Los pacientes con ascitis moderada no requieren estar hospitalizados para llevar el tratamiento, a menos que aparezcan otras complicaciones de la cirrosis. En esta situación, la excreción de sodio urinario es relativamente baja en relación con el sodio ingerido por la dieta. El objetivo principal del tratamiento es contrarrestar la retención de sodio urinario y conseguir un balance negativo de sodio. Esto se puede logra reduciendo el aporte de sal ingerida y aumentando la excreción de sodio con la utilización de diuréticos. Un balance negativo de sodio se puede lograr mediante la reducción de la sal ingerida diariamente en, aproximadamente, 10-20 % de los cirróticos con ascitis, particularmente en aquellos que presentan su primer episodio de ascitis. La restricción de la sal ingerida debe ser moderada (aproximadamente 80-120 mmol de sodio por día que se corresponde con 4,6-6,9 g de sal al día) ya que una reducción mayor se considera innecesaria y potencialmente perjudicial para el estado nutricional.

No existen suficientes evidencias que recomienden el reposo en cama como parte del tratamiento de la ascitis ni tampoco que la reducción del aporte de líquido en estos pacientes normalice las concentraciones de sodio sérico. 8,9 Existe evidencia de que la retención renal de sodio se debe a un aumento en la reabsorción de sodio tanto proximal como de los túbulos distales y una disminución del filtrado de sodio.

Se recomienda, en los pacientes con un primer episodio de ascitis grado 2 o moderada, comenzar con antagonistas de la aldosterona como la espironolactona en monoterapia, comenzando con dosis de 100 mg/d e ir aumentando la dosis cada 7 d hasta un máximo de 400 mg si no responden (que se define por una reducción del peso corporal de menos de 2 kg/sem o aquellos que desarrollan una hipercalcemia). Se debe añadir la furosemida e ir incrementando la dosis, se comienza con 40 mg diarios hasta un máximo de 160 mg. Estos pacientes deberán ser sometidos a un chequeo clínico y bioquímico frecuente durante el primer mes de tratamiento. El máximo de pérdida de peso durante el tratamiento con diuréticos deberá ser de 0,5 kg/d en pacientes sin edemas y 1 kg/d, si existe ascitis y edemas. Todos los diuréticos deberán ser suspendidos en caso de hiponatremia severa 10,11

TRATAMIENTO DE LA ASCITIS COMPLICADA Se define como la ascitis que no se puede eliminar o la recurrencia temprana de esta (después de una paracentesis evacuadora total) que no se puede prevenir con el tratamiento medicamentoso.

Criterios de ascitis refractaria - Ascitis resistente al tratamiento con diuréticos: Es aquella que no puede eliminarse o reaparece tempranamente por la escasa respuesta a la restricción de sodio y al tratamiento con diuréticos.

- Ascitis intratable con diuréticos: Ascitis que no se puede movilizar o que recurre tempranamente, o que no puede prevenirse por el desarrollo de complicaciones inducidas. 12 La paracentesis evacuadora total más la administración de albúmina (8 g/L de ascitis extraída) constituye el tratamiento de primera elección. Los diuréticos deberán suspenderse en aquellos pacientes con ascitis refractaria que no excreten >30 mmol/d de sodio.

Los shunts-transyugular-intrahepático-porto-sistémico (TIPS) son considerados como tratamiento de segunda línea en los pacientes con ascitis refractaria, pero están asociados con alto riesgo de desarrollar encefalopatía hepática. Los TIPS deberán ser considerados en pacientes que requieren de paracentesis evacuadoras muy frecuentes y en aquellos en los que la paracentesis no sea efectiva. Los TIPS están contraindicados en pacientes con fallo de la función hepática muy avanzada, bilirrubina sérica > 5 mg/dL, índice normalizado internacional (INR) > 2, child-pugh score >11, encefalopatía recurrente grado 2 o encefalopatía crónica, coexistencia con infecciones activas, fallo renal progresivo o enfermedades cardiopulmonares severas. 13

Peritonitis bacteriana espontánea La peritonitis bacteriana se diagnostica mediante paracentesis diagnóstica (comentada al inicio). Todos los pacientes con ascitis tienen el riesgo de desarrollar una PBE y la prevalencia en los pacientes no ingresados es de 1,5 -3,5 % y, en aproximadamente 10 % de los ingresados. 14 La mitad de los episodios de PBE están presentes en el momento del ingreso hospitalario y el resto es adquirido durante el ingreso.

Los pacientes con PBE pueden presentar algunos síntomas o signos de peritonitis como: dolor abdominal, vómitos, diarreas, otros pueden presentar signos de inflamación sistémica: hipertermia o hipotermia, escalofríos, taquicardia o taquipnea, empeoramiento de la función hepática, encefalopatía hepática, shock, fallo renal, sangrado digestivo. 15 Es importante tener en cuenta que existen pacientes asintomáticos, sobre todo, en aquellos que no se encuentran hospitalizados. La paracentesis diagnóstica deberá realizarse a todos los pacientes con cirrosis y ascitis que ingresen en el hospital, a los que se tratan por consultas externas y a los que presenten síntomas o signos de agravamiento del fallo en la función hepática. 15

El cultivo del líquido ascítico es negativo en la mayoría de los casos, pero a pesar de esto, es importante realizar el cultivo del líquido ascítico antes del tratamiento para la valoración de la terapia antibiótica,. En algunos casos, el líquido ascítico tiene un conteo de polimorfonucleares por debajo de 250/mm, pero el cultivo de este puede ser positivo. Esta condición se conoce como bacteriascitis. En este caso, si el paciente presenta signos de inflamación o de infección deberá ser tratado con antibióticos.

El tratamiento empírico con antibióticos deberá comenzar inmediatamente después del diagnóstico de PBE. Los microorganismos que con mayor frecuencia causan episodios de PBE son bacterias aeróbicas gramnegativas entre las que se encuentra la E.coli. Los antibióticos de primera línea que se utilizan en estos casos son las cefalosporinas de tercera generación (ejemplo: cefotaxima 2 g/12 h o ceftriaxona 1 g/12 h) y como tratamiento opcional se encuentran la amoxicilina/ácido-clavulámico, quinolonas como ciprofloxacino, ofloxacino. 16 La peritonitis bacteriana espontánea resuelve con antibióticos en aproximadamente 90 % de los pacientes y esto se manifiesta con la disminución del número de neutrófilos en el líquido ascítico. Una paracentesis 48 h después de la antibioticoterapia permite evaluar el efecto del tratamiento.

El fallo del tratamiento con antibióticos se deberá sospechar si existen evidencias de empeoramiento clínico y escasa reducción del conteo de neutrófilos en el líquido ascítico. 17 Profilaxis de la peritonitis bacteriana espontánea

El tratamiento antibiótico como profilaxis de la peritonitis bacteriana espontánea deberá ser indicado estrictamente en aquellos casos en los que exista un elevado riesgo de PBE. Se han identificado 3 grupos de pacientes susceptibles a desarrollar esta entidad. 1. Pacientes con sangrado digestivo agudo: En estos pacientes que además presentan una enfermedad hepática avanzada, el uso de ceftriaxona ha mostrado ser eficaz en la prevención de la PBE. También se recogen datos sobre el uso de tratamiento por vía oral con quinolonas (ej.: norfloxacino) con buenos resultados en la prevención de la PBE.

2. Pacientes con bajas concentraciones de proteínas en el líquido ascítico y sin antecedentes de PBE. En este caso nos referimos a pacientes con concentraciones de proteínas en el líquido ascítico 18 Este se define como el desarrollo de una insuficiencia renal en pacientes con enfermedad hepática avanzada y ausencia identificable de causas de fallo en la función renal. Además, el diagnóstico se realiza por exclusión de otras causas de fallo renal. La fisiopatología aparece en la figura 1.

Criterios de síndrome hepatorrenal según el Club Internacional de Ascitis - Creatinina sérica > 1,5 mg/dL (133 mmol/L).

- Ausencia de hipovolemia definida por no mejoramiento sustancial de la función renal (creatinina que disminuya por debajo de 133 mmol/L a los 2 d de haber suspendido el tratamiento con diuréticos y estar utilizando expansores del plasma, ej.: albúmina 1g/kg con una dosis máxima de 1 000 g/d). - Ausencia de tratamientos previos con drogas nefrotóxicas.

- Ausencia de enfermedad del parénquima renal definida por una proteinuria > 0,5 g/d, no microhematuria 19 Existen 2 tipos de síndrome hepatorrenal.

Se trata de una insuficiencia renal aguda rápidamente progresiva que se desarrolla en presencia de algún factor precipitante que acelera el deterioro de la función hepática al igual que de otros órganos, por ejemplo, puede ocurrir en las hepatitis alcohólicas severas o en pacientes con un estadio avanzado de la cirrosis en presencia de una PBE y, en otras ocasiones, puede ocurrir sin tener una causa totalmente identificada. Este tipo de SHR es identificado cuando la creatinina sérica aumenta más de 100 % en comparación con los valores basales, es decir, por encima de 2,5 mg/d (221 µmol/L).

Ocurre en pacientes con ascitis refractaria y en el estudio bioquímico se recogen datos de un fallo moderado de la función renal y un curso lentamente progresivo. Algunas veces estos pacientes desarrollan un SHR tipo 1 precipitado por la presencia de una PBE. 20 - Diagnosticar un SHR o identificar otras causas de daño renal en el paciente cirrótico, lo más rápido posible.

En resumen, el SHR es diagnosticado por la demostración de un incremento de los niveles de creatinina sérica ( ³ 133 µmol/L o 1,5 mg/d L), excluyendo otras causas de fallo renal en el paciente cirrótico. En la patogénesis del síndrome hepatorrenal intervienen 4 factores:

1. Desarrollo de una vasodilatación esplácnica que causa disminución del volumen de sangre arterial efectivo y disminución de la TA media. 2. Activación del sistema nervioso simpático y del sistema renina-angiotensina-aldosterona que origina vasoconstricción renal y cambio en los mecanismos de autorregulación renal, con lo que desarrolla mayor sensibilidad del flujo sanguíneo renal a los cambios de la TA media.

amoxicilina y viagra

cuanto tiempo antes tomar el viagra

cual es el precio del viagra en mexico

Existen tratamientos para la mayoría de los pacientes con cáncer del estómago. Se emplea dos clases de tratamiento: -Cirugía (extracción del cáncer en una operación)

-Quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas). La radioterapia y la terapia biológica se están evaluando en ensayos clínicos.

La cirugía es un tratamiento común para todas las etapas del cáncer del estómago. El médico puede eliminar el cáncer empleando uno de los siguientes procedimientos: En una gastrectomía subtotal se extrae la parte del estómago que contiene cáncer y parte de otros tejidos y órganos que están cerca del tumor. También se extraen ganglios linfáticos cercanos (disección de ganglios linfáticos). El bazo (un órgano en el abdomen superior que filtra la sangre y extrae glóbulos viejos) puede extraerse si fuera necesario.

En una gastrectomía total se extrae todo el estómago y partes del esófago, el intestino delgado y otros tejidos cercanos al tumor. El bazo se extrae en algunos casos. También se extrae los ganglios linfáticos cercanos (disección de ganglios linfáticos). El esófago se conecta al intestino delgado para que el paciente pueda continuar comiendo y tragando. Si sólo se extrae parte del estómago, el paciente podrá seguir comiendo de una manera bastante normal. Si se extirpa todo el estómago, es posible que el paciente necesite ingerir comidas pequeñas y frecuentes y alimentos que contengan poca azúcar y mucha grasa y proteína. La mayoría de los pacientes pueden ajustarse a este nuevo régimen alimenticio.

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas. La quimioterapia se puede tomar en forma de píldoras o introducirse en el cuerpo con una aguja en una vena o músculo. La quimioterapia se denomina un tratamiento sistémico debido a que el medicamento se introduce al torrente sanguíneo, viaja a través del cuerpo y puede eliminar células cancerosas fuera del estómago. El tratamiento que se administra después de la cirugía, cuando no se puede ver células cancerosas, se llama terapia adyuvante. La terapia adyuvante para el cáncer del estómago está siendo evaluada en ensayos clínicos.

La radioterapia consiste en el uso de rayos X de alta energía para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radiación puede provenir de una máquina fuera del cuerpo (radioterapia externa) o de materiales que producen radiación (radioisótopos) introducidos a través de tubos plásticos delgados al área donde se encuentran las células cancerosas (radioterapia interna). La terapia biológica trata de que el mismo cuerpo combata el cáncer. Emplea materiales hechos por el cuerpo o elaborados en un laboratorio para estimular, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad. La terapia biológica también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica (BRM) o inmunoterapia.

El tratamiento para cáncer del estómago dependerá de la etapa de la enfermedad, la parte del estómago dónde se encuentra el cáncer y la salud general del paciente. El paciente podría tomar en cuenta el tratamiento estándar debido a su eficacia en pacientes en estudios anteriores o podría optar por participar en un ensayo clínico. Muchos pacientes con cáncer gástrico no se curan con terapia estándar y algunos tratamientos estándar podrían tener más efectos secundarios de los deseados. Por estas razones, los ensayos clínicos están diseñados para encontrar mejores maneras de tratar a los pacientes con cáncer y se basan en la información más actualizada.

El tratamiento podría ser cualquiera de los siguientes: 1. Cirugía para extraer parte del estómago (gastrectomía subtotal).

2. Cirugía para extraer el estómago entero y parte de los tejidos que lo rodean (gastrectomía total). Los ganglios linfáticos alrededor del estómago también pueden extraerse durante la cirugía (disección de ganglios linfáticos).

El tratamiento podría ser cualquiera de los siguientes: 1. Cirugía para extraer parte del estómago (gastrectomía subtotal) con extracción de los ganglios linfáticos asociados (linfadenotomia)

2. Cirugía para extraer el estómago entero y parte de los tejidos que lo rodean (gastrectomía total). Se podría extraer los ganglios linfáticos adyacentes (linfadenotomia).

-Cáncer Gástrico - Etapa II: El tratamiento podría ser cualquiera de los siguientes:

1. Cirugía para extraer parte del estómago (gastrectomía subtotal). 2. Cirugía para extraer el estómago entero y parte del tejido que lo rodea (gastrectomía total).

3. Un ensayo clínico de cirugía seguido de radioterapia adyuvante, quimioterapia o ambas. También se pueden extraer los ganglios linfáticos alrededor del estómago (disección de ganglios linfáticos).

-Cáncer Gástrico - Etapa III: El tratamiento podría ser cualquiera de los siguientes:

1. Cirugía para extraer el estómago entero y parte del tejido que lo rodea (gastrectomía total). Los ganglios linfáticos también pueden ser extraídos. 2. Un ensayo clínico de cirugía seguida de radioterapia adyuvante, quimioterapia o ambas.

3. Un ensayo clínico de quimioterapia con radioterapia o sin ella. -Cáncer Gástrico - Etapa IV:

El tratamiento podría ser cualquiera de los siguientes: 1. Cirugía para aliviar los síntomas, reducir hemorragias o para extraer un tumor que está bloqueando el estómago.

2. Quimioterapia para aliviar los síntomas. -Cáncer Gástrico - Recurrente:

viagra en jovenes riesgos

Entre las manifestaciones que es posible encontrar se encuentran algunos signos cutáneos. Ninguno es patognomónico, pero pueden resultar útiles para la sospecha diagnóstica; entre estos "Estigmas de hepatopatía" cabe destacar las arañas vasculares o spiders, distribuidas en el territorio de la vena cava superior, En ocasiones, está presente también un enrojecimiento de las eminencias tenar e hipotenar que se conoce como eritema palmar. En la cirrosis de origen alcohólico, puede aparecer hipertrofia parotídea y contractura de Dupuytren. En ocasiones aparecen xantelasmas en los párpados, sobre todo en las enfermedades colestáticas (colangitis esclerosante primaria y cirrosis biliar primaria) mientras que en la enfermedad de Wilson aparece el anillo de Kayser-Fleischer (anillo de coloración pardo-verdosa en el borde límbico de la córnea, por depósito de cobre en la membrana de Descemet).

