Los objetivos nutricios que se deben trazar para la prevención o tratamiento de la desnutrición son el mantenimiento de un adecuado estado nutricio que implica iniciarlo tempranamente cuando el paciente pierde 0.2 kilos de peso en relación al habitual durante la primera semana, o un cinco porciento de su peso habitual en el primer mes o un 7.5 porciento de su peso en 3 meses o 10 porciento en seis meses o que la ingesta alimentaria sea menor de un 75% de sus requerimientos nutrimentales diarios o de su dieta habitual. La recuperación del peso perdido se hará a través de la determinación de sus requerimientos de energía, proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales como zinc, cobre, cromo, molibdeno y hierro, sin dejar de considerar el agua que deberá cubrir requerimientos diarios y suplir la que se pierde en los cuadros diarréicos que son frecuentes en las personas con SIDA.

Es recomendable consultar a un profesional de la nutrición, ya que en esta área el paciente con SIDA representa un verdadero reto y por lo tanto es importante contar con ayuda con experiencia. La persona con SIDA tiene una gran variedad de requerimientos; podrá necesitar de todas las vías de alimentación, dependiendo de la etapa y las complicaciones de la enfermedad, además de demandar casi siempre de una gran variedad de dietas, desde las poliméricas hasta las elementales. La alimentación podrá ser administrada por vía oral, sondas de alimentación, ya sea nasogástrica, nasointestinal o yeyunostomía y por alimentación endovenosa. De preferencia se deberá utilizar la vía oral o enteral, tomando en cuenta que la manipulación de la dieta debe hacerse con una serie de cuidados que permitan ofrecerle al paciente la menor contaminación y carga microbiológica posible, ya que sus defensas están deprimidas y los alimentos pueden ser vectores de infecciones agregadas, principalmente gastrointestinales; para lo cual será necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones: Ofrecer como mínimo dos litros de agua purificada al día, que será útil para reponer los líquidos perdidos, mantener las mucosas hidratadas y una adecuada función renal; cuando exista diarrea deberá aumentarse la cantidad de líquidos a más de seis litros dependiendo del número, cantidad y frecuencia de las evacuaciones. No consumir hielo a menos que se conozca que su fuente es de agua potable y de preferencia purificada. Cuidar la higiene de manos, alimentos, utensilios y la zona de preparación de los alimentos; cuando se trate de

fórmulas alimentarias enlatadas, lavar el exterior de éstas. No permitir el consumo de alimentos que no sean realizados dentro del hogar, desinfectar ensaladas y seguir normas estrictas de higiene. Desinfectar los ingredientes de las ensaladas, como lechugas, berros o espinacas, considerando que no es suficiente hacerlo con limón y sal, sino que se requiere dejarlos en remojo en soluciones desinfectantes por lo menos durante media hora; si se emplean pepinos, rábanos, zanahorias o nabos es preferible quitarles la corteza o cascara y en el caso de limones, toronjas, naranjas y similares, lavarlos antes de exprimirlos. Los alimentos que sean consumidos con cascara, como guayabas, deben enjuagarse con agua hervida. El consumo de leche y sus derivados debe ser únicamente de productos pasteurizados. Cuidar que la sangre de las carnes no contaminen otro alimento, no consumirlas las carnes crudas o con mucho tiempo de refrigeración y cocinarlas perfectamente. Lavar el cascarón de los huevos antes de romperlos y no comerlos crudos, tibios o pasados por agua. Los alimentos pueden adicionarse con especias o saborizantes como vainilla o fresa. Eliminar el consumo de café, ya que causa alteraciones en el sueño, Evitar el consumo de antojitos callejeros y alimentos chatarra. Para controlar todos estos factores y mejorar la calidad de vida de las personas con SIDA, los nutriólogos se han dedicado a establecer el tipo de apoyo nutricio para cada una de las etapas por las que cursan los pacientes; estas etapas se ven determinadas por la capacidad del paciente para utilizar la vía oral o en su defecto administrar el alimento en forma forzada.

FUNCIÓN INTESTINAL NORMAL Etapa I - Oral. En este caso la alimentación a ofrecer será la normal, si no existen alteraciones a nivel de boca y procurando respetar hábitos y costumbres; si por el contrario, existen alteraciones que predispongan el consumo a nivel de boca o esófago, será necesario modificar la dieta, ya sea con respecto al tipo de alimentos ofrecidos: blandos o duros, líquidos o secos, pero siempre cuidando la presentación de estos, como combinación de colores, olores, texturas y temperatura, teniendo en cuenta motivar al paciente para que consuma sus alimentos creándole un ambiente agradable.

Etapa II - Oral forzada. Será necesario adicionar la dieta del paciente para cubrir sus necesidades, ya sea en energía o algún mineral en especial; considerar la modificación de su consistencia, ya sea liquida o en papilla; en esta situación es útil el empleo de las fórmulas comerciales completas o predigeridas, que nos presentan una serie de cualidades organolépticas, pero sin restar valor a aquellas fórmulas domésticas, elaboradas con alimentos naturales por el personal de nutrición o por los familiares, que por lo tanto pueden ser manipuladas en su elaboración. Si existe un bajo consumo debido a falta de apetito, es necesario considerar el uso de alimentos que en bajo volumen, ofrezcan una elevada cantidad de proteínas y energía, por ejemplo con el Deliver, Nutren 1 o 5 y otros similares. A lo anterior habrá que sumar la utilización de algún medicamento necesario para contrarrestar la anorexia, por ejemplo el acetato de Megestrol "Megase". Etapa III - Enteral forzada por sondas nasointestinal, gastrostomía y yeyunostomía. Estas técnicas se utilizan como una alternativa; en esta etapa la alimentación se encuentra más modificada, las dietas domésticas empleadas o las fórmulas comerciales son especificas en su contenido de minerales, vitaminas y fibras. Para las dietas domésticas poliméricas pueden emplearse los siguientes alimentos como fuentes de proteínas: hígado y pechuga de pollo, corazón de res, leche y Caseinato de calcio; como fuentes de hidratos de carbono: pan de caja, atoles sin leche, tapioca, arroz, papa, miel y azúcar; como fuentes de grasas: aceite de cártamo, maíz, girasol o soya.

FUNCIÓN INTESTINAL ANORMAL - ENTEROPATÍA Etapa I - Las dietas domésticas a emplear serán las poliméricas, como se describe en el párrafo anterior, tomando en cuenta algunos alimentos complementarios importantes como son la manzana, plátano, arroz y tostadas o pan de caja, que se conoce como fórmula BRAT, por sus iniciales en inglés: Banana, rice, apple & toast; el plátano tiene la utilidad de contener pectina y fosfolípidos que ayudan a proteger la mucosa gástrica e intestinal y para las comerciales deben usarse las poliméricas, oligoméricas o elementales, la diferencia de su uso dependerá de que tan básica o compleja se encuentra la fuente de nutrimento, así como el nivel de funcionamiento del tracto digestivo. Con la dieta a emplear se utilizaran medicamentos antidiarréicos que disminuyan la motilidad intestinal y por ende el transito a través del intestino: clorhidrato de loperamida "Imodium" o "Acanol" y el difenoxilato con atropina "Lomotil", incluso se pueden utilizar otros medicamentos como la somatostatina, que es una hormona que sirve para disminuir las secreciones gastrointestinales, teniendo el inconveniente de su alto costo.

Etapa II - Cuando el paciente se encuentra con cuadros de diarrea incontenibles, es necesario considerar el empleo de dietas comerciales oligoméricas o elementales y tratar de mantener la funcionalidad del tracto gastrointestinal, apoyándose incluso en antidiarréicos. Etapa III - El desgaste del paciente obliga a considerar el uso de dos vías de alimentación: la enteral y la parenteral; la primera a base de dietas comerciales oligoméricas o elementales y la segunda endovenosa ya sea periférica o central y debe continuarse con el empleo de antidiarréicos.

Etapa IV - Cuando el paciente ha perdido peso en forma importante y su tracto digestivo se encuentra depletado por las intensas evacuaciones, es necesario emplear una vía de alimentación que asegure que el paciente reciba el nutrimento que requiere para hacer frente al cuadro de enfermedades oportunistas que se presentan a consecuencia del SIDA; es el momento de utilizar la alimentación parenteral endovenosa central, ya sea en el hogar o en el hospital, continuando con el uso de antidiarréicos y valorando la tolerancia a las dietas comerciales elementales, procurando en lo posible utilizar el tracto gastrointestinal para evitar su atrofia o pérdida de la función por falta de uso. Sin lugar a dudas no hay enfermedad, incluyendo al SIDA, que se beneficie con el ayuno, por lo que debe vigilarse estrechamente la nutrición desde el momento en que se diagnostica la enfermedad, recomendándose siempre auxiliarse de un profesional, ya que el manejo de la alimentación representa un gran reto, en el que deben tomarse en cuenta varios factores además del nutricio, como son el médico, psicológico, económico y social; de lo contrario se agregará una enfermedad más que es la desnutrición, lo que se traducirá en una inadecuada evolución de la enfermedad, disminuyendo la calidad de vida, con mayores complicaciones, muchas de ellas fatales y con menor tolerancia a los tratamientos médicos.

A, VITAMINA. Retinol. Vitamina liposoluble, cuyas principales propiedades son ayudar en el recubrimiento de los epitelios, que son tejidos tenues que cubren el cuerpo y los órganos, como la piel; interviene en el crecimiento, desarrollo óseo y también sirve para mejorar la visión; administrada a dosis altas puede ocasionar toxicidad. Sus principales fuentes son el hígado, huevo, zanahoria, espinaca, naranja, manzana, melón, leche y brócoli. ÁCIDO ASCÓRBICO. Es la sal genérica de la Vitamina C (ver).

ÁCIDO GRASO OMEGA 3 DE CANOLA. Lípido que fortalece la inmunidad. Se obtiene de la semilla de canola y de peces de agua fría como el salmón. ÁCIDO FÓLICO. Folacina. Vitamina hidrosoluble importante en la síntesis de bases púricas y pirimídicas que son esenciales para la formación de ADN y ARN que a su vez son indispensables para la división celular; se relaciona estrechamente con la vitamina B12. En las diarreas prolongadas se presenta una disminución en la folacina. Sus fuentes principales son el hígado, espinaca, frijol, levadura, lechuga romana, germen de trigo, jugo de naranja fresco, col, plátano y leche.

ÁCIDO GRASO. Lípido. Sustancia que en bajo volumen proporciona una elevada cantidad de energ&iac5te;a. Sus funciones son la formación de hormonas, mantenimiento del sistema inmune y sostén de órganos. Existen ácidos grasos de cadena corta, media y larga, dependiendo del número de carbonos que integren su estructura: menos de ocho, de ocho a doce y más de doce respectivamente. ÁCIDO GRASO DE CADENA CORTA. Lípido útil para la formación y desarrollo de las células del intestino grueso.

ÁCIDO GRASO DE CADENA LARGA. Grasa de origen animal que se consumen habitualmente y que se deben evitar en pacientes con dificultad para digerir y utilizar las grasas. ÁCIDO GRASO DE CADENA MEDIA. Lípido útil para proporcionar energía a pacientes con elevados niveles de colesterol o insuficiente producción de carnitina. Se encuentran en aceites vegetales de coco, girasol, cártamo, soya y similares.

ÁCIDO PANTOTÉNICO. Vitamina hidrosoluble involucrada en el metabolismo de los hidratos de carbono y la síntesis de ácidos grasos. Sus fuentes principales son el hígado, salmón, pollo, leche, maíz, cacahuates, avena, papaya, queso cotage, fresas y jugo de naranja. ADIPOSO. Tejido donde se acumula la reserva de grasa del organismo.

AGUA. Solvente universal, indispensable para la realización de todas las reacciones orgánicas; el agua debe hervirse por lo menos diez minutos, aunque sea del filtro. Una alternativa es usar tabletas de hidroclorazone o agregar 5 a 10 gotas de yodo al 2 por ciento, por litro de agua. ALIMENTACIÓN ASISTIDA. Es la que se da a un paciente que no puede ingerir los alimentos por sí mismo.

ALIMENTACIÓN ENDOVENOSA. Administración de nutrientes a través de una vena. ALIMENTACIÓN ENTERAL. Administración de alimentos al tubo digestivo por medio de sondas y que es una excelente forma de intervención nutricional en los pacientes que tienen dificultad para deglutir o que cursan con pérdida completa del apetito.

ALIMENTACIÓN ORAL. Es la normal, la que utiliza la boca y todo el sistema digestivo. Esta forma de alimentación puede ayudarse con productos llamados complementos alimenticios. ALIMENTACIÓN PARENTERAL. Nutrimento que se proporciona a través del sistema venoso. Dependiendo de su duración puede ser de aplicación periférica o central, la primera es utilizando principalmente las venas de los brazos y la segunda por medio de un catéter al sistema venoso central.

ALIMENTO CHATARRA. Nombre con el que se designa a frituras, pastelitos y otras golosinas industrializadas, que no son recomendables, pues además de no aportar un beneficio nutricio, disminuyen el apetito, tan necesario para las personas con VIH/SIDA. AMINOÁCIDO. Compuesto nitrogenado. Son los unidades más pequeñas de que están constituidas las proteínas.

AMINOÁCIDO DISPENSABLE. Aminoácidos que pueden ser elaborados por el organismo y por lo tanto no es necesario ingerirlos en la dieta, v.g. glutamina y tirosina. AMINOÁCIDO INDISPENSABLE. Aminoácido que debe ser ingerido en la dieta, ya que el organismo no está capacitado para formarlas. Son volima, meteonina, triptofano, florilanina, isoleucina, leucina y lisina.

AMINOÁCIDO RAMIFICADO. Aminoácido cuyo empleo es esencial en estado de enfermedad. Son la leucina, isoleucina y valina. ANABOLISMO. Es la parte del metabolismo que forma estructuras o sustancias necesarias para el organismo.

que son los actos politicos en colombia

actos fiesta de la almudena 2013

impuesto actos juridicos cataluña

In the natural history of hepatic cirrhosis, approximately the 50 % of patients has its first decompensation as a ascites way, which at its turn, if it not appropriately treated may leads to other complications more severe such that spontaneous bacterial peritonitis and other, perhaps irreversible including the hepatorenal syndrome. About the 60 % of patients with compensated cirrhosis develops ascites during the first 10 years after diagnosis. This matter was reviewed to decrease the figure of complications and deaths due to this cause. Key words: Ascites, complications, hepatic cirrhosis, bacterial peritonitis.

La ascitis es la complicación que se presenta con mayor frecuencia en los pacientes con cirrosis, y alrededor de 60 % de los que mantienen la cirrosis compensada desarrollan ascitis en los primeros 10 años después del diagnóstico. 1 Ocurre cuando aparece la hipertensión portal y es básicamente una dificultad en la excreción del sodio a través de la orina, inclinándose hacia un balance positivo del sodio. Existen evidencias sugestivas que la retención renal de sodio en pacientes con cirrosis es secundaria a una vasodilatación esplácnica arterial. Esta vasodilatación trae como consecuencia una disminución del volumen sanguíneo arterial efectivo con activación de receptores arteriales y cardiopulmonares, además de la activación de vasoconstrictores, por ejemplo, del sistema renina angiotensina aldosterona, del sistema nervioso simpático, por último aparece la retención de sodio. La retención renal de sodio lleva a la expansión de un volumen de líquido extracelular y a la formación de ascitis y edemas. 2 El desarrollo de ascitis está asociado a disminución en el pronóstico de supervivencia y empeoramiento de la calidad de vida del paciente cirrótico. 3 Por todo lo anterior, el paciente con ascitis deberá ser evaluado por el comité de trasplante hepático como tratamiento definitivo.

DIAGNÓSTICO DE LA ASCITIS La evaluación inicial del paciente con ascitis deberá incluir historia clínica, examen físico, ultrasonido abdominal y pruebas de laboratorio donde se recojan datos sobre función hepática, renal y electrolitos en orina, además del análisis del líquido ascítico (Fig. 1).

Anamnesis y exploración clínica - Exploración física, incluyendo la exploración a la percusión, del aumento de la matidez en el flanco con el paciente en posición supina, así como de la matidez desplazable (> 1 500 mL de líquido libre).

- La ecografía abdominal puede utilizarse para detectar ascitis en obesos mórbidos, para indicar el sitio adecuado de la paracentesis en pacientes con múltiples cicatrices abdominales quirúrgicas y con alfa-fetoproteína elevada para detectar tumores hepáticos malignos. Es el único método que permite detectar ascitis ligera (menos de 1 500 mL). 4 Clasificación basada en criterios cuantitativos

Grado 1. Ascitis que solo es detectable por ultrasonido abdominal. Grado 2 o ascitis moderada. Ascitis detectable por exploración clínica por una distensión simétrica abdominal. No requiere ingreso hospitalario a no ser que se presente con alguna otra complicación.

