• Dieta balanceada
  • Hacer ejercicio
  • Pérder peso
  • Disminuir el consumo de alcohol
  • Controlar los niveles de colesterol

Continuar leyendo: Las personas con los triglicéridos aumentados en sangre deben hacer un cambio en su estilo de vida pero también se debe considerar la toma de medicamentos si el paciente no responde de la manera esperada.

  • Las estatinas ayudan si el paciente además de los triglicéridos tiene niveles de colesterol elevados.
  • Los fibratos son especialmente útiles para bajar los triglicéridos.
  • La ezetimiba es un medicamento que bloquea la absorción del colesterol.
  • Los ácidos grasos omega-3, (suplementos de aceite de pescado) pueden ayudar a reducir sus niveles de triglicéridos

Continuar leyendo:

Su alimentación afecta de manera significativa la utilización de las grasas por el organismo. La obesidad es un factor importante que se relaciona con el aumento de los triglicéridos.

Por esta razón no debe excederse en la cantidad de calorías que se consumen al día ya que las dietas altas en calorías, estimulan la producción de triglicéridos en el hígado. Las dietas con un alto contenido de carbohidratos elevan los niveles de triglicéridos por un aumento de la síntesis de triglicéridos en el hígado.

Conviene en este caso reducir la ingesta de alimentos ricos en carbohidratos simples, como el azúcar (azúcar refinada, bebidas azucaradas, refrescos gaseosos, helados), la fructosa (presente en los jugos de frutas comerciales), además de consumir porciones más pequeñas de pan, arroz, pastas, papa y otros alimentos altos en carbohidratos. Evite el consumo de alimentos elaborados con harinas refinadas

El arroz blanco, el pan y la pasta hechos con harina blanca aumentan los triglicéridos. En su lugar, consuma cantidades moderadas de granos enteros como panes integrales de 7 granos, pasta de trigo integral, arroz integral y otros granos como quinoa, cebada, avena y mijo integrales.

Las grasas de la dieta están constituidas casi exclusivamente por triglicéridos.Para disminuir los triglicéridos, es importante disminuir el aporte total de grasa, preferiblemente en un 25-30%. Grasa Saturada

La grasa saturada eleva los niveles de triglicéridos y colesterol. Todas las grasas animales, con excepción de las procedentes del pescado, son saturadas, por lo que es preferible limitar su consumo.

Elimine la piel del pollo, y consuma carne de res o cerdo muy ocasionalmente, tratando de que se consuman únicamente los cortes magros (constituidos por fibra muscular, sin grasa). Debe disminuir el consumo de productos lácteos ricos en grasa como mantequilla y crema así como los alimentos de origen vegetal con alto grado de grasas saturadas como el aceite de palma y aceite de coco.

Consumir bebidas con alcohol es un fuerte contribuyente a altos niveles de triglicéridos. Incluso una pequeña cantidad de alcohol puede elevar los triglicéridos. Estas bebidas incluyen: cerveza, vino, ron, whisky, vodka y otros licores. El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo (después de la piel). Es de crucial importancia ya que lleva a cabo una larga lista de tareas de las cuales dependen muchas funciones del cuerpo. Entre estas tareas se encuentra la importante labor de filtrar alrededor de un litro de sangre por minuto (cuando está saludable), el hígado depura hormonas, sustancias químicas, gérmenes, alérgenos, bacterias, medicamentos, toxinas, etc. Hoy veremos algunas hierbas medicinales para el hígado, para cuidarlo y mantenerlo sano.

El hígado también realiza la función de mantener la proporción de glucosa, proteínas, grasas, colesterol, vitaminas y hormonas, además de que ayuda a utilizar los nutrientes de los alimentos, aprovechando y reciclando el hierro, facilitando la asimilación de lo que comemos segregando más de un litro de bilis al día, incluso participa de forma importante en un adecuado y óptimo funcionamiento del sistema inmune. Malas digestiones, gases, dolor de hígado, inflamación del vientre, dolor de cabeza, mareos, depresiones, incapacidad para concentrarse, urticaria, erupciones cutáneas, mal humor, hipoglucemia, mal aliento por las mañanas, asma y necesidad de comer azúcar.

Hay muchas formas de cuidar al hígado, mantenerlo joven y sanarlo de forma natural. Una dieta baja en grasas y productos de procedencia animal, evitar alcohol y procesados, refinados (azucares, harinas, pastas, etc.), así como mantener una vida con buen descanso, bajos niveles de estrés y con ejercicio, son algunas claves para mantenerlo fuerte en todas las etapas de la vida. Sin embargo, además de lo anterior, podemos apoyarnos en la poderosa medicina herbolaria, hay hierbas medicinales para el hígado que no sólo ayuda a sanar y a mantener nuestro hígado saludable, sino que ayudan a estimular la capacidad auto-curativa del cuerpo sin dañarlo ni causarle dependencias o debilitarlo.

Es importante no tomar las infusiones de hierbas medicinales para el hígado con la comidas, ya que obstruyen la absorción del hierro de los alimentos. La hora adecuada para las infusiones es después de media hora de haber comido, en ayunas (cuando es necesario), o antes de acostarse.

  1. Cardo mariano: uno de los mejores remedios para el hígado (conocido como guardián del hígado), puedes beneficiarte de esta hierba en ensaladas (cruda y tierna) o en infusión. Ayuda a sanar hígado y vesícula, desintoxica, protege y reduce inflamaciones del hígado, además de ayudarlo a reparar tejidos dañados y eliminar venenos biológicos. Cuando el hígado no elimina o neutraliza sustancias dañinas el hígado se daña y deteriora. El cardo mariano previene y ayuda al hígado a eliminar estas sustancias además de que lo protege contra sus agresiones, resguarda al hígado de drogas, alcohol, hongos venenosos, sustancias perjudiciales, etc., ayuda a eliminar exceso de hierro que daña el hígado y es un potente antioxidante que lo repara y regenera, además de que protege contra la diabetes, lo desinflama, baja el colesterol nocivo y estimula sus funciones vitales. Toma una dosis de 250mg al día para proteger el hígado y combatir diabetes y otros daños hepáticos.
  2. Diente de León: un fuerte depurador sanguíneo, ideal para descongestionar el hígado, un tónico general para el cuerpo con propiedades antiinflamatorias, laxantes y reparadoras. Es un tónico amargo y vesicular. Consume esta planta en ensaladas frescas o en polvo (mezclado con zumos) o infusión. La dosis varía alrededor de 500 y 2000 mg al día, según la dolencia. Una cura con diente de león es beber 3 tazas al día pero no junto con las comidas sino 30 minutos después de comer.
  3. Alcachofa: tónico amargo con propiedades protectoras y regenerativas del hígado, depura la sangre y ayuda a mejorar las digestiones, combatir urticaria, alergias, acidez, gases, mejorar los mareos y vértigos, fatiga sin saber porqué, hinchazón abdominal, etc., síntomas de un hígado en mal funcionamiento. Previene hepatitis, insuficiencia hepática y problemas como diabetes, excelente para bajar de peso y eliminar colesterol nocivo y a purificar la sangre. Además, posee propiedades que estimulan la producción de bilis y drena la vesícula, por lo que previene y combate la formación de piedras vesiculares. La mejor forma de consumir la alcachofa es comerla en ensaladas, bien limpia y cocinada con un poco de sal. Se debe rascar la carne con los dientes directamente de la hoja. Además, te puedes preparar una infusión con hojas de alcachofa, hirviendo en una taza de agiua 10 hojas de alcachofa. Recuerda no endulzar con nada para mejores resultados. Evita al máximo utilizar cualqueir tipo de azuar, incluso el azucar de dieta, que es muy nocivoa para el hígado. En el mercado ya venden cápsulas de alcachfa las cules también son apropiadas para sanar el higado (consulta las dosis en el empaque).

Las enfermedades cardiovasculares son diferentes padecimientos en las que se incluyen las enfermedades del corazón y las que se relacionan con los vasos sanguíneos. Estas enfermedades son la causa número uno de muertes en el mundo. Por esta razón es de suma importancia conocer cuáles son sus factores de riesgo. La enfermedad coronaria, reumática, congénita, trombosis venosa, arteriopatías y embolias son algunos ejemplos de enfermedades cardiovasculares. Muchas de éstas y otras enfermedades ni siquiera presentan síntomas y su primera manifestación puede llegar a ser un infarto.

Los factores de riesgo más importantes de estas enfermedades son:

  • Presión arterial alta (hipertensión arterial): este es el principal factor de riesgo de tener un paro cardiaco, insuficiencia renal o un accidente cerebrovascular.
    La presión arterial es la fuerza de las paredes de las arterias cuando el corazón bombea la sangre a todo el cuerpo.
    Para saber si se sufre hipertensión se debe consultar a un médico especialista ya que la mayoría de las personas que la sufren no presentan síntomas. En algunos casos se sienten palpitaciones en la cabeza o en el pecho y cuando no hay síntomas pueden pasar años hasta que se den cuenta que la padecen.
    El riesgo de desarrollar este padecimiento es mayor con la ingesta excesiva de sal, sobrepeso, consumo de alcohol y tabaco.
  • Obesidad y Sobrepeso: esto es cuando se acumula grasa excesiva en el cuerpo. Estos trastornos alimentarios son el desequilibro entre la calorías consumidas y las gastadas.
    Si tu Índice de Masa Corporal es igual o mayor a 25, padeces sobrepeso y si es mayor a 30 padeces obesidad. Esta es la fórmula para calcularlo: IMC = kg/m 2
    Con estos trastornos no solo puedes desarrollar enfermedades cardiovasculares sino también diabetes, osteoartritis y otras enfermedades degenerativas.
  • Colesterol: el colesterol es una molécula compuesta de ácidos grasos que se transporta en la sangre, el hígado es el encargado de producir suficiente, pero al consumir productos animales lo aumentamos.
    Si se lleva exceso de grasa en la sangre, se acumula y se pueden tapar las arterias. Esto aumenta la probabilidad de tener enfermedad coronaria y terminar en un infarto agudo al miocardio.
    Esto se puede prevenir con un check up en el que un médico mide los niveles de colesterol y puede evaluar los resultados.
  • Diabetes: la diabetes es una enfermedad en donde el cuerpo tiene alteraciones en cuanto a la producción de insulina, la cual es una hormona que se encarga de convertir la glucosa (azúcar) en energía.
    Ésta se puede diagnosticar mediante un análisis para medir los niveles de glucosa en sangre. El análisis se realiza estando en ayunas desde la noche anterior.
    Si se detecta a tiempo puede controlarse, el médico especialista puede indicar cambio en la alimentación y programas de ejercicios físicos.
  • Tabaquismo: mucha gente sabe que el tabaquismo aumenta el riesgo de cáncer de pulmón, pero pocos saben que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que el fumar acelera la frecuencia cardiaca, contrae las arterias y ocasiona alteraciones en el ritmo cardiaco.
    Las sustancias que contiene el cigarro provocan la acumulación de grasa en las arterias, también afectan la concentración de colesterol, aumentando el riesgo de que se forme un coágulo sanguíneo, que podría causar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.
  • Herencia: la herencia también es un factor importante en las enfermedades cardiovasculares, si tus padres o tus hermanos tuvieron un problema cardiaco o circulatorio antes de los 55 años, se tiene un mayor riesgo cardiovascular. Otras herencias como hipertensión, diabetes y obesidad aumentan también el riesgo.
  • Edad: como lo mencionábamos antes, el factor de la edad es de suma importancia ya que las personas de mayor edad tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Con el paso de los años la actividad del corazón tiende a deteriorarse, también puede que el grosor de las paredes del corazón aumenten, las arterias se pueden endurecer y la eficiencia para bombear sangre, disminuye.

Estos son algunos de los factores de riesgo más importantes de enfermedades cardiovasculares que debemos tomar en cuenta ya que estudios de la Organización Mundial de la Salud señalaron que estos padecimientos constituyen la segunda causa de muerte en México, esto quiere decir que el 30% de las muertes son causa de algún problema cardiaco. La cardiopatía isquémica es uno de los principales factores que condicionan más de la mitad de las muertes. Su principal causa es por arteriosclerosis, que es la alteración de las arterias, principalmente endurecimiento, aumento del grosor y se pérdida la elasticidad.

Si se cuentan con más factores de riesgo, mayor será la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. Estos factores pueden modificarse o tratarse y otros, desgraciadamente no. Por esta razón en el Hospital San Ángel Inn te invitamos a hacerte un check up periódicamente para descartar todo tipo de padecimientos cardiacos. Contamos con médicos especialistas listos para darte una valoración mediante los estudios que incluyen desde un check up ejecutivo, una química sanguínea, antígenos y perfil de lípidos, hasta radiografía de tórax y un electrocardiograma.

Tabla de Contenido

diferencias entre hechos y actos jurídicos

diferencias entre hechos y actos jurídicos

diferencias entre hechos y actos jurídicos

*Dolor en la parte superior del abdomen. *Datos que apoyan el diagnóstico de úlcera duodenal.

*Datos fuertes *Dolor en el epigastrio señalado con el dedo *Aparición nocturna de dolor

*Antecedentes familiares de úlcera *Toma de AINES (antiinflamatorios no esteroideos)

*Periodicidad del dolor (semanas o meses con dolor y otros sin dolor) *Similitud con otros episodios de úlcera diagnosticados por endoscopia

*Datos débiles *Alivio del dolor con antiácidos o inhibidores de la secreción. *Dolor mal localizado en el abdomen superior

*Nauseas o vómitos ocasionales Cuando una persona previamente sana o con antecedentes de úlcera gastro-duodenal presenta vómitos con sangre roja o con coágulos negros (vómitos en posos de café) u observa que las heces son negras (melenas), debe acudir sin demora a su médico o a un centro sanitario porque éstos son signos de que se ha producido una hemorragia digestiva alta por alguna lesión localizada en esófago, estómago o duodeno. Ante este hecho, dependiendo del estado del paciente (tensión arterial, pulso, estado de conciencia, sudoración. ) y de los antecedentes personales (enfermedades asociadas, tratamiento farmacológico, etc.), el médico valorará la conveniencia de realizar una gastroscopia urgente. Esta podrá servir tanto para diagnosticar la causa y origen de la hemorragia como para tratarla, si fuese necesario, ya que mediante esta técnica se pueden emplear diferentes métodos para detener la hemorragia (inyección de diversas sustancias, colocación de bandas elásticas o clips,, electrocoagulación, etc.).


¿Cómo se puede llegar a un diagnóstico?
La Medicina China Tradicional (MCT) utiliza una terminología única para diagnosticar y tratar una amplia gama de problemas de salud.

