor picante. Sus flores blancas aparecen en racimos planos llamados corimbos. Las hojas son utilizadas antes del florecimiento de la planta, puesto que tras éste se vuelven agrias y pierden sus propiedades. La planta tiene una variedad de usos culinarios y medicinales. El jugo de berro también puede utilizarse como saborizante sobre otros jugos o como bebida medicinal. El berro es rico en fibra, antioxidantes, vitamina C, beta-caroteno, ácido fólico, potasio, calcio, fósforo, hierro y yodo. Sus niveles de calcio son mayores a los de la leche y su hierro es mayor al contenido en las espinacas. Sus principios activos se clasifican como tioglucósidos (glucósidos que contienen azufre), agentes anti-trombosis con un efecto anticoagulante leve. El berro también contiene cantidades moderadas de vitaminas B1 y B2, zinc, cobre y manganeso. Veamos a continuación algunas propiedades del berro en la medicina natural.

pastillas de paxil

presentaciones de paxil

➤ Otras complicaciones: la cirrosis es el factor de riesgo más importante para la aparición de cáncer de hígado y esta es una complicación muy grave que aparece en algunos pacientes cirróticos. La cirrosis se sospecha por:
➤ Historia clínica; antecedentes de consumo de alcohol, factores de riesgo para la hepatitis crónica B y C (uso de drogas por vía parenteral, promiscuidad sexual, pareja sexual de enfermos de Hepatitis B o C); fármacos, tratamientos de herbolarios y homeópatas y consumo de drogas; presencia de prurito en la mujer, patología pulmonar o historia familiar de enfermedades hepáticas.

➤ Exploración del paciente; presencia de hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado), esplenomegalia (aumento del bazo), presencia de lesiones cutáneas como las arañas vasculares, telangiectasias en los pómulos o enrojecimiento de las palmas de las manos. ➤ Estudios analíticos; alteración en el número de células sanguíneas, marcadores de la función hepática, o de infecciones por los virus de la hepatitis B o C, entre otros y estudio de la coagulación.

➤ Ecografía abdominal es muy útil y permite frecuentemente el diagnóstico indirecto. ➤ El diagnóstico directo de certeza se realiza mediante biopsia hepática.

Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son: no consumir alcohol en exceso y hacer una consulta inicial para valorar clínica y analíticamente si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis. Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo). La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estadio inicial a las fases avanzadas. En las Cirrosis por Hepatitis B o C, existen distintos fármacos, según el virus causal, indicados para el tratamiento de hepatitis crónica activa o cirrosis hepática. Deben evitarse escrupulosamente las sustancias hepatotóxicas (drogas, algunos medicamentos, plantas medicinales y el alcohol). Tienen tratamiento preventivo o paliativo algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la retención de líquidos y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico. Se emplean tratamientos dietéticos y farmacológicos. Entre los dietéticos está la reducción de la sal para prevenir la retención de líquidos y la de proteínas (carnes, pescados) para la encefalopatía hepática. Como es necesaria una buena nutrición y, hasta que hay riesgo de encefalopatía, la restricción de proteínas no es necesaria, la dieta debe ser siempre supervisada por el médico. A veces se necesitan suplementos de vitaminas y minerales. Entre los fármacos se usan fundamentalmente los diuréticos para tratar la retención de líquidos y los llamados beta-bloqueantes para prevenir las hemorragias digestivas. Pueden ser necesarios otros muchos fármacos para tratar las complicaciones pero la mayor parte de ellos se usan fundamentalmente en el ámbito hospitalario. Finalmente hay que conocer que el tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos. Es muy importante que todo paciente con cirrosis sea visitado por su médico al menos 2 veces al año y siempre que presente alguna complicación. Esto permite al médico estimar más fiablemente el momento en el que el paciente debe ser considerado candidato a trasplante y proceder a su estudio como tal. Esperar a que el paciente esté en muy mala situación por cirrosis muy avanzada aumenta mucho las posibilidades de que el fallecimiento se produzca antes de que de tiempo a realizar el trasplante.

Artículo facilitado por:
Veneno de escorpión azul, tratamiento auxiliar para pacientes con cáncer.

El propósito de este sitio web es meramente informativo, aquí se exponen tratamientos alternativos que han resultado favorables en el tratamiento del cáncer de diversos tipos en pacientes mexicanos; las cuales han sido desarrolladas en cuba a partir de la utilización de veneno de escorpión azul. Este sitio es para información del público en general, se trata el tema de manera sencilla de manera que cualquier persona pueda comprender el funcionamiento del tratamiento contra el cáncer de origen cubano conocido como Escozul, así como la inclusión de algunas opiniones y testimonios.

Si tiene interés de adquirir un producto alternativo para el tratamiento del cáncer existen en Internet muchas instancias dedicadas a su comercialización, sin embargo es probable que requiera atención personalizada por lo que lo invitamos a comunicarse con nosotros; al contactarnos podemos ayudarlo a encontrar juntos la solución a su necesidad. Se ha comprobado que la toxina del escorpión azul (Rophalurus junceus) no interfiere con otros tratamientos que se aplican a pacientes con cáncer, como la quimioterapia, los citostáticos, la cirugía o las radioterapias. Sin embargo produce una mejora sustancial en la calidad de vida de enfermos con cáncer avanzado. Señal el doctor Alfredo E. Lau, médico cirujano y catedrático del hospital León Cuervo de la ciudad cubana de Pinar del Río, el cual dictó una conferencia en el centro de salud Dellser, que tiene un acuerdo con Labiofam, para promover en México sus productos de salud.

Después de quince años de investigación como tratamiento alternativo para el cáncer fueron presentados resultados del veneno del escorpión azul (Rhopalurus Junceus). Por los investigadores Hidelino Pérez Martínez y Caridad Rodríguez Torres. Se ha demostrado cómo al usarse el veneno del escorpión (especie endémica de la isla de Cuba), en el tratamiento de neoplasias y sus síntomas secundarios es un efectivo auxiliar sin que se obstruyan o disminuya los tratamiento oncológicos habituales.

Durante la presentación se dieron a conocer las características bioquímicas, toxicológicas y enzimáticas del nuevo tratamiento. Así como los resultados a la fecha, donde la calidad de vida de los pacientes tratados ha sido a la alta. El protocolo de investigación científica ya obtuvo el registro sanitario donde se destaca que no es tóxico y las vías de aplicación pueden ser oral, nasal, sublingual, cutánea o dentro de la medicina homeopática. Señalado ésto por la representación cubana en la sede diplomática de Cuba en México.

Diversas líneas de investigación se han iniciado para comprobar y promover la efectividad del veneno de escorpión azul. Existen medios serios en Internet que afirman la funcionalidad del medicamento y su uso sobre pacientes regularmente. Otras fuentes interesantes a consultar son las siguientes: CNN, La Jornada, Habana Journal, Wikipedia, Biblioteca virtual en salud de Cuba. El alacrán colorado o escorpión azul (Rhopalurus junceus) es una especie endémica muy particular de los 36 diferentes tipos de alacrán que se encuentran en la isla de Cuba. Se le llama alacrán azul por la característica peculiar de tener un tono azul en su cola y en su aguijón, también es conocido como “alacrán colorado” porque en todo su cuerpo presenta un color rojizo oscuro.

El veneno de escorpión es un compuesto puramente proteico, pues carece de fosfolipasas, proteasas y factores de irritación. La toxina del veneno de los escorpiones es una mezcla compuesta por varios péptidos de bajo peso molecular que tienen efecto sobre los canales iónicos (fundamentalmente de Ca2+, Na+ y K+) en las células de mamíferos e insectos. Estas proteínas de bajo peso molecular inhiben la producción de proteasas en la membrana tumoral. Hernández, et al. coinciden en la acción del veneno asociada con la activación de los canales de sodio Na+ y potasio K+, y mencionan que se ha reportado que esta familia de proteínas mantienen un motivo estructural conservado integrado por un núcleo compacto formado por una α hélice y tres hojas β plegadas.

Su letalidad radica en la presencia de toxinas dirigidas a sitios específicos de la membrana citoplasmática, que modifican el comportamiento de los mecanismos de selección iónica imprescindibles para la fisiología celular Además, se ha descrito que a altas concentraciones (100 μg/mL) la toxina induce apoptósis, asociada por un influjo de Ca2+.

Se sabe que las cadherinas son un grupo de proteínas involucradas en la formación de las uniones intercelulares, estas moléculas son dependientes de Ca+2, el cual influye en la formación del dímero necesario para la unión entre las células. Ha sido ampliamente descrito el papel de las toxinas de diversos grupos animales activando el influjo de este ion calcio, lo cual puede estar relacionado al evento aquí descrito, ya que una disminución del Ca2+ extracelular impide la formación del dímero de cadherina ocasionando una disrupción entre las células. El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Aunque existen muchos tipos de cáncer, todos comienzan debido al crecimiento sin control de las células anormales.

Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen con más rapidez hasta que la persona alcanza la edad adulta. Posteriormente, las células normales de la mayoría de los tejidos sólo se dividen para reemplazar las células desgastadas o moribundas y para reparar las lesiones. Debido a que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, son diferentes de las células normales. En lugar de morir, viven más tiempo que las células normales y continúan formando nuevas células anormales. Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN (Acido Desoxirribonucleico). Esta sustancia se encuentra en todas las células y dirige sus funciones. En las células cancerosas el ADN no se repara. Las personas pueden heredar ADN dañado, que es responsable de los tipos de cáncer hereditarios. Sin embargo, en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de alguna exposición ambiental como el fumar.

Recuerde que no todos los tumores son cancerosos. Los tumores benignos (no cancerosos) no se propagan y, con muy raras excepciones, constituyen una amenaza para la vida. El cáncer se ha padecido desde los albores de la humanidad, malos hábitos, diversos vicios, alimentos poco sanos, sedentarismo, estrés entre otros, son factores de riesgo que han incrementado los tipos de cáncer. Al mismo tiempo la medicina ha ido avanzado en métodos de diagnostico y en tratamientos han ayudado a combatirlo pero que algunos resultan muy agresivos Algunas formas de trabajo que sigue la oncología son:

Cirugía: Es la técnica usada para remover los crecimientos cancerosos, la probabilidad de una cura quirúrgica depende del tamaño, lugar, y etapa de desarrollo de la enfermedad. Radioterapia: Es una técnica para disminuir tumores mediante ondas de alta energía dirigidas a los crecimientos cancerígenos.

Quimioterapia: Tratamiento de pacientes del cáncer con compuestos anticancerosos, tiene efectos secundarios severos como náusea y el vómito, aunque funcionan para atacar el crecimiento o la división celular. Bioterapia: Tratamiento para estimular o restaurar la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra el cáncer, estudia la genética así como estudio de biopreparados.

Además se investiga y experimenta para llevar los resultados a nivel farmacéutico, con el desarrollo de la “Bioterapia” que comprende tratamientos que combaten los desarreglos de los genes que provocan el cáncer tales como la irrigación sanguínea de los tumores. Es un medicamento alternativo natural para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, utilizado En Cuba desde hace más de 20 años. Escozul es el nombre comercial de la solución acuosa del Veneno de un alacrán endémico de la zona oriental de Cuba (Rophalurus Junceus), donde se le conoce como el “alacrán azul” (Escorpión Azul).

Desde inicios de la década de los 90, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Médicas de Guantánamo (zona oriental de Cuba donde habita dicho escorpión ) dirigidos por el Lic. Misael Bordier Chibás, desarrollaron las investigaciones que demostraron las propiedades de este veneno, básicamente un polipéptido, complejiza definir cuál o cuáles de sus componentes son los activos para poder sintetizarlos a nivel de laboratorio y lograr su producción farmacéutica. El veneno se extrae del animal mediante un estímulo eléctrico, un proceso totalmente artesanal. La sustancia extraída es prácticamente transparente, un poco más densa que el agua y perfectamente soluble en ella. Sus principales componentes son proteínas a las que no se les adiciona ningún conservante por lo que necesita refrigeración. Si las condiciones de almacenamiento son las adecuadas debe ser inodoro e insípido.

