Los síntomas iniciales incluyen:

  • Fatiga y pérdida de energía
  • Falta de apetito y pérdida de peso
  • Náuseas o dolor abdominal
  • Vasos sanguíneos pequeños, rojos con forma de araña en la piel

A medida que el funcionamiento del hígado empeora, los síntomas pueden incluir:

  • Acumulación de líquido en las piernas (edema) y en el abdomen (ascitis)
  • Coloración amarillenta en la piel, las membranas mucosas o los ojos (ictericia)
  • Enrojecimiento en la palma de las manos
  • En los hombres, impotencia, encogimiento de los testículos e hinchazón de las mamas
  • Tendencia a la formación de hematomas y sangrado anormal, casi siempre debido a venas hinchadas en el tracto digestivo
  • Confusión o problemas de concentración
  • Heces de color pálido o color arcilla
  • Sangrado del tracto intestinal superior o inferior

Su proveedor de atención médica hará un examen físico para buscar:

  • Un hígado o bazo agrandado
  • Tejido mamario excesivo
  • Abdomen hinchado, como resultado de la presencia de demasiado líquido
  • Palmas enrojecidas
  • Vasos sanguíneos rojos en la piel en forma de araña
  • Testículos pequeños
  • Venas dilatadas en la pared del abdomen
  • Ojos o piel amarilla (ictericia)

Puede que le hagan los siguientes exámenes para medir el funcionamiento del hígado: Otros exámenes para detectar daño hepático son:

Usted podría necesitar una biopsia del hígado para confirmar el diagnóstico. CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Algunas medidas que usted puede tomar para ayudar a tratar su enfermedad hepática son:

  • No beba alcohol.
  • Consuma una dieta saludable que sea baja en sal, grasa y carbohidratos simples.
  • Vacúnese contra enfermedades como la influenza, la hepatitis A y B, y la neumonía por neumococo.
  • Hable con el proveedor acerca de todos los medicamentos que toma, incluso hierbas y suplementos, al igual que medicamentos de venta libre.
  • Ejercítese.
  • Controle su problema metabólico subyacente, como la presión arterial alta, la diabetes y el colesterol alto.

MEDICAMENTOS RECETADOS POR SU MÉDICO

  • Pastillas de agua (diuréticos) para eliminar la acumulación de líquido
  • Vitamina K o hemoderivados para prevenir el sangrado en exceso
  • Medicamentos para la confusión mental
  • Antibióticos para las infecciones
  • Tratamientos endoscópicos para venas dilatadas en la garganta (várices sangrantes)
  • Extracción de líquido del abdomen (paracentesis)
  • Colocación de una derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT) para reparar el flujo sanguíneo en el hígado

Cuando la cirrosis avanza y se convierte en enfermedad hepática terminal, se puede necesitar un trasplante de hígado. A menudo puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para la enfermedad hepática, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

La cirrosis es causada por una cicatrización del hígado. En la mayoría de los casos, el hígado no puede sanar o retornar a su funcionamiento normal una vez que el daño es grave. La cirrosis puede llevar a complicaciones serias. Las complicaciones pueden incluir:

  • Trastornos de sangrado
  • Acumulación de líquidos abdominales (ascitis) e infección del líquido (peritonitis bacteriana)
  • Venas dilatadas en el esófago, el estómago o los intestinos que sangran fácilmente (várices esofágicas)
  • Aumento en la presión de los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal)
  • Insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal)
  • Cáncer hepático (carcinoma hepatocelular)
  • Confusión mental o cambio del nivel de conciencia o coma (encefalopatía hepática)

Llame a su proveedor si usted presenta síntomas de cirrosis.

Busque enseguida ayuda médica de emergencia si tiene:

  • Dolor abdominal o torácico
  • Hinchazón abdominal o ascitis que es nueva o empeora repentinamente
  • Fiebre (temperatura mayor a 101°F o 38.3ºC)
  • Diarrea
  • Confusión o un cambio en la lucidez mental o empeoramiento de esta
  • Sangrado rectal, sangre en el vómito o sangre en la orina
  • Dificultad para respirar
  • Vómito más de una vez al día
  • Color amarillo en ojos o piel (ictericia) que es nuevo o empeora rápidamente

NO tome alcohol en exceso. Hable con su proveedor si está preocupado por su consumo de alcohol. Tome medidas para evitar contraer o transmitir la hepatitis B o C. Cirrosis hepática; Enfermedad hepática crónica; Enfermedad hepática terminal; Fallo hepático - cirrosis; Ascitis - cirrosis

Chalasani N, Younossi Z, Lavine JE, et al. The diagnosis and management of non-alcoholic fatty liver disease: practice Guideline by the American Association for the Study of Liver Diseases, American College of Gastroenterology, and the American Gastroenterological Association. Hepatology. 2012;55(6):2005-2023. PMID: 22488764 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22488764. Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 153.

Kamath PS, Shah VH. Overview of cirrhosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 74. Singal AK, Bataller R, Ahn J, Kamath PS, Shah VH. ACG Clinical Guideline: alcoholic liver disease. Am J Gastroenterol. 2018;113(2):175-194. PMID: 29336434 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29336434.

Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Aria-Jefferson Health Torresdale, Jefferson Digestive Diseases Network, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

El equilibrio del cuerpo humano es tan frágil que un pequeño problema puede causar que todo el cuerpo llegue a su fin. El cuerpo humano está construido de tal manera que combate los problemas y con un poco de ayuda puede llegar a curarse a sí mismo rápidamente. La cirrosis es una de las enfermedades más alarmantes y degenerativas del hígado. El daño causado por lo general no es reparable y conduce a una cascada de otros problemas, enfermedades e infecciones. Sin embargo el hígado es conocido por ser uno de los órganos más regenerativos del cuerpo humano. Así que, si algo hace que se degenere, significa que hay una causa por la cual preocuparse y un punto del que no se puede volver. No hay cura conocida para la cirrosis, pero hay formas y medios para prevenir esta enfermedad y mantenerla bajo control.

Mientras que muchas personas se someten a tratamiento alopático para asegurar la buena salud, los remedios caseros complementan las medicinas y tratamiento. Los remedios caseros también ayudan a asegurar un alivio más rápido. La cirrosis causa daño a los tejidos del hígado, lo que significa que el tejido hepático se sustituye por tejido de la cicatriz o tejido dañado, y como resultado, el hígado deja de funcionar normalmente. Como el hígado y el cuerpo intentan reparar el tejido dañado, se da paso a la formación de nódulos en el cuerpo que son regenerativos. Todo esto conduce al hecho de que el hígado pierde su capacidad para funcionar normalmente y altera las funciones del cuerpo.

Los remedios caseros aseguran que uno puede mantener la propagación de la cirrosis en jaque ya que no hay forma de revertir los efectos de las enfermedades después de su aparición. Toma semillas de papaya y aplástalas de manera adecuada para extraer el jugo. Ahora, toma una cucharada de jugo de semillas de papaya y mezcla con dos cucharadas de jugo de limón, bebe el jugo mezclado dos veces al día para mejorar el funcionamiento del hígado.

Toma dos tazas de agua y añádeles dos cucharas llenas de yogur natural y 2 cucharadas de semillas de comino en polvo. Añadir sal marina al gusto. Básicamente, la idea es hacer suero de leche y tomarlo dos veces al día. Es útil para mantener niveles saludables de bacterias en el cuerpo, aliviar dolores de estómago y ayudar a la digestión. Toma un vaso de agua, exprime un limón en ella y añade un poco de sal marina también. Debes tomarlo 3 veces al día. Evita el azúcar, ya que es difícil de digerir y no es fácil de procesar para el hígados ya afectado por cirrosis. Esta mezcla trae alivio del problema de estómago y ayuda a la digestión. El limón es bueno para la digestión y también funciona como un laxante natural.

Las zanahorias son ricas en beta caroteno y la espinaca es una rica fuente de hierro. Lava algunas zanahorias y una cantidad considerable de hojas de espinaca. Machaca o muele y mezcla hasta lograr una pasta fina. Cuela la mezcla con un colador fino y bebe este jugo para obtener algo de alivio de los síntomas de la cirrosis hepática y cuidar de tu hígado, al mismo tiempo podrás proporcionar los nutrientes vitales para el cuerpo. El vinagre de manzana es bueno ya que ayuda a mejorar el metabolismo de las grasas. También funciona como un buen agente desintoxicante para el hígado. Toma un vaso de agua y añádele una cucharada de vinagre de sidra de manzana y una cucharadita de miel. Bebe esta mezcla, 3 veces al día para conseguir un hígado sano.

orlistat precio en ecuador

cuantos kilos se pueden bajar con orlistat

cuanto bajo de peso con orlistat

Las varices esofágicas son venas dilatadas y tortuosas de la submucosa del tercio inferior del esófago y del fundus gástrico. Pueden cursar con hemorragia digestiva alta (hematemesis, melenas o ambas), que aparece en aproximadamente un tercio de los enfermos con cirrosis y varices, siendo una de las principales causas de muerte en el cirrótico. Ante este sangrado debe practicarse endoscopia urgente y actuación inmediata, dado el alto riesgo de shoch hipovolémico y de muerte. Factores que, al incrementar la presión, pueden originar sangrado con los grandes esfuerzos, los pujos al defecar. los vómitos, la tos y los estornudos, etc. Otros síntomas tardíos de la cirrosis se atribuyen a insuficiencia hepática crónica. Una menor concentración de albúmina plasmática predispone a la formación de edema generalizado, pero que a menudo afecta extremidades inferiores, extremidades superiores y la zona presacra. El edema facial no es típico.

La sobreproducción de aldosterona da lugar a retención de sodio y agua y a excreción de potasio. Debido a la formación, empleo y almacenamiento inadecuados de algunas vitaminas, como A, C y K, a menudo se observan signos de avitaminosis, en particular fenómenos hemorrágicos por deficiencia de vitamina K ya que actúa en los factores de coagulación.

La anemia que suele acompañar a la cirrosis se debe a gastritis crónica o al funcionamiento gastrointestinal inadecuado, además de ingestión insuficiente de alimentos y disminución del funcionamiento hepático. La anemia, el estado nutricional insatisfactorio y el mal estado general ocasionan fatiga intensa que interfiere con la capacidad de lleva a cabo las actividades cotidianas.

Se caracteriza por cambios del estado mental que van desde la euforia o alteraciones del sueño hasta el coma hepático, como consecuencia de la acumulación de amoníaco y otras sustancias tóxicas cerebrales, por alteraciones metabólicas hepáticas. Cursa con alteraciones psíquicas leves y perturbaciones motoras, con ligera confusión y alteraciones del estado de ánimo, perturbación en el ritmo de sueño, flapping tremor o asterixis (temblor de manos), hedor hepático (olor a acetona), etc. Como tratamiento, se contempla la administración de lactulosa, que disminuye el amoníaco en sangre, por vía oral o en enemas. Tiene una elevada tasa de mortalidad. Después de analizar los datos de laboratorio, se determinan el grado de la hepatopatía y el tipo de tratamiento. Debido a que las funciones del hígado son complejas, hay muchas pruebas diagnósticas que pueden proporcionar información al respecto.

En casos de disfunción grave del parénquima hepático, los niveles de albúmina sérica tienden a disminuir y el nivel de globulina sérica se eleva. Las pruebas enzimáticas indican daños en las células hepáticas:

  • Se incrementan los niveles de fosfatasa de alanina y GGT
  • El nivel de colinesterasa sérica disminuye
  • Se hacen pruebas de bilirrubina para medir la excreción o retención de bilis; en caso de cirrosis u otros trastornos hepáticos es posible que las concentraciones se eleven.
  • El tiempo de protombina se prolonga.

La ultrasonografía se utiliza para medir las diferencias de densidad de las células del parénquima y el tejido cicatrizal. Las pruebas con tomografía computadorizada (TAC), imágenes por resonancia magnética y gammagrafías hepáticas con radio-isótopos proporcionan información sobre el tamaño del hígado y el flujo sanguíneo, así como obstrucciones.

El diagnóstico se confirma mediante biopsia hepática. La gasometría arterial revela pérdida de la relación ventilación-perfusión e hipoxia. El tratamiento del individuo cirrótico suele basarse en los síntomas de presentación.

  • Se administran antiácidos para disminuir las molestias gástricas y la posibilidad de hemorragia gastrointestinal
  • Los complementos de vitaminas y nutrientes permiten la regenaración de los hepatocitos dañados y mejoran el estado nutricional general.
  • Los diuréticos ahorradores de potasio (espironolactona, triamtereno) están indicados para disminuir la ascitis, en su caso, estos diuréticos son preferibles porque minimizan los cambios hidroelectrolíticos.
  • Llevar una dieta adecuada y evitar el consumo de alcohol.
  • Paracentesis
  • Trasplante de hígado.

Estudios preliminares indican que la colquicina, aumenta la sobrevida de los pacientes con cirrosis leve a moderada, sobre todo en personas con cirrosis alcohólica. Se supone que la colquicina revierte los procesos fibróticos en la cirrosis.

  • Manual CTO de Enfermería. Enfermería medicoquirúrgica 1: aparato digestivo. Casillas Santana, M.L. 5ª Edición. Tomo II. Madrid: CTO, 2011. ISBN: 978-84-15062-52-3
  • Enfermería medicoquirúgica: trastornos hepáticos. Smeltzer, S.; Bare, B. 10ª Edición. Vol. I. México: McGraw-Hill Interamericana, 2007. ISBN: 970-10-5578-0
  • García Bueya, L. González Mateosb, G. Moreno-Oteroa, R. Cirrosis hepática [en línea]. Madrid: Servicio de Aparato Digestivo. Unidad de Hepatología. Hospital Universitario La Princesa. [Consulta el 10 de diciembre de 2014]. Disponible en:
  • Bernal, V. Bosch, J. Cirrosis hepática [en línea]. Barcelona: Unidad de Gastroenterología y Hepatología. [Consulta el 10 de diciembre de 2014]. Disponible en:

Ocurre por la ausencia o disminución marcada de secreciones biliares al intestino delgado. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. peritonitis bacteriana espontánea en el paciente con cirrosis hepática. ascites in cancer patients. 2012. spontaneous bacterial peritonitis in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf the patient presenting with. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. patogénesis de la hipertensión portal. trabajos originales. mex. guía para el manejo del doloren condiciones de bajos recursos editado por andreas kopf and nilesh b. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. spontaneous bacterial peritonitis in the patient presenting with. para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios cirrosis hepatica fisiopatologia pdf adicionales no son necesarios para el diagnóstico. aldo cirrosis hepatica fisiopatologia pdf montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. la aparición de barro biliar puede traer aparejada consecuencias para la salud. mex. pathogenesis of portal hypertension. peritonitis bacteriana espontánea en el paciente con cirrosis hepática.

MediaFire.com
ThePirateBay.org

Softonic.com
Drive.Google.com

Mex. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. la cirrosis representa el estadio final de muchas enfermedades crónicas del hígado y se asocia con malnutrición en mayor o menor grado, con cirrosis hepatica fisiopatologia pdf independencia. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * cirrosis hepatica fisiopatologia pdf residente de. guía para el manejo del doloren condiciones de bajos recursos editado por andreas kopf and nilesh b. para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios adicionales no son necesarios para el diagnóstico. ascites in cancer patients. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. patogénesis de la hipertensión portal. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. patogénesis de la hipertensión portal. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. revisión y puesta al día sobre un problema que, a pesar de las mejoras en el pronóstico, continúa siendo grave y cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cirrosis hepatica fisiopatologia pdf muchas veces letal. pathogenesis of portal hypertension. resumen. Para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios adicionales no son necesarios para el diagnóstico. mex. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. rincón del residente. ascites in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cancer patients. mex. resumen. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. ascites in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cancer patients. fundamento: revista mexicana de ciencias farmacéuticas versión impresa issn 1870-0195 rev. trabajos originales. la acolia es la decoloración de las cirrosis hepatica fisiopatologia pdf heces por falta de pigmentos biliares. por lo general se debe a. rev soc esp dolor 2004; 11: la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. pathogenesis of portal hypertension. revisión y puesta al día sobre un problema que, a pesar de las mejoras en el pronóstico, continúa siendo grave y muchas veces letal.

Ocurre por la ausencia o disminución marcada de secreciones biliares al intestino delgado. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. peritonitis bacteriana espontánea en el paciente con cirrosis hepática. ascites in cancer patients. 2012. spontaneous bacterial peritonitis in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf the patient presenting with. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. patogénesis de la hipertensión portal. trabajos originales. mex. guía para el manejo del doloren condiciones de bajos recursos editado por andreas kopf and nilesh b. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. spontaneous bacterial peritonitis in the patient presenting with. para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios cirrosis hepatica fisiopatologia pdf adicionales no son necesarios para el diagnóstico. aldo cirrosis hepatica fisiopatologia pdf montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. la aparición de barro biliar puede traer aparejada consecuencias para la salud. mex. pathogenesis of portal hypertension. peritonitis bacteriana espontánea en el paciente con cirrosis hepática. MediaFire.com

ThePirateBay.org
Softonic.com

Drive.Google.com
Mex. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. la cirrosis representa el estadio final de muchas enfermedades crónicas del hígado y se asocia con malnutrición en mayor o menor grado, con cirrosis hepatica fisiopatologia pdf independencia. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * cirrosis hepatica fisiopatologia pdf residente de. guía para el manejo del doloren condiciones de bajos recursos editado por andreas kopf and nilesh b. para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios adicionales no son necesarios para el diagnóstico. ascites in cancer patients. farm vol.43 no.2 méxico abr./jun. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. patogénesis de la hipertensión portal. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. patogénesis de la hipertensión portal. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. revisión y puesta al día sobre un problema que, a pesar de las mejoras en el pronóstico, continúa siendo grave y cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cirrosis hepatica fisiopatologia pdf muchas veces letal. pathogenesis of portal hypertension. resumen.

Para este grupo, todos los criterios mayores deben estar presentes para el diagnóstico de shr y los criterios adicionales no son necesarios para el diagnóstico. mex. en esto radica la importancia de conocer cuáles son las causas asociadas a la. rincón del residente. ascites in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cancer patients. mex. resumen. la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. aldo montaño–loza,* judith meza–junco** * residente de. ascites in cirrosis hepatica fisiopatologia pdf cancer patients. fundamento: revista mexicana de ciencias farmacéuticas versión impresa issn 1870-0195 rev. trabajos originales. la acolia es la decoloración de las cirrosis hepatica fisiopatologia pdf heces por falta de pigmentos biliares. por lo general se debe a. rev soc esp dolor 2004; 11: la hemorragia por várices es una complicación letal de la cirrosis, en particular, en pacientes en los que ya se ha desarrollado la descompensación clínica (es. pathogenesis of portal hypertension. revisión y puesta al día sobre un problema que, a pesar de las mejoras en el pronóstico, continúa siendo grave y muchas veces letal. El hígado es el órgano más voluminoso que presenta el ser humano, pesa alrededor de 2 Kg en los adultos y está situado en la parte superior derecha del abdomen, por debajo de las costillas, alcanzándose apenas a palpar por debajo del reborde de la última costilla, a pesar de su gran tamaño.
El funcionamiento normal del hígado es fundamental para la vida, pues mantiene un importante papel en la digestión de las grasas a través de la producción de bilis, sintetiza la mitad del colesterol, interviene en la formación de las hormonas, produce factores de coagulación, almacena el excedente de azúcar como fuente de energía para la vida, remueve sustancias tóxicas, como alcohol, algunos medicamentos y, la bilirrubina resultante del continuo proceso de formación y destrucción de los glóbulos rojos que utiliza como componente de la bilis.

El hígado, a pesar de ser un órgano muy fuerte, puede sufrir alteraciones en su estructura y funcionamiento por múltiples causas expresadas en distintas manifestaciones. Se puede inflamar por motivos de origen viral, alcohólica o tóxica o relacionada con enfermedades autoinmunes, en las cuales las lesiones son producto de la autoagresión por el mismo organismo, como en el caso del Lupus Eritematoso Sistémico. En el mismo se pueden acumular grasas y formar el llamado hígado graso, que es un trastorno asociado al consumo frecuente y continuo de alcohol.

En la fase avanzada de la mayoría de las enfermedades del hígado, no tratadas, el hígado se fibrosa, se endurece y no puede cumplir con sus funciones vitales, presentándose la Cirrosis Hepática. El hígado también puede ser asiento de tumores, tanto benignos como de cánceres, que pueden acabar con la vida de la persona. Se caracteriza por una inflamación del hígado producida por diversos agentes, sobre todo, ciertos virus (principalmente hepatotróficos), pero también, trastornos autoinmunitarios, reacciones a algunos fármacos y consumo de alcohol. La hepatitis puede ser crónica o aguda. En todos los tipos de hepatitis hay algunas características clínicas comunes, a saber:

lista de medicamentos que contienen orlistat

La preservación de la masa muscular esquelética parece ser beneficiosa para la prevención de la encefalopatía recurrente, quizá debido al papel del músculo esquelético en la eliminación de amonio vía síntesis de glutamina. Dadas las anormalidades metabólicas descritas en la cirrosis, que producen un aumento del catabolismo y un descenso de la disponibilidad de la glucosa durante el ayuno, los alimentos ricos en carbohidratos pueden recomendarse, siempre que no coexista una intolerancia hidrocarbonada o aumento de la resistencia periférica a la acción de la insulina. Un tentempié al acostarse junto a 4-6 comidas diarias ha demostrado que proporciona un balance positivo de nitrógeno en los pacientes cirróticos 40. Si hay ascitis e hiponatremia, está indicada la restricción hídrica. La deficiencia de zinc es común en estos pacientes, especialmente cuando se asocia con malnutrición, debido a un descenso en la capacidad de almacenamiento hepático. Debe considerarse su suplementación si los niveles plasmáticos están bajos o en los casos con disgeusia o alteración de la visión 41. Puesto que el zinc es un cofactor en la síntesis hepática de urea desde el amonio, se ha postulado que los suplementos de zinc pueden mejorar la encefalopatía, aunque hay evidencias clínicas conflictivas sobre su eficacia como terapia para la encefalopatía hepática 42. Parece que su administración mejora la actividad del ciclo de la urea en modelos experimentales de cirrosis y se ha constatado que su deficiencia puede ser un factor precipitante de encefalopatía 25, por lo que se recomienda su suplementación oral (220 mg/d).

Por último, respecto de las alteraciones vitamínicas 1, los niveles de vitamina E están bajos en el 47% de los cirróticos y el 59% tiene enfermedad metabólica ósea, principalmente osteoporosis y raramente osteomalacia. Puede coexistir un déficit de vitamina A debido a un descenso en la liberación desde el hígado. Además, los niveles plasmáticos de vitamina B12 están habitualmente altos debido a un aumento en las transcobalaminas I y III pero, sin embargo, los niveles tisulares de Vitamina B12 están depleccionados, con un descenso en la transcobalamina II. 1. Esteller Pérez A, González Gallego J. Nutrición en las enfermedades hepatobiliares. En: Gil A Ed. Tratado de nutrición. Tomo IV. Acción Médica, Madrid, 2005, pp. 907-57. [ Links ]

2. Caregaro L, Alberino F, Samodio P y cols. Malnutrition in alcoholic and virus-related cirrosis. Am J Clin Nutr 1996; 63:602-609. [ Links ] 3. Marsano L, Martin A, Randall H. Current nutrition in liver disease. Curr Opin Gastroenterol 2002; 18:246-253. [ Links ]

4. McCullough AJ, Tavill AS. Disordered energy and protein metabolism in liver disease. Semin Liver Dis 1991; 11:265-277. [ Links ] 5. Madden AM, Bradbury W, Morgan MY. Taste perception in cirrhosis: its relationship to circulating micronutrients and food preferences. Hepatology 1997; 26:40-48. [ Links ]

6. Quigley EM. Gastrointestinal dysfunction in liver disease and portal hypertension. Gut-liver interaction revisited. Dig Dis Sci 1996; 41:557-561. [ Links ] 7. Thompson GR. Actions of neomycin on the intraluminal phase of lipid absorption. J Clin Invest 1971; 50:321-323. [ Links ]

8. Muller MJ. Energy expenditure and substrate oxidation in patients with cirrhosis: the impact of cause, clinical staging and nutritional state. Hepatology 1992; 15:782-794. [ Links ] 9. Selberg O, Bottcher J, Tusch G y cols. Identification of high and low risk patients before liver transplantation. A prospective cohort study of nutritional and metabolic parameters in 150 patients. Hepatology 1997; 25:652-657. [ Links ]

10. Merli M, Riggio O, Dally L. Does malnutrition affect survival in cirrhosis? Hepatology 1996; 23:1041-1046. [ Links ] 11. Pirlich M, Seiberg O, Boker K y cols. The creatinine approach to estimate skeletal muscle mass in patients with cirrhosis. Hepatology 1996; 24:1422-1427. [ Links ]

12. Pirlich M, Schutz T, Spachos T y cols. Bioelectrical impedance analysis is a useful bedside technique to assess malnutrition in cirrhotic patients with and without ascites. Hepatology 2000; 32:1208-1215. [ Links ] 13. Merli M, Riggio O, Romiti A y cols. Basal energy production rate and substrate use in stable cirrhotic patients. Hepatology 1990; 12:106-112. [ Links ]

14. Campillo B, Bories P, Pornin B y cols. Influence of liver failure, ascites and energy expenditure on the response to oral nutrition in alcoholic liver cirrhosis. Nutrition 1997; 13:613-621. [ Links ] 15. Petrides AS. Liver disease and diabetes mellitus. Diabetes Rev 1994; 2:2-18. [ Links ]

16. Mullen KD, Webwe FL. Role of malnutrition in hepatic encephalopathy. Semin Liver Dis 1991; 11:292-304. [ Links ] 17. Khoruts A, Stahnke L, McClain CJ y cols. Circulating tumor necrosis factor. Interleukin-1 and interleukin-6 concentrations in chronic alcoholic patients. Hepatology 1991; 13:267-276. [ Links ]

18. Guarner C, Soriano G, Tomas A y cols. Increased serum nitrite and nitrate levels in patients with cirrhosis: relationship to endotoxemia. Hepatology 1993; 18:1139-1143. [ Links ] 19. Jiménez Jiménez FJ, Montejo González JC, Núñez Ruiz R. Nutrición artificial en la insuficiencia hepática. Nutr Hosp 2005; 20(Supl. 2):22-24. [ Links ]

20. Wright G, Jalan R. Management of hepatic encephalopathy in patients with cirrosis. Best Pract Res Clin Gastroenterol 2007; 21:95-110. [ Links ] 21. Norenberg MD. Astrocytic-ammonia interactions in hepatic encephalopathy. Semin Liver Dis 1996; 16:245-253. [ Links ]

22. Arias JL, Aller MA, Sánchez F y cols. The inflammatory bases of hepatic encephalopathy. Eur J Gastroenterol Hepatol 2006; 18:1297-1310. [ Links ] 23. Kramer L, Tribl B, Gebdo A y cols. Partial pressure of ammonia versus ammonia in hepatic encephalopathy. Hepatology 2000; 31:30-34. [ Links ]

24. Donovan JP, Schafer DF, Shaw BW y cols. Cerebral oedema and increased intracranial pressure in chronic liver disease. Lancet 1998; 351:719-721. [ Links ] 25. Blei A, Córdoba J. Hepatic encephalopathy. Am J Gastroenterol 2001; 96:1968-1976. [ Links ]

26. Cabré E, González-Huix F, Abad A y cols. Effect of total enteral nutrition on the short-term outcome of severely malnourished cirrhotics. A randomized trial. Gastroenterology 1990; 98: 715-720. [ Links ] 27. Marchesini G, Dioguardi FS, Bianchi GP. Long-term oral branched chain aminoacid treatment in chronic hepatic encephalopathy. J Hepatol 1990; 11:92-101. [ Links ]

28. Mendenhall CL, Roselle GA, Gartside P y cols. Relationship of protein calorie malnutrition to alcoholic liver disease: a reexamination of data from two Veterans Administration cooperative studies. Alcohol Clin Exp Res 1995; 19:635-641. [ Links ] 29. Cabré E, Rodríguez-Iglesias P, Caballería J y cols. Short and long term outcome of severe alcohol-induced hepatitis treated with steroids or enteral nutrition: a multicenter randomized trial. Hepatology 2000; 32:36-42. [ Links ]

30. Plauth M, Cabré E, Riggio O y cols. ESPEN Guidelines on enteral nutrition: liver disease. Clin Nutr 2006; 25:285-294. [ Links ] 31. Bran OS. Infectious complications of cirrhosis. Curr Gastroenterol Rep 2001; 4:285-292. [ Links ]

32. McCullough AJ. Malnutrition in liver disease. Liver Transplant 2000; 6(Supl. 1):85-96. [ Links ] 33. ASPEN Board of Directors. Guidelines for the use of parenteral and enteral nutrition in adult and pediatric patients. Liver disease. J Parent Enteral Nutr 2002; 26(Supl.1):65-67. [ Links ]

