44. TAYLOR-ROBINSON SD, FOSTER GR, ARORA S, ET AL. Increase in primary liver cell cancer in the UK, 1979–1994. Lancet 1997;350:1142–3. 45. OKUDA K, FUJIMOTO I, HANAI A, et al. Changing incidence of hepatocellular carcinoma in Japan. Cancer Res 1987;47:4967–72.

46. ARROYO V, RODES J, GUTIERREZ LIZARRAGA MA, REVERT L. Prognostic value of spontaneous hyponatremia in cirrhosis con ascites. Am J Dig Dis 1976; 21:249-256 47. ANGELI P, WONG F, WATSON H, GINES P. Hyponatremia in cirrosis: results of a patient Population Survey. Hepatology 2006; 44: 1535-42

48. LAY CS, TSAI YT, TEG C, et al. Endoscopic variceal prophylaxis of fi rst variceal in bleeding in cirrhotic patients with high risk esophageal varices. Hepatology 1997; 25: 1346-1350. 49. KIM T, SHIJO H, KOKAWA H, TOKUMITSU H et al. Risk factors for hemorrhage from gastric fundal varices. Hepatology 1997; 25: 306-312

Cualquier enfermedad que produzca una inflamación crónica del hígado puede, en el curso de años, llegar a producir cirrosis. Son varias las complicaciones que pueden desembocar en una cirrosis hepática, por ello esta puede ser una forma de enfermar, más que una enfermedad en sí.
La importancia del hígado y sus enfermedades muchas veces pasan desapercibidas, y lo grave del asunto es que, si no se trata a tiempo, la consecuencia prácticamente inmediata es la muerte.

La cirrosis hepática es una inflamación crónica del hígado que provoca la aparición de fibrosis (formación de cicatrices) y de nódulos, por una acumulación desordenada de los hepatocitos (células del hígado) produciendo una disminución de sus funciones y bloqueando parcialmente la circulación de la sangre a través del hígado. El hígado es la víscera más grande del cuerpo humano con más de 500 funciones entre las que se destacan la producción de nueva y rápida energía cuando el cuerpo la necesita, previene la escasez de energía almacenando varia vitaminas, minerales y azúcares, produce sustancias proteicas en el cuerpo, regula la coagulación de la sangre, produce bilis y ayuda a la digestión de los alimentos; controla la producción y excreción de colesterol; destruye sustancias tóxicas, descompone los alcoholes, controla y mantiene los niveles propios de muchos químicos y drogas en la sangre.

La cirrosis tiene varias causas. En algunos países, las causas más comunes de cirrosis son el consumo abundante de alcohol y la hepatitis C crónica. La obesidad se está convirtiendo en una causa común de cirrosis, ya sea como causa única o en combinación con el alcohol, con la hepatitis C o con ambos. Muchas personas con cirrosis tienen más de una causa de daño hepático.
La cirrosis no es causada por trauma de hígado u otras causas de daño agudo o de corto plazo. Generalmente, años de lesión crónica son necesarios para causar la cirrosis. La mayoría de las personas que consumen alcohol no sufren daño hepático. Pero el consumo abundante de alcohol durante varios años puede causar una lesión crónica en el hígado. La cantidad de alcohol necesaria para provocar daño hepático varía mucho de una persona a otra. En el caso de las mujeres, consumir de dos a tres tragos (incluidos la cerveza y el vino) por día y en el caso de los hombres, de tres a cuatro tragos por día, puede provocar daño hepático y cirrosis. En el pasado, la cirrosis relacionada con el alcohol causaba más muertes que la cirrosis provocada por cualquier otra causa. Las muertes que son consecuencia de la cirrosis relacionada con la obesidad están aumentando.

El virus de la hepatitis C es una infección hepática que se transmite por contacto con la sangre de una persona infectada. La hepatitis C crónica provoca inflamación y daño al hígado que con el tiempo puede causar cirrosis. El virus de la hepatitis B es una infección hepática que se transmite por contacto con la sangre, semen u otro fluido corporal de una persona infectada. La hepatitis B, como la hepatitis C, provoca inflamación y lesiones al hígado que pueden provocar la cirrosis. La vacuna contra la hepatitis B se les administra a todos los bebés y a muchos adultos para prevenir el virus. La hepatitis D: es otro virus que infecta el hígado y puede provocar cirrosis, pero sólo se presenta en personas que ya tienen hepatitis B.

aquí se provoca un aumento de la grasa en el hígado que finalmente causa la cirrosis. Esta enfermedad hepática cada vez más común está asociada con la obesidad, la diabetes, la desnutrición proteica, la enfermedad de las arterias coronarias y los medicamentos corticoesteroides. Esta forma de hepatitis es causada por un ataque del sistema inmunitario del cuerpo a las células del hígado, lo que provoca inflamación, daño y finalmente cirrosis. Los investigadores creen que hay factores genéticos que pueden hacer que algunas personas sean más propensas a las enfermedades autoinmunes. Alrededor de un 70 por ciento de las personas con hepatitis autoinmune son mujeres.

Varias enfermedades pueden dañar o destruir las vías por donde se transporta la bilis desde el hígado, lo que provoca el reflujo de la bilis en el hígado y cause cirrosis. En los adultos, la afección más común de esta categoría es la cirrosis biliar primaria, enfermedad en la que las vías biliares se inflaman y se dañan y, finalmente, desaparecen. La cirrosis biliar secundaria puede presentarse si las vías se atan o lesionan por error durante una cirugía de vesícula biliar. La colangitis esclerosante primaria es otra afección que provoca daño y cicatrices en las vías biliares. En los bebés, el síndrome de Alagille o la atresia biliar, afecciones en las que las vías no existen o están lesionadas, comúnmente provocan daño del hígado.
Enfermedades hereditarias. La fibrosis quística, el déficit de alfa-1-antitripsina, la hemocromatosis, la enfermedad de Wilson, la galactosemia y las glicogenosis son enfermedades hereditarias que interfieren con la forma en que el hígado produce, procesa y almacena enzimas, proteínas, metales y otras sustancias que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente. Estas afecciones pueden causar cirrosis. Otras causas de cirrosis pueden ser las reacciones a medicamentos, la exposición prolongada a químicos tóxicos, las infecciones parasitarias y los ataques repetidos de insuficiencia cardíaca con congestión del hígado.

La consecuencia del daño en el hígado. producto de las enfermedades hepáticas, es la insuficiencia del órgano para cumplir sus funciones, acarreando complicaciones en el organismo. Además, se puede presentar resistencia al paso de sangre en el hígado, originando una hipertensión portal que deriva en sangrado por las varices del esófago o ascitis, por acumulación de líquido en la zona abdominal. Muchas personas con cirrosis no presentan síntomas en las primeras etapas de la enfermedad. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, la persona puede experimentar los siguientes síntomas:
• debilidad
• fatiga
• pérdida del apetito
• náuseas
• vómitos
• pérdida de peso
• dolor abdominal e hinchazón cuando se acumula líquido en el abdomen
• picazón
• vasos sanguíneos en forma de araña cerca de la superficie de la piel

Si por el contrario la cirrosis es descompensada los síntomas son:
Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis)
Coloración amarillenta de la piel y mucosas (ictericia)
Trastornos de la conciencia (encefalopatía hepática). La E.H. es un trastorno neurológico, con una disminución variable del nivel de consciencia que va del adormecimiento al coma, y psiquiátrico habitualmente reversible con el tratamiento, que puede aparecer en las cirrosis descompensadas. Esta alteración tiene una serie de factores desencadenantes como: estreñimiento, consumo de sedantes, infecciones, consumo excesivo de proteínas, abuso de diuréticos y hemorragia digestiva entre otros. Hemorragia digestiva por rotura de varices esofágicas (Las varices esofágicas se producen cuando debido a la obstrucción y dificultad del flujo sanguíneo a su paso por el hígado, aumenta la presión de la vena encargada de suministrar al mismo (vena porta), provocando un aumento o dilatación de las venas que tenemos en el esófago).

El diagnóstico de cirrosis generalmente se basa en la presencia de un factor de riesgo para cirrosis, como por ejemplo el consumo de alcohol o la obesidad, y se confirma mediante exámenes físicos, pruebas de sangre e imágenes. El médico preguntará acerca de la historia médica y los síntomas de la persona y realizará un examen físico completo para buscar signos clínicos de la enfermedad. Por ejemplo, en el examen abdominal, el hígado puede sentirse duro o agrandado con signos de ascitis. El médico indicará pruebas de sangre que pueden resultar útiles para evaluar el hígado y aumentar la sospecha de cirrosis. Para ver en el hígado signos de aumento de tamaño, flujo sanguíneo reducido o ascitis, el médico puede indicar una tomografía computarizada (TC), una ecografía, una resonancia magnética (RM) o una gammagrafía del hígado. El médico puede observar el hígado directamente introduciendo un laparoscopio en el abdomen. El laparoscopio es un instrumento que tiene una cámara que transmite imágenes a un monitor.

El diagnóstico de cirrosis se puede confirmar mediante una biopsia de hígado, pero no siempre resulta necesaria. Generalmente, la biopsia se realiza si el resultado puede tener un impacto sobre el tratamiento. La biopsia se realiza mediante la introducción de una aguja entre las costillas o en una vena en el cuello. Se toman precauciones para minimizar las molestias. Se examina una pequeña muestra de tejido hepático con un microscopio para buscar cicatrices u otros signos de cirrosis. A veces, durante la biopsia se encuentra una causa de daño hepático que no es cirrosis. El tratamiento de la cirrosis depende de la causa de la enfermedad y si hay complicaciones presentes. Los objetivos del tratamiento son enlentecer el avance del tejido cicatricial en el hígado y prevenir o tratar las complicaciones de la enfermedad. Para la cirrosis con complicaciones, es posible que sea necesaria la hospitalización.
Consumir una dieta nutritiva: Como la desnutrición es común en las personas con cirrosis, es importante consumir una dieta saludable en todas las etapas de la enfermedad. Los proveedores de la salud recomiendan un plan de alimentación bien balanceado. Si se presenta ascitis, se recomienda una dieta baja en sodio. Una persona con cirrosis no debe comer mariscos crudos, los cuales pueden contener una bacteria que causa infecciones graves. Para mejorar la nutrición, el médico puede agregar un complemento líquido que se administre por vía oral o a través de un tubo naso gástrico, un tubo muy pequeño que se introduce por la nariz y la garganta hasta alcanzar el estómago.
Evitar el alcohol y otras sustancias: Se recomienda que las personas con cirrosis no consuman alcohol ni sustancias ilícitas, porque ambas provocarían más daño hepático. Muchas vitaminas y medicamentos, recetados y de venta libre, pueden afectar la función hepática, antes de tomarlos se debe consultar a un médico.
El tratamiento para la cirrosis también trata complicaciones específicas. Para el edema y la ascitis, el médico recomendará diuréticos, los cuales son medicamentos para eliminar líquidos del cuerpo. Se pueden eliminar grandes cantidades de líquido ascítico del abdomen y hacer pruebas de peritonitis bacteriana. Se pueden recetar antibióticos orales para evitar las infecciones. Las infecciones graves con ascitis requerirán antibióticos por vía intravenosa.
El médico puede recetar un betabloqueante o nitrato para la hipertensión portal. Los betabloqueantes pueden disminuir la presión en las várices y reducir el riesgo de hemorragias. Las hemorragias gastrointestinales requieren una endoscopia alta para buscar varices esofágicas. El médico puede realizar una ligadura con una banda utilizando un dispositivo especial para comprimir las várices y detener la hemorragia. Las personas que han tenido várices anteriormente quizás necesiten tomar medicamentos para evitar episodios en el futuro.
La encefalopatía hepática se trata limpiando el intestino con lactulosa, que es un laxante que se da oralmente o mediante enemas. Si es necesario, se agregan antibióticos al tratamiento. Es posible que se les indique a los pacientes que disminuyan el consumo de proteínas en la dieta. La encefalopatía hepática puede mejorar si controlan las otras complicaciones de la cirrosis.
Las personas con cirrosis que presentan insuficiencia hepato renal deben someterse a un tratamiento de hemodiálisis periódico, el cual utiliza una máquina para limpiar los desechos de la sangre. Además, se administran medicamentos para mejorar el flujo sanguíneo a través de los riñones.
Otros tratamientos atienden las causas específicas de la cirrosis. El tratamiento para la cirrosis causada por hepatitis depende del tipo específico de hepatitis. Por ejemplo, para la hepatitis viral se recetan interferón y otros medicamentos antivirales, la hepatitis autoinmune requiere corticoesteroides y otros medicamentos que deprimen el sistema inmunitario.
Se administran medicamentos para tratar varios síntomas de la cirrosis, como por ejemplo la picazón y el dolor abdominal.

Indicación de trasplante de hígado:
Se considera la posibilidad de un trasplante de hígado cuando no se pueden controlar las complicaciones mediante tratamiento. El trasplante de hígado es una operación importante en la que se extirpa el hígado enfermo y se reemplaza por uno sano de un donante de órgano. Un equipo de profesionales de la salud determina los riesgos y beneficios del procedimiento para cada paciente. En los últimos años las tasas de supervivencia han mejorado como consecuencia de los medicamentos que suprimen el sistema inmunitario y evitan que este ataque dañe el hígado nuevo.
El número de personas que necesita un trasplante de hígado supera ampliamente el número de órganos disponibles. Una persona que necesita un trasplante debe someterse a un complejo proceso de evaluación antes de ser agregado a una larga lista de espera para trasplantes. Generalmente, los órganos se les dan a las personas que tienen posibilidades de vivir más tiempo después del trasplante. La supervivencia después de un trasplante requiere un seguimiento intensivo y colaboración por parte del paciente y del médico. A medida que la función hepática se deteriora, se puede presentar una o más complicaciones. En algunas personas, las complicaciones pueden ser los primeros signos de la enfermedad:

Cuando el daño hepático pasa a una etapa avanzada, se acumula líquido en las piernas, llamado edema, y en el abdomen, llamado ascitis. La ascitis puede provocar peritonitis bacteriana, que es una infección grave. Cuando se detiene o enlentece la producción de proteínas necesarias para la coagulación sanguínea por parte del hígado, la persona sufre moretones o hemorragias fácilmente.

Normalmente, la sangre se transporta desde los intestinos y el bazo al hígado a través de la vena porta. Pero la cirrosis enlentece la circulación normal de la sangre, lo que aumenta la presión en la vena porta. Esta afección se llama hipertensión portal. Cuando se presenta la hipertensión portal, puede provocar vasos sanguíneos agrandados en el esófago, llamados várices, o en el estómago, llamado gastropatía, o ambos. Los vasos sanguíneos agrandados tienen más probabilidades de reventarse debido a paredes delgadas y al aumento de presión. Si se revientan, pueden provocar hemorragias graves en el esófago o en la parte superior del estómago, lo cual requerirá atención médica inmediata.

Cuando se presenta la hipertensión portal, con frecuencia el bazo se agranda y retiene glóbulos blancos y plaquetas, disminuyendo el número de estas células en la sangre. Una baja cantidad de plaquetas puede ser la primera prueba de que una persona padece cirrosis. La ictericia se presenta cuando el hígado enfermo no elimina suficiente bilirrubina de la sangre, lo que provoca una coloración amarillenta de la piel y en el blanco de los ojos, y oscurecimiento de la orina. La bilirrubina es el pigmento que le da a la bilis el color amarillo rojizo.
Cálculos biliares. Si la cirrosis no permite el flujo libre de la bilis desde y hacia la vesícula biliar, la bilis se endurece y se forman cálculos biliares.

La cirrosis enlentece la capacidad del hígado de filtrar medicamentos de la sangre. Cuando esto ocurre, los medicamentos actúan por más tiempo de lo normal y se acumulan en el cuerpo. Esto provoca una mayor sensibilidad de la persona a los medicamentos y a sus efectos secundarios. Si el hígado falla, no puede eliminar toxinas de la sangre y finalmente éstas se acumulan en el cerebro. La acumulación de toxinas en el cerebro, llamada encefalopatía hepática, puede provocar una disminución del funcionamiento mental y coma. Los signos de disminución del funcionamiento mental incluyen confusión, cambios de personalidad, pérdida de la memoria, problemas de concentración y cambio en los hábitos de sueño.

La cirrosis provoca resistencia a la insulina, una hormona producida por el páncreas que le permite al cuerpo usar la glucosa como energía. Con la resistencia a la insulina, los músculos y grasas del cuerpo así como las células del hígado no usan la insulina adecuadamente. El páncreas intenta satisfacer la demanda de insulina produciendo más, pero el exceso de glucosa se acumula en el torrente sanguíneo y causa la diabetes tipo 2. El carcinoma hepatocelular es un tipo de cáncer de hígado que puede presentarse en las personas con cirrosis. El carcinoma hepatocelular tiene una tasa de mortalidad alta, pero hay varias opciones de tratamiento disponibles.

