44. TAYLOR-ROBINSON SD, FOSTER GR, ARORA S, ET AL. Increase in primary liver cell cancer in the UK, 1979–1994. Lancet 1997;350:1142–3. 45. OKUDA K, FUJIMOTO I, HANAI A, et al. Changing incidence of hepatocellular carcinoma in Japan. Cancer Res 1987;47:4967–72.

46. ARROYO V, RODES J, GUTIERREZ LIZARRAGA MA, REVERT L. Prognostic value of spontaneous hyponatremia in cirrhosis con ascites. Am J Dig Dis 1976; 21:249-256 47. ANGELI P, WONG F, WATSON H, GINES P. Hyponatremia in cirrosis: results of a patient Population Survey. Hepatology 2006; 44: 1535-42

48. LAY CS, TSAI YT, TEG C, et al. Endoscopic variceal prophylaxis of fi rst variceal in bleeding in cirrhotic patients with high risk esophageal varices. Hepatology 1997; 25: 1346-1350. 49. KIM T, SHIJO H, KOKAWA H, TOKUMITSU H et al. Risk factors for hemorrhage from gastric fundal varices. Hepatology 1997; 25: 306-312

Cualquier enfermedad que produzca una inflamación crónica del hígado puede, en el curso de años, llegar a producir cirrosis. Son varias las complicaciones que pueden desembocar en una cirrosis hepática, por ello esta puede ser una forma de enfermar, más que una enfermedad en sí.
La importancia del hígado y sus enfermedades muchas veces pasan desapercibidas, y lo grave del asunto es que, si no se trata a tiempo, la consecuencia prácticamente inmediata es la muerte.

La cirrosis hepática es una inflamación crónica del hígado que provoca la aparición de fibrosis (formación de cicatrices) y de nódulos, por una acumulación desordenada de los hepatocitos (células del hígado) produciendo una disminución de sus funciones y bloqueando parcialmente la circulación de la sangre a través del hígado. El hígado es la víscera más grande del cuerpo humano con más de 500 funciones entre las que se destacan la producción de nueva y rápida energía cuando el cuerpo la necesita, previene la escasez de energía almacenando varia vitaminas, minerales y azúcares, produce sustancias proteicas en el cuerpo, regula la coagulación de la sangre, produce bilis y ayuda a la digestión de los alimentos; controla la producción y excreción de colesterol; destruye sustancias tóxicas, descompone los alcoholes, controla y mantiene los niveles propios de muchos químicos y drogas en la sangre.

La cirrosis tiene varias causas. En algunos países, las causas más comunes de cirrosis son el consumo abundante de alcohol y la hepatitis C crónica. La obesidad se está convirtiendo en una causa común de cirrosis, ya sea como causa única o en combinación con el alcohol, con la hepatitis C o con ambos. Muchas personas con cirrosis tienen más de una causa de daño hepático.
La cirrosis no es causada por trauma de hígado u otras causas de daño agudo o de corto plazo. Generalmente, años de lesión crónica son necesarios para causar la cirrosis. La mayoría de las personas que consumen alcohol no sufren daño hepático. Pero el consumo abundante de alcohol durante varios años puede causar una lesión crónica en el hígado. La cantidad de alcohol necesaria para provocar daño hepático varía mucho de una persona a otra. En el caso de las mujeres, consumir de dos a tres tragos (incluidos la cerveza y el vino) por día y en el caso de los hombres, de tres a cuatro tragos por día, puede provocar daño hepático y cirrosis. En el pasado, la cirrosis relacionada con el alcohol causaba más muertes que la cirrosis provocada por cualquier otra causa. Las muertes que son consecuencia de la cirrosis relacionada con la obesidad están aumentando.

El virus de la hepatitis C es una infección hepática que se transmite por contacto con la sangre de una persona infectada. La hepatitis C crónica provoca inflamación y daño al hígado que con el tiempo puede causar cirrosis. El virus de la hepatitis B es una infección hepática que se transmite por contacto con la sangre, semen u otro fluido corporal de una persona infectada. La hepatitis B, como la hepatitis C, provoca inflamación y lesiones al hígado que pueden provocar la cirrosis. La vacuna contra la hepatitis B se les administra a todos los bebés y a muchos adultos para prevenir el virus. La hepatitis D: es otro virus que infecta el hígado y puede provocar cirrosis, pero sólo se presenta en personas que ya tienen hepatitis B.

aquí se provoca un aumento de la grasa en el hígado que finalmente causa la cirrosis. Esta enfermedad hepática cada vez más común está asociada con la obesidad, la diabetes, la desnutrición proteica, la enfermedad de las arterias coronarias y los medicamentos corticoesteroides. Esta forma de hepatitis es causada por un ataque del sistema inmunitario del cuerpo a las células del hígado, lo que provoca inflamación, daño y finalmente cirrosis. Los investigadores creen que hay factores genéticos que pueden hacer que algunas personas sean más propensas a las enfermedades autoinmunes. Alrededor de un 70 por ciento de las personas con hepatitis autoinmune son mujeres.

Varias enfermedades pueden dañar o destruir las vías por donde se transporta la bilis desde el hígado, lo que provoca el reflujo de la bilis en el hígado y cause cirrosis. En los adultos, la afección más común de esta categoría es la cirrosis biliar primaria, enfermedad en la que las vías biliares se inflaman y se dañan y, finalmente, desaparecen. La cirrosis biliar secundaria puede presentarse si las vías se atan o lesionan por error durante una cirugía de vesícula biliar. La colangitis esclerosante primaria es otra afección que provoca daño y cicatrices en las vías biliares. En los bebés, el síndrome de Alagille o la atresia biliar, afecciones en las que las vías no existen o están lesionadas, comúnmente provocan daño del hígado.
Enfermedades hereditarias. La fibrosis quística, el déficit de alfa-1-antitripsina, la hemocromatosis, la enfermedad de Wilson, la galactosemia y las glicogenosis son enfermedades hereditarias que interfieren con la forma en que el hígado produce, procesa y almacena enzimas, proteínas, metales y otras sustancias que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente. Estas afecciones pueden causar cirrosis. Otras causas de cirrosis pueden ser las reacciones a medicamentos, la exposición prolongada a químicos tóxicos, las infecciones parasitarias y los ataques repetidos de insuficiencia cardíaca con congestión del hígado.

La consecuencia del daño en el hígado. producto de las enfermedades hepáticas, es la insuficiencia del órgano para cumplir sus funciones, acarreando complicaciones en el organismo. Además, se puede presentar resistencia al paso de sangre en el hígado, originando una hipertensión portal que deriva en sangrado por las varices del esófago o ascitis, por acumulación de líquido en la zona abdominal. Muchas personas con cirrosis no presentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, la persona puede experimentar los siguientes síntomas:
• debilidad
• fatiga
• pérdida del apetito
• náuseas
• vómitos
• pérdida de peso
• dolor abdominal e hinchazón cuando se acumula líquido en el abdomen
• picazón
• vasos sanguíneos en forma de araña cerca de la superficie de la piel

Si por el contrario la cirrosis es descompensada los síntomas son:
Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
Coloración amarillenta de la piel y mucosas (ictericia)
Trastornos de la conciencia (encefalopatía hepática). La E.H. es un trastorno neurológico, con una disminución variable del nivel de consciencia que va del adormecimiento al coma, y psiquiátrico habitualmente reversible con el tratamiento, que puede aparecer en las cirrosis descompensadas. Esta alteración tiene una serie de factores desencadenantes como: estreñimiento, consumo de sedantes, infecciones, consumo excesivo de proteínas, abuso de diuréticos y hemorragia digestiva entre otros. Hemorragia digestiva por rotura de varices esofágicas (Las varices esofágicas se producen cuando debido a la obstrucción y dificultad del flujo sanguíneo a su paso por el hígado, aumenta la presión de la vena encargada de suministrar al mismo (vena porta), provocando un aumento o dilatación de las venas que tenemos en el esófago).

El diagnóstico de cirrosis generalmente se basa en la presencia de un factor de riesgo para cirrosis, como por ejemplo el consumo de alcohol o la obesidad, y se confirma mediante exámenes físicos, pruebas de sangre e imágenes. El médico preguntará acerca de la historia médica y los síntomas de la persona y realizará un examen físico completo para buscar signos clínicos de la enfermedad. Por ejemplo, en el examen abdominal, el hígado puede sentirse duro o agrandado con signos de ascitis. El médico indicará pruebas de sangre que pueden resultar útiles para evaluar el hígado y aumentar la sospecha de cirrosis. Para ver en el hígado signos de aumento de tamaño, flujo sanguíneo reducido o ascitis, el médico puede indicar una tomografía computarizada (TC), una ecografía, una resonancia magnética (RM) o una gammagrafía del hígado. El médico puede observar el hígado directamente introduciendo un laparoscopio en el abdomen. El laparoscopio es un instrumento que tiene una cámara que transmite imágenes a un monitor.

El diagnóstico de cirrosis se puede confirmar mediante una biopsia de hígado, pero no siempre resulta necesaria. Generalmente, la biopsia se realiza si el resultado puede tener un impacto sobre el tratamiento. La biopsia se realiza mediante la introducción de una aguja entre las costillas o en una vena en el cuello. Se toman precauciones para minimizar las molestias. Se examina una pequeña muestra de tejido hepático con un microscopio para buscar cicatrices u otros signos de cirrosis. A veces, durante la biopsia se encuentra una causa de daño hepático que no es cirrosis. El tratamiento de la cirrosis depende de la causa de la enfermedad y si hay complicaciones presentes. Los objetivos del tratamiento son enlentecer el avance del tejido cicatricial en el hígado y prevenir o tratar las complicaciones de la enfermedad. Para la cirrosis con complicaciones, es posible que sea necesaria la hospitalización.
Consumir una dieta nutritiva: Como la desnutrición es común en las personas con cirrosis, es importante consumir una dieta saludable en todas las etapas de la enfermedad. Los proveedores de la salud recomiendan un plan de alimentación bien balanceado. Si se presenta ascitis, se recomienda una dieta baja en sodio. Una persona con cirrosis no debe comer mariscos crudos, los cuales pueden contener una bacteria que causa infecciones graves. Para mejorar la nutrición, el médico puede agregar un complemento líquido que se administre por vía oral o a través de un tubo naso gástrico, un tubo muy pequeño que se introduce por la nariz y la garganta hasta alcanzar el estómago.
Evitar el alcohol y otras sustancias: Se recomienda que las personas con cirrosis no consuman alcohol ni sustancias ilícitas, porque ambas provocarían más daño hepático. Muchas vitaminas y medicamentos, recetados y de venta libre, pueden afectar la función hepática, antes de tomarlos se debe consultar a un médico.
El tratamiento para la cirrosis también trata complicaciones específicas. Para el edema y la ascitis, el médico recomendará diuréticos, los cuales son medicamentos para eliminar líquidos del cuerpo. Se pueden eliminar grandes cantidades de líquido ascítico del abdomen y hacer pruebas de peritonitis bacteriana. Se pueden recetar antibióticos orales para evitar las infecciones. Las infecciones graves con ascitis requerirán antibióticos por vía intravenosa.
El médico puede recetar un betabloqueante o nitrato para la hipertensión portal. Los betabloqueantes pueden disminuir la presión en las várices y reducir el riesgo de hemorragias. Las hemorragias gastrointestinales requieren una endoscopia alta para buscar varices esofágicas. El médico puede realizar una ligadura con una banda utilizando un dispositivo especial para comprimir las várices y detener la hemorragia. Las personas que han tenido várices anteriormente quizás necesiten tomar medicamentos para evitar episodios en el futuro.
La encefalopatía hepática se trata limpiando el intestino con lactulosa, que es un laxante que se da oralmente o mediante enemas. Si es necesario, se agregan antibióticos al tratamiento. Es posible que se les indique a los pacientes que disminuyan el consumo de proteínas en la dieta. La encefalopatía hepática puede mejorar si controlan las otras complicaciones de la cirrosis.
Las personas con cirrosis que presentan insuficiencia hepato renal deben someterse a un tratamiento de hemodiálisis periódico, el cual utiliza una máquina para limpiar los desechos de la sangre. Además, se administran medicamentos para mejorar el flujo sanguíneo a través de los riñones.
Otros tratamientos atienden las causas específicas de la cirrosis. El tratamiento para la cirrosis causada por hepatitis depende del tipo específico de hepatitis. Por ejemplo, para la hepatitis viral se recetan interferón y otros medicamentos antivirales, la hepatitis autoinmune requiere corticoesteroides y otros medicamentos que deprimen el sistema inmunitario.
Se administran medicamentos para tratar varios síntomas de la cirrosis, como por ejemplo la picazón y el dolor abdominal.

Indicación de trasplante de hígado:
Se considera la posibilidad de un trasplante de hígado cuando no se pueden controlar las complicaciones mediante tratamiento. El trasplante de hígado es una operación importante en la que se extirpa el hígado enfermo y se reemplaza por uno sano de un donante de órgano. Un equipo de profesionales de la salud determina los riesgos y beneficios del procedimiento para cada paciente. En los últimos años las tasas de supervivencia han mejorado como consecuencia de los medicamentos que suprimen el sistema inmunitario y evitan que este ataque dañe el hígado nuevo.
El número de personas que necesita un trasplante de hígado supera ampliamente el número de órganos disponibles. Una persona que necesita un trasplante debe someterse a un complejo proceso de evaluación antes de ser agregado a una larga lista de espera para trasplantes. Generalmente, los órganos se les dan a las personas que tienen posibilidades de vivir más tiempo después del trasplante. La supervivencia después de un trasplante requiere un seguimiento intensivo y colaboración por parte del paciente y del médico. A medida que la función hepática se deteriora, se puede presentar una o más complicaciones. En algunas personas, las complicaciones pueden ser los primeros signos de la enfermedad:

Cuando el daño hepático pasa a una etapa avanzada, se acumula líquido en las piernas, llamado edema, y en el abdomen, llamado ascitis. La ascitis puede provocar peritonitis bacteriana, que es una infección grave. Cuando se detiene o enlentece la producción de proteínas necesarias para la coagulación sanguínea por parte del hígado, la persona sufre moretones o hemorragias fácilmente.

Normalmente, la sangre se transporta desde los intestinos y el bazo al hígado a través de la vena porta. Pero la cirrosis enlentece la circulación normal de la sangre, lo que aumenta la presión en la vena porta. Esta afección se llama hipertensión portal. Cuando se presenta la hipertensión portal, puede provocar vasos sanguíneos agrandados en el esófago, llamados várices, o en el estómago, llamado gastropatía, o ambos. Los vasos sanguíneos agrandados tienen más probabilidades de reventarse debido a paredes delgadas y al aumento de presión. Si se revientan, pueden provocar hemorragias graves en el esófago o en la parte superior del estómago, lo cual requerirá atención médica inmediata.

Cuando se presenta la hipertensión portal, con frecuencia el bazo se agranda y retiene glóbulos blancos y plaquetas, disminuyendo el número de estas células en la sangre. Una baja cantidad de plaquetas puede ser la primera prueba de que una persona padece cirrosis. La ictericia se presenta cuando el hígado enfermo no elimina suficiente bilirrubina de la sangre, lo que provoca una coloración amarillenta de la piel y en el blanco de los ojos, y oscurecimiento de la orina. La bilirrubina es el pigmento que le da a la bilis el color amarillo rojizo.
Cálculos biliares. Si la cirrosis no permite el flujo libre de la bilis desde y hacia la vesícula biliar, la bilis se endurece y se forman cálculos biliares.

La cirrosis enlentece la capacidad del hígado de filtrar medicamentos de la sangre. Cuando esto ocurre, los medicamentos actúan por más tiempo de lo normal y se acumulan en el cuerpo. Esto provoca una mayor sensibilidad de la persona a los medicamentos y a sus efectos secundarios. Si el hígado falla, no puede eliminar toxinas de la sangre y finalmente éstas se acumulan en el cerebro. La acumulación de toxinas en el cerebro, llamada encefalopatía hepática, puede provocar una disminución del funcionamiento mental y coma. Los signos de disminución del funcionamiento mental incluyen confusión, cambios de personalidad, pérdida de la memoria, problemas de concentración y cambio en los hábitos de sueño.

La cirrosis provoca resistencia a la insulina, una hormona producida por el páncreas que le permite al cuerpo usar la glucosa como energía. Con la resistencia a la insulina, los músculos y grasas del cuerpo así como las células del hígado no usan la insulina adecuadamente. El páncreas intenta satisfacer la demanda de insulina produciendo más, pero el exceso de glucosa se acumula en el torrente sanguíneo y causa la diabetes tipo 2. El carcinoma hepatocelular es un tipo de cáncer de hígado que puede presentarse en las personas con cirrosis. El carcinoma hepatocelular tiene una tasa de mortalidad alta, pero hay varias opciones de tratamiento disponibles.

La cirrosis puede causar disfunción del sistema inmunitario, lo que provoca riesgo de infección. La cirrosis también puede causar insuficiencia renal y pulmonar, conocidas como síndrome hepato renal y síndrome hepato pulmonar. La cirrosis es la doceava causa de muerte por enfermedad, causando 27,000 muertes por año.

que son actos simples

actos culturales de fin de año escolar

videos de actos de magia para niños

  • Fatiga.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso y masa muscular.
  • Náuseas y dolor abdominal.
  • Vasos sanguíneos pequeños en la piel.

Cuando la enfermedad ya ha avanzado los síntomas empeoran y el hígado comienza a disminuir su función notablemente, impidiendo que el paciente pueda llevar una vida normal:

  • Acumulación de líquido en el abdomen, también conocido como ascitis.
  • Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos porque el hígado no puede eliminar la bilirrubina de la sangre.
  • Enrojecimiento en las palmas de las manos.
  • Formación de hematomas.
  • Sangrado anormal en encías y nariz.
  • Hemorragias en el aparato digestivo.
  • Impotencia sexual en los hombre y encogimiento de los testículos.
  • Confusión mental y cambios de humor.
  • Heces pálidas.