  • Al ser un producto farmacéutico experimental existen diversas distribuciones y grupos dedicados al comercio del mismo, al mismo tiempo se sabe que hay personas que abusando de la necesidad humana venden productos que no son originales y terminan, en lugar de beneficiar, afectando al paciente.
  • Al no estar catalogado como medicamento por la COFEPRIS, el usuario es responsable de su administración y por consiguiente ser cauteloso con el origen de la adquisición del producto.
  • Al comenzar a percibir mejoras algunos pacientes ignoran el tratamiento habitual recetado por sus médicos lo que puede culminar en un cáncer de mayor peligro consecuencia de la imprudencia. Aunque no se puede mencionar que Escozul sea la cura para el cáncer, sí se puede asegurar que es un tratamiento que mejora en muchos sentidos la calidad de vida de los pacientes enfermos que lo consumen y puede lograr que gocen de un intervalo libre de enfermedad prolongado, lo cual va a depender en gran medida del estado clínico de la enfermedad en el que el paciente comiente a utilizarlo y de las reservas vitales que posea.

    • Aumento del apetito
    • Disminución de dolores
    • Disminución de inflamación
    • Recuperación paulatina de peso
    • Afección al crecimiento tumoral
    • Recuperación clínica y radiológica
    • Normalización progresiva de parámetros hematológicos, hepáticos, renales y otros específicos de cada patología.

    El Escozul actúa inhibiendo la proteasa, una enzima que rodea la membrana de todo tipo de tumor. Se conoce que la proteasa funciona como una especie de hábitat en que el tumor se reproduce y se expande célula por célula. Al impedir la formación de esta membrana en la neoplasia es posible frenar su expansión. No obstante, el Escozul no ataca a la célula maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana.

    Soy una niña de 12 años actualmente soy sobreviviente del CÁNCER gracias a Dios, los médicos y ESCOZUL. Yo tenía 9 años cuando me dijeron que tenía un tumor Cerebral llamado “MEDULOBLASTOMA” y que era canceroso, nos dijeron los médicos que tenían que hacerle una cirugía un poco peligrosa pero que era necesaria. Gracias a Dios salió todo bien, logré salir viva de la cirugía.

  • la paxil es adictiva

    singulair niños 1 año

    pastillas de paxil

    Ø Disminución de la presión mecánica intersticial por la atrofia muscular. Ø Estasis venosa como consecuencia de la ausencia o disminución de la contracción muscular.

    Edema de la anemia. La anemia, como factor aislado, puede provocar edema cuando el hematocrito desciende a menos del 20%. En esta situación hay vasoconstricción arteriolar y reducción del flujo plasmático renal, que ocasionan disminución de la filtración glomerular. Esta última conduce al aumento de la reabsorción renal de agua y sodio, y al edema. Es común que factores como la hipoproteinemia y la insuficiencia cardiaca estén presentes y coparticipen en el origen del edema. Edema idiopático. A pesar de no ser tan raro como parecería, el edema idiopático obviamente no tiene una fisiopatología clara. Son muchas las teorías:

    Ø Permeabilidad capilar aumentada. Ø Exceso de hormona antidiurética.

    Ø Deficiencia muscular de la pared venosa. Ø Deficiencia de inervación motriz vascular

    La cirrosis es una condición patológica hepática progresiva caracterizada por la fibrosis del parénquima, así como una evidencia de actividad regenerativa, nodular, que altera la arquitectura normal del parénquima.1,2 Es la fase avanzada de un gran número de padecimientos inflamatorios crónicos que afectan al hígado.3 La fibrosis es una condición irreversible por la inflamación o un insulto tóxico directo sobre el hígado, la cual se ha visto que es reversible en Hepatitis B, después de un tratamiento antirretroviral.2

    Epidemiología En México, durante el 2003, la mortalidad por cirrosis hepática (26,810 defunciones) ocupó el quinto lugar, con una tasa promedio de 25.8/100,000 habitantes, siendo la tercera causa de mortalidad general en hombres y la octava en mujeres. Se considera un problema de salud pública ya que afecta a la población económicamente activa.3

    La etiología en pacientes con cirrosis en México se distribuye de la siguiente forma: alcohol 39.5%, VHC 36.6%, criptogénica 10.4%, cirrosis biliar primaria 5.7%, otra 2.8%. Esto se concluyó en un estudio multicéntrico realizado en ocho unidades hospitalarias de diferentes partes del país, e incluyó a pacientes de todas las áreas y clases socioeconómicas3 (Tabla 3). Historia natural de la Cirrosis

    La historia natural se caracteriza por una fase compensada generalmente asintomática, seguida por una fase rápida o descompensada donde se desarrollan las complicaciones. En la fase compensada la presión portal es normal. Conforme se desarrollan las complicaciones se progresa hacia la descompensación; se pueden presentar várices esofágicas, ascitis, peritonitis bacterial espontánea, etc., importantes para la determinación de la sobrevida. En pacientes compensados ésta es de 12 años, mientras que para descompensados es solamente de dos años.5, 3

    Se han determinado cuatro etapas clínicas, cada una se define por la presencia o ausencia de complicaciones, que fueron acordadas en el BAVENO IV (Consenso Metodológico sobre Diagnóstico y Tratamiento de la Hipertensión Portal): Etapa 1: Ausencia de várices esofágicas y ascitis. La mortalidad es 2

    Biopsia hepática Se usa cuando los demás métodos serológicos, radiográficos o clínicos han fallado para el diagnóstico de cirrosis. El beneficio de la biopsia supera sus riesgos; su sensibilidad y especificidad para un diagnóstico preciso es de 80 a 100%, esto depende del tamaño y calidad de la muestra. Se realiza vía percutanea, transyugular, laparoscópica, abierta, por aspiración guiada por ultrasonido o tomografía. Se debe efectuar con una cuenta de plaquetas y tiempo de coagulación, previo a estos procedimientos.2

    Complicaciones Las complicaciones mayores de la cirrosis comprenden ascitis, peritonitis bacteriana espontánea, encefalopatía hepática, hipertensión portal, hemorragia por várices esofágicas y síndrome hepato-renal.6

    Se define como la acumulación patológica de líquido en la cavidad peritoneal; 85% de los pacientes con ascitis, padecen cirrosis. La Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas recomienda una paracentesis diagnóstica en personas con ascitis clínica, y hacer el cultivo en un medio hemático antes de indicar antibióticos. Al líquido se le estudia el diferencial de leucocitos, proteínas totales y gradiente de albúmina sérica ( SAAG ) –éste es un predictor de presión portal– aunque si este último es menor de 1.1 se debe considerar otra causa de la ascitis.6 El tratamiento primario para ascitis consiste en la restricción de Na+, no más de 2 mg x día, así como el uso de diuréticos (espironolactona, furosemida) y la abstención total de alcohol. Cuando el Na+ se encuentra 250 células x mm3 polimorfonucleares deberán recibir antibioticoterapia empírica, a base de cefotaxima 2 g iv cada 8 h, a esto se le suma albúmina 1.5 g x kg de peso en 6 h, en el momento de la detección y al tercer día de la misma.6 Como opción antimicrobiana esta ofloxacino 400 mg cada 12 h, que es una alternativa iv en pacientes sin vómito, shock, encefalopatía severa, creatinina mayor de 3 g x dl. En pacientes con cuentas >250 células x mm3, con signos de infección, deberá iniciarse una terapia antimicrobiana empírica, mientras se recaban datos del cultivo. Lo pacientes que sobrevivan deberán recibir tratamiento profiláctico.6

    Encefalopatía hepática Se define como una condición reversible, caracterizada por la disminución de las funciones neuropsiquiátricas, causada por hepatopatía crónica o aguda, la cual ocurre predominantemente en pacientes con hipertensión portal. De inicio insidioso caracterizado por cambios sutiles o intermitentes en la memoria, personalidad, concentración y reacción. Es un diagnóstico de exclusión.6

    Los objetivos del tratamiento se basan en cuidados de soporte, identificación y eliminación de factores precipitantes, como la reducción de la carga intestinal de nitrógeno (Tabla 3). La administración de lactulosa se encamina a mejorar el estado mental limpiando el intestino con la ayuda de enemas. En pacientes refractarios, se puede agregar neomicina a la lactulosa.6 Se ha demostrado que se puede seguir una dieta normoproteica en eventos agudos de encefalopatía por cirrosis, y que la reducción proteica no tiene efectos benéficos durante el mismo. En un metanálisis se demostró que la infusión de aminoácidos de cadena corta (branched) repercute en una recuperación más rápida de la encefalopatía, ya que se ha visto que el aumento de aminoácidos aromáticos, en relación con los de cadena corta, es una consecuencia de la insuficiencia hepática. En otros tres estudios se demostró que la mortalidad disminuye con este tratamiento.6 Otra teoría es que las benzodiacepinas endógenas pueden sellar los receptores para ácido alpha aminobutírico y ejercer efectos neuroinhibitorios. Por lo tanto, el uso de inhibidores de los receptores benzodiacepínicos (flumazenil) puede mejorar el estado mental, y la bromocriptina mejorar los síntomas extra piramidales, aunque es una evidencia C-B. 7

    La cirrosis hepática es una enfermedad de progresión lenta, en la que el tejido del hígado se sustituye por tejido cicatricial (fibrosis), impidiendo que el hígado funcione correctamente.
    Las enfermedades que conducen a la cirrosis dañan y destruyen las células del hígado, el cuerpo responde provocando una inflamación y un intento de reparación que da lugar a la formación de tejido cicatricial. Las células del hígado que no mueren se multiplican tratando de reemplazar las células muertas.

    La cirrosis se divide en dos fases: compensada y descompensada.

    1. La cirrosis compensada implica que el cuerpo aún funciona bastante bien, a pesar de los daños en el hígado. Muchas personas con cirrosis compensada presentan pocos o ningún síntoma.
    2. La cirrosis descompensada significa que la fibrosis hepática ha dañado e interrumpido las funciones esenciales del cuerpo. Los pacientes con cirrosis descompensada desarrollan síntomas graves y complicaciones fatales.

    La cirrosis biliar primaria es una enfermedad en la que los conductos biliares del hígado se destruyen lentamente.
    La bilis es un líquido producido en el hígado que ayuda a digerir la comida y deshacerse de los glóbulos rojos degradados, del colesterol y de las toxinas.
    En la cirrosis biliar primaria, los conductos biliares están dañados y las sustancias nocivas pueden acumularse en el hígado, dando como resultado la formación de tejido cicatricial en el hígado. La cirrosis biliar secundaria es una enfermedad en la que los conductos biliares no consiguen transportar eficazmente la bilis debido a una causa secundaria que provoca obstrucción, inflamación, cicatrización u otros daños a los conductos biliares.

    Por último, la cirrosis de Laennec es un tipo de cirrosis del hígado caracterizada por un aspecto nodular de la superficie del hígado y asociado al alcoholismo. El tejido cicatricial altera la capacidad del hígado para:

    • Luchar contra las infecciones,
    • Eliminar las toxinas de la sangre,
    • Procesar las sustancias nutritivas, hormonas y medicamentos,
    • Producir las proteínas que regulan la coagulación de la sangre,
    • Producir la bilis para ayudar a absorber las grasas y las vitaminas liposolubles.

    Un hígado sano es capaz de regenerar la mayoría de sus células cuando se dañan. En la etapa final de la cirrosis, el hígado puede que no sea capaz de reemplazar las células muertas.
    En caso de cirrosis hepática hipertrófica, el hígado aumenta su volumen, mientras que si se trata de cirrosis atrófica el hígado reduce su tamaño.

    Cirrosis alcohólica
    El consumo excesivo y crónico de alcohol es la causa más común de la cirrosis hepática.
    Es importante tener en cuenta que la cantidad de alcohol que daña el hígado puede variar de una persona a otra. Si una mujer sana bebe la misma cantidad de alcohol que un hombre sano, ésta presenta un mayor riesgo de padecer cirrosis.
    Los niños son particularmente sensibles a los daños ocasionados por el alcohol. Asimismo, algunas personas tienen una predisposición genética a padecer enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol.
    Las personas con una enfermedad del hígado pueden presentar un mayor riesgo de daños provocados por el alcohol.
    Si el paciente ya padece hepatitis B, C o cirrosis hepática (por cualquier causa), es probable que su estado empeore con el consumo de alcohol. ¿Las personas que consumen mucho alcohol padecen necesariamente cirrosis hepática?
    La mayoría de las personas que beben grandes cantidades de alcohol dañan el hígado, aunque no todos desarrollan cirrosis.
    Es más probable que las mujeres que beben mucho y las personas infectadas por el virus de la hepatitis B o C padezcan problemas de hígado debido al alcohol.

