El Adenocarcinoma: Se origina en las células glandulares del recubrimiento del intestino delgado y es el tipo más común de cáncer del intestino delgado. La mayoría de estos tumores afectan la sección del intestino delgado próxima al estómago. Suelen crecer y bloquear el intestino. El Leiomiosarcoma: Se inicia en las células musculares lisas del intestino delgado. En su mayoría, estos tumores se manifiestan en la sección del intestino delgado próxima al intestino grueso.

Colon Irritable: Es un trastorno de consulta muy frecuente en la actualidad. Consiste en una alteración motora del tubo digestivo como resultado de cuadros tensiónales, angustia y estrés. Se caracteriza por dolor o malestar abdominal que habitualmente se alivia después de las defecaciones, y que es más frecuentemente percibido en la parte inferior izquierda del abdomen, e incluso, en algunos, casos irradiados hacia la espalda. Hay alteraciones en el hábito intestinal, pudiéndose presentar estreñimiento, diarrea o episodios alternados de ambos. Es usual además que se presenten deseos de evacuación intestinal después de comer, aumento en la producción de gases e hinchazón abdominal. Aunque no se conoce el origen específico de esta alteración en la motilidad digestiva, se relaciona estrechamente con el aumento del estrés. Cáncer del Colon: El cáncer del colon o el recto también se conoce como cáncer colorrectal. Si se detecta anticipadamente, con frecuencia es curable. Es más común en las personas mayores de 50 años de edad y el riesgo aumenta con la edad. Se es más propenso a presentar un cáncer colorrectal si se tiene:

Pólipos: crecimientos de tejido dentro del colon y el recto que pueden tornarse cancerosos Antecedentes familiares o personales de cáncer colorrectal

Colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn Los síntomas pueden incluir sangre en las heces, heces más delgadas, cambios en los hábitos intestinales y malestar estomacal general. Sin embargo, es posible no presentar síntomas en sus inicios, de modo que las pruebas de detección son importantes. Todas las personas mayores de 50 años de edad deben someterse a un estudio para descartar el cáncer colorrectal. El tratamiento incluye cirugía, quimioterapia, radiación o una combinación de todas.

Cáncer del Ano o Anal: El cáncer anal es un tipo raro de cáncer. El ano es por donde las heces se expulsan del cuerpo cuando usted va al baño. Está formado por las capas externas de la piel y el extremo del intestino grueso. El cáncer anal es una enfermedad en la cual se forman células cancerígenas en los tejidos del ano. Los síntomas incluyen hemorragia, dolor o abultamientos en la zona anal. La picazón y las secreciones también pueden ser señales de un cáncer anal. Los posibles tratamientos incluyen radiación, quimioterapia y cirugía. El tratamiento dependerá si el tumor se ha diseminado y del tipo, el tamaño y la ubicación del mismo.

Hemorroides; las hemorroides son venas hinchadas en el recto o ano. El tipo de hemorroide depende de dónde ésta ocurre. Las hemorroides internas involucran las venas dentro del recto. Las hemorroides internas usualmente no duelen pero pueden sangrar sin ocasionar dolor.

Las hemorroides prolapsadas pueden estirarse hacia abajo hasta salirse del ano. Una hemorroide prolapsada puede volver a invaginarse dentro del recto por cuenta propia, o se puede empujarla cuidadosamente de vuelta hacia adentro. Las hemorroides externas ocurren en las venas afuera del ano. Pueden dar comezón o doler y algunas veces pueden rajarse y sangrar.
Si se tiene una hemorroide se puede sentir un abultamiento sensible al tacto en el borde del ano. También es posible que se vea sangre en el papel higiénico o en el inodoro después de tener una evacuación intestinal.

Las hemorroides son por causa del aumento en la presión de las venas del ano o del recto. Una de las principales causas es hacer esfuerzo cuando está tratando de tener una evacuación intestinal (defecar). Esto puede ocurrir si se está constipado o si se tiene diarrea. También puede que ocurran si se sienta en el inodoro durante mucho tiempo. Las hemorroides también pueden ser por causa de la obesidad, de levantar objetos pesados o de cualquier otra actividad que se tenga que hacer esfuerzo. El hígado ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas. La hepatitis es la inflamación del hígado que impide su buen funcionamiento. Puede llevar a la escarificación, denominada cirrosis, o a un cáncer.

Los virus causan la mayoría de los casos de hepatitis. El tipo de hepatitis recibe su nombre de acuerdo con el virus que la produjo; por ejemplo, hepatitis A, hepatitis B o hepatitis C. El consumo de drogas o alcohol también puede provocar una hepatitis. En otros casos, el organismo ataca equivocadamente sus propios tejidos. Se puede ayudar a prevenir algunas formas virales mediante la vacunación. Algunas veces, la hepatitis desaparece espontáneamente. Si no sucede así, puede tratarse con fármacos. Algunas otras veces, la hepatitis dura toda la vida. Algunas personas que tienen hepatitis no presentan síntomas. Otros pueden presentar:

Orina oscura y evacuaciones de coloración pálida Ictericia, tonalidad amarilla de la piel y los ojos

La cirrosis es el conjunto de cicatrices en el hígado. El tejido cicatricial se forma por lesiones o enfermedades prolongadas. El tejido escamoso no puede hacer lo que hace el tejido hepático sano: producir proteínas, ayudar a combatir las infecciones, limpiar la sangre, ayudar a digerir los alimentos y almacenar energía. La cirrosis puede conducir a: Ocurrencia de hematomas o hemorragias con facilidad o sangrado nasal

Hinchazón del abdomen o las piernas Sensibilidad adicional a las medicinas

Aumento de la presión en la vena que penetra en el hígado Venas dilatadas en el esófago y el estómago

La cirrosis puede tener muchas causas. Las causas más comunes son el alcoholismo crónico, la hepatitis, etc. Nada hará desaparecer el tejido escamoso, pero tratar la causa puede evitar que empeore la enfermedad. Si se forma demasiado tejido escamoso, es posible que quizá deba pensar en un trasplante de hígado.
Carcinoma hepatocelular Aproximadamente 5 por ciento de las personas con cirrosis desarrolla cáncer de hígado.

Nombres Alternativos: Cáncer del hígado; Cáncer hepático; Carcinoma primario de las células del hígado; Tumor del hígado. El carcinoma hepatocelular es responsable del 80 a 90% de todos los tipos de cáncer del hígado. Su incidencia es más frecuente en los hombres que en las mujeres, generalmente en personas entre los 50 y los 60 años de edad.

La causa del cáncer del hígado generalmente es cirrosis (cicatrización del hígado). La cirrosis puede ser causada por hepatitis viral (especialmente hepatitis B y C), consumo excesivo de alcohol (la causa más común de cirrosis), hemocromatosis, ciertas enfermedades autoinmunitarias del hígado y otras patologías que ocasionan inflamación hepática crónica. Cálculos Biliares: La vesícula biliar es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado. Almacena bilis, un líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Cuando el estómago y el intestino digieren los alimentos, la vesícula biliar libera bilis a través de un tubo denominado conducto biliar común. Ese conducto conecta a la vesícula biliar y el hígado con el intestino delgado.

Es más probable que la vesícula cause problemas si algo obstruye el flujo de bilis a través de los conductos biliares. Eso suele ocurrir con los cálculos biliares. Los cálculos se forman cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen. Las crisis por cálculos suelen presentarse después de las comidas. Los signos de una crisis por cálculos incluyen nauseas, vómitos o dolor en el abdomen, la espalda o debajo del brazo derecho. Los cálculos biliares son más comunes entre los adultos mayores, las mujeres, las personas con sobrepeso. El tratamiento más común es la remoción de la vesícula biliar. Afortunadamente, la vesícula biliar no es un órgano imprescindible para la vida. La bilis tiene otras vías para llegar al intestino delgado.

Peritonitis: Es la inflamación del peritoneo (una membrana que recubre la cavidad abdominal), por acción de bacterias patógenas provenientes de la ruptura del apéndice (apendicitis mal cuidada) o por la perforación del estómago. El cáncer de páncreas o cáncer pancreático: Es un tumor maligno que se origina en la glándula pancreática. Dependiendo de la extensión del tumor en el momento del diagnóstico, el pronóstico es generalmente muy malo ya que pocos enfermos sobreviven más de cinco años después del diagnóstico y la remisión completa es extremadamente rara.
Cerca del 95% de los tumores pancreáticos son adenocarcinomas. El 5% restante son tumores neuroendocrinos pancreáticos como el insulinoma, que tienen un diagnóstico y tratamiento completamente diferente, con un mejor pronóstico generalmente.
Todavía se desconoce la etiología y el mecanismo de carcinogénesis pancreática. Se cree que el proceso se inicia por una alteración de las células de los conductos pancreáticos. Los carcinógenos alcanzarían estas células provocando su transformación maligna por tres posibles vías de acceso:

Diabetes: Otros nombres: Azúcar en la sangre, Diabetes de comienzo en la edad adulta, Diabetes no insulinodependiente, Glucosa en la sangre. La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que se consumen. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

minoxidil y finasteride no funciona

finasteride 5 mg indicaciones

cuanto tiempo se debe tomar finasteride

  • Recibir masajes en los pies y las manos puede mejorarlos.
  • De continuar las molestias, debes consultar tu doctor para que te recete medicamentos para el dolor o realice cambios en tu régimen de tratamiento para el VIH.
  • No utilices agua muy caliente en la ducha o el baño, ya que irrita la piel.

  • Mantén a la mano medicamentos para las erupciones, como Benadryl, pero antes de utilizarlo consulta a tu médico.
  • No uses lociones de limpieza que tengan aroma, y que no sean derivadas del jabón o de los jabones a base de avena.

  • Evita exponer al sol las erupciones, ya que los rayos ultravioletas de la luz solar suelen empeorarlas.
  • Usa una buena crema hidratante a diario para ayudar a combatir la resequedad de la piel.
  • La osteonecrosis es una afección relativamente rara y de evolución lenta, caracterizada por un intenso dolor y progresiva pérdida de movilidad articular. Es causada por la disminución del flujo de sangre que nutre al hueso.

    Factores que predisponen su aparición en personas seropositivas:

  • Traumatismos: fracturas o luxaciones de las articulaciones o coyunturas dañan u obstruyen los vasos sanguíneos.

  • Empleo prolongado de corticoesteroides como la prednisona, usada en el tratamiento de algunos procesos alérgicos o durante el tratamiento de la pulmonía por PCP, facilitan el depósito de grasas en los vasos sanguíneos.
  • Tabaquismo: la nicotina causa que los vasos sanguíneos se estrechen, disminuyendo la cantidad de sangre que llega al interior del hueso.

  • Alcoholismo, facilita el depósito de grasas.
  • Hiperlipidemias: niveles elevados de colesterol y triglicéridos asociados al uso de inhibidores de proteasa.

  • Hipercoagulidad o exceso de coagulidad de la sangre: en los seropositivos los trastornos inmunológicos aumentan los anticuerpos antifosfolípidos que causan aumento de la coagulación de la sangre, produciendo obstrucciones.
  • Uso del Megase, utilizado para el aumento del apetito y de peso en el tratamiento de VIH, pues facilita los depósitos de grasas.
  • El diagnóstico temprano de la osteonecrosis es fundamental, debido a la falta de opciones de tratamiento eficaz y no quirúrgico. Si tienes alguno de los factores de riesgo antes mencionados, tú y tu médico deben mantenerse alertas, dado que el dolor y la disminución de la capacidad de movimiento no siempre aparecen en las primeras etapas de la enfermedad.

    Las articulaciones más afectadas son las de la cadera, las rodillas, y los hombros. A menudo el dolor en éstas se va manifestando poco a poco y se presenta como un dolor pulsátil e intenso, que al principio sólo se nota cuando se aplica presión o peso sobre la articulación afectada. Al principio, la rigidez o menor amplitud de movimiento, se percibe sólo en ciertos momentos como al despertarse. Más adelante el dolor y la rigidez aparecen estando aun en reposo.

  • Mantén hábitos que contribuyen a una vida saludable (no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas, dormir ocho horas cada noche, dieta baja en grasas y basadas en frutas, verduras y granos).

  • Debes comunicarle a tu médico síntomas como el dolor en la región de la cadera si se presen tan de forma persistente, para que te indique un examen NMR (resonancia magnética nuclear, siglas en inglés) que es el único examen sensible para la detención temprana de la enfermedad.
  • Utiliza correctamente los medicamentos, tales como los corticoesteroides.

  • De presentar osteonecrosis, disminuye tu actividad física pues ésta puede empeorarla.
  • Si usas medicamentos para el dolor, percátate de que no contengan esteroides.
  • Existe un grupo de efectos secundarios que se manifiestan en todo el cuerpo:

    La fatiga puede ser física, como la dificultad de levantarse de la cama o subir escaleras, o psicológica, como tener una gran dificultad para concentrarse. También puede ser consecuencia de la anemia. El manejo de la fatiga comienza por reconocer su existencia. Si estás fatigada/o pregúntate: ¿Cuánto tiempo hace que me siento cansado/a? ¿Tengo problemas para concentrarme? ¿Estoy teniendo problemas para dormir o duermo más de lo acostumbrado? ¿Hay alguna actividad que me resulta difícil hacer hoy, que antes hacia sin dificultad? Con esta información tú y tu medico pueden identificar con mayor facilidad el origen de tu fatiga y determinar su posible tratamiento.

    Dentro de las posibles causas de la fatiga podemos encontrar:

  • Infección activa por el VIH. Al multiplicarse el virus de forma rápida, el organismo consume mucha energía para combatirlo y aparece la fatiga, la cual desaparece luego de iniciar el tratamiento con antiretrovirales.

  • Nutrición inadecuada. Las personas con VIH requieren más energía que las seronegativas, por lo cual es necesario una dieta adecuada y suplementos vitamínicos, como la vitamina B-12. Consulta un/a nutricionista especialista en VIH.
  • Anemia. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo. Si tienes niveles bajos de estos glóbulos o si los mismos no transportan suficiente oxígeno, tu fatiga se relacionará con la anemia. Esto se determina con un simple examen de sangre.

  • Bajos niveles hormonales. Los niveles bajos de testosterona en los hombres causan fatiga, falta de interés en el sexo y en otras actividades normales, al igual que los niveles bajos de cortisol y hormonas tiroideas en ambos sexos. Debes consultar a tu médico si estás experimentando estos síntomas.
  • La depresión. La depresión también puede contribuir a sentirse cansada/o. Debes identificar sus síntomas y recibir ayuda profesional.
  • Trata de dormir por las noches y caminar en las mañanas, a la misma hora todos los días. Los cambios en tu horario de sueño pueden hacer que te sientas cansado/a.

  • Haz un poco de ejercicio; este alivia el estrés, te liberará de tus preocupaciones y te hará sentir fuerte y vivo/a.
  • Mantén a la mano alimentos fáciles de preparar para que cuando tengas fatiga intensa puedas alimentarte más fácilmente.
  • Se sabe que el Zerit (d4T), Videx (ddI) e Hivid (ddC) pueden dañar las mitocondrias.

    Los síntomas de acidosis láctica son:

  • Respiración rápida y profunda

  • Debilidad muscular que empeora rápidamente
  • Calambres, adormecimiento, cosquilleos, o dolores musculares

  • Dolor muscular como el que se experimenta al otro día de hacer un ejercicio físico intenso.
  • Debes permanecer atento a los síntomas anteriores, y de presentarse alguno, consultar a tu médico. Quizás sea necesario suspender el medicamento.
  • Igual pasa con los que usan Bactrim en la prevención del PCP.

  • Bebe líquidos en abundancia cuando tomes estos medicamentos y durante el transcurso del día.

  • Debes mantenerte bajo consulta médica y hacerte exámenes de sangre que midan la función del riñón.
  • La lipodistrofia se puede manifestar de diferentes formas:

  • Lipoatrofia periférica se caracteriza por pérdida moderada o pronunciada de grasa subcutánea (debajo de la piel) en dos o más de las siguientes zonas: brazos, piernas, nalgas o cara.