Los pacientes que no están familiarizados con la Medicina Tradicional China se preocupan cuando su acupunturista o herbolario les dice que tienen “Estancamiento del Qi del Hígado” o “Insuficiencia de Sangre del Hígado ” A menudo asumen que esto significa que hay algo físicamente malo con su hígado. También pueden pensar que su hígado está “intoxicado, razón por la cual podrían intentar cualquier variedad de dietas de desintoxicación. La teoría de la medicina china utiliza los nombres de los órganos para ayudar a ilustrar patrones relacionados de problemas físicos y psicológicos. Cuando un médico de MCT le dice que tiene un problema de “hígado”, por lo general, están hablando del “sistema hepático” desde una perspectiva china. Este sistema involucra el hígado físico, el meridiano de acupuntura del hígado, desarmonías relacionadas con el hígado (o patrones) y enfermedades (de la medicina occidental) del hígado, como la hepatitis y la cirrosis.

Desde una perspectiva occidental, el hígado físico es un órgano muy importante que almacena la sangre, procesa toxinas, nos ayuda a almacenar energía y ayuda en nuestra inmunidad general. Signos generales de problemas hepáticos físicos pueden ser piel y ojos amarillentos (ictericia), dolor abdominal e hinchazón y fatiga y / o pérdida del apetito. No podemos vivir sin el hígado así que, su salud, es muy importante para nuestro bienestar general. Desde la perspectiva de la medicina china, el “sistema del hígado” tiene una gama mucho más amplia de funciones. Algunas de ellas son evidentes a partir de las funciones del hígado físico y otras están más relacionadas con el meridiano del hígado y cómo se conecta éste a través del cuerpo.

  • Almacena la sangre y ayuda en la circulación adecuada de la sangre durante el movimiento. Una disfunción aquí puede dar lugar a espasmos musculares, adormecimiento de las extremidades, visión borrosa o problemas menstruales.
  • Controla el flujo de “qi”, o “energía”, en el cuerpo. Esto se refiere a la circulación de la sangre y de la energía necesaria para el movimiento y la digestión (secreción de la bilis, por ejemplo), y a la fluidez de las emociones (que son también una forma de “qi” o “energía”). Una disfunción en esta función puede dar lugar a depresión, insomnio, ira y / o frustración. Síntomas digestivos, tales como náuseas y vómitos pueden indicar problemas en el sistema de “hígado”.
  • “Controla” los tendones y se manifiesta en las uñas. Esto tiene que ver con la buena circulación de la sangre a los músculos y a los tendones. Una disfunción aquí puede dar lugar a problemas en las articulaciones y los tendones en cualquier parte del cuerpo, dolor de rodilla y / o uñas quebradizas.
  • “Abre los ojos”. La relación en este caso tiene que ver con la idea de la nutrición de promueve la sangre a través de la trayectoria del meridiano del hígado. Los síntomas de una falta de armonía en este sistema pueden ser la ceguera nocturna, sequedad en los ojos u ojos rojos e irritados.

Desde una perspectiva china la siguiente lista de síntomas y enfermedades son algunos de los signos de desequilibrio de hígado

Dolores de cabeza, irritabilidad, tinnitus (zumbido en los oídos), insomnio, espasmos musculares, mareos, accidentes cerebrovasculares, sabor amargo en la boca, vómitos, labios morados, dolor abdominal, depresión, ansiedad, síndrome premenstrual y problemas menstruales.

Como se puede ver, la perspectiva de la medicina china contiene una serie de síntomas y relaciones que no existen en la medicina occidental y no necesariamente están relacionadas con el funcionamiento físico del hígado. Así que, si el acupunturista le dice que tiene estancamiento del Qi del Hígado, un examen convencional no necesariamente mostrará algo malo con su hígado físico. La terminología que se utiliza en la MCT sirve para categorizar y dar sentido a las funciones naturales y las relaciones en el cuerpo las cuales se han observado con el tiempo. La medicina china es, ante todo, una forma observacional de la medicina y en los miles de años de su existencia, la teoría, la terminología y las relaciones se han observado, catalogado y tratado. Algunos de estos hallazgos coinciden con los conocimientos médicos occidentales modernos, sin embargo, otros nunca serán “entendidos” desde el paradigma de un médico occidental.

La medicina china trata “patrones” y no “condiciones”. Cuando visitamos a un profesional de la MCT, éste usualmente encuentra y utiliza las relaciones entre una variedad de síntomas que, desde una perspectiva occidental pueden parecer ajenas. Desde un punto de vista chino, sin embargo, el tratamiento del patrón principal puede conducir a la eliminación de todos los síntomas relacionados que el paciente está experimentando. Esto, en contraposición con el tratamiento de cada síntoma de forma individual, como suele ser el caso en la medicina occidental. Tomemos, por ejemplo, el diagnóstico “Estancamiento del Qi del Hígado ” de la MCT. Una persona que tiene este patrón puede experimentar cualquiera o todos los siguientes síntomas: Distensión en el pecho, dolor hipocondríaco, náuseas, vómitos, falta de apetito, diarrea, depresión, mal humor, sensación de tener algo pegado en la garganta, síndrome pre-menstrual, sensibilidad en los senos, dolor y menstruación irregular.

Como se puede ver, hay una gran variedad de condiciones que se encuentran dentro de este patrón único. Ciertamente, la náusea, el vómito y falta de apetito también son signos diagnósticos occidentales para problemas hepáticos físicos, pero la depresión, el síndrome premenstrual y los cambios de humor son, desde la perspectiva de la MCT, una relación única con la función del hígado en la buena circulación de la sangre y la energía (qi) en el cuerpo. Desde la perspectiva dietética de la MCT, los siguientes alimentos son perjudiciales para el sistema hepático: alimentos fritos, alimentos grasos, alcohol, exceso de cafeína y lácteos, particularmente leche. Una dieta centrada en estos alimentos fomentará muchos de los síntomas de un desequilibrio del sistema de hígado. Ejemplos de alimentos que son beneficiosos son: harina de avena, pan de centeno, habas, nueces de la India, calabacín, judías verdes, limones, limas y aguacate.

Desde el punto de vista del estilo de vida, el hígado se asocia con las emociones de ira y frustración. Una expresión excesiva (o represión) de estas emociones pueden indicar un desequilibrio del sistema hepático. Altos niveles de estrés también pueden crear un desequilibrio en este sistema. A medida que el sistema del hígado goza de y promueve el movimiento – el ejercicio (caminar, tai chi, trotar, etc), junto con cambios de dieta- se resolverá el estancamiento causado por el estrés y las emociones negativas como la frustración. Si se presenta cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, trabajar para mejorar el funcionamiento del sistema hepático es importante. Con un sistema de hígado que fluye adecuadamente, las articulaciones estarán sanas, los ojos brillantes, y la energía del cuerpo (físico y emocional) fluirá libremente. El Estancamiento del Qi del Hígado en particular, es un desequilibrio muy común en las sociedades occidentales modernas. Estar consciente de los signos más leves de desequilibrio y trabajar para corregirlos puede evitar problemas más serios en el futuro y ayudar a vivir mejor en el presente.

Las Enfermedades Transmitidas Sexualmente (para abreviar las llamamos ETS) son serias, algunas veces dolorosas y pueden causar mucho daño. Algunas pueden infectar los órganos sexuales y reproductores. Otras (VIH, hepatitis B, sífilis) causan infecciones generales en el cuerpo. A las ETS antes se las llamaba enfermedades venéreas y en la actualidad infecciones de transmisión sexual. Son causadas por más de 30 distintas bacterias, virus y parásitos; la mayoría pueden conducir a enfermedades crónicas, esterilidad y eventualmente la muerte. Sin embargo, a pesar de su alta incidencia, muchos jóvenes y adultos las desconocen. Y no se hacen suficientes esfuerzos para prevenirlas y controlarlas.

Son las enfermedades de transmisión sexual (ETS), que a nivel mundial afectan a uno de cada 10 jóvenes de entre 15 y 24 años y a cada vez más adultos mayores de 45 años. ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL

Las (ETS) son aquellas infecciones cuya transmisión se realiza sobre todo durante el acto sexual. Algunas, como la hepatitis B y el Sida, se transmiten también a través de la sangre. Una gran parte de estas enfermedades se centran en los genitales de ambos sexos. Pero, en algunos casos, también pueden verse afectados otros órganos o zonas, como el hígado, el intestino, las articulaciones, entre otros. Las causas de las ETS pueden ser por bacterias, parásitos y virus. Si padece de ETS causada por bacterias o parásitos, el médico puede tratarla con antibióticos u otros medicamentos. Si padece de ETS causada por un virus, no hay curación. La mayoría de las Enfermedades de transmisión sexual afectan tanto a hombres como a mujeres, pero en muchos casos los problemas de salud que provocan pueden ser más graves en las mujeres. Si una mujer embarazada padece de ETS, pueden causarle graves problemas de salud al bebé.

Es también llamada Blenorragia, Blenorrea o Uretritis Gonocócica, es una infección de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae o gonococo, un microorganismo que se encuentra en zonas húmedas del cuerpo (el conducto urinario y el cuello uterino). Se puede heredar de madre a hijo durante el embarazo, y por contacto sexual. Los síntomas aparecen entre los 2 y 21 días después de haber adquirido la enfermedad.

Secreción uretral mucosa blanquecina o purulenta (gruesa, amarillenta). En las mujeres, la infección suele cursar de forma asintomática. Sin embargo, pueden presentar:

También produce enfermedades como vaginitis, cervicitis y endometritis. Puede causar daño a los órganos reproductores.

reglamento sobre inscripción en el registro de la propiedad de actos de naturaleza urbanística

saludos y ayuden a mejorar la salud de los suyos, sin que les cueste un centimo. soy transplantado de rinon hace 2 anos y mediomas o menos,esto fue el 18 de juliodel 2007 y si antes no orinaba por la dialisis alperder mis rinones por la presion ahora puedo decir que esta bendicion no la puedo dejar yo soy practicante de la URINOTERAPIA desde este mismo momento en el que supe desus propiedades y la tomo me la unto en mi piel el cual lo hago dejando la fermentar por ocho dias para empezar usar, luego la unto para limpiarme para la artritis, la cara,me la riego en las piernas en lamano esto es lo maximo no cuesta nada,es solo tener actitud positiva y no le afecta en nada al comienzo mientras se adapta al cuerpo de resto es normal el sabor es de acuerdo a lo que coma y tome liquido durante el dia puede ser simple o salado por eso si desea una orina saludable para tomar cuidese de que come en fin lo MAXIMO me tomaria muchotiempo explicar sobre esto pero los invito a que la practiquen para que cambien su VIDA sin tomar pastas tanto que eso es lo que acaba con la salud. sea un practicante y difundala que esto no es nuevo se sabe hace miles de anos,los labarotorios de farmaceuticos no les intersa esto por cuestion de negocios y mantenernos esclavos de las pastas para estar tomando por cualquier cosa que pase en nuestro cuerpo

PUES YO HASTA AHORITA VOY A EMPEZAR PERO SEGUN LO Q HE OIDO ES MUY BUENA PARA BASTANTES COSAS. UNA AMIGA TOMO SU PROPIA ORINA Y SE LE QUITO UN DOLOR INTENSO Q TENIA EN EL PIE ME PARECE FABULOSO Y YA TOME LA DECICION VOY A EMPEZAR A HACER LA ORINOTERAPIA. hola a todos, me he estado informando sobre la orinoterapia y empezado a tomar mi orina mezclada con agua, desde hace unas semanas. Por favor si alguna persona (con información) pudiera enviarme o aconsejarme sobre este tema, relacionado con la posibilidad o ayuda para quedar embarazada, porque he oído que también es beneficioso para esto, pero no se como se debe aplicar. Muchas gracias. un saludo

hola,yo tengo un niño de 4 años,con el problema de epilepsia causada por un golpe en la cabeza. y a consecuencia de las combulsiones el esta muy dañado tiene los nervios de los brazos encojidos,practicamente es un niño especial,no camina,no habla,no puede sostener su cuerpo y me gustaria saber si de algo le serviria la urinoterapia.les agradeceria mucho su respuesta. hola a todos los que siguen la orinoterapia, mi casoe que tengo cataras i quisiera saber como puedo aplicar la orin para esta enfermedad de mis ojos soy muy joven para perder la vista muchas gracias por anticado

me da realmente azko lo q’ acovo de leer
en mi vida lo qisiera hacer 😦 la donaria
pero no la beberia wiiu YO LA HE PRACTICADO Y SI ME A RESULTADO.

qreo que apreni muxo chaoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo no se que decir me quede impresionada

quisiera saber las cantidades que debo tomar soy diabetico tipo 2 hola a todos, yo empece el dia de hoy por la mañana al levantarme, lo pense mucho antes de iniciarla, ya que pense que me hiba a dar mucho asco, pero fue mas facil de lo que pense, primero orine sobre un jarra de cristal y luego conteniendo la respiracion me la unte con un algodon en la cara, cuello y me puse unas gotitas en los ojos, ya que tengo una nubecita, me lave con la orina las manos, sobre todo el dorso y bebi dos tragos cerrando los ojos, sabe a caldo de gallina (no esta tan mal ) con la que me quedo, me enjuague el cabello y al final me bañe ya que hiba a ir ala oficina. me sorprendi que al estarme arreglando sorprendentemente senti mis manos y mi cutis super suaves, el pelo menos desmarañado como si me hubiera puesto un enjuague. y me gusto. lo seguire haciendo todos los dias. se los recomiendo no pasa nada y si te beneficia mucho. saludos.

hace dos semanas estoy ingiriendo mi propia orina y me ha dado buenos resultadosss,es un tratamiento muy buenoo hace dos semanas estoy ingieriendo mi propia orina y me ha dado buenos resultados, es un tratamiento muy bueno.

yo estoy tomando mi orina y lo q e notado q aunque este rodeada de persona con gripa no me da gripe por lo menos para problemas respiratorios es buenicima y eso q lo estoy tomando desde hase poco Sufri de infeccion en las vias urinarias, orinaba a cuenta gotas y con sangre teniendo unos dolores de muerte al no poder miccionar bien, fui con el medico y hicieron estudios de orina y un estudio de prostata,me dio medicamentos antibioticos y desinflamantes…me alivie a medias, un oido me empezo a molestar y fui al otorrinolaringologo me receto antibioticos y me limpio el oido, empece a bajar de peso rapidemente y me sentia mal, muy mal de animo, me sentia mal, muy mal…total para no cansarlos recorde la orinoterapia me meti al investigar en internet con grupos que le llaman el agua de la vida, el agua de la vida dr. armstrong, testimonios de personas sanadas por este maravilloso medio y a la fecha 2 meses que bebo mi orina, comento que me siento bien, orino con gran alivio y mi oido casi a sanado…comparto esta información como un testimonio de los beneficios de la orinoterapia…para cualquier duda dejo mi correo para si les puedo servir en algo se comuniquen. (deleon_cisneros@yahoo.com.mx)…

He leido todos los comentarios sobre la uroniterapia; muchos me causaron risa por la ocurrencia; he empezado a tomar mis orines desde hace 3 dias; mi estomago durante 4 meses era un desastre, y ultimamente tenia un ardor, dolor, quemazon en el estomago que hacer?? estoy fuera de mi pais, durante 4 meses he tomado medicamento para el estomago gatritis, bacterias, digestion etc. y casi nada; me acorde de mi papa el tomaba su orine por el dolor de cabeza y santo remedio!! entonces he hecho un ezfuerzo grande estoy tomando mi primer orine mas de medio vaso y luego vuelvo a tomar; dos dosis diarias y les cuento que el dolor de estomago a pasado; mi estomago esta mejor; algo mas mi vesicula me esta molestando ha estado con una inflamacion tremenda a causa de la comida; muy diferente a la de mi pais; yo como muchos vegetales, frutas, soya; aqui dondes estoy la comida es muy condimentada; entonces mi orine a servido como agente analgesico yesta desinflando mi vesicula; ante todo antes de tomar mi orine le oro al Senor Todo Poderoso por esta agua maravillosa; porque ES SU CREACION..
yilda cruz Peru.. mi correo: yildacruz@hotmail.com
en caso quieran saber como me va les contestare con mucho amor en cristo. ohh olvide decir que tengo 49 anos y tengo fe que con esta cura milagrosa, los ayunos mis organos internos se van a reparar.