    La cirrosis alcohólica es de tipo micronodular, es decir se observan nódulos uniformes de dimensiones inferiores a 3 mm.
    Cuando la cirrosis tiene su origen en el alcohol o los medicamentos también se denomina exotóxica. Hepatitis y cirrosis hepática
    La hepatitis es un término general que significa inflamación del hígado.
    La hepatitis viral se refiere a una enfermedad infecciosa provocada por un virus como el de la hepatitis B o C.
    La hepatitis crónica C es una causa común de cirrosis hepática. La hepatitis B también puede causar cirrosis, en cuyo caso los nódulos son más gruesos en comparación con la cirrosis alcohólica.
    Con una de estas enfermedades, aumenta el riesgo de desarrollar cirrosis si se consumen bebidas alcohólicas.
    La cirrosis hepática no puede transmitirse por contacto sexual, mientras que la hepatitis B y C sí son de transmisión sexual.

    Esteatosis hepática
    La esteatosis hepática no alcohólica (EHNA) es un trastorno caracterizado por la acumulación de grasa en el hígado.
    Esta enfermedad es cada vez más común en niños con sobrepeso.
    Generalmente, el hígado graso no produce dolor ni náuseas. La esteatosis tiene su origen en el síndrome metabólico, que se caracteriza por:

    funcion del paxil

    El miedo hace que el Qi descienda mediante bloqueo del Recalentador Superior. El tratamiento del miedo, por tanto, no debe consistir simplemente en elevar el Qi, por ejemplo, con 20 DM, sino también en desbloquear el Qi en el Recalentador Superior con 5C y 7P (Maciocia). Las situaciones de ansiedad crónica y miedo tendrán efectos diferentes sobre el Qi, dependiendo del estado del Corazón. Si el Corazón es fuerte, el miedo causará descenso del Qi. Sin embargo, si el Corazón es débil, hará que el Qi ascienda con síntomas como palpitaciones, insomnio, sequedad de boca, enrojecimiento malar, mareos y un pulso relativamente Derbordante y rápido en ambas posiciones distales. En esta situación, el pulso del Riñón es Débil y el pulso del Corazón Desbordante.

    El miedo (según Maciocia) en respuesta a un estímulo externo real hace que el Qi descienda, pero un estado de ansiedad crónica hace que el Qi se eleve. Algunos psicólogos establecen una distinción entre miedo y ansiedad que aclara su efecto diferente sobre el Qi. Epstein cree que el miedo está relacionado con la conducta de afrontamiento, en particular, con el escape y la evitación. Sin embargo, cuando los intentos de afrontamiento fracasan, el miedo se transforma en ansiedad. El miedo es, por tanto, un motivo de evitación; la ansiedad es miedo no resuelto o un estado de activación no dirigida consecutiva a la percepción de la amenaza. Según Maciocia, con independencia de los patrones participantes, en la ansiedad crónica existe siempre una desconexión entre Corazón y Riñones. En fisiología, el Qi de Corazón y el Qi de Riñón se comunican entre sí, de forma que el Qi de Corazón desciende hacia los Riñones y el Qi de Riñón asciende hacia el Corazón. La ansiedad crónica hace que el Qi se eleve hacia el Corazón lo “inmoviliza”. El Qi de Corazón no puede descender a los Riñones y los Riñones no pueden arraigarlo.

    La correlación entre el miedo y los Riñones que existe en la medicina china se refleja en el concepto occidental de nuestra reacción al estrés y el miedo. De hecho, cuando estamos sometidos a situaciones causantes de miedo, las glándulas suprarrenales (es decir, los “Riñones” de la medicina china) segregan una hormona esteroidea. Existe otra causa de miedo no relacionada con los Riñones. La deficiencia de Sangre de Hígado y la deficiencia de Vesícula Biliar pueden causar también temor. El capítulo 8 del Eje espiritual dice: “Si el Qi de Hígado es deficiente existe miedo”.

    La contrapartida positiva del miedo dentro de las energías mentales de los Riñones es la flexibilidad, ceder en presencia de adversidad y resistir la dureza con tranquilidad. Puntos utilizados para el miedo:

    • 3R Taixi (tonifica Riñones especialmente el Yin, nutre el Yin y tonifica el Yang)
    • 4R Dazhong (refuerza la voluntad, ahuyenta el miedo)
    • 20 DM Baihui (calma el Shen)
    • 7C Shenmen (regula y fortalece el Corazón (sangre y Yin), calma el Shen)

    1. f. Movimiento o perturbación violenta del ánimo o del cuerpo.

    La conmoción o shock mental dispersa el Qi y afecta al Corazón y los Riñones. Causa una depleción súbita del Qi de Corazón, hace el Corazón más pequeño y puede provocar palpitaciones, disnea e insomnio. La conmoción se refleja con frecuencia en el pulso por la calidad “Móvil” (Dong); es decir, un pulso corto, deslizante, con forma de judía, rápido y que produce la impresión de vibración al pulsar.

    En el capítulo 39 de las Preguntas sencillas se dice: “La conmoción afecta al Corazón, privándolo de residencia; la Mente no tiene refugio y no puede reposar, de forma que el Qi se convierte en caótico”. La conmoción “cierra” el Corazón o hace el Corazón más pequeño. Esto se puede observar en un color azulado en la frente y un pulso del Corazón Tenso y Fino.

    La conmoción afecta también a los Riñones debido a que el cuerpo recurre a la Esencia de Riñón para suplir la depleción súbita de Qi. Por esa razón, la conmoción puede causar síntomas como sudoración nocturna, sequedad de boca, mareos y acufenos. Puntos utilizados en la conmoción:

    • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
    • 20 DM Baihui (calma el Shen)
    • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
    • 4 R Dazhong (refuerza la voluntad, ahuyenta el miedo. Fortalece los Riñones y enfría el Calor de Vacío)

    “Amor” aquí no se refiere al afecto normal sentido por los seres humanos unos hacia otros, por ejemplo, el amor de los padres por sus hijos y viceversa o el afecto de una pareja de amntes. El amor aquí se refiere al amor obsesivo dirigido a una persona en particular. El amor también se convierte en una causa de enfermedad cuando está mal dirigido, por ejemplo, cuando una persona ama a alguien que le hace daño de manera continuada sea físico o mental. Los celos obsesivos también entran en la categoría amplia del “amor”.

    Wu y Schwartz interrogaron a personas jóvenes de Estados Unidos, Italia y la República Popular China sobre sus experiencias emocionales. En todas las culturas, los hombres y las mujeres identificaron las mismas emociones y se mostraron totalmente de acuerdo excepto en una emoción, el amor. Los estadounidenses e italianos igualaron amor con felicidad; se asumió que tanto el amor apasionado como el compasivo eran experiencias intensamente positivas. Los estudiantes chinos, sin embargo, tenían una visión más oscura del amor. En China, el amor apasionado tendía a relacionarse con ideogramas como “encaprichamiento”, “amor no correspondido”, “nostalgia” y “pena-amor”. El “amor” en el sentido descrito afecta al Corazón y acelera el Qi. El pulso en posición de Corazón será Desbordante y rápido. Puede causar Fuego de Corazón con síntomas y signos como palpitaciones, punta roja de la lengua, cara roja, insomnio e inquietud mental.

    Puntos utilizados en el amor obsesivo:

    • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
    • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
    • 19 DM Houding (calma el Shen)

    (Del lat. anxĭa, f. de anxĭus, angustiado). 1. f. Congoja o fatiga que causa en el cuerpo inquietud o agitación violenta.

    2. f. Angustia o aflicción del ánimo. “Ansia” se debe entender en el contexto de las tres filosofías principales de China: confucionismo, budismo y taoísmo. Las tres consideran el “ansia” y el “deseo” como raíz de todo el sufrimiento mental-emocional.

    Los taoíastas creen que el deseo impide el seguimiento del Tao. Los budistas consideran el “deseo” como raíz del sufrimiento humano. De acuerdo con ellos, nuestra propia existencia comienza a partir del deseo y el ansia, cuando la mente en estado Bardo (el período posterior a la muerte y anterior a la rencarnación siguiente) es atraída por el calor del útero y se reencarna. Por último, los confucionistas creen que el verdadero “caballero” (una traducción errónea del término jun zi que en realidad se aplica tanto a los hombres como a las mujeres) no es agitado por las emociones debido a que éstas nublan su verdadera naturaleza. En el contexto de la medicina china “ansia” indica un estado de deseo constante que nunca se satisface. Puede incluir el ansia de objetos materiales o de reconocimiento social. Aunque enraizada en las filosofías antiguas de China, tiene interés señalar que el “ansia” como una causa de enfermedad es común en nuestras sociedades consumistas occidentales, donde el “ansia” no sólo existe, sino que es artificialmente estimulada por la publicidad.

    El ansia afecta al Corazón y dispersa el Qi. También afecta al Pericardio por agitación del Fuego Ministerial. En caso de enfermedad, el Fuego Ministerial se refiere al Fuego Vacío excesivo y patológico procedente de los Riñones. Nace de los Riñones y afecta al Pericardio y, por tanto, a la Mente. Por esa razón, el término “Fuego Ministerial” se refiere al Fuego de los Riñones fisiológico o patológico y al Pericardio. Esto explica la asignación de la posición proximal derecha profunda del pulso al Yang de Riñón según algunos médicos, y al Pericardio según otros. Si la Mente está calmada, asentada y satisfecha, el Pericardio sigue su dirección y existe una vida feliz y equilibrada. Si la Mente es débil y está insatisfecha, el Pericardio sigue las demandas del ansia y la persona desea constantemente nuevos objetos o nuevo reconocimiento, que incluso cuando se obtienen no producen nunca satisfacción y dejan a la persona más frustrada. Por esas razones el confucionismo, el taoísmo y el budismo dan importancia reducir el ansia, el deseo excesivo para evitar el aumento del Fuego Ministerial que agita la Mente.

    El ansia causará Fuego de Corazón o Calor de Vacío de Corazón dependiendo del estado subyacente de la persona. Si causa Fuego de Corazón se producirán palpitaciones, enrojecimiento facial, sed, insomnio, agitación y un comportamiento ligeramente “maniaco”. En ese caso el pulso del Corazón es Desbordante y Rápido. Si hay tendencia a la deficiencia de Yin, como es común en las personas que tienden a trabajar demasiado, eso conducirá a Calor Vacío de Corazón. En esta situación se encuentran palpitaciones, enrojecimiento de las mejillas, sequedad de garganta, insomnio e inquietud mental. El pulso del Corazón es Desbordante pero Vacío y Rápido.

    Puntos utilizados en el ansia:

    • 7C Shenmen (regula y fortalece el corazón, calma el Shen)
    • 19 DM Houding (calma el Shen)
    • 15 RM Jiuwei (regula el Corazón, calma el Shen)
    • 7 PC Daling (despeja el calor del Corazón, calma el Shen)

    CONCLUSIONES Las emociones son causas de enfermedad que los médicos occidentales a menudo pasamos por alto tratando únicamente los síntomas de la enfermedad que refiere el paciente. Sin embargo, si pudiéramos detenernos en los sentimiento y en las emociones, si pudiéramos estudiar el entorno de cada persona individualmente nos daríamos cuenta que siempre hay algo más allá de la enfermedad, de los síntomas y de los signos que cada persona sufre.

    Las emociones desencadenan una cascada de cambios fisiológicos que afectan a más de un órgano aunque cada emoción se refleje de manera más notable en determinado órgano. Como el engranaje de un reloj se suceden una cadena de cambios rompiendo el equilibrio de los Órganos Internos y la armonía del Qi y la Sangre, de modo que siempre se ve afectado el Corazón que alberga la Mente (el Shen) que en definitiva es la que siente las emociones. Todas las emociones afectan al Qi de modo que el Pulmón que gobierna el Qi se verá afectado. Aunque aquí he expuesto una serie de puntos para cada emoción, hay que estudiar a cada persona de manera individual, no vale una fórmula para todos porque cada uno tenemos una forma especial de ser, de sentir y de vivir los acontecimientos de la vida de manera diferente. Las experiencias de cada uno son distintas, la herencia de nuestros padres y nuestro entorno es diferente y la manera de ver las cosas y el mundo cambia de una persona a otra. Por todo esto (y más que aún me falta por aprender) cada persona debe ser estudiada y valorada de manera individual para conseguir aliviar su sufrimiento, su dolor y poder curar con más eficacia la enfermedad.

    efectos secundarios del paxil cr 25 mg

    La ictericia puede deberse a la compresión de la vía biliar o debido a la infiltración tumoral difusa del hígado, aunque principalmente se deberá a la enfermedad crónica hepática de base. Raramente, los tumores pueden romperse dentro de la cavidad peritoneal causando hemorragia intraperitoneal y peritonitis. En tumores grandes bien vascularizados puede auscultarse un murmullo vascular en la zona del hígado en un 25% de los pacientes.