Un hepatólogo será el médico encargado de hacer el diagnóstico de la cirrosis hepática, mediante la confirmación de los síntomas, algunos exámenes de sangre y una ecografía abdominal. No hay un tratamiento médico específico para la cirrosis hepática, ya que esta manifestación es una señal de que el órgano debe ser reemplazado. La medicación se utiliza para tratar las enfermedades que han producido la cirrosis o para retardar su avance, algunas de estas son:

  • Vitamina K pera prevenir el sangrado excesivo.
  • Diuréticos para el eliminar el exceso de líquido.
  • Antibiótico para las infecciones.

Adicionalmente, se deben realizar cambios en la alimentación como reducir la ingesta de sal y las proteínas como la carne y el pescado, de ser necesario tu médico podrá recetarte algún suplemento de vitaminas y minerales.

El pronóstico dependerá de la evolución de cada paciente y la fase en la que se encuentre la enfermedad, al momento del diagnóstico. La cirrosis lleva al hígado a una inflamación excesiva, por lo que su capacidad de regenerarse por sí solo, es nula. La única alternativa será un trasplante de hígado para poder retomar el funcionamiento normal de este órgano. Recuerda que la clave para que estas enfermedades no surjan, es la prevención. A continuación te damos algunas medidas preventivas para evitar las causas de la cirrosis:

  • Disminuye el consumo de alcohol.
  • Vacúnate contra la hepatitis B, el neumococo o la influenza.
  • Consume alimentos bajos en sal.
  • Evita el intercambio de jeringas.
  • Utiliza el preservativo.
  • Aumenta la ingesta de verdura, frutas y cereales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cirrosis hepática: síntomas y pronóstico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Otra imagen de persona con severa ascitis, cirrosis avanzada.

Se observa una persona con ascitis masiva debido a cirrosis hepática, Para agrandar la imagen en una nueva ventana presionar sobre ellas En la hepatitis B la edad en el momento de adquirir la infección es el factor más importante que condiciona la evolución hacia la cronicidad. Se convierte en crónica en un 90% de los casos cuando la infección se adquiere cerca del nacimiento (cuando aún el sistema inmunitario es muy “joven” e incapaz de eliminar el virus), en un 30% cuando se produce en la edad infantil, y en un 5% de los casos si es en la edad adulta. El marcador serológico general de infección por VHB es el HBsAg (antígeno de superficie o antígeno Australia). Cuando este es positivo durante más de 6 meses, se puede establecer el diagnóstico de infección crónica por VHB.
La replicación viral persiste a lo largo de todo el curso de la infección crónica por VHB. Es un proceso dinámico con fluctuaciones de los niveles del virus circulante en el organismo infectado (viremia o carga viral).

La respuesta inmunológica de la persona infectada por el VHB juega un papel muy importante para hacer frente a la infección y para intentar reducir (controlar) los niveles de viremia (niveles en sangre de ADN del VHB (ADN-VHB), que son en definitiva los que favorecerán una mayor o menor progresión de la enfermedad hepática. Hay cuatro fases en la historia natural de la hepatitis crónica por VHB: La primera es la fase de inmunotolerancia o tolerancia inmune que se caracteriza por una alta replicación viral sin respuesta inmune y en la que hay muy poco daño hepático con transaminasas (AST, ALT) normales. Esta fase es típica de la infección adquirida en el periodo alrededor del nacimiento y estas personas pueden mantenerse estables hasta pasados 10-30 años. Después entran en una segunda fase conocida como immunoactiva o de immunoeliminación en la que el sistema inmune reconoce el virus e intenta eliminarlo de las células hepáticas infectadas, y en muchos casos ocurre la conocida seroconversión del HBeAg a anti-HBe. Algunos de estos pacientes consiguen el control de la replicación viral pasando a una tercera fase no replicativa o de portador inactivo, caracterizada por la persistencia del HBsAg, en la que hay una escasa replicación viral que es suprimida por la respuesta inmune del huésped. Si se resuelve la infección, desaparece el HBsAg y aparece el anticuerpo anti-HBs (protector). Por último, una proporción importante de estos pacientes que no resuelven la infección pasarán a una cuarta fase denominada de HBeAg negativo (ver tabla 1).

En la práctica los pacientes con hepatitis crónica por el VHB se dividen en dos tipos:
HBeAg positivos y HBeAg negativos. Esta clasificación tiene importantes connotaciones desde el punto de vista pronóstico y terapéutico. En España predominan los pacientes HBeAg negativo (un 75% de los casos), situación en la que no hay replicación viral o ésta es mínima. Son pacientes que suelen tener niveles bajos y fluctuantes de viremia, y con un nivel poco elevado de las transaminasas. A veces, cuando estos pacientes HBeAg negativo pasan por una fase de baja replicación viral son casi indistinguibles de los portadores inactivos. Los pacientes HBeAg positivo habitualmente suelen tener niveles circulantes de ADN-VHB relativamente elevados y estables. El riesgo de evolución hacia la cirrosis es del 2-5% personas-año en los pacientes BeAg positivo y del 8-10% de las personas HBeAg negativo. La edad avanzada, los niveles elevados de viremia, la coinfección con otros virus como el C (virus de la hepatitis C), D (virus de la hepatitis D o delta) o VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), el abuso de alcohol, la presencia de fibrosis en el momento del diagnóstico y la actividad necroinflamatoria (evaluadas en la biopsia hepática), son los principales factores que condicionan la evolución más o menos rápida de la enfermedad hepática hacia la cirrosis.

Objetivos del tratamiento En la hepatitis crónica B el objetivo del tratamiento es erradicar la infección viral para evitar su progresión a cirrosis, controlar que ésta no se descompense o que aparezca un hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular. La eliminación del VHB con la desaparición del HBsAg y aparición de su anticuerpo protector (anti-HBs) sólo se consigue en menos del 10% de pacientes con los tratamientos actuales. Un objetivo más realista es lograr la supresión de la replicación viral lo más intensa y sostenida posible, idealmente por debajo del límite más bajo de detección. Esto se mide mediante una técnica de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real, que actualmente tiene un nivel mínimo de detección de 10-15 UI/ml. Cuando esto sucede suelen normalizarse las transaminasas y también mejoran las lesiones histológicas hepáticas incluida la fibrosis, incluso en aquellos casos que ya han evolucionado a cirrosis hepática.

Fármacos disponibles y respuesta al tratamiento Tres fármacos de la familia de los análogos de nucleósidos han quedado fuera de la lista de opciones recomendadas debido a su menor eficacia y a que tienen una menor barrera al desarrollo de resistencias: lamivudina (Epivir ® ), adefovir (HepSera ® ) y telbivudina (Sebivo ® o Tyzeka ® ). Las directrices en general no recomiendan el uso de interferón pegilado junto con los análogos de nucleósido/nucleótido.

Cuando se consigue la eliminación del virus, esta respuesta virológica puede o no,ser completa y mantenida. Si la respuesta virológica no se acompaña de la desaparición de los marcadores de infección del VHB, el tratamiento antiviral oral deberá continuar indefinidamente, por el riesgo de reactivar la enfermedad si se suspende la medicación. Esta situación es más frecuente en los pacientes HBeAg negativos en los que la respuesta completa y sostenida es más inusual y en los que el tratamiento suele ser de por vida. Todos estos pacientes requieren seguimiento periódico por parte de su especialista. Valoración de los pacientes candidatos a medicarse para una hepatitis crónica B

La valoración tanto de los pacientes HBeAg positivo como los HBeAg negativo se basa en la combinación de tres criterios que incluyen los niveles sanguíneos de ADN-VHB (viremia o carga viral), los de la transaminasa ALT y el del grado de lesión hepática, valorado en la biopsia hepática. La evolución de la hepatitis crónica B es en muchos pacientes, a pesar del paso de los años, poco expresiva, sin síntomas y con una mínima lesión hepática. Es por eso que antes de decidir iniciar el tratamiento, no exento de problemas potenciales, hay que hacer una valoración de la gravedad de la lesión hepática y del nivel de replicación viral. Una biopsia hepática es habitualmente necesaria para determinar el grado de necroinflamación y fibrosis hepática, datos que ayudarán mucho a la hora de decidir iniciar un tratamiento. La determinación de la transaminasa ALT en la sangre del paciente que suele utilizarse para hacer una estimación indirecta del grado de lesión hepática y para identificar los candidatos al tratamiento, no siempre tiene una correlación directa con los niveles sanguíneos de ADN-VHB ni con la necroinflamación hepática observada en la biopsia. La evaluación más completa de un candidato a tratamiento por una hepatitis crónica B incluye pues la práctica y valoración de las tres pruebas: ADN-VHB, transaminasa ALT y biopsia hepática.

Diversos estudios muestran que las medidas de rigidez hepática por elastometría pueden ser útiles para confirmar o excluir la presencia de fibrosis hepática significativa o para establecer el diagnóstico de cirrosis hepática por VHB. No obstante, la precisión diagnóstica y los valores de corte para definir los diferentes estadios de fibrosis no están tan bien establecidos, como sucede en la hepatitis C, y también hay que tener en cuenta que situaciones de gran inflamación hepática con transaminasas muy elevadas pueden sobreestimar la puntuación de la fibrosis hepática.
Tras el estudio del paciente y aunque éste no sea (en el momento de su evaluación) candidato a ser tratado, sí deberá seguir controles periódicos. Pueden existir reactivaciones de la actividad del virus y/o aparecer manifestaciones que indiquen progresión de la enfermedad hepática y que de otra forma podrían pasar desapercibidas. Elección de los fármacos y pautas de tratamiento

Se pueden seleccionar los diferentes fármacos para cada paciente valorando la edad,el grado de afectación hepática por la enfermedad, la carga viral y las características analíticas, pero hay dos estrategias que pueden aplicarse tanto a pacientes HBeAg positivo o negativo. Se puede empezar por una pauta de duración limitada con Peg-IFN y luego una pauta con análogos de los nucleósidos o nucleótidos, o bien desde el principio hacer tratamiento a largo plazo con nucleósidos o nucleótidos. La estrategia de tratar con Peg-IFN, que se administra con una duración limitada a 48 semanas, tiene el objetivo de lograr una respuesta virológica sostenida al finalizar el tratamiento. La mejor respuesta al tratamiento con interferón se obtiene en los pacientes con genotipo A o B, carga viral relativamente baja (

La cirrosis es la consecuencia de una enfermedad crónica producida en el hígado, las cuales generan un cese en las funciones de este órgano. Lo que ocurre en la cirrosis hepática es que se desarrolla un exceso de tejido alrededor del hígado, que a su vez va formando nódulos que cambian la estructura y síntesis del mismo. La inflamación que produce esta enfermedad es el medio por el cual el órgano responde al daño que se le ha ocasionado, ya sea por la excesiva ingesta de alcohol o por otras enfermedades del hígado. En ONsalus te explicamos cuales son los síntomas y pronóstico de la cirrosis hepática. Existen dos causas principales para que se produzca cirrosis:

Otras patologías menos comunes que pudieran causar cirrosis hepática son:

  • Trastorno de las vías biliares.
  • Hepatitis autoinmunitaria.
  • El consumo de algunos medicamentos.
  • Enfermedades hereditarias.
  • Otras enfermedades hepáticas no alcohólicas.

En la primera fase de la enfermedad pueden no aparecer síntomas, progresivamente el paciente puede comenzar a tener los siguientes signos:

  • Fatiga.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso y masa muscular.
  • Náuseas y dolor abdominal.
  • Vasos sanguíneos pequeños en la piel.

Cuando la enfermedad ya ha avanzado los síntomas empeoran y el hígado comienza a disminuir su función notablemente, impidiendo que el paciente pueda llevar una vida normal:

  • Acumulación de líquido en el abdomen, también conocido como ascitis.
  • Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos porque el hígado no puede eliminar la bilirrubina de la sangre.
  • Enrojecimiento en las palmas de las manos.
  • Formación de hematomas.
  • Sangrado anormal en encías y nariz.
  • Hemorragias en el aparato digestivo.
  • Impotencia sexual en los hombre y encogimiento de los testículos.
  • Confusión mental y cambios de humor.
  • Heces pálidas.

Un hepatólogo será el médico encargado de hacer el diagnóstico de la cirrosis hepática, mediante la confirmación de los síntomas, algunos exámenes de sangre y una ecografía abdominal. No hay un tratamiento médico específico para la cirrosis hepática, ya que esta manifestación es una señal de que el órgano debe ser reemplazado. La medicación se utiliza para tratar las enfermedades que han producido la cirrosis o para retardar su avance, algunas de estas son:

  • Vitamina K pera prevenir el sangrado excesivo.
  • Diuréticos para el eliminar el exceso de líquido.
  • Antibiótico para las infecciones.

Adicionalmente, se deben realizar cambios en la alimentación como reducir la ingesta de sal y las proteínas como la carne y el pescado, de ser necesario tu médico podrá recetarte algún suplemento de vitaminas y minerales.

El pronóstico dependerá de la evolución de cada paciente y la fase en la que se encuentre la enfermedad, al momento del diagnóstico. La cirrosis lleva al hígado a una inflamación excesiva, por lo que su capacidad de regenerarse por sí solo, es nula. La única alternativa será un trasplante de hígado para poder retomar el funcionamiento normal de este órgano. Recuerda que la clave para que estas enfermedades no surjan, es la prevención. A continuación te damos algunas medidas preventivas para evitar las causas de la cirrosis:

que es el control de legalidad de los actos administrativos en colombia

En estos casos lo más frecuente es crear una anastomosis portocava o mesentericocava en H mediante un injerto de politetrafluoroetileno anillado o mediante vena yugular. Con ello se pretende conseguir un adecuado flujo portal con una incidencia baja de encefalopatías. El inconveniente fundamental es la trombosis del cortocircuito, que puede ocurrir hasta en un 20% de los casos, por lo que se recomienda la revisión de la prótesis mediante cateterismo a la semana de su colocación, para que de aparecer trombosis pueda ser tratada ( p.e. mediante urocinasa ). Esta es una técnica que es usada en muchos casos como procedimiento de urgencia cuando no es posible el control del sangrado con las medidas médicas habituales. Ante una hemorragia aguda por rotura de varices (Figura 1), una vez establecido el diagnóstico endoscópico, se iniciará tratamiento farmacológico y/o endoscópico, lo que consigue el control de la hemorragia en un alto porcentaje de casos, si ésto no ocurre podremos optar por repetir la esclerosis, intensificar el tratamiento farmacológico o colocar una sonda para taponamiento esofágico. Si con ello conseguimos controlar el episodio de sangrado, el paciente entraría en un protocolo para tratamiento electivo de las varices. Si el sangrado continúa, se optaría por medidas quirúrgicas de control, si existe una buena reserva funcional hepática se realizarían anastomosis portosistémicas, mientras que si existe una gran deterioro de la función hepática colocaríamos un TIPS como medida temporal previo al trasplante hepático.

e) TIPS ( Transjugular intrahepatic portosystemic shunt; DPPI, derivación portosistémica percutánea intrahepática ) Esta técnica consiste en la creación, usando técnicas de radiología intervencionista, de una comunicación de diámetro prefijado entre la vena porta y la vena cava a través del parénquima hepático mediante el cateterismo de las venas suprahepáticas.

Para su colocación se canaliza la vena yugular interna derecha, en caso de alteraciones anatómicas se puede usar otras venas, como la yugular externa o femoral derechas. Mediante control Ecográfico se dirige la aguja de punción hacia la vena suprahepática más próxima a la rama portal que se desea puncionar. Una vez llegado a esta rama portal se determina el gradiente de presión portocava basal, después de hecho ésto se procede a la dilatación del trayecto parenquimatoso y de las paredes vasculares de venas porta y suprahepáticas con un balón de angioplastia. Finalmente se coloca una prótesis metálica que evite el colapso de la comunicación portosistémica realizada. La prótesis debe recubrir tanto el trayecto intraparenquimatoso como zonas de venas porta y suprahepática. Se ha demostrado que la protección frente a las hemorragias por rotura de varices sólo se consigue si el gradiente de presión portocava es igual o inferior a 12 mmHg, para ello es necesario en ocasiones la colocación de una segunda prótesis (70). × Hemorragia digestiva por rotura de varices esofágicas: las indicaciones más claramente aceptadas para la colocación de TIPS son las hemorragias por varices que no se controlan mediante tratamiento farmacológico y/o endoscópico, y las hemorragias recidivantes a pesar de medidas de profilaxis adecuadas, especialmente si ambos casos presentan una hepatopatía avanzada ( estadío C de Child-Pugh ), con alto riesgo para la derivación quirúrgica. En estos pacientes se ha observado después de la colocación del TIPS una alta incidencia de encefalopatía, relacionado con el grado de deterioro hepático en el momento de la colocación

× Ascitis refractaria o recidivante (72): la colocación de TIPS en estos pacientes se ha demostrado eficaz para el control de su ascitis, aunque se ha visto que la mortalidad puede ser superior a grupos tratados de distinta forma, por ello son necesarios estudios de control que determinen el papel de este procedimiento en este tipo de pacientes. × Sd. de Budd-Chiari: los TIPS podrían ser una opción terapéutica en casos de pacientes con Sd. de Budd-Chiari agudo y en aquellos con gran deterioro de la función hepática.

× Previo a trasplante hepático: esta técnica podría ser de elección en los pacientes candidatos a trasplante hepático con hemorragia por varices, evitando así las técnicas quirúrgicas convencionales. × Técnicas: lesiones ocupantes de espacio, dilatación de la vía biliar.

× Clínicas: enfermedad hepática terminal sin criterios de trasplante, tumores hepáticos no susceptibles de tratamiento, encefalopatía rebelde al tratamiento, enfermedades cardíacas descompensadas, infecciones graves y trombosis de la arteria hepática. × Complicaciones precoces: la mortalidad asociada a la técnica es muy baja ( 0-2% ). Una de las complicaciones más graves es la hemorragia intraperitoneal, que suele ser secundaria a la perforación y dilatación extrahepática de la vena porta. La perforación de la cápsula hepática suele ser frecuente, pero en general no presenta trascendencia clínica. En casos de deterioro de la función cardíaca pueden aparecer edema agudo de pulmón o insuficiencia cardíaca. Es frecuente la aparición de fiebre después del procedimiento, a veces se aisla S. aureus en sangre, por lo que se recomienda el uso de profilaxis antibiótica.