MI JEFE EN MI TRABAJO NO ME CREE QUE EXISTEN PERSONAS QUE PRACTICAN LA URINOTERAPIA ME PODRIAN MANDAR INFORMACION POR MAIL SE LOS VOY A AGRADECER. 1

alejandrop | MADRID/EFE/ALEJANDRO PARRILLA Miércoles 21.01.2015 La disponibilidad de fármacos innovadores ha marcado la actualidad de la hepatitis C, sin embargo este tipo de enfermedad vírica del hígado no es el único. Además de la hepatitis C, existen otras cuatro variedades.

El hepatólogo José María Sánchez-Tapias hizo una descripción de los distintos tipos de hepatitis en un capítulo del “Libro de la Salud” del Hospital Clínic de Barcelona y la Fundación BBVA, obra que precisamente coordinó, entre otros, Joan Rodés, actual responsable de la estrategia nacional para el abordaje de la distribución de los nuevos fármacos contra la hepatitis C. Sánchez-Tapias explica como la hepatitis vírica parte de la acción de un virus que, al infectar las células hepáticas, provoca la inflamación del hígado.

Los virus de la hepatitis o virus hepatotropos se diferencian unos de otros con las letras del alfabeto A, B, C, D y E. Aunque los síntomas que provoca la infección son parecidos, la evolución, el pronóstico y el tratamiento pueden variar mucho entre unos y otros tipos.

Distinguir la naturaleza de una hepatitis vírica de otra depende del virus que la origina y la duración de la infección, que puede prolongarse durante meses mediante una patología aguda o durante años a través de una infección crónica. Cada hepatitis vírica tiene mecanismos y vías de transmisión diferentes, por lo que su contagio depende del tipo de virus, de lo susceptible que sea una persona para contraerlo y de su evolución individual, una vez enferma.

Infografía sobre la hepatitis. EFE/Infosic Hepatitis A. Su transmisión se realiza por vía oral-fecal, cuando una persona sana entra en contacto con el virus, que al ser eliminado por las heces, puede contaminar el agua, las manos o la ropa.

Aunque es habitual contraer esta hepatitis vírica en entornos sanitarios en desarrollo, la enfermedad inmuniza a los infectados desde la infancia, por lo que la población de estos países está protegida a edad adulta. Hepatitis B. Se transmite cuando el virus de un paciente infectado penetra en la sangre de otra persona, a partir de una herida en la piel o de las mucosas. Un contagio que se suele producir al compartir utensilios no esterilizados o al tener relaciones sexuales sin protección.

Hepatitis C. Aunque los mecanismos de transmisión en el caso de este virus son muy parecidos a los de la hepatitis B, su contagio es mucho más limitado. Hepatitis E. Su infección es poco frecuente en un medio sanitario evolucionado por lo que, en países como España, tan sólo se encuentran casos aislados en viajeros procedentes de áreas donde la enfermedad es endémica.

Dado el número y la variación de los síntomas de unos pacientes a otros, en las hepatitis víricas se suele atender a la duración de la infección. Su prolongación durante años supone una enfermedad crónica, que sólo puede ser generada por las hepatitis víricas B y D, mientras que todos los virus puede originar una infección aguda que, en función de sus síntomas, se diferencian en:

actos considerados mercantiles por la persona quien los realiza


antecedentes historicos de los medios de impugnacion de los actos administrativos

EPILEPSIA Y SINDROMES EPILEPTICOS SINTOMATICOS RELACIONADOS CON LOCALIZACIONES (FOCALES) (PARCIALES) Y CON ATAQUES PARCIALES SIMPLES DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES

BRONQUITIS CRONICA NO ESPECIFICADA ARTROSIS SECUNDARIA DE OTRAS ARTICULACIONES

ENFERMEDAD POR DESCOMPRESION (DE LOS CAJONES SUMERGIDOS) OSTEONECROSIS EN LA ENFERMEDAD CAUSADA POR DESCOMPRESION (T70.3+)

EFECTOS NO ESPECIFICADOS DE LA RADIACION TUMOR MALIGNO DE SITIOS NO ESPECIFICADOS

OTROS TUMORES MALIGNOS Y LOS NO ESPECIFICADOS DEL TEJIDO LINFATICO, DE ORGANOS HEMATOPOYETICOS Y TEJIDOS AFINES OTROS TUMORES MALIGNOS DE LA PIEL

TRASTORNO DE LA RETINA, NO ESPECIFICADO TRASTORNO DE LA CORNEA, NO ESPECIFICADO

DERMATITIS ALERGICA DE CONTACTO DERMATITIS DE CONTACTO POR IRRITANTES, DEBIDA A ACEITES Y GRASAS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON MESOTELIOMA DE OTROS SITIOS ESPECIFICADOS

TUMOR MALIGNO DE LOS BRONQUIOS Y DEL PULMON OTRAS SEPTICEMIAS ESTREPTOCOCICAS

NEUMOCONIOSIS DE LOS MINEROS DEL CARBON.
MENINGITIS EN ENFERMEDADES BACTERIANAS CLASIFICADAS EN OTRA PARTE

OTRAS FIEBRES VIRALES HEMORRAGICAS, NO CLASIFICADAS EN OTRA PARTE
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM FALCIPARUM

PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM VIVAX
PALUDISMO (MALARIA) DEBIDO A PLASMODIUM MALARIAE

Los pulmones poseen dos funciones: Endocardio. Es una membrana de tejido conectivo. La componen:

Enfermedades del miocardio. Enfermedades del pericardio.

Tiene como funciones principales: Trastornos del desarrollo.

Timoma (de tipo A, AB, B1, B2 y B3). Hemorragia uterina disfuncional.

Acidosis tubular renal (ATR).

Funciones principales: Se compone de tres partes:

Sus funciones comprenden: Para su estudio se subdivide en diferentes partes:

Es un tejido de tipo blando que interviene en el movimiento del cuerpo. Dentro de las propiedades del berro existen un sin numero de beneficios no solamente para bajar de peso, sino también para prevenir ciertas enfermedades de manera natural con el consumo de esta legumbre, que desde la antigüedad, se usaba como afrodisíaco entre la nobleza. El berro (Nasturtium officinalis) es una planta semiacuática perenne de la familia de las brasicáceas, conocida desde tiempo inmemorial por sus propiedades saborizantes, terapéuticas y afrodisiacas.

El berro crece en las orillas de arroyos y ríos de Europa, Asia y América. Se caracteriza por sus pequeñas hojas redondas de sabor picante. Sus flores blancas aparecen en racimos planos llamados corimbos. Las hojas son utilizadas antes del florecimiento de la planta, puesto que tras éste se vuelven agrias y pierden sus propiedades. La planta tiene una variedad de usos culinarios y medicinales. El jugo de berro también puede utilizarse como saborizante sobre otros jugos o como bebida medicinal. El berro es rico en fibra, antioxidantes, vitamina C, beta-caroteno, ácido fólico, potasio, calcio, fósforo, hierro y yodo. Sus niveles de calcio son mayores a los de la leche y su hierro es mayor al contenido en las espinacas. Sus principios activos se clasifican como tioglucósidos (glucósidos que contienen azufre), agentes anti-trombosis con un efecto anticoagulante leve. El berro también contiene cantidades moderadas de vitaminas B1 y B2, zinc, cobre y manganeso. Veamos a continuación algunas propiedades del berro en la medicina natural.

actos consentidos en materia de amparo

actos en masa realizados por empresas

1. Cirrosis hepáticaLaura Sofía Garcia Lee R1MIInstituto Mexicano del Seguro SocialHospital General de Zona 2A “Francisco del Paso y Troncoso”… 1. CIRROSIS HEPÁTICA. Victoria Morgado Hernández. 2. SÍNDROME. Conjunto sistematizado de síntomas y signos. Se presentan habitualmente…

UDI de Gastroenterología. Tema tratado: Cirrosis Hepática, de etiología nutricional, alcoholica, postnecótica, cardiaca y por colestasis. 1. “AVANCES EN EL TRATAMIENTO DE LA CIRROSIS HEPÁTICA” Anna Emilia Piccolo np:103810 2. DEFINICIÓN:fibrosis progresiva del parénquima hepático,…

1. Cirrosis hepática Maria Emanuela Ferrera Gandolfo NP:100652 2. Índice: • Concepto de cirrosis hepática • Epidemiología • Etiopatogenia… 1. CIRROSIS HEPÁTICA Magister Médica Ana María Silvestre Cátedra de Clínica Médica Facultad de Ciencias Médicas. Universidad Nacional de Córdoba 2. Concepto: La…

Fisiopatología, etiología, signos, síntomas, y pruebas de laboratorio para el diagnóstico de Cirrosis hepática. Cirrosis hepática, Manual de Gastroenterología, Universidad de La Frontera. Temuco, Chile.

1. CIRROSIS HEPÁTICA Interno de PregradoFrancisco Mujica La Guaira, junio 2010 República Bolivariana de Venezuela Ministerio del P.P. para la Educación Superior Universidad… 1.  Es una entidad anátomo-clínica expresada por una desorganización difusa de la estructura hepática normal por nódulos regenerativos que…

1. Una fábricaUna fábrica dañada…dañada… Jaime Vidal Marambio Becado 1º año Hospital Naval Almirante Nef 2. Caso clínico… Cirrosis hepática Introducción: La cirrosis hepática es una condición ocasionada por ciertas enfermedades crónicas del hígado que provocan la formación de tejido cicatrizal…

La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas.
Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica. En la evolución de la enfermedad, podemos distinguir dos fases: cirrosis compensada y descompensada. Esta diferenciación tiene en cuenta que los pacientes hayan o no desarrollado las complicaciones propias de la enfermedad.
Mientras se encuentre compensada, los pacientes pueden no presentar ningún síntoma, y esta fase puede vivir años. En esta fase hay un importante número de pacientes que todavía no han sido diagnosticados. Asimismo, los pacientes con cirrosis compensada tienen una supervivencia parecida a la de la población general. Esto es así porque en condiciones normales el organismo no requiere de todo el "potencial" que el hígado tiene. Se puede tener el 100% del hígado afectado y no tener ningún tipo de sintomatología, detectando en todo caso un aumento de las transaminasas en un análisis de sangre.
Las complicaciones que definen la cirrosis descompensada son:

  1. Ascitis: acúmulo de líquido libre intraabdominal con características detransudado Este transudado además puede infectarse (peritonitis bacteriana espontánea), habitualmente a causa de la translocación bacteriana (paso al torrente sanguíneo de las bacterias que conforman la flora intestinal)
  2. Síndrome hepatorrenal: insuficiencia renal prerrenal funcional y reversible sin que exista alteración de la estructura renal. Se produce debido a una intensa vasoconstricción renal que conduce a una insuficiencia renal que se establece en el plazo de días o semanas, de forma muy agresiva y que tiene un pronóstico fatal a corto plazo, en la mayoría de los casos en semanas (síndrome hepatorenal tipo I) o de forma más insidiosa, con un pronóstico ligeramente mejor y una supervivencia media de alrededor de seis meses (síndrome hepatorenal tipo II)
  3. Encefalopatía hepática: deterioro de la función neurológica, habitualmente episódico y reversible, relacionado con el paso desde la circulación portal sustancias no depuradas por el hígado a la circulación general.
  4. Hemorragia digestiva por varices esofágicas
  5. Ictericia: tinte amarillento de la piel y las mucosas a consecuencia del acúmulo de bilirrubina.

La cirrosis descompensada, sin embargo, predice habitualmente una importante disminución de la supervivencia, y un mal pronóstico a corto plazo.
En el desarrollo de estas complicaciones intervienen básicamente dos factores patogénicos:

Además de las complicaciones descritas, pueden aparecer otras muchas, entre las cuales destaca el riesgo aumentado que tienen los pacientes con cirrosis hepática de desarrollar un hepatocarcinoma Las cosas más importantes que puede hacer una persona para prevenir la cirrosis son:

  1. Evitar el consumo de alcohol.
  2. Moderar el consumo de sal de mesa (cloruro de sodio)
  3. Consultar a un médico por si existe una enfermedad hepática crónica silente que pueda llegar a producir cirrosis.
  4. Si un paciente sabe que tiene alguna enfermedad hepática, debe consultar periódicamente con su médico por si es una enfermedad tratable, cuya progresión se pueda evitar (enfermedad alcohólica o hepatitis B o C, por ejemplo).
  5. Evitar el consumo de medicamentos o sustancias toxicas para el hígado
  6. No tener prácticas sexuales de riesgo
  7. No compartir agujas o jeringas con otras personas
  8. Vacunación en el caso de la hepatitis B,
  • La cirrosis como tal carece de tratamiento médico específico dado que es, en general, irreversible. Se pueden tratar algunas de las enfermedades que la producen y evitar o retardar la evolución de una cirrosis en estado inicial a las fases avanzadas.
  • También tienen tratamiento algunas de las complicaciones de la cirrosis tales como las hemorragias digestivas, la ascitis y la encefalopatía hepática, que siempre deben ser indicados por un médico.
  • El tratamiento definitivo de la cirrosis es el trasplante hepático. Se realiza sólamente en los pacientes en que se estima una supervivencia menor de dos años, a consecuencia de la cirrosis, y en los que no existe contraindicación para realizarlo por otros motivos A través de la alimentación y terapia con medicamentos/fármacos se puede mejorar la función mental que se encuentra alterada por causa de la cirrosis. La disminución de la ingestión de proteínas ayuda a que se formen menos toxinas en el tracto digestivo. Algunos laxantes como la lactulosa pueden ser administrados para ayudar en la absorción de toxinas y acelerar su eliminación a través de los intestinos.