    Raramente, la trombosis de la vena hepática o de la vena cava inferior serán una manifestación inicial del CHC. En la siguiente tabla se muestran los síntomas más comunes asociados al cáncer de hígado. Hay que resaltar que algunos de ellos pueden o no darse con frecuencia en función del tipo y, sobre todo, de la extensión del tumor. Por ello es recomendable asistir al médico de atención primaria ante la aparición de algunos de estos síntomas, especialmente si se prolongan en el tiempo, para poder realizar un diagnostico precoz y proporcionar el tratamiento más adecuado.

    • Dolores abdominales
    • Sensación de presión o plenitud en la parte superior del abdomen.
    • Pérdida de peso.
    • Ictericia: Coloración amarillenta en la piel, conjuntiva de los ojos, y membranas mucosas;
    • Murmullo vascular: Ruido anormal que se ausculta como resultado del flujo turbulento en un vaso sanguíneo reducido.
    • Ascitis
    • Sangrado esofágico
    • Fiebre de origen desconocido

    El principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de hígado es la cirrosis hepática. Por lo tanto, cualquier enfermedad que pueda dar lugar a cirrosis hepática debe considerarse un factor de riesgo para el CHC.

    Los principales factores de riesgo conocidos están bien definidos e incluyen, hepatitis crónicas víricas, tóxicos, enfermedades metabólicas del hígado, enfermedades hepáticas inmunitarias y enfermedades metabólicas hereditarias. La presencia de más de un factor de riesgo aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

    El desarrollo del CHC requiere aproximadamente 10 años a partir del diagnóstico de cirrosis y aproximadamente 30 años desde la exposición al virus de la hepatitis C. La secuencia temporal para los otros factores de riesgo no ha sido definida pero un tiempo de evolución parecido puede ser aplicable a la enfermedad crónica secundaria a la ingesta de alcohol. El screening, cribado o diagnóstico precoz es un conjunto de actividades que pretenden detectar la enfermedad en sujetos sanos antes de que se manifieste clínicamente y poder adoptar el tratamiento adecuado precozmente, y así modificar la historia natural de la enfermedad y reducir la mortalidad.

    Más del 80% de los pacientes afectados de cáncer de hígado presentan una cirrosis hepática subyacente y en la actualidad el hecho de que se desarrolle CHC supone la principal causa de muerte en pacientes afectos de cirrosis. Teniendo en cuenta que la única posibilidad de aplicar tratamientos con intención curativa es diagnosticando la enfermedad en una fase inicial asintomática deben considerarse candidatos para pruebas de diagnóstico precoz a todos los sujetos con cirrosis, que podrían recibir un tratamiento en el caso de ser diagnosticados de CHC.

    Está demostrado a través de diferentes estudios que el diagnóstico precoz es eficaz y puede llegar a reducir la mortalidad un 37%. La prueba médica recomendada para la realización de un cribado es la ecografía abdominal, una prueba no invasiva, aceptada por la población, con un sensibilidad del 60-80% y una especificidad superior al 90% para la detección precoz del CHC.

    La ecografía abdominal debe ser realizada siempre por personal experto. Se recomienda realizar cribado cada 6 meses.

    A aquellos pacientes de los que se sospecha que han desarrollado un cáncer de hígado, se le practicaran pruebas diagnósticas con los siguientes objetivos:

    • Confirmación del diagnóstico,
    • Determinación de la extensión de la enfermedad
    • Determinación de la reserva funcional hepática
    • Determinación de factores biológicos que afecten al pronóstico

    Para realizar el diagnóstico, en primer lugar se lleva a cabo una exploración física del paciente, observando el cuerpo del mismo, la piel y los ojos en búsqueda de síntomas de ictericia y una palpación abdominal para comprobar si existen cambios en el tamaño del páncreas, el hígado o la vesícula biliar. Ante la sospecha de un problema con el hígado se solicita la realización de analíticas de sangre, heces y orina. También pueden ir acompañados de pruebas de diagnóstico por imagen (TAC), biopsia, o una resonancia magnética. Para un diagnóstico completo del tipo de cáncer de hígado, así como para el seguimiento durante los tratamientos, se llevan a cabo pruebas adicionales que se describen a continuación.

    Las técnicas de imagen son la piedra angular en el diagnóstico del CHC. Los cambios arquitecturales del hígado cirrótico, de todas formas, hacen difícil el diagnóstico, y los nódulos regenerativos son difíciles de distinguir de los nódulos neoplásicos.

    Existen las siguientes pruebas de imagen:

    • Ecografía con contraste,
    • Tomografía computerizada (TC) trifásica
    • Resonancia magnética (RM) trifásica.


    El seguimiento para el estudio del nódulo hepático detectado mediante ecografía abdominal se recomienda hacer de esta manera: Los nódulos menores de 1 cm detectados mediante ecografía de cribado deben seguirse mediante una ecografía cada 3 a 6 meses. Si tras 2 años no se detecta crecimiento, se debe volver al cribado habitual cada

    Los nódulos mayores o iguales a 1 cm detectados mediante ecografía en sujetos cirróticos pueden diagnosticarse de CHC sin necesidad de obtener una biopsia si presentan en técnicas de imagen dinámicas captación de contraste en fase arterial seguido de lavado en fases tardías. En los nódulos de entre 1 y 2 cm, este patrón vascular debe detectarse de forma coincidente en 2 técnicas de imagen.

    La biopsia puede realizarse por punción, por aspiración o con aguja gruesa para la obtención de un cilindro de tejido guiadas por ecografía o por TC. La biopsia hepática se realizará siempre en pacientes sin cirrosis y en pacientes con cirrosis en los cuales la masa hepática tenga un tamaño entre >1 centímetro y no presente una patrón vascular típico.

    Debe tenerse en cuenta que el rendimiento diagnóstico de una biopsia en nódulos pequeños no es óptimo y presenta una sensibilidad cercana al 70%. Por tanto, en estos casos una biopsia negativa no puede descartar el diagnóstico de CHC. Entre las posibles complicaciones de la biopsia hepática están la ruptura del tumor, la hemorragia, y el sembrado local del tumor.

    En la mayoría de tumores sólidos, se han desarrollado sistemas de estadificación que describen el grado de extensión del tumor y son útiles para determinar el pronóstico antes y después de un tratamiento particular y para guiar las decisiones terapéuticas. Además, el estadiaje puede ser tener un papel crítico en la evolución del tratamiento al facilitar la selección adecuada del paciente apropiado para una terapéutica específica y al proporcionar una estratificación del riesgo después del tratamiento.

    Dado que el cáncer de hígado aparece en la mayoría de los casos asociado a cirrosis hepática y que el grado de alteración de la función hepática determina las opciones terapéuticas y la supervivencia (independientemente de la presencia del CHC), es imprescindible considerar conjuntamente el grado de disfunción hepática y la extensión tumoral. Además, la presencia de síntomas ha mostrado un gran valor pronóstico y, al igual que el grado de reserva funcional hepática, determina la aplicabilidad de los diferentes tratamientos.

    Así pues, se han determinado 4 parámetros principales que afectan al pronóstico en los pacientes con CHC:

    efectos secundarios del paxil cr 25 mg

    La cirrosis biliar es una forma poco frecuente de El hipo en estos casos puede deberse a una hepatitis, uremia,

    se encuentran la hepatitis B y C, dolencias autoinmunes, cirrosis,. Enfermedades infecciosas y producidas por hongos

    Psitacosis (Ornitosis, Fiebre del loro) La psitacosis es una enfermedad muy seria, no solo porque sin tratamiento resulta mortal para los periquitos, sino también porque se contagia a los humanos, y también en este caso, no se debe tomar a la ligera.

    Pero no está justificado el pánico que tienen muchos dueños de periquitos a esta enfermedad: en realidad, no es muy frecuente, y sus síntomas acompañan también a otras enfermedades menos graves. Además con el tratamiento correcto (y realizado a tiempo) no tiene que resultar mortal para los periquitos, y en humanos, también tratada a tiempo, la mortalidad está entre el 1 - 5 %, menos que en el caso de una gripe. Aún así, cualquier persona que tenga periquitos debería conocer las síntomas de la enfermedad para poder reconocerla a tiempo si aparece. La psitacosis está causada por Chlamydia psittaci, un microorganismo que se clasifica como bacteria, aunque presenta algunas características más bien propias de los virus. Se transmite por inhalación de polvo contaminado por el agente infeccioso, normalmente procedente de las heces secas del ave. La enfermedad es muy contagiosa entre aves, (afecta a prácticamente todas las especies, no solo a psitácidos), y el riesgo de contagio es algo menor, aunque considerable, entre aves y humanos. Desde el contagio hasta la aparición de la enfermedad pueden pasar varios meses, durante los cuales el periquito infectado excreta a las chlam i dias con sus excrementos. La enfermedad puede permanecer latente durante mucho tiempo, muchas veces se desencadena cuando el periquito pasa por un periodo de estrés u otra enfermedad. También ocurre que crías, con el sistema inmune todavía en desarrollo, sufran la enfermedad, contagiados por sus padres donde la infección permanece latente.

    La enfermedad en sí es difícil de reconocer, las síntomas pueden variar, aparecer todas o solo algunos, y no son exclusivos de la psitacosis. Posibles síntomas son: inflamación de los ojos (muchas veces de un ojo solo), respiración forzosa, ruidos al respirar, segregaciones por la nariz, diarrea verdosa y tos. Los periquitos parecen enfermos, permanecen con el plumaje levantado, se muestran apáticos, comen menos y duermen mucho. Si se deja sin tratar la enfermedad lleva a la muerte de la mayoría de los animales infectados en un plazo de dos a diez semanas. En humanos la enfermedad produce síntomas parecidas a gripe: falta de apetito, fiebre, dolores musculares y de cabeza. En personas adultas y previamente sanos normalmente se queda ahí, pero en ancianos, niños pequeños y personas enfermas puede llevar a una especie de neumonía, e incluso a problemas cardiacos y del sistema nerviosos central.

    Tanto en aves como en humanos el diagnóstico se hace mediante un análisis de sangre (en humanos) o de las heces (en periquitos). Así también se puede diagnosticar durante las fases latentes. El tratamiento es mediante antibióticos. ¡Es imprescindible acudir a un veterinario ante la sospecha! Intentar tratar la enfermedad por cuenta propia pone en peligro tanto la vida del periquito como la del dueño. Con el antibiótico adecuado (no sirve cualquiera, se suelen utilizar tetraciclinas ) el tratamiento no es muy complicado y normalmente exitoso. Si tienes un periquito infectado hay que tratar TODAS las aves que hayan estado en contacto con el, y también el propio dueño debería acudir al médico para hacerse el análisis.

    La aspergillosis es una infección de las vías respiratorias y los sacos aéreos con el hongo Aspergillus fumigatus. No se contagia a los humanos, y el riesgo de contagio entre dos periquitos es muy bajo. El hongo entra en contacto con los periquitos con más frecuencia a través de una mezcla de semillas en mal estado, donde vive dentro de los granos, y el ave, al pelarlos, inhala las esporas. Aquí hay que mencionar que muchos loros más grandes se contagian a través de cacahuetes con cáscara, donde el hongo vive con predilección. ¡Si tienes un loro y le quieres dar cacahuetes, solo pelados! También se encuentra en paredes (moho).

    El hongo, una vez que entra en el organismo del periquito, prolifera primero en sus sacos aéreos, y después puede extenderse a otros órganos como el tracto digestivo, incluso a los ojos. Lo peligroso no es el hongo en sí, sino una toxina que produce, la aflatoxina, que tiene efectos devastadores sobre el organismo y sobre todo sobre el sistema nerviosos central. Es más fácil la prevenir que curar: un periquito tiene menos probabilidades de infectarse si su dueño sigue una serie de reglas. Hay que cuidar la alimentación del periquito, dar abundante fruta y verdura (todos los días), poner la jaula en un lugar ventilado (pero sin corrientes), con luz natural, proporcionar la oportunidad de volar libremente por la habitación al periquito. Todos estos factores aumentan las defensas del perico.

    Cuando un periquito se infecta se crean una especie de gránulos con el hongo en sus pulmones y sacos aéreos, y después en otros órganos. Además las toxinas del hongo dañan los riñones. La aspergillosis puede ser aguda o crónica. La forma aguda es casi siempre mortal, también con tratamiento. Los periquitos respiran con dificultad, estornudan, bostezan, sufren diarreas, se muestran apáticos y mueren al cabo de pocos días por asfixia o un fallo renal.