La cirrosis puede causar disfunción del sistema inmunitario, lo que provoca riesgo de infección. La cirrosis también puede causar insuficiencia renal y pulmonar, conocidas como síndrome hepato renal y síndrome hepato pulmonar. La cirrosis es la doceava causa de muerte por enfermedad, causando 27,000 muertes por año.

como saber si funcionaron las pastillas cytotec

cytotec para venezuela

tiempo de accion cytotec

• los vasos sanguíneos (vasculitis) Historial clínico y examen físico

Para diagnosticar la AR, su médico tomará su historial clínico y le hará un examen físico. El médico buscará ciertas características de la AR, incluyendo: • hinchazón, calor y movilidad limitada de las articulaciones

• nódulos o bultos bajo la piel • el patrón de las articulaciones afectadas

Su médico también podría preguntarle si ha experimentado fatiga o una sensación general de rigidez, especialmente al levantarse por las mañanas, ya que estos dos síntomas están asociados con la AR. Análisis de sangre

Su médico también podría recomendar que se practique algunos análisis de sangre. Ciertos análisis detectan la presencia de un anticuerpo llamado factor reumatoide, el que puede ser una señal de AR. Sin embargo, el factor reumatoide se halla también en muchas personas que no tienen de AR. Otras anomalías que se descubren a través de pruebas de laboratorio, incluyen la anemia y una elevada velocidad de sedimentación globular media (VSG) o proteína C reactiva (PCR), las cuales indican presencia de inflamación. Aunque estos análisis de sangre pueden ser útiles para establecer un diagnóstico, no hay una prueba única que pueda establecer o excluir un diagnóstico de AR.

Aunque durante la primera etapa de la AR las radiografías suelen resultar normales, los daños articulares que pueden aparecer a medida que progresa la enfermedad, ayudan a confirmar el diagnóstico. Entre los resultados que suelen sugerir la presencia de AR se incluyen: • pérdida ósea en los márgenes de la articulación, llamadas erosiones

• pérdida de cartílago articular Consulte con un reumatólogo siempre que haya dudas sobre el diagnóstico.

En la actualidad, no existe cura para la AR y tal vez hasta que no se conozca una causa de la AR, probablemente no será posible erradicar la enfermedad por completo. Sin embargo, el tratamiento inmediato es crucial y en la actualidad existen tratamientos con medicamentos muy eficaces. Los métodos actuales de tratamiento se centran en:

• detener o retrasar el daño articular • mejorar las funciones y el bienestar del paciente

El programa de tratamiento será adaptado de acuerdo a sus necesidades teniendo en cuenta la gravedad de la artritis, si existieran otras afecciones clínicas y su propio estilo de vida. Su médico y otros miembros de su equipo de asistencia médica trabajarán en conjunto para encontrar el mejor programa de tratamiento para usted. Su equipo de asistencia médica

El tratamiento de la AR a menudo requiere de trabajo en equipo, el cual beneficia al paciente, al unir la experiencia de profesionales de la salud de diferentes ramas. Un reumatólogo (médico especializado en artritis y otras enfermedades de los huesos, músculos y articulaciones) debería participar como líder del equipo de salud. El reumatólogo puede coordinar su cuidado con el médico de familia, con un médico especializado en medicina interna (un internista), o con otros profesionales de la salud que a menudo desempeñan papeles importantes para ayudarle a controlar la AR, incluyendo:

¿QUÉ MEDICAMENTOS SE UTILIZAN? Los medicamentos que se utilizan para tratar la AR se pueden dividir en dos grupos:

• los que pueden aliviar los síntomas; y • los que pueden modificar la enfermedad.

Su médico quizás le recomiende el uso de dos o más medicamentos en forma simultánea, cada uno de los cuales tendrá un propósito específico en el tratamiento de la AR. Algunos de estos medicamentos afectan el sistema inmunológico o tienen efectos secundarios, por lo que será de gran importancia una cuidadosa supervisión durante el tratamiento. Es necesario considerar que, aunque todos los medicamentos (incluso aquellos cuya venta no está restringida) tienen efectos secundarios, es necesario el tratamiento pronto de la AR, ya que si no se la trata puede causar problemas serios, como la destrucción de las articulaciones. Por lo tanto, las decisiones relacionadas con el tratamiento deben hacerse pensando también en los beneficios del tratamiento (alivio del dolor, prevención de la discapacidad) y los riesgos. Inclusive se debe analizar el costo de la utilización de ciertos tipos de fármacos.

Llame a su médico, enfermero o farmacéutico si tiene alguna duda sobre sus medicamentos, o si piensa que éstos están produciéndole efectos secundarios o si es que no están actuando adecuadamente. Más información adelante. EJERCICIO, ACTIVIDAD Y DESCANSO: ¿CUÁNTO DEBE HACER?

Los médicos y terapeutas saben que el ejercicio puede mejorar su salud y aptitud física sin lesionar las articulaciones. La actividad física moderada y habitual ayuda a: • fortalecer los músculos y huesos

• aumentar la flexibilidad y la energía • mejorar la sensación de bienestar general

Puede trabajar con su equipo de asistencia médica para determinar la mejor combinación de ejercicio, actividad y descanso para su afección. La intensidad y frecuencia de los ejercicios,la actividad y el descanso, se basarán en que tan activa es su enfermedad. Es importante que aprenda a adaptar sus actividades para lograr el mejor estado de salud física. Cuando una articulación está caliente, adolorida e hinchada, el descanso ayudará a disminuir la inflamación de la articulación. Su médico o fisioterapeuta puede guiarle sobre la cantidad y el tipo de descanso que necesita. Usted aún debe ocuparse de la movilidad de las articulaciones realizando ejercicios de amplitud de movimiento e isométricos para la fortaleza muscular. Los ejercicios de amplitud de movimiento ayudan a mantener la movilidad de las articulaciones y usualmente se realizan sin peso. Debe mover las articulaciones a lo largo de toda la amplitud de movimiento, prestando especial atención al final del movimiento, donde la movilidad podría perderse primero. Los ejercicios isométricos le pueden ayudar a mantener fuertes los músculos sin mover las articulaciones. Su médico o fisioterapeuta puede enseñarle la manera adecuada de realizar estos ejercicios. Como estos ejercicios no implican movimiento de las articulaciones, se pueden hacer cómodamente incluso cuando la inflamación está presente. Por lo general, puede continuar con ejercicios acuáticos durante los períodos de agudización, porque la flotación del agua ayuda a proteger las articulaciones y facilita los movimientos.

pastillas cytotec son abortivas

Al hígado le da igual que tipo de alcohol se consuma, sea cerveza, vino o whisky. Metaboliza el 95% del alcohol que se ingiere.
La primera fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol es el incremento de grasa en las células del hígado. El hígado graso tiene un aspecto grande y amarillo, pero gracias a que el hígado es un órgano con un gran poder de recuperación, si se deja de beber alcohol, el hígado puede volver a la normalidad. Una segunda fase de enfermedad hepática por consumo de alcohol lo tenemos en la hepatitis alcohólica aguda. Por hepatitis se entiende la inflamación de las células hepáticas que puede llegar incluso a la muerte de estas células. Si se llega a esta fase el hígado es, por lo general, grande y blando. Entre los síntomas del paciente son: malestar, estado febril y a menudo se pone amarillo. En algunas ocasiones se puede desencadenar una encefalopatía hepática, es decir, el hígado falla por completo y aparece el coma.

La hepatitis alcohólica aguda puede llevar a una cirrosis hepática. Se puede llegar a esta situación sin que se presenten síntomas muy visibles, pero al final aparecerá el típico color amarillo de la piel causado por la ictericia, y las funciones del hígado empezarán a fallar. Sabemos que el hígado tiene una gran capacidad de autocuración ante sus enfermedades, pero con la cirrosis hepática el problema se agudiza. La razón es que en la cirrosis hepática se forma por toda la estructura del hígado una fina red de tejido cicatrizal (fibrosis). Esta cicatrización fina divide las células del hígado en pequeñas islas o nódulos. Hemos señalado antes que es muy importante para la salud del hígado que se mantenga su estructura celular de forma regular, pero la fibrosis de la cirrosis provoca una interrupción permanente de esta estructura, la cual provoca la pérdida de la función del hígado.

Cuando se presenta una cirrosis hepática suele aparecer una complicación común: aumento de la presión de la vena porta. Los nódulos del hígado obstruyen los afluentes de la vena hepática e incrementan la resistencia al fluido sanguíneo, y por tanto elevan la presión de la vena porta. Debido a esta hipertensión portal la sangre no fluye por el hígado de forma normal, de manera que la sangre se abre otros caminos para conseguir que la sangre de los intestinos vuelva al corazón por otras vías. Esto provoca toda una cascada de problemas. Estas venas agrandadas que se forman son anchas y de paredes finas. Suelen aparecer en el revestimiento del estómago, donde se denominan varices esofágicas. Otro problema es que debido al aumento de presión el bazo aumenta de tamaño. Pero el mayor peligro es que este tipo de venas se pueden romper, en especial las del esófago. Cuando sucede esto se produce una hemorragia a menudo difícil de solucionar, y la tasa de mortalidad por la hemorragia de varices esofágicas es muy alta.

Al principio la enfermedad es silenciosa sin dar síntomas durante meses o años. Las células hepáticas se están lesionando de forma silenciosa y lenta. Después aparecen los primeros síntomas:

  • Falta de apetito
  • Náuseas ante los alimentos grasientos
  • Estreñimiento acompañado de diarreas
  • Desarrollo anormal de gases en el intestino
  • Decaimiento y pérdida de peso
  • Síntomas claros de la cirrosis hepática
  • Después de estos primeros síntomas encontramos los síntomas más graves:
  • Adelgazamiento
  • Aumento del volumen del vientre provocado por el derrame del líquido ascítico en la cavidad abdominal (hasta 15-20 litros).
  • Reducción del tamaño del hígado
  • Engrosamiento del bazo
  • Ictericia
  • Prurito
  • Hemorragias frecuentes por roturas de venas esofágicas y gástricas, etc.
  • Insuficiencia cardiaca y renal
  • Y si el enfermo no ha fallecido ya, infecciones intercurrentes (pulmonías, septicimias, etc.)

En algunas ocasiones las células del hígado están sometidas a un gran estrés, lo que provoca una gran destrucción de hepatocitos. Esta situación produce una insuficiencia de células hepáticas que lleva a una alteración de las funciones del hígado. A esta deficiencia técnica de las funciones del hígado se la conoce como insuficiencia hepática. Muchos casos de insuficiencia hepática tienen su origen en la hepatitis vírica, aunque sólo más o menos un 1% de esas infecciones acaba en insuficiencia hepática. Lo más común es que se produzca este problema al final de hepatopatías crónicas debidas a una infección provocada por una hemorragia gastrointestinal, un medicamento o el alcohol.

La insuficiencia hepática provoca una acumulación de productos tóxicos en el organismo ya que el hígado no puede cumplir bien con su misión detoxificante. Entre estos productos que aumentan está el amoniaco, el cual interfiere con las funciones del cerebro; y el paciente se queda amodorrado y luego pasa al coma. Mientras está amodorrado, se encuentra confuso y le temblarán las manos con lo que se llama temblor de aleteo. Otro problema que produce la insuficiencia hepática es que el nivel de azúcar en sangre desciende, ya que el hígado no produce glucosa de forma normal. Como consecuencia se producen infecciones, los riñones empiezan a fallar y el cuerpo retiene líquidos. Como el hígado tiene la misión de producir sustancias coagulantes de la sangre, cada vez se hace más propenso el organismo a las hemorragias incontroladas, que pueden llevar a la muerte.

No olvidemos que el hígado tiene una gran capacidad de regeneración. Ante una insuficiencia hepática el hígado puede volver a recuperar su normalidad si ha sido provocada por una hepatitis vírica; incluso si las células del hígado se destruyeron durante la enfermedad. La diferencia entre una insuficiencia hepática súbita y una cirrosis es que la estructura básica del hígado no se altera en la insuficiencia hepática. De modo que cuando las células del hígado se regeneren volverán a tener la estructura idónea para el normal funcionamiento del hígado.

Muchos virus son capaces de atacar al hígado y de producir como consecuencia la inflamación del hígado, es decir una hepatitis.
El más común es el llamado virus de la hepatitis A, pero hay otros como el de la hepatitis B, C, etc. El virus de la hepatitis A es un diminuto virus de ARN que normalmente es transmitido por enfermos a través de la comida o la bebida infectadas. Se ha observado que los casos aumentan en otoño, y los más infectados suelen ser niños y jóvenes.
Hay un período de incubación de dos a siete semanas ente el contacto con el virus y la aparición de la hepatitis. Antes de aparecer los síntomas se suelen excretar por los infectados un gran número de virus en las heces, y esto puede provocar que se transmita la enfermedad a otros antes de que se den cuenta de su enfermedad.

Los pacientes con hepatitis A no desarrollan enfermedades hepáticas crónicas ni se convierten en portadores crónicos. La hepatitis B, también llamada hepatitis serosa, la provoca un virus de ADN mayor que el de la hepatitis A. El contagio en este caso se produce a través de productos sanguíneos o secreciones.

La saliva, el semen, las lágrimas, secreciones vaginales, jeringuillas contaminadas, la leche materna y las transfusiones de sangre puede transportar el virus de la hepatitis B. El virus puede ser transmitido por un beso y por relaciones sexuales. Un problema asociado a la hepatitis B es que el paciente una vez infectado puede transportar el virus y puede infectar de por vida.
El período de incubación de la hepatitis B es más largo que el de la hepatitis A.

Durante la primera semana el paciente se siente mal, cansado, mareado y con dolores articulares. Se suele presentar un desagrado por las comidas grasientas. Tras una semana, el paciente puede que se sienta mejor, pero aparece la ictericia y el hígado puede llegar a estar blando al tacto. La ictericia se aprecia en el blanco de los ojos y en las palmas de las manos. Al hacer un recuento sanguíneo aparecerá un aumento de bilirrubina y de las enzimas hepáticas (transaminasas).

Por lo general, un 1% de los pacientes de hepatitis B mueren de insuficiencia hepática aguda, debido a la mayoritaria destrucción de células hepáticas. Otros enfermos de hepatitis B se convierten en portadores crónicos del virus o desarrollan una enfermedad crónica del hígado. Las enfermedades por almacenamiento de lípidos, o lipidosis, son un grupo de trastornos metabólicos heredados en los cuales cantidades perjudiciales de materiales grasos llamados lípidos se acumulan en algunas de las células y tejidos del cuerpo. Las personas con estos trastornos no producen suficiente de una de las enzimas necesarias para metabolizar los lípidos o producen enzimas que no funcionan adecuadamente. Con el tiempo, este almacenamiento excesivo de grasas puede causar daño tisular y celular permanente, particularmente en el cerebro, el sistema nervioso periférico, el hígado, el bazo y la médula ósea.

Los lípidos son sustancias parecidas a las grasas que son partes importantes de las membranas encontradas dentro y entre las células y en la vaina de mielina que recubre y protege los nervios. Los lípidos incluyen a los aceites, ácidos grasos, ceras, esteroides (como el colesterol y el estrógeno), y otros compuestos vinculados. Estos materiales grasos se almacenan naturalmente en las células, órganos y tejidos del cuerpo. Diminutos cuerpos dentro de las células llamados lisosomas habitualmente convierten o metabolizan a los lípidos y las proteínas a componentes más pequeños para proporcionar energía para el cuerpo. Los trastornos que almacenan este material intracelular se llaman enfermedades por almacenamiento de lisosomas. Además de las enfermedades por almacenamiento de lípidos, otras enfermedades por almacenamiento de lisosomas son las mucolipidosis, en las cuales cantidades excesivas de lípidos y moléculas de azúcar se almacenan en los tejidos y las células, y las mucopolisacaridosis, en las cuales se almacenan cantidades excesivas de moléculas de azúcar.

Las enfermedades por almacenamiento de lípidos se heredan de uno o ambos padres que transportan el gen defectuoso que regula una proteína particular en una clase de células del cuerpo. Pueden heredarse de dos formas:

  • La herencia recesiva autosómica se produce cuando ambos padres transportan y transmiten una copia del den defectuoso, pero ninguno de los padres está afectado por el trastorno. Cada niño nacido de estos padres tiene una probabilidad del 25 por ciento de heredar ambas copias del gen defectuoso, una probabilidad del 50 por ciento de ser un portador, y una probabilidad del 25 por ciento de no heredar ninguna copia del gen defectuoso. Los hijos de cualquier sexo pueden estar afectados por un recesivo autosómico con este patrón de herencia.
  • La herencia recesiva ligada a X (o ligada al sexo) se produce cuando la madre transporta el gen defectuoso en el cromosoma X que determina el sexo del bebé y lo transmite a su hijo. Los hijos de portadoras tienen una probabilidad del 50 por ciento de heredar el trastorno. Las hijas tienen una probabilidad del 50 por ciento de heredar el cromosoma ligado a X pero generalmente no está gravemente afectadas por el trastorno. Los hombres afectados no pasarán el trastorno a sus hijos pero sus hijas serán portadoras del mismo.

El diagnóstico se hace por el examen clínico, la biopsia, pruebas genéticas, análisis molecular de las células o tejido para identificar los trastornos metabólicos heredados, y ensayos enzimáticos (para evaluar una variedad de células o líquidos corporales en cultivo para detectar deficiencias enzimáticas). En algunas formas del trastorno, un análisis de orina puede identificar la presencia de material almacenado. Algunas pruebas también pueden determinar si una persona transporta el gen defectuoso que puede trasmitirse a sus hijos. Este proceso se conoce como genotipificación. La biopsia para enfermedades por almacenamiento de lípidos implica extraer una pequeña muestra del hígado u otro tejido y estudiarlo bajo el microscopio. En este procedimiento, un médico administrará un anestésico local y luego extraerá un pequeño trozo de tejido ya sea quirúrgicamente o por biopsia con aguja (se extrae un pequeño trozo de tejido insertando una aguja hueca y delgada a través de la piel). Generalmente la biopsia se realiza en una instalación para pruebas ambulatoria.

Las pruebas genéticas pueden ayudar a los individuos que tienen antecedentes familiares de una enfermedad por almacenamiento de lípidos a determinar si transportan un gen mutado que cause el trastorno. Otras pruebas genéticas pueden determinar si el feto tiene el trastorno o es un portador del gen defectuoso. Generalmente las pruebas prenatales se hacen por muestreo del vello coriónico, en el cual se extrae una muestra muy pequeña de la placenta y se estudia al comienzo del embarazo. La muestra, que contiene el mismo ADN que el feto, se extrae por catéter o aguja fina insertada a través del cuello del útero o por aguja fina insertada a través del abdomen. Generalmente se dispone de los resultados en 2 semanas. La enfermedad de Gaucher es la más común de las enfermedades de almacenamiento de lípidos. Está causada por una deficiencia de la enzima glucocerebrosidasa. Puede obtenerse material graso en el bazo, el hígado, los riñones, los pulmones, el cerebro y la médula ósea. Los síntomas pueden ser agrandamiento del bazo y el hígado, disfunción hepática, trastornos esqueléticos y lesiones óseas que pueden causar dolor, complicaciones neurológicas graves, inflamación de los ganglios linfáticos y (ocasionalmente) las articulaciones adyacentes, abdomen distendido, una coloración pardusca en la piel, anemia, bajo recuento plaquetario, y manchas amarillentas en los ojos. Las personas afectadas más seriamente también pueden estar más susceptibles a infecciones. La enfermedad afecta igualmente a hombres y mujeres.

La enfermedad de Gaucher tiene tres subtipos clínicos comunes. El tipo 1 (o tipo no neuropático) es la forma más común de la enfermedad. Se produce más comúnmente entre personas de herencia judía asquenazí. Los síntomas pueden comenzar a temprana edad o en la edad adulta e incluyen agrandamiento hepático y gran agrandamiento del bazo, que puede romperse y causar complicaciones adicionales. La debilidad esquelética y la enfermedad ósea pueden ser extensas. El cerebro no está afectado, pero puede haber deterioro pulmonar e infrecuentemente renal. Los pacientes en este grupo generalmente tienen moretones con facilidad y experimentan fatiga debido al bajo recuento plaquetario. Dependiendo del inicio y la gravedad de la enfermedad, los pacientes de tipo 1 pueden vivir hasta la edad adulta. Muchos pacientes tienen una forma leve de la enfermedad o pueden no mostrar ningún síntoma. El tipo 2 (o enfermedad de Gaucher neuropática infantil aguda) típicamente comienza a los 3 meses del nacimiento. Los síntomas incluyen agrandamiento del hígado y del bazo, daño cerebral extenso y progresivo, trastornos del movimiento ocular, espasticidad, convulsiones, rigidez de los miembros, y poca capacidad para succionar y tragar. Los niños afectados generalmente mueren a los 2 años. El tipo 3 (la forma neuronopática crónica) puede comenzar en cualquier momento de la niñez o en la edad adulta. Está caracterizado por síntomas neurológicos más leves pero lentamente progresivos comparados con la versión aguda o de tipo 2. Los síntomas principales son un agrandamiento del bazo y/o hígado, convulsiones, mala coordinación, irregularidades esqueléticas, trastornos del movimiento ocular, trastornos sanguíneos que incluyen la anemia, y problemas respiratorios. A menudo los pacientes viven hasta sus años adolescentes y a veces hasta la edad adulta. Para los pacientes del tipo 1 y la mayoría del tipo 3, el tratamiento con reemplazo enzimático por vía intravenosa cada dos semanas puede disminuir dramáticamente el tamaño del hígado y el bazo, reducir las anormalidades esqueléticas, y revertir otras manifestaciones. El trasplante exitoso de médula ósea cura las manifestaciones no neurológicas de la enfermedad. Sin embargo, este procedimiento conlleva riesgo significativo y se realiza raramente en los pacientes con Gaucher. En raras ocasiones puede ser necesaria la cirugía para extirpar el bazo (si el paciente está anémico o cuando el órgano agrandado afecta la comodidad del paciente). Las transfusiones de sangre pueden beneficiar a algunos pacientes anémicos. Otros pacientes pueden requerir cirugía de reemplazo articular para mejorar la movilidad y la calidad de vida. Actualmente no existe un tratamiento eficaz para el daño cerebral grave que puede producirse en pacientes con los tipos 2 y 3 de la enfermedad de Gaucher.

La enfermedad de Niemann-Pick es realmente un grupo de trastornos recesivos autosómicos causados por una acumulación de grasas y colesterol en las células del hígado, el bazo, la médula ósea, los pulmones y en algunos pacientes, el cerebro. Las complicaciones neurológicas pueden incluir la ataxia, parálisis ocular, degeneración cerebral, problemas de aprendizaje, espasticidad, dificultades para alimentarse y tragar, habla incoherente, pérdida de tono muscular, hipersensibilidad al tacto, y nubosidad corneal. Un halo rojo-cereza característico se desarrolla alrededor del centro de la retina en el 50 por ciento de los pacientes. La enfermedad de Niemann-Pick actualmente está subdividida en cuatro categorías. El inicio del tipo A, la forma más grave, se produce en la primera infancia. Los bebés parecen normales en el nacimiento pero desarrollan un agrandamiento del hígado y el bazo, ganglios linfáticos inflamados, nódulos bajo la piel (xantemas), y daño cerebral profundo a los 6 meses de edad. El bazo puede aumentar hasta 10 veces su tamaño normal y puede romperse. Estos niños se vuelven progresivamente débiles, pierden la función motora, pueden volverse anémicos, y son susceptibles a infecciones recurrentes. Raramente viven más de 18 meses. Esta forma de la enfermedad es más frecuente en familias judías. En el segundo grupo, llamado tipo B (o de inicio juvenil), el agrandamiento del hígado y el bazo se produce característicamente en los años preadolescentes. La mayoría de los pacientes también desarrolla ataxia, neuropatía periférica, y dificultades pulmonares que evolucionan con la edad, pero generalmente el cerebro no está afectado. Los pacientes de tipo B pueden vivir comparativamente largo tiempo pero pueden necesitar oxígeno complementario debido a la implicación pulmonar. Los tipos A y B de Niemann-Pick se producen por la acumulación de la sustancia grasa llamada esfingomielina, debido a la deficiencia de la esfingomielinasa ácida.

La enfermedad de Niemann-Pick también incluye dos otras formas variantes llamadas tipos C y D. Éstas pueden aparecer a temprana edad o desarrollarse en la adolescencia o hasta en la edad adulta. Los tipos C y D de la enfermedad de Niemann-Pick no están causados por una deficiencia de la esfingomielinasa sino por una carencia de las proteínas NPC1 o NPC2. Como resultado, diversos lípidos y colesterol se acumulan dentro de las células nerviosas y hacen que funcionen mal. Los pacientes con los tipos C y D sólo tienen agrandamiento moderado de sus bazos e hígados. La implicación cerebral puede ser extensa, llevando a la incapacidad de mirar hacia arriba y hacia abajo, dificultad para caminar y tragar, y pérdida progresiva de la visión y la audición. Los pacientes con el tipo D típicamente desarrollan síntomas neurológicos más tarde que aquellos con el tipo C y tienen una velocidad progresivamente más lenta de pérdida de la función nerviosa. La mayoría de los pacientes con tipo D comparten un origen ancestral común en Nova Scotia. Las expectativas de vida de los pacientes con los tipos C y D varían considerablemente. Algunos pacientes mueren en la niñez mientras que otros que parecen estar menos gravemente afectados viven hasta la edad adulta. Actualmente no existe cura para la enfermedad de Niemann-Pick. El tratamiento es de apoyo. Generalmente los niños mueren de una infección o por pérdida neurológica progresiva. Se ha intentado el trasplante de médula ósea en algunos pacientes con tipo B. Frecuentemente los pacientes con los tipos C y D se colocan en una dieta con bajo colesterol y/o medicamentos para disminuir el colesterol, aunque la investigación no ha demostrado que estas intervenciones cambien el metabolismo del colesterol o detengan la evolución de la enfermedad.

La enfermedad de Fabry, también conocida como deficiencia de la alfa-galactosidasa-A, causa una acumulación de material graso en el sistema nervioso autónomo, los ojos, los riñones, y el sistema cardiovascular. La enfermedad de Fabry es la única enfermedad por almacenamiento de lípidos ligado a X. Los hombres están principalmente afectados aunque es común una forma más leve en las mujeres, algunas de las cuales tienen manifestaciones graves similares a las vistas en los hombres afectados. Generalmente el inicio de los síntomas es durante la niñez o la adolescencia. Los síntomas neurológicos incluyen dolor quemante en los brazos y las piernas, que empeora en agua caliente o luego de hacer ejercicio, y la acumulación de material de exceso en las capas transparentes de la cornea (dando como resultado una nubosidad pero ningún cambio en la visión). Los depósitos grasos en las paredes de los vasos sanguíneos pueden deteriorar la circulación, colocando al paciente en riesgo de tener un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco. Otros síntomas incluyen el agrandamiento cardíaco, deterioro progresivo de los riñones que lleva a insuficiencia renal, dificultades gastrointestinales, disminución del sudor y fiebre. Pueden desarrollarse angioqueratomas (manchas elevadas pequeñas, no cancerosas, de color púrpura-rojizo en la piel) en la parte inferior del tronco y volverse más numerosas con la edad. Los pacientes con enfermedad de Fabry a menudo mueren prematuramente de complicaciones de enfermedad cardíaca, insuficiencia renal o accidente cerebrovascular. A menudo se recetan medicamentos como la fenitoína y la carbamazepina para tratar el dolor que acompaña a la enfermedad de Fabry. Metoclopramida o Lipisorb (un complemento nutricional) puede aliviar el malestar gastrointestinal que se produce a menudo en los pacientes con Fabry, y algunos individuos pueden necesitar un trasplante o diálisis renal. Experimentos recientes indican que el reemplazo enzimático puede reducir el almacenamiento, aliviar el dolor, y mejorar la función orgánica de los pacientes con la enfermedad de Fabry.

la pastilla cytotec consecuencias


muertes por tomar cytotec

1. Síntomas: generalmente ausentes. Puede presentarse cansancio, debilidad, malestar general o sensación de incomodidad en el cuadrante superior derecho del abdomen. La enfermedad se diagnostica con frecuencia de forma accidental al realizar una ecografía prescrita por otras causas, o después de identificar una elevación de enzimas hepáticas en el plasma. 2. Signos: obesidad, epatomegalia ( AST).

2) Rasgos de esteatosis hepática en ecografía en personas que no abusan de alcohol (ingesta × En el momento del diagnóstico, aproximadamente el 40% de los pacientes no presentan síntomas, ya que la mayor parte de los síntomas asociados al cáncer de hígado no ocurren hasta que la enfermedad es avanzada.

Los síntomas son inespecíficos y están fundamentalmente relacionados con la enfermedad crónica hepática si se desarrollan en este contexto. En los pacientes con cirrosis hepática que sin una causa aparente desarrollan ascitis, encefalopatía hepática, sangrado por varices esofágicas o fiebre de origen desconocido debe investigarse la presencia de CHC. La ictericia puede deberse a la compresión de la vía biliar o debido a la infiltración tumoral difusa del hígado, aunque principalmente se deberá a la enfermedad crónica hepática de base.

Raramente, los tumores pueden romperse dentro de la cavidad peritoneal causando hemorragia intraperitoneal y peritonitis. En tumores grandes bien vascularizados puede auscultarse un murmullo vascular en la zona del hígado en un 25% de los pacientes. Raramente, la trombosis de la vena hepática o de la vena cava inferior serán una manifestación inicial del CHC.

En la siguiente tabla se muestran los síntomas más comunes asociados al cáncer de hígado. Hay que resaltar que algunos de ellos pueden o no darse con frecuencia en función del tipo y, sobre todo, de la extensión del tumor. Por ello es recomendable asistir al médico de atención primaria ante la aparición de algunos de estos síntomas, especialmente si se prolongan en el tiempo, para poder realizar un diagnostico precoz y proporcionar el tratamiento más adecuado.

  • Dolores abdominales
  • Sensación de presión o plenitud en la parte superior del abdomen.
  • Pérdida de peso.
  • Ictericia: Coloración amarillenta en la piel, conjuntiva de los ojos, y membranas mucosas;
  • Murmullo vascular: Ruido anormal que se ausculta como resultado del flujo turbulento en un vaso sanguíneo reducido.
  • Ascitis
  • Sangrado esofágico
  • Fiebre de origen desconocido

El principal factor de riesgo para el desarrollo del cáncer de hígado es la cirrosis hepática. Por lo tanto, cualquier enfermedad que pueda dar lugar a cirrosis hepática debe considerarse un factor de riesgo para el CHC. Los principales factores de riesgo conocidos están bien definidos e incluyen, hepatitis crónicas víricas, tóxicos, enfermedades metabólicas del hígado, enfermedades hepáticas inmunitarias y enfermedades metabólicas hereditarias.

La presencia de más de un factor de riesgo aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. El desarrollo del CHC requiere aproximadamente 10 años a partir del diagnóstico de cirrosis y aproximadamente 30 años desde la exposición al virus de la hepatitis C. La secuencia temporal para los otros factores de riesgo no ha sido definida pero un tiempo de evolución parecido puede ser aplicable a la enfermedad crónica secundaria a la ingesta de alcohol.

El screening, cribado o diagnóstico precoz es un conjunto de actividades que pretenden detectar la enfermedad en sujetos sanos antes de que se manifieste clínicamente y poder adoptar el tratamiento adecuado precozmente, y así modificar la historia natural de la enfermedad y reducir la mortalidad. Más del 80% de los pacientes afectados de cáncer de hígado presentan una cirrosis hepática subyacente y en la actualidad el hecho de que se desarrolle CHC supone la principal causa de muerte en pacientes afectos de cirrosis.

Teniendo en cuenta que la única posibilidad de aplicar tratamientos con intención curativa es diagnosticando la enfermedad en una fase inicial asintomática deben considerarse candidatos para pruebas de diagnóstico precoz a todos los sujetos con cirrosis, que podrían recibir un tratamiento en el caso de ser diagnosticados de CHC. Está demostrado a través de diferentes estudios que el diagnóstico precoz es eficaz y puede llegar a reducir la mortalidad un 37%.

La prueba médica recomendada para la realización de un cribado es la ecografía abdominal, una prueba no invasiva, aceptada por la población, con un sensibilidad del 60-80% y una especificidad superior al 90% para la detección precoz del CHC. La ecografía abdominal debe ser realizada siempre por personal experto.

Se recomienda realizar cribado cada 6 meses. A aquellos pacientes de los que se sospecha que han desarrollado un cáncer de hígado, se le practicaran pruebas diagnósticas con los siguientes objetivos:

  • Confirmación del diagnóstico,
  • Determinación de la extensión de la enfermedad
  • Determinación de la reserva funcional hepática
  • Determinación de factores biológicos que afecten al pronóstico

Para realizar el diagnóstico, en primer lugar se lleva a cabo una exploración física del paciente, observando el cuerpo del mismo, la piel y los ojos en búsqueda de síntomas de ictericia y una palpación abdominal para comprobar si existen cambios en el tamaño del páncreas, el hígado o la vesícula biliar. Ante la sospecha de un problema con el hígado se solicita la realización de analíticas de sangre, heces y orina. También pueden ir acompañados de pruebas de diagnóstico por imagen (TAC), biopsia, o una resonancia magnética.

Para un diagnóstico completo del tipo de cáncer de hígado, así como para el seguimiento durante los tratamientos, se llevan a cabo pruebas adicionales que se describen a continuación. Las técnicas de imagen son la piedra angular en el diagnóstico del CHC.

Los cambios arquitecturales del hígado cirrótico, de todas formas, hacen difícil el diagnóstico, y los nódulos regenerativos son difíciles de distinguir de los nódulos neoplásicos. Existen las siguientes pruebas de imagen:

  • Ecografía con contraste,
  • Tomografía computerizada (TC) trifásica
  • Resonancia magnética (RM) trifásica.


El seguimiento para el estudio del nódulo hepático detectado mediante ecografía abdominal se recomienda hacer de esta manera:

Los nódulos menores de 1 cm detectados mediante ecografía de cribado deben seguirse mediante una ecografía cada 3 a 6 meses. Si tras 2 años no se detecta crecimiento, se debe volver al cribado habitual cada Los nódulos mayores o iguales a 1 cm detectados mediante ecografía en sujetos cirróticos pueden diagnosticarse de CHC sin necesidad de obtener una biopsia si presentan en técnicas de imagen dinámicas captación de contraste en fase arterial seguido de lavado en fases tardías.

En los nódulos de entre 1 y 2 cm, este patrón vascular debe detectarse de forma coincidente en 2 técnicas de imagen. La biopsia puede realizarse por punción, por aspiración o con aguja gruesa para la obtención de un cilindro de tejido guiadas por ecografía o por TC.

La biopsia hepática se realizará siempre en pacientes sin cirrosis y en pacientes con cirrosis en los cuales la masa hepática tenga un tamaño entre >1 centímetro y no presente una patrón vascular típico. Debe tenerse en cuenta que el rendimiento diagnóstico de una biopsia en nódulos pequeños no es óptimo y presenta una sensibilidad cercana al 70%. Por tanto, en estos casos una biopsia negativa no puede descartar el diagnóstico de CHC.

Entre las posibles complicaciones de la biopsia hepática están la ruptura del tumor, la hemorragia, y el sembrado local del tumor.
En la mayoría de tumores sólidos, se han desarrollado sistemas de estadificación que describen el grado de extensión del tumor y son útiles para determinar el pronóstico antes y después de un tratamiento particular y para guiar las decisiones terapéuticas.

Además, el estadiaje puede ser tener un papel crítico en la evolución del tratamiento al facilitar la selección adecuada del paciente apropiado para una terapéutica específica y al proporcionar una estratificación del riesgo después del tratamiento. Dado que el cáncer de hígado aparece en la mayoría de los casos asociado a cirrosis hepática y que el grado de alteración de la función hepática determina las opciones terapéuticas y la supervivencia (independientemente de la presencia del CHC), es imprescindible considerar conjuntamente el grado de disfunción hepática y la extensión tumoral.

tengo 3 meses de embarazo y tome cytotec

alguien ha probado cytotec

EPILEPSIA Y SINDROMES EPILEPTICOS SINTOMATICOS RELACIONADOS CON LOCALIZACIONES (FOCALES) (PARCIALES) Y CON ATAQUES PARCIALES SIMPLES DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES

BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA ARTROSIS SECUNDARIA DE OTRAS ARTICULACIONES

ENFERMEDAD POR DESCOMPRESION (DE LOS CAJONES SUMERGIDOS) OSTEONECROSIS EN LA ENFERMEDAD CAUSADA POR DESCOMPRESION (T70.3+)

EFECTOS NO ESPECIFICADOS DE LA RADIACION TUMOR MALIGNO DE SITIOS NO ESPECIFICADOS

OTROS TUMORES MALIGNOS Y LOS NO ESPECIFICADOS DEL TEJIDO LINFATICO, DE ORGANOS HEMATOPOYETICOS Y TEJIDOS AFINES OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL

TRASTORNO DE LA RETINA, NO ESPECIFICADO TRASTORNO DE LA CORNEA, NO ESPECIFICADO

DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES, DEBIDA A ACEITES Y GRASAS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON MESOTELIOMA DE OTROS SITIOS ESPECIFICADOS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON OTRAS SEPTICEMIAS ESTREPTOCOCICAS

NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DEL CARBON.
MENINGITIS EN ENFERMEDADES BACTERIANAS CLASIFICADAS EN OTRA PARTE

OTRAS FIEBRES VIRALES HEMORRAGICAS, NO CLASIFICADAS EN OTRA PARTE
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM FALCIPARUM

PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM VIVAX
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM MALARIAE

Los pulmones poseen dos funciones: Endocardio. Es una membrana de tejido conectivo. La componen:

Enfermedades del miocardio. Enfermedades del pericardio.

Tiene como funciones principales: Trastornos del desarrollo.

Timoma (de tipo A, AB, B1, B2 y B3). Hemorragia uterina disfuncional.

Acidosis tubular renal (ATR).

Funciones principales: Se compone de tres partes:

Sus funciones comprenden: Para su estudio se subdivide en diferentes partes:

Es un tejido de tipo blando que interviene en el movimiento del cuerpo. Dentro de las propiedades del berro existen un sin numero de beneficios no solamente para bajar de peso, sino también para prevenir ciertas enfermedades de manera natural con el consumo de esta legumbre, que desde la antigüedad, se usaba como afrodisíaco entre la nobleza. El berro (Nasturtium officinalis) es una planta semiacuática perenne de la familia de las brasicáceas, conocida desde tiempo inmemorial por sus propiedades saborizantes, terapéuticas y afrodisiacas.

El berro crece en las orillas de arroyos y ríos de Europa, Asia y América. Se caracteriza por sus pequeñas hojas redondas de sabor picante. Sus flores blancas aparecen en racimos planos llamados corimbos. Las hojas son utilizadas antes del florecimiento de la planta, puesto que tras éste se vuelven agrias y pierden sus propiedades. La planta tiene una variedad de usos culinarios y medicinales. El jugo de berro también puede utilizarse como saborizante sobre otros jugos o como bebida medicinal. El berro es rico en fibra, antioxidantes, vitamina C, beta-caroteno, ácido fólico, potasio, calcio, fósforo, hierro y yodo. Sus niveles de calcio son mayores a los de la leche y su hierro es mayor al contenido en las espinacas. Sus principios activos se clasifican como tioglucósidos (glucósidos que contienen azufre), agentes anti-trombosis con un efecto anticoagulante leve. El berro también contiene cantidades moderadas de vitaminas B1 y B2, zinc, cobre y manganeso. Veamos a continuación algunas propiedades del berro en la medicina natural.

precio cytotec argentina

algun viagra para mujer

necesito receta para comprar cytotec

ale: Cuando picazón continúa durante varios meses, los antihistamínicos no solucionan el problema y el médico no encuentra la causa, pienso que lo correcto es realizar los análisis correspondientes para comprobar el estado del hígado y también de los riñones.
Lamentamos no poder resolver tu problema pero esta página sólo brinda información sobre temas de salud, no podemos hacer diagnósticos o indicar tratamientos, la única ayuda que proporcionamos consiste en orientar sobre a que especialista acudir o que análisis pueden ser necesarios.
En tu caso pienso que puedes consultar a un médico general ya que todos los profesionales pueden indicar los análisis y de acuerdo al resultado de los mismos te dan el tratamiento o te derivan al especialista que corresponda. He sufrido de picazón intensa especialmente en la parte dorsal hace algunos años. Sucede después de ducharme por espacios cortos y no con mucha frecuencia
Puede ser un problema hepático?
Quedo en espera de su respuesta

Joel: En ocasiones la picazón en la espalda después de la ducha puede deberse a una reacción al shampoo, el jabón o a la fricción con la toalla, especialmente cuando la picazón desaparece al poco rato. Prueba a cambiar los productos que utilizas y trata de no restregar la piel con la toalla, tampoco dejes caer agua muy caliente en la espalda. Si después de tomar esas medidas la picazón continúa tendrás que consultar a un médico para que examine la piel de esa zona. hola
tengo problema creo que podria ser sarna por que tengo una mascota me pica todo el cuerpo empezo con unas pequeñas bolitas con agua ahora cuando me rasco se revienta y sale con sangre la piel se daña pero sigue picando que puedo hacer

david: Si se trata de sarna tu mascota también debería tener lesiones en la piel. En ese caso debes comprar en una veterinaria algún producto para bañar a tu mascota y puedes ir a una farmacia y solicitar una loción para la sarna en humanos, pero no te recomiendo que te apliques algo en la piel hasta que hayas confirmado que realmente se trata de sarna y para eso debes consultar a un médico, porque es necesario observar la piel para hacer el diagnóstico. estoy tomando dos pastillas ala semana de isoface llevo seis meses, y ultimamente me salen ronchas y me pican salen en brazos piernas y tronco es desenperante y solo es por momentos en cualquier parte del cuerpo

Mi caso es el siguiente: Desde pequeño he tenido ronchas y granos en la cara y brazos..los Médicos diagnostican dermatitis solar pero la comezón es muy fuerte,los pequeños granos están llenos de “liquido transparente”.por así decirlo…habra remedio para esta enfermedad tan desesperante. …ojala me puedan proporcisionar una respuesta muchas gracias. maria isabel: Puede tratarse de efectos secundarios del Isoface y debes consultarlo con el médico.

sergio: Desconozco que exista un tratamiento o remedio para la dermatitis solar que pueda solucionar definitivamente el problema, lo que se suele recomendar es el uso diario de bloqueador solar y tengo entendido que en algunos casos se indica cloroquina, es un medicamento que se usa para la malaria, el lupus y otras enfermedades. Tengo 7 semanas de haber tenido a mi bebe tube colestasis pero hasta ahorita tengo poquita picason tengo el higado inflamado como algo y me pican Los labios y me salen unos granitos de agua y en las piernas y brazos me salen granitos con cosa blanca como barritos y cuando salgo a las tiendas me empieza a picar el cuerpo temo que pueda ser cirrosis.

Janeth: Te recomiendo que consultes a un hepatologo o a un gastroenterólogo, seguramente te indicarán la realización de una prueba de sangre que se llama Funcional hepático (puede tener otros nombres) y mediante ese análisis se comprueba como está funcionando el hígado.
Cuando tuviste o tienes colestasis y aparecen erupciones en la piel siempre se debe consultar, esto no significa que esos granitos que te salen sean un síntoma de Cirrosis, pero pueden estar indicando que el problema en el hígado no se ha corregido y necesitas tratamiento.
También puede ser algún tipo de alergia, dermatitis o estar relacionados con los cambios hormonales y no con el hígado, pero la única forma de que te quedes tranquila es consultando con el médico. Hola soy Angela por favor ayudame con algo tengo una reaccion alergica hepatica tengo mucha picason en todo el cuerpo anteriormente ya me ha dado pero con la diferencia que tengo 34 semanas de embarazo mi pregunta es esto le afecta ami bebe se que la recuperacion es lenta pero en este caso los medicamentos de me han recetado horita no me han hecho nada

lo que pasa que tengo unos granos en las piernas y son rojos ahora me estan aumentando para los pies y los muslos quiero saber que puedo hacer gracias monica: Tienes que consultar con un médico para que te examine porque no existe ninguna otra forma de saber a que se deben esos granos.

hola, yo tengo una picazon en todo el cuerpo y se me hinchan las manos y los pies que me arden demasiado, esto ya hace un mes tome pastillas, probe con cremas y nunca se me paso…ahora hace unos dias se me hincho una vena en el lado izquierdo de la cara y me salio en las manos unas manchas rojas que de a poco se van expandiendo. Hola soy Brian hace 3 años me diagnosticaron Hepatitis C y estoy esperando el tratamiento que tiene que llegar de EE.UU la cura de la hepatitis C ya salio asi que gloria a dios, yo se que mucha gente se avergüenza de exponer su enfermedad y solo dicen tener picason, yo también sufro de vez en cuando la picason en el cuerpo y cuando mas te rascas mas ronchas te salen. Es una situación que te pone de mal humor. Yo me hago atender con el doctor FERNANDO BESSONE. Del CENTENARIO. les quiero decir a todos que hay un DIOS QUE HACE MILAGROS. si buscan de dios y le abren su corazón el evitara en el y donde esta el espíritu de Dios no hay enfermedad. Lean la biblia DIOS SANO AL EMFERMO. Lean SAN MARCOS capitulo 1 versículo del 29 al 34. DIOS LOS BENDIGA y los declaro sano en el nombre de Jesús. Amen!!

Hola…yo he estado buscando causas probables de urticaria y edemas relacionadas con la comezon y rascado…y encontre un padecimiento denominado Edema Angioneurotico…que produce cuadros muy parecidos a algunos de los descritos anteriormente aqui…y es la falta de una proteina o complemento de la sangre que es facil diagnosticar haciendose la prueba sanguinea especifica…..acudiendo con su alergologo o dermatologo pueden informarse mas del tema.y comenzar su tratamiento correspondiente…….. al bañarme me salen unas ronchas como si fuesen picaduras de avispas grandes y me pican y se me hinchan las puntas de los dedos y me pica demasiado y mas que todo las plantas de los pies y la parte del cuerpo que mas me broto y mas grandes son las ronchas son en las piernas pero me dan por todo el cuerpo y es solo cuando me baño y siento como un calor al mismo tiempo en el cuerpo y me dura mas o menos como de 40 minutos a una hora y se me quita
que es eso o de que depende por favor me lo pueden decir?

islenalinda: Te dejo un enlace a este tema: Alergia al calor porque si te bañas con agua caliente esa puede ser la causa de las erupciones en la piel. También puede ser una reacción alérgica al jabón, shampoo o acondicionador de cabello, pero te recomiendo que consultes al médico porque puede deberse a otras causas y es necesario que te examinen. hola necesito informacion sobre una picazon que siento hace un mes,mas o menos.tengo problemas,para identificar la causa,ya que la picazon me afecta,no de manera progresiva,si no que hay dias que estoy normal.Hace tres meses me opere de la vesicula,el medico me dijo que puede ser mi higado que puede estar funcionando mal por falta de la vesicula.a veces me pongo irritable,y no puedo comer,ya que se me cierra el estomago, por fabor,para que me diagnostiquen el problema en la vesicula,estuve cinco años recorriendo medicos,no quisiera caer en manos equivocadas,tambien tengo piedras en los riñones,me dijeron.gracias

silvana: La mejor forma de comprobar (o descartar) que la picazón en la piel se debe a un problema en el hígado es consultando a un hepatólogo, lo extraño es que el médico te diga que esa puede ser la causa y no te haya derivado al especialista como corresponde. Hola! sabes que me pasa algo muy raro, ya desde hace 2 años aproximadamente me da una picazón muy fuerte y desesperante generalmente en el cuello, espalda, hombros, cabeza y brazos. la picazón comienza cada vez que empiezo a hacer cualquier tipo de ejercicio, y ademas esta picazón me ataca solamente en la epoca de invierno y cuando hace frio, pocas veces me ha pasado en epoca de verano. ojala me pudiera dar una respuesta y guiar un poco de que podria tratarse.
muchas gracias y saludos

Hola! Yo hace un mes mas o menos ya que solo por las noche cuando ya m estoy poniendo la pijama me comiensa una picazon en las piernas solo de la rodilla para abajo que no para durante toda la noche hay veces que despierto por la misma razon esto es muy molesto ya que me deja un mal dormir y durante el dia me deja muy cansada ojala pudieran ayudarme Debbie: No puedo decirte cual es la causa ya que no tengo forma de saberlo, pero te comento que si rasuras el vello de la rodilla para abajo esa puede ser una causa de picazón, la cual se intensifica por la noche, como suele ocurrir con cualquier tipo de problema en la piel.

Buenas noches mi inconveniente es que ya casi desde hace 4 meses me da picazon en consecuencia me rasco y me comienzan a brotar unas ronchitas un tanto rojas o entre rosadas, continuo rascandome y me siguen saliendo mas, me salen por todo el cuerpo. Estuve tomando medicina para combatir el acne porque a pesar de ya tener 29 años me han comenzado a salir en este año junto con la picazon de piel y la aparicion de ronchitas cuando me rasco. Estuve tomando medicina para el acne. Como la diane 35 y bagomicina que me indico el dermatologo.. Pero las deje de tomar cuando me empezo el problema de la picazon. Que debo de hacer ya que quiero curar mi acne y seguir tomando mi medicina … Pero me enroncho y no puedo continuar. Me ppdrian recomendar un especialista. Que debo de hacer y algun centro medico donde encuentre el especialosta que me indican por favor? Gracias de antemano Hola, estoy embarazada de 14 semanas y anoche me agarró picazon en toda la pierna y la tenia muy roja. Ultimante me siento muy cansada y tengo la piel amarilla. También tomo levitiroxina porque estoy en tratamientos de hipotiroidismo. Sera que tendre problemas en el higado?

Tengo como dos meses con la picazon en todo el cuerpo,, con los comentarios de Ud. me hare los analices de funcion hepatica y vere los resultado mil gracias por las opinines. Hola hace dos meses me pica las piernas en las noche me rasco y me da por rascarme más
Me salen unas ronchas rojas a veces se desaparecen y a veces la espalda me pica y siento como pica no se qué es me pueden ayudar

soy diabetico desde hace 14 años este año en marzo me detectaron cirrosis aguda primaria,a consecuencia de esto tengo unos picores en el cuerpo y en la noche se agudizan mas me han dado unas cremas pero no calma,solo duermo cuando ya el cansancio me gana 1 o 2 horaspor dia esto es terrible,la piel esta toda llagada en partes con pus,esto no es vivir ya la depresion esta haciendo mella en mi,si hubiera un remedio para mis males del escozor por favor ayudenme. Ola mi mama le salieron granos como si tuviera viruela le da mucha comezón se rasca hasta salirl sangre, los granos le salieron en todo el cuerpo hasta en la cabeza que sera lo que tiene ella tiene 55anos.gracias

nelly: Tu mamá debe consultar al médico porque no existe ninguna otra forma de saber a que se debe ese problema en la piel. Buenas tardes, llevo días investigando y leyendo los comentarios y respuestan que dan, por ello, me anime a escribirles. Hace unos meses me empecé a hinchar por partes, primero una parte de la plante de los pies, luego una parte de la mano incluyendo dedos. Seguidamente me di cuenta que se hinchaba pero tambien tenia ronchas grandes que picaban y aparecian en la muñeca. Tambien ronchas independientes en el brazo y en la pierna que me picaban y eran grandes. Todas estas aparecian en diferentes momentos o dias. Ahora ultimo senti gran picor en la parte de la nuca, cuando me revisaron que tenia estaba rojo y me picaba demasiado. Y finalmente, se me hincho el labio inferior pero la mitad. No se que puedo estar teniendo. Viaje hace poco a argentina donde comí muchas parrillas y me causo granitos en la cara, nunca habia tenia granitos en la cara por grasa solo por mestruación. Luego bebí demasiado alcohol, ahora bebo pero 1 vez a la semana con amigos lo normal, no soy alcoholica ni nada por el estilo. La ultima vez me puse mal por ello y nose si tendrá que ver pero vomité billis.
Estoy realmente preocupada y nerviosa, me dicen los doctores que no me ponga mal porque aumenta esto. Voy a un dermatologo pero veo que sigo en lo mismo. Que podría tener? Agradezco muchisimo de antemano su respuesta. Saludos!