34. Córdoba J, López-Hellín J, Planas M y cols. Normal protein for episodic hepatic encephalopathy: results of a randomized trial. J Hepatol 2004; 41:38-43. [ Links ] 35. Fabbri A, Magrini N, Bianchi G y cols. Overview of randomized clinical trials of oral branched chain amino acid treatment in chronic hepatic encephalopathy. J Parent Enteral Nutr 1996; 20:159-164. [ Links ]

36. Marchesini G, Bianchi G, Merli M y cols. The Italian BCAA Study Group. Nutritional supplementation with branched-chain amino acids in advanced cirrhosis: a double-blind, randomized trial. Gastroenterology 2003; 124:1792-1801. [ Links ] 37. Muto Y, Sato S, Watanabe A, for the LOTUS group y cols. Effects of oral branched chain amino acid granules on eventfree survival in patients with liver cirrhosis. Clin Gastroenterol Hepatol 2005; 3:705-713. [ Links ]

en cuanto tiempo se pierde peso con orlistat


precio de pastillas orlistat

Los síntomas iniciales incluyen:

  • Fatiga y pérdida de energía
  • Falta de apetito y pérdida de peso
  • Náuseas o dolor abdominal
  • Vasos sanguíneos pequeños, rojos con forma de araña en la piel

A medida que el funcionamiento del hígado empeora, los síntomas pueden incluir:

  • Acumulación de líquido en las piernas (edema) y en el abdomen (ascitis)
  • Coloración amarillenta en la piel, las membranas mucosas o los ojos (ictericia)
  • Enrojecimiento en la palma de las manos
  • En los hombres, impotencia, encogimiento de los testículos e hinchazón de las mamas
  • Tendencia a la formación de hematomas y sangrado anormal, casi siempre debido a venas hinchadas en el tracto digestivo
  • Confusión o problemas de concentración
  • Heces de color pálido o color arcilla
  • Sangrado del tracto intestinal superior o inferior

Su proveedor de atención médica hará un examen físico para buscar:

  • Un hígado o bazo agrandado
  • Tejido mamario excesivo
  • Abdomen hinchado, como resultado de la presencia de demasiado líquido
  • Palmas enrojecidas
  • Vasos sanguíneos rojos en la piel en forma de araña
  • Testículos pequeños
  • Venas dilatadas en la pared del abdomen
  • Ojos o piel amarilla (ictericia)

Puede que le hagan los siguientes exámenes para medir el funcionamiento del hígado: Otros exámenes para detectar daño hepático son:

Usted podría necesitar una biopsia del hígado para confirmar el diagnóstico. CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Algunas medidas que usted puede tomar para ayudar a tratar su enfermedad hepática son:

  • No beba alcohol.
  • Consuma una dieta saludable que sea baja en sal, grasa y carbohidratos simples.
  • Vacúnese contra enfermedades como la influenza, la hepatitis A y B, y la neumonía por neumococo.
  • Hable con el proveedor acerca de todos los medicamentos que toma, incluso hierbas y suplementos, al igual que medicamentos de venta libre.
  • Ejercítese.
  • Controle su problema metabólico subyacente, como la presión arterial alta, la diabetes y el colesterol alto.

MEDICAMENTOS RECETADOS POR SU MÉDICO

  • Pastillas de agua (diuréticos) para eliminar la acumulación de líquido
  • Vitamina K o hemoderivados para prevenir el sangrado en exceso
  • Medicamentos para la confusión mental
  • Antibióticos para las infecciones
  • Tratamientos endoscópicos para venas dilatadas en la garganta (várices sangrantes)
  • Extracción de líquido del abdomen (paracentesis)
  • Colocación de una derivación portosistémica intrahepática transyugular (DPIT) para reparar el flujo sanguíneo en el hígado

Cuando la cirrosis avanza y se convierte en enfermedad hepática terminal, se puede necesitar un trasplante de hígado. A menudo puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para la enfermedad hepática, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.

La cirrosis es causada por una cicatrización del hígado. En la mayoría de los casos, el hígado no puede sanar o retornar a su funcionamiento normal una vez que el daño es grave. La cirrosis puede llevar a complicaciones serias. Las complicaciones pueden incluir:

  • Trastornos de sangrado
  • Acumulación de líquidos abdominales (ascitis) e infección del líquido (peritonitis bacteriana)
  • Venas dilatadas en el esófago, el estómago o los intestinos que sangran fácilmente (várices esofágicas)
  • Aumento en la presión de los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal)
  • Insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal)
  • Cáncer hepático (carcinoma hepatocelular)
  • Confusión mental o cambio del nivel de conciencia o coma (encefalopatía hepática)

Llame a su proveedor si usted presenta síntomas de cirrosis.

Busque enseguida ayuda médica de emergencia si tiene:

  • Dolor abdominal o torácico
  • Hinchazón abdominal o ascitis que es nueva o empeora repentinamente
  • Fiebre (temperatura mayor a 101°F o 38.3ºC)
  • Diarrea
  • Confusión o un cambio en la lucidez mental o empeoramiento de esta
  • Sangrado rectal, sangre en el vómito o sangre en la orina
  • Dificultad para respirar
  • Vómito más de una vez al día
  • Color amarillo en ojos o piel (ictericia) que es nuevo o empeora rápidamente

NO tome alcohol en exceso. Hable con su proveedor si está preocupado por su consumo de alcohol. Tome medidas para evitar contraer o transmitir la hepatitis B o C. Cirrosis hepática; Enfermedad hepática crónica; Enfermedad hepática terminal; Fallo hepático - cirrosis; Ascitis - cirrosis

Chalasani N, Younossi Z, Lavine JE, et al. The diagnosis and management of non-alcoholic fatty liver disease: practice Guideline by the American Association for the Study of Liver Diseases, American College of Gastroenterology, and the American Gastroenterological Association. Hepatology. 2012;55(6):2005-2023. PMID: 22488764 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22488764. Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 153.

Kamath PS, Shah VH. Overview of cirrhosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 74. Singal AK, Bataller R, Ahn J, Kamath PS, Shah VH. ACG Clinical Guideline: alcoholic liver disease. Am J Gastroenterol. 2018;113(2):175-194. PMID: 29336434 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29336434.

Versión en inglés revisada por: Jenifer K. Lehrer, MD, Department of Gastroenterology, Aria-Jefferson Health Torresdale, Jefferson Digestive Diseases Network, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

El equilibrio del cuerpo humano es tan frágil que un pequeño problema puede causar que todo el cuerpo llegue a su fin. El cuerpo humano está construido de tal manera que combate los problemas y con un poco de ayuda puede llegar a curarse a sí mismo rápidamente. La cirrosis es una de las enfermedades más alarmantes y degenerativas del hígado. El daño causado por lo general no es reparable y conduce a una cascada de otros problemas, enfermedades e infecciones. Sin embargo el hígado es conocido por ser uno de los órganos más regenerativos del cuerpo humano. Así que, si algo hace que se degenere, significa que hay una causa por la cual preocuparse y un punto del que no se puede volver. No hay cura conocida para la cirrosis, pero hay formas y medios para prevenir esta enfermedad y mantenerla bajo control.

Mientras que muchas personas se someten a tratamiento alopático para asegurar la buena salud, los remedios caseros complementan las medicinas y tratamiento. Los remedios caseros también ayudan a asegurar un alivio más rápido. La cirrosis causa daño a los tejidos del hígado, lo que significa que el tejido hepático se sustituye por tejido de la cicatriz o tejido dañado, y como resultado, el hígado deja de funcionar normalmente. Como el hígado y el cuerpo intentan reparar el tejido dañado, se da paso a la formación de nódulos en el cuerpo que son regenerativos. Todo esto conduce al hecho de que el hígado pierde su capacidad para funcionar normalmente y altera las funciones del cuerpo.

Los remedios caseros aseguran que uno puede mantener la propagación de la cirrosis en jaque ya que no hay forma de revertir los efectos de las enfermedades después de su aparición. Toma semillas de papaya y aplástalas de manera adecuada para extraer el jugo. Ahora, toma una cucharada de jugo de semillas de papaya y mezcla con dos cucharadas de jugo de limón, bebe el jugo mezclado dos veces al día para mejorar el funcionamiento del hígado.

Toma dos tazas de agua y añádeles dos cucharas llenas de yogur natural y 2 cucharadas de semillas de comino en polvo. Añadir sal marina al gusto. Básicamente, la idea es hacer suero de leche y tomarlo dos veces al día. Es útil para mantener niveles saludables de bacterias en el cuerpo, aliviar dolores de estómago y ayudar a la digestión. Toma un vaso de agua, exprime un limón en ella y añade un poco de sal marina también. Debes tomarlo 3 veces al día. Evita el azúcar, ya que es difícil de digerir y no es fácil de procesar para el hígados ya afectado por cirrosis. Esta mezcla trae alivio del problema de estómago y ayuda a la digestión. El limón es bueno para la digestión y también funciona como un laxante natural.

Las zanahorias son ricas en beta caroteno y la espinaca es una rica fuente de hierro. Lava algunas zanahorias y una cantidad considerable de hojas de espinaca. Machaca o muele y mezcla hasta lograr una pasta fina. Cuela la mezcla con un colador fino y bebe este jugo para obtener algo de alivio de los síntomas de la cirrosis hepática y cuidar de tu hígado, al mismo tiempo podrás proporcionar los nutrientes vitales para el cuerpo. El vinagre de manzana es bueno ya que ayuda a mejorar el metabolismo de las grasas. También funciona como un buen agente desintoxicante para el hígado. Toma un vaso de agua y añádele una cucharada de vinagre de sidra de manzana y una cucharadita de miel. Bebe esta mezcla, 3 veces al día para conseguir un hígado sano.

se puede tomar orlistat en el embarazo

se puede tomar orlistat y metformina al mismo tiempo

El hipercatabolismo de la cirrosis sugiere una recomendación de 1-1,5 g de proteínas/kg/día 30, pero la administración de dosis adecuadas de nitrógeno es con frecuencia difícil, por la propia enfermedad y por la posible existencia de un cierto grado de encefalopatía crónica. Teniendo en cuenta que la tolerancia proteica depende también de su origen, siendo alta en la láctea, mediana en la vegetal y más pobre en la cárnica, se ha recomendado el abordaje de otros medios de manipulación dietética, como la suplementación con fibra o dietas con aporte proteico de origen vegetal, que aportan alto contenido en fibra y menos AAA, o bien con proteínas lácteas y/o la administración de una elevada relación calorías/nitrógeno 39. La fibra soluble es fermentada por el mismo mecanismo que la lactulosa y el alto contenido en fibra de la dieta vegetal mejora la función del colon, disminuye el tiempo de tránsito, aumenta el pH luminar y la excreción de amonio, aumentando así mismo las concentraciones plasmáticas de arginina y citrulina. La preservación de la masa muscular esquelética parece ser beneficiosa para la prevención de la encefalopatía recurrente, quizá debido al papel del músculo esquelético en la eliminación de amonio vía síntesis de glutamina. Dadas las anormalidades metabólicas descritas en la cirrosis, que producen un aumento del catabolismo y un descenso de la disponibilidad de la glucosa durante el ayuno, los alimentos ricos en carbohidratos pueden recomendarse, siempre que no coexista una intolerancia hidrocarbonada o aumento de la resistencia periférica a la acción de la insulina. Un tentempié al acostarse junto a 4-6 comidas diarias ha demostrado que proporciona un balance positivo de nitrógeno en los pacientes cirróticos 40. Si hay ascitis e hiponatremia, está indicada la restricción hídrica.

La deficiencia de zinc es común en estos pacientes, especialmente cuando se asocia con malnutrición, debido a un descenso en la capacidad de almacenamiento hepático. Debe considerarse su suplementación si los niveles plasmáticos están bajos o en los casos con disgeusia o alteración de la visión 41. Puesto que el zinc es un cofactor en la síntesis hepática de urea desde el amonio, se ha postulado que los suplementos de zinc pueden mejorar la encefalopatía, aunque hay evidencias clínicas conflictivas sobre su eficacia como terapia para la encefalopatía hepática 42. Parece que su administración mejora la actividad del ciclo de la urea en modelos experimentales de cirrosis y se ha constatado que su deficiencia puede ser un factor precipitante de encefalopatía 25, por lo que se recomienda su suplementación oral (220 mg/d). Por último, respecto de las alteraciones vitamínicas 1, los niveles de vitamina E están bajos en el 47% de los cirróticos y el 59% tiene enfermedad metabólica ósea, principalmente osteoporosis y raramente osteomalacia. Puede coexistir un déficit de vitamina A debido a un descenso en la liberación desde el hígado. Además, los niveles plasmáticos de vitamina B12 están habitualmente altos debido a un aumento en las transcobalaminas I y III pero, sin embargo, los niveles tisulares de Vitamina B12 están depleccionados, con un descenso en la transcobalamina II.