    La forma crónica se suele descubrir muy tarde, ya que las síntomas no son muy evidentes y no hacen sospechar nada grave. El periquito se cansa rápidamente al volar, necesita unos minutos para recuperarse de cualquier esfuerzo. Bebe más de lo normal, y aunque su comportamiento en principio es normal, duerme un poco más. A veces sufre diarrea, que puede aparecer y desaparecer. Esta fase de la enfermedad puede durar semanas a meses. Después va empeorando progresivamente: hace ruidos al respirar, mueve la cola con el ritmo de la respiración, cambia la voz, las diarreas se hacen más persistentes, el periquito regurgita con frecuencia y se nota decaído. Si sospechas que tu periquito podría sufrir aspergillosis, llévalo a un veterinario especializado en aves cuanto antes. Con un tratamiento adecuado a tiempo la enfermedad se puede parar, aunque raramente curar del todo, y cuanto antes se detecta más años puede vivir el periquito con una calidad de vida aceptable. Sin tratamiento lleva a la muerte inevitablemente en un plazo de algunos meses. El diagnóstico se hace mediante una radiografía y / o un análisis de un frotis traqueal.

    El tratamiento se hace con un antimicótico, que, según el fármaco que se utilice, se aplica en el pico o por inhalación. Además se debería dar un preparado vitamínico que contenga vitamina A. Aparte del tratamiento prescrito por el veterinario hay que cuidar al máximo la alimentación, la higiene, proporcionar la posibilidad de volar al periquito (es importante que se "ventilen" los pulmones) y, sobre todo, aumentar la humedad ambiental a valores superiores a 60 - 70 %. Para ello se puede utilizar un humidificador, un aparato sencillo y en su versión más simple, poco costoso. Con estas medidas y el tratamiento adecuado un periquito enfermo de aspergillosis puede vivir bastantes años con su enfermedad sin que ello le suponga sufrimiento.

    La candidiasis es una infección con el hongo Candida albicans que prolifera en las mucosas del interior del pico y del buche, pero que puede extender al tracto digestivo. Afecta sobre todo a periquitos expuestos a uno o varios de los factores de riesgo: carencias nutricionales (vitamina A), heridas o inflamación de la mucosa del buche, mala higiene sobre todo de los bebederos, una terapia con antibióticos. Los periquitos afectados se muestran "decaídos", comen menos, pierden peso y regurgitan (lo que regurgitan tiene un olor ácido). Además sufren diarreas, a veces con semillas sin digerir. El buche puede verse abultado y el interior del pico aparece cubierto de una sustancia blanquecina. El diagnóstico normalmente se hace mediante un análisis del contenido del buche.

    El tratamiento no es muy complicado, hay antimicóticos bastante efectivos que erradican el hongo completamente. Aun así, es imprescindible consultar a un veterinario especializado en aves a tiempo, ya que la enfermedad en fases avanzadas puede ser bastante peligrosa para el periquito. Durante el tratamiento no se debe dar ningún alimento que contenga azúcar, como "barritas de miel" o frutas, ya que constituye un buen caldo de cultivo para el hongo.

    Ácaros del pico (sarna aviar, sarna cnemidocóptica) Es una enfermedad bastante frecuente producida por un ácaro cuyo nombre científico es Knemidokoptes p i lae. El parásito de tamaño microscópico (unos 0,5 mm) vive bajo la piel y dentro de la queratina del pico del periquito, donde cava pequeños túneles en los que desarrolla su vida. Se alimentan de las células dérmicas y acumulan a la salida de sus "cuevas" sus productos de deshecho, que se hacen visibles como costras blanquecinas sobre la piel del periquito.

    La infestación no es muy peligrosa y relativamente fácil de tratar, pero extremadamente molestosa para el periquito, ya que los ácaros le producen un fuerte escozor. Además, si se deja sin tratar, los ácaros acaban agujerando el pico, haciéndolo poroso, provocando deformaciones y facilitando su ruptura. Si se parte el pico el periquito prácticamente estará condenado a morir de hambre. Los ácaros no son muy contagiosos, entre periquitos adultos el contagio es posible, aunque sí que se produce entre la periquita y sus crías al alimentarlos, y también es más probable entre periquitos emparejados. No se transmite a los humanos. Entre el contagio y la aparición de las síntomas pueden pasar varios meses, un periquito infectado en el nido empezará a mostrar las típicas costras a los 4 - 8 meses de edad aproximadamente. Un periquito sano con el sistema inmune en buen estado puede vivir mucho tiempo con los ácaros sin que muestre síntomas, que se evidenciarán si pasa por otra enfermedad o si vive una situación de estrés o esfuerzo (un cambio de ambiente, cría. ).

    Las costras primero suelen mostrarse en las comisuras del pico, donde coinciden las dos mitades. Son abultados, de color blanco, grisáceo a amarillento y no se quitan con facilidad. En esta región se suelen perder algunas plumas. Después los ácaros pasan al pico, sobre el que aparecen también las costras, pero menos gruesas. El pico da la apariencia de estar cubierto de harina con agua seca en algunas regiones. Es importante actuar con rapidez cuando los ácaros han llegado a invadir el pico, ya que se corre peligro de que éste se rompa, ya que se vuelve muy quebradizo. Los ácaros ahora también invaden las regiones alrededor de la cloaca, las piernas y la región que rodea los ojos, produciendo un fuerte escozor. El periquito se rasca mucho y parece intranquilo.

    El tratamiento no es muy complicado, en casos leves incluso se puede intentar tratar la enfermedad con aceite de parafina (en farmacias), y si no se puede conseguir, aceite de cocina normal o vaselina. El pico y las regiones con las costras se untan dos veces al día con el aceite, por ejemplo con un bastoncillo de algodón o un pincel de pintar acuarelas. Este tratamiento actúa obstruyendo las aperturas de los túneles cavados por los ácaros, con lo que éstos se asfixian. Ofrece la ventaja de no tener ningún peligro para la salud del periquito, al no ser venenoso. Aún así, procura que el periquito no trague nada del aceite, ya que le provocaría diarreas. Procura también proteger los ojos. Aunque las costras se caerán en pocos días seguirá habiendo ácaros bajo la piel, y hay que prolongar el tratamiento durante al menos dos semanas para que tenga efecto duradero.

    Aunque el aceite representa un buen "remedio casero", según el caso muchas veces es mejor recurrir a otro tipo de tratamiento, sobre todo si la infestación es fuerte, se concentra alrededor de los ojos o si el periquito afectado no está acostumbrado a la mano y se estresa mucho con el tener que cogerlo dos veces al día. Para el tratamiento de los ácaros del pico se suele utilizar un fármaco llamado Ivomec (u otro que actúe de forma parecida), que el veterinario aplica en la nuca o bajo las alas del periquito desde donde difunde al resto del organismo y actúa como veneno de contacto para los ácaros. A veces también se administra por vía oral. La principal ventaja es la efectividad del tratamiento, normalmente solo hace falta repetirlo uno o dos veces para erradicar los ácaros definitivamente. Pero no deja de ser un veneno bastante fuerte, que tampoco es sano para el propio periquito. Por tanto SOLO se debe aplicar bajo supervisión veterinaria.

    No son muy recomendables las pomadas que se venden en las tiendas para el tratamiento de ácaros, por ejemplo de la marca Tabernil, Hagen, etc. Son muy agresivos, provocan una fuerte irritación de la piel, y su efectividad contra los ácaros es demasiado baja como para justificar los fuertes efectos secundarios. ¡Nunca se pueden aplicar cerca de los ojos, si entran en el ojo provocarían ceguera! Los malófagos son pequeños parásitos alargados que a primera vista se parecen a las pulgas (pero pertenecen a los llamados "piojos mordedores"), de escasa movilidad, y que miden unos 2 - 3 mm. Viven entre las plumas del periquito y se alimentan de ellos, como consecuencia, el plumaje pierde brillo y parece desordenado. Mirando bien, se ven las plumas comidas. Los periquitos afectados se limpian y rascan mucho y se muestran intranquilos, sobre todo por la tarde - noche, que es cuando los malófagos son más activos. Los malófagos depositan sus huevos entre las plumas y se alimentan de las plumas y de las células muertas de la piel, algunas especies también de sangre. Se transmiten fácilmente de un periquito a otro, y las especies que afectan a los periquitos solo afectan a aves, no a mamíferos.

    Normalmente la infestación no es peligrosa y fácil de tratar, únicamente en periquitos debilitados, crías o si es muy fuerte puede debilitar las aves hasta tal punto de poner en peligro su vida. En cualquier caso, los malófagos resultan bastante molestosos para el periquito: produces escozor y permeabilizan el plumaje. El tratamiento consiste en la aplicación de un antiparasitario específico sobre el propio periquito. Para dar con el preparado adecuado y aplicarlo sin poner en peligro al propio pájaro conviene acudir al veterinario.

    la paxil es adictiva

    A diferencia de lo que comúnmente se piensa, el hígado puede producir dolor. También es habitual sentir dolor por trastornos que lo inflaman, como es el caso del hígado graso (en el que por determinados hábitos o por sobrepeso, el hígado ha almacenado una cantidad excesiva de grasas y se encuentra inflamado. Seguidamente les presentamos una serie de pistas que le ayudaran a esclarecer, que realmente padece un dolor hepático. Con lo que podrá acudir a su especialista con las ideas más claras.

    • Dolor en riñones
      Es habitual confundirlo, por su cercanía. Puede ser síntoma de dolor de hígado.
    • Dolor sordo
      Se define como aquel dolor que sin ser agudo, molesta y es constante. En este caso ubicado en la parte abdominal derecha.
    • Dolor abdominal o dolor de espalda
    • Erupciones en la piel, piel amarillenta o blanqueamiento de ojos (ictericia)
    • Olor corporal, heces pálidas o perdida de peso

    Otros síntomas más extremos (y que de darse debe visitas de forma urgente su médico son: fatiga extrema, vómitos de sangre, desmayos, confusión, dolor cuando toses, dolor al respirar, problemas para memorizar, dolores en el hombro o alucinaciones.

    • Definición:El dolor de hígado lo podemos causas por una sobreingesta de medicamentos. Por ejemplo un exceso de paracetamol puede causar lesiones en el hígado.
    • Diagnóstico: Dolor aparece justo después de la ingesta del medicamento en cuestión.
    • Tratamiento: No existe un tratamiento específico, pero le aconsejamos visitas a su especialista para que le modifique la pauta de medicación.
    • Definición:Esta dolencia puede ser por un consumo abusivo puntual o un habito permanente de consumo anormal. De ser el caso estamos hablando de una enfermedad llamada cirrosis.
    • Diagnóstico: Suele presentarse con dolencias abdominales, heces negras, dificultad de concentración, aumento de peso, sed o náuseas.
    • Tratamiento: Obviamente, el primer paso será dejar de consumir bebidas alcohólicas y seguir una dieta rica en carbohidratos y proteínas. En el caso de tener un hígado muy dañado la solución será el trasplante del hígado.
    • Definición:Se produce por un crecimiento inusual de las células del hígado.
    • Diagnóstico:Suele estar relacionado con decoloración de la piel, blanqueamiento de ojos, nauseas, fática y vómitos. Se detecta cuando ya está muy avanzado o en un chequeo. En pacientes con cirrosis o hepatitis es más habitual padecerlas.
    • Tratamiento: Existen diferentes formas de combatirlos aunque lo más habitual será extirparlo, trasplantar el órgano o tratarlo con quimioterapia.
    • Definición: Se definen como bultos de líquido. Pueden crecer y causar molestias pero no suelen causar molestias.
    • Diagnóstico: Molestias y dolor en el abdomen derecho. No suelen derivar en mayores complicaciones.
    • Tratamiento: Se suelen tratar con una serie de medicamentos para reducirlos.
    • Definición: Se define como la inflamación del hígado por daños en las células. Existen distintos tipos de hepatitis. La hepatitis A, E y B.
    • Diagnóstico: Orina oscura, fiebre, diarrea o dolores musculares son los síntomas
    • Tratamiento: Se trata con antivirales y fármacos especiales para combatir esta enfermedad. Padecer hepatitis b aumenta el riesgo de desarrollar cáncer hepático
    • Definición:Normalmente la padecen personas con sobrepeso y consiste en tener un índice elevado de grasa en el hígado. Otras personas con colesterol alto o diabetes también pueden padecerla. Suele ser un problema hereditario.
    • Diagnóstico: Fatiga, debilidad, dolor al orinar son los más comunes
    • Tratamiento: No existe un tratamiento específico, pero le aconsejamos visitas a su especialista para que le modifique la pauta de medicación.
    • Definición:Siguiente fase de la cirrosis. En esta fase se desarrollan tejidos fibrosos y nódulos que dificultan la circulación de sangre en el hígado.
    • Diagnóstico: Similares a la cirrosis pero más acentuados.
    • Tratamiento: El mismo que en la cirrosis. Deja de ingerir alcohol y cambiar el estilo de vida. Si el hígado se vió muy afectado la solución sera el trasplante.