Grado 3. Ascitis a tensión con una marcada distensión abdominal. La paracentesis diagnóstica con un apropiado estudio del líquido ascítico es esencial en todos los pacientes que presentan ascitis, antes de comenzar alguna terapéutica, para excluir otras causas de ascitis y poder identificar la peritonitis bacteriana espontánea (PBE) en el cirrótico. 5

- Recuento celular: Si el recuento leucocitario polimorfonuclear es >250 cél/mm 3, estaremos en presencia de una PBE y es necesario que se tome otra muestra de líquido ascítico para cultivo. - Determinación de la concentración de las proteínas en el líquido ascítico: Los pacientes que presenten concentraciones bajas ( £ 15 g/L) tienen un riesgo incrementado de desarrollar peritonitis bacteriana espontánea y, a su vez, se beneficiarían con una terapia profiláctica antibiótica.

- Gradiente de albúmina sérica y el líquido ascítico (GASLA): Sobre todo cuando la clínica de cirrosis no es tan evidente y necesitamos esclarecer si existen otras causas de ascitis sin hipertensión portal (tabla). 6

  • Si > 1,1 g/dL existe hipertensión portal.

- Cambios en el estado mental. 3. Anormalidades de laboratorio que indican infección.

- Empeoramiento de la función renal. Contraindicaciones de la paracentesis

1. Fibrinolisis clínica evidente o coagulación intravascular diseminada. En cuanto a esta, no existen datos previos que recojan su historia natural y no se conoce con qué frecuencia estos pacientes desarrollan una ascitis grado 2 o 3.

Ascitis grado 2 o moderada Los pacientes con ascitis moderada no requieren estar hospitalizados para llevar el tratamiento, a menos que aparezcan otras complicaciones de la cirrosis. En esta situación, la excreción de sodio urinario es relativamente baja en relación con el sodio ingerido por la dieta. El objetivo principal del tratamiento es contrarrestar la retención de sodio urinario y conseguir un balance negativo de sodio. Esto se puede logra reduciendo el aporte de sal ingerida y aumentando la excreción de sodio con la utilización de diuréticos.

Un balance negativo de sodio se puede lograr mediante la reducción de la sal ingerida diariamente en, aproximadamente, 10-20 % de los cirróticos con ascitis, particularmente en aquellos que presentan su primer episodio de ascitis. La restricción de la sal ingerida debe ser moderada (aproximadamente 80-120 mmol de sodio por día que se corresponde con 4,6-6,9 g de sal al día) ya que una reducción mayor se considera innecesaria y potencialmente perjudicial para el estado nutricional. No existen suficientes evidencias que recomienden el reposo en cama como parte del tratamiento de la ascitis ni tampoco que la reducción del aporte de líquido en estos pacientes normalice las concentraciones de sodio sérico. 8,9

Existe evidencia de que la retención renal de sodio se debe a un aumento en la reabsorción de sodio tanto proximal como de los túbulos distales y una disminución del filtrado de sodio. Se recomienda, en los pacientes con un primer episodio de ascitis grado 2 o moderada, comenzar con antagonistas de la aldosterona como la espironolactona en monoterapia, comenzando con dosis de 100 mg/d e ir aumentando la dosis cada 7 d hasta un máximo de 400 mg si no responden (que se define por una reducción del peso corporal de menos de 2 kg/sem o aquellos que desarrollan una hipercalcemia). Se debe añadir la furosemida e ir incrementando la dosis, se comienza con 40 mg diarios hasta un máximo de 160 mg. Estos pacientes deberán ser sometidos a un chequeo clínico y bioquímico frecuente durante el primer mes de tratamiento.

El máximo de pérdida de peso durante el tratamiento con diuréticos deberá ser de 0,5 kg/d en pacientes sin edemas y 1 kg/d, si existe ascitis y edemas. Todos los diuréticos deberán ser suspendidos en caso de hiponatremia severa 10,11 TRATAMIENTO DE LA ASCITIS COMPLICADA

Se define como la ascitis que no se puede eliminar o la recurrencia temprana de esta (después de una paracentesis evacuadora total) que no se puede prevenir con el tratamiento medicamentoso. Criterios de ascitis refractaria

- Ascitis resistente al tratamiento con diuréticos: Es aquella que no puede eliminarse o reaparece tempranamente por la escasa respuesta a la restricción de sodio y al tratamiento con diuréticos. - Ascitis intratable con diuréticos: Ascitis que no se puede movilizar o que recurre tempranamente, o que no puede prevenirse por el desarrollo de complicaciones inducidas. 12

La paracentesis evacuadora total más la administración de albúmina (8 g/L de ascitis extraída) constituye el tratamiento de primera elección. Los diuréticos deberán suspenderse en aquellos pacientes con ascitis refractaria que no excreten >30 mmol/d de sodio. Los shunts-transyugular-intrahepático-porto-sistémico (TIPS) son considerados como tratamiento de segunda línea en los pacientes con ascitis refractaria, pero están asociados con alto riesgo de desarrollar encefalopatía hepática. Los TIPS deberán ser considerados en pacientes que requieren de paracentesis evacuadoras muy frecuentes y en aquellos en los que la paracentesis no sea efectiva.

actos de habla de la pragmatica

Será un placer atenderte. Si quieres una consulta personalizada bájate de aquí el cuestionario: Respóndelo y mándalo a mi mail para analizar tu caso y decirte si puedo ayudarte así como las tarifas.

Buen día Dr. Carlos
Quiero agradecerle mucho su ayuda y asesoría para que Camila afrontara su recuperación del hígado con éxito, al inicio a pesar del miedo que tenía de que todo lo que comiera le pudiera hacer daño ya que hubo momentos en los que no paraba de vomitar, tenía la convicción de que requería una asesoría de un nutricionista para tener certeza de lo que realmente podía comer ante tal situación. Hoy después de casi 2 meses de tratamiento Camila se encuentra muy bien y cada día mejorando, sin usted y sus consejos no hubiera sido posible. Un saludo! la nutrición es clave en muchos procesos patológicos (enfermedades) y no podemos decir que demos una buena nutrición si damos como base un alimento industrializada altamente procesado en forma de bolitas. La mejoría en la inmensa mayoría de pacientes que tengo tanto sanos como enfermos es espectacular con alimentos naturales propios para sus enfermedades (Eso aunado a un buen tratamiento médico en el caso que así aplique). No me cabe la más mínima duda del poder curativo y preventivo de una buena nutrición, lo que es increíble es que en menos de 20 años hayamos pasado de dar alimentos caseros a alimentos parcialmente sintéticos y creamos que estos últimos son lo mejor que podemos hacer por nuestros perros. El poder del marketing más lo cómo do que nos volvemos.

Hola Doctor maravilloso todos sus datos Jackson es mi bulldog ingles que casi siempre come su nutram de lamb & rice adult cuando lo come solo, cuando lo mezclo con el hepatic de canine royal lo tolera, tiene 4 años
pesa 20 kilos toma mucha agua corre sus deposiciones son normales y son 3 veces al dia, digame por que vomita?? si le quito esta comida consume mas o menos ( la mezcla de ambas ) 3 meses, le hice analisis y resulto que tenia una ligera elevación en los trigliceridos por ello le di Hepatic y le fue super bien, en su opinion que debiera hacer. Tienes un perro muy mal nutrido como el 99% de los perros alimentados con base en alimento comercail. Mira este gráfico:

hola doctor carlos
tengo una duda mi perro es un teckel tiene tres meses yo le doy a mi perro de todo le doy huevo todas las sobras de mi cas eso incluye frutas verduras y demas el perro esta muy bien pero la verdad a mi me gustaria que comiera también los huesos que usted le da a los perros. la pregunta exacta que tipo de huesos le brinda a sus perros (de que parte y que animal) por cierto son excelentes su tutoriales saludos 🙂 Respecto a tus dudas. En mi página encuentras mucha información, y toda gratuita, que voy subiendo poco a poco, alimentos adecuados y prohibidos según cada caso, recetas, análisis de alimentos… etcétera. Es cuestión de dedicarle tiempo. Puedes tomar mis tutoriales gratuitos presentes en la página principal (sabrás de muchos otros a través del boletín, por eso es muy importante que te suscribas a mi página).

Si aún así quisieras algo más personalizado puedes tomar una asesoría donde yo trato tu caso y te atiendo personalmente, como comprenderás esta última tiene un costo por razones obvias. Será un placer atenderte. Si quieres una consulta personalizada bájate de aquí el cuestionario:

Respóndelo y mándalo a mi mail para analizar tu caso y decirte si puedo ayudarte así como las tarifas. Tengo una siberian Husky cafe/blanco de 2 años 7 meses.
Ha estado sometida a tratamientos contra la EHRLICHIA en 2 ocasiones y ahorita ya iniciara un 3ero.
Ha tenido2 transfusiones de sangre. Tremendo!

Nuestro gran problema con ella, aparte que agarra garrapatas seguido, es que es muy contumeriosa/complicada para comer y apenas come.
Tiene bajo apetito siempre. No le gusta el concentrado de perros (las bolitas) y por eso se nos debilita tan rapido cuando se enferma. Dos cosas quiero solicitarle:
1.Como hago para recuperarla y que se mantenga saludadble, que comida de perro es las mas adecuada para ella?
2.Quisiera que tuviera crias, pero no se bajo sus condiciones si algun dia se podra pq recae casi cada 6 meses.

Respecto a tus dudas. En mi página encuentras mucha información, y toda gratuita, que voy subiendo poco a poco, alimentos adecuados y prohibidos según cada caso, recetas, análisis de alimentos… etcétera. Es cuestión de dedicarle tiempo. Puedes tomar mis tutoriales gratuitos presentes en la página principal (sabrás de muchos otros a través del boletín, por eso es muy importante que te suscribas a mi página). Si aún así quisieras algo más personalizado puedes tomar una asesoría donde yo trato tu caso y te atiendo personalmente, como comprenderás esta última tiene un costo por razones obvias.

Será un placer atenderte. Si quieres una consulta personalizada bájate de aquí el cuestionario: Respóndelo y mándalo a mi mail para analizar tu caso y decirte si puedo ayudarte así como las tarifas.

Inicio » Salud » Dieta para perros con enfermedad Hepática

La dieta para perros con enfermedad hepática debe ser formulada para su perro basándose en el diagnóstico específico establecido por su veterinario.

La dieta para la enfermedad del hígado en los perros debe estar adaptada especialmente a la función hepática de cada perro enfermo, en general, las dietas deben ser bajas en sodio,cobre, Algunos suplementos de proteína y vitaminas pueden ser útiles para la mejora de la función hepática

(1) Suministro de energía y nutrientes adecuados para cumplir con los requisitos básicos y evitar la malnutrición.
(2) limitar el daño al hígado mediante la prevención de la acumulación de cobre y los radicales libres
(3) Apoyar la regeneración de las células hepáticas (4) Evitar o reducir al mínimo las posibles complicaciones, como la función anormal del cerebro causada por el paso de sustancias tóxicas del hígado hacia la sangre (llamado encefalopatía hepática) y la acumulación de líquido en el abdomen de su perro (llamada ascitis).

Los perros con enfermedad hepática usualmente sufren de una condición en la que no se metabolizan las proteínas necesarias procedentes de la alimentación (catabolismo), necesitando por lo tanto un aumento de la proteína.
Las proteínas son esenciales para una dieta adecuada como apoyo al tratamiento de la enfermedad hepática canina
La dieta debe contener cantidades normales de proteínas pero de muy de alta calidad, por lo menos el 20% de las calorías diarias. Si su perro perro padece de (encefalopatía hepática, una enfermedad en la que la enfermedad hepática ha avanzado tanto que el cerebro se haya afectados )En este caso,se recomienda una dieta baja en proteínas,pero de calidad.
Las proteínas de alta calidad son mejor digeridas y tienen un contenido de aminoácidos próximos a los niveles que su perro necesita,la mayoría de los veterinarios recomiendan que los propietarios den comer a sus perros una mezcla de proteínas de origen animal y vegetal.

La soja o la lactosa que contienen algunos piensos no son aptas de algunos perros y pueden causar diarrea.
(Proteínicos no Calóricos) La proteína no calórica pueden ayudar a prevenir la utilización de la proteína (aminoácidos) para la energía y reducir la necesidad de fabricar glucosa en el hígado por moléculas de proteína (llamado gluconeogénesis). Normalmente, la energía se obtiene de la grasa, los perros con enfermedad hepática pueden tolerar grandes cantidades de grasa en la dieta (30 – 50% de las calorías).

La fibra en la dieta del perro con enfermedad hepática.
Cantidades moderadas de fibra dietética soluble e insoluble pueden ayudar a un perro con enfermedad hepática,las fibras soluble, tales como la pulpa de remolacha,disminuye la producción y absorción de amoníaco y ayuda al crecimiento de las bacterias beneficiosas,la fibra (soluble e insoluble) también ayuda a su perro a deshacerse de los ácidos biliares, las fibras insolubles (lignina, celulosa, hemicelulosa) ayudar a normalizar el tiempo de tránsito para las heces, y prevenir el estreñimiento y la creación de toxinas. La dieta para perros con enfermedad hepática deberá incluir suplementos de vitaminas que actúen como antioxidantes naturales.las enfermedades del hígado causan una mayor generación de radicales libres y oxidación, la suplementación con antioxidantes ayuda a reducir la lesión hepática.

Vitaminas B: A menudo se recomienda el doble de la dosis de mantenimiento normal, ya que este es un enfoque clínicamente compatibles con los humanos. Vitaminas C: La vitamina C es un antioxidante y debe ser parte de la dieta de un perro con enfermedad hepática, la mayoría de los alimentos para perros satisfacen los requerimientos diarios de vitamina C. Cuidado con el exceso de vitamina c, ya que podría aumentar la ingesta de cobre, la suplementación adicional sólo será necesaria si el hígado de su perro está teniendo problemas, por ejemplo no digerir las grasas.

Vitamina E: puede prevenir la enfermedad hepática canina grave por la reducción de daño de los radicales libres u oxidantes, una forma soluble en agua de la vitamina E sería la mas recomendable, ya que la absorción de vitaminas solubles en grasa pueden disminuir en algunas formas de enfermedad hepática. Vitamina K: ayuda con la coagulación de la sangre y se recomienda en casos de enfermedad hepática crónica, el hígado produce factores de coagulación, y no produce o almacena la vitamina K cuando está enfermo ( suplementar con vitamina k en su forma “natural” )

Zinc: La dieta también debería ser complementada con zinc, ya que es un antioxidante. También reduce el riesgo de función anormal del cerebro causada por el paso de las sustancias tóxicas del hígado a la sangre (encefalopatía hepática), el zinc reduce la acumulación de cobre en el hígado. Adenosil metionina (SAMe): puede ser útil en la reducción del daño hepático, SAM normalmente producida por el hígado, es necesario para muchas funciones de las células del hígado, también es un anti-oxidante, proporcionar a su perro un suplemento oral ayuda a mejorar la función antioxidante y tiene propiedades anti-inflamatorias.

La fosfatidilcolina (PC): es un componente de la bilis necesarios para el transporte normal de ácido biliar y un bloque de construcción para las membranas celulares. No hay estudios clínicos que muestran que es útil en perros (es útil en humanos). Silimarina: un componente de la leche de cardo se cree que tienen propiedades antioxidantes y ayuda con los radicales libres para varios tipos de enfermedad hepática. También ayuda con la toxicidad. Hay algunos estudios que apoyan su uso en los perros.

Las dosis sugeridas varían de 50 a 250 mg / día Potasio: Las dietas para perros con enfermedad del hígado deben evitar el potasio. Si su perro no está comiendo nada y por lo tanto no obtiene ningún potasio su veterinario puede optar por dar a su mascota el mineral a través de fluidos intravenosos.