1. Esteller Pérez A, González Gallego J. Nutrición en las enfermedades hepatobiliares. En: Gil A Ed. Tratado de nutrición. Tomo IV. Acción Médica, Madrid, 2005, pp. 907-57. [ Links ] 2. Caregaro L, Alberino F, Samodio P y cols. Malnutrition in alcoholic and virus-related cirrosis. Am J Clin Nutr 1996; 63:602-609. [ Links ]

3. Marsano L, Martin A, Randall H. Current nutrition in liver disease. Curr Opin Gastroenterol 2002; 18:246-253. [ Links ] 4. McCullough AJ, Tavill AS. Disordered energy and protein metabolism in liver disease. Semin Liver Dis 1991; 11:265-277. [ Links ]

5. Madden AM, Bradbury W, Morgan MY. Taste perception in cirrhosis: its relationship to circulating micronutrients and food preferences. Hepatology 1997; 26:40-48. [ Links ] 6. Quigley EM. Gastrointestinal dysfunction in liver disease and portal hypertension. Gut-liver interaction revisited. Dig Dis Sci 1996; 41:557-561. [ Links ]

7. Thompson GR. Actions of neomycin on the intraluminal phase of lipid absorption. J Clin Invest 1971; 50:321-323. [ Links ] 8. Muller MJ. Energy expenditure and substrate oxidation in patients with cirrhosis: the impact of cause, clinical staging and nutritional state. Hepatology 1992; 15:782-794. [ Links ]

9. Selberg O, Bottcher J, Tusch G y cols. Identification of high and low risk patients before liver transplantation. A prospective cohort study of nutritional and metabolic parameters in 150 patients. Hepatology 1997; 25:652-657. [ Links ] 10. Merli M, Riggio O, Dally L. Does malnutrition affect survival in cirrhosis? Hepatology 1996; 23:1041-1046. [ Links ]

11. Pirlich M, Seiberg O, Boker K y cols. The creatinine approach to estimate skeletal muscle mass in patients with cirrhosis. Hepatology 1996; 24:1422-1427. [ Links ] 12. Pirlich M, Schutz T, Spachos T y cols. Bioelectrical impedance analysis is a useful bedside technique to assess malnutrition in cirrhotic patients with and without ascites. Hepatology 2000; 32:1208-1215. [ Links ]

13. Merli M, Riggio O, Romiti A y cols. Basal energy production rate and substrate use in stable cirrhotic patients. Hepatology 1990; 12:106-112. [ Links ] 14. Campillo B, Bories P, Pornin B y cols. Influence of liver failure, ascites and energy expenditure on the response to oral nutrition in alcoholic liver cirrhosis. Nutrition 1997; 13:613-621. [ Links ]

15. Petrides AS. Liver disease and diabetes mellitus. Diabetes Rev 1994; 2:2-18. [ Links ] 16. Mullen KD, Webwe FL. Role of malnutrition in hepatic encephalopathy. Semin Liver Dis 1991; 11:292-304. [ Links ]

17. Khoruts A, Stahnke L, McClain CJ y cols. Circulating tumor necrosis factor. Interleukin-1 and interleukin-6 concentrations in chronic alcoholic patients. Hepatology 1991; 13:267-276. [ Links ] 18. Guarner C, Soriano G, Tomas A y cols. Increased serum nitrite and nitrate levels in patients with cirrhosis: relationship to endotoxemia. Hepatology 1993; 18:1139-1143. [ Links ]

19. Jiménez Jiménez FJ, Montejo González JC, Núñez Ruiz R. Nutrición artificial en la insuficiencia hepática. Nutr Hosp 2005; 20(Supl. 2):22-24. [ Links ] 20. Wright G, Jalan R. Management of hepatic encephalopathy in patients with cirrosis. Best Pract Res Clin Gastroenterol 2007; 21:95-110. [ Links ]

21. Norenberg MD. Astrocytic-ammonia interactions in hepatic encephalopathy. Semin Liver Dis 1996; 16:245-253. [ Links ] 22. Arias JL, Aller MA, Sánchez F y cols. The inflammatory bases of hepatic encephalopathy. Eur J Gastroenterol Hepatol 2006; 18:1297-1310. [ Links ]

23. Kramer L, Tribl B, Gebdo A y cols. Partial pressure of ammonia versus ammonia in hepatic encephalopathy. Hepatology 2000; 31:30-34. [ Links ] 24. Donovan JP, Schafer DF, Shaw BW y cols. Cerebral oedema and increased intracranial pressure in chronic liver disease. Lancet 1998; 351:719-721. [ Links ]

25. Blei A, Córdoba J. Hepatic encephalopathy. Am J Gastroenterol 2001; 96:1968-1976. [ Links ] 26. Cabré E, González-Huix F, Abad A y cols. Effect of total enteral nutrition on the short-term outcome of severely malnourished cirrhotics. A randomized trial. Gastroenterology 1990; 98: 715-720. [ Links ]

27. Marchesini G, Dioguardi FS, Bianchi GP. Long-term oral branched chain aminoacid treatment in chronic hepatic encephalopathy. J Hepatol 1990; 11:92-101. [ Links ] 28. Mendenhall CL, Roselle GA, Gartside P y cols. Relationship of protein calorie malnutrition to alcoholic liver disease: a reexamination of data from two Veterans Administration cooperative studies. Alcohol Clin Exp Res 1995; 19:635-641. [ Links ]

29. Cabré E, Rodríguez-Iglesias P, Caballería J y cols. Short and long term outcome of severe alcohol-induced hepatitis treated with steroids or enteral nutrition: a multicenter randomized trial. Hepatology 2000; 32:36-42. [ Links ] 30. Plauth M, Cabré E, Riggio O y cols. ESPEN Guidelines on enteral nutrition: liver disease. Clin Nutr 2006; 25:285-294. [ Links ]

31. Bran OS. Infectious complications of cirrhosis. Curr Gastroenterol Rep 2001; 4:285-292. [ Links ] 32. McCullough AJ. Malnutrition in liver disease. Liver Transplant 2000; 6(Supl. 1):85-96. [ Links ]

33. ASPEN Board of Directors. Guidelines for the use of parenteral and enteral nutrition in adult and pediatric patients. Liver disease. J Parent Enteral Nutr 2002; 26(Supl.1):65-67. [ Links ] 34. Córdoba J, López-Hellín J, Planas M y cols. Normal protein for episodic hepatic encephalopathy: results of a randomized trial. J Hepatol 2004; 41:38-43. [ Links ]

35. Fabbri A, Magrini N, Bianchi G y cols. Overview of randomized clinical trials of oral branched chain amino acid treatment in chronic hepatic encephalopathy. J Parent Enteral Nutr 1996; 20:159-164. [ Links ] 36. Marchesini G, Bianchi G, Merli M y cols. The Italian BCAA Study Group. Nutritional supplementation with branched-chain amino acids in advanced cirrhosis: a double-blind, randomized trial. Gastroenterology 2003; 124:1792-1801. [ Links ]

37. Muto Y, Sato S, Watanabe A, for the LOTUS group y cols. Effects of oral branched chain amino acid granules on eventfree survival in patients with liver cirrhosis. Clin Gastroenterol Hepatol 2005; 3:705-713. [ Links ] 38. Naylor CD, O'Rourke K, Detsky AS y cols. Parenteral nutrition with branched chain amino acids in hepatic encephalopathy. A meta-analysis. Gastroenterology 1989; 97:1003-1042. [ Links ]

39. Bianchi GP, Marchesini G, Fabbri A y cols. Vegetable versus animal protein diet in cirrhotic patients with chronic encephalopathy. A randomized cross-over comparison. J Intern Med 1993; 233:385-392. [ Links ] 40. Chang WK, Chao YC, Tang HS y cols. Effects of extra carbohydrate supplementation in the late evening on energy expenditure and substrate oxidation in patients with liver cirrhosis. J Parent Enteral Nutr 1997; 21:96-99. [ Links ]

orlistat tiempo de accion

actos solemnes en el codigo civil

en donde puedo comprar orlistat

Cualquier estado depurativo lleva a veces a la aparición de “crisis curativas“, lo que indica que en el cuerpo se están produciendo cambios. Hay señales que nos avisan de la marcha del proceso: • La lengua se cubre de una saburra espesa, dependiendo de la composición de los residuos que se eliminan. Cuando vuelve a su color rosada y la saburra es blanca y fina es señal de que la depuración ha finalizado.

El aliento es fuerte o maloliente. Cuando finaliza el proceso, vuelve a ser fresco y limpio. • La orina es oscura y espesa, con olor fuerte. Al final de la depuración, vuelve a ser clara.

Los excrementos son más oscuros, espesos y cuantiosos, volviendo a su color y textura cuando finaliza la depuración. Con el ayuno, los excrementos no aumentan, pero si hay al menos una evacuación diaria, lo que indica que había residuos acumulados. Las crisis pueden ir acompañadas de síntomas como:

Dolor o jaqueca, que hace que se busque calor, calma y haya un rechazo a los alimentos… • Fiebre, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la circulación sanguínea y una respiración más intensa. Dado que la fiebre realiza una función de defensa, conviene mantenerla controlada, con la aplicación de paños fríos, fricciones en la espalda o baños de agua fría.

Reducción de la función muscular, sensorial y digestiva. La intensidad de la misma dependerá del grado de toxemia. Otros síntomas frecuentes son: sudoración, aumento de mucosidad, secreciones, forúnculos, etc.

Durante la desintoxicación se deben: • Consumir alimentos naturales.
• Consumir fruta en el desayuno, comida y cena.
Cocinar los alimentos al vapor, hervidos o a la plancha.
Eliminar los productos refinados, la carne roja y los productos lácteos y sus derivados.
No consumir bebidas alcohólicas, excitantes, etc.
• No tomar alimentos fritos, precocinados, etc.
• Tomar algún caldo depurativo fuera de las comidas.
• Reducir la cantidad de alimentos a comer.
Evitar situaciones de estrés.
Mantener una higiene externa e interna adecuadas.
• Realizar una actividad física conforme con nuestras necesidades.
Dormir un mínimo de horas para tener un sueño reparador.
Beber agua filtrada o embotellada.

JOSEP MASDEU BRUFAL
Naturópata Es una Guía estupenda para proteger al Hígado. El Naturópata J. Masdeu desarrolla muy bien el Tema. Si puede decirnos u otra persona, que plantas ayudan a desintoxicar el hígado, y sobre todo cuando la Bilirrubina está en un vaivén que trae debilidad para las tareas insignificantes, malestares, coloración mustia amarillosa de la piel. Asimismo para hígado graso, que tomar, aparte de ejercicio y comidas sanas. He encontrado que el Silimarín es excelente, alivia. Gracias y enhorabuena.

Que capsulas hay para la ictericia Alimentos Adecuados
Cereales integrales: aportan hidratos de carbono complejos y vitaminas del grupo B, elementos necesarios para el buen funcionamiento del hígado. Además, los H. C. que contiene constituyen el nutriente que con mayor facilidad metabolizará un hígado enfermo.
Frutas: son ricas en azúcares de fácil asimilación y vitaminas antioxidantes que favorecen el funcionamiento hepático y evitan la retención de líquidos.
Verduras: siempre que sea posible se deben tomar crudas o cocinadas con poca sal. Aportan potasio y otros minerales necesarios en caso de trastornos hepáticos.
Uvas: además de aportar azúcares naturales y vitaminas antioxidantes activan la función desintoxicadora del hígado y estimulan la producción de bilis. Asimismo, facilitan el retorno de la sangre del aparato digestivo al hígado con lo que disminuye la hipertensión portal que suele producirse como consecuencia de la cirrosis.
Manzanas: facilita el vaciamiento de la bilis y la descongestión hepática. Y poseen abundante fibra.
Ciruelas: evitan el estreñimiento y favorecen la eliminación de desechos orgánicos. Son bajas en sodio, grasas y proteínas. Facilitan el trabajo hepático.
Cerezas: son antioxidantes y depurativas de la sangre lo que facilita el trabajo hepático.
Nísperos: contienen provitamina A y minerales. Son descongestionantes y pueden reducir el tamaño del hígado cuando éste es debido a un cúmulo de sangre (hepatomegalia congestiva).
Alcachofas: por su contenido en cinarina y otras sustancias potencian la función hepática, desintoxican y facilitan la eliminación de sustancias nocivas. Aumentan la secreción de bilis y mejoran su vaciamiento al intestino. Alivian el mal gusto de boca y las digestiones pesadas debidas al mal funcionamiento hepático.
Cardo: contiene también cinarina lo que estimula la producción de bilis, descongestiona el hígado y facilita su buen funcionamiento.
Cebollas: gracias a su aceite esencial sulfurado estimulan la función desintoxicadora del hígado.
Rábanos: su esencia sulfurada de sabor picante estimula la función hepática y aumentan la producción de bilis haciéndola mas fluida y facilitando su vaciamiento.
Lecitina: contiene colina, un factor vitamínico indispensable para el metabolismo hepático y para evitar que se deposite grasa en el hígado.
Aceite de oliva: en cantidades moderadas favorece el buen funcionamiento hepático.
Fresas: mejoran la circulación venosa del sistema portal hepático y contribuyen a reducir la ascitis.
Achicoria, escarola y endivia: contienen una sustancia amarga que facilita el vaciamiento de la vesícula.
Berenjena: es un tónico digestivo que activa de forma suave la función de la vesícula.
Complementos
El Cocu: Planta que se utiliza con fines medicinales naturales principalmente contra la HEPATITIS mal curada, para CANCER EN EL HIGADO, para CIRROSIS HEPATICA
S-Adenosil metionina (SAM). Es un metabolito del aminoácido estándar L-metionina que mejora de forma notable el metabolismo del hígado. Algunas investigaciones han dejado patente su eficacia en los casos de hepatitis y cirrosis, además de actuar como antiinflamatorio.
Glutamina. Tiene capacidad para inhibir la acumulación de grasas en el hígado.
Colina. Actúa de forma muy efectiva eliminando y evitando la acumulación de grasa en el hígado.
Vitamina C. Actúa como antioxidante y produce acción antiinflamatoria.
Azufre. Además de los efectos neutralizadores de los radicales libres y como sustancia que ayuda a eliminar los metales pesados, el azufre desintoxica el organismo, especialmente a través del hígado. La alicina del ajo -una de sus sustancias activas- es un compuesto azufrado y aunque es muy inestable su degradación no la inutiliza ya que se convierte en otros compuestos azufrados activos.
Ácido alfa lipoico. Este antioxidante protege al hígado del daño debido a las toxinas.
N-Acetil l-cisteina: Forma potente del aminoácido L-cisteína, aumenta la producción de glutation compuesto antioxidante y desintoxicante).
Cardo mariano. Se ha comprobado que la silimarina, el principio activo de esta hierba, previene la toxicidad y estimula la función hepática. La ingesta de silimarina produce un incremento sustancial en los niveles de glutation en el hígado. Por su contenido en tiramina puede desencadenar crisis hipertensivas en pacientes que estén siguiendo un tratamiento antidepresivo con IMAOs.
Plan depurativo de 7 días

. Comer cada día una ensalada de zanahorias.
Ralla con la parte más fina del rallador una taza de zanahorias bien lavadas y rascadas. Alíñala con una cucharada de aceite de oliva virgen y una cucharada de zumo de limón recién exprimido.
Hay que comer esta ensalada cada día durante 7 días. . Toma dos tazas de caldo vegetal.
Ingredientes: 2 tazas de judías verdes cortadas, 2 tazas de calabacín, 3 hojas de apio, 1 cucharada de mantequilla sin sal, 3 cucharadas de perejil triturado.
Preparación: cortar las verduras a trozos y poner a hervir hasta que las verduras estén tiernas y luego pasar la batidora. El caldo debe quedar espeso. Añadir la mantequilla y el perejil triturado. Condimentar con jengibre, pimienta de cayena, hierbas aromáticas y ajo.

. Bebe dos vasos de zumo verde cada día
Hacer una taza de zumo de verduras licuando una verdura cualquiera (espinacas, perejil, hojas verdes de col o de lechuga, calabacín…). Mezclar a partes iguales este zumo verde con otro de sabor más suave como zumo de zanahorias, manzana, tomate o piña. Este zumo como contiene mucha clorofila tiene propiedades depurativas para la sangre y el cuerpo en general. Pero los zumos verdes no deben tomarse nunca solos y concentrados porque resultan demasiado fuertes y pueden irritar la garganta. . Bebe 1 vaso de zumo de remolacha
Los dos primeros días se toma un vaso pequeño y luego se va aumentando gradualmente la dosis hasta llegar a tomar un vaso de unos 100 ml. Si se empieza desde el primer día tomando una cantidad grande el organismo se desintoxica demasiado rápidamente y no es bueno.

. Tomar cardo cada día
El cardo contiene una de las más potentes sustancias depurativas y protectoras del hígado. Se trata de la similarina, una sustancia que estimula la función hepática e inhibe los factores nocivos del hígado. Esta sustancia previene los daños provocados por los radicales libres gracias a sus propiedades antioxidantes. . Evita todo tipo de bebida alcohólica

. Evita los alimentos dulces y especiados. Descripción: La bilirrubina es un pigmento biliar de color amarillo rojizo que resulta de la degradación de la hemoglobina. En las personas sanas se producen aproximadamente 250 mg diarios de bilirrubina que son excretados en su mayor parte por las heces.
La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y las mucosas debido al aumento de la concentración de la bilirrubina en la sangre.
REMEDIOS NATURALES
Cuando se produce ictericia tome tres tacitas de Eufrasia (Euphrasia officinalis L.), prepare una infusión con media cucharada de planta en una taza con agua hirviendo y tómesela después de un reposo de 20 minutos.
También pueden ser útil las tisanas de Genciana amarga (Genciana lutea L.). Hacer una infusión de la planta entera dejándola reposar 20 minutos. Tomar 3 tacitas al día.
El zumo de limón en ayunas ayuda a limpiar el hígado, su consumo todos los días puede ayudar a bajar los niveles de bilirrubina.
Para evitar los vómitos se puede preparar una infusión de Manzanilla (Matricaria chamomilla L.) con Jengibre (Zingiber officinale R.).
Prepare una ensalada de hojas de Diente de León (Taraxacum officinale W.) con aceite de oliva de primera presión en frió.
Oligoterapia:
Tomar suplementos de Vitamina C para fortificar el sistema inmunológico, 1000 mg diarios es la dosis recomendada.
Para proteger el hígado se puede consumir estos aminoácidos, que se encuentran en farmacias o en herbolarios, Glutation, L-cisteína y L-metionina a razón de 500 mg diarios. Precaución: No se deben tomar con leche, porque se dificulta su absorción.
Es recomendable tomar 60 mg diarios de Coenzima Q10 para aumentar la oxigenación celular. También es útil tomar 1.200 mg de Lecitina de soja, tres veces al día, para proteger las células hepáticas.
Alimentos recomendados:

Frutas
Verduras
Hortalizas
Cereales integrales
Pastas integrales
Frutos secos
Melazas de cereales
Aceites de primera presión en frío
Pescado azul Huevos
Lácteos y derivados
Fritos
Comidas grasas y procesadas
Azúcar refinada
Embutidos
Carnes rojas
Carnes blancas
Embutidos
Oligoterapia, vitaminas y minerales:
Complejo vitamínico B
Vitamina B6
Vitamina C
Vitamina E
Glutation
L-cisteína
L-metionina
Coenzima Q10
Comprimidos de Lecitina
Consejos:
Es de vital importancia que conozca las causas del aumento anormal de la bilirrubina, por esto es necesario que acuda a un especialista para que determine qué función corporal no está trabajando bien. De modo que se pueda hacer un tratamiento efectivo.
Es muy bueno consumir mucho líquido para limpiar el organismo de sustancias nocivas y para facilitar la eliminación de toxinas.

Hola muy interesante y educativo su comentario. Pero tengo la duda de que recomienda las vitaminas del complejo B y la licitina. Y después en la lista de los alimentos prohibido las incluye.
Por favor acláreme ese punto
Gracias por su amabilidad. He revisado el artículo y no he visto lo de los alimentos prohibidos, pero de toda forma tanto las vitaminas del grupo B como la lecitina son buenas para el hígado.

Doctor ya viejos conocidos, de nuevo acudo a una recomendacion suya, que las anteriores han sido de utilidad. por eso abuso de su confianza para preguntarle algo relacionado con el higado.- soy diabetico, pero ahora me estoy manchando en mi cara y manos; no recuerdo como se le llama a esa enfermedad. pero me nacio hace un par de meses. yo le queria consultar que me esta pasando o que deberia de hacer para evitarlo.- ojala como siempre amablemente lo hace me recomiende algo, gracias y lo saludo tambien en facebook. La diabetes y el cuidado de la piel. Cómo puede el paciente diabético prevenir problemas de la piel
La diabetes es una enfermedad inmisericorde, pues además de dañar riñones, corazón, ojos, nervios y vasos sanguíneos, afecta nuestra piel. Por esta razón, el paciente diabético debe ser muy cuidadoso con su piel, para prevenir así futuros problemas dermatológicos.
Se estima que un tercio de las personas diabéticas padecerán en algún momento de sus vidas, un problema dermatológico provocado por esta enfermedad. De hecho, el primer indicio de que una persona tiene diabetes, suele ser la presencia de problemas en la piel relacionados con hongos, úlceras crónicas, infecciones en tejidos blandos, y gangrena, en los casos más severos.
Cómo prevenir problemas dermatológicos en el paciente diabético?
Estos son algunos consejos que deben seguir las personas con Diabetes, para evitar problemas relacionados con la piel.
•Mantenga su diabetes bajo control. Las personas con niveles altos de glucosa en la sangre suelen tener la piel seca y una menor capacidad para luchar contra las bacterias dañinas. Ambos problemas aumentan el riesgo de contraer infecciones.
•Mantenga la piel limpia y seca. Utilice talco en las áreas donde la piel toma contacto con la piel, como por ejemplo, en las axilas y la ingle.
•Evite las duchas o baños muy calientes. Si tiene la piel seca, no utilice baños de burbujas. Los jabones humectantes pueden ser de ayuda. Luego, utilice una crema emoliente de aceite en agua para la piel. No utilice lociones entre los dedos de los pies. En esa zona, la humectación extra puede fomentar la formación de hongos.
•Evite tener la piel seca, huméctela para evitar que se agriete, especialmente cuando el clima es frío o ventoso. Si la piel está seca o pica, uno se rasca y puede lastimarse y provocar una infección.
•Durante los meses de clima frío y seco, mantenga su casa más húmeda. De ser posible, báñese con menor frecuencia durante esos meses
•Use un champú suave. No utilice desodorante íntimo en aerosol para higiene femenina.
•Trate cualquier herida en cuanto aparezca. Lave los pequeños cortes con agua y jabón. No use antiséptico mercurocromo, ni alcohol ni yodo para limpiar la piel, ya que son sustancias demasiado fuertes. Use una pomada o crema con antibiótico solamente si su médico lo autoriza. Cubra las heridas pequeñas con gasa estéril. Consulte inmediatamente con un médico si tiene una herida cortante, quemadura o infección grave.
•Cuide mucho sus pies. Todos los días controle que no aparezcan llagas ni heridas. Use zapatos de horma ancha y de taco bajo que le queden bien. Antes de ponerse los zapatos, verifique que no haya objetos extraños dentro de ellos.
•Consulte con un dermatólogo los problemas que se le presenten relacionados con la piel, si no puede resolverlos por su cuenta.

Hola doctor, es la primera consulta que le hago. Verá tengo hipotiropidismo, y hace 8 años tuve tres anginas de pecho por dislipemia familiar, así que desde entonces a dieta pero imposible de bajar de peso, parece ser que tengo la tiroides gandula, también han encontrado nódulos pero bien, y hace dos años me han operado de cáncer de cólon, tomo bastante medicación la verdad, así que un estimulador para la tiroides no me lo pueden dar debido al cáncer que he padecido, así pués estoy estancada.
Por favor me puede ayudar? soy aficionada a los remedios naturales y las Hierbas, medicina ortomolecular, homeopatia etc. es importante que baje estos kilos que me sobran ya que ahora me han ceretado Bisoprolol, y que aún no he empezado hasta que me llamen para pruebas cardiológicas,
la verdad que añadir más química a mi cuerpo ya no puedo más y me entristece mucho, así pues le ruego que si de alguna manera me puede ayudar que quedaría muy agradecida.
Un atento saludo,
Rosa María Tengo 58 años, mido 1,57 y peso 73 kilos

Hola Rosa María, el cuadro que me planteas es lo suficiente importante como para ir con mucho cuidado con los mensajes que pueda decirte.
Se que puede resultar difícil y más en ciertos momentos, pero una actitud positiva ante la vida es fundamental, seguidamente no debes cambiar el o los tratamientos que estés siguiendo, cualquier otro tratamiento será complementario.
La acupuntura funciona como un excelente complemento para los tratamientos a pacientes con hipotiroidismo. Si bien no permite la recuperación total de la enfermedad, sí puede mejorar la calidad de vida de la persona a través de la regulación en el funcionamiento de la tiroides.Deberías consulta con un buen profesional de tu zona y consultarle si en tu caso puede ser factible.
Lamento no poder ayudarte más efectivamente pero algún consejo puede contradecir los tratamientos que sigues, cosa que podría ser perjudicial, de todas formas quedo a tu disposición. Todos los comentarios y sugerencias son bienvenidas y quedan reflejadas para que otros tambien puedan leerlas y aplicarlas.

Es innegable que una dieta a base de vegetales, legumbres, frutas y cereales es lo más recomendable; Pero más importante es como combinamos los alimentos y cuanto tiempo le damos de una digestión a otra para comer un alimento diferente, así evitar flatulencia, indigestión, espesura en la sangre, acidez, etc. Tu lo lo has dicho muy claro, lo que debemos hacer desde nuestra posición es inculcar estos principios para que sean conscientes de su importancia.

Doctor este blog me parece muy interesante diria demasiado interesante es mi primera consulta y le digo lo sigueinte, e investigado demasiado desde que se me detecto un sindrome que es llamado “sindrome de gilbert” es supremamente molesto por la ictericia que se preseta en los ojos y ahora en la piel pero no quiero que se me siga regando por el resto del cuerpo, e acudido a demasiados doctores y todos me dicen lo mismo que es gilbert que aveces se me van a colocar los ojos asi y que siga normal, pero esto no es solo los ojos cambia estado de animo, cansancio, aveces desconcentracion en fin son muchos los sintomas y ahora siempre mis ojos estan de ese color o bueno hay dias que baja pero no mucho la mayoria de veces estan asi, quisiera volverlos a tener como antes, desde que se me complico el gilbert, como me cansaba con facilidad ya no acisti al gimnasio cambie de habitos alimenticios mas sanos aun que perdi mucho peso, antes tomaba mucho alcohol y ahora solo en reuniones especiales y mejore en algo muy minimo casi nada hay muchos sitios en donde e investigado y dicen que puedo comer y que no puedo comer, que no puedo mezclar ciertos alimentos, pero en otros me dicen lo contrario, alfin no se doctor por que hay diferentes opiniones le ruego Doctor que me ayude, para ver que se puede hacer respecto a esto por que la verdad es muy complicado estar asi, quisiera mejorar y seguir mi vida normal.
Le pido a usted Doctor muy comedidamente que me diera sus recomendaciones sus consejos sobre este tema que comer al desayuno, al almuerzo, ala comida y que es lo que debo evitar, si existe alguna medicina para bajar la ictericia totalmente por que un doctor me recomendo cardo mariano y lo e tomado pero no se hasta que tiempo tomarlo o si tomarlo por toda la vida o si existe algo mejor que esta medicina.
cordial saludo Doctor.
att: Camilo La aparición de color amarillento en la piel es un síntoma que indica algún problema en el hígado. El primer pensamiento de quienes descubren esta pigmentación en su cuerpo es para la hepatitis, sin embargo hay varias patologías que presentan esta señal de alerta y que no tienen ninguna importancia. Una de las más frecuentes, pero totalmente benigna es el Síndrome de Gilbert. Esta alteración que afecta a entre el 5 y el 7 por ciento de la población. La bilirrubina es una sustancia que se produce cuando los glóbulos rojos envejecen y son procesados por el hígado. Este producto es depositado en los intestinos para que pueda ser evacuado del cuerpo a través de la materia fecal. Si la bilirrubina se eleva el hígado no puede procesar esta sustancia tan rápidamente como sería necesario, por lo que parte de este producto es absorbido por la piel y los tejidos, que adquieren un color amarillo llamado ictericia.
Uno de los responsables de esta afección es el gen UGT1. Se ha demostrado que este gen tiene una pequeña mutación que es la responsable de que la enzima no conjugue bien a la bilirrubina. Sin embargo, aunque esta alteración es fundamental no es la única responsable del síndrome. El Síndrome de Gilbert no tiene ninguna implicación, es totalmente benigno. A los pacientes les preocupa mucho y llegan al médico un poco ansiosos y angustiados, pero es algo sin importancia, sin complicaciones posteriores. Ni produce daño hepático, ni cirrosis ni nada por el estilo. Tampoco es necesario vacunarse específicamente contra la hepatitis, ya que estas personas tienen el mismo riesgo o los mismos problemas que cualquier otro individuo. No hay que recomendarles nada especial.
Esta alteración es hereditaria y por lo general no presenta síntomas, aunque la ictericia puede aparecer en condiciones de esfuerzo excesivo, estrés, ayuno, cuando hay infecciones o tras la ingesta de algunos medicamentos, ya que la concentración de bilirrubina en la sangre aumenta en estas situaciones. La fatiga es otro de los indicios que puede señalar la presencia del síndrome. El problema de esta enfermedad es que es asintomática y a veces pasa desapercibida hasta que se presenta una ictericia. Muchas veces sólo aparece cuando una persona tiene 30 o 40 años y acude al médico por un problema de hiperbilirrubilemia (bilirrubina alta en la sangre).
Entonces se demuestra que es bilirrubina indirecta y se llega al diagnóstico del Síndrome de Gilbert. Pero habitualmente se diagnostica en la fase de la adolescencia y adulto joven. El aspecto estético y el miedo a padecer alguna enfermedad importante relacionada con el hígado son los principales motivos de consulta sobre este síndrome. No existe ningún tipo de tratamiento y tampoco hay forma de prevención comprobada. Lo único que se advierte a los enfermos es que si están tomando algún tipo de medicamento o tienen fiebre pueden notar un aumento del color amarillo.
No existen complicaciones conocidas.

orlistat presentacion y precio

Los médicos y terapeutas saben que el ejercicio puede mejorar su salud y aptitud física sin lesionar las articulaciones. La actividad física moderada y habitual ayuda a: • fortalecer los músculos y huesos

• aumentar la flexibilidad y la energía • mejorar la sensación de bienestar general

Puede trabajar con su equipo de asistencia médica para determinar la mejor combinación de ejercicio, actividad y descanso para su afección. La intensidad y frecuencia de los ejercicios,la actividad y el descanso, se basarán en que tan activa es su enfermedad. Es importante que aprenda a adaptar sus actividades para lograr el mejor estado de salud física. Cuando una articulación está caliente, adolorida e hinchada, el descanso ayudará a disminuir la inflamación de la articulación. Su médico o fisioterapeuta puede guiarle sobre la cantidad y el tipo de descanso que necesita. Usted aún debe ocuparse de la movilidad de las articulaciones realizando ejercicios de amplitud de movimiento e isométricos para la fortaleza muscular. Los ejercicios de amplitud de movimiento ayudan a mantener la movilidad de las articulaciones y usualmente se realizan sin peso. Debe mover las articulaciones a lo largo de toda la amplitud de movimiento, prestando especial atención al final del movimiento, donde la movilidad podría perderse primero. Los ejercicios isométricos le pueden ayudar a mantener fuertes los músculos sin mover las articulaciones. Su médico o fisioterapeuta puede enseñarle la manera adecuada de realizar estos ejercicios. Como estos ejercicios no implican movimiento de las articulaciones, se pueden hacer cómodamente incluso cuando la inflamación está presente. Por lo general, puede continuar con ejercicios acuáticos durante los períodos de agudización, porque la flotación del agua ayuda a proteger las articulaciones y facilita los movimientos.

Cuando los síntomas estén bajo control, deberá reanudar gradualmente un programa completo de ejercicios que incluya ejercicios aeróbicos, ya que el ejercicio cardiovascular es importante para: Los programas de bajo impacto para mantenerse en forma, como caminar o montar en una bicicleta fija, son por lo común buenas opciones. Hable con su médico o fisioterapeuta sobre elprograma adecuado para usted.

¿CUÁNDO CONVIENE RECURRIR A LA CIRUGÍA DE LAS ARTICULACIONES? Si siente dolor y de discapacidad a causa de un daño severo en las articulaciones, su médico podría sugerirle el reemplazo total de la articulación (llamado también artroplastia total dela articulación). El reemplazo de la articulación le puede ayudar a preservar su independencia.

Los cirujanos ortopédicos son quienes llevan a cabo estos procedimientos que implican el reemplazo de las partes dañadas de las articulaciones con componentes metálicos y plásticos.Los reemplazos totales de cadera y de rodilla son las artroplastias que se realizan con mayor frecuencia y con mejores resultados. La mayoría de las cirugías requiere rehabilitación postoperatoria para obtener el máximo beneficio de la nueva articulación. También pueden asignarle un programa de ejercicios antes de la cirugía para fortalecer los músculos. En general, los médicos indican un programa de medicamentos y terapia antes de sugerir el reemplazo de una articulación.

¿PUEDE LA DIETA AYUDAR A CONTROLAR LA AR? En la mayoría de personas que tienen de AR, no se ha logrado comprobar si cambios en la dieta pueden ser la causa o pueden aliviar los síntomas de la AR.

Sin embargo, es muy importante mantener una dieta saludable que incluya cantidades adecuadas de proteína y calcio. Durante los períodos de agudización de la artritis, puede perder apetito y peso. Durante estos períodos, es importante consumir suficientes calorías. Cuando la artritis esté menos activa o si toma corticosteroides, es importante que evite el aumento excesivo de peso. ¿PUEDE AYUDAR UN CLIMA DIFERENTE?

La artritis reumatoidea se presenta en todas las regiones del mundo, por lo tanto el clima no puede prevenirla, ni curarla. Muchas personas con AR observan que los cambios repentinos del clima o la presión barométrica tienden a agravar los síntomas de su artritis. Para la mayoríade los individuos, el mudarse a un clima diferente no representa una gran diferencia en la artritis que tienen como para justificar esa mudanza. ¿CÓMO PUEDE CONTROLAR MEJOR LA AR?

El sobrellevar AR, puede ser difícil. Como la AR puede ser impredecible, a menudo se caracteriza por dolor de larga duración o continuo, y puede afectar a tantas articulaciones que podría sufrir estrés emocional o depresión. Es normal experimentar estos tipos de sentimientos, pero éstos podrían interferir en el control de la enfermedad. Es importante que decida vivir cada día tan plenamente como le sea posible. Los medicamentos, el descanso y el ejercicio son la mejor combinación para el alivio de los síntomas, pero también es importante concentrarse en los aspectos positivos de la vida.

Es esencial que su familia y usted aprendan todo cuanto puedan sobre la enfermedad, y que hablen entre ustedes, con sus médicos y con otros profesionales de la salud que participan en su cuidado. Los profesionales de la salud mental pueden aconsejarle cómo sobrellevar y resolver problemas. Es primordial evitar que la enfermedad controle su vida. Usted podrá disfrutar de una vida productiva y plena, a pesar de la enfermedad, si sigue ciertas pautas como:

• buenas prácticas de salud • control del estrés emocional

• ayuda por parte de médicos especialistas en artritis Los AINE o fármacos antiinflamatorios no esteroides se utilizan para ayudar a aliviar el dolor y a combatir la inflamación que acompaña a la AR. Algunos AINE incluyen, la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, entre otros. Estos medicamentos por si solos no suelen constituir un tratamiento adecuado para la AR. La mayoría de los pacientes con AR también necesitan tomar medicamentos modificadores de la enfermedad o agentes biológicos. Los AINE y la aspirina pueden causar efectos secundarios, como dolor de estómago e incluso hemorragias. También se asocian a problemas cardiacos y daño hepático y renal en personas susceptibles. Si usted tiene de estos efectos secundarios, le podrían recetar otras medicinas. Hable con su médico sobre éstos y otros riesgos.

En la artritis reumatoidea, los analgésicos alivian el dolor, pero no tienen efecto sobre la inflamación producida por el daño articular. Entre estos medicamentos se incluyen: • acetaminófeno (Tylenol y otras marcas)

• medicamentos narcóticos contra el dolor • acetaminófeno con codeína

• propoxifeno (Darvon y otras marcas) Los medicamentos narcóticos contra el dolor no suelen recomendarse como monoterapia para el tratamiento prolongado de la AR, porque a menudo tienen efectos secundarios indeseables y pueden crear dependencia si se toman en exceso, sin mejorar la evolución de la enfermedad.

Los corticosteroides (cortisona, prednisona) pueden ayudar a aliviar los síntomas de la AR. Estos medicamentos están relacionados con el cortisol, una hormona natural que se encuentra en el cuerpo. Se pueden utilizar corticosteroides en bajas dosis juntamente con aspirina, AINE, fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) o agentes biológicos para controlar la inflamación articular. Muchos de los beneficios y efectos secundarios de los corticosteroides están directamente relacionados con la dosis administrada. El objetivo es encontrar la dosis efectiva más baja posible, para así, evitar tantos efectos secundarios y procurar el uso de los corticosteroides durante el menor tiempo posible. En general, los corticosteroides suelen administrarse en combinación con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad o con agentes biológicos y no deben considerarse la una única forma de tratamiento farmacológico contra la AR.

Algunos efectos secundarios de los corticosteroides incluyen: • osteoporosis (pérdida de masa del hueso)

La administración de corticosteroides durante períodos prolongados reduce o detiene la capacidad del cuerpo para producir corticosteroides naturales. Cuando es necesario reducir la dosis ingerida de corticosteroides, se requiere que el médico la reduzca lentamente (variación gradual), ya que es peligroso parar o disminuirla drásticamente o sin la supervisión médica. El cuerpo necesita tiempo para normalizar su producción natural de cortisol. Asimismo, podría ser necesario suplementar o incrementar la dosis en períodos de mucho estrés, como antes y después de una cirugía. Los corticosteroides pueden inyectarse directamente en las articulaciones afectadas. Tales tratamientos pueden reducir la inflamación en las articulaciones hinchadas o dolorosas, o los períodos frecuentes de agudización. Como su efecto es local, la inyección directa en la articulación controla temporalmente la inflamación y evita la mayoría de los efectos secundarios indeseables que aparecen con el uso diario de comprimidos de corticosteroides.

se puede tomar orlistat y metformina al mismo tiempo

Las células de la leucemia son células anormales que no pueden hacer lo que hacen las células normales. Estas células no pueden ayudar al cuerpo a combatir infecciones. Por esta razón, las personas con leucemia, sufren infecciones y tienen fiebre a menudo.

Además, las personas con leucemia suelen tener menos cantidad de glóbulos rojos y plaquetas de lo normal. Como resultado, no hay suficientes glóbulos rojos para transportar oxígeno por el cuerpo. En este estado, llamado anemia, los pacientes pueden tener un aspecto pálido y sentirse débiles y cansados. Sin suficientes plaquetas, los pacientes pueden sangrar y sufrir moretones fácilmente. Al igual que todas las células sanguíneas, las células de la leucemia viajan a través del cuerpo. Dependiendo del número de células anormales y donde estén estas células, los pacientes con leucemia pueden tener un número de síntomas mayor o menor.

En la leucemia aguda, los síntomas aparecen y empeoran rápidamente. Las personas con esta enfermedad suelen acudir a su médico porque se sienten enfermos. En la leucemia crónica, los síntomas pueden no aparecer durante mucho tiempo. En este caso, cuando los síntomas aparecen, generalmente son ligeros al principio y empeoran gradualmente. Los médicos a menudo descubren la leucemia crónica durante un chequeo de rutina, antes de que se muestren síntomas.

Estos son algunos de los síntomas comunes de leucemia son:

  • Fiebre, escalofríos y otros síntomas parecidos a los de la gripe
  • La debilidad y la fatiga
  • Infecciones frecuentes
  • Pérdida de apetito y/o pérdida de peso
  • Inflamación o sensibilidad de los ganglios linfáticos, el hígado o el bazo
  • Fácil sangrado o moretones
  • Pequeños puntos rojos, llamados petequias, debajo de la piel
  • Inflamación o sangrado de las encías
  • Sudoración, especialmente en la noche
  • Dolor en las articulaciones.

En los casos de leucemia aguda, las células anormales pueden acumularse en el cerebro o la médula espinal, también llamado sistema nervioso central. El resultado puede ser dolor de cabeza, vómitos, confusión, pérdida del control muscular y convulsiones. Las células de leucemia también pueden acumularse en las gónadas y causar inflamación. Además, algunos pacientes desarrollan úlceras en los ojos o en la piel. La leucemia también puede afectar al sistema digestivo, los riñones, los pulmones u otras partes del cuerpo. En la leucemia crónica, las células sanguíneas anormales pueden acumularse gradualmente en varias partes del cuerpo. La leucemia crónica puede afectar a la piel, al sistema nervioso central, al tracto digestivo, a los riñones y las gónadas.

La lista de los principales síntomas de la leucemia, obtenidos de varias fuentes, incluyen: A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la leucemia. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.

  • Enfermedad periodontal, caries.
  • Necrosis por radioterapia y quimioterapia en pacientes con neoplasias.

- Mc Dowell JD, Kassebaum DK, Diagnosing and treating halitosis. J Am Dent Assoc 1993; 124: 55-64.

La inflamación del hígado provocada por virus como el de la hepatitis puede derivar en fibrosis hepática.

Las enfermedades crónicas del hígado que cursan con un proceso inflamatorio durante un tiempo prolongado producen una acumulación progresiva de fibras de colágeno en este órgano a la que se conoce como fibrosis. Esta fibrosis no es otra cosa que el proceso de cicatrización que sustituye las células hepáticas que han resultado dañadas.

La evolución de la fibrosis hepática altera la estructura del hígado, haciendo que aparezcan trastornos de la circulación y desembocando en el desarrollo de varices esofágicas, retención de agua, edemas y ascitis (acumulación de líquido en el abdomen). El estado final de esta condición es la cirrosis hepática la cual, a su vez, puede desembocar en un hepatocarcinoma o cáncer de hígado. ¿Cómo evoluciona la fibrosis?

Vamos a empezar explicando que la fibrosis no evoluciona a la misma velocidad en todas las personas y que, de hecho, en algunas personas con hepatitis B o C esta permanece estable. Dicho esto, debemos mencionar que existen algunos factores que pueden hacer que la enfermedad evolucione más rápidamente: - Depresión del sistema inmunitario (coinfección con VIH o consumo de fármacos inmunosupresores).

- Resistencia a la insulina. Por lo general, durante las primeras etapas de la enfermedad el hígado suele funcionar bastante bien de forma que pocas personas experimentan síntomas. Sin embargo, a medida que avanza la inflamación, aumentan las lesiones y se empieza a acumular el tejido cicatrizado, las funciones metabólicas del hígado comienzan a alterarse. Si la enfermedad continúa avanzando, irremediablemente desembocará en cirrosis, un estado en el que el hígado está repleto de cicatrices que no permiten el flujo sanguíneo y que impiden el correcto funcionamiento del órgano. Aquí, es normal experimentar síntomas como fatiga, pérdida de apetito, vómitos, dolor e hinchazón abdominal, etc.

¿Cómo se diagnostica la fibrosis hepática? Como comentábamos en el epígrafe anterior, debido a la falta de síntomas en sus primeras etapas, la fibrosis hepática puede ser difícil de diagnosticar. Sin embargo, un análisis de sangre puede mostrar indicios de que existe este problema, lo cual llevará al especialista a realizar una biopsia de hígado que permitirá evaluar la extensión de las lesiones y establecer un grado de fibrosis.

Además, de forma habitual, se realizan pruebas de elastografía hepática para medir la elasticidad del tejido hepático. Esta técnica evita la necesidad de realizar una biopsia y permite que se inicie el tratamiento de forma temprana. ¿Qué estadios atraviesa la enfermedad?

A la hora de establecer los diferentes grados de fibrosis, se utiliza una clasificación común con una escala que diferencia entre los estadios 0, 1, 2, 3 y 4. - Estadio 0. No se percibe fibrosis.

- Estadio 1. Existe una fibrosis muy leve. - Estadio 2. La fibrosis se extiende a áreas cercanas a la vena porta (la que lleva los nutrientes del intestino al hígado).

- Estadio 3. La fibrosis se extiende hacia áreas fuera de la vena porta. - Estadio 4. La fibrosis ha evolucionado a cirrosis.

¿Cómo se trata la fibrosis? Para detener la evolución de la fibrosis y evitar que esta desemboque en cirrosis, lo fundamental es eliminar las causas que han provocado la enfermedad (virus, alcohol, etc.). De esta forma, el hígado podrá regenerarse por sí mismo hasta el punto de revertir por completo la enfermedad.

Además, es importante que la persona con fibrosis mantenga una dieta saludable y equilibrada, evite el consumo de alcohol y drogas, haga ejercicio de forma regular, descanse correctamente y, por supuesto, tome correctamente los medicamentos que su hepatólogo le haya prescrito. La limpieza del hígado está diseñada para desintoxicar, eliminar y purgar el hígado de los depósitos, toxinas y piedras. La mayoría de los programas de limpieza del hígado también ayudan a la vesícula biliar a purgar toxinas.

El protocolo de limpieza del hígado consiste en seguir una dieta saludable y orgánica, y en beber una mezcla de hierbas orgánica durante 4 días para estimular el hígado y ablandar las piedras. En el día 5, debes tomar 6 onzas de aceite de oliva virgen orgánico crudo para inducir la depuración de toxinas y piedras del hígado. El Botiquín de limpieza del hígado incluye una botella de Livatrex, una botella de Oxy-Powder y una botella de Latero-Flora. Una botella de Livatrex es suficiente para un procedimiento de limpieza del hígado. Sin embargo, después de completar una limpieza de hígado, tendrá suficiente Oxy-Powder y Latero-Flora restantes para una segunda limpieza. Usted puede comprar una botella extra de Livatrex, que se ofrece como un complemento a un precio de descuento si desea realizar un segunda limpieza de hígado o compartir el botiquín con un amigo.

Limpiar tu cuerpo es la mejor manera de fomentar la buena salud y la mayoría de las personas mayores de 30 años deberían realizar una limpieza hepática de dos a tres veces al año. ¿En qué te ayuda una limpieza del hígado?

  • El 80% de todos los casos de toxicidad hepática son debidos a reacciones a medicamentos farmacológicos.
  • Se realizan unos 6.000 - 10.000 trasplantes de hígado anualmente en Estados Unidos.
  • 29 millones de estadounidenses padecen la enfermedad del hígado graso no alcohólico.
  • En EE.UU., cada año mueren casi 30.000 personas de cirrosis hepática.
  • La mala alimentación contribuye a la mayoría de los problemas en el hígado.
  • Un 90-100% de quienes toman grandes cantidades de alcohol desarrollan la enfermedad del hígado graso.
  • Más de 25 millones de personas en Estados Unidos tienen cálculos biliares.
  • Los cálculos biliares son más comunes en adultos con sobrepeso entre 35-55 años y afectan a más mujeres que hombres.
  • Cada año, se dan casi un millón de nuevos casos de enfermedad de cálculos biliares. La extirpación de la vesícula es el tratamiento más común.
  • Conoce el estado de tu hígado tomando esta prueba hepática de 2 minutos gratuita.
  • Apoya al hígado
  • Mejora la digestión
  • Ayuda a equilibrar los perfiles de lípidos
  • Aumenta la energía y la vitalidad
  • Te ayuda a sentirte más ligero y más saludable
  • Reduce la hinchazón y el gas
  • Estimula la memoria aguda y la cognición
  • "¡He perdido 10 libras! Livatrex ha demostrado ser eficaz sin causar ningún problema. Mi digestión ha mejorado y he perdido diez libras en seis semanas, sin cambios, salvo la toma de una dosis moderada de Livatrex. ¡Gracias! Me encanta este producto". †

Elizabeth D.

  • "¡Ha cambiado la vida de mi marido! Sado que yo realizo "limpiezas habituales" ayudé a mi escéptico marido a realizar su primera limpieza hepática. ¡Se quitó entre 300-400 piedras! Gracias Dr. Group por salvar el futuro de mi marido". † P. W.
  • "¡Livatrex es simple, rápido y eficaz! Me pareció que Livatrex es una manera sencilla, rápida y efectiva de limpiar el hígado. Me sorprendieron los resultados y aún más me sorprendió cómo ha cambiado mi vida. ¡Mis antojos de azúcar han desaparecido!" †

    Livatrex es un suplemento alimenticio esencial para cuidar la salud del hígado y la vesícula. El hígado es responsable de ayudar a la digestión, eliminar las impurezas de la sangre y neutralizar las toxinas. Mantener tu hígado limpio fomentar la buena salud en general.

    • Estimula y ayuda a purificar el hígado
    • Estimula la vesícula biliar
    • Apoya el flujo de la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar
    • Elaborado con hierbas cultivadas orgánicamente

    Oxy-Powder es un limpiador de colon a base de oxígeno que libera oxígeno libre y monoatómico en el tracto intestinal. Oxy-Powder es no tóxico y es seguro, eficaz y ayuda a derretir y oxidar el material compactado en el intestino delgado, el intestino grueso y el colon.

  • orlistat interaccion con anticonceptivos orales

    Respuesta a su pregunta de Salud Título: Hepatopatía congestiva o cirrosis cardiaca.

    Pregunta (formulada el 20 de Marzo del 2011): Tratamiento de la hepatopatía congestiva o cirrosis cardiaca

    No hay estudios prospectivos realizados al día de hoy para evaluar el tratamiento médico de la cirrosis cardíaca.
    Debido a que no hay datos que sugieran que la presencia de cirrosis cardíaca empeora la mortalidad o la morbilidad, el tratamiento va dirigido a la causa subyacente, aumento de la presión cardíaca derecha y la congestión venosa hepática.

    * El inicio del tratamiento en un entorno hospitalario, tanto para descartar la cardiopatía isquémica y para la administración de diuréticos IV.
    * En la mayoría de los casos, la diuresis es la piedra angular de la terapia médica inicial para el alivio sintomático.

    * Una vez que el paciente está euvolémico (euvolemia es el estado de normalidad en el volumen de líquidos corporales), beta-bloqueadores y los inhibidores ACE (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina ) se deberian agregar si la causa subyacente es la disfunción ventricular izquierda.
    * La espironolactona se debe considerar, especialmente si hay una fase 3 o 4 de la clasificación NYHA (New York Heart Association) de insuficiencia cardíaca.

    El tratamiento definitivo de la cirrosis cardíaca a veces requiere una intervención quirúrgica, sobre todo cuando la lesión estructural subyacente o anatómica sigue siendo sintomática a pesar del tratamiento médico máximo. Ejemplos de intervención quirúrgica son los siguientes:

    * La cirugía coronaria o angioplastia coronaria transluminal percutánea para la cardiopatía isquémica
    * Reparación de la válvula tricúspide o la sustitución de la insuficiencia tricúspide o estenosis tricúspide

    * Pericardiectomía (decorticación cardíaca) de la pericarditis constrictiva
    * La derivación peritoneovenosa no esta indicada para tratar la ascitis cardíaca

    * Derivación portosistémica intrahepática transyugular (TIPS). La derivación portosistémica intrahepática transyugular esta generalmente contraindicada debido al riesgo de descompensación aguda en el lado derecho por retorno venoso aumentado. Fava M, Meneses L, Loyola S, Castro P y Barahona F. en el 2007 informaron del uso de un procedimiento de TIPS en un paciente con cirrosis cardiaca después de trasplante de corazón que resultó con éxito

    * El trasplante cardíaco se puede considerar en fase terminal de miocardiopatía. La presencia de cirrosis cardíaca con fibrosis hepática significativa se considera una contraindicación para el trasplante.

    Aunque los criterios estándar de trasplante se aplican, varias advertencias deben ser consideradas. En primer lugar, la insuficiencia cardiaca derecha puede estar acompañada de hipertensión pulmonar significativa, lo que puede requerir trasplante combinado de corazón y pulmón.

    En segundo lugar, la función hepática sintética puede verse afectada, dando lugar a complicaciones hemorrágicas asociadas con el trasplante. Sin embargo, un estudio sobre la reversibilidad de la cirrosis cardíaca en pacientes sometidos a trasplante de corazón demostró que mejoró significativamente la función sintética en el plazo de 3 meses después de transplante

    La restricción de sodio es un componente fundamental de la gestión a largo plazo. El objetivo de la ingesta de sodio debe de ser inferior a 2 g / d. Un programa de ejercicio sensato es apropiado para la mayoría de los pacientes con cirrosis cardiaca después de un control médico de su insuficiencia cardíaca subyacente.

    Con pocas excepciones (por ejemplo, infarto agudo de miocardio del ventrículo derecho), la diuresis es la piedra angular de la gestión inicial de la cirrosis cardíaca. Como la cirrosis cardiaca es una complicación directa de la elevación de la presión venosa central, una diuresis eficaz debería mejorar las alteraciones hepáticas. La falta de mejoría debe motivar la búsqueda de enfermedad hepática primaria.

    Más allá de los diuréticos, el tratamiento médico debe estar dirigido a tratar la insuficiencia cardíaca subyacente y la corrección de la causa de la elevación de la presión cardíaca derecha. El tratamiento inicial de la cirrosis cardíaca por lo general requiere un diurético de asa (por ejemplo, furosemida). La espironolactona puede proporcionar la diuresis adicional a través de sus efectos antagonistas de la aldosterona.

    Por favor visite nuestra calculadora de Indice de Masa Corporal (IMC) para saber si tiene un peso equilibrado Por favor visite nuestra calculadora de Indice Metabolico Basal(IMB) para saber el numero de calorias que debe tomar

    Un estudio realizado en la Virginia Commonwealth University Medical Center, de Estados Unidos, presentado durante el congreso DDW-2009 muestra qué pasó en el estado del hígado en los pacientes después de cinco años de la cura de la hepatitis C con el tratamiento realizado utilizando interferón y ribavirina. Los resultados del estudio muestran que aquellos pacientes que responden al tratamiento consiguiendo la cura de la enfermedad logran mejorías impresionantes en el estado del hígado, incluso la desaparición de la cirrosis, según explica el Dr. Richard Sterling, uno de los coordinadores del estudio.

    Fueron incluidos en el estudio pacientes atendidos en el hospital desde el año de 1991 comparando el resultado de las biopsias realizadas cuando diagnosticados, con el resultado de biopsias realizadas años después. Un grupo de 230 pacientes fue acompañado durante cinco años, entre esos pacientes 41 se recusaron a recibir el tratamiento y 189 fueron tratados con interferón, pero no consiguieron respuesta con el tratamiento, permaneciendo infectados.

    Un segundo grupo era formado por 102 pacientes que lograron la cura de la enfermedad (respuesta sostenida) con el tratamiento utilizando el interferón. Entre los que consiguieron la cura de la enfermedad la biopsia inicial mostraba que 29% presentaban fibrosis portal, 52% presentaban fibrosis en puentes y, 19% se encontraban con cirrosis. Al se comparar el resultado de las biopsias realizadas cinco años antes con el estadio actual del hígado en el grupo que no obtuvo la cura con la biopsia de los pacientes que no aceptaron el tratamiento fue observado que no existía ninguna diferencia significante con relación a la progresión de la enfermedad, demostrando que el tratamiento fracasado no producía ningún beneficio con relación a la inflamación o al grado de fibrosis o cirrosis.

    Cuando comparadas biopsias realizadas antes del tratamiento con las realizadas cinco años después de obtener la cura en los 102 pacientes del segundo grupo fue observada una reducción significante en el grado de fibrosis: Concluyen los investigadores que los pacientes que logran la cura de la enfermedad utilizando el interferón convencional o el interferón pegilado, con o sin ribavirina, obtiene excelentes beneficios en el daño hepático.

    Con lo pasar de los años es emocionante verificar los beneficios que logra el paciente que cura la hepatitis C, comprobando por diversos estudios que el hígado posee un formidable poder de recuperación. Alerto para tener en cuenta que el hígado consigue se regenerar si no existen otros factores que permanezcan afectando su funcionamiento, esto es, si el paciente solamente ésta infectado con a hepatitis C y logra curar la enfermedad el hígado va a se regenerar lentamente, pero si existen otras enfermedades o condiciones que continúan a atacar el hígado, entonces el daño hepático va a continuar progresando.

    Hago el alerta porque es muy común que individuos que curan la hepatitis C me preguntan se pueden volver a ingerir bebidas alcohólicas, llevando como respuesta de mi parte que cada uno es dueño de su libre arbitrio y se suicida con el veneno que quiera, explicando a continuación que él logró eliminar el virus de la hepatitis, pero que eso no significa que el hígado quedó automáticamente libre de cualquier daño o deterioro. Los datos de esta investigación muestran que es posible regenerar el hígado, pero que se trata de un proceso lento, demorado, que en mucho va a depender de como el propio paciente ayuda para que esa regeneración pueda acontecer. ¡Nunca olviden qué alcohol, peso arriba del normal, diabetes, presión alta, otras hepatitis, HIV/SIDA, vida sedentaria, estrés, etc. etc., también afectan el hígado!
    No es posible una comparación exacta con la escala Metavir, pero aproximadamente una fibrosis portal podría se situar como una fibrosis F1 y una fibrosis en puentes podría se situar aproximadamente como una fibrosis F2 ó F3.

    sintomas de las pastillas orlistat

    478x324 En México, mueren de cirrosis hepática cerca de 30 mil personas al año. (Milenio) Maricarmen Rello 07/12/2013 05:48 AM

    Más allá del temor a una elevada multa o pasar la noche en el CURVA, un motivo más trascendente para evitar el abuso de bebidas alcohólicas es una de sus muchas repercusiones a la salud: “El consumo excesivo y prolongado de alcohol causa siete de cada diez casos de cirrosis hepática”, sostiene el director general del Hospital Civil de Guadalajara (HCG), Héctor Raúl Pérez Gómez. La cirrosis hepática es la consecuencia de diferentes enfermedades crónicas que afectan al hígado y modifican la estructura del tejido hepático. “Es definitivo que la cirrosis hepática se presenta con mayor frecuencia en el hombre por una razón: la principal causa que lo origina es el consumo excesivo y por periodos prolongados de alcohol, 70 por ciento de los casos en todo el mundo”, apunta el entrevistado.

    La segunda causa más frecuente de cirrosis hepática son las hepatitis virales C y B (20 por ciento), mientras que el hígado graso (acumulación de grasa en este órgano), otras infecciones y en menor medida otras causas como la cirrosis biliar primaria o acumulo de metales pesados constituyen el 10 por ciento restante de los casos. Desde el campo de su especialidad, la infectología, el directivo lidera una investigación sobre hepatitis virales y cirrosis hepática, que lo han llevado a seguir de cerca este trastorno.

    Pérez Gómez cita datos de la Dirección General de Información en Salud de la Secretaría de Salud (SSa): la cirrosis hepática es la sexta causa de mortalidad en México, produce cerca de 30 mil fallecimientos anuales; mientras que en Jalisco se reportaron 1,575 muertes por cirrosis hepática en 2011. Siete de cada diez muertes ocurren en varones y los otros tres en mujeres. El especialista indica que pasan años de evolución para llegar a producir cirrosis. En el caso del consumo abusivo de alcohol, varía en función de la susceptibilidad que tiene cada persona a esta sustancia. “Quienes la asimilan más lento, pueden consumir más alcohol para llegar a la embriaguez y esto aumenta la cantidad de ingesta y el consecuente daño a las células hepáticas”, señala.

    Sin embargo, comparando el mismo tiempo y cantidad de alcohol, las mujeres son más susceptibles que los varones a desarrollar esta patología en el hígado; lo que se asocia a factores genéticos, peso corporal y asimilación del etanol. La cirrosis hepática se evidencia por la presencia de fibrosis. En términos coloquiales ésta produce “una madeja de cicatrices en el interior del hígado que transforma su arquitectura”, ejemplifica, y paulatinamente avanza por diferentes estadíos. En las primeras etapas hay fibrosis pero el hígado es funcional, en las más avanzadas se presentan complicaciones que van deteriorando la funcionalidad de este órgano y del riñón.

    Héctor Raúl Pérez destaca que en los estadíos tempranos la cirrosis hepática no presenta ningún síntoma que pueda percibir la persona. Aparecen luego cansancio, pérdida de peso, deterioro cognitivo y sangrado de tubo digestivo (evidente en vómito o en evacuaciones de heces negruzcas). No hay dolor. La cirrosis hepática no es curable —salvo trasplante de hígado al que pocos tienen acceso y para el que no califican alcohólicos— sin embargo, se puede controlar con tratamiento médico, el éxito depende de la oportunidad del diagnóstico.

    Como prevención es importante frenar el abuso de alcohol y descubrir cualquier infección. Se estima que 1.2 por ciento de los mexicanos son portadores del virus de la hepatitis C y un alto porcentaje lo desconocen. También suele desestimarse la inflamación del hígado causada por la grasa, un trastorno que no debe considerarse ‘normal’ por la obesidad sino atenderse para evitar su evolución a cirrosis hepática. MÁS INFORMACIÓN

    Principales causas de cirrosis hepática Consumo excesivo de alcohol

    Hígado graso (asociado a obesidad y diabetes) Otras infecciones (hepatitis D)

    Enfermedades que afectan la producción o salida de la bilis del hígado Enfermedades metabólicas congénitas del hígado

    Toxicidad por fármacos u otros químicos Diagnóstico

    Un estudio de ecografía y exámenes de laboratorio Evitar el consumo de alcohol

    Moderar el consumo de sal de mesa (cloruro de sodio) Evitar el consumo de medicamentos o sustancias tóxicas para el hígado

    No tener prácticas sexuales de riesgo No compartir agujas o jeringas con otras personas

    Aplicar la vacuna contra la hepatitis B Si tiene alguna enfermedad hepática, estar atento para evitar su evolución a cirrosis hepática

    Enviado por marjhobarnard • 4 de Abril de 2016 • Ensayos • 523 Palabras (3 Páginas) • 85 Visitas Una de las características de la cirrosis hepática es el aumento en la producción y depósito del tejido colágeno. El hígado cirrótico contiene hasta seis veces las cantidades normales de colágena. Se incrementan fundamentalmente las colágenas del tipo I y III. La colágena de tipo I se localiza fundamentalmente en los depósitos densos, en las tríadas portales y en las bandas gruesas de tejido fibroso. La colágena tipo III se detecta sobre todo en las fibras de reticulina sintofílicas.

    Si bien la composición de los elementos de la respuesta fibrótica es similar en todos los casos, hay una gran heterogeneidad en la composición y distribución de la matriz dependiendo del agente etiológico. La fibrosis ocurre en un principio en las regiones en donde el daño es más severo, así por ejemplo en la enfermedad hepática por alcohol, el daño y la fibrosis ocurren inicialmente en la región perivenular mientras que en las hepatitis virales el daño y la fibrosis ocurren en la región periportal. La célula estelar hepática (anteriormente conocida como célula de Ito. Lipocito, célula almacenadora de grasa o célula perisinusoidal) es el elemento célular más importantes en el proceso de fibrosis hepática. La activación de las células endoteliales en que una célula rica en vitamina A se transforma en una célula altamente fibrogénica constituye el evento central de la fibrosis hepática. Los eventos tempranos de esta activación ocurre como consecuencia de una activación paracrina de mediadores (fibronectina, factor de transformación de crecimiento Beta, factores de transcripción, factor de crecimiento epidermal) a partir de las células vecinas que incluye cambios en el comportamiento celular tales como: proliferación, químiotaxis, fibrogénesis, contractibilidad, degradación de matriz, pérdida de retinoides y liberación de citosinas.

    Además del aumento en la síntesis del tejido colágeno en la cirrosis hepática, se producen cambios en la degradación de la colágena. La degradación de la matriz extracelular es un componente muy importante de la fibrosis hepática ya que en pacientes con enfermedad hepática crónica y fibrosis establecida hay necesidad de reabsorber el exceso de matriz, con el objetico de disminuir o de revertir la disfunción hepática. Se ha identificado una familia grande de metaloproteinasas de matriz (MMPs), que son enzimas dependientes del zinc que específicamente degradan colágena. Las metaloproteinasas inactivas pueden activarse a través de fraccionamiento proteolítico por plasma e inhibirse por fijación a inhibidores específicos conocidos como TIMPs. La mayoría de las metaloproteinasas se sintetizan por demanda y se secretan como enzimas no reactivas. Las células estelares hepáticas activas producen metaloproteinsas, que pueden destruir la matriz pericelular normal antes de que se deposite el tejido colágeno (remodelación). Se han descrito cinco categorías de metaloproteinasas basadas en la susceptibilidad de los subtatos: colagenasas intersticiales (MMPs1,-8-13), gelatinasas (MMPs-2.-9), stromelisinas (MMPs 3,-7- 10-11), tipo membranal (MMPs 14-15-16-17-24-25) y una metaloeslastasa (MMP-12). En cuanto a los inhibidores de las metaloproteinasas (TIMPs) se han identificado 4 diferentes tipos, los TIMP1 y TIMP 2 son los más prominentes y mejor estudiados. El TIMP 1 forma complejos de alta afinidad con las formas activas y latentes de MMP-2. Hay evidencias de que la alteración en la relación de la expresión MMP/TIMP es esencial para el desarrollo la fibrosis hepática. Las principales causas de la cirrosis son:

    478x324 La única cura es un trasplante, para el cual no califican los alcohólicos. (Milenio) 478x324 En México, mueren de cirrosis hepática cerca de 30 mil personas al año. (Milenio)

    Maricarmen Rello 07/12/2013 05:48 AM Más allá del temor a una elevada multa o pasar la noche en el CURVA, un motivo más trascendente para evitar el abuso de bebidas alcohólicas es una de sus muchas repercusiones a la salud: “El consumo excesivo y prolongado de alcohol causa siete de cada diez casos de cirrosis hepática”, sostiene el director general del Hospital Civil de Guadalajara (HCG), Héctor Raúl Pérez Gómez.

    La cirrosis hepática es la consecuencia de diferentes enfermedades crónicas que afectan al hígado y modifican la estructura del tejido hepático. “Es definitivo que la cirrosis hepática se presenta con mayor frecuencia en el hombre por una razón: la principal causa que lo origina es el consumo excesivo y por periodos prolongados de alcohol, 70 por ciento de los casos en todo el mundo”, apunta el entrevistado. La segunda causa más frecuente de cirrosis hepática son las hepatitis virales C y B (20 por ciento), mientras que el hígado graso (acumulación de grasa en este órgano), otras infecciones y en menor medida otras causas como la cirrosis biliar primaria o acumulo de metales pesados constituyen el 10 por ciento restante de los casos.

    Desde el campo de su especialidad, la infectología, el directivo lidera una investigación sobre hepatitis virales y cirrosis hepática, que lo han llevado a seguir de cerca este trastorno. Pérez Gómez cita datos de la Dirección General de Información en Salud de la Secretaría de Salud (SSa): la cirrosis hepática es la sexta causa de mortalidad en México, produce cerca de 30 mil fallecimientos anuales; mientras que en Jalisco se reportaron 1,575 muertes por cirrosis hepática en 2011. Siete de cada diez muertes ocurren en varones y los otros tres en mujeres.

    El especialista indica que pasan años de evolución para llegar a producir cirrosis. En el caso del consumo abusivo de alcohol, varía en función de la susceptibilidad que tiene cada persona a esta sustancia. “Quienes la asimilan más lento, pueden consumir más alcohol para llegar a la embriaguez y esto aumenta la cantidad de ingesta y el consecuente daño a las células hepáticas”, señala. Sin embargo, comparando el mismo tiempo y cantidad de alcohol, las mujeres son más susceptibles que los varones a desarrollar esta patología en el hígado; lo que se asocia a factores genéticos, peso corporal y asimilación del etanol.

    que precio tienen las pastillas orlistat

    • los vasos sanguíneos (vasculitis) Historial clínico y examen físico

    Para diagnosticar la AR, su médico tomará su historial clínico y le hará un examen físico. El médico buscará ciertas características de la AR, incluyendo: • hinchazón, calor y movilidad limitada de las articulaciones

    • nódulos o bultos bajo la piel • el patrón de las articulaciones afectadas

    Su médico también podría preguntarle si ha experimentado fatiga o una sensación general de rigidez, especialmente al levantarse por las mañanas, ya que estos dos síntomas están asociados con la AR. Análisis de sangre

    Su médico también podría recomendar que se practique algunos análisis de sangre. Ciertos análisis detectan la presencia de un anticuerpo llamado factor reumatoide, el que puede ser una señal de AR. Sin embargo, el factor reumatoide se halla también en muchas personas que no tienen de AR. Otras anomalías que se descubren a través de pruebas de laboratorio, incluyen la anemia y una elevada velocidad de sedimentación globular media (VSG) o proteína C reactiva (PCR), las cuales indican presencia de inflamación. Aunque estos análisis de sangre pueden ser útiles para establecer un diagnóstico, no hay una prueba única que pueda establecer o excluir un diagnóstico de AR.

    Aunque durante la primera etapa de la AR las radiografías suelen resultar normales, los daños articulares que pueden aparecer a medida que progresa la enfermedad, ayudan a confirmar el diagnóstico. Entre los resultados que suelen sugerir la presencia de AR se incluyen: • pérdida ósea en los márgenes de la articulación, llamadas erosiones

    • pérdida de cartílago articular Consulte con un reumatólogo siempre que haya dudas sobre el diagnóstico.

    En la actualidad, no existe cura para la AR y tal vez hasta que no se conozca una causa de la AR, probablemente no será posible erradicar la enfermedad por completo. Sin embargo, el tratamiento inmediato es crucial y en la actualidad existen tratamientos con medicamentos muy eficaces. Los métodos actuales de tratamiento se centran en:

    • detener o retrasar el daño articular • mejorar las funciones y el bienestar del paciente

    El programa de tratamiento será adaptado de acuerdo a sus necesidades teniendo en cuenta la gravedad de la artritis, si existieran otras afecciones clínicas y su propio estilo de vida. Su médico y otros miembros de su equipo de asistencia médica trabajarán en conjunto para encontrar el mejor programa de tratamiento para usted. Su equipo de asistencia médica

    El tratamiento de la AR a menudo requiere de trabajo en equipo, el cual beneficia al paciente, al unir la experiencia de profesionales de la salud de diferentes ramas. Un reumatólogo (médico especializado en artritis y otras enfermedades de los huesos, músculos y articulaciones) debería participar como líder del equipo de salud. El reumatólogo puede coordinar su cuidado con el médico de familia, con un médico especializado en medicina interna (un internista), o con otros profesionales de la salud que a menudo desempeñan papeles importantes para ayudarle a controlar la AR, incluyendo:

    ¿QUÉ MEDICAMENTOS SE UTILIZAN? Los medicamentos que se utilizan para tratar la AR se pueden dividir en dos grupos:

    • los que pueden aliviar los síntomas; y • los que pueden modificar la enfermedad.

    Su médico quizás le recomiende el uso de dos o más medicamentos en forma simultánea, cada uno de los cuales tendrá un propósito específico en el tratamiento de la AR. Algunos de estos medicamentos afectan el sistema inmunológico o tienen efectos secundarios, por lo que será de gran importancia una cuidadosa supervisión durante el tratamiento. Es necesario considerar que, aunque todos los medicamentos (incluso aquellos cuya venta no está restringida) tienen efectos secundarios, es necesario el tratamiento pronto de la AR, ya que si no se la trata puede causar problemas serios, como la destrucción de las articulaciones. Por lo tanto, las decisiones relacionadas con el tratamiento deben hacerse pensando también en los beneficios del tratamiento (alivio del dolor, prevención de la discapacidad) y los riesgos. Inclusive se debe analizar el costo de la utilización de ciertos tipos de fármacos.

    Llame a su médico, enfermero o farmacéutico si tiene alguna duda sobre sus medicamentos, o si piensa que éstos están produciéndole efectos secundarios o si es que no están actuando adecuadamente. Más información adelante. EJERCICIO, ACTIVIDAD Y DESCANSO: ¿CUÁNTO DEBE HACER?

    Los médicos y terapeutas saben que el ejercicio puede mejorar su salud y aptitud física sin lesionar las articulaciones. La actividad física moderada y habitual ayuda a: • fortalecer los músculos y huesos

    • aumentar la flexibilidad y la energía • mejorar la sensación de bienestar general

    Puede trabajar con su equipo de asistencia médica para determinar la mejor combinación de ejercicio, actividad y descanso para su afección. La intensidad y frecuencia de los ejercicios,la actividad y el descanso, se basarán en que tan activa es su enfermedad. Es importante que aprenda a adaptar sus actividades para lograr el mejor estado de salud física. Cuando una articulación está caliente, adolorida e hinchada, el descanso ayudará a disminuir la inflamación de la articulación. Su médico o fisioterapeuta puede guiarle sobre la cantidad y el tipo de descanso que necesita. Usted aún debe ocuparse de la movilidad de las articulaciones realizando ejercicios de amplitud de movimiento e isométricos para la fortaleza muscular. Los ejercicios de amplitud de movimiento ayudan a mantener la movilidad de las articulaciones y usualmente se realizan sin peso. Debe mover las articulaciones a lo largo de toda la amplitud de movimiento, prestando especial atención al final del movimiento, donde la movilidad podría perderse primero. Los ejercicios isométricos le pueden ayudar a mantener fuertes los músculos sin mover las articulaciones. Su médico o fisioterapeuta puede enseñarle la manera adecuada de realizar estos ejercicios. Como estos ejercicios no implican movimiento de las articulaciones, se pueden hacer cómodamente incluso cuando la inflamación está presente. Por lo general, puede continuar con ejercicios acuáticos durante los períodos de agudización, porque la flotación del agua ayuda a proteger las articulaciones y facilita los movimientos.

    efectos secundarios a largo plazo de la viagra