    No somos nutricionistas pero si le han diagnosticado una enfermedad hepática ya le habrán dicho que la dieta es fundamental. Recuerda que el hígado es un órgano fundamental que también interfiere en el proceso digestivo.

    Los cambios que seguramente le realizarán son:

    1. Reduzca la cantidad de sal. La sal suele empeorar la retención de líquidos.
    2. Tome vitaminas (solo si se lo receta su especialista) para combatir problemas nutricionales a raíz de la enfermedad de hígado.
    3. Aumente la ingesta de carbohidratos proporcionalmente a la cantidad de proteínas,
    4. Baja la cantidad de grasas. En especial si nuestro problema es por problemas de sobrepeso

    Aunque determinadas enfermedades del hígado será imposible prevenirlas, si podemos seguir unos prácticos consejos para reducir la probabilidad de padecer las molestias más comunes. Se los describimos a continuación:

    • Realice actividad física (correr o caminar pueden ser fantásticos aliados)
    • Modere el consumo del alcohol
    • Controle el sobrepeso y enfermedades como el hígado graso
    • Siga una dieta mediterránea (rica en proteínas y baja en grasas)
    • Vigile el colesterol
    • Evite la sal

    Tenemos distintas formas de aliviar los síntomas de un dolor de hígado. Le explicamos cómo puede hacerlo, si es leve (recuerde acudir a un especialista si es grave y nunca sustituya estos remedios por tratamientos o diagnósticos):

    • Té hepático
      Es un potente aliado para favorecer la desintoxicación del hígado y bajar su inflamación.
    • Té verde
      Originario de Asia es cada vez más consumido por occidente. Funcionan tanto como antioxidantes como para reducir la inflamación
    • Diente de león
      Útil para lograr la desintoxicación de hígado.

    La insuficiencia renal es una complicación de la cirrosis de difícil manejo y es uno de los factores de riesgo más importante cuando se hace el trasplante hepático. Los pacientes con cirrosis e insuficiencia renal tienen un riesgo elevado de de muerte a la espera del trasplante, mayor frecuencia de complicaciones y menor supervivencia después del trasplante, comparados con los pacientes sin insuficiencia renal. En 2002, el puntaje del Model for End-Stage Liver Disease (MELD) (Modelo para la Etapa Final de la enfermedad hepática—basado en las determinaciones de la bilirrubina sérica, el cociente internacional normalizado del tiempo de protrombina y la creatinemia—destinado a evaluar la función renal pretrasplante se presentó como una ayuda para la asignación de órganos entre los candidatos al trasplante hepático. El uso de este sistema de puntaje ha aumentado el número de pacientes con insuficiencia renal que reciben un trasplante hepático y ha reducido la mortalidad en los pacientes que esperan un trasplante de hígado. En los últimos años se han hecho progresos importantes en la comprensión de la patogénesis y la historia natural de la insuficiencia renal en la cirrosis. Por otra parte, intervenciones clínicas novedosas pueden ayudar a prevenir y a manejar esta complicación.

    Fisiopatología de la insuficiencia renal Existe muchas evidencia de que la insuficiencia renal en los pacientes con cirrosis está principalmente relacionada con las alteraciones de la función circulatoria—sobre todo, la reducción de la resistencia vascular sistémica debido a la vasodilatación arterial esplácnica primaria, provocada por la hipertensión portal. La vasodilatación arterial aumenta la producción o la actividad de los factores vasodilatadores—en particular el óxido nítrico,el monóxido de carbono y los cannabinoides endógenos—en especial en la circulación esplácnica.

    Estudios realizados en animales de laboratorio y en pacientes con cirrosis indican que la traslocación bacteriana—es decir, el pasaje de bacterias de la luz intestinal a los ganglios mesentéricos—puede desempeñar un papel importante en el empeoramiento de la función circulatoria en la cirrosis avanzada. La traslocación bacteriana puede provocar una respuesta inflamatoria con aumento de la producción de citocinas proinflamatorias (sobre todo del factor de necrosis tumoral α y la interleucina-6) y de factores vasodilatadores como el óxido nítrico, en la zona esplácnica. Esta respuesta, a su vez, puede dar lugar a la vasodilatación de las arterias esplácnicas. Los pacientes con cirrosis y niveles elevados de la proteína ligada a los lipopolisacáridos o del ADN bacteriano circulante (que pueden ser considerados marcadores indirectos de la traslocación bacteriana) tienen un aumento de las citocinas séricas, menor resistencia vascular sistémica y aumento del gasto cardíaco en comparación con aquellos que tienen cirrosis no esos marcadores de traslocación bacteriana. Por otra parte, la administración de norfloxacina, un antibiótico que provoca la descontaminación intestinal selectiva y reduce la traslocación de las bacterias, mejora pero no normaliza las alteraciones hemodinámicas en los pacientes con cirrosis. Los pacientes con cirrosis y disfunción circulatoria o suboclusión arterial, aumento de la actividad de los vasoconstrictores endógenos que afectan a la circulación intrarrenal, y aumento de la respuesta inflamatoria sistémica son particularmente propensos a la insuficiencia renal, la que puede ocurrir espontáneamente o ser desencadenada por una serie de eventos que se producen con frecuencia en la cirrosis avanzada. Tales eventos incluyen la hipovolemia, inducida por la pérdida de líquido renal y gastrointestinal y las infecciones bacterianas. La hipovolemia por hemorragia gastrointestinal, diarrea o administración excesiva de diuréticos es una causa común de deterioro de la función renal en la cirrosis.

    La insuficiencia renal es común y particularmente grave en pacientes con peritonitis bacteriana espontánea. En estos casos, la causa más frecuente es la presencia de bacterias gram negativas por traslocación bacteriana. Dicha infección provoca una respuesta inflamatoria grave en la cavidad peritoneal con aumento de los niveles de citocinas proinflamatorias y producción persistente de mediadores vasoactivos que pueden alterar la función circulatoria y causar insuficiencia renal. Otros tipos de infección bacteriana también pueden ocasionar insuficiencia renal en pacientes con cirrosis. Sin embargo, la gravedad de la respuesta inflamatoria y la insuficiencia renal no son tan marcadas como en la peritonitis bacteriana espontánea. Los antiinflamatorios no esteroides pueden también causar insuficiencia renal en pacientes con cirrosis, ya que su función renal depende mucho de la síntesis de prostaglandinas renales. Por último, en algunos pacientes cirróticos puede haber enfermedades renales intrínsecas que no están relacionados con alteraciones hemodinámicas sistémicas, sino más bien con factores etiológicos subyacentes a la enfermedad del hígado. Estas formas de nefropatía son las glomerulonefritis asociadas a las hepatitis B o C y a la cirrosis alcohólica.

    Evaluación de la función renal La función renal debe ser monitoreada en forma sistemática en todos los pacientes con cirrosis avanzada, especialmente aquellos con ascitis. En estos pacientes, sobre todo si tienen hiponatremia, infecciones bacterianas, hemorragia gastrointestinal o retención grave de sodio, se encuentran en alto riesgo de fallo renal, como lo están todos los pacientes hospitalizados por descompensación aguda de la cirrosis. En los ensayos clínicos, el método más útil y aceptado para evaluar la función renal en los pacientes con cirrosis sigue siendo la determinación de la concentración de creatinina sérica. A pesar de que la medición del índice de filtración glomerular (IFG), basada en la depuración de la inulina o de sustancias con talio, es más precisa y representa la norma, no lo es tanto para hacer las evaluaciones repetidas de la función renal que se requieren en estas circunstancias.

    Las fórmulas como la de Cockcroft-Gault y la Modificación de la dieta en la Enfermedad Renal, las cuales se utilizan para determinar la creatininemia como así otras mediciones sobrestiman el IFG en los cirróticos y generalmente no se usan para evaluar la función renal en estos pacientes. Por último, la depuración de la creatinina también sobreestima el IFG, además de que requiere precisión en la recolección de la orina, lo que tampoco es práctico, en particular en los pacientes ambulatorios. Hasta la fecha, la mayoría de los estudios y conferencias de consenso han definido a la insuficiencia renal en la cirrosis como una creatininemia >1,5 mg/dL. En los pacientes con cirrosis, la baja producción de creatinina secundaria a la reducción de la masa muscular da como resultado la subestimación del IFG. Por lo tanto, la definición actual de insuficiencia renal en la cirrosis identifica solo a los pacientes con un IFG muy reducido ( 2,5 mg/dL]) en menos de 2 semanas; el tipo 2 sigue un curso estable, menos progresivo que el tipo 1. Los pacientes con síndrome hepatorrenal tipo 1 tienen disfunción multiorgánica grave, la cual afecta no solo a los riñones sino también al corazón, la circulación sistémica, el cerebro, las glándulas suprarrenales y el hígado, mientras que el curso clínico de los pacientes con síndrome hepatorrenal de tipo 2 se caracteriza principalmente por presentar ascitis refractaria.

    El uso prudente de los diuréticos previene la insuficiencia renal. La insuficiencia renal debido a hemorragia gastrointestinal puede evitarse mediante la inversión rápida de la hipovolemia, el tratamiento precoz de las causas de la hemorragia y el uso de la profilaxis antibiótica (ya sea con norfloxacina o cefalosporinas de tercera generación) para evitar las infecciones bacterianas. Se debe evitar la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroides o de aminoglucósidos en todos los pacientes con cirrosis, ya que estos agentes pueden alterar la función renal. Por último, no hay un método efectivo para prevenir la glomerulonefritis asociada con las enfermedades del hígado.

    Insuficiencia renal y trasplante hepático Como se mencionó antes, la mortalidad entre los pacientes
    con cirrosis hepática e insuficiencia renal es muy elevada, sobre todo entre aquellos con síndrome hepatorrenal de tipo 1. Por lo tanto, es necesario considerar el trasplante de hígado en todos los pacientes que no tienen contraindicaciones para este procedimiento; se debe llevar a cabo lo antes posible debido a que la gravedad de la insuficiencia renal es un factor que anticipa el mal resultado del transplante. El tratamiento del síndrome hepatorrenal con albúmina y el análogo de la vasopresina terlipresina, previo al trasplante, puede mejorar el resultado post-trasplante.

    Efectos del puntaje MELD sobre el trasplante De hecho, el puntaje MELD fue desarrollado para conocer la prioridad de los candidatos al trasplante de hígado que sufren cirrosis con disfunción renal Aunque los puntajes elevados indican el trasplante temprano del hígado, esto ha generado preocupaciones. Será importante comparar los resultados del trasplante de hígado antes y después de la introducción del puntaje MELD, ya que todavía no está claro si la supervivencia post-trasplante será mejora o empeora, si la incidencia de la disfunción renal aguda o crónica ha aumentado o disminuido, y si el número de trasplantes combinados de hígado y riñón aumenta o disminuye como resultado del puntaje MELD.

    Supervivencia del paciente Desde la introducción del sistema de puntaje MELD en los Estados Unidos en febrero de 2002, el número de pacientes con insuficiencia renal sometidos a trasplante hepático se ha incrementado. El porcentaje de receptores de trasplante con una creatinina sérica >2,0 mg/dL aumentó de 7,9% en el período pre-MELD a 10% en el período MELD; el porcentaje de pacientes que recibió transplante durante el tratamiento de reemplazo renal aumentó de 3,7% en el período pre-MELD a 5,3% en el periodo MELD. No obstante, no se comprobó que en el período MELD se redujera la tasa de supervivencia a los 3 años comparada con la tasa del período pre-MELD. Así, la supervivencia global de los pacientes después de la introducción del puntaje MELD no fue peor que la supervivencia basada en los criterios pre-MELD.

    Función renal Cualquier análisis de la función renal después del trasplante de hígado debe considerar tanto la incidencia inicial como final de la disfunción renal. Entre los pacientes en los que el IFG previo al trasplante era por lo menos de 80 ml/minuto/1,73 m2 de superficie corporal, menos del 10% de los receptores requirió diálisis post trasplante. Por otra parte, solo el 7% de los pacientes cuya función renal pretrasplante era buena desarrollaron una disfunción renal grave (IFG 60 ml/minuto), 6 meses después del trasplante. Por otra parte, el 60% de los pacientes con un IFG <40 ml/minuto antes de del trasplante de hígado tiene un IFG mayor, 1 año después del trasplante. De este modo, después del trasplante hepático la disfunción renal puede ser mejorada en cierta medida, incluso en presencia de la inhibición crónica de la calcineurina. En general, sin embargo, si la función renal es mejor antes del trasplante, se espera que el IFG sea mejor al año. Sin embargo, cabe señalar que la nefropatía crónica del aloinjerto se produce en los receptores de hígado, corazón, pulmón; en los receptores de riñón es la tercera razón más común para que los pacientes entren en lista de espera para un trasplante renal.