× Complicaciones tardías: alguna de ellas pueden ser importantes. - Encefalopatía hepática: puede afectar hasta el 20-40% de los pacientes. Se relaciona con la derivación del flujo sanguíneo portal y con el deterioro hepático que ésto provoca, por lo que el grado de encefalopatía suele ser más grave en los primeros meses de colocación del TIPS e ir disminuyendo a medida que éste disfunciona o se trombosa. En general suele controlarse con tratamiento médico.

- Trombosis del TIPS (74): la obstrucción parcial o total del TIPS es un hecho muy frecuente, ésto conlleva el riesgo de reaparición de la hipertensión portal y la probabilidad de hemorragia. Debido a que la protección frente al sangrado por varices se consigue cuando el gradiente portocava es igual o inferior a 12 mmHg, una forma de controlar la viabilidad del TIPS es la medición directa de este gradiente, para ello podemos utilizar la ultrasonografía con Doppler pulsado. Aunque la aparición de trombosis sea un hecho frecuente ( 89% de casos al año ), ésta suele ser fácilmente corregible mediante angioplastia o bien con la colocación coaxial de una nueva prótesis. 9. 5. PROFILAXIS DEL RESANGRADO

Tras el control de un episodio agudo de hemorragia por varices esofágicas existe un alto riesgo de recurrencia, cifrado en los dos tercios del total de pacientes en las primeras seis semanas, por ello es de capital importancia el inicio de medidas encaminadas a disminuir este riesgo de resangrado. El riesgo de recidiva hemorrágica parece relacionarse con el grado de deterioro hepático presente, siendo la encefalopatía hepática, la hipoalbuminemia y la ascitis los parámetros que más se correlacionan con el riesgo de recidiva. Sin embargo, la etiolagía de la cirrosis no parece estar relacionada, aunque en casos de cirrosis alcohólica, la abstinencia de alcohol parece disminuir el riesgo de resangrado. En cuanto a parámetros endoscópicos, es el tamaño de las varices el factor que más se relaciona con la recidiva hemorrágica.

× beta -bloqueantes: el uso de bloqueantes beta del tipo del propranolol o nadolol produce en la cirrosis hepática una reducción de la presión portal de entre el 15-20%, ésto se consigue mediante la reducción del flujo sanguíneo portocolateral. Para ello los beta -bloqueantes actúan a distintos niveles: vasoconstricción esplácnica a través del bloqueo de los receptores beta 2, reducción de la frecuencia y el gasto cardíacos con descenso del flujo sanguíneo al territorio esplácnico ( bloqueo de receptores beta 1 ), y por último, reducción del flujo sanguíneo de la vena ácigos, lo que refleja una disminución del flujo a través de las varices esofágicas. Todo ésto explica porqué los bloqueantes beta selectivos son menos efectivos en reducir la presión portal. El flujo a través de la arteria hepática también disminuye con el uso de estos fármacos, lo que puede demostrarse por un deterioro en las pruebas de función hepática, aunque no parece tener relevancia clínica. La dosis a administrar difiere considerablemente, debido a que su biodisponibilidad varía en gran medida con la función hepática (propranolol, entre 40-80 mg. dos veces al día ). Aunque el grado de reducción en la frecuencia cardíaca no se correlaciona con el descenso en la presión portal ( de forma ideal la dosis debería de ser ajustada a la respuesta en la presión portal ), a efectos prácticos, la dosis suele ajustarse de acuerdo con lograr una reducción de la frecuencia cardíaca del 25% del valor basal ( con un límite de entre 55-60 latidos/ min. ).

Una consideración importante en el uso de los bloqueantes beta es el momento de inicio del tratamiento una vez controlada la hemorragia inicial, se cree que deben ser iniciados tras unos tres días de estabilidad hemodinámica después del cese de la hemorragia, antes podría ser peligroso ya que se aumentaría la hipotensión y se disminuiría la respuesta hemodinámica frente a la hemorragia. Entre el 25 y 30% de los pacientes cirróticos no responden al tratamiento con beta -bloqueantes, en la actualidad no es posible predecir la respuesta de un paciente determinado a los bloqueantes beta en cuanto a la reducción de la presión portal. El riesgo de hemorragia desaparece cuando el gradiente de presión portal se disminuye hasta 12 mmHg o menos, o cuando se reduce en un 20% respecto al valor basal.

× Nitratos: de la misma forma que la nitroglicerina tiene un efecto aditivo en la reducción de la presión portal cuando se asocian a la vasopresina, los nitratos orales se han mostrado eficaces cuando se asocian a los beta -bloqueantes. El uso de nitratos orgánicos produce una vasodilatación del músculo liso vascular mediante la formación intracelular de 5-nitrosotiol y óxido nítrico, que estimulan la producción de GMPc. Los nitratos tiene un efecto predominantemente venodilatador. Los estudios que comparan el tratamiento farmacológico combinado con otras modalidades terapéuticas ( cirugía, escleroterapia ) muestran la falta de diferencia significativa en cuanto a la tasa de resangrado entre el tratamiento médico y otras modalidades más agresivas (75). De entre los nitratos orales, el agente de elección para ser administrado a pacientes con hipertensión portal es el 5-mononitrato de isosorbida, ya que es el que menos afecta a la función renal y menos empeora la ascitis. Estos reducen la presión portal al actuar tanto en las resistencias vasculares intrahepáticas como en la circulación portocolateral. Todo hace que al ser administrado junto a los bloqueantes beta se produzca un efecto sinérgico sobre la reducción de la presión portal sin deterioro de la perfusión ni la función hepáticas. Se ha comprobado que el 5-mononitrato de isosorbida es capaz de disminuir la presión portal incluso en pacientes en los cuales los b -bloqueantes no se han mostrado eficaces, por lo que podría constituir una alternativa para aquellos pacientes que no toleran o presentan contraindicaciones para el uso de b -bloqueantes. La dosis aconsejable es de 80 mg./ 24 h., dividida en dos tomas.

9. 6. HEMORRAGIA POR VARICES GASTRICAS Las varices gástricas pueden coexistir con las esofágicas, siendo una prolongación de éstas, o bien presentarse aisladamente.

La prevalencia de la hemorragia por rotura de varices gástricas es muy variable, oscilando, según los estudios, entre el 14 y el 70% de los pacientes con hipertensión portal. Los distintos estudios coinciden en la mayor gravedad que comporta una hemorragia por varices gástricas, reflejado en unos mayores requerimientos transfusionales (76). La hemorragia digestiva es la principal manifestación de la rotura de las varices gástricas. En la actualidad se desconoce el mecanismo que causa la rotura de las varices gástricas. Estas están recubierta por la gruesa capa de la mucosa gástrica y se encuentran sometidas a una menor presión.

Las varices gástricas pueden desarrollarse debido a la obliteración de las varices esofágicas, así la incidencia de varices gástricas tras la escleroterapia de varices esofágicas varía en los distintos estudios publicados entre el 8 y el 50% de los casos, éstas suelen estar localizadas en la unión cardioesofágica y la incidencia de hemorragia por su rotura suele ser baja, inferior al 10% en la mayoría de los estudios. Al igual que en las varices esofágicas, en la gástricas el diagnóstico se realiza por endoscopia, aunque en este caso suelen existir mayores dificultades diagnósticas relacionadas con el lugar de localización de las varices, lo que exige revisión adecuada de toda la cavidad gástrica. Lo mejor para ello es realizar la maniobra de retroversión en la exploración del fundus.

Endoscópicamente, las varices gástricas se muestran como estructuras submucosas que no alteran el color de la mucosa que las recubre, ésto hace que en ocasiones puedan ser confundidas con los pliegues gástricos normales. Su forma más característica es semejante a una racimo de uvas, también pueden adoptar forma de pliegues transversales con una disposición arrosariada, en el caso de presentar forma longitudinal pueden ser confundidas con los pliegues gástricos. La esplenoportografía permite visualizar las colaterales de la pared gástrica, lo que puede ser de ayuda en casos de duda diagnóstica o tratamiento quirúrgico, pero no ayuda en el diagnóstico de hemorragia activa.

Existen numerosas clasificaciones basadas en la localización de las varices (77), en general no suelen reflejar los posibles datos endoscópicos que nos orienten a cerca del riesgo de sangrado. Las varices más frecuentemente observadas son las de la unión gastroesofágica, las que se extienden entre 2 y 5 cms. por debajo de dicha unión constituyen alrededor del 75% del total, mientras que las que se extienden 5 cms. por debajo del cardias son cerca del 15%, las menos frecuentes son las aisladas en el fundus ( 10% del total ). Al igual que en la hemorragia por varices esofágicas es necesario considerar el tratamiento del episodio agudo y la profilaxis de la recidiva del sangrado.

La hemorragia por rotura de varices gástrica es una complicación grave de los pacientes con hipertensión portal, además de las complicaciones que pueda originar ( mayor deterioro hepático, encefalopatía, infecciones. ), está gravada con una mortalidad que puede ser de hasta el 60%. En cuanto al tratamiento del episodio agudo, además de las medidas encaminadas a conseguir el control hemodinámico debemos adoptar distintas medidas encaminadas a conseguir el cese de la hemorragia.

Para taponamiento con sonda con balón se utiliza la sonda de Linton-Nachlas el caso de varices fúndicas y la sonda de Sengstaken-Blakemore en las de cardias, aunque en general es un método bastante eficaz en conseguir el cese de la hemorragia suele presentar el inconveniente de la alta tasa de recidiva al deshinchar el balón. Respecto al tratamiento farmacológico, los más utilizados han sido la glipresina y la somatostatina, aunque los datos a cerca de su eficacia en el control de la hemorragia son poco concluyentes.

La esclerosis de las varices puede realizarse de forma intravaricosa, paravaricosa o combinada. En la actualidad parece más eficaz la inyección de sustancias adhesivas, del tipo del butilcianocrilato (78). 478x324 La única cura es un trasplante, para el cual no califican los alcohólicos. (Milenio)

hechos y actos juridicos actividades


actos juridicos documentados andalucia

4 Does Coffee Protect Against Liver Cirrhosis? Silvano Gallus, ScD, Alessandra Tavani, ScD, Eva Negri, ScD, Carlo La Vecchia, MD Annals of Epidemiology. Volume 12, Issue 3. Pages 202-205, April 2002 5 Coffee, Cirrhosis, and Transaminase Enzymes Arthur L. Klatsky, MD; Cynthia Morton, MD; Natalia Udaltsova, PhD; Gary D. Friedman, MD Arch Intern Med. 2006;166(11):1190-1195. doi:10.1001/archinte.166.11.1190

6 Coffee Consumption Is Associated With Response to Peginterferon and Ribavirin Therapy in Patients With Chronic Hepatitis C, Neal D. Freedman, Teresa M. Curto Karen L. Lindsay, Elizabeth C. Wright, Rashmi Sinha, James E. Everhart Gastroenterology Volume 140, Issue 7. June 2011.Pages 1961-1969 7 Coffee and Caffeine Are Associated With Decreased Risk of Advanced Hepatic Fibrosis Among Patients With Hepatitis C. Natalia Khalaf, Donna White, Fasiha Kanwal, David Ramsey, Sahil Mittal, Shahriar Tavakoli-Tabasi, Jill Kuzniarek, Hashem B. El-Serag. Clinical Gastroenterology and Hepatology. August 2015Volume 13, Issue 8, Pages 1521–1531.e3

8 Association of coffee and caffeine consumption with fatty liver disease, nonalcoholic steatohepatitis, and degree of hepatic fibrosis. Jeffrey W. Mollo, Christopher J. Calcagno, Christopher D. Williams, Frances J. Jones, Dawn M. Torres and Stephen A. Harrison Hepatology. Volume 55, Issue 2, pages 429–436, February 2012 9 Coffee, alcohol and other beverages in relation to cirrhosis mortality: The Singapore Chinese Health Study, George Boon-Bee Go, Wan-Cheng Chow, Renwei Wang, Jian-Min Yuan and, Woon-Puay Koh. Hepatology. April 2014

10 How does coffee prevent liver fibrosis? Biological plausibility for recent epdemiological observations. Jonathan A. Dranoff, Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther. Hepatology 2014 Aug. 60 (2) 464-467. 11 I drink for my liver, Doc: emerging evidence that coffee prevents cirrosis. Jordan J. Feld, Elise G. Lavoie and Michel Fausther, Jonathan A. Dranoff. F 1000 Research. Open for Science. April 2015.

DEFINICIÓN Y ETIOPATOGENIA Arriba NASH es una hepatitis crónica y progresiva que se presenta en personas que no abusan de alcohol, si bien las lesiones histopatológicas son similares a las descritas en la enfermedad hepática alcohólica. Un concepto más amplio es el de la enfermedad hepática grasa no alcohólica ( NAFLD ), que abarca tanto la esteatosis hepática simple, como la NASH que se desarrolla a base de esta (→tabla 11-1), sin causas de esteatosis secundaria (→tabla 11-2).

Tabla 11-1. NAFLD y definiciones afines Enfermedad hepática grasa no alcohólica (NAFLD)

Engloba todo el espectro de la enfermedad hepática grasa en personas que no consumen cantidades significativas de alcohol: desde una esteatosis hepática simple hasta la esteatohepatitis y la cirrosis. Esteatosis hepática no alcohólica (NAFL)

Esteatosis hepática sin rasgos de afectación de los hepatocitos en forma de balonamiento y sin fibrosis. El riesgo de progresión a cirrosis e insuficiencia hepática es mínimo. Esteatohepatitis no alcohólica (NASH)

Coexistencia de esteatosis y hepatitis con afectación de los hepatocitos (balonamiento), con fibrosis o sin fibrosis. Puede presentar progresión a cirrosis e insuficiencia hepática, a veces también a hepatocarcinoma. Cirrosis con base en la NASH

Cirrosis hepática con esteatosis o esteatohepatitis detectadas en el examen histológico actual o en uno previo. Cirrosis hepática sin causa evidente. Los enfermos con cirrosis criptogénica frecuentemente tienen factores metabólicos de riesgo, como la obesidad y el síndrome metabólico.

Tabla 11-2. Causas de esteatosis hepática – fármacos: antibióticos (tetraciclina, bleomicina, puromicina), citostáticos (metotrexato, L-asparaginasa), vitaminas (vitamina A a altas dosis), y otros (amiodarona, estrógenos, glucocorticoides, salicilatos, valproato sódico, warfarina)

– sustancias químicas: clorohidrocarburos, tetracloruro de carbono, disulfuro de carbono, fósforo, sales de bario, hidrazina – toxinas de hongos (α-amanitina)

Trastornos metabólicos y factores nutricionales: – sobrealimentación y obesidad, ayuno prolongado, desnutrición proteica ( kwashiorkor )

– nutrición parenteral total a largo plazo (déficit de colina y carnitina) Trastornos de digestión y absorción

– enfermedades del páncreas – anastomosis intestinal (p. ej. anastomosis yeyunoileal)

– síndrome de absorción deficiente – enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn)

Alteraciones congénitas del metabolismo – déficit de acil-CoA deshidrogenasa de ácidos grasos de cadena media

– enfermedades de almacenamiento: ésteres de colesterol (enfermedad de Wolman), esfingomielina (enfermedad de Niemann-Pick), gangliósidos (enfermedad de Tay-Sachs), glucocerebrosidos (enfermedad de Gaucher), cobre (enfermedad de Wilson), hierro (hemocromatosis), glucógeno (glucogenosis), galactosa, fructosa, tirosina, homocisteína, ácido fitánico (síndrome de Refsum) – trastornos congénitos del ciclo de la urea

– hepatitis vírica fulminante tipo D – complicaciones del embarazo: esteatosis hepática aguda de embarazo, eclampsia, síndrome HELLP (hemólisis, aumento de la actividad de enzimas hepáticas y trombocitopenia)

La NAFLD es la manifestación hepática del síndrome metabólico (→cap. 13.5) y está relacionada con un aumento del riesgo de ateroesclerosis prematura. El papel principal en su patogénesis está desempeñado por: insulinorresistencia, alteraciones en la regulación de la adiponectina y estrés oxidativo en personas con sobrepeso u obesidad, consecuencia de una dieta hipercalórica (sobre todo rica en fructosa) y de falta de actividad física; la influencia de factores genéticos tiene una importancia significativa. Los principales factores de riesgo de la NAFLD son: obesidad (sobre todo visceral), diabetes tipo 2, dislipidemia, síndrome metabólico y sexo masculino. Se ha establecido una relación más débil con el síndrome del ovario poliquístico, hipotiroidismo, hipopituitarismo, hipogonadismo y con la apnea obstructiva de sueño. Son factores de riesgo para el desarrollo de fibrosis y cirrosis hepática en enfermos con NAFLD/NASH: edad ≥45 años, diabetes tipo 2, obesidad (sobre todo visceral), trombocitopenia, hipoalbuminemia, INR >1,2, AST/ALT >1, signos de hipertensión portal en pruebas de imagen.

actos inter vivos definicion

actos del comercio articulo 75

Cualquiera que sea la causa, el diagnóstico precoz y el tratamiento de el dolor de hígado es necesario para evitar mayores complicaciones, que a veces puede ser mortal también. Dolor en el hígado es por enfermedad médica subyacente. Normalmente, la orina y la sangre se hacen para determinar la causa exacta del dolor en el hígado. Obtenga más información sobre el dolor de hígado después de beber. Ahora usted sabe más sobre los síntomas de dolor en el hígado, que pueden ser indicios de las enfermedades y trastornos subyacentes. El hígado es uno de los órganos más vitales en el cuerpo, los síntomas asociados a ella deben ser diagnosticados y tratados tan pronto como sea posible.

PAR BIO MANUAL 1 PAR BIO MANUAL 2

PAR BIO MANUAL 3 PAR BIO MANUAL 4

MANUAL BIOMAGNETISMO PARA PRINCIPIANTES Alimentos y pares para bajar de peso

PARES POR ENFERMEDAD MANUAL BIOMAGNETISMO Y SALUD

El Par Biomagnético es un sistema de tratamiento alternativo
que no se contrapone con ningún otro método terapéutico y
puede utilizarse en conjunto. Los Imanes naturales de
mediana y Alta potencia con fines terapéuticos: No se
inyectan. No se ingieren. No son tóxicos. No producen
efectos colaterales. No requiere procedimientos Quirúrgicos.
No producen alteraciones celulares o de tejido orgánico. Tipos de pares del biomagnetismo medico

MANUAL EN PDF Manual con 108 pares totalmente actualizados con fotos

El presente manual tiene como objetivo guiar de manera sencilla la adecuada aplicación de los imanes para equilibrar energéticamente el organismo a través de la técnica denominada por el Dr. Isaac Goiz Durán, “Biomagnetismo médico” o “par biomagnético”, y que por sus resultados, en la actualidad tiene está técnica una gran cantidad de adeptos, tanto terapeutas, médicos, enfermeras, etc., que aplican esta terapia, así como personas que afirman haber sentido sus beneficios, tanto en México como en otras parte del mundo, así es el caso de España, Ecuador, Chile, Venezuela, Argentina, etc.
DESCARGA EL LIBRO INGRESANDO AQUI

Esta recopilación está hecha a partir de los libros de Enric Corbera, los apuntes del CP1 de Biodescodificación, algunos apuntes del CP2 y de las charlas de Salomon Sellam, Christian Fleche o las mismas tablas del dr. Hamer. También recojo la información extraida de los libros de Louisa L. Hay, Jacques Martel, Lisa Bourbeau, Laura Elena Armas y Coral Von Ruster (incluyo el libro completo ―Manual de Técnicas de PNL‖) y muchas y variadas fuentes de internet como wikipedia o documentos y apuntes como los de cromoterapia de Ángel Sancho, Pilar Lozano y Elena De La Ossa. El objetivo es tener una herramienta para buscar, comparar y aprender. Está diseñada desde mi personal punto de vista, pero puede ser modificada según el criterio de cada uno y sus necesidades, y es por eso que está en versión Word, pdf abierto o fichas Evernote. Yo utilizo la versión en fichas para Evernote para así sincronizarlo y poder acceder a la información desde cualquier lugar o dispositivo (como el móvil). Muchas gracias a todos los que habéis compartido apuntes, documentos y experiencias por los canales adecuados de Internet y que están aquí incluidos. Respeto la personalidad y confidencialidad de los apuntes y pido el mismo respeto para este documento ya que procede de esos otros. No lo considero un plagio, pues es simplemente una recopilación (seguramente con un pequeño porcentaje personal) con el objetivo de mejorar su utilidad. No pretende este diccionario sustituir las terapias, los libros o la formación en biodescodificación, solo es una herramienta más para los que viven y piensan en Bio. Gracias a todos los hermanos Bio y a todos los seres humanos por hacer posible esta maravillosa bio-experiencia en este, nuestro planeta.
LIMPIEZA DE HIGADO MANUAL

Cuando comemos en exceso o comer alimentos procesados ​​o fritos y, en cualquier momento estamos expuestos a contaminantes ambientales o el estrés, el hígado se sobrecarga y exceso de trabajo. Cuando el hígado está gravado, que no puede procesar toxinas y grasa de una manera eficiente. Hay muchos alimentos que pueden ayudar a limpiar el hígado, naturalmente, al estimular su capacidad natural para limpiar los desechos tóxicos del cuerpo.

La vesícula biliar es un órgano con forma de pera situado debajo del hígado que se encarga de almacenar y liberar la bilis, un líquido que produce el hígado para digerir las grasas. Las piedras en la vesícula pueden no generar síntomas ni necesitar tratamiento pero ¿y si causan complicaciones? Según explica a Infosalus Xavier Calvet, vicepresidente de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), los cálculos en la vesícula son piedras de material duro que en la mayoría de los casos están formadas por colesterol y sólo en casos raros por otros materiales.

"Se desconocen sus causas y los factores de riesgo asociados a su desarrollo son la obesidad y el sobrepeso, ser mujer, haber tenido hijos o estar en edad fértil y tener más de 40 años", aclara Calvet que apunta que a pesar de que estas piedras están formadas por colesterol no se deben a los niveles elevados en sangre de este componente. Calvet señala que la patología es muy frecuente y que no siempre presenta síntomas. "Cuando se descubren a causa de algún otro examen físico, como por ejemplo una ecografía del riñón, se prefiere no intervenir y seguir un tratamiento conservador ya que rara vez existe riesgo de complicaciones", apunta.

Cuando existen síntomas vagos que no pueden ser atribuidos con claridad a los cálculos, el especialista recomienda no actuar sobre ellos ya que podrían tener otro origen y empeorar el curso de otro trastorno existente. Los síntomas y complicaciones que indican la necesidad de intervenir los cálculos biliares son el cólico hepático, caracterizado por dolor intenso debajo de las costillas en el lado derecho que puede acompañarse con nauseas y vómitos; la inflamación de páncreas (pancreatitis) al obstaculizar el flujo de enzimas digestivas del páncreas; o la obstrucción biliar, que impide que la bilis drene de forma adecuada y que da lugar a que la piel tome una tonalidad amarillenta (ictericia).

Para su diagnóstico Calvet señala que el método más fiable y económico es la ecografía abdominal, aunque se pueden emplear otras técnicas más específicas cuando existen complicaciones como la afectación pancreática. En cuanto a su prevención, el especialista indica que sólo se puede actuar sobre el factor de riesgo del sobrepeso o la obesidad y seguir un estilo de vida que asegure nuestra calidad de vida y salud a través del control del peso, la eliminación de tóxicos como el tabaco o el alcohol e integrar la actividad física en el día a día.

El tratamiento en caso de complicaciones asociadas a los cálculos es la extirpación de la vesícula biliar a través de una intervención que se denomina colecistectomía y que se realiza por vía laparoscópica, lo que disminuye las molestias, dolor o posibles complicaciones con respecto a una cirugía abierta. El hígado es el encargado de producir la bilis que se encarga de almacenar y liberar la vesícula biliar cuando comienza la digestión para participar en el proceso de descomposición y asimilación de las grasas. Tras la extirpación de la vesícula, el hígado libera la bilis al intestino, lo que en un porcentaje muy pequeño de las personas intervenidas puede dar lugar a diarrea.

La intervención en sí dura menos de una hora y Calvet aclara que existen pacientes en los que el procedimiento puede realizarse incluso a nivel ambulatorio aunque por lo general suele suponer un ingreso de dos o tres días a lo sumo. "Al igual que sucede con la extirpación del apéndice, la persona que pasa por una intervención para eliminar la vesícula y con ello las piedras que ocasionan la obstrucción puede hacer vida normal", aclara Calvet, que apunta que se llevan años realizando estas intervenciones con buenos resultados y sin complicaciones para los pacientes.

  • falta de apetito;
  • debilidad al mamar;
  • llanto agudo;
  • episodios en los que el tono muscular alterna entre la rigidez y la flaccidez;
  • convulsiones;
  • coma, que puede terminar en la muerte.
  • durante enfermedades o infecciones;
  • falta de apetito;
  • fiebre;
  • cambios en la conducta o la personalidad;
  • dificultad para caminar o problemas de equilibrio.
  • cetoaciduria de cadena ramificada
  • deficiencia de alfa-ceto deshidrogenasa de cadena ramificada
  • deficiencia de BDKD
  • enfermedad de jarabe de arce
  • deficiencia de BCKD
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermitente
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermedia
  • MSUD sensible a la tiamina
  • MSUD Tipo 1B
  • MSUD Tipo II

CLIMB (Children Living with Inherited Metabolic Disorders)
http://www.climb.org.uk

El folleto fue actualizado en el: 4 de septiembre de 2014 CARACTERISTICAS Y ENFERMEDADES

La hepatitis autoinmune es una enfermedad hepática que se produce por una disfunción del sistema inmunitario que provoca que éste ataque y destruya las células del hígado. Es decir los mecanismos de defensa del propio cuerpo reaccionan frente a las células hepáticas.

La enfermedad es poco frecuente, suele presentarse como una hepatitis aguda grave, como una hepatitis crónica o como una cirrosis, y se caracteriza porque mejora con medicamentos inmunosupresores. La presencia de anticuerpos antinucleares y su similitud con varios síntomas del lupus eritematoso sistémico hizo que se etiquetara como hepatitis lupoide. Posteriormente se demostró que esta enfermedad no estaba relacionada con el lupus, de manera que, actualmente, se denomina hepatitis autoinmune.

Esta hepatitis se vuelve crónica y no puede prevenirse. No se conocen las causas pero se piensa que puede haber una predisposición genética, ya que muchas veces afecta a personas con familiares que tienen enfermedades autoinmunes.Se ha sugerido que algunos agentes ambientales tóxicos o microbianos podrían ser los factores precipitantes del inicio de la enfermedad. Así se ha implicado a virus que ocasionan diferentes enfer­medades como el sarampión o la enfermedad del beso, así como el virus de la hepatitis A. También algunos fármacos, entre ellos algunos que se utilizan para reducir el colesterol como la pravastatina y la atorvastatina.

También se ha postulado la acción de algunos productos de herbolario. Sin embargo, no hay ninguna evidencia segura de que sean los responsables de la enfermedad. La hepatitis autoinmune és poco frecuente y se da principalmente en niñas y mujeres jóvenes; afecta al sexo femenino en un 70% de los casos. La enfermedad puede iniciarse a cualquier edad, pero es más frecuente en la adolescencia o en el inicio de la edad adulta. Los síntomas más comunes de la hepatitis autoinmune son el cansancio, molestias abdominales imprecisas, dolores articulares, prurito, ictericia, hepatomegalia y arañas vasculares (dilataciones venosas) en la piel. Cuando los pacientes presentan una cirrosis hepática pueden tener, además, ascitis (líquido en la cavidad abdominal) y encefalopatía hepática (estado de confusión mental).

amparo contra actos de molestia

  • A encontrar sus puntos fuertes, esto es, sus recursos de adaptación adecuados para potenciarlos.
  • A buscar nuevos sistemas y recursos de adaptación.
  • A conocer su estilo de vida y ayudarle a modificarlo, si no fuera competente para el cambio, bien por una disminución de los recursos propios o por una inadecuación de los mismos.
Los objetivos de enfermería no se suelen escribir en el plan de cuidados, a excepción de que sea para los alumnos, en cualquier caso deben responder a preguntas sobre: capacidades limitaciones y recursos del individuo que se pueden fomentar, disminuir/aumentar o dirigir. Es interesante la consideración de Brunner y Suddarth, en la que nos dice que «la identificación de las actuaciones apropiadas y los objetivos afines dependen de que la enfermera reconozca los puntos fuertes del paciente y sus familiares; de su comprensión de los cambios fisiopato1ógicos que sufre el enfermo y de su sensibilidad a la respuesta emociona1, psicológica e intelectual del sujeto a la enfermedad.». Esta consideración nos aporta la idea de comprensión de lo que la persona hace, piensa y siente con respecto a él mismo, a la enfermedad, al medio que le rodea, etc., esto es, reconocer y comprender sus sistemas de vida y sus recursos.

Los objetivos de enfermería se describen en el tiempo a:
- Objetivos a corto plazo: Son los resultados que pueden lograrse de modo favorable y rápido, en cuestión de horas o días. Estos son adecuados especialmente para establecer la atención inmediata en situaciones de urgencia cuando los pacientes son inestables y los resultados a largo plazo son inciertos.
- Medio plazo: para un tiempo intermedio, estos objetivos son también intermedios, de tal forma que, podamos utilizarlos para reconocer los logros del paciente y mantener la motivación.
- Objetivos a largo plazo: Son los resultados que requieren de un tiempo largo. Existen dos tipos:

    • Uno, abarca un período prolongado y requiere de acciones continuas de enfermería, que median directamente entre el objetivo y su logro.
    • Otro, se obtiene mejor a través de una secuencia de objetivos a corto plazo. Este segundo tipo no requiere de la acción directa de enfermería, dado que las acciones de enfermería acompañan a los objetivos a corto plazo..
* OBJETIVOS DEL CLIENTE/PACIENTE: Al describir los objetivos debemos entender que estamos prefijando los resultados esperados, esto es, los cambios que se esperan en su situación, después de haber recibido los cuidados de enfermería como tratamiento de los problemas detectados y responsabilidad de la enfermera/o. Los objetivos del cliente se anotan en términos de lo que se espera que haga el cliente, esto es, como conductas esperadas.

Las principales características de los objetivos del cliente son tres:

  • Deben ser alcanzables, esto es, asequibles para conseguirlos.
  • Deben ser medibles, así se describen con verbos mensurables del tipo de, afirmar, hacer una disminución, hacer un aumento, toser, caminar, beber, etc.
  • Deben ser específicas en cuanto a contenido (hacer, experimentar o aprender) y a sus modificadores (quién, cómo, cuándo, d6nde, etc.). Así, al verbo se le añaden las preferencias e individualidades, Ejemplo: el paciente caminará (verbo) por el jardín (dónde) después de comer (cuándo) durante 15 minutos (cuánto).
Los contenidos se describen como verbos y como ya hemos dicho que sean mensurables. En cuanto a los objetivos cuyo contenido es el área de aprendizaje quisiéramos aportar los ámbitos que B. Bloom hace del aprendizaje, referidos como objetivos de la educación.
  • Cognoscitivos: estos objetivos se fundamentan en la memoria o reproducción de algo adquirido mediante el aprendizaje, así como objetivos que precisan actividad de carácter intelectual (determinación de problemas, reestructuración), Los objetivos abarcan desde un mero repaso a la alta originalidad.
  • Afectivos: son objetivos que hacen hincapié en la tensión sentimental, una emoción o cierto grado de simpatía o repulsa. Oscilan entre una simple atención a la toma de conciencia de gran complejidad. Son objetivos que describen intereses, actitudes, conceptuaciones, valores y tendencias emotivas,
  • Psicomotores: estos objetivos se proponen el desarrollo muscular o motor, ciertas manipulaciones de materias u objetos, o actos que precisan coordinación neuromuscular, Son habilidades.
La lectura de Bloom nos ayuda a conocer y adquirir habilidad para describir de una manera correcta los objetivos en el área del aprendizaje. * ACTUACIONES DE ENFERMERÍA:

Las actuaciones enfermeras son aquellas intervenciones especificas que van dirigidas a ayudar al paciente al logro de los resultados esperados. Para ello se elaborarán acciones focalizadas hacia las causas de los problemas, es decir, las actividades de ayuda deben ir encaminadas a eliminar los factores que contribuyen al problema (Iyer 1989). El paciente y los familiares deben participar, siempre que sea posible, en las decisiones relativas a las intervenciones enfermeras encaminadas al logro de los objetivos. Para identificar las intervenciones es aconsejable conocer los puntos fuertes y débiles del paciente y sus familiares, como se explicó anteriormente.

Del modelo bifocal de los diagnósticos de enfermería, podríamos decir que se desprende la responsabilidad del tratamiento tanto, de los diagnóstico enfermeros como de las complicaciones fisiológicas, para ello, el modelo establece dos tipos de prescripciones: enfermera y médica: - Prescripciones enfermeras: Son aquellas en que la enfermera puede prescribir independiente para que el personal de enfermería ejecute la prescripción. Estas prescripciones tratan y controlan los diagnósticos enfermeros.
- Prescripciones médicas: Son actuaciones prescritas por el médico, representan tratamientos de problemas interdisciplinarios que la enfermera inicia y maneja
La enfermera/o toma decisiones independientes tanto en los diagnósticos de enfermería como en los problemas interdisciplinarios.

En la elaboración de actividades han de tenerse presente los recursos materiales, desde la estructura física del servicio hasta su equipamiento; también hay que tener en cuenta, los recursos humanos, en la cantidad y la cualificación de los distintos estamentos que van a intervenir con nosotros; también influyen los recursos financieros. Vamos a ver ahora el tipo de actividades de enfermería, Iyer (1989).

  • Dependientes: Son las actividades relacionadas con la puesta en práctica de las actuaciones médicas. Señalan la manera en que se ha de llevar a cabo una actuación médica
  • Interdependientes: Son aquellas actividades que la enfermera lleva a cabo junto a otros miembros del equipo de salud. Estas actuaciones pueden implicar la colaboración de asistentes sociales, expertos en nutrición, fisioterapéutas médicos, etc.
  • Independientes: Son aquellas actividades de la enfermería dirigidas hacia las respuestas humanas que está legalmente autorizada a atender, gracias a su formación y experiencia práctica Son actividades que no requieren la orden previa de un médico.
Las características de las actuaciones de enfermería son, según Iyer (1989), las que siguen:
  • Serán coherentes con el plan de cuidados, es decir, no estarán en desacuerdo con otros planes terapéuticos de otros miembros del equipo.
  • Estarán basadas en principios científicos. Recordemos los paradigmas de salud sobre los que se basa contemporáneamente la enfermería, empírico-analítico, hermenéutico-interpretativo y socio-crítico, éstos fundamentan las decisiones y actuaciones enfermeras.
  • Serán individualizados para cada situación en concreto. Los cuidados de un paciente difieren de los de otro, aunque tengan diagnósticos enfermeros y médicos iguales o similares.
  • Se emplearán para proporcionar un medio seguro y terapéutico.
  • Van acompañadas de un componente de enseñanza y aprendizaje.
  • Comprenderán la utilización de los recursos apropiados.
Desde un punto de vista funcional la enfermería planifica actuaciones en las diferentes áreas de la salud, la enfermedad y el desarrollo humano:
  • Promoción de la salud.
  • Prevenir las enfermedades,
  • Restablecer la salud
  • Rehabilitación.
  • Acompañamiento en los estados agónicos.
A este tipo de actividades hay que añadir las actividades de estudio, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad delegadas por la medicina, por ejemplo realización de Pruebas diagnósticas, aplicación de fármacos, etc.

Las acciones más habituales de la planificación de los cuidados de enfermería integrales, entorno a los diferentes tipos de diagnóstico enfermero y a los problemas interdependientes son: - El diagnóstico enfermero real:

    • Reducir o eliminar factores contribuyentes.
    • Promover mayor nivel de bienestar.
    • Controlar el estado de salud.
- Para el diagnóstico enfermero de alto riesgo:
    • Reducir o eliminar los factores de riesgo,
    • Prevenir que se produzca el problema.
    • Controlar el inicio de problemas.
- Para el diagnóstico enfermero posible:
    • Recoger datos adicionales que ayuden a confirmar o excluir un diagnóstico.
- Para el diagnóstico enfermero de bienestar:
    • Enseñar conductas que ayuden a conseguir mayor nivel de bienestar.
- Para problemas interdependientes:
    • Controlar los cambios de estado del paciente.
    • Manejar los cambios de estado de salud.
    • Iniciar las actuaciones prescritas por la enfermera V el médico.
La determinaci6n de las actuaciones de enfermería que son necesarias para resolver o disminuir el problema, requiere de un método. Los pasos a seguir son los que siguen:
  • Definir el problema (diagnóstico).
  • identificar las acciones alternativas posibles.
  • Seleccionar las alternativas factibles.
El segundo paso de este método consiste en desarrollar todas las soluciones o alternativas posibles. El éxito de las actuaciones de enfermería dependerá de la capacidad del profesional p ara elegir actividades y posteriormente desarrollar las más adecuadas para obtener los resultados esperados, solución del problema/diagnóstico posibles,

Veremos de manera resumida y genérica las acciones de enfermería que encontramos en un plan de cuidados:

  • Realizar valoraciones de enfermería para identificar nuevos problema/diagnóstic0s de enfermería
  • Realizar la educación sanitaria del paciente para capacitarle en conocimientos, actitudes y habilidades.
  • Aconsejar acerca de las decisiones de sus propios cuidados.
  • Consulta y remisi6n a otros profesionales.
  • Realizaci6n de acciones terapéuticas específicas de enfermería
  • Ayudar a los pacientes a realizar las actividades por si mismos.
Y también, la determinaci6n de actividades de enfermería para los problemas interdependientes, según Carpenito (1987) son:
  • Realizar valoraciones frecuentes para controlar al paciente y detectar complicaciones.
  • Remitir la situaci6n al profesional adecuado cuando existan signos y síntomas de complicaciones potenciales, y
  • Ejecutar las actividades interdependiente de enfermería prescritas por el médico (por ejemplo: lavado de sonda nasogástrica cada 2 horas con suero fisiológico).
Las directrices específicas para los cuidados de enfermería se denominan órdenes de enfermería y se componen de los siguientes elementos, según Iyer (1989):
  • La fecha.
  • El verbo, con los calificativos que indiquen claramente la actuación.
  • Especificación de quién (sujeto).
  • Descripción de qué, dónde, cuándo, cómo y cuánto
  • Las modificaciones a un tratamiento estándar
  • La firma
Para terminar este apartado, digamos que, las actuaciones de enfermería son aquellas actividades que necesariamente deben hacerse, para obtener los resultados esperados, y deben definirse para cada diagnóstico de enfermería y problema interdependiente. * DOCUMENTACIÓN EN EL PLAN DE CUIDADOS DE ENFERMERÍA:

La última etapa del plan de cuidados es el registro ordenado de los diagnósticos, resultados esperados Y actuaciones de enfermería Ello se obtiene mediante una documentación. El plan de cuidados de enfermería, según Griffith-Kenney y Christensen (1986), "es un instrumento para documentar y comunicar la situación del paciente/cliente, los resultados que se esperan, las estrategias, indicaciones, intervenciones y la evaluación de todo ello".

Las finalidades de los planes de cuidados están dirigidas a fomentar unos cuidados de calidad, mediante:

  • Los cuidados individualizados,
  • La continuidad de los cuidados,
  • La comunicación, y
  • La evaluación, Bower (1982).
P ara la actualización de los planes de cuidados hay que tener en cuenta que todos los elementos de los planes de cuidados son dinámicos, por lo que se precisa de una actualización diaria. Los diagnósticos, resultados esperados y las actuaciones, que ya no tengan validez deben ser eliminados. * PARTES QUE COMPONEN LOS PLANES DE CUIDADOS:

Los planes de cuidados deben tener los siguientes registros documentales:

  • Diagnósticos de enfermería/problemas interdependientes.
  • Objetivos del cliente para el alta a largo plazo (criterios de resultado)
  • Ordenes de enfermería (actividades),
  • Evaluación (informe de evolución).
Hunt (1978) desarrolló tres documentos para recoger toda la información necesaria para enfermería:
  • Hoja de admisi6n que recoge la información de la valoración.
  • Documento donde se registra: Los problemas del paciente, los objetivos del plan de cuidados y las acciones de enfermería.
  • Documento de evaluación
De una manera u otra, en la actualidad, todos los planes de cuidados utilizan estos documentos. * TIPOS DE PLANES DE CUIDADOS:

salon de actos caja circulo burgos

La evaluación nutricional del paciente cirrótico, como en todo paciente desnutrido, incluye: 1) los procederes clínicos (donde se recogen los datos del interrogatorio, examen físico, historia psicosocial y encuestas dietéticas); 2) los procedes antropométricos, que incluyen la talla, el peso, la superficie corporal, el índice de masa corporal (IMC), la circunferencia braquial, los pliegues cutáneos, y las áreas muscular y grasa del brazo. Las variables bioquímicas que se consideran son: glucosa, urea, creatinina, proteínas plasmáticas (albúmina, transferrina, prealbúmina), conteo celular de linfocitos, hierro sérico, excreción urinaria de creatinina y nitrógeno ureico, y el balance nitrogenado, entre otros. El consenso de la Sociedad Europea para la Nutrición Enteral y Parenteral de los pacientes con enfermedad hepática
recomienda: 18

  • Se debe aportar al paciente hasta 1,2 - 1,5 g de proteínas/Kg/día para lograr un balance nitrogenado adecuado. De esta
    forma se evita la depleción proteica endógena por la vía gluconeogénica: el beneficio que se obtiene dando pobres
    cantidades de proteínas en la dieta es mínimo comparado con la gran cantidad de aminoácidos que entran en la
    circulación sistémica debido a la degradación proteica endógena.
  • Es necesario modificar el régimen alimentario para prevenir la malnutrición y el patrón de ayuno en estos pacientes.

Este debe ser: 1) Comidas frecuentes en el día, 2) Inclusión de una merienda en las noches, y 3) Suplir con preparados
enriquecidos con aminoácidos de cadena ramificada, libres de aminoácidos aromáticos, combinados con glucosa e insulina, para disminuir la degradación proteica.

En los pacientes compensados, la dieta será según las recomendaciones para sujetos saludables. La dieta del paciente se particularizará de acuerdo con su evaluación nutricional y sus necesidades energéticas. El aporte de glúcidos, grasas y proteínas será adecuado en una proporción aproximada de: Glúcidos: 60 - 65 %; Grasas: 20 - 25 %; Proteínas: 10 - 15 %. En la cirrosis descompensada en cualquiera de sus formas, primero se deben tomar las medidas emergentes para controlar la gravedad del enfermo y sostener las funciones vitales (reanimación). En esta primera fase, las medidas a tomar desde el punto de vista nutricional son pobres, y están encaminadas principalmente a controlar la causa de la descompensación.

Una vez que el paciente rebasa esta etapa, se debe establecer un patrón de reajuste donde primeramente se reconocerá el
estado del enfermo. Se debe monitorear estrechamente la terapia nutricional, y ajustar secuencialmente la dieta, según la
respuesta del individuo. Se le administrarán las kilocalorías suficientes, según su tolerancia, para mantenerlo compensado, en forma productos enterales y parenterales.
En el caso específico de la encefalopatía hepática, existe un aumento en las concentraciones séricas de amoníaco, aminoácidos aromáticos, neuro-transmisores inhibitorios y falsos neurotransmisores como la serotonina, feniletanolamina y octopamina. 21

El tratamiento está encaminado en la primera etapa a controlar la hemorragia, conocer la causa de la misma (si es de origen varicoso o no), y aplicar las medidas de aclaramiento del tracto gastrointestinal con el objetivo para impedir la absorción de compuestos nitrogenados que precipiten la aparición de una encefalopatía. En este estado de descompensación del enfermo, el tratamiento dietético está encaminado a restringir la sal (sodio) a
0,5-1,0 g por día, y aportar, además, una dieta de acuerdo con las necesidades energéticas del individuo, con énfasis en
la administración de albúmina por vía oral (ovo- y lactoalbúmina) y endovenosa si lo requiriera y según los criterios establecidos. El aporte endovenoso se podrá realizar cuando sea necesario hacer paracentesis, y su infusión se calculará a
razón de 6 a 8 g de albúmina por cada litro de líquido ascítico extraído. 26

Este síndrome ocurre en los individuos con hepatopatías crónicas e insuficiencia hepática avanzada con hipertensión portal, y se caracteriza por una insuficiencia renal funcional y notable alteración de la circulación arterial y de la actividad de los sistemas vasoactivos endógenos. El tratamiento está encaminado a restringir al máximo el aporte de líquidos, suspensión de los diuréticos, y control estricto del balance hidroelectrolítico y ácido-básico, así como el uso de expansores plasmáticos y
la dopamina. 27 La Nutrición parenteral en los pacientes cirróticos solo debe reservarse para aquellos estados que plenamente lo justifiquen: 1) los desnutridos que deban ser sometidos a tratamiento quirúrgico, 2) en las insuficiencias hepáticas graves como medida terapéutica auxiliar, 3) en los pacientes graves con alguna de las complicaciones antes descritas o cuando exista imposibilidad de alimentación oral. 4

La Nutrición parenteral tiene sus inconvenientes, pues: 1) incrementa las actividades aminotranferasas y de la fosfatasa alcalina, 2) puede precipitar la aparición de colestasis, 3) aumenta el riesgo de infecciones. Recomedaciones en el uso de la albúmina exógena:

Es bueno dejar establecido que dicho elemento es un hemoderivado, no es un nutriente. Por lo tanto, no se puede utilizar con fines de repleción nutricional.

El metabolismo energético puede ser usado como factor predictivo a la hora de valorar el pronóstico de un paciente
cirrótico. 29 La correcta nutrición de estos pacientes es tan o más importante que el tratamiento farmacológico de la
enfermedad y sus complicaciones, ya que ello nos permite realizar acciones encaminadas a mejorar su calidad de vida,
de ahí la importancia de conocer exactamente todos los fenómenos metabólicos que ocurren en esta enfermedad. As an entity, Liver Cirrhosis (LC) is present with varying frequencies from country to country. Although its causes can be varied, alcoholic and viral factors are the most frequent ones. Malnutrition prevalence is high among cirrhotic patients because of the concurrence of a hypercatabolic state in one hand, and increased energy and nutrients requirements along with inadequate dietetic habits on the other, all of these factors difficulting nutritional replenishment. Feeding of the cirrhotic
patient is dependent upon the clinical status of the liver disease, be either compensated or uncompensated (hepatic encephalopathy, digestive bleedings, ascitis, hepatorenal syndrome). In the first case, diet will be established following the principles of a healthy diet. Regarding those patients with uncompensated signs of the hepatic disease, recommendations will be set forth based on the response of the patient to the medical treatment. Energy metabolism can be used as a predictive criterion. Proper nutrition of these patients is as important as the pharmacological treatment of the disease and its complications, because allow us to perform actions oriented to improve their quality of life. Henceforth, the importante of knowing accurately the
metabolic changes that ocurrs in this disease.

La protección de la integridad anatómica y funcional del hígado ejercida por el café es de tal calibre que parece poco creíble. Casi suena a broma. Sin embargo, estudios epidemiológicos de gran rigurosidad científica revelan que el consumo prolongado de café se asocia a una reducción muy notable del riesgo de cirrosis alcohólica y de cáncer de hígado, entre otros procesos. En el año 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un notable estudio epidemiológico sobre esta enfermedad, en el que precisó que el 1,3 % de las muertes anuales en el mundo se debían a cirrosis hepática. En Europa sufren esta enfermedad 29 millones de personas, de las que 17.000 fallecen anualmente.

En España las enfermedades digestivas ocupan la cuarta causa de muerte (2013), según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística (27 de febrero de 2015). La cirrosis es una gran protagonista de la patología digestiva, cuyas causas principales, en nuestro país, son el consumo de alcohol y el virus de la hepatitis C, prácticamente cada una es responsable de un 50% (algo más el alcohol). MEDIDAS PREVENTIVAS DE LA CIRROSIS

Antes de describir las propiedades benefactoras del café me parece crucial enfatizar que si realmente deseamos disminuir el riesgo de cirrosis, lo primero que tenemos que hacer es reducir el consumo de alcohol, pues a partir de los 40 gramos diarios de ingesta etílica existe un pronunciado riesgo de degeneración y desestructuración hepática; incluso trabajos más recientes están considerando que ya existe riesgo con 20 gramos de alcohol al día (unos tres vasos de vino). Las medidas de prevención primaria de la infección por los virus de la hepatitis C, B y D representan otra medida preventiva de primer orden. Dado que disponemos de una excelente vacuna frente a la hepatitis B, la mayor parte de los casos de cirrosis de origen vírico se deben a la evolución de la hepatitis crónica C, pues, por ahora, no podemos prevenirla con vacuna alguna. En consecuencia, las medidas de prevención primaria de la misma se centrarán en evitar su mecanismo de transmisión: práctica de relaciones sexuales seguras (con protección) y control de la transmisión por vía sanguínea (lucha contra la adicción a drogas por vía parenteral, control transfusiones…).

Una vez que la persona se ha infectado por el virus de la hepatitis C, tiene muchas posibilidades de evolucionar hacia una hepatitis crónica (en torno al 80%). Obviamente, el tratamiento efectivo de la misma conseguirá curar no sólo la citada hepatitis crónica sino también prevenir sus temibles complicaciones: cirrosis hepática y cáncer de hígado. Hasta ahora el tratamiento de la hepatitis crónica con el tratamiento convencional (interferón y ribavirina) tenía una efectividad de un 50%. Sin embargo, el avance terapéutico alcanzado durante el año 2014 ha sido espectacular, pues la nueva combinación de antivíricos (ritonavir, ombitasvir, dasabuvir…) parece ser capaz de curar hasta al 90% de las personas. Más aún, durante el 2015 se ha comprobado que la efectividad del tratamiento de la hepatitis C (causada por el genotipo 1) con sofosbuvir/daclatasvir es superior al 90%.

Aunque es bastante caro, está claro que la confirmación de estos excelentes resultados hace que la relación coste-beneficio sea muy rentable y beneficiosa. CAFÉ: REDUCCIÓN DEL RIESGO DE CIRROSIS

Si efectuamos un pequeño recorrido histórico sobre la literatura científica más relevante que ha versado sobre este tema nos remontaremos a los estudios iniciales de Klatsky, que ya en 1992 publicó un estudio de cohortes 1 en el que reveló que las personas que bebían cuatro o más tazas de café al día veían reducido su riesgo de cirrosis en un gran porcentaje: 80%. Posteriormente, se publicaron tres estudios italianos de carácter retrospectivo (casos y controles) que también obtuvieron resultados similares. Así, Corrao y colegas en 1994 comparando a un grupo de 115 casos con cirrosis con un grupo testigo o control, sin cirrosis, comprobaron que había una asociación inversa entre la ingesta de café y el riesgo de cirrosis 2. Estos mismos investigadores publicaron, siete años más tarde, en una revista de prestigio (Annals of Epidemiology), un estudio de casos y controles (274 casos de cirrosis y 458 controles), en el que mostraron que las personas que bebían cuatro o más tazas de café al día veían reducido su riesgo de cirrosis en un porcentaje del 84% con respecto a los que no bebían café 3. El tercer estudio de casos y controles fue el efectuado por Gallus y colegas 4, los cuales publicaron sus resultados en el año 2002, en la misma revista que el grupo anterior (Annals of Epidemiology). Estos investigadores comparando los hábitos dietéticos de 101 casos de cirrosis con 1538 controles, comprobaron que los que bebían tres o más tazas de café al día tenían un riesgo notablemente menor de desarrollar cirrosis: un 71%.

Un trabajo de gran repercusión fue el publicado en el año 2006 por Klatsky y colegas (grupo Kaiser permanente) en una revista anglosajona de gran relevancia (Arch Intern Med). Estos autores estudiaron prospectivamente a 125.580 personas, sin enfermedad hepática, durante un tiempo de 16 a 21 años (inicialmente examinados entre 1978 y 1985). A finales de 2001 ya habían diagnosticado 330 casos de cirrosis, de los cuales 199 se debían al consumo de alcohol. Tras controlar los diversos factores de confusión y empleando un sistema estandarizado para el cálculo de riesgos (modelos de regresión de Cox con 7 covariables), comprobaron que los bebedores habituales de café se beneficiaban de un 22% de reducción de cirrosis alcohólica por cada taza de café consumida al día, de forma que los que consumían cuatro o más tazas de café al día tenían riesgos relativos de 0,2 con respecto a los no bebedores, lo que significa una reducción de un 80% del riesgo de cirrosis etílica. También comprobaron una notable reducción del riesgo de elevación sanguínea de las enzimas hepáticas relacionadas con el daño del hígado (las transaminasas), particularmente en los grandes bebedores de alcohol (reducción de un 40 a un 50% de riesgo). El té no se asoció a ninguna reducción de riesgo. 5

Copas de café especial preparado con la cafetera de infusión Chemex por Pedro, un ángel barista Estos autores, aunque comprueban un notable efecto protector del café sobre el hígado, revelado por gran descenso del riesgo de cirrosis, insisten en que la mejor medida para evitar la cirrosis alcohólica se basa en la reducción de la ingesta de cantidades apreciables de alcohol.

Hasta ahora hemos visto que el consumo prolongado de café reduce el riesgo de cirrosis hepática de origen alcohólico, pero no sobre otras enfermedades crónicas del hígado (hepatopatías crónicas). Sin embargo, hace pocos años se han publicado varios artículos que describen el efecto protector del café en otras patologías crónicas del hígado: la hepatitis crónica causada por el virus de la hepatitis C y el hígado graso o esteatosis hepática no alcohólica. En ambos procesos el consumo prolongado de café parece reducir su evolución a cirrosis, hecho que ensombrecería el pronóstico de los mismos. Vamos a describir los citados artículos. Consumo de café: aumento de efectividad del antiguo tratamiento de hepatitis C (interferon y ribavirina)

En marzo de 2011, Neal Freedman y colegas, miembros del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., publicaron en la revista oficial de la Sociedad Americana de Gastroenterología (Gastroenterology) un excelente trabajo 6 en el que revelaron que "el consumo alto de café (más de tres tazas al día) es un factor predictivo de una mejor respuesta virológica al tratamiento con interferon y ribavirina en pacientes con hepatitis C". En esencia, estos autores comprobaron que la respuesta virológica temprana (semana 20), tardía (semana 48, coincidiendo con la conclusión del tratamiento) y sostenida (cuando no se observa el ARN vírico en la semana 72) era tres veces más probable que sucediera en los bebedores de más de tres tazas al día, con respecto a los no bebedores. No observaron iguales beneficios en los bebedores de té.

Hemos de entender que la curación de la hepatitis crónica C evita sus dos grandes complicaciones: cirrosis y cáncer de hígado. ¿El café es capaz de reducir el riesgo de cirrosis hepática en personas que ya padecen Hepatitis C?

Antes, parecía harto difícil; ahora, es posible. Al menos, eso parece desprenderse de la publicación, en agosto de 2015, en Clinical Gastroenterology and Hepatology, 7 de un estudio observacional (casos y controles) que revela que el café y la cafeína (de otras fuentes) se asocia a una reducción significativa del desarrollo de cirrosis entre sujetos con infección crónica por el virus de la hepatitis C. Efectivamente, los autores del estudio aprecian que de los 910 pacientes de la muestra, los que sufrían cirrosis avanzada (342 pacientes) no consumían habitualmente café, mientras que los que presentaban lesiones mínimas o ligeras de fibrosis tenían como hábito arraigado el consumo habitual de café (568 pacientes). Incluso llegan a observar tal beneficio a partir de cantidades modestas de cafeína: 100 miligramos.

frases celebres sobre nuestros actos

La Tolerancia a la droga ocurre cuando el organismo se adapta a una determinada cantidad (dosis) de fármaco y se da una reacción menor del organismo, lo que ocasiona que una persona necesite dosis mayores del fármaco o droga con la finalidad de que obtenga el mismo efecto inicial. Asimismo la " Tolerancia Cruzada " ocurre cuando un individuo tolera drogas de la misma especie o de otro tipo (alcohol o marihuana).

Definición y algunos de los problemas que ocasiona La drogadicción consiste en el consumo de drogas prohibidas e ilegales (cocaína, crack, morfina, mariguana, cementos y solventes inhalables, entre otras). Y están prohibidas debido a que son altamente nocivas para la salud física como mental de los individuos y de la sociedad.

La drogadicción es uno de los grandes males del mundo actual. El consumo, fomento y distribución de las drogas son causa de matanzas, extorsiones, tragedias familiares, degeneración de la juventud y autodestrucción física y mental. En México las drogas más utilizadas son:

- Solventes inhalables como el cemento El consumo de las drogas se está extendiendo a casi todos los niveles escolares, incluyendo el de la primaria. También se viene consumiendo el crack, un residuo de la cocaína.

Los daños físicos y mentales que padecen los drogadictos son de tipo irreversible, es decir son daños permanentes que no tienen remedio en los huesoso, la sangre, el hígado, los pulmones y el sistema nervioso entre otros. Los drogadictos incurren en toda suerte de delitos como el robo, el asesinato, las violaciones, el vandalismo, el pandillerismo y la vagancia.

En la solución de este problema no solo es necesaria la participación de las autoridades, sino también de médicos, maestros, psicólogos, padres de familia y en fin de todos los miembros de la sociedad incluyendo a los niños y a los jóvenes. Como Se Desarrolla El Consumo De Drogas

Las influencias sociales juegan un papel esencial al hacer atractivo el consumo de drogas. Las primeras tentaciones para consumir drogas pueden darse en situaciones sociales en forma de presiones para " aparentar ser adulto " y " pasarla bien " al fumar cigarrillos o consumir alcohol o mariguana.

Una encuesta aplicada en 1987 encontró que la televisión y las películas ejercían la mayor influencia sobre los estudiantes de cuarto a sexto grados al hacerles parecer atractivo el consumo de drogas y alcohol; otros niños ejercían la segunda mayor influencia. La encuesta ilustra sobre las razones por las cuales los estudiantes toman drogas. Los niños de cuarto a sexto grado piensan que el motivo más importante para consumir alcohol y mariguana es " estar a tono con los demás", y enseguida porque desean " pasarla bien ". También ellos poseen una información incompleta o inexacta, esto reafirma la necesidad de poner en práctica programas preventivos desde los primeros grados, programas que se ocupen de enseñar a los niños la realidad acerca de las drogas y el alcohol, y adiestrarlos a fin de que puedan resistir la presión de los compañeros que los inducen a consumirlas.

Los estudiantes que se vuelven hacia las drogas más potentes generalmente lo hacen después de haber usado cigarrillos y alcohol, y luego mariguana. Sus primeras pruebas pueden no producirles un " gran viaje "; sin embargo, los estudiantes que continúan consumiendo drogas aprenden que éstas pueden alterar sus pensamientos y sensaciones.

Mientras más se enreda un estudiante con la mariguana, es más probable que comience a consumir otras drogas junto con ella. Por lo común el consumo de drogas avanza por etapas, desde el uso ocasional hasta el uso habitual, pasando por el consumo de diversas drogas, hasta una total dependencia. En cada etapa, el consumo aumenta, se diversifica y, cada vez más, sus efectos son extenuantes.

Pero tal progresión no es inevitable. El consumo de drogas puede detenerse en cualquier etapa. No obstante, mientras más se enredan los niños con las drogas, más difícil resulta detenerlos. La mejor manera de luchar contra las drogas es empezar a prevenir su consumo antes de que los niños comiencen a probarlas.

Las acciones preventivas dirigidas hacia los pequeños son el medio más eficaz de combatir el consumo de drogas. El consumo de drogas y el aprendizaje

El consumo de drogas desintegra la autodisciplina y la motivación necesarias para el aprendizaje. El elevado consumo de drogas entre los estudiantes crea un clima en la escuela que es destructivo para el aprendizaje.

La investigación muestra que esto puede provocar un descenso en el rendimiento escolar. Se ha encontrado que esto es cierto tanto para los estudiantes que sobresalen en la escuela antes de consumir drogas, como para los que tienen problemas escolares o conductuales antes de consumirlas. Según un estudio, los estudiantes que consumen mariguana tienen el doble de probabilidades de obtener un promedio más bajo que otros. Frecuentemente las calificaciones bajas empiezan a mejorar cuando se suspende el consumo de drogas. El consumo de drogas está estrechamente ligado a la ausencia injustificada y la deserción escolar.

Las probabilidades de que los preparatorianos que consumen drogas pesadas falten a la escuela es por lo menos tres veces mayor que los que no las consumen. Alrededor de una quinta parte de los consumidores de drogas pesadas se ausentan de la escuela tres días o más al mes y el promedio de faltas es seis veces mayor que entre los no consumidores.

En un estudio llevado a cabo en Filadelfia, la frecuencia de fugas era casi dos veces mayor entre los consumidores que entre los estudiantes graduados; cuatro de cada cinco desertores consumían drogas consuetudinariamente. El consumo de drogas está relacionado con el crimen y la mala conducta, que interrumpen la tranquilidad y seguridad de la escuela, propicias para el aprendizaje.

Las drogas no sólo transforman las escuelas en mercados de distribución de drogas, también llevan a la destrucción del inmueble y al desorden en el salón de clases. Entre los preparatorianos era tres veces más probable encontrar bándalos en los consumidores de drogas pesadas, que destruían la escuela, y dos veces más probable que se vieran implicados en riñas en la escuela o en el trabajo que en los no consumidores.

Los estudiantes consumidores de drogas crean un ambiente de apatía, disolución y desacato hacia los demás. Así, entre los adolescentes que han usado las líneas telefónicas nacionales de urgencia para cocainómanos, 32% declaró que vendía drogas y un 64 % dijo que robaba a sus familias, amigos o patrones a fin de comprar drogas.

actos de competencia desleal ley 256

-La melancolía contrarresta el miedo -La tristeza contrarresta la ira

-El miedo contrarresta el júbilo Además de las siete emociones clásicas, algunos médicos chinos consideran otras como el duelo, amor, odio y deseo. El duelo es similar a la tristeza. El “amor” se refiere al amor obsesivo o mal dirigido, como cuando una persona ama a alguien que le hace daño de manera continua. El odio es una emoción negativa similar a la ira. “Deseo” significa ansia excesiva, incluirlo como causa de enfermedad refleja la influencia taoísta, confucionista y budista en la medicina china. Las tres filosofías chinas consideran el deseo excesivo como la raíz de muchos problemas emocionales. Esa ansia excesiva sería un aspecto de la emoción de “júbilo” en la medicina china, hace que el fuego ministerial ascienda hacia arriba y hostigue a la mente (Shen).

La definición de ira según la Real Academia Española (RAE):

  1. f. Pasión del alma que causa indignación y enojo.
  2. f. Apetito o deseo de venganza
  3. f. Furia o violencia de los elementos

El término ira debe ser interpretado en sentido amplio incluyendo otros estados emocionales relacionados como el resentimiento, ira reprimida, sentirse agraviado, frustración, irritación, cólera, indignación o amargura. Si persiste durante mucho tiempo, puede afectar al Hígado y causar estancamiento de Qi de Hígado, estasis de la Sangre de Hígado, elevación del Yang de Hígado o reactivación del Fuego de Hígado. La ira suele causar elevación del Qi y aparición de muchos síntomas y signos de la cabeza y el cuello, como cefalea, acufenos, mareos, manchas rojas en la parte frontal del cuello, sed, sabor amargo y una lengua Roja, sobre todo en los lados.

El efecto de la ira sobre el Hígado depende, por una parte de la reacción de la persona al estímulo emocional y, por otra, de los factores concurrentes. Si la ira es reprimida causará estancamiento del Qi de Hígado, mientras que si es expresada hará que el Yang de Hígado se eleve o el Fuego de Hígado se avive. En la mujer, el estancamiento de Qi de Hígado puede conducir con facilidad a estasis de la Sangre de Hígado. Si la persona sufre alguna deficiencia de Yin de Riñón (quizá por exceso de trabajo), experimentará elevación de Yang de Hígado. Por otro lado, si la persona tiene tendencia al Calor (quizá por consumo excesivo de alimentos calientes), tenderá a experimentar reactivación del Fuego de Hígado. La ira no siempre se manifiesta hacia fuera con brotes de cólera, irritabilidad, gritos, enrojecimiento facial, etc. Algunas personas pueden reprimir la ira durante años sin manifestarla nunca. La depresión de larga evolución se puede deber a esta ira reprimida o resentimiento. Puesto que la persona está muy deprimida, puede parecer sometida y pálida, caminar lentamente y hablar en voz baja, signos que se deben relacionar con depleción de Qi y Sangre derivada de la tristeza o el duelo. Sin embargo, cuando la causa de enfermedad es la ira en vez de la tristeza, el pulso y la lengua lo demostrarán con claridad: el pulso será lleno y de cuerda, y la lengua será roja con lados rojos y una saburra amarillenta seca. Este tipo de depresión se debe probablemente a resentimiento de larga evolución, muchas veces dirigido a un miembro de la familia.

En algunos casos, la ira se disfraza de otras emociones, como culpabilidad. Algunas personas pueden albergar culpabilidad en su interior durante muchos años y no pueden o no quieren reconocerla: quizá empleen la ira como una máscara para su culpabilidad. Además, existen algunas familias en las que todos sus miembros están permanentemente enfadados, en estos casos la ira se usa como una máscara para ocultar otras emociones como culpabilidad, miedo, disgusto por sentirse controlado, debilidad o complejo de inferioridad. Cuando pasa esto, es importante comprender la situación ya que no es necesario tratar la ira sino la condición psicológica y emocional que hay detrás.

En algunos casos, la ira puede afectar a órganos distintos del Hígado, en especial al Estómago. Esto se puede deber al estancamiento de Qi de Hígado que invade el Estómago. Ocurrirá con más frecuencia si la persona se enfada a la hora de comer, lo que puede suceder cuando las comidas familiares “se utilizan” para las broncas. También sucede cuando existe debilidad prexistente del Estómago, en cuyo caso la ira puede afectar sólo al Estómago, incluso sin afectar al Hígado. Si la persona se enfada con regularidad una o dos horas después de las comidas, la ira afectará más al Intestino que al Estómago. Por ejemplo, cuando la persona vuelve a un trabajo causante de estrés y frustración después de comer. Aquí el estancamiento de del Qi de Hígado invade el Intestino y causa dolor abdominal, distensión y alternancia entre estreñimiento y diarrea.

Por último la ira también afecta, como todas las emociones, al Corazón. Si tenemos en cuenta los Cinco Elementos, el Hígado es la madre del Corazón y el Fuego de Hígado es transmitido con frecuencia al Corazón y eleva el Fuego de Corazón. La ira hace que el Corazón se llene de sangre. Con el tiempo, esto conduce a Calor en la Sangre que afecta al Corazón, y por tanto, a la Mente. La ira afecta al Corazón en particular cuando la persona está expuesta a un exceso de trabajo o prisa. Así, la ira puede causar estancamiento de Qi de Hígado o elevación de Yang de Hígado. Cuando se aconseja al paciente hacer frente a la ira, debe tenerse en cuenta que si la ira ha producido estancamiento de Qi de Hígado, puede ser útil expresarla. Sin embargo, si la ira ha dado lugar a elevación del Yang de Hígado, no suele ser útil expresarla ya que puede hacer que se eleve aún más el Yang de Hígado.

Entre todas las emociones humanas, la ira es la más fácil de provocar pero la más difícil de controlar” Cheng Hao (1032-1085). El estancamiento del Qi no se debe siempre a la ira, y por tanto, puede afectar a órganos distintos del Hígado; en los problemas emocionales, el estancamiento de Qi puede afectar en especial a los Pulmones, Corazón y Bazo. La preocupación, la tristeza, el duelo y la culpabilidad pueden causar estancamiento de Qi en los Pulmones y/o el Corazón.

Para diferenciar si el estancamiento de Qi se debe al Hígado o a otro órgano, a parte de la diferencia de los síntomas, el pulso es un factor diagnóstico importante. De modo general, si existe estancamiento de Qi de Hígado el pulso va a ser de Cuerda en todas las posiciones. Si se debe a estancamiento de otro órgano, el pulso sólo será de cuerda en la posición de ese órgano; además, puede ser Tenso y no de Cuerda. Por ejemplo, en el estancamiento de Qi de Pulmón, el pulso de Pulmón es con frecuencia ligeramente Tenso (el pulso de Pulmón se siente relativamente blando en condiciones normales y sólo necesita un cambio pequeño para convertirse en “Tenso”). Puntos utilizados en la ira:

  • 3H Taichong (descenso del Yang de Hígado, refuerza y armoniza Hígado y Vesícula Biliar)
  • 20 VB Fengchi (dispersión del viento, refrigeración del calor)
  • 19 DM Houding (regulación del Qi hepático)
  • 13 VB Benshen (apoyo y regulación del yin Hepático, dispersa el viento)
  • 7C Shenmen (calma la mente, descenso del yang. Tranquiliza el espíritu y la mente mediante el equilibrio vago-simpático)

La definición según la RAE (del latín lubilum):

  1. m. Viva alegría y especialmente la que se manifiesta con signos exteriores.

Un estado normal de júbilo, alegría, es un estado mental beneficioso que favorece el funcionamiento suave de los Órganos Internos y las facultades mentales. El capítulo 39 de las Preguntas sencillas dice: “El júbilo proporciona paz y relajación de la Mente, benificia el Qi Nutritivo y Defensivo, y hace que el Qi se relaje y se frene”. Por otra parte, el capítulo 2 dice: “El Corazón… controla el júbilo, el júbilo lesiona el Corazón, el miedo contrarresta el júbilo”.

Lo que se entiende por “júbilo” como causa de enfermedad es un estado de excitación excesiva y ansia que puede lesionar el Corazón. Eso sucede en personas que viven en un estado de estimulación mental continua o de excitación excesiva. El “deseo” o ansia desmesurada es considerada una emoción negativa para las tres filosofías chinas principales: taoísmo, confucionismo y budismo. El deseo agita el Fuego Ministerial, que sobre estimula la Mente. El ansia es una causa emocional de enfermedad.

En el capítulo 8 de las Preguntas sencillas dice: “El júbilo dispersa el Corazón y lo priva de su residencia”. El júbilo aumenta el tamaño del Corazón. Eso conduce a estimulación excesiva del Corazón que con el tiempo puede originar síntomas y signos de origen cardiaco. Las manifestaciones principales pueden ser palpitaciones, excitabilidad excesiva, insomnio, inquietud, verborrea y punta Roja en la lengua. El pulso es en los casos típicos lento (al contrario de lo que se pueda pensar, porque dilata el corazón y frena la circulación, frena el Qi y provoca deficiencia del Qi de corazón), ligeramente Desbordante pero Vacío en la posición distal izquierda.

El júbilo de causa súbita también es causa de enfermedad. Por ejemplo, cuando se reciben buenas noticias inesperadas en determinada persona desencadena una crisis de jaqueca. En estos casos de júbilo súbito y excitación, el Corazón se dilata y se frena, con lo que el pulso será Lento y ligeramente Desbordante pero Vacío. Otro ejemplo de júbilo como causa de enfermedad es el de la carcajada súbita que desencadena un ataque cardiaco. Con este ejemplo también se confirma la relación existente entre el Corazón y la risa. Puntos utilizados en el júbilo como causa de enfermedad:

  • 7C Shenmen (calma la mente)
  • 7PC Daling (refrigeración y sedación: elimina o refresca calor-fuego del corazón, eliminación de presión en el pecho)
  • 19 Dm Houling (regulación del Qi hepático)
  • 15 RM Juiwei (refuerzo de Hígado, corazón y bazo)

PREOCUPACIÓN

Acción y efecto de preocupar o preocuparse (Del lat. praeoccupāre). 3. tr. Dicho de algo que ha ocurrido o va a ocurrir: Producir intranquilidad, temor, angustia o inquietud. U. t. c. prnl.

La preocupación es una de las causas emocionales de enfermedad más común en nuestra sociedad. Los cambios sociales tan rápidos y radicales ocurridos en las sociedades occidentales durante las décadas pasadas han creado un clima de tal inseguridad en todas las esferas de la vida que muy pocas personas son inmunes a la preocupación. Por otro lado, existen personas con una desarmonía prexistente de los órganos internos que les hace más susceptibles o predisponentes a la preocupación incluso por incidentes menores de la vida. Muchas personas tienen un aspecto muy tenso y se preocupan con frecuencia. El interrogatorio exhaustivo sobre el trabajo y la vida familiar no suele descubrir nada. Simplemente se preocupan de forma excesiva por actividades banales de la vida diaria y tienden a hacerlo todo con prisas, como si les faltase tiempo. Esto se debe a una debilidad constitucional del Bazo, Corazón o los Pulmones, aislados o en combinación.

La preocupación produce nudos en el Qi, lo que significa que causa estancamiento del Qi y afecta tanto a los Pulmones como al Bazo; a los Pulmones porque cuando la persona está preocupada su respiración es superficial, y al Bazo porque ese órgano es responsable del pensamiento y las ideas. La preocupación es la contrapartida patológica de la capacidad del Bazo para la concentración y el enfoque. En el capítulo 8 del Eje espiritual dice: “En el caso del Bazo, la preocupación excesiva lesiona el intelecto Yi”.

En muchos casos, la preocupación puede afectar también al Hígado directamente causando estancamiento de Qi de Hígado o elevando el Yang de Hígado. En ambos casos, cuando la preocupación afecta al Hígado, se manifiesta en los músculos de los hombros y causa rigidez y dolor del trapecio. Los signos y síntomas causados por la preocupación varían según si afecta a los Pulmones o al Bazo. Si afecta a los Pulmones causará una sensación de incomodidad en el tórax, disnea ligera, tensión de los hombros, a veces tos seca y una complexión pálida.

La posición distal derecha profunda del pulso (correspondiente a los Pulmones) puede revelar un pulso ligeramente Tenso o de Cuerda, lo que indica la acción causante de nudos de la preocupación sobre el Qi. En condiciones normales el pulso en la posición de Pulmón debe sentirse relativamente blando en relación con las otras posiciones del pulso. Si la preocupación afecta al Bazo puede causar falta de apetito, molestia epigástrica ligera, algún dolor y distensión del abdomen, cansancio y una complexión pálida. La posición media derecha profunda se sentirá ligeramente Tensa pero Débil. Si la preocupación afecta también al Estómago (como sucede cuando nos preocupamos en a las horas de las comidas), el pulso en posición de Bazo puede ser Tenso pero Vacío.

en cuantos actos y cuadros esta dividido la obra ollantay

La artritis reumatoidea se presenta en todas las regiones del mundo, por lo tanto el clima no puede prevenirla, ni curarla. Muchas personas con AR observan que los cambios repentinos del clima o la presión barométrica tienden a agravar los síntomas de su artritis. Para la mayoríade los individuos, el mudarse a un clima diferente no representa una gran diferencia en la artritis que tienen como para justificar esa mudanza. ¿CÓMO PUEDE CONTROLAR MEJOR LA AR?

El sobrellevar AR, puede ser difícil. Como la AR puede ser impredecible, a menudo se caracteriza por dolor de larga duración o continuo, y puede afectar a tantas articulaciones que podría sufrir estrés emocional o depresión. Es normal experimentar estos tipos de sentimientos, pero éstos podrían interferir en el control de la enfermedad. Es importante que decida vivir cada día tan plenamente como le sea posible. Los medicamentos, el descanso y el ejercicio son la mejor combinación para el alivio de los síntomas, pero también es importante concentrarse en los aspectos positivos de la vida.

Es esencial que su familia y usted aprendan todo cuanto puedan sobre la enfermedad, y que hablen entre ustedes, con sus médicos y con otros profesionales de la salud que participan en su cuidado. Los profesionales de la salud mental pueden aconsejarle cómo sobrellevar y resolver problemas. Es primordial evitar que la enfermedad controle su vida. Usted podrá disfrutar de una vida productiva y plena, a pesar de la enfermedad, si sigue ciertas pautas como:

• buenas prácticas de salud • control del estrés emocional

• ayuda por parte de médicos especialistas en artritis Los AINE o fármacos antiinflamatorios no esteroides se utilizan para ayudar a aliviar el dolor y a combatir la inflamación que acompaña a la AR. Algunos AINE incluyen, la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, entre otros. Estos medicamentos por si solos no suelen constituir un tratamiento adecuado para la AR. La mayoría de los pacientes con AR también necesitan tomar medicamentos modificadores de la enfermedad o agentes biológicos. Los AINE y la aspirina pueden causar efectos secundarios, como dolor de estómago e incluso hemorragias. También se asocian a problemas cardiacos y daño hepático y renal en personas susceptibles. Si usted tiene de estos efectos secundarios, le podrían recetar otras medicinas. Hable con su médico sobre éstos y otros riesgos.

En la artritis reumatoidea, los analgésicos alivian el dolor, pero no tienen efecto sobre la inflamación producida por el daño articular. Entre estos medicamentos se incluyen: • acetaminófeno (Tylenol y otras marcas)

• medicamentos narcóticos contra el dolor • acetaminófeno con codeína

• propoxifeno (Darvon y otras marcas) Los medicamentos narcóticos contra el dolor no suelen recomendarse como monoterapia para el tratamiento prolongado de la AR, porque a menudo tienen efectos secundarios indeseables y pueden crear dependencia si se toman en exceso, sin mejorar la evolución de la enfermedad.

Los corticosteroides (cortisona, prednisona) pueden ayudar a aliviar los síntomas de la AR. Estos medicamentos están relacionados con el cortisol, una hormona natural que se encuentra en el cuerpo. Se pueden utilizar corticosteroides en bajas dosis juntamente con aspirina, AINE, fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) o agentes biológicos para controlar la inflamación articular. Muchos de los beneficios y efectos secundarios de los corticosteroides están directamente relacionados con la dosis administrada. El objetivo es encontrar la dosis efectiva más baja posible, para así, evitar tantos efectos secundarios y procurar el uso de los corticosteroides durante el menor tiempo posible. En general, los corticosteroides suelen administrarse en combinación con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad o con agentes biológicos y no deben considerarse la una única forma de tratamiento farmacológico contra la AR.

Algunos efectos secundarios de los corticosteroides incluyen: • osteoporosis (pérdida de masa del hueso)

La administración de corticosteroides durante períodos prolongados reduce o detiene la capacidad del cuerpo para producir corticosteroides naturales. Cuando es necesario reducir la dosis ingerida de corticosteroides, se requiere que el médico la reduzca lentamente (variación gradual), ya que es peligroso parar o disminuirla drásticamente o sin la supervisión médica. El cuerpo necesita tiempo para normalizar su producción natural de cortisol. Asimismo, podría ser necesario suplementar o incrementar la dosis en períodos de mucho estrés, como antes y después de una cirugía. Los corticosteroides pueden inyectarse directamente en las articulaciones afectadas. Tales tratamientos pueden reducir la inflamación en las articulaciones hinchadas o dolorosas, o los períodos frecuentes de agudización. Como su efecto es local, la inyección directa en la articulación controla temporalmente la inflamación y evita la mayoría de los efectos secundarios indeseables que aparecen con el uso diario de comprimidos de corticosteroides.

Las inyecciones pueden producir un efecto sistémico temporal y podrían tener efectos secundarios dañinos en las articulaciones si se utilizan más de unas cuantas veces al año. También, aunque no frecuentemente, existe la posibilidad de que la articulación se infecte. MEDICAMENTOS MODIFICADORES DE LA ENFERMEDAD

Los fármacos que alivian síntomas, además de tener la capacidad de modificar el proceso de la enfermedad de la AR, son conocidos como fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME). Estos fármacos son una parte importante del tratamiento para la mayoría de las personas que tienen AR. Estos medicamentos pueden controlar la AR, así como también, prevenir la deformidad y la discapacidad. En los últimos años, se ha demostrado que es muy importante comenzar un tratamiento con un FARME, ya que puede cambiar la evolución de los síntomas de la AR. Estos medicamentos son: El metotrexato, es uno de los FARME más utilizados para el tratamiento de la AR. El metotrexato (Rheumatrex, Trexall) se toma una vez a la semana en forma de comprimidos, líquido o inyectable. El médico revisará con frecuencia, a través de estudios de laboratorio, la función hepática y el recuento sanguíneo, mientras usted esté tomando este fármaco. De esta manera, podrá detectar posibles anormalidades en la función del hígado y/o de la médula ósea que podrían presentarse como efectos secundarios que produce este medicamento.

Si toma metotrexato no debe ingerir alcohol, ya que la combinación podría aumentar el riesgo de daño hepático. Otros posibles efectos secundarios del metotrexato incluyen malestar gástrico, llagas en la boca, dolores de cabeza, mareos, fatiga, diarrea y síntomas parecidos a los de la gripe. Un efecto secundario serio del metotrexato, aunque raro, es la inflamación pulmonar. La hidroxicloroquina, (Plaquenil) se le denomina comúnmente fármaco antimalárico, porque en un principio fue desarrollado para el tratamiento del paludismo. Los fármacos antimaláricos se utilizan para aliviar la inflamación, la hinchazón y el dolor de las articulaciones. Es el FARME más seguro, pero las personas que toman estos medicamentos deben someterse a exámenes oculares con regularidad para detectar posibles daños en la retina, que podrían causar una disminución del color o de la visión periférica. Aunque tales lesiones sean raras, la pérdida de la visión se evitará si ingiere la dosis recomendada y se somete a controles oculares frecuentes.

La Sulfasalazina, (Azulfidine) es una combinación farmacológica de antibiótico y de antiinflamatorio, utilizada para tratar la AR. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, malestar gástrico, dolores de cabeza, disminución en el conteo de glóbulos blancos y plaquetas. También puede tener efectos negativos para el hígado. Las personas alérgicas a medicamentos con sulfa no pueden tomar sulfasalazina. La leflunomida (Arava), es un fármaco modificador de la enfermedad relativamente nuevo, utilizado para tratar la artritis reumatoide. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, síntomas gastrointestinales, efectos hepáticos y alopecia (pérdida del cabello) reversible. Mientras tome este fármaco, deberá someterse a frecuentes análisis de sangre, incluyendo recuentos sanguíneos y estudios de la función del hígado.

La d-penicilamina (Depen, Cuprimine), se toma diariamente en comprimidos y en ayuno. Requiere una supervisión estrecha y una vigilancia cuidadosa por parte de su médico. Su uso ha decrecido en los últimos años debido a sus efectos secundarios y limitados beneficios. La azatioprina (Imuran) es un fármaco inmunosupresor aprobado para el tratamiento de la AR. El uso de este medicamento requiere análisis regulares de sangre para controlar los efectos del fármaco sobre la médula ósea y el hígado. Entre los posibles efectos secundarios se incluye un mayor riesgo de contraer infecciones o han existido casos poco frecuentes de linfoma, una forma de cáncer.

La ciclosporina (Neoral, Sandimmune), ha sido aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) para el tratamiento de AR severa y activa, en combinación con el metotrexato. Existe riesgo de daño renal por el uso de la ciclosporina, y su médico controlará con frecuencia su presión sanguínea, la función renal y lo someterá a análisis de sangre para detectar cambios mientras tome esta medicina. La minociclina (Minocin, Dynacin), es un antibiótico que produce efectos benéficos en algunos pacientes con AR. Su eficacia puede ser mayor en las primeras etapas de la AR, lo cual se debe mayormente a sus propiedades antiinflamatorias, que a su capacidad bactericida. Las personas alérgicas a la tetraciclina no deben tomar minociclina.

Recientemente la FDA aprobó un nuevo FARME para el tratamiento de la AR. El tofacitinib (Xeljanz) forma parte de una nueva subcategoría de FARME, aunque se le compara a los biológicos. A ellos se les llama inhibidores JAK, pues bloquean la vía de una enzima llamada cinasa de Janus (JAK), involucrada en la respuesta inmunológica del cuerpo. A diferencia de los agentes biológicos tradicionales, se pueden tomar oralmente. El etanercept (Enbrel), el infliximab (Remicade), la anakinra (Kineret), el adalimumab (Humira), el abatacept (Orencia), el rituximab (Rituxan), el golimumab (Simponi), el certolizumab pegol (Cimzia) y el tocilizumab (Actemra), también llamados modificadores de la respuesta biológica (MRB) o biológicos, atacan sustancias químicas específicas del sistema inmunológico involucradas en la AR.Estos MRB han sido aprobados para el tratamiento de AR en adultos. Adicionalmente, el etanercept ha sido aprobado por la FDA para su uso en niños y jóvenes (edades 4 a 17 años) con artritis idiopática juvenil (AIJ) y en adultos con atritis psoriásica y espondilitis anquilosante. De igual manera, en la actualidad se están realizando estudios para determinar los efectos del uso de la anakinra, del adalimumab, y del infliximab en niños y jóvenes con AIJ.

Ya que estas medicinas afectan el sistema inmunológico, usted no debería recibir vacunas vivas tales como polio oral, varicela, vacuna MMR (sarampión, paperas y rubiola) o FluMist. Para evitar el desarrollo de infecciones serias mientras se encuentre bajo tratamiento con un MRB, puede tomar medidas precaución, como el evitar iniciar la terapia si tuviese alguna infección o modificar la dosis del agente biológico si desarrolla una después de iniciado el tratamiento. Sin embargo, infecciones serias han sido relacionadas a estos MRB. Existe el riesgo de activar una tuberculosis (TB) preexistente (inactiva) con los inhibidores del FNT (factor de necrosis tumoral) – etanercept, infliximab y adalimumab – y se recomiendan pruebas en la piel de TB antes de empezar a usar estas medicinas. Llame a su médico inmediatamente si presenta síntomas de infección al usar un biológico. Si tiene una infección activa no debe iniciar el tratamiento con un MRB. Si ha tenido una enfermedad que ataca la mielina, tal como esclerosis múltiple, o si ha tenido un paro cardíaco congestivo, no debería usar etanercept, infliximab o adalimumab.

También existe el riesgo de desarrollar cáncer, particularmente linfoma, con el uso a largo plazo de inhibidores del FNT. A la fecha, sin embargo, los casos reportados de cáncer causados por el uso de cualquier medicamento están dentro de la frecuencia y tipos de cáncer esperados para pacientes con AR que no reciben ningún biológico. En los Estados Unidos, aproximadamente uno por ciento de la población, unos 2.1 millones de personas, tienen de AR. Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. La enfermedad suele comenzar entre los 25-50 años de edad, siendo las mujeres quienes superan a los hombres en una proporción de tres a uno. De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo.

actos de san jorge en zaragoza

Después de dormir, como siempre, me levanté de la cama sin novedad. A los diez minutos sin haber probado ningún alimento, me comenzó una furiosisima picazón en mi espalda, tomé dos pastillas contra la alergia, me pasó el horrible escozor, pero luego se me apoderó un malestar y angustia que si tenía un arma me disparaba. Mi malestar continua. Agradezco a todos los comentaristas. hola hace dos años a la fecha he estado muy estresada por problemas familiares y con insomnio y de la nada empecé con comezón en la cara, manos pies bueno en todo el cuerpo pero con mucha desesperación y ansiedad y hay días en que se retira pero me vuelve otra vez e da por las noches en los dedos de pies, los dedos y palmas de las manos, detrás de las rodillas y en brazos hasta en mis partes intimas, es algo muy estresante, ya tengo 4 meses con dieta y el te de diente de león y unas pastillas que se llaman simplex pero ha sido poco el resultado, ahora que me siento ya un poco mas tranquila la comezón no cede y mi piel esta un poco reseca y no uso jabon en el cuerpo solo esponga… alguien que me pueda decir que es porque mi medico solo dice que es solo estrés. gracias

martha: Te dejo un enlace a un tema más específico: La piel y los efectos del estrés Manuel MM: Te aconsejo que lo consultes con un médico, en primer lugar para saber si el brote de alergia está relacionado con el posterior trastorno anímico, o este último pudo ser un efecto adverso de la medicación. En ocasiones no se toman en serio estos problemas, especialmente cuando se resuelven rápidamente, pero siempre es necesario consultar para saber las causas y evitar que estos episodios se repitan en el futuro.

Hola hace 15 dias q me empezo a picar las manos y el pie la parte de la planta pero aun es mas las molestias en las manos me pica horrible y es mas por las noches pero no erupciona nada solo me pica y cada ves q me lo rasco se me incha mis manos y en mis manos hay una calor interno muy fuerte, y no puedo dormir por las molestias cual seria el problema en mi caso gracias por las respuesta tengo 23 años y pregunta es normal que la piel de uno le pique a cada rato y cuando me pica me empiezo a rascar y no quiero parar, he leido que a veces se debe a problemas con el higado pero todos los sintomas mencionados ninguno tengo y ya empiezo a tener marcas en mi cuerpo me siento mal ya que soy blanca de esta picazón que es interminable ya me he marcado mucho mi panza mucho,los lados de la cadera más se me han marcado y manchados ayudenme por favor no he visto medico porque me siento saludable no tengo vicio pero quisiera una gran ayuda

belgica: No siempre que se produce picazón en la piel se debe a problemas en el hígado, puede tratarse de alergia o algún tipo de dermatitis. Tienes que consultar a un médico para que observe la piel porque no existe ninguna otra forma de saber cual es la causa. Necesitas un tratamiento y seguramente te indicarán un medicamento para calmar la picazón y alguna crema para que apliques sobre las lesiones. No sigas perdiendo el tiempo sin consultar porque luego será difícil quitar las manchas y marcas. Yo tengo una picazón desde ayer en las manos y planta de los pies lo cual no me ha dejado dormir, es una picazón que me eriza todo el cuerpo, me han mandado Hidrocortisona y Difehidramina, veremos si se me pasa, pero esto es traumático e insoportable, no me hacen análisis hasta pasado dos días, no es fácil.

he leído todos los comentarios y créanme existen varias causas por la que te da picazón y debes de considerar siempre descartar causas y motivos, en mi caso empecé con ligero salpullido en la garganta, al ir con el doctor me dijo que eran los nervios y estrés, fui con el dermatólogo y descarto origen viral, dijo es por estrés y me quería medicar con tranquilizantes, pero algo me decía que ese no era la causa, porque analizando resulto que me daba en especial en la época de frio, ya que soy de presión baja y esto provocaba una deficiencia en la circulación. Entonces ocurrió que me comí una hamburguesa y me incremento la comezón y empezaron los problemas estomacales, por comer picante, frituras, lácteos, todo en pocas palabras, hasta que comí una salchicha y empecé a tener más comezón y se me reseco la piel de la espalda, el pecho, la cara, inclusive los testículos y bajo mi capacidad sexual, me estaba envejeciendo prematuramente entonces asumí como químico que soy que había algo en esos productos que me estaba envenenado y a consecuencia mi hígado estaba saturado, a carne le ponen muchas sustancias y ahora la conservan con nitrógeno mas nitritos o conservadores en fin eso me costo una diarrea continua y estar desintoxicando mi cuero lentamente, pero los verdaderos resultados fueron cuando me quite la carne roja, solo como queso panela y nada enlatado con conservadores y la verdad he mejorado tremendamente, mi hígado ya esta trabajando bien y les recomiendo trabajar en la parte de los sentimientos no se guarden nada, sáquenlo de preferencia sin hacerse daño. Desde luego que son muchas las cosas que intervienen en esto por lo que les recomiendo no dejen de atenderse ya que el hígado podrá procesar los medicamente o no y hacerte beneficio o mal, ayúdense con alternativas y crean en el proceso de cambio para ser mejor. Hola buenas tardes, tengo mi nena de 8 años y tiene mucha picazón, le salen como ronchitas en la mano, ya tiene un mes ya tomó medicamento y no le pasa por favor me puede dar un consejo?, que le puedo dar? gracias

hola la razon por que copio este mensaje es por que tengo una roncha cerca a mi ombligo y ya lleva varias semanas y no se me cura. asi mismo una picason siempre. ¡Sera Esto malo o es normal¡ SANTIAGO: No tengo forma de saber de que se trata como para poder decirte si es algo malo o normal, pero para que tengas una idea te digo que una roncha en la piel (cerca del ombligo o en cualquier otra zona) puede deberse a una picadura de insecto, una infección causada por hongos, alergia o dermatitis por contacto (puede pasar en el lugar donde haya roce de la piel con una hebilla de cinturón o botón de los pantalones), una eczema y existen aún más causas probables. Como comprenderás la única forma de saber la causa del problema es consultando a un médico para que observe la lesión, puedes consultar a cualquier profesional y no es necesario que sea un dermatólogo.

Buenas tardes mi molestia es de mucha picazón en el todo el cuerpo la cara,cabeza senos, axilas. Piernas todo manos, la palma de las manos es horrible alguien que me ayude no puedo ir al médico por $$, en las noches me da mucha más que hago gracias y que Dios bendiga;( Susana G: Quisiera poder ayudarte con alguna sugerencia pero es imposible porque lo primero tendría saber cual es la causa de esa picazón. En el artículo explicamos que algunos problemas del hígado pueden causar picazon en la piel, pero lo mismo puede ocurrir por alergias, urticaria, dermatitis, etc.
Intenta comer sano, suprime grasas, fritos, huevo, tomate, naranja, chocolate y prueba unos días para ver si disminuye la picazón, en caso contrario trata de consultar a un médico, no es necesario que sea especialista porque cualquier profesional puede ayudarte.

mi picazón comenzó en las piernas y pies subió la comezón a los brazos y el cuerpo y en la cabeza eso hace que me lacere la piel y también la cabeza es insoportable me lacero la cabeza y esto no tiene hora cuando me lubrico la piel con crema he sentido alivio por poco, en la cabeza por la noche me pongo alcohol en la cabeza y cuello, orejas el alivio es relativo, he tomado loratadina y ya no siento efecto en el imss dice la médico que estoy bién del hígado en gran parte dudo del imss que debería yo de tomar que medicamento. Lo que pasa es que siempre que me acuesto en mi cama me empieza a dar picazón en la espalda y generalmente en el brazo izquierdo. Y quisiera saber porque me pasa esó!!

Buenos dias, tengo picazon hace una tres mas o menos es una picazon en todo mi cuerpo, me rasco donde me pica y cuando lo hago mucho se vuelve rojo y cuando dejo de frotarme y evito no rascarme despues de unas buenas horas mi piel vuelve a su normalidad. Pienso que es por algo que comi o por que la anterior semana toque cosas viejas y talves es una alergia a la polilla, polvo, etc. Lo que mas me preocupa es que persiste esta picazon. Graciassssssss Yeya: Te recomiendo que consultes al médico para que te observe, por lo general la picazón se calma tomando antihistamínicos (antialérgicos) y es posible que el profesional te los recete, pero lo más importante es conocer la causa del problema para tratarlo como corresponde.

hola, hace más de 4 meses estoy sufriendo un picor en todo el cuerpo, en un principio como adoptamos un cachorrito y aparentemente le habían diasnosticado sarna escarcótica o algo así, adjudiqué la picazón a la sarna, por lo que comoncé el tratamiento con detebencil, crema dos veces por día como era difícil de usar me recomendaron la loción sumado a esta los antihistanímicos, mientras los usaba se reducía el problema pero luego de dejarlos otra vez a lo mismo así probé con 3 pomos de detebencil dos de locón y nada la dermatóloga que me vio apuntó a tratar la sarna como primera instancia y me volvió a recetar una crema y otro antihistaminico y como conocía yo el resultado … opté por tomar ivometrina una toma, y por dos días parecía que había resultado pero nó y eso que la tomé e igualmente usé la crema y el antihistamínico recetados por la dermatóloga además de veneir desde los inicios del problema lavando toda ropa a 60 grasos y planchandola y nada aquí sigo rascate que te rascate. salvo los vómitos que me dieron ayer, nada parese ser problema del higado, y contando que sólo tengo un riñón, me pregunto a que puede deberse esta insoportable picazón acompañada de pirito claro,
podría haber sido intoxicación por la medicación? ya que el picor del incicio era nada comparado con los que vinieron luego,es que el médico que me derivó a la dermatóloga me había dicho que no le parecía sarna la sintomatología que yo llevaba rosa: Para confirmar o descartar que sea sarna se realiza una prueba totalmente indolora que consiste en aplicar una gota de aceite sobre una de las lesiones, luego se raspa y se observa en un microscopio, de esa forma se ve si existen ácaros o huevos.
La sarna es altamente contagiosa y los demás miembros de la familia también estarían infectados, por lo tanto si sólo tú tienes ese problema se puede dudar de que sea sarna.
Respecto a cual sería la causa, aparte del exámen de la piel deberían indicarte otros análisis para conocer (por ejemplo) el funcionamiento del riñón y del hígado, porque pienso que 4 meses de diagnósticos “a ojo” y de tratamientos que no funcionan es mucho tiempo para continuar sin hacer ningún estudio.

Hola, mi nombre es Lorena, hace un mes que vengo dando vueltas con un problema gástrico que derivo en hepatico, me puse amarilla pero no me hicieron la serologia para hepatitis ni una tac, en vez de eso me recetaron una colangioresonancia para descartar que tenga barro o un calculo en las vias biliares, vale decir que la vesicula me la quitaron hace dos años, todavia no me han dado turno para este estudio y me estoy volviendo loca con el picazon general en el cuerpo, no me calma con cremas ni con el baño diario, necesitaría saber qué puedo hacer para aliviarlo hasta que sea diagnosticada y tratada. Muchas gracias. Lorena: Supongo que el médico te indicó una dieta, si no lo hizo te recomiendo que evites el alcohol, las carnes rojas, los alimentos grasos y las frituras. Consume vegetales y frutas (crudos y cocidos), también es importante beber abundante agua.
Hasta que no tengas el resultado de los estudios no puedes hacer nada más, en cuanto a la picazón en la piel puedes calmarla con alguna crema o loción antipruriginosa que no contenga corticoides, son de venta libre.

hola, mi nombre es sandra, sucede que hace unos mese tengo un problema dermatologico me salen unas ronchas, inicialmente peuqeñas luego en cuestion de segundos se ponen inmensas como una enorme mancha con relieve, me da picason y se siente muy caliente, salen en todo mi cuerpo excepto en las piernas, e incluso en mi cuero cabelludo, lo curioso es que desaparecen en 40 o 45 min aprox. ya descarte alimentos, latex… y nada resulta, alguna idea o sugerencia por favor.
gracias sandra: Supongo que esas ronchas no aparecen continuamente sino algunos días, por lo tanto vas a tener que recordar que actividades realizas durante esos días, que comes, que ropa usas, que tipo de jabón, shampoo, desodorante etc, porque probablemente haya un factor determinante para que se produzca la reacción.
Algunas personas tienen “alergia al calor”, que en realidad no se trata de alergia sino de un tipo de urticaria que aparece cuando el cuerpo aumenta de temperatura (por ejercicio, trabajo, ducha muy caliente, el sol o demasiado abrigo), en esos casos aparecen ronchas (habones) y desaparecen solas cuando la temperatura corporal disminuye. Ese problema se llama Urticaria colinérgica y te dejé el enlace para que leas ese artículo.
También puede tratarse de una dermatitis de contacto y la reacción aparece cada vez que entras en contacto con algo determinado. Los nervios, el estrés y el estrés emocional también pueden ocasionar brotes que aparecen y desaparecen abruptamente. En realidad puede deberse a varias causas y es necesario que consultes a un médico para que te de un diagnóstico concreto, pero antes de consultar realiza el “inventario” que te sugerí porque eso puede ayudarte a encontrar el origen del problema y le servirá de orientación al médico.

hola mi nombre es Javier tengo 42 años, desde hace un tiempo sufre de rasquiña o comezón en el cuerpo en especial en las noches, quisiera saber que alimentos no ingerir si se trata del hígado, ya que la comezón es por épocas. JAVIER: Para saber si la picazón en el cuerpo es síntoma de algún problema en el hígado es necesario que consultes a un médico, especialmente para descartar que se trate de una enfermedad como higado graso, hepatitis, cirrosis, etc.
En cuanto a que alimentos no deberías comer, disminuir el consumo de carnes rojas, comer poca y sin grasa, quitar la piel del pollo antes de cocinarlo o asarlo, suprimir frituras, salsas y mayonesa. No beber alcohol, no consumir embutidos, mantequilla ni postres que contengan crema de leche, nata o crema chantilly.

Hola mi mama ya no tiene vesícula Viliar, tiene 52 años y ha estado con mucha picazón en todo el cuerpo dice que en el día le pica más o cuando esta estresada. De los síntomas que aparecen aquí en la página me dijo que hay veces que la picazón si es prolongada y la tiene en todo el cuerpo, se baña y nada se la quita. Antes de que tuviera la picazón unos días antes estaba con mucho cansancio, se agotaba muy rápido, de problemas digestivos pues padece de gastritis y colitis y también ha estado con dolor del lado derecho. cambios de ánimo, irritabilidad e insomnio igual tiene. Casi todo esto le pasa cuando mi mama hace muchos corajes. Que análisis podría hacerse para ver si en realidad lo que tiene es una enfermedad del hígado?

Ya se hizo análisis de orina, química-sanguínea pero nose si esos abarquen el hígado porque de de diabetes, triglicéridos, etc. salió bien, ya fue con un tío que es doctor pero el es cardiólogo y le dijo que debe ser el estrés pero yo creo que es más serio su problema ya que después de leer el artículo prácticamente tiene todos los síntomas o que el mismo estrés y los corajes ya le causaron problemas. Muchas gracias y espero su respuesta. Maria: Tu mamá puede padecer una dermatitis de origen nervioso y la picazón se incrementa cuando atraviesa por situaciones estresantes, también puede ser alergia, es decir que no siempre las erupciones en la piel y la picazón se deben a problemas en el hígado, pero cuando no se encuentra la causa es conveniente realizar un análisis de sangre que se llama Funcional hepático o análisis de función hepática. La ecografía es otro estudio de rutina y aunque en ocasiones no refleja todos los problemas hepáticos suele útil como complemento.

Hola gracias por darnos esta oportunidad de aclarar nuestras dudas.
Bueno mi pregunta es la siguiente tengo una hermana que tiene 23 años y hace un mes la operaron de la vesícula y después le hicieron un ultrasonido y le dijeron que tenia el higado graso, ella se puso amarilla y tiene mucha picazon en el cuerpo ya le han hecho exámenes y no le sale nada de que tenga hepatitis o algo asi ahora la mandaron a hacerse una tomografía porque se lo mandaron, a que se debe que ella esta amarilla y no cambia su color? Darling: El color amarillo de la piel después de una cirugía de vesícula puede deberse a que haya un cálculo atorado dentro de los conductos biliares, también puede ocurrir que durante la cirugía se haya producido daño en alguno de esos conductos y tampoco se deben descartar las infecciones. Por lo general esas suelen ser las causas más frecuentes y el médico debe indicar todos los estudios necesarios para encontrar esa causa.

Les recuerdo lo que conté hace poco mas de un año con una picazón que me comenzaba en las manos, las cuales se ponían rojas y picaban y luego en varias partes del cuerpo, sino tomaba un anti alérgico se me hinchaban los labios, recurrí a dos alergólogos y no dieron con la causa después de mandarme a hacer varios exámenes de todo tipo y a un internista que me dijo podía ser la sutura de una operación que me habían practicado y quizás no los había absorbido. Bueno como tenía un poco la glicemia alta una amiga me recomendó el té de cascara de mandarina, y santo remedio no tuve que tomar mas antialergicos porque no me ha vuelto la picazón desde hace mas de un año. Para la glicemia no me funcionó pero para la alergia si. Los que tienen alergia que prueben con la cascara de mandarina. Buenas exc página. Yo soy una persona alérgica pero rinitis no había tenido problemas en la piel. Hace 2 años que tengo en la piel un típico eczema o atopia según el dermatologo, pero los medicamtentos de alergias no me hacen efecto tampoco las cremas, preocupada por esto fui al gastroenterologo y me mando un ultrasonido en el cual salió hígado un poco graso, no he ido con los resultados al gastroenterologo, pero la picazon en la noche es peor y en todo el cuerpo, creo es el hígado cuando como grasas es peor y cuando hago ayunos mejora un poco pero no estoy segura. Recomendaría ese examen hepático aunque ya se que tengo el higado graso? O como podría saberla causa de la picazon que empeora en la noche. Gracias

Diana: El gastroenterólogo seguramente te indicará una dieta (cero grasa), muchas frutas y vegetales, beber abundante agua y realizar caminatas diarias, puede recetarte algún medicamento o no, eso depende de lo que el profesional considere necesario. Seguramente con esas medidas las erupciones en la piel comenzarán a mejorar paulatinamente.
Respecto a que la picazón aumenta de noche, es normal, se debe al calor que produce la cama. Hola les cuento que hace aproxidamente una semana tengo picazon en mis piernas presisamente arriba de las rodillas y hasta los muslos es tanto el deseo de rascar que me produce puntos rojos, y hasta moretones pequeños, mi duda es si sera porque tengo una enfermedad a la sangre llamada trombofilia y no estoy medicada dado que no estoy embarazada, y en este momento estoy realizardo un plan de dieta en una clinica de obesidad para bajar de peso y estoy tomando medmorfina y dos pastillas mas.
Mi duda es si puede ser la trombofilia o los medicamentos para adelgazar.

Erica Cecilia: La trombofilia no suele presentar síntomas como los que mencionas, cuando aparece un síntoma consiste en inflamación, enrojecimiento y molestias, las cuales se localizan con más frecuencia en la parte inferior de la pierna.
De todos modos debes consultar a un médico a la brevedad para determinar la causa concreta de esa picazón en las piernas ya que si se trata de un efecto adverso de los medicamentos se deben suspender en forma inmediata, insisto en que consultes porque es la única forma de saber si el problema está relacionado o no con esos medicamentos. Buen dia, desde hace tres meses me pasa que unos dias antes de mi periodo me empieza comezon por todo el cuerpo en la planta de los pies, entre los dedos de manos y pies en la cara como si me brotara arena,, me sale como arenoso de entre las uñas y de la boca,, mi cara se oscurece en partes y la piel se me pone mas clara como amarillenta,, me salen manchas muy oscuras en los brazos y las piernas por rascarme y se me seca la piel mucho,, es un cambio muy drastico de mi persona y las venas se me inflaman,, la sangre se me ve como si fuera negra,, tengo 39 años cuando tenia 12 años me enferme de hepatitis B, pero me trato un doctor y solo podia comer dulces dia y noche.. gracias x su ayuda a mi problema.

Angelica: ¿Estás segura de que el médico dijo que tenías hepatitis B? Porque en ese caso deberías realizar los análisis para determinar si aún tienes el virus. Es un análisis específico para detectar el virus de la hepatitis B, en otro tipo de análisis no aparece.
La Hepatitis B puede curarse en corto tiempo pero también puede volverse crónica y no presentar síntomas durante muchos años.
No estoy asegurando que esa es la causa del problema, pero como tú mencionas haber tenido Hepatitis B me pareció oportuno informarte que en esos casos conviene realizar el análisis para descartar la posibilidad de que el virus aún siga en el hígado.
La comezón puede tener otras causas, por ejemplo problemas en la piel (algún tipo de dermatitis) y se agudizan los brotes los días previos a la menstruación, luego remiten y al mes siguiente reaparecen.
Algunos problemas en la sangre también pueden ocasionar picazón, como verás es imprescindible que consultes al médico para poder encontrar la causa concreta y buscarle la solución lo antes posible. hola, hace ya varios meses tengo picazon en todo el cuerpo,fui al doctor y el no supo explicarme porque me pasa esto y solo me dio un antialergico, no se si esto puede ser algun sintoma del hipertiroidismo que es la enfermedad que tengo, pero yo me doy cuenta que cuando como cosas fritas o helado aumenta la picazon, tambien me pica cuando agarro algo o cuando me apoyo sobre algo, y no se a que se debe todo esto, espero me puedan resolver mi problema.gracias

se puede tomar viagra con amoxicilina