La cirrosis es la cicatrización del hígado causada por el daño continuo de este órgano a largo plazo.

Cada vez que su hígado se lesiona trata de repararse a sí mismo. En el proceso, se forma tejido cicatricial. El tejido cicatricial reemplaza el tejido sano en el hígado y evita que el hígado funcione correctamente.

La cirrosis puede ser fatal si falla el hígado. Sin embargo, por lo general toma años para llegar a esta etapa y el tratamiento puede ayudar a prevenir su progresión. La cirrosis es causada por enfermedades crónicas del hígado (a largo plazo) que dañan el tejido hepático. Puede tomar muchos años para que el daño del hígado conduzca a la cirrosis.

El alcoholismo crónico El alcoholismo crónico es la causa principal de cirrosis.

El consumo excesivo de alcohol puede causar que el hígado se inflame, lo que con el tiempo puede conducir a la cirrosis. La cantidad de alcohol que causa la cirrosis es diferente para cada persona.

La hepatitis viral crónica La hepatitis C hace que el hígado se inflame, lo que con el tiempo puede conducir a la cirrosis.

Aproximadamente una de cada cuatro personas con hepatitis C crónica desarrollan cirrosis. La hepatitis B y la hepatitis crónica D también puede causar cirrosis. El hígado graso no alcohólico

La grasa que se acumula en el hígado y que no es causada por el consumo de alcohol, es el cuadro denominado hígado graso no alcohólico. Esta enfermedad puede provocar inflamación en el hígado y esto puede conducir a la cirrosis.

Las personas con hígado graso no alcohólico a menudo tienen otros problemas de salud como la diabetes, la obesidad, el colesterol alto, enfermedades de la arteria coronaria y malos hábitos alimenticios. Enfermedad de las vías biliares

La enfermedad de la vías biliares evita que la bilis fluya hacia el intestino delgado. La bilis se acumula en el hígado provocando inflamación de hígado, lo que puede conducir a la cirrosis.

Dos enfermedades de la vía biliar son la colangitis esclerosante primaria y cirrosis biliar primaria. Enfermedades genéticas

diferencias entre hechos y actos jurídicos

clomipramine seroquel

fotos de actos paranormales

La cirrosis biliar es una forma poco frecuente de El hipo en estos casos puede deberse a una hepatitis, uremia,

se encuentran la hepatitis B y C, dolencias autoinmunes, cirrosis,. Enfermedades infecciosas y producidas por hongos

Psitacosis (Ornitosis, Fiebre del loro) La psitacosis es una enfermedad muy seria, no solo porque sin tratamiento resulta mortal para los periquitos, sino también porque se contagia a los humanos, y también en este caso, no se debe tomar a la ligera.

Pero no está justificado el pánico que tienen muchos dueños de periquitos a esta enfermedad: en realidad, no es muy frecuente, y sus síntomas acompañan también a otras enfermedades menos graves. Además con el tratamiento correcto (y realizado a tiempo) no tiene que resultar mortal para los periquitos, y en humanos, también tratada a tiempo, la mortalidad está entre el 1 - 5 %, menos que en el caso de una gripe. Aún así, cualquier persona que tenga periquitos debería conocer las síntomas de la enfermedad para poder reconocerla a tiempo si aparece. La psitacosis está causada por Chlamydia psittaci, un microorganismo que se clasifica como bacteria, aunque presenta algunas características más bien propias de los virus. Se transmite por inhalación de polvo contaminado por el agente infeccioso, normalmente procedente de las heces secas del ave. La enfermedad es muy contagiosa entre aves, (afecta a prácticamente todas las especies, no solo a psitácidos), y el riesgo de contagio es algo menor, aunque considerable, entre aves y humanos. Desde el contagio hasta la aparición de la enfermedad pueden pasar varios meses, durante los cuales el periquito infectado excreta a las chlam i dias con sus excrementos. La enfermedad puede permanecer latente durante mucho tiempo, muchas veces se desencadena cuando el periquito pasa por un periodo de estrés u otra enfermedad. También ocurre que crías, con el sistema inmune todavía en desarrollo, sufran la enfermedad, contagiados por sus padres donde la infección permanece latente.

La enfermedad en sí es difícil de reconocer, las síntomas pueden variar, aparecer todas o solo algunos, y no son exclusivos de la psitacosis. Posibles síntomas son: inflamación de los ojos (muchas veces de un ojo solo), respiración forzosa, ruidos al respirar, segregaciones por la nariz, diarrea verdosa y tos. Los periquitos parecen enfermos, permanecen con el plumaje levantado, se muestran apáticos, comen menos y duermen mucho. Si se deja sin tratar la enfermedad lleva a la muerte de la mayoría de los animales infectados en un plazo de dos a diez semanas. En humanos la enfermedad produce síntomas parecidas a gripe: falta de apetito, fiebre, dolores musculares y de cabeza. En personas adultas y previamente sanos normalmente se queda ahí, pero en ancianos, niños pequeños y personas enfermas puede llevar a una especie de neumonía, e incluso a problemas cardiacos y del sistema nerviosos central.

Tanto en aves como en humanos el diagnóstico se hace mediante un análisis de sangre (en humanos) o de las heces (en periquitos). Así también se puede diagnosticar durante las fases latentes. El tratamiento es mediante antibióticos. ¡Es imprescindible acudir a un veterinario ante la sospecha! Intentar tratar la enfermedad por cuenta propia pone en peligro tanto la vida del periquito como la del dueño. Con el antibiótico adecuado (no sirve cualquiera, se suelen utilizar tetraciclinas ) el tratamiento no es muy complicado y normalmente exitoso. Si tienes un periquito infectado hay que tratar TODAS las aves que hayan estado en contacto con el, y también el propio dueño debería acudir al médico para hacerse el análisis.

La aspergillosis es una infección de las vías respiratorias y los sacos aéreos con el hongo Aspergillus fumigatus. No se contagia a los humanos, y el riesgo de contagio entre dos periquitos es muy bajo. El hongo entra en contacto con los periquitos con más frecuencia a través de una mezcla de semillas en mal estado, donde vive dentro de los granos, y el ave, al pelarlos, inhala las esporas. Aquí hay que mencionar que muchos loros más grandes se contagian a través de cacahuetes con cáscara, donde el hongo vive con predilección. ¡Si tienes un loro y le quieres dar cacahuetes, solo pelados! También se encuentra en paredes (moho).

El hongo, una vez que entra en el organismo del periquito, prolifera primero en sus sacos aéreos, y después puede extenderse a otros órganos como el tracto digestivo, incluso a los ojos. Lo peligroso no es el hongo en sí, sino una toxina que produce, la aflatoxina, que tiene efectos devastadores sobre el organismo y sobre todo sobre el sistema nerviosos central. Es más fácil la prevenir que curar: un periquito tiene menos probabilidades de infectarse si su dueño sigue una serie de reglas. Hay que cuidar la alimentación del periquito, dar abundante fruta y verdura (todos los días), poner la jaula en un lugar ventilado (pero sin corrientes), con luz natural, proporcionar la oportunidad de volar libremente por la habitación al periquito. Todos estos factores aumentan las defensas del perico.

Cuando un periquito se infecta se crean una especie de gránulos con el hongo en sus pulmones y sacos aéreos, y después en otros órganos. Además las toxinas del hongo dañan los riñones. La aspergillosis puede ser aguda o crónica. La forma aguda es casi siempre mortal, también con tratamiento. Los periquitos respiran con dificultad, estornudan, bostezan, sufren diarreas, se muestran apáticos y mueren al cabo de pocos días por asfixia o un fallo renal.

La forma crónica se suele descubrir muy tarde, ya que las síntomas no son muy evidentes y no hacen sospechar nada grave. El periquito se cansa rápidamente al volar, necesita unos minutos para recuperarse de cualquier esfuerzo. Bebe más de lo normal, y aunque su comportamiento en principio es normal, duerme un poco más. A veces sufre diarrea, que puede aparecer y desaparecer. Esta fase de la enfermedad puede durar semanas a meses. Después va empeorando progresivamente: hace ruidos al respirar, mueve la cola con el ritmo de la respiración, cambia la voz, las diarreas se hacen más persistentes, el periquito regurgita con frecuencia y se nota decaído. Si sospechas que tu periquito podría sufrir aspergillosis, llévalo a un veterinario especializado en aves cuanto antes. Con un tratamiento adecuado a tiempo la enfermedad se puede parar, aunque raramente curar del todo, y cuanto antes se detecta más años puede vivir el periquito con una calidad de vida aceptable. Sin tratamiento lleva a la muerte inevitablemente en un plazo de algunos meses. El diagnóstico se hace mediante una radiografía y / o un análisis de un frotis traqueal.

El tratamiento se hace con un antimicótico, que, según el fármaco que se utilice, se aplica en el pico o por inhalación. Además se debería dar un preparado vitamínico que contenga vitamina A. Aparte del tratamiento prescrito por el veterinario hay que cuidar al máximo la alimentación, la higiene, proporcionar la posibilidad de volar al periquito (es importante que se "ventilen" los pulmones) y, sobre todo, aumentar la humedad ambiental a valores superiores a 60 - 70 %. Para ello se puede utilizar un humidificador, un aparato sencillo y en su versión más simple, poco costoso. Con estas medidas y el tratamiento adecuado un periquito enfermo de aspergillosis puede vivir bastantes años con su enfermedad sin que ello le suponga sufrimiento.

La candidiasis es una infección con el hongo Candida albicans que prolifera en las mucosas del interior del pico y del buche, pero que puede extender al tracto digestivo. Afecta sobre todo a periquitos expuestos a uno o varios de los factores de riesgo: carencias nutricionales (vitamina A), heridas o inflamación de la mucosa del buche, mala higiene sobre todo de los bebederos, una terapia con antibióticos. Los periquitos afectados se muestran "decaídos", comen menos, pierden peso y regurgitan (lo que regurgitan tiene un olor ácido). Además sufren diarreas, a veces con semillas sin digerir. El buche puede verse abultado y el interior del pico aparece cubierto de una sustancia blanquecina. El diagnóstico normalmente se hace mediante un análisis del contenido del buche.

El tratamiento no es muy complicado, hay antimicóticos bastante efectivos que erradican el hongo completamente. Aun así, es imprescindible consultar a un veterinario especializado en aves a tiempo, ya que la enfermedad en fases avanzadas puede ser bastante peligrosa para el periquito. Durante el tratamiento no se debe dar ningún alimento que contenga azúcar, como "barritas de miel" o frutas, ya que constituye un buen caldo de cultivo para el hongo.

Ácaros del pico (sarna aviar, sarna cnemidocóptica) Es una enfermedad bastante frecuente producida por un ácaro cuyo nombre científico es Knemidokoptes p i lae. El parásito de tamaño microscópico (unos 0,5 mm) vive bajo la piel y dentro de la queratina del pico del periquito, donde cava pequeños túneles en los que desarrolla su vida. Se alimentan de las células dérmicas y acumulan a la salida de sus "cuevas" sus productos de deshecho, que se hacen visibles como costras blanquecinas sobre la piel del periquito.

La infestación no es muy peligrosa y relativamente fácil de tratar, pero extremadamente molestosa para el periquito, ya que los ácaros le producen un fuerte escozor. Además, si se deja sin tratar, los ácaros acaban agujerando el pico, haciéndolo poroso, provocando deformaciones y facilitando su ruptura. Si se parte el pico el periquito prácticamente estará condenado a morir de hambre. Los ácaros no son muy contagiosos, entre periquitos adultos el contagio es posible, aunque sí que se produce entre la periquita y sus crías al alimentarlos, y también es más probable entre periquitos emparejados. No se transmite a los humanos. Entre el contagio y la aparición de las síntomas pueden pasar varios meses, un periquito infectado en el nido empezará a mostrar las típicas costras a los 4 - 8 meses de edad aproximadamente. Un periquito sano con el sistema inmune en buen estado puede vivir mucho tiempo con los ácaros sin que muestre síntomas, que se evidenciarán si pasa por otra enfermedad o si vive una situación de estrés o esfuerzo (un cambio de ambiente, cría. ).

Las costras primero suelen mostrarse en las comisuras del pico, donde coinciden las dos mitades. Son abultados, de color blanco, grisáceo a amarillento y no se quitan con facilidad. En esta región se suelen perder algunas plumas. Después los ácaros pasan al pico, sobre el que aparecen también las costras, pero menos gruesas. El pico da la apariencia de estar cubierto de harina con agua seca en algunas regiones. Es importante actuar con rapidez cuando los ácaros han llegado a invadir el pico, ya que se corre peligro de que éste se rompa, ya que se vuelve muy quebradizo. Los ácaros ahora también invaden las regiones alrededor de la cloaca, las piernas y la región que rodea los ojos, produciendo un fuerte escozor. El periquito se rasca mucho y parece intranquilo.

El tratamiento no es muy complicado, en casos leves incluso se puede intentar tratar la enfermedad con aceite de parafina (en farmacias), y si no se puede conseguir, aceite de cocina normal o vaselina. El pico y las regiones con las costras se untan dos veces al día con el aceite, por ejemplo con un bastoncillo de algodón o un pincel de pintar acuarelas. Este tratamiento actúa obstruyendo las aperturas de los túneles cavados por los ácaros, con lo que éstos se asfixian. Ofrece la ventaja de no tener ningún peligro para la salud del periquito, al no ser venenoso. Aún así, procura que el periquito no trague nada del aceite, ya que le provocaría diarreas. Procura también proteger los ojos. Aunque las costras se caerán en pocos días seguirá habiendo ácaros bajo la piel, y hay que prolongar el tratamiento durante al menos dos semanas para que tenga efecto duradero.

Aunque el aceite representa un buen "remedio casero", según el caso muchas veces es mejor recurrir a otro tipo de tratamiento, sobre todo si la infestación es fuerte, se concentra alrededor de los ojos o si el periquito afectado no está acostumbrado a la mano y se estresa mucho con el tener que cogerlo dos veces al día. Para el tratamiento de los ácaros del pico se suele utilizar un fármaco llamado Ivomec (u otro que actúe de forma parecida), que el veterinario aplica en la nuca o bajo las alas del periquito desde donde difunde al resto del organismo y actúa como veneno de contacto para los ácaros. A veces también se administra por vía oral. La principal ventaja es la efectividad del tratamiento, normalmente solo hace falta repetirlo uno o dos veces para erradicar los ácaros definitivamente. Pero no deja de ser un veneno bastante fuerte, que tampoco es sano para el propio periquito. Por tanto SOLO se debe aplicar bajo supervisión veterinaria.