Sodio: La restricción moderada de sodio en la dieta si es recomendado para los perros que tienen un menor apetito de lo normal o si su mascota sufre de hipertensión. Cobre: Las dietas bajas en cobre son recomendables para ciertas razas, como:

clases de actos administrativos en colombia y ejemplos


resumen de los 3 actos de la obra ollantay

A doença hepática pode ser herdada (genética) ou causada por uma variedade de fatores que danificam o fígado, tais como vírus e uso de álcool. A obesidade também está associada com danos no fígado. Com o tempo, os danos ao fígado pode levar à insuficiência hepática, uma condição com risco de vida. Proteja-se contra as hepatites

Para saber mais sobre doenças hepáticas, consulte: NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Sinais e sintomas de doença hepática incluem:

  • Pele e os olhos amarelados (icterícia)
  • Dor abdominal e inchaço
  • Inchaço nas pernas e tornozelos
  • Coceira na pele
  • Urina escura
  • Fezes claras ou esbranquiçadas
  • Fadiga crônica
  • Náuseas ou vômitos
  • Perda de apetite
  • Machucar-se com facilidade.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Alguns exames podem ajudar no diagnóstico de doença hepática:

  • Exames de sangue, sendo que um grupo de testes sanguíneos chamados testes de função do fígado pode ser utilizada para diagnosticar a doença de fígado
  • Tomografia computadorizada
  • Ressonância magnética
  • Ultrassonografia
  • Biópsia.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Os medicamentos mais usados para o tratamento de uma doença hepática são:

Somente um médico pode dizer qual o medicamento mais indicado para o seu caso, bem como a dosagem correta e a duração do tratamento. Siga sempre à risca as orientações do seu médico e NUNCA se automedique. Não interrompa o uso do medicamento sem consultar um médico antes e, se tomá-lo mais de uma vez ou em quantidades muito maiores do que a prescrita, siga as instruções na bula. NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

  • Beba álcool com moderação
  • Use camisinha
  • Não compartilhe seringas
  • Vacine-se contra as hepatites
  • Não abuse do uso de medicamentos
  • Evite o contato direto com sangue e fluidos corporais de outras pessoas
  • Pratique atividades físicas
  • Mantenha o peso ideal
  • Não fume.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

Problemas del hígado específicamente relacionadas con el embarazo caída en una de dos clases generales, Hay estados: los asociados con preeclampsia, una condición caracterizada por un aumento en la presión arterial, edema y proteína en la orina, y aquellos no asociados con preeclampsia. Las enfermedades asociadas con preeclampsia incluyen preeclampsia en sí, que afecta a un 5 a 10 por ciento de los embarazos, de acuerdo con heno; hígado graso agudo del embarazo, que afecta a 1 de cada 10.000 a 15.000 embarazos, March of Dimes informa; y el síndrome de HELLP, que afecta a menos del 1 por ciento de las mujeres embarazadas. HELLP significa hemólisis, prueba de función hepática elevadas y bajos niveles de plaquetas. Las dos enfermedades no asociadas con la preeclampsia son hiperemesis gravídica, vómitos intratables que afectan a un 0,3 por ciento de los embarazos, en el primer trimestre del embarazo y colestasis intrahepática del embarazo, o ICP, que afecta a menos del 1 por ciento de las mujeres embarazadas y causa picor debido a elevada ácidos biliares y las enzimas hepáticas con ictericia leve, de acuerdo con March of Dimes.

Hepatitis A, B o C pueden afectar el embarazo y pueden desarrollarse antes o durante el embarazo. La hepatitis A no causa normalmente problemas con el feto, aunque la hepatitis B se transmite al feto en 10 a 20 por ciento de los embarazos y la hepatitis C se transmite antes de nacer en un 4 por ciento, March of Dimes advierte. Los síntomas de la enfermedad hepática en el embarazo varían dependiendo de la causa. La ictericia, una coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos, puede ocurrir en cualquier tipo de enfermedad hepática en el embarazo. Náuseas y vómitos severos ocurren en hiperemesis gravídica y también pueden ocurrir en el hígado graso agudo del embarazo, la preeclampsia y HELLP, junto con dolor abdominal. Malestar general, dolor de cabeza y confusión pueden ocurrir en mujeres con HELLP, preeclampsia o hígado graso agudo.

El tratamiento para HELLP, hígado graso agudo y la preeclampsia es el parto del feto. Los medicamentos para bajar la presión arterial y prevenir las convulsiones también pueden dar en HELLP y la preeclampsia. Debido a que la probabilidad de muerte fetal también se incrementa la PIC, parto prematuro puede ser recomendada. El tratamiento con Actigall ayuda a disminuir la picazón severa. Medicamentos antieméticos y reposición de líquidos se utilizan para tratar la hiperemesis gravídica. Los bebés nacidos de madres con hepatitis B deben recibir vacunas para reducir la probabilidad de desarrollar la infección. Muchas mujeres permanecen en alto riesgo de recurrencia de la enfermedad hepática durante los embarazos posteriores. ICP se repite en 45 a 70 por ciento de los embarazos posteriores, mientras que HELLP se repite en 4 a 19 por ciento y enfermedad del hígado graso agudo en el 9 al 23 por ciento, informa Hay. La hiperemesis gravídica ocurre a menudo en embarazos posteriores, así, la Organización Nacional para los informes de Enfermedades Raras. La preeclampsia se repite en el 40 por ciento de los que se entregan antes de las 28 semanas y en 13 por ciento los que entregan a término, los estados de March of Dimes.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales en cada latido del corazón. Con cada latido (o contracción del corazón), se irriga sangre a las arterias. La presión arterial llega al máximo valor cuando el corazón late y al mínimo cuando descansa entre latidos. La lectura de la presión arterial se representa con dos números, que se leen uno sobre el otro. El número superior (la presión sistólica) mide la presión arterial cuando late el corazón. El número inferior (la presión diastólica) mide la presión arterial entre latidos. Un valor normal de presión arterial es de 120/80 o ligeramente inferior. Si tienes un valor de presión arterial de 90/60 o menor, se considera presión arterial baja (también denominada hipotensión). Los siguientes son síntomas de presión arterial baja:

  • debilidad
  • fatiga
  • somnolencia
  • sensación de debilidad
  • sudor
  • náuseas
  • palpitaciones (si la presión arterial baja es consecuencia de una afección cardíaca)
  • fiebre o escalofríos (si la presión arterial baja es consecuencia de una infección)

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden causar presión arterial baja:

  • quimioterapia
  • Herceptin (nombre genérico: trastuzumab), una terapia dirigida

Otros efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama pueden causar presión arterial baja:

  • Muévete lentamente. Haz una pequeña pausa entre estar acostada, sentarte e incorporarte.
  • Evita el calor. Esto incluye los baños o las duchas calientes: la presión arterial puede bajar aún más.
  • No bebas alcohol. El alcohol puede contribuir a bajar la presión arterial.
  • Conoce tus medicamentos. Consulta a tu médico si alguno de los medicamentos que tomas puede afectar a tu presión arterial.
  • Sigue una dieta saludable rica en frutas, vegetales y cereales integrales. Tu médico quizá también te sugiera agregar más sal a tu dieta para aumentar la presión arterial.
  • Bebe abundante agua para evitar la deshidratación.
  • Infórmale a tu médico si tienes presión arterial baja y antecedentes de diabetes, afecciones hepáticas, renales o cardíacas.

Consulta con tu médico de inmediato si experimentas cualquiera de las siguientes afecciones asociadas a la presión arterial baja:

  • dolor u opresión en el pecho
  • disnea
  • dolor de cabeza intenso
  • dificultad para hablar
  • debilidad en uno de los lados de tu cuerpo
  • inflamación en los labios o la garganta
  • fiebre de 100,5 ºF (38 ºC), escalofríos o dolor de garganta
  • desvanecimientos
  • palpitaciones
  • heces coloreadas o muy oscuras
  • sarpullido

Última modificación 17 de septiembre de 2012 19:34

El objetivo del presente estudio fue Aplicar el Proceso de Enfermería fundamentado en la teoría de Jeans Watson, en paciente femenina de 58 años de edad, hospitalizada en la unidad de Medicina Interna del Hospital Dr. José María Carabaño Tosta de Maracay, estado Aragua. Metodológicamente correspondió a un estudio de caso, en el cual se utiliza como método de recolección de información la entrevista, en la que se realiza la valoración de patrones funcionales de Margorie Gordon, y la valoración física de manera sistemática, la cual permitió la recolección de datos subjetivos y objetivos, logrando así la identificación de problemas de salud existentes, y posterior a esta la elaboración de planes de cuidados de Enfermería individualizados que permitan cubrir las necesidades y problemas de la usuaria. Cuidados de Enfermería a paciente con diagnóstico de insuficiencia hepática hospitalizada en el IVSS Dr. José María Carabaño Tosta fundamentado en la teoría de Jeans Watson

Autora: Katterin Vanegas. Técnico Superior Universitaria egresada Escuela de Enfermería Dra. Gladys Román de Cisneros de la Universidad de Carabobo, extensión Aragua Universidad de Carabobo. Facultad de Ciencias de la Salud. Escuela de Enfermería “Dra. Gladys Román de Cisneros”. Extensión Aragua

Asignatura: Residencias Programadas Como conclusión, se puede decir que se obtuvieron cambios y mejorías en el estado de salud del paciente con una insuficiencia hepática, ingresado en el servicio de medicina del Hospital Doctor “José María Carabaño Tosta”, además permitió el cumplimiento de los objetivos como estudiantes, ya que se pudo realizar un análisis completo del estado de salud del paciente asignado a través de la evaluación de los datos objetivos y subjetivos, resaltando sus deficiencias y posibles soluciones de problemas de salud real, por ello se recomiendan Y Fortalecer el proceso educativo para los pacientes y realizar charlas y conferencias para ampliar los conocimientos tanto de los pacientes como del personal de Enfermería

Palabras clave: Proceso, Enfermería, Insuficiencia, Hepática, Hospitalizada. The aim of this study was to apply the nursing process based on the theory of Watson Jeans in female patient 58 years old, hospitalized in Internal Medicine Hospital Dr. José María Carabaño Tosta of Maracay, Aragua. Methodologically corresponded to a case study, which is used as a data collection method the interview, in which assessment is carried Margorie Gordon’s functional patterns, and physical assessment in a systematic manner, which allowed the collection of subjective and objective data, thus identifying existing health problems, and after that the development of nursing care plans that cover individual needs and problems of the client. In conclusion we can say that changes and improvements were obtained in the health status of patients with liver failure, admitted to the Hospital Medical Doctor “Jose Maria Carabaño Tosta” also allowed the achievement of the objectives as students, and that could be a complete analysis of the health status of assigned patient through the evaluation of objective and subjective data, highlighting their shortcomings and possible solutions to real health problems therefore recommended and strengthen the educational process for patients and conduct lectures and conferences to increase knowledge of both patients and nursing staff

Keywords: Process, Nursing, Renal, Liver, Hospitalized. El hígado es uno de los mayores órganos del cuerpo y forma una importante barrera entre la sangre gastrointestinal, que contiene gran cantidad de toxinas y antígenos, y el organismo. El hígado está formado en un 60 % por células hepáticas, los hepatocitos, que están, agrupados radialmente en gruesas placas unicelulares alrededor de las venas hepáticas terminales, formando anatómicamente las unidades hepáticas, más pequeñas, los clásicos lóbulos. La insuficiencia hepática o fallo hepático es la incapacidad del hígado para llevar a cabo su función sintética y metabólica, como parte de la fisiología normal (1).

cuantos actos torchlight 2

juegos ar actos habla 221

  1. Ultrasonido: Este examen usa ondas de sonido para examinar los conductos biliares, hígado y páncreas. Es muy seguro. Con el ultrasonido, sería factible visualizar cálculos en la vesícula biliar o en los conductos biliares. Las imágenes podrían tener interferencia en pacientes muy obesos o en quienes ingirieron alimentos poco tiempo antes del examen.
  2. Ultrasonido endoscópico: Este dispositivo utiliza una sonda especial con una extensión de ultrasonido en la punta. Se inserta la sonda por la boca para examinar internamente los conductos biliares, vesícula biliar y conductos pancreáticos.. El uso del dispositivo para ultrasonido endoscópico requiere entrenamiento especial y es útil para ubicar cálculos en el conducto biliar que podrían pasarse por alto con el ultrasonido normal. También es útil para diagnosticar cáncer dentro del páncreas o conductos biliares.
  3. Exploración por CT or CAT scan: Es útil para diagnosticar cáncer dentro del hígado o páncreas. Podría identificar cálculos biliares pero no es tan eficaz como el ultrasonido. Este es uno de los mejores exámenes para evaluar la gravedad de la pancreatitis.
  4. CPRE: La CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) usa un tipo especial de endoscopio que permite acceso a los conductos biliares y pancreáticos. También permite realizar terapias, tales como extirpar cálculos de los conductos biliar o pancreático. Se pueden tomar mediciones de la presión dentro del músculo del esfínter de Oddi mediante una prueba adicional llamada manometría del esfínter de Oddi (ver la sección sobre disquinesia biliar). Esto se realiza simultáneamente con el CPRE y es un examen especializado que requiere entrenamiento especial para realizarlo.
  5. CPRM (MRI): Colangiopancreatografía por resonancia magnética. Este examen utiliza una máquina llamada IRM (Imágenes por resonancia magnética – MRI). Es una prueba no invasora que emplea software especial de computadora para crear imágenes de los conductos biliar y pancreático, similares a los obtenidos mediante la CPRE pero no requiere realizar una endoscopía. Las anomalías descubiertas en la CPRM serán luego evaluadas más a profundidad o tratadas mediante CPRE o intervención quirúrgica.

* El Dr. Silverman es Fellow del Colegio Americano de Gastroenterología.

La cirrosis hepática es una enfermedad crónica, que se desarrolla lentamente en el hígado- Ésta se caracterizada por la proliferación exagerada y continua de pequeñas cicatrices en el interior del hígado que impide el normal funcionamiento de este órgano (depurar la sangre, elaborar proteínas y vitaminas, formar elementos defensivos) y produce una alteración de la circulación sanguínea a través de este.

La cirrosis hepática es más frecuente entre los varones mayores de 50 años aunque los primeros síntomas sue­len aparecer a partir de los 30. Por lo general, es causado por el consumo prolongado de elevadas cantidades de be­bidas alcohólicas, por Infecciones anteriores (hepatitis) y algunas intoxicaciones con sustancias químicas industriales (fós­foro) y medicamentos.

En la primera etapa de esta enfermedad, la persona manifiesta pérdida de apetito, fatiga o indigestión. Luego aparecen otros síntomas como alteraciones en las hormonales sexuales (impotencia, disminución de la libido, cambios en la distribución del vello corporal, crecimiento de las mamas del hombre y reducción de las de la mujer, disminución del tamaño de los testículos, esterilidad y trastornos en el ciclo menstrual), hemorragias frecuentes, hinchazón del abdomen, dilatación de las venas del esófago, entre otros. Es importante observar que en la cirrosis hepática, al igual que otras enfermedades del hígado, la piel adopte un tinte amarillento debido a la permanencia y el depósito en la piel de un pigmento biliar, denominado bilirrubina, normalmente transformado en el hígado sano antes de su eliminación por la orina.

También puede aparecer signos en las manos, como eritema (enrojecimiento) palmar, que puede llegar a afectar a los pulpejos de los dedos. También pueden presentarse uñas en «vidrio de reloj» o cianosis ungueal. Igualmente, se pueden apreciar cambios de conducta en las personas con cirrosis hepática de­bido a la acción ejercida sobre el cerebro por sustancias que un hígado no ha podido eliminar. Entre las alteraciones más comunes se encuentran los trastornos de la personalidad, los cambios bruscos de humor, la pérdida de la capacidad intelectual (memoria, concentración), la de­sorientación, el temblor de las manos, las alteraciones en la escritura, la som­nolencia diurna y el insomnio nocturno, etc.

A continuación remedios caseros y naturales que ayudan a aliviar la cirrosis hepática Remedio para la cirrosis hepática #1: Dejar en remojo 30 almendras por toda la noche. Retirar la piel a la mañana siguiente y verter en 1/4 de litro. Luego colocar en una licuadora y batir por unos instantes. Filtrar y guardar en una botella. Tomar medio vaso un par de veces al día durante tres o cuatro días. Repetir este remedio cada dos o tres meses.

Remedio para la cirrosis hepática #2: Tomar por 30 días consecutivos, preferiblemente en ayunas, 1 cucharada de aceite de oliva mezclada en un jugo de limón Remedio para la cirrosis hepática #3: Consumir a diario, en las ensaladas, 1 cebolla cruda picada. Igualmente, recomendado es el consumo, además, de sopa de cebolla.

Remedio para la cirrosis hepática #4: Hervir 100 g de vainas de judías secas en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro. Filtrar y agregar 80 g de bayas de alquequenje y 30 g de bayas dé enebro. Dejar hervir nuevamente por 3 minutos, filtrar y distribuir en 6 partes que se tomarán durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 6 días consecutivos; descansar 4 días y tomar 6 días más, hasta completar una cura de 3 a 5 períodos de 6 días. Remedio para la cirrosis hepática #5: Hervir hasta reducir de 2 litros a 1 litro 80 g de equiseto menor y 60 g de cardo mariano. Tapar y dejar en infusión durante media hora. Filtrar y distribuir en 6 partes, que se tomarán en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 3 días consecutivos; descansar 1 o 2 días, y seguir 3 días más, 8 veces seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la cirrosis hepática #6: Hervir, por 10 minutos, 1 cucharada de corteza de encina, otro de cardo mariano, otro de romero y un puñado de hojas de naranjo dulce en un litro de agua. Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar esta preparación a lo largo del día. Remedio para la cirrosis hepática #7: Aplicar compresas en la zona del hígado elaboradas con flores de heno, serpol y hamamelis en 3 períodos de 8 días consecutivos separados por un descanso de 3 días, esdecir, 24 días en total

Remedio para la cirrosis hepática #8: Hervir 20 grs. de raíz de guaycuru en un litro de agua. Tapar y dejar refrescar. Filtrar y tomar 2 tazas al día Remedio para la cirrosis hepática #9: Mezclar, a partes iguales, hojas de polipodio; brezo; vara de oro; correhuela; ajenjo y extraer 10 gramos. Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar y tomar 3 tazas al día, lejos de las comidas.