Al efectuar la exploración física abdominal suele observarse el hígado aumentado de tamaño con superficie irregular y consistencia dura, si bien en los estadios finales de la enfermedad puede encontrarse totalmente atrófico y retraído no siendo accesible a la palpación. Dado que la hepatomegalia es en general indolora, la existencia de dolor abdominal debe hacer sospechar algún fenómeno intercurrente como una pancreatitis o un cólico biliar, dada la elevada incidencia de la litiasis biliar en el paciente cirrótico.

La esplenomegalia junto con la presencia de circulación colateral (múltiples venas dilatadas subcutáneas en la pared abdominal), indican la existencia de hipertensión portal. Cuando la circulación colateral es prominente alrededor de la vena umbilical en la zona del ombligo se denomina clásicamente como "cabeza de Medusa". La hipertensión portal puede también condicionar la presencia de ascitis, que puede manifestarse como un aumento del perímetro abdominal, indicando la presencia de líquido libre intra-abdominal. Las hernias de la pared abdominal, sobre todo umbilicales son frecuentes cuando hay ascitis, así como el edema subcutáneo que aparece en las zonas declives (las piernas generalmente)

Las alteraciones endocrinas son comunes en la cirrosis, sobre todo en las de etiología alcohólica; los varones pueden presentar atrofia testicular, disminución de la líbido e impotencia. La ginecomastia es frecuente. Las mujeres suelen presentar alteraciones menstruales e incluso amenorrea. La ictericia, es un signo que acompaña con cierta frecuencia a la cirrosis descompensada y generalmente es un dato de enfermedad avanzada.

En la cirrosis descompensada pueden existir lesiones hemorrágicas como petequias, equímosis o hematomas ante traumatismos mínimos, epistaxis y gingivorragias que traducen la frecuente alteración de la coagulación que puede existir en los cirróticos. El fétor hepático es un olor dulzón característico que aparece en estos pacientes por la exhalación de substancias derivadas de la metionina (metilmercaptán), por defecto en su desmetilación.

A todos los hallazgos expuestos se suele añadir un estado de desnutrición con evidente disminución de la masa muscular y del panículo adiposo. El gold standard para el diagnóstico de la cirrosis es la biopsia hepática. Sin embargo, hoy día este procedimiento sólo se utiliza en casos seleccionados, puesto que habitualmente es suficiente con procedimientos no invasivos, como la combinación de técnicas de imagen como la ecografía, y hallazgos de laboratorio.

Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son:

  • Moderar el consumo de alcohol.
  • Moderar el consumo de sal de mesa (cloruro de sodio)
  • Consultar a un médico por si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis.
  • Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática, debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo).
  • Vacunación en el caso de la hepatitis B, por ejemplo.

La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es, en general, irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estadio inicial a las fases avanzadas. También tienen tratamiento algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la ascitis y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico.

El tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza sólamente en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos Los remedios naturales que pueden emplearse para la prevención del hígado graso o la aparición de grasa en el hígado, que es lo mismo, pueden ser un tratamiento muy efectivo para evitar las complicaciones hepáticas que puedan desencadenarse por esta condición de tener grasa en el hígado, que no es un problema menor.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es una condición cada vez más común marcada por la acumulación de grasa en las células del hígado. En algunos casos, el hígado graso puede causar inflamación y cicatrización e incluso conducir a insuficiencia hepática o cirrosis entre sus consecuencias graves de salud sobre nuestro organismo. Aquí hay cuatro maneras saludable de aumentar tus defensas contra la enfermedad del hígado graso y prevenir también que nuestro hígado se torne lleno de grasa, muchas veces producto del descuido en la alimentación y los malos hábitos adquiridos en nuestra pobre nutrición.

Apegarse a una dieta saludable, basada en vegetales y hacer ejercicio regular puede evitar que la grasa se acumule en el hígado, bajar de peso de manera gradual puede ser de gran ayuda en estos casos, ya que de esta manera evitaremos el efecto rebote que muchas veces es el responsable del aumento de peso de manera abrupta y trae aparejado los problemas de acumulación de grasa en los diferentes tejidos incluidos el hígado. Obtén más información sobre la búsqueda de una dieta que sea adecuado para ti y que pueda ayudarte, por ejemplo puedes conocer los 7 alimentos para limpiar el hígado naturalmente que pueden ayudarte a desintoxicarlo a medida que también son una forma de bajar de peso de manera sana sin poner en riesgo la salud, también es necesario enfocarse en cómo desintoxicar el Hígado.

La exposición a toxinas (que se encuentra en los productos químicos industriales, algunos medicamentos, e incluso la comida) pueden debilitar la función del hígado y pueden contribuir al desarrollo de hígado graso. Además de mantenerse lejos de las sustancias tóxicas, considera un lavado de toxinas de tu sistema con la ayuda de una dieta de desintoxicación. Guía para un día de desintoxicación mental y física Las vitaminas E y C – ambos antioxidantes – pueden ayudar a promover la salud del hígado. En un estudio del 2005, los científicos descubrieron que tomar suplementos de vitaminas E y C ayudaron en los niveles de las enzimas que están normalmente elevados en las personas con enfermedad de hígado graso. No dejes de consumir un batido antioxidante que puede ayudarte a encontrar esas vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita para prevenirse del hígado graso.

Un remedio casero tradicional para los problemas del hígado es la leche de cardo, ya que esta puede aumentar la producción de enzimas que ayudan al hígado a eliminar toxinas. Sin embargo, es importante señalar que la FDA no ha aprobado el uso de la leche de cardo para mejorar la salud del hígado. Antes de comenzar a tomar cualquier tipo de hierba, encontrar la manera de utilizar los suplementos de forma segura y consulta con un especialista cualificado antes de emplear soluciones alternativas a problemas más serios de salud. Preguntá gratuitamente a miles de especialistas registrados en Doctoralia.

Los especialistas recibirán tu pregunta y la contestarán. 43Especialistas de acuerdo

Homeópata, Médico naturista, Capital Federal - Dieta hiposodica e hipograsa (Tipo mediterránea)
- No alcohol
- Té de diente de león
- Taraxacum TM
- Ejercicios y estrés moderados.

2 especialistas están de acuerdo Hepatólogo, Médico clínico, Santa Fe Capital

Es ideal la consulta a hepatólogo o gastroenterólogo. Saludos 4 especialistas están de acuerdo

Hepatólogo, Médico clínico, Santa Fe Capital En la cirrosis por alcohol, la abstiencia de alcohol puede revertir síntomas y signos de descompensación como la encefalopatía. De cualquier manera, la presencia de encefalopatía traduce insuficiencia hepática.
En el paciente estable en su función hepática y sin otras descompensaciones, el manejo adecuado de lactulosa y rifaximina cuando está indicado pueden tener efecto en que la encefalopatía no recurra.

3 especialistas están de acuerdo Gastroenterólogo, Médico clínico, Capital Federal

La cirrosis biliar primaria es debida a una paulatina destrucción de los conductos hepaticos de causa desconocida.
El laboratorio suele demostrar aumento de la fosfatasa alcalina y positividad de antigenos antimitocondriales.
Como manifestara el primer medico opinante su tratamiento es con acido ursodioxicolico ( ursodiol) y los corticoesteroides pueden agravar la sintomatologia ulcerosa 1 especialista está de acuerdo

viagra generico de la india


la viagra hace caer el pelo

favor si me indican aqui en paraguay donde consigo urgente la planta de kalanchoe, es para un familiar con cancer de mama y es urgentisimooo, gracias, gloria Preguntale a Ña Rubia de cerca del Colegio Goethe donde se vende plantas ella tiene mucho.

Conseguí la planta aqui en Uruguay, me gustaría saber bien como prepararla para el tratamiento de la psoriasis en el cuerpo y el cuero cabelludo. Gracias y saludos para todos Hola, para uso externo, yo lo mezclo con aceite de oliva, semilla de uva o aceite de almendras, se bate todo y se aplica antes de acostarse o despues de ducharse.
Ademas, para la psoriasis se debe tomar cardo mariano 1000mg. es un gran depurativo del higado. Un saludo

mama tiene cancer terminal de pulmon ayudenme tengo la planta kalanchoe que debo hacer ayuda somos 4 hermanos yo y 3 mujeres la mayor tiene 14 la mas pequeña 6 necesitamos a mama ella nunka fumo ayuda soy de chile rancagua mi mail es criss.storm.soul@gmail.com Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Hola, el artículo indica comer una hoja cruda al día en ensalada o en jugo licuándola con agua. Yo soy sobreviviente de cancer de mama desde hace 2 años, me acaban de regalar la planta y aún no la he consumido. Pero en mi experiencia personal me ha funcionado eliminar de la dieta las carnes rojas y blancas y los lácteos. Consumo mucha fruta y verdura, todo tipo de vegetales, principalmente los verdes, granos y semillas y cada día estoy más sana. Espero que estos consejos puedan ayudar a tu mamá a sanar y les deseo todo lo mejor. Suerte y bendiciones. hola me llamo Luisa tengo 35 años vivo en Valencia, soy enferma de cáncer de ovario con metástasis en pulmón e hígado, en un año conseguí eliminar las metas, me operaron y me quitaron todo el aparato reproductor pero ahora hace un par d meses, m han vuelto a salir adenopatias ganglionares. En casa tengo dos especies de Kalanchoes pero ninguno se parece al Gatonis, sabriais donde conseguirlo?

En cualquiera floristeria la puedes pedir,ellos la conocen por el Kalanchoe para el cancer,aunque puedes buscar una foto en internet y llevarla en tu movil.Mi madre ha comenzado el tto hoy.Un saludo A todos los enfermos de cáncer les ayudaría mucho aumentar su sistema inmunológico yo les recomendaría tomar el extracto de uña de gato peruana,aquinacea y propoleo 10 gotas de c/uno en medio vaso de agua 3 veces al día estas plantas les ayudaría mucho junto con otros tratamientos naturales que Dios les mande la salud a todos

hola me llamo concha y vivo en Valencia, tengo cáncer de ovarios estoy operada pero me han quedado restos con lo cual me siguen poniendo quimio pero mas floja. tengo una planta mi duda es si me la puedo tomar con el tratamiento que tengo Hola Concha, si estas segura de que es uno de los kalanchoes del articulo, puedes tomarlo sin ningun riesgo.
Pues además de ser un multivitaminico natural, es anticancerigeno. Un saludo y que tengas mucha suerte.

Yo vivo en monterrey n.l. Y me gustaria saber como le hago para conseguirla.si alguien sabe por favor marquenme 8110391462 tengo las 3 que vemos en las fotos, mandeme un correo amv127657@hotmail.com soy de guanajuato

Hola me llamo iluminada tengo a mi marido con cancer de prostata metastasico tiene mucho dolor lleva parche de morfina de100 como.puede tomar calanchoe.yo tengo la madre de miles Hola tengo una tia que ya se operó del cáncer de mamas pero esta mal porque tiene ya los ganglios linfáticos con cáncer y tiene mucho dolor por favoooooor donde consigo la planta en Paraguay desde ya mil gracias Ale

Dile a tu tía que deje primero de tomar la "LECHE DE VACA" ES LA QUE HACE CÁNCER DE SENO A LAS MAYORÍA DE LAS MUJERES. Esto puede variar según el grupo de sangre y de su ADN.
Toma HOJAS FRESCA DE KALANCHOE DAIGREMONTIANA o la Kalanchoe Flammea.!¡ Dile a tu tía que si puede tomarlos estas 2 plantas si no esta embarazada o no esta mal de corazón.Normalmente se toma 5 gramos por kilo de peso de cada persona, supongamos que tu tía tiene 70 kilos x por 5 = 35 gramos de hoja fresca que puede tomar al día nada mas.
Un saludo y que se cure de su dolencia y dile que se autosugestione que esta mejor siempre ayuda.. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

el kalanchoe puede tener contraindicaciones Solo para las mujeres embarazadas y las personas enfermas de corazón puede tener algún inconveniente.
Pero como todo, hay que tomar la dosis de 5 gramos por Kilo de su peso.
Un persona que pesa 70 kilos puede tomar solo 35 gramos de hojas al día.
Se puede consumir: En hojas, cortarlo en ensaladas y como no; hacerlo zumo con el mixer y tomarlo.

estoy tomando jugos de aloe vera y kisiera saber si tiene contraindicaciones Buenas, la "Áloe Vera" lo puedes tomar cuando quieras, no olvides que miles de años se utilizo y a nadie le ha ido mal por utilizarla; lo único que debes hacer es, limpiarlo ante de comer el gel de su interior y si puede ser fresca.

hola soy gallega me llamo estefania hernandez mi correo es marronglaceduo@gmail.com yo queria informacion sobre el kalanchoe tengo una planta muy grande la que tiene los hijos a los bordes que le nacen a miles su color es verde solo verde no tiene ese tono morado de las hojas como otras. mi madre esta enferma de un cancer linfático por segunda vez tiene 87 años y ya no nos dan muchas esperanzas la estan trantando con cortisonas y genoxal en tomas cortas de 4 dias y descansa un mes es la segunda toma en las analiticas no le dan demasiado mal de momento el tac solo le da afectado que se ve claramente el bazo totalmente afectado inflamado muy inlfamado hacia la parte del estómago y varios ganglios en el cuerpo.. dicen que en esta segunda vez la inflamación tan exagerada del bazo parece que el linfoma esta explotando con mas fuerza. y que a su edad por el corazon viejito y ya no aguantaria una quimioterapia agresiva por vena. no nos dan mucha esperanza y sin envargo yo no la pierdo. ella toma sintron pero ahora en este momento se lo sustituido por uns inyecciones en la barriga por lo tanto si alguine me puede decir su conocimiento den este caso de mi madre..si no hay inconveniente por su corazon tomar esta planta y que dosis recomendarian. muchas gracias y espero que alguien me ayude con esto. la esperanza nunca se pierde y creo mucho en la naturalez que es sabia perdon soy estefania otra vez es que al repasar el mensaje me he dado cuenta que he puesto mas mi correo.lo repito,,marronglaceduo777@gmail.com

Hola a todos.. He leído sobre esta.planta y me parece muy interesante sus propiedades. Alguien me puede decir si puedo consumirla para un problema de útero que me diagnosticaron.. Según me dicen es un SIN o sea una displasia. Espero respuestas saludos.
Hola soy del estado de Guanajuato Mexico aquí en Apaseo el Grande hay una sucursal de dulce revolución en donde te venden las kalanchoes de todo tipo y también ya la tienen en microdosis pueden pedir información al telefono (461)2196718

hola como puedo tener contacto por que me interesa este remedio BUENAS NOCHES NESECITO SABER QUE TIPO DE KALANCHOE DE TOMAR UNA PERSONA CON CANCER EN GANGLIO ESPERO ME PUEDAN AYUDAR GRACIAS

No es menester señalar la importancia de la obra de Galeno ya que constituye la culminación del saber médico de la Antigüedad clásica, por un lado, y ser la que permaneció vigente casi de forma absoluta a lo largo de quince siglos. 1.6.1.Biografía
Nació en Pérgamo hacia el año 130 dC. Pertenecía a una familia adinerada y su padre se encargó de que tuviera una educación esmerada en el seno de los presupuestos estoicos. Se formó después en medicina en su ciudad natal, en Alejandría, Esmirna y también en Corinto.