  • Lipodistrofia mixta se caracteriza por lipoatrofia periférica junto con acumulación moderada o pronunciada de grasa en el abdomen o los pechos, con o sin acumulación de grasa en la parte posterior del cuello ("joroba de búfalo").
  • Lipoatrofia periférica o lipodistrofia mixta con anomalías en el metabolismo de la glucosa (azúcar) o niveles de lípidos.
  • Pómulos hundidos por pérdida de la grasa facial.

  • diferencia entre finasteride y finasterida

    Aquí presento una relación de los antibióticos que he usado con mayor frecuencia, tened en cuenta que administrar un antibiótico debe ser el último recurso, o estar seguro de que realmente padece una infección, generalmente el pájaro, presenta las asas intestinales muy marcadas de un color rojizo y el ojo triste o sea no de forma redondeada, sino en forma de almendra o más cerrado de lo normal. Maneras de administrar los medicamentos

    1- VÍA ORAL:
    Directamente tomando al pájaro en la mano y colocándole en el borde del pico unas gotas del medicamento, siempre con el pájaro de medio lado o sea de costado, para evitar atragantamientos, el pájaro lo irá absorbiendo poco a poco, la equivalencia seria 20 gotas: 1cm de solución, existen también pastillas que se pueden dar al pájaro directamente, estas se colocan siempre atrás y encima de la lengua, ayudando al animal con unas gotas de agua. PRIMEROS PASOS A LA RECEPCIÓN DEL PÁJARO:

    1- Cuando capturamos un pájaro, lo primero que tenemos que saber es que este, pasa por una situación enormemente extresante, para lo cual administraremos en el agua un antiestres (Lab.Lafi, Lab.Tabernil,Nido etc.) seguidamente le daremos un complejo de semillas, lo mas variado posible, dado que le sometemos a una dieta generalmente diferente a la que tenía en libertad - esta es generalmente la ocasionante del mayor número de muertes entre los fringilidos - el pájaro es tendente a comer las semillas más grasas (navina, cañamón, generalmente de color más oscuro) gradualmente iremos ampliando en la mezcla, las semillas claras, alpiste, perilla, a fin de que no engorde demasiado y administraremos un Probiotico en el agua (Prolyte) durante una semana para evitar las famosas diarreas y consecuente pérdida de líquidos que acarrearan su muerte. Gota:
    Es la sintomatologia propia de la artritis, al pájaro le cuesta cerrar los dedos, dado que se le ha depositado cristales de acido urico por una mala alimentación, lo cual origina un fallo en el riñón por falta de verduras y generalmente un exceso de proteinas.
    Tratamiento: lavar las patas con glicerina yodada y añadir un poco de bicarbonato sódico en el bebedero, eliminar el paston de huevo.

    ENFERMEDADES DEL APARATO RESPIRATORIO
    Catarro:
    Por corrientes de aire o cambios de lugar. Aparece una secreción en las fosas nasales, pueden haber estornudos y respiración fatigosa, falta de canto, no existe disnea ni ruido.
    Tratamiento: - Disponer al pájaro en un ambiente semicálido y no moverlo de ese lugar. - Administrar Estreptomicina -farmacia- en el agua de la bebida, esparcir sobre el pañuelo 3 o 4 gotas de esencia de Eucaliptos -herboristeria-.

    HECES NEGRAS:
    Indica hemorragia en las partes superiores del aparato digestivo, motivadas por la sangre que ha caido al tubo digestivo, la causa puede ser la presencia de lombrices o tenias o incluso infecciones bacterianas muy aguas. TRATAMIENTO ANTES DE LA MUDA

    Al pájaro a fin de que tenga una buena muda y salga en condiciones optimas para el concurso yo sigo el siguiente proceso:
    Se baña al pájaro rociándole un compuesto de Agua-Insectornis y posteriormente se le pone al Sol, ello motivará que vaya ahuecando la pluma, lo ideal seria realizar este proceso de 4 a 6 días.
    Le recortaremos las uñas y el pico y con una lima de uñas le repasaremos este último, a fin de evitar el sobrevec (sobrepico), le aplicaremos una pomada en las patas Tabernil acaricida o vaselina, para posteriormente llevarlo a un lugar tranquilo y preferentemente en penumbra o semioscuro, siempre en la jaula en la que estaba y cubierto con el pañuelo, de esta manera se fuerza a que el pájaro mude más deprisa y todas las plumas.
    Al ir a efectuar la reposición de comida y agua veremos como primeramente muda las plumas largas de las alas y posteriormente las restantes plumas y el plumón, no lo sacaremos de esta situación hasta que el pájaro caspee, o sea deje una especie de caspa en el suelo de la jaula que es lo que recubre el nacimiento de los cañones, esto puede durar de 25 a 40 días, según el grado de humedad y el propio pájaro, particularmente durante esta situación y en contra de muchos que abogan por una total tranquilidad del pájaro, una vez por semana les rocio agua y los pongo un rato al Sol, hasta que se secan, ello durante las 4 o 5 semanas que dura la muda.
    Existen pajareros que fuerzan la muda, arrancándoles dos plumas largas de cada ala generalmente la tercera y la cuarta, abriendo el ala de fuera hacia adentro y las de la cola,así como unas cuantas plumas de los flancos, ello puede provocar una situación extresante para el pájaro, pero generalmente he podido comprobar que si están en época de muda es cierto que rápidamente empiezan a mudar.
    Otros fuerzan la muda con baños de vapor caliente o incluso poniendo una miga grande de pan empapada en vinagre y puesta bajo la rejilla de la jaula o rociándoles con vino blanco con un aspersor por encima, estos métodos generalmente no tiene una base científica a excepción del baño de vapor, yo particularmente les pongo sobre el pañuelo unas gotas de esencia de Espliego.
    Durante el periodo que dura la muda es conveniente administrar en el agua, un choque vitamínico y Aminoácidos, particularmente les suministro - Hidropolivit o Daya Mineral con vitamina B- farmacias, en gotas, los dos solubles en Agua, conjuntamente con un complejo de Aminoácidos.
    También procuro dar semillas mas grasas y sobre todo grit de concha y carbón vegetal. Posteriormente cuando salen de la muda efectúo la siguiente preparación:
    Los vuelvo a bañar durante 6 o 10 baños, con Agua y sales minerales (Kiko) a fin de fortalecer el plumaje, el baño durará el tiempo indispensable para que se sequen al Sol y posteriormente se devuelven a la Habitación de Canto. De forma posterior en el bebedero se sigue la siguiente pauta: Vitamina A: Retinol
    Esta vitamina es esencial para la vista y aumenta la resistencia ante las infecciones, también como antiestres, por ello siempre suministro un complejo AD3E a mis pájaros, ya que todos están en el pañuelo y ello puede provocar problemas oculares, cataratas etc. si no se pueden solear convenientemente, se encuentra especialmente en la zanahoria y la lechuga. Su falta se delata por: pérdida de apetito, adelgazamiento, y excepcionalmente llagas en la boca y ojos (queratitis)

    El hígado y los riñones son órganos considerados como el motor de nuestro organismo porque las funciones que llevan a cabo son de gran importancia para la vida del ser humano. Es por ello, que debemos de tener especial cuidado con lo que comemos a diario, llevar un estilo de vida saludable y no necesariamente debemos esperar a sentirnos mal para acudir al médico.

    Procesa prácticamente todo lo que comemos, respiramos o absorbemos a través de la piel. Aproximadamente del 90% de los nutrientes del organismo procedentes de los intestinos pasan por el hígado. Este convierte los alimentos en energía, almacena nutrientes y produce proteínas sanguíneas. Además, actúa como filtro para eliminar patógenos y toxinas de la sangre. También elabora bilis, almacena glucógeno, hierro, cobre, vitamina A, muchos de las vitaminas del complejo vitamínico B y vitamina D. produce albúmina y otras proteínas, muchas de éstas esenciales para la coagulación normal de la sangre (protrombina y fibrinógeno) y una sustancia anticoagulante llamada heparina. Muchos científicos creen que el hígado está conectado a, o al menos consciente, de cada enfermedad o disfunción que ocurre dentro del cuerpo.

    Por ello, resulta fácil entender que si éste no funciona correctamente puede producirnos muchos problemas de salud. Principalmente el hígado está vinculado con el sistema digestivo, pero contemplando el organismo como una unidad, podemos ver que el hígado afecta a muchas partes del organismo ya sea a nivel digestivo, sistema circulatorio, musculatura, vasos sanguíneos o a nivel inmunológico. Mantener nuestro hígado saludable, nos hace más resistentes a infecciones externas, virus, etc. También repercute en nuestro estado psicológico, ya que una persona con un hígado enfermo presenta un carácter más colérico. También está vinculado con el con determinados tipos de insomnio, con enfermedades alérgicas y asmáticas y con una interminable lista de síntomas.

    Por otro lado, los riñones son un par de órganos que desempeñan una función básica para el organismo: recogen los productos de desecho de la sangre y regulan los fluidos internos y el contenido de sales. Excretan agua, pero también la conservan; eliminan a través de la orina todos los productos del desdoblamiento de los alimentos que pueden ser potencialmente nocivos, antes de que alcancen niveles tóxicos. A pesar de ser tan pequeños, procesan y purifican toda la sangre cada 50 minutos; alrededor de 1 700 litros de sangre pasan por ellos al cabo del día. Una de las principales y más temidas enfermedades renales, es la formación de cálculos. Sin llegar a tener cálculos podemos tener sedimentos (arenillas) que den forma a un cuadro de síntomas molestos, que pueden ir desde dolores de espalda (especialmente lumbares), frecuentes infecciones de orina o dolores ciáticos.

    Un riñón dañado también puede producir hipertensión, con todos los riesgos que ello conlleva para nuestra salud. También puede producir, a nivel circulatorio, cefaleas (dolores de cabeza). En el siguiente artículo os detallamos la mayor parte de enfermedades que puede sufrir nuestro gato y cuales son sus síntomas para que podamos diagnosticar mejor y mas rápidamente que enfermedad o problema de salud puede tener nuestro gato.

    También os dejamos las tablas de vacunación para gatos para que sepáis cuando y para que enfermedades hay que vacunar a los gatos. Tabla de vacunación de los gatos

    ENFERMEDADES POR PARASITOS INTERNOS Sea cual sea el parásito (lombrices o protozoos), los síntomas suelen ser muy similares: perdida de peso, pelaje sin fuerza, picor en la zona del ano, falta de apetito, inactividad, diarreas y vómitos, pérdida de peso,…

    Aunque es una enfermedad muy común, no suele llegar a ser enfermedad mortal ya que tiene buen tratamiento. Normalmente se administran antiparásitos en forma de pastillas desde que son muy pequeños y durante toda la vida del gato. El mayor problema con estos parásitos es que pueden llegar a infectar al ser humano ocasionando problemas de salud graves (sobre todo en embarazadas en el caso de la toxoplasmosis), por lo que si estamos en contacto con gatos es importantísimo tenerlos bien desparasitados y consultar a nuestro veterinario ante cualquier duda.

    PARASITOS EXTERNOS EN GATOS Pulgas y garrapatas: Los más comunes son las pulgas y garrapatas, sobre todo en gatos que tienen acceso a la calle. Además de producir muchas molestias al gato, pueden ser trasmisoras de otras muchas enfermedades o producir alergias. Existen infinidad de métodos para combatir estos parásitos en forma de insecticidas en polvo, collares antipulgas, pipetas antiparásitos. No suelen ocasionar problemas graves si tenemos a los gatos bien tratados.


    Sarna:
    Esta es una enfermedad producida por ácaros que ocasionan problemas cutáneos como dermatitis, caída del pelo, costras, picazón,… no suele ser una enfermedad problemática y se da muy poco en gatos domésticos que estén siempre en casa. Es más común en gatos callejeros que encontremos por la calle. El tratamiento suele ser muy eficaz a base de productos en forma de champú para baños, sprays de uso tópico localizado, pipetas antisarna,…

    Tiña: La dermatofitosis o tiña es una infección producida por hongos en la piel. Sobre todo afecta a las zonas de las patas y las orejas, donde el tejido cutáneo se inflama y se pierde el pelo. El tratamiento contra la tiña es la limpieza de la piel afectada con productos antisépticos, antiinfecciosos y antifúngicos, usados para desinfectar y curar cualquier enfermedad de la piel. Es una enfermedad poco común en gatos sanos y bien alimentados

    ENFERMEDADES CONTAGIOSAS
    A continuación os enumeramos algunas de las enfermedades graves y contagiosas que pueden llegar a sufrir los gatos. La mayoría entran dentro de la vacunación, por lo que debéis tener al día las vacunas para evitarlas. Si veis alguno de los síntomas en vuestros gatos, acudir inmediatamente al veterinario. CALICIVIROSIS: cepa virulenta del resfriado común.

    Síntomas: fiebre moderada, estornudos, gato saliba mucho y esta decaido, úlceras en boca, ampollas en la lengua, gato babea mucho y esta decaido. Puede llegar a afectar al pulmón. PANLEUCOPENIA FELINA (Moquillo): enteritis infecciosa felina,conocida comunmente como el “Moquillo”. Es una enfermedad muy contagiosa, aunque es rara en gatos vacunados ya que entra dentro de la vacunación.

    Síntomas: aparición secreción de mucho moco, falta de apetito, fiebre, vómito espumoso, diarrea de color claro o con sangre, dolor abdominal, disminución de leucocitos en sangre.
    RINOTRAQUEÍTIS FELINA:
    gripe del gato, causa gran mortandad en gatitos pequeños que no estén vacunados.

    precio de finasteride en españa


    finasteride disminuye psa

    La historia natural del HGNA no está bien definida, particularmente por las diferencias en el límite de exclusión de alcohol y los criterios histológicos requeridos entre estudios. Antes se pensaba que el HGNA era una forma benigna no progresiva, pero ahora se ha encontrado que en un subgrupo de pacientes puede desarrollar fibrosis, cirrosis y carcinoma hepatocelular. Un estudio reciente en 132 pacientes con HGNA mostró que de los pacientes con una biopsia de grados 2 a 4, 22% desarrollaron cirrosis, pero de 49 con esteatosis aislada, sólo 2 progresaron a cirrosis. Además, el 11% de los pacientes con grados 3 o 4 murieron por enfermedades relacionadas con el hígado en comparación con 1 de 59 con los grados 1 o 2. Por ello, el hígado graso no alcohólico simple posee un pronóstico benigno, mientras que la necrosis de los hepatocitos y la fibrosis implican una forma mucho más seria de la enfermedad.

    El HGNA también afecta la progresión de otras enfermedades. La esteatosis hepática relacionada con la obesidad visceral es un factor de riesgo independiente para la fibrogénesis relacionada con la hepatitis C crónica. Características clínicas y de laboratorio

    Una presentación normal es el hallazgo de anormalidades en un hepatograma de rutina. Los síntomas, cuando estan presentes, son similares a otras enfermedades hepáticas e incluyen fatiga, malestar y dolor en hipocondrio derecho, y suelen estar presentes en un tercio de los pacientes antes el diagnóstico. También se puede encontrar hepatomegalia en alrededor de 75% y esplenomegalia en aproximadamente 25%. Los hallazgos más comunes en los estudios de laboratorio son el aumento moderado de alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST), aunque pueden llegar a superar en 15 veces los valores normales. La relación AST/ALT es generalmente > 1, al contrario que la enfermedad alcohólica, y tiende a aumentar a medida que se desarrolla la cirrosis. También suele haber un aumento en la fosfatasa alcalina y en la GAMMA-glutamil transferasa. La albúmina y la bilirrubina suelen mantenerse en valores normales, los lípidos suelen estar alterados y la glucosa, aumentada.

    Se ha descrito un aumento en la ferritina sérica y en la saturación de transferrina en pacientes con HGNA, aunque otros estudios no evidenciaron aumento del hierro hepático. Para hacer el diagnóstico de HGNA es necesario descartar otras entidades, en especial aquellas que causen un incremento en la grasa hepática. Estás incluyen hepatitis C, enfermedad de Wilson, enfermedades autoinmunes del hígado, galactosemia, la enfermedad alcohólica y causas secundarias de HGNA.

    Los métodos de imagen para detectar esteatosis incluyen ecografía, tomografía y resonancia magnética. Sin embargo, la biopsia es el método preferido para realizar diagnóstico de HGNA y determinar el grado de daño histológico. El diagnóstico más común en pacientes a los que se les practicó biopsia para investigar transaminasas elevadas es HGNA. No obstante, debido a alta prevalencia de esta entidad y a las complicaciones del procedimiento, no parece lógico realizar biopsia a todos los pacientes con una elevación moderada de las transaminasas. Los médicos deben tomar la decisión de biopsiar en función del riesgo del paciente de desarrollar ENA y fibrosis. Los autores sugieren realizar biopsia en los pacientes que presenten: ALT mayor que 2 veces el límite superior de lo normal; AST > ALT; cuando no existan mejoras en los valores enzimáticos luego del tratamiento inicial con dieta y cambios en el estilo de vida.

    Varios estudios demuestran que la pérdida de peso ha mejorado los niveles de enzimas hepáticas en pacientes con HGNA. Sin embargo, no está claro el beneficio que pueda lograr en pacientes con diabetes de larga evolución o en las formas más graves de ENA. En algunos pacientes, la perdida acelerada de peso ha llevado a descompensaciones, por lo que ésta debe realizarse lentamente y bajo supervisión médica. Tratamiento de la resistencia a la insulina

    El tratamiento con metformina en 14 pacientes con HGNA por 4 meses se empleó en forma segura y logró aumentar la sensibilidad a la insulina y disminuir los niveles séricos de transaminasas, hasta valores normales en un 50%, y el volumen hepático en un 20%. La troglitazona también mostró mejorías, pero fue excluida por tener una rara pero potencialmente fatal hepatotoxicidad. De la misma familia, la pioglitazona tiene un mejor perfil de seguridad y, en combinación con vitamina E, demostró mejorar la histología en la esteatosis, pero no la fibrosis, y disminuir los niveles de transaminasas. Sin embargo, estas drogas potencialmente hepatotóxicas sólo deben ser utilizadas en ensayos clínicos hasta obtener más datos sobre su uso.

    Disminución de los lípidos Dos pequeños estudios estudiaron los efectos de los fibratos en estos pacientes. El gemfibrozil logró disminuir las transaminasas y el clofibrato disminuyó la fosfatasa alcalina, pero ninguna de las dos drogas mejoró el aspecto histológico de la esteatosis.

    Dado que el estrés oxidativo podría tener un papel en la patogénesis del HGNA, se estudió el papel de antioxidantes como la vitamina E como una posible terapéutica. En un estudio de 11 pacientes pediátricos hubo normalización de las enzimas hepáticas durante el tratamiento y éstas aumentaron con el cese del mismo, aunque no hubo cambios ecográficos ni histológicos del hígado. Otro antioxidante estudiado fue la betaína, un metabolito de la colina. Con esta droga se informaron mejoras en los niveles de enzimas y mejoras histológicas en 7 pacientes estudiados. Usualmente se lo utiliza para tratar las colestasis, pero los mecanismos por los cuales tendría efecto benéfico son poco claros. Un pequeño estudio mostró mejorías en los niveles enzimáticos pero no en el grado de inflamación o de fibrosis.

    Aquellos pacientes que desarrollan enfermedad hepática terminal deben tenerse en cuenta para el trasplante. Los resultados aparentan ser positivos, aunque existen informes de reaparición de ENA en el hígado trasplantado. El HGNA es una enfermedad común relacionada en la mayoría de los casos con resistencia a la insulina y síndrome metabólico. El espectro de la patología es amplio, abarca desde esteatosis a cirrosis, carcinoma hepatocelular y, raramente, insuficiencia hepática. Los pacientes con hallazgos histológicos de HGNA tienen mayores riesgos de desarrollar cirrosis (en comparación de los que tienen esteatosis e inflamación no específica) y de morir por causas hepáticas que otros que desarrollan cirrosis. Por tal motivo, estos pacientes deben tener un seguimiento estricto, con biopsias hepáticas repetidas. En estos casos cabe considerar la utilización de otras terapias, como ácido ursodesoxicólico, antioxidantes o trasplante de hígado en los casos de cirrosis avanzada.

    Solemos ver al hígado como a ese laboratorio perfecto capaz de ejecutar decenas de funciones que cuidan de nuestra salud y que nos ofrecen bienestar. Destruye tóxicos y células viejas, metaboliza lípidos, glúcidos y proteínas, depura la sangre y almacena vitaminas esenciales para nuestro equilibrio interno.

    Como puedes ver, el hígado hace muchas cosas por ti, así que ahora, pregúntate: ¿Qué haces tú por él? ¿Qué hábitos de vida llevas? ¿Cómo te alimentas? No te preocupes. Desde hoy mismo te invitamos a hacer unos pequeños cambios en tu día a día que te van a ayudar a sanar tu hígado. Toma nota.

    La raíz de achicoria se ha utilizado desde la antigüedad para limpiar el hígado. Su principal función es la de depurar la sangre y ayudar al hígado a optimizar sus funciones. Es un remedio natural que puede complementar los tratamientos destinados a disolver las piedras hepáticas o a curar la ictericia. Además, nos ayudan a corregir el estreñimiento y a aliviar el dolor de cabeza.

    Ideal si la tomas en tu desayuno o después de tus comidas principales. Si hay un vegetal adecuado para tratar cualquier problema del hígado es la alcachofa. Si padeces, por ejemplo, de hígado graso, no dudes en consumirlas de forma regular.

    Te ayudará a reducir las células de grasa y a conseguir que el tejido se renueve, evitando así la temida cirrosis hepática. Puedes consumir alcachofas cocidas con un poco de aceite, o bien puedes, por ejemplo, beberte el agua que has utilizado para cocerlas, mezclada con un poco de jugo de limón. Es un remedio fantástico.

    Desde la revista Global Healing Center nos explican que debemos ver al hígado como el filtro de agua motorizado de una pecera. Si en algún momento hay un exceso de toxinas en ella, todo el tanque se llena de contaminantes y los peces, en consecuencia, enferman. En nuestro hígado ocurre lo mismo. Hemos de ofrecerle mecanismos para que ese motor se mantenga siempre en sus mejores condiciones.

    Y un modo de hacerlo es preparando una infusión diaria de 5 gramos de diente de león con 5 gramos de hojas de menta. Gracias a ella descompondremos las grasas del hígado, estimularemos la bilis, eliminaremos toxinas y facilitaremos la digestión. No dudes en probar este sencillo tratamiento.

    La remolacha o betabel es ese tubérculo de atractivo color carmesí y sabor a tierra fresca, lleno de nutrientes para nuestro hígado. Favorece su regeneración, lo depura y lo fortalece. Puedes hacerte un rico licuado entre 2 y 3 veces por semana. Mézclalo con un vaso de agua y media manzana y verás como tu organismo lo agradece.

    Un diente de ajo en ayunas acompañado por un vaso de agua hará que nuestro organismo se acostumbre día a día a ir depurando toxinas nada más empezar el día. Este antibiótico natural es rico en alicina y selenio, dos elementos esenciales que fortalecen y cuidan de tu hígado.¡Vale la pena ser constantes y tomarlo de modo regular!

    Podríamos decir que nuestro hígado necesita cada día un nivel adecuado de vitamina C. Él no puede producirla ni sintetizarla. Es un tipo de vitamina que hemos de aportarle a través de nuestros alimentos, y de ahí que sea adecuado que cada día consumas el jugo de medio limón.

    finasteride recuperar el pelo

    mejor momento para tomar finasteride

    Cuando la causa de la cirrosis hepática es el virus de la hepatitis (hepatitis B o C), el paciente deberá tratar la hepatitis siguiendo determinados criterios: sólo si la inflamación del hígado persiste y se da una alta concentración de virus en sangre (conocida como carga viral) se recomienda el tratamiento. En este caso, el paciente deberá tomar un medicamento que evite la proliferación del virus de la hepatitis.

    Los posibles efectos secundarios de este tratamiento son un hemograma alterado, síntomas gripales y un aumento de las enzimas hepáticas. Cuando las causas de la cirrosis hepática son las toxinas o las responsables de la patología son las enfermedades del hígado, hay que tomar medidas especiales para tratar la cirrosis. Si la cirrosis está causada por una excesiva absorción y almacenamiento del hierro (estas son las causas de la enfermedad hereditaria llamada hemocromatosis), es necesario el tratamiento mediante flebotomía para eliminar el exceso de hierro del cuerpo. Cuando la cirrosis hepática se da debido a la enfermedad de Wilson (trastorno de la acumulación de cobre), el tratamiento consiste en reducir la acumulación del cobre y contribuir a la excreción de éste. Esto se logra con la sustancia D-penicilamina, que se adhiere al cobre excesivo de la sangre y a continuación éste se elimina del cuerpo a través de la orina.

    Autor: Dr. Pedro Pinheiro » 7 de marzo de 2018 La cirrosis hepática es el resultado final de años de ataques al hígado, provocando el reemplazo del tejido hepático normal por nódulos y tejido fibroso. La cirrosis nada más es que la curación del hígado. Donde debería haber tejido existe solamente la fibrosis (cicatriz) funcionando.

    En este artículo vamos a explicar cuáles son las principales causas de cirrosis y cuáles son los síntomas más comunes. El hígado es un órgano grande, que pesa unos 1,5 kg y se encuentra en la parte superior derecha del abdomen, debajo de las costillas. El hígado realiza muchas funciones que son esenciales para la vida, tales como la producción de proteínas, metabolización de toxinas, almacenamiento de glucosa, producción de colesterol, producción de bilis, síntesis de factores de coagulación, almacenamiento de hierro y vitaminas, etc.

    El hígado es capaz de repararse a sí mismo cuando atacado. Sin embargo, si la agresión se produce continuamente durante muchos años, el proceso de reparación va a implicar en la creación de tejido cicatricial en lugar de tejido con células del hígado capaces de realizar sus funciones. Por lo tanto, situaciones en que hay ataque continuo del hígado, como ocurre, por ejemplo, con el consumo crónico y abusivo de alcohol, pueden causar cicatrización en áreas significativas en el hígado, proceso al cual damos el nombre de cirrosis. Como era de esperarse, mientras más extensa es la cirrosis hepática, más pequeño es el número de células hepáticas que funcionan y, por lo tanto, mayor es el grado de insuficiencia hepática. En último análisis, la cirrosis es un estado de insuficiencia hepática, un órgano noble sin el cual no conseguimos sobrevivir.

    La cirrosis puede ocurrir en cualquier situación donde hay agresión prolongada al hígado. El consumo excesivo de alcohol y las hepatitis virales crónicas son las causas principales, pero no son las únicas. A continuación, vamos a hablar brevemente de las principales causas de la cirrosis hepática.

    a) Cirrosis alcohólica La cirrosis alcohólica es una causa común y prevenible de la cirrosis. El consumo diario y prolongado de alcohol puede llevar al desarrollo de daños permanentes al hígado.

    El consumo diario de aproximadamente 3 vasos de cerveza o 2 copas de vino ya es un volumen suficiente como para causar daño hepático, especialmente en las mujeres, que son más susceptibles a daños hepáticos por el alcohol. El consumo regular de alcohol conduce a la estenosis hepática, también conocida como hígado graso, que puede evolucionar a la hepatitis alcohólica y, finalmente, a la cirrosis e insuficiencia hepática.

    b) Hepatitis virales Las hepatitis virales crónicas, especialmente las hepatitis B y C, son causas comunes de lesiones en el hígado, que pueden llevar a la cirrosis después de años de enfermedad activa. A menudo, el paciente no sospecha incluso ni siquiera desconfía ser portador de estos virus; solamente acaba descubriendo muchos años después, cuando los síntomas de la cirrosis comienzan a manifestarse.

    Explicamos detalladamente las hepatitis B y C en los siguientes artículos: c) Hepatitis autoinmune

    La hepatitis autoinmune es una forma de lesión hepática en la que nuestro cuerpo comienza inadecuadamente produciendo anticuerpos contra las células del propio hígado, como si este fuera un atacante, un cuerpo extraño que no pertenece a nosotros. Explicamos el concepto de enfermedad autoinmune en el siguiente artículo: ENFERMEDAD AUTOINMUNE – Causas y Síntomas.

    d) Esteatosis hepática no alcohólica El consumo excesivo de alcohol es una de las causas más comunes de esteatosis hepática, pero no es la única. Obesidad, diabetes, malnutrición y algunos medicamentos también pueden causar esteatosis, que en grados más avanzados puede evolucionar a la esteatohepatitis y, posteriormente, a la cirrosis.

    Explicamos la esteatosis hepática en el siguiente artículo: HÍGADO GRASO – Esteatosis Hepática. e) Cirrosis biliar primaria

    La cirrosis biliar primaria, que también es una enfermedad de origen autoinmune, es una forma de lesión hepática en la que el proceso se inicia por la destrucción de las vías biliares. f) Otras enfermedades que pueden causar cirrosis

    • Hemocromatosis.
    • Enfermedad de Wilson.
    • Deficiencia de alfa-1 antitripsina.
    • Fibrosis cística.
    • Colangitis esclerosante primaria
    • Hepatitis por drogas o medicamentos.

    Para una mejor comprensión, podemos dividir los síntomas de la cirrosis entre los causados por insuficiencia hepática y aquellos causados por hipertensión portal.

    ¿Qué es hipertensión portal? Toda la sangre desde el sistema digestivo (estómago, intestinos, páncreas…) y del bazo pasa obligatoriamente por el hígado antes de dirigirse al resto del cuerpo. Todas las venas de estos órganos fluyen en una sola gran vena llamada circulación portal o vena porta.

    La existencia de la circulación portal asegura que todas las sustancias absorbidas por el tracto gastrointestinal pasen primero por el hígado antes de caer en la circulación sistémica. Esto significa que todas las sustancias que son digeridas y absorbidas por el sistema digestivo sean llevadas al hígado para ser metabolizadas antes de dirigirse al resto del cuerpo. El paciente cirrótico tiene un hígado lleno de fibrosis, que puede causar la obstrucción de la llegada de al hígado por la circulación portal. Generalmente, cuánto más extensa es la cirrosis, mayor es la obstrucción a la sangre que viene a través de la vena porta. Cuando la sangre viene desde los órganos abdominales, encuentra un obstáculo al su flujo, la presión en la vena porta aumenta y da inicio a un proceso denominado hipertensión portal.

    a) Circulación colateral Cuando se obstruye el flujo de sangre, ella necesita encontrar una manera alternativa para seguir fluyendo. Si hay una obstrucción adelante, la única manera es volver y buscar otras venas.

    La vena porta es bien calibrosa y soporta grandes flujos de sangre. Lo mismo no ocurre con las venas del resto del sistema digestivo. Cuando la sangre que debería ser drenada por la vena porta comienza a volver en gran número por venas colaterales, estas se dilatan formando varices. El paciente con cirrosis suele tener las venas abdominales bien nítidas, porque reciben grandes volúmenes de sangre que vienen desde la vena porta bloqueada. Pero estas venas dilatadas no aparecen solamente en los vasos más superficiales en la piel; también aparecen en los órganos, especialmente en el estómago, intestino y esófago, lo que lleva a la formación de varices en estos órganos.

    b) Hemorragia digestiva La presencia de varices en el estómago y en el esófago es un factor de riesgo para hemorragias. Los vasos sanguíneos de estos órganos no están preparados para recibir un flujo tan grande ni una presión sanguínea elevada y pueden romperse espontáneamente.

    Las hemorragias digestivas de las varices esofágicas suelen ser dramáticas, con pérdidas masivas de sangre a través de vómitos. El paciente vomita sangre viva y en gran cantidad. c) Esplenomegalia (bazo agrandado)

    El aumento de la presión de la sangre en el bazo lleva al agrandamiento de su tamaño, haciéndolo fácilmente palpable al examen físico. Llamamos esplenomegalia a este agrandamiento del bazo. La sospecha de cirrosis ocurre, frecuentemente, cuando al examen físico detectamos un bazo aumentado de tamaño. d) Anemia, trombocitopenia (plaquetas bajas) y leucopenia (leucocitos bajos)

    El bazo tiene como una de sus funciones eliminar las células de la sangre que ya están viejas. Cada vez que la sangre pasa a través del bazo, miles de células son removidas para que exista espacio para la llegada de nuevos glóbulos rojos, plaquetas y leucocitos recién producidos. En la hipertensión portal, la sangre que debería salir desde bazo hasta el hígado se congestiona y permanece más tiempo dentro del propio bazo, que termina eliminando más células sanguíneas que se necesita. Este fenómeno se llama hiperesplenismo (espleno = bazo), lo que significa un funcionamiento exagerado del bazo. Por lo tanto, el paciente con cirrosis y hiperesplenismo puede presentar hemorragia, anemia y un contaje bajo de leucocitos y/o plaquetas (Lee: HEMOGRAMA – Valores Normales).

    se puede tomar finasteride de por vida

    para que sirve el medicamento zyrtec gotas

    se puede tomar finasteride de por vida

    La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Según la OMS, en total mueren anualmente aproximadamente unas 27.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados.1 En España, afecta a 4 de cada 10.000 personas, de estas la gran mayoría son causados por el consumo excesivo de alcohol.2 Etiología (causas) El consumo excesivo de alcohol La hepatitis crónica por virus C Otros virus, como el de la hepatitis. CIRROSIS HEPATICA EU SERGIO CAMPOS A. CONCEPTO GENERALIDADES – Se trata de una enfermedad crónica e irreversible del hígado secundaria a una agresión externa. – Se caracteriza porque la arquitectura normal del hígado se altera progresivamente como consecuencia de una cadena de eventos cuyo inicio es la aparición de inflamación – Su mantenimiento en el tiempo conduce a la aparición de bandas de tejido fibroso que tienden a unirse formando nódulos. – De esta manera la arquitectura.

    Universidad Autónoma Del Estado De México FACULTAD DE MEDICINA Licenciatura. Médico Cirujano Semana 6: cirrosis hepática alcohol nutricional -PRÁCTICA COMUNITARIA “A”- Dr. José Alfredo Álvarez Domínguez. ALUMNO. Jorge Báez González Toluca, edo. De México. 22 SEPTIEMBRE,2012. SEMESTRE 2012B. Cirrosis hepática alcohol nutricional Es un órgano glandular al que se le adjudica funciones muy importantes, tales como la síntesis de proteínas plasmáticas, almacenaje.  CIRROSIS HEPÁTICA Para Belle, con la esperanza de tener una rica cena el viernes La cirrosis produce fibrosis hepática hasta el punto en que existe distorsión arquitectónica, lo cual disminuye la función hepática Causas Alcoholismo Hepatitis Vírica crónica (B o C) Hepatitis Autoinmunitaria Cirrosis Biliar Hepatopatía metabólica hereditaria (Enfermedad de Wilson, Fibrosis quística, Hemocromatosis, etc) Manifestaciones Clínicas.- Es posible que estén ausentes Síntomas Anorexia.

    C.I.: 19.552.318 Maracay, Abril 2015 Cirrosis Hepática Se define como aquel trastorno caracterizado por el reemplazo de tejido hepático funcional por tejido fibroso. Este se caracteriza por una conversión de la arquitectura hepática normal en nódulos de estructura anormal, formando bandas constrictoras que interrumpen el flujo en los canales vasculares y vías biliares hepáticas. Dicho proceso puede ser reversible, si se trata de forma satisfactoria la agresión. Cirrosis La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. Es la cicatrización y el funcionamiento deficiente del hígado: la fase final de la enfermedad hepática crónica. Causas Las principales causas de cirrosis en los países.

    Planes de cuidado de enfermería pacientes terminales DIAGNÓSTICOS ENFERMEROS 1. Temor relacionado con desconocimiento de la evolución y desenlace de su enfermedad, manifestado por dificultad para conciliar y mantener el sueño y por expresiones verbales del propio paciente. Objetivos • El paciente identificará las formas más eficaces de enfrentarse a su temor. Actividades • Valorar el nivel de temor que presenta el paciente y los conocimientos que tiene acerca de su enfermedad. •. 1. ¿Qué es la cirrosis? Es una enfermedad en la cual las células normales del hígado son reemplazadas por tejido cicatrizal. Esta situación ocasiona que el hígado deje de funcionar adecuadamente. volver a índice Medidas de autocuidado Evite el consumo de alcohol. Mantenga una dieta saludable. Visite regularmente a su médico. Vigile la presencia de sangre en evacuaciones. No ingiera medicamentos no prescritos por su médico. 2. ¿Cuáles son las funciones del hígado? El hígado es una.

    GUÍAS DIAGNÓSTICAS DE GASTROENTEROLOGÍA 1.- CIRROSIS HEPÁTICA DEFINICIÓN: Se trata de una alteración crónica e irreversible que representa la etapa final de diversos procesos agudos o crónicos que afectan al hígado, si bien el concepto es fundamentalmente morfológico donde se define como una alteración difusa de la arquitectura del hígado por fibrosis y nódulos de regeneración, clínicamente se puede sospechar por los antecedentes y los diversos datos clínicos que se pueden documentar. Se. “Perfilamiento de pacientes con cirrosis hepática por alcoholismo en el hospital civil viejo” Introducción Antecedentes El término cirrosis fue propuesto por Laennec hace más de 180 años. Deriva de la palabra griega oxxipe en latín scirro) que se traduce tanto por “amarillo grisáceo” como por“duro” y se refiere a la coloración y consistencia que adquiere el hígado en este proceso. En el pasado se consideraba que la cirrosis nunca era reversible, sin embargo, desde hace una década el.

    CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL PACIENTE CON CUERPO EXTRAÑO INTRODUCCIÓN La obstrucción brusca de la vía aérea superior por cuerpos extraños puede provocar un cuadro de asfixia que si no se resuelve rápidamente puede evolucionar, cuando la obstrucción es completa, a la parada respiratoria seguida de parada cardíaca y muerte. Su incidencia es mayor en niños y en lactantes así como en adultos en situaciones de disminución del nivel de conciencia (alcoholismo agudo, enfermos neurológicos. ).. IGNACIO CHÁVEZ” CIRROSIS HEPÁTICA PRESENTA: MPSS JAVIER CORTEZ BUENO ASESORA: DRA. ROSALBA GARCIA FIGUEROA MORELIA, MICHOACAN. MAYO 2013 CIRROSIS HEPATICA | JAVIER CORTEZ BUENO 1 ÍNDICE: PORTADA……………………………………………………..1 ÍNDICE…………………………………………………….……2 INTRODUCCIÓN……………………………………………. 3 CIRROSIS HEPATICA…………………….………………….4 ARTÍCULOS………………………………..…………………..8 CONCLUSIÓN……………………………………….……….22 REFERENCIAS………………………………………………23 CIRROSIS HEPATICA | JAVIER CORTEZ BUENO.

    GUÍAS DIAGNÓSTICAS DE GASTROENTEROLOGÍA 1.- CIRROSIS HEPÁTICA DEFINICIÓN: Se trata de una alteración crónica e irreversible que representa la etapa final de diversos procesos agudos o crónicos que afectan al hígado, si bien el concepto es fundamentalmente morfológico donde se define como una alteración difusa de la arquitectura del hígado por fibrosis y nódulos de regeneración, clínicamente se puede sospechar por los antecedentes y los diversos datos clínicos que se pueden documentar. Se sabe. PROCESO DE ATENCIÓN DE ENFERMERÍA VALORACION DATOS GENERALES: * Nombre: Garcia Venancio Julia * Sexo: Femenino * Edad:60 años * Fecha de ingreso: 07 -09 – 2011 * Servicio: Medicina 3II * Nª de cama: 43 * Ocupación: Ama de casa * Grado de Instrucción: Secundaria * Procedencia: lima * Estado Civil: Casada * Religión: Católica * Diagnostico Medico: Cirrosis Hepatica * Tratamiento:. * Dextrosa al10% * H(2) K(1) 15g x min.

    CIRROSIS HEPATICA La cirrosis hepática es una enfermedad crónica del hígado. Sus células hepáticas van siendo reemplazadas por tejido cicatrizado, lo cual interfiere progresivamente con el funcionamiento normal del hígado, ocasionando que este no cumpla sus funciones adecuadamente. FISIOPATOLOGIA Debido a la lesión de las células del parénquima hepático, el hígado se inflama y aumenta de tamaño. El organismo intentar regenerar los hepatocitos dañados, pero se produce fibrosis. Al progresar la. CIRROSIS HEPATICA La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. EPIDEMIOLOGIA Mueren anualmente aproximadamente unas 27.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados. Afecta a 4 de cada 10.000 personas.

    Los objetivos del tratamiento para la cirrosis hepática son para frenar la progresión de tejido cicatrizal en el hígado y prevenir o tratar las complicaciones de la enfermedad. La hospitalización puede ser necesaria para la cirrosis con complicaciones. El tratamiento para la cirrosis del hígado depende de la causa de la enfermedad y si se presentan complicaciones. Si usted es un bebedor empedernido, debe dejar de consumir alcohol. Su médico será capaz de ofrecerle un plan integral para ayudar a que lo haga. Las perspectivas de su enfermedad no es bueno si continúan bebiendo mientras que los beneficios de dejar son enormes. Usted se detiene la progresión de la enfermedad desde el primer día y también se sentirá mucho mejor.

    Algunos de los síntomas de la cirrosis puede aliviarse con medicamentos. Ascitis y la retención de líquidos pueden ser tratados con medicamentos conocidos como diuréticos que ayudan a eliminar el exceso de líquido. Una dieta baja en sodio y la ingesta de restricción de líquidos también puede ayudar con estos problemas. Si la cirrosis hepática es causada por la hepatitis viral, que se puede tratar con medicamentos antivirales para reducir el daño permanente. El tratamiento de la hepatitis B y C en las primeras etapas es cada vez más éxito en la prevención de la cirrosis. La hepatitis autoinmune se puede tratar con esteroides u otros medicamentos que suprimen el sistema inmunológico.

    La encefalopatía hepática es tratado por la limpieza del intestino con lactulosa, un laxante por vía oral o en enemas. Los antibióticos son añadidos al tratamiento si es necesario. Los pacientes pueden solicitar que reducir la ingesta de proteínas de la dieta. La encefalopatía hepática puede mejorar a medida que otras complicaciones de la cirrosis son controlados. Debido a que la malnutrición es común en personas con cirrosis, una dieta saludable es importante en todas las etapas de la enfermedad. Los médicos recomiendan un plan de alimentación que está bien equilibrado. Si la ascitis se desarrolla, una dieta restringida en sodio es recomendable. Una persona con cirrosis no deben comer mariscos crudos, que pueden contener una bacteria que causa infecciones graves. Para mejorar la nutrición, el médico puede agregar un suplemento líquido por vía oral oa través de una sonda nasogástrica, un pequeño tubo insertado a través de la nariz y la garganta que llega hasta el estómago.

    Si la cirrosis es muy grave y el hígado deja de funcionar, el trasplante de hígado es la única opción. A menudo se recomienda cuando los síntomas se vuelven difíciles de controlar por otros métodos. La cirrosis es irreversible. la función de muchos pacientes de hígado poco a poco va a empeorar a pesar del tratamiento y las complicaciones de la cirrosis aumentará y se convierten en difíciles de tratar. Por lo tanto, cuando la cirrosis está muy avanzada, el trasplante de hígado es a menudo la única opción para el tratamiento. No todas las personas con cirrosis es un candidato para el trasplante. El trasplante de hígado no se suele administrar a las personas con cirrosis que están activamente el uso de alcohol o drogas, aunque las personas que tienen cirrosis como consecuencia de beber en exceso, y que puedan demostrar que han dejado, pueden ser buenos candidatos para el trasplante.

    La cirrosis es el resultado final de muchas enfermedades hepáticas crónicas. Disminuye el tejido hepático funcionante y aparece fibrosis. El hígado pierde su función y estructura normales y se producen insuficiencia hepática e hipertensión portal. Es la novena causa de muerte en países occidentales.

    En nuestro medio, más del 80% de los casos se deben al alcohol (40%) y a la hepatitis crónica por virus C (40%). El resto se debe a hepatitis crónica por virus B, hepatitis crónica autoinmune, cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante, enfermedades metabólicas congénitas familiares como la hemocromatosis (sobrecarga de hierro), la enfermedad de Wilson (sobrecarga de cobre), el déficit de alfa-1-antitripsina y la porfiria cutánea tarda. La esteatohepatitis no alcohólica (asociada a diabetes y obesidad) es una causa cada vez más frecuente. Muy raramente se debe a toxicidad farmacológica y a otras enfermedades muy infrecuentes.

    Estas enfermedades son progresivas. En muchas el diagnóstico y tratamiento precoces evitan la progresión a cirrosis o detienen su evolución. Por eso es importantísimo saber si una persona tiene una enfermedad hepática crónica con potencial evolución a cirrosis. Se deben a dos hechos principales: la insuficiencia hepática y la hipertensión portal. La insuficiencia hepática produce, entre otros, fallos en la fabricación de proteínas, en la depuración de sustancias y en el control de la nutrición. Por ello, la cirrosis repercute gravemente sobre todo el organismo.

    La hipertensión portal se debe a que el hígado cirrótico opone mayor resistencia al paso de la sangre. Como resultado, mucha de la sangre portal que debería pasar por el hígado no lo hace y circula por trayectos venosos anormales con dos consecuencias. Primera, la aparición de varices esofágicas y gástricas que pueden romperse y producir hemorragias muy graves. Segunda, la falta de depuración en el hígado de la sangre procedente del territorio abdominal por lo cual muchas sustancias llegan al resto del organismo en cantidades muy superiores a las normales con múltiples consecuencias nocivas. En las personas con cirrosis existen dos etapas: una inicial (cirrosis compensada) y otra avanzada (cirrosis descompensada).
    En la fase inicial el paciente puede estar asintomático y hacer vida normal. De hecho, hay personas que tienen cirrosis y lo desconocen. Algunos pacientes pasan de esta situación a tener una complicación aguda muy grave que puede comprometer su vida. En otros casos la enfermedad progresa hasta llegar a la fase avanzada en la cual aparece el cuadro florido de la cirrosis, la calidad de vida disminuye y el riesgo de muerte crece. Más del 50% de estos enfermos fallecen en un lapso de 5 años si no reciben un trasplante hepático o se instaura un tratamiento frene la evolución (por ejemplo abandono del alcohol o tratamiento antiviral, según la causa).

    El diagnóstico se hace por combinación de hallazgos clínicos, analíticos y de imagen y/o por la realización de una biopsia hepática. Una persona puede enterarse de padecer cirrosis por:

    • Hallazgo imprevisto: por alteración de los análisis del hígado o hallazgos anormales en ecografía o escáner en consultas por otro motivo.
    • Por estudio familiar tras identificar una enfermedad hepática hereditaria. Por ejemplo, una hemocromatosis.
    • En el seguimiento de hepatopatías progresivas conocidas. Por ejemplo, hepatitis crónica C.
    • Por síntomas iniciales inespecíficos. Por ejemplo, cansancio o hinchazón de tobillos.
    • Por complicaciones graves. Por ejemplo, una hemorragia digestiva por rotura de varices o encefalopatía hepática.

    Las manifestaciones clínicas más importantes de la cirrosis avanzada son las siguientes:

    • Deterioro del estado general: cansancio, falta de apetito y desnutrición con pérdida de masa y fuerza muscular.
    • Color amarillento de la piel (ictericia), aparición de dilataciones vasculares en la piel sobre todo de la cara, tronco y extremidades superiores y facilidad para tener hematomas con golpes mínimos y hemorragias gingivales. A veces se observan venas muy marcadas en la pared del abdomen.
    • Distensión del abdomen por acúmulo de líquido (ascitis) e hinchazón de tobillos y piernas por edemas. El síndrome hepato-renal y la peritonitis bacteriana espontánea pueden aparecer sólo si hay ascitis y el pronóstico es muy grave.
    • Hemorragias digestivas por rotura de varices esofágicas o gástricas, que son muy graves.
    • Alteraciones de la función cerebral con cambios sutiles (mayor torpeza, lentitud de pensamiento) o manifiestas como desorientación alteración de la conducta, somnolencia o incluso coma (encefalopatía hepática).

    La cirrosis predispone al cáncer de hígado y más del 90% de los hepatocarcinomas aparecen en hígados cirróticos. Por eso los pacientes con cirrosis deben ser vigilados ya que el diagnóstico precoz de estos tumores permite tratamientos curativos. Los consejos generales con respecto a las enfermedades hepáticas crónicas son los siguientes:

    • Una persona con enfermedad hepática no debe consumir alcohol. Una persona sana no debe consumir alcohol en cantidades excesivas (60 gramos/día para varones y 30 gramos/día para mujeres sería la cantidad máxima). De modo orientativo, un litro de cerveza tiene unos 40 gramos de alcohol, un litro de vino unos 115 y un litro de whisky o bebida similar unos 320.
    • Seguir las indicaciones con respecto a la vacuna contra el virus B que indique el médico (ya se vacunan todos los niños y en adultos depende del riesgo).
    • Evitar automedicación, especialmente si se tiene una enfermedad hepática.
    • Incluir análisis básicos de hígado (transaminasas, fosfatasa alcalina y gamma-GT) cuando se hagan análisis por otro motivo.
    • Comunicar al médico habitual la existencia de familiares con hepatopatías
    • Si una persona tiene cualquier enfermedad hepática o alteraciones de los análisis del hígado, seguir el programa de revisiones que sus médicos aconsejen.

    Si una persona tienen una cirrosis debe ser seguida un mínimo de 2 ó 3 veces al año por sus médicos para prevenir complicaciones, darle el tratamiento adecuado y, en su caso, valorar la posibilidad de realizar un trasplante hepático. Las medidas de prevención y tratamiento de las complicaciones de la cirrosis son complejas y deben ser siempre indicadas por sus médicos.

    finasteride cuanto tiempo de tratamiento

    En los pacientes con diabetes, hace algunos años se recomendaba la supresión total de los azúcares y la restricción de ciertos carbohidratos complejos. En la actualidad esto ha cambiado, de forma que se pretende asegurar el balance energético aportando una cantidad suficiente (alrededor del 60% del aporte energético) de carbohidratos con bajo índice glicemico y ricos en fibra lo que facilita el control de la glucemia en sangre y reduce los niveles de LDL-colesterol, incluso se permite el consumo cantidades moderadas de azúcar. En las sociedades en las que la dieta estaba basada en el consumo de carbohidratos las enfermedades cardiovasculares eran prácticamente desconocidas. Mientras que la incorporación a la dieta de mayores cantidades de grasa, en especial de origen animal, ha hecho aumentar su incidencia.

    Los hidratos de carbono tiene un efecto protector ante las enfermedades cardiovasculares. Este efecto podría ser el resultado de diversos factores como son el mantenimiento de la sensibilidad a la insulina, el aporte de otros micronutrientes y, sobre todo, incrementan la sensación de saciedad disminuyendo la densidad energética (grasas saturadas) y por lo tanto la probabilidad de obesidad. Máster en Bionergética y Medicina Natural. Departamento de Ciencias Fisiológicas. Universidad Médica «Mariana Grajales Coello». Holguín, Cuba.

    El aumento de los lípidos en sangre o dislipidemias, sobre todo del colesterol y los triglicéridos, es un factor de riesgo de aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares. Se clasifican en primarias o genéticas y secundarias. Se diagnostican con la determinación de la colesterolemia, trigliceridemia o ambas, además de las lipoproteínas séricas, como las lipoproteínas de alta densidad o HDL, y de baja densidad o LDL. Se tratan en principio con cambios en los estilos de vida, con dietas sanas, ejercicios físicos y eliminación de los hábitos tóxicos. Los principales medicamentos empleados son las estatinas, secuestrantes de ácidos biliares y los fibratos. Palabras clave: Dislipidemia, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, cambios en estilos de vida.

    The increase of the lipids in blood or dyslipidemias, mainly of the cholesterol and the triglycerides, it is a factor of atherosclerosis risk and cardiovascular illnesses. They are classified in primary or genetic and secondary. They are diagnosed with the determination of the cholesterolemia, trigliceridemia or both, besides the serum lipoproteins like high density lipoprotein or HDL and low density lipoprotein or LDL. It treatment consist in principle to changes in the lifestyles with healthy diets, physical exercises and elimination of the toxic habits. The main used medications are the statins, secuestrants and the fibrates. Las dislipidemias aumentan el riesgo de aterosclerosis porque favorecen el depósito de lípidos en las paredes arteriales, con la aparición de placas de ateromas, y en los párpados (xantelasma) y en la piel con la formación de xantomas. 3 El aumento excesivo de los triglicéridos (TG) por encima de 11,3 mmol/L incrementa las probabilidades de pancreatitis aguda, caracterizada por un intenso dolor abdominal con vómitos que constituye una urgencia médica.

    Las dislipidemias, por su elevada prevalencia, aumenta el riesgo de morbilidad y muerte por diversas enfermedades y el carácter tratable de sus afecciones, y se convierten en un problema de salud en el mundo y en nuestro país por los graves daños que provoca en los pacientes afectados. En esta contribución se describirán los aspectos básicos de las hiperlipidemias con énfasis en el metabolismo de las lipoproteínas, la clasificación de las dislipidemias y su tratamiento. TRANSPORTE DE LÍPIDOS EN SANGRE

    Los lípidos son insolubles en el plasma sanguíneo, por lo que circulan en la sangre unidos a proteínas en forma de lipoproteínas. La albúmina, una proteína plasmática, transporta los ácidos grasos (AG). La superficie de las lipoproteínas contiene las proteínas denominadas apoproteínas y lípidos antipáticos (con dos porciones, una polar y otra apolar) con su parte polar hacia la parte exterior de la partícula. En el núcleo de la lipoproteína se encuentran los lípidos apolares, como el colesterol esterificado (CE) y los TG. La densidad de las lipoproteínas se debe a la proporción relativa de lípidos y proteínas. Las lipoproteínas más ricas en lípidos son los quilomicrones y las abundantes en proteínas son las lipoproteínas de alta densidad (HDL). La composición de las lipoproteínas varía por el intercambio de lípidos y lipoproteínas que sufren. Los lípidos de la dieta, principalmente los TG y en menor proporción el colesterol y otros, son digeridos en el tracto gastrointestinal por acción de enzimas como las lipasas, con la ayuda de las sales biliares y absorbidos por la mucosa del intestino delgado. En el duodeno, primera porción del intestino delgado, se originan los quilomicrones que pasan a la circulación linfática y son las lipoproteínas responsables de transportar en la sangre los TG de origen exógeno o dietético.

    Otra lipoproteína, la lipoproteína de muy baja densidad o VLDL, transporta los TG sintetizados en el hígado, es decir, de origen endógeno. El aumento en sangre de estas dos lipoproteínas, los quilomicrones y las VLDL, elevan las concentraciones circulantes de TG después de las comidas grasas (hipertrigliceridemia posprandial) o en ayunas. Las HDL al principio no contienen colesterol; se sintetizan en el hígado e intestino delgado y presentan un metabolismo complejo. 4 El flujo de colesterol libre desde las células es mediado por el transportador casete ligado al ATP A1 (ABCA 1) que se combina con la apoproteína A-I para producir las HDL nacientes. El colesterol de las HDL se esterifica con los AG por la enzima lecitina colesterol acil transferasa (LCAT) y se convierte en un compuesto apolar que se sitúa hacia el núcleo de la lipoproteína, y produce las HDL maduras. 5


    METABOLISMO DE LIPOPROTEÍNAS
    Los TG de los quilomicrones y de las VLDL son degradados en los tejidos por una enzima que se encuentra adosada a la superficie interna de los vasos sanguíneos o endotelio: la lipasa de lipoproteína (LLP), una enzima dependiente de la insulina que convierte estas partículas en remanentes o partículas residuales. La apoproteína C-II de las VLDL y los quilomicrones activan a la LLP. El glicerol y los AG liberados por la acción de la LLP son captados por tejidos como el tejido adiposo y muscular que los almacenan o utilizan para obtener energía. 5 Los remanentes de los quilomicrones son adquiridos por el hígado y reciclados en otras lipoproteínas y los remanentes de VLDL o partículas de densidad intermedia (IDL) y pueden seguir dos destinos: se convierten en lipoproteínas de baja densidad (LDL) por acción de la lipasa hepática (LH) o son captados por el hígado. Las LDL, ricas en colesterol, se encargan de transportar el colesterol hacia los diferentes tejidos, que lo emplean en la síntesis de hormonas esteroides, vitamina D y sales biliares. El aumento de las LDL en sangre provoca un aumento del colesterol y eleva considerablemente el riesgo de aterosclerosis.

    A diferencia de las LDL, las HDL intervienen en el transporte inverso del colesterol desde los tejidos y las paredes arteriales hasta el hígado, donde se excreta por la bilis al intestino, que constituye una vía de eliminación del exceso del colesterol en el organismo. Esto explica parte del efecto beneficioso de estas lipoproteínas; por eso el colesterol, unido a las HDL, se le llama "colesterol bueno" y el unido a las LDL "colesterol malo". 6 La proteína de transferencia de ésteres de colesterol (CETP) facilita la remoción del CE desde las HDL y, por tanto, reduce los niveles de HDL. 7 Esto contribuye al transporte de lípidos a sus lugares de destino cuando el metabolismo lipídico es normal. Cuando hay un retraso del aclaramiento de las VLDL, la permanencia prolongada de estas partículas en el plasma favorece el intercambio, lo que tiene varias consecuencias adversas: las LDL se enriquecen en TG, lo que las convierte en un buen sustrato para la LH, que hidroliza los TG, y forma LDL densas y pequeñas; estas LDL penetran fácilmente en la pared arterial y son muy susceptibles a la oxidación; las HDL pierden colesterol y adquieren TG, que son hidrolizados por la LH, y las VLDL enriquecidas en colesterol por este aumento del intercambio lipídico también son aterogénicas, ya que no se captan por los receptores hepáticos y sí por los macrófagos de la pared arterial. 8 Estas alteraciones justifican la aterogenicidad de la hipertrigliceridemia (es decir, su influencia sobre la ateroesclerosis), por lo que debe tratarse como la hipercolesterolemia para reducir el riesgo cardiovascular. 8

    Las VLDL se forman en el hígado y participan en la exportación del exceso de TG derivados de los AG plasmáticos y de los residuos de quilomicrones. La síntesis de estas partículas se incrementa cuando aumentan los AG en el hígado, como resultado de una dieta rica en grasas, o en situaciones como la obesidad o la DM-2 en que se liberan grandes cantidades de AG a la circulación. La LLP también degrada los TG de las VLDL hasta glicerol y AG. 5 CLASIFICACIÓN DE LAS DISLIPIDEMIAS

    La clásica clasificación de Fredrickson divide a las hiperlipidemias en seis grupos según los patrones de aumento de lípidos y de lipoproteínas: I, IIa, IIb, III, IV y V ( tabla 1 ). Una clasificación más práctica distribuye las dislipidemias en dos grupos, primarias o secundarias. Las dislipidemias primarias responden a mutaciones genéticas (cambios en la secuencia de bases nitrogenadas del ADN) y se sospechan cuando se producen signos de dislipidemia en niños, en enfermedades ateroscleróticas prematuras (en menores de 60 años) y con niveles de colesterol en sangre por encima de 6,2 mmol/L. 5 Las dislipidemias secundarias constituyen la mayoría de los casos de dislipidemia en adultos. La causa más frecuente es el estilo de vida sedentario con ingesta elevada de grasas saturadas (como la mantecas de origen animal, la carne de cerdo y otras) y colesterol; otras causas son la DM-2, el consumo excesivo de alcohol, la insuficiencia renal crónica, el hipotiroidismo, la cirrosis hepática primaria y algunos fármacos como las tiacidas, los â bloqueantes, retinoides, antirretrovirales, estrógenos, progestágenos y glucocorticoides.

    Como se expresó antes, la hipercolesterolemia es el aumento de colesterol en sangre asociado frecuentemente con un incremento de las LDL en la circulación. La hipercolesterolemia esencial familiar es un trastorno genético frecuente de carácter dominante, relacionado con una deficiencia de receptores de LDL o de apo C-II que provoca un incremento de los niveles en circulación de las LDL, lipoproteínas ricas en colesterol, lo que produce hipercolesterolemia. El incremento de estas partículas en sangre favorece el depósito de placas de ateromas en el interior de las arterias y explica gran parte del riesgo cardiovascular (CV) que presentan estos pacientes. El aumento de los TG en sangre, unido a bajos valores de colesterol de HDL, es la dislipidemia de presentación más frecuente en la práctica médica. 4 La hipertrigliceridemia se produce por un aumento de la formación hepática de las VLDL, sobre todo por exceso de grasa visceral o un déficit de eliminación de estas partículas por una actividad reducida de LLP. 8 El aumento de TG se asocia también con la síntesis de partículas de LDL pequeñas densas, que son muy aterogénicas. Actualmente, se recomiendan como valores deseables de TG niveles por debajo de 1,70 mmol/L. 8

    Las dislipidemias se tratan con modificaciones en los estilos de vida y medicamentos. Las personas con dislipidemias, en especial con DM-2 y SM, presentan un marcado riesgo de morbilidad y mortalidad CV. Las guías actuales de tratamiento se dirigen a la disminución de las LDL con el tratamiento de estatinas, además de la modificación en los estilos de vida y dietéticos. 9-10 Las dislipidemias se tratan en primera instancia con cambios en los estilos de vida. Aunque existen distintos puntos de vista, hay consenso en que deben consumirse preferentemente frutas y vegetales frescos, que son ricos en nutrientes como vitaminas y minerales, y abundantes en fibra dietética que comprende la parte de los carbohidratos que no se absorben y, por tanto, aportan pocas calorías. 11-13 La dieta equilibrada sana comprende alrededor de un 50-60 % de carbohidratos, sobre todo complejos, menos del 30 % de grasas y un 15 % de proteínas. Las grasas ingeridas deben ser insaturadas en forma de aceites vegetales. Los aceites vegetales que no se deben consumir son los de coco y de palma porque son muy ricos en ácidos grasos saturados que aumentan los niveles de colesterol en sangre. Los pacientes con exceso de peso corporal se animan a bajar de peso con dietas hipocalóricas y los sujetos hipertensos necesitan reducir el consumo de sodio (sal de mesa). También debe limitarse la cantidad de vísceras consumidas, sobre todo el seso (cerebro) y el hígado, que son ricas en colesterol. La leche y sus derivados se deben consumir sobre todo desnatados.

    Otro cambio importante en estos pacientes es el incremento de la actividad física que aumenta el gasto de energía y, por tanto, reduce el peso corporal; por otro lado, incrementa los niveles de HDL en sangre, lo que disminuye las probabilidades de padecer de enfermedades cardíacas. Se debe promover el abandono del hábito de fumar que incrementa el riesgo de cánceres y favorece la aterosclerosis. Los pacientes con dislipidemias que fuman presentan mayores probabilidades de muerte por enfermedades cardiovasculares.

    El tratamiento farmacológico comprende el uso de estatinas, fibratos, secuestradores de ácidos biliares, ecetimiba, ácido nicotínico, entre otros. Las estatinas representan un conjunto de medicamentos muy efectivos en el tratamiento de las dislipidemias, que inhiben la enzima HMG C oA reductasa que interviene en la síntesis de colesterol en las células. 10 Al reducirse la formación de colesterol, las células utilizan el colesterol que transportan las LDL, lo que disminuye la concentración de estas partículas en sangre, y como estas lipoproteínas son las más abundantes en este compuesto, se produce una disminución de la colesterolemia. Las estatinas comprenden el tratamiento de elección para reducir las LDL y la mortalidad CV y producen pequeños aumentos de las HDL con disminución modesta de los TG. 5 Los efectos adversos son poco frecuentes y se producen principalmente en ancianos y en personas con varias enfermedades, comprenden aumento de enzimas hepáticas (TGP) e inflamación del músculo o miositis.

    Los fibratos disminuyen los TG en alrededor del 50 % y aumentan las HDL hasta 20 %. Producen efectos adversos como trastornos digestivos y dolor abdominal. 5 Sus efectos sobre los lípidos sanguíneos se producen por la activación del receptor alfa activado por el proliferador del peroxisoma (PPAR- a ). Esto promueve la oxidación de los AG y estimula la actividad LLP, lo cual reduce los TG y aumenta la síntesis de apoproteínas de las HDL, lo que incrementa las cifras de colesterol de HDL. 8 Los secuestradores de ácidos biliares disminuyen la reabsorción intestinal de ácidos biliares, por lo que incrementan la captación hepática del colesterol de las LDL para la síntesis de ácidos biliares y reducen los niveles de colesterol en sangre; además disminuyen la mortalidad CV. En general se asocian con las estatinas y el ácido nicotínico en pacientes refractarios (que no responden al tratamiento). Son los fármacos de elección en niños y mujeres que desean tener embarazos. Tienen un uso limitado por sus efectos adversos: meteorismo (gases), náuseas, cólicos y estreñimiento. No deben utilizarse cuando hay hipertrigliceridemia porque aumentan los TG en sangre. 5

    La ecetimiba disminuye la absorción intestinal de colesterol, reduce las LDL 15-20 % y ligeramente los TG, además de aumentar las HDL. Se emplean en monoterapia o con estatinas en pacientes con LDL altas que no responden a dosis máximas de estatinas. No están bien establecidos sus efectos adversos. 5 El ácido nicotínico es el fármaco más eficaz para aumentar las HDL en las dosis recomendadas hasta en 29 % y reduce sustancialmente las LDL y los TG, aunque no se conoce bien su mecanismo de acción. 9 Produce rubor (enrojecimiento), prurito o picazón y náuseas; efectos que se previenen con bajas dosis de ácido acetilsalicílico. Otros efectos adversos menos frecuentes son aumento de las enzimas hepáticas, aumento del ácido úrico y gota. Su uso en individuos diabéticos es seguro. 9

    Otros medicamentos son los ácidos grasos omega 3 y el PPG. En dosis altas, los ácidos grasos de origen marino son tan eficaces como los fibratos en la reducción de TG y carecen de efectos secundarios. 8 Los AG omega 3 también son ligandos de PPAR- a pero reducen la síntesis de AG por mecanismos independientes, lo cual justifica que su efecto en la reducción de los TG sea complementario de los fibratos. Se ha demostrado la eficacia de estos ácidos grasos en la disminución de TG y en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. 14 Un resumen de las dosis de los medicamentos hipolipemiantes puede observarse en la tabla 2. Las dislipidemias son trastornos frecuentes de los lípidos sanguíneos que favorecen la aterosclerosis y sus secuelas, principalmente las cardiopatías isquémicas. Se relacionan con hábitos de vida dañinos como el consumo de dietas hipercalóricas, y escasa actividad física que originan incremento del peso corporal y de adiposidad y aparece con más frecuencia en determinadas enfermedades. Las causas también pueden ser genéticas provocadas por alteraciones del material genético. La hipercolesterolemia y la hipertrigliceridemia, solas o combinadas, representan importantes factores de riesgo de morbilidad y muerte en quienes la padecen, por lo que es un imperativo el tratamiento agresivo de estos trastornos, sea con modificaciones en los estilos de vida o medicamentos hipolipemiantes.

    1. Munguía-Miranda C, Sánchez-Barrera RG, Hernández-Saavedra D, Cruz-López M. Prevalencia de dislipidemias en una población de sujetos en apariencia sanos y su relación con la resistencia a la insulina. Salud Publica Mex. 2008;50(5):375-82. 2. López Pérez JE, Villar Novell AL. Dislipidemia en personas mayores de 60 años. Rev Cubana Med Gen Integr. 2005;21(3-4). Disponible en http://www.bvs.sld.cu/revistas/mgi/vol21_3-4_05/mgi043-405.htm [Consultado: 27 de octubre de 2009].

    3. Miguel Soca PE. El síndrome metabólico: un alto riesgo para individuos sedentarios. Acimed. 2009;20(2). Disponible en http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol20_2_09 /acisu809.htm [Consultado: 22 de octubre de 2009]. 4. Millán J, Pintó X, Muñoz A, Zúñiga M, Rubiés-Prat J, Pallardo LF, et al. Lipoprotein ratios: Physiological significance and clinical usefulness in cardiovascular prevention. Vasc Health Risk Manag. 2009;5:757-65.

    se puede tomar finasteride de por vida

    saludos y ayuden a mejorar la salud de los suyos, sin que les cueste un centimo. soy transplantado de rinon hace 2 anos y mediomas o menos,esto fue el 18 de juliodel 2007 y si antes no orinaba por la dialisis alperder mis rinones por la presion ahora puedo decir que esta bendicion no la puedo dejar yo soy practicante de la URINOTERAPIA desde este mismo momento en el que supe desus propiedades y la tomo me la unto en mi piel el cual lo hago dejando la fermentar por ocho dias para empezar usar, luego la unto para limpiarme para la artritis, la cara,me la riego en las piernas en lamano esto es lo maximo no cuesta nada,es solo tener actitud positiva y no le afecta en nada al comienzo mientras se adapta al cuerpo de resto es normal el sabor es de acuerdo a lo que coma y tome liquido durante el dia puede ser simple o salado por eso si desea una orina saludable para tomar cuidese de que come en fin lo MAXIMO me tomaria muchotiempo explicar sobre esto pero los invito a que la practiquen para que cambien su VIDA sin tomar pastas tanto que eso es lo que acaba con la salud. sea un practicante y difundala que esto no es nuevo se sabe hace miles de anos,los labarotorios de farmaceuticos no les intersa esto por cuestion de negocios y mantenernos esclavos de las pastas para estar tomando por cualquier cosa que pase en nuestro cuerpo

    PUES YO HASTA AHORITA VOY A EMPEZAR PERO SEGUN LO Q HE OIDO ES MUY BUENA PARA BASTANTES COSAS. UNA AMIGA TOMO SU PROPIA ORINA Y SE LE QUITO UN DOLOR INTENSO Q TENIA EN EL PIE ME PARECE FABULOSO Y YA TOME LA DECICION VOY A EMPEZAR A HACER LA ORINOTERAPIA. hola a todos, me he estado informando sobre la orinoterapia y empezado a tomar mi orina mezclada con agua, desde hace unas semanas. Por favor si alguna persona (con información) pudiera enviarme o aconsejarme sobre este tema, relacionado con la posibilidad o ayuda para quedar embarazada, porque he oído que también es beneficioso para esto, pero no se como se debe aplicar. Muchas gracias. un saludo

    hola,yo tengo un niño de 4 años,con el problema de epilepsia causada por un golpe en la cabeza. y a consecuencia de las combulsiones el esta muy dañado tiene los nervios de los brazos encojidos,practicamente es un niño especial,no camina,no habla,no puede sostener su cuerpo y me gustaria saber si de algo le serviria la urinoterapia.les agradeceria mucho su respuesta. hola a todos los que siguen la orinoterapia, mi casoe que tengo cataras i quisiera saber como puedo aplicar la orin para esta enfermedad de mis ojos soy muy joven para perder la vista muchas gracias por anticado

    me da realmente azko lo q’ acovo de leer
    en mi vida lo qisiera hacer 😦 la donaria
    pero no la beberia wiiu YO LA HE PRACTICADO Y SI ME A RESULTADO.

    qreo que apreni muxo chaoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo no se que decir me quede impresionada

    quisiera saber las cantidades que debo tomar soy diabetico tipo 2 hola a todos, yo empece el dia de hoy por la mañana al levantarme, lo pense mucho antes de iniciarla, ya que pense que me hiba a dar mucho asco, pero fue mas facil de lo que pense, primero orine sobre un jarra de cristal y luego conteniendo la respiracion me la unte con un algodon en la cara, cuello y me puse unas gotitas en los ojos, ya que tengo una nubecita, me lave con la orina las manos, sobre todo el dorso y bebi dos tragos cerrando los ojos, sabe a caldo de gallina (no esta tan mal ) con la que me quedo, me enjuague el cabello y al final me bañe ya que hiba a ir ala oficina. me sorprendi que al estarme arreglando sorprendentemente senti mis manos y mi cutis super suaves, el pelo menos desmarañado como si me hubiera puesto un enjuague. y me gusto. lo seguire haciendo todos los dias. se los recomiendo no pasa nada y si te beneficia mucho. saludos.

    hace dos semanas estoy ingiriendo mi propia orina y me ha dado buenos resultadosss,es un tratamiento muy buenoo hace dos semanas estoy ingieriendo mi propia orina y me ha dado buenos resultados, es un tratamiento muy bueno.

    yo estoy tomando mi orina y lo q e notado q aunque este rodeada de persona con gripa no me da gripe por lo menos para problemas respiratorios es buenicima y eso q lo estoy tomando desde hase poco Sufri de infeccion en las vias urinarias, orinaba a cuenta gotas y con sangre teniendo unos dolores de muerte al no poder miccionar bien, fui con el medico y hicieron estudios de orina y un estudio de prostata,me dio medicamentos antibioticos y desinflamantes…me alivie a medias, un oido me empezo a molestar y fui al otorrinolaringologo me receto antibioticos y me limpio el oido, empece a bajar de peso rapidemente y me sentia mal, muy mal de animo, me sentia mal, muy mal…total para no cansarlos recorde la orinoterapia me meti al investigar en internet con grupos que le llaman el agua de la vida, el agua de la vida dr. armstrong, testimonios de personas sanadas por este maravilloso medio y a la fecha 2 meses que bebo mi orina, comento que me siento bien, orino con gran alivio y mi oido casi a sanado…comparto esta información como un testimonio de los beneficios de la orinoterapia…para cualquier duda dejo mi correo para si les puedo servir en algo se comuniquen. (deleon_cisneros@yahoo.com.mx)…

    He leido todos los comentarios sobre la uroniterapia; muchos me causaron risa por la ocurrencia; he empezado a tomar mis orines desde hace 3 dias; mi estomago durante 4 meses era un desastre, y ultimamente tenia un ardor, dolor, quemazon en el estomago que hacer?? estoy fuera de mi pais, durante 4 meses he tomado medicamento para el estomago gatritis, bacterias, digestion etc. y casi nada; me acorde de mi papa el tomaba su orine por el dolor de cabeza y santo remedio!! entonces he hecho un ezfuerzo grande estoy tomando mi primer orine mas de medio vaso y luego vuelvo a tomar; dos dosis diarias y les cuento que el dolor de estomago a pasado; mi estomago esta mejor; algo mas mi vesicula me esta molestando ha estado con una inflamacion tremenda a causa de la comida; muy diferente a la de mi pais; yo como muchos vegetales, frutas, soya; aqui dondes estoy la comida es muy condimentada; entonces mi orine a servido como agente analgesico yesta desinflando mi vesicula; ante todo antes de tomar mi orine le oro al Senor Todo Poderoso por esta agua maravillosa; porque ES SU CREACION..
    yilda cruz Peru.. mi correo: yildacruz@hotmail.com
    en caso quieran saber como me va les contestare con mucho amor en cristo. ohh olvide decir que tengo 49 anos y tengo fe que con esta cura milagrosa, los ayunos mis organos internos se van a reparar.

    MI JEFE EN MI TRABAJO NO ME CREE QUE EXISTEN PERSONAS QUE PRACTICAN LA URINOTERAPIA ME PODRIAN MANDAR INFORMACION POR MAIL SE LOS VOY A AGRADECER. 1

    alejandrop | MADRID/EFE/ALEJANDRO PARRILLA Miércoles 21.01.2015 La disponibilidad de fármacos innovadores ha marcado la actualidad de la hepatitis C, sin embargo este tipo de enfermedad vírica del hígado no es el único. Además de la hepatitis C, existen otras cuatro variedades.

    El hepatólogo José María Sánchez-Tapias hizo una descripción de los distintos tipos de hepatitis en un capítulo del “Libro de la Salud” del Hospital Clínic de Barcelona y la Fundación BBVA, obra que precisamente coordinó, entre otros, Joan Rodés, actual responsable de la estrategia nacional para el abordaje de la distribución de los nuevos fármacos contra la hepatitis C. Sánchez-Tapias explica como la hepatitis vírica parte de la acción de un virus que, al infectar las células hepáticas, provoca la inflamación del hígado.

    Los virus de la hepatitis o virus hepatotropos se diferencian unos de otros con las letras del alfabeto A, B, C, D y E. Aunque los síntomas que provoca la infección son parecidos, la evolución, el pronóstico y el tratamiento pueden variar mucho entre unos y otros tipos.

    Distinguir la naturaleza de una hepatitis vírica de otra depende del virus que la origina y la duración de la infección, que puede prolongarse durante meses mediante una patología aguda o durante años a través de una infección crónica. Cada hepatitis vírica tiene mecanismos y vías de transmisión diferentes, por lo que su contagio depende del tipo de virus, de lo susceptible que sea una persona para contraerlo y de su evolución individual, una vez enferma.

    Infografía sobre la hepatitis. EFE/Infosic Hepatitis A. Su transmisión se realiza por vía oral-fecal, cuando una persona sana entra en contacto con el virus, que al ser eliminado por las heces, puede contaminar el agua, las manos o la ropa.

    Aunque es habitual contraer esta hepatitis vírica en entornos sanitarios en desarrollo, la enfermedad inmuniza a los infectados desde la infancia, por lo que la población de estos países está protegida a edad adulta. Hepatitis B. Se transmite cuando el virus de un paciente infectado penetra en la sangre de otra persona, a partir de una herida en la piel o de las mucosas. Un contagio que se suele producir al compartir utensilios no esterilizados o al tener relaciones sexuales sin protección.

    Hepatitis C. Aunque los mecanismos de transmisión en el caso de este virus son muy parecidos a los de la hepatitis B, su contagio es mucho más limitado. Hepatitis E. Su infección es poco frecuente en un medio sanitario evolucionado por lo que, en países como España, tan sólo se encuentran casos aislados en viajeros procedentes de áreas donde la enfermedad es endémica.

    Dado el número y la variación de los síntomas de unos pacientes a otros, en las hepatitis víricas se suele atender a la duración de la infección. Su prolongación durante años supone una enfermedad crónica, que sólo puede ser generada por las hepatitis víricas B y D, mientras que todos los virus puede originar una infección aguda que, en función de sus síntomas, se diferencian en:

    elaboracion capsulas finasteride

    • Proporciona los factores de coagulación de la sangre • descompone el amoniaco (y otras toxinas ) creado en el colon por bacterias; evitando así la muerte

    • Ayuda a mantener la presión arterial • Las construcciones de colesterol y el estrógeno, reconstruye las hormonas

    • humaniza nutrientes, metaboliza las proteínas, hidratos de carbono, grasa para obtener energía • Sintetiza urea, las construcciones de proteína de la sangre, interconvierte aminoácidos

    • Construye 50.000 sistemas de enzimas para gobernar la actividad metabólica en todo el cuerpo • Elimina las células rojas de la sangre dañados

    • Convierte el hormona tiroidea tiroxina ( T4) en él de forma más activa triyodotironina ( T3). Conversión inadecuada puede conducir a hipotiroidismo, fatiga crónica, aumento de peso, falta de memoria y otras condiciones debilitantes. • Crea GTF (factor de tolerancia a la glucosa ) a partir de cromo, niacina y, posiblemente, el glutatión. GTF es necesaria para la hormona insulina para regular adecuadamente los niveles de azúcar en sangre. Fabrica sales biliares que emulsionan las grasas y las vitaminas solubles en grasa A, D, E y K para la correcta absorción. El hígado también elimina algunas toxinas solubles en grasa del cuerpo.

    • Activa las vitaminas B en sus formas de coenzima biológicamente activos. Prácticamente todos los nutrientes debe ser biotransformados por el hígado en su forma bioquímica adecuada antes de que el nutriente puede ser almacenado, transportado o utilizado en el metabolismo celular. • Tiendas de diversos nutrientes, especialmente A, D, B – 12 y hierro para su liberación, según sea necesario.

    • Manufacturas carnitina a partir de lisina y otros nutrientes. La carnitina es el único conocido bionutriente que puede acompañar a las grasas en la mitocondria donde se utilizan para generar energía ATP. Las mitocondrias generan 90 % de la energía ATP a nivel celular. • Convierte el ácido láctico a partir de un residuo tóxico para un almacenamiento de combustible importante. El ácido láctico es producido cuando la glucosa se metaboliza a través del ciclo de producción de energía. Cuando se acumulan niveles excesivos, usted experimenta dolor en los músculos. Un hígado sano va a extraer el ácido láctico de la sangre y convertirlo en el combustible de resistencia de reserva, glucógeno.

    • Sirve como el buffer de glucosa principal, evitando extremos altos o bajos de azúcar en la sangre. El hígado es el regulador clave de azúcar en la sangre entre las comidas debido a su fabricación, el almacenamiento, y la liberación de glucógeno, la forma de almidón de la glucosa. Cuando el azúcar en la sangre es bajo, un hígado sano convierte almacena glucógeno en glucosa, liberando en el torrente sanguíneo para elevar los niveles de azúcar en la sangre. Cuando el azúcar en la sangre es alto, un hígado sano se convierte el exceso en glucógeno o grasa almacenada. • Regulador de Jefe de metabolismo de las proteínas. El hígado convierte aminoácidos diferentes entre sí según sea necesario.

    • produce el colesterol y la convierte en las diversas formas necesarias para el transporte de sangre. • Convierte los ácidos grasos esenciales como GLA, EPA, y DHA en las formas necesarias para permitir el transporte a través del torrente sanguíneo a las células que requieren 50 billones de ácidos grasos de lipoproteínas.

    • Principal órgano veneno – desintoxicante en el cuerpo. El hígado tiene que derribar todas las sustancias tóxicas para el cuerpo, incluyendo los desechos metabólicos, insecticidas y residuos de plaguicidas, drogas, alcohol, etc. El incumplimiento de esta función suele causar la muerte en 12 a 24 horas. • elimina el amoníaco, un subproducto tóxico del metabolismo de proteínas animal, del cuerpo.

    • descompone las hormonas después de haber cumplido su función. es decir, si el hígado no se degrada la insulina lo suficientemente rápido, los resultados de hipoglucemia debido a que la insulina circulante continúa para reducir el azúcar en la sangre. • El hígado es vital para una serie de otras funciones metabólicas, pero esta breve visión general debe servir para ilustrar el papel central que desempeña el hígado en el mantenimiento de la buena salud y la importancia de implementar el cambio de estilo de vida si es necesario.

    Esto es sólo el comienzo de una muy larga lista de funciones del hígado. Todavía es incierto exactamente cuántas funciones del hígado es responsable de, pero en la actualidad la lista supera al menos 500 funciones diferentes. Por Healing Edge Ciencias

    Gran parte de la mala alimentación que en general llevamos hoy en día repercute en uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, el hígado, y aunque todos son importantes pasa lo mismo que en un motor, si falla una pieza el resto del motor termina por fallar, pues en nuestro organismo sucede lo mismo. Todas las toxinas tanto internas como externas, grasas y demás elementos nocivos se almacenan en el hígado alterando la normalidad de sus funciones y causando molestias y enfermedades en el. Asimismo provoca otras alteraciones en el resto de órganos. Resumiendo, dentro de las funciones que realiza el hígado podemos destacar tres de ellas, aunque realiza más de 500 funciones en nuestro cuerpo, para que comprobéis la importancia de tener este órgano en perfecto estado y cuidarlo. La primera de sus funciones a señalar es la de depurar todo el organismo, trasforma los tóxicos en elementos menos nocivos para poder eliminarlos y destruye ciertas bacterias de la sangre, se podría decir que es nuestro filtro corporal, otra de las tareas indispensables que realiza son metabolizar proteínas, grasas como el colesterol, glúcidos, etc.…, y terminaremos con otra muy importante, almacena todas las vitaminas necesarias y el glucógeno, necesario para trasformar este azúcar en energía. Existen cuatro enfermedades principales que afectan al órgano sólido más grande de nuestro cuerpo, estas son congestión del hígado, ictericia, hígado graso e inflamación crónica del hígado, para estas afecciones podemos encontrar varias plantas medicinales que nos ayudarán a recuperar la salud de esta importante pieza de nuestro motor orgánico. Aquí algunas de ellas pero hay muchas más.

    El boldo es una de las mejores plantas para el cuidado del hígado, su sabor amargo y sus alcaloides estimulan su funcionamiento y aumenta la secreción de la bilis que es por así llamarla el detergente que limpia sobre todo nuestro aparato digestivo. Hervir 15 g de hojas de boldo en 1 litro de agua durante 2 minutos, filtrar y tomar hasta dos tazas diarias, podemos endulzar con miel.

    Esta planta cumple la función de protector hepático, siendo uno de las mejores hierbas y más utilizada para ello. Consumir cardo mariano impedirá que las toxinas penetren en el hígado y ayudará al mismo tiempo a eliminar los venenos que no han podido ser eliminados por él, también desintoxica las células hepáticas. La mejor manera de consumirlo es en tinturas que podemos encontrar en herbolarios especializados y siguiendo las indicaciones del fabricante ya que aunque también se pueden elaborar infusiones y decocciones, en esta planta se perderían bastantes de sus propiedades. Aunque no es de las plantas más utilizadas para los problemas hepáticos, si la queremos recomendar por su facilidad para conseguirla y su facilidad de uso. Esta planta de sabor amargo es útil en el drenaje del hígado y lo descongestiona, además favorece la secreción de bilis. Para aprovechar sus beneficios la manera más fácil es añadir sus hojas a las ensaladas y nos quedarán también muy ricas.

    Muchos hombres me escriben preguntando por la enfermedad del hígado graso. Quieren saber qué es, si afecta más a los hombres y cuál es su relación con la cirrosis. Este artículo puede ayudarles a resolver algunas de sus dudas. “Hígado graso” significa literalmente que tu hígado está acumulando grasa (ácidos grasos y triglicéridos) en sus células. El término médico es Esteatosis Hepática. Es un problema metabólico muy común, tanto en los hombres como en las mujeres, y se debe a que tu hígado no puede asimilar (procesar) las grasas correctamente y las acumula.

    Las enfermedades del hígado graso se dividen en dos: las que son causadas por el consumo de bebidas alcohólicas y las que no. La cirrosis, por ejemplo, es un tipo de enfermedad del hígado graso causado en la mayoría de los casos por el exceso de alcohol, especialmente en Estados Unidos, pero algunas personas desarrollan cirrosis debido al hígado graso sin consumir alcohol. En este artículo vamos a hablar de la Enfermedad del hígado graso no alcohólico. ¿Qué causa este problema? Aún no se sabe exactamente. Pero hay ciertas condiciones que aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad:

    • Colesterol alto y/o triglicéridos elevados en la sangre
    • Desnutrición, obesidad o pérdida de peso muy rápida
    • Diabetes tipo 2 (resistencia a la insulina)
    • La cirugía de gastric by-pass para perder peso
    • Exposición a algunos pesticidas
    • Tomar ciertos medicamentos

    Generalmente, la acumulación de grasa en el hígado, cuando no es excesiva, no causa problemas de salud significativos ni provoca síntomas graves. Muchas veces es un hallazgo durante un examen médico de rutina. Los síntomas, cuando se presentan, pueden incluir: cansancio, dolor en la parte superior del estómago y pérdida de peso.

    finasteride 19 años

    La causa de la insuficiencia cardíaca puede ser de problemas en las válvulas del corazón, el tabaquismo o la infección del músculo del corazón o del saco que rodea el corazón. El médico puede preguntar sobre el abuso del alcohol, la hepatitis, las exposiciones tóxicas, transfusiones de sangre, o el abuso de drogas intravenosas.

    Se puede experimentar alguno o varios de estos sintomas: náuseas, pérdida o aumento de peso, sobrecarga de líquidos, sensación de debilidad, cansancio y la pérdida de deseo sexual. La piel y ojos pueden ponerse amarillos (una condición llamada ictericia).

    Es posible sufrir fiebre, hinchazón o dolor abdominal, dificultad para respirar, vómitos, diarrea, sangrado de las encías o la nariz, sangre en el vómito o las heces, y períodos menstruales anormales (en las mujeres) Otros síntomas incluyen la pérdida de masa muscular, hinchazón de los tobillos, confusión (encefalopatía hepática), y las hemorroides.

    Los hombres pueden notar agrandamiento de los senos (ginecomastia), inflamación del escroto o testículos pequeños. El médico puede sospechar cirrosis si el paciente tiene un historial de abuso de alcohol, uso de drogas intravenosas, o la hepatitis, o si tiene sangrado, ictericia, ascitis (agua que se acumula en el abdomen), o cualquier trastorno cerebral.

    Puede ser diagnosticado con cirrosis después de las complicaciones. Por lo general, el médico puede hacer un diagnóstico basado en la historia clínica y examen físico por sí solo. Tomar una biopsia ( tomar un pequeño tejido del hígado y estudiarlo bajo un microscopio) sigue siendo el único diagnóstico que puede ser 100% seguro.

    El médico puede extraer sangre para buscar problemas con los electrolitos, hemograma, la capacidad de coagulación, o la función del hígado y el riñón. A menudo, los análisis de sangre de rutina pueden parecer normales, sin embargo, aun así se puede tener esta enfermedad.

    La cirrosis no se puede curar. El tratamiento se dirige a la causa subyacente de la enfermedad, para tratar de evitar más daños en el hígado, y reduce el dolor o las molestias de los síntomas de la enfermedad. El plan de tratamiento depende de la causa de la cirrosis, las complicaciones que experimenta, la edad y estado de salud.

    Medicamentos: discuta todos los medicamentos que esté tomando con su médico, incluyendo medicamentos con o sin receta, suplementos y medicamentos a base de hierbas. La dieta y estilo de vida: una dieta sana para evitar la desnutrición. Reducir el consumo de sal para evitar la hinchazón del estómago (ascitis) y las piernas (edema).

    Dejar de tomar cualquier cosa que pueda dañar el hígado, tales como ciertos medicamentos. De vital importancia, dejar de beber alcohol, ya que puede dañar más el hígado. Por último, obtener vacunas para virus de la hepatitis A, virus de la hepatitis B, el virus de la gripe y de la neumonía neumocócica si el médico se lo recomienda.

    Trasplante de hígado: no todas las personas con cirrosis necesitan un trasplante de hígado. Sin embargo, la causa principal de trasplantes de hígado es la cirrosis causada por la hepatitis C o el abuso de alcohol. Para pacientes que necesitan un trasplante, una sección del hígado o el hígado entero, pueden ser reemplazados con un hígado sano o una sección de hígado de otra persona.

    El trasplante puede provenir de un donante vivo o muerto. Antes de un trasplante, el paciente que recibe el nuevo órgano debe ser lo suficientemente sano como para someterse a la cirugía de trasplante. Las personas que tienen un trasplante de hígado deben tomar medicamentos por el resto de su vida para evitar que el cuerpo rechace el trasplante.

    El ácido ursodesoxicólico puede que no sea tan efectivo como se afirma generalmente. La cirrosis biliar primaria es una enfermedad poco frecuente del hígado, que produce colestasis y ocurre principalmente en mujeres de mediana edad. En esta enfermedad se presentan manifestaciones de autoinmunidad y han sido difíciles de identificar tratamientos efectivos para la misma. El ácido ursodesoxicólico es un ácido biliar, que en el ser humano constituye solamente del uno al tres por ciento de los ácidos biliares. Es menos hepatotóxico que los otros ácidos biliares cuando se acumula en el hígado como resultado de la colestasis. El tratamiento de los casos con cirrosis biliar primaria con ácido ursodesoxicólico (8-15 mg/kg/día) durante tres meses a cinco años, no afectó significativamente la mortalidad, los trasplantes de hígado, la mortalidad o trasplante de hígado, el prurito, la fatiga, las manifestaciones de autoinmunidad, la calidad de vida, la histología hepática o la presión portal. El ácido ursodesoxicólico redujo significativamente la ascitis, el íctero y mejoró los resultados de las pruebas bioquímicas hepáticas. Su empleo no estuvo asociado con un incremento de los eventos adversos. Al parecer, es necesario reevaluar el papel del ácido ursodesoxicólico en el tratamiento de la cirrosis biliar primaria.

    El ácido ursodesoxicólico tiene un efecto terapéutico marginal en la cirrosis biliar primaria. Como aspecto positivo cabe resaltar que tiene pocos efectos secundarios. El uso del ácido ursodesoxicólico en el tratamiento de la cirrosis biliar primaria necesita ser reevaluado. La cirrosis biliar primaria es una enfermedad autoinmune del hígado, rara, para la que ha sido difícil establecer un tratamiento. En algunos ensayos clínicos asignados al azar se ha encontrado que el ácido ursodesoxicólico tiene algún efecto en el tratamiento de la cirrosis biliar primaria.

    Evaluar los efectos beneficiosos o adversos del ácido ursodesoxicólico administrado por vía oral para el tratamiento de la cirrosis biliar primaria, en comparación con un placebo o con ninguna intervención. Se realizó la búsqueda en el Registro de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane Hepatobiliar (The Cochrane LibraryControlled Trials Register of The Cochrane Hepato-Biliary Group), en, en MEDLINE y en EMBASE. El texto completo de los artículos identificados fue revisado hasta abril del 2001. Las búsquedas electrónicas se realizaron utilizando como términos de búsqueda: 'ursodeoxycholic acid', 'UDCA', 'primary biliary cirrhosis' y 'PBC'.

    Se escogieron los ensayos clínicos asignados al azar que evaluaron el efecto del ácido ursodesoxicólico administrado por vía oral en cualquier dosis, frente a placebo o a ninguna intervención, en pacientes con cirrosis biliar primaria diagnosticada por cualquier método. Solamente se incluyeron los ensayos en los que se empleó un método adecuado de asignación aleatoria, independientemente del cegamiento y del idioma. La calidad metodológica de los ensayos clínicos asignados al azar fue evaluada por componentes y por la escala de Jadad. Se registraron los siguientes resultados: mortalidad, trasplante de hígado, prurito, otros síntomas clínicos (íctero, hipertensión portal, varices esofágicas sangrantes, ascitis, encefalopatía hepática, síndrome hepatorrenal, manifestaciones de autoinmunidad), pruebas bioquímicas hepáticas, pruebas funcionales hepáticas, hallazgos de la biopsia hepática, calidad de vida y efectos adversos. Todos los análisis fueron realizados por el método de la "intención de tratar" (intention-to-treat-analysis).

    Se identificaron 16 ensayos clínicos aleatorios que evaluaron al ácido ursodesoxicólico frente a placebo (n=15) o a ninguna intervención (n=1) en 1422 pacientes. La mediana de la calificación de Jadad fue de 3 (rango 1 a 5). Algunos de los ensayos que se calificaban como doble ciegos tenían problemas con el cegamiento. El tratamiento con ácido ursodesoxicólico (administrado en dosis de 8 a 15 mg/kg/día por tres meses a cinco años) no tuvo efecto significativo sobre la mortalidad (odds-ratioodds-ratioodds-ratioodds-ratio = 0.94; intervalo de confianza del 95% (IC) 0.60 a 1.48), los trasplantes de hígado ( = 0.83; IC del 95% 0.52 a 1.32), la mortalidad o el trasplante de hígado ( = 0.90; IC del 95% 0.65 a 1.26), el prurito, la fatiga, las manifestaciones de autoinmunidad, la calidad de vida, la histología hepática o la hipertensión portal. No obstante, el tratamiento con ácido ursodesoxicólico redujo significativamente (P La protección de la integridad anatómica y funcional del hígado ejercida por el café es de tal calibre que parece poco creíble. Casi suena a broma. Sin embargo, estudios epidemiológicos de gran rigurosidad científica revelan que el consumo prolongado de café se asocia a una reducción muy notable del riesgo de cirrosis alcohólica y de cáncer de hígado, entre otros procesos.

    En el año 2004 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un notable estudio epidemiológico sobre esta enfermedad, en el que precisó que el 1,3 % de las muertes anuales en el mundo se debían a cirrosis hepática. En Europa sufren esta enfermedad 29 millones de personas, de las que 17.000 fallecen anualmente. En España las enfermedades digestivas ocupan la cuarta causa de muerte (2013), según datos recientes del Instituto Nacional de Estadística (27 de febrero de 2015). La cirrosis es una gran protagonista de la patología digestiva, cuyas causas principales, en nuestro país, son el consumo de alcohol y el virus de la hepatitis C, prácticamente cada una es responsable de un 50% (algo más el alcohol).

    MEDIDAS PREVENTIVAS DE LA CIRROSIS Antes de describir las propiedades benefactoras del café me parece crucial enfatizar que si realmente deseamos disminuir el riesgo de cirrosis, lo primero que tenemos que hacer es reducir el consumo de alcohol, pues a partir de los 40 gramos diarios de ingesta etílica existe un pronunciado riesgo de degeneración y desestructuración hepática; incluso trabajos más recientes están considerando que ya existe riesgo con 20 gramos de alcohol al día (unos tres vasos de vino).

    precio de finasteride en españa

    En mi experiencia, hay casos de recuperación completa de la función hepática en un período relativamente corto de tiempo. Algunos pacientes con cirrosis del hígado se recuperó por completo después de 6 meses. Así que durante todo el período de actividad de la enfermedad y retenido físico continuado en su lugar de trabajo. Entre ellos se encontraban aquellos pacientes cuya enfermedad tenía naturaleza viral. Si parénquima hepático comienza después de sufrir una hepatitis viral, a continuación, tratar a estos pacientes es mucho más difícil. Actualmente no existe un medicamento específico que sería capaz de iluminar completamente este agente.

    Por lo general, se almacena en las células del hígado durante toda la vida. En la práctica de gran valor en el tratamiento de pacientes que tienen terapia de estimulación inmune en conjunto con los productos a base de zinc. La estimulación del rendimiento del sistema inmune contra los efectos nocivos de zinc sobre la multiplicación del virus conduce a la limpieza completa del organismo a partir del patógeno. Después de este tratamiento se puede llevar a cabo reparaciones.

    Por lo general, el pronóstico de la cirrosis decepcionante para el paciente y sus familiares. Si no va a abordar las causas subyacentes de la enfermedad, la supervivencia de los pacientes la gente rara vez supera el umbral de cinco años. La mayoría de las personas con hepatitis C en combinación con el alcohol o adicción a las drogas, mueren dentro de 2 a 3 años a partir de hígado severa e insuficiencia cardíaca. En la etapa final del desarrollo de ascitis acumulación de líquido en las cavidades interiores del cuerpo (abdominal, torácica, pleural).

    Mucho depende de la realización del análisis bioquímico de la sangre. Si las pruebas de función hepática se encuentran dentro de los límites normales, podemos asumir que la vida humana va a durar por lo menos 5 años. Cuando un estado estimado parénquima ultrasonido y el número de hepatocitos sanos. De esto también depende de la duración de la vida en la cirrosis hepática.

    Decir exactamente cuántas personas viven en cirrosis imposible. Hay frías estadísticas que indican que aproximadamente el 70% de estos pacientes mueren dentro de los próximos 3-5 años. Muy a menudo la causa de la muerte se convierte en tumoral El cáncer que comienza a crecer rápidamente en el tejido sclerosed y gradualmente captura las partes sanas del hígado. La historia natural de la cirrosis se caracteriza por una fase asintomática, denominada cirrosis hepática compensada, seguida de una fase sintomática y rápidamente progresiva, en la que se manifiestan complicaciones derivadas de la hipertensión portal y de la insuficiencia hepática. Esta última fase se conoce como cirrosis hepática descompensada.

    Recientemente, se propuso un nuevo esquema en la historia natural de la cirrosis que describe cuatro fases con unas características clínicas y un pronóstico bien diferenciados: Los estadios 1 y 2 corresponden a pacientes con la fase de cirrosis hepática compensada mientras que los estadios 3 y 4 corresponden con la fase de cirrosis hepática descompensada. Por ello, se considera que el conocimiento de la fase en la que se encuentra el paciente permite asignarle una categoría pronostica.4,5

    A nivel global la probabilidad de que un enfermo con cirrosis hepática desarrolle varices esofágicas es del 5% al año de establecer el diagnóstico y del 12% a los tres años. Este hecho no es probable que ocurra sin un gradiente de presión portal superior a 10 mm Hg. Con el tiempo, el aumento de la presión portal produce una dilatación progresiva de la varice y un adelgazamiento de su pared. Cuando la presión hidrostática intravaricosa supera el límite elástico de su pared, se genera una tensión excesiva que produce su rotura (teoría de la explosión).5 El riesgo es más alto entre los pacientes con mala función hepática y varices de gran tamaño o con signos de color rojo (estrías longitudinales o manchas de color rojo cereza sobre la superficie de la variz). Por ejemplo, unpaciente con un grado Child C, ascitis a tensión y varices de gran tamaño con signos endoscópicos de riesgo, presenta una probabilidad de sangrado del 76%. La mortalidad de la HDA por hipertensión portal oscila entre un 10-15% para cada episodio y depende, no solamente del carácter exanguinante del sangrado, sino de otros factores, como la magnitud del incremento del GPVH (mayor de 20 mmHg), la coexistencia de otra patología (falla renal, hepatitis alcohólica concomitante, hepatocarcinoma, trombosis portal) y la aparición de recidiva precoz (mayor frecuente en las primeras 48 horas) o bien de infecciones concomitantes que pueden ocasionar un fallo multiorgánico.5-7 La ascitis es una de las complicaciones más conocidas de la enfermedad en fases avanzadas y se relaciona con la presencia de hipertensión portal e insuficiencia funcional hepática. Alrededor de 50% de los pacientes con cirrosis desarrollan ascitis en un plazo de 10 años después del diagnóstico.8 La existencia de un episodio de ascitis clasifica al paciente en la categoría de cirrosis descompensada y obliga a establecer maniobras terapéuticas específicas ya que se asocia a un mal pronóstico, con 50% de mortalidad a 3 años. Conforme la ascitis progresa puede asociarse hiponatremia dilucional, ascitis refractaria y síndrome hepato-renal que constituyen complicaciones asociadas a alta mortalidad a corto plazo.9 De acuerdo a las recientes guías de la Asociación Europea para el estudio del hígado, la ascitis se diagnostica y maneja de acuerdo a las recomendaciones descritas en el siguiente cuadro.

    En caso de existir ascitis refractaria el manejo se vuelve más complejo y el pronóstico de sobrevida se reduce notablemente, en parte por su asociación con peritonitis bacteriana espontánea, que a su vez se asocia en un 30% de los casos con síndrome hepato-renal de elevada mortalidad.7-9 Se clasifica actualmente en tres categorías (cuadro 4), y es otra de las grandes complicaciones de la cirrosis relacionada con la pérdida de la capacidad funcional de las células hepáticas y la aparición de cortocircuitos portosistémicos que exponen al cerebro a diversas toxinas, principalmente amonio proveniente del área intestinal. A este fenómeno también contribuye la emaciación muscular característica del enfermo con cirrosis avanzada que impide disponer de un tejido muscular como un órgano de apoyo para la conversión de amonio en glutamina.10

    La encefalopatía se asocia a pobre pronóstico. Su presencia en insuficiencia hepática aguda (tipo A) se asocia a sobrevida de 10 al 40%. La encefalopatía tipo C también se asocia a un pobre pronóstico con sobrevidas de solo 42% a un año y 23% a 3 años, después de la aparición del primer episodio.10 En el paciente con cirrosis hepática existe una clara asociación entre la progresión de la hipertensión portal y particularmente de la apertura de corto-circuitos porto-sistémicos y la aparición de encefalopatía hepática.11 Al inicio puede ser episódica, asociada a un claro factor precipitante, o bien espontánea, reflejando el daño hepatocelular avanzado con pérdida de la capacidad de detoxificación del amonio, que es considerado el principal metabolito involucrado en los síntomas neuro-psiquiátricos de la enfermedad.

    Cuando la encefalopatía se convierte en recurrente, se le puede clasificar de acuerdo a la gravedad de la alteración del estado mental. Los criterios de West Haven son los más utilizados en la práctica clínica en nuestro país.10-11 Las infecciones bacterianas constituyen una manifestación común en la cirrosis hepática. Comparado con el 5-7% de tasa de infección nosocomial descrita en la población general, los pacientes con cirrosis presentan una tasa del 30-40%. Los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de infecciones son la hemorragia gastrointestinal y el deterioro avanzado de la función hepática. Las infecciones más frecuentes son la peritonitis bacteriana espontánea (25%), infecciones del tracto urinario (20%), neumonía (15%) y bacteremia espontánea (12%). La mortalidad en pacientes cirróticos que desarrollan infecciones bacterianas es alta, entre el 25-50%.7,9,12

    El cáncer de hígado se asocia a cirrosis hepática en el 70-80% de los casos, por lo cual este padecimiento se le considera pre-neoplásico. La sobrevida a 5 años es de tan solo un 8.9%. La incidencia del hepatocarcinoma varía dependiendo de la causa de la cirrosis y del grado de fibrosis, con frecuencias de aparición de 2.6 a 5.8% por año.13 El hepatocarcinoma es un fenómeno ligado a la historia natural de la cirrosis, particularmente si su etiología guarda relación con el alcohol, virus de las hepatitis B y C, hemocromatosis o porfiria hepatocutánea tarda. Aunque el espectro de posibilidades sintomáticas de este tumor es amplio, algunos hepatomas pueden diagnosticarse en pacientes asintomáticos, en una fase en la que la cirugía de exéresis, el propio trasplante o la alcoholización del tumor, pueden llegar a ser curativas. Ello se consigue cuando se efectúan programas de detección oportuna basados en la realización de ultrasonidos de control.14

    Se considera que los pacientes con cirrosis e incluso a aquellos con hepatitis crónica viral C con fibrosis grado 3, o bien a aquellos con hepatopatía crónica viral B o C tratados deben ser sujetos a detección temprana de hepatocarcinoma. El mejor método en calidad-precio es el ultrasonido hepático realizado por personal experimentado y su frecuencia ideal debe ser cada 6 meses. No se recomienda el uso de alfa fetoproteína como maniobra de escrutinio, por su baja sensibilidad. Puede utilizarse como complemento diagnóstico o bien como seguimiento en pacientes con elevación basal de los valores y en quienes se decide dar un seguimiento mixto (radiológico y serológico).14 Se considera que la valoración del pronóstico tiene utilidad práctica en la predicción de la sobrevida de los pacientes. El índice más utilizado es el de Child-Pugh15 que se reproduce a continuación.

    En el grado A se consideraba que la mortalidad a un año era de 0 y de 15% a los 2 años; en grado B a un año de 20% y de 40% a 2 años; en grado C, la mortalidad era de 55% a un año y de 65% a los 2 años. En 1964, Child y Turcotte publicaron un sistema de clasificación que se convirtió en el método predominante para evaluar pronóstico en los pacientes cirróticos. Ellos estratificaron los pacientes, sometidos a cirugía de shunt para aliviar la hipertensión portal, de acuerdo con su riesgo, seleccionando empíricamente 5 parámetros (albúmina sérica, bilirrubina sérica, ascitis, encefalopatía y estado nutricional).

    Cada variable fue colocada en uno de tres estratos de severidad y una clase fue estimada Clase A (bajo riesgo), Clase B (riesgo intermedio) y Clase C (riesgo alto). Los puntajes son sumados con un resultado entre 5 y 15. Los cuestionamientos se generaron por tres de los parámetros (ascitis, encefalopatía y nutrición) considerados muy subjetivos y el resultado final coloca al paciente en tres clases, más que reflejar un espectro de urgencia. En 1972, Pugh modificó la clasificación de Child-Turcotte como instrumento para predecir desenlaces después de cirugía porto-sistémica. Reemplazó nutrición por tiempo de protrombina (TP), con un puntaje como sigue: TP prolongado 6 s:3. Para la albúmina, se cambio el punto de corte de 3 g. a 2.8 g. Y redefinió los siguientes grados A, B y C para el Score combinado: A:5-6;B: 7-9 y C:10-15.

    Encefalopatía, el sistema de evaluación es como sigue:

    • Grado 1 (leve): Cambios de comportamiento, inversión del ritmo de sueño.
    • Grado 2 (moderado): Asterixis, somnolencia, confusión.
    • Grado 3 (severo): Estupor, asterixis, pobre respuesta a estímulos externos.
    • Grado 4 (pone en riesgo la vida): Coma

    Referencias bibliográficas

    1. Zipprich A, Garcia-Tsao G, Rogowski S, Fleig WE, Seufferlein T, Prognostic indicators of survival in patients with compensated and decompensated cirrhosis Dollinger MM. Liver Int. 2012 October; 32(9): 1407–1414
    2. D’Amico G, García-Tsao G & Pagliaro L. Natural history and prognostic indicators of survival in cirrhosis: a systematic review of 118 studies. J Hepatol 2006;44:217-31.
    3. De Franchis R. Revising consensus in portal hypertension: Report of the Baveno V consensus workshop on methodology of diagnosis and therapy in portal hypertension. Journal of Hepatology 2010;53:762–768.
    4. Pleguezuelo M, Benitez JM, Jurado J, Montero JL, De la Mata M. Diagnosis and management of bacterial infections in decompensated cirrhosis. World J Hepatol 2013; 5(1): 16-25.
    5. Solá E, Ginés P. Renal and circulatory dysfunction in cirrhosis: current management and future perspectives. J Hepatol 2010 Dec; 53:1135-45.
    6. European Association for the Study of the Liver. Ascites, spontaneous bacterial peritonitis, and hepatorenal syndrome in cirrhosis. Journal of Hepatology 2010; 53:397–417
    7. Lee W. M., Stravitz R. T., Larson A. M. Introduction to the Revised American Association for the Study of Liver Diseases Position Paper on Acute Liver Failure 2011. Hepatology. 2012 Mar; 55(3):965-7.
    8. Ferenci P, Lockwood A, Mullen K, Tarter R, Weissenborn K, Blei AT. Hepatic encephalopathy-definition, nomenclature, diagnosis and quantification: final report of the working party at the 11th World Congress of Gastroenterology, Vienna, 1998.Hepatology 2002; 35:716-721.
    9. Arvaniti V, D’Amico G, Fede G, et al. Infections in patients with cirrhosis increase mortality 4-fold and should be used in determining prognosis. Gastroenterology 2010; 139 (4): 1246- 1256.
    10. Meza-Junco J, Montano-Loza A, Candelaria M. Treatment modalities in patients with hepatocellular carcinoma: a retrospective series in a single institution in Mexico. Gastroenterol-Hepatol 2004; 27(1): 11-7.
    11. European Association for the Study of the Liver. European Organisation for Research and Treatment of Cancer. EASL–EORTC Clinical Practice Guidelines: Management of hepatocellular carcinoma. Journal of Hepatology 2012;56:908–943.
    12. Pugh RN, Murray-Lyon IM, Dawson JL, Pietroni MC, Williams R. Transection of the oesophagus for bleeding oesophageal varices. Br J Surg 1973; 60:646-649.
    13. Wiesner R, Edwards E, Freeman R, et al. Model of end-stage liver disease (MELD) and allocation of donor livers. Gatroenterology 2003; 124: 91-96
    14. Bohórquez HE, Beltrán O. Modelos de pronóstico en enfermedad hepática Child &Meld. Rev Colomb Gastroenterol 2004: 19 (2); 109- 113.
    15. Christensen E. Prognostic models in chronic liver disease: validity, usefulness and future role. Journal of hepatology 1997:26;1414-1424.

    Material Didáctico: Dra. Fernanda García Alvarado.
    Comité Editorial Amhigos del Hígado

    La cirrosis es un proceso patológico que después de un cierto punto se vuelve irreversible y puede ser fatal. Por eso es importante hacer un diagnóstico lo más temprano posible, para así comenzar un tratamiento que pueda posponer o prevenir las complicaciones más severas.

    Si aun no las has leído, te recomendamos que lo hagas, pues tienen informaciones muy importantes (sólo debes darle click a los enlaces del párrafo anterior). Indice de Contenido (click para abrir):

    En verdad obtener un diagnóstico temprano es muy difícil, porque durante mucho tiempo la parte sana del hígado compensa la que ya está dañada. Sin embargo, el médico puede sospechar de la enfermedad cuando existen indicaciones clínicas y de laboratorio que muestran insuficiencia de las funciones hepáticas.

    dramamine nombre generico y comercial