Remedio para la cirrosis hepática #10: Mezclar a partes iguales, menta; boldo; condurango y melisa. Extraer 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar 1 taza de esta preparación 3 veces al día.. Remedio para la cirrosis hepática #11: Mezclar trébol de agua, 10 gr, levístico, 15 gr., condurango, 15 gr., boldo, 10 gr. y menta, 20 gr. Extraer 1 cucharada de la mezcía y colocar en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar en infusión y tomar 3 tazas por día. Una después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #12: Mezclar boldo, 20 gr.; abedul, 20 gr.; cardo bendito, 10 gr. y menta, 10 gr. Extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar en infusión. Tomar 1 taza después de cada comida. Remedio para la cirrosis hepática #13: Mezclar 20 gr. de abedul y 10 gr. de cada una de las siguientes plantas: Menta, levístico, boldo, cardo santo y condurango. Extraer 1 cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua. Hervir por 5 minutos. Tomar 1 taza después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #14: Colocar 2 cucharadas de diente de león, la mitad de una alcachofa, un puñado de uvas y unas hojas de acelga en una licuadora junto a un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo todos los días. Remedio para la cirrosis hepática #15: Machacar un puñado de hojas de la planta eclipta alba, previamente lavadas, y extraer su jugo. Tomar tres veces diarias una cucharadita mezcladas con unas giotas de miel.

Evitar ingerir be­bidas alcohólicas Evitar el estrés. Para ello se debe asegurar las ocho horas de sueño nocturnas y practicar técnicas de relajación.

Adoptar una dieta basada en alimentos de fácil asimilación (pavo y pescado) y ricos en fibra, pero bajo en grasa animal, especias, frituras y sal. Remedios para limpiar o depurar la vesícula biliar

Dieta para las personas con problemas en la vesícula biliar Remedios para los cálculos biliares

Remedios para los cólicos biliares Remedios naturales para la vesícula inflamada o colecistitis

Remedios naturales para el higado graso Remedios para la hepatitis

Remedios para limpiar y depurar el páncreas Remedios para la pancreatitis

¿Cómo desintoxicar el organismo? El cardo mariano y sus propiedades curativas

La alcachofa: Un remedio natural para el hígado El cardo mariano y sus propiedades curativas

La cirrosis consiste en la fibrosis del hígado causada por diferentes tipos de enfermedades hepáticas, tales como la hepatitis viral crónica, el abuso crónico del alcohol y la hepatopatía grasa no alcohólica. La cirrosis es consecuencia del daño infligido al hígado durante el transcurso de varios años y a medida que avanza, aparece más y más fibrosis, lo que impide el adecuado funcionamiento del hígado. Los científicos de Mayo Clinic emitieron un nuevo estudio que invierte la tendencia actual respecto al tratamiento de los pacientes cirróticos con diabetes tipo 2. El estudio descubrió que los pacientes diabéticos que continuaron con la metformina después del diagnóstico de cirrosis obtuvieron mejores tasas de supervivencia.

Por lo general, se suele suspender la metformina una vez establecido el diagnóstico de cirrosis debido a la inquietud de que dicho tratamiento aumente el riesgo de sufrir efectos adversos en los pacientes con deterioro hepático. El estudio de Mayo Clinic se publicó recientemente en Hepatology. La metformina se utiliza para tratar los niveles altos de glucosa sanguínea ocasionados por la diabetes tipo 2. Ese tipo de diabetes opera de dos maneras: primero, impide que el páncreas produzca suficiente insulina, lo que regula el paso hacia las células de la glucosa, que es la fuente principal de energía del cuerpo. Segundo, en la diabetes tipo 2, el hígado, los músculos y los tejidos grasos se vuelven más resistentes a los efectos de la insulina. La combinación de la menor producción de insulina con la resistencia a la misma deriva en un nivel anormalmente alto de glucosa en la sangre.

actos publicos 2013 quilmes

orlistat presentacion y precio

actos publicos gral alvarado

3. Alteración en la función cardiovascular dada por el desarrollo de una miocardiopatía cirrótica que aparece como alternativa compensatoria al incremento de la función cardiovascular secundaria a la vasodilatación. 4. Incremento en la síntesis de mediadores vasoactivos que dañan el flujo sanguíneo renal o pueden provocar daño en la microcirculación del glomérulo (ej.: leucotrienos, tromboxano A2, endotelina). A pesar de todo esto, la función de estos mediadores en la patogénesis aún no se ha esclarecido. 21

Factores de riesgo y pronóstico del SHR El desarrollo de una PBE es el factor de riesgo más importante para el SHR, por lo que un diagnóstico temprano con un adecuado tratamiento previene la progresión del daño renal. Para lograr esto se debe ingresar al paciente y monitorizar los signos vitales, realizar los tests de función hepática y renal y observar el comportamiento de la clínica buscando otras complicaciones concomitantes en el paciente cirrótico. 22

Hay que tener precaución con la administración de fluidos ya que un exceso de fluido puede acelerar la aparición de una hiponatremia dilucional. Los pacientes con SHR tipo 1 deberán ser hospitalizados en unidades de cuidados intensivos o terapias intermedias.

Se deberá realizar un pesquisa en busca de infecciones que se pudieran identificar tempranamente por estudios sanguíneos, urinarios y del líquido ascítico y si se observa la presencia de sepsis, se debe comenzar con antibioticoterapia. En los pacientes que no tienen signos de sepsis se debe indicar tratamiento con antibióticos de forma empírica si existen antecedentes de PBE. No se recogen datos de la necesidad de detener el tratamiento con beta-bloqueadores o continuarlo en los pacientes que han llevado este tratamiento como profilaxis del sangrado digestivo con síndrome hepatorrenal tipo 1.

Se han reportado algunos estudios sobre el uso de la paracentesis en los pacientes con SHR tipo 1. Sin embargo, si el paciente presenta ascitis grado 3 o a tensión, es útil realizar una paracentesis evacuadora total, con un empleo adecuado de albúmina, para aliviar las molestias del paciente. Todos los diuréticos deberán ser suspendidos en la evaluación inicial y diagnóstico del SHR. 23 El método más efectivo de tratamiento del SHR es la administración de drogas vasoconstrictoras. Entre estas drogas, las más extensamente utilizadas son los análogos de la vasopresina, en particular la terlipresina. El uso racional de los análogos de la vasopresina mejora marcadamente la disfunción circulatoria renal a través de una vasoconstricción extrema en el territorio esplácnico, marcadamente dilatado, y con este elevan los valores de la presión arterial. Un gran número de estudios randomizados y no randomizados han demostrado que el uso de la terlipresina mejora la función renal en pacientes con SHR tipo 1. El tratamiento es efectivo en 40-50 % de los pacientes, aproximadamente. La dosis de utilización al comienzo es de 1 mg cada 4-6 h y se incrementa a 2 mg cada 4-6 h si no mejoran los valores de la creatinina, esto se determina comparándolos con los valores basales cada 3 d, luego de iniciado el tratamiento. 24

Existen otras drogas vasoconstrictoras análogas de la vasopresina que se pueden utilizar, por ejemplo, en el tratamiento del SHR tipo 1, que incluyen la noradrenalina, midodrine y octreótido. El trasplante hepático es el tratamiento de elección para ambos SHR (tipo 1 y 2) con un índice de supervivencia de 65 % en el tipo 1. Los pacientes con SHR tipo 1 tienen elevada mortalidad por lo que deben ser priorizados en la lista del trasplante. 25

OTRAS COMPLICACIONES DE LA ASCITIS EN EL CIRRÓTICO La hiponatremia es común en los pacientes con cirrosis descompensada y se relaciona con una dificultad en la excreción de agua libre de solutos, secundaria a una hipersecreción de vasopresina (hormona antidiurética), de lo que resulta una desproporcionada retención de agua y sodio. Por lo tanto, la hiponatremia se define por la presencia de concentraciones de sodio 26

Los pacientes con cirrosis pueden desarrollar 2 tipos de hiponatremia. 1. Hiponatremia por hipervolemia: Es la más común y se caracteriza por bajos niveles de sodio sérico con expansión del volumen del líquido extracelular, con ascitis y edema. Puede aparecer espontáneamente o secundaria a complicaciones de la cirrosis, como la PBE.

2. Hiponatremia por hipovolemia: Es menos común y se caracteriza por bajo nivel de sodio sérico y ausencia de ascitis y edemas. Es secundaria a la excesiva terapia con diuréticos. La concentración de sodio sérico es un importante marcador pronóstico en la cirrosis y la presencia de hiponatremia está asociada con una disminución de la supervivencia. Además, la hiponatremia se asocia con un incremento de la morbilidad, por ejemplo, con la aparición de complicaciones neurológicas y con una reducción de la supervivencia después del trasplante. 27

Tratamiento de la hiponatremia Se plantea que la hiponatremia debe ser tratada cuando los niveles de sodio sérico son 28

1. Runyou BA. AASLD Practice guidelines committee. Management of adult patients with ascites due to cirrhosis: an up date. Hepatology. 2009;49(6):2087-107. 2. Salermo F, Camma C, Enea M, Rossie M, Wong F. Transyugular intrahepatic portosystemic shunt for refractory ascites: a meta analysis of individual patient data. Gastroenterology. 2007;133:825-34.

3. Singh V, Dheerendra PC, Singh B. Midridines versus albumin in the prevention of paracentesis-induce circulatory dysfunction in the cirrotics: a randomized pilot study. Am J Gastroenterology. 2008;103:1399-405. 4. Heidelbaugh JJ, Bruderly M. Cirrhosis and chronic liver failure. Part I: Diagnosis and evaluation. Am Fam Physician. 2006;74:756-62.

5. Gines P, Wong F, Watson M, Ruiz-Del-Arbol L, Bilic A, Dobru D. Effects of satavanptan, a selective vasopressin V2 receptor antagonist, on ascites and serum in cirrhosis with hiponatremia. Hepatology. 2008;48:204-13. 6. Gines P, Wong H, Terg R, Brua R, Zarski P. Clinical trial: short term effects of combination of satavaptan, a selective vasopressin V receptor antagonist, and diurects on ascites in patients witch cirrhosis without hypernatremia- a randomized double blind placebo controlled study. Aliment Pharmacol Ther. 2010;31:834-45.

7. Wong F, Gines P, Watson H, Horsmans Y, Angeli P, Gow P, et al. Effect of a selective vasopressin V2 recpetor antagonist, satavaptan, on ascites recurrence after paracentesis in patients in patients with cirrhosis. J Hepatol. 2010;53:283-90. 8. Wong F, Bernardi M, Horsmans Y, Cabrijan z, Watson H, Gies P. Effects of satavaptan, an oral vasopressin v2 receptor antagonist, on management of ascites and mosbidity in liver cirrhosis i a long-terms, placebo-controlled study. J Hepatol. 2009;50:542-3.

9. Heidelbaugh JJ, Sherbondy M. Cirrhosis and chronic liver failure. Part II: Complications and treatment. Am Fam Physician. 2006;776579. 10. Fosolato S, Angeli P, Dallagnese l, Maresio G Zola E, Mazza E, et al. Renal failure and bacterial infections in patients with cirrhosis: epidemiology and clinical feature. Hepatology. 2007;45:223-9.

11. Heidelbaugh Joel J, Sherbondy M. University of Michigan Medical School, Ann Arbor, Michigan. Cirrhosis and Chronic Liver Failure: Part II. Complications and Treatment. Am Fam Physician. 2006 Sep 1;74(5):767-76. 12. Salerno F, Gerbes A, Gine SP. Wong F, Vicente A. American Association for the Study of Liver Disease. Diagnóstico, prevención y tratamiento del síndrome hepatorrenal en la cirrosis. Gut. 2007;65:1310-8.

13. Terg R, Gadano A, Cartier M, Casciato P, Lucero R, Muñoz A, et al. Serum creatinine and bilirrubin predict renal failure and mortality in patients with spontaneous bacterial peritonitis: a retrospective study. Liver Int. 2009;29:415-9. 14. Terg R, Fassio E, Guevara M, Cartier M, Longo C, Lucero R, et al. Ciprofloxacin in primary prophylaxis of spontaneous bacterial peritonitis: a randomized, placebo-controlled study. J Hepatol. 2008;48:774-9.

15. Hyponatremia treatment guidelines 2007. Expert panel recommendations. Am J Med. 2007;120:51-2. 16. Dawas MF, Lewsey JD, Neuberger J. The impact of serum sodium concentration on mortality after liver transplantation: a cohort multicenter study. Liver Transpl. 2007;13:1115-1124.

17. Runyon BA. Management of adult patients with ascites due to cirrhosis: an update. Hepatology. 2009;49:208710. 18. Appenrodt B, Wolf A, Grunhage F. Prevention of paracentesis induced circulatory dysfunction: midodrine versus albumin. A randomized pilot study. Liver Int. 2008;28:101925.

actos de un circo

El 60% de los pacientes tiene anticuerpos antinucleares y anticuerpos antimúsculo liso. Más del 80% de los casos tiene un aumento de las gammaglobulinas en sangre. Algunos pacientes presentan asociadas otras enferme­dades autoinmunes tales como tiroiditis, colitis ulcerosa, diabetes, vitíligo (zonas de piel despigmentadas) o síndrome de Sjógren (síndrome que cursa con sequedad ocular y/o de boca). El diagnóstico se basa en datos clínicos y analíticos y también en la biopsia hepática en la cual, en general, hay unas alteraciones muy sugestivas de la enfermedad. Son especialmente importantes para el diagnóstico la presencia de anticuerpos antinucleares, antimúsculo liso o anti hígado riñón (LKM1). Estos últimos anticuerpos se presentan en el tipo 2 de hepatitis autoinmune que es muy poco frecuente, de predominio en niños y con la necesidad de mantener el tratamiento inmunosupresor de forma casi indefinida. También hay un aumento de las globulinas gamma. Deben excluirse otras enfermedades hepáticas, tales como hepatitis víricas, enfermedad de Wilson, hemocromatosis, deficiencia de alfa-1- antitripsina y hepatitis inducida por fármacos.

La biopsia hepática es importante tanto para el diagnósti­co como para el pronóstico de la enfermedad. Los hallazgos histológicos pueden mostrar desde la presencia de signos histológicos propios de la hepatitis autoinmune, a cambios que indican progresión de la enfermedad como la presencia de fibrosis y finalmente una cirrosis hepática. La mayoría de pacientes responden bien al tratamiento inmunosupresor. Cuando esto ocurre la supervivencia de la enfermedad es muy buena, y depende de la gravedad de la misma en el momento del diagnóstico. Los pacientes que ya tienen cirrosis cuando se diagnostica la enfermedad, tienen un peor pronóstico. La supervivencia a los 10 años de los pacientes sin tratamiento es de aproximadamente de un 10%.

El objetivo del tratamiento de la hepatitis autoinmune es la curación o el control de la enfermedad. Entre las dos y tres cuartas partes de los pacientes normalizan las pruebas de función hepática. Estudios realizados a largo plazo demuestran que la mayoría presentan la enfermedad controlada, más que curada, ya que muchos de ellos recaen dentro de los seis meses después de abandonar la medicación. Además, la inmensa mayoría de los pacientes necesitan mantener la medicación, aunque sea a dosis bajas, durante mucho tiempo para poder controlar la enfermedad. El tratamiento de la hepatitis autoinmune consiste en la administración de fármacos inmunosupresores ya sea con prednisona sola o en combinación con azatioprina. El tratamiento médico ha mostrado ser eficaz sobre los síntomas de la enfermedad, las pruebas de función hepática y aumenta la supervivencia en la mayoría de los pacientes. Normalmente se inicia el tratamiento con 60mg/día de prednisona o bien a dosis de 30mg/día de prednisona al día junto con 50-100 mg/día de azatioprina. Este tratamiento debe prolongarse durante varias semanas hasta obtener la remisión de la enfermedad, momento en que las dosis de prednisona se reducen progresivamente hasta las mínimas necesarias para mantener controlada la actividad del proceso. La suspen­sión del tratamiento comporta el riesgo de recaídas, que pueden ser difíciles de controlar. El inconveniente de la utilización de la prednisona a dosis altas durante tiempo, es la aparición de graves efectos secundarios, tales como, hipertensión arterial, diabetes, pérdida de masa ósea y cataratas. Las dosis bajas de prednisona suelen emplearse en combinación con azatioprina. No todos los pacientes con hepatitis autoinmune responden al tratamiento con prednisona. En estos casos se pueden probar otros fármacos como budesonida, ciclosporina, tacrolimus o micofelonato.