Estuvo ejerciendo durante un tiempo (ca. 157-162) en Pérgamo. Marchó después a Roma. Allí se integró durante cuatro años en los círculos médicos y culturales y llegó a conseguir una buena clientela entre el patriciado. Se marchó en el año 166, pero regresó en el 169 como médico de Cómodo, hujo de Marco Aurelio. Fue después médico personal de los emperadores Marco Aurelio, Cómodo y Séptimo Severo. Escribió casi cuatrocientos textos (de los que sólo nos han llegado ciento cincuenta), lo que le valió un gran prestigio científico e intelectual.
Grabado que muestra a Galeno

1.6.2. Elementos integrantes de su obra
Según García Ballester, integran la obra de Galeno: La tradición hipocrática
El pensamiento de Platón y Aristóteles, asimilado a través de Posidonio
Los enfoques enfrentados de las diferentes escuelas médicas
Sus propias contribuciones como clínico e investigador

Galeno admiró la obra Hipocrática, pero mantuvo una independencia crítica. Situó los textos dentro de su propio sistema de categorías interpretativas. Los utiliza y los corrige considerando casi siempre sus opiniones como las definitivas. Galeno se consideró a sí mismo como el auténtico heredero de Hipócrates. Respecto al método utilizó la lógica aristotélica, de la que decía que era necesaria para dotar de rigor científico a la medicina. Mediante ésta, penetraba en la naturaleza y estructura de los cuerpos, mediante el análisis y la síntesis. Según su opinión también eran necesarias la física y la ética.

efectos del viagra en el varon

cuales son los tipos de viagra

De acuerdo con los estudios ya publicados con el uso de la Colchicina, en la cirrosis se han descubierto nuevas indicaciones y éstas son la base para el tratamiento de dicha enfermedad. Se sabe que controla la fibrogénesis al controlar el colágeno por estímulo de una enzima que es la colagenasa(8). Los estudios tanto en cirrosis hepática como en cirrosis biliar primaria han demostrado su efectividad y abren realmente una VERDADERA ESPERANZA TERAPEUTICA PARA LA CIRROSIS (8, 9, 10, 11, 12).

La acción sobre el COLA GENO en cirrosis hepática, que es la clave para establecer el cuadro de una cirrosis, se basa en el aumento exagerado del colágeno, que viene a ser la estructura que “comprime” y determina el estado de fibrosis. Es interesante recordar que uno de los componentes del colágeno es un aminoácido, la prolina, que se caracteriza por tener muy poca tiroxina y ausencia total del triptófano.

Este colágeno se puede inhibir por análogos de la prolina, por la Colchicina, la penicilamina y el beta-aminopropionitrilo (Ver Cuadros 1, 2, 3, 4). A. Mesejo, M. Juan y A. Serrano

Servicio de Medicina Intensiva. Hospital Clínico Universitario de Valencia. Valencia. España La cirrosis representa el estadio final de muchas enfermedades crónicas del hígado y se asocia con malnutrición en mayor o menor grado, con independencia de su etiología, sobre todo en los estadios avanzados. Su origen es multifactorial, pudiendo señalarse tres factores que contribuyen a ella: a) la limitación o disminución de la ingesta; b) la alteración de la digestión y absorción de nutrientes; c) la interferencia en el metabolismo de los nutrientes. Un pobre estado nutricional se asocia con un peor pronóstico de supervivencia. Si la malnutrición calórico-proteica (MCP) es un predictor independiente de mortalidad o solo un reflejo de la severidad de la insuficiencia hepática, es algo que está sujeto a controversia.
No hay consenso sobre cuales son los mejores criterios diagnósticos de MCP en la cirrosis. La evaluación de la malnutrición es extremadamente difícil puesto que muchos de los parámetros utilizados se afectan tanto por la enfermedad en sí como por los factores desencadenantes o etiológicos.
Las alteraciones metabólicas remedan un estado hipercatabólico. Estos pacientes tienen una disminuida utilización y capacidad de almacenamiento de carbohidratos y un aumento del catabolismo proteico y graso, que conduce a la depleción de las reservas proteicas y lipídicas. Estas anormalidades, combinadas con un descenso en la ingesta y en la absorción de nutrientes, constituyen las bases de la MCP. La alteración metabólica más importante de los pacientes con enfermedad hepática avanzada es el cambio en el metabolismo de los aminoácidos. Los niveles plasmáticos de los aminoácidos de cadena ramificada (AARR) están disminuidos y los niveles de aminoácidos aromáticos (AAA) elevados, lo que tiene implicaciones terapéuticas.
Entre las consecuencias de las alteraciones estructurales en la cirrosis, destaca el desarrollo de encefalopatía hepática, definida como una alteración en la función del sistema nervioso central que refleja una serie de manifestaciones neuropsiquiátricas, neuromusculares y de conducta. Se debe a la incapacidad del hígado enfermo para la metabolización de las neurotoxinas que se acumulan en el cerebro y que afectan a los neurotransmisores, atribuido al efecto tóxico del amonio sobre el tejido cerebral.
El tratamiento nutricional reporta beneficios en los diferentes estadios de la enfermedad. A corto plazo, mejoría del balance nitrogenado, descenso en la estancia hospitalaria y mejoría de la función hepática. A largo plazo, disminución de la incidencia y severidad de la encefalopatía y mejoría de la calidad de vida. La suplementación con nutrición enteral puede mejorar el aporte proteico, descender la frecuencia de hospitalización, mejorar el estado nutricional, la función inmune y la severidad de la enfermedad.
La restricción proteica no está indicada en la cirrosis compensada. Se recomienda una dieta conteniendo alrededor de 30 kcal/kg/d y 1,2 g de proteínas/kg/d. En la encefalopatía aguda puede necesitarse una restricción proteica temporal que no debe superar las 48 h y que debe minimizarse ya que, incluso en pacientes con EH, se obtienen mejores resultados sin una restricción proteica severa. La suplementación oral con AARR a largo plazo enlentece la progresión de la enfermedad hepática y prolonga la supervivencia y la calidad de vida. Se recomienda la suplementación con fibra o dietas con proteínas vegetales, que aportan alto contenido en fibra y menos AAA, o bien con proteínas lácteas además de una elevada relación calorías/nitrógeno.

Palabras clave: Cirrosis. Encefalopatía hepática. Nutrición. Malnutrición. Cirrhosis represents the final stage of many chronic liver diseases and is associated to more or less pronounced hyponutrition, independently of the etiology, particularly at advanced stages. Its origin is multifactorial, with three factors contributing to it: a) limitation or decrease of intake; b) impairment in nutrients digestion or absorption; and c) the interference with nutrients metabolism. A poor nutritional status is associated with a poor survival prognosis. Whether caloric-protein malnourishment (CPM) is an independent predictor of mortality or only a marker of the severity of liver failure is subject to controversy.
There is no consensus on which are the best diagnostic criteria for CPM in cirrhosis. Assessment of hyponutrition is extremely difficult since both the disease itself and the triggering or etiologic factors affect many of the parameters used.
Metabolic impairments mimic a hypercatabolic state. These patients have decreased carbohydrate utilization and storage capacity and increased protein and fat catabolism leading to depletion of protein and lipid reserves. These abnormalities together with decreased nutrients intake and absorption are the bases for CPM. The most important metabolic impairment in patients with advanced liver disease is the change in amino acids metabolism. The plasma levels of branched amino acids (BAA) are decreased and of aromatic amino acids (AAA) are increased, which has therapeutic implications.
Among the consequences of the structural impairments taking place in cirrhosis, we may highlight hepatic encephalopathy, defined as impaired central nervous system functioning that manifests as a series of neuropsychiatric, neuromuscular, and behavioral symptoms. These are due to the inability of the diseased liver to metabolize neurotoxins that accumulate in the brain affecting neurotransmitters and are attributed to the toxic effect of ammonium on the brain tissue.
Nutritional therapy brings benefits in the different stages of the disease. In the short term, it improves nitrogen balance, decreases the hospital stay, and improves liver function. In the long term, it decreases the incidence and severity of encephalopathy and improves quality of life. Supplementation with enteral nutrition may improve protein intake, decrease the frequency of hospitalization, and improve the nutritional status, the immune function and the disease severity. Protein restriction is not indicated in compensated cirrhosis. A diet containing about 30 kcal/kg/d and 1.2 g of protein/kg/d is recommended. In acute encephalopathy temporary protein restriction may be needed, which should not last longer than 48 h and be minimized since even in patients with liver disease better outcomes are obtained without obtaining severe protein restriction.
Oral supplementation with BAA slows the progression of liver disease and improves survival and quality of life. Supplementation should be done with fiber or diets with vegetable proteins, which bring high fiber content and less AAA, or either with dairy proteins in addition to a high ratio/nitrogen ratio.

Key words: Cirrhosis. Hepatic Encephalopathy. Nutrition. Malnourishement. Malnutrición y cirrosis hepática

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica y difusa del hígado que altera su estructura y función. Desde el punto de vista histopatológico se define por la triada necrosis celular, fibrosis y nódulos de regeneración y las manifestaciones clínicas son independientes de su etiología, relacionándose más con el grado de disfunción hepática. Desde el punto de vista morfológico se distinguen tres tipos, micronodular, macronodular y mixta 1. La cirrosis representa el estadio final de muchas enfermedades crónicas del hígado: hepatitis vírica, alcohol, medicamentos, obesidad mórbida, tóxicos, metales pesados o enfermedades autoinmunes. Aunque en los estadios iniciales el paciente puede estar asintomático, la historia natural muestra un progresivo desarrollo de ictericia, hipoalbuminemia, plaquetopenia, alteración del tiempo de protrombina y ascitis. Muchos pacientes sufren hemorragias gastrointestinales recurrentes por varices esofágicas. En los estadios avanzados, destacan los cambios en el estado mental y, en concreto, la encefalopatía hepática.

Prevalencia y causas de malnutrición en la cirrosis La malnutrición está presente en pacientes con enfermedad hepática, tanto alcohólica como no alcohólica 2. Se ha constatado 3 que la severidad de la enfermedad hepática correlaciona con la severidad de la malnutrición y el grado de ésta con el desarrollo de serias complicaciones como encefalopatía, ascitis y síndrome hepatorrenal. Estos hallazgos son comunes a pacientes graves con patología aguda y a pacientes con cirrosis más o menos estable, remarcando que el grado de afectación hepática, no la etiología ni la agudeza de proceso, es el factor crítico en el desarrollo de las alteraciones nutricionales en los pacientes con enfermedad hepática.

Así pues, la malnutrición se asocia con la cirrosis con independencia de su etiología, sobre todo en los estadios avanzados. Se establece entre el 25-80% de los pacientes 4, aunque esta prevalencia se ha calculado básicamente sobre datos antropométricos, debido a las dificultades inherentes a la valoración nutricional del paciente con cirrosis y puede inducir a error. El origen de esta malnutrición es multifactorial, pudiendo señalarse tres factores que contribuyen a ella: a) la limitación o disminución de la ingesta; b) la alteración de la digestión y absorción de nutrientes; c) la interferencia en el metabolismo de los nutrientes. Es habitual la disgeusia o alteración del gusto, asociada con frecuencia a déficit de zinc y magnesio 5. Una gran mayoría padecen síntomas gastrointestinales como anorexia (87%), saciedad precoz secundaria a la ascitis, náuseas (55%) y vómitos, que limitan la ingesta de nutrientes y conducen como resultado final a una disminución de peso (60%) y a la referida malnutrición 4. Las náuseas, saciedad precoz e incluso vómitos aparecen a menudo en el paciente cirrótico como manifestación de una cierta gastroparesia y dismotilidad intestinal. Además, las dietas para estos pacientes suelen ser deficientes en saborización y palatalidad como resultado de la restricción de sodio necesarios para el control de ascitis y edema 6. Durante la hospitalización, no es infrecuente periodos de ayuno prolongado y, cuando se reinicia la nutrición, se hace con importantes restricciones, particularmente proteicas. Asimismo, con la frecuente asociación en estos pacientes de diabetes mellitus e insuficiencia pancreática, pueden ser sometidos a una restricción añadida del aporte de carbohidratos y grasas, que sumado a lo anterior, reducen el aporte calórico-proteico global. Hay que resaltar que la malabsorción grasa con esteatorrea se ha descrito en un 40%, siendo severa (más de 30 g/d) en un 10%, normalmente causada por la ya citada insuficiencia pancreática concomitante. La colostasis asociada también provoca malabsorción grasa y de vitaminas liposolubles, que puede empeorarse con la administración de neomicina y su conocida acción sobre las vellosidades intestinales 7. Los efectos secundarios de la medicación y dietas con excesiva restricción de proteínas y sodio, parece ser otra causa añadida importante de malnutrición.

El almacenamiento de glicógeno está afectado en la cirrosis avanzada como consecuencia de la hiperglucagonemia. Este descenso del glicógeno hepático estimula la neoglucogénesis que a su vez puede facilitar la pérdida de aminoácidos por el músculo para obtener energía y contribuir a la síntesis de glucosa. La presencia de hipertensión portal también facilita el desarrollo de un estado hipermetabólico con traslocación bacteriana y aumento de las citoquinas proinflamatorias 8. Desafortunadamente, todos esos factores que conducen a la malnutrición del cirrótico son muy difíciles de controlar. Por ello, como veremos más adelante, cuando el paciente hospitalizado con descompensación aguda de su cirrosis es incapaz de cubrir al menos el 60% de sus necesidades calóricas en las primeras 24-48 horas, debe considerarse la administración de soporte nutricional artificial, enteral, parenteral o mixto. Un pobre estado nutricional se asocia con un peor pronóstico de supervivencia, lo que se ha demostrado en pacientes con cirrosis descompensada y en aquellos subsidiarios de trasplante 9. Si la malnutrición calóricoproteica (MCP) es un predictor independiente de mortalidad o solo un reflejo de la severidad de la insuficiencia hepática, es algo que está sujeto a controversia 10.

Evaluación nutricional en la cirrosis No hay consenso sobre cuales son los mejores criterios diagnósticos de MCP en la cirrosis. La evaluación de la malnutrición es extremadamente difícil en la enfermedad hepática puesto que muchos de los parámetros de laboratorio utilizados se afectan tanto por la enfermedad en sí como por los factores desencadenan desencadenantes o etiológicos. Las tradicionales técnicas de evaluación nutricional usadas con muchos pacientes y sujetos normales, no son aplicables a estos pacientes (tabla I).

Los niveles de proteínas viscerales, albúmina, prealbúmina y RBP (proteína unida al retinol), están alterados en el paciente con cirrosis con independencia de su estado nutricional y correlacionan mejor con la severidad de la propia enfermedad hepática que con la malnutrición 1. La evaluación del estado inmune incluye, como sabemos, linfocitos totales y prueba de hipersensibilidad retardada. Pero la linfopenia y la respuesta inmune alterada son comunes en la cirrosis, incluso en el paciente bien nutrido. Las mediciones antropométricas de los compartimentos graso y proteico-muscular de las extremidades superiores (pliegue tricipital y circunferencia media del brazo) han sido aceptados por muchos investigadores como la prueba más fiable para determinar la prevalencia de MCP en la cirrosis, aunque la valoración global subjetiva se ha utilizado en lugar de la antropometría y ha resultado también útil 1. La determinación de la masa muscular por la prueba creatinina/altura solo es fiable con buena función renal 11. Sin embargo, todos ellos pueden afectarse en mayor o menor grado por la enfermedad en sí, la malnutrición o la retención de fluidos, por lo que son muy inespecíficos. Técnicas de evaluación como la bioimpedancia han demostrado ser más fiables en los pacientes sin ascitis o edema que en aquellos que la presentan y la medición de la masa celular corporal por dilución isotópica es más precisa pero nada útil para la clínica diaria, habiendo demostrado que la masa celular corporal está descendida incluso en los estadios precoces 12. Sin embargo, a pesar de sus limitaciones, todas ellas son pruebas comúnmente utilizados para evaluar la existencia de malnutrición calórico-proteica en estos pacientes.