    Trasplante combinado de hígado y riñón Una de las consecuencias potenciales de utilizar el sistema de puntaje MELD fue un aumento del uso del trasplante combinado de hígado y riñón. Antes de que se aplicara dicho sistema, el porcentaje de trasplante combinado era del 2,6%; en cambio, en la época MELD, dicho porcentaje ascendió al 4,4%. En teoría, el trasplante combinado debe utilizarse solo para pacientes con insuficiencia renal irreversible pero todavía no se han identificado cuáles son los factores predictivos más confiables de reversibilidad del fallo renal después de trasplante hepático. En algunos estudios, no así en otros, la presencia de insuficiencia renal sostenida pre-trasplante puede ser una indicación potencialmente útil de trasplante combinado. La presencia de síndrome hepatorrenal parece ser una indicación absoluta de trasplante combinado, ya que la supervivencia de los pacientes con síndrome hepatorrenal que recibieron trasplante de hígado solo es similar a la de los pacientes tratados con el trasplante combinado; la mayoría de los pacientes recupera la función renal después del trasplante hepático solo. Otro factor que ha sido investigado es la duración del tratamiento de reemplazo renal antes del trasplante de hígado. En los pacientes que han estado recibiendo tratamiento de reemplazo renal durante más de 8 a 12 semanas, la supervivencia es mejor con el trasplante combinado de hígado y riñón que con el trasplante de hígado solo. Por lo tanto, se ha propuesto que los pacientes que reciben terapia de sustitución renal a largo plazo sean tratados mediante el trasplante combinado.

    Un análisis reciente de los resultados comunicados por United Network for Organ Sharing (UNOS) evaluó el beneficio del trasplante combinado de hígado y riñón. En la era MELD—después de hacer comparaciones por edad del donante, raza, causa de muerte y puntaje MELD del receptor y el estado en la diálisis antes del trasplante—no hubo diferencias significativas en la tasa de supervivencia a 1 año entre los pacientes que recibieron el trasplante combinado y los sometidos al trasplante de hígado solo (82,0% y 81,8%, respectivamente). ¿Qué hacen los familiares de la persona enferma, que le diagnosticó cirrosis del hígado? ¿Cuántos viven en este tipo de pacientes cómo aliviar su condición? Todas estas preguntas están constantemente le piden al médico observar y tratamiento. En la mayoría de los casos, un médico puede dar un pronóstico exacto en la cirrosis hepática, porque mucho depende del estado de ánimo del deseo del paciente para salir del estado de la enfermedad y el deseo de la vida. La medicina moderna y la farmacología tienen un gran arsenal de herramientas que no sólo puede inhibir el proceso patogénico en el parénquima hepático, y traerlo de vuelta.

    Pero esto requiere de una condición importante. La persona enferma debe eliminar por completo de su vida de la causa de la enfermedad. Por desgracia, en nuestro país, en la mayoría de los casos en la génesis de esta enfermedad alcohólica. Los pacientes rara vez se niegan aún más el consumo de bebidas alcohólicas, lo que reduce la duración de sus vidas en la cirrosis hepática por lo menos 4 veces.

    Como se mencionó anteriormente, la esperanza de vida en la cirrosis depende eliminar los factores patógenos. La persona enferma debe:

    • abandonar por completo el consumo de bebidas alcohólicas (especialmente cerveza peligroso, vodka, brandy);
    • dejar de fumar tabaco;

      ^^
  • normalizar el régimen y la dieta, la eliminación de los productos gepatogennoy;
  • comer productos lácteos (tanto contienen metionina, que restaura las células del hígado), frutas y verduras frescas;
  • beber regularmente agua mineral de origen natural;
  • evitar el consumo de grandes cantidades de drogas;
  • vigilar el estado de la piel;
  • realizar cursos de terapia de rehabilitación y para controlar la falta de estancamiento en la cavidad de la vesícula biliar.

    Todo esto ayuda a eliminar toxinas de las células del hígado y comenzar el proceso de regeneración de tejidos. En conjunción con la recepción de las preparaciones de fosfolípidos basados ​​en el cardo mariano (silimarina, CARS) y la normalización de drenaje biliar ayuda a prolongar la vida en la cirrosis y 20 años. En mi experiencia, hay casos de recuperación completa de la función hepática en un período relativamente corto de tiempo. Algunos pacientes con cirrosis del hígado se recuperó por completo después de 6 meses. Así que durante todo el período de actividad de la enfermedad y retenido físico continuado en su lugar de trabajo.

    Entre ellos se encontraban aquellos pacientes cuya enfermedad tenía naturaleza viral. Si parénquima hepático comienza después de sufrir una hepatitis viral, a continuación, tratar a estos pacientes es mucho más difícil. Actualmente no existe un medicamento específico que sería capaz de iluminar completamente este agente. Por lo general, se almacena en las células del hígado durante toda la vida.

    En la práctica de gran valor en el tratamiento de pacientes que tienen terapia de estimulación inmune en conjunto con los productos a base de zinc. La estimulación del rendimiento del sistema inmune contra los efectos nocivos de zinc sobre la multiplicación del virus conduce a la limpieza completa del organismo a partir del patógeno. Después de este tratamiento se puede llevar a cabo reparaciones. Por lo general, el pronóstico de la cirrosis decepcionante para el paciente y sus familiares. Si no va a abordar las causas subyacentes de la enfermedad, la supervivencia de los pacientes la gente rara vez supera el umbral de cinco años. La mayoría de las personas con hepatitis C en combinación con el alcohol o adicción a las drogas, mueren dentro de 2 a 3 años a partir de hígado severa e insuficiencia cardíaca.

    En la etapa final del desarrollo de ascitis acumulación de líquido en las cavidades interiores del cuerpo (abdominal, torácica, pleural). Mucho depende de la realización del análisis bioquímico de la sangre. Si las pruebas de función hepática se encuentran dentro de los límites normales, podemos asumir que la vida humana va a durar por lo menos 5 años. Cuando un estado estimado parénquima ultrasonido y el número de hepatocitos sanos.

    De esto también depende de la duración de la vida en la cirrosis hepática. Decir exactamente cuántas personas viven en cirrosis imposible. Hay frías estadísticas que indican que aproximadamente el 70% de estos pacientes mueren dentro de los próximos 3-5 años. Muy a menudo la causa de la muerte se convierte en tumoral El cáncer que comienza a crecer rápidamente en el tejido sclerosed y gradualmente captura las partes sanas del hígado.

    El hígado es un órgano con una miríada de funciones, entre ellas el filtrado de toxinas que se acumulan en la sangre, la producción de proteínas y hormonas, y el rompimiento de moléculas complejas. El hígado es esencial para la supervivencia. El Carcinoma Hepatocelular (CHC), también conocido como cáncer primario de hígado, se produce cuando se desarrolla un tumor en el hígado.

    Este tipo de cáncer se diferencia del cáncer de hígado metastásico, que emerge en otras partes del cuerpo y se disemina al hígado a través del torrente sanguíneo. (Muchos más pacientes adquieren cáncer de hígado de esta manera). El CHC es el quinto cáncer más común en los Estados Unidos, donde su incidencia ha aumentado en los últimos años, una tendencia proyectada para continuar a través de la próxima década.

    A nivel mundial, los tipos de hepatitis B y C son los culpables de más del 80 por ciento de cáncer de hígado primario. En los Estados Unidos, el cáncer de hígado primario es causado principalmente por la hepatitis C y el alcoholismo crónico y cirrosis relacionada.

    La investigación sugiere que el aumento reciente de CHC se debe en parte a un mayor número de casos de obesidad y diabetes. El alcoholismo, la hepatitis, el abuso de drogas y otras infecciones del hígado están muy asociados con la cirrosis – la cicatrización del tejido hepático avanzado.

    La cirrosis se desarrolla durante décadas, con el tiempo los daños al hígado se vuelven significativos. A menudo, este daño no se reconoce ya que los síntomas están ausentes. La tasa de mortalidad de cáncer primario de hígado es alta, y la detección temprana es crucial. Todos los pacientes con cirrosis, independientemente de su causa, deben someterse a la detección de carcinoma hepatocelular.

    Los datos sugieren que la tasa de supervivencia media es de 11 meses entre todos los pacientes con CHC, y de 16 a 24 meses para los pacientes que recibieron dos tratamientos farmacológicos. Las tasas de supervivencia están mejorando a medida que las modalidades de tratamiento mejoran con el tiempo.

    El Carcinoma Hepatocelular o cáncer de hígado puede crecer desapercibido durante años. Cuando los síntomas aparecen, la ictericia – coloración amarillenta de la piel y los ojos – es común. Este síntoma se debe a la incapacidad del hígado para eliminar la bilirrubina, un producto de desecho, de la sangre.

    El CHC también se revela a través de los siguientes síntomas:

    • Pérdida del apetito o de peso.
    • Fatiga.
    • Náusea.
    • Dolor en el abdomen.
    • Cavidad abdominal hinchada de acumulación de fluidos.

    La infección crónica por virus de la hepatitis B y C se produce cerca del 80 por ciento de los casos en todo el mundo. En los Estados Unidos, la cirrosis relacionada con el alcohol es otra causa importante de CHC.

    • Cirrosis relacionada con las drogas.
    • Hemocromatosis, una enfermedad hereditaria en la que el cuerpo no puede eliminar adecuadamente el exceso de hierro.
    • Enfermedad del hígado graso.
    • Hepatitis C, Hepatitis B.
    • El consumo excesivo de alcohol.
    • Cirrosis.
    • La hemocromatosis hereditaria.
    • Obesidad.
    • Diabetes.
    • Enfermedad del hígado graso no alcohólico.

    Esta enfermedad suele estar vinculada a la hepatitis B o la cirrosis de cualquier causa, y los pacientes afectados por lo general experimentan síntomas sólo después de que la enfermedad ha alcanzado una etapa posterior. Cuando los síntomas – dolor abdominal, pérdida de peso, ictericia – se reconocen, el análisis de sangre puede revelar niveles anormales de varias proteínas que marcan el Carcinoma Hepatocelular (CHC) y las imágenes del hígado puede revelar una masa.

    1. Formación de imágenes de tres fases a través de resonancia magnética, con contraste dinámico.
    2. Trifásica, tomografía computarizada helicoidal (TC)

    Con cualquier método, los resultados son suficientes para generar un diagnóstico formal de Carcinoma Hepatocelular.

    La imagen con TC y RM es muy precisa con tumores de 2 cm o más, pero mucho menos precisa en la revelación de los tumores más pequeños. Los tumores hepáticos pueden ser solitarias o múltiples en número. Ellos pueden invadir los vasos sanguíneos del hígado y/o haberse diseminado fuera del hígado (metástasis).

    El tratamiento más adecuado para el Carcinoma Hepatocelular depende del tamaño del tumor, el número y la ubicación, la participación de los vasos sanguíneos, y de la gravedad de la enfermedad hepática subyacente. Los tratamientos curativos potenciales incluyen la hepatectomía (resección quirúrgica) y el trasplante de hígado, pero sólo un pequeño porcentaje de los pacientes son candidatos apropiados para estos tratamientos.

    Las terapias más comunes consisten en matar las células tumorales o retardar su crecimiento. La ablación por radiofrecuencia (destrucción del tumor mediante ondas de energía eléctrica).

  • el paxil aumenta de peso

    • Hepatitis (en particular, hepatitis C); o
    • Consumo por muchos años de grandes cantidades de alcohol o haber sido alcohólico durante muchos años.

    Entre los signos y síntomas de cáncer primario de hígado en adultos se incluyen una masa o dolor en el costado derecho.

    El cáncer primario de hígado u otras afecciones causan estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta cualquiera de las siguientes manifestaciones:

    • Una masa dura en el costado derecho justo debajo de la cavidad torácica.
    • Malestar en la parte superior y derecha del abdomen.
    • Distensión en el abdomen.
    • Dolor cerca del omóplato derecho o en la espalda.
    • Ictericia (color amarillento de la piel y la parte blanca de los ojos).
    • Moretones o sangrado fáciles.
    • Cansancio o debilidad inusual.
    • Náuseas y vómitos.
    • Pérdida del apetito o sensación de llenura luego de comer una porción pequeña.
    • Pérdida de peso sin razón conocida.
    • Evacuación intestinal pálida, calcárea y orina oscura.
    • Fiebre.

    Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer primario de hígado en adultos, se utilizan pruebas que examinan el hígado y la sangre.

    Se utilizan las siguientes pruebas y procedimientos:

    • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud e identificar cualquier signo de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se toman datos sobre los hábitos de salud y los antecedentes de enfermedades y tratamientos.
    • Prueba sérica de marcadores tumorales: procedimiento mediante el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la misma por los órganos, tejidos o célulastumorales del cuerpo. Ciertas sustancias están relacionadas con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Estas se llaman marcadores tumorales. Un aumento en la concentración de alfafetoproteína (AFP) en la sangre puede ser un signo de cáncer de hígado. Otros cánceres y ciertas afecciones no cancerosas, como la cirrosis y la hepatitis, también pueden aumentar las concentraciones de AFP. Algunas veces, las concentraciones de AFP son normales, incluso cuando hay cáncer de hígado.
    • Pruebas de la función hepática: procedimiento para el que se analiza una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas por el hígado en la sangre. Una cantidad más alta que la normal de una sustancia puede ser un signo de cáncer de hígado.
    • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, como el abdomen, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar o dar de beber un tinte para ayudar a que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada. Las imágenes se pueden tomar en tres momentos diferentes luego de inyectarse el tinte, a fin de lograr la mejor foto de las áreas afectadas del hígado. Esto se llama TC de triple fase. Una exploración por TC en espiral o una TC helicoidal permiten obtener una serie de imágenes muy detalladas de áreas del interior del cuerpo mediante una máquina de rayos X que explora el cuerpo en un camino en espiral.
    • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, como el hígado. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN). Para crear imágenes detalladas de los vasos sanguíneos del hígado o cercanos al hígado, se inyecta un tinte en una vena. Este procedimiento se llama ARM (angiografía por resonancia magnética) Las imágenes se pueden tomar en tres momentos diferentes luego de inyectarse el tinte, para lograr la mejor foto de las áreas afectadas del hígado. Esto se llama IRM de triple fase.
    • Ecografía: procedimiento por el cual se rebotan ondas sonoras de alta energía en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma. La imagen se puede imprimir y observar más tarde.
    • Biopsia: extracción de células o tejidos para que un patólogo los observe al microscopio y determine la presencia de signos de cáncer. Los siguientes son los procedimientos que se usan para recoger muestras de células o tejidos:
    • Biopsia por aspiración con aguja fina: extracción de células, tejido o líquido mediante una aguja fina.
    • Biopsia con aguja gruesa: extracción de células o tejido mediante una aguja ligeramente más ancha.
    • Laparoscopia: procedimiento quirúrgico para observar los órganos en el interior del abdomen a fin de determinar si hay signos de enfermedad. Se realizan pequeñas incisiones (cortes) en la pared del abdomen y se introduce un laparoscopio (un tubo delgado con luz) en una de las incisiones. Se introduce otro instrumento en la misma o en otra incisión para extraer las muestras de tejido.

    No siempre es necesaria una biopsia para diagnosticar un cáncer primario de hígado en adultos.

    El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

    • El estadio del cáncer (el tamaño del tumor, si afecta al hígado de manera total o parcial, o si se diseminó hacia otros lugares en el cuerpo).
    • El funcionamiento del hígado.
    • La salud general del paciente, incluso si hay cirrosis del hígado.
    • Después de diagnosticarse el cáncer primario de hígado en adultos, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron adentro del hígado o hacia otras partes del cuerpo.
    • El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.
    • El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó hasta otras partes del cuerpo.
    • El sistema de estadificación Barcelona Clinic Liver Cancer a veces se usa para estadificar el cáncer primario de hígado en adultos.
    • Se usan los siguientes grupos para planificar el tratamiento.
      • Estadios 0, A y B de BCLC
      • Estadios C y D de BCLC

    Después de diagnosticarse el cáncer primario de hígado en adultos, se realizan pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron adentro del hígado o hacia otras partes del cuerpo.

    El proceso que se utiliza para determinar si el cáncer se diseminó adentro del hígado o hasta otras partes del cuerpo se llama estadificación. La información que se obtiene en el proceso de estadificación determina el estadio de la enfermedad. Es importante conocer el estadio a fin de planificar el tratamiento. En el proceso de estadificación quizás se utilicen las siguientes pruebas y procedimientos:

    • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo, como el pecho, abdomen, y la pelvis, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar un tinte en una vena o se ingiere para ayudar a que los órganos o tejidos aparezca más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computadorizada o tomografía axial computarizada.
    • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
    • Exploración por TEP (exploración con tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumoresmalignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner con TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.

    El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

    • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
    • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
    • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

    Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (el tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

    • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
    • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza por los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

    El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de hígado se disemina hasta los pulmones, las células cancerosas en los pulmones son, de hecho, células cancerosas de cáncer de hígado. La enfermedad es cáncer de hígado metastásico, no cáncer de pulmón.

    El sistema de estadificación Barcelona Clinic Liver Cancer a veces se usa para estadificar el cáncer primario de hígado en adultos.

    Hay varios sistemas de estadificación del cáncer de hígado. El sistema de estadificación Barcelona Clinic Liver Cancer (BCLC) se usa ampliamente y se describe a continuación. Este sistema se usa para pronosticar las probabilidades de recuperación del paciente y para planificar el tratamiento, con base en los siguientes aspectos:

    • Si el cáncer se diseminó en el hígado o a otras partes del cuerpo.
    • Qué tan bien funciona el hígado.
    • La salud y el bienestar generales del paciente.
    • Los síntomas que causa el cáncer.

    El sistema de estadificación BCLC tiene cinco estadios:

    • Estadio 0. Muy temprano
    • Estadio A. Temprano
    • Estadio B. Intermedio
    • Estadio C. Avanzado
    • Estadio D. Estadio terminal

    En los estadios 0, A y B del BCLC, se administra tratamiento para curar el cáncer. En los estadios C y D, se administra tratamiento para aliviar los síntomas del cáncer de hígado y para mejorar la calidad de vida del paciente. Es probable que los tratamientos no curen el cáncer.

    El cáncer primario de hígado en adultos recidivante es cáncer del hígado que recidivó (regresó) luego de someterse a tratamiento. El cáncer podría reaparecer en el hígado o en otras partes del cuerpo.

    • Hay diferentes tipos de tratamiento para pacientes de cáncer primario de hígado en adultos.
    • A los pacientes con cáncer de hígado los trata un equipo de especialistas que son expertos en el tratamiento de cáncer de hígado.
    • Se utilizan siete tipos de tratamiento estándar:
      • Vigilancia
      • Cirugía
      • Trasplante de hígado
      • Terapia de ablación
      • Terapia de embolización
      • Terapia dirigida
      • Radioterapia
    • Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.
    • A veces el tratamiento para el cáncer primario de hígado en adultos causa efectos secundarios.
    • Los pacientes podrían considerar la participación en un ensayo clínico.
    • Los pacientes pueden ingresar en los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.
    • A veces se necesitan pruebas de seguimiento.

    Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de cáncer primario de hígado en adultos. Algunos tratamientos son estándar (tratamiento que se usa en la actualidad) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

    A los pacientes con cáncer de hígado los trata un equipo de especialistas que son expertos en el tratamiento de cáncer de hígado.

    El tratamiento del paciente será supervisado por un oncólogo médico, que es quien se especializa en el tratamiento de las personas con cáncer. El oncólogo médico podría recomendarle al paciente otros profesionales sanitarios que se especializan en el tratamiento de pacientes con cáncer de hígado. Estos incluyen los siguientes especialistas:

    • Hepatólogo (especialista en las enfermedades del hígado).
    • Cirujano oncólogo.
    • Cirujano de trasplantes.
    • Radioncólogo.
    • Radiólogo de intervención (especialista que diagnostica y trata las enfermedades mediante el uso de imaginología y las incisiones más pequeñas posibles).
    • Patólogo.

    Vigilancia para las lesiones menores de 1 centímetro que se encuentran durante el examen de detección. Con frecuencia se hace un estudio de seguimiento cada tres meses. Es posible que se realice una hepatectomía parcial (cirugía para extirpar la parte del hígado donde hay cáncer). Se extirpa una cuña de tejido, un lóbulo completo o una parte más grande del hígado junto con parte del tejido sano alrededor. El tejido restante retoma las funciones del hígado y a veces vuelve a crecer.

    En un trasplante de hígado, se extirpa todo el órgano y se remplaza por uno sano de un donante. En ocasiones se realiza un trasplante de hígado cuando la enfermedad está solo en este órgano y se logra encontrar en un hígado de un donante. Si el paciente tiene que esperar un hígado donado, se le administra otro tratamiento según sea necesario. Con la terapia de ablación, se extrae o destruye tejido. Se usan diferentes tipos de terapia de ablación para el cáncer de hígado:

    • Ablación por radiofrecuencia: uso de agujas especiales que se introducen directamente a través de la piel o de una incisión en el abdomen para alcanzar el tumor. Las ondas de radio de alta energía calientan las agujas y el tumor, lo que destruye las células cancerosas.
    • Terapia con microonda: tipo de tratamiento en el que se expone el tumor a temperaturas altas creadas por microondas. Esto tal vez dañe y destruya las células cancerosas o las hace más sensibles a los efectos de la radioterapia y de ciertos medicamentos contra el cáncer.
    • Inyección percutánea de etanol: tratamiento del cáncer en el que se utiliza una aguja pequeña para inyectaretanol (alcohol puro) directamente en un tumor a fin de destruir células cancerosas. Es posible que se necesiten varios tratamientos. Con frecuencia, se usa anestesia local, pero si el paciente tiene muchos tumores en el hígado, quizás se use anestesia general.
    • Crioablación: tratamiento en el que se usa un instrumento para congelar y destruir las células cancerosas. Este tipo de tratamiento también se llama crioterapia y criocirugía. El médico a veces guía el instrumento mediante ecografía.
    • Terapia de electroporación: tratamiento en el que se envían pulsos electrónicos por medio de un electrodo colocado en un tumor para destruir las células cancerosas. El tratamiento por electroporación está bajo estudio en ensayos clínicos.

    La terapia de embolización consiste en el uso de sustancias para obstruir y disminuir el flujo de sangre de la arteria hepática al tumor. Cuando el tumor no recibe el oxígeno y los nutrientes necesarios, no sigue creciendo. La terapia de embolización se usa para los pacientes que no se puede someter a una cirugía para extirpar el tumor ni a terapia de ablación y cuyo tumor no se ha diseminado por fuera del hígado.

    El hígado recibe sangre de la vena porta hepática y de la arteria hepática. La sangre que llega al hígado de la vena porta hepática, con frecuencia, se dirige al tejido sano del hígado; la sangre que llega de la arteria hepática, con frecuencia, se dirige al tumor. Cuando se obstruye la arteria hepática durante la terapia de embolización, el tejido sano del hígado continúa recibiendo sangre de la vena porta hepática. Hay dos tipos principales de terapia de embolización:

    • Embolización transarterial (ETA): se hace una pequeña incisión (corte) en la parte interior del muslo, se introduce un catéter (tubo delgado y flexible) y se ensarta en la arteria hepática. Una vez el catéter está en su lugar, se inyecta una sustancia que obstruye la arteria hepática y detiene el flujo de sangre al tumor.
    • Quimioembolización transarterial (QETA): este procedimiento es similar a la ETA, excepto porque también se administra un medicamento contra el cáncer. El procedimiento a veces se realiza al fijar el medicamento contra el cáncer a gotas pequeñas que se inyectan en la arteria hepática o al inyectarlo por el catéter hasta la arteria hepática y, luego, inyectar la sustancia para obstruir esta arteria. La mayor parte del medicamento contra el cáncer queda atrapado cerca del tumor y solo una pequeña cantidad alcanza otras partes del cuerpo. Este tipo de tratamiento también se llama quimioembolización.

    La terapia dirigida es un tratamiento en el que se usan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas sin dañar las células normales. El cáncer de hígado en adultos a veces se trata con un medicamento de terapia dirigida que impide la multiplicación de las células y evita el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos que los tumores necesitan para crecer.

    Para obtener más información en inglés, consulte la lista de Drugs Approved for Liver Cancer (Medicamentos aprobados para el cáncer de hígado). La radioterapia es un tratamiento de cáncer en el que se utilizan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia:

    consecuencias despues de utilizar cytotec