Estefania: Si el problema comenzó luego de haber comido mucha carne (especialmente carnes rojas que contienen más grasa) y de haber bebido alcohol en exceso, es posible que esté relacionado con el funcionamiento del hígado. Como verás te digo “es posible” ya que no tengo forma de saberlo, pero para saber si la inflamación y las ronchas son consecuencia de un trastorno hepático deben realizarte estudios, al menos una ecografía y un análisis que se llama funcional hepático, se trata de una prueba de sangre que detecta si hay un malfuncionamiento de ese órgano. Hola tengo picazon y no se que. hacer es en todo mi cuerpo c,uando me pueden ayuda estoy arta de estar asi cuando chica tuve hepatiti b.necesito unconsejo porfavor. gracias

Hace un par de dias senti como si algun bicho
Me hubiera picado la pierna, sobre el pantalon medio mucha
Comezon, cuando me quite el pantalon tenia toda moretiada
La parte donde sentia la picazon tengo una semana el morete sigue ahi
Un poco mas tenue, pero desde entonces siento mucha comezon en todas
Piernas y tobillos como si me estuvieran picadas de moscos Hola,mi problema empezo hace tres años y medio despues del nacimiento de mi segundo hijo,me hicieron transfusión de sangre y a partir de esa fecha he tenido mucha picazon en todo mi cuerpo que en temporadas me da,muchisima picazon y,de repente se va y asi estado en este tiempo,no se si sea por la,transfusion,pero de ahi empezo mi problema,no me provoca salpullido ni ronchas solo es la picazon,…le agradeceria mucho su respuesta …gracias

Hace una semana empece a tener mucha comezon en las manos y en los pies siento que se me hinchan cuando me rasco y me da mucho dolor primero me dijo una doctora que lo q tenia era algo de mi sangre y dijo que me hiciera unos analisis de sangre no me los he hecho pero dos dias despues m senti cansada sin ganas de comer mucho me seguia la comezon despues volvia a ir con otra doctora y me dijo que tenia una infeccion en las vias urinarias me mando medicamento pero no me resulta así que les pido me digan de que se trata en realidad graciass Hola des de hace 4 años o un poco mas que tengo higado graso. Este año comenze con una fuerte picazon o escozor en mi zona genital, vale decir en la piel de mis testiculos la que se acrecenta en las noches. Cree usted que ambas tengan relacion. Quiero decir higado y mi escozor en la zona genital?……Des de ya quedo agradecido de su respuesta.
Saludos des de Alemania.
Eduardo

Para terminar decir que estoy tomando Legalon Forte 3 capsulas diarias una despues de ca da comida…….ayuda a regenerar el higado graso….o que consecuencias puede traer esto. Eduardo: El escozor producido en la piel por los problemas hepáticos suele ser generalizado y no estar concentrado en un àrea determinada. La picazón en los genitales puede tener varias causas, entre ellas se encuentran las alergias, eczemas, infecciones causadas por hongos dermatofitos (Tiña), irritaciones ocasionadas por algún tipo de prenda o el jabón, también la Candidiasis (hongo Cándida) puede causar comezón. Es normal que el escozor aumente durante la noche, eso ocurre en la mayoría de las afecciones en la piel.
Te aconsejo que consultes a un médico porque debe examinarte para poder determinar la causa concreta y en base a ella indicarte el tratamiento que corresponda, ya que por ejemplo, no se trata de la misma forma una eczema que una infección por hongos.

Eduardo: Tengo entendido que el Legalón contiene Silimarina, sustancia que es extraída de las semillas del Cardo Mariano y se trata de uno de los mejores remedios naturales para las enfermedades del hígado, pienso que te resultará beneficioso pero lo correcto es que lo consultes con tu médico. Te dejo un enlace a uno de los artículos que hemos publicado sobre la Silimarina para que leas más sobre lo que estás tomando: Silimarina, el remedio para el hígado. También te dejo un enlace a este tema: Tratamientos naturales para higado graso. Tengo 10 dias de tener unas ronchitas en los brazos y en el cuello me da picazon que puedo hacer ayudame por favor Gracias

como introducir las cytotec

Más de 15 millones de personas en simplemente Estados Unidos abusan del alcohol. Casi todos ellos – el 90% -100% – desarrollan grasa en el hígado. El hígado graso puede ocurrir después de beber cantidades moderadas o grandes de alcohol. Incluso puede ocurrir después de un corto período de consumo excesivo de alcohol (hepatopatía alcohólica aguda).

La genética o herencia (lo que se transmite de padres a hijos) juega un papel en el desarrollo de grasa en el hígado por la enfermedad hepática alcohólica de dos maneras: Puede influir en la cantidad de alcohol que se consume y su probabilidad de desarrollar alcoholismo. Y también, puede afectar los niveles de enzimas hepáticas implicadas en la descomposición (metabolismo) de alcohol. Otros factores que pueden influir en la probabilidad de desarrollar la enfermedad de hígado graso alcohólico incluyen:

  • Hepatitis C (que puede conducir a la inflamación del hígado)
  • Una sobrecarga de hierro
  • Obesidad
  • Dieta

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es ahora la causa más común de enfermedad hepática crónica en muchas partes del mundo, como por ejemplo en Estados Unidos. Algunas personas con exceso de grasa en el hígado simplemente tienen lo que se llama un hígado graso. Aunque esto no es normal, no es grave si no conduce a la inflamación o daño.

Otros tienen lo que se llama esteatohepatisis no alcohólica. Aunque es similar a la enfermedad hepática alcohólica, las personas con este tipo de enfermedad del hígado graso beben poco o nada de alcohol. La esteatohepatisis no alcohólica puede conducir a daño hepático permanente. El hígado puede agrandarse y con el tiempo las células hepáticas pueden ser reemplazadas por tejido cicatricial. Esto se llama cirrosis. El hígado no puede funcionar bien y puede que desarrolles insuficiencia hepática, cáncer de hígado y muerte relacionada con el hígado. La esteatohepatisis no alcohólica es una de las principales causas de cirrosis. Ambos tipos de enfermedad hepática no alcohólica son cada vez más comunes. Hasta un 20% de los adultos pueden tener hígado graso o esteatohepatisis no alcohólica. Y más de 6 millones de niños tienen una de estas condiciones, que son más comunes en los niños asiáticos e hispanos. La evidencia reciente indica que la esteatohepatisis no alcohólica aumenta el riesgo de enfermedades del corazón en los niños que tienen sobrepeso o son obesos.

La causa de la enfermedad del hígado graso no alcohólico no está claro. Ciertos factores tienden a aumentar el riesgo, pero en algunos casos, no se presentan factores de riesgo. Sin embargo, el desarrollo de grasa en el hígado por enfermedad hepática no alcohólica tiende a darse en familias. También se presenta con mayor frecuencia en personas que son de mediana edad y con sobrepeso u obesidad. Estas personas a menudo tienen niveles altos de colesterol o triglicéridos y diabetes o prediabetes (resistencia a la insulina), también.

  • Medicamentos
  • Hepatitis viral
  • Enfermedad hepática autoinmune o heredada
  • La pérdida rápida de peso
  • Desnutrición

Estudios recientes muestran que un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado y otros cambios en el intestino puede estar asociado con la enfermedad de hígado graso no alcohólico. Algunos investigadores sospechan ahora que esto puede desempeñar un papel en la progresión de la enfermedad hepática no alcohólica y a la esteatohepatisis no alcohólica. Aunque es muy raro, la grasa se acumula en el hígado de la madre durante el embarazo, poniendo tanto a la madre como al feto en riesgo grave. Cualquiera de los dos puede desarrollar insuficiencia hepática, insuficiencia renal, infección grave, o hemorragia. Nadie entiende plenamente su causa, pero las hormonas pueden jugar un papel.

Una vez que se confirma el diagnóstico, el bebé tiene que nacer lo más rápido posible. Aunque la madre puede necesitar cuidados intensivos durante varios días, la función hepática a menudo retorna a la normalidad en pocas semanas. Acumular grasa en el hígado es a menudo silencioso, no produce síntomas, sobre todo al principio. Si la enfermedad avanza – que es por lo general durante un período de años, o incluso décadas – puede causar problemas como:

  • Fatiga
  • Pérdida de peso o pérdida del apetito
  • Debilidad
  • Náusea
  • Confusión, juicio dañado, o dificultad para concentrarse

Estos síntomas también pueden estar presentes:

  • Dolor en el centro o la parte superior derecha del abdomen
  • Agrandamiento del hígado
  • Irregular decoloración oscura de la piel, generalmente en el cuello o la zona de la axila

Con la enfermedad hepática alcohólica, los síntomas pueden empeorar después de períodos de consumo excesivo de alcohol. Con el hígado graso por enfermedad hepática no alcohólica, el proceso de la enfermedad puede detenerse o revertirse, o puede empeorar. Si hay la cirrosis, el hígado pierde su capacidad de funcionamiento. Esto puede causar signos y síntomas tales como:

  • Retención de líquidos
  • Pérdida de masa muscular
  • Hemorragia interna
  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos)
  • Insuficiencia hepática

A menudo, el diagnóstico de un hígado graso se presenta durante un chequeo de rutina. El médico puede notar que el hígado se agranda ligeramente o ver signos de grasa en el hígado en un análisis de sangre. O bien, el médico puede sospechar un problema después de tomar un historial de salud o hacer un examen físico.

  1. Análisis de sangre. Durante las pruebas de sangre de rutina, elevaciones de ciertas enzimas hepáticas pueden aparecer. Estos podrían incluir la alanina aminotransferasa o aspartato aminotransferasa.
  2. Estudios de imagen. Un hígado graso también puede aparecer en los estudios por imágenes, como una ecografía abdominal.
  3. Biopsia hepática. La única manera de confirmar el diagnóstico de grasa en el hígado es con una biopsia del hígado. Esto se hace generalmente una vez que otras causas han sido descartadas. Después de aplicación de anestesia local, el médico inserta una aguja a través de la piel para eliminar un pequeño trozo de hígado. Esto se examina bajo un microscopio para detectar signos de grasa, inflamación y células hepáticas dañadas. Si la inflamación o el daño no está presente, el diagnóstico es simplemente un hígado graso.

DR. JORGE ADEVA ALFONSO / GREGORIO DEL ROSARIO | javier Martes 12.11.2013

Luis Montes, excoordinador de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid) y presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) desde 2009, ha fallecido hoy tras sufrir un infarto cuando se dirigía a la localidad murciana de Molina de Segura, donde iba a participar en un acto La fermentación, proceso conocido desde la antigüedad en alimentos como yogur, queso, vino o cerveza, vive ahora una época dorada gracias a su uso en productos funcionales que responden a necesidades concretas de los consumidores y de los que se habla, y mucho, en Alimentaria 2018 de Barcelona

  • The latest EFEciencia (EFEfuturo)! https://t.co/vijqhZpddM#inundaciones#crecidadelebro07:22:53 PM Abril 16, 2018 from Paper.li
  • Nuevo fármaco capaz de frenar la diabetes tipo 1 en ratones https://t.co/shELS1IsLe@DrBermudezSilva@cabimer… https://t.co/klxDNQYk2706:49:04 PM Abril 16, 2018 from Twitter Web Client
  • Tecnología aeroespacial para mejorar las cosechas en la Tierra https://t.co/5ZLUcBL3Gh@Groen_Agro05:57:04 PM Abril 16, 2018 from Twitter Web Client
  • La Palma mantiene sus opciones para el TMT https://t.co/LtFsZXsbQL02:28:37 PM Abril 16, 2018 from Twitter Web Client
  • Tortugas bobas: su cría en cautividad multiplica por 6 su supervivencia, según un estudio de Marine Biology… https://t.co/RfVjeE8vWJ01:51:58 PM Abril 16, 2018 from Twitter Web Client
  • Resuelta la estructura de un complejo de proteínas relacionado con la supervivencia celular https://t.co/eoX9MIW6c6@CNIO_Cancer12:14:04 PM Abril 16, 2018 from Twitter Web Client

La presidenta del Parlamento canario defiende actuar en países de origen para frenar la crisis de los refugiados

  • La comunidad #universitaria reclama más #convenios laborales con #empresashttps://t.co/ctuX0b1Rze@IpsosSpain08:30:07 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite
  • . @caser crea una red de #asesores#financieros con el objetivo de gestionar 1.500 millones https://t.co/iLAOXcxYgb…https://t.co/HpMURzc2gP08:05:05 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite
  • #Atlantia, #ACS y #Hochtief cierran la financiación para la compra de Abertis https://t.co/xNY8U3D0gJ…@Abertishttps://t.co/mTMDFBwC1v08:00:16 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite
  • .@OVBAllfinanzSp y @AXASegurosEs lanzan #PIAS Proyecto Futuro, un plan para complementar la jubilación https://t.co/5SAzHVmaA708:00:16 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite
  • La #CE y el Banco Central Europeo afirman que la banca española tiene liquidez y es rentable… https://t.co/TUdOCXHb1x08:00:16 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite
  • #Atlantia confirma la venta del 29,9 % de #Cellnex a #Edizione Holding https://t.co/ERlF3aiZm3…@cellnextelecom08:00:14 AM Abril 17, 2018 from HootsuiteReplyRetweetFavorite

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

El hígado graso es una de las condiciones hepáticas más comunes derivada de una dieta alta en grasa y ciertos hábitos nocivos. Conocida médicamente como esteatosis hepática, este cuadro en principio benigno requiere de diversos ajustes en nuestra rutina diaria con el fin de eliminar la grasa del hígado y evitar posibles y graves complicaciones como la esteatohepatitis, la cirrosis hepática o el cáncer de hígado. En este artículo de ONsalus te explicamos con detalle las causas, síntomas y tratamiento del hígado graso. El hígado graso es una condición generalmente benigna y mayoritariamente asintomática, en la que la grasa se acumula en el hígado produciendo un aumento en el tamaño de este órgano y la aparición clara de lípidos en la zona.

Uno de sus mayores detonantes es el consumo excesivo de alcohol, un hábito que puede comprometer seriamente la salud de este órgano conduciendo a patologías graves como la cirrosis. Sin embargo esta condición también puede presentarse en pacientes con una ingesta muy baja de alcohol, a este cuadro se le conoce como esteatosis hepática no alcohólica. En personas que consumen con frecuencia alcohol y en aquellas que padecen claramente de alcoholismo, el hígado graso es una condición muy común. Sin embargo existe un importante grupo de pacientes que no beben con frecuencia y que sin embargo lo presentan, esto se debe a que existen otras causas que potencian esta condición, por ejemplo:

  • Contar con sobrepeso u obesidad, uno de los principales detonantes de esta patología.
  • Llevar una dieta muy alta en grasa, lo que hace que los lípidos no puedan ser adecuadamente procesados y eliminados del cuerpo, acumulándose en el hígado.
  • Padecer de diabetes, lo que aumenta las posibilidades de sufrir de hígado graso.
  • Sufrir de hipertensión arterial o de colesterol y triglicéridos elevados.
  • Los pacientes con enfermedades inflamatorias del intestino tienen más posibilidades de desarrollar esta condición.
  • Además la esteatosis hepática puede presentarse en pacientes que han perdido peso de forma muy rápida y radical, en los que consumen de forma excesiva antiinflamatorios, corticoides o drogas así como en quienes cuentan con enfermedades metabólicas hereditarias.

En una gran mayoría de casos el hígado graso es una condición completamente asintomática que se diagnostica mediante un análisis de sangre simple. Sin embargo algunos pacientes manifiestan ciertas señales dependiendo de si existe o no daño hepático severo.

Los síntomas del hígado graso son:

  • Dolor abdominal en la parte superior derecha.
  • Fatiga y cansancio.
  • Sensación de pesadez.

Si se presenta un daño hepático mayor, entonces el paciente puede experimentar:

  • Nauseas y vómitos.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Retención de líquidos de forma notoria.
  • Ictericia o coloración amarilla en la piel y ojos.

Además de un análisis de sangre simple en el que el especialista podrá detectar la alteración de ciertos valores que indiquen la presencia de hígado graso, es posible que se realicen otros exámenes para confirmar el diagnóstico como una ecografía abdominal, una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Si el especialista sospecha que esta condición ha avanzado a una esteatohepatitis es posible que desee realizar una biopsia en el hígado. No existe un tratamiento farmacológico para el hígado graso, por lo que la única forma de eliminar la acumulación de lípidos en esta zona es realizando un cambio en los hábitos cotidianos. Para curar esta condición se recomienda:

  • Eliminar por completo el consumo de alcohol, medida imprescindible en casos de esteatosis hepática alcohólica. Si es necesario se debe acudir a un centro de rehabilitación.
  • Perder peso en el caso de contar con obesidad y sobrepeso, lo que ayudará a eliminar por completo los lípidos acumulados en el hígado y a mejorar notablemente la salud pues no se debe olvidar que la obesidad aumenta el riesgo de padecer condiciones como la diabetes o enfermedades cardíacas.
  • Reducir la presencia de grasa en la dieta consumiendo más alimentos frescos como verduras y frutas y optando por preparaciones saludables hechas al horno, al vapor, cocinas o a la plancha.
  • Se recomienda además evitar la ingesta de dulces, bollería industrial, refrescos y sal, ingredientes que pueden favorecer la ganancia de peso y el exceso de grasa en la dieta.
  • Realizar ejercicio físico es imprescindible para controlar el peso y eliminar la acumulación de grasa en el cuerpo. Se recomienda practicar actividad física entre 3 y 5 veces a la semana optando especialmente por actividades cardiovasculares como caminar a ritmo intenso, correr, bailar, realizar ejercicios aeróbicos y nadar.
  • Además resulta imprescindible que las personas con diabetes, hipertensión arterial o colesterol y triglicéridos elevados controlen estas condiciones con el fin de evitar que el hígado graso avance.

En la mayoría de los casos, y especialmente cuando la esteatosis hepática no se produce por la ingesta excesiva de alcohol, esta condición resulta benigna y puede controlarse siguiendo las recomendaciones mencionadas anteriormente. Sin embargo en algunos casos la patología avanza generando serias complicaciones como:

  • Esteatohepatitis, una condición en la que además de grasa en el hígado se presenta también inflamación y daño en el órgano.
  • Cirrosis, se manifiesta cuando el hígado cuenta con cicatrización y un funcionamiento deficiente, una condición muy común en quienes abusan del alcohol.
  • Cáncer de hígado, una de las consecuencias de la cirrosis.

Debido a que la esteatosis hepática se produce mayoritariamente por llevar hábitos inadecuados, prevenir el hígado graso es posible teniendo en cuenta algunas medidas básicas:

  • Moderar la ingesta de alcohol o eliminarla por completo si existen antecedentes en la familia de problemas hepáticos.
  • Llevar una dieta adecuada baja en grasa y rica en frutas y vegetales.
  • Mantener un peso adecuado y evitar la obesidad. Si se cuenta con esta condición es importante buscar un profesional en nutrición e iniciar cuanto antes una dieta para la pérdida de peso.
  • Realizar ejercicio físico con frecuencia pues la actividad reduce notablemente la posibilidad de sufrir de esta condición.
  • Evitar el consumo excesivo de medicación, la automedicación o la ingesta de drogas, hábitos que pueden afectar severamente la salud hepática.
  • Si se sufre de diabetes o hipertensión resulta importante controlar adecuadamente la enfermedad para evitar complicaciones.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hígado graso: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo. La combinación de interferon pegilado más ribavirina es el tratamiento actual para la hepatitis C. Su efectividad fue mejorando año tras año pero en los pacientes con genotipo 1 su respuesta es del 50 % aproximadamente.

Biblioteca pública en Suecia Es decir que nos queda mucho camino para recorrer tratando de encontrar el tratamiento ideal con alta efectividad y pocos efectos adversos.

modo de empleo de cytotec

Tradicionalmente se ha dividido el hígado en cuatro lóbulos basados en las características superficiales. El ligamento falciforme divide el hígado en dos lóbulos anatómicos: el lóbulo derecho y el lóbulo izquierdo. Además, tiene dos lóbulos adicionales entre el derecho y el izquierdo. Estos lóbulos son el caudado (más superior) y el lóbulo cuadrado.

Tomografías de los segmentos de hígado humano. Vienen-konfluenz = Confluencia venosa Linke Pfortader = Vena puerta izquierda Rechte Pfortader = Vena puerta derecha Milz-vene = Vena esplénica La anatomía morfológica tradicional no tiene en cuenta las características internas de los conductos sanguíneos y biliares del hígado, el 1957

Claude Couinaud dividió el hígado en ocho segmentos independientes funcionalmente, una clasificación que se ha convertido en muy popular. Según el modelo de Couinaud, las venas hepáticas delimitan una serie de sectores en el hígado: la vena hepática izquierda separa el sector lateral izquierdo del sector paramedial izquierdo, la vena hepática media separa el lóbulo derecho del izquierdo, es decir, el sector paramedial izquierdo del sector anterior derecho (o sector paramedial derecho) y la vena hepática derecha separa el sector anterior derecho del sector posterior derecho (o sector lateral derecho).

Las ramas laterales de la vena porta dividen los sectores del hígado en ocho segmentos numerados del 1 al 8 (habitualmente en números romanos ) empezando por la parte inferior del hígado y en Setit opuesto a las agujas del reloj:

  • El segmento E corresponde al lóbulo caudado.
  • El segmento II corresponde a la zona lateral superior (parte craneal del segmento lateral)
  • El segmento III corresponde a la zona lateral inferior (parte caudal del segmento lateral)
  • El segmento IV corresponde a la zona medial o lóbulo cuadrado. Se suele subdividir en 4ª (parte superior o craneal) y 4b (parte inferior o caudal).
  • El segmento V corresponde a la parte inferior (caudal) del segmento anterior
  • El segmento VI corresponde a la parte inferior (caudal) del segmento posterior
  • El segmento VII corresponde a la parte superior (craneal) del segmento posterior
  • El segmento VIII corresponde a la parte superior (craneal) del segmento anterior

El hígado está cubierto (a excepción de una zona triangular en la parte superior) por el peritoneo visceral, formado por mesotelio, una única capa de células superficiales, y por tejido extraperitoneal. También está completamente rodeado por el tejido conjuntivo laxo de la cápsula de Glisson. Hay cuatro tipos principales de células que se encuentran en el hígado: los hepatocitos, las células estrelladas hepáticas, las células endoteliales sinusoidales y las células de Kupffer.

Los hepatocitos son las células más numerosas del hígado, constituyen el 80% de su volumen y casi un 60% del número total de células. Su forma es poliédrica, con un número variable de caras, de seis a doce, su diámetro varía entre 20 y 30 micras. Las células estrelladas hepáticas (a veces también conocidas como células de Ito), de origen mesenquimal y mucho menos numerosas que los hepatocitos, se encuentran entre las láminas en la base de los hepatocitos, y tienen forma de estrella o irregular.

Su citoplasma es rico en vesículas de lípidos que contienen vitamina A, y su función consiste en segregar las sustancias principales constituyentes de la matriz, como el colágeno de tipo III o la reticulina. Las células de Kupffer, los macrófagos del hígado, derivan de los monocitos y se encuentran en el lumen de los sinusoides venosos. Su forma es variable e irregular, con numerosas protuberancias típicas de las células macrófagos que se extienden en el lumen de la sinusoide.

Su función es eliminar por fagocitosis los residuos que pueda haber en el flujo de sangre que va hacia los hepatocitos, pero también pueden estimular el sistema inmunitario a través de la secreción de numerosos factores y citocinas. También eliminan los glóbulos rojos de la sangre que son viejos o dañados, actuando como un complemento a la bazo (y que la pueden sustituir en caso de extirpación o esplenectomía).

Las células endoteliales sinusoidales forman el endotelio de los sinusoides venosos del hígado. Tienen forma aplanada, con un núcleo oval en posición central y citoplasma escaso que contiene numerosas vesículas. Entre las células hay poros abiertos bastante grandes, de un diámetro de entre 150 y 175 nm, de modo que la sangre puede entrar en contacto con las microvellosidades de los hepatocitos, jugando un papel importante en la microcirculación hepática. La unidad funcional del hígado es una estructura llamada lobulillo hepático que son unas formaciones más o menos hexagonales de células hepáticas organizadas alrededor de una vena central que termina en la vena hepática y de la que parten columnas de hepatocitos en forma de cordones con capilares, los sinusoides, que hacen llegar a la vena central la sangre procedente de la vena porta y de la arteria hepática pasando entre los cordones de hepatocitos.

Los sinusoides tienen un revestimiento de células endoteliales y células de Kupffer. La bilis que producen las células hepáticas es vertida en una red de conductos biliares que pasa por el interior de los cordones de hepatocitos y la hace llegar a un conducto de mayor tamaño. Las funciones del hígado, las llevan a cabo los hepatocitos del hígado:

  • El hígado excreta la bilis necesaria para la emulsión de las grasas. Parte de la bilis drena directamente en el duodeno, y otra parte se almacena en la vesícula biliar.
  • El hígado tiene un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos:
    • Gluconeogénesis. Síntesis de glucosa.
    • Glucogenólisis. Degradación del glucógeno en glucosa.
    • Glucogenogénesis. Formación de glucógeno a partir de glucosa.
    • Degradación de la insulina y otras hormonas.
  • El hígado es responsable de las principales vías metabólicas de las proteínas.
  • También realiza varios papeles en el metabolismo lipídico:
    • Síntesis de colesterol.
    • Síntesis de triglicéridos.
  • El hígado produce los siguientes factores de coagulación:
    • Factor de coagulación Y o fibrinógeno.
    • Factor de coagulación II o protrombina.
    • Factor de coagulación V.
    • Factor de coagulación VII.
    • Factor de coagulación IX.
    • Factor de coagulación X.
    • Factor de coagulación XI.
    • Proteína C.
    • Proteína S.
    • Antitrombina.
  • El hígado analiza sustancias tóxicas y la mayoría de los medicamentos.
  • Convierte amoníaco en urea.
  • Almacena múltiples sustancias:
    • Glucógeno.
    • Vitamina B12.
    • Hierro.
    • Cobre.
  • En el primer semestre de feto, el hígado es el principal productor de eritrocitos. Hacia la 32ª semana de gestación, la médula ósea ha asumido casi por completo esta tarea.
  • El hígado es responsable de efectos inmunológicos del sistema reticuloendotelial.

Actualmente, no existe ningún órgano o dispositivo artificial capaz de emular todas las funciones del hígado. Algunas funciones se pueden emular a través de la diálisis del hígado, un tratamiento experimental para las personas que carecen de hígado.

Muchas enfermedades del hígado van acompañadas de ictericia causada por los niveles crecientes de bilirrubina circulante. La bilirrubina resulta de la desintegración de la hemoglobina de los eritròctis muertos. Normalmente, el hígado elimina la bilirrubina de la sangre y la excreta a través de la bilis.

  • Hepatitis: Inflamación del hígado, causada por varios virus o por causas inmunológicas o hereditarias.
  • Cirrosis: Formación de tejido fibroso en el hígado, en sustitución de los hepatocitos muertos. La causa de la muerte suele ser el alcoholismo o el contacto viral con otros productos químicos hepatotóxicos.
  • Hemocromatosis: Enfermedad hereditaria que causa la acumulación de hierro en el cuerpo, lo que daña el hígado.
  • Cáncer de hígado: Carcinoma colangiocel·lular, carcinoma hepatocelular o -en niños- hepatoblastoma.
  • Enfermedad de Wilson: enfermedad hereditaria que provoca la retención de cobre.
  • Colangitis esclerosante primaria: Enfermedad idiopática caracterizada por una inflamación crónica con fibrosis obliterante de los conductos biliares.
  • Síndrome de Budd-Chiari: Obstrucción de la vena hepática.
  • Síndrome de Gilbert: trastorno genético del metabolismo de la bilirrubina.
  • Enfermedad de Pompe: Afecta el almacenamiento de glucógeno.

Existen numerosas pruebas de función hepática disponibles para comprobar el correcto funcionamiento del hígado. El hígado es el único de los órganos humanos internos capaz de regenerar de manera natural el tejido perdido, con un 25% del hígado se puede regenerar un hígado entero otra vez.

Sin embargo, no se trata de una regeneración verdadera sino más bien de un crecimiento compensatorio, los lóbulos que se pierden no vuelven a crecer, por lo que el crecimiento del hígado supone la restauración de sus funciones pero no la recuperación de su forma original. Esto contrasta con la verdadera regeneración, a la que se restauran tanto la función como la forma original. Para la mayoría de los autores la regeneración hepática se debe principalmente a los hepatocitos, que normalmente son en estado de reposo o fase G0 del ciclo celular pero que al producirse una lesión o una amputación pasan a la fase G1 y en la mitosis pasando por la fase G2.

Este proceso es activado por los receptores de neurotrofinas conocidos como p75 o receptores de baja afinidad y se detiene cuando el hígado vuelve a alcanzar la relación masa-volumen original. El hígado de mamíferos y aves menudo es consumido como alimento por los humanos. Los hígados de animales son ricos en hierro y vitamina A. La preparación más conocida es el hígado con cebolla, normalmente a base de hígado de cerdo o de vaca y cebolla frita.

El hígado también se puede cocinar al horno, ser hervido, asado o frito. En algunos lugares se come crudo, como el sashimi de hígado de la cocina japonesa. También se utiliza para la producción de patés como el paté de hígado, foie gras, y de embutidos como la morcilla de hígado o el peltruc de hígado.

Entre otros productos elaborados a base de hígado cabe mencionar el hígado picado (כבד קצוץ), un embutido de la cocina judía que sigue las normas kosher, el Leberwurst de la cocina de la Europa central ( Alemania, Hungría ) y los figatells valencianos que también se encuentran en Aragón con el nombre de Fardel. Los hígados de algunos peces también tienen valor culinario y nutritivo, el aceite de hígado de bacalao a menudo se utiliza como suplemento dietético.

El hígado de la manada era muy apreciado en la cocina tradicional, pero actualmente los hígados de estos peces, habiendo adquirido mala fama, ya no se encuentran demasiado como plato. En Francia se preparaban los “beignets de foie de Raie” y el “foie de Raie en croute”, y en Inglaterra el “poached skate liver donde toast”. Su contenido de proteínas es del 20 al 22% mientras que el de lípidos es particularmente bajo, entre el 4% (en el caso del pollo, el buey y el cordero) y el 5% (en el caso del cerdo o la ternera ), esto hace que sea un tipo de carne muy digerible.

Su contenido de colesterol y en purinas es elevado. Los pequeños y en particular el hígado de buey, llevan más plomo que otras carnes, pero en una cantidad proporcionalmente menor que algunos peces (que también contienen mucho más mercurio ). El hígado es una fuente importante de vitaminas y sales minerales esenciales. El hígado de ternera es rico en vitamina A ( retinol ), al igual que el hígado de cerdo, pero también contiene las vitaminas B1 ( tiamina ), B2 ( riboflavina ), B5 ( ácido pantoténico ), B9 ( ácido fólico ), B12 ( cianocobalamina ), C, hierro, zinc, fósforo y potasio.

El hígado de buey, de cordero y pollo (el menos rico en vitaminas y hierro), casi no contienen vitamina A. Sin embargo, son ricos en tiamina, riboflavina, niacina y aminoácidos que juegan un papel primordial en el metabolismo del organismo. El contenido de vitaminas de diferente tipo de hígado frito (valores en mg por 100 gramos ):

Cada año, millones de personas en los Estados Unidos sufren dolores causados por cálculos biliares. Sin embargo, puede sorprender el hecho de que muchos de estos individuos terminan por descubrir que tienen cálculos hepáticos. Los cálculos hepáticos son los parientes menos conocidos de los cálculos biliares, porque ambos son, esencialmente, lo mismo. En última instancia, la ubicación define la diferencia entre los dos. Para ayudar a reducir el riesgo de sufrir este doloroso malestar, todas las personas deben comprender cómo funciona el hígado y qué pueden hacer para apoyar su salud. El hígado es la glándula más grande que hay en el cuerpo y se localiza al principio del intestino delgado. La vesícula, en comparación, se ubica detrás del hígado cerca de su base. El propósito principal del hígado es producir bilis—una secreción esencial para descomponer los lípidos digeridos en partículas más pequeñas para que las grasas y las vitaminas solubles en grasa puedan ser absorbidas por el intestino delgado.

El hígado forma bilis a partir de agua, electrolitos, y otras moléculas incluyendo colesterol, bilirrubina, ácidos biliares, y fosfolípidos. Los adultos producen entre 400 y 800 ml de bilis todos los días y se almacena en la vesicular hasta que se necesite. 1 Además de fabricar bilis, el hígado funciona como un filtro para desintoxicar y purgar químicos nocivos (tales como el alcohol) del cuerpo. Los cálculos hepáticos comúnmente se forman cuando se tiene un exceso de colesterol en el cuerpo. Al haber un exceso de colesterol en la dieta, el que sobra a menudo se cristaliza formando pequeñas masas en forma de piedritas. Recientemente, investigadores de la Universidad de Bonn en Alemania descubrieron que la herencia también puede contribuir a este problema. Los científicos creen que han aislado un gen dentro del cuerpo que en gran medida aumenta las posibilidades que tiene una persona de formar cálculos hepáticos y/o biliares. 2

Debido al papel que juega el hígado como sistema de desintoxicación del cuerpo, mucho de lo que comemos y bebemos puede, en gran medida, afectar la salud de la glándula. Estas son algunas de las enfermedades más comunes del hígado: Cirrosis: Debido a este padecimiento, el daño al hígado causa cicatrización lo cual impide aún más que el hígado funcione como debería. Las causas comunes de la cirrosis incluyen alcoholismo y hepatitis. Alrededor del 5% de los pacientes de cirrosis desarrollan cáncer de hígado y terminan recibiendo trasplantes de hígado debido a una cicatrización excesiva.

Hígado Graso: El "Hígado Graso" es un padecimiento común en personas que beben mucho alcohol. El hígado crece debido a la acumulación de células adiposas. Usualmente, el único síntoma que se presenta es un leve malestar en el abdomen. Normalmente el padecimiento mejora si la persona deja de beber alcohol. Hepatitis: La hepatitis alcohólica (inflamación del hígado) también es causada por la ingesta de demasiado alcohol y, a menudo, es precursora de la cirrosis y de la eventual insuficiencia hepática. Si se detecta a tiempo, el daño al hígado podría ser revertido hasta cierto punto. Por otro lado la Hepatitis Viral ataca al hígado directamente. De hecho existen cinco tipos distintos de Hepatitis viral:

  1. Hepatitis A (HAV) – Puede afectar a cualquier persona y se presenta tanto a través de casos individuales como de epidemias generalizadas
  2. Hepatitis B (HBV) – Una enfermedad mortal que causa cirrosis, cáncer, insuficiencia hepática, y hasta la muerte
  3. Hepatitis C (HCV) – Se desarrolla con facilidad al entrar en contacto con la sangre de una persona infectada
  4. Hepatitis D (HDV) - Un virus hallado en la sangre de individuos afectados; por lo general el paciente también padece HBV
  5. Hepatitis E (HEV) - Similar a la HAV, pero es raro que se dé en los Estados Unidos. 3

El Síndrome de Gilbert: El Síndrome de Gilbert es causado por un defecto en la ingesta de bilirrubina en las células hepáticas. El Síndrome de Gilbert puede ser muy difícil de diagnosticar y a veces se confunde con la enfermedad hepática.

efectos cytotec en el feto

Existen al menos seis medicamentos antivirales que pueden utilizarse para tratar la hepatitis B. No se posee mucha información acerca de la seguridad de estos medicamentos durante el embarazo y se sospecha que algunos aumentan el riesgo de defectos congénitos y aborto espontáneo. Antes de comenzar a tomar cualquiera de estos medicamentos, las mujeres deben informar a su médico si están planeando un embarazo. Las mujeres que quedan embarazadas mientras están tomando alguno de estos medicamentos deben consultar a su médico. Tampoco se recomienda el uso de estos medicamentos durante la lactancia. La hepatitis C crónica puede tratarse con una combinación de dos medicamentos antivirales (ribavirina e interferón pegilado alfa-2a). Se cree que estos medicamentos contribuyen a defectos congénitos y aborto espontáneo. Las mujeres deben evitar el embarazo mientras los están tomando y durante seis meses después de terminado el tratamiento. Las mujeres deben notificar a su médico inmediatamente si quedan embarazadas mientras están tomando estos medicamentos. Tampoco deben ser usados durante la lactancia ni por la pareja de sexo masculino de la mujer embarazada.

Por lo general, la hepatitis A no representa un riesgo para el bebé cuando la madre la contrae durante el embarazo. Rara vez se transmite de la madre al bebé durante el parto. 6 La hepatitis B es la que presenta el mayor riesgo durante el embarazo. Las mujeres que tienen el virus en el organismo (infección aguda o crónica) pueden transmitírselo al bebé durante el parto. En la mayoría de los casos, el riesgo es de aproximadamente 10 al 20 por ciento, aunque puede ser mayor si la mujer tiene altos niveles del virus en su organismo. 4 Los bebés infectados al nacer suelen desarrollar infección por hepatitis B y corren un alto riesgo de desarrollar enfermedad hepática grave y cáncer de hígado de adultos. La hepatitis C se transmite al bebé durante el parto en sólo el cuatro por ciento de los casos aproximadamente. 5

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) recomiendan someter a todas las mujeres embarazadas a un análisis de sangre para detectar la hepatitis B. 5 Si se detecta que la mujer tiene hepatitis B aguda o crónica, es preciso vacunar al bebé contra la hepatitis B y suministrarle inmunoglobulina (que contiene anticuerpos que combaten la hepatitis) dentro de las 12 horas de nacido. Dicho tratamiento previene la infección en más del 90 por ciento de los bebés en riesgo. 5 Se le debe aplicar al bebé dos dosis adicionales de vacuna durante los primeros seis meses de vida. Los CDC también recomiendan vacunar a todos los bebés contra la hepatitis B antes de que abandonen el hospital, entre el primero y segundo mes de vida y nuevamente entre los seis y dieciocho meses de vida. 5 En la actualidad no hay forma de prevenir que la madre transmita la hepatitis C al bebé.

La hepatitis A por lo general se contagia a través de alimentos y agua contaminados. La gente que viaja a países en vías de desarrollo tiene mayor riesgo de contraer esta enfermedad. Las hepatitis B y C se contagian mediante el contacto con sangre o fluidos corporales de una persona infectada. Esto puede suceder al compartir agujas empleadas para inyectarse drogas o al mantener relaciones sexuales con una persona infectada (aunque se cree que la hepatitis C no se transmite con frecuencia a través del contacto sexual).

La mejor defensa contra las hepatitis A y B es la vacunación. Las mujeres que planeen viajar a un país en vías de desarrollo deben consultar al médico para determinar si les conviene vacunarse contra la hepatitis A. Aún no se ha determinado si la vacuna contra la hepatitis A supone riesgos para el embarazo, pero se cree que no. 6 La vacuna contra la hepatitis B también se considera segura para el embarazo. Es conveniente que las mujeres que trabajan en el ámbito de la salud y la seguridad pública y otras mujeres en alto riesgo (como aquellas que viven con una pareja infectada) reciban la vacuna contra la hepatitis B antes o durante el embarazo.

No existe ninguna vacuna contra la hepatitis C. Las mujeres también pueden protegerse contra las hepatitis B y C siguiendo prácticas sexuales no riesgosas y evitando el uso de drogas ilícitas inyectables y de elementos de higiene personal de otras personas que puedan tener sangre (hojas de afeitar y cepillos de dientes).

El síndrome HELLP es una complicación peligrosa del embarazo caracterizada por anomalías en el hígado y en la sangre. HELLP es la sigla en inglés de hemólisis (descomposición de los glóbulos rojos), enzimas hepáticas elevadas y bajo recuento de plaquetas (fragmentos de glóbulos rojos necesarios para la coagulación sanguínea). Se trata de una variante de la preeclampsia grave, un trastorno del embarazo caracterizado por hipertensión arterial y proteína en la orina. El síndrome HELLP se produce en aproximadamente el 10 por ciento de los embarazos complicados por preeclampsia grave. 7 Por lo general, los síntomas del síndrome HELLP se manifiestan en el tercer trimestre del embarazo aunque pueden comenzar antes. Los síntomas también pueden aparecer en las primeras 48 horas después del parto. Las mujeres embarazadas deben llamar a su médico si tienen los siguientes síntomas:

  • Dolor en el estómago o en la región superior derecha del abdomen
  • Náusea o vómitos
  • Malestar general
  • Dolores de cabeza

El síndrome HELLP afecta a menos del uno por ciento de las mujeres embarazadas. 8

El síndrome HELLP puede presentar riesgos graves para la madre y el bebé si no se lo trata rápidamente. En la madre puede causar daño y rotura del hígado (aunque esto último es muy poco frecuente), insuficiencia renal, problemas de sangrado, accidente cerebrovascular e incluso la muerte. Cuando se manifiestan complicaciones graves en la madre, es posible que la vida del bebé también corra peligro. El síndrome HELLP puede causar el desprendimiento de la placenta del útero antes del parto, lo cual pone en peligro la vida de la madre y el bebé, así como nacimiento prematuro. El síndrome HELLP se diagnostica mediante análisis de sangre que miden los niveles de plaquetas, glóbulos rojos y varias sustancias químicas para determinar si el hígado de la mujer está funcionamiento normalmente.

Se puede tratar a las mujeres con síndrome HELLP con medicamentos para controlar la presión arterial y evitar convulsiones y, en algunos casos, con transfusiones de plaquetas. Casi siempre se induce el parto lo antes posible en las mujeres que padecen síndrome HELLP para evitar complicaciones graves. Si la mujer tiene menos de 34 semanas de embarazo, es posible que el parto se postergue unas 48 horas para que se la pueda tratar con medicamentos llamados corticosteroides. 9 Estos medicamentos aceleran la maduración de los pulmones del feto y contribuyen a prevenir las complicaciones de la premadurez. Algunos estudios sugieren que el tratamiento de la mujer embarazada hasta 48 horas con niveles más altos de corticosteroides que los utilizados para acelerar la maduración de los pulmones del feto puede mejorar los síntomas. 10 Se desconocen las causas del síndrome HELLP.

En la mayoría de los casos las anomalías de la sangre y el hígado desaparecen unos pocos días después del parto. Por lo general, las mujeres que han padecido el síndrome HELLP tienen menos del cinco por ciento de probabilidades de que les vuelva a suceder en otro embarazo. 9 Aparentemente, también tienen un riesgo mayor de sufrir otras complicaciones durante el embarazo como preeclampsia, desprendimiento de la placenta y parto prematuro. 9 Esteatosis hepática aguda del embarazo

La esteatosis hepática aguda (hígado graso) es una complicación poco común del embarazo que puede ser mortal. Aproximadamente entre una de cada 10,000 y una de cada 15,000 mujeres embarazadas resulta afectada por este trastorno, que se caracteriza por la acumulación de grasas en las células del hígado. 11 Los síntomas de este trastorno por lo general comienzan en el tercer trimestre del embarazo y se asemejan a los del síndrome HELLP. Las mujeres embarazadas deben consultar a su médico si tienen los siguientes síntomas:

  • Náuseas y vómitos persistentes
  • Dolor en el estómago o en la región superior derecha del abdomen
  • Malestar general
  • Ictericia
  • Dolores de cabeza

Si no se lo trata inmediatamente, este trastorno puede ocasionar coma, insuficiencia de los órganos y la muerte de la madre y el bebé.

Se diagnostica mediante análisis de sangre que miden una serie de factores relacionados con las funciones del hígado y los riñones. Es posible que se lleven a cabo transfusiones de sangre para estabilizar la salud de la madre. Se inducirá el parto lo antes posible para evitar que el bebé tenga complicaciones graves.

No se conocen bien las causas de este trastorno. Es posible que la genética sea un factor importante. En un estudio reciente se descubrió que el 16 por ciento de las mujeres que padecía este trastorno tenía bebés con ciertos errores hereditarios en la composición química de su organismo (defectos de oxidación de los ácidos grasos). 8 Estos trastornos impiden el procesamiento adecuado de ciertas grasas. Los bebés afectados pueden desarrollar problemas hepáticos, cardíacos y neuromusculares potencialmente mortales, a menos que se los alimente con una dieta especial con bajo contenido de grasas. Los resultados del estudio sugieren que es conveniente someter a todos los bebés de mujeres con esteatosis hepática aguda del embarazo a análisis para detectar defectos de la oxidación de los ácidos grasos y poder brindarles un tratamiento inmediato. (Muchos bebés se someten de forma rutinaria a pruebas de detección precoz de estos trastornos como parte de un panel de pruebas para recién nacidos. No obstante, las pruebas incluidas en este panel varían en cada estado.)

La mayoría de las mujeres comienza a mejorar a los pocos días del parto y no sufre daños permanentes como consecuencia de la enfermedad. Las mujeres portadoras de un gen de un defecto de oxidación de los ácidos grasos (incluidas las mujeres que han tenido un bebé afectado) tienen un riesgo mayor de que vuelva a producirse la enfermedad en otro embarazo; se desconoce el riesgo de recurrencia en otras mujeres. 11 Sí. Varios becarios de March of Dimes están tratando de identificar los genes que pueden contribuir a la preeclampsia, una forma de hipertensión arterial que se da durante el embarazo y que está relacionada con el síndrome HELLP. El objetivo de esta investigación es mejorar el diagnóstico y tratamiento de estos trastornos. Otro becario recientemente incorporado está intentando desarrollar tratamientos para estimular la regeneración hepática en los niños con enfermedad hepática, incluidos los que padecen complicaciones resultantes de la hepatitis.

1. Cambios en la Piel 2. Cambios Abdominales

4. Cansancio 5. Cambios en la orina

10. Cambios en las Heces TRASTORNOS DEL TRACTO BILIAR, TRASTORNOS DE LA VESÍCULA BILIAR Y PANCREATITIS POR CÁLCULOS BILIARES

(BILIARY TRACT DISORDERS, GALLBLADDER DISORDERS
AND GALLSTONE PANCREATITIS) Por los doctores Young Choi y William B. Silverman*
División de Gastroenterología y Hepatología
Hospitales y Clínicas de la Universidad de Iowa, Iowa City, Iowa

Los cálculos biliares son recolecciones de colesterol, pigmento biliar o una combinación de ambos, que pueden formarse en la vesícula biliar o dentro de los conductos biliares del hígado. En Estados Unidos, el tipo más común de cálculos biliares es producto del colesterol. Los cálculos de colesterol se forman debido a un desequilibrio en la producción de colesterol o en la secreción de bilis. Los cálculos pigmentarios se componen fundamentalmente de bilirrubina, que es una sustancia química producida como resultado de la descomposición normal de los glóbulos rojos. Los cálculos por bilirrubina son más comunes en Asia y África, y se presentan en enfermedades que afectan a los glóbulos rojos, como la anemia falciforme. Cuando los cálculos biliares se forman en el sistema biliar, pueden ocasionar obstrucción en los conductos biliares, los cuales normalmente drenan la bilis de la vesícula biliar e hígado. Ocasionalmente, los cálculos biliares también pueden obstaculizar el flujo de las enzimas digestivas del páncreas, puesto que tanto los conductos biliares como los pancreáticos drenan a través de la misma abertura (llamada ampolla de Vater), la cual está sujeta por un pequeño músculo circular (llamado esfínter de Oddi). [Ver la figura 1 abajo]. El resultado de esto es la inflamación del páncreas, que se conoce como pancreatitis por cálculos biliares. El bloqueo de los conductos biliares podría ocasionar síntomas tales como dolor abdominal, náusea y vómito. Si el conducto biliar permanece obstaculizado, la bilis no puede drenar adecuadamente, y puede desarrollarse ictericia (coloración amarilla en los ojos y piel) así como una infección conocida como colangitis.

Figura 1: Anatomía del hígado, conducto biliar (bile duct), conducto pancreático (pancreas duct) y esfínter de Oddi (sphincter of Oddi). Note que un cálculo puede impactar contra el esfínter de Oddi y bloquear tanto los conductos biliares como los pancreáticos. Entre los factores de riesgo para desarrollar cálculos de colesterol están: sexo femenino, mayor edad, obesidad, niveles altos de colesterol, tratamiento con medicamentos que contienen estrógeno, pérdida rápida de peso, diabetes y embarazo. Los trastornos que conducen a la destrucción de los glóbulos rojos, tales como la anemia falciforme, se relacionan con el desarrollo de cálculos pigmentarios o de bilirrubina. La ocurrencia de los cálculos biliares varía ampliamente entre los diferentes grupos étnicos. Por ejemplo, los indios Pima y los hispanos presentan tasas altas de ocurrencia comparado con los asiáticos, quienes en general tienen una tasa muy baja.

Los cálculos biliares que no ocasionan síntomas, generalmente, no son fuente de problemas y no requieren de más exámenes. Muchas veces se encuentran cálculos biliares por accidente en una radiografía o ultrasonido abdominal realizado por otras razones. A menos que se presenten síntomas de dolor, náusea, vómito o fiebre, no es necesario hacer más exámenes ni realizar ninguna otra intervención. Los síntomas surgen cuando un cálculo biliar bloquea el flujo de bilis desde la vesícula biliar o los conductos biliares. Cuando hay un cálculo biliar en el conducto biliar, se trata de una coledocolitiasis que podría ocasionar molestias constantes o periódicas. Por lo general, el dolor de la coledocolitiasis se ubica en el abdomen superior y puede irradiarse (sentirse en otra parte) hacia el hombro derecho; además puede durar desde varios minutos a horas, y puede presentarse con sudoración, náusea, vómito. Las crisis de los cálculos biliares pueden producir dolor en el pecho que podría asemejarse a un ataque cardíaco. Si siente un dolor nuevo y diferente a otros tipos de dolor, debe conversar con un médico sobre los síntomas. Una vesícula biliar inflamada (colecistitis), la presencia de material infectado atrapado dentro del conducto biliar común (colangitis), o un cálculo que obstaculiza el flujo de salida de los jugos pancreáticos (pancreatitis por cálculos biliares) pueden provocar fiebre, escalofríos, fuerte dolor abdominal o ictericia. Las personas que presenten estos problemas, deben someterse a un examen médico urgente.

Se sospecha un diagnóstico de cálculos biliares cuando se presentan síntomas de dolor en el cuadrante abdominal superior derecho, náusea o vómito. La ubicación, duración y “características” (punzante, que roe, tipo cólico) del dolor ayudan a determinar la posibilidad de una enfermedad de cálculos biliares. Podría también presentarse sensibilidad abdominal así como elevación en los resultados de las pruebas de la función hepática. El examen de ultrasonido abdominal es un método rápido, sensible y relativamente barato para detectar cálculos biliares en la vesícula biliar o en el conducto biliar común. Este es el examen que con más frecuencia se realiza. El tratamiento para los cálculos biliares que obstruyen el conducto biliar común es la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) o una intervención quirúrgica. La CPRE implica introducir una sonda fina y flexible por la boca hasta llegar al duodeno, donde se la utiliza para evaluar el conducto biliar común o el conducto pancreático. Es posible utilizar tubos diminutos e instrumentos para evaluar más a fondo los conductos y extirpar los cálculos, si es necesario. La cirugía de la vesícula biliar podría realizarse cuando los cálculos se encuentran en la vesícula misma, porque no es posible extirparlos mediante la CPRE. Esta operación, conocida como colecistectomía, comúnmente se realiza mediante laparoscopía, proceso realizado bajo anestesia general mediante el cual se inserta en el abdomen otra sonda fina parecida a un endoscopio, a través de varias incisiones pequeñas. Si no es posible realizar la operación de la vesícula, podría emplearse un medicamento llamado ursodiol para disolver los cálculos biliares de colesterol, pero esto puede llevar meses, y los cálculos se vuelven a presentar en muchos pacientes al suspender el tratamiento.

duracion sintomas cytotec

La infección crónica de los virus de hepatitis B o C incrementa el riesgo, así como el consumo de esteroides anabólicos, la edad y la exposición a ciertas toxinas y químicos (como las aflatoxinas de cultivos contaminados con hongos). Aproximadamente el 5% de las personas que tienen cirrosis llegan a desarrollar cáncer de hígado, independientemente de si la enfermedad fue causadad por abuso del alcohol, por un trastorno genético que causa la acumulación de hierro en el hígado o alguna otra causa.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de problemas en el hígado incluyen:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Diabetes
  • Altos niveles de triglicéridos en la sangre
  • Hígado graso
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Ciertas hierbas y suplementos
  • Ciertos medicamentos recetados
  • Sexo sin protección
  • Perforaciones en el cuerpo
  • Tatuajes
  • Inyección de drogas con agujas compartidas
  • Trabajar con químicos o toxinas sin seguir las medidas de seguridad
  • Un trabajo que te expone a la sangre y fluidos corporales de otras personas
  • Transfusiones de sangre antes de 1992

Entre los síntomas de cáncer de hígado están: pérdida inexplicable de peso, fatiga, sentirse lleno después de comer poco, falta de apetito, dolor abdominal persistente, inflamación del área estomacal, coloración amarilla en la piel y ojos y una masa que puede sentirse en el hígado. Tratamiento

El tratamiento del cáncer de hígado puede ser difícil debido a que es un órgano vital y muchas de las enfermedades que causan cáncer debilitan al hígado. Cuando no es posible una cura, el tratamiento puede ayudar a aliviar síntomas y mejorar la calidad de vida. Hay tres estrategias principales de tratamiento:

1. La cirugía para eliminar una porción del hígado 2. Radiación

3. Quimioterapia La cirugía es la única forma de realmente curar el cáncer de hígado. Si el cáncer se ha extendido más allá del hígado, no es posible curarlo con cirugía.

La criocirugía, en la que el tumor literalmente es congelado hasta matarlo, también ofrece una nueva esperanza en algunos casos. Los trasplantes de hígado son una opción para pacientes en las primeras etapas del cáncer.

  • Vacunarse contra la hepatitis B (incluidos los niños).
  • Prevenir infecciones de hepatitis C.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Encontrar y tratar enfermedades hereditarias que causan cirrosis.
  • Sigue estos 8 consejos para prevenir el cáncer

El cáncer de hígado puede detectarse con análisis sanguíneos, ultrasonido, tomografía, resonancia magnética y biopsia.

¿Sabías que el hígado es el órgano más grande dentro del cuerpo humano? También es uno de los más importantes, debido a la cantidad de funciones que desempeña, como la transformación de los alimentos en energía, la eliminación del alcohol y las toxinas de la sangre, la producción de la bilis, un líquido amarillo verdoso que ayuda a la digestión, y ayudar a mantener el equilibrio de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, hormonas y vitaminas en el cuerpo.

¿Quieres saber más sobre las enfermedades que pueden aparecer asociadas a él? ¿Necesitas algún remedio casero para los Problemas de Hígado? A continuación te presentamos los mejores remedios naturales que hemos recopilado para tí:

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
1 chorro de limón recién exprimido. El aceite de oliva ayuda a vaciar la vesícula biliar y el zumo de limón es un buen depurativo del hígado, por lo que esta combinación es muy beneficiosa para combatir los problemas de hígado.

Para beneficiarte de estas propiedades, toma, en ayunas, una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra con un buen chorro de limón. Es conveniente que mantengas esta mezcla en la boca durante un minuto porque así se consigue, al mezclarse con la saliva, que tu cuerpo la absorba mucho mejor y realice mejor esta función.

Puedes tomarlo hasta que la dolencia mejore. 2 hojas secas de alcachofa.
1 taza de agua.

La alcachofa es una planta que protege al hígado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedades hepáticas, por lo que te resultará de gran utilidad para combatir los problemas de hígado. Para beneficiarte de estas propiedades y preparar este remedio, pon el agua a calentar y añade las dos hojas secas de alcachofa, manteniendo la ebullición durante un par de minutos.

A continuación, retira del fuego y deja reposar la infusión durante 15 minutos. Puedes tomar una taza hasta tres veces al día, y debes beberla poco a poco.

1 Cucharada de semillas de cardo mariano.
1 Taza de agua. El cardo mariano es una planta que posee una alta concentración de silymarina, una sustancia que facilita la secreción de bilis y previene la absorción innecesaria de toxinas, además de ser un gran protector hepático contra los efectos causados por el alcohol, por eso, se convierte en una buena aliada para combatir los problemas de hígado y para mantenerlo sano.

Para beneficiarte de sus propiedades, puedes preparar esta sencilla infusión con sus semillas. Necesitarás poner una taza de agua a calentar, y cuando rompa a hervir, añadirla a una cucharada de semillas de cardo mariano que habrás machacado previamente, dejando reposar en infusión, al menos 20 minutos. A continuación, tienes que beber la infusión poco a poco. Otra forma de consumir el cardo mariano es consumirlo directamente en ensalada, combinando sus hojas con otros vegetales.

100 Gramos de raíz de diente de león
1 Litro y 1/2 de agua. El diente de león es una planta estimulante de la función hepática y biliar, y gracias a sus propiedades depurativas y hepatoprotectoras puede utilizarse para depurar la sangre de toxinas y para combatir muchos de los problemas de hígado, protegiéndole de una posible degeneración causada por intoxicaciones alimentarias o químicas.

Para realizar la decocción o cocimiento y extraer el principio activo de esta planta, tienes que hacer hervir sus partes más duras, en este caso, los 100 gramos de la raíz desmenuzadas, en litro y medio de agua a fuego lento, durante 20 o 30 minutos. A continuación, tienes que dejar reposar al menos durante 10 minutos. Tienes que tomar tres tazas al día para notar los efectos. 1 Cucharadita de hojas secas de boldo.
1 taza de agua.

El boldo además de poseer propiedades hepatoprotectoras, es una planta muy adecuada para la vesícula biliar, por lo que te ayudará a combatir los problemas de hígado. Para preparar esta infusión, tienes que poner el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, verterla sobre una taza que tenga la cucharada de las hojas secas de boldo, dejando reposar a continuación la infusión tapada durante al menos 10 minutos. En ese momento, ya puedes colarla para separar los restos de la planta y beber la infusión. Es preferible tomarla después de las comidas, ya que te ayudará a realizar la digestión.

1 puñadito de flores o de las hojas secas de diente de león.
1 taza de agua. El diente de león es una planta muy depurativa, por lo que ha sido considerada siempre como una buena aliada para resolver los problemas de hígado.

Para beneficiarte de estas propiedades y preparar esta infusión, añade un puñadito de las hojas un puñadito de las flores o de las hojas secas de esta planta a una taza de agua que esté hirviendo. A continuación, deja reposar la infusión tapada unos 10 minutos antes de colarla para separar los restos de la planta.

donde venden las pastillas cytotec en mexico

TAMBIEN ENFERMEDADES, CAUSADAS POR LOS MALEFICIOS, DE LAS ARTES
TENEBROSAS Y DIABOLICAS DE LA BRUJERIA, DE LA HECHICERIA, DE LA SANTERIA ETC.
TAMBIEN ES UNA PODEROSA
PROTECCION, CONTRA LOS MALEFICIOS DE LAS ARTES TENEBROSAS Y DIABOLICAS DE LA
BRUJERIA, DE LA HECHICERIA DE LA SANTERIA ETC.

ESTA MEDICINA NATURAL Y
MARAVILLOSA, ES LA MEDICINA MAS MARAVILLOSA, Y MAS PERFECTA QUE DIOS Y LA
MADRE NATURALEZA NOS DA, PARA QUE PODAMOS VIVIR SANOS, FUERTES, CON BUENA
ENERGIA, ELECTRICA MAGNETICA, CON BUENA SALUD Y CON BUENA VITALIDAD.
ESTA MEDICINA NATURAL TAMBIEN NOS AYUDA A REGENERAR LAS
CELULAS, PORQUE NOS AYUDA A DESARROLLAR MAS VIBRACION Y ENERGIA ELECTRICA
MAGNETICA, ( MAGNETISMO MEDICINAL ) EN LOS ELECTRONES, EN LOS PROTONES, Y EN
LOS NEUTRONES, EN LOS MILES DE MILLONES DE ATOMOS Y CELULAS QUE TENEMOS EN EL
CUERPO, DANDOLES FUERZA Y VITALIDAD A LOS ORGANOS.

ESTA MEDICINA MARAVILLOSA ES MUY IMPORTANTE PARA TODOS LOS
PROCESOS METABOLICOS BASICOS DEL CUERPO, PORQUE CONTIENE; VITAMINAS, MINERALES,
AMINOACIDOS, ENZIMAS, ANTIBIOTICOS, ANTIOXIDANTES, CALMANTES, PROTEINAS;
TRABAJA CON TODAS LAS VITAMINAS DEL COMPLEJO – B – Y SE ENCUENTRA EN LA
VITAMINA – B-1 ( TIAMINA
) EN LA VITAMINA – B-2- LA ( RIBOFLAVINA ) EN LA VITAMINA – B-5- ( ACIDO
PANTOTENICO ) EN LA VITAMINA – B-6- LA ( PIRIDOXINA ) EN LA VITAMINA – B-12 –
LA ( CYANOCOBALAMINA ) TAMBIEN SE ENCUENTRA CONTENIDA EN LA
INSULINA, EN LA ADRENALINA, Y EN LA TIROXINA; LA HEMOGLOBINA CONTIENE ALTOS
CONCENTRADOS DE ESTA MEDICINA NATURAL, PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE
HIERRO.
ESTA MEDICINA TAMBIEN SE ENCUENTRA EN TODAS LAS PROTEINAS DEL
CUERPO, DE HECHO, ESTA MEDICINA ESTA CONSIDERADA COMO UNO DE LOS INGREDIENTES
CLAVES DE LAS PROTEINAS, AYUDANDOLAS EN TODAS LAS FUNCIONES.

AYUDA EN LA PRODUCCION DEL COLAGENO ELIMINANDO MANCHAS Y
ARRUGAS EN LA PIEL.
AYUDA EN EL DESARROLLO DE LOS TEJIDOS.

AYUDA EN LA REPARACION, DE LOS HUESOS DEL CUERPO Y DE SU
MANTENIMIENTO, PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE CALCIO, AYUDANDO A CURAR
ENFERMEDADES COMO: LA OSTEOPOROSIS Y LA ARTRITIS.
AYUDA EN LA PRODUCCION Y DESARROLLO DE ANTICUERPOS Y DEFENSAS,
PORQUE CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE ANTIOXIDANTES, ENZIMAS Y
ANTIBIOTICOS.

AYUDA A COMBATIR LAS INFECCIONES BACTERIALES. AYUDA AL HIGADO A SECRETAR BILIS, PORQUE EL HIGADO CONTIENE
MUCHAS ENZIMAS QUE CONTIENEN ESTA MEDICINA NATURAL.

AYUDA EN EL METABOLISMO DE LOS CARBOHIDRATOS; SE MEZCLA A LAS
TOXINAS, A LOS CONTAMINATES,Y A LOS QUIMICOS; PARA QUE ESTOS PUEDAN SER
REMOVIDOS Y EXPULSADOS DEL
CUERPO.
AYUDA A LIMPIAR Y A DESINTOXICAR EL ORGANISMO DESDE EL
ESOFAGO HASTA EL INTESTINO, DE GASTRITIS, DE ACIDES, DE AGRIERAS DE
INFLAMACION, DANDOLE FUERZA Y VITALIDAD A LA FLORA INTESTINAL.

AYUDA A CURAR LAS ULCERAS DEL ESOFAGO Y DEL ESTOMAGO. AYUDA AL TRANSPORTE DEL OXIGENO EN LA SANGRE.

AYUDA AL MANTENIMIENTO, DEL
EQUILIBRIO DEL OXIGENO, NECESARIO PARA LAS
FUNCIONES ADECUADAS DEL CEREBRO.
AYUDA AL CEREBRO Y A LAS NEURONAS DEL CEREBRO, PARA PODER
TENER BUENA MEMORIA Y BUENOS REFLEJOS MENTALES PORQUE CONTIENE UN ALTO
CONCENTRADO DE FOSFORO; POR ESE MOTIVO ESTA MEDICINA NATURAL CURA Y PREVIENE LAS
ENFERMEDADES DEL CEREBRO COMO: INFLAMACION EN EL CEREBRO, DERRAMES CEREBRALES,
TUMORES CEREBRALES, EL PARKINSON Y EL ALZHEIMER.

AYUDA A AUMENTAR LA ENERGIA ELECTRICA MAGNETICA ( EL
MAGNETISMO ) EN EL CEREBRO, EN LOS ORGANOS, EN LAS GLANDULAS, EN EL CUERPO
FISICO Y EN EL AURA.
AYUDA A REGENERAR Y A REJUVENECER LA PIEL, DANDOLE APARIENCIA
JUVENIL Y TONOFICADA.

AYUDA A EVITAR LA CAIDA DEL PELO, PORQUE LIMPIA Y DESINFECTA,
LOS POROS CAPILARES Y LA RAIZ DEL PELO DE GRASA, ELIMINANDO LA BACTERIA DE LA
CEBORREA, QUE EN LA MAYORIA DE LOS CASOS HACE QUE EL PELO SE CAIGA.
AYUDA A DARLE VIDA, FUERZA Y BRILLO NATURAL AL PELO, PORQUE
CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE BIOTIN, QUE ES EL COLORANTE O PROTEINA, QUE LE
DA VIDA Y BRILLO AL PELO. AYUDA A LAS UÑAS, DANDOLES FUERZA Y VITALIDAD, PORQUE
CONTIENE UN ALTO CONCENTRADO DE CALCIO

AYUDA A ELIMINAR BARROS Y ESPINILLAS EN LA PIEL. AYUDA A CURAR SORIASIS, LUPUS, HERPES, Y TODO PROBLEMA DE
INFECCION DE LA PIEL.

ESTA MEDICINA NATURAL Y MARAVILLOSA, SE
ENCUENTRA EN TODOS LOS ALIMENTOS, TODO LO QUE NOS DA LA MADRE
NATURALEZA, TODO CONTIENE AZUFRE.
SE ENCUENTRA EN UN ALTO CONCENTRADO, EN EL PESCADO, EN LOS
HUEVOS, EN EL REPOLLO, EN LOS FRIJOLES, EN LAS NUESES, EN LOS CACAHUETES, EN
LOS RABANOS, EN EL GERMEN DE TRIGO, EN LA CARNE DE RES, EN LA ALFAFA, EN EL
PIMIENTO ROJO; Y TAMBIEN SE ENCUENTRA EN TODAS LAS FRUTAS, VERDURAS Y GRANOS
ETC.

YO TOMO AZUFRE EN POLVO, HACE MAS DE 40 AÑOS Y NO SUFRO DE
NINGUNA ENFERMEDAD.
EN EL TRABAJO DEL DESARROLLO ESPIRITUAL, EL AZUFRE ES MUY
IMPORTANTE, PORQUE NOS AYUDA A EXPANDIR, EL FLUJO Y REFLUJO DEL CAMPO
ELECTRICO-MAGNETICO DE LAS AURAS DEL CUERPO FISICO Y DE TODOS LOS CUERPOS
ESPIRITUALES.

COMO LES PARECE, MIS AMIGOS
ESTA MARAVILLOSA MEDICINA NATURAL, SUPER BUENISIMA VERDAD.
ATTEE:
VENERABLE MAESTRO JEHOVA-SABATIEL DIOS, DIOS DEL ABSOLUTO DE LA DIMENSION DE
LUZ # 400.000 DEL
2.000 CUERPO DE DIOS.

Nuestro organismo posee
alrededor de 300 mg de azufre
en forma de ácidos azufrados. El
azufre
está presente en todas las células de nuestro cuerpo y forma
parte de la composición de muchas hormonas (insulina, hormonas de la hipófisis,
glucagón, etc.). También forma parte de algunas vitaminas como son la tiamina
(vitmamina B1) y biotina
(vitamina B8).

Las proteínas
más ricas en aminoácidos azufrados son las de la capa córnea
de la piel, de las
faneras, de los cartílagos
y de los tendones. El azufre es uno de los mayores
desinfectantes del
organismo. Es un elemento químico que está presente en el cerebro y en los
tejidos. Se encuentra principalmente en el sistema
nervioso
, en donde es muy necesario. Su principal función es la desintoxicación o
eliminación de productos tóxicos. El azufre se une a estos
para neutralizarlos y así poder ser eliminados.

Es importantísimo para la síntesis de las
proteínas. El azufre conserva el tono del sistema, purifica y activa el organismo,
intensifica los sentimientos y las emociones. Purifica las paredes intestinales
y es importante para el metabolismo del
hígado.
Es un elemento de la insulina y contribuye a la salud de los cartílagos, los huesos,
los dientes, las uñas y el cabello. En forma de cistina, de metionina o de azufre
coloidal, el azufre se recomienda de manera especial:

  • En
    los trastornos de la piel y faneras.
  • Seborrea
    (grasa en la piel), acné,
    eccema, alopecia, caída
    del cabello
    , psoriasis,
    crecimiento y trastornos de las uñas.
  • En
    los trastornos digestivos
    y del
    hígado.
  • En
    los trastornos de las vías respiratorias y en otorrinolaringología
    (rinitis, bronquitis, etc.)
  • En
    los problemas reumáicos (artrosis).

Los síntomas de la deficiencia de azufre
son: inquietud, mala cara, dormir tarde y despertar temprano, poco
apetito por las mañanas, extremos de todas clases y piel de apariencia anémica.

Cara con ardores. El exceso de azufre
nos indica la necesidad de consumir alimentos que contengan cloro y magnesio. Los dos aminoácidos azufrados: cistina y
metionina. Todas las proteínas contienen azufre.

Entre las principales fuentes de
azufre
están: Las legumbres, el ajo, la cebolla, yema cruda
de huevo, la col, la coliflor, las cebollas,
los espárragos, las
zanahorias
, el rábano picante, las castañas, los brotes de
mostaza, los rábanos, las espinacas, el puerro, el ajo, las manzanas, las hojas
y tallos de los nabos y la remolacha, las ciruelas, la ciruela pasa, el
chabacano, los duraznos y los melones.

control de los actos discrecionales