No son muy recomendables las pomadas que se venden en las tiendas para el tratamiento de ácaros, por ejemplo de la marca Tabernil, Hagen, etc. Son muy agresivos, provocan una fuerte irritación de la piel, y su efectividad contra los ácaros es demasiado baja como para justificar los fuertes efectos secundarios. ¡Nunca se pueden aplicar cerca de los ojos, si entran en el ojo provocarían ceguera! Los malófagos son pequeños parásitos alargados que a primera vista se parecen a las pulgas (pero pertenecen a los llamados "piojos mordedores"), de escasa movilidad, y que miden unos 2 - 3 mm. Viven entre las plumas del periquito y se alimentan de ellos, como consecuencia, el plumaje pierde brillo y parece desordenado. Mirando bien, se ven las plumas comidas. Los periquitos afectados se limpian y rascan mucho y se muestran intranquilos, sobre todo por la tarde - noche, que es cuando los malófagos son más activos. Los malófagos depositan sus huevos entre las plumas y se alimentan de las plumas y de las células muertas de la piel, algunas especies también de sangre. Se transmiten fácilmente de un periquito a otro, y las especies que afectan a los periquitos solo afectan a aves, no a mamíferos.

Normalmente la infestación no es peligrosa y fácil de tratar, únicamente en periquitos debilitados, crías o si es muy fuerte puede debilitar las aves hasta tal punto de poner en peligro su vida. En cualquier caso, los malófagos resultan bastante molestosos para el periquito: produces escozor y permeabilizan el plumaje. El tratamiento consiste en la aplicación de un antiparasitario específico sobre el propio periquito. Para dar con el preparado adecuado y aplicarlo sin poner en peligro al propio pájaro conviene acudir al veterinario.

situaciones de actos de habla

Ninguno de los 2 enfermos presentó manifestaciones de descompensación clínica (ascitis, ictericia, encefalopatía o sangramiento digestivo) durante la terapéutica (tabla). Ambos han experimentado ganancia del peso corporal y desde el punto de vista psicológico ha mejorado su estado general con sensación de bienestar favorable.
TABLA. Evolución clínica y humoral

El interferón alfa también ejerce una acción antiproliferativa, 10 ya que es capaz de actuar sobre los mecanismos responsables de la aparición de fibrosis y provoca la reducción de ésta. También existen evidencias de que el tratamiento con interferón puede reducir el riesgo de desarrollar el carcinoma hepatocelular. En un estudio multicéntrico desarrollado en unidades asistenciales de Italia y Argentina, 11 se pudo comprobar que el tratamiento con interferón disminuye en 2 veces el riesgo de progresión al hepatocarcinoma en los pacientes tratados. Otros autores manifiestan hallazgos similares. 12-14 Sin embargo, el mecanismo de acción del medicamento para disminuir el riesgo oncogénico cuando ya está establecida la cirrosis, es desconocido. La carcinogénesis hepática involucra a muchos factores que son particularmente activos en pacientes con hepatitis crónica de causa viral y cirrosis, en los cuales los hepatocitos se están dañando y regenerando continuamente. 15 Todavía no se conoce si el VHC induce la transformación maligna de forma indirecta a partir de la propia enfermedad hepática crónica, o si también existe un efecto oncogénico directo.

En un estudio controlado aleatorizado que empleó interferón linfoblastoide humano, Saito y otros 16 concluyeron que su administración era efectiva y segura en pacientes con cirrosis. De manera general la droga suele ser bien tolerada, aunque es posible que se presente una citopenia inducida por el fármaco. Este aspecto no puede ser descuidado a la hora de seleccionar los candidatos a recibir tratamiento, debido a que en la cirrosis suele existir leucopenia y trombocitopenia debida al hiperesplenismo. Hay que recordar que el virus, además de hepatotropo, es linfotropo. El factor clave para una intervención terapéutica exitosa es la selección adecuada del paciente. Deben ser tratados aquellos pacientes que no presenten ictericia, ascitis o encefalopatía, sangramiento por várices esofágicas y cuyos valores de leucocitos y plaquetas sean normales. No obstante estos resultados iniciales, es necesaria una observación por tiempo prolongado para evaluar los verdaderos efectos acerca de la evolución natural de esta afección. Pero nuestro criterio es favorable al indicar el tratamiento de acuerdo con los resultados globales obtenidos en estos pacientes.

Subject headings: LIVER CIRRHOSIS/diagnosis; HEPATITIS-C LIKE VIRUSES.

  1. Tremolada F, Casarin C, Alberti A, Drago C, Tagger A, Realdi G. Long term follow-up of non-A, non-B (type C) posttransfusión hepatitis. J Hepatol 1992;16:273-81.
  2. Di Bisceglie AM, Hepatitis C (Seminar). Lancet 1998;351:351-5.
  3. _____. Hepatitis C and hepatocellular carcinoma. Hepatology 1997;26:45-85.
  4. Tong MJ, EI-Farra NS, Reikes AR, Co RL. Clinical outcomes after transfusion-associated hepatitis C. N Engl J Med 1995;332:1463-6.
  5. National Institutes of Health Consensus Development Conference Panel Statement, management of hepatitis C. Hepatology 1997;26:25-105.
  6. Llanio R, Beck K. Atlas en colores de laparoscopia. 3 ed. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1991: 90-1,226-8.
  7. Paquet KJ, Oberhammer E. Sclerotherapy of bleeding esophageal varices by means of endoscopy. Endoscopy 1978;10:7-12.
  8. Padrón GJ, Lemus G, Sánchez G. Evaluación de un sistema para la detección de anticuerpos contra un antígeno sintético del core del virus de la hepatitis C y su prevalencia en donantes de sangre. Biotecnol Aplic 1994;11(2):165-70.
  9. Davis GL. Interferon treatment of cirrhotic patients with chronic hepatitis C: a logical intervention. [Editorial]. Am J Gastroenterol 1994;89:658-60.
  10. Ryff JC. Usefulness of interferon for treatment of hepatitis C. J Hepatol 1995;22:101-9.
  11. International Interferon-alpha Hepatoellular Carcinoma study group. Effect of interferon-alpha on progression of cirrhosis to hepatocellular carcinoma: a retrospective cohort study. Lancet 1998;35:1535-9.
  12. Nishigushi S, Kuroki T, Nakatami S. Randomized trial of effects of interferon-alpha on incidence of hepatocellular carcinoma in chronic active hepatitis C with cirrhosis. Lancet 1995;346:1051-5.
  13. Koretz RL. Interferon and hepatocellular carcinoma. Lancet 1996;347:194.
  14. Andreone P, Cursaro C, Gramenzi A, Trevisani F, Gasbarrini G, Bernardi M. Interferon and hepatocellular carcinoma [letter]. Lancet 1996;347:195.
  15. Beasley RP. The major aetiology of hepatocellular carcinoma. Cancer 1988;61:1942-56.
  16. Saito T, Shinzawa H, Kuboki M, Ishibashi M, Toya H, Okuyama Y, et al. A randomized, controlled trial of human lymphoblastoid interferon in patients with compensated type C cirrhosis. Am J Gastroenterol 1994;89:681-6.


Recibido: 26 de febrero del 2000. Aprobado: 30 de marzo del 2000.
My. Mirtha Infante Velázquez. Instituto Superior de Medicina Militar "Dr. Luis Díaz Soto". Avenida Monumental, Habana del Este, CP 11700, Ciudad de La Habana, Cuba.
1 Especialista de I Grado en Gastroenterología.
2 Especialista de I Grado en Gastroenterología. Instructora. Aspirante a Investigadora.
3 Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de II Grado en Gastroenterología. Profesor Consultante. Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons

Dr. Jorge Quiroga
Unidad de Hepatología. Departamento de Medicina Interna. Clínica Universitaria de Navarra

La cirrosis es el resultado final de muchas enfermedades hepáticas crónicas. Disminuye el tejido hepático funcionante y aparece fibrosis. El hígado pierde su función y estructura normales y se producen insuficiencia hepática e hipertensión portal. Es la novena causa de muerte en países occidentales.

En nuestro medio, más del 80% de los casos se deben al alcohol (40%) y a la hepatitis crónica por virus C (40%). El resto se debe a hepatitis crónica por virus B, hepatitis crónica autoinmune, cirrosis biliar primaria, colangitis esclerosante, enfermedades metabólicas congénitas familiares como la hemocromatosis (sobrecarga de hierro), la enfermedad de Wilson (sobrecarga de cobre), el déficit de alfa-1-antitripsina y la porfiria cutánea tarda. La esteatohepatitis no alcohólica (asociada a diabetes y obesidad) es una causa cada vez más frecuente. Muy raramente se debe a toxicidad farmacológica y a otras enfermedades muy infrecuentes. Estas enfermedades son progresivas. En muchas el diagnóstico y tratamiento precoces evitan la progresión a cirrosis o detienen su evolución. Por eso es importantísimo saber si una persona tiene una enfermedad hepática crónica con potencial evolución a cirrosis.

Se deben a dos hechos principales: la insuficiencia hepática y la hipertensión portal. La insuficiencia hepática produce, entre otros, fallos en la fabricación de proteínas, en la depuración de sustancias y en el control de la nutrición. Por ello, la cirrosis repercute gravemente sobre todo el organismo. La hipertensión portal se debe a que el hígado cirrótico opone mayor resistencia al paso de la sangre. Como resultado, mucha de la sangre portal que debería pasar por el hígado no lo hace y circula por trayectos venosos anormales con dos consecuencias. Primera, la aparición de varices esofágicas y gástricas que pueden romperse y producir hemorragias muy graves. Segunda, la falta de depuración en el hígado de la sangre procedente del territorio abdominal por lo cual muchas sustancias llegan al resto del organismo en cantidades muy superiores a las normales con múltiples consecuencias nocivas.

En las personas con cirrosis existen dos etapas: una inicial (cirrosis compensada) y otra avanzada (cirrosis descompensada).
En la fase inicial el paciente puede estar asintomático y hacer vida normal. De hecho, hay personas que tienen cirrosis y lo desconocen. Algunos pacientes pasan de esta situación a tener una complicación aguda muy grave que puede comprometer su vida. En otros casos la enfermedad progresa hasta llegar a la fase avanzada en la cual aparece el cuadro florido de la cirrosis, la calidad de vida disminuye y el riesgo de muerte crece. Más del 50% de estos enfermos fallecen en un lapso de 5 años si no reciben un trasplante hepático o se instaura un tratamiento frene la evolución (por ejemplo abandono del alcohol o tratamiento antiviral, según la causa). El diagnóstico se hace por combinación de hallazgos clínicos, analíticos y de imagen y/o por la realización de una biopsia hepática. Una persona puede enterarse de padecer cirrosis por:

  • Hallazgo imprevisto: por alteración de los análisis del hígado o hallazgos anormales en ecografía o escáner en consultas por otro motivo.
  • Por estudio familiar tras identificar una enfermedad hepática hereditaria. Por ejemplo, una hemocromatosis.
  • En el seguimiento de hepatopatías progresivas conocidas. Por ejemplo, hepatitis crónica C.
  • Por síntomas iniciales inespecíficos. Por ejemplo, cansancio o hinchazón de tobillos.
  • Por complicaciones graves. Por ejemplo, una hemorragia digestiva por rotura de varices o encefalopatía hepática.

Las manifestaciones clínicas más importantes de la cirrosis avanzada son las siguientes:

  • Deterioro del estado general: cansancio, falta de apetito y desnutrición con pérdida de masa y fuerza muscular.
  • Color amarillento de la piel (ictericia), aparición de dilataciones vasculares en la piel sobre todo de la cara, tronco y extremidades superiores y facilidad para tener hematomas con golpes mínimos y hemorragias gingivales. A veces se observan venas muy marcadas en la pared del abdomen.
  • Distensión del abdomen por acúmulo de líquido (ascitis) e hinchazón de tobillos y piernas por edemas. El síndrome hepato-renal y la peritonitis bacteriana espontánea pueden aparecer sólo si hay ascitis y el pronóstico es muy grave.
  • Hemorragias digestivas por rotura de varices esofágicas o gástricas, que son muy graves.
  • Alteraciones de la función cerebral con cambios sutiles (mayor torpeza, lentitud de pensamiento) o manifiestas como desorientación alteración de la conducta, somnolencia o incluso coma (encefalopatía hepática).

La cirrosis predispone al cáncer de hígado y más del 90% de los hepatocarcinomas aparecen en hígados cirróticos. Por eso los pacientes con cirrosis deben ser vigilados ya que el diagnóstico precoz de estos tumores permite tratamientos curativos.

Los consejos generales con respecto a las enfermedades hepáticas crónicas son los siguientes:

  • Una persona con enfermedad hepática no debe consumir alcohol. Una persona sana no debe consumir alcohol en cantidades excesivas (60 gramos/día para varones y 30 gramos/día para mujeres sería la cantidad máxima). De modo orientativo, un litro de cerveza tiene unos 40 gramos de alcohol, un litro de vino unos 115 y un litro de whisky o bebida similar unos 320.
  • Seguir las indicaciones con respecto a la vacuna contra el virus B que indique el médico (ya se vacunan todos los niños y en adultos depende del riesgo).
  • Evitar automedicación, especialmente si se tiene una enfermedad hepática.
  • Incluir análisis básicos de hígado (transaminasas, fosfatasa alcalina y gamma-GT) cuando se hagan análisis por otro motivo.
  • Comunicar al médico habitual la existencia de familiares con hepatopatías
  • Si una persona tiene cualquier enfermedad hepática o alteraciones de los análisis del hígado, seguir el programa de revisiones que sus médicos aconsejen.

Si una persona tienen una cirrosis debe ser seguida un mínimo de 2 ó 3 veces al año por sus médicos para prevenir complicaciones, darle el tratamiento adecuado y, en su caso, valorar la posibilidad de realizar un trasplante hepático. Las medidas de prevención y tratamiento de las complicaciones de la cirrosis son complejas y deben ser siempre indicadas por sus médicos. La cirrosis hepática es la consecuencia final de muchas enfermedades hepáticas crónicas, que lleva a la pérdida de la arquitectura normal del hígado y una disminución progresiva de sus funciones. Su histología típica, que define la enfermedad, se caracteriza, por la aparición de necrosis hepatocelular, fibrosis y nódulos de regeneración

En general, en histología se llama cirrosis al resultado de un proceso histopatológico mediante el cual las células del parénquima de un órgano interno (hígado, páncreas, riñón, etc) son sustituídas al morir por un tejido cicatricial de tipo fibroso, a partir del tejido estromal del propio órgano, y por tanto puede producirse un deterioro más o menos marcado de su función. El término cirrosis procede del griego y significa duro. La aplicación de dicho nombre a esta enfermedad se debe a que los médicos antiguos se percataron del aumento de la consistencia del hígado. Posteriormente se fue conociendo que la dureza del órgano se produce debido a una alteración que es fundamental para que se desarrolle la cirrosis: la fibrosis hepática, responsable de todas las alteraciones ligadas a esta enfermedad.