Aproximadamente entre el 15-20% de los pacientes presentan un curso progresivo a pesar de recibir el tratamiento apropiado. Esto es más común en pacientes que presentan una cirrosis hepática en el momento del diagnóstico. Tales pacientes es poco probable que respondan a otros tratamientos médicos, y en estos, se debe de considerar la posibilidad de someterse a un trasplante hepático. Se habla de síndrome de solapamiento o “overlap” cuando coexisten manifestaciones analíticas y/o histoló­gicas de dos enfermedades “autoinmunes”: hepatitis autoinmune, cirrosis biliar primaria y colangitis esclero­sante primaria.

La frecuencia de estos síndromes de solapamiento es poco clara, si bien se considera que hasta un 10% de los pacientes adultos con hepatopatía autoinmune pueden presentar un solapamiento cirrosis biliar primaria-hepatitis autoinmune. El solapamiento colangitis esclerosante primaria-hepatitis autoinmune aparece generalmente en niños, adolescentes o adultos jóvenes con una prevalen­cia del 6-8%. Debido al escaso número y heterogeneidad de los pacientes, no se han podido establecer unas pautas terapéuticas específicas basadas en ensayos clínicos. Por lo tanto, el tratamiento del síndrome de solapamiento está orientado a mejorar el cuadro colestá­sico o hepático mediante la combinación de ácido ursodesoxicólico y de varios inmunomoduladores, básicamente corticosteroides y/o azatioprina. En el solapamiento cirrosis biliar primaria-hepatitis autoinmune se recomienda iniciar tratamiento con 15 mg/kg/d de ácido ursodesoxicólico y, dependiendo de la respuesta terapéutica, añadir o no 10-15 mg/d de prednisona. En el síndrome de solapamiento colangitis esclerosante­hepatitis autoinmune, que generalmente afecta a las pequeñas vías biliares intrahepáticas, se aconseja el tratamiento combinado de ácido ursodesoxicólico y una pauta de inmunosupresión. Cuando la enfermedad progresa el procedimiento terapéutico adecuado es el trasplante hepático.

Este económico ingrediente combate con efectividad la Diabetes, El Cáncer, Hígado Graso y Problemas Digestivos

El ser humano todos los días reinventa y se reinventa a sí mismo para lograr lo que quiere. Para nadie es un secreto que desde inmemorables tiempos hemos buscado la forma de mantenernos saludables y aptos para vivir un día a día de la mejor manera posible y así asegurarnos placer.Desde principios de los tiempos hemos hallado las formas de mantenernos con un cuerpo y organismo sanos y hermosos. Ya sea mediante métodos distintos, como lo son la dieta y los ejercicios. Que nos ayudan a preservar la salud de nuestro cuerpo.

Uno de esos métodos es la dieta. Fundamental para mantenernos a la raya con nuestro peso y figura. Una dieta balanceada llena de vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos e hidratación es la clave para mantener un cuerpo esbelto y saludable. Gracias a la naturaleza tenemos diversas formas de mezclar sabores y texturas para una diera más rica. Con este ingrediente podrás evitar el cáncer y otras enfermedades mortales
La cúrcuma se ha utilizado por siglos como parte de la medicina natural, y es asombrosa. Entre los diversos usos que se le han dado a la cúrcuma se encuentran: enfermedades respiratorias, artritis, enfermedades del hígado, dolores articulares y musculares, problemas en la piel y gastrointestinales. También ayuda a reforzar el sistema inmunológico y la salud de todo el cuerpo.

Posee componentes antiinflamatorios y combate los microbios de alto alcance. Por lo cual, su uso es frecuente en enfermedades crónicas y autoinmunes. Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, ayuda en las depresiones, combate las alergias, previene el Alzheimer y la demencia. Todo esto mientras limpia el hígado, ya que contrarresta los radicales libres.

En el artículo de hoy te seguiremos hablando de lo maravillosa que puede ser la cúrcuma para tu cuerpo, además de todos los beneficios que puedes sacar de ella. Así que presta mucha atención. Bondades de la cúrcuma en el cuerpo y organismo
* Previene el cáncer: Este maravilloso condimento tiene propiedades que ayudan a eliminar la acumulación de células en el cuerpo que pueden causar cáncer.

* Es buena para la artritis: Por sus mismas capacidades antinflamatorias la cúrcuma es ideal para pacientes y personas que sufren de artritis. * Alivia el malestar estomacal: Dese hace milenios nuestros ancestros han utilizados las propiedades calmantes de la cúrcuma para apaciguar los dolores y nauseas estomacales.

* Refuerza el corazón: Todos sabemos que gracias al corazón es que podemos mantenernos vivos. Si agregamos la cúrcuma en nuestra dieta, estaremos contribuyendo a poseer un corazón más saludable y longevo. * Quema la grasa: Otra de las bondades de la cúrcuma es que tiene dentro de sus componentes excelentes propiedades que agilizan la pérdida de peso naturalmente.

* Previene el Alzheimer: Con este ingrediente le estamos aportando a nuestro cerebro y neuronas muchas fuerzas, cosa que nos ayudaría a evitar contraer el Alzheimer. * Ayuda con la depresión: Aunque parezca increíble la cúrcuma está compuesta por muchos agentes antidepresivos.

* Erradica el colesterol malo: La cúrcuma es ideal para evitar enfermedades del corazón porque ayuda a expulsar del cuerpo todo el colesterol dañino. * Es buena para la piel: Aporta mucho brillo y sanidad a nuestra exterioridad, por sus proteínas y minerales.

Además de esto, la cúrcuma es excelente para combatir la diabetes, y muy buen cicatrizante. ¿No es una maravilla? No olvides compartir esta información con tus amigos y familiares.
         El higado tiene muchas funciones metabolicas vitales. Incluyen la sintesis de proteinas y azucares, la eliminacion de deshechos de el torrente sanguineo, fabrica enzimas (incluyendo las que hacen que se coagule la sangre) y la destoxificacion de muchas drogas y venenos.


         Los signos de enfermedad de el higado son muy variables. Las dos que son las mas comunes son la ictericia y la ascites.          La ictericia es una condicion donde la bilis se acumula en la circulacion, volviendo la piel y lo blanco de los ojos color amarillo, y la orina del color de te.

         Ascites es la acumulacion de fluido en el abdomen. Es causada por presion venosa en aumento en las venas portal que van al higado. Un gato con ascites tiene un abdomen inflamado o hinchado.
         Sangrado espontaneo puede ser un signo de enfermedad de el higado avanzada. Lugares comunes de sangrado son el estomago, el intestino, el tracto urinario. Ocurren pequeñas areas de hemorragia, de el tamaño de la cabeza de un alfiler en la boca, especialmente en las encias.

         Un gato con funciones de el higado obstruidas aparece debil y letargico y tiene falta de apetito y peso. Tambien puede sufrir de vomito y diarrea, bebe excesivamente y tiene dolor en el abdomen. Signos de que el sistema nervioso central esta involucrado en la forma de convulsiones y coma son manifestaciones tardias.          Un numero de enfermedades, drogas y toxinas pueden afectar adversamente el higado causando la muerte de celulas de el higado. El involucramiento de el higado frecuentemente es solo un aspecto de una enfermedad generalizada.

         Las enfermedades infecciosas que involucran al higado son la peritonitis infecciosa felina y la toxoplasmosis. La leucemia felina y el cancer que empieza en el higado o de ahi se diseminan a otros lugares son causas de insuficiencia en el higado.          Un bloqueo de uno o mas de los ductos biliares por piedras o parasitos no es muy comun pero se debe tomar en consideracion cuando el gato tiene ictericia sin explicacion.

         Los quimicos que se sabe que inducen a la toxicidad de el higado son el tetracloruro de carbono, los insecticidas y cantidades toxicas de cobre, plomo, fosforo, selenio y hierro.          Las drogas que afectan adversamente el higado incluyen gases anesteticos inhalados, antibioticos, diureticos, preparaciones de sulfato, anticonvulsionantes, arsenicos y algunas preparaciones de esteroides. La mayoria de ellos causan problemas olo si la dosis recomendada es excedida, o cuando se administra por largos periodos.

         El tratamiento de la insuficiencia de el higado depende de el diagnostico. Estudios especiales de laboratorio (algunas veces biopsia de el higado) son necesarios para determinar la causa exacta. Esto requiere hospitalizacion y revision completa. El pronostico para la recuperacion esta relacionado con la cantidad de daño y de si la causa puede ser eliminada. Dr. Ignacio Jáuregui Presa

Médico especialista en Alergología. Servicio de Alergia del Hospital de Basurto, Bilbao ¿Qué son los antihistamínicos?

actos consentidos en materia de amparo

La enfermedad de Farber, también conocida como lipogranulomatosis de Farber o deficiencia de la ceramidasa, describe aun grupo de trastornos recesivos autosómicos raros que causan una acumulación de material graso en las articulaciones, los tejidos y el sistema nervioso central. El trastorno afecta tanto a hombres como a mujeres. El inicio de la enfermedad ocurre típicamente en la primera infancia pero puede ocurrir más tarde. Los niños con la forma clásica de la enfermedad de Farber desarrollan los síntomas neurológicos en las primeras semanas de vida. Estos síntomas pueden incluir capacidad mental moderadamente deteriorada y problemas para tragar. El hígado, el corazón y los riñones también pueden estar afectados. Otros síntomas pueden incluir vómitos, artritis, ganglios linfáticos inflamados, articulaciones inflamadas, contracturas articulares (acortamiento crónico de los músculos o tendones alrededor de las articulaciones), ronquera, y xantemas que se engruesan alrededor de las articulaciones a medida que evoluciona la enfermedad. Los pacientes con dificultad para respirar pueden requerir la inserción de un tubo para respirar. La mayoría de los niños con la enfermedad muere a los 2 años, generalmente de enfermedad pulmonar. En una de las formas más graves de la enfermedad, puede diagnosticarse un agrandamiento del hígado y el bazo (hepatoesplenomegalia) poco después del nacimiento. Los niños nacidos con esta forma de la enfermedad generalmente mueren a los 6 meses. No existe tratamiento específico para la enfermedad de Farber. Pueden recetarse corticosteroides para aliviar el dolor. Los trasplantes de médula ósea pueden mejorar los granulomas (pequeñas masas de tejido inflamado) en los pacientes con poca o ninguna complicación pulmonar o del sistema nervioso. En los pacientes mayores, los granulomas pueden extirparse o reducirse quirúrgicamente.

Las gangliosidosis son dos grupos genéticos diferentes de enfermedades. Ambas son recesivas autosómicas y afectan a los hombres y las mujeres por igual. Las gangliosidosis GM1 están causadas por una deficiencia de beta-galactosidasa, con un almacenamiento anormal resultante e materiales lípidos acídicos en las células de los sistemas nervioso central y periférico, pero particularmente en las células nerviosas. GM1 tiene tres formas: infantil temprana, infantil tardía y adulta. Los síntomas de GM1 infantil temprana (el subtipo más grave, con inicio poco después del nacimiento) pueden incluir neurodegeneración, convulsiones, agrandamiento del hígado y el bazo, aspereza de los rasgos faciales, irregularidades esqueléticas, rigidez articular, abdomen distendido, debilidad muscular, respuesta exagerada a los sonidos, y problemas con la marcha. Alrededor de la mitad de los pacientes afectados desarrolla manchas rojo-cereza en los ojos. Los niños pueden ser sordos y ciego al año de vida y a menudo mueren a los 3 años de complicaciones cardíacas o neumonía. El inicio de GM1 infantil tardía es típicamente entre 1 y 3 años de edad. Los síntomas neurológicos incluyen ataxia, convulsiones, demencia, y dificultades con el habla. El inicio de GM1 adulto es entre los 3 y los 30 años. Los síntomas incluyen atrofia muscular, complicaciones neurológicas que son menos graves y evolucionan a una velocidad más lenta que las otras formas del trastorno, nubosidad corneal en algunos pacientes, y distonía (contracciones musculares sostenidas que causan movimientos repetitivos y de torsión o posturas anormales). Pueden desarrollarse angioqueratomas en la parte inferior del tronco. La mayoría de los pacientes tiene el hígado y el bazo de tamaño normal.

Las gangliosidosis GM2 también causan que el cuerpo almacene materiales grasos acídicos en exceso en tejidos y células, más notablemente en las células nerviosas. Estos trastornos se producen por una deficiencia de la enzima beta-hexosaminidasa. Los trastornos GM2 incluyen:

  • La enfermedad de Tay-Sachs (también conocida como GM2 variante B). Tay-Sachs y sus formas variantes están causadas por una deficiencia en la enzima beta-hexosaminidasa A. La incidencia es particularmente alta entre las poblaciones de Europa Oriental y los judíos asquenazí, al igual que ciertos Franco- canadienses y Cajuns de Luisiana. Los niños afectados parecen desarrollarse normalmente durante los primeros meses de vida. Los síntomas comienzan a los 6 meses de edad e incluyen pérdida progresiva de la capacidad mental, demencia, contacto ocular disminuido, reflejo aumentado de susto al ruido, pérdida progresiva de la audición, que lleva a la ceguera, dificultad para tragar, ceguera, manchas rojo-cereza en las retinas, y algo de parálisis. Las convulsiones pueden comenzar en el segundo año de vida del niño. Finalmente los niños pueden necesitar un tubo de alimentación y a menudo mueren a los 4 años de infección recurrente. No se dispone de un tratamiento específico. Inicialmente los medicamentos anticonvulsivos pueden controlar las convulsiones. Otro tratamiento de apoyo incluye la nutrición e hidratación adecuadas y técnicas para mantener abierta la vía aérea. Una forma mucho más rara del trastorno, que se produce en pacientes entre los veinte y treinta años, se caracteriza por inestabilidad en la marcha y deterioro neurológico progresivo.
  • La enfermedad de Sandhoff (variante AB). Esta es una forma grave de la enfermedad de Tay-Sachs. Generalmente el inicio se produce a la edad de 6 meses y no está limitado a un grupo étnico. Los síntomas neurológicos pueden ser el deterioro progresivo del sistema nervioso central, debilidad motora, ceguera temprana, característica respuesta de susto a los sonidos, espasticidad, mioclono (contracciones de un músculo parecidas a una descarga), convulsiones, macrocefalia (cabeza anormalmente agrandada), y manchas rojo-cereza en los ojos. Otros síntomas pueden incluir infecciones respiratorias, soplos cardíacos, características faciales de muñeca, y agrandamiento del hígado y el bazo. No existe un tratamiento específico para la enfermedad de Sandhoff. Como con la enfermedad de Tay-Sachs, el tratamiento de apoyo incluye mantener abierta la vía aérea y nutrición e hidratación adecuadas. Inicialmente los medicamentos anticonvulsivos pueden controlar las convulsiones. Generalmente los niños mueren a los 3 años de infecciones respiratorias.

La enfermedad de Krabbé (también conocida como leucodistrofia de las células globoides y lipidosis de la galactosilceramida) es un trastorno recesivo autosómico causado por la deficiencia de la enzima galactosilceramidasa. La enfermedad afecta más a menudo a los bebés, con el inicio antes de los 6 meses, pero puede producirse en la adolescencia o la edad adulta. La acumulación de grasas no digeridas afecta el crecimiento de la vaina de mielina protectora de los nervios y causa grave degeneración de aptitudes mentales y motoras. Otros síntomas incluyen debilidad muscular, hipertonía (capacidad reducida para que un músculo se estire), convulsiones mioclónicas (contracciones súbitas, como un shock de los miembros), espasticidad, irritabilidad, fiebre no explicada, sordera, atrofia óptica y ceguera, parálisis, y dificultad para tragar. También pude producirse una pérdida de peso prolongada. La enfermedad puede diagnosticarse su agrupación característica de ciertas células, desmielinización y degeneración nerviosas, y destrucción de células cerebrales. En los bebés, la enfermedad generalmente es fatal antes de los 2 años. Los pacientes con una forma de inicio posterior tienen un curso más leve de la enfermedad y viven significativamente más. No se ha desarrollado un tratamiento específico para la enfermedad de Krabbé, aunque el transplante de médula ósea puede ayudar a algunos pacientes. La leucodistrofia metacromática es un grupo de trastornos caracterizados por depósitos acumulados en la materia blanca del sistema nervioso central, en los nervios periféricos y hasta cierto punto en los riñones. Similar a la enfermedad de Krabbé, esta enfermedad afecta la mielina que cubre y protege los nervios. Este trastorno recesivo autosómico está causado por una deficiencia de la enzima arilsufatasa A. Tanto los hombres como las mujeres se afectan por este trastorno.

Esta leucodistrofia tiene tres fenotipos característicos: infantil tardía, juvenil, y adulta. La forma más común de la enfermedad es la infantil tardía, que típicamente comienza entre los 12 y 20 meses después del nacimiento. Los bebés pueden aparecer normales al comienzo pero desarrollan dificultad para caminar y una tendencia a caerse, seguido por dolor intermitente en los brazos y las piernas, pérdida progresiva de la visión, que lleva a la ceguera, retraso del desarrollo, deglución deteriorada, convulsiones, y demencia antes de los 2 años. Los niños también desarrollan consumo y debilidad muscular gradual y finalmente pierden la capacidad de caminar. La mayoría de los niños con esta forma del trastorno muere a los 5 años de edad. Los síntomas de la forma juvenil típicamente comienzan entre los 3 y los 10 años. Los síntomas incluyen desempeño escolar deteriorado, deterioro mental, ataxia, convulsiones, y demencia. Los síntomas son progresivos y la muerte se produce entre 10 y 20 años después del inicio. En la forma adulta, los síntomas comienzan después de los 16 años y pueden comprender concentración deteriorada, depresión, perturbaciones siquiátricas, ataxia, convulsiones, temblor, y demencia. Generalmente la muerte se produce entre los 6 y 14 años desde el inicio de los síntomas. No existe cura para la leucodistrofia. El tratamiento es sintomático y de apoyo. En algunos casos el transplante de médula ósea puede retrasar la evolución de la enfermedad.

La enfermedad de Wolman, también conocida como deficiencia de la lipasa ácida, es una grave enfermedad por almacenamiento de lípidos que generalmente es fatal al año de vida. Este trastorno recesivo autosómico está caracterizado por la acumulación de ésteres de colesteril (normalmente una forma de transporte del colesterol) y triglicéridos (una forma química en la cual existen grasas en el cuerpo) que pueden acumularse significativamente y causar daño en las células y los tejidos. Ambos sexos son afectados por este grave trastorno. Los bebés son normales y activos en el nacimiento pero rápidamente desarrollan deterioro mental progresivo, agrandamiento del hígado y gran agrandamiento del bazo, abdomen distendido, problemas gastrointestinales que incluyen esteatorrea (cantidades excesivas de grasas en las heces), ictericia, anemia, vómitos, y depósitos de calcio en las glándulas suprarrenales, haciendo que se endurezcan. Otro tipo de deficiencia de la lipasa ácida es la enfermedad con almacenamiento del éster de colesteril. Este trastorno extremadamente raro se produce por el almacenamiento de ésteres de colesteril y triglicéridos en las células sanguíneas y linfáticas y en el tejido linfoide. Los niños desarrollan un agrandamiento del hígado que lleva a la cirrosis y la insuficiencia hepática crónica antes de la edad adulta. Los niños también pueden tener depósitos de calcio en las glándulas suprarrenales y pueden tener ictericia tardíamente en el trastorno.

No existe un tratamiento específico para la enfermedad de Wolman o la enfermedad por almacenamiento de éster de colesteril. Actualmente no existe un tratamiento específico disponible para la mayoría de las enfermedades con almacenamiento de lípidos pero se dispone de terapia de reemplazo enzimático para pacientes con la enfermedad de Gaucher de tipo 1 y algunos pacientes con la enfermedad de Gaucher de tipo 3. Los pacientes con anemia pueden requerir transfusiones de sangre. En algunos pacientes, el bazo agrandado debe ser extirpado para mejorar la función cardiopulmonar. Pueden recetarse los medicamentos fenitoína y carbamazepina para ayudar a tratar el dolor (inclusive el dolor óseo) en los pacientes con la enfermedad de Fabry. Restringir la dieta no impide la acumulación de lípidos en células y tejidos.

Dentro del gobierno Federal, el principal patrocinador de la investigación sobre trastornos neurológicos es el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS), una parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.. Como parte de su misión, el NINDS realiza investigación sobre enfermedades de almacenamiento de lípidos y otros trastornos neurometabólicos heredados. Los investigadores en el NINDS identificaron el gen que está alterado en la mayoría de los pacientes con los tipos C y D de la enfermedad de Niemann-Pick. En el año 2000, científicos descubrieron un segundo gen que está mutado en una minoría de los pacientes con el tipo C de la enfermedad de Niemann-Pick. Los investigadores de NINDS han desarrollado una terapia de reemplazo enzimático altamente eficaz para las enfermedades de Gaucher y de Fabry. Estos investigadores ahora están desarrollando técnicas mejoradas de investigación, incluido un modelo de ratón de la enfermedad de Fabry. Parece ser especialmente alentadora la terapia genética en este modelo. Entre otras terapias potenciales en curso para las enfermedades de almacenamiento de lípidos, los científicos del NINDS están estudiando la eficacia y seguridad de un medicamento llamado OGT-918, que se ha demostrado que retrasa la producción del lípido que se acumula en la enfermedad de Gaucher. Los científicos esperan que el medicamento, que pasa a través de la barrera sanguínea- cerebral hacia el cerebro, reducirá el almacenamiento de lípidos y por ende los síntomas neurológicos de la enfermedad. Otros investigadores de NINDS están evaluando la eficacia y seguridad del reemplazo continuo de la enzima alfa-galactosidasa-A en pacientes con la enfermedad de Fabry. En un ensayo clínico preliminar de 24 semanas de duración, se encontró que esta terapia reduce el dolor, mejora la función renal, y revierte los problemas cardíacos entre los pacientes con Fabry.

Los científicos de NINDS también están estudiando los mecanismos por los cuales los lípidos que se acumulan en estas enfermedades de almacenamiento dañan al organismo. La meta de esta investigación es desarrollar nuevos enfoques para el tratamiento de estos trastornos. Entre diversos proyectos actuales patrocinados por el NINDS, los científicos están estudiando formas de enviar genes y proteínas dentro del cerebro de modelos de animales con la enfermedad de Krabbé. Otros científicos patrocinados por el NINDS están examinando el papel posible de la proteína psicosina en la respuesta neuroinflamatoria vista en esta enfermedad y esperan identificar potenciales medicamentos terapéuticos para el uso en ensayos en humanos. Los investigadores están estudiando los mecanismos de distribución de colesterol intracelular y el metabolismo en el tipo C de la enfermedad de Niemann-Pick y esperan desarrollar una herramienta diagnóstica para el trastorno. Otros investigadores están estudiando el procesamiento disfuncional del colesterol (visto en la enfermedad de Niemann-Pick) como una característica clave en el desarrollo de varios trastornos neurodegenerativos.

La enfermedad crónica del hígado se caracteriza por la destrucción gradual del tejido del hígado con el paso del tiempo. Entre las distintas enfermedades que conforman esta categoría se incluyen las siguientes:

  • Cirrosis hepática.
  • Fibrosis hepática.

Según el Instituto Nacional de la Diabetes y de las Enfermedades Digestivas y del Riñón (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, su sigla en inglés es NIDDK), la cirrosis es la 12ma causa principal de muerte en Estados Unidos. Debido al daño crónico del hígado, el tejido cicatrizante reemplaza lentamente al tejido del hígado de funcionamiento normal, lo que causa la disminución progresiva del flujo sanguíneo que atraviesa el órgano. A medida que se pierde el tejido normal del hígado, los nutrientes, las hormonas, las drogas y las sustancias tóxicas no son procesados eficientemente por el hígado. Además, se inhibe la producción de proteínas y de otras sustancias producidas por el hígado. Los síntomas de la cirrosis varían según la severidad de la condición. La cirrosis leve puede no mostrar ningún síntoma. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la cirrosis. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Función nerviosa anormal.
  • Ascitis: acumulación de fluido en la cavidad abdominal.
  • Agrandamiento de mamas en el hombre.
  • Toser o vomitar sangre.
  • Dedos rizados (contractura de Dupuytren de las palmas).
  • Cálculos en la vesícula biliar.
  • Caída del cabello.
  • Comezón.
  • Ictericia: color amarillo de la piel y de los ojos.
  • Insuficiencia renal.
  • Encefalopatía hepática.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Poco apetito.
  • Hipertensión portal.
  • Enrojecimiento de las palmas.
  • Agrandamiento de las glándulas salivales de las mejillas.
  • Disminución del tamaño testicular.
  • Venas en forma de araña en la piel.
  • Debilidad.
  • Pérdida de peso.

Los síntomas de la cirrosis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

La causa más común de la cirrosis es el abuso de alcohol. Otras causas pueden incluir las siguientes:

  • Hepatitis y otros tipos de virus.
  • Uso de determinadas drogas.
  • Exposición a sustancias químicas.
  • Obstrucción del conducto biliar.
  • Enfermedades autoinmunológicas.
  • Obstrucción del flujo de salida de la sangre del hígado (por ejemplo, síndrome Budd-Chiari).
  • Alteraciones del corazón y de los vasos sanguíneos.
  • Deficiencia de alfa1-antitripsina.
  • Altos niveles de galactosa en la sangre.
  • Altos niveles de tirosina en la sangre al momento de nacer.
  • Enfermedad por almacenamiento de glucógeno.
  • Fibrosis quística.
  • Diabetes.
  • Desnutrición.
  • Acumulación hereditaria de exceso de cobre (enfermedad de Wilson) o de hierro (hemocromatosis).

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos de diagnóstico para la cirrosis pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de laboratorio.
  • Exámenes de la función del hígado - serie de exámenes de sangre especiales que pueden determinar si el hígado funciona correctamente.
  • Biopsia del hígado - procedimiento en el que se toman muestras de tejido del hígado (con aguja o durante una operación) para examinarlas con un microscopio.
  • Colangiografía - examen de rayos X de los conductos biliares mediante una tintura de contraste intravenosa (su sigla en inglés es IV).
  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - este procedimiento de diagnóstico por imagen utiliza una combinación de tecnologías de rayos X y computadoras para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido graso y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos X regulares.
  • Ecografía (También llamada sonografía.) - técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se usan para visualizar los órganos internos del abdomen como hígado, bazo y riñones, y para evaluar el flujo sanguíneo de varios vasos.

El tratamiento específico para la cirrosis será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

La cirrosis es una enfermedad del hígado progresiva y el daño hecho al hígado es irreversible. Sin embargo, una correcta nutrición, evitar ciertas toxinas (como el alcohol), tomar suplementos vitamínicos y el manejo adecuado de las complicaciones de la cirrosis suelen demorar o detener un mayor daño del hígado. En los casos severos de cirrosis, se puede evaluar la posibilidad de un trasplante de hígado. La fibrosis es el crecimiento de tejido cicatrizante como resultado de una infección, inflamación, lesión o incluso de la curación. El crecimiento excesivo de tejido cicatrizante puede afectar prácticamente a cualquier órgano. La fibrosis en el hígado puede inhibir el correcto funcionamiento del órgano. Con frecuencia la fibrosis hepática es el resultado de la cirrosis.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Enfermedades del Hígado, la Bilis y el Páncreas

  • El cáncer primario de hígado en adultos es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.
  • Hay dos tipos de cáncer primario de hígado en adultos.
  • La hepatitis o la cirrosis afectan el riesgo de cáncer primario de hígado en adultos.
  • Entre los signos y síntomas de cáncer primario de hígado en adultos se incluyen una masa o dolor en el costado derecho.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer primario de hígado en adultos, se utilizan pruebas que examinan el hígado y la sangre.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El cáncer primario de hígado en adultos es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos del hígado.

El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo. Tiene cuatro lóbulos y ocupa la sección superior derecha del abdomen adentro de la caja torácica. Las siguientes son tres de las diversas funciones del hígado:

  • Filtrar sustancias dañinas en la sangre para que puedan ser transportadas desde el cuerpo hasta la materia fecal y la orina.
  • Producir bilis para ayudar a la digestión de las grasas de los alimentos.
  • Almacenar glucógeno (azúcar) que el cuerpo usa para obtener energía.

Los siguientes son los dos tipos de cáncer primario de hígado en adultos: El tipo más común de cáncer primario de hígado en adultos es el carcinoma hepatocelular. Este tipo de cáncer de hígado es la tercera causa de muerte por cáncer en todo el mundo.

Este sumario es sobre el tratamiento del cáncer primario de hígado en adultos (cáncer que comienza en el hígado). El tratamiento del cáncer que comienza en otras partes del cuerpo y se disemina al hígado no se incluye en este sumario. El cáncer primario de hígado se presenta tanto en adultos como en niños. Sin embargo, el tratamiento de los niños es diferente al de los adultos. (Para obtener más información, consulte el sumario del PDQ sobre Tratamiento del cáncer de hígado infantil).

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama factor de riesgo. La presencia de un factor de riesgo no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer. Consulte con su médico si piensa que está en riesgo. Los siguientes son factores de riesgo para el cáncer primario de hígado en adultos:

elementos de los actos administrativos uruguay

Administrado inmediatamente y en suficiente cantidad, la vitamina C cura el alfabeto entero de la hepatitis, A a E. que la infusión intravenosa de la vitamina C puede ser necesaria hacer la derecha del trabajo. Roberto F. Cathcart, M.D., escribe en su Web site, http://www.orthomed.com:

"Desde la hepatitis aguda A, B, C, etc., se cura fácilmente con las dosis masivas del ascorbate, intravenoso y con carta recordativa con el ácido ascórbico oral, es trágico que no está utilizado correctamente. La hepatitis C es un problema especial porque solamente alrededor de un cuarto de casos presenta como agudo (cuando sería curado fácilmente). La hepatitis crónica C es más de un problema; no obstante con las dosis masivas del ácido ascórbico oral, de una dieta del ninguno-azúcar, de una vitamina E, de un selenio, de un silymarin (un antioxidante del thistle de la leche), y de un ácido lipoic de la alfa entre otros alimentos, nunca he visto un caso para ir sobre necrosis hepática aguda o el cáncer del hígado." He conocido personalmente a las personas que llevaron vitamina C oral la tolerancia del intestino y la hepatitis del golpe. También he visto a persona fallar con la dosificación oral solamente, así que no tomo ningunas ocasiones con Hep. Conseguir el IV.

ADVERTENCIA: esta página no se ofrece de ninguna manera como receta, o diagnostico de tratatamiento para cualquier enfermedad o dolencia.
Personas que necesitan la atención médica deben obtenerla de un médico. Consulte con su doctor antes de tomar cualquier decisión de salud.

El cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular) es el tumor primario del hígado más frecuente. Es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de este órgano.

Se presenta mayoritariamente en el contexto de daño hepático provocado por infección crónica del virus de la hepatitis B (VHB) o C (VHC), cirrosis alcohólica y esteopatitis no alcohólica (Non-Alcoholic Steato Hepatitis, NASH), una enfermedad que consiste en la acumulación de grasa e inflamación del hígado y que se presenta en pacientes con resistencia a la insulina o diabetes mellitus tipo 2 con mal control metabólico. El control de salud frecuente en este grupo de pacientes es fundamental para detectar lesiones en etapas precoces que sean susceptibles de tratamiento.

El hepatocarcinoma se presenta mayoritariamente en el contexto de daño hepático provocado por infección crónica del virus de la hepatitis B (VHB) o C (VHC), cirrosis alcohólica y esteatohepatitis no alcohólica (Non-Alcoholic Steato Hepatitis, NASH), una enfermedad que consiste en acumulación de grasa e inflamación del hígado y que se presenta en pacientes con resistencia a la insulina o diabetes mellitus tipo 2 con mal control metabólico. ¿CÓMO PREVENIR?

HEPATITIS B
Vacuna gratuita. Dosis: 2, 4, 6 y 18 meses.
Vacuna de 3 dosis. Para personal de salud, transfusiones periódicas, múltiples parejas sexuales.
– No compartir agujas u otros elementos cortopunzantes.
– Usar preservativo. HEPATITIS C
– Evitar el contacto con sangre o materiales contaminados.

– Sobre 45 años, se sugiere chequeo preventivo a través de exámenes de sangre. CIRROSIS ALCOHÓLICA
Beber con moderación y mantener una dieta sana.

ESTEATOPATITIS NO ALCOHÓLICA
– Mantener niveles normales de colesterol y triglicéridos.
– Controlar la resistencia a la insulina y diabetes. No hay una sintomatología específica del cáncer de hígado, dado que muchos de sus síntomas pueden aparecer en enfermedades del aparato digestivo, como hepatitis, cálculos en la vesícula biliar, pancreatitis, etc.
Puesto que la mayoría de las veces el hepatocarcinoma se desarrolla sobre un hígado cirrótico, el paciente puede padecer los síntomas propios de la cirrosis.
Un porcentaje mínimo de pacientes, cuyo hepatocarcinoma se desarrolla sobre un hígado sano, puede presentar síntomas inespecíficos. En ocasiones puede aparecer un bulto en lado derecho del abdomen como consecuencia del crecimiento del hígado, que puede acompañarse de dolor irradiado hacia la parte derecha de la espalda. Otras veces la bilis no se puede eliminar adecuadamente y se acumula en la sangre, dando un color amarillo de la piel (ictericia).

Los pacientes con daño hepático crónico, deben realizar un seguimiento cada 6 meses a través de un examen de sangre que mide el marcador tumoral alfa feto proteína. La medición de este marcador permite diagnosticar tempranamente el 90% de los tumores y cuando el resultado es positivo, se suma una ecografía abdominal, un TAC dinámico helicoidal multicorte o una resonancia nuclear magnética. La clasificación TNM -utilizada para etapificar otros tipos de tumores- no es útil para hepatocarcinoma en la práctica clínica, debido a que solamente recoge el tamaño del tumor primario, la presencia de infiltración ganglionar y la presencia de enfermedad metastásica o a distancia. En el cáncer de hígado es mucho más importante el grado de deterioro de la función hepática, el número de nódulos tumorales y las posibilidades funcionales (según la normalidad o no del tejido hepático) de poder realizar un tratamiento local con intención curativa.

FACTORES PRONÓSTICOS

En el cáncer de hígado el principal factor pronóstico es el estadio funcional del hígado, valorado internacionalmente por la clasificación de CHILD-PUG.
También es relevante el tamaño de la lesión tumoral hepática o el número y tamaño de las lesiones tumorales existentes para poder considerar un tratamiento curativo.
Así, un tumor pequeño en un hígado muy dañado puede tener tan mal pronóstico como un tumor más grande, o varios nódulos tumorales en un hígado funcionalmente sano. ESTADIOS DEL TUMOR
De manera práctica, el cáncer de hígado se divide en tres categorías:
Tumor localizado:El tumor es solitario, o existen varios tumores menores de 3 centímetros.
Tumor localizado que no se puede operar: El tumor está en el hígado o afectando a los órganos vecinos pero no está indicada la intervención quirúrgica, bien por la localización del tumor o bien por que hay cirrosis.
Tumor avanzado:En esta situación el hepatocarcinoma se ha extendido a otros lugares del cuerpo como por ejemplo los ganglios linfáticos, huesos o pulmón.

Dado que el cáncer de hígado aparece en la mayoría de los casos asociado a una cirrosis hepática y que el grado de función hepática va a determinar las opciones terapéuticas y la supervivencia independientemente de la presencia del propio tumor, es imprescindible para poder establecer una evaluación pronóstica, considerar conjuntamente el grado de disfunción hepática y la extensión tumoral. Actualmente el único sistema pronóstico que vincula la estadificación con el tratamiento y que además ha sido validado tanto en Europa como en EEUU y Asia, es el sistema Barcelona Clinic Liver Cancer (BCLC). Este sistema incluye las variables asociadas al estadio tumoral, función hepática, estatus físico y la presencia de síntomas relacionados con el cáncer y además establece el pronóstico de acuerdo con cuatro estadios que se vinculan a la posible indicación del tratamiento. El estadio inicial incluye pacientes con buena función hepática (Child-Pugh A y B) con un único nódulo o hasta tres menores de tres centímetros. Estos pacientes pueden tratarse con intención curativa con resección, trasplante hepático o ablación percutánea consiguiendo supervivencias a los 5 años de entre 50-75%. Un subgrupo de pacientes con muy buen pronóstico serían aquellos con tumores muy incipientes, asintomáticos, con nódulos

Los científicos, encabezados por Raúl Méndez, profesor de investigación ICREA en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), y Mercedes Fernández, del IDIBAPS de Barcelona, ​​revelan que la inhibición de la proteína CPEB4 puede prevenir el desarrollo de los vasos sanguíneos anormales asociados con cirrosis. La angiogénesis patológica es una de las complicaciones más graves en pacientes con cirrosis y un factor clave en el desarrollo y empeoramiento de la enfermedad. En consecuencia, muchos de los esfuerzos de investigación se centran en la identificación de tratamientos para esta condición. Los resultados del estudio se han publicado en la edición más reciente de Gastroenterología.

En los países occidentales, la cirrosis está entre las 10 principales causas de muerte entre los adultos. Es una enfermedad muy común en España y la primera causa de trasplante hepático en este país. Es responsable de una alta tasa de hospitalizaciones y uso de los recursos de salud debido a las complicaciones que se presentan en etapas avanzadas de la enfermedad. La cirrosis es una lesión crónica que se caracteriza por la acumulación de tejido cicatricial (nódulos fibrosos), lo que altera la estructura y la función normal del órgano. Lesiones hepáticas crónicas son causadas principalmente por el alcoholismo, la hepatitis C, y cada vez más por la obesidad.

La acumulación de tejido cicatricial impide la circulación de sangre en el hígado, lo que conduce a la hipertensión portal (la vena porta). Para aliviar la presión en la vena, los vasos sanguíneos colaterales se desarrollan fuera del hígado. El problema, es luego dos veces, primero porque el hígado recibe incluso menos sangre, causando con ello un mayor daño al órgano, y segundo porque los vasos sanguíneos son de mala calidad (angiogénesis patológica). “Las células hepáticas tratan de reparar las lesiones del hígado, pero la forma en la que hacen esto resulta ser fatal para el órgano. Este es un bucle que se hace más grande y, finalmente, pone en peligro la vida del paciente. Además, los vasos sanguíneos colaterales forman venas varicosas en el esófago y el estómago de los pacientes con cirrosis, estas venas son frágiles y tienen una alta tendencia a estallar, causando sangrado abundante que es difícil de parar”, explica Mercedes Fernández, del IDIBAPS y co-líder del estudio. “Esta es la razón por un tratamiento que retrocede y / o impide venas patológicas – lo cual no es actualmente disponible – sería eficiente”, añade.

VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular) es la principal proteína efectora en el desarrollo de los vasos sanguíneos. “Todos los medicamentos actuales, que tienen como objetivo prevenir la neovascularización, se basan en la inhibición de los receptores de VEGF o VEGF, pero el problema es que el ataque indiscriminado de esta proteína altera el desarrollo normal de los vasos sanguíneos, lo que provoca efectos adversos intolerables”, explica Méndez, del IRB Barcelona. En un estudio anterior publicado en Nature Medicine, Méndez, junto con investigadores del Hospital del Mar de Barcelona, ​​ya habían descubierto que las proteínas CPEB están involucrados en el desarrollo de vasos sanguíneos en páncreas y el cáncer de cerebro. Dada la necesidad urgente de identificar nuevas dianas para la angiogénesis patológica, Méndez y Fernández comenzaron a colaborar para examinar el papel de CPEB4 en este proceso, en el contexto de la cirrosis, una enfermedad caracterizada por una profunda neovascularización.

“Lo mejor acerca del estudio es que se demuestra que el desarrollo de los vasos sanguíneos patológicos se puede detener, al interferir con las proteínas CPEB4, mientras la vascularización positiva se mantiene intacta”, dice Méndez. Los experimentos en células in vitro, en modelos animales, y en muestras tomadas de pacientes con cirrosis, han revelado los mecanismos moleculares a través del cual el aumento de la CPEB4 favorece la sobreexpresión de VEGF en la cirrosis. Los investigadores sostienen que el ciclo de reparación que entra en el hígado, empeora la situación en la medida en que los nódulos de regeneración, que muestran altos niveles de CPEB4, forman carcinomas hepáticos. En este contexto, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), ha otorgado más de un millón de euros para el tándem Méndez-Fernández, quienes, junto con Jordi Bruix (IDIBAPS-Hospital Clínic), trabajarán en coordinado, de manera a desentrañar el papel de esta molécula y proponer un tratamiento para carcinomas hepáticos, el cáncer de hígado principal y tercera causa de muerte por cáncer en el mundo, con una tasa de supervivencia a 5 años de menos de 10%.

En paralelo, el laboratorio de Méndez en el IRB Barcelona, está trabajando en un proyecto de investigación sobre los inhibidores CPEB4. El año pasado se resolvieron las estructuras de estas proteínas a nivel atómico – el paso previo al diseño computacional de inhibidores, que se está llevando a cabo en colaboración con Modesto Orozco, en el mismo centro. Por otra parte, y con el apoyo de la Fundación Botín, Méndez ha puesto a punto un ensayo para probar inhibidores CPEB4, con el objetivo de acelerar la detección de moléculas con mayor potencial terapéutico. El hígado es un órgano vital en nuestro organismo, es por ello que es importante que estemos pendientes de su salud. Para conocer un poco sobre cuáles son los problemas que suelen afectar con mayor frecuencia al hígado y sepas como estar alerta de sus síntomas y sobre cómo prevenir cualquiera de esas enfermedades, he aquí todo lo que necesitas saber.

Enfermedades más frecuentes en el hígado ¿Cuáles son las enfermedades más comunes en el hígado?

La enfermedades del hígado graso o esteatosis hepática es una de las principales enfermedades experimentadas en la actualidad y si bien esta no es una enfermedad que acabe con el hígado, si le afecta en cuanto a su buen funcionamiento ya que los ácidos grasos se acumulan al alrededor del hígado y no solamente la grasa, sino también los triglicéridos en las células hepáticas. Puedes saber si padeces de este problema en el hígado si después de comer sientes sensaciones de pesadez sobre todo en el estómago, sensaciones de fatiga muy fuertes, dolores en el cuerpo y sobre todo dolor en el área derecha del abdomen, la cual es una característica clave para conocer si padeces o no de esta enfermedad, así mismo las personas que presentan Ictericia suelen padecer de esta condición.
Si bien antes se relacionaba el hígado graso a las personas que consumían bebidas alcohólicas en exceso, hoy en día se relaciona mayormente a las personas con sobre peso, con altos niveles de obesidad y a personas con niveles de colesterol y triglicéridos altos.
Por lo que la mejor forma de tratar esta condición es llevar siempre una alimentación sana y alta en frutas, verduras y carnes magras, así mismo es importante que nuestra dieta sea baja en grasas, evitando así las comidas rápidas y alimentos fritos.

También es importante que el paciente realice ejercicio regularmente para disminuir sus niveles de colesterol y triglicéridos, mientras que pierde la grasa sobrante del cuerpo y la grasa localizada en el hígado se pueda ir quemando gradualmente. Ver también:

actos inseguros seguridad e higiene industrial

Puedes utilizar esta información para conocer el aporte en tu dieta de este u otros alimentos. Esta información te puede ayudar comer mejor peparando recetas con hígado de pollo sanas y nutritivas, sin embargo, la información sobre este y otros alimentos ha sido obtenida de diversas fuentes y podría no ser totalmente exacta por lo que debes consultar a tu médico o un nutricionista antes de comenzar cualquier régimen o hacer cambios drásticos en tu dieta. En esta página también podrás las características del hígado de pollo con otros alimentos.

Entre los alimentos de la categoría de las carnes y derivados que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra el hígado de pollo. Este alimento, pertenece al grupo de las vísceras.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta el hígado de pollo a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes. El hígado de pollo es una de las partes del pollo que se encuentra entre los alimentos de uso común. El hígado de pollo puede prepararse al horno, hervido, asado, frito, etc. En muchas preparaciones, los trozos de hígado se combinan con trozos de otro tipo de carne o de los riñones a la hora de prepara alimentos.

El hígado es el órgano responsable de la filtración de todas las toxinas en el cuerpo de un pollo. Cuando compras el hígado de un pollo no ecológico, tienes el riesgo de que este hígado contenga productos derivados de las hormonas y de los antibióticos administrados a los pollos criados de forma convencional. Las toxinas tienden a acumularse en el hígado en mayores cantidades que en cualquier otro órgano, por lo tanto, incluso un hígado orgánico puede contener pequeños restos de toxinas normales que un pollo filtra de los piensos ecológicos. Sin embargo, los pollos no ecológicos en muchas ocasiones están sobrecargados de toxinas. Por lo tanto, comer el hígado de estos animales, puede ser incluso tóxico para los seres humanos, sobretodo cuando se comen crudos. El hígado de pollo nos ayuda en la construcción de los glóbulos rojos, ya que tiene un alto contenido en vitamina B12. Esta vitamina es necesaria para producir ADN y nuestro cuerpo puede almacenar una determinada cantidad de esta vitamina durante unos años. Por este motivo, tampoco debes comer grandes cantidades de hígado de pollo orgánico para obtener la cantidad adecuada de vitamina B12. Si tu consumo de alimentos consta principalmente de vegetales, deberías tratar de consumir hígado de pollo ecológico una vez al mes o cada pocos meses para asegurarte de no desarrollar una deficiencia en vitamina B12, que te puede causar anemia.

El hígado de pollo ecológico tiene un alto contenido en riboflavina o vitamina B2. Esta vitamina ayuda a producir y reparar los tejidos del cuerpo, principalmente de la piel. Comer hígado de pollo hará que tu piel sea más suave y más fuerte para hacer frente a las erupciones y a las escamaciones. También mejorará la salud en general de tus tejidos internos y el interior de tu tracto gastrointestinal. El ácido pantoténico, también conocido como vitamina B5, es una parte de la coenzima A o CoA y está presente en el hígado de pollo. La CoA ayuda a nuestro cuerpo en la generación de energía y en la síntesis de las hormonas esteroides y el colesterol. La hemoglobina también requiere la CoA para su síntesis y tu propio hígado utiliza esta coenzima para procesar las toxinas de tu cuerpo. El ácido pantoténico también es compatible con las glándulas suprarrenales, que ayudan a nuestro cuerpo a lidiar con el estrés.

Los alimentos ricos en selenio, como el hígado de pollo, ayudan a la glándula tiroides a mantenerse saludable mediante el apoyo de yodo en tu cuerpo. El yodo ayuda a la glándula tiroides junto a las toxinas a mantener la sangre saludable. Esta sangre afecta a todos los sistemas corporales, ya que los glóbulos rojos son los responsables de la entrega de oxígeno a cada célula. El hígado de pollo es un alimento rico en vitamina K ya que 100 g. de esta carne contienen 80 ug. de vitamina K.

Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B12. La cantidad de vitamina B12 que tiene es de 25 ug por cada 100 g. Con una cantidad de 380 ug por cada 100 gramos, el hígado de pollo también es también uno de los alimentos con más vitamina B9.

Esta carne es muy alta en nutrientes. Además de los mencionados anteriormente, el hígado de pollo es también un alimento muy rico en vitamina B7 (210 ug. cada 100 g.) y vitamina B6 (0,80 mg. cada 100 g.) y vitamina B5 (6,60 ug. cada 100 g.) y vitamina B3 (14,80 mg. cada 100 g.) y vitamina B2 (2,50 mg. cada 100 g.) y zinc (3,20 mg. cada 100 g.), proteínas (22,12 g. cada 100 g.) y hierro (7,40 mg. cada 100 g.). Entre las propiedades nutricionales del hígado de pollo cabe también destacar que 100 gramos de hígado de pollo tienen los siguientes nutrientes:

  • 18 mg. de calcio.
  • 0 g. de fibra.
  • 218 mg. de potasio.
  • 3 mg. de yodo.
  • 1,20 g. de carbohidratos.
  • 13 mg. de magnesio.
  • 68 mg. de sodio.
  • 33 ug. de vitamina A.
  • 0,32 mg. de vitamina B1.
  • 28 mg. de vitamina C.
  • 1,30 ug. de vitamina D.
  • 0,40 mg. de vitamina E.
  • 240 mg. de fósforo.
  • 136 kcal. de calorías.
  • 492 mg. de colesterol.
  • 4,70 g. de grasa.
  • 0 g. de azúcar.
  • 243 mg. de purinas.

Dada su alta cantidad de proteínas, el hígado de pollo es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como esta carne, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente.

Su alto contenido en hierro hace que el hígado de pollo ayude a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro. Debido a la cantidad de hierro que aporta esta carne, hace que este sea un alimento recomendado para personas que practican deportes intensos ya que estas personas tienen un grán desgaste de este mineral. El alto contenido en zinc del hígado de pollo facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene esta carne, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A a la retina.

El tomar el hígado de pollo y otros alimentos ricos en vitamina B2, puede ayudar a superar las migrañas y es beneficioso para mantener una buena salud ocular y de la piel. Los alimentos ricos en vitamina B2 o riboflavina como esta carne, también son útiles para mejorar problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés. El alto contenido de vitamina B3 del hígado de pollo, hace que sea un alimento beneficioso para el sistema circulatorio. Además, la vitamina B3 o niacina puede ayudar a reducir el colesterol. Por su alto contenido en vitamina B3, esta carne es recomendable para combatir enfermedades como la diabetes, la artritis o el tinnitus.