Patogenia de la malnutrición en la cirrosis Además de los problemas en la ingesta y en la absorción de nutrientes, el aspecto más interesante e importante de la malnutrición en la cirrosis es la presencia de serias alteraciones metabólicas que remedan un estado hipercatabólico similar a la sepsis o el trauma 4. Aunque mediciones del gasto energético basal (GEB) en cirróticos no demuestran diferencias significativas respecto de controles sanos, cuando se expresa en kcal/kg/día 13, la predicción del gasto energético por la ecuación de Harris-Benedict no es precisa en más del 50% de estos pacientes y la presencia de ascitis puede aumentar el GEB en un 10% 14. Pero dado que la masa celular corporal está disminuida incluso en los estadios precoces de la cirrosis, el gasto energético por unidad de tejido metabólicamente activo es posible que esté aumentado.

Con independencia de las tasas absolutas de GEB, el tipo de combustible energético preferido por estos pacientes está alterado. Presentan un cociente respiratorio (RQ) significativamente más bajo que los controles tras una noche de ayuno, lo que indica que están utilizando un mayor porcentaje graso como energía, similar a lo que ocurre con un individuo normal tras 72 h de ayuno 13. Tras una noche de ayuno, el metabolismo basal del paciente cirrótico es similar al individuo normal pero sin embargo, en estos, el gasto energético inicia a partir de aquí una fase adaptativa que provoca su descenso paulatino a lo largo de los días mientras que en el paciente cirrótico sigue normal o aumentado, lo que conduce a una progresiva y rápida disminución de masa muscular y masa grasa que conduce a malnutrición calórico proteica. Estudios del metabolismo de los carbohidratos en la cirrosis han demostrado que la prevalencia de intolerancia a la glucosa es elevada 15. Su patogénesis no está bien definida pero parece causada por una alteración a nivel del postreceptor intracelular, tanto en el hígado como en el músculo. Asociada a esta resistencia insulínica, hay un descenso en los niveles de glicógeno hepático y muscular y una precoz utilización de grasa y proteínas como fuente energética, manifestado por un bajo RQ. También se ha descrito una alteración del metabolismo lipídico. Los niveles de ácidos grasos y cuerpos cetónicos están aumentados, así como la producción de estos últimos 4. Hay evidencia de un defecto en la capacidad de almacenamiento de ácidos grasos en forma de triglicéridos, lo que es probablemente debido a la inhibición de la lipoproteín-lipasa, y un descenso en la disponibilidad de glicerol-fosfato en el adipocito. Este disbalance entre la síntesis y el catabolismo graso provoca la depleción de las reservas en el tejido adiposo. Además, los niveles de leptina en los cirróticos están elevados de forma inapropiada para su masa grasa. Esta excesiva producción de leptina por el tejido adiposo podría ser en parte responsable del descenso del apetito y el aumento del GEB en estos pacientes.

Pero quizá la alteración metabólica más importante de los pacientes con enfermedad hepática avanzada es el cambio en el metabolismo de los aminoácidos. Las pérdidas urinarias de nitrógeno están aumentadas en el paciente cirrótico con función renal normal, lo que sugiere un estado hipercatabólico, y el catabolismo de las proteínas está aumentado y no disminuye como respuesta a la nutrición. En la cirrosis, los niveles plasmáticos de los aminoácidos de cadena ramificada (AARR) (leucina, valina e isoleucina) están disminuidos y los niveles de aminoácidos aromáticos (AAA) (fenilalanina, tirosina, triptófano) elevados. Este disbalance sérico de aminoácidos también se ve en sepsis y trauma y está probablemente mediado por una alteración en el balance entre insulina y otras hormonas reguladoras. Recientemente, el papel del músculo esquelético en el metabolismo de los aminoácidos ha ganado importancia. El músculo esquelético constituye el mayor órgano metabólico del cuerpo y consume activamente AARR que son usados para sintetizar glutamina y alanina. Estos aminoácidos son liberados a la sangre y captados por el hígado como sustratos para la neoglucogénesis hepática. La glutamina es un aminoácido transportador de amonio que es convertido a urea por el hígado y excretado por vía renal. En la cirrosis se produce una importante síntesis de glutamina por el músculo esquelético mientras que la síntesis de urea hepática se reduce. Esto conduce a un aumento en el consumo de glutamina renal, lo que puede constituir un mecanismo de ayuda para la eliminación de amonio por los riñones. Diferentes estudios han demostrado que los pacientes cirróticos con masa muscular esquelética disminuida son más propensos a desarrollar encefalopatía hepática 16, lo que subraya la importancia de preservar la masa muscular esquelética en los pacientes cirróticos como medio para prevenir la encefalopatía crónica.

Así pues, las alteraciones metabólicas en la cirrosis se pueden resumir como sigue: los pacientes tienen una disminuida utilización y capacidad de almacenamiento de carbohidratos además de un aumento en el catabolismo de proteínas y grasas, lo que conduce a un estado catabólico crónico cuyo resultado es la depleción de las reservas proteicas y lipídicas. Estas anormalidades, combinadas con un descenso en la ingesta y en la absorción de nutrientes, constituyen las bases de la MCP en los estadios avanzados de la enfermedad. Una cuestión importante y no resuelta es a qué se debe este continuo estado catabólico en los pacientes cirróticos. Hay suficiente información para postular que este estado hipercatabólico está mediado por las citoquinas. Más específicamente, estos pacientes tienen niveles aumentados de TNF y de interleukinas 1 y 6 (IL1, IL6), con efectos catabólicos en músculo, tejido adiposo e hígado 17. Se ha postulado como hipótesis un paso excesivo de endotoxinas producidas por las bacterias gram negativas a la sangre, debido a un aumento de la permeabilidad intestinal que permite el paso de dichas endotoxinas desde el intestino. Las endotoxinas provocarían la liberación de citoquinas y óxido nítrico (NO), que actuarían como mediadores del estado catabólico así como del estado hiperdinámico de los pacientes cirróticos 18.

Consecuencias metabólicas y nutricionales Las alteraciones estructurales en la cirrosis tienen dos importantes efectos: la alteración de la función hepatocelular y la hipertensión portal. Ambas son causa de importantes trastornos metabólicos que afectan al metabolismo energético, tanto hidrocarbonado como lipídico, síntesis proteica y trastornos hidroelectrolíticos y vitamínicos, además de otros efectos hormonales y de deficiente eliminación de compuestos de degradación. Entre las consecuencias que nos interesan destaca el desarrollo de encefalopatía hepática, que analizaremos más adelante, y de malnutrición calóricoproteica, que agravan la evolución natural de la enfermedad a corto y medio plazo 3.

La desnutrición moderada o grave es común en pacientes con cirrosis y es un factor negativo en el pronóstico. Como hemos visto, su origen es multifactorial (fig. 1) y su manejo complejo, afectando a todos los principios inmediatos, macro y micronutrientes. Muy esquemáticamente sería como sigue 1: a) Balance energético. La mayor parte de los pacientes cirróticos compensados suelen tener un metabolismo normal, un 15-20% son hipermetabólicos y un 15-20% hipometabólicos. La capacidad de almacenar glucógeno es menor en los cirróticos y la tasa de producción de glucosa y la glucogenolisis tras ayuno nocturno están reducidas. Existe una compensación parcial por el aumento de la gluconeogénesis 3, pero este es un proceso que requiere energía que se obtiene, en parte, porque la concentración plasmática de ácidos grasos libres se duplica por el aumento de la lipólisis. Todo ello contribuye a la depleción de la reserva grasa. Se ha constatado que la ingesta de cuatro a siete comidas poco copiosas diarias mejora el gasto energético, como veremos más adelante.

b) Hidratos de Carbono. La hipoglucemia no es demasiado frecuente en la cirrosis, salvo en estadios muy avanzados de la enfermedad. La mayoría de los pacientes con cirrosis presentan hiperglucemia, casi el 70% intolerancia a la glucosa y entre 15-40% diabetes, hiperinsulinemia y resistencia periférica a la insulina. c) Grasas. En la cirrosis aumentan los ácidos grasos libres (AGL) en plasma. Junto con el aumento de las concentraciones plasmáticas totales de ácidos grasos, hay un descenso de los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI), probablemente por la alteración del metabolismo hepático de los ácidos grasos esenciales. La reducción de AGPI es proporcional a la gravedad del proceso y al grado de desnutrición, por lo que podría justificarse una suplementación dietética con AGPI.

d) Proteínas. El aumento en las necesidades proteicas se puede deber a la ya conocida dificultad para almacenar glucógeno y a la disminución de la glucogenolisis, lo que conlleva mayor neoglucogénesis con la consiguiente utilización energética de aminoácidos musculares y disminución de las reservas proteicas. Así, el catabolismo proteico está aumentado provocándose un balance nitrogenado negativo 19. Está también disminuida la síntesis de proteínas plasmáticas (albúmina) y se constatan cambios en las concentraciones plasmáticas de aminoácidos con aumento de los aromáticos y disminución de los ramificados. e) Vitaminas y minerales. Los micronutrientes se afectan por defectos en su almacenamiento hepático, en el transporte y en las pérdidas renales. Hay déficit de vitaminas liposolubles, sobre todo si hay colostasis asociada, por inadecuada absorción y esteatorrea 19. Las vitaminas hidrosolubles no se afectan tanto en la cirrosis, si no coexiste con alcoholismo, en el que habrá déficit de tiamina, piridoxina, folato, niacina y cianocobalamina. El balance mineral también puede estar alterado, con niveles elevados de cobre, sodio y potasio y déficit de zinc.

Encefalopatía hepática y malnutrición La encefalopatía hepática (EH) puede definirse como una alteración en la función del sistema nervioso central debido a una insuficiencia hepática, reflejando una serie de manifestaciones neuropsiquiátricas, neuromusculares y de conducta que obedecen a múltiples causas y que están relacionadas con diferentes mecanismos fisipatológicos 20. Están presentes tanto en la enfermedad aguda como en la crónica y son potencialmente reversibles.

Desde un punto de vista práctico, cabe indicar que la eficacia de los tratamientos para la EH no han sido bien evaluados por ensayos clínicos randomizados y bien diseñados, en parte por las dificultades para valorar la sintomatología neuropsiquiátrica, con espontáneas y frecuentes fluctuaciones de la conciencia y que pueden influenciarse por numerosos e inespecíficos factores clínicos concurrentes como son infección, hipoxemia, hemorragia gastrointestinal o alteraciones electrolíticas. Se acepta que las sustancias nitrogenadas procedentes del intestino afectan a la función cerebral. Desde el punto de vista fisiopatológico, se produce un edema de los astrocitos que sufren la llamada astrocitosis de Alzheimer tipo II, que provoca un aumento de la presión intracraneal.

venta de viagra quito

precio de pyridium

como comprar viagra en chile sin receta

El páncreas es una glándula de secreción mixta (externa o digestiva e interna o insulínica) que se encuentra en la parte más elevada y profunda de la cavidad abdominal, por detrás del estómago. El páncreas está situado en posición transversal con una cabeza, un cuerpo y una cola. Su estructura interna es arracimada y cada uno de sus granos corresponde a un acino glandular secretor.

Su nombre “páncreas” se deriva de la unión de dos palabras griegas “pan” (todo) y “kreas” (carne), que señala que el páncreas es un órgano constituido por tejido blando, sin esqueleto duro. La pancreatitis es la inflamación del páncreas. Esta inflamación puede cursar de forma aguda o crónica.
Entre las pancreatitis agudas se encuentra la hemorrágica aguda (necrosis pancreática aguda, término más apropiado por no tratarse de una inflamación) y la pancreatitis aguda purulenta. Esta última puede presentarse debido a gérmenes (estreptococos y estafilococos) que llegan al páncreas por vía sanguínea (de focos sépticos diversos: amigdalitis, otitis media, etc.), o a través del conducto pancreático (derivados de la vías biliares).

Los síntomas de la pancreatitis aguda purulenta recuerdan a la necrosis pancreática aguda. Se diferencia por la menor intensidad del dolor y por la presencia de un grave estado septicémico general (fiebre por encima de los 40º) que falta en la necrosis pancreática. La pancreatitis crónica cuando no representa el paso de la forma aguda mal curada, se debe a infecciones crónicas, intoxicaciones (alcohol) y a la propagación de las infecciones de órganos vecinos (colecistitis, etc.).

La pancreatitis crónica indurativa (o cirrosis pancreática) suele estar asociada a una cirrosis de hígado, y lo misma que ésta tiene su origen más corriente en el alcoholismo. El enfermo de pancreatitis crónica sufre de los siguientes síntomas:

  • Dolores abdominales más o menos intensos.
  • Un estado grave de adelgazamiento por lo general (por insuficiente producción del jugo pancreático, necesario para la digestión y asimilación de los alimentos).
  • A veces diabetes (por verse afectada la secreción de insulina del páncreas.

Esta patología es de extrema gravedad, más rara en los países latinos y más frecuentes en los nórdicos, provocada por un proceso de autodigestión del páncreas.

Como consecuencia de la activación intraglandular del jugo pancreático, las enzimas digestivas del jugo pancreático se hacen activas antes de ser expulsadas por el conducto pancreático (como ocurre normalmente) y provoca la digestión del tejido glandular pancreático que los ha producido. El cuadro clínico, gravísimo, es el de un cólico abdominal de extrema agudez:

  • Dolor que se inicia en el centro de la zona supraumbilical del abdomen y se irradia hacia la izquierda o atrás. Este dolor intensísimo puede producir el desvanecimiento.
  • Vómito, distensión abdominal (por meteorismo)
  • Fiebre no elevada (raramente más de 38ºC)
  • Pulso frecuente y pequeño.
  • Respiración rápida y superficial

Bienvenido / Welcome / Benvenuto / Bienvenue /Boa Vinda / Willkommen / 歓迎 / υποδοχή Conoce la Anatomía y mucho más de éste fascinante e importante órgano: lo que ya conocías, lo que te faltaba por conocer y mucho más. From Aguascalientes, Mexico

La hepatitis es una afección ó enfermedad inflamatoria que afecta al hígado. Su causa puede ser infecciosa (viral, bacteriana, etc.), inmunológica (por auto-anticuerpos) o tóxica (por ejemplo por alcohol, venenos o fármacos). También es considerada, dependiendo de su etiología, una enfermedad de transmisión sexual. Son aquellos específicos para la hepatitis, es decir, aquellos que sólo provocan hepatitis. Existen muchos: virus A, virus B, C, D, E, F, G. Los más importantes son los virus A, B, C y, en menor medida, el D y el E, siendo los últimos, F y G los últimos descritos y los menos estudiados.

Vias de transmisión: Virus A (HAV) y E (HEV):

  • Fecal - Oral: La forma de transmisión más frecuente es por el agua contaminada: verduras lavadas con esta agua, mariscos de aguas pantanosas… por lo que la higiene es fundamental para una buena prevención. También lo puede contagiar un familiar infectado por el virus.

Virus B (HBV), D (HDV):

Virus C (HCV): TIPOS DE HEPATITIS:

HEPATITIS A>>> La hepatitis A es una enfermedad infecciosa producida por el virus de la hepatitis A (HAV) caracterizada por una inflamación aguda del hígado en la mayoría de los casos. La hepatitis A no puede ser crónica y no causa daño permanente sobre el hígado. Seguida de una infección, el sistema inmune produce anticuerpos en contra del virus de la hepatitis A y le confiere inmunidad al sujeto contra futuras infecciones.