Según la OMS, en total mueren anualmente aproximadamente unas 200.000 personas a causa de cirrosis hepática en los países desarrollados.[1] Algunas estimaciones (que no suponen un recuento concreto de los casos) no bien contrastadas sitúan en un 2% el porcentaje de la población española adulta que padece cirrosis. [2] La cirrosis hepática presenta una anatomía patológica característica, y que define la enfermedad. La anormalidad principal es la presencia de fibrosis, que consiste en el depósito en el hígado de fibras de colágeno, pero para que se pueda hacer el diagnóstico anatomopatológico de cirrosis, este acúmulo de fibras ha de delimitar nódulos, es decir, ha de aislar áreas de tejido hepático, alterando la arquitectura del órgano y dificultando la relación entre los hepatocitos y los finos vasos sanguíneos a través de los cuales ejercen su función de síntesis y depuración y a través de los cuales se nutren.

De modo esquemático, la fibrosis forma algo parecido a una red tridimensional dentro del hígado, en la que las cuerdas de la red serían la fibrosis y las áreas que quedan entre las mismas los nódulos de células que regeneran dentro del mismo. Esta alteración se denomina nódulo de regeneración y es la característica que permite establecer el diagnóstico de cirrosis. Existen otras alteraciones hepáticas que se acompañan de fibrosis, que no se consideran cirrosis al no cumplir la condición de formar nódulos de regeneración. Las principales causas de cirrosis en los países desarrollados son:

  • El consumo excesivo de alcohol (cirrosis etílica o alcohólica)
  • La hepatitis crónica por virus C (cirrosis por virus C)

Estas dos afecciones son las responsables de alrededor del 80 por ciento de los casos de cirrosis en España. Otras causas menos frecuentes (pero que pueden ser frecuentes en otras zonas geográficas) incluyen:

  • Otros virus, como el de la hepatitis crónica por virus B y la infección crónica mixta por virus B y virus D,
  • Enfermedades colestásicas crónicas (que afectan a la producción o a la salida de la bilis del hígado), tales como la cirrosis biliar primaria o la colangitis esclerosante primaria.
  • Enfermedades metabólicas congénitas del hígado como la hemocromatosis primaria (sobrecarga hepática de hierro -bastante frecuente-), la enfermedad de Wilson (sobrecarga hepática de cobre -muy rara-) y la deficiencia de alfa-1 antitripsina (también bastante rara); o enfermedades metabólicas adquiridas como la esteatohepatitis no alcohólica asociada a la diabetes o la dislipemia.
  • Otras: hepatitis autoinmune. Toxicidad hepática por fármacos u otros químicos hepatotóxicos. Existen otras causas mucho más raras y algunas específicas de la infancia que producen cirrosis precoz en niños o adolescentes.

Todas las enfermedades anteriormente citadas habitualmente necesitan años de evolución para llegar a producir cirrosis. Además, en muchos casos, el consumo excesivo de alcohol o la hepatitis crónica por virus C no llegan a producir nunca cirrosis y el paciente fallece por un motivo independiente de la enfermedad hepática.

Cualquiera de las etiologías anteriormente descritas actúa de igual manera: la fibrosis hepática aparece como consecuencia de fenómenos inflamatorios y de destrucción de los hepatocitos, que se presentan de forma activa y de modo crónico. La fibrosis inicialmente se inicia como tractos independientes que paulatinamente pueden ir uniéndose y delimitando los nódulos de regeneración. Si se elimina la causa de la agresión al hígado, antes de llegar a la fase nodular, se puede impedir el desarrollo de cirrosis, aunque pueden quedar restos de fibrosis como secuela del proceso inflamatorio anterior.

En general se considera la cirrosis como un proceso irreversible, aunque existe evidencia reciente de mejoría histológica en ciertas condiciones concretas. En la evolución de la enfermedad, podemos distinguir dos fases: cirrosis compensada y descompensada. Esta diferenciación tiene en cuenta que los pacientes hayan o no desarrollado las complicaciones propias de la enfermedad.

Las complicaciones paradigmáticas que definen la cirrosis descompensada son:

  • Ascitis: acúmulo de líquido libre intraabdominal con características de transudado Este transudado además puede infectarse (peritonitis bacteriana espontánea), habitualmente a causa de la translocación bacteriana (paso al torrente sanguíneo de las bacterias que conforman la flora intestinal)
  • Encefalopatía hepática: deterioro de la función neurológica, habitualmente episódico y reversible, relacionado con el paso desde la circulación portal sustancias no depuradas por el hígado a la circulación qeneral.
  • Hemorragia digestiva por varices esofágicas.
  • Ictericia: tinte amarillento de la piel y las mucosas a consecuencia del acúmulo de bilirrubina.

Mientras se encuentre compensada, los pacientes pueden no presentar ningún síntoma, y esta fase puede vivir años. En esta fase hay un importante número de pacientes que todavía no han sido diagnosticados. Asimismo, los pacientes con cirrosis compensada tienen una supervivencia parecida a la de la población general. Esto es así porque en condiciones normales el organismo no requiere de todo el "potencial" que el hígado tiene. Se puede tener el 25% del hígado afectado y no tener ningún tipo de sintomatología, detectando en todo caso un aumento de las transaminasas en un análisis de sangre. La cirrosis descompensada, sin embargo, predice habitualmente una importante disminución de la supervivencia, y un mal pronóstico a corto plazo.

En el desarrollo de estas complicaciones intervienen básicamente dos factores patogénicos:

  • La hipertensión portal (aumento de la tensión normal de la vena porta)
  • La insuficiencia hepatocelular.

Además de las complicaciones descritas, pueden aparecer otras muchas, entre las cuales destaca el riesgo aumentado que tienen los pacientes con cirrosis hepática de desarrollar un hepatocarcinoma En muchos casos, el diagnóstico de la cirrosis es casual, puesto que como se ha dicho, en la fase compensada de la enfermedad sus manifestaciones pueden ser poco aparentes, presentando síntomas vagos o inespecíficos como dispepsia, astenia o hiperpirexia. Así, puede detectarse ante la existencia de hepatomegalia en una exploración física de rutina, ante alteraciones en las pruebas de función hepática, o ante la positividad en las pruebas de estudio de las hepatitis virales.

actos que han causado estado

Las inyecciones pueden producir un efecto sistémico temporal y podrían tener efectos secundarios dañinos en las articulaciones si se utilizan más de unas cuantas veces al año. También, aunque no frecuentemente, existe la posibilidad de que la articulación se infecte. MEDICAMENTOS MODIFICADORES DE LA ENFERMEDAD

Los fármacos que alivian síntomas, además de tener la capacidad de modificar el proceso de la enfermedad de la AR, son conocidos como fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME). Estos fármacos son una parte importante del tratamiento para la mayoría de las personas que tienen AR. Estos medicamentos pueden controlar la AR, así como también, prevenir la deformidad y la discapacidad. En los últimos años, se ha demostrado que es muy importante comenzar un tratamiento con un FARME, ya que puede cambiar la evolución de los síntomas de la AR. Estos medicamentos son: El metotrexato, es uno de los FARME más utilizados para el tratamiento de la AR. El metotrexato (Rheumatrex, Trexall) se toma una vez a la semana en forma de comprimidos, líquido o inyectable. El médico revisará con frecuencia, a través de estudios de laboratorio, la función hepática y el recuento sanguíneo, mientras usted esté tomando este fármaco. De esta manera, podrá detectar posibles anormalidades en la función del hígado y/o de la médula ósea que podrían presentarse como efectos secundarios que produce este medicamento.

Si toma metotrexato no debe ingerir alcohol, ya que la combinación podría aumentar el riesgo de daño hepático. Otros posibles efectos secundarios del metotrexato incluyen malestar gástrico, llagas en la boca, dolores de cabeza, mareos, fatiga, diarrea y síntomas parecidos a los de la gripe. Un efecto secundario serio del metotrexato, aunque raro, es la inflamación pulmonar. La hidroxicloroquina, (Plaquenil) se le denomina comúnmente fármaco antimalárico, porque en un principio fue desarrollado para el tratamiento del paludismo. Los fármacos antimaláricos se utilizan para aliviar la inflamación, la hinchazón y el dolor de las articulaciones. Es el FARME más seguro, pero las personas que toman estos medicamentos deben someterse a exámenes oculares con regularidad para detectar posibles daños en la retina, que podrían causar una disminución del color o de la visión periférica. Aunque tales lesiones sean raras, la pérdida de la visión se evitará si ingiere la dosis recomendada y se somete a controles oculares frecuentes.

La Sulfasalazina, (Azulfidine) es una combinación farmacológica de antibiótico y de antiinflamatorio, utilizada para tratar la AR. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, malestar gástrico, dolores de cabeza, disminución en el conteo de glóbulos blancos y plaquetas. También puede tener efectos negativos para el hígado. Las personas alérgicas a medicamentos con sulfa no pueden tomar sulfasalazina. La leflunomida (Arava), es un fármaco modificador de la enfermedad relativamente nuevo, utilizado para tratar la artritis reumatoide. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, síntomas gastrointestinales, efectos hepáticos y alopecia (pérdida del cabello) reversible. Mientras tome este fármaco, deberá someterse a frecuentes análisis de sangre, incluyendo recuentos sanguíneos y estudios de la función del hígado.

La d-penicilamina (Depen, Cuprimine), se toma diariamente en comprimidos y en ayuno. Requiere una supervisión estrecha y una vigilancia cuidadosa por parte de su médico. Su uso ha decrecido en los últimos años debido a sus efectos secundarios y limitados beneficios. La azatioprina (Imuran) es un fármaco inmunosupresor aprobado para el tratamiento de la AR. El uso de este medicamento requiere análisis regulares de sangre para controlar los efectos del fármaco sobre la médula ósea y el hígado. Entre los posibles efectos secundarios se incluye un mayor riesgo de contraer infecciones o han existido casos poco frecuentes de linfoma, una forma de cáncer.

La ciclosporina (Neoral, Sandimmune), ha sido aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) para el tratamiento de AR severa y activa, en combinación con el metotrexato. Existe riesgo de daño renal por el uso de la ciclosporina, y su médico controlará con frecuencia su presión sanguínea, la función renal y lo someterá a análisis de sangre para detectar cambios mientras tome esta medicina. La minociclina (Minocin, Dynacin), es un antibiótico que produce efectos benéficos en algunos pacientes con AR. Su eficacia puede ser mayor en las primeras etapas de la AR, lo cual se debe mayormente a sus propiedades antiinflamatorias, que a su capacidad bactericida. Las personas alérgicas a la tetraciclina no deben tomar minociclina.

Recientemente la FDA aprobó un nuevo FARME para el tratamiento de la AR. El tofacitinib (Xeljanz) forma parte de una nueva subcategoría de FARME, aunque se le compara a los biológicos. A ellos se les llama inhibidores JAK, pues bloquean la vía de una enzima llamada cinasa de Janus (JAK), involucrada en la respuesta inmunológica del cuerpo. A diferencia de los agentes biológicos tradicionales, se pueden tomar oralmente. El etanercept (Enbrel), el infliximab (Remicade), la anakinra (Kineret), el adalimumab (Humira), el abatacept (Orencia), el rituximab (Rituxan), el golimumab (Simponi), el certolizumab pegol (Cimzia) y el tocilizumab (Actemra), también llamados modificadores de la respuesta biológica (MRB) o biológicos, atacan sustancias químicas específicas del sistema inmunológico involucradas en la AR.Estos MRB han sido aprobados para el tratamiento de AR en adultos. Adicionalmente, el etanercept ha sido aprobado por la FDA para su uso en niños y jóvenes (edades 4 a 17 años) con artritis idiopática juvenil (AIJ) y en adultos con atritis psoriásica y espondilitis anquilosante. De igual manera, en la actualidad se están realizando estudios para determinar los efectos del uso de la anakinra, del adalimumab, y del infliximab en niños y jóvenes con AIJ.

Ya que estas medicinas afectan el sistema inmunológico, usted no debería recibir vacunas vivas tales como polio oral, varicela, vacuna MMR (sarampión, paperas y rubiola) o FluMist. Para evitar el desarrollo de infecciones serias mientras se encuentre bajo tratamiento con un MRB, puede tomar medidas precaución, como el evitar iniciar la terapia si tuviese alguna infección o modificar la dosis del agente biológico si desarrolla una después de iniciado el tratamiento. Sin embargo, infecciones serias han sido relacionadas a estos MRB. Existe el riesgo de activar una tuberculosis (TB) preexistente (inactiva) con los inhibidores del FNT (factor de necrosis tumoral) – etanercept, infliximab y adalimumab – y se recomiendan pruebas en la piel de TB antes de empezar a usar estas medicinas. Llame a su médico inmediatamente si presenta síntomas de infección al usar un biológico. Si tiene una infección activa no debe iniciar el tratamiento con un MRB. Si ha tenido una enfermedad que ataca la mielina, tal como esclerosis múltiple, o si ha tenido un paro cardíaco congestivo, no debería usar etanercept, infliximab o adalimumab.

También existe el riesgo de desarrollar cáncer, particularmente linfoma, con el uso a largo plazo de inhibidores del FNT. A la fecha, sin embargo, los casos reportados de cáncer causados por el uso de cualquier medicamento están dentro de la frecuencia y tipos de cáncer esperados para pacientes con AR que no reciben ningún biológico. En los Estados Unidos, aproximadamente uno por ciento de la población, unos 2.1 millones de personas, tienen de AR. Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. La enfermedad suele comenzar entre los 25-50 años de edad, siendo las mujeres quienes superan a los hombres en una proporción de tres a uno. De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo.

Hill’s Pet Nutrition, Watford, UK Remedios caseros para la cirrosis del hgado nota: es importante consultar a su mdico para el diagnstico y el tratamiento de esta condicin adecuadamente. La cirrosis del hgado es una enfermedad crnica que se produce como resultado de daos en el hgado durante varios aos. Es una enfermedad progresiva en la que se destruye el tejido heptico sano y es reemplazado por tejido cicatricial, lo que resulta en un mal funcionamiento del hgado.