La vitamina B5 o ácido pantoténico, que se encuentra de forma abundante en el hígado de pollo hace que este alimento sea últil para combatir el estrés y las migrañas. El contenido de vitamina B5 de esta carne también hace de este un alimento recomendable para reducir el exceso de colesterol. La abundancia de vitamina B6, presente en el hígado de pollo y también conocida como piridoxina hace que este alimento sea muy recomendable en casos de diabetes, depresión y asma. Además, la vitamina B6 esta carne ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, puede reducir los síntomas del tunel carpiano e incluso puede ayudar en la lucha contra el cancer

La vitamina B7 o biotina, abundante en el hígado de pollo es bueno para mejorar la salud del cabello, las unñas y la piel. Los enfermos de diabetes también pueden beneficiarse tomando esta carne, ya que la vitamina B7 contenida en él, puede ayudar a estabilizar los niveles de azucar en la sangre. El ácido fólico o vitamina B9 del hígado de pollo, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia. Esta carne también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcólicas o fumadores, pues estos hábitos, ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

Las mujeres embarazadas o los bebés en estado de lactancia, pueden beneficiarse de los efectos beneficiosos de esta carne ya que el hígado de pollo tiene una alta cantidad de vitamina B12, también conocida como cobalamina. El consumo de esta carne también puede ayudar a personas con problemas estomacales gracias a su alta cantidad de vitamina B12. El elevado contenido de vitamina K en esta carne hace que tomar el hígado de pollo sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Por su alta cantidad en colesterol, esta carne no es recomendable para personas que tengan un nivel de colesterol alto en su sangre. A continuación se muestra una tabla con el resumen de los principales nutrientes del hígado de pollo así como una lista de enlaces a tablas que muestran los detalles de sus propiedades nutricionales del hígado de pollo. En ellas se incluyen sus principales nutrientes así como como la proporción de cada uno.

La testosterona tiene diferentes funciones a lo largo de la vida: Bajos niveles de testosterona, afectan la salud

Testosterona en mujeres Líquido, de color rojo en los vertebrados, que, impulsado por el corazón, circula por los vasos sanguíneos del cuerpo de las personas y los animales, transportando oxígeno, alimentos y productos de desecho: la sangre está formada por el plasma, que lleva el agua y sustancias en disolución, y por las células sanguíneas; la sangre hace de intermediaria entre los elementos anatómicos y el medio exterior.


La sangre (humor circulatorio) es un tejido fluido de un color rojo característico por la presencia del pigmento hemoglobínico contenido en los eritrocitos. En los laboratorios clínicos se abrevia san. Muchos biólogos incluyen la sangre entre los tejidos conectivos ya que se origina de células similares.Con una matriz coloidal de consistencia líquida y constitución compleja, presenta una fase sólida, integrada por los elementos formes, que comprende a los glóbulos blancos, los glóbulos rojos y las plaquetas; y una fase líquida, o fracción acelular (matriz), representada por el plasma sanguíneo.


La sangre funciona principalmente como medio logístico de distribución e integración sistémica, cuya contención en los vasos sanguíneos (espacio vascular) admite su distribución (circulación sanguínea) hacia casi todo el cuerpo. La sangre transporta oxígeno a todo su cuerpo, remueve de él el anhídrido carbónico, le ayuda a adaptarse a cambios de temperatura y contribuye a que su cuerpo combata las enfermedades.

La sangre tiene dos partes, una llamada plasma y otra elementos figurados (se llama así porque tiene forma tridimensional: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas; estos últimos son fragmentos de células). El plasma es el líquido, tiene una coloración amarilla paja, puede variar; se forma de agua, sales minerales, glucosa, proteínas (como albúminas y globulinas), algunos lípidos como el colesterol, algunas hormonas principalmente.

  • El prefijo "hem—" ("hemo—" también "hemato—") derivado del griego haima, se usa en el léxico médico para referirse a lo relacionado con la sangre. Por ejemplo: hemostasia, hematocrito, hemodinámico, hematíe, hematopoyesis, etc.

La sangre es una dispersión coloidal: el plasma representa su fase continua y fluida; y los elementos formes, la fase dispersa del sistema en forma de pequeños corpúsculos semisólidos.

  • Antiguamente, la sangre era considerada dentro de la teoría humoral como la sustancia predominante en individuos de temperamento sanguíneo.
  • La sangre representa aproximadamente el 7% del peso del cuerpo humano promedio [1], así se considera que un adulto tiene un volumen de sangre (volemia) de aproximadamente cinco litros, de los cuales 2,7-3 litros son plasma sanguíneo.
  • En los humanos y otras especies que utilizan la hemoglobina, la sangre arterial y oxigenada es de un color rojo brillante, mientras que la sangre venosa y parcialmente desoxigenada toma un color rojo oscuro y opaco. Sin embargo, debido a un efecto óptico causado por la forma en que la luz penetra a través de la piel, las venas se ven de un color azul
  • La sangre es un fluido no-newtoniano (ver [Ley de Poiseuille] y [flujo laminar] de perfil parabólico), con movimiento perpetuo y pulsátil, que circula unidireccionalmente contenida en el espacio vascular (las propiedades del flujo son adaptadas a la arquitectura de los vasos sanguíneos). El impulso hemodinámico es poporcionado por el corazón en colaboración con los grandes vasos elásticos.
  • La sangre suele tener un pH entre 7,36 y 7,42 (valores presentes en sangre arterial). Sus variaciones más allá de esos valores son condiciones que deben corregirse pronto (alcalosis, cuando el pH es demasiado básico, y acidosis, cuando el pH es demasiado ácido).
  • Una persona adulta tiene alrededor de 4-5 litros de sangre (7% de peso corporal), a razón de unos 65 a 71 ml de sangre por kilogramo de peso corporal.

Como todo tejido, la sangre se compone de células y componentes extracelulares (su matriz extracelular), estas dos fracciones tisulares vienen representadas por:

los elementos formes —también llamados elementos figurados—, son elementos semisólidos y particulados (corpúsculos) representados por células y componentes derivados de células; y el plasma sanguíneo, un fluido traslúcido y amarillento que representa la matriz extracelular líquida en la que están suspendidos los elementos formes. Los elementos formes constituyen alrededor de un 45% de la sangre. Tal magnitud porcentual se conoce con el nombre de hematocrito (fracción "celular"), adscribible casi en totalidad a la masa eritrocitaria. El otro 55% está representado por el plasma sanguíneo (fracción acelular). Los elementos formes de la sangre son variados en tamaño, estructura y función, se agrupan en:

eficacia de los actos administrativos españa

En cuanto al cannabis y sus derivados, favorece la aparición de problemas respiratorios. También se ha asociado a alteraciones en el sistema reproductor, alteraciones en el sistema inmune y problemas cardiovasculares que pueden desencadenar en infartos cerebrales o de miocardio. Además, se ha comprobado su poder como desencadenante de cuadros psicóticos y esquizofrenia. Por último, la cocaína se asocia a problemas relacionados con el corazón como la hipertensión, las arritmias, la formación de coágulos sanguíneos o el estrechamiento de las arterias.

Además de todo esto, las drogas y las enfermedades asociadas a ellas afectan al sistema familiar, social y laboral del individuo adicto, lo que complica todavía más el cuadro y hace que la persona entre en una espiral de la que es muy difícil salir sin ayuda. Una persona con mano derecha responde a un conflicto con su madre o hijos, con el lado izquierdo del cuerpo, pero responde a un conflicto relacionado a una “pareja”, es decir, padre, hermano, pariente, amigo, colega, etc. con el lado derecho.


EL BENEFICIOSO PAPEL DE LOS MICROBIOS Adoptar a un perro es sinónimo de adquirir una gran responsabilidad con nuestra mascota, ya que debemos ser conscientes de la importancia de ofrecerle todo aquello que necesita. Cuando hablamos específicamente de la salud física de nuestro perro, hemos de saber que son pocas las enfermedades exclusivas del ser humano, y al igual que nosotros, nuestra mascota también puede sufrir hepatitis.

Hepatitis es un término que proviene de los vocablos griegos "hepar" (hígado) e "itis" (inflamación) y que por lo tanto indica una stuación patología en la que el hígado está inflamado, no obstante, la inflamación hepática puede producirse por distintas causas, lo que nos ayudará a diferenciar entre distintos tipos de hepatitis. En este artículo de ExpertoAnimal te brindamos una completa información acerca de esta patología y te mostramos los síntomas y el tratamiento de la hepatitis en perros.

La anatomía de los perros no es tan distinta a la de los humanos y aquellos órganos vitales para nosotros también resultan de vital importancia para nuestra mascota, como es el caso del hígado. El hígado es imprescindible para el equilibrio orgánico de nuestra mascota ya que interviene en el metabolismo, procura la adecuada eliminación de los distintos tóxicos, almacena energía, sintetiza proteínas, produce la bilis y participa en la asimilación de los nutrientes. La hepatitis canina se produce por una inflamación del hígado, que puede estar ocasionada por una mala alimentación o por una exposición reiterada a distintos tóxicos, lo que afecta progresivamente al hígado y puede llegar a causar un daño crónico.

Cuando el daño hepático ha afectado a las funciones de este importante órgano podremos observar signos graves que indican un mal funcionamiento ya no del hígado, sino de todo el organismo. La hepatitis en perros puede tener distintas causas y dependiendo del origen de la misma estaremos ante un tipo de hepatitis u otro:

  • Hepatitis común: Es aquella que causa una inflamación hepática por la exposición del organismo a tóxicos y medicamentos que son capaces de producir daños en el hígado. Los síntomas se presentan cuando el daño ocasionado es grave.
  • Hepatitis autoinmune: Se produce por una reacción del propio sistema inmunitario del perro que ataca a los hepatocitos (células del hígado) pues los confunde con agentes patógenos. Este tipo de hepatitis también se conoce como enfermedad hepática autoinmune.
  • Hepatitis infecciosa: La inflamación del hígado es provocada por el adenovirus canino tipo I, se trata de una enfermedad vírica y aguda que se contagia a través de la orina, agua contaminada u objetos contaminados. Afecta sobre todo a los perros menores de 1 año y el curso de la enfermedad suele oscilar entre 5-7 días, antes de que se produzca una mejoría. Este enfermedad también se conoce como hepatitis de Rybarth.

La hepatitis infecciosa suele tener un buen pronóstico siempre que el perro no presente una forma sobreaguda, en este caso, puede morir en pocas horas, en el caso de la hepatitis común o autoinmune el pronóstico dependerá de cada caso aunque las lesiones se cronificarán.

Recordemos que en cualquier caso estamos ante una inflamación del hígado, por lo que independientemente de la causa, los síntomas de la hepatitis en perros son los siguientes:

  • Sed excesiva
  • Ictericia (coloración amarillenta de ojos y mucosas)
  • Sangre en las mucosas
  • Dolor abdominal que puede derivar a inmovilidad
  • Fiebre
  • Convulsiones por fallo hepático
  • Pérdida del apetito
  • Aumento de la secreción nasal y ocular
  • Vómitos
  • Edema subcutáneo

Un perro con hepatitis no tiene por qué mostrar todos los síntomas expuestos, por lo que ante cualquier signo que indique una posible hepatitis debemos acudir urgentemente al veterinario. El tratamiento de la hepatitis en perros dependerá del factor que haya causado la patología.

  • En la hepatitis común el tratamiento será sintomático pero también deberá cumplir con el objetivo de modular aquellos factores que han causado el daño hepático.
  • En la hepatitis autoinmune el tratamiento también será sintomático aunque el veterinario valorará la posible prescripción de un medicamento inmunomodulador que actúe específicamente sobre el sistema de defensas previniendo el daño hepático.
  • En el caso de hepatitis infecciosa o vírica, el tratamiento también es sintomático ya que no existe cura, se pueden emplear antibióticos para controlar infecciones secundarias, soluciones isotónicas para prevenir la deshidratación, protectores hepáticos y dieta hipoproteica.

Es el veterinario el que debe indicar una dieta hipoproteica, aunque ésta resulta beneficiosa en los tres casos de hepatitis, ya que ante la presencia abundante de proteínas el hígado se sobrecarga. Recuerda que únicamente el veterinario es el profesional capacitado para prescribir cualquier tipo de tratamiento a tu mascota.

Para prevenir la hepatitis común y autoinmune es importante para que nuestro perro pueda disfrutar de una buena salud y de la máxima calidad de vida, para ello debemos aportarle un alimento balanceado que cubra todos sus requerimientos nutricionales, el suficiente afecto y el suficiente ejercicio al aire libre, todo ello contribuirá a que su organismo pueda mantener más fácilmente el equilibrio. En el caso de la hepatitis infecciosa, la vacunación es la herramienta más efectiva de prevención, disponemos de varias opciones:

  • Suero polivalente: Previene a corto plazo y se recomienda cuando aún no ha sido posible el inicio del programa de vacunación
  • Vacuna con virus inactivado: Se requieren dos dosis y el periodo de protección oscila entre los 6 y 9 meses
  • Vacuna con virus atenuado: Únicamente se requiere una dosis y la protección es tan eficaz como duradera

Consulta con tu veterinario ya que él será el que indique qué tipo de prevención es la más adecuada para tu mascota.

Algunas enfermedades del hígado pueden producir intensa picazón en todo el cuerpo, estas molestias se mantienen a lo largo del tiempo y no responden a tratamientos dermatológicos La picazón en la piel que puede ser causada por problemas hepáticos tiene determinadas características, por ejemplo, la picazón se mantiene por largos períodos, se presenta en grandes superficies de la piel o todo el cuerpo, la comezón se incrementa notoriamente durante la noche y no disminuye (o solo lo hace temporalmente) con la aplicación de medicamentos de uso tópico o la ingesta de antihistamínicos.

ENFERMEDADES DEL HÍGADO QUE PUEDEN CAUSAR PICAZÓN EN LA PIEL La comezón suele presentarse cuando el hígado no puede realizar normalmente sus funciones de filtrar las toxinas y se produce la acumulación de deshechos tóxicos en la sangre.

No se conoce exactamente cual es la relación concreta entre los problemas del hígado y la picazón en la piel, se cree que puede deberse al exceso de sales biliares, los niveles elevados de opioides endógenos o a un fosfolípido denominado ácido lisofosfatídico, pero cualquiera sea la causa es un hecho comprobado que algunas enfermedades del hígado se manifiestan con prurito generalizado. Entre las enfermedades del hígado que pueden causar picazón en el cuerpo se encuentran la Colangitis Esclerosante, el HIGADO GRASO, la CIRROSIS BILIAR primaria, algunos casos de HEPATITIS A o las hepatitis que se han transformado en crónicas como la HEPATITIS B o la HEPATITIS C.

Otros problemas que no afectan directamente al hígado, pero están relacionados con este órgano, también pueden producir una comezón generalizada, tales como las obstrucciones de los conductos biliares, el Lodo biliar y los cálculos en la vesícula, aunque en estos dos últimos casos no es frecuente se que produzca picazón y si ocurre no es tan intensa como la ocasionada por las enfermedades del hígado. ¿CÓMO SABER SI LA PICAZÓN EN EL CUERPO ES CAUSADA POR EL HÍGADO?

Cuando la picazón en todo el cuerpo está relacionada con enfermedades del hígado puede estar acompañada de otros síntomas tales como cansancio sin motivos, problemas digestivos (malestar, nauseas,etc), piel y ojos de color amarillento, inflamación abdominal, piernas inflamadas (tobillos), orina oscura, heces claras, cambios de ánimo, irritabilidad o insomnio.
No es necesario que se den todos estos síntomas a un mismo tiempo, incluso puede no haber sintomatología como ocurre en el caso de las hepatitis crónicas. ¿QUÉ HACER CUANDO SE TIENE PICAZÓN EN TODO EL CUERPO?

Ante la sospecha de que la picazón en la piel se debe a alguna enfermedad del hígado es necesario comunicarle la inquietud al médico y solicitar la realización de las pruebas necesarias para confirmar o descartar un problema hepático.
Si las pruebas lo confirman el médico indicará un pase al especialista (hepatólogo) para realizar el tratamiento correspondiente.
Existen medicamentos que ayudan a calmar la comezón ocasionada por problemas hepáticos, ver más información en este artículo: TRATAMIENTOS PARA PICAZÓN CAUSADA POR EL HÍGADO. Entrada actualizada: Marzo 29 de 2018

Copyright © Salud Plena Los artículos de Salud plena y las respuestas a las preguntas de los usuarios sólo pretenden brindar información y NO suplantan de ningún modo la consulta médica.
Todo tipo de tratamiento, remedio natural o dieta debe ser aprobado por su profesional de confianza
.

Entrada escrita en fecha junio 7th, 2012 a la hora 10:38 en la categoria: Problemas de piel. hola megustaria saber con que me puedo quitar la comezon del cuerpo y unos piquetes que medan.y la causa no es el higado son sintomas del dengue pero no puedo acudir a un especialista por que mi bolsillo no me lo permite ley lgunos consejo y me parecieron que estan muy bien es per eso que pido su ayuda.espero pronta respuesta.

hola soy dellanira a mi se me hinchan las manos y los pies junto con la piernas cuando voy para la calor,necesito q por favor me den una respuesta a mi problematica no se si es mala circulacion o es otra cosa por favor ayudenme DELLANIRA: La inflamación de las piernas y las manos se debe a retención de líquido, pero las causas pueden ser varias, por ejemplo problemas en los riñones, corazón, hígado circulatorios, etc. Es necesario que te examine un médico porque no existe ninguna otra forma de saber cual es la causa.

que es el motrin 800