El alcoholismo crónico es la causa principal de cirrosis. El consumo excesivo de alcohol puede causar que el hígado se inflame, lo que con el tiempo puede conducir a la cirrosis.

La cantidad de alcohol que causa la cirrosis es diferente para cada persona. La hepatitis viral crónica

La hepatitis C hace que el hígado se inflame, lo que con el tiempo puede conducir a la cirrosis. Aproximadamente una de cada cuatro personas con hepatitis C crónica desarrollan cirrosis. La hepatitis B y la hepatitis crónica D también puede causar cirrosis.

El hígado graso no alcohólico La grasa que se acumula en el hígado y que no es causada por el consumo de alcohol, es el cuadro denominado hígado graso no alcohólico.

Esta enfermedad puede provocar inflamación en el hígado y esto puede conducir a la cirrosis. Las personas con hígado graso no alcohólico a menudo tienen otros problemas de salud como la diabetes, la obesidad, el colesterol alto, enfermedades de la arteria coronaria y malos hábitos alimenticios.

Enfermedad de las vías biliares La enfermedad de la vías biliares evita que la bilis fluya hacia el intestino delgado.

La bilis se acumula en el hígado provocando inflamación de hígado, lo que puede conducir a la cirrosis. Dos enfermedades de la vía biliar son la colangitis esclerosante primaria y cirrosis biliar primaria.

Enfermedades genéticas Algunas enfermedades genéticas pueden conducir a la cirrosis.

Estas enfermedades incluyen la enfermedad de Wilson, hemocromatosis, enfermedad de almacenamiento de glucógeno, alfa-1 antitripsina, y la hepatitis autoinmune. Por lo general hay pocos síntomas durante las primeras etapas de la cirrosis.

En las primeras etapas de la cirrosis, el hígado es capaz de funcionar correctamente a pesar de estar dañado. A medida que la enfermedad progresa, los síntomas tienden a desarrollarse cuando se ven afectadas las funciones del hígado.

Los síntomas de la cirrosis pueden incluir:

  • Cansancio y debilidad
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso y pérdida de masa muscular
  • Sensación de mareo (náuseas) y vómitos
  • Sensibilidad o dolor en la zona del hígado
  • Líneas rojas diminutas (capilares sanguíneos) en la piel encima de la cintura
  • Picazón en la piel
  • Coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Una tendencia a sangrar o tener moretones con facilidad, tales como hemorragias nasales frecuentes o sangrado de las encías
  • Perdida de cabello
  • Fiebre y escalofríos
  • Hinchazón en las piernas, los tobillos y los pies causadas por una acumulación de líquidos (edema)
  • Hinchazón en el abdomen causado por una acumulación de líquido, cuadro conocido como ascitis.

La fase tardía de los síntomas: En las últimas etapas de la cirrosis, es posible que haya vómitos de sangre o presencia de heces negras.

En los estados avanzados de cirrosis hay cambios en la personalidad, problemas de sueño (insomnio), pérdida de memoria, confusión y dificultad para concentrarse. Esto se conoce como encefalopatía hepática, y se produce cuando las toxinas afectan al cerebro ya que el hígado no es capaz de eliminarlas del cuerpo.

Con el tiempo, las toxinas que normalmente serían eliminadas al exterior por un hígado sano puede causar insuficiencia orgánica múltiple, seguida de la muerte. El diagnóstico de cirrosis generalmente se basa en la presencia de un factor de riesgo para cirrosis, como por ejemplo el consumo excesivo de alcohol o la obesidad, y se confirma mediante exámenes físicos, pruebas de sangre e imágenes radiográficas.

El médico preguntará acerca de la historia médica y los síntomas de la persona y realizará un examen físico completo para buscar signos clínicos de la enfermedad. Por ejemplo, en el examen abdominal, el hígado puede sentirse duro o agrandado con signos de ascitis (acumulación de liquido en la cavidad abdominal).

El médico indicará pruebas de sangre que pueden resultar útiles para evaluar el hígado y aumentar la sospecha de cirrosis. Para ver en el hígado signos de aumento de tamaño, flujo sanguíneo reducido o ascitis, el médico puede indicar imagenes médicas, tales como: una tomografía computarizada (TAC), un ultrasonido o ecografía; una resonancia magnética (RM) o una gammagrafía del hígado.

El médico puede observar el hígado directamente introduciendo un laparoscopio en el abdomen. El laparoscopio es un instrumento que tiene una cámara que transmite imágenes a un monitor. El diagnóstico de cirrosis se puede confirmar mediante una biopsia de hígado, pero no siempre resulta necesaria.

Generalmente, la biopsia se realiza si el resultado puede tener un impacto sobre el tratamiento. La biopsia se realiza mediante la introducción de una aguja entre las costillas o en una vena en el cuello.

Se toman precauciones para minimizar las molestias. Se examina una pequeña muestra de tejido hepático con un microscopio para buscar cicatrices u otros signos de cirrosis. A veces, durante la biopsia se encuentra una causa de daño hepático que no es cirrosis.

El tratamiento de la cirrosis depende de la causa y la magnitud del daño en el hígado. Los objetivos del tratamiento son frenar la progresión de tejido cicatricial en el hígado y prevenir o tratar los síntomas y las complicaciones de la cirrosis.

Es posible que tenga que ser hospitalizado si tiene daño severo del hígado. En la cirrosis temprana, puede ser posible minimizar el daño al hígado mediante el tratamiento de la causa subyacente.

Las opciones incluyen: Tratamiento para la dependencia del alcohol

Las personas con cirrosis causada por el abuso de alcohol deben dejar de beber licor. Si usted tiene cirrosis, es esencial dejar de beber ya que cualquier cantidad de alcohol es tóxica para el hígado.

como se utilizan las cytotec

cytotec precio en barranquilla

pastillas cytotec en santiago

* La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria
* La leptospirosis se transmite en los humanos por medio del contacto con la orina o tejido de animales infectados
* La leptospirosis típicamente progresa por medio de dos fases y con síntomas no específicos
* La leptospirosis se puede diagnosticar por medio del cultivo de sangre infectada, orina, fluidos de la columna vertebral, y pruebas de anticuerpos
* La leptospirosis se trata clínicamente con antibióticos y es raramente mortal. ¿Sabía usted que una pareja de ratones puede crear una colonia de aproximadamente 2,000 ratones al año?

¿Sabía usted que la orina y otros desechos de los ratones es la reserva más grande de la leptospirosis? ¿Qué la basura acumulada en las calles es también fuente de leptospirosis?

Si usted encuentra este artículo de algún valor, dada la situación en nuestro país, entonces le recomiendo que pase la información a quienes usted crea puedan estar en riesgo o expuestos a las características que causan y propagan esta terrible enfermedad. El hígado inflamado, hepatomegalia o inflamación hepática se da cuando este órgano adquiere un tamaño mayor al normal. Se trata de una condición muy seria puesto que, a veces, la inflamación viene derivada por otra enfermedad de carácter más grave, como las contraídas por cualquiera de los virus de la hepatitis. Sin embargo, identificarla no es fácil, pues durante la primera etapa de la inflamación hepática apenas se notan los síntomas, estos aparecen conforme la anomalía avanza. No obstante, existen algunas señales y signos que pueden ayudarnos a descubrir si sufrimos hepatomegalia y, por ello, en este artículo de unComo queremos ayudarte a ampliar tu conocimiento y contarte cuáles son los síntomas del hígado inflamado.

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo puesto que es el encargado de transformar los alimentos en energía, de eliminar las toxinas de la sangre, regular los niveles de aminoácidos y las grasas, entre muchas otras funciones. Es el más grande de todos y su inflamación puede causarnos graves consecuencias, por ello es fundamental cuidarlo y asegurarnos de que funciona sin problemas. Al cumplir tantas funciones y estar involucrado en tantos procesos de nuestro organismo no es de extrañar que las causas que provocan la inflamación hepática también sean variadas. Los factores principales que pueden provocar hepatomegalia son:

  • El consumo excesivo de alcohol hace que el hígado no pueda eliminarlo correctamente y puede producir una inflamación del mismo
  • Una infección por cualquiera de los virus de la hepatitis, hepatitis A, B, C, D, E, siempre causa la inflamación hepática
  • Otras infecciones virales, como la mononucleosis infecciosa, por citomegalovirus o bacterianas también pueden ser causantes del hígado inflamado
  • Una intoxicación producida por medicamentos desencadenará, también, en la inflamación hepática
  • Otros causantes pueden ser la enfermedad de Niemann-Pick, la cirrosis biliarprimaria, el Síndrome de Reye, la sarcoidosis o la colangitis esclerosante
  • El hígado graso es otra de la anomalías que, si no se trata, también puede derivar en una inflamación del mismo
  • Por último, cabe destacar que la aparición de una metástasis de tumores o la leucemia tambien pueden provocar la hepatomegalia

Durante los primeros días de la inflamación hepática es muy probable que no notes ningún síntoma ni rareza en tu cuerpo relacionado con el hígado. Sin embargo, conforme avanza el tiempo se hacen cada vez más evidentes. En general, los primeros síntomas suelen ser muy similares a los que presenta una gripe común, malestar, décimas de fiebre, dolor muscular y náuseas.

  • A medida que pasa el tiempo los síntomas aumentan y se intensifican. La hepatomegalia suele provocar ictericia, que es cuando la piel adquiere un tono amarillento (los ojos también pueden tornarse amarillos). Los vómitos y la diarrea son otros de los síntomas más comunes del hígado inflamado.
  • Al tratarse de una inflamación, es muy probable que también notes la parte del abdomen ligeramente más hinchada al principio y, conforme avanzan los días, aumente de tamaño. Asimismo, el dolor abdominal es otra de las consecuencias de esta condición.
  • El color de las heces es otro de los factores que debes tener en cuenta si sospechas que tu hígado está inflamado, pues esta anomalía hace que se vuelvan más claras, incluso blancas. Esto sucede, sobre todo, cuando el causante de la inflamación es uno de los virus de la hepatitis. Recuerda que la hepatitis es la inflamación del hígado a causa de una infección vírica o bacteriana. En relación con esto, la orina puede tornarse de un color más oscuro del normal, tener un constante sabor amargo en la boca y mal aliento.

Estos son los síntomas más comunes del hígado inflamado pero, en función del causante, es posible que no aparezcan todos o que, incluso, no se muestre ninguno. Por ello es importante realizarse exámenes anuales en caso de contar con alguno de los factores de riesgo, como padecer alguna de las enfermedades expuestas de manera crónica, el alcoholismo o tomar un exceso de medicamentos.

Ahora que ya conocemos los síntomas del hígado inflamado es importante que, si padeces esta condición, apostemos por incluir remedios naturales que nos ayudarán a desinflamar esta zona del cuerpo y conseguir que mejore nuestra salud. A continuación vamos a descubrirte los remedios caseros que te ayudarán a conseguir bajar la hinchazón de esta zona del cuerpo: Es una de las infusiones que mejor funcionan para tratar el hígado inflamado ya que se trata de una planta muy depurativa que ayuda a que el cuerpo elimine el exceso de toxinas acumuladas y, también, se aminore la presencia de retención de líquidos.

También es otra de las mejores plantas medicinales para reducir la hinchazón del hígado ya que se trata de un remedio casero con un alcaloide que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, favorece la expulsión de toxinas gracias a que se incrementa la producción de bilis. El tamarindo es un ingrediente perfecto para depurar el cuerpo ya que consigue mejorar el funcionamiento de la vesícula biliar y, por tanto, consigue bajar la inflamación que pueda padecer el hígado. Además, cuenta con propiedades protectoras que garantizarán la salud al hígado. La mejora manera de aprovechar estas propiedades es elaborando una infusión de tamarindo y tomarla 2 o 3 veces al día.

El limón es una fruta repleta de propiedades digestivas y diuréticas que conseguirán fomentar la depuración del cuerpo de forma natural y, por tanto, bajar la hinchazón. Puedes preparar un zumo que cuente con la mitad de agua y la mitad de limón y tomarlo cada mañana en ayunas. En este otro artículo de unCOMO te damos más remedios caseros para el hígado inflamado.

Si notas presente algunos de los síntomas expuestos deberás acudir a tu médico inmediatamente para que realice las pruebas pertinentes y confirme o descarte la inflamación hepática. Recuerda que muchos de los causantes son enfermedades graves, de manera que quizás hayas contraído alguna y todavía no lo sepas. Para detectar la hepatomegalia el médico primero palpará la zona de debajo de las costillas, pues si la inflamación es severa lo notará de inmediato, luego realizará una radiografía abdominal para observar si se ha producido un agrandamiento del hígado o no. En caso de haber indicios de ellos, puede hacer una ecografía abdominal para confirmarlo.

Si se confirma, las siguientes pruebas serán una tomogradía computarizada del abdomen para averiguar la causa que ha provocado la inflamación, pruebas de la función hepática a fin de evaluar el funcionamiento del hígado, y una resonancia magnética del abdomen para confirmar los resultados de la tomografía. Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuáles son los síntomas del hígado inflamado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios. El bazo es un órgano esponjoso, suave y color púrpura situado en la parte superior del abdomen, cuyas funciones son eliminar materiales de desecho de la sangre y defender al organismo de agresiones externas. Hay ocasiones en que su funcionamiento se altera y es necesario extirparlo.

Es importante saber que el bazo está constituido por dos tipos de tejido denominados pulpa blanca y roja. El primero de ellos tiene la labor de producir linfocitos (células sanguíneas que forman parte de los glóbulos blancos), los cuales participan de manera activa en la lucha contra infecciones. Por su parte, la llamada pulpa roja contiene otros glóbulos blancos (fagocitos) que se encargan de "ingerir" elementos que pueden ser perjudiciales o que ya no le sirven al organismo, como bacterias o células defectuosas presentes en la sangre. Pero ahí no termina la labor de dicha porción del bazo, ya que también controla a los glóbulos rojos; determina cuáles son demasiado viejos o anormales y los destruye.

Al respecto, el cirujano Jesús Reyes Zamorano refiere que "el bazo es un órgano situado justo debajo de las costillas, el cual pesa entre 100 y 250 gramos y, pese a sus labores de defensa y purificación, hay ocasiones en que estas funciones pueden verse afectadas debido a la existencia de trastornos en la sangre, ruptura del bazo a causa de accidentes o golpes severos y enfermedades que generan hiperesplenismo, trastorno que ocasiona que el bazo trabaje exageradamente y, por ende, destruya células sanguíneas sin control. Ante tal situación se hace necesaria la extirpación del órgano". "Cabe destacar que con la extirpación del bazo, el organismo pierde parte de su capacidad para producir anticuerpos y eliminar bacterias de la sangre, lo que en consecuencia hace más susceptible al paciente a adquirir infecciones. No obstante, con el paso del tiempo, el hígado, principalmente, aumenta sus defensas para compensar dicha pérdida y ello impide que se sufran este tipo de padecimientos".

Entre los diversos problemas que este órgano presenta, está el aumento del tamaño del bazo, el cual puede ser generado por cáncer en sangre e infecciones crónicas. Cuando lo anterior ocurre, dicho órgano incrementa su capacidad de atrapar y almacenar células sanguíneas, lo que puede reducir la cantidad de glóbulos rojos y blancos, así como las plaquetas (encargadas de la coagulación) presentes en la circulación. En el momento en que el bazo agrandado atrapa gran cantidad de células sanguíneas anormales, éstas lo obstruyen e interfieren en su funcionamiento, pues cuantas más estructuras celulares captura, más crece.

Es necesario tomar en cuenta que cuando el bazo elimina demasiadas células sanguíneas de la circulación se pueden presentar diversos padecimientos, por ejemplo, anemia (escasa cantidad de glóbulos rojos), infecciones frecuentes (debido al reducido número de glóbulos blancos) y trastornos hemorrágicos (por falta de plaquetas). Finalmente, el bazo demasiado agrandado también atrapa células sanguíneas normales y las destruye junto con las anormales. A la cirugía mediante la cual se extirpa el bazo se le llama esplenectomía, procedimiento que forma parte del arsenal terapéutico en aquellas enfermedades de la sangre donde el bazo se convierte en el órgano de destrucción predominante de las células del vital líquido.

De acuerdo al Dr. Reyes, además de las afecciones antes descritas hay otras condiciones en las que se puede requerir la extirpación del bazo, por ejemplo:

  • Lesión importante en el órgano con sangrado incontrolable.
  • Ruptura del bazo espontánea.

En caso electivo (cuando hay tiempo de elegir el tratamiento):

  • Anemia hemolítica. Trastorno en el cual los glóbulos rojos de la sangre se destruyen más rápido de lo que la médula ósea (tejido esponjoso que se encuentra en el interior de los huesos) puede producirlos.
  • Esferocitosis hereditaria. Enfermedad que afecta a la membrana de los glóbulos rojos, de modo que las células más dañadas se destruyen fácilmente y ello da lugar a anemia grave.
  • Linfomas. Tumores cancerosos que invaden al sistema que se encarga de transportar las defensas a todo el organismo, al cual se le denomina linfático.
  • Púrpura trombocitopénica idiopática. Enfermedad que se caracteriza por disminución considerable de plaquetas (elementos que intervienen en la coagulación de la sangre), por lo cual se presentan hemorragias en la piel que forman manchas de color violeta, como los populares moretones (equimosis), o diminutos puntos rojos debajo de la piel que son el resultado de hemorragias muy pequeñas (petequias).
  • Trombosis de los vasos sanguíneos del bazo. Formación de coágulos en venas y arterias que impiden que la circulación sanguínea del órgano se efectúe adecuadamente.

Para detectar dichos padecimientos es preciso que el médico palpe el bazo, el cual en muchas ocasiones puede sentirse agrandado, lo que deberá apoyarse con una radiografía del abdomen; en algunos casos se puede solicitar la realización de una tomografía, estudio que proporciona imagen más detallada (muestra lesiones o ruptura del órgano). Por otra parte, también es fundamental efectuar análisis de sangre para determinar si hay reducción en el número de las células que la conforman, además de examen de médula ósea debido a que puede detectar la presencia de cáncer en la sangre. Una vez confirmado el diagnóstico se procede a la esplenectomía o extirpación del bazo, intervención quirúrgica que se realiza con el paciente bajo anestesia general en la que se hace una incisión en el abdomen, se ubica al órgano y se separa de sus adherencias a las estructuras circundantes. Luego de ello, se retira el bazo del abdomen, se vigila la hemorragia y se cierra el corte abdominal.

Cabe destacar que la extirpación del bazo puede efectuarse mediante cirugía abierta y laparoscópica; esta última consiste en hacer cuatro orificios, a través de los cuales se introducen unas pinzas especiales y pequeña cámara que le permiten al médico intervenir al paciente vigilando el proceso a través de un monitor. Aunque las indicaciones son prácticamente las mismas para cirugía abierta o de invasión mínima, "la principal ventaja entre ambos procedimientos quirúrgicos es el beneficio cosmético (por el tamaño de la herida), ya que no hay diferencias significativas, como en el tiempo de recuperación y complicaciones, aunque sí la hay en el costo. El mejor candidato es aquel paciente con bazo pequeño, mientras que en individuos con bazos de grandes proporciones el beneficio de una cirugía laparoscópica es más cuestionable", advierte el cirujano.

La recuperación del paciente tras la intervención quirúrgica suele ser rápida y requiere un periodo de hospitalización menor a una semana (1 a 2 días en caso de esplenectomía laparoscópica) y la curación completa se llega a presentar en un lapso de 4 a 6 semanas. Es muy importante tener en cuenta que la extirpación quirúrgica del bazo aumenta la susceptibilidad a ciertas infecciones, particularmente las causadas por neumococos y meningococos. "Por esta razón los pacientes que se someten a esplenectomía, sobre todo niños, se deben vacunar contra estos gérmenes antes (cuando el procedimiento es electivo) o después (cuando se trata de un caso de emergencia). Asimismo, se requiere tratamiento con antibióticos a manera de prevención antes, durante y después del procedimiento", indica el doctor Reyes Zamorano.

Ahora bien, después de la cirugía el organismo puede reaccionar de diversas maneras por la ausencia del bazo, lo cual puede incluir trombocitosis (aumento del conteo de plaquetas, que puede causar coágulos sanguíneos), hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) y aumento de la susceptibilidad a infecciones severas, problemas a los que se les debe dar un manejo especial mientras el cuerpo logra adaptarse. Queda por decir que el resultado de la esplenectomía varía dependiendo de la enfermedad que se padezca o de la extensión de otras lesiones, no obstante, en la mayoría de los casos el paciente logra recuperarse completamente.

A continuación encontrará el listado de especialidades. Pulse sobre la especialida sobre la que desea información para ver su definición y enfermedades más frecuentes, así como el nombre y currículum del especialista de la materia: La ‘anatomía patológica’ es la especialidad médica que se encarga del estudio de las lesiones celulares, tejidos, órganos, de sus consecuencias estructurales y funcionales y por tanto de las repercusiones en el organismo. Lo hace a través del estudio de muestras titulares (biopsias y piezas quirúrgicas) y celulares (citología).

Se entiende por Alergología la especialidad médica que comprende el conocimiento, diagnóstico y tratamiento de la patología producida por mecanismos inmunológicos, con las técnicas que le son propias; con especial atención a la alergia. La cardiología es la especialidad médica que se ocupa de las afecciones del corazón y del aparato circulatorio. Se incluye dentro de las especialidades médicas, es decir que no abarca la cirugía, aún cuando muchas enfermedades cardiológicas son de sanción quirúrgica, por lo que un equipo cardiológico suele estar integrado por cardiólogo, cirujano cardíaco y fisiatra, integrando además a otros especialistas cuando el terreno del paciente así lo requiere.

que pasa si tome cytotec y estoy embarazada

2. Los documentos que acrediten la identidad del solicitante y en caso dado, la de su representante con la respectiva autorización. 3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los cuales el titular busca ejercer alguno de los derechos y la solicitud concreta.

4. En caso dado, otros elementos o documentos que faciliten la localización de los datos personales. 5. El término máximo para atender esta solicitud será de quince (15) días hábiles contados a partir del día siguiente a la fecha de su recibo. Cuando no fuere posible atenderla dentro de dicho término, se informará al interesado sobre los motivos de la demora y la fecha en que se atenderá su reclamo, la cual en ningún caso podrá superar los ocho (8) días hábiles siguientes al vencimiento del primer término.

6. ÁREA RESPONSABLE DE LA ATENCIÓN DE LA PETICIONES, CONSULTAS, RECLAMOS En AV. el área responsable de atender las peticiones de acceso, rectificación, actualización, supresión de datos o revocatoria del consentimiento o autorización otorgada para el tratamiento de sus datos personales, Carolina Alvarado.

Las política de tratamiento de la información contenida en el presente documento entra en vigencia el 15 de mayo de 2015. Su tratamiento va dirigido directamente a las complicaciones.

Es la cicatrización y el funcionamiento deficiente del hígado. Es la última fase de la enfermedad hepática crónica.
La cirrosis es el resultado final de daño crónico hepático causado por una enfermedad crónica (prolongada) del hígado. Las causas comunes de enfermedad crónica del hígado en los Estados Unidos son:

Las causas menos comunes de cirrosis incluyen:
Es posible que no haya síntomas o los síntomas se presentaran lentamente, según qué tan bien esté funcionando el hígado. A menudo, se descubren por casualidad cuando se lleva a cabo una radiografía por otra razón.

Los síntomas iniciales incluyen:
A medida que el funcionamiento del hígado empeora, los síntomas pueden incluir:

Pruebas y exámenes
Su proveedor de atención médica hará un examen físico para buscar:

Puede que le hagan los siguientes exámenes para medir el funcionamiento del hígado:
Otros exámenes para detectar daño hepático son:

Usted podría necesitar una biopsia del hígado para confirmar el diagnóstico.
Tratamiento

Algunas medidas que usted puede tomar para ayudar a tratar su enfermedad hepática son:
OTROS TRATAMIENTOS

Cuando la cirrosis avanza y se convierte en enfermedad hepática terminal, se puede necesitar un trasplante de hígado.
Grupos de apoyo

A menudo puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para la enfermedad hepática, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común.
Expectativas (pronóstico)

La cirrosis es causada por una cicatrización del hígado. En la mayoría de los casos, el hígado no puede sanar o retornar a su funcionamiento normal una vez que el daño es grave. La cirrosis puede llevar a complicaciones serias.
Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:
Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si usted presenta síntomas de cirrosis.
Busque enseguida ayuda médica de emergencia si tiene:

Prevención
NO tome alcohol en exceso. Hable con su proveedor si está preocupado por su consumo de alcohol. Tome medidas para evitar contraer o transmitir la hepatitis B o C.

Nombres alternativos
Cirrosis hepática; Enfermedad hepática crónica; Enfermedad hepática terminal; Fallo hepático – cirrosis; Ascitis – cirrosis

Referencias
Ultima revision 8/14/2015

Version en ingles revisada por: Subodh K. Lal, MD, gastroenterologist at Gastrointestinal Specialists of Georgia, Austell, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Internal review and update on 09/01/2016 by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
“Confía en nosotros, si crees que podemos ayudarte…., te aplicaremos tratamientos naturales totalmente revolucionarios…., que realmente ayudaran en tu curación”

¡¡Consúltanos sin compromiso!! Algo de grasa en el hígado es normal. Pero si la grasa en el hígado representa más del 5% al 10% del peso de tu hígado, puedes tener enfermedad hepática alcohólica o no alcohólica. En algunos casos, estas enfermedades pueden llevar a complicaciones graves. Está atento a la siguiente guía que te ayudarán a entender los síntomas, causas y tratamientos para el hígado

cytotec necesita receta


cytotec sus riesgos

Con la cirrosis criptogénica, se desconoce la causa (a excepción de que el abuso del alcohol se pueda descartar), lo que dificulta el tratamiento. Con los pacientes que sufren de obesidad o la diabetes, el tratamiento de estas condiciones puede detener la cirrosis también, pero no siempre. Dado que la causa de la cirrosis criptogénica es desconocida, el pronóstico es algo peor que con los casos en que la causa de la enfermedad puede ser identificada.

La cirrosis criptogénica es muy probable que progrese a la etapa en que se hace necesario un trasplante de hígado, e incluso entonces, la nueva formación de cicatrices a menudo se desarrolla en el hígado trasplantado. A menos que la causa de la enfermedad se puede encontrar o al menos acertando correctamente, el pronóstico es pobre.

La cirrosis criptogénica puede atacar a las víctimas de cualquier grupo de edad, en teoría. Sin embargo, la mayoría de los casos ocurre con los pacientes que tienen más de sesenta años de edad. La cirrosis se caracteriza por un daño de las células del hígado y su reemplazo por un tejido cicatricial que impide el tránsito normal del flujo sanguíneo por el hígado e interfiere muchas de las funciones vitales de este órgano.

Mucha gente cree que sólo los alcohólicos sufren cirrosis, y aunque es cierto que el consumo de alcohol es la primera causa de esta enfermedad en los Estados Unidos, también lo es que el abstemio también puede padecer la enfermedad. La posibilidad de padecer cirrosis depende de la cantidad y frecuencia con que se bebe en relación con el peso de la persona, su estatura y la capacidad de su cuerpo para metabolizar productos alcohólicos presentes en la sangre circulante. Es una enfermedad crónica del hígado en la que las células sanas sufren daños y son reemplazadas por células cicatriciales. Esta afección impide

el tránsito habitual del flujo sanguíneo por el hígado y no permite que este órgano funcione debidamente. El hígado contiene tejido capaz de regenerarse cuando ha sido dañado, pero el grado de regeneración de las células depende de cada persona. Una cirrosis que no se trate puede derivar en insuficiencia hepática (del hígado) o incluso en la muerte. El hígado es un órgano grande y complejo, del tamaño de un balón de fútbol americano, que pesa cerca de 1,3 kg (3 libras). Se encuentra debajo de las costillas en la parte superior derecha del abdomen y está conectado con el intestino delgado por las vías biliares, que transportan a los intestinos la bilis que produce. Un hígado sano es suave y liso al tacto.

Es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano pues constituye una de las “fábricas” de procesamiento y refinado químico más desarrolladas. Casi toda la sangre procedente del estómago y de los intestinos circula a través del hígado. Además, éste se encarga de depurar el organismo de sustancias tóxicas o venenosas, procesar nutrientes, hormonas o medicamentos y producir proteínas y factores de la coagulación, todos ellos de capital importancia para la salud. En la persona enferma de cirrosis, las sustancias tóxicas y la bilis quedan retenidas en el torrente sanguíneo, porque el hígado no las elimina. La cirrosis no es contagiosa, no se transmite de una persona a otra. Su origen hay que buscarlo más bien en otros factores:

– Consumo de alcohol. Es la causa más frecuente. Cerca de un tercio de las personas muy bebedoras, acaban presentando cirrosis. El resto puede sufrir otras formas de enfermedad hepática. – Hepatitis vírica crónica (inflamación del hígado): la hepatitis (normalmente de los tipos B, C y D) es la segunda causa más común de cirrosis.

– La enfermedad de Wilson, que produce acumulación de cobre en el hígado, cerebro, riñones y ojos. – La fibrosis quística, que provoca la acumulación de secreciones mucosas en los pulmones, hígado, páncreas e intestinos.

– La hemocromatosis, causante de acumulación de hierro en el hígado y otros órganos. – El bloqueo o inflamación de los conductos biliares (la llamada cirrosis biliar).

– La insuficiencia cardíaca congestiva. – Los trastornos de almacenamiento del glucógeno, que impiden la debida utilización de los azúcares por el hígado.

– Las infecciones parasitarias. – La reacción anómala a los medicamentos recetados, toxinas medioambientales y abuso de inhalaciones (exposición a sustancias tóxicas por vía nasal).

Signos y síntomas de la cirrosis En las primeras fases, la cirrosis se considera una enfermedad silenciosa, ya que ocasiona pocos síntomas. Con el paso del tiempo, sin embargo, los enfermos de cirrosis empiezan a experimentar cansancio, debilidad y pérdida del apetito. Son habituales las náuseas y la pérdida de peso. Conforme la cirrosis empeora, el hígado produce menos proteínas de las que el organismo necesita, lo cual da lugar a otros síntomas:

– Menor produción de la proteína albúmina, con lo que el agua se acumula en las piernas (edema) del enfermo o en el abdomen (ascitis). – Lentificación de la producción de proteínas del plasma sanguíneo como el fibrinógeno, factor esencial para la coagulación, lo que hace al enfermo de cirrosis más propenso a las hemorragias.

– La cirrosis puede provocar ictericia, alteración caracterizada por un color amarillento de la piel y el blanco de los ojos. Este trastorno se debe a la acumulación en la sangre de bilirrubina (pigmento biliar), que normalmente el hígado depura del torrente circulatorio y evacua hacia el intestino a través de las vías biliares. – Algu nos enfermos de cirrosis sienten también una picazón intensa, debida a la acumulación de pigmentos biliares en la piel.

– La cirrosis impide que el hígado depure la sangre de toxinas y otras sustancias nocivas, así como de medicamentos. La acumulación de estos elementos en el organismo altera las funciones mentales y la personalidad del enfermo. Entre los primeros indicios de cirrosis figuran el descuido del aspecto, los despistes, problemas de concentración y hábitos de sueño alterados. La pérdida de conciencia o el coma son posibles síntomas más tardíos.

– La cirrosis también puede afectar a los vasos sanguíneos abdominales. Normalmente, la vena porta, que es un vaso de amplia capacidad, transporta la sangre desde el intestino y el higado hasta el hígado. La cirrosis bloquea este flujo, lo cual repercute en un aumento de la presión arterial en este circuito (hipertensión portal). Conforme el higado se inflama, el cuerpo intenta dar salida a la sangre a través de otros vasos sanguíneos, pero puede ocurrir que estos vasos no sean lo suficientemente fuertes para soportar el flujo y se rompan; entonces, el enfermo vomita sangre, signo de una situación de alto riesgo.

Diagnóstico El primer paso en el diagnóstico cirrosis consiste en evaluar el historial médico del enfermo y efectuar un examen físico. La detección de un hígado inflamado o de tamaño mayor al normal, de edema o de ascitis, así como la presencia de síntomas de confusión mental por la acumulación de sustancias tóxicas en el cerebro, sirven al médico para sentar el diagnóstico. Puede encargarse una tomogra-fía computada (TC) o bien ecografías para comprobar si el tejido del hígado tiene cicatrices. También es útil la biopsia por punción, procedimiento mediante el cual se introduce en la piel una aguja para aspirar una muestra de tejido. El hígado también se inspecciona con el laparoscopio, instrumento de observación que se introduce en el organismo a través de una incisión minúscula en el abdomen. Otro indicio de cirrosis es la presencia de telangiectasia, formación de “arañas vasculares” en la piel, a base de redes de minúsculos vasos sanguíneos que se dilatan, especialmente en el rostro y la parte superior del pecho. Tratamiento El tratamiento depende del tipo de cirrosis y de lo avanzada que se encuentre la enfermedad. El objeto es detener su evolución y, al mismo tiempo, contrarrestar el daño infligido al hígado. Si la causa de la cirrosis es el alcohol, la primera medida que debe tomarse es dejar de beber.

En la actualidad no existe un tratamiento para “curar” la cirrosis. La picazón se puede tratar con medicamentos. Para el edema o la ascitis se utilizan diuréticos (medicamentos que eliminan el exceso de sal y de agua del cuerpo). En casos graves de disfunción hepática, es decir, cuando las células del hígado dejan de funcionar, el transplante de hígado es la única solución. Los adultos que siguen una dieta nutritiva y limitan su consumo de alcohol previenen la destrucción de células sanas en el hígado. A continuación figuran otras medidas de utilidad para la prevención de la cirrosis hepática:

– No mezclar nunca medicamentos, especialmente los de venta libre, con el alcohol. – Seguir al pie de la letra las indicaciones de uso de los productos químicos: asegurarse de que están en lugares bien ventilados, no mezclar sustancias químicas, evitar la inhalación y el contacto de productos químicos con la piel, lavar rápidamente cualquier zona que haya sufrido una exposición accidental y utilizar ropa de protección.

– Evitar el abuso de inhalantes de todo tipo. – Evitar el uso de drogas intravenosas, posibles vehículos de contagio de las variedades de hepatitis B, C, y D.

Convivencia con la cirrosis Los enfermos de cirrosis pueden convivir muchos años con la enfermedad. Incluso cuando surgen complicaciones, existe tratamiento. Muchos de estos enfermos han sobrevivido con el trasplante de hígado y continúan haciendo vida normal. Los enfermos de cirrosis deben abstenerse de beber alcohol. Se cree que la mala alimentación, particularmente si está asociada al alcohol o al abuso de drogas, tiene mucho que ver con la aparición de la cirrosis, aunque continúa la investigación al respecto. Entre tanto se recomienda una dieta sana y equilibrada.

cuantas pastillas cytotec hay que tomar

la pastilla cytotec para abortar

La contaminación de los alimentos puede ocurrir en cualquier momento durante su producción: el cultivo, la cosecha, el procesamiento, el almacenamiento, el transporte o la preparación. La contaminación cruzada – la transferencia de organismos nocivos desde una superficie a otra – es a menudo la causa. Esto es especialmente problemático para alimentos crudos, como ensaladas u otros productos. Debido a que estos alimentos no se cocinan, los organismos nocivos no se destruyen antes de comer y pueden causar intoxicación alimentaria. Muchos agentes bacterianos, virales o parasitarias causan intoxicación por alimentos. La siguiente tabla muestra algunos de los posibles contaminantes, cuanto tardan en aparecer los síntomas y las formas comunes de propagación.

  • Campylobacter. 2 a 5 días. Carne y aves de corral. La contaminación se produce durante el procesamiento si las heces de animales entran en contacto con la superficie de la carne. Otras fuentes incluyen la leche no pasteurizada y el agua contaminada.
  • Clostridium botulinum. 12 a 72 horas. Alimentos enlatados en casa con poca acidez, alimentos comerciales indebidamente enlatados, ahumados o salados, papas al horno en papel de aluminio y otros alimentos conservados a temperaturas cálidas durante demasiado tiempo.
  • Clostridium perfringens. 8 a 16 horas. Carnes, guisos y salsas. Comúnmente se propaga cuando el plato no se mantiene lo suficientemente caliente o se enfría muy lentamente.
  • Escherichia coli (E. coli) O157: H7. 1 a 8 días. Carne contaminada con heces durante la matanza. Se transmite principalmente por carne picada mal cocida. Otras fuentes incluyen la leche no pasteurizada y la sidra de manzana, brotes de alfalfa y agua contaminada.
  • Giardia lamblia. 1 a 2 semanas. Los productos listos para comer y agua contaminados. Puede ser extendida por un manipulador de alimentos infectado.
  • Hepatitis A. 28 días. Productos crudos listos para comer y mariscos de aguas contaminadas. Puede ser extendido por un manipulador de alimentos infectado.
  • Listeria. 9 a 48 horas. Los perritos calientes, carnes frías, leche sin pasteurizar y quesos, y productos crudos sin lavar. Se puede propagar a través del suelo y el agua contaminada.
  • Norovirus (virus tipo Norwalk). 12 a 48 horas. Productos crudos listos para comer y mariscos de aguas contaminadas. Puede ser extendido por un manipulador de alimentos infectado.
  • Rotavirus. 1 a 3 días. Producto crudo listo para el consumo. Puede ser extendido por un manipulador de alimentos infectado.
  • Salmonella. 1 a 3 días. Carne cruda o contaminada, aves, leche o yema de huevo. Sobrevive a una cocción inadecuada. Puede ser transmitida por cuchillos, superficies de corte o un manipulador de alimentos infectado.
  • Shigella. 24 a 48 horas. Mariscos y alimentos crudos listo para el consumo. Puede ser extendido por un manipulador de alimentos infectado.
  • Staphylococcus aureus. 1 a 6 horas. Las carnes y ensaladas preparadas, salsas de crema y pasteles rellenos de crema. Se puede transmitir por contacto con las manos, toser y estornudar.
  • Vibrio vulnificus. 1 a 7 días. Las ostras crudas y los mejillones crudos o poco cocidos, almejas y vieiras enteras. Se puede propagar a través del agua de mar contaminada.

Enfermará después de comer alimentos contaminados dependiendo de su organismo, la cantidad de exposición, su edad y su salud. Los grupos de alto riesgo incluyen:

  • Adultos mayores. A medida que envejece, su sistema inmunológico no puede responder tan rápida y eficazmente a los microorganismos infecciosos como cuando era más joven.
  • Mujeres embarazadas. Durante el embarazo, los cambios en el metabolismo y la circulación pueden aumentar el riesgo de intoxicación alimentaria. Su reacción puede ser más grave durante el embarazo. En raras ocasiones, el bebé puede enfermarse también.
  • Bebés y los niños pequeños. Sus sistemas inmunológicos no se han desarrollado plenamente.
  • Personas con enfermedades crónicas. Tener una condición crónica – como la diabetes, enfermedades del hígado o del SIDA – o estar recibiendo quimioterapia o radioterapia para el cáncer reduce la respuesta inmunitaria.

La complicación grave más común de intoxicación alimentaria es la deshidratación – una severa pérdida de sales y minerales del agua y esencial. Si usted es un adulto sano y bebe lo suficiente para reponer los líquidos que pierde por el vómito y la diarrea, la deshidratación no debería ser un problema. Pero los niños, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunes suprimidos o enfermedades crónicas pueden llegar a deshidratarse mucho cuando se pierden más líquidos de los que pueden reemplazar. En ese caso, es posible que deban ser hospitalizados y recibir líquidos por vía intravenosa. En casos extremos, la deshidratación puede ser fatal.

Algunos tipos de intoxicación alimentaria tienen complicaciones potencialmente graves para algunas personas. Estas incluyen:

  • Listeria monocytogenes. Las complicaciones de una intoxicación alimentaria listeria pueden ser más graves para el feto. Al comienzo del embarazo, una infección de listeria puede causar aborto involuntario. Más adelante en el embarazo, una infección de listeria puede dar lugar a muerte fetal, nacimiento prematuro o una infección potencialmente mortal en el bebé después del nacimiento – incluso si para la madre era sólo una enfermedad leve. Los bebés que sobreviven a una infección de listeria pueden presentar daño neurológico a largo plazo y retraso en el desarrollo.
  • Escherichia coli (E. coli). Ciertas cepas de E. coli pueden causar una complicación grave conocida como síndrome urémico hemolítico. Este síndrome daña el revestimiento de los pequeños vasos sanguíneos de los riñones, que a veces lleva a una insuficiencia renal. Los adultos mayores, los niños menores de 5 años y las personas con sistemas inmunitarios debilitados tienen un mayor riesgo de desarrollar esta complicación. Si usted está en alto riesgo de síndrome urémico hemolítico, consulte a su médico a la primera señal de diarrea fuerte o con sangre.

La intoxicación alimentaria se diagnostica basándose en una historia detallada, incluyendo el tiempo que ha estado enfermo, las características de sus síntomas y los alimentos específicos que ha comido. Su médico también le realizará un examen físico en busca de signos de deshidratación. Dependiendo de sus síntomas y su historia clínica, su médico puede realizar pruebas de diagnóstico, como un cultivo de heces, un análisis de sangre o un examen para los parásitos, para identificar la causa y confirmar el diagnóstico. Para un cultivo de heces, el médico le pedirá una muestra de materia fecal y la enviará a un laboratorio, donde un técnico intentará hacer crecer e identificar el organismo infeccioso. En algunos casos, la causa de las intoxicaciones alimentarias no puede ser identificada.

El tratamiento para una intoxicación por alimentos depende típicamente de la fuente de la enfermedad, si se conoce, y la gravedad de sus síntomas. Para la mayoría de las personas, la enfermedad se resuelve sin tratamiento en unos pocos días, aunque algunos tipos de intoxicación alimentaria pueden durar una semana o más. Muy a menudo, la intoxicación alimentaria es leve y se resuelve sin tratamiento. Pero algunos casos son graves requieren hospitalización. El tratamiento de la intoxicación por alimentos puede incluir:

  • Reemplazo de los líquidos perdidos. Los líquidos y electrolitos – minerales como el sodio, el potasio y el calcio que mantienen el equilibrio de líquidos en su cuerpo – que se han perdido por la diarrea necesitan ser reemplazados. Los niños y adultos que están gravemente deshidratados necesitan tratamiento en un hospital, donde puedan recibir las sales y líquidos por vía intravenosa, en lugar de por vía oral. La hidratación intravenosa proporciona al cuerpo agua y nutrientes esenciales mucho más rápidamente que las soluciones orales.
  • Antibióticos. Su médico podría prescribir antibióticos si tiene ciertos tipos de intoxicación alimentaria bacteriana y sus síntomas son severos. La intoxicación alimentaria causada por listeria necesita ser tratada con antibióticos intravenosos en el hospital. Cuanto más pronto comience el tratamiento, mejor. Durante el embarazo, el tratamiento antibiótico rápido puede ayudar a evitar que la infección afecte al bebé.

La intoxicación alimentaria suele mejorar por sí sola al cabo de 48 horas. Para ayudarle a mantenerse más cómodo y evitar la deshidratación mientras se recupera, intente lo siguiente:

  • Calme el estómago. Deje de comer y beber durante unas horas.
  • Trate de chupar cubitos de hielo o tomar pequeños sorbos de agua. También puede intentar beber agua, caldos claros, sin cafeína o bebidas deportivas. Los adultos afectados deben tratar de beber al menos de 8 a 16 vasos de líquido al día, tomando pequeños sorbos frecuentes. Sabrá que está recibiendo suficiente líquido cuando se está orinando con normalidad, y su orina es clara y no oscura.
  • Vuelva a comer. Poco a poco comience a comer alimentos blandos fáciles de digerir, como galletas, tostadas, gelatina, bananas y arroz. Deje de comer si siente náuseas.
  • Evitar ciertos alimentos y sustancias hasta que se sienta mejor. Estos incluyen los productos lácteos, la cafeína, el alcohol, la nicotina, y los alimentos grasos o muy condimentados.
  • Descanse lo suficiente. La enfermedad y la deshidratación pueden hacer que se sienta débil y cansado.
  • No utilice medicamentos antidiarreicos. Los medicamentos destinados a tratar la diarrea, como la loperamida y el difenoxilato con atropina, pueden retardar la eliminación de las bacterias o las toxinas de su sistema y pueden hacer que su condición empeore.

A continuación tiene algunos pasos que puede tomar para prevenir la intoxicación alimentaria en el hogar:

  • Lávese las manos, los utensilios y las superficies de los alimentos a menudo. Lávese bien las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular o preparar la comida. Use agua caliente y jabón para lavar los utensilios de cocina, comida y otras superficies que utiliza el corte.
  • Mantenga los alimentos crudos separados de los alimentos listos para el consumo. Al preparar la comida o almacenarla, mantenga la carne cruda, aves, pescados y mariscos lejos de otros alimentos. Esto evita la contaminación cruzada.
  • Cocine los alimentos a una temperatura segura. La mejor manera de saber si los alimentos se cocinan a una temperatura segura es usar un termómetro para alimentos. Puede matar a los organismos nocivos en la mayoría de los alimentos al cocinar a la temperatura adecuada. La carne picada debe cocinarse a 71 ° C, mientras que los filetes y asados ​​se deben cocinar por lo menos a 63 ° C. El cerdo necesita ser cocinada a por lo menos 71 ° C, y el pollo y el pavo tiene que cocinarse a 74 ° C. El pescado generalmente está bien cocido a 63 ° C.
  • Refrigere o congele los alimentos perecederos rápidamente. Refrigere o congele los alimentos perecederos dentro de las dos horas de la compra o elaboración. Si la temperatura ambiente es superior a 32 ° C, refrigere los alimentos perecederos dentro de una hora.
  • Descongele los alimentos de forma segura. No descongele los alimentos a temperatura ambiente. La manera más segura de descongelar alimentos es descongelar los alimentos en el refrigerador o el microondas. Verter agua fría sobre la comida también la descongela con seguridad.
  • Tire hacia fuera en caso de duda. Si no está seguro de si un alimento ha sido preparado, servido o almacenado de forma segura, descártelo. Los alimentos que se dejan a temperatura ambiente durante demasiado tiempo pueden contener bacterias o toxinas que no pueden ser destruidas por la cocción. No pruebe alimentos que no está seguro que estén en buen estado. Simplemente tírelos. Incluso si se ven y huele bien, pueden no ser seguros para comer.

La intoxicación alimentaria es especialmente grave y potencialmente mortal para los niños pequeños, las mujeres embarazadas y sus fetos, los ancianos y las personas con sistemas inmunológicos debilitados. Estas personas deben tomar precauciones adicionales al evitar los siguientes alimentos:

  • Carne de aves de corral cruda o poco cocida
  • Pescado o mariscos crudos o poco cocidos, incluyendo ostras, almejas, mejillones y vieiras
  • Huevos crudos o alimentos que puedan contenerlo crudo o mal cocido, como la masa de galletas y helados caseros
  • Brotes crudos, como la alfalfa, frijol, trébol o brotes de rábano
  • Jugos y sidras pasteurizados
  • Leche no pasteurizada
  • Quesos blandos (como feta, Brie y Camembert), queso de pasta azul y queso sin pasteurizar
  • Patés refrigerados y carne para untar
  • Salchichas crudas, embutidos y fiambres

Doctor, me puedo tomar un vinito de vez en cuando.

Esta es una pregunta frecuente que nos hacen los pacientes, o sus esposas cuando van a consulta.

EL AZUFRE, LA MARAVILLOSA MEDICINA NATURAL, QUE CURA LAS ENFERMEDADES, RELAJA Y REJUVENECE EL CUERPO FISICO.

EL AZUFRE, LA MARAVILLOSA
MEDICINA NATURAL, QUE CURA LAS ENFERMEDADES, QUE RELAJA, HACE SENTIR EL CUERPO FISICO MUY RELAJADO Y LIVIANO, Y QUE REJUVENECE EL CUERPO
FISICO.
ESTE TEMA, LO ESCRIBIMOS, EL DIA 31 DE MARZO DEL AÑO 2.002.

PARA AQUELLOS DIAS NO ENTREGAMOS EL NOMBRE DE ESTA MEDICINA
NATURAL, PORQUE LA MAYORIA DE PERSONAS QUE ENTRAN A LEER ESTOS TEMAS, SON
PERSONAS MUY NEGATIVAS.
ESTA MARAVILLOSA MEDICINA NATURAL, NOS AYUDA A CURAR LAS
ENFERMEDADES, A RELAJAR A REGENERAR A REJUVENECER Y A INMUNIZAR EL CUERPO
FISICO; A ESA MEDICINA NATURAL, LE LLAMO LA MEDICINA MARAVILLOSA, PORQUE REALMENTE,
CURA MUCHAS ENFERMEDADES.

TAMBIEN ENFERMEDADES, CAUSADAS POR LOS MALEFICIOS, DE LAS ARTES
TENEBROSAS Y DIABOLICAS DE LA BRUJERIA, DE LA HECHICERIA, DE LA SANTERIA ETC.
TAMBIEN ES UNA PODEROSA
PROTECCION, CONTRA LOS MALEFICIOS DE LAS ARTES TENEBROSAS Y DIABOLICAS DE LA
BRUJERIA, DE LA HECHICERIA DE LA SANTERIA ETC.

ESTA MEDICINA NATURAL Y
MARAVILLOSA, ES LA MEDICINA MAS MARAVILLOSA, Y MAS PERFECTA QUE DIOS Y LA
MADRE NATURALEZA NOS DA, PARA QUE PODAMOS VIVIR SANOS, FUERTES, CON BUENA
ENERGIA, ELECTRICA MAGNETICA, CON BUENA SALUD Y CON BUENA VITALIDAD.
ESTA MEDICINA NATURAL TAMBIEN NOS AYUDA A REGENERAR LAS
CELULAS, PORQUE NOS AYUDA A DESARROLLAR MAS VIBRACION Y ENERGIA ELECTRICA
MAGNETICA, ( MAGNETISMO MEDICINAL ) EN LOS ELECTRONES, EN LOS PROTONES, Y EN
LOS NEUTRONES, EN LOS MILES DE MILLONES DE ATOMOS Y CELULAS QUE TENEMOS EN EL
CUERPO, DANDOLES FUERZA Y VITALIDAD A LOS ORGANOS.

ESTA MEDICINA MARAVILLOSA ES MUY IMPORTANTE PARA TODOS LOS
PROCESOS METABOLICOS BASICOS DEL CUERPO, PORQUE CONTIENE; VITAMINAS, MINERALES,
AMINOACIDOS, ENZIMAS, ANTIBIOTICOS, ANTIOXIDANTES, CALMANTES, PROTEINAS;
TRABAJA CON TODAS LAS VITAMINAS DEL COMPLEJO – B – Y SE ENCUENTRA EN LA
VITAMINA – B-1 ( TIAMINA
) EN LA VITAMINA – B-2- LA ( RIBOFLAVINA ) EN LA VITAMINA – B-5- ( ACIDO
PANTOTENICO ) EN LA VITAMINA – B-6- LA ( PIRIDOXINA ) EN LA VITAMINA – B-12 –
LA ( CYANOCOBALAMINA ) TAMBIEN SE ENCUENTRA CONTENIDA EN LA
INSULINA, EN LA ADRENALINA, Y EN LA TIROXINA; LA HEMOGLOBINA CONTIENE ALTOS
CONCENTRADOS DE ESTA MEDICINA NATURAL, PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE
HIERRO.
ESTA MEDICINA TAMBIEN SE ENCUENTRA EN TODAS LAS PROTEINAS DEL
CUERPO, DE HECHO, ESTA MEDICINA ESTA CONSIDERADA COMO UNO DE LOS INGREDIENTES
CLAVES DE LAS PROTEINAS, AYUDANDOLAS EN TODAS LAS FUNCIONES.

AYUDA EN LA PRODUCCION DEL COLAGENO ELIMINANDO MANCHAS Y
ARRUGAS EN LA PIEL.
AYUDA EN EL DESARROLLO DE LOS TEJIDOS.

AYUDA EN LA REPARACION, DE LOS HUESOS DEL CUERPO Y DE SU
MANTENIMIENTO, PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE CALCIO, AYUDANDO A CURAR
ENFERMEDADES COMO: LA OSTEOPOROSIS Y LA ARTRITIS.
AYUDA EN LA PRODUCCION Y DESARROLLO DE ANTICUERPOS Y DEFENSAS,
PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE ANTIOXIDANTES, ENZIMAS Y
ANTIBIOTICOS.

AYUDA A COMBATIR LAS INFECCIONES BACTERIALES. AYUDA AL HIGADO A SECRETAR BILIS, PORQUE EL HIGADO CONTIENE
MUCHAS ENZIMAS QUE CONTIENEN ESTA MEDICINA NATURAL.

AYUDA EN EL METABOLISMO DE LOS CARBOHIDRATOS; SE MEZCLA A LAS
TOXINAS, A LOS CONTAMINATES,Y A LOS QUIMICOS; PARA QUE ESTOS PUEDAN SER
REMOVIDOS Y EXPULSADOS DEL
CUERPO.
AYUDA A LIMPIAR Y A DESINTOXICAR EL ORGANISMO DESDE EL
ESOFAGO HASTA EL INTESTINO, DE GASTRITIS, DE ACIDES, DE AGRIERAS DE
INFLAMACION, DANDOLE FUERZA Y VITALIDAD A LA FLORA INTESTINAL.

AYUDA A CURAR LAS ULCERAS DEL ESOFAGO Y DEL ESTOMAGO. AYUDA AL TRANSPORTE DEL OXIGENO EN LA SANGRE.

AYUDA AL MANTENIMIENTO, DEL
EQUILIBRIO DEL OXIGENO, NECESARIO PARA LAS
FUNCIONES ADECUADAS DEL CEREBRO.
AYUDA AL CEREBRO Y A LAS NEURONAS DEL CEREBRO, PARA PODER
TENER BUENA MEMORIA Y BUENOS REFLEJOS MENTALES PORQUE CONTIENE UN ALTO
CONCENTRADO DE FOSFORO; POR ESE MOTIVO ESTA MEDICINA NATURAL CURA Y PREVIENE LAS
ENFERMEDADES DEL CEREBRO COMO: INFLAMACION EN EL CEREBRO, DERRAMES CEREBRALES,
TUMORES CEREBRALES, EL PARKINSON Y EL ALZHEIMER.

AYUDA A AUMENTAR LA ENERGIA ELECTRICA MAGNETICA ( EL
MAGNETISMO ) EN EL CEREBRO, EN LOS ORGANOS, EN LAS GLANDULAS, EN EL CUERPO
FISICO Y EN EL AURA.
AYUDA A REGENERAR Y A REJUVENECER LA PIEL, DANDOLE APARIENCIA
JUVENIL Y TONOFICADA.

tengo 2 meses de embarazo cuantas pastillas de cytotec debo tomar

viagra para mujeres sin receta

como es el procedimiento de la cytotec

¿Cómo desintoxicar el organismo? El cardo mariano y sus propiedades curativas

La alcachofa: Un remedio natural para el hígado El cardo mariano y sus propiedades curativas

Descriptores DeCS: CIRROSIS HEPÁTICA/diagnóstico; VIRUS DE LA HEPATITIS SIMILAR AC. En la historia natural de la infección por el virus de la hepatits C (VHC) se reconoce el desarrollo de la cirrosis hepática (CH) y la aparición del carcinoma hepatocelular (CHC) como eventos tardíos. 1 Aún en estas fases la enfermedad tiene muy poca expresividad clínica hasta que aparecen los síntomas y signos característicos de la hipertensión portal y la encefalopatía hepática. 2 La cirrosis se desarrolla en cerca del 20 % de los pacientes de 10 a 20 a, después de haber adquirido la infección. 3 Por su parte, la aparición del carcinoma ocurre en el 1 a 4 % de los casos. 4

El tratamiento con interferón alfa en estos pacientes ha resultado ser un tema controversial. Muchos autores consideran a la cirrosis como un estadío final de la enfermedad, por lo que se oponen a una intervención terapéutica ante las pocas posibilidades de alcanzar una respuesta bioquímica sostenida. Los que se encuentran a favor del tratamiento sostienen los beneficios de reducir la actividad necroinflamatoria y en detener el deterioro funcional e histológico del hígado. Un panel de expertos del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos 5 ha recomendado imponer tratamiento teniendo en cuenta situaciones clínicas definidas. Este trabajo tiene como objetivo presentar los resultados preliminares de la primera experiencia de los autores en la administración de interferón alfa a 2 enfermos con diagnóstico de cirrosis producida por el virus de la hepatitis C.

Paciente 2: Sexo masculino, 45 a de edad, marinero, bebedor habitual, sin antecedentes de exposiciones parenterales declaradas. Presenta episodio de ascitis que cedió al tratamiento con diuréticos. El diagnóstico de cirrosis en ambos se estableció por el aspecto laparoscópico del hígado. 6 La presencia de hipertensión portal se determinó por ecografía, laparoscopia y endoscopia alta. El paciente 2 tenía várices esofágicas grado II según clasificación de Paquet. 7

Para detectar los anticuerpos contra el virus VHC se empleó un sistema ELISA desarrollado en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba 8 (Bio- -Screen anti-HVC, Heber Biotec, La Habana, Cuba). De acuerdo con los hallazgos clínicos y de laboratorio, ambos pacientes fueron incluidos en el grupo A de la clasificación de Child-Pugs.

Se indicó tratamiento con interferón alfa 2b recombinante (Heberón alfa R, Heber Biotec, La Habana, Cuba). Los esquemas empleados fueron los siguientes: primer paciente: 5 x 10 6 UI por vía intramuscular (im), 3 veces por semana durante 12 meses. El segundo paciente recibió 3 x 10 6 UI, por vía im, 3 veces por semana por 12 meses. Se realizaron determinaciones mensuales de aminotrans-ferasas, hemograma, leucograma y conteo de plaquetas para evidenciar los efectos secundarios del interferón. En el enfermo tratado con 3 MU de interferón alfa se produjo normalización de las cifras de ALAT durante los 9 meses. Sin embargo, éstas volvieron a elevarse una vez finalizado el esquema de tratamiento, y mantuvo un carácter fluctuante como ocurría antes de recibir la terapéutica. Los parámetros hematológicos evaluados no sufrieron modificaciones significativas.

Ninguno de los 2 enfermos presentó manifestaciones de descompensación clínica (ascitis, ictericia, encefalopatía o sangramiento digestivo) durante la terapéutica (tabla). Ambos han experimentado ganancia del peso corporal y desde el punto de vista psicológico ha mejorado su estado general con sensación de bienestar favorable.
TABLA. Evolución clínica y humoral

El interferón alfa también ejerce una acción antiproliferativa, 10 ya que es capaz de actuar sobre los mecanismos responsables de la aparición de fibrosis y provoca la reducción de ésta. También existen evidencias de que el tratamiento con interferón puede reducir el riesgo de desarrollar el carcinoma hepatocelular. En un estudio multicéntrico desarrollado en unidades asistenciales de Italia y Argentina, 11 se pudo comprobar que el tratamiento con interferón disminuye en 2 veces el riesgo de progresión al hepatocarcinoma en los pacientes tratados. Otros autores manifiestan hallazgos similares. 12-14 Sin embargo, el mecanismo de acción del medicamento para disminuir el riesgo oncogénico cuando ya está establecida la cirrosis, es desconocido. La carcinogénesis hepática involucra a muchos factores que son particularmente activos en pacientes con hepatitis crónica de causa viral y cirrosis, en los cuales los hepatocitos se están dañando y regenerando continuamente. 15 Todavía no se conoce si el VHC induce la transformación maligna de forma indirecta a partir de la propia enfermedad hepática crónica, o si también existe un efecto oncogénico directo.

En un estudio controlado aleatorizado que empleó interferón linfoblastoide humano, Saito y otros 16 concluyeron que su administración era efectiva y segura en pacientes con cirrosis. De manera general la droga suele ser bien tolerada, aunque es posible que se presente una citopenia inducida por el fármaco. Este aspecto no puede ser descuidado a la hora de seleccionar los candidatos a recibir tratamiento, debido a que en la cirrosis suele existir leucopenia y trombocitopenia debida al hiperesplenismo. Hay que recordar que el virus, además de hepatotropo, es linfotropo. El factor clave para una intervención terapéutica exitosa es la selección adecuada del paciente. Deben ser tratados aquellos pacientes que no presenten ictericia, ascitis o encefalopatía, sangramiento por várices esofágicas y cuyos valores de leucocitos y plaquetas sean normales. No obstante estos resultados iniciales, es necesaria una observación por tiempo prolongado para evaluar los verdaderos efectos acerca de la evolución natural de esta afección. Pero nuestro criterio es favorable al indicar el tratamiento de acuerdo con los resultados globales obtenidos en estos pacientes.

Subject headings: LIVER CIRRHOSIS/diagnosis; HEPATITIS-C LIKE VIRUSES.

  1. Tremolada F, Casarin C, Alberti A, Drago C, Tagger A, Realdi G. Long term follow-up of non-A, non-B (type C) posttransfusión hepatitis. J Hepatol 1992;16:273-81.
  2. Di Bisceglie AM, Hepatitis C (Seminar). Lancet 1998;351:351-5.
  3. _____. Hepatitis C and hepatocellular carcinoma. Hepatology 1997;26:45-85.
  4. Tong MJ, EI-Farra NS, Reikes AR, Co RL. Clinical outcomes after transfusion-associated hepatitis C. N Engl J Med 1995;332:1463-6.
  5. National Institutes of Health Consensus Development Conference Panel Statement, management of hepatitis C. Hepatology 1997;26:25-105.
  6. Llanio R, Beck K. Atlas en colores de laparoscopia. 3 ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1991: 90-1,226-8.
  7. Paquet KJ, Oberhammer E. Sclerotherapy of bleeding esophageal varices by means of endoscopy. Endoscopy 1978;10:7-12.
  8. Padrón GJ, Lemus G, Sánchez G. Evaluación de un sistema para la detección de anticuerpos contra un antígeno sintético del core del virus de la hepatitis C y su prevalencia en donantes de sangre. Biotecnol Aplic 1994;11(2):165-70.
  9. Davis GL. Interferon treatment of cirrhotic patients with chronic hepatitis C: a logical intervention. [Editorial]. Am J Gastroenterol 1994;89:658-60.
  10. Ryff JC. Usefulness of interferon for treatment of hepatitis C. J Hepatol 1995;22:101-9.
  11. International Interferon-alpha Hepatoellular Carcinoma study group. Effect of interferon-alpha on progression of cirrhosis to hepatocellular carcinoma: a retrospective cohort study. Lancet 1998;35:1535-9.
  12. Nishigushi S, Kuroki T, Nakatami S. Randomized trial of effects of interferon-alpha on incidence of hepatocellular carcinoma in chronic active hepatitis C with cirrhosis. Lancet 1995;346:1051-5.
  13. Koretz RL. Interferon and hepatocellular carcinoma. Lancet 1996;347:194.
  14. Andreone P, Cursaro C, Gramenzi A, Trevisani F, Gasbarrini G, Bernardi M. Interferon and hepatocellular carcinoma [letter]. Lancet 1996;347:195.
  15. Beasley RP. The major aetiology of hepatocellular carcinoma. Cancer 1988;61:1942-56.
  16. Saito T, Shinzawa H, Kuboki M, Ishibashi M, Toya H, Okuyama Y, et al. A randomized, controlled trial of human lymphoblastoid interferon in patients with compensated type C cirrhosis. Am J Gastroenterol 1994;89:681-6.


Recibido: 26 de febrero del 2000. Aprobado: 30 de marzo del 2000.
My. Mirtha Infante Velázquez. Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Avenida Monumental, Habana del Este, CP 11700, Ciudad de La Habana, Cuba.
1 Especialista de I Grado en Gastroenterología.
2 Especialista de I Grado en Gastroenterología. Instructora. Aspirante a Investigadora.
3 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Gastroenterología. Profesor Consultante. Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons

2. PERITONITIS BACTERIANA PRIMARIA O ESPONTANEA(PP). Se define como una infección de la cavidad peritoneal sin causa aparente y puede ocurrir tanto en adultos como en niños.

Incluye las situaciones en las que no se observa ningun foco intraabdominal, cuando no se evidencia la fuente de sepsis o cuando está producida por ciertos microorganismos como Pneumococcus, Streptococcus o Mycobacterium tuberculosis. Se observa fundamentalmente en pacientes con cirrosis hepática, aunque aparece en no mas del 10% de los pacientes, incrementándose esta cifra a 18-20 % en casos de cirrosis hepática.

La cirrosis y la ascitis predisponen a la infección por disminución de las proteinas totales y de los niveles del complemento con deterioro en la opsonización bacteriana y disminución de la quimiotaxis y fagocitosis de polimorfonucleares. La probabilidad de un paciente cirrótico con ascitis de desarrollar un primer episodio de peritonitis bacteriana espontanea (PBE) durante el primer año de seguimiento es de aproximadamente del 10%. De todos estos pacientes un 12% no responden al tratamiento antibiotico y fallecen por complicaciones directamente relacionadas con la infección. En otro 20%, a pesar de lograr la curación de la infección se produce un deterioro de la función renal y hepatica. 1

Se puede producir por 4 mecanismos: 1) con origen en el aparato genital femenino, 2) diseminación hematógena de los microorganismos, 3) por migración transmural de bacterias intestinales endógenas, 4) por diseminación de la infección por contiguidad a través de los linfaticos, desde el intestino, páncreas o aparato urinario. En el caso de la PBE la hipótesis mas aceptada sobre su fisiopatología es la siguiente: a) traslocación de las bacterias desde la luz intestinal a los ganglios linfáticos mesentéricos, b) progresión de las bacterias a lo largo de los conductos linfáticos y conducto torácico y contaminación de la sangre, c) bacteriemia prolongada debido a una insuficiente capacidad fagocitaria del SRE, d) formación de liquido ascítico contaminado con bacterias, e) crecimiento incontrolado de bacterias en la ascitis. (Figura 1) 2

Los microorganismos suelen ser cocos Gram positivos como Streptococcus pneumoniae y del Grupo A. En pacientes con cirrosis predominan las infecciones monomicrobianas por microorganismos intestinales sobre todo E.Coli. Decir también que la peritonitis puede ser causada por Mycobacterium tuberculosis en pacientes sin cirrosis hepática, aunque no es ésta una causa frecuente de ingreso en las unidades de cuidados intensivos, de ahi que no entremos en la descripción de la misma. Los pacientes en diálisis peritoneal son también subsidiarios de padecer frecuentemente peritonitis primaria, aunque en la actualidad ha disminuido su casuística. Los microorganismos causales mas frecuentes se encuentran en la Tabla I 2.

La infrecuencia de la peritonitis primaria en todas las formas de ascitis excepto en la secundaria a la hepatopatía enfatiza la importancia del cortocircuito intrahepático en la patogenia de la enfermedad. El sistema reticuloendotelial (SRE) hepático es un sitio importante para la eliminación de bacterias de la sangre, habiéndose demostrado una disminución en la actividad fagocítica en la cirrosis alcohólica, proporcional al grado de severidad de la hepatopatía.

Los factores patogénicos por tanto mas frecuentes en la PBE del cirrótico son: la existencia de hipertensión portal, insuficiencia hepática, disminución de la capacidad fagocitaria del SRE y disminución de la capacidad antibacteriana del líquido ascítico que se correlaciona de forma directa con la concentración de proteinas en el líquido ascítico. El cuadro clinico es semejante al de la peritonitis secundaria con signos y síntomas iniciales como naúseas, fiebre (en el 80% de los casos), vómitos y dolor abdominal. La exploración abdominal muestra dolor generalizado a la palpación abdominal, resistencia muscular y ausencia de ruidos intestinales.

Las manifestaciones de la peritonitis primaria en pacientes cirróticos son mas insidiosas y pueden presentar febrícula con dolor mínimo a la palpación abdominal o sin dolor y el cuadro de peritonitis puede enmascararse por las manifestaciones de descompensación hepática, tales como encefalopatía, síndrome hepatorrenal o aumento en la cantidad de líquido ascítico. La exploración abdominal puede mostrar hipertonía, con dolor de intensidad moderada a la palpación de todo el abdomen, siendo frecuente el dolor a la descompresión abdominal en la PBE. La PBE puede estar presente incluso en ausencia de sintomas.Generalmente no se encuentran los signos tipicos de peritonitis. 3

cuantas pastillas cytotec hay que tomar

➤ Otras complicaciones: la cirrosis es el factor de riesgo más importante para la aparición de cáncer de hígado y esta es una complicación muy grave que aparece en algunos pacientes cirróticos. La cirrosis se sospecha por:
➤ Historia clínica; antecedentes de consumo de alcohol, factores de riesgo para la hepatitis crónica B y C (uso de drogas por vía parenteral, promiscuidad sexual, pareja sexual de enfermos de Hepatitis B o C); fármacos, tratamientos de herbolarios y homeópatas y consumo de drogas; presencia de prurito en la mujer, patología pulmonar o historia familiar de enfermedades hepáticas.

➤ Exploración del paciente; presencia de hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado), esplenomegalia (aumento del bazo), presencia de lesiones cutáneas como las arañas vasculares, telangiectasias en los pómulos o enrojecimiento de las palmas de las manos. ➤ Estudios analíticos; alteración en el número de células sanguíneas, marcadores de la función hepática, o de infecciones por los virus de la hepatitis B o C, entre otros y estudio de la coagulación.

➤ Ecografía abdominal es muy útil y permite frecuentemente el diagnóstico indirecto. ➤ El diagnóstico directo de certeza se realiza mediante biopsia hepática.

Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son: no consumir alcohol en exceso y hacer una consulta inicial para valorar clínica y analíticamente si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis. Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo). La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estadio inicial a las fases avanzadas. En las Cirrosis por Hepatitis B o C, existen distintos fármacos, según el virus causal, indicados para el tratamiento de hepatitis crónica activa o cirrosis hepática. Deben evitarse escrupulosamente las sustancias hepatotóxicas (drogas, algunos medicamentos, plantas medicinales y el alcohol). Tienen tratamiento preventivo o paliativo algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la retención de líquidos y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico. Se emplean tratamientos dietéticos y farmacológicos. Entre los dietéticos está la reducción de la sal para prevenir la retención de líquidos y la de proteínas (carnes, pescados) para la encefalopatía hepática. Como es necesaria una buena nutrición y, hasta que hay riesgo de encefalopatía, la restricción de proteínas no es necesaria, la dieta debe ser siempre supervisada por el médico. A veces se necesitan suplementos de vitaminas y minerales. Entre los fármacos se usan fundamentalmente los diuréticos para tratar la retención de líquidos y los llamados beta-bloqueantes para prevenir las hemorragias digestivas. Pueden ser necesarios otros muchos fármacos para tratar las complicaciones pero la mayor parte de ellos se usan fundamentalmente en el ámbito hospitalario. Finalmente hay que conocer que el tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos. Es muy importante que todo paciente con cirrosis sea visitado por su médico al menos 2 veces al año y siempre que presente alguna complicación. Esto permite al médico estimar más fiablemente el momento en el que el paciente debe ser considerado candidato a trasplante y proceder a su estudio como tal. Esperar a que el paciente esté en muy mala situación por cirrosis muy avanzada aumenta mucho las posibilidades de que el fallecimiento se produzca antes de que de tiempo a realizar el trasplante.

Artículo facilitado por:
Veneno de escorpión azul, tratamiento auxiliar para pacientes con cáncer.

El propósito de este sitio web es meramente informativo, aquí se exponen tratamientos alternativos que han resultado favorables en el tratamiento del cáncer de diversos tipos en pacientes mexicanos; las cuales han sido desarrolladas en cuba a partir de la utilización de veneno de escorpión azul. Este sitio es para información del público en general, se trata el tema de manera sencilla de manera que cualquier persona pueda comprender el funcionamiento del tratamiento contra el cáncer de origen cubano conocido como Escozul, así como la inclusión de algunas opiniones y testimonios.

Si tiene interés de adquirir un producto alternativo para el tratamiento del cáncer existen en Internet muchas instancias dedicadas a su comercialización, sin embargo es probable que requiera atención personalizada por lo que lo invitamos a comunicarse con nosotros; al contactarnos podemos ayudarlo a encontrar juntos la solución a su necesidad. Se ha comprobado que la toxina del escorpión azul (Rophalurus junceus) no interfiere con otros tratamientos que se aplican a pacientes con cáncer, como la quimioterapia, los citostáticos, la cirugía o las radioterapias. Sin embargo produce una mejora sustancial en la calidad de vida de enfermos con cáncer avanzado. Señal el doctor Alfredo E. Lau, médico cirujano y catedrático del hospital León Cuervo de la ciudad cubana de Pinar del Río, el cual dictó una conferencia en el centro de salud Dellser, que tiene un acuerdo con Labiofam, para promover en México sus productos de salud.

Después de quince años de investigación como tratamiento alternativo para el cáncer fueron presentados resultados del veneno del escorpión azul (Rhopalurus Junceus). Por los investigadores Hidelino Pérez Martínez y Caridad Rodríguez Torres. Se ha demostrado cómo al usarse el veneno del escorpión (especie endémica de la isla de Cuba), en el tratamiento de neoplasias y sus síntomas secundarios es un efectivo auxiliar sin que se obstruyan o disminuya los tratamiento oncológicos habituales.

Durante la presentación se dieron a conocer las características bioquímicas, toxicológicas y enzimáticas del nuevo tratamiento. Así como los resultados a la fecha, donde la calidad de vida de los pacientes tratados ha sido a la alta. El protocolo de investigación científica ya obtuvo el registro sanitario donde se destaca que no es tóxico y las vías de aplicación pueden ser oral, nasal, sublingual, cutánea o dentro de la medicina homeopática. Señalado ésto por la representación cubana en la sede diplomática de Cuba en México.

Diversas líneas de investigación se han iniciado para comprobar y promover la efectividad del veneno de escorpión azul. Existen medios serios en Internet que afirman la funcionalidad del medicamento y su uso sobre pacientes regularmente. Otras fuentes interesantes a consultar son las siguientes: CNN, La Jornada, Habana Journal, Wikipedia, Biblioteca virtual en salud de Cuba. El alacrán colorado o escorpión azul (Rhopalurus junceus) es una especie endémica muy particular de los 36 diferentes tipos de alacrán que se encuentran en la isla de Cuba. Se le llama alacrán azul por la característica peculiar de tener un tono azul en su cola y en su aguijón, también es conocido como “alacrán colorado” porque en todo su cuerpo presenta un color rojizo oscuro.

El veneno de escorpión es un compuesto puramente proteico, pues carece de fosfolipasas, proteasas y factores de irritación. La toxina del veneno de los escorpiones es una mezcla compuesta por varios péptidos de bajo peso molecular que tienen efecto sobre los canales iónicos (fundamentalmente de Ca2+, Na+ y K+) en las células de mamíferos e insectos. Estas proteínas de bajo peso molecular inhiben la producción de proteasas en la membrana tumoral. Hernández, et al. coinciden en la acción del veneno asociada con la activación de los canales de sodio Na+ y potasio K+, y mencionan que se ha reportado que esta familia de proteínas mantienen un motivo estructural conservado integrado por un núcleo compacto formado por una α hélice y tres hojas β plegadas.

Su letalidad radica en la presencia de toxinas dirigidas a sitios específicos de la membrana citoplasmática, que modifican el comportamiento de los mecanismos de selección iónica imprescindibles para la fisiología celular Además, se ha descrito que a altas concentraciones (100 μg/mL) la toxina induce apoptósis, asociada por un influjo de Ca2+.

Se sabe que las cadherinas son un grupo de proteínas involucradas en la formación de las uniones intercelulares, estas moléculas son dependientes de Ca+2, el cual influye en la formación del dímero necesario para la unión entre las células. Ha sido ampliamente descrito el papel de las toxinas de diversos grupos animales activando el influjo de este ion calcio, lo cual puede estar relacionado al evento aquí descrito, ya que una disminución del Ca2+ extracelular impide la formación del dímero de cadherina ocasionando una disrupción entre las células. El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Aunque existen muchos tipos de cáncer, todos comienzan debido al crecimiento sin control de las células anormales.

Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen con más rapidez hasta que la persona alcanza la edad adulta. Posteriormente, las células normales de la mayoría de los tejidos sólo se dividen para reemplazar las células desgastadas o moribundas y para reparar las lesiones. Debido a que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, son diferentes de las células normales. En lugar de morir, viven más tiempo que las células normales y continúan formando nuevas células anormales. Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN (Acido Desoxirribonucleico). Esta sustancia se encuentra en todas las células y dirige sus funciones. En las células cancerosas el ADN no se repara. Las personas pueden heredar ADN dañado, que es responsable de los tipos de cáncer hereditarios. Sin embargo, en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de alguna exposición ambiental como el fumar.

Recuerde que no todos los tumores son cancerosos. Los tumores benignos (no cancerosos) no se propagan y, con muy raras excepciones, constituyen una amenaza para la vida. El cáncer se ha padecido desde los albores de la humanidad, malos hábitos, diversos vicios, alimentos poco sanos, sedentarismo, estrés entre otros, son factores de riesgo que han incrementado los tipos de cáncer. Al mismo tiempo la medicina ha ido avanzado en métodos de diagnostico y en tratamientos han ayudado a combatirlo pero que algunos resultan muy agresivos Algunas formas de trabajo que sigue la oncología son:

Cirugía: Es la técnica usada para remover los crecimientos cancerosos, la probabilidad de una cura quirúrgica depende del tamaño, lugar, y etapa de desarrollo de la enfermedad. Radioterapia: Es una técnica para disminuir tumores mediante ondas de alta energía dirigidas a los crecimientos cancerígenos.

Quimioterapia: Tratamiento de pacientes del cáncer con compuestos anticancerosos, tiene efectos secundarios severos como náusea y el vómito, aunque funcionan para atacar el crecimiento o la división celular. Bioterapia: Tratamiento para estimular o restaurar la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra el cáncer, estudia la genética así como estudio de biopreparados.

Además se investiga y experimenta para llevar los resultados a nivel farmacéutico, con el desarrollo de la “Bioterapia” que comprende tratamientos que combaten los desarreglos de los genes que provocan el cáncer tales como la irrigación sanguínea de los tumores. Es un medicamento alternativo natural para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, utilizado En Cuba desde hace más de 20 años. Escozul es el nombre comercial de la solución acuosa del Veneno de un alacrán endémico de la zona oriental de Cuba (Rophalurus Junceus), donde se le conoce como el “alacrán azul” (Escorpión Azul).

Desde inicios de la década de los 90, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Médicas de Guantánamo (zona oriental de Cuba donde habita dicho escorpión ) dirigidos por el Lic. Misael Bordier Chibás, desarrollaron las investigaciones que demostraron las propiedades de este veneno, básicamente un polipéptido, complejiza definir cuál o cuáles de sus componentes son los activos para poder sintetizarlos a nivel de laboratorio y lograr su producción farmacéutica. El veneno se extrae del animal mediante un estímulo eléctrico, un proceso totalmente artesanal. La sustancia extraída es prácticamente transparente, un poco más densa que el agua y perfectamente soluble en ella. Sus principales componentes son proteínas a las que no se les adiciona ningún conservante por lo que necesita refrigeración. Si las condiciones de almacenamiento son las adecuadas debe ser inodoro e insípido.

  • Al ser un producto farmacéutico experimental existen diversas distribuciones y grupos dedicados al comercio del mismo, al mismo tiempo se sabe que hay personas que abusando de la necesidad humana venden productos que no son originales y terminan, en lugar de beneficiar, afectando al paciente.
  • Al no estar catalogado como medicamento por la COFEPRIS, el usuario es responsable de su administración y por consiguiente ser cauteloso con el origen de la adquisición del producto.
  • Al comenzar a percibir mejoras algunos pacientes ignoran el tratamiento habitual recetado por sus médicos lo que puede culminar en un cáncer de mayor peligro consecuencia de la imprudencia. Aunque no se puede mencionar que Escozul sea la cura para el cáncer, sí se puede asegurar que es un tratamiento que mejora en muchos sentidos la calidad de vida de los pacientes enfermos que lo consumen y puede lograr que gocen de un intervalo libre de enfermedad prolongado, lo cual va a depender en gran medida del estado clínico de la enfermedad en el que el paciente comiente a utilizarlo y de las reservas vitales que posea.

    • Aumento del apetito
    • Disminución de dolores
    • Disminución de inflamación
    • Recuperación paulatina de peso
    • Afección al crecimiento tumoral
    • Recuperación clínica y radiológica
    • Normalización progresiva de parámetros hematológicos, hepáticos, renales y otros específicos de cada patología.

    El Escozul actúa inhibiendo la proteasa, una enzima que rodea la membrana de todo tipo de tumor. Se conoce que la proteasa funciona como una especie de hábitat en que el tumor se reproduce y se expande célula por célula. Al impedir la formación de esta membrana en la neoplasia es posible frenar su expansión. No obstante, el Escozul no ataca a la célula maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana.

    Soy una niña de 12 años actualmente soy sobreviviente del CÁNCER gracias a Dios, los médicos y ESCOZUL. Yo tenía 9 años cuando me dijeron que tenía un tumor Cerebral llamado “MEDULOBLASTOMA” y que era canceroso, nos dijeron los médicos que tenían que hacerle una cirugía un poco peligrosa pero que era necesaria. Gracias a Dios salió todo bien, logré salir viva de la cirugía.

  • cual es mejor oxaprost o cytotec

    Artículo facilitado por:
    Veneno de escorpión azul, tratamiento auxiliar para pacientes con cáncer.

    El propósito de este sitio web es meramente informativo, aquí se exponen tratamientos alternativos que han resultado favorables en el tratamiento del cáncer de diversos tipos en pacientes mexicanos; las cuales han sido desarrolladas en cuba a partir de la utilización de veneno de escorpión azul. Este sitio es para información del público en general, se trata el tema de manera sencilla de manera que cualquier persona pueda comprender el funcionamiento del tratamiento contra el cáncer de origen cubano conocido como Escozul, así como la inclusión de algunas opiniones y testimonios.

    Si tiene interés de adquirir un producto alternativo para el tratamiento del cáncer existen en Internet muchas instancias dedicadas a su comercialización, sin embargo es probable que requiera atención personalizada por lo que lo invitamos a comunicarse con nosotros; al contactarnos podemos ayudarlo a encontrar juntos la solución a su necesidad. Se ha comprobado que la toxina del escorpión azul (Rophalurus junceus) no interfiere con otros tratamientos que se aplican a pacientes con cáncer, como la quimioterapia, los citostáticos, la cirugía o las radioterapias. Sin embargo produce una mejora sustancial en la calidad de vida de enfermos con cáncer avanzado. Señal el doctor Alfredo E. Lau, médico cirujano y catedrático del hospital León Cuervo de la ciudad cubana de Pinar del Río, el cual dictó una conferencia en el centro de salud Dellser, que tiene un acuerdo con Labiofam, para promover en México sus productos de salud.

    Después de quince años de investigación como tratamiento alternativo para el cáncer fueron presentados resultados del veneno del escorpión azul (Rhopalurus Junceus). Por los investigadores Hidelino Pérez Martínez y Caridad Rodríguez Torres. Se ha demostrado cómo al usarse el veneno del escorpión (especie endémica de la isla de Cuba), en el tratamiento de neoplasias y sus síntomas secundarios es un efectivo auxiliar sin que se obstruyan o disminuya los tratamiento oncológicos habituales.

    Durante la presentación se dieron a conocer las características bioquímicas, toxicológicas y enzimáticas del nuevo tratamiento. Así como los resultados a la fecha, donde la calidad de vida de los pacientes tratados ha sido a la alta. El protocolo de investigación científica ya obtuvo el registro sanitario donde se destaca que no es tóxico y las vías de aplicación pueden ser oral, nasal, sublingual, cutánea o dentro de la medicina homeopática. Señalado ésto por la representación cubana en la sede diplomática de Cuba en México.

    Diversas líneas de investigación se han iniciado para comprobar y promover la efectividad del veneno de escorpión azul. Existen medios serios en Internet que afirman la funcionalidad del medicamento y su uso sobre pacientes regularmente. Otras fuentes interesantes a consultar son las siguientes: CNN, La Jornada, Habana Journal, Wikipedia, Biblioteca virtual en salud de Cuba. El alacrán colorado o escorpión azul (Rhopalurus junceus) es una especie endémica muy particular de los 36 diferentes tipos de alacrán que se encuentran en la isla de Cuba. Se le llama alacrán azul por la característica peculiar de tener un tono azul en su cola y en su aguijón, también es conocido como “alacrán colorado” porque en todo su cuerpo presenta un color rojizo oscuro.

    El veneno de escorpión es un compuesto puramente proteico, pues carece de fosfolipasas, proteasas y factores de irritación. La toxina del veneno de los escorpiones es una mezcla compuesta por varios péptidos de bajo peso molecular que tienen efecto sobre los canales iónicos (fundamentalmente de Ca2+, Na+ y K+) en las células de mamíferos e insectos. Estas proteínas de bajo peso molecular inhiben la producción de proteasas en la membrana tumoral. Hernández, et al. coinciden en la acción del veneno asociada con la activación de los canales de sodio Na+ y potasio K+, y mencionan que se ha reportado que esta familia de proteínas mantienen un motivo estructural conservado integrado por un núcleo compacto formado por una α hélice y tres hojas β plegadas.

    Su letalidad radica en la presencia de toxinas dirigidas a sitios específicos de la membrana citoplasmática, que modifican el comportamiento de los mecanismos de selección iónica imprescindibles para la fisiología celular Además, se ha descrito que a altas concentraciones (100 μg/mL) la toxina induce apoptósis, asociada por un influjo de Ca2+.

    Se sabe que las cadherinas son un grupo de proteínas involucradas en la formación de las uniones intercelulares, estas moléculas son dependientes de Ca+2, el cual influye en la formación del dímero necesario para la unión entre las células. Ha sido ampliamente descrito el papel de las toxinas de diversos grupos animales activando el influjo de este ion calcio, lo cual puede estar relacionado al evento aquí descrito, ya que una disminución del Ca2+ extracelular impide la formación del dímero de cadherina ocasionando una disrupción entre las células. El cáncer surge cuando las células de alguna parte del cuerpo comienzan a crecer sin control. Aunque existen muchos tipos de cáncer, todos comienzan debido al crecimiento sin control de las células anormales.

    Las células normales del cuerpo crecen, se dividen y mueren en una forma ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las células normales se dividen con más rapidez hasta que la persona alcanza la edad adulta. Posteriormente, las células normales de la mayoría de los tejidos sólo se dividen para reemplazar las células desgastadas o moribundas y para reparar las lesiones. Debido a que las células cancerosas continúan creciendo y dividiéndose, son diferentes de las células normales. En lugar de morir, viven más tiempo que las células normales y continúan formando nuevas células anormales. Las células cancerosas surgen como consecuencia de daños en el ADN (Acido Desoxirribonucleico). Esta sustancia se encuentra en todas las células y dirige sus funciones. En las células cancerosas el ADN no se repara. Las personas pueden heredar ADN dañado, que es responsable de los tipos de cáncer hereditarios. Sin embargo, en muchas ocasiones el ADN de las personas se daña como consecuencia de alguna exposición ambiental como el fumar.

    Recuerde que no todos los tumores son cancerosos. Los tumores benignos (no cancerosos) no se propagan y, con muy raras excepciones, constituyen una amenaza para la vida. El cáncer se ha padecido desde los albores de la humanidad, malos hábitos, diversos vicios, alimentos poco sanos, sedentarismo, estrés entre otros, son factores de riesgo que han incrementado los tipos de cáncer. Al mismo tiempo la medicina ha ido avanzado en métodos de diagnostico y en tratamientos han ayudado a combatirlo pero que algunos resultan muy agresivos Algunas formas de trabajo que sigue la oncología son:

    Cirugía: Es la técnica usada para remover los crecimientos cancerosos, la probabilidad de una cura quirúrgica depende del tamaño, lugar, y etapa de desarrollo de la enfermedad. Radioterapia: Es una técnica para disminuir tumores mediante ondas de alta energía dirigidas a los crecimientos cancerígenos.

    Quimioterapia: Tratamiento de pacientes del cáncer con compuestos anticancerosos, tiene efectos secundarios severos como náusea y el vómito, aunque funcionan para atacar el crecimiento o la división celular. Bioterapia: Tratamiento para estimular o restaurar la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra el cáncer, estudia la genética así como estudio de biopreparados.

    Además se investiga y experimenta para llevar los resultados a nivel farmacéutico, con el desarrollo de la “Bioterapia” que comprende tratamientos que combaten los desarreglos de los genes que provocan el cáncer tales como la irrigación sanguínea de los tumores. Es un medicamento alternativo natural para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades, utilizado En Cuba desde hace más de 20 años. Escozul es el nombre comercial de la solución acuosa del Veneno de un alacrán endémico de la zona oriental de Cuba (Rophalurus Junceus), donde se le conoce como el “alacrán azul” (Escorpión Azul).

    Desde inicios de la década de los 90, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias Médicas de Guantánamo (zona oriental de Cuba donde habita dicho escorpión ) dirigidos por el Lic. Misael Bordier Chibás, desarrollaron las investigaciones que demostraron las propiedades de este veneno, básicamente un polipéptido, complejiza definir cuál o cuáles de sus componentes son los activos para poder sintetizarlos a nivel de laboratorio y lograr su producción farmacéutica. El veneno se extrae del animal mediante un estímulo eléctrico, un proceso totalmente artesanal. La sustancia extraída es prácticamente transparente, un poco más densa que el agua y perfectamente soluble en ella. Sus principales componentes son proteínas a las que no se les adiciona ningún conservante por lo que necesita refrigeración. Si las condiciones de almacenamiento son las adecuadas debe ser inodoro e insípido.

  • Al ser un producto farmacéutico experimental existen diversas distribuciones y grupos dedicados al comercio del mismo, al mismo tiempo se sabe que hay personas que abusando de la necesidad humana venden productos que no son originales y terminan, en lugar de beneficiar, afectando al paciente.
  • Al no estar catalogado como medicamento por la COFEPRIS, el usuario es responsable de su administración y por consiguiente ser cauteloso con el origen de la adquisición del producto.
  • Al comenzar a percibir mejoras algunos pacientes ignoran el tratamiento habitual recetado por sus médicos lo que puede culminar en un cáncer de mayor peligro consecuencia de la imprudencia. Aunque no se puede mencionar que Escozul sea la cura para el cáncer, sí se puede asegurar que es un tratamiento que mejora en muchos sentidos la calidad de vida de los pacientes enfermos que lo consumen y puede lograr que gocen de un intervalo libre de enfermedad prolongado, lo cual va a depender en gran medida del estado clínico de la enfermedad en el que el paciente comiente a utilizarlo y de las reservas vitales que posea.

    • Aumento del apetito
    • Disminución de dolores
    • Disminución de inflamación
    • Recuperación paulatina de peso
    • Afección al crecimiento tumoral
    • Recuperación clínica y radiológica
    • Normalización progresiva de parámetros hematológicos, hepáticos, renales y otros específicos de cada patología.

    El Escozul actúa inhibiendo la proteasa, una enzima que rodea la membrana de todo tipo de tumor. Se conoce que la proteasa funciona como una especie de hábitat en que el tumor se reproduce y se expande célula por célula. Al impedir la formación de esta membrana en la neoplasia es posible frenar su expansión. No obstante, el Escozul no ataca a la célula maligna directamente, sino que actúa evitando su desarrollo inhibiendo la membrana.

    Soy una niña de 12 años actualmente soy sobreviviente del CÁNCER gracias a Dios, los médicos y ESCOZUL. Yo tenía 9 años cuando me dijeron que tenía un tumor Cerebral llamado “MEDULOBLASTOMA” y que era canceroso, nos dijeron los médicos que tenían que hacerle una cirugía un poco peligrosa pero que era necesaria. Gracias a Dios salió todo bien, logré salir viva de la cirugía.

    Mi tratamiento fue de 32 sesiones de radiación, 6 ciclos de Quimioterapia, por la malignidad de mi tumor mi tratamiento fue muy intenso, yo empecé a tomar ESCOZUL antes de comenzar las quimioterapias que fue el 13 de Septiembre del 2008, la verdad le doy gracias a Dios por haberme tomando el ESCOZUL, porque me ayudó mucho. Yo casi no me sentí tan mal como otros niños que yo veía y que me llevaban el mismo tratamiento que yo, hoy por hoy lo sigo tomando y en todos los estudios sigo saliendo bien. Les puedo decir de que a partir del 2008 en cada estudio que me realizan para control he salido gracias a Dios sana, los mismos médicos y mis amiguitos se sorprenden, ya voy a la escuela y hago casi mi vida normal, hasta la fecha sigo tomando ESCOZUL y no quiero dejarlo, pues se cuanto me ha sacado adelante y me ha ayudado.

  • es normal sentir colicos despues de tomar cytotec

    La hepatitis crónica provocada por el virus de la hepatitis C, pero también los virus de la hepatitis B y la coinfección por virus de la hepatitis B y D pueden constituir la causa de esta enfermedad que afecta a 4 de cada 10.000 personas en nuestro país. En la evolución de la cirrosis suele distinguirse entre dos etapas: cirrosis compensada y cirrosis descompensada. Que una persona con cirrosis se encuentre en una u otra fase depende de que haya desarrollado o no complicaciones, de forma que cuando la cirrosis está compensada puede no darse ningún síntoma e incluso puede desconocerse que se sufre la enfermedad. Sin embargo, lo habitual es que la cirrosis se vuelva descompensada con el tiempo, por lo cual es fundamental conseguir un diagnóstico temprano.

    Cuando la cirrosis está descompensada, las complicaciones que pueden experimentarse son muchas y de carácter grave. Todas ellas guardan relación con la hipertensión de la vena porta y la insuficiencia hepatocelular. Las más frecuentes son: - Ascitis. Es la acumulación de líquido en el espacio que existe entre el revestimiento del abdomen y los órganos abdominales como causa de una presión alta en los vasos sanguíneos del hígado y unos niveles bajos de albúmina, una proteína que debe encontrarse en gran proporción en el plasma sanguíneo.

    - Síndrome hepatorrenal. Se trata de una insuficiencia renal progresiva que ocurre cuando los riñones dejan de funcionar y se elimina menos orina del cuerpo. Como consecuencia, los productos de desecho se acumulan en el torrente sanguíneo. - Encefalopatía hepática. Cuando el hígado ya no es capaz de eliminar las toxinas de la sangre, se produce encefalopatía hepática, la pérdida de la función cerebral. Este deterioro, aunque muy grave, suele ser reversible si se trata a tiempo.

    - Hemorragia digestiva. Se tratan de sangrados que suelen darse debido a la existencia de varices esofágicas que se rompen. Aunque no exista un tratamiento que sea capaz de curar la cirrosis, es importante llevar a cabo algunas intervenciones para paliar los síntomas de la enfermedad. De esta forma, resulta fundamental introducir algunos cambios en el estilo de vida que impliquen el seguimiento de una dieta equilibrada (y baja en sodio) y el abandono absoluto del consumo de alcohol.

    De la misma forma, es muy importante disminuir la presión sanguínea, para lo cual pueden emplearse medicamentos o colocar unas pequeñas prótesis cilíndricas en las paredes arteriales (endoprótesis vasculares). También es posible que el especialista decida que es necesario extraer los cálculos biliares que obstruyen el paso de la bilis, para lo cual se estirarán las vías biliares mediante un endoscopio.

    En los estadios más avanzados de la enfermedad es habitual que se plantee el trasplante de hígado como única solución. No existen pruebas a favor o en contra del tratamiento con glucocorticosteroides en pacientes con cirrosis biliar primaria

    La cirrosis biliar primaria es una enfermedad hepática colestásica progresiva crónica de presunta etiología autoinmune. Los glucocorticosteroides deben mejorar la evolución clínica. Sólo se identificaron dos ensayos clínicos aleatorios pequeños sobre este tema. Los ensayos no fueron lo suficientemente grandes en cuanto al tamaño de la muestra o la duración del seguimiento, para permitir evaluar de manera adecuada los cambios en la mortalidad. Los glucocorticosteroides se asociaron con una mejoría en los marcadores séricos de la histología inflamatoria y hepática, ambos de significación clínica incierta. También se asociaron los glucocorticosteroides con eventos adversos, como una reducción en la densidad mineral ósea. Se necesitan más ensayos si se desea evaluar de manera adecuada la efectividad de los glucocorticosteroides. No hay datos suficientes para apoyar o refutar el uso de glucocorticosteroides para los pacientes con cirrosis biliar primaria. Puede ser apropiado considerar un ensayo clínico aleatorio prospectivo amplio para este tema.

    La cirrosis biliar primaria es una enfermedad hepática colestásica progresiva crónica de posible etiología autoinmune, que se caracteriza por la destrucción de los conductos biliares intrahepáticos de pequeño diámetro y finalmente causar el desarrollo de cirrosis e insuficiencia hepática. Su evolución puede estar influida por la inmunosupresión. Los glucocorticosteroides son agentes inmunosupresores potentes, pero se los asocia con efectos adversos significativos como la osteoporosis. Evaluar sistemáticamente los efectos beneficiosos y perjudiciales de los glucocorticosteroides versus placebo o la ausencia de intervención para los pacientes con cirrosis biliar primaria.

    Se realizaron búsquedas en el EMBASEMEDLINERegistro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (Cochrane Hepato-Biliary Group),The Cochrane Library,, y en los textos completos de los estudios identificados, hasta junio de 2004. La estrategia de búsqueda incluyó términos para cirrosis biliar primaria y glucocorticosteroides (incluso los nombres de las preparaciones frecuentemente utilizadas). Se estableció contacto con grupos de investigación y fabricantes para obtener referencias adicionales. No se aplicó ninguna restricción de idioma. Se incluyeron ensayos clínicos aleatorios a doble ciego, simple ciego o sin cegamiento que evaluaban ensayos de preparaciones de glucocorticosteroides versus placebo o ausencia de intervención en pacientes con cirrosis biliar primaria, diagnosticada mediante pruebas de función hepática anormales y anticuerpos antimitocondriales o histología. Se permitieron agentes adicionales si se los administraba a ambos grupos de la misma forma.

    Se evaluó la calidad de los ensayos clínicos aleatorios mediante componentes metodológicos (generación de la secuencia de asignación; ocultamiento de la asignación; cegamiento y seguimiento). Los análisis se realizaron según el método de intención de tratar (intention-to-treat) y los datos faltantes se explicaron mediante imputación. Se identificaron sólo dos ensayos con poder estadístico insuficiente (36 y 40 pacientes informados). Estos fueron notablemente diferentes en cuanto a los criterios de inclusión y protocolos de tratamiento. Ambos informaron que utilizaron placebo. Sin embargo, el ocultamiento de la asignación no fue claro. Sólo un ensayo informó la muerte de los pacientes. No se identificó una mejoría significativa sobre la mortalidad (odds-ratio [OR] 0,42; intervalo de confianza [IC] del 95%; 0,10 a 1,76). Se identificaron mejorías en los marcadores séricos de inflamación e histología hepática. Los marcadores pronóstico posiblemente vinculados, como la bilirrubina y la albúmina, se informaron de manera incompleta. La densidad mineral ósea (diferencia de medias ponderada -2,84%; IC del 95%: -4,16 a -1,53) y el número de pacientes con eventos adversos (OR 8,99; IC del 95%: 2,15 a 37,58) aumentaron de manera significativa en el grupo con glucocorticosteroides.

    OBJETIVOS GENERAL 2. OBJETIVO ESPECÍFICOS 5. PATRONES DE RESPUESTA HUMANA ALTERADOS 6. DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA IDENTIFICADOS 7. INTERVENCIONES DE ENFERMERÍA Y RECOMENDACIONES 8. CONCLUSIONES 9. ANEXO 1. APARATO DIGESTIVO 10. ANEXO 2. CIRROSIS HEPÁTICA ALCOHÓLICO NUTRICIONAL 11. BIBLIOGRAFÍA 3 4 4 4 6 6 10 12 13 26 37 1. INTRODUCCION El alcohol es, probablemente, la droga más antigua conocida por el hombre. Su uso data…. enzimas: proteasas, amilasa, nucleasas y lipasas. Una persona sana secreta de 1.2 a 1.5 litros de jugo pancreático al día. El pH del jugo pancreático es de 8 y actúa a una temperatura aproximada de 25 a 37 °C. Por otro lado se cuenta también con la secreción Hepática, considerándose al hígado como la glándula más grande del organismo, formada por hepatocitos que adoptan una disposición en láminas formando los lobulillos hepáticos. La secreción biliar es sintetizada y secretada por el hepatocito a los canalículos….

    Congestión hepática Congestión es el aumento del flujo sanguíneo en un órgano o tejido determinado consecutivo a un mayor volumen sanguíneo en el lecho venoso, o bien por su drenaje defectuoso. Dado el enorme flujo sanguíneo a través del hígado, no es sorprendente que las alteraciones circulatorias tengan un impacto considerable sobre este órgano. El bloqueo de la vena porta, por ejemplo, puede ser insidioso y bien tolerado, o puede ser un acontecimiento catastrófico y potencialmente letal; la mayoría…. de la cirrosis del hígado son asintomáticos. Algunos síntomas clínicos zona manifiesta de la siguiente manera. El tejido cicatrizal se sustituye por células sanas y la función del hígado comienza a fallar y los siguientes síntomas de la cirrosis del hígado son sentidas por los pacientes. * Pérdida de apetito debido a una alteración del nivel de enzimas hepáticas es el principal síntoma de la cirrosis hepática. * Fatiga debido a un metabolismo lento es el síntoma de la cirrosis hepática. * La….

    estas habilidades contribuye a la mejora de la atención del profesional de enfermería al cuidado de la salud del cliente, incluyendo el nivel de salud del mismo, y de su familia. PROCESO DE ATENCION DE ENFERMERIA CASO CLINICO PACIENTE CON CIRROSIS HEPATICA DATOS DEL CASO Nombre: J. P.Q Sexo: masculino Etapa de Vida: Adulto Mayor Edad Cronológica: 85 años Lugar de Nacimiento: TACNA Grado de Instrucción: Primaria…. INTRODUCCION En el presente trabajo se hablará sobre Cirrosis Hepática en el cual se mencionarán los factores que conllevan a esta enfermedad, sus síntomas, su tratamiento, su prevención etcétera. Realicé esta investigación porque se me hizo muy importante, ya que es unos de los principales problemas de salud en México y afecta principalmente a los hombres. La cirrosis hepática es uno de los principales problemas de salud en México, ya que es la sexta causa de mortalidad general y la tercera….

    HIGADO NORMAL - ATROFIA HEPÀTICA HIGADO NORMAL Células hepáticas: las células hepáticas o hepatocitos tienen una forma poliédrica de unos 30 mm de diámetro. Su núcleo es central y único, con uno o más nucléolos. El citoplasma tiene un aspecto granular y contiene gran cantidad de glucógeno. En su interior pueden observarse pigmentos, habitualmente lipofuscina. Las células hepáticas se disponen en láminas de una célula de espesor, denominadas trabéculas, entre los espacios…. Glucogenolisis hepatica La glucogenolisis se activa en el hígado en respuesta de una demanda de glucosa en la sangre ya sea por utilización durante el estadio postabsortivo o para la utilización aumentada de glucosa en resouesta al estrés. 1.- comienza con la eliminación de los abundantes de residuos externos de glucosa alfa -4 en el glucógeno. esto se realiza mediante una hidrolasa, si no por la glucógeno fosforilasa, una enzima que utiliza el fosfato citosolico y libera glucosa del glucógeno….

    sobre Cirrosis hepática, en la cual se encontraran tratamientos efectivos, cuidados hacia el paciente, indicaciones y preparación para la familia con la intención de inculcar algo de enseñanza a quien la necesita y le sea de utilidad. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA. PREGUNTA DE INVESTIGACION. ¿Qué cuidados de enfermería se le deben de realizar a un paciente masculino de 35 a 45 años que lleva un tratamiento de cirrosis hepática…. CIRROSIS HEPATICA INTRODUCCION La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado, consistente en la muerte progresiva del tejido hepático normal y su sustitución por tejido fibroso, lo que lleva a la incapacidad del hígado para ejercer sus funciones de detoxificación del organismo, conocido como insuficiencia hepática, fenómenos de sangrado, es decir, una coagulopatía, el aumento de presión en la vena porta, que causa acumulación de líquido en el abdomen también conocido como ascitis y dilatación….

    Alcachofa en pastillas: Alcachofa en infusión: La cirrosis es una enfermedad hepática que puede traernos problemas muy graves. El hígado es un organos que de…
    Video Rating: 4 / 5 Hola soy de san luis potosi mex y mi pregunta espor cuanto tiempo se debe
    tomar el remedio de antemano le agradesco por sus consejos y sus remedios
    bay

    Nececito algun telefono a donde yamar hola disculpa donde puedo encontrar el extracto de ALCACHOFA o el EXTRACTO
    DE ALCACHOFERA espero tu respuesta en mi pagina. ….

    Dejad vuestros comentarios, sugerencias o demás remedios para estos
    problemas de hígado. Un saludo y gracias 🙂 hola yo soy de ecuador y deseo saber donde se puede encontrar la
    alcachofera, luego de un inplante de los dientes que me hice y desde ese
    dia ya no puedo dormir ni estar trankilo, y luego de ir de emergencia a un
    hospital me dijeron que yo tengo una depresion. y inflamado mi higado y
    por eso deseo seguir tratamiento para la inflamacion del higado y me de la
    informacion les daree las gracias desde el fondo de mi corazon

    Buen video muchs gracias, like y me suscribo.. saludos desde Washington,
    D.C. EUA HOLA MUCHAS GRACIAS POR EL VÍDEO, EXPLICATIVO, TENGO A PAPA, CON ASCITIS
    ,UNA ENFERMEDAD DEL HÍGADO, TIENE 80 AÑOS, ME GUSTARÍA SABER, SI EL
    PODRÍA TOMAR, ALCACHOFERA, PARA ENCONTRAR MEJORÍA DE SU ASCITIS, UN
    ABRAZO Y GRACIAS POR SU INFORMACIÓN …

    Gracias por su informacion lo tomare muy en cuenta y ojala no sea tarde
    para que le ayude a alguien que amo y quiero setoma en te y si. lotienes ke colar amigo.?

    Hola me llamo omar. amigo me gusta su video,necesito un gran favor, mi
    amigo le descubrieron cirrozis hace un mes, y esta muy flaco y devil ya no
    puede trabajar vive en new york long island … El favor que le pido es:
    que me explique si la alcachofa se toma en té hervido con todo y la
    alcachofa ó la cuelo en el colador? De antemano Pido disculpa por no
    entender castellano gracias y espero su respuesta? Por cuánto tiempo hay que tomarlo?

    hola soy de argentina tergo a mi padre con cirrocis k cura ay x favor
    gracias? Por cuánto tiempo hay que tomarlo?

    tome cytotec y no pasó nada

    La exposición a estos químicos aumenta el riesgo de padecer angiosarcoma del hígado (lea “ ¿Qué es el cáncer del hígado?”). También aumentan el riesgo de padecer colangiocarcinoma y cáncer hepatocelular, pero a un grado mucho menor. El cloruro de vinilo es un químico que se usa en la fabricación de algunos tipos de plástico. El thorotrast es un químico que se les inyectaba antes a algunos pacientes como parte de ciertas pruebas radiológicas. Cuando se identificaron las propiedades cancerígenas de estos químicos, se tomaron medidas para eliminarlos o para reducir la exposición a éstos. El thorotrast ya no se usa y la exposición de los trabajadores al cloruro de vinilo está regulada estrictamente. Los esteroides anabólicos son hormonas masculinas que algunos atletas utilizan para aumentar su fuerza y masa muscular. El uso prolongado de los esteroides anabólicos puede aumentar levemente el riesgo de cáncer hepatocelular. Los esteroides parecidos a la cortisona, como la hidrocortisona, la prednisona y la dexametasona, no conllevan este mismo riesgo.

    El consumo de agua contaminada naturalmente con arsénico, como la obtenida de algunos pozos, aumenta con el pasar de mucho tiempo el riesgo de algunos tipos de cáncer de hígado. Esto es más común en partes del este de Asia, aunque también puede ser un asunto de preocupación en algunas áreas de los Estados Unidos. La infección por el parásito que causa esquistosomiasis puede causar daño hepático y está vinculado al cáncer de hígado. Este parásito no se encuentra en los Estados Unidos, pero la infección puede ocurrir en Asia, África y Sur América.

    Fumar aumenta el riesgo de padecer cáncer de hígado. Las personas que han dejado de fumar tienen un menor riesgo que los fumadores actuales, aunque ambos grupos tienen un mayor riesgo que las personas que nunca han fumado. En pocos casos, las pastillas anticonceptivas pueden causar tumores benignos llamados adenomas hepáticos. Sin embargo, se desconoce si aumentan el riesgo de cáncer hepatocelular. Algunos de los estudios que han analizado este asunto han sugerido que pudiera haber una asociación, aunque la mayoría de los estudios no fueron de alta calidad y evaluaron tipos de pastillas que ya no se usan. Las pastillas anticonceptivas modernas tienen diferentes tipos de estrógeno, diferentes dosis de estrógeno y diferentes combinaciones de estrógenos con otras hormonas. No se conoce si las pastillas nuevas aumentan el riesgo de cáncer de hígado.

    A encefalopatia hepática, também conhecida como coma hepático, é uma perturbação pela qual a função cerebral se deteriora devido a altas quantidades de substâncias tóxicas presentes no sangue – substâncias estas que deveriam ter sido eliminadas pelo fígado. NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

    As causas exatas da encefalopatia hepática ainda são desconhecidas. Sabe-se, no entanto, que a encefalopatia hepática é causada por distúrbios que afetam o fígado, entre eles estão os que reduzem a função hepática (como cirrose ou hepatite) e doenças nas quais a circulação sanguínea não penetra no fígado. Uma importante função do fígado é transformar substâncias tóxicas produzidas pelo corpo ou ingeridas (como remédios) em substâncias inofensivas. No entanto, quando o fígado está prejudicado, essas substâncias podem se acumular na corrente sanguínea. A amônia, por exemplo, que é produzida pelo corpo quando as proteínas são digeridas, é uma das substâncias tóxicas neutralizadas pelo fígado. Várias outras substâncias podem se acumular no corpo se o fígado não funcionar bem. A presença dessas substâncias no sangue pode causar sérios danos ao sistema nervoso.

    A encefalopatia hepática é muito comum em pessoas diagnosticadas com doença hepática crônica, mas também pode ocorrer repentinamente em pessoas que nunca apresentaram problemas no fígado antes. A encefalopatia hepática pode ser desencadeada por:

    • Desidratação
    • Ingestão de proteínas em excesso
    • Anormalidades dos eletrólitos (principalmente redução do nível de potássio) resultantes de vômitos ou por causa de alguns tipos de tratamentos e medicamentos, como diuréticos
    • Sangramentos do intestino, estômago ou esôfago
    • Infecções
    • Problemas renais
    • Baixos níveis de oxigênio no corpo
    • Complicações na colocação do desvio
    • Cirurgia
    • Uso de medicamentos que inibem o sistema nervoso central.

    A encefalopatia hepática pode ocorrer como um distúrbio agudo e reversível ou como um distúrbio crônico e progressivo associado à doença hepática crônica.

    Fatores que aumentam as chances de uma pessoa desenvolver encefalopatia hepática incluem:

    • Cirrose
    • Algumas condições que afetam os níveis de fluidos e eletrólitos, como hiponatremia e hipercalemia
    • Insuficiência renal aguda
    • Insuficiência renal crônica
    • Infecções
    • Sangramento gastrointestinal
    • Certos medicamentos, como sedativos e antiepilépticos
    • Prisão de ventre
    • Hepatite infecciosa ou autoimune.

    NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

    Os sintomas podem aparecer aos poucos e se agravar gradualmente, como também podem aparecer de repente e serem graves desde o início. Alguns sinais moderados podem ser notados quando a doença ainda está no início, como:

    • Hálito bolorento ou doce
    • Alterações no sono
    • Mudanças no raciocínio
    • Leve confusão
    • Esquecimento
    • Confusão mental
    • Mudanças de humor e de personalidade
    • Falta de concentração
    • Baixa capacidade de discernimento
    • Piora na escrita ou perda de outros movimentos manuais.

    Já os sintomas mais graves incluem:

    • Movimentos anormais ou tremores nas mãos ou braços
    • Agitação, excitação ou convulsões (estes ocorrem raramente)
    • Desorientação
    • Sonolência ou confusão
    • Comportamento inadequado ou alterações graves de personalidade
    • Fala arrastada
    • Movimento lento ou arrastado.

    O paciente com encefalopatia hepática pode tornar-se inconsciente e indiferente, com grande possibilidade de entrar em coma. Pacientes com encefalopatia hepática muitas vezes não são capazes de cuidar de si mesmos por causa desses sintomas e precisam de acompanhamento médico e ajuda familiar. NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

    NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Entre em contato com um médico se ocorrerem mudanças no estado mental ou outros problemas no sistema nervoso, principalmente se existe certeza ou pelo menos suspeita de doença hepática. A encefalopatia hepática pode piorar rapidamente e se tornar uma condição de emergência, muitas vezes irreversível se não houver atendimento médico.

    Entre as especialidades que podem diagnosticar uma encefalopatia hepática estão:

    • Neurologia
    • Gastroenterologia ou hepatologista.

    Estar preparado para a consulta pode facilitar o diagnóstico e otimizar o tempo. Dessa forma, você já pode chegar à consulta com algumas informações:

    • Uma lista com todos os sintomas e há quanto tempo eles apareceram
    • Histórico médico, incluindo outras condições que o paciente tenha e medicamentos ou suplementos que ele tome com regularidade.

    O médico provavelmente fará uma série de perguntas, tais como:

    • Quais foram os sintomas apresentados até aqui?
    • Quando os sintomas surgiram?
    • Qual a intensidade dos sintomas?
    • Você ou seu ente querido foram diagnosticados recentemente com alguma doença hepática?
    • Você ou seu ente querido têm doença hepática crônica?
    • Entre os sintomas apresentados, estão presentes casos esporádicos de esquecimento, confusão mental, confusão, alterações no sono, mudanças de humor e problemas de concentração?.

    O médico realizará um exame físico e poderá diagnosticar, também, por meio da observação clínica, principalmente no que diz respeito aos sinais emitidos pelo sistema nervoso de que alguma coisa está errada. Estes sinais podem variar:

    • Falta de coordenação e tremores nas mãos ao tentar estender os braços à frente do corpo e levantá-los
    • Estado mental anormal, principalmente as funções cognitivas (raciocínio), como traçar linhas para conectar números
    • Sinais de doença hepática, como pele e olhos amarelados (icterícia) e retenção de líquido no abdome (ascite), e, ocasionalmente, um odor bolorento no hálito e na urina.

    A observação clínica, porém, não é suficiente para fazer o diagnóstico preciso. O médico deverá solicitar alguns exames, que podem incluir:

    • Hemograma completo ou hematócrito para verificar se há anemia
    • Tomografia computadorizada da cabeça ou ressonância magnética
    • Eletroencefalograma
    • Exames de função hepática
    • Tempo de protrombina
    • Níveis séricos de amônia
    • Níveis de sódio no sangue
    • Níveis de potássio no sangue
    • Nitrogênio úrico no sangue (BUN) e creatinina para verificar o funcionamento renal.

    NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

    En esta hoja se describen algunas pruebas comunes que se realizan para el diagnóstico o tratamiento de problemas hepáticos. El proveedor de atención médica le dirá cuáles son las pruebas que necesita. Algunos procedimientos para examinar el hígado

    A continuación se indican los procedimientos que se realizan para observar el estado o el funcionamiento del hígado y de los órganos relacionados con él (como la vesícula biliar o los conductos biliares). La biopsia del hígado es un procedimiento para determinar si hay daños en el tejido hepático. Se utiliza una aguja para extraer una pequeña muestra de tejido del hígado. Esta muestra se examina en el laboratorio para determinar si hay señales de inflamación, formación de tejido cicatricial u otros problemas.

    La tomografía computarizada muestra una imagen tridimensional del hígado y de la vesícula biliar que permite observar si hay cálculos (piedras), abscesos, anomalías en los vasos sanguíneos o tumores. La colangiopancreatografía endoscópica retrógrada es un procedimiento que puede revelar si existe obstrucción o estrechamiento de los conductos biliares. Se inserta un endoscopio (un tubo pequeño y flexible) en la boca. El endoscopio se pasa a través del esófago y del estómago, hasta la parte superior del intestino delgado, donde desembocan los conductos biliares. Se introduce un tinte de contraste a través del endoscopio para facilitar la visualización de los conductos biliares en las radiografías. El médico puede tomar muestras de tejido o fluidos utilizando instrumentos introducidos en el endoscopio. Estas muestras se envían a un laboratorio para ser examinadas.

    cuanto tiempo dura el dolor del cytotec

    Dependiendo de la severidad de la enfermedad, los signos pueden ser muy discretos (tales como fatiga o hipoalbuminemia, por ejemplo) o muy intensos (tales como hemorragias por várices). Exámenes de imagen pueden colaborar con el diagnóstico, pero la confirmación se debe hacer con la biopsia hepática.

    Cuando la cirrosis ya está establecida, las pruebas de las funciones hepáticas suelen estar muy alteradas. El médico deberá buscar también la causa de la cirrosis, aunque en algunos casos no será capaz de determinarla.

    Si la enfermedad no está en un grado muy avanzado, puede haber mejoría si se logran eliminar las causas de la enfermedad. La recuperación del hígado es posible porque su capacidad regenerativa es muy grande.

    El órgano puede perder más de dos tercios de su estructura y la porción restante puede crecer hasta alcanzar un tamaño prácticamente normal. Es algo similar a lo que sucede en un trasplante, donde el receptor recibe sólo una porción del hígado del donante, que luego crece de forma gradual.

    Como el trasplante sólo se indica en casos muy graves, en los demás casos es necesario intentar la detección precoz y el tratamiento de las complicaciones, procediéndose así a las intervenciones requeridas. Se puede hacer el tratamiento farmacológico de algunos de sus síntomas, tales como la ictericia, la ascitis y la encefalopatía hepática, entre otros.

    Pero en todos los casos es el médico responsable quien deberá hacer la prescripción de los medicamentos de acuerdo al historial clínico del paciente. En estos casos terminales, en que las funciones del hígado están totalmente comprometidas, la enfermedad es irreversible y el transplante es la única solución para su cura definitiva.

    El tratamiento propuesto consiste en una dieta de desintoxicación suave y rica en frutas frescas y granos enteros. A continuación te mostramos un ejemplo de dieta diaria:

    Zumo de fruta, o fruta picada con copos de cereales y un poco de cuajada magra. Según la aceptación, pueden incluirse algunas almendras.

    Como variación, yogur de leche de cabra (o yogur descremado común) con plátano y papaya. Ensalada o jugo de zanahoria cruda con germinados y verduras cocidas.

    Arroz integral o maíz cocido. Los frijoles usualmente agravan la indigestión, pero se puede usar algo del caldo, o un poco de garbanzos cocidos.

    Dependiendo de la aceptación, se puede incluir tofu o una pequeña rebanada de huevo bien cocido. Pasteles horneados, muy ligeros, con relleno simple (legumbres, por ejemplo), ayudan a abrir el apetito.

    Parecido al almuerzo, pero más liviano. Sugerimos la ingestión de fruta, galletas de arroz integral o un jugo natural.

    La regla de oro aquí es la masticación lenta y completa de los alimentos. Hay casos en que el paciente sólo podrá consumir pequeñas cantidades de alimentos a la vez, por lo que serán requeridas varias comidas pequeñas.

    En ciertos casos puede ser necesaria una dieta de jugos naturales por varios días. Deben ser tomados zumos de tres en 3 horas, tales como de manzana, zanahoria con apio y naranja, por ejemplo. Los siguientes remedios caseros ayudan a mejorar la cirrosis hepática cuando la enfermedad está en sus etapas iniciales.

    Recuerda que en los casos más severos es necesario que un médico indique el tratamiento. Remedio casero para la cirrosis: semillas de papaya con limón

    Las semillas de la papaya son buenos remedios caseros para tratar la cirrosis hepática. Debes batir las semillas para extraer el jugo y mezclarlo con dos cucharadas de zumo de limón.

    Tómalo 2 veces al día para mejorar la función hepática. El comino es uno de los mejores remedios naturales para mejorar la cirrosis.

    Para prepararlo, deberás usar dos vasos de agua, dos cucharadas de yogur natural y 2 cucharadas de polvo de semillas de comino. Añádele sal al gusto. La idea es hacer un suero de leche.

    Es útil para mantener niveles sanos de bacterias en el cuerpo, lo que ayuda a la digestión. La zanahoria es rica en betacaroteno y la espinaca es una fuente rica de hierro.

    Lava dos zanahorias y algunas hojas de espinacas. Lleva los ingredientes a la licuadora hasta obtener una pasta bien fina y luego pasa la mezcla a través de un tamiz fino para extraer su jugo.

    Bebe este jugo para obtener un poco de alivio de los síntomas de la cirrosis y fortalecer el hígado. El vinagre de sidra de manzana es bueno porque ayuda a mejorar el metabolismo de la grasa.

    Pero además, funciona como un buen agente desintoxicante para el hígado. Para preparar este remedio casero necesitarás un vaso de agua al que deberás añadirle una cucharada de vinagre de sidra de manzana y una cucharadita de miel.

    Bebe esta mezcla tres veces al día para obtener un hígado sano. La linaza es un buen remedio casero para la cirrosis

    como actua el pyridium