La transmisión ocurre por agua contaminada o alimentos contaminados y en algunos países puede ser importada cuando se viaja a zonas de alto riesgo. La vacuna contra la hepatitis A es actualmente la mejor protección contra la enfermedad. En el siguiente mapa se observa la prevalencia de la hepatitis tipo A la cual, como vemos es alta sobre todo en países de nivel medio a bajo, todo el continente africano, sureste asíatico así como medio oriente y Latinoamérica, esto es debido a la falta de información en la mayoría de esos países: Cuadro clínico: La persona infectada con hepatitis A puede sentirse como si tuviera gripe o bien puede no tener ningún síntoma. Los síntomas de la infección por virus de la hepatitis A suelen ser de aparición brusca y consisten en dolor en hipocondrio derecho, ictericia (piel y ojos amarillos) y orinas oscuras. Otros síntomas comunes incluyen:

Tratamiento: No existe un tratamiento específico para la hepatitis A, pero se recomienda al paciente estar en reposo durante la fase aguda de la enfermedad, cuando los síntomas son más graves. Además, las personas con hepatitis aguda deben evitar el consumo de alcohol y cualquier sustancia que sea tóxica para el hígado, incluyendo el paracetamol. También se debe tomar en cuenta el equilibrio hidroelectrolítico y nutricional. Se debe en lo posible evitar la dieta con grasas complejas, considérese la exposición a la luz solar por lo menos 5 minutos por día por razones preventivas. El no seguir el tratamiento puede traer complicaciones a los demás órganos del cuerpo. Prevención: La vacuna contra la hepatitis A confiere la me mejor protección que previene la infección por el virus de la hepatitis A.

Además de recomendaciones básicas de salubridad básicas:

  • Siempre lávese las manos después de ir al baño y antes de preparar los alimentos o comer.
  • Usar guantes si tiene que tocar el excremento de otras personas. Lávese las manos después de hacerlo.
  • Cuando visite otro país, beba agua embotellada. (Y no use cubitos de hielo, ni lave la fruta y la verdura con agua de la llave de paso), entre otras recomendaciones.

HEPATITIS B>>
La hepatitis B es una enfermedad contagiosa del hígado causada por el virus de la hepatitis B (VHB). La hepatitis hace que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente. Puede causar un proceso agudo o un proceso crónico, que puede acabar en cirrosis (pérdida de la "arquitectura" hepática por cicatrización y surgimiento de nódulos de regeneración) del hígado, cáncer de hígado, insuficiencia hepática y la muerte.

Con aproximadamente 350 millones de personas crónicamente infectadas por el virus de la hepatitis B, es la infección más común en todo el mundo, con alrededor de un tercio del mundo con valores detectables de anticuerpos contra el VHB. Además de la hepatitis C, la hepatitis B es la causa más frecuente de enfermedad hepática crónica con la posible consecuencia de la cirrosis hepática o carcinoma hepatocelular. El tratamiento de la hepatitis B crónica es posible sólo en parte, por lo que la vacunación preventiva es la medida más importante para prevenir la infección y reducir los portadores del virus como una fuente permanente de infección. Como se observa en el mapa la hepatitis B está menos difundido que el tipo A, ya que se extiende en países con normas de salubridad baja, nuevamente la mayor parte de África, Arabia Saudita, el sudeste asiático, China, y partes de Sudamérica.
El tratamiento de la hepatitis está intimamente relacionada con el tratamiento de la infección por el VIH H, pues las dos enfermedades requieren un amplio conocimiento de la inmunología, virología y genética y el conocimiento de las actuales normas terapéuticas, que suelen cambiar rápidamente con las actualizaciones modernas.

Cuadro clínico:

Las consecuencias finales son la cirrosis hepática y sus complicaciones. Tratamiento: La Hepatitis B presenta en el transcurso de su evolución diferentes alternativas:
1) La infección por hepatitis B aguda no suele requerir tratamiento, porque la mayoría de los adultos eliminar la infección espontáneamente
2) Hepatitis Crónica (en un 10% de los casos se cura), La hepatitis B puede acabar dañando el hígado de forma irreversible, de forma que la única solución sería un trasplante.

Prevención: Es necesario que se apliquen todas las vacunas para quedar protegido. Si usted viaja a países de riesgo, asegúrese de recibir todas las inyecciones antes de viajar. Si no recibió alguna inyección, llame inmediatamente a su médico o consultorio para que le den una nueva cita. Usted también puede protegerse a sí mismo y proteger a los demás contra la hepatitis B si:
La hepatitis C se propaga por medio del contacto de sangre sin infectar con sangre de una persona infectada (trasmisión por vía parenteral ), e igual que la hepatitis A por relaciones sexuales tipo oral ó sexo oral-anal. La hepatitis C se encuentra presente en demasiados países del mundo pero mucho más fuerte en países pobres, con higiene deficiente o muy poblados, tal es el caso de Mongolia, Egipto, Libia, Bolivia, Tailandia, RD del Congo, Congo, Botswana, y la mayoría de los países de África.

Se puede contraer hepatitis C al:

La hepatitis C NO se contagia: Dando la mano, Abrazando una persona infectada. Besando ó sentándose junto a una persona infectada Prevención: Para evitar el contagio de la hepatitis C, han de tomarse como mínimo las siguientes medidas:

CIRROSIS HEPÁTICA>> La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas.
Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Según la OMS, mueren 200, 000 personas anualmente a causa de la cirrosis hepática.

Las principales causas de cirrosis en los países desarrollados son:
Fases de la Cirrosis:

productos iguales al viagra

  1. Ultrasonido: Este examen usa ondas de sonido para examinar los conductos biliares, hígado y páncreas. Es muy seguro. Con el ultrasonido, sería factible visualizar cálculos en la vesícula biliar o en los conductos biliares. Las imágenes podrían tener interferencia en pacientes muy obesos o en quienes ingirieron alimentos poco tiempo antes del examen.
  2. Ultrasonido endoscópico: Este dispositivo utiliza una sonda especial con una extensión de ultrasonido en la punta. Se inserta la sonda por la boca para examinar internamente los conductos biliares, vesícula biliar y conductos pancreáticos.. El uso del dispositivo para ultrasonido endoscópico requiere entrenamiento especial y es útil para ubicar cálculos en el conducto biliar que podrían pasarse por alto con el ultrasonido normal. También es útil para diagnosticar cáncer dentro del páncreas o conductos biliares.
  3. Exploración por CT or CAT scan: Es útil para diagnosticar cáncer dentro del hígado o páncreas. Podría identificar cálculos biliares pero no es tan eficaz como el ultrasonido. Este es uno de los mejores exámenes para evaluar la gravedad de la pancreatitis.
  4. CPRE: La CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) usa un tipo especial de endoscopio que permite acceso a los conductos biliares y pancreáticos. También permite realizar terapias, tales como extirpar cálculos de los conductos biliar o pancreático. Se pueden tomar mediciones de la presión dentro del músculo del esfínter de Oddi mediante una prueba adicional llamada manometría del esfínter de Oddi (ver la sección sobre disquinesia biliar). Esto se realiza simultáneamente con el CPRE y es un examen especializado que requiere entrenamiento especial para realizarlo.
  5. CPRM (MRI): Colangiopancreatografía por resonancia magnética. Este examen utiliza una máquina llamada IRM (Imágenes por resonancia magnética – MRI). Es una prueba no invasora que emplea software especial de computadora para crear imágenes de los conductos biliar y pancreático, similares a los obtenidos mediante la CPRE pero no requiere realizar una endoscopía. Las anomalías descubiertas en la CPRM serán luego evaluadas más a profundidad o tratadas mediante CPRE o intervención quirúrgica.

* El Dr. Silverman es Fellow del Colegio Americano de Gastroenterología.

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica, que se desarrolla lentamente en el hígado- Ésta se caracterizada por la proliferación exagerada y continua de pequeñas cicatrices en el interior del hígado que impide el normal funcionamiento de este órgano (depurar la sangre, elaborar proteínas y vitaminas, formar elementos defensivos) y produce una alteración de la circulación sanguínea a través de este.

La cirrosis hepática es más frecuente entre los varones mayores de 50 años aunque los primeros síntomas sue­len aparecer a partir de los 30. Por lo general, es causado por el consumo prolongado de elevadas cantidades de be­bidas alcohólicas, por Infecciones anteriores (hepatitis) y algunas intoxicaciones con sustancias químicas industriales (fós­foro) y medicamentos.

En la primera etapa de esta enfermedad, la persona manifiesta pérdida de apetito, fatiga o indigestión. Luego aparecen otros síntomas como alteraciones en las hormonales sexuales (impotencia, disminución de la libido, cambios en la distribución del vello corporal, crecimiento de las mamas del hombre y reducción de las de la mujer, disminución del tamaño de los testículos, esterilidad y trastornos en el ciclo menstrual), hemorragias frecuentes, hinchazón del abdomen, dilatación de las venas del esófago, entre otros. Es importante observar que en la cirrosis hepática, al igual que otras enfermedades del hígado, la piel adopte un tinte amarillento debido a la permanencia y el depósito en la piel de un pigmento biliar, denominado bilirrubina, normalmente transformado en el hígado sano antes de su eliminación por la orina.

También puede aparecer signos en las manos, como eritema (enrojecimiento) palmar, que puede llegar a afectar a los pulpejos de los dedos. También pueden presentarse uñas en «vidrio de reloj» o cianosis ungueal. Igualmente, se pueden apreciar cambios de conducta en las personas con cirrosis hepática de­bido a la acción ejercida sobre el cerebro por sustancias que un hígado no ha podido eliminar. Entre las alteraciones más comunes se encuentran los trastornos de la personalidad, los cambios bruscos de humor, la pérdida de la capacidad intelectual (memoria, concentración), la de­sorientación, el temblor de las manos, las alteraciones en la escritura, la som­nolencia diurna y el insomnio nocturno, etc.

A continuación remedios caseros y naturales que ayudan a aliviar la cirrosis hepática Remedio para la cirrosis hepática #1: Dejar en remojo 30 almendras por toda la noche. Retirar la piel a la mañana siguiente y verter en 1/4 de litro. Luego colocar en una licuadora y batir por unos instantes. Filtrar y guardar en una botella. Tomar medio vaso un par de veces al día durante tres o cuatro días. Repetir este remedio cada dos o tres meses.

Remedio para la cirrosis hepática #2: Tomar por 30 días consecutivos, preferiblemente en ayunas, 1 cucharada de aceite de oliva mezclada en un jugo de limón Remedio para la cirrosis hepática #3: Consumir a diario, en las ensaladas, 1 cebolla cruda picada. Igualmente, recomendado es el consumo, además, de sopa de cebolla.

Remedio para la cirrosis hepática #4: Hervir 100 g de vainas de judías secas en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro. Filtrar y agregar 80 g de bayas de alquequenje y 30 g de bayas dé enebro. Dejar hervir nuevamente por 3 minutos, filtrar y distribuir en 6 partes que se tomarán durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 6 días consecutivos; descansar 4 días y tomar 6 días más, hasta completar una cura de 3 a 5 períodos de 6 días. Remedio para la cirrosis hepática #5: Hervir hasta reducir de 2 litros a 1 litro 80 g de equiseto menor y 60 g de cardo mariano. Tapar y dejar en infusión durante media hora. Filtrar y distribuir en 6 partes, que se tomarán en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 3 días consecutivos; descansar 1 o 2 días, y seguir 3 días más, 8 veces seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la cirrosis hepática #6: Hervir, por 10 minutos, 1 cucharada de corteza de encina, otro de cardo mariano, otro de romero y un puñado de hojas de naranjo dulce en un litro de agua. Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar esta preparación a lo largo del día. Remedio para la cirrosis hepática #7: Aplicar compresas en la zona del hígado elaboradas con flores de heno, serpol y hamamelis en 3 períodos de 8 días consecutivos separados por un descanso de 3 días, esdecir, 24 días en total

Remedio para la cirrosis hepática #8: Hervir 20 grs. de raíz de guaycuru en un litro de agua. Tapar y dejar refrescar. Filtrar y tomar 2 tazas al día Remedio para la cirrosis hepática #9: Mezclar, a partes iguales, hojas de polipodio; brezo; vara de oro; correhuela; ajenjo y extraer 10 gramos. Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y tomar 3 tazas al día, lejos de las comidas.

Remedio para la cirrosis hepática #10: Mezclar a partes iguales, menta; boldo; condurango y melisa. Extraer 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar 1 taza de esta preparación 3 veces al día.. Remedio para la cirrosis hepática #11: Mezclar trébol de agua, 10 gr, levístico, 15 gr., condurango, 15 gr., boldo, 10 gr. y menta, 20 gr. Extraer 1 cucharada de la mezcía y colocar en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar en infusión y tomar 3 tazas por día. Una después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #12: Mezclar boldo, 20 gr.; abedul, 20 gr.; cardo bendito, 10 gr. y menta, 10 gr. Extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar en infusión. Tomar 1 taza después de cada comida. Remedio para la cirrosis hepática #13: Mezclar 20 gr. de abedul y 10 gr. de cada una de las siguientes plantas: Menta, levístico, boldo, cardo santo y condurango. Extraer 1 cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua. Hervir por 5 minutos. Tomar 1 taza después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #14: Colocar 2 cucharadas de diente de león, la mitad de una alcachofa, un puñado de uvas y unas hojas de acelga en una licuadora junto a un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo todos los días. Remedio para la cirrosis hepática #15: Machacar un puñado de hojas de la planta eclipta alba, previamente lavadas, y extraer su jugo. Tomar tres veces diarias una cucharadita mezcladas con unas giotas de miel.

Evitar ingerir be­bidas alcohólicas Evitar el estrés. Para ello se debe asegurar las ocho horas de sueño nocturnas y practicar técnicas de relajación.

Adoptar una dieta basada en alimentos de fácil asimilación (pavo y pescado) y ricos en fibra, pero bajo en grasa animal, especias, frituras y sal. Remedios para limpiar o depurar la vesícula biliar

Dieta para las personas con problemas en la vesícula biliar Remedios para los cálculos biliares

Remedios para los cólicos biliares Remedios naturales para la vesícula inflamada o colecistitis

Remedios naturales para el higado graso Remedios para la hepatitis

Remedios para limpiar y depurar el páncreas Remedios para la pancreatitis

¿Cómo desintoxicar el organismo? El cardo mariano y sus propiedades curativas

La alcachofa: Un remedio natural para el hígado El cardo mariano y sus propiedades curativas

La cirrosis consiste en la fibrosis del hígado causada por diferentes tipos de enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis viral crónica, el abuso crónico del alcohol y la hepatopatía grasa no alcohólica. La cirrosis es consecuencia del daño infligido al hígado durante el transcurso de varios años y a medida que avanza, aparece más y más fibrosis, lo que impide el adecuado funcionamiento del hígado. Los científicos de Mayo Clinic emitieron un nuevo estudio que invierte la tendencia actual respecto al tratamiento de los pacientes cirróticos con diabetes tipo 2. El estudio descubrió que los pacientes diabéticos que continuaron con la metformina después del diagnóstico de cirrosis obtuvieron mejores tasas de supervivencia.

Por lo general, se suele suspender la metformina una vez establecido el diagnóstico de cirrosis debido a la inquietud de que dicho tratamiento aumente el riesgo de sufrir efectos adversos en los pacientes con deterioro hepático. El estudio de Mayo Clinic se publicó recientemente en Hepatology. La metformina se utiliza para tratar los niveles altos de glucosa sanguínea ocasionados por la diabetes tipo 2. Ese tipo de diabetes opera de dos maneras: primero, impide que el páncreas produzca suficiente insulina, lo que regula el paso hacia las células de la glucosa, que es la fuente principal de energía del cuerpo. Segundo, en la diabetes tipo 2, el hígado, los músculos y los tejidos grasos se vuelven más resistentes a los efectos de la insulina. La combinación de la menor producción de insulina con la resistencia a la misma deriva en un nivel anormalmente alto de glucosa en la sangre.

para q sirve la viagra

  • los ojos (enrojecimiento, dolor y picazón)
  • la boca (llagas)
  • las articulaciones (inflamación y dolor)
  • la piel (erupciones sensibles, ulceraciones dolorosas y otras llagas/salpullido)
  • los huesos (osteoporosis)
  • los riñones (piedras)
  • el hígado (colangitis esclerosante primaria, hepatitis y cirrosis)—un acontecimiento muy raro

Todos éstos son conocidos como manifestaciones extraintestinales de la enfermedad de Crohn porque ocurren fuera del sistema digestivo. En algunas personas éstos pueden ser los primeros signos de la enfermedad de Crohn, los cuales aparecen aun años antes de los síntomas del intestino. En otros, pueden coincidir con un rebrote de los síntomas intestinales.

Variedad de síntomas Los síntomas y complicaciones posibles de la enfermedad de Crohn difieren, dependiendo de qué parte del tracto gastrointestinal está afectada. Los siguientes son cinco tipos de la enfermedad de Crohn:

  • Colitis de Crohn (granulomatosa): afecta solamente el colon.
  • Enfermedad de Crohn gastroduodenal: Afecta el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado).
  • Ileítis: Afecta el íleon.
  • Ileocolitis: Es la forma más común de la enfermedad de Crohn que afecta el colon y el íleon (la última sección del intestino delgado).
  • Yeyunoleítis: Produce parches desiguales de inflamación en el yeyuno (la mitad superior del intestino delgado).

Patrones de la enfermedad

  • Enfermedad de Crohn obstructiva/fibroestenosante: El curso de esta enfermedad de Crohn varía de persona a persona y de año en año. Por lo general sigue un patrón de brotes (cuando ocurren los síntomas y empeora la afección) y remisiones. Este patrón es el curso crónico de recaídas de la enfermedad de Crohn—también conocido como enfermedad de Crohn obstructiva/fibroestenosante. La enfermedad de Crohn fibroestenosante está caracterizada por la constricción o estrechamiento del intestino.
  • Enfermedad de Crohn luminal: La enfermedad de Crohn luminal se refiere a la enfermedad de Crohn que causa cambios inflamatorios en el lumen o tubo del intestino. Aproximadamente el 55 por ciento de los pacientes con la enfermedad de Crohn luminal están libres de síntomas o en remisión en un año determinado. Otro 15 por ciento presenta actividad baja de la enfermedad, mientras que el 30 por ciento experimenta una actividad alta. Un paciente que se mantiene en remisión por un año tiene el 80 por ciento de probabi-lidad de mantenerse en remisión un año más, mientras que aquellos experimentando la enfermedad activa en el año anterior, tienen el 70 por ciento de probabilidad de un rebrote recurrente sintomático el año siguiente.
  • Enfermedad de Crohn fistulante: Otro patrón de la enfermedad de Crohn es conocido como enfermedad de Crohn fistulante. Las fístulas son canales anormales entre dos bucles del intestino, o entre el intestino y otra estructura (tal como la vagina, la vejiga, o la piel). El riesgo de las personas con la enfermedad de Crohn de desarrollar, de por vida, una fístula es del 20 al 40 por ciento. El pronóstico para este tipo de enfermedad de Crohn depende del lugar y complejidad de las fístulas. Sin embargo, la mayoría tiende a recurrir después de tratamiento médico o quirúrgico.

Para mayor información, visite nuestro sitio Web entrando a www.crohnscolitisfoundation.org. Sólo está disponible en inglés.

Determinar el diagnóstico El procedimiento para determinar el diagnóstico comienza con el historial médico y familiar completo del paciente, incluyendo detalles completos de los síntomas. También se lleva a cabo un examen físico. Ya que muchas otras enfermedades pueden producir los mismos síntomas que la enfermedad de Crohn, su médico se basa en varios análisis médicos para descontar otras posibles causas tales como una infección.

Los análisis pueden incluir:

  • Análisis de las heces: Para descartar una infección o para revelar si hay sangre.
  • Análisis de sangre: Puede detectar la presencia de inflamación y anticuerpos o anemia.
  • Colonoscopia y Endoscopia del Tracto

Digestivo Superior: Se lleva a cabo con un lente o tubo con una cámara y una luz en la punta para mirar la pared de su tracto gastrointestinal. Se pueden obtener biopsias con estos tubos. También hay una cámara miniatura especial que puede ser tragada por el paciente y usada especialmente para evaluar los nueve pies (aprox. 2,75mts) de intestino delgado que no es fácilmente accesible con los endoscopios.

  • CT (tomografía computarizada) o MRI (imagen por resonancia magnética) son procedimientos que pueden ser usados para mirar ya sea el grosor de la pared del intestino y/o evaluar si existen fístulas y obtener fluido infectado en el abdomen conocido como abscesos.
  • Colografía tomográfica computarizada
    (colonoscopia virtual) es una técnica relativamente nueva para tomar imágenes de pólipos. El uso de esta técnica en la enfermedad de Crohn no está respaldada por investigaciones y es controversial hasta este momento.

Para mayor información, por favor vea nuestra hoja, “Cómo diagnosticar la EII,” disponible entrando a www.crohnscolitisfoundation.org. Sólo está disponible en inglés. Algunas preguntas que hacerle a su médico

Es importante establecer una buena comunicación con su médico. Los pacientes necesitarán establecer una relación de trabajo en equipo con todos sus proveedores de cuidados médicos, especialmente con su gastroenterólogo, para así obtener los mejores resultados a largo plazo. Es normal que olvide hacerle ciertas preguntas críticas durante su visita al consultorio. A continuación hay una lista de preguntas que pueden ayudarle durante su próxima visita al consultorio:

  • ¿Es posible que alguna otra enfermedad, aparte de mi enfermedad actual, sea la causa de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito obtener para llegar a la raíz de mi problema?
  • ¿Debo obtener estos análisis durante un brote o en forma rutinaria?
  • ¿Qué partes de mi tracto gastrointestinal están afectadas?
  • ¿Cómo puedo saber si mi medicamento necesita ser modificado?
  • ¿Aproximadamente cuánto tiempo va a tomar ver algunos de los resultados o saber que el medicamento no es el correcto para mí?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios del medicamento? ¿Qué debo hacer si los noto?
  • ¿Qué debo hacer si los síntomas regresan?
  • ¿Si no puedo hacer una cita imediatamente, hay un medicamento opcional que puedo comprar sin receta médica que pueda substituir a mi medicamento recetado? De ser así, ¿cuáles?
  • ¿Debo cambiar mi dieta o tomar suplementos dietéticos? De ser así, ¿me puede recomendar un nutricionista o un suplemento dietético específico?
  • ¿Necesito hacer algún cambio en mi estilo de vida?
  • ¿Cuándo debo regresar para una cita de seguimiento?
  • ¿Cuáles son mis opciones si no puedo pagar por mis medicamentos?

Tratamiento

Hay tratamientos disponibles muy efectivos que pueden controlar su enfermedad de Crohn y aun entrar en remisión. Estos tratamientos funcionan al disminuir la inflamación anormal en el sistema gastrointestinal. Esto le permite al colon reponerse. También ayuda a aliviar los síntomas de diarrea, sangrado rectal y dolor abdominal. Los dos objetivos básicos del tratamiento son obtener la remisión y una vez que eso se haya logrado, mantener la remisión. Si no se puede establecer la remisión, entonces el siguiente objetivo es reducir la enfermedad para mejorar la calidad de vida del paciente. Algunos de los medicamentos usados para llevar esto a cabo pueden ser los mismos, pero administrados en dosis diferente y en período de tiempo diferente.

No todos los tratamientos son iguales para todos los que sufren de la enfermedad de Crohn. El enfoque debe ser adoptado a la persona porque la enfermedad de cada persona es diferente. El tratamiento médico puede dar lugar a la remisión la cual puede durar meses y hasta años, pero la enfermedad brotará de vez en cuando por la reaparición de una inflamación o por algo que la active. Un brote de la enfermedad también puede ser activada por una combinación de tales como fisura, fístula, estrechamiento o absceso. Los brotes de la enfermedad de Crohn pueden indicar la necesidad de cambiar la dosis, frecuencia o tipo de medicamento.

Los médicos han estado usando varios medicamentos para tratar la enfermedad de Crohn durante muchos años. Otros son avances significativos. Los medicamentos recetados más comúnmente están comprendidos en las siguientes cinco categorías:

  • Aminosalicilatos: Estos incluyen medicamentos que contienen 5-aminosalicílico (5-ASA). Algunos ejemplos son la sulfazalazina, mesalamina, olsalazina y balsalazida. Estas drogas no están especialmente aprobadas por la FDA (“Food and Drug Administration”) para su uso en la enfermedad de Crohn. Sin embargo, pueden funcionar al nivel de la pared del tracto gastrointestinal para reducir la inflamación. También se cree que son efectivas en el tratamiento de episodios leves a moderados de la enfermedad de Crohn y útiles como tratamiento de prevención de recaídas de esta enfermedad. Funcionan mejor en el colon y no son particularmente efectivos si la enfermedad está limitada al intestino delgado.
  • Corticosteroides: Estos medicamentos afectan la habilidad del cuerpo para iniciar y mantener un proceso de inflamación. Además, su misión es mantener el sistema inmunológico bajo control. Los corticosteroides se usan para las personas con la enfermedad de Crohn moderada a severa. Son muy eficaces en el control a corto plazo de brotes; sin embargo, no se recomienda su uso a largo plazo o para mantenimiento debido a sus efectos secundarios. Si no puede dejar de tomar esteroides sin que sus síntomas sufran recaída, existe la posibilidad de que su médico necesite agregar otros medicamentos para ayudarle a controlar su enfermedad. Es muy importante no dejar de tomar esteroides repentinamente.
  • Inmunomoduladores: Esta clase de medicamentos modula o suprime la respuesta del sistema inmunológico para evitar inflamación continua. Los inmunomoduladores son, por lo general, usados en las personas que no han tenido éxito con los aminosalicilatos y los corticosteroides o sólo han tenido un resultado parcial. Pueden ayudar a reducir a eliminar la necesidad de tomar corticosteroides. También su efectividad puede ayudar a mantener la remisión en las personas que no han respondido a otros medicamentos recetados para este propósito. El efecto de los inmunomoduladores puede tomar varios meses.
  • Terapias biológicas: Las terapias biológicas, también conocidas como agentes anti-FNT, representan la clase más reciente de terapia usada para las personas con la enfermedad de Crohn de moderada a severa. FNT (factor de necrosis tumoral) es un químico producido por nuestros cuerpos para causar la inflamación. Los anticuerpos son proteínas producidas para adherirse a estos químicos y permitirle al cuerpo destruir el químico y reducir la inflamación.
  • Antibióticos: Los antibióticos pueden ser usados cuando ocurran infecciones—tal como los abscesos—en la enfermedad de Crohn. También pueden ser útiles con fístulas en el área anal y el área vaginal.

Para mayor información, vea nuestro folleto “Cómo Entender los Medicamentos para la EII y sus Efectos Secundarios” en el sitio Web www.crohnscolitisfoundation.org. Cómo manejar sus síntomas

La mejor manera de controlar la enfermedad de Crohn es tomar los medicamentos tal como los receta su médico u otro profesional de la salud. Sin embargo, es posible que los medicamentos no eliminen todos los síntomas que está sintiendo. Es posible que continúe teniendo diarrea ocasional, cólicos, náuseas y fiebre. Aun cuando no haya efectos secundarios o éstos sean sólo mínimos, puede ser fastidioso estar sujeto a un régimen fijo de medicamentos. Su proveedor de servicios de salud puede brindarle el apoyo que usted necesita. Recuerde, sin embargo, que el tomar medicamentos para controlar los síntomas puede reducir considera-blemente el riesgo de brotes de la enfermedad de Crohn. Entre brotes, la mayoría de las personas se sienten bastante bien y libres de síntomas.

Hable con su médico acerca de otros medicamentos que no requieren receta médica que pudiera tomar para ayudarle a calmar esos síntomas. Estos pueden incluir el Lomotil® o la loperamida (Imodium®) que se toman, según sea necesario, para controlar la diarrea. La mayoría de los productos para controlar los gases y ayudar a la digestión también pueden usarse sin peligro, pero consulte primero a su médico antes de tomarlos. Para bajar la fiebre o disminuir el dolor de las articulaciones, hable con su proveedor de salud sobre la posibilidad de tomar acetaminofén (Tylenol®) en vez de una droga antiinflamatoria no esteroidea (AINEs) tal como la aspirina, el ibuprofeno (Advil®, Motrin®), y el naproxeno (Aleve®). Los AINEs pueden irritar su sistema digestivo. Muchos de los medicamentos sin receta médica pueden tener efectos adversos en la enfermedad de Crohn propiamente dicha o interactuar con algunas de las medicinas recetadas para tratar su enfermedad de Crohn. La manera más segura de manejar los medicamentos sin receta médica es seguir las pautas e instrucciones de su médico y farmaceuta. Para mayor información, favor de leer nuestro folleto, “Cómo Manejar los Brotes y otros Síntomas de la EII.” Sólo está disponible en inglés.

Medicamentos para la enfermedad de Crohn Clase de Drogas

Nombre Genérico Indicación (uso)

Vía de administración

  • sulfasalazina (Azulfidine®)
  • mesalamina (Asacol®, Asacol HD®, Lialda®, Pentasa®, Rowasa®)
  • olsalazina (Dipentum®)
  • balsalazida (Colazal®)

Aunque no estén aprobados por la FDA, se cree que estos medicamentos son efectivos para los episodios leves a moderados de la enfermedad de Crohn y útiles en la prevención de recaídas de la enfermedad. Para la enfermedad de Crohn leve a mode-rada. La budesonida es una clase nueva de esteroide no sistemática también para la enfermedad de Crohn leve a moderada. También es efectiva para el control a corto plazo de brotes.

donde comprar viagra en salta

1.- Identificación de problemas:

  • Análisis de los datos significativos, bien sean datos o la deducción de ellos, es un planteamiento de alterativas como hipótesis
  • Síntesis es la confirmación, o la eliminación de las alternativas.
2.- Formulación de problemas. Diagnóstico de enfermería y problemas interdependientes.
  1. Componentes de los Categorías Diagnósticos aceptadas por la NANDA:
Hay que considerar la importancia de los beneficios específicos de una taxonomía diagnóstica en los distintos ámbitos del que hacer profesional. La Asociación Española de Enfermería Docente (AEED) en 1993, elaboró un documento en el que especificaba estos beneficios:
  • Investigación: Para poder investigar sobre los problemas de Salud que los profesionales de enfermería estamos capacitados para tratar, es necesario que los mismos estén bien definidos y universalizados, a fin de que los resultados de las investigaciones, puedan ser comprendidos y aplicados por otros enfermeros. Es evidente que esto no es posible llevarlo a cabo sin disponer de un lenguaje común previo que aúne los criterios y facilite la comunicación e intercambio de datos. En este momento los Diagnósticos enfermeros pueden contribuir a la consolidación de la disciplina en Enfermería mediante líneas de investigación dirigidas a:
    • Determinar la compatibilidad de una taxonomía con cada uno de los modelos conceptuales.
    • Validar en distintos ámbitos culturales las características definitorias y los factores relacionados de los Diagnósticos de Enfermería aceptados.
    • Comparar la eficacia de las diversas intervenciones propuestas ante un mismo Diagnóstico.
    • Realizar el análisis epidemiológico de los diagnósticos que presenta una población determinada
    • Identificar nuevas áreas de competencia en Enfermería, o completar las ya identificadas, mediante el desarrollo y validación de nuevos Diagnósticos.
  • Docencia: la inclusión de los Diagnósticos de Enfermería en el curriculum básico debe iniciarse y continuarse de forma coherente, y prolongarse de forma progresiva a lo largo de todo el curriculum. Permite:
    • Organizar de manera lógica, coherente Y ordenada los conocimientos de Enfermería que deberían poseer los alumnos
    • Disponer de un lenguaje compartido con otros profesionales, con los enfermeros docentes y con los propios alumnos, lo cual facilita enormemente la transmisión de ideas y conceptos relacionados con los cuidados.
  • Asistencial: El uso de los Diagnósticos en la práctica asistencial favorece la organización y profesionalización de las actividades de enfermería, al permitir:
    • identificar las respuestas de las personas ante distintas situaciones de Salud
    • Centrar los cuidados brindados en las respuestas humanas identificadas a través de una valoración propia
    • Aumentar la efectividad de los cuidados al prescribir actuaciones de Enfermería específicas orientadas a la resolución o control de los problemas identificados.
    • Organizar, definir y desarrollar la dimensión propia del ejercicio profesional
    • Delimitar la responsabilidad profesional, lo que como beneficio secundario crea la necesidad de planificar y registrar las actividades realizadas.
    • Diferenciar la aportación enfermera a los cuidados de Salud de las hechas por otros profesionales.
    • Unificar los criterios de actuación ante los problemas o situaciones que están dentro de nuestra área de competencia.
    • Mejorar y facilitar la comunicación inter e intradisciplinar.
  • gestión: Algunas de las ventajas que comportan la utilización de los Diagnósticos de Enfermería en este ámbito son:
    • Ayudar a determinar los tiempos medios requeridos, Y por tanto, las cargas de trabajo de cada unidad o centro, al facilitar la organización y sistematización de las actividades de cuidados.
    • Permitir, como consecuencia, una mejor distribución de los recursos humanos y materiales.
    • Favorece la definición de los puestos de trabajo, ya que ésta podría incluir la habilidad para identificar y tratar los Diagnósticos de Enfermería que se dan con mayor frecuencia.
    • Posibilitar la determinación de los costes reales de los servicios de Enfermería, y consecuentemente, los costes reales de los cuidados brindados al usuario.
    • Facilitar el establecimiento de criterios de evaluación de la calidad de los servicios de Enfermería brindados en un centro o institución.
    • Identificar las necesidades de formación para grupos profesionales específicos.
Los componentes de las categorías diagnósticas, aceptadas por la NANDA para la formulación y descripción diagnóstica, en 1990 novena conferencia se aceptaron 90 categorías diagnósticas. Cada categoría diagnóstica tiene 4 componentes: 1.- Etiqueta descriptiva o título: ofrece una descripción concisa del problema (real o potencial). Es una frase o término que representa un patrón.
2.- Definición: expresa un significado claro y preciso de la categoría y la diferencia de todas las demás.
3.- Características definitorias: Cada diagnóstico tiene un título y una definición específica, ésta es la que nos da el significado propiamente del diagnóstico, el titulo es solo sugerente.
4.- Las características que definen los diagnóstico reales son los signos y síntomas principales siempre presentes en el 80-100% de los casos. Otros signos y síntomas, que se han calificado como secundarios están presentes en el 50-79% de los casos, pero no se consideran evidencias necesarias del problema.
5.- Factores etiológicos y contribuyentes o factores de riesgo: Se organizan entorno a los factores fisiopatológicos, relacionados con el tratamiento, la situación y la maduración, que pueden influir en el estado de salud o contribuir al desarrollo del problema. Los diagnósticos de enfermería de alto riesgo incluyen en su enunciado los factores de riesgo, por ejemplo es:

    • F. Fisiopatológicos (biológico y psicológicos): shock, anorexia nerviosa
    • F. de Tratamiento (terapias, pruebas diagnósticas, medicación, diálisis, etc.)
      • De medio ambiente como, estar en un centro de cuidados crónicos, residuos tóxicos, etc.
      • Personales, como encontrarnos en el proceso de muerte, divorcio, etc.
    • F. de Maduración: paternidad/maternidad, adolescencia, etc.
D) Tipos de diagnósticos:

Antes de indicar la forma de enunciar los diagnósticos establezcamos que tipos de diagnósticos hay, pudiendo ser de cuatro tipos, que son: reales, de alto riesgo (designados hasta 1992 como potenciales), de bienestar o posibles.

  • Real: representa un estado que ha sido clínicamente validado mediante características definitorias principales identificables. Tiene cuatro componentes: enunciado, definición características que lo definen y factores relacionados. El enunciado debe ser descriptivo de la definición del Diagnóstico y las características que lo definen (Gordon 1990). El término "real" no forma parte del enunciado en un Diagnostico de Enfermería real. Consta de tres partes, formato PES: problema (P) + etiología, factores causales o contribuyentes (E) + signos/síntomas (S). Estos últimos son los que validan el Diagnóstico.
  • Alto Riesgo: es un juicio clínico de que un individuo, familia o comunidad son más vulnerables a desarrollar el problema que otros en situación igual o similar. Para respaldar un Diagnóstico potencial se emplean los factores de riesgo. 1.a descripción concisa del estado de Salud alterado de la persona va precedido por el término "alto riesgo". Consta de dos componentes, formato PE: problema (P) + etiología/factores contribuyentes (E).
  • Posible: son enunciados que describen un problema sospechado para el que se necesitan datos adicionales. La enfermera debe confirmar o excluir. Consta de dos componentes, formato PE: problema (P) + etiología/factores contribuyentes (E).
  • De bienestar: juicio clínico respecto a una persona, grupo o comunidad en transición desde un nivel específico de bienestar hacia un nivel más elevado. Deben estar presentes dos hechos: deseo de un nivel mayor de bienestar y estado o función actual eficaces. Son enunciados de una parte, conteniendo sólo la denominación. No contienen factores relacionados. Lo inherente a estos Diagnósticos es un usuario o grupo que comprenda que se puede lograr un nivel funcional más elevado si se desea o si se es capaz. La enfermera puede inferir esta capacidad basándose en i los deseos expresos de la persona o del grupo por la Educación para la Salud.
Podemos añadir un quinto tipo:
  • De síndrome: comprenden un grupo de Diagnósticos de Enfermería reales o potenciales que se suponen que aparecen como consecuencia de un acontecimiento o situación determinados. Los Diagnósticos de Enfermería de Síndrome son enunciados de una parte, con la etiología o factores concurrentes para el Diagnóstico contenidos en la denominación diagnóstica.
A la hora de escribir un Diagnóstico hay que tener en cuenta una serie de directrices:
  • Unir la primera parte (P) con la segunda (E) utilizando " relacionado con" mejor que "debido a" o "causado por". No quiere significar necesariamente que hay una relación causa-efecto directa.
  • La primera parte del Diagnóstico identifica la respuesta de la persona, y no una actividad de Enfermería.
  • Redactar en términos convenientes y aconsejables desde el punto de vista legal
  • Escribir el Diagnóstico sin emitir juicios de valor, sino basarse en datos objetivos y subjetivos que se hayan recogido y validado con el usuario.
  • Evitar invertir el orden de las partes del Diagnóstico, puede llevar a un enunciado confuso.
  • No mencionar signos y síntomas en la primera parte del Diagnóstico.
  • No indique el Diagnóstico de Enfermería como si fuera un Diagnóstico médico.
  • No escriba un Diagnóstico de Enfermería que repita una orden médica.
  • No rebautice un problema médico para convertirlo en un Diagnóstico de Enfermería.
  • No indique dos problemas al mismo tiempo, dificulta la formulación de los objetivos.
* PLANIFICACIÓN DE LOS CUIDADOS DE ENFERMERÍA: Una vez hemos concluido la valoración e identificado las complicaciones potenciales (problemas interdependientes) y los diagnósticos enfermeros, se procede a la fase de planeación de los cuidados o tratamiento enfermero. En esta fase se trata de establecer y llevar a cabo unos cuidados de enfermería, que conduzcan al cliente a prevenir, reducir o eliminar los problemas detectados. La fase de planeaci6n del proceso de enfermería incluye cuatro etapas, Carpenito (1987) e Iyer (1989).

Etapas en el Plan de Cuidados

  • Establecer prioridades en los cuidados. Selección. Todos los problemas y/o necesidades que pueden presentar una familia y una comunidad raras veces pueden ser abordados al mismo tiempo, por falta de disponibilidad de la enfermera, de la familia, posibilidades reales de intervención, falta de recursos económicos, materiales y humanos.. Por tanto, se trata de ordenar jerárquicamente los problemas detectados.
  • Planteamiento de los objetivos del cliente con resultados esperados. Esto es, determinar los criterios de resultado. Describir los resultados esperados, tanto por parte de los individuos y/o de la familia como por parte de los profesionales.
Son necesarios porque proporcionan la guía común para el equipo de Enfermería, de tal manera que todas las acciones van dirigidas a la meta propuesta. Igualmente formular objetivos permite evaluar la evolución del usuario así como los cuidados proporcionados. Deben formularse en términos de conductas observables o cambios mensurables, realistas y tener en cuenta los recursos disponibles. En el trato con grupos familiares hay que tener en cuenta que el principal sistema de apoyo es la familia, sus motivaciones, sus conocimientos y capacidades… así como los recursos de la comunidad. Se deben fijar a corto y largo plazo.

Por último es importante que los objetivos se decidan y se planteen de acuerdo con la familia y/o la comunidad, que se establezca un compromiso de forma que se sientan implicadas ambas partes, profesional y familia/comunidad.

  • Elaboración de las actuaciones de enfermería, esto es, determinar los objetivos de enfermería (criterios de proceso). Determinación de actividades, las acciones especificadas en el plan de cuidados corresponden a las tareas concretas que la enfermera y/o familia realizan para hacer realidad los objetivos. Estas acciones se consideran instrucciones u órdenes enfermeras que han de llevar a la práctica todo el personal que tiene responsabilidad en el cuidado del paciente. Las actividades propuestas se registran en el impreso correspondiente y deben especificar: qué hay que hacer, cuándo hay que hacerlo, cómo hay que hacerlo, dónde hay que hacerlo y quién ha de hacerlo.
Para un Diagnóstico de Enfermería real, las actuaciones van dirigidas a reducir o eliminar los factores concurrentes o el Diagnóstico, promover un mayor nivel de bienestar, monitorizar la situación. Para un Diagnóstico de Enfermería de alto riesgo las intervenciones tratan de reducir o eliminar los factores de riesgo, prevenir la presentación del problema, monitorizar su inicio.

Para un Diagnóstico de Enfermería posible las intervenciones tratan de recopilar datos adicionales para descartar o confirmar el Diagnóstico. Para los problemas interdisciplinarios tratan de monitorizar los cambios de situación, controlar los cambios de situación con intervenciones prescritas por la enfermera o el médico y evaluar la respuesta.

  • Documentación y registro
* DETERMINACIÓN DE PRIORIDADES: Es un paso en la fase de planeación en la que se debe priorizar, qué problemas serán los que se incluyan en el plan de cuidados y por tanto tratados, éstos deben consensuarse con el cliente, de tal forma que la no realización de este requisito puede conducirnos a errores y a pérdidas de tiempo, por el contrario su uso nos facilitará aun más la relación terapéutica.

Se trata de establecer las necesidades que son prioritarias para el paciente. Creemos que es de interés indicar aquí, que bajo una concepción holístico-humanista, la insatisfacción de las necesidades básicas provoca la enfermedad, Maslow (1972), esta carencia coloca a la l persona en un estado de supervivencia, a pesar de ello y en determinadas ocasiones de libre elección, la persona prefiere satisfacer unas necesidades, privándose de otras. Es obvio añadir que son problemas prioritarios las situaciones de emergencia, como problemas de carácter biofisiológico, con excepción de la urgencia en los procesos de morir. Por lo tanto daremos preferencia a aquellos diagnósticos de enfermería y complicaciones potenciales, referidos a las necesidades que el paciente da prioridad consensuadamente con la enfermera/o. En realidad las actividades que la enfermería desarrolla con y para las personas tienen suma importancia dentro del campo asistencial y del desarrollo humano, ya que les ayuda a detectar, reconocer y potenciar sus propios recursos, esto es satisfacer sus necesidades humanas, Maslow (1972), favorece en gran medida la recuperación de la enfermedad.

Queremos hacer hincapié en la importancia que tienen las acciones de promoci6n de la salud enfocadas desde el cambio de estilo de vida, actividades que son exclusivamente responsabilidad de la enfermería y que aún no se han asumido. * PLANTEAMIENTO DE LOS OBJETIVOS:

Una vez que hemos priorizado los problemas que vamos a tratar, debemos definir los objetivos que nos proponemos con respecto a cada problema, teniendo presente que los objetivos sirven para:

  • Dirigir los cuidados.
  • Identificar los resultados esperados.
  • Medir la eficacia de las actuaciones.
Lo que se pretende con los objetivos de las actuaciones enfermeras es establecer qué se quiere conseguir, cómo, cuándo y cuánto. Existen dos tipos de objetivos:

- Objetivos de enfermería o criterios de proceso.
- Objetivos del paciente/cliente o criterios de resultado Normas generales para la descripción de objetivos

  • Escribir los objetivos en términos que sean observables y puedan medirse.
  • Describir los objetivos en forma de resultados o logros a alcanzar, y no como acciones de enfermería.
  • Elaborar objetivos cortos.
  • Hacer específicos los objetivos.
  • Cada objetivo se deriva de sólo un diagnóstico de enfermería.
  • Señalar un tiempo específico para realizar cada objetivo.
* OBJETIVOS DE ENFERMERÍA:

Estos objetivos dirigen las actuaciones enfermeras hacia tres grandes áreas para ayudar al paciente:

consecuencias del uso constante de viagra

-Lo que le molesta al órgano de corazón es la relajación, pero los alimentos de sabor ácido contraen tal relajación.
-El canal de corazón se comunica con el intestino delgado. – A nivel psíquico: el corazón controla la mente, el espíritu y el pensamiento. Cuando tenemos insomnio, mala memoria, delirio, confusión, odio, arrogancia y exceso de alegría es que existe una alteración de la energía del corazón. En equilibrio, la persona es amorosa y servicial. Una herramienta muy importante para vencer sus estados emocionales negativos es la creatividad y ser auténticos; con ello se puede superar la arrogancia y la propensión a la charlatanería, el sedentarismo y la holgazanería.

Estas tendencias negativas conllevan a padecer enfermedades del aparato circulatorio. Cuando la alegría es excesiva o negativa dispersa la energía del corazón, lo cual provoca alteraciones en el espíritu, produciendo insomnio, histeria, manías y palpitaciones. Un ejemplo de alegría negativa es la satisfacción que producen para alguna gente, los sufrimientos e inconvenientes de los demás. – El corazón controla el habla. Cuando se está muy alegre, se habla muy deprisa, si hay demasiada alegría e incluso si se traba la lengua, se debe a un exceso de energía en el meridiano del corazón, que debe ser tratado.

La condición del corazón se refleja en nuestras palabras que emitimos, por consecuencia, al mejorar nuestra forma de hablar, mejoramos el estado de nuestro corazón (siendo veraces, auténticos, serviciales, bondadosos, no insultar, no criticar, etc.). Las drogas y el alcohol aumentan peligrosamente la energía del corazón. – Su función es controlar y distribuir correctamente la energía.

Controlan a la vez, la piel y los poros. Si la energía del pulmón no es suficiente, la piel es seca. – Se refleja en la nariz. Cuando el pulmón es atacado por el frío, se produce obstrucción nasal y pérdida del olfato.

– Lo que le molesta al órgano del pulmón es la energía rebelde que asciende, pero ingerir alimentos salados hará descender dicha energía.
– El canal del pulmón se comunica con el intestino grueso. – A nivel psíquico: La energía del pulmón en equilibrio se manifiesta en la persona con: serenidad, rectitud, coraje, mirar dentro de nosotros mismos y la vitalidad. Cuando la energía del pulmón se ve afectada aparece la tristeza, la nostalgia, la depresión, la melancolía, el ánimo decae. Los casos graves de melancolía pueden conducir a la demencia (el deterioro de la inteligencia) y al cáncer

Cuando una persona presenta ronquera, mal olfato, eczema, tristeza, exceso de vellos, sinusitis, rinitis, es nostálgico, etc. indica que la función del pulmón y su meridiano respectivo está afectada. El miedo a la muerte está relacionado con una deficiencia de energía en los pulmones. Con la práctica de Chikung, Yoga o Taichí mejoramos inmediatamente nuestros pulmones.

– Su función es almacenar y conservar la sangre. Regula la cantidad de sangre puesta a disposición de las distintas actividades del organismo. El hígado es el estratega que planea el conjunto de actividades del organismo. Cuando la actividad muscular es intensa, el hígado cede parte de la sangre almacenada a los músculos. Si no cumple esta función aparecen calambres musculares, cansancio, menstruaciones cortas o ausencia de ellas. – Controla los músculos y tendones: cuando nuestro hígado funciona correctamente podemos correr y saltar sin ninguna dificultad; en cambio, si el hígado está alterado aparecen temblores, contracturas o calambres, tics, dolores articulares y musculares, hipertensión y migrañas.

– Controla la visión y los movimientos oculares. Si el hígado se debilita, la nutrición de los ojos será débil y aparecerán: ojos secos y rojos, visión borrosa, miopía, hipermetropía, etc. – Su energía se manifiesta en las uñas. Cuando el hígado está débil: las uñas son delgadas, frágiles, secas, deformadas y se astillan.

– Lo que le desagrada al órgano del hígado es la tensión, pero si se ingiere alimentos dulces se relajará esa tensión.
– El canal de hígado se comunica con la vesícula biliar. – A nivel psíquico: rige la memoria inconsciente, la imaginación (el hígado es el gran estratega), la iniciativa, la ambición y el deseo. Cuando su energía es excesiva aparece la ira, los celos y la irritabilidad. Cuando está debilitado aparece la falta de imaginación, incoordinación de ideas, poca iniciativa, estados de ansiedad y frustración, pesadillas al dormir, susceptibilidad emocional.

Una persona propensa a la ira suele ser irritable, un rasgo común entre los que sufren de cáncer gastrointestinal. Otra característica negativa cuando la energía del canal del hígado está bloqueada es el egoísmo, la persona sólo se preocupará por sí misma y sus intereses, en cambio, si la energía del hígado fluye libremente, la persona se preocupará sinceramente por los demás. Cuando el hígado se encuentra sano la persona es generosa, amable, perseverante, paciente y creativa, la convivencia con sus parientes es respetuosa, posee capacidad para transformar lo negativo en positivo y le nace algún tipo de interés por el arte.

Una caminata diaria de quince minutos por un parque levantando las manos y dejándolas caer cada diez pasos o ir al campo ayuda a descongestionar el meridiano del hígado. Un vaso con extracto de piña (no ácida) en ayunas mejora la energía del hígado.

Como mencioné anteriormente, el hígado se comunica con la vesícula biliar, a quien corresponde el poder de decisión; es decir, la energía del hígado crea el plan o estrategia y la decisión final corresponde a la vesícula. Ambos mantienen relaciones tan estrechas que sus patologías se enlazan o están en continuidad a menudo. En la antigua China taoísta, cuando un hombre era decidido y no dudaba, se decía:”ese hombre posee una gran vesícula”. -Es el distribuidor de la sangre en todo el organismo. Si el bazo está afectado no puede poner en circulación los humores (sangre, linfa) y los miembros son privados de la energía de los alimentos que recibe el estómago. Cuando el bazo está débil tenemos diarrea, el rostro se nos pone amarillo, los labios pálidos y las extremidades están frías y sin fuerza.

Función de ascender. Después de comer, la energía de los alimentos sube desde el estómago al pulmón y corazón a través del bazo. En cambio, la función del estómago es descender. Si se altera esta función aparecen vómitos, náuseas y eructos debido al ascenso de la energía del estómago y si tenemos diarreas, hinchazón abdominal y ruidos intestinales se debe al descenso de la energía del bazo; en los dos casos, se debe de tratar con dietas especificas y acupresión. -La energía del bazo se manifiesta en la boca y en las mejillas. Los labios rojos y brillantes indican que tenemos suficiente sangre y energía en el bazo. Si el bazo es deficiente, los labios son pálidos, cuarteados con falta de apetito.

Controla la sangre. Si la función del bazo es anormal habrá hemorragias, reglas abundantes o irregulares. – Lo que le desagrada al órgano del bazo es la humedad, pero ingerir alimentos amargos seca tal humedad.
– El canal del bazo se comunica con el estómago y páncreas.

-A nivel psíquico: tiene que ver con el pensar y recordar. Si una persona está constantemente pensando, se preocupa demasiado, siente ansiedad o angustia, permanece constantemente en los recuerdos, estudia mucho, tiene pensamientos obsesivos, come a deshoras, congestionará el meridiano del bazo, lo cual afecta el aparato digestivo provocando pérdida de apetito, flatulencia en el pecho y el abdomen o pérdida de memoria. Se debe sedar o tonificar el meridiano del bazo según el caso y hacer movimientos de chikung referidos al bazo.

Las actividades que pueden ayudar a las personas con estas dificultades son la actuación, el canto y la docencia. Si la energía del meridiano del bazo fluye correctamente, la persona será reflexiva, compasiva, con buena memoria, asimilará fácilmente las ideas, tendrá una crítica constructiva, buen sueño y apetito. La infusión de hinojo descongestiona el bazo y el estómago.

Los riñones – Su función es conservar la esencia vital. Toda la energía llega al riñón, que se encarga de almacenarla o distribuirla según las necesidades. Relacionado con la reproducción, crecimiento y desarrollo. Si su energía disminuye se produce envejecimiento prematuro, esterilidad y crecimiento lento

– Lo que le desagrada al órgano del riñón es la sequedad, pero ingerir alimentos picantes moviliza los líquidos corporales y lubrican los riñones
– El canal del riñón se comunica con la vejiga – A nivel psíquico: está relacionado con la responsabilidad, determinación y fuerza de voluntad. Si su energía es débil habrá una voluntad débil, la persona será desconfiada y tendrá poco deseo sexual. Así mismo, el exceso de responsabilidad, perfeccionismo, exceso de trabajo físico o psíquico, excesos sexuales o cualquier otro tipo de exceso contribuyen a disminuir la energía del riñón y, por tanto, nuestra vitalidad.

La emoción relacionada con el riñón es el miedo. Un miedo prolongado puede acabar dañando la energía del riñón y apareciendo patologías en las áreas que rige; la vejiga por ejemplo. Un trauma o miedo no resuelto implica energía acumulada en los riñones. El temor y el miedo apagan la energía de los riñones, lo cual pueden producir trastornos psicosomáticos, como la pérdida de control sobre la defecación y la micción, diarrea, emisión seminal involuntaria e insuficiencia sexual. Las circunstancias externas pueden provocar que suframos un exceso de energía en los riñones, como por ejemplo, si perdemos a un ser querido; si nos comunican que tenemos una enfermedad grave o bien y en menor grado, si de pronto tenemos que cambiar de domicilio o de trabajo forzados por las circunstancias. Cuando su energía está equilibrada la persona es dulce, voluntariosa, auténtica, veraz, segura de sí misma, planificadora e intuitiva.

Genera las médulas y el cerebro, tanto la médula ósea, que origina los huesos y la sangre, como la médula espinal y el cerebro; es, por tanto, quien crea el sistema nervioso. Es también el origen de todas las glándulas endocrinas productoras de las hormonas, como insulina, tiroxina, hormonas sexuales, etc. También es responsable de la hipófisis, hipotálamo y de las glándulas suprarrenales. – Controla el agua del organismo: regulación de líquidos, control de orina, control de los iones de la sangre.

Proyecciones en el organismo: oído, huesos, cabello. Cuando hay deficiencia de los riñones existirá fragilidad ósea, artrosis, disminución de la audición, sordera, caída del cabello, calvicie, caída de dientes, etc. Para los riñones y demás órganos recomiendo practicar los sonidos curativos

para que sirve el viagra en la mujer

Edema de la anemia. La anemia, como factor aislado, puede provocar edema cuando el hematocrito desciende a menos del 20%. En esta situación hay vasoconstricción arteriolar y reducción del flujo plasmático renal, que ocasionan disminución de la filtración glomerular. Esta última conduce al aumento de la reabsorción renal de agua y sodio, y al edema. Es común que factores como la hipoproteinemia y la insuficiencia cardiaca estén presentes y coparticipen en el origen del edema. Edema idiopático. A pesar de no ser tan raro como parecería, el edema idiopático obviamente no tiene una fisiopatología clara. Son muchas las teorías:

Ø Permeabilidad capilar aumentada. Ø Exceso de hormona antidiurética.

Ø Deficiencia muscular de la pared venosa. Ø Deficiencia de inervación motriz vascular

- AGENTE: Alcohol que es de características químicas. Otros agentes pueden ser hepatitis B, C y D, enfermedades auto inmunes. enfermedades hereditarias y obstrucción biliar crónica que son de características biológicas · SEXO: afecta mas hombres que a mujeres

· COSTUMBRES: hábitos diarios de alcoholismo y promiscuidad · CARACTERÍSTICAS QUE LO HACEN SUCEPTIBLE: sea o no alcohólicas o desnutrido, contacto con sustancias químicas como el tetracloruro de carbono, naftaleno clorado, arsénico, fósforo y esquistosomiasis infecciosa.

- TOXICA: es la primera causa de cirrosis hepática por el consumo de alcohol en un exceso de un 50% aproximadamente. - VIRAL: la segunda causa de la cirrosis hepática crónica es producida por los virus del VHB, VHD, y VHC, la hepatitis auto inmune es una enfermedad que se presenta cuando las células inmunológicas atacan los hepatocitos produciendo inflamación crónica y posteriormente cirrosis.

- ANTIGENICIDAD: la tercera causa son las determinadas condiciones hereditarias que pueden causar daños permanentes del hígado cuando cursan una acumulación excesiva de metales. · FISICOS: exceso en consumo de alcohol

· BIOLÓGICOS: enfermedades auto inmunes VHB, VHD y VHC · SOCIALES: disminución en el factor económico y discriminación social

· MENTALES: pacientes con síndrome de alcoholismo · RECURSOS EN SALUD: auto formulación

La zona más afectada del hígado comprende los espacios porta y peri portales en que se comunican los conductillos biliares en cada lobulillo para formar conductos biliares, esta zona se inflama y los conductos se ocluyen con bilis y pus espeso. Del hígado intenta formar nuevos condu ctos y por esta razón hay proliferación excesiva de tejido, compuesta en gran medida por los conductos no formados, desconectados y rodeados por tejidos cicatrizados. - Dialogar con la comunidad a cerca de los posibles riesgos que se pueden adquirir por la ingesta excesiva de alcohol especialmente en los jóvenes.

- Explicar los medios por los cuales se puede adquirir las diferentes clases de hepatitis y como evitarlas. - Realizar cursos psicoprofilacticos explicando a las madres las posibles anomalías congénitas y los riesgos de causa de alcohol, las enfermedades de transmisión sexual y exposición de factores genéticos

El hígado sigue funcionando normalmente hasta que no ha suido destruido totalmente sino solo las dos terceras partes de éste.

  • Falta de apetito
  • Cansancio y adelgazamiento
  • Nauseas y vomito
  • Fenómenos de sangrado, coagulopatias
  • Alteración del cerebro con somnolencia y desorientación ( debido a acumulación de amonio en sangra) encefalopatía hepática
  • Edema de miembros inferiores
  • Coloración roja como si estuviera inflamada la palma de las manos
  • Uñas muy blancas
  • Alteraciones de la menstruación en la mujer
  • Impotencia y desarrollo de la mamas.
  • Vigilar y controlar los signos vitales
  • Controlar exámenes de laboratorio midiendo el valor de amoniaco en suero
  • Controlar la dieta y la ingesta de líquidos administrados y eliminados
  • Vigilar los electrolitos y realizar reposición según orden medica
  • Vigilar sangrado y edema.

L gravedad de las manifestaciones de la cirrosis ayudan a categorizar el trastorno en dos presentaciones principales. La CIRROSIS COMPENSADA, con sus síntomas menos graves y a menudo vago. Puede descubrirse mediante una exploración física de rutina. Las particularidades de las CIRROSIS DESCOMPENSADA resultan de la incapacidad del hígado para sintetizar proteínas, factores de coagulación y otras sustancias.

  1. HEPATOMEGALIA: en los comienzos de la cirrosis el hígado tiende aumentar de tamaño y los hepatocitos llenarse de grasa. Puede haber dolor abdominal por la hepatomegalia rápida y reciente, que genera tensión en la capa fibrosa que rodea la víscera, el hígado disminuye de volumen conforme se contrae el tejido cicatrizal y el parénquima.
  1. OBSTRUCCIÓN PORTAL: en la cirrosis no hay paso libre de la sangre portal, por lo cual esta se desvía al bazo y tracto. Como consecuencia, en los órganos mencionados hay congestión pasiva crónica, es decir están llenos de sangre y no pueden funciona. En tal situación, surgen indigestión y cambios en los hábitos de defecación.
  1. VARICES GASTROINTESTINALES: en el paciente cirrótico se observa distensión en los vasos abdominales, que son visibles en la inspección del abdomen y de los vasos de todo el aparato gastrointestinal.

4. EDEMA: hay producción excesiva de aldosterona, lo cual causa retención de sodio y agua y excreción de potasio.

5. DEFICIENCIA DE VITAMINAS Y ANEMIA: La anemia que suele acompañar a la cirrosis se debe a gastritis crónica o función gastrointestinal inadecuada, junto con dieta insuficiente y disminución de la función hepática. 6. DETERIRO DE LA FUNCION MENTAL: con amenaza de encefalopatía y coma hepático.

HEPATOMEGALIA: en los comienzos de la cirrosis el hígado tiende aumentar de tamaño y los hepatocitos llenarse de grasa. Puede haber dolor abdominal por la hepatomegalia rápida y reciente, que genera tensión en la capa fibrosa que rodea la víscera, el hígado disminuye de volumen conforme se contrae el tejido cicatrizal y el parénquima. • OBSTRUCCIÓN PORTAL: en la cirrosis no hay paso libre de la sangre portal, por lo cual esta se desvía al bazo y tracto. Como consecuencia, en los órganos mencionados hay congestión pasiva crónica, es decir están llenos de sangre y no pueden funciona. En tal situación, surgen indigestión y cambios en los hábitos de defecación.

VARICES GASTROINTESTINALES: en el paciente cirrótico se observa distensión en los vasos abdominales, que son visibles en la inspección del abdomen y de los vasos de todo el aparato gastrointestinal. • EDEMA: hay producción excesiva de aldosterona, lo cual causa retención de sodio y agua y excreción de potasio.

DEFICIENCIA DE VITAMINAS Y ANEMIA: La anemia que suele acompañar a la cirrosis se debe a gastritis crónica o función gastrointestinal inadecuada, junto con dieta insuficiente y disminución de la función hepática. • DETERIRO DE LA FUNCION MENTAL: con amenaza de encefalopatía y coma hepático.

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA DEL HÍGADO Es el órgano mas grande y importantes en cuanto a la actividad metabólica del organismo. Desempeña funciones únicas y vitales como la síntesis de proteínas plasmáticas, elaboración de la bilis (necesaria para la digestión y absorción de las grasas), almacén de vitaminas, glucógeno, etc. Además, es el responsable de eliminar de la sangre las sustancias que pueden resultar nocivas para el organismo, transformándolas en otras innocuas.

El hígado se localiza en la región del hipocondrio derecho del abdomen. La bilis, producida por el hígado y expulsada a través del conducto colédoco en la segunda porción duodenal, actúa en el intestino delgado.

obligacion de los actos administrativos