Las principales causas de cirrosis del hgado son desde hace mucho tiempo el abuso del alcohol, enfermedad de hgado graso asociada a la obesidad y la diabetes, y el virus de la hepatitis B y C. los hombres que consumen de 3 a 4 bebidas alcohlicas y las mujeres que consumen 2 a 3 bebidas alcohlicas por da tienen un mayor riesgo de desarrollar este problema. La enfermedad tambin puede ser causada por enfermedades como la cirrosis biliar primaria,. Hepatitis autoinmune, hepatitis txica, hemocromatosis (acumulacin de hierro en el cuerpo), los repetidos ataques de insuficiencia cardaca con congestin heptica, fibrosis qustica y otros. Si la cirrosis es leve, el hgado hace reparaciones y sigue funcionando correctamente, pero a medida que la enfermedad progresa se forma tejido cicatricial, y hace que el dao sea irreparable.

Los sntomas de la cirrosis incluyen prdida de apetito, fatiga, nuseas y vmitos, prdida de peso, picazn en la piel, ictericia, edema, calambres musculares, una tendencia a sangrar o tener moretones con facilidad y la apariencia de los vasos sanguneos pequeos, en forma de araa bajo la piel. Puede haber slo unos pocos sntomas en las primeras etapas de esta enfermedad, con ms sntomas en desarrollo a medida que avanza. No hay cura para esta enfermedad. Cuando se trata la cirrosis, es esencial determinar la causa subyacente. El tratamiento suele ser el objetivo de prevenir un dao heptico y reducir las complicaciones. Junto con el tratamiento prescrito por su mdico, tenque hacer dieta y mejorar el estilo de vida. Adems, puede utilizar algunos remedios caseros para ayudar a mejorar su condicin.

Sin embargo, consulte a su mdico antes de intentar cualquier remedio de hierbas y suplementos. 1.dejar de beber Dejar de beber alcohol por completo, incluso si su cirrosis no es causada por el alcohol. El alcohol daa las clulas del hgado, con lo que su condicin empeora. La abstencin puede ayudar a detener la progresin de la enfermedad. Dejar de alcohol tambin se recomienda para la enfermedad de hgado graso inducido por. El alcohol y la hepatitis alcohlica. Un estudio realizado en 2009 tambin ilustra la importancia de la abstinencia del alcohol como un factor importante que determina la supervivencia, incluso en casos de cirrosis severa relacionada con el alcohol. lo mejor es dejar de beber con ayuda profesional bajo supervisin mdica. 2.

El cardo de leche el cardo de leche es otro remedio til para la cirrosis. A pesar de que no vaya a revertir el dao heptico existente, puede ayudar a proteger contra el dao adicional. Contiene un ingrediente activo llamado silibinina con fuertes propiedades antioxidantes y desintoxicantes y efectos hepatoprotector. Compendio de salud punto com presenta Que es la hepatitis. Para entender que es la hepatitis y cmo curarla, debes saber que esta es la hinchazn e inflamacin del hgado. Dentro de las causas ms comunes de la hepatitis, podemos encontrar que podra ser causada por diferentes situaciones, pero las ms comunes e importantes son las siguientes:.

enfermedades autoinmunes donde ciertas clulas inmunitarias comienzan a atacar al hgado. Infecciones por virus, bacterias o parsitos. Sobredosis de ciertos medicamentos, como por ejemplo el paracetamol. Hgado graso Trastornos hereditarios o con predisposicin gentica Fibrosis qustica Hemocromatosis demasiado hierro en el cuerpo As como la retencin de cobre en el cuerpo. Los sntomas generados por una hepatitis se pueden iniciar pero tambin mejorar muy rpidamente, pero lo cierto es que tambin pueden volverse una enfermedad crnica. Algunos casos el deterioro es tan grande que pueden ocasionar un dao heptico severo con ciertas complicaciones graves como la insuficiencia heptica o incluso llegar a generarse un cncer en el hgado. Dentro de los sntomas ms frecuentemente observados podemos encontrar.

dolor en la zona abdominal distensin de la zona abdominal Orina turbia Fatiga crnica Febrcula Picazn. Ictericia, lo que es una coloracin amarilla que puede aparecer en la piel y los ojos. Falta de apetito Prdida de peso notable Nuseas y vmitos Es posible que el paciente no presente sntomas. Si ha sido infectado con la hepatitis viral de tipo b o c la primera vez, pero aun as se podra presentar insuficiencia heptica con el paso del tiempo. Si el paciente presenta factores de riesgo, con cualquier tipo hepatitis deber someterse a exmenes mdicos cada cierto tiempo para prevenir cualquier eventualidad o complicacin. Los tipos de exmenes que se realizan cuando se presenta una hepatitis son: La exploracin fsica del paciente en busca de un agrandamiento o sensibilidad en.

El hgado lquido abdominal Coloracin amarilla de la piel Eco abdominal Marcadores sanguneos Exmenes de sangre Pruebas para la funcin heptica Biopsia del hgado Y paracentesis Todo esto podra variar segn el tipo de hepatitis o el caso de cada paciente individualmente y segn los criterios del mdico tratante. En cuanto al tratamiento para la hepatitis, lo recomendable es que el paciente acuda al mdico inmediatamente al momento de comenzar con alguno de los sntomas. Tu te porealizar un diagnostico preciso y aconsejar cul es el mejor tratamiento para tu caso individual. La mejor recomendacin es acudir a tu medico Gracias por tu atencin.

Si te gusto el tutorial no olvides darnos manita arriba! Comprtelo en tus redes sociales y con tus amigos Y suscrbete a nuestro canal. El fin y el uso de la informacin contenida en este tutorial es responsabilidad del oyente o lector. La informacin proporcionada en este tutorial tiene fines puramente informativos, educativos. en la hepatitis c hemos ido aprendiendo. En primer lugar hemos aprendido que podemos curar la infeccin. Esto es casi un milagro, porque hay muy pocas enfermedades infecciosas virales que pueden eliminarse. En la hepatitis B, por ejemplo, no lo conseguimos.

El virus se queda siempre en la clula heptica. En el caso del virus C hemos comprobado que los pacientes que consiguen remisin virolgica se curan. Al cabo de los aos se curan por completo. En segundo lugar, hemos aprendido del tratamiento con interfern y ribavirina,. Que podemos hacerlo a la carta, en funcin de la cada de la replicacin viral. Cuanto ms rpido se detecta la disminucin de la carga viral, ms corto debe ser el tratamiento, y viceversa. Aquellos pacientes en los que cuesta ms que caiga la carga viral, prolongamos el tratamiento y tenemos xito en una gran parte de ellos.

En este momento hay nuevos medicamentos que estamos ensayando ya, que son inhibidores especficos del virus, y que asociados a interfern, a interfern pegilado y a ribavirina, pueden incrementar la tasa de curacin hasta un 80 por ciento. Y en este momento hay dos medicamentos, el telaprevir y el boceprevir,. Publicada porÁngela Juárez Vega Modificado hace 2 años

1 Manifestaciones Clínicas de la Cirrosis
Manuel Mendizabal Unidad de Hígado y Trasplante Hepático
2 Sumario Diagnóstico de Cirrosis Clasificación de la Cirrosis
Histológico Criterios Clínicos, bioquímicos e imágenes Clasificación de la Cirrosis Compensada Descompensada: Ascitis, Encefalopatía, Varices, Hepatocarcinoma Severidad de la Cirrosis Modelos pronósticos (Child-Pugh, MELD)

3 Sumario Diagnóstico de Cirrosis Clasificación de la Cirrosis
Histológico Criterios Clínicos, bioquímicos e imágenes Clasificación de la Cirrosis Compensada Descompensada: Ascitis, Encefalopatía, Varices, Hepatocarcinoma Severidad de la Cirrosis Modelos pronósticos (Child-Pugh, MELD)
4 Nódulos de regeneración
Diagnóstico de Cirrosis Histología Nódulos de regeneración + Fibrosis

5 Diagnóstico de Cirrosis
Histología Nódulos de regeneración Sin Fibrosis Hiperplasia Nodular Nódulos de regeneración + Fibrosis
6 Diagnostico de Cirrosis
Criterios Clínicos Manifestaciones clínicas de la cirrosis Compensada: asintomático o astenia leve Descompensada: ascitis, HDA, encefalopatía Examen Físico: Hepatomegalia lóbulo izq., Esplenomegalia Estigmas cutáneos: palma, vello, “spiders” Ginecomastia Dedos en palillo de tambor

actos publicos y privados

Entre los distintos procesos que se puede encontrar el médico en las pruebas están:

  • Quiste Hidatídico: Es fácil de verificar si se ven grupos de quistes y se detecta la presencia de parásitos.
  • Abcesos: Cursa con dolor con dolor y fiebre y un aumento de proteínas, con lo cual es fácil descartarlo con un analítica como el hemograma.
  • Poliquistosis: Se detecta ya que va asociada a problemas renales.
  • Tumores Benignos: Se detectan por la apreciación de engrosamiento y se da en muy pocas ocasiones, se conoce como cistoadenoma.
  • Tumores Malignos: Tanto el cistocarcinoma como el necrósado son de intervención quirúrgica urgente, el primero suele se provocado por la denigración de uno benigno y el segundo por metástasis procedentes de otros órganos.

Los quistes hepáticos simples en general no suelen necesitar tratamiento, el médico puede hacer un seguimiento para evaluar su evolución. En casos de quistes de tamaño medio o grande se proceder a reducir o eliminar el quiste. El mejor tratamiento si hay molestias es quitar el tinte y se suele hacer a través de laparoscopia. El médico hace dos o tres pequeñas incisiones para poder eliminar estos quistes. Requiere aproximadamente un día o dos en el hospital y los pacientes se recuperan generalmente en 2 semanas. También te puede interesar:

Su médico le acaba de decir que usted sufre de la enfermedad de Crohn. ¿Ahora qué? Lo más probable es que usted nunca antes haya oído hablar de esta enfermedad. Es más, la mayoría de las personas no están familiarizadas con la enfermedad de Crohn y ahora usted tiene que enfrentarse a ella. Probablemente tenga muchas preguntas.

Algunas de las más comunes son:

  • ¿Qué es la enfermedad de Crohn?
  • ¿Tiene cura la enfermedad de Crohn y cuál es el pronóstico?
  • ¿Cómo me dio a mí?
  • ¿Podré trabajar, viajar o hacer ejercicio?
  • ¿Debo seguir una dieta especial?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Necesitaré cirugía?
  • ¿Cómo cambiará mi vida la enfermedad de Crohn, tanto ahora como en el futuro?

El propósito de este folleto es proporcionarle respuestas que le ayudarán a contestar esas preguntas, y explicarle paso a paso los puntos claves de la enfermedad de Crohn y lo que podrá esperar en el futuro. No se va a convertir en un experto de la noche a la mañana, pero aprenderá más y más con el paso del tiempo. En cuanto más informado esté, podrá manejar su enfermedad mucho mejor y participar activamente en su propio equipo de salud. ¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn se llama así en honor al Dr. Burrill B. Crohn, quien publicó un papel de gran importancia junto con sus colegas Oppenheimer y Ginzburg en 1932 describiendo lo que hoy se conoce como la enfermedad de Crohn. La enfermedad de Crohn pertenece a un grupo de afecciones conocidas como enfermedad inflamatoria intestinal (EII). La enfermedad de Crohn es una afección crónica inflamatoria del tracto gastrointestinal. Los síntomas incluyen dolor abdominal con cólico, náuseas, fiebre, pérdida de apetito, pérdida de peso y fatiga, y, a veces, sangrado rectal. Cuando usted sufre de la enfermedad de Crohn, no tendrá los mismos síntomas todo el tiempo. Es más, a veces no tendrá ningún síntoma. Cuando no tiene ningún síntoma, esto se llama remisión. Al leer acerca de las enfermedades inflamatorias del tracto gastrointestinal, necesita saber que la enfermedad de Crohn no es lo mismo que la colitis ulcerosa, otro tipo de EII. Los síntomas de estas dos enfermedades son bastante similares, pero las áreas afectadas de su cuerpo son diferentes. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal, desde la boca hasta el ano, pero la colitis ulcerosa está limitada al colon—también llamado el intestino grueso. La enfermedad de Crohn más comúnmente afecta la parte donde termina el intestino delgado (el íleo) y donde comienza el colon. La enfermedad de Crohn también puede afectar todo el grosor de la pared intestinal, mientras que la colitis ulcerosa sólo involucra la parte más profunda de la pared intestinal. Y por último, en la enfermedad de Crohn la inflamación del intestino puede “saltarse”—dejando áreas normales entre las áreas afectadas por la enfermedad intestinal. En la colitis ulcerosa, esto no ocurre. En sólo

el 10 por ciento de los casos las características de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn coinciden, esta enfermedad se conoce como colitis indeterminada. ¿Se irá algún día?

Nadie sabe exactamente qué es lo que causa la enfermedad de Crohn. También, nadie puede predecir cómo la enfermedad—una vez diagnosticada—afectará a una persona en particular. Para algunas personas pueden pasar años sin tener ninguna clase de síntomas, mientras que otros tienen brotes, o ataques más frecuentes. Sin embargo, una cosa es cierta: la enfermedad de Crohn es una afección crónica. Las afecciones crónicas son condiciones persistentes. Pueden ser controladas con tratamiento, mas no curadas. Eso quiere decir que la EC es una enfermedad a largo plazo. De hecho, muchas de las enfermedades médicas tales como la

diabetes, la presión alta y las enfermedades cardiacas son tratadas con éxito mas no curadas. Ocasionalmente las personas pueden desarrollar complicaciones graves que pueden ser serias— tal como el cáncer colorrectal—pero esto ocurre en un número muy pequeño de personas afectadas por la EII. Los estudios muestran que las personas que sufren de la EII usualmente tienen la misma expectativa de vida que aquellas personas sin la EII. Es importante recordar que la mayoría de las personas que sufren de la enfermedad de Crohn llevan una vida muy activa, feliz y productiva. Breve introducción al sistema gastrointestinal

La mayoría de nosotros no estamos familiarizados con el tracto gastrointestinal, aun cuando ocupa una gran parte del “espacio” de nuestros cuerpos. Aquí hay un repaso breve: El tracto gastrointestinal (véase la figura 1) comienza en la boca. Sigue un recorrido torcido y curvilíneo y termina, muchas yardas después, en el recto. Entremedio hay un número de órganos los cuales tienen una función en el procesamiento y transporte de la comida a través del cuerpo.

El primero es el esófago, un tubo delgado que conecta la boca al estómago. La comida pasa por el estómago y entra al intestino delgado. Esta es la sección donde la mayoría de los nutrientes son absorbidos. El intestino delgado luego se dirige al colon, o intestino grueso, el cual conecta al recto. La función principal del colon es absorber el exceso de agua y sales del material de desecho (lo que sobra después de que la comida ha sido digerida). También almacena el desecho sólido, convirtiéndolo en heces, y lo excreta por el ano.

Cuando ocurre la inflamación, las funciones principales son afectadas, incluyendo la absorción de agua. Como resultado, la diarrea puede ser un síntoma muy común durante los brotes de la enfermedad de Crohn. ¿A quién le da la enfermedad de Crohn?

Aproximadamente 1.4 millones de americanos sufren hechos rapidos la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Ese número está dividido en partes casi iguales entre las dos enfermedades. A continuación hay algunos datos resumidos y unas estadísticas:

  • Cerca de 30,000 nuevos casos de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa son diagnosticados cada año.
  • El promedio de personas más frecuentemente diagnosticadas con la enfermedad de Crohn fluctúa entre los 15 y 25 años de edad, pero la enfermedad puede ocurrir a cualquier edad.
  • La enfermedad de Crohn puede ocurrir en las personas de 70 años de edad y mayores, y también en los niños pequeños. Se estima que un 10 por ciento de aquellos afectados tienen menos de 18 años de edad.
  • Los hombres y las mujeres parecen estar afectados por partes iguales.
  • Mientras que la enfermedad de Crohn puede afectar a aquellos de cualquier grupo étnico, los caucásicos son afectados más que cualquier otro grupo. Prevalece más que todo entre la populación judía de la Europa Oriental.
  • Tanto la enfermedad de Crohn como la colitis ulcerosa son enfermedades encontradas principalmente en países desarrollados, más comúnmente en las áreas urbanas que en las áreas rurales, y más a menudo en climas del norte que del sur. Sin embargo, algunos de estos patrones de enfermedad están cambiando gradualmente. Por ejemplo, el número de casos de la EII está aumentando en partes del mundo en vías de desarrollo, incluyendo la China, India y América del Sur.

La conexión genética Los investigadores han descubierto que la enfermedad de Crohn tiende a correr en las familias. De hecho, los parientes de primer grado de una persona afectada por la Ell tienen un riesgo de brote de entre el 5,2 y el 22,5 por ciento. También depende de cuál miembro de familia sufre de la EII, etnicidad, y la clase de EII—ya sea enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. Sus genes claramente tienen un papel importante, aun cuando todavía no se ha identificado un patrón hereditario. Eso quiere decir que actualmente no hay manera de predecir si la enfermedad de Crohn se manifestará en algún miembro de la familia.

¿Qué causa la enfermedad de Crohn? Nadie sabe la(s) causa(s) exacta(s) de la enfermedad. Una cosa es cierta: Nada de lo que usted hizo le causó la enfermedad de Crohn. Nadie lo contagió. No fue nada de lo que usted comió o bebió que hiciera que brotaran los síntomas. Una vida llena de estrés no causó que se enfermara. Así es que, sobre todo, ¡no se culpe a sí mismo!

¿Cuáles son algunas de las causas más comunes? La mayoría de los expertos piensa que hay una explicación multifactorial. Esto quiere decir que se necesita un número de factores trabajando en conjunto para dar lugar a la enfermedad de Crohn. Los tres factores principales que se sospecha contribuyen a la enfermedad de Crohn son:

  1. Ambiental
  2. Genético
  3. Una reacción inadecuada del sistema immunológico del cuerpo

Lo más probable es que una persona hereda uno o más genes que lo hacen a él o a ella susceptible a la enfermedad de Crohn. Entonces, algo en el ambiente ocasiona que el sistema inmune responda en forma anormal. (Los científicos

todavía no han identificado al “activador” o los “activadores” ambientales.) Cualquiera que sea que lo active, provoca que el sistema inmune de la persona “se encienda” y comience a atacar el sistema gastrointestinal. Ahí es cuando comienza la inflamación. Desafortunadamente, el sistema inmune no “se apaga,” así es que la inflamación continúa, dañando los órganos digestivos, causando los síntomas de la enfermedad de Crohn. ¿Cuáles son los indicios y síntomas?

A medida que la pared intestinal se vuelve más inflamada y ulcerosa, pierde la habilidad de absorber agua del desecho que pasa por el colon. Eso, a su vez, conduce a que progresivamente se aflojen las heces—en otras palabras, diarrea. La pared intestinal dañada puede comenzar a producir exceso de mucosidad en las heces. Además, la ulceración en la pared del intestino puede causar sangrado, dando como resultado heces sanguinolentas. Eventualmente, esa pérdida de sangre puede causar conteo bajo de células rojas, conocido como anemia.

La mayoría de las personas con la enfermedad de Crohn sufren de movimiento intestinal urgente así como también dolor abdominal y cólico. Estos síntomas varían de persona a persona y pueden cambiar con el tiempo. A la vez, éstos pueden resultar en la pérdida de apetito y posteriormente pérdida de peso. Estos síntomas, junto con la anemia, también pueden conducir a la fatiga. Existe la posibilidad de que los niños que sufren de la enfermedad de Crohn tengan deficiencias en su desarrollo y crecimiento. Los síntomas pueden variar de leves a severos. A causa de que la enfermedad de Crohn es una afección crónica, los pacientes pasarán por períodos en que la enfermedad rebrota (está activa) y causa síntomas. Entre los rebrotes, las personas podrían no sufrir de ninguna aflicción en lo más mínimo. Estos períodos libres de la enfermedad (conocidos como “remisión”) podrían pasar meses y aún años, aunque los síntomas típicamente regresan en algún momento.

La inflamación también podría causar que se desarrolle una fístula. Una fístula es un túnel que va de un bucle del intestino a otro, o que conecta el intestino a la vejiga, vagina, o la piel. Las fístulas ocurren más comúnmente alrededor del área anal. Si esta complicación surge, podría notar drenaje de moco, pus, o heces por esta abertura. Otras afecciones que pudieran ocurrir en algunos pacientes incluyen las constricciones, el estrechamiento de los intestinos; fisuras, desgarramientos en la pared del ano; y abscesos. Un absceso es una masa sensible llena de pus por una infección.

Más allá del intestino Además de los síntomas en el tracto gastrointestinal, algunas personas también pueden sufrir una variedad de síntomas en otras partes del cuerpo asociados con la enfermedad de Crohn. Los signos y síntomas de la enfermedad pueden ser evidentes en:

texto donde aparecen los actos de habla

A doença hepática pode ser herdada (genética) ou causada por uma variedade de fatores que danificam o fígado, tais como vírus e uso de álcool. A obesidade também está associada com danos no fígado. Com o tempo, os danos ao fígado pode levar à insuficiência hepática, uma condição com risco de vida. Proteja-se contra as hepatites

Para saber mais sobre doenças hepáticas, consulte: NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Sinais e sintomas de doença hepática incluem:

  • Pele e os olhos amarelados (icterícia)
  • Dor abdominal e inchaço
  • Inchaço nas pernas e tornozelos
  • Coceira na pele
  • Urina escura
  • Fezes claras ou esbranquiçadas
  • Fadiga crônica
  • Náuseas ou vômitos
  • Perda de apetite
  • Machucar-se com facilidade.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Alguns exames podem ajudar no diagnóstico de doença hepática:

  • Exames de sangue, sendo que um grupo de testes sanguíneos chamados testes de função do fígado pode ser utilizada para diagnosticar a doença de fígado
  • Tomografia computadorizada
  • Ressonância magnética
  • Ultrassonografia
  • Biópsia.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) Os medicamentos mais usados para o tratamento de uma doença hepática são:

Somente um médico pode dizer qual o medicamento mais indicado para o seu caso, bem como a dosagem correta e a duração do tratamento. Siga sempre à risca as orientações do seu médico e NUNCA se automedique. Não interrompa o uso do medicamento sem consultar um médico antes e, se tomá-lo mais de uma vez ou em quantidades muito maiores do que a prescrita, siga as instruções na bula. NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

  • Beba álcool com moderação
  • Use camisinha
  • Não compartilhe seringas
  • Vacine-se contra as hepatites
  • Não abuse do uso de medicamentos
  • Evite o contato direto com sangue e fluidos corporais de outras pessoas
  • Pratique atividades físicas
  • Mantenha o peso ideal
  • Não fume.

NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;) NÃO PARE AGORA. TEM MAIS DEPOIS DA PUBLICIDADE;)

Problemas del hígado específicamente relacionadas con el embarazo caída en una de dos clases generales, Hay estados: los asociados con preeclampsia, una condición caracterizada por un aumento en la presión arterial, edema y proteína en la orina, y aquellos no asociados con preeclampsia. Las enfermedades asociadas con preeclampsia incluyen preeclampsia en sí, que afecta a un 5 a 10 por ciento de los embarazos, de acuerdo con heno; hígado graso agudo del embarazo, que afecta a 1 de cada 10.000 a 15.000 embarazos, March of Dimes informa; y el síndrome de HELLP, que afecta a menos del 1 por ciento de las mujeres embarazadas. HELLP significa hemólisis, prueba de función hepática elevadas y bajos niveles de plaquetas. Las dos enfermedades no asociadas con la preeclampsia son hiperemesis gravídica, vómitos intratables que afectan a un 0,3 por ciento de los embarazos, en el primer trimestre del embarazo y colestasis intrahepática del embarazo, o ICP, que afecta a menos del 1 por ciento de las mujeres embarazadas y causa picor debido a elevada ácidos biliares y las enzimas hepáticas con ictericia leve, de acuerdo con March of Dimes.

Hepatitis A, B o C pueden afectar el embarazo y pueden desarrollarse antes o durante el embarazo. La hepatitis A no causa normalmente problemas con el feto, aunque la hepatitis B se transmite al feto en 10 a 20 por ciento de los embarazos y la hepatitis C se transmite antes de nacer en un 4 por ciento, March of Dimes advierte. Los síntomas de la enfermedad hepática en el embarazo varían dependiendo de la causa. La ictericia, una coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos, puede ocurrir en cualquier tipo de enfermedad hepática en el embarazo. Náuseas y vómitos severos ocurren en hiperemesis gravídica y también pueden ocurrir en el hígado graso agudo del embarazo, la preeclampsia y HELLP, junto con dolor abdominal. Malestar general, dolor de cabeza y confusión pueden ocurrir en mujeres con HELLP, preeclampsia o hígado graso agudo.

El tratamiento para HELLP, hígado graso agudo y la preeclampsia es el parto del feto. Los medicamentos para bajar la presión arterial y prevenir las convulsiones también pueden dar en HELLP y la preeclampsia. Debido a que la probabilidad de muerte fetal también se incrementa la PIC, parto prematuro puede ser recomendada. El tratamiento con Actigall ayuda a disminuir la picazón severa. Medicamentos antieméticos y reposición de líquidos se utilizan para tratar la hiperemesis gravídica. Los bebés nacidos de madres con hepatitis B deben recibir vacunas para reducir la probabilidad de desarrollar la infección. Muchas mujeres permanecen en alto riesgo de recurrencia de la enfermedad hepática durante los embarazos posteriores. ICP se repite en 45 a 70 por ciento de los embarazos posteriores, mientras que HELLP se repite en 4 a 19 por ciento y enfermedad del hígado graso agudo en el 9 al 23 por ciento, informa Hay. La hiperemesis gravídica ocurre a menudo en embarazos posteriores, así, la Organización Nacional para los informes de Enfermedades Raras. La preeclampsia se repite en el 40 por ciento de los que se entregan antes de las 28 semanas y en 13 por ciento los que entregan a término, los estados de March of Dimes.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes arteriales en cada latido del corazón. Con cada latido (o contracción del corazón), se irriga sangre a las arterias. La presión arterial llega al máximo valor cuando el corazón late y al mínimo cuando descansa entre latidos. La lectura de la presión arterial se representa con dos números, que se leen uno sobre el otro. El número superior (la presión sistólica) mide la presión arterial cuando late el corazón. El número inferior (la presión diastólica) mide la presión arterial entre latidos. Un valor normal de presión arterial es de 120/80 o ligeramente inferior. Si tienes un valor de presión arterial de 90/60 o menor, se considera presión arterial baja (también denominada hipotensión). Los siguientes son síntomas de presión arterial baja:

  • debilidad
  • fatiga
  • somnolencia
  • sensación de debilidad
  • sudor
  • náuseas
  • palpitaciones (si la presión arterial baja es consecuencia de una afección cardíaca)
  • fiebre o escalofríos (si la presión arterial baja es consecuencia de una infección)

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden causar presión arterial baja:

  • quimioterapia
  • Herceptin (nombre genérico: trastuzumab), una terapia dirigida

Otros efectos secundarios del tratamiento del cáncer de mama pueden causar presión arterial baja:

  • Muévete lentamente. Haz una pequeña pausa entre estar acostada, sentarte e incorporarte.
  • Evita el calor. Esto incluye los baños o las duchas calientes: la presión arterial puede bajar aún más.
  • No bebas alcohol. El alcohol puede contribuir a bajar la presión arterial.
  • Conoce tus medicamentos. Consulta a tu médico si alguno de los medicamentos que tomas puede afectar a tu presión arterial.
  • Sigue una dieta saludable rica en frutas, vegetales y cereales integrales. Tu médico quizá también te sugiera agregar más sal a tu dieta para aumentar la presión arterial.
  • Bebe abundante agua para evitar la deshidratación.
  • Infórmale a tu médico si tienes presión arterial baja y antecedentes de diabetes, afecciones hepáticas, renales o cardíacas.

Consulta con tu médico de inmediato si experimentas cualquiera de las siguientes afecciones asociadas a la presión arterial baja:

  • dolor u opresión en el pecho
  • disnea
  • dolor de cabeza intenso
  • dificultad para hablar
  • debilidad en uno de los lados de tu cuerpo
  • inflamación en los labios o la garganta
  • fiebre de 100,5 ºF (38 ºC), escalofríos o dolor de garganta
  • desvanecimientos
  • palpitaciones
  • heces coloreadas o muy oscuras
  • sarpullido

Última modificación 17 de septiembre de 2012 19:34

El objetivo del presente estudio fue Aplicar el Proceso de Enfermería fundamentado en la teoría de Jeans Watson, en paciente femenina de 58 años de edad, hospitalizada en la unidad de Medicina Interna del Hospital Dr. José María Carabaño Tosta de Maracay, estado Aragua. Metodológicamente correspondió a un estudio de caso, en el cual se utiliza como método de recolección de información la entrevista, en la que se realiza la valoración de patrones funcionales de Margorie Gordon, y la valoración física de manera sistemática, la cual permitió la recolección de datos subjetivos y objetivos, logrando así la identificación de problemas de salud existentes, y posterior a esta la elaboración de planes de cuidados de Enfermería individualizados que permitan cubrir las necesidades y problemas de la usuaria. Cuidados de Enfermería a paciente con diagnