Creatinina: estos valores tienen relación con la función excretora renal, es decir, nos indican cómo están funcionando los riñones. Glucosa: los análisis de glúcidos o glucidico es un valor relativo a la concentración plasmática o sanguínea de glucosa, el principal “carburante” de las células. La regulación de la glucemia depende de una hormona hipoglucemiante segregada por el páncreas, la insulina. La determinación de la glucosa es útil para el diagnóstico de numerosas enfermedades metabólicas.

Ácido úrico: está relacionado con la síntesis de nuestro ADN. Se excreta mayormente por el riñón y en menor medida por el tracto intestinal. Los valores anómalos podrían indicarnos insuficiencia renal o diabetes mellitus. Colesterol: corresponde a lo que podríamos llamar el análisis de lípidos (de “lipo” grasa), esencial para las personas que viven con VIH. Los lípidos sanguíneos sintetizados por el organismo o aportados por la alimentación son necesarios para la constitución y el funcionamiento celular. Las analíticas que se muestran incluyen el análisis del colesterol y sus fracciones, las lipoproteínas y los triglicéridos. Parece claro que los tratamientos antirretrovirales prolongados se relacionan con la aparición de anomalías lipídicas.

Las fracciones del colesterol corresponden a lo que vulgarmente llamamos “colesterol bueno” y “colesterol malo”. El primero es el HDL (lipoproteínas de alta densidad, en inglés; high density lipoproteins) y unos valores altos de éste parecen ser una buena señal, mientras que el segundo es el LDL (liporoteínas de baja densidad, en inglés; low density lipoproteins), el colesterol malo cuyos valores deberían de ser inferiores al marcador de referencia. En todo caso, el colesterol, que es sintetizado por el organismo y especialmente por el hígado, es el principal lípido relacionado con algunos tipos de enfermedades vasculares. Triglicéridos: son una forma de grasa que se encuentra en el torrente sanguíneo y que almacena los ácidos grasos, de origen alimenticio normalmente. Se originan en el hígado y actúan cómo si almacenaran energía. Los valores altos indican un trastorno metabólico y es un importante factor de riesgo para enfermedades vasculares y coronarias.

La aspartato aminotransferasa o AST es una hormona presente en muchas partes de nuestro organismo además del hígado, como el corazón, los intestinos y los músculos por lo que tener elevado este marcador no supone necesariamente que exista daño hepático. La medición de este parámetro en combinación con otros sí podría servir para realizar un seguimiento en caso de tener una enfermedad hepática conocida. La alanino transferasa o ALT es una enzima que muchas de las células de nuestro hígado fabrican cuando se encuentran bajo presión, enfermas o muriendo. Un incremento de ALT es un indicador de inflamación o daño hepático, pero no nos da información sobre su causa: si se debe a hepatitis, a toxicidad farmacológica o a otras complicaciones. Así, en el ejemplo, el valor 54 UI/L, al superar el máximo de referencia (40 UI/L), indica que el hígado puede estar inflamado o sufriendo algún tipo de daño. Sin embargo, también podría suceder que los niveles de ALT estuvieran dentro de los márgenes aceptables y, en cambio, el hígado estuviera inflamado o con fibrosis. Lo que parece seguro es que si los niveles de ALT aumentan de forma progresiva, el hígado estará enfermando, quizás por la presencia de un patógeno (virus o bacteria) y/o por efecto tóxico de los antirretrovirales, de otros fármacos o sustancias, por sí mismos o combinados entre sí.

Otro parámetro directamente relacionado con el funcionamiento del hígado es la bilirrubina. Esta sustancia es la resultante de la degradación de la hemoglobina –proteína que transporta el oxígeno en la sangre y lo distribuye en los tejidos– que ocurre cuando los glóbulos rojos que la contienen mueren. Este proceso sucede en gran parte en el hígado y la bilirrubina entonces se excreta en la bilis y luego fuera del cuerpo en las heces. Pero cuando la función hepática disminuye se pueden encontrar cantidades importantes de bilis en sangre, y por tanto de bilirrubina, lo que en algunas ocasiones se reconoce por un característico color amarillo en la piel, en los ojos y un oscurecimiento de la orina. La bilirrubina tota l es la suma de la libre y de la conjugada. La bilirrubina libre (también conocida como indirecta o sin conjugar) es aquella que se produce en la sangre y es transportada por la albúmina. Una vez que pasa por el hígado se llama bilirrubina conjugada (o directa). Aunque se trata de la misma sustancia sus cualidades son distintas. Saber cuál de las bilirrubinas está elevada nos permite conocer si el problema se encuentra antes, después o en el hígado.

Fuentes: Aidsmap (Entidad certificada por The Information Standard, perteneciente al Servicio Nacional de Salud Británico [NHS]) y HIV-iBase (Entidad certificada por HONcode). La Verdolaga es una gran desconocida, pero poco a poco ha demostrado ser eficaz y beneficiosa para tratar varias enfermedades y dolencias, es comestible y podemos añadirla a nuestra dieta para aprovecharnos de todos sus beneficios, a continuación le damos mas información sobre esta sanadora y sabrosa planta:

El extracto de Verdolaga mata in vitro el 83% de las células del cáncer de hígado. Un estudio demostró que un extracto de semillas de Verdolaga demostró podía llegar a matar in vitro hasta el 83% de las células del cáncer de hígado humanas en 24 horas. El extracto de Verdolaga ha demostrado ser tóxico para el cáncer de mama, cáncer de pulmón, cáncer cervical y sarcoma. Que hace que esta hoja verde sea tan poderosa? Además de contener flavonoides anti cancerígenos como el kaempferol, apigenina, luteolina y quercetina, este súper vegetal también proporciona 17 vitaminas y minerales, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes poderosos.

Los beneficios para la salud de la Verdolaga no acaban ahí. Se ha demostrado en ensayos clínicos que puede ayudar a los adultos con diabetes tipo 2 mediante la reducción significativa de su nivel de azúcar en la sangre, el colesterol, los triglicéridos, e incluso puede ayudar a bajar de peso, después de sólo cinco semanas de comer semillas de Verdolaga. La Verdolaga también ha demostrado tener potentes propiedades anti-inflamatorias, anti-bacterianas, anti-hongos y anti-virales, también ha demostrado ser buena para ayudar al sistema inmune al aumentar el número de células blancas en la sangre (en ratones).

Todo esto solo con 13 calorías por cada 80 gramos de porción! Los fans de la dieta alcalina deben tomar nota, ya que esta hoja verde baja en calorías tiene el doble de poder alcalinizante que el jugo de limón puro! La verdolaga es deliciosa en ensaladas, sopas, curry, sofrita con otras verduras, o para añadirla en su batido vegetal favorito. La verdolaga es una planta poderosa que posee una cantidad considerable de nutrientes necesarios para el cuerpo humano, puede comerse cruda o cocida, también puede consumirse mediante batidos o jugos y acompañada para potenciar a un mas su efecto de una gran variedad de frutas entre ellas cerezas, arándanos, manzana y piña.

Su extracto se ha confirmado como un agente anticancerígeno, estudios han comprobado su eficacia sobre el cáncer de hígado, también es muy efectivo para tratar el cáncer de mama, esta planta contiene una carga importante de antioxidantes, que ayudan a la regeneración celular. Esta planta es rica en flavonoides anticancerígenos, como el kaempferol y quercetina, contiene un alto índice de vitaminas, minerales y el ácido graso omega 3, cuyo beneficio para el corazón se ha demostrado en los últimos tiempos, sin duda alguna esta planta es muy benéfica para cuidar la salud del organismo.

En pacientes diabéticos se ha demostrado la reducción de los niveles de azúcar en sangre, también contribuye a la disminución de los niveles de colesterol y triacilgliceridos, también se ha comprobado su eficacia en la pérdida de peso ya que acelera el metabolismo y reduce considerablemente el nivel de grasa abdominal. Es una hierba que posee las mismas propiedades alcalinas del limón, ayudando en la regulación de la digestión y la disminución del pH acido por su acción alcalinizante, en países como áfrica consumen sus semillas las secan y las trituran para formar una harina.

De la verdolaga se consume todo, ya sean sus flores, semillas, tallo y hojas, es una planta que se aprovecha al máximo, y sus propiedades son innumerables, ingerirla dentro de la dieta aporta los nutrientes que el organismo necesita para su buen funcionamiento. También es rica en calcio, hierro, magnesio, zinc, potasio y fosforo, contiene proteínas y un 92% de agua, dentro de sus beneficios están los siguientes

  • Es un excelente laxante natural
  • Es diurética y depurativa
  • Tiene efectos hipoglucémicos
  • Es un potente purificador de la sangre
  • Por su alto contenido férrico ayuda a combatir la anemia
  • Ayuda a controlar las enfermedades genitourinarias

El efecto beneficioso de esta planta es muy alto, sin embargo, debe consumirse moderadamente, ya que contiene acido oxálico que ayuda a la formación de cálculos renales, también no es aconsejable comerla durante el periodo de gestación ya que ayuda al movimiento uterino lo que puede provocar abortos espontáneos.

Su sabor es suave ligeramente acidulado, además es refrescante y crujiente, ideal para comerla en ensaladas ya sean crudas o cocidas, también puede ingerirse bajo la presentación de jugos combinándola con otros vegetales y frutas ayudara a potenciar sus efectos para mantener el equilibrio orgánico. Es importante acotar que la verdolaga es una planta silvestre, rica en fibra por eso ayuda en el estreñimiento, su efecto es más importante que otros vegetales una ración de verdolaga equivale al aporte nutricional de diferentes verduras, es decir obtienes el requerimiento que necesitas en una ración de esta planta.

El hígado, nuestro principal órgano de depuración, elimina en primavera las toxinas y tensiones guardadas durante el invierno haciendo rebrotar alergias, problemas de piel y de vías respiratorias. La llegada de esta estación supone para el cuerpo un proceso de adaptación de los nuevos biorritmos, generando muchas veces la famosa astenia primaveral (cansancio y bajo ánimo).

Si nuestro hígado está recargado por un exceso de proteína animal, azúcares y grasas, estos síntomas se acentuarán más que nunca. Y es que este órgano realiza más de 500 funciones entre las que está metabolizar las grasas, convertir glucosa en glucógeno, almacenar hierro, y depurar toxinas. La vida sedentaria, el estrés, y las emociones como los conflictos familiares o laborales también afectan al hígado ralentizando sus funciones (es por eso que a veces ante los disgustos hay personas que ven alteradas sus digestiones o tránsito intestinal).

A su vez, un hígado inflamado (muy Yin) o muy contraído (muy Yang) según el Tao, se relaciona con generar emociones como el enfado, la irritabilidad, la frustración y la rabia. Para mantener un hígado saludable debemos evitar comer en exceso, aunque sean alimentos de buena calidad y sobretodo de noche, que es cuando el hígado se regenera. Es importante reducir el consumo de harinas, grasas, fritos, azúcares, y controlar los lácteos y la proteína animal.

De vez en cuando debemos dejar descansar a nuestro cuerpo de fármacos y suplementos. Una dieta depurativa antes de empezar la estación es lo más recomendado para empezar con fuerza. Hoy sabemos que hay ciertos alimentos que nos pueden ayudar a mantener el equilibrio de nuestro hígado cada día, así como acelerar el proceso de depuración: las crucíferas, vegetales amargos como las endivias o los espárragos, las especias como la cúrcuma, el aguacate, las algas, los germinados o el té verde bancha y kukicha, el miso, la umeboshi, y los picles. Substituir el azúcar por el Sirope de Arroz, un edulcorante de cadena larga que ayuda a relajar el hígado y sus estancamientos.

El miso desintoxica y alcaliniza la sangre, aumentando la resistencia ante las enfermedades, genera un sistema nervioso despierto pero sin excitación, y evita la sensación de cansancio. Para obtener estos beneficios podemos tomarlo hasta cada día. 1 ó 2 Umeboshi a la semana nutre el hígado gracias a su sabor ácido. Esta ciruela actúa como emulsionante de las grasas pesadas que le sobrecargan y favorece la digestión de las proteínas. Además tiene un gran efecto alcalinizante.

Una cucharada de picles al día depura el cuerpo, especialmente los intestinos, ya que aporta enzimas para un correcto funcionamiento de la flora intestinal. Es bueno tener en cuenta el índice de histamina que estamos consumiendo. El exceso de histamina en el cuerpo es responsable muchas veces de estos cuadros alérgicos.

Si no hemos estado a tiempo de hacer una dieta depurativa preventiva y la alimentación rica en depurativos se nos hace corta, la suplementación natural nos puede ayudar aliviar muy bien ciertos síntomas propios de la alergia, la astenia o la bajada de defensas de la primavera. El DHA (que activa la producción de prostaglandinas y eicosanoides), tiene un efecto antiinflamatorio ante las alergias primaverales. Además, ayuda a subir nuestro estado de ánimo. Por otro lado, lo mejor que podemos hacer ante la astenia primaveral aparte de nutrirnos mejor, es salir más al aire libre, practicar más ejercicio físico y entablar más contacto social.

Artículo escrito por la nutricionista Neus Elcacho El hígado es uno de los órganos vitales del cuerpo y tiene muchísimas funciones. Sin embargo, no siempre le damos la importancia que deberíamos. Muchas veces cuando las personas buscan consejos de los herbolarios sobre cómo resolver los problemas crónicos de la piel, como erupciones cutáneas, forúnculos, eczema y psoriasis, ellos les dan una lista de hierbas para limpiar el hígado.

Según el doctor Daniel Mowrey el diente de león es la planta medicinal número 1 cuando de la salud del hígado se trata. Las hojas son diuréticas lo que ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso de agua. Las raíces se han usado por muchos años para tratar la ictericia, una enfermedad del hígado que pone la piel amarilla. A pesar de su fama como mala hierba, el diente de león es en realidad una fuente inagotable de fitonutrientes antioxidantes, pigmentos vegetales, vitaminas y minerales esenciales.

que efecto ase la viagra

viagra funciona en mujeres

cual es el viagra para mujeres

Artículo facilitado por:
Veneno de escorpión azul, tratamiento auxiliar para pacientes con cáncer.

El propósito de este sitio web es meramente informativo, aquí se exponen tratamientos alternativos que han resultado favorables en el tratamiento del cáncer de diversos tipos en pacientes mexicanos; las cuales han sido desarrolladas en cuba a partir de la utilización de veneno de escorpión azul. Este sitio es para información del público en general, se trata el tema de manera sencilla de manera que cualquier persona pueda comprender el funcionamiento del tratamiento contra el cáncer de origen cubano conocido como Escozul, así como la inclusión de algunas opiniones y testimonios.

Si tiene interés de adquirir un producto alternativo para el tratamiento del cáncer existen en Internet muchas instancias dedicadas a su comercialización, sin embargo es probable que requiera atención personalizada por lo que lo invitamos a comunicarse con nosotros; al contactarnos podemos ayudarlo a encontrar juntos la solución a su necesidad. Se ha comprobado que la toxina del escorpión azul (Rophalurus junceus) no interfiere con otros tratamientos que se aplican a pacientes con cáncer, como la quimioterapia, los citostáticos, la cirugía o las radioterapias. Sin embargo produce una mejora sustancial en la calidad de vida de enfermos con cáncer avanzado. Señal el doctor Alfredo E. Lau, médico cirujano y catedrático del hospital León Cuervo de la ciudad cubana de Pinar del Río, el cual dictó una conferencia en el centro de salud Dellser, que tiene un acuerdo con Labiofam, para promover en México sus productos de salud.

Después de quince años de investigación como tratamiento alternativo para el cáncer fueron presentados resultados del veneno del escorpión azul (Rhopalurus Junceus). Por los investigadores Hidelino Pérez Martínez y Caridad Rodríguez Torres. Se ha demostrado cómo al usarse el veneno del escorpión (especie endémica de la isla de Cuba), en el tratamiento de neoplasias y sus síntomas secundarios es un efectivo auxiliar sin que se obstruyan o disminuya los tratamiento oncológicos habituales.

Durante la presentación se dieron a conocer las características bioquímicas, toxicológicas y enzimáticas del nuevo tratamiento. Así como los resultados a la fecha, donde la calidad de vida de los pacientes tratados ha sido a la alta. El protocolo de investigación científica ya obtuvo el registro sanitario donde se destaca que no es tóxico y las vías de aplicación pueden ser oral, nasal, sublingual, cutánea o dentro de la medicina homeopática. Señalado ésto por la representación cubana en la sede diplomática de Cuba en México.

Diversas líneas de investigación se han iniciado para comprobar y promover la efectividad del veneno de escorpión azul. Existen medios serios en Internet que afirman la funcionalidad del medicamento y su uso sobre pacientes regularmente. Otras fuentes interesantes a consultar son las siguientes: CNN, La Jornada, Habana Journal, Wikipedia, Biblioteca virtual en salud de Cuba. El alacrán colorado o escorpión azul (Rhopalurus junceus) es una especie endémica muy particular de los 36 diferentes tipos de alacrán que se encuentran en la isla de Cuba. Se le llama alacrán azul por la característica peculiar de tener un tono azul en su cola y en su aguijón, también es conocido como “alacrán colorado” porque en todo su cuerpo presenta un color rojizo oscuro.

El veneno de escorpión es un compuesto puramente proteico, pues carece de fosfolipasas, proteasas y factores de irritación. La toxina del veneno de los escorpiones es una mezcla compuesta por varios péptidos de bajo peso molecular que tienen efecto sobre los canales iónicos (fundamentalmente de Ca2+, Na+ y K+) en las células de mamíferos e insectos. Estas proteínas de bajo peso molecular inhiben la producción de proteasas en la membrana tumoral. Hernández, et al. coinciden en la acción del veneno asociada con la activación de los canales de sodio Na+ y potasio K+, y mencionan que se ha reportado que esta familia de proteínas mantienen un motivo estructural conservado integrado por un núcleo compacto formado por una α hélice y tres hojas β plegadas.

Su letalidad radica en la presencia de toxinas dirigidas a sitios específicos de la membrana citoplasmática, que modifican el comportamiento de los mecanismos de selección iónica imprescindibles para la fisiología celular Además, se ha descrito que a altas concentraciones (100 μg/mL) la toxina induce apoptósis, asociada por un influjo de Ca2+.

Se sabe que las cadherinas son un grupo de proteínas involucradas en la formación de las uniones intercelulares, estas moléculas son dependientes de Ca+2, el cual influye en la formación del dímero necesario para la unión entre las células. Ha sido ampliamente descrito el papel de las toxinas de diversos grupos animales activando el influjo de este ion calcio, lo cual puede estar relacionado al evento aquí descrito, ya que una disminución del Ca2+ extracelular impide la formación del dímero de cadherina ocasionando una disrupción entre las células. El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Aunque existen muchos tipos de cáncer, todos comienzan debido al crecimiento sin control de las células anormales.

Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen con más rapidez hasta que la persona alcanza la edad adulta. Posteriormente, las células normales de la mayoría de los tejidos sólo se dividen para reemplazar las células desgastadas o moribundas y para reparar las lesiones. Debido a que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, son diferentes de las células normales. En lugar de morir, viven más tiempo que las células normales y continúan formando nuevas células anormales. Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN (Acido Desoxirribonucleico). Esta sustancia se encuentra en todas las células y dirige sus funciones. En las células cancerosas el ADN no se repara. Las personas pueden heredar ADN dañado, que es responsable de los tipos de cáncer hereditarios. Sin embargo, en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de alguna exposición ambiental como el fumar.

Recuerde que no todos los tumores son cancerosos. Los tumores benignos (no cancerosos) no se propagan y, con muy raras excepciones, constituyen una amenaza para la vida. El cáncer se ha padecido desde los albores de la humanidad, malos hábitos, diversos vicios, alimentos poco sanos, sedentarismo, estrés entre otros, son factores de riesgo que han incrementado los tipos de cáncer. Al mismo tiempo la medicina ha ido avanzado en métodos de diagnostico y en tratamientos han ayudado a combatirlo pero que algunos resultan muy agresivos Algunas formas de trabajo que sigue la oncología son:

Cirugía: Es la técnica usada para remover los crecimientos cancerosos, la probabilidad de una cura quirúrgica depende del tamaño, lugar, y etapa de desarrollo de la enfermedad. Radioterapia: Es una técnica para disminuir tumores mediante ondas de alta energía dirigidas a los crecimientos cancerígenos.

Quimioterapia: Tratamiento de pacientes del cáncer con compuestos anticancerosos, tiene efectos secundarios severos como náusea y el vómito, aunque funcionan para atacar el crecimiento o la división celular. Bioterapia: Tratamiento para estimular o restaurar la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra el cáncer, estudia la genética así como estudio de biopreparados.

Además se investiga y experimenta para llevar los resultados a nivel farmacéutico, con el desarrollo de la “Bioterapia” que comprende tratamientos que combaten los desarreglos de los genes que provocan el cáncer tales como la irrigación sanguínea de los tumores. Es un medicamento alternativo natural para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, utilizado En Cuba desde hace más de 20 años. Escozul es el nombre comercial de la solución acuosa del Veneno de un alacrán endémico de la zona oriental de Cuba (Rophalurus Junceus), donde se le conoce como el “alacrán azul” (Escorpión Azul).

Desde inicios de la década de los 90, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Médicas de Guantánamo (zona oriental de Cuba donde habita dicho escorpión ) dirigidos por el Lic. Misael Bordier Chibás, desarrollaron las investigaciones que demostraron las propiedades de este veneno, básicamente un polipéptido, complejiza definir cuál o cuáles de sus componentes son los activos para poder sintetizarlos a nivel de laboratorio y lograr su producción farmacéutica. El veneno se extrae del animal mediante un estímulo eléctrico, un proceso totalmente artesanal. La sustancia extraída es prácticamente transparente, un poco más densa que el agua y perfectamente soluble en ella. Sus principales componentes son proteínas a las que no se les adiciona ningún conservante por lo que necesita refrigeración. Si las condiciones de almacenamiento son las adecuadas debe ser inodoro e insípido.

  • Al ser un producto farmacéutico experimental existen diversas distribuciones y grupos dedicados al comercio del mismo, al mismo tiempo se sabe que hay personas que abusando de la necesidad humana venden productos que no son originales y terminan, en lugar de beneficiar, afectando al paciente.
  • Al no estar catalogado como medicamento por la COFEPRIS, el usuario es responsable de su administración y por consiguiente ser cauteloso con el origen de la adquisición del producto.
  • Al comenzar a percibir mejoras algunos pacientes ignoran el tratamiento habitual recetado por sus médicos lo que puede culminar en un cáncer de mayor peligro consecuencia de la imprudencia. Aunque no se puede mencionar que Escozul sea la cura para el cáncer, sí se puede asegurar que es un tratamiento que mejora en muchos sentidos la calidad de vida de los pacientes enfermos que lo consumen y puede lograr que gocen de un intervalo libre de enfermedad prolongado, lo cual va a depender en gran medida del estado clínico de la enfermedad en el que el paciente comiente a utilizarlo y de las reservas vitales que posea.

    • Aumento del apetito
    • Disminución de dolores
    • Disminución de inflamación
    • Recuperación paulatina de peso
    • Afección al crecimiento tumoral
    • Recuperación clínica y radiológica
    • Normalización progresiva de parámetros hematológicos, hepáticos, renales y otros específicos de cada patología.

    El Escozul actúa inhibiendo la proteasa, una enzima que rodea la membrana de todo tipo de tumor. Se conoce que la proteasa funciona como una especie de hábitat en que el tumor se reproduce y se expande célula por célula. Al impedir la formación de esta membrana en la neoplasia es posible frenar su expansión. No obstante, el Escozul no ataca a la célula maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana.

    Soy una niña de 12 años actualmente soy sobreviviente del CÁNCER gracias a Dios, los médicos y ESCOZUL. Yo tenía 9 años cuando me dijeron que tenía un tumor Cerebral llamado “MEDULOBLASTOMA” y que era canceroso, nos dijeron los médicos que tenían que hacerle una cirugía un poco peligrosa pero que era necesaria. Gracias a Dios salió todo bien, logré salir viva de la cirugía.

    Mi tratamiento fue de 32 sesiones de radiación, 6 ciclos de Quimioterapia, por la malignidad de mi tumor mi tratamiento fue muy intenso, yo empecé a tomar ESCOZUL antes de comenzar las quimioterapias que fue el 13 de Septiembre del 2008, la verdad le doy gracias a Dios por haberme tomando el ESCOZUL, porque me ayudó mucho. Yo casi no me sentí tan mal como otros niños que yo veía y que me llevaban el mismo tratamiento que yo, hoy por hoy lo sigo tomando y en todos los estudios sigo saliendo bien. Les puedo decir de que a partir del 2008 en cada estudio que me realizan para control he salido gracias a Dios sana, los mismos médicos y mis amiguitos se sorprenden, ya voy a la escuela y hago casi mi vida normal, hasta la fecha sigo tomando ESCOZUL y no quiero dejarlo, pues se cuanto me ha sacado adelante y me ha ayudado.

  • riesgos de tomar viagra

    La artritis reumatoidea se presenta en todas las regiones del mundo, por lo tanto el clima no puede prevenirla, ni curarla. Muchas personas con AR observan que los cambios repentinos del clima o la presión barométrica tienden a agravar los síntomas de su artritis. Para la mayoríade los individuos, el mudarse a un clima diferente no representa una gran diferencia en la artritis que tienen como para justificar esa mudanza. ¿CÓMO PUEDE CONTROLAR MEJOR LA AR?

    El sobrellevar AR, puede ser difícil. Como la AR puede ser impredecible, a menudo se caracteriza por dolor de larga duración o continuo, y puede afectar a tantas articulaciones que podría sufrir estrés emocional o depresión. Es normal experimentar estos tipos de sentimientos, pero éstos podrían interferir en el control de la enfermedad. Es importante que decida vivir cada día tan plenamente como le sea posible. Los medicamentos, el descanso y el ejercicio son la mejor combinación para el alivio de los síntomas, pero también es importante concentrarse en los aspectos positivos de la vida.

    Es esencial que su familia y usted aprendan todo cuanto puedan sobre la enfermedad, y que hablen entre ustedes, con sus médicos y con otros profesionales de la salud que participan en su cuidado. Los profesionales de la salud mental pueden aconsejarle cómo sobrellevar y resolver problemas. Es primordial evitar que la enfermedad controle su vida. Usted podrá disfrutar de una vida productiva y plena, a pesar de la enfermedad, si sigue ciertas pautas como:

    • buenas prácticas de salud • control del estrés emocional

    • ayuda por parte de médicos especialistas en artritis Los AINE o fármacos antiinflamatorios no esteroides se utilizan para ayudar a aliviar el dolor y a combatir la inflamación que acompaña a la AR. Algunos AINE incluyen, la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, entre otros. Estos medicamentos por si solos no suelen constituir un tratamiento adecuado para la AR. La mayoría de los pacientes con AR también necesitan tomar medicamentos modificadores de la enfermedad o agentes biológicos. Los AINE y la aspirina pueden causar efectos secundarios, como dolor de estómago e incluso hemorragias. También se asocian a problemas cardiacos y daño hepático y renal en personas susceptibles. Si usted tiene de estos efectos secundarios, le podrían recetar otras medicinas. Hable con su médico sobre éstos y otros riesgos.

    En la artritis reumatoidea, los analgésicos alivian el dolor, pero no tienen efecto sobre la inflamación producida por el daño articular. Entre estos medicamentos se incluyen: • acetaminófeno (Tylenol y otras marcas)

    • medicamentos narcóticos contra el dolor • acetaminófeno con codeína

    • propoxifeno (Darvon y otras marcas) Los medicamentos narcóticos contra el dolor no suelen recomendarse como monoterapia para el tratamiento prolongado de la AR, porque a menudo tienen efectos secundarios indeseables y pueden crear dependencia si se toman en exceso, sin mejorar la evolución de la enfermedad.

    Los corticosteroides (cortisona, prednisona) pueden ayudar a aliviar los síntomas de la AR. Estos medicamentos están relacionados con el cortisol, una hormona natural que se encuentra en el cuerpo. Se pueden utilizar corticosteroides en bajas dosis juntamente con aspirina, AINE, fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) o agentes biológicos para controlar la inflamación articular. Muchos de los beneficios y efectos secundarios de los corticosteroides están directamente relacionados con la dosis administrada. El objetivo es encontrar la dosis efectiva más baja posible, para así, evitar tantos efectos secundarios y procurar el uso de los corticosteroides durante el menor tiempo posible. En general, los corticosteroides suelen administrarse en combinación con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad o con agentes biológicos y no deben considerarse la una única forma de tratamiento farmacológico contra la AR.

    Algunos efectos secundarios de los corticosteroides incluyen: • osteoporosis (pérdida de masa del hueso)

    La administración de corticosteroides durante períodos prolongados reduce o detiene la capacidad del cuerpo para producir corticosteroides naturales. Cuando es necesario reducir la dosis ingerida de corticosteroides, se requiere que el médico la reduzca lentamente (variación gradual), ya que es peligroso parar o disminuirla drásticamente o sin la supervisión médica. El cuerpo necesita tiempo para normalizar su producción natural de cortisol. Asimismo, podría ser necesario suplementar o incrementar la dosis en períodos de mucho estrés, como antes y después de una cirugía. Los corticosteroides pueden inyectarse directamente en las articulaciones afectadas. Tales tratamientos pueden reducir la inflamación en las articulaciones hinchadas o dolorosas, o los períodos frecuentes de agudización. Como su efecto es local, la inyección directa en la articulación controla temporalmente la inflamación y evita la mayoría de los efectos secundarios indeseables que aparecen con el uso diario de comprimidos de corticosteroides.

    Las inyecciones pueden producir un efecto sistémico temporal y podrían tener efectos secundarios dañinos en las articulaciones si se utilizan más de unas cuantas veces al año. También, aunque no frecuentemente, existe la posibilidad de que la articulación se infecte. MEDICAMENTOS MODIFICADORES DE LA ENFERMEDAD

    Los fármacos que alivian síntomas, además de tener la capacidad de modificar el proceso de la enfermedad de la AR, son conocidos como fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME). Estos fármacos son una parte importante del tratamiento para la mayoría de las personas que tienen AR. Estos medicamentos pueden controlar la AR, así como también, prevenir la deformidad y la discapacidad. En los últimos años, se ha demostrado que es muy importante comenzar un tratamiento con un FARME, ya que puede cambiar la evolución de los síntomas de la AR. Estos medicamentos son: El metotrexato, es uno de los FARME más utilizados para el tratamiento de la AR. El metotrexato (Rheumatrex, Trexall) se toma una vez a la semana en forma de comprimidos, líquido o inyectable. El médico revisará con frecuencia, a través de estudios de laboratorio, la función hepática y el recuento sanguíneo, mientras usted esté tomando este fármaco. De esta manera, podrá detectar posibles anormalidades en la función del hígado y/o de la médula ósea que podrían presentarse como efectos secundarios que produce este medicamento.

    Si toma metotrexato no debe ingerir alcohol, ya que la combinación podría aumentar el riesgo de daño hepático. Otros posibles efectos secundarios del metotrexato incluyen malestar gástrico, llagas en la boca, dolores de cabeza, mareos, fatiga, diarrea y síntomas parecidos a los de la gripe. Un efecto secundario serio del metotrexato, aunque raro, es la inflamación pulmonar. La hidroxicloroquina, (Plaquenil) se le denomina comúnmente fármaco antimalárico, porque en un principio fue desarrollado para el tratamiento del paludismo. Los fármacos antimaláricos se utilizan para aliviar la inflamación, la hinchazón y el dolor de las articulaciones. Es el FARME más seguro, pero las personas que toman estos medicamentos deben someterse a exámenes oculares con regularidad para detectar posibles daños en la retina, que podrían causar una disminución del color o de la visión periférica. Aunque tales lesiones sean raras, la pérdida de la visión se evitará si ingiere la dosis recomendada y se somete a controles oculares frecuentes.

    La Sulfasalazina, (Azulfidine) es una combinación farmacológica de antibiótico y de antiinflamatorio, utilizada para tratar la AR. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, malestar gástrico, dolores de cabeza, disminución en el conteo de glóbulos blancos y plaquetas. También puede tener efectos negativos para el hígado. Las personas alérgicas a medicamentos con sulfa no pueden tomar sulfasalazina. La leflunomida (Arava), es un fármaco modificador de la enfermedad relativamente nuevo, utilizado para tratar la artritis reumatoide. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, síntomas gastrointestinales, efectos hepáticos y alopecia (pérdida del cabello) reversible. Mientras tome este fármaco, deberá someterse a frecuentes análisis de sangre, incluyendo recuentos sanguíneos y estudios de la función del hígado.

    La d-penicilamina (Depen, Cuprimine), se toma diariamente en comprimidos y en ayuno. Requiere una supervisión estrecha y una vigilancia cuidadosa por parte de su médico. Su uso ha decrecido en los últimos años debido a sus efectos secundarios y limitados beneficios. La azatioprina (Imuran) es un fármaco inmunosupresor aprobado para el tratamiento de la AR. El uso de este medicamento requiere análisis regulares de sangre para controlar los efectos del fármaco sobre la médula ósea y el hígado. Entre los posibles efectos secundarios se incluye un mayor riesgo de contraer infecciones o han existido casos poco frecuentes de linfoma, una forma de cáncer.

    La ciclosporina (Neoral, Sandimmune), ha sido aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) para el tratamiento de AR severa y activa, en combinación con el metotrexato. Existe riesgo de daño renal por el uso de la ciclosporina, y su médico controlará con frecuencia su presión sanguínea, la función renal y lo someterá a análisis de sangre para detectar cambios mientras tome esta medicina. La minociclina (Minocin, Dynacin), es un antibiótico que produce efectos benéficos en algunos pacientes con AR. Su eficacia puede ser mayor en las primeras etapas de la AR, lo cual se debe mayormente a sus propiedades antiinflamatorias, que a su capacidad bactericida. Las personas alérgicas a la tetraciclina no deben tomar minociclina.

    Recientemente la FDA aprobó un nuevo FARME para el tratamiento de la AR. El tofacitinib (Xeljanz) forma parte de una nueva subcategoría de FARME, aunque se le compara a los biológicos. A ellos se les llama inhibidores JAK, pues bloquean la vía de una enzima llamada cinasa de Janus (JAK), involucrada en la respuesta inmunológica del cuerpo. A diferencia de los agentes biológicos tradicionales, se pueden tomar oralmente. El etanercept (Enbrel), el infliximab (Remicade), la anakinra (Kineret), el adalimumab (Humira), el abatacept (Orencia), el rituximab (Rituxan), el golimumab (Simponi), el certolizumab pegol (Cimzia) y el tocilizumab (Actemra), también llamados modificadores de la respuesta biológica (MRB) o biológicos, atacan sustancias químicas específicas del sistema inmunológico involucradas en la AR.Estos MRB han sido aprobados para el tratamiento de AR en adultos. Adicionalmente, el etanercept ha sido aprobado por la FDA para su uso en niños y jóvenes (edades 4 a 17 años) con artritis idiopática juvenil (AIJ) y en adultos con atritis psoriásica y espondilitis anquilosante. De igual manera, en la actualidad se están realizando estudios para determinar los efectos del uso de la anakinra, del adalimumab, y del infliximab en niños y jóvenes con AIJ.

    Ya que estas medicinas afectan el sistema inmunológico, usted no debería recibir vacunas vivas tales como polio oral, varicela, vacuna MMR (sarampión, paperas y rubiola) o FluMist. Para evitar el desarrollo de infecciones serias mientras se encuentre bajo tratamiento con un MRB, puede tomar medidas precaución, como el evitar iniciar la terapia si tuviese alguna infección o modificar la dosis del agente biológico si desarrolla una después de iniciado el tratamiento. Sin embargo, infecciones serias han sido relacionadas a estos MRB. Existe el riesgo de activar una tuberculosis (TB) preexistente (inactiva) con los inhibidores del FNT (factor de necrosis tumoral) – etanercept, infliximab y adalimumab – y se recomiendan pruebas en la piel de TB antes de empezar a usar estas medicinas. Llame a su médico inmediatamente si presenta síntomas de infección al usar un biológico. Si tiene una infección activa no debe iniciar el tratamiento con un MRB. Si ha tenido una enfermedad que ataca la mielina, tal como esclerosis múltiple, o si ha tenido un paro cardíaco congestivo, no debería usar etanercept, infliximab o adalimumab.

    También existe el riesgo de desarrollar cáncer, particularmente linfoma, con el uso a largo plazo de inhibidores del FNT. A la fecha, sin embargo, los casos reportados de cáncer causados por el uso de cualquier medicamento están dentro de la frecuencia y tipos de cáncer esperados para pacientes con AR que no reciben ningún biológico. En los Estados Unidos, aproximadamente uno por ciento de la población, unos 2.1 millones de personas, tienen de AR. Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. La enfermedad suele comenzar entre los 25-50 años de edad, siendo las mujeres quienes superan a los hombres en una proporción de tres a uno. De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo.

    viagra funciona en mujeres


    viagra a los 18 años

    Hola. a mi canario le han salido unos bultos muy raros. uno en cada hombro. k es eso? Hola mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y esta débil come poco que puede ser, me tiene muy preocupada y triste:(

    Hola, micanario lleva algun tiempo con diarreas y ahora le he visto un bulto negro en el abdomen, hasta ahora comia bien, pero lleva unos dias que come poco y hace diarrea pero en menor cantidad que antes buenas noches.Tengo un problema y sí me podéis ayudar.Tengo canarios y los pollos me salen muy débiles y con un punto negro en el lado derecho del vientre y se mueren los pollos o los padres no le dan de comer y quisiera saber como solucionar este problema.Por favor seriedad.Gracias

    ola necesito obtener el libro de veterinaria completo Hola mi canaria acaba de terminar una puesta y tiene el pico y patas palidas,tambien tiene la cloaca amarillenta blanquecina,esta embolada y ni come ni bebe.Espero respuesta,Gracias

    mi canario esta extraño, esta embolado, duerme y algo débil. me podrían decir que le esta pasando. GRACIAS ¿Cómo puedo suministrar un baño antiparasitario de forma correcta? Cada vez que pongo una disolución de vinagre y agua no se bañan, he de aplicarla con spray obligatoriamente.

    tengo una canaria, tuvo 3 crias lindas y bellas ya tienen cuatro meses se encuentra en una jaula sola, nunca abandono el nido hasta ayer, pero no se sostiene, tiene temblores y no controla la cabeza que podre hacer. Tengo un canario de aproximadamente 14 años de edad y hace aproximadamente 2 semanas un ojo se le inflamo y al parecer le sangraba y se le formo una costra tapandole por completo el ojo, a los pocos dias le sucedio lo mismo en el otro ojo, yo pense que se iba a morir, pero no, que debo hacer?

    Tengo un canario adulto (14 años) y se le pusieron los dos ojos como el que esta en la portada (enfermedades de canarios), que debo hacer. Gracias. Buenas, he comprado una canaria para hacerle compañía a mi canario, esto hace un tiempo, pensé que ya estaba en época de celo, aunque se veía un poco desaliñada y sus alas caídas, además de pasar gran parte del día quieta, y sus alas entre abiertas, hacer unos extraños movimientos con la cola como tratando de botar algo, y perdidas de algunas plumas alrededor de la cloaca algo sucia, pensando que podría ser estreñimiento le he dado unas gotas de aceite de ricino, pero no mejora, no ha perdido peso, pero sigue igual

    Bueno días, mi canario refleja una inchasón en la cabeza de lado derecho, por arriba de su ojo, a dejado de cantar, y en ocasiones se ve como si estuviera inflado. que puedo
    hacer tengo un mixto jilguero al que le ha salido una especie de grano de aspecto seboso entre la base del pico y el ojo, ha ido creciendo hasta alcanzar el tamaño de un guisante ¿quien me puede orientar? el pajaro esta en perfectas condiciones, como si no tubiera nada

    Buenas tarde tengo un canario que tiene micosis y cual es el antibiotico que tendria que darle. Saludos y gracias Tengo un canario que se está quedando pelado y esta muy delgado, estoy muy preocupada. Que puedo hacer?

    tengo varios pichones con diarrea blanquecina y embolados,¿ que podría darle? gracias. pichones con heces blancas y embolados, ¿ que les puedo dar?

    Hola buenos días tengo una canaria y la tuve junta con un canario 4 días ahora está todo el día en el suelo de la jaula y sin moverse que le puede pasar gracias
    doblale la cabeza para atras y pegale un golpe seco, con eso morira de una vez

      El hígado es un órgano situado en la parte superior y derecha del abdomen, es la más voluminosa de las visceras.

      Éste pesa unos 1.500 grs y se encuentra formado de células llamadas hepáticas, cada una de las cuales es una glándula en miniatura. Dichas células están agrupadas constituyendo bloques de forma poliédrica, llamados lobulillos hepáticos. Entre dichos lobulillos queda un espacio triangular por el cual circula una arteriola, rama de la arteria hepática; una vena, rama de la vena porta, y un canal biliar que recoge la bilis producida por la célula hepática y, unido a otros canalículos biliares, va a formar, a la salida del hígado, el canal hepático por el cual es llevada la bilis al intestino.

      El hígado tiene múltiples funciones y posee el doble carácter de glándula de secreción externa y de secreción interna. Como glándula de secreción interna tiene numerosas y tan complejas funciones que con razón se ha dicho que es un verdadero laboratorio: trasforma los hidrocarbonados, azúcares y almidones en glucógeno; almacena éste para ir luego entregándolo a la circulación, a medida de las necesidades de los tejidos; disocia las albúminas y proteicos complejos en cuerpos más simples—ácidos aminados—, que son los verdaderos constructores del protoplasma celular; detiene las sustancias tóxicas, trasformán-dolas en productos de eliminación, como la urea y otros, que se eliminan por el riñón; interviene en el proceso de coagulación sanguínea y en la trasformación y excreción de la hemoglobina de los glóbulos rojos destruidos.

      Los fisiólogos van poniendo de manifiesto más y más funciones cada día en la célula hepática, que hacen de dicho órgano, sin lugar a dudas, uno de los más importantes para la vida. Dados sus múltiples funciones, no es extraño que el hígado se llene de tóxinas las cuales sean necesarias limpiar. Sin embargo, surge la siguiente pregunta ¿Cómo saber si tenemos que limpiar nuestro hígado? A continuación se describen algunos síntomas que nos indica la existencia de un hígado intoxicado.

      Una persona que tiene un hígado “sucio” manifesta síntomas como los siguientes: • Digestiones difíciles, mareos y nauseas después de consumir alimentos grasos
      • Lengua blanca, se siente un sabor amargo en la boca y existe halitosis (especialmente al levantarse).
      • Dificultad para pensar o concentrarse, pesadez mental y problemas con la memoria.
      • Alergias, picazón y erupciones en la piel
      • Dolores de cabeza especialmente en la nuca
      • Intolerancia de alimentos grasos, piedras en la vesícula biliar y ganas de vomitar.
      • Cansancio excesivo

      Alcachofa: Durante los años treinta, los estudios clínicos sobre esta planta establecieron su valor para disminuir el colesterol en la sangre y otros productos metabólicos de desecho. El sabor amargo y áspero de la alcachofa se debe a la cinarina, principio activo que estimula la secreción biliar. Como planta medicinal se emplean las hojas desecadas. Como alimento se utiliza la inflorescencia antes de abrirse. Se emplea en caso de hígado intoxicado, insuficiencia hepática, digestiones débiles, cálculos biliares y estreñimiento crónico. Cardo mariano: Tradicionalmente considerado como útil en el tratamiento de afecciones hepáticas, la investigación moderna ha confirmado dichas propiedades. Es el cardo mariano un protector del hígado, regenerador, antihipoglucémico, anti-inflamatorio y antioxidante. Ayuda en la hepatitis crónica, la cirrosis, la colestasis, el hígado perezoso o lento el hígado graso. Sus tallos se toman cocidos.

      Diente de león: Los médicos árabes medievales lo recomendaban para tratar todo tipo de trastornos hepático-biliares. Aparece citado en las farmacopeas de todo el mundo para trastornos digestivos y hepáticos. Las propiedades terapéuticas del diente de león se deben en parte a las sustancias amargas inulina y taraxacina. También contiene flavonoides, pectina, ácidos grasos, minerales y vitaminas. Sus hojas frescas se pueden tomar en ensalada. Lecitina: Contiene colina y fosfolípidos, que protegen la membrana de las células hepáticas, previenen la acumulación de grasa en el hígado y lo resguardan de trastornos relacionados con abusos de bebidas alcohólicas, tabaco, grasas y fármacos. Sus propiedades hacen aconsejable su uso en las dietas para perder peso, ya que acelera y mejora la absorción del intestino, protege el hígado, reduce el nivel de colesterol y facilita la circulación sanguínea.

      Té verde: Contiene elevados niveles de polifenoles, sustancias que por sus propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antibióticas ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y hepáticas, incluido el cáncer de hígado. Verduras cruciferas y tubérculos: Brécol, coliflor, repollo, hojas de rábano y coles de Bruselas contienen sustancias fortalecedoras del hígado. El brécol en particular ayuda a la eliminación de toxinas. Todas ellas reducen el riesgo de cáncer. Tubérculos como la remolacha y la zanahoria, debido a su elevado contenido en betacaroteno, carotenoides y flavonoides, ayudan a depurar y desintoxicar el hígado.

      Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #1: Hervir, por 10 minutos, 2 alcachofas en un litro de agua. Pasado ese tiempo, dejar en reposo y colar. Tomar a lo largo del día por una semana. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #2: Verter 1 cucharada de semillas de cardo mariano y otra de hojas de diente de león en medio litro de agua. Hervir por 7 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar a lo largo del día por una semana especialmente 20 minutos antes de las comidas.

      Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #3: Verter 1 cucharada de lecitina en polvo en un vaso de agua y mezclar. Tomar vasos al día por una semana. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #4: Lavar y partir una cabeza de brócoli y colocar en la licuadora junto con un puñado de hojas de rábano y otra de col, previamente lavadas. Añadir luego 1/2 vaso de agua Licuar por unos instantes. Tomar este jugo a diario, en ayunas, durante una semana.

      Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #5: Tomar 3 tazas al día de té verde (algo caliente) después de las comidas por una semana. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #6: Verter 1 cucharada de raíz de ruibarbo en polvo en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Añadir 1/2 cucharadita de aceite de oliva. Tomar una taza todos los días por 15 días.

      Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #7: Consumir una ensalada de achicoria y zanahoras con unas gotas de jugo de limón todos los días en las comidas por 15 días. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #8: Verter en 2 tazas de agua 3 cucharadas de café molido orgánico (no instantáneo) y hervir durante 10 minutos. Colar y dejar que se enfríe a temperatura corporal (37 ºC). Colocar esta preparación en la enema. Poner la boquilla del aparato de enema en el recto. Retener el líquido durante 15 minutos y después ir al sanitario y expulsar el líquido.

      Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #9: Extender una gruesa cataplasma de arcilla fría de unos 2 cm encima del hígado durante tres horas, tres veces al día. No hay que extrañarse si al retirar la arcilla notamos olores desagradables y a veces nauseabundos; se trata de un remedio efectivo que nos dejará el hígado limpio. Recomendaciones nutricionales

    viagra gratuito en santa fe

    cuanto tiempo dura efecto viagra

    American Liver Foundation, 75 Maiden Ln., Ste. 603, Toll-Free (800)223-0179; (800)GO-LIVER

    Primary Biliary Cirrhosis Support Group, 1430 Garden Rd., Pearland, TX 77581 http://pbcers.org/

    U.S. National Digestive Diseases Information Clearinghouse, 2 Information Way, Bethesda, MD 20892-3570 Telephone (301)654-3810 Toll-free 800-891-5389 Facsimile (301)907-8906

    Otra imagen de persona con severa ascitis, cirrosis avanzada.
    Se observa una persona con ascitis masiva debido a cirrosis hepática, Para agrandar la imagen en una nueva ventana presionar sobre ellas

    Si te han realizado el diagnostico de cirrosis hepática es muy probable que estés considerando que la vida ha terminando para ti y que tus actividades laborales, sociales y familiares, deben cambiar radicalmente. Con bastante frecuencia recibo en el consultorio pacientes que el diagnostico cirrosis hepática les ha generado ansiedad, depresión, tristeza, aislamiento, porque consideran que los cambios que les proponen los médicos para mejorar su enfermedad,representan una perdida del disfrute y del placer de la vida. En otras palabras, que su vida ya no tiene sentido. Esto esta muy lejos de la realidad y para entender el como llegaste a una cirrosis y que puedes hacer para mejorar y cambiar el pronostico de vida voy a explicarte aquí, cuales son las causas mas frecuentes de cirrosis y como el tratar la causa y cambiar tu estilo de vida puede ser el primer paso para detener la progresión de la enfermedad. Las 3 principales causas que puedan afectar a nuestro “héroe anónimo” y producir cirrosis y cancer de higado son:

    • El consumo nocivo de alcohol,
    • La hepatitis viral B y C,
    • Los síndromes metabólicos relacionados con la obesidad y el hígado graso no alcohólico.

    Un hígado cirrótico se caracteriza por la presencia de nódulos de tejido hepatico, rodeados por bandas de fibrosis, que impiden el paso de la sangre a las celulas hepaticas, llevando a la alteracion del funcionamiento del higado. Además, la presencia de bandas fibrosas altera la arquitectura de los vasos sanguineos, aumentando la resistencia en el tejido hepatico, que contribuye al aumentocreciente de la presión de la vena porta (vena que suministra el mayor porcentaje de sangre al higado), ocasionando hipertension de la vena porta y sus complicaciones.

    En las primeras etapas, la cirrosis esta compensada sin síntomas y puede presentarse con pruebas de función hepática normales. Sin embargo, los signos y síntomas de un hígado enfermo (Cansancio o fatiga, coloración amarilla de piel y mucosas,falta de apetito, pérdida de peso), así como la alteración de las pruebas de laboratorio y las probabilidades de complicarse y morir aumentan, cuando el estado de la cirrosis empeora. La cirrosis es una enfermedad que genera una gran preocupación y ansiedad en todos los pacientes que la padecen, ya que esta enfermedad está marcada además por muchos cambios y complicaciones.

    Estos cambios además causan un gran impacto en el bienestar psicológico de los pacientes con cirrosis, ya que producen en el cuerpo signos, síntomas y complicaciones como:

    • Hemorragia por ruptura de las varices del esofago.
    • Aumento de volumen del abdomen por acumulacion de liquido(ascitis)
    • Cambios en el estado de conciencia (encefalopatía hepática):inversion del sueño/vigilia (duermen mas de dia que de noche), irritabilidad del carácter, poco tolerante, calambres musculares, temblor fino en las manos, hasta progresar a coma hepatico
    • Coloracion amarilla de la piel y mucosas (ictericia)
    • Perdida de masa muscular y desnutricion

    No es de extrañarse entonces que todos estos signos y síntomas causen un severo impacto en el estado emocional de los pacientes con cirrosis, estos pueden presentar:tristeza, ansiedad, estrés y depresión. No es fácil, aceptar que padeces de cirrosis y esto crea un estado de confusión y dudas con respecto a cómo llevar una vida normal, con el temor de que puedes morir. Saber que se tiene que vivir con cirrosis hepática tiene un marcado impacto en la calidad de vida del individuo, porque se considera que no puede llevar a cabo sus funciones habituales.

    Hay fuerte evidencia que indica que la severidad de la enfermedad se asocia con un deterioro de la calidad vida del paciente, por lo que un diagnostico temprano antes de que se presenten la complicaciones es de vital importancia. Por ejemplo, una ascitis severa provoca malestar o dolor abdominal, dificultad para respirar, aumento de la ansiedad relacionada con la imagen corporal, inmovilidad y un aumento de la probabilidad de caídas. Además, el manejo de la ascitis consiste en procedimientos invasivos frecuentes (punciones para drenaje del liquido), tratamiento con medicamentosdebilitantes (dirueticos) y la aplicación de restricciones en la dieta, lo que causa preocupacion en los pacientes y sus familiares, de manera similar la hemorragia por ruptura de varices esofagicas es un indicador de peor pronostico y produce anemia que debilita al paciente, tambien la alteracion del ritmo del sueño y las alteraciones del estado de conciencia lo discapacitan para realizar sus actividades diarias.

    A pesar de la clara relación entre la calidad de vida del paciente y la gravedad de la enfermedad, existen pocas revisiones médicas acerca de las pautas a seguir por los profesionales de la salud, para determinar los factores físicos y psicológicos que afectan la calidad de vida de los pacientes con cirrosis hepática. La clave para los profesionales de la salud en cuanto al manejo de los pacientes con cirrosis,es abordarlos precozmente a traves de una atención clínica integral (fisica, emocional, entorno familiar y laboral), lo que puede ayudar a mejorar la calidad de vida los pacientes, no verlos como un higado sino como “Un todo”.

    La esperanza de vida con cirrosis depende en gran medida del estado del hígado en el momento del diagnóstico, por lo que es fundamental acudir al especialista para un diagnostico oportuno y los cambios que el paciente realice en su estilo de vida: Recomendaciones para el paciente:

    • Dejar de ingerir alcohol, cualqueira sea la causa de la cirrosis.
    • Cumplir con los consejos nutricionales para una alimentacion saludable acorde a las necesidades del paciente
    • Seguir indicaciones de tratamiento y actividad fisica
    • Acudir a apoyo psicoterapeuta de requerirlo
    • Reconocer que la unica discapacidad en la vida es una mala actitud.

    Recomendaciones para el familiar:

    • No sintonices con su enfermedad, no alimentes la lastima, ni la tristeza.
    • Motiva una sonrisa, alegria y ganas de vivir
    • Genera energia positiva de respeto, admiracion y estimulalo a luchar

    Ser Feliz y Ser Saludable es una decision de vida, el que tengas diagnostico de cirrosis no puede limitar tu vida. Decidelo Hoy! Decidelo YA!

    La felicidad esta en tus manos y debemos reconocer que la vida es un milagro de Dios, quien esta contando con nuestra voluntad, con nuestra participación para hacernos felices y hacer felices a través de nosotros a los demás. La Cirrosis Hepática es una enfermedad crónica, difusa e irreversible del hígado, caracterizada por la presencia de fibrosis y nódulos de regeneración (cicatrices) en el hígado, lo cual se confirma al efectuar el estudio histopatológico (al microscopio) de las muestras tomadas de dicho órgano (biopsias).

    La etiología (causas) de la Cirrosis Hepática son múltiples, dentro de ellas se enumeran las siguientes: 1) El Alcohol: Es la causa más frecuente (50% a 60% de todos los casos). El mecanismo por el cual se produce el daño no se conoce por completo pero posiblemente se desarrolle a través de sucesivos brotes de hepatitis alcohólica (inflamación hepática) que condicionan fibrogénesis (generación de fibrosis y cicatrices)

    2) Agentes Infecciosos: El 5% a 10% de las cirrosis se deben al Virus de la Hepatitis “B” el cual es intensamente contagioso, frecuentemente puede evolucionar a Hepatitis Crónica y en un alto porcentaje a Cirrosis Hepática o incluso a Hepatocarcinoma (cáncer del hígado). El virus de la hepatitis “C” es otro agente infeccioso causal frecuente de cirrosis hepática, lo cual se puede evitar con el diagnóstico oportuno y manejo específico. 3) Cirrosis Biliar Primaria: Es una enfermedad crónica del hígado, cuya lesión inicial consiste en la destrucción de los conductillos biliares posiblemente por una reacción autoinmune (ataque de las defensas del cuerpo a sí mismo).

    4) Fármacos: En raras ocasiones el uso prolongado de algunos fármacos específicos hepatotóxicos (tóxicos para el hígado) pueden producir cirrosis al condicionar inflamación hepática. 5) Otras: Existen múltiples etiologías (causas) condicionantes de Cirrosis Hepática por lo cual es muy importante efectuar un protocolo de estudio completo y detallado para determinar a el agente causal de la enfermedad y de esta forma normar la conducta diagnostica y/o terapéutica a seguir.

    6) Criptogénica: En un porcentaje de pacientes no es posible determinar la causa de la cirrosis pese a un protocolo de estudio completo, pero es importante descartar en la medida de lo posible las etiologías (causas) conocidas más frecuentes. La cirrosis hepática suele diagnosticarse entre los 30 y los 60 años, aunque puede manifestarse a cualquier edad. Afecta ambos sexos, pero es más frecuente en el varón. En algunas ocasiones el diagnóstico es casual. Un examen médico efectuado por cualquier otro motivo descubre la presencia de “daño hepático”, esplenomegalia (bazo aumentado de tamaño), alteración en las pruebas de función hepática, trombocitopenia (plaquetas bajas) entre otras. Otras veces ya existen datos clínicos discretos como ictericia la cual es la coloración amarilla de piel o conjuntivas (mucosa de los ojos), gingivorragia (sangrado de las encías), petequias (puntos rojos en la piel por hemorragia), equimosis (moretones) y epistaxis (sangrado por la nariz), aumento del volumen abdominal por ascitis (líquido libre en el abdomen), agresividad o somnolencia, inversión en el ciclo del sueño vigilia (duermen de día y están despiertos de noche), hemorragia digestiva caracterizada por hematemesis (vómitos de sangre), evacuaciones con sangre “fresca” (roja brillante), evacuaciones melénicas (heces negras). Existen otras manifestaciones las cuales al igual que las anteriormente mencionadas pueden aparecer solas o acompañadas entre sí.

    que pasa con el exceso de viagra

    cytotec venta en tunja

    diferencia entre el viagra y levitra

    Hace unas semanas me empezó a dar picazón por todo el cuerpo, cuando me rasco se enrocha rápido, me he dado cuenta que no es dermatologo, porque aumenta cuando como algo de grasas, tomó unas pastillas que me dan resultado temporal dexametasona y cetricet, ahora he empezado a sentir adormecimiento en los brazos y piernas, algo de lo que pueda preocuparme. Max: No es para preocuparse pero si para ocuparse, por eso te aconsejo que consultes al médico porque no existe ninguna otra forma de saber si la picazón en el cuerpo es síntoma de un problema hepático o se trata, por ejemplo, de una alergia. Tampoco se puede saber si la picazón está relacionada con el adormecimiento en las piernas y brazos o son dos problemas diferentes. Se que a nadie le agrada consultar al médico pero es necesario que lo hagas para poder quedarte tranquilo.

    Buenas tardes tengo un hijo de 37 años con higado graso y hepatitis C con 20 años de alcoholismo y drogas…estuvo internado y no es nada facil que me digan que es irreversible lo que tiene…pero bueno hoy mi pregunta es si le sale manchas rojas porque hoy amanecio asi en la cara y la cabeza ya que es pelado esta muy a la vista las manchas….
    Y tambien tiene mucha picazon.espero su respuesta ya que vivo investigando porque soy consiente que no tiene cura la hepatitis C porque es cronico…..gracias Delia Rosa: La hepatitis C puede ocasionar sarpullidos, erupciones y mucha picazón, pero suele ser una picazón generalizada en varias partes del cuerpo, por lo tanto no sabría decirte si las manchas rojas en la cara y la cabeza están relacionadas con sus problemas hepáticos o de deben a otras causas, por ejemplo a una reacción alérgica. Es muy importante que tu hijo consulte al médico para que lo examine, porque dada su condición de salud debe consultar para poder determinar el origen de esas manchas rojas y recibir el tratamiento adecuado para solucionarlo. Si investigaste sobre la Hepatitis C seguramente sabes que él no puede tomar nada por su cuenta ya sean medicamentos o remedios naturales, por eso es necesario que consulte.

    Buenas noches mi hijo tiene ahorita esos sintomas esta muy inquieto porque le pica por el pecho por dentro eliud: Las enfermedades del hígado pueden causar picazón en la piel y ocasionar sarpullidos, erupciones o ronchas, pero la picazón es “por fuera”, si a tu hijo le pica el pecho por dentro debe consultar al médico para saber si se trata de un problema en los bronquios o tal vez en el corazón. Esto no significa que tu hijo padece problemas cardíacos o en los bronquios, sólo te lo menciono como ejemplos de que la sensación de picazón o de hormigueo dentro del pecho requiere consultar con un médico.

    Marta busca información de la candidiasis intestinal y mira sus síntomas, los médicos no suelen tener en cuenta esta enfermedad. Un saludo A mi me pica por dentro la espalda y la barbilla y un poco masa abajo de la barbilla esa parte que va antes del cuello y todo es por dentro también a veces toso mucho y no dejo de toser además de que estornudo demasiadas veces al día.

    Lucia: La sensación de picazón que describes puede tratarse de alergia a alguna sustancia que respiras y que te produce inflamación en la garganta y los bronquios, por ejemplo emanaciones de productos de limpieza, insecticidas, aerosoles, humo, polvo, polen de las plantas, etc.
    Esto no significa que esa sea la causa del problema, sólo se trata de una posibilidad pero puede deberse a varias cosas y te recomiendo que consultes a un médico porque es necesario que te examine para identificar la causa concreta. buenas me encuentro en la situacion que por la noche tengo picazon en todo el cuerpo y consecuente inflamacion de labios cejas cuero cabelludo y partes del cuerpo sitiendo picazon y seguido de un leve dolor a que puede ser este padecimiento para calmar esto tomo antihestaminico y se detiene pero a los dias sigo con lo mismo si alguien me puede ayudar se los voy a agradecer ….

    enrique: Lo primero que debes hacer es consultar a un dermatólogo o alergologo para saber si se trata de algún tipo de dermatitis, de una alergia o esa picazón es síntoma de otras enfermedades. Tienes que consultar porque no existe ninguna otra forma de saber cual es la causa.
    Respecto a que al tomar un antihistamínico la picazón y la inflamación desaparecen, es normal ya que los antihistamínicos cumplen la función de calmar los síntomas, pero sólo eso, no son medicamentos para “curar” la alergia, dermatitis o el problema de fondo, es por eso que cuando los dejas de tomar reaparece la picazón y la inflamación. No es aconsejable estar tomando antihistamínicos durante largos períodos ya que tienen muchos efectos secundarios, por eso reitero la sugerencia de que consultes a un médico porque tiene que buscar la causa para darte una solución concreta. buenas noche mi tia se le hinchan los labios y leda picazon en las palma de las manos y parte de sus manos y esto es cada 7 dias le sucede eso, van ya dos marte y esto sucede cuando lleva sol y luego descansa y almuerza y a las 5 hora le sucede la hinchason y picazon, por favor ayudeme

    Hola,soy Silvana y nuevamente les consulto.fui después de tantas idas y venidas,a parar con una doctora que mandó análisis y eco.me detectó hígado graso y el azúcar casi al limite.los otros análisis,normales.lo que quisiera saber es como contrarresto este mal.no me dio medicación.solamente bajar de peso.pero las alergias,desapareceran? yrianny: Es extraño que a tu tía le de picazón en la palma de las manos y se le inflamen los labios sólo los días martes, creo que deberían analizar que cosas hace ese día de la semana y que son diferentes a los demás días. Si usa alguna crema, un protector solar, un producto para el cabello, un perfume, determinada prenda de vestir, va a algún sitio determinado o consume algún alimento o bebida los días martes. Les doy sólo algunos ejemplos que pueden ayudar a saber si se trata de una reacción alérgica y por supuesto les recomiendo consultar al médico para que la examine.

    silvana: Te dejo este enlace: Higado graso, para que leas de que se trata este problema y veas la importancia que tiene. Los problemas hepáticos deben ser tratados por un especialista, un hepatólogo o un gastroenterólogo, en el caso del hígado graso no se suelen indicar medicamentos, sólo una dieta estricta libre de grasas, pero el médico te indica controles cada determinado tiempo para saber si el panorama mejoró o no.
    Posiblemente la picazón en la piel desaparezca cuando logres una disminución de grasa en el hígado, pero sigue mi consejo y consulta a un especialista. Hola. En el mes de abril me empezó una comezón en el costado del cuerpo. Poco a poco se me regó hacia el estomago y de tanto que me rascaba me hacia motetes. Después se me regó a las piernas brazos pantorrillas y prácticamente todo el cuerpo. Me recetaron crorotrimeton de 12 y nada. Dexametasona inyectada tres días y nada. Llevo dos dosis de ivermectina y no se me quita. Inicialmente no tenia ningún granito a pesas de la comezón en la piel pero ahora me salieron e todo el cuerpo. También tome antibióticos y nada. Que es. Llevó meses sin dormir y estoy desesperado. Me hice biometria hematica y el otroo estudio de sangre química sanguínea y todo estoy bien dentro de rango. Que es.

    buenas tardes… ya es como una semana que m salieron unas ronchas en las manos, brazos y piernas… primero empezo como una comezon en las manos.. con unas ronchas.. pero poco a poco avanzo y mi mano se lleno de esas ronchas luego al dia siguiente desperte y mis piernas se llenaron de ronchas… trate de reventarlos pero noo sale nada… ni siquiera revienta… los primeros dias se perdian y reaparecian pero ahora no desaparecen… y lo peor es que tengo mucha comezon y no puedo evitar rascarme… pero uno que otro revienta… esto me preocupa.. que puedo hacer. isabel: Es necesario que consultes a un médico para que te examine porque no existe ninguna otra forma de saber a que se deben las ronchas y la picazón, además hasta no saber cual es el problema no podrás recibir el tratamiento adecuado para solucionarlo. Puedes consultar a un dermatólogo o a un médico general, pero lo importante es que un profesional observe esas ronchas porque puede tratarse de varicela o de alguna enfermedad viral y es mejor consultar cuanto antes.

    Hola desde mucho tiempo me pican las piernas y los brazos y me rasco sabroso y despues casi al instante se hace moreton porque pasa esto Mercedes: No tengo forma de saber cual es la causa de la picazón en las piernas y los brazos, pero algunas personas se producen moretones al rascarse, especialmente las que toman aspirinas o anticoagulantes. Si no estás tomando nada es conveniente que consultes al médico para saber a que se debe esa picazón y especialmente comprobar si los moretones están relacionados con la picazón o te los produces al rascarte con fuerza.

    Hola me dectetaron higado graso en un estudio de ondas magneticas y me encuentro muy preocupada si me da comeson tengo mi piel amarilla pero desde niña porque tuve hepatitis alos 7 o 8 años aryam: Te dejo un enlace a este tema para que veas que es hígado graso y como se trata: Higado graso.

    Hola hace meses comenze a sentir picazon en todo el cuerpo, en ese periodo me hicieron una colonoscopia por problemas de molestias para ir al Baño y dolor,al Dia siguiente de ese proceso,mis brazos se pusieron rojos con zarpullidos el medico dijo que nada tenia que ver con el tratamiento que me habia hecho,desde entonces mi piel se resecado y cada vez que me Baño cuando el agua cae en mi cuerpo me da picazon horrible y me queda el cuerpo con puntitos,como pequenos lunares de color rojo y otros cafe,ademas,mis heces desde entonces son claras amarillas,he bajado 15 libras en estos 3 meses,ya no se que hacer he usado todo tipo de jabones de Baño y lociones antialergicas. Miriam: Te olvidaste mencionar si además de la colonoscopía te realizaron otro tipo de estudios para comprobar el funcionamiento del hígado. Porque si sólo se trata de picazón podría ser una alergia o algún tipo de dermatitis, pero las heces muy claras y la picazón en todo el cuerpo pueden ser síntoma de problemas hepáticos, como verás digo “pueden ser” ya que no tengo forma de saberlo, pero te aconsejo que consultes a un gastroenterólogo y le expliques lo mismo que dices en el comentario.

    Hola, hace ya un mes aproximadamente tengo picazones en mis brazos, pero esto no pasan al antebrazo solo es en la parte superior. esta picazon se presenta en distintos horarios pero con frecuencia al salir de la ducha o durante esta, descarte la posibilidad de que fuese por al acondicionador o shampoo. mi pregunta es, ¿es probable que sea hepatico? Fernanda: No lo creo porque cuando se trata de problemas hepáticos la picazón es generalizada, prácticamente en todo el cuerpo, aunque puede afectar algunas áreas más que otras.

    BUENAS NOCHES MI CONSULTA ES PORQUÉ A MI ESPOSO TODAS LAS NOCHES LE EMPIEZA A PICAR TODO EL CUERPO Y COMIENZA A RASCARSE CON MUCHA MOLESTIA, PUEDEN AYUDARME POR FAVOR KARIN: Es necesario que tu esposo consulte al médico porque deberán observarlo para saber si se trata de un problema de la piel (dermatitis), una alergia, o la comezón se debe a trastornos internos como puede ocurrir cuando el hígado no está funcionando bien. En caso de ser un problema de la piel o una alergia le recomendarán el tratamiento que corresponda, pero si a simple vista el médico no encuentra las causas entonces le indicará los estudios que considere pertinentes.

    Hola hace aproximadamente dos semanas que cada ves que me voy a dormir me da picazón extremadamente fuente de a principio me daba en la planta del pies y ahora en todas partes cada ves que me rasco se intensifica la picazón y me salen muchas ronchas, unas ronchas como si una pulga te pícara en la piel solo que más grande y muchas amontonadas en un sector del cuerpo, desde que tengo 12 años sufrí un cuadro de alergia y no fue detectado su causa por el médico, me dieron medicamentos y se me paso pero ahora creo que ha vuelto, siempre he tenido problemas en la piel cuando tenía 17 años me detectaron herpes zoster. debido al estrés y falta de vitaminas.
    hace como 3 meses me fui hacer un examen de sangre rutinario y me dijeron que estaban mal, la verdad es que no le creo mucho a los doctores asi que después de eso no he ido más.
    mi preguntas es ¿ si el doctor tuviera razón de que mis exámenes están mal, la picazón que me da ahora en las noches es debido a que mi estado de salud está mal? Rocio: Debiste preguntar que es lo que salió mal en tus análisis de sangre, porque no se trata de creer o dejar de creer en los médicos, los análisis sirven para conocer si tienes un problema de salud y cual puede ser ese problema. Luego cada persona decide si quiere tratarse o no, el médico no te va a obligar, pero pienso que sin salud no tenemos nada y debemos querernos lo suficiente como para hacer lo posible por estar sanos.
    Si en el resultado del análisis aparece por ejemplo que tienes un problema en el hígado o los riñones eso puede causar picazón en el cuerpo y es el médico quien va a decirte como tratar el problema para solucionarlo.
    Y respecto al Herpes Zoster que te dio alguna vez, no se debe al estrés y a la falta de vitaminas, es un virus que se contrae al estar en contacto con una persona que tenía varicela, por supuesto que si tienes las defensas bajas debido al estrés o a una mala alimentación tienes mayores posibilidades de contraer el virus.

    tengo una picazon en la espalda y los brazos por mucho tiempo bueno por unos cuantos anos y no se me quita, ya fui al dermatologo pero no encuentran nada sera por el estres, durante unos 2 anos e tenido cambios muy extremos estoy desesperada tengo un familiar con hígado inflamado, le han realizado estudios de todo sangre orina etc habidos y por haber lo que me sorprende es que en todo el cuerpo tiene como si hubiera hemorragias se hacen como moretones muy grandes uno de el tamaño de toda su espalda, otros en las entrepiernas tobillos, brazos que puede ser lo que tiene, ya hicieron resonancias, tomografías y todo esta normal,esta descartado cáncer, diabetes, estamos muy preocupados porque no saben que puede ser nos dijeron de un escaneo que le hicieran pero mi pregunta es que enfermedad puede ser, alimentación hospitalaria todo light sin azúcar grasas lácteos,

    carlos: En el hígado se producen proteínas necesarias para la coagulación sanguínea, cuando el hígado no puede producirlas aparecen hematomas (moretones) o hemorragias fácilmente. Si tu familiar está internado precisamente por un problema en el hígado pienso que ahí debe estar la causa de la formación de moretones, por supuesto que esta es una opinión sin ningún valor, la opinión que cuenta es la de los médicos. Hola buenas tardes, quería consultarte porque tengo mi suegra que tiene mucho picazon en las manos y panza, llega al punto de ser insoportable la picazon y más en la.noche,ya probé de todo tipo de cosas, pero nada le da le da solución..

    Marianela: Tu suegra tiene que consultar a un médico para que la examine porque lo primero es determinar cual es la causa de la picazón, especialmente saber si es un problema de la piel o un síntoma de trastornos internos. Es imprescindible que consulte porque de acuerdo a la causa le indicarán en tratamiento que corresponda. gracias por aportarnos algunos datos de este problema que muchos de nosotros tenemos,,es muy bueno contar con un consejo,,despues uno tiene que ir a el especialista. gracias nuevamente.

    Hola soy paola tengo un brote extraño en el cuerpo, pero solo en las piernas, vientre, pechos y espalda. Me esta mucho más que todo en las noches… Me comienza con unas ronchas rojas y a medida que me rasco se hinchan, después de un tiempo se me desoyeja y por último me quedan unas manchas feas en la piel;ya tengo como 1 mes con eso.. Le agradecería mucho si me pudiera alludar.. 🙂 Hola, buen día. Tengo 30 años y hace como un año que comencé a tener estos síntomas que realmente son muy molestos. Yo creo que son como una alergia pero realmente no lo se.
    Solo se han presentado por las noches, solo una vez me duro cerca de 24 horas. Hasta que fui a urgencias del hospital y me pusieron una inyección en la vena, la cual no supe ni que fue.

    Los síntomas son:
    Calor y sensación de calentamiento en casi todo el cuerpo, sobretodo en orejas, cara, cuello, espalda, pecho, hombros y brazos. Así mismo también hay en estas zonas; ardor, picazón, inflamación y enrojecimiento. A veces son tan fuertes y desesperantes estos síntomas, que me tengo que meter a bañar con agua fría para aminorar todo esto. De antemano, gracias por su atención.

    comparacion viagra cialis y levitra

    Las enfermedades del hígado son aquellas patologías o condiciones que se asientan o afectan directamente a dicho órgano, el cual es el segundo más grande del cuerpo después de la piel. El hígado se localiza debajo del diafragma y las costillas, del lado derecho del abdomen, extendiéndose hacia el izquierdo y se divide en dos lóbulos, el izquierdo y el derecho. Cada uno de esos lóbulos está constituido por unidades más pequeñas llamados lobulillos, los cuales tienen una vena que se encuentra rodeada por hepatocitos y en ellos, se dan varios procesos como: Purificación de la sangre, eliminación y desecho de toxinas y almacenamiento de de nutrientes, que serán usados cuando el cuerpo lo necesite.

    La importancia de muchas de las enfermedades del hígado es su evolución crónica, lo que determina que haya afección permanente del órgano y por lo tanto, alteraciones en sus funciones; mientras que los procesos agudos que involucran al hígado ocasionan alteraciones pero transitorias. El personal de salud se puede valer de un gran número de pruebas para establecer el diagnostico de las distintas patologías que afectan al hígado, desde estudios de laboratorio hasta biopsias para estudiar el tejido afectado y determinar específicamente la enfermedad que padece la persona.

    En vista de la diversidad de las enfermedades, el tratamiento para ellas no es estándar. Primero se debe identificar el tipo de patología hepática que presenta la persona para luego escoger el tratamiento ideal según cada caso. Por fortuna, existen diversas alternativas que brindan no sólo una mejor calidad de vida, sino que representan la cura de la enfermedad.

    • Esteatosis alcohólica.
    • Esteatohepatitis alcohólica.

    6.- Hígado graso no alcohólico. 7.- Nódulos y tumores benignos.

    A continuación serán descritas cada una de esas patologías que afectan al hígado.

    • Este es el estadio más grave que se asocia a las enfermedades del hígado, cualquiera que sea su causa.
    • Se define como la pérdida de la función hepática de un 80-90%, lo que representa una condición irreversible en la que el trasplante es la mejor alternativa terapéutica.

    Las causas que se asocian a insuficiencia hepática se pueden dividir en función del tiempo en el cual evoluciona la enfermedad: Se presenta como consecuencia de una necrosis hepática masiva que puede ser ocasionada por:

    • Intoxicación hepática por fármacos: Los fármacos que en dosis tóxicas pueden causar insuficiencia hepática son: Inhibidores de la monoaminooxidasa, Acetaminofén, rifampicina, isoniazida, entre otros.
    • Infecciones virales fulminantes: Como las que se observan en algunos casos de hepatitis B y C.

    Independientemente de la causa de la insuficiencia hepática, las manifestaciones clínicas son similares e incluyen:

    • Ictericia: Es el tinte amarillento que adquieren la piel y las mucosas producto de un incremento de la bilirrubina y dicha sustancia incrementa porque no puede ser metabolizada por el hígado.
    • Ascitis: Se refiere al incremento del perímetro abdominal producto de la acumulación de líquido.
    • Hipertensión portal: Cuyas manifestaciones incluyen esplenomegalia (aumento del tamaño del bazo) y derivaciones portales (cabeza de medusa, enfermedad hemorroidal, várices esofágicas).

    Para saber sobre las causas y el tratamiento de la hipertensión portal, pincha aquí.

    • Hiperestrogenismo: Algunos hallazgos que orientan son: Hipogonadismo, ginecomastia, angiomas en araña y eritema palmar.
    • Encefalopatía hepática: Condición grave que puede presentarse en casos de insuficiencia hepática, la cual ocurre como consecuencia de la incapacidad del hígado para metabolizar sustancias tóxicas, las cuales llegan al sistema nervioso central y producen alteraciones.
    • Síndrome hepatorrenal o hepatopulmonar: Ambos son condiciones más graves que la mayoría de las veces son mortales.

    Esta constituye una de las enfermedades del hígado más frecuentes, representando el estadio final de diversas afecciones hepáticas crónicas.

    • Enfermedades de depósito: Como es el caso de la hemocromatosis.
    • Hepatitis viral.
    • Esteatohepatitis no alcohólica.
    • Consumo crónico de alcohol.
    • Son muy similares a las que se presentan en casos de insuficiencia hepática.
    • Esto se explica porque el hígado sufre modificaciones que impiden el cumplimiento normal de sus funciones.
    • Algunos cambios observados en la morfología microscópica del hígado con cirrosis son:
    • Fibrosis en puente.
    • Nodularidades parenquimatosas que se disponen entre dichos puentes.
    • Lesión parenquimatosa difusa de todo el hígado.

    Dichos cambios son los que condicionan que la cirrosis hepática sea de carácter irreversible.

    La colestasis es la disminución o interrupción el flujo de la bilis, la cual puede ser producto de una obstrucción extrahepática o por la alteración de su producción en los hepatocitos. Estas son las causas extrahepáticas e incluyen:

    • Atresia de los conductos biliares.
    • Colelitiasis: Se refiere a la presencia de cálculos en la vesícula biliar, los cuales pueden obstruir el flujo de la bilis, esta patología también recibe el nombre de litiasis vesicular.

    Si quieres saber más sobre ella, te recomiendo leer: 6 aspectos de la litiasis vesicular que necesitas conocer.

    • Alteraciones congénitas.
    • Colangitis: Es la inflamación de la vesícula biliar cualquiera que sea su causa.
    • Neoplasias abdominales con compromiso de los conductos biliares: Como ocurre en casos de tumores de cabeza de páncreas.
    • Neoplasias hepáticas y de conductos biliares.

    Estas son las que involucran a los hepatocitos y entre ellas se encuentran:

    • Defectos congénitos en la secreción de bilis.
    • Fármacos.
    • Hepatitis virales.

    Las manifestaciones clínicas ocasionadas por estas enfermedades del hígado son muy similares entre sí, independientemente de la causa e incluyen:

    • Malabsorción de grasas: Esto se debe a que la bilis es necesaria para el procesamiento adecuado de las grasas.
    • Ictericia: Producto de la hiperbilirrubinemia, que puede ser indirecta si la causa es intrahepática o directa cuando la causa es extrahepática.
    • Acolia: Son heces blancas que también se presentan como consecuencia de la hiperbilirrubinemia.
    • Dolor abdominal: El cual se localiza en el hepicondrio derecho, que es el lugar del abdomen en donde se localiza el hígado.
    • Coluria: Es el color oscuro de la orina, que parece del color del refresco de cola o del té.
    • Prurito: Se refiere al picor de la piel, que en estos casos es consecuencia de la ictericia por el acúmulo de bilirrubina en la piel.
    • Degeneración plumosa de los hepatocitos.
    • Dilatación de los conductos biliares con pigmentos biliares.
    • Necrosis: Esta suele evidenciarse por hipereosinofilia y pérdida del núcleo de los hepatocitos.
    • Edema del espacio portal.
    • Duplicación de conductos y conductillos en el espacio portal.
    • Infiltrado neutrofílico predominante en el espacio portal.
    • Formación de células hepáticas gigantes.

    A pesar de que estas enfermedades del hígado pueden ser ocasionadas por un gran número de virus, los más frecuentemente asociados son los virus de la hepatitis (A, B, C, D y E), además de que son los más importantes debido a la posible cronicidad que pueden presentarse en casos de hepatitis B y C.

    • El virus de la hepatitis A ocasiona un cuadro de hepatitis autolimitado, presentándose endémicamente en zonas donde hay condiciones higiénicas deplorables.
    • Tiene un período de incubación que va de 15 a 50 días.
    • Por fortuna, es el tipo de hepatitis viral más frecuente, ya que no suele revestir ningún tipo de gravedad y en casos excepcionales se asocia a hepatitis fulminante.
    • El período de contagio se extiende a 2 semanas antes y 1 semanas después del inicio de los síntomas.
    • La resolución de los síntomas y del proceso va de 3 a 12 semanas, lo que coincide con la elevación de anticuerpos IgG.
    • Fecal oral.
    • Por lo que suele adquirirse al consumir alimentos o agua contaminada con heces que contienen el virus.
    • Fiebre.
    • Malestar general.
    • Náuseas.
    • Vómitos.
    • Anorexia.
    • Diarrea.
    • Tríada clásica sintomática: Esta puede llegar a presentarse y consiste en: Orinas colúricas, ictericia y dolor en hipocondrio derecho.
    • A pesar de la sospecha clínica, el diagnóstico debe confirmarse mediante una serología.
    • Se debe solicitar la determinación de IgM anti VHA, que es positiva si la infección esta presentándose actualmente.
    • Tanto las enzimas hepáticas como la bilirrubina se encuentran elevadas y ambos son parámetros usados para el seguimiento del paciente afectado.
    • Ésta constituye una de las enfermedades del hígado con las que se debe tener mayor cuidado debido a la posibilidad de cronicidad y a su relación con el desarrollo de carcinoma hepatocelular.
    • La infección por el virus de la hepatitis B se asocia con una gran incidencia.
    • El período de incubación va de 45 a 165 días.
    • Tener contacto con objetos inanimados infectados.
    • Contacto sexual.
    • Contacto con sangre contaminada: Esto puede ocurrir mediante vía percutánea (infección de heridas en la piel, uso de agujas infectadas), transfusiones sanguíneos o por vía perinatal.

    Estas enfermedades del hígado pueden manifestarse de distintas formas que incluyen:

    • Infección activa: Esta puede ser sintomática o asintomática; teniendo resolución de los síntomas. La mayoría de los pacientes (90%) pasan por esta forma clínica. Estos síntomas son inespecíficos e incluyen: Letargia, anorexia, náuseas y malestar general.
    • Infección activa con progresión a hepatitis fulminante: La hepatitis fulminante es una condición muy temida, ya que las tasas de mortalidad que se asocian a ella son muy elevadas y se refiere a un proceso en donde se produce insuficiencia hepática aguda debido a la necrosis que genera el virus.
    • Hepatitis crónica con resolución.
    • Hepatitis crónica con progresión a cirrosis.
    • Portador asintomático.

    Establecer el diagnóstico de infección por el virus de hepatitis B resulta un poco más complejo en vista de los distintos anticuerpos que pueden ser determinados:

    • HBsAg: Este es el antígeno de superficie, el cual se encuentra positivo cuando hay infecciones agudas o crónicas.
    • Anti-HBs: Se refiere al anticuerpo contra el antígeno de superficie, que es positivo en aquellas personas con infecciones pasadas.
    • HbeAg: Este es el antígeno de replicación, el cual se encuentra positivo en personas que están actualmente infectadas y que tiene alto riesgo de transmitir el virus.
    • Anti-HBe: Este es el anticuerpo contra el antígeno de replicación; lo poseen aquellos portadores del virus que tienen un menor riesgo de transmisión.
    • Anti-HBc: Utilizado para determinar infecciones agudas, estableciéndose el diagnóstico de hepatitis B cuando el IgM Anti-HBc es positivo.
    • Esta es otra de las enfermedades del hígado más importantes debido a su alta prevalencia de evolución crónica (70-80% de los casos).
    • Al menos el 20% de los paciente con hepatitis C desarrollarán cirrosis hepática en los 5-20 años posteriores.
    • En estos casos, las formas autolimitadas son poco frecuentes, sólo representando el 15-20% de los casos.
    • No son comunes los casos de hepatitis fulminantes.

    Son las mismas que las del virus de la hepatitis B.

    • En la fase activa, se establece por la presencia del ARN correspondiente al virus de la hepatitis C.
    • Para establecer el diagnóstico de hepatitis C crónica, los valores del ARN deben estar elevados incuso después de los 6 meses de la infección aguda.

    El virus de la hepatitis D también puede producir hepatitis, siempre y cuando se asocie con el virus de la hepatitis B. Pudiéndose presentar los siguientes casos:

    • Ocurre la infección simultánea por ambos virus, es decir, el VHB y el VHD.
    • Esto genera un cuadro de hepatitis aguda autolimitada, de forma similar al que se presenta cuando ocurre la infección por el virus de la hepatitis B sola.

    En los casos de superinfección, se pueden presentar dos situaciones:

    • Un paciente que sea portador de VHB y sufra una superinfección por el VHD, presentará un cuadro agudo grave con una posible progresión hacia hepatitis crónica.
    • En el paciente con hepatitis B crónica, la superinfección por el VHD producirá exacerbaciones graves, manteniendo la cronicidad.

    La hepatitis agua producida por el virus de la hepatitis E es muy parecida a la ocasionada por el VHA y no progresa hacia una hepatitis crónica.

    • Contacto con heces contaminadas.
    • Una particularidad del virus de la hepatitis E es que posee mayor cantidad de reservorios, que incluyen: Puercos, perro, gatos y changos.
    • Este tipo de hepatitis también es autolimitado, con una tasa de mortalidad muy baja.
    • En el caso de las embarazadas es todo lo contrario, ya que se presentan tasas de mortalidad que alcanzan el 20%.
    • Se basa en la determinación de anticuerpos IgM contra el virus de la hepatitis E.
    • A medida que pasan los meses, dichos anticuerpos desaparecen y aparecen los IgG contra el VHE.

    Si quieres conocer con más detalle cada uno de los tipos de hepatitis, pincha aquí.

    precios de la pastilla viagra

    1. American Cancer Society: Cancer Facts and Figures 2018. Atlanta, Ga: American Cancer Society, 2018. Available online. Last accessed January 5, 2018.
    2. Altekruse SF, McGlynn KA, Reichman ME: Hepatocellular carcinoma incidence, mortality, and survival trends in the United States from 1975 to 2005. J Clin Oncol 27 (9): 1485-91, 2009. [PUBMED Abstract]
    3. Forner A, Llovet JM, Bruix J: Hepatocellular carcinoma. Lancet 379 (9822): 1245-55, 2012. [PUBMED Abstract]
    4. Bruix J, Sherman M; American Association for the Study of Liver Diseases: Management of hepatocellular carcinoma: an update. Hepatology 53 (3): 1020-2, 2011. [PUBMED Abstract]
    5. Bosch FX, Ribes J, Borràs J: Epidemiology of primary liver cancer. Semin Liver Dis 19 (3): 271-85, 1999. [PUBMED Abstract]
    6. Beasley RP, Hwang LY, Lin CC, et al.: Hepatocellular carcinoma and hepatitis B virus. A prospective study of 22 707 men in Taiwan. Lancet 2 (8256): 1129-33, 1981. [PUBMED Abstract]
    7. Beasley RP: Hepatitis B virus. The major etiology of hepatocellular carcinoma. Cancer 61 (10): 1942-56, 1988. [PUBMED Abstract]
    8. Sun CA, Wu DM, Lin CC, et al.: Incidence and cofactors of hepatitis C virus-related hepatocellular carcinoma: a prospective study of 12,008 men in Taiwan. Am J Epidemiol 157 (8): 674-82, 2003. [PUBMED Abstract]
    9. Lok AS, Seeff LB, Morgan TR, et al.: Incidence of hepatocellular carcinoma and associated risk factors in hepatitis C-related advanced liver disease. Gastroenterology 136 (1): 138-48, 2009. [PUBMED Abstract]
    10. Hessheimer AJ, Forner A, Varela M, et al.: Metabolic risk factors are a major comorbidity in patients with cirrhosis independent of the presence of hepatocellular carcinoma. Eur J Gastroenterol Hepatol 22 (10): 1239-44, 2010. [PUBMED Abstract]
    11. Farinati F, Floreani A, De Maria N, et al.: Hepatocellular carcinoma in primary biliary cirrhosis. J Hepatol 21 (3): 315-6, 1994. [PUBMED Abstract]
    12. Fattovich G, Giustina G, Schalm SW, et al.: Occurrence of hepatocellular carcinoma and decompensation in western European patients with cirrhosis type B. The EUROHEP Study Group on Hepatitis B Virus and Cirrhosis. Hepatology 21 (1): 77-82, 1995. [PUBMED Abstract]
    13. Mair RD, Valenzuela A, Ha NB, et al.: Incidence of hepatocellular carcinoma among US patients with cirrhosis of viral or nonviral etiologies. Clin Gastroenterol Hepatol 10 (12): 1412-7, 2012. [PUBMED Abstract]
    14. Jaskiewicz K, Banach L, Lancaster E: Hepatic siderosis, fibrosis and cirrhosis: the association with hepatocellular carcinoma in high-risk population. Anticancer Res 17 (5B): 3897-9, 1997 Sep-Oct. [PUBMED Abstract]
    15. Sun Z, Lu P, Gail MH, et al.: Increased risk of hepatocellular carcinoma in male hepatitis B surface antigen carriers with chronic hepatitis who have detectable urinary aflatoxin metabolite M1. Hepatology 30 (2): 379-83, 1999. [PUBMED Abstract]
    16. Furuya K, Nakamura M, Yamamoto Y, et al.: Macroregenerative nodule of the liver. A clinicopathologic study of 345 autopsy cases of chronic liver disease. Cancer 61 (1): 99-105, 1988. [PUBMED Abstract]
    17. Brunello F, Cantamessa A, Gaia S, et al.: Radiofrequency ablation: technical and clinical long-term outcomes for single hepatocellular carcinoma up to 30 mm. Eur J Gastroenterol Hepatol 25 (7): 842-9, 2013. [PUBMED Abstract]
    18. Leoni S, Piscaglia F, Golfieri R, et al.: The impact of vascular and nonvascular findings on the noninvasive diagnosis of small hepatocellular carcinoma based on the EASL and AASLD criteria. Am J Gastroenterol 105 (3): 599-609, 2010. [PUBMED Abstract]
    19. Khalili K, Kim TK, Jang HJ, et al.: Optimization of imaging diagnosis of 1-2 cm hepatocellular carcinoma: an analysis of diagnostic performance and resource utilization. J Hepatol 54 (4): 723-8, 2011. [PUBMED Abstract]
    20. Sangiovanni A, Manini MA, Iavarone M, et al.: The diagnostic and economic impact of contrast imaging techniques in the diagnosis of small hepatocellular carcinoma in cirrhosis. Gut 59 (5): 638-44, 2010. [PUBMED Abstract]
    21. Khalili K, Kim TK, Jang HJ, et al.: Implementation of AASLD hepatocellular carcinoma practice guidelines in North America: two years of experience. [Abstract] Hepatology 48 (Suppl 1): A-128, 362A, 2008.
    22. Barbara L, Benzi G, Gaiani S, et al.: Natural history of small untreated hepatocellular carcinoma in cirrhosis: a multivariate analysis of prognostic factors of tumor growth rate and patient survival. Hepatology 16 (1): 132-7, 1992. [PUBMED Abstract]
    23. Ebara M, Ohto M, Shinagawa T, et al.: Natural history of minute hepatocellular carcinoma smaller than three centimeters complicating cirrhosis. A study in 22 patients. Gastroenterology 90 (2): 289-98, 1986. [PUBMED Abstract]
    24. Shah SA, Smith JK, Li Y, et al.: Underutilization of therapy for hepatocellular carcinoma in the medicare population. Cancer 117 (5): 1019-26, 2011. [PUBMED Abstract]
    25. Sonnenday CJ, Dimick JB, Schulick RD, et al.: Racial and geographic disparities in the utilization of surgical therapy for hepatocellular carcinoma. J Gastrointest Surg 11 (12): 1636-46; discussion 1646, 2007. [PUBMED Abstract]
    26. Dhir M, Lyden ER, Smith LM, et al.: Comparison of outcomes of transplantation and resection in patients with early hepatocellular carcinoma: a meta-analysis. HPB (Oxford) 14 (9): 635-45, 2012. [PUBMED Abstract]
    27. Okuda K, Ohtsuki T, Obata H, et al.: Natural history of hepatocellular carcinoma and prognosis in relation to treatment. Study of 850 patients. Cancer 56 (4): 918-28, 1985. [PUBMED Abstract]
    28. Llovet JM, Bruix J: Systematic review of randomized trials for unresectable hepatocellular carcinoma: Chemoembolization improves survival. Hepatology 37 (2): 429-42, 2003. [PUBMED Abstract]
    29. Llovet JM, Brú C, Bruix J: Prognosis of hepatocellular carcinoma: the BCLC staging classification. Semin Liver Dis 19 (3): 329-38, 1999. [PUBMED Abstract]
    30. A new prognostic system for hepatocellular carcinoma: a retrospective study of 435 patients: the Cancer of the Liver Italian Program (CLIP) investigators. Hepatology 28 (3): 751-5, 1998. [PUBMED Abstract]

    Los tumores primarios de hígado malignos se componen principalmente de dos tipos celulares principales: hepatocelular (90 % de los casos) y colangiocarcinoma.[1] La clasificación histológica es la siguiente:

    Es importante distinguir la variante fibrolamelar de CHC del CHC mismo, porque hay una proporción creciente de pacientes con la variante fibrolamelar que se pueden curar si se logra resecar el tumor. Esta variante se observa con mayor frecuencia en mujeres jóvenes. En general, también exhibe una evolución clínica más lenta que el CHC que es más común.[2]

  • Colangiocarcinoma (carcinoma de los conductos biliares intrahepáticos).
  • Colangiocarcinoma hepatocelular mixto.
  • Indiferenciado.
  • Hepatoblastoma. Se presenta con más frecuencia en niños que en adultos. (Para obtener más información, consultar el sumario del PDQ Tratamiento del cáncer de hígado infantil).
    1. Llovet JM, Burroughs A, Bruix J: Hepatocellular carcinoma. Lancet 362 (9399): 1907-17, 2003. [PUBMED Abstract]
    2. Mavros MN, Mayo SC, Hyder O, et al.: A systematic review: treatment and prognosis of patients with fibrolamellar hepatocellular carcinoma. J Am Coll Surg 215 (6): 820-30, 2012. [PUBMED Abstract]

    El American Joint Committee on Cancer (AJCC) publicó la 8. ª edición del AJCC Cancer Staging Manual, que incluye revisiones de la estadificación de esta enfermedad. La 8. ª edición entró en vigencia en enero de 2018. El Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos mantiene este sumario y está revisando la estadificación para incorporar los cambios necesarios.

    El modelado pronóstico del carcinoma hepatocelular (CHC) es complejo porque la cirrosis participa en hasta 80 % de los casos. Se deben tomar en cuenta las características del tumor y los factores que se relacionan con la reserva hepática funcional. Los factores pronósticos clave se conocen solo de forma parcial y varían en los diferentes estadios de la enfermedad. Se utilizan más de diez clasificaciones en todo el mundo, pero ningún sistema es aceptado de modo universal. Se han propuesto nuevas clasificaciones con el propósito de superar las dificultades de disponer de varios sistemas de estadificación.

    En este sumario se presentan los tres sistemas de estadificación siguientes: En la actualidad, el sistema de estadificación BCLC es el sistema de estadificación más aceptado para el CHC y es útil para estadificar tumores en estadio temprano. Las pruebas obtenidas en una cohorte de los estadounidense mostraron que la estadificación BCLC ofrece un mejor poder de estratificación pronóstica que otros sistemas de estadificación.[1]

    El sistema de estadificación BCLC intenta superar las limitaciones de los sistemas de estadificación previos al incluir variables relacionadas con lo siguiente:[2] Se identifican cinco estadios (0 y A hasta D) sobre la base de las variables recién mencionadas. El sistema de estadificación BCLC vincula cada estadio del CHC con las modalidades de tratamiento apropiadas como sigue:

    • Los pacientes de CHC en estadio temprano se pueden beneficiar con los tratamientos curativos (es decir, trasplante de hígado, resección quirúrgica y ablación por radiofrecuencia).
    • Los pacientes con enfermedad en estadio intermedio o avanzado se pueden beneficiar de los tratamientos paliativos (es decir, quimioembolización arterial transcatéter y sorafenib).
    • A los pacientes con enfermedad en estadio terminal que tienen una esperanza de vida muy precaria, se les ofrecen cuidados médicos de apoyo y paliativos.

    El sistema de estadificación Okuda se utilizó ampliamente en el pasado e incluye variables relacionadas con la carga tumoral y la función hepática, como bilirrubina, albúmina y ascitis. Sin embargo, no incluye muchos factores pronósticos tumorales importantes que se confirmaron en series quirúrgicas y no quirúrgicas (por ejemplo, invasión vascular unifocal o multifocal, trombosis venosa portal o compromiso ganglionar locorregional).[3,4] Como resultado, la estadificación Okuda no permite estratificar el pronóstico para los cánceres en estadio temprano y sobre todo sirve para identificar a pacientes de cáncer en estadio terminal.

    La clasificación TNM propuesta por el American Joint Committee on Cancer (AJCC) no se utiliza ampliamente para el cáncer de hígado. El uso clínico de la estadificación TNM es limitado porque no considera el funcionamiento hepático. También es difícil usar este sistema para seleccionar opciones de tratamiento porque la estadificación TNM depende de un examen histopatológico detallado que solo está disponible después de la escisión tumoral. La clasificación TNM puede ser útil para realizar el pronóstico después de la resección hepática.[5] El AJCC designó la estadificación mediante TNM para definir el cáncer de hígado como se indica en los cuadros 1, 2, 3 y 4.[5]

    Varias compañías farmacéuticas han desarrollado nuevos fármacos antivirales de acción directa para cambiar definitivamente el paradigma de tratamiento de la hepatitis C con dos objetivos fundamentales: *Ofrecer tasas de curación casi del 100% a los pacientes infectados por cualquiera de los diferentes 6 genotipos del VHC.

    *Superar las limitaciones de los diferentes regímenes terapéuticos que se han podido comercializar hasta ahora, sobre todo en cuanto a los efectos secundarios y el período de tiempo de toma de los diferentes tratamientos, facilitando así el cumplimiento terapéutico de las dosis de fármacos marcadas por el hepatólogo (adherencia). *Otro objetivo muy importante es conseguir regímenes de tratamiento con pocas interacciones con otros fármacos, lo cual les convierta en tratamientos fácilmente compatibles con los que el paciente debe tomar para otras comorbilidades como, por ejemplo, la infección por el VIH.

    Nuevos fármacos antivirales de acción directa de segunda generación contra el virus de la hepatitis C están ya aprobados y en el mercado, dando lugar a las siguientes opciones disponibles para el tratamiento del virus de la hepatitis C basados en AAD: *Sofosbuvir (Sovaldi®)/ simeprevir (Olisio®). Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa a nivel de la región NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Simeprevir es un inhibidor de la proteasa NS3/NS4 de primera generación con acción sobre los genotipos 1, 2, 4, 5 y 6. Con este régimen se trata a pacientes con genotipos 1 y 4, durante 12 semanas y añadiendo ribavirina si existe cirrosis hepática.

    *Sofosbuvir (Sovaldi®) /daclatasvir (Daklinza®). Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa a nivel de la región NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Daclatasvir es el mejor inhibidor NS5A con actividad pangenotípica. Con este régimen se trata a pacientes de todos los genotipos: para el genotipo 1 durante 12 semanas y añadiendo ribavirina si existe cirrosis, para el genotipo 2 el tratamiento dura 12 semanas, para el genotipo 3 el tratamiento dura 12 semanas si no hay cirrosis y si la hay el tratamiento puede ser de 12 o 24 semanas y siempre con ribavirina, para el genotipo 4 sin cirrosis el tratamiento es de 12 semanas y si hay cirrosis el tratamiento puede ser de 12 semanas con ribavirina o de 24 semanas sin ribavirina. *Sofosbuvir (Sovaldi®)/ ribavirina. Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa a nivel de la región NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Con este régimen se tratan pacientes con genotipo 2, durante 12 semanas si no existe cirrosis y durante 16 semanas si la hay.

    *Viekirax® (ombitasvir/paritaprevir/ritonavir ). Ombitasvir es un inhibidor de la proteína NS5A, que es fundamental para la replicación del virus C y paritaprevir es un inhibidor de la proteasa no estructural (NS)3/4A, que también es esencial para la replicación del virus C. Ritonavir es un inhibidor del citocromo CYP3A que aumenta la exposición de su sustrato paritaprevir. Con este régimen de tratamiento se trata el genotipo 4, durante 12 semanas y añadiendo ribavirina. * Viekirax®/(ombitasvir/paritaprevir/ritonavir/Exviera® (dasabuvir). Ombitasvir es un inhibidor de la proteína NS5A, que es fundamental para la replicación del virus C y paritaprevir es un inhibidor de la proteasa no estructural (NS)3/4A, también fundamental para la replicación del virus C. Ritonavir es un inhibidor del citocromo CYP3A que aumenta la exposición de su sustrato paritaprevir. Dasabuvir es un inhibidor no nucleósido de la polimerasa NS5B. Con este régimen se trata a pacientes de genotipo 1a durante 12 semanas, añadiendo ribavirina y a pacientes de genotipo 1b durante 8-12 semanas si no tienen cirrosis y durante 12 semanas si tienen cirrosis.

    *Harvoni®: sofosbuvir (Sovaldi®)/ ledipasvir. Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa inhibiendo selectivamente la proteína NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Ledipasvir actúa inhibiendo específicamente la proteína NS5A, que participa en la replicación del genoma viral, en parte a través de interacciones con la ARN polimerasa dependiente del ARN viral (NS5B). Con este fármaco se pueden tratar el genotipo 1 y el genotipo 4. Las personas con genotipo 1a y 1b sin cirrosis pueden recibir el fármaco durante 8-12 semanas y si tienen cirrosis entre 12-24 semanas o 12 semanas con ribavirina. Las personas con genotipo 4 sin cirrosis reciben el fármaco 12 semanas y si tienen cirrosis 12 semanas pero con ribavirina. *Zepatier®:elbasvir/grazoprevir. Elbasvir es un inhibidor de NS5A del VHC, que es esencial para la replicación del ARN del virus y para el ensamblaje de los viriones. Grazoprevir es un inhibidor de la proteasa NS3/4A del VHC que es necesaria para la división proteolítica de la poliproteína codificada del VHC (en formas maduras de las proteínas NS3, NS4A, NS4B, NS5A y NS5B) y es esencial para la replicación del virus. Este fármaco se toma con o sin ribavirina (RBV) para el tratamiento del virus de la hepatitis C (VHC) con infección crónica de los genotipos 1 y 4 en adultos. Para el genotipo 1b la duración del tratamiento es de 12 semanas y para los genotipos 1a y 4 la duración es de 12 semanas o 16 semanas y además ribavirina.

    *Epclusa®: sofosbuvir/ velpatasvir. Sofosbuvir es un análogo de nucleótido que es el mejor inhibidor de la polimerasa. Actúa inhibiendo selectivamente la proteína NS5B del VHC, con actividad pangenotípica y con una barrera genética a las resistencias elevada. Velpatasvir es un inhibidor de NS5A. La duración del tratamiento es de 12 semanas para todos los genotipos del VHC. Es el equipo de hepatología el que decide con criterios clínicos el tratamiento más indicado para cada paciente y su duración según sus características individuales.

    Como característica muy importante de todos ellos destacamos que son pangenotípicos, es decir, actúan frente a todos los genotipos del VHC, hecho que sugiere que se podría prescindir de realizar el genotipado del VHC a las personas antes de recibir el tratamiento. *ABT-493 (gleaprevir) – ABT-530 (pibrentasvir) – Este nuevo fármaco de AbbVie, cuyo nombre comercial es Maviret® ya ha sido aprobado en Europa , combina los dos principios activos ABT-493 (un inhibidor de la proteasa NS3/4A) y ABT-530 (un inhibidor del complejo de replicación NS5A), en una sola pastilla. Se toma una vez al día y no necesita ribavirina. El tiempo tratamiento oscila entre las 8 y 12 semanas. Destacar especialmente que es eficaz en el retratamiento de personas que no han respondido a otros regímenes con Antivirales de Acción Directa. Los estudios muestran respuesta viral sostenida entre 98% y 100% para el genotipo 1 del VHC y entre 93% y 94% para el genotipo 3.

    *Sofosbuvir / velpatasvir
    (inhibidor del complejo de replicación NS5A)/ voxilaprevir (inhibidor de la proteasa NS3/4A). Nuevo medicamento de Gilead, ya aprovado en Europa, une tres principios activos en una pastilla para tomar una vez al día en regímenes de tratamiento de 12 semanas sin necesidad de ribavirina. Su nombre comercial es Vosevi®. Es eficaz, sin ribavirina, en retratamiento de personas que no respondieron a tratamientos con los medicamentos orales. Los resultados de los estudios muestran respuesta viral sostenida en porcentajes que oscilan entre 98% y 100%.

    L a cirrosis biliar primaria es una enfermedad hepática que afecta principalmente a mujeres en la edad media de la vida. Si bien la causa de la enfermedad es desconocida, es un trastorno de tipo autoinmune. El nombre de la enfermedad es poco acertado, ya que no todas las personas con este diagnóstico están en etapa de cirrosis, como veremos a continuación. Esta enfermedad se conoce también como colangitis crónica no supurativa. La enfermedad se caracteriza por producir colestasia, es decir, disminución de la excreción de la bilis. La causa exacta de la cirrosis biliar primaria se desconoce. Se cree que existen factores genéticos y ambientales que inducen a células del sistema inmune (linfocitos T) a atacar los conductos biliares intrahepáticos, llevando a su destrucción progresiva. Esto produce acumulación de sustancias tóxicas en el hígado, particularmente ácidos biliares, que por su efecto detergente producen daño de las células hepáticas. Este daño va seguido por desarrollo de inflamación, fibrosis y eventualmente cirrosis e insuficiencia hepática.

    Se ha especulado de varios agentes infecciosos que podrían gatillar la enfermedad. Entre los agentes implicados figuran la Chlamydia pneumoniae, el Propionibacterium acnes y algunos retrovirus. Esto ha dado pie a estudios que utilizan medicamentos antiretrovirales como tratamiento de esta enfermedad. El componente genético está apoyado en el hecho de que la enfermedad es más frecuente en familiares de los afectados. Por último, el microquimerismo fetal, es decir, la persistencia de células fetales en la madre después del embarazo, también se ha propuesto como relacionado al desarrollo de la cirrosis biliar primaria.

    • Fatiga: Es uno de los síntomas más frecuentes de esta enfermedad.
    • Prurito (picazón): Este síntoma puede llegar a ser muy intenso y no es raro que los pacientes hayan sido evaluado por varios dermatólogos antes de hacerse el diagnóstico.
    • Pigmentación de la piel: La piel puede tomar un tono más oscuro en algunos pacientes.
    • Ictericia: En etapas más avanzadas puede haber aumento de los niveles de bilirrubina en la sangre que se manifiesta con el característico color amarillento de la piel y escleras (el blanco del ojo).
    • Dolores articulares.
    • Síndrome de Sjögren: Caracterizado por falta de producción de lágrimas y/o saliva, generando boca seca e irritación conjuntival.
    • Síndrome CREST: Es una forma de esclerodermia localizada caracterizada entre otras cosas por trastornos de la motilidad esofágica y por fenómeno de Raynaud (cambio de coloración de las manos al exponerlas al frío).
    • Otras enfermedades autoinmunes: El hipotiroidismo es frecuente hasta en un 20% de los pacientes. Otras enfermedades como enfermedad celíaca y colitis ulcerosa son más frecuentes en los afectados.
    • Dolor abdominal: Aproximadamente el 15% de los pacientes presenta dolor en la zona del hígado, sin clara explicación.
    • Osteoporosis: Los pacientes afectados están en riesgo de desarrollar osteoporosis, es decir, disminución de la densidad ósea, con el consiguiente riesgo de fracturas.
    • Hipercolesterolemia: Hallazgo frecuente. Afortunadamente las personas con cirrosis biliar primaria no tienen un riesgo mayor de desarrollar complicaciones (ateroesclerosis) debido al colesterol elevado.

    El diagnóstico se sospecha en alguien con las manifestaciones clínicas descritas o ante el hallazgo en exámenes de rutina de elevaciones de las fosfatasas alcalinas. Los anticuerpos antimitocondriales son el marcador que le da el sello a la enfermedad; están presentes en el 95% de los casos, siendo muy específicos. Se realizan además exámenes de imagen de las vías biliares; habitualmente una ecografía abdominal es suficiente, pero ocasionalmente es necesario hacer una resonancia nuclear magnética (colangioresonancia) o incluso una colangiografía retrógrada. Habitualmente el diagnóstico se confirma realizando una biopsia hepática. Esta tiene la ventaja adicional de dar información acerca de la etapa de la enfermedad, que se gradúa en una escala de 0 a 4, siendo 0 ausencia de fibrosis y 4 equivalente a cirrosis.

    El tratamiento ideal de la cirrosis biliar primaria debería ser capaz de controlar el proceso inflamatorio y destructivo de los conductos biliares y además tratar los síntomas derivados de la colestasia crónica. Desafortunadamente, el tratamiento disponible actualmente no es capaz de lograr el primer objetivo. El medicamento más usado es el ácido ursodeoxicólico (ursodiol). Este es un ácido biliar muy bien tolerado, con muy pocos efectos adversos, considerado como la primera línea de tratamiento. Es importante usar dosis adecuadas (13 a 15 mg por Kg de peso al día).

    Otros tratamientos de segunda línea incluyen la colchicina y el metotrexato. La cirrosis biliar primaria tiene una evolución sumamente variable. Muchas veces tiende a avanzar en forma lenta pero progresiva en períodos de tiempo variable, habitualmente años. El tratamiento puede retrasar esta evolución, pero no siempre es capaz de detener o revertir el daño. Debido a esto en algunos casos en que la enfermedad ha progresado, es necesario plantear el trasplante hepático. Afortunadamente el pronóstico de los pacientes trasplantados por cirrosis biliar primaria es muy bueno.

    La colangitis esclerosante primaria es una enfermedad hepática que afecta la vía biliar, frecuentemente en personas que tienen colitis ulcerosa. La colangitis esclerosante primaria puede llevar a consecuencias importantes como infecciones, cirrosis y colangiocarcinoma. ¿Qué es la cirrosis hepática? ¿Cuál es el tratamiento de la cirrosis? Si a Ud. le han diagnosticado cirrosis o daño hepático crónico le va interesar esta información.

    ¿Qué es la cirrosis hepática? La cirrosis del hígado es una enfermedad grave marcada por la cicatrización del órgano debido a la formación de tejido cicatricial fibroso. Esta enfermedad progresiva lentamente puede resultar de diferentes enfermedades hepáticas.

    En la cirrosis hepática, la estructura y la función del hígado se pierden progresivamente lo que causa la formación de tejido cicatricial. En el intento de restaurar el tejido destruido, las células hepáticas, los hepatocitos, se multiplican y crean nódulos regenerativos. Estos nódulos regenerativos son en realidad racimos de células hepáticas formadas dentro del tejido cicatricial. El tejido cicatricial y los nódulos regenerativos dificultan el flujo sanguíneo normal a través del hígado, así como el flujo biliar. Esto evita que el hígado elimine las toxinas y se acumulan en el cuerpo.

    La cirrosis hepática es una de las 10 principales causas de muerte. Es más comúnmente causada por el consumo excesivo de alcohol. Otras causas incluyen hepatitis B y C, hígado graso, enfermedad hepática autoinmune, ciertos medicamentos y productos químicos, enfermedad hereditaria como fibrosis quística, hemocromatosis y enfermedad de Wilson. La cirrosis del hígado no se desarrolla repentinamente sino después de una lesión prolongada de las células del hígado. La cirrosis hepática es la etapa final de la enfermedad hepática crónica, mientras que las tres primeras son hígado graso, hepatitis alcohólica y fibrosis hepática. La cirrosis hepática tiene sólo dos etapas, etapa compensada y etapa descompensada.

    viagra y propanolol

    • Cansancio y debilidad extrema
    • Hemorragias nasales y aparición de moretones en la piel con facilidad
    • Dolor y acumulación de líquido en el abdomen
    • Pérdida de apetito, puede haber náusea
    • Coloración amarillenta de la piel
    • Retención de líquidos (hinchazón) en las piernas (edema)

    El tratamiento para la cirrosis varía dependiendo de la causa. Si es causada por el alcohol, la solución obvia es dejar de tomar. Si se trata de cirrosis causada por hepatitis, hay medicamentos para controlar el daño. Cuando existen complicaciones como hinchazón en las piernas y el abdomen, el médico te recomendará una dieta baja en sodio. Si la hinchazón es demasiado severa, quizá se necesite drenaje o cirugía para aliviar la presión. Cuando el daño del hígado es tan severo que deja de funcionar, se recurre el trasplante de hígado. Esto quiere decir que te sacan tu hígado y lo reemplazan con el de alguna persona que haya fallecido y lo haya donado; o con partes del tejido del hígado de alguien que aún vive. Esta opción sin embargo es complicada porque es costosa y hay que encontrar donantes, lo cual no siempre es una tarea fácil. ¿Qué puedes hacer para prevenir la cirrosis? Hay varias cosas que están a tu alcance y tienen que ver con tu estilo de vida.

    • No bebas alcohol o hazlo en moderación
    • Lleva una dieta rica en vegetales y frutas
    • Mantén un peso sano
    • Evita la exposición a sustancias químicas tóxicas
    • Reduce tu riesgo de hepatitis teniendo sexo seguro y evitando compartir agujas. Pregúntale a tu doctor acerca de la vacuna contra la hepatitis B.

    Habla con tu médico si tienes otras dudas al respecto. La cirrosis es una enfermedad grave, y afecta un órgano que es vital. Toma las medidas necesarias para prevenir que tu hígado se dañe. No podrás vivir sin él.

    CIENCIA UANL / AÑO 19, No. 80, JULIO-AGOSTO 2016 La cirrosis es un síndrome hepático que provoca una inflamación constante en el hígado, lo que genera una respuesta que los especialistas llaman “cicatrización”; ésta consiste en que el hígado comienza a producir una gran cantidad de colágeno para encapsular el daño, lo cual en lugar de ser benéfico resulta perjudicial ya que termina alterando y destruyendo las funciones de este órgano, lo que conlleva un descontrol en las funciones hepáticas del individuo, por eso los pacientes con cirrosis son desnutridos, tienen retención de líquidos y no absorben bien los alimentos.

    Al respecto, Javier Ventura Juárez, profesor investigador del Departamento de Morfología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), en México, en conjunto con un grupo de expertos, analiza el efecto de los fármacos doxazosina y carvedilol para tratar pacientes con cirrosis hepática. La idea nace de un proyecto completamente diferente, nuestra línea de investigación es la amibiasis y en el proceso amibiano buscamos ver qué ocurre cuando se cambia el sistema nervioso autónomo (…) Eso lo hicimos, pero normalmente la amiba induce un absceso hepático en el hígado o úlceras en el colon. En el caso del hígado observamos que normalmente se hace una cápsula de tejido fibroso de colágeno, y esa es la vía final común del absceso amibiano; sin embargo, en los animales que les quitamos el sistema nervioso simpático no vimos eso, o vimos una expresión mínima del colágeno.

    Por lo anterior, dijo, comenzaron a contemplar la posibilidad de trasladar este mismo proceso a las enfermedades del hígado que producen colágeno, para así tratar de moderar o erradicar sus efectos mediante la utilización de fármacos que ya existen en el mercado, pero que se utilizan para otros padecimientos, cuando también podría servir para controlar las células de fibrosis en el hígado. Indicó que en distintas etapas del proyecto se han realizado varios experimentos y se han ido observando primero efectos gruesos y, posteriormente, efectos cada vez más finos, llegando a la conclusión de que a cierta dosis, la doxazosina y el carvedilol disminuyen el depósito de colágeno en el proceso de la cirrosis inducida.

    Como no había nada escrito respecto a la aplicación en animales, consideramos primero administrar dosis altas para poder ver un efecto y, efectivamente, a 250 miligramos por kilogramo de peso, los animalitos se morían; entonces fuimos bajando la dosis hasta llegar a 100, 50 y 15 miligramos, entonces hemos visto cambios y mayor sobrevivencia, además de los cambios morfológicos que son evidentes en la dimensión del depósito de colágeno, que es la parte esencial de la cirrosis. Por último, el profesor investigador de la UAA afirmó que han comenzado a realizar análisis sobre el proceso de regeneración del hígado para procurar que la proliferación celular se lleve a cabo de una manera ordenada, y evitar así que haya algún proceso que esté distorsionado o esté llevando a otro daño. Con los datos observados hasta ahora, se considera que hay una recuperación del órgano bastante ordenada (fuente: Conacyt/DICYT).

    Esperanza para quienes padecen el mal por elevado consumo de alcohol Hepatomegalia o agrandamiento del hígado es una condición no médica indefinida, que puede ser el resultado de una infección, problema metabólico o un tumor. Las personas que tienen la condición generalmente tienen masa abdominal, indicador de aumento del hígado, así como ictericia o color amarillento de la piel.

    Un número de condiciones conducen a un agrandamiento del hígado, según Health Line, el alcohol, la enfermedad hepática es la causa más frecuente y por lo general sigue el consumo excesivo de alcohol. Si mantiene como el consumo de alcohol durante años, resulta en inflamación del hígado y esta condición se intensifica a cirrosis hepática o cicatrización. Según la Mayo Clinic, la ampliación del hígado no suele tener síntomas. Sin embargo, una persona con la condición, puede experimentar dolor en la parte superior derecha del abdomen, color amarillento de la piel y el área blanca de los ojos, falta de apetito y pérdida de peso, mialgias o dolores musculares y fatiga entre otros.

    Tratamiento El tratamiento para el agrandamiento del hígado es basado en el caso y sintomático, lo que significa que el plan de manejo es dependiendo del caso o síntomas presentes. Por ejemplo, si el agrandamiento del hígado es causado por el consumo excesivo de alcohol, el plan médico incluirá la reducción o eliminación del consumo de alcohol. En cambio, si el caso está relacionado con el hígado graso, el tratamiento está orientado hacia la grasa, como participar en programas de ejercicios.

    La nutrición ayuda en la gestión del agrandamiento del hígado. Puesto que la condición puede ser asociada al alcoholismo, ingesta de alimentos grasos y diabetes, el plan de dieta se adapta para tratar cada causa. Reducir o eliminar el alcohol ayuda en la gestión de la hepatomegalia, ya que esto disminuye el estrés hepático y alivia los síntomas. También, una dieta de proteínas también puede integrarse en el plan de tratamiento, como la proteína ayuda a reparar los tejidos cicatrizados.

    Opciones que son altas en grasas saturadas o grasas trans, que incluyen carne grasa, queso y alimentos procesados, la ingesta de ácidos grasos insaturados, que puede obtenerse del aceite de pescado, puede reducir los niveles de triglicéridos en la sangre y ayudar a controlar el proceso de la enfermedad. Para las personas que tienen hepatomegalia relacionada con la diabetes, la dieta tiene como objetivo reducir los niveles altos de azúcar en la sangre. Este tipo de agrandamiento del hígado, se administra con una dieta baja en calorías, más una administración más intensiva de insulina. Alimentos con alto contenido de azúcar son evitados y estos incluyen azúcar, harina y almidones simples. Además, comer en exceso debe evitarse, ya que hacerlo eleva los niveles de azúcar en la sangre. Además, una persona puede optar por comer alimentos ricos en carbohidratos complejos, proteínas y grasas no saturadas, ya que tienen valores de índice glucémico más bajos, en comparación con otras opciones de alimentos.

    Si bien la hepatomegalia puede sugerir una enfermedad subyacente, se pueden hacer algunos remedios para controlarla. El aumento de la ingesta de líquidos orales, especialmente el agua, ayuda a la eliminación de toxinas del cuerpo. Además, también se puede combinar el jugo de rábano blanco y caramelos de azúcar para controlar el agrandamiento del hígado; la persona puede tomar la mezcla cada mañana con el estómago vacío.

    Otra opción como remedio es tomar la pulpa de una hoja de aloe vera mezclada con jengibre y la sal, se puede consumir en la mañana durante diez días. En general, un hígado agrandado puede ser una indicación de una condición médica más seria. Por lo tanto, es esencial consultar a un profesional de la salud si la persona experimenta uno o más de los síntomas antes mencionados.

    Respuesta a su pregunta de Salud Título: Hepatopatía congestiva o cirrosis cardiaca.

    Pregunta (formulada el 20 de Marzo del 2011): Tratamiento de la hepatopatía congestiva o cirrosis cardiaca

    No hay estudios prospectivos realizados al día de hoy para evaluar el tratamiento médico de la cirrosis cardíaca.
    Debido a que no hay datos que sugieran que la presencia de cirrosis cardíaca empeora la mortalidad o la morbilidad, el tratamiento va dirigido a la causa subyacente, aumento de la presión cardíaca derecha y la congestión venosa hepática.

    * El inicio del tratamiento en un entorno hospitalario, tanto para descartar la cardiopatía isquémica y para la administración de diuréticos IV.
    * En la mayoría de los casos, la diuresis es la piedra angular de la terapia médica inicial para el alivio sintomático.

    * Una vez que el paciente está euvolémico (euvolemia es el estado de normalidad en el volumen de líquidos corporales), beta-bloqueadores y los inhibidores ACE (inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina ) se deberian agregar si la causa subyacente es la disfunción ventricular izquierda.
    * La espironolactona se debe considerar, especialmente si hay una fase 3 o 4 de la clasificación NYHA (New York Heart Association) de insuficiencia cardíaca.

    El tratamiento definitivo de la cirrosis cardíaca a veces requiere una intervención quirúrgica, sobre todo cuando la lesión estructural subyacente o anatómica sigue siendo sintomática a pesar del tratamiento médico máximo. Ejemplos de intervención quirúrgica son los siguientes:

    precio del viagra natural

    • Fatiga.
    • Falta de apetito.
    • Pérdida de peso y masa muscular.
    • Náuseas y dolor abdominal.
    • Vasos sanguíneos pequeños en la piel.

    Cuando la enfermedad ya ha avanzado los síntomas empeoran y el hígado comienza a disminuir su función notablemente, impidiendo que el paciente pueda llevar una vida normal:

    • Acumulación de líquido en el abdomen, también conocido como ascitis.
    • Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos porque el hígado no puede eliminar la bilirrubina de la sangre.
    • Enrojecimiento en las palmas de las manos.
    • Formación de hematomas.
    • Sangrado anormal en encías y nariz.
    • Hemorragias en el aparato digestivo.
    • Impotencia sexual en los hombre y encogimiento de los testículos.
    • Confusión mental y cambios de humor.
    • Heces pálidas.

    Un hepatólogo será el médico encargado de hacer el diagnóstico de la cirrosis hepática, mediante la confirmación de los síntomas, algunos exámenes de sangre y una ecografía abdominal. No hay un tratamiento médico específico para la cirrosis hepática, ya que esta manifestación es una señal de que el órgano debe ser reemplazado. La medicación se utiliza para tratar las enfermedades que han producido la cirrosis o para retardar su avance, algunas de estas son:

    • Vitamina K pera prevenir el sangrado excesivo.
    • Diuréticos para el eliminar el exceso de líquido.
    • Antibiótico para las infecciones.

    Adicionalmente, se deben realizar cambios en la alimentación como reducir la ingesta de sal y las proteínas como la carne y el pescado, de ser necesario tu médico podrá recetarte algún suplemento de vitaminas y minerales.

    El pronóstico dependerá de la evolución de cada paciente y la fase en la que se encuentre la enfermedad, al momento del diagnóstico. La cirrosis lleva al hígado a una inflamación excesiva, por lo que su capacidad de regenerarse por sí solo, es nula. La única alternativa será un trasplante de hígado para poder retomar el funcionamiento normal de este órgano. Recuerda que la clave para que estas enfermedades no surjan, es la prevención. A continuación te damos algunas medidas preventivas para evitar las causas de la cirrosis:

    • Disminuye el consumo de alcohol.
    • Vacúnate contra la hepatitis B, el neumococo o la influenza.
    • Consume alimentos bajos en sal.
    • Evita el intercambio de jeringas.
    • Utiliza el preservativo.
    • Aumenta la ingesta de verdura, frutas y cereales.

    Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Cirrosis hepática: síntomas y pronóstico, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

    Otra imagen de persona con severa ascitis, cirrosis avanzada.

    Se observa una persona con ascitis masiva debido a cirrosis hepática, Para agrandar la imagen en una nueva ventana presionar sobre ellas En la hepatitis B la edad en el momento de adquirir la infección es el factor más importante que condiciona la evolución hacia la cronicidad. Se convierte en crónica en un 90% de los casos cuando la infección se adquiere cerca del nacimiento (cuando aún el sistema inmunitario es muy “joven” e incapaz de eliminar el virus), en un 30% cuando se produce en la edad infantil, y en un 5% de los casos si es en la edad adulta. El marcador serológico general de infección por VHB es el HBsAg (antígeno de superficie o antígeno Australia). Cuando este es positivo durante más de 6 meses, se puede establecer el diagnóstico de infección crónica por VHB.
    La replicación viral persiste a lo largo de todo el curso de la infección crónica por VHB. Es un proceso dinámico con fluctuaciones de los niveles del virus circulante en el organismo infectado (viremia o carga viral).

    La respuesta inmunológica de la persona infectada por el VHB juega un papel muy importante para hacer frente a la infección y para intentar reducir (controlar) los niveles de viremia (niveles en sangre de ADN del VHB (ADN-VHB), que son en definitiva los que favorecerán una mayor o menor progresión de la enfermedad hepática. Hay cuatro fases en la historia natural de la hepatitis crónica por VHB: La primera es la fase de inmunotolerancia o tolerancia inmune que se caracteriza por una alta replicación viral sin respuesta inmune y en la que hay muy poco daño hepático con transaminasas (AST, ALT) normales. Esta fase es típica de la infección adquirida en el periodo alrededor del nacimiento y estas personas pueden mantenerse estables hasta pasados 10-30 años. Después entran en una segunda fase conocida como immunoactiva o de immunoeliminación en la que el sistema inmune reconoce el virus e intenta eliminarlo de las células hepáticas infectadas, y en muchos casos ocurre la conocida seroconversión del HBeAg a anti-HBe. Algunos de estos pacientes consiguen el control de la replicación viral pasando a una tercera fase no replicativa o de portador inactivo, caracterizada por la persistencia del HBsAg, en la que hay una escasa replicación viral que es suprimida por la respuesta inmune del huésped. Si se resuelve la infección, desaparece el HBsAg y aparece el anticuerpo anti-HBs (protector). Por último, una proporción importante de estos pacientes que no resuelven la infección pasarán a una cuarta fase denominada de HBeAg negativo (ver tabla 1).

    En la práctica los pacientes con hepatitis crónica por el VHB se dividen en dos tipos:
    HBeAg positivos y HBeAg negativos. Esta clasificación tiene importantes connotaciones desde el punto de vista pronóstico y terapéutico. En España predominan los pacientes HBeAg negativo (un 75% de los casos), situación en la que no hay replicación viral o ésta es mínima. Son pacientes que suelen tener niveles bajos y fluctuantes de viremia, y con un nivel poco elevado de las transaminasas. A veces, cuando estos pacientes HBeAg negativo pasan por una fase de baja replicación viral son casi indistinguibles de los portadores inactivos. Los pacientes HBeAg positivo habitualmente suelen tener niveles circulantes de ADN-VHB relativamente elevados y estables. El riesgo de evolución hacia la cirrosis es del 2-5% personas-año en los pacientes BeAg positivo y del 8-10% de las personas HBeAg negativo. La edad avanzada, los niveles elevados de viremia, la coinfección con otros virus como el C (virus de la hepatitis C), D (virus de la hepatitis D o delta) o VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), el abuso de alcohol, la presencia de fibrosis en el momento del diagnóstico y la actividad necroinflamatoria (evaluadas en la biopsia hepática), son los principales factores que condicionan la evolución más o menos rápida de la enfermedad hepática hacia la cirrosis.

    Objetivos del tratamiento En la hepatitis crónica B el objetivo del tratamiento es erradicar la infección viral para evitar su progresión a cirrosis, controlar que ésta no se descompense o que aparezca un hepatocarcinoma o carcinoma hepatocelular. La eliminación del VHB con la desaparición del HBsAg y aparición de su anticuerpo protector (anti-HBs) sólo se consigue en menos del 10% de pacientes con los tratamientos actuales. Un objetivo más realista es lograr la supresión de la replicación viral lo más intensa y sostenida posible, idealmente por debajo del límite más bajo de detección. Esto se mide mediante una técnica de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real, que actualmente tiene un nivel mínimo de detección de 10-15 UI/ml. Cuando esto sucede suelen normalizarse las transaminasas y también mejoran las lesiones histológicas hepáticas incluida la fibrosis, incluso en aquellos casos que ya han evolucionado a cirrosis hepática.

    Fármacos disponibles y respuesta al tratamiento Tres fármacos de la familia de los análogos de nucleósidos han quedado fuera de la lista de opciones recomendadas debido a su menor eficacia y a que tienen una menor barrera al desarrollo de resistencias: lamivudina (Epivir ® ), adefovir (HepSera ® ) y telbivudina (Sebivo ® o Tyzeka ® ). Las directrices en general no recomiendan el uso de interferón pegilado junto con los análogos de nucleósido/nucleótido.

    Cuando se consigue la eliminación del virus, esta respuesta virológica puede o no,ser completa y mantenida. Si la respuesta virológica no se acompaña de la desaparición de los marcadores de infección del VHB, el tratamiento antiviral oral deberá continuar indefinidamente, por el riesgo de reactivar la enfermedad si se suspende la medicación. Esta situación es más frecuente en los pacientes HBeAg negativos en los que la respuesta completa y sostenida es más inusual y en los que el tratamiento suele ser de por vida. Todos estos pacientes requieren seguimiento periódico por parte de su especialista. Valoración de los pacientes candidatos a medicarse para una hepatitis crónica B

    La valoración tanto de los pacientes HBeAg positivo como los HBeAg negativo se basa en la combinación de tres criterios que incluyen los niveles sanguíneos de ADN-VHB (viremia o carga viral), los de la transaminasa ALT y el del grado de lesión hepática, valorado en la biopsia hepática. La evolución de la hepatitis crónica B es en muchos pacientes, a pesar del paso de los años, poco expresiva, sin síntomas y con una mínima lesión hepática. Es por eso que antes de decidir iniciar el tratamiento, no exento de problemas potenciales, hay que hacer una valoración de la gravedad de la lesión hepática y del nivel de replicación viral. Una biopsia hepática es habitualmente necesaria para determinar el grado de necroinflamación y fibrosis hepática, datos que ayudarán mucho a la hora de decidir iniciar un tratamiento. La determinación de la transaminasa ALT en la sangre del paciente que suele utilizarse para hacer una estimación indirecta del grado de lesión hepática y para identificar los candidatos al tratamiento, no siempre tiene una correlación directa con los niveles sanguíneos de ADN-VHB ni con la necroinflamación hepática observada en la biopsia. La evaluación más completa de un candidato a tratamiento por una hepatitis crónica B incluye pues la práctica y valoración de las tres pruebas: ADN-VHB, transaminasa ALT y biopsia hepática.

    Diversos estudios muestran que las medidas de rigidez hepática por elastometría pueden ser útiles para confirmar o excluir la presencia de fibrosis hepática significativa o para establecer el diagnóstico de cirrosis hepática por VHB. No obstante, la precisión diagnóstica y los valores de corte para definir los diferentes estadios de fibrosis no están tan bien establecidos, como sucede en la hepatitis C, y también hay que tener en cuenta que situaciones de gran inflamación hepática con transaminasas muy elevadas pueden sobreestimar la puntuación de la fibrosis hepática.
    Tras el estudio del paciente y aunque éste no sea (en el momento de su evaluación) candidato a ser tratado, sí deberá seguir controles periódicos. Pueden existir reactivaciones de la actividad del virus y/o aparecer manifestaciones que indiquen progresión de la enfermedad hepática y que de otra forma podrían pasar desapercibidas. Elección de los fármacos y pautas de tratamiento

    Se pueden seleccionar los diferentes fármacos para cada paciente valorando la edad,el grado de afectación hepática por la enfermedad, la carga viral y las características analíticas, pero hay dos estrategias que pueden aplicarse tanto a pacientes HBeAg positivo o negativo. Se puede empezar por una pauta de duración limitada con Peg-IFN y luego una pauta con análogos de los nucleósidos o nucleótidos, o bien desde el principio hacer tratamiento a largo plazo con nucleósidos o nucleótidos. La estrategia de tratar con Peg-IFN, que se administra con una duración limitada a 48 semanas, tiene el objetivo de lograr una respuesta virológica sostenida al finalizar el tratamiento. La mejor respuesta al tratamiento con interferón se obtiene en los pacientes con genotipo A o B, carga viral relativamente baja (

    La cirrosis es la consecuencia de una enfermedad crónica producida en el hígado, las cuales generan un cese en las funciones de este órgano. Lo que ocurre en la cirrosis hepática es que se desarrolla un exceso de tejido alrededor del hígado, que a su vez va formando nódulos que cambian la estructura y síntesis del mismo. La inflamación que produce esta enfermedad es el medio por el cual el órgano responde al daño que se le ha ocasionado, ya sea por la excesiva ingesta de alcohol o por otras enfermedades del hígado. En ONsalus te explicamos cuales son los síntomas y pronóstico de la cirrosis hepática. Existen dos causas principales para que se produzca cirrosis:

    Otras patologías menos comunes que pudieran causar cirrosis hepática son:

    • Trastorno de las vías biliares.
    • Hepatitis autoinmunitaria.
    • El consumo de algunos medicamentos.
    • Enfermedades hereditarias.
    • Otras enfermedades hepáticas no alcohólicas.

    En la primera fase de la enfermedad pueden no aparecer síntomas, progresivamente el paciente puede comenzar a tener los siguientes signos:

    • Fatiga.
    • Falta de apetito.
    • Pérdida de peso y masa muscular.
    • Náuseas y dolor abdominal.
    • Vasos sanguíneos pequeños en la piel.

    Cuando la enfermedad ya ha avanzado los síntomas empeoran y el hígado comienza a disminuir su función notablemente, impidiendo que el paciente pueda llevar una vida normal:

    • Acumulación de líquido en el abdomen, también conocido como ascitis.
    • Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos porque el hígado no puede eliminar la bilirrubina de la sangre.
    • Enrojecimiento en las palmas de las manos.
    • Formación de hematomas.
    • Sangrado anormal en encías y nariz.
    • Hemorragias en el aparato digestivo.
    • Impotencia sexual en los hombre y encogimiento de los testículos.
    • Confusión mental y cambios de humor.
    • Heces pálidas.

    Un hepatólogo será el médico encargado de hacer el diagnóstico de la cirrosis hepática, mediante la confirmación de los síntomas, algunos exámenes de sangre y una ecografía abdominal. No hay un tratamiento médico específico para la cirrosis hepática, ya que esta manifestación es una señal de que el órgano debe ser reemplazado. La medicación se utiliza para tratar las enfermedades que han producido la cirrosis o para retardar su avance, algunas de estas son:

    • Vitamina K pera prevenir el sangrado excesivo.
    • Diuréticos para el eliminar el exceso de líquido.
    • Antibiótico para las infecciones.

    Adicionalmente, se deben realizar cambios en la alimentación como reducir la ingesta de sal y las proteínas como la carne y el pescado, de ser necesario tu médico podrá recetarte algún suplemento de vitaminas y minerales.

    El pronóstico dependerá de la evolución de cada paciente y la fase en la que se encuentre la enfermedad, al momento del diagnóstico. La cirrosis lleva al hígado a una inflamación excesiva, por lo que su capacidad de regenerarse por sí solo, es nula. La única alternativa será un trasplante de hígado para poder retomar el funcionamiento normal de este órgano. Recuerda que la clave para que estas enfermedades no surjan, es la prevención. A continuación te damos algunas medidas preventivas para evitar las causas de la cirrosis:

    que tiempo tarda la viagra en hacer efecto

    Verduras cruciferas y tubérculos: Brécol, coliflor, repollo, hojas de rábano y coles de Bruselas contienen sustancias fortalecedoras del hígado. El brécol en particular ayuda a la eliminación de toxinas. Todas ellas reducen el riesgo de cáncer. Tubérculos como la remolacha y la zanahoria, debido a su elevado contenido en betacaroteno, carotenoides y flavonoides, ayudan a depurar y desintoxicar el hígado. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #1: Hervir, por 10 minutos, 2 alcachofas en un litro de agua. Pasado ese tiempo, dejar en reposo y colar. Tomar a lo largo del día por una semana.

    Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #2: Verter 1 cucharada de semillas de cardo mariano y otra de hojas de diente de león en medio litro de agua. Hervir por 7 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar a lo largo del día por una semana especialmente 20 minutos antes de las comidas. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #3: Verter 1 cucharada de lecitina en polvo en un vaso de agua y mezclar. Tomar vasos al día por una semana.

    Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #4: Lavar y partir una cabeza de brócoli y colocar en la licuadora junto con un puñado de hojas de rábano y otra de col, previamente lavadas. Añadir luego 1/2 vaso de agua Licuar por unos instantes. Tomar este jugo a diario, en ayunas, durante una semana. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #5: Tomar 3 tazas al día de té verde (algo caliente) después de las comidas por una semana.

    Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #6: Verter 1 cucharada de raíz de ruibarbo en polvo en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Añadir 1/2 cucharadita de aceite de oliva. Tomar una taza todos los días por 15 días. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #7: Consumir una ensalada de achicoria y zanahoras con unas gotas de jugo de limón todos los días en las comidas por 15 días.

    Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #8: Verter en 2 tazas de agua 3 cucharadas de café molido orgánico (no instantáneo) y hervir durante 10 minutos. Colar y dejar que se enfríe a temperatura corporal (37 ºC). Colocar esta preparación en la enema. Poner la boquilla del aparato de enema en el recto. Retener el líquido durante 15 minutos y después ir al sanitario y expulsar el líquido. Remedio para limpieza hepática o desintoxicar el hígado #9: Extender una gruesa cataplasma de arcilla fría de unos 2 cm encima del hígado durante tres horas, tres veces al día. No hay que extrañarse si al retirar la arcilla notamos olores desagradables y a veces nauseabundos; se trata de un remedio efectivo que nos dejará el hígado limpio.

    Recomendaciones nutricionales Se recomienda evita los siguientes alimentos y bebidas mientras se está en proceso de desintoxicar el hígado:
    • Aceites hidrogenados.
    • Bebidas alcohólicas
    • Azúcar.
    • Bebidas edulcoradas.
    • Café.
    • Cloro en el agua.
    • Espinacas.
    • Huevos fritos.
    • Higos secos.
    • Chocolate.
    • Grasas y frituras en general.
    • Carnes fritas y en salsa.
    • Quesos fermentados.
    • Tomate frito.
    • Bollería y pastelería.
    • Mariscos: percebes, mejillones, almejas… (sobre todo si hay problemas de urticaria). Con frecuencia el marisco transmite el virus de la hepatitis A.
    • Ciertos condimentos: pimienta picante, mostaza, azafrán, entre otros Si desea puede conocer una dieta desintoxicante del higado.

    Recomendaciones generales • Evitar el fumar.
    • Usar drogas recreativas.
    • Consumo excesivo de medicamentos

    En los países industrializados relativamente ricos, la mayor parte de la investigación, la enseñanza y las actividades en materia de nutrición se relacionan con ciertas enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación. Estas incluyen obesidad, arteriosclerosis y enfermedad coronaria, hipertensión o presión arterial elevada (que puede llevar a un accidente cerebrovascular), ciertos tipos de cáncer, osteoporosis, caries dentales y pérdida de los dientes, algunas enfermedades hepáticas y renales, diabetes mellitus, alcoholismo y otras. La mayoría de estas enfermedades tienen factores dietéticos o nutricionales conocidos en su etiología o en su tratamiento, o en ambos. Ahora es evidente que la incidencia de muchas de estas condiciones o enfermedades crónicas están en aumento en los países en desarrollo, sobre todo en los segmentos más pudientes de su población. Algunos países son testigos de una transición que va de los importantes problemas nutricionales relacionados con la pobreza y el bajo consumo, tratados en detalle en otros capítulos de este libro, a las enfermedades asociadas con la nutrición por el consumo excesivo y la abundancia. En otras naciones más que una transición es una situación donde una parte de la población tiene problemas relacionados con la pobreza y la desnutrición y otra tiene problemas relacionados con la abundancia, estilos de vida más sedentarios y exceso de consumo de energía o de ciertos alimentos. Las implicaciones de la transición o de la coexistencia de diversas condiciones nutricionales en dos segmentos de la población presentan un serio problema de salud pública para estos países. Es importante que se consideren políticas apropiadas de agricultura, salud pública y otras, para poder mitigar o inclusive combatir los efectos adversos de estos cambios.

    Sorprende que en el Reino Unido entre 1942 y 1947, cuando se impuso un racionamiento muy estricto como resultado de la segunda guerra mundial, los ingleses estuvieron en esa época mejor nutridos que antes o después. En todas las familias hubo restricciones graves, relacionadas de modo especial con las cantidades de carne, mantequilla, huevos, grasas comestibles y otros alimentos de origen animal en sus dietas. No se racionaron las frutas ni las hortalizas. El racionamiento se aplicó a los ricos y a los pobres, y su implantación se considera que fue bastante justa. Los ricos ciertamente disminuyeron el consumo de alimentos de origen animal y los pobres recibieron su justa participación. Ambos grupos de la población se beneficiaron nutricionalmente. Inclusive las tasas de mortalidad por causa de la diabetes se redujeron de modo considerable. El racionamiento de los alimentos no se sugiere como una estrategia en tiempos normales. Sin embargo, la experiencia británica hace ver que un consumo más equitativo de ciertos alimentos puede ser nutricionalmente benéfico para ambos segmentos de la población, pues reduce la desnutrición y la sobrenutrición.

    Se reconoce que un excesivo consumo de energía, ciertas grasas, colesterol, alcohol y sodio (sobre todo la sal) y un consumo bajo de frutas, hortalizas y fibras, junto con estilos de vida sedentarios, contribuyen en forma importante al aumento en la incidencia de enfermedades crónicas de los segmentos más pudientes en la mayoría de comunidades del mundo. Estos cuadros se describen con frecuencia como enfermedades nutricionales de la abundancia, descripción fácil que lleva a equívocos. Otros factores, distintos a los ingresos, influyen en los cambios de la incidencia de estas enfermedades, y en países mucho más prósperos, son los pobres los que más las sufren. Este capítulo suministra una breve discusión sobre las causas, manifestaciones y prevención de algunas de las más importantes enfermedades crónicas que se asocian con la nutrición:

    enfermedad cardíaca arterioesclerótica; hipertensión o presión arterial elevada;

    En algunas de estas enfermedades la causa es claramente alimentaria; en otras, la dieta puede contribuir en forma importante a la causa o al tratamiento; y en otras, la relación con la dieta se sospecha pero no se ha comprobado. Estas enfermedades tan importantes y sus implicaciones nutricionales se describen en detalle en los principales textos de nutrición y medicina que se utilizan en las naciones industriales del Norte. Debido a que el propósito de este libro es principalmente ayudar a los países en desarrollo con respecto de sus problemas nutricionales importantes, aquí sólo se da una atención menor a estas enfermedades crónicas. A los lectores que deseen mayor información sobre estas condiciones se les aconseja referirse a otras publicaciones, especialmente a los principales textos de nutrición, como algunos de los que se incluyen en la Bibliografía.

    ENFERMEDAD ARTERIOSCLERÓTICA DEL CORAZÓN La enfermedad coronaria del corazón causada por arteriosclerosis es una de las causas principales de muerte en casi todas las naciones industrializadas de EE.UU. y Europa. Más de medio millón de personas mueren de enfermedad arteriosclerótica del corazón en los Estados Unidos cada año. El autor del presente texto, durante el trabajo en tres hospitales rurales diferentes en la República Unida de Tanzania en la década de 1960, no observó un solo caso de trombosis coronaria en pacientes africanos. La enfermedad arteriosclerótica se asocia con muchos factores de riesgo que parecen ser comunes en hombres de edades mediana y avanzada, y en mujeres postmenopáusicas que viven en países industrializados; pero se consideran menos comunes en ciertos países con sociedades rurales tradicionales. La situación está en proceso de cambio, sin embargo, la enfermedad coronaria y el accidente cerebrovascular se convierten en causas importantes de mortalidad en muchos países asiáticos y latinoamericanos.

    La causa real de la arteriosclerosis y la trombosis coronaria, no se conoce con exactitud. Varios factores conducen a generar depósitos de material graso en las arterias. Los depósitos, al principio pueden ser franjas de lípidos que luego se convierten en placas ateromatosas y con frecuencia producen la estrechez de las arterias coronarias. Aunque no se conoce la causa exacta de la arteriosclerosis, ha sido posible en cambio, discernir los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de arteriosclerosis grave:

    Hipertensión o presión arterial elevada, que se suma al riesgo de arteriosclerosis seria y trombosis coronaria (así como al accidente cerebrovascular). Lípidos séricos elevados (niveles altos de colesterol sérico y niveles bajos de lipoproteína de alta densidad) que están asociados con arteriosclerosis.

    El tabaquismo es un factor de riesgo importante; varios estudios han demostrado un notorio aumento de trombosis coronaria y otras manifestaciones de arteriosclerosis en fumadores, en comparación con los que no lo son. Diabetes mellitus, es ampliamente reconocida como factor de riesgo de arteriosclerosis.

    Los niveles hormonales tienen un papel. Existe poca duda que hasta los 45 años las mujeres están en un riesgo mucho menor de arteriosclerosis y trombosis coronaria que los varones, pero después de la menopausia, las diferencias son menores o desaparecen. Aunque no se ha demostrado, el estrógeno parece proteger de enfermedad coronaria del corazón y la testosterona puede aumentar el riesgo. La falta de ejercicio es un factor importante. La gente sedentaria tiene mayor probabilidad de sufrir arteriosclerosis que las personas activas.

    Una predisposición genética para la enfermedad es una posibilidad; ciertas personas parecen estar en mayor riesgo, quizá debido a efectos genéticos o a una tendencia familiar. De todas las causas o factores de riesgo que se pueden manejar en forma real para reducir la arteriosclerosis, hay que destacar los factores nutricionales y el tabaquismo. En experimentos con animales de laboratorio, la manipulación dietética ha sido la forma más fácil de estimular la arteriosclerosis.

    venta de cytotec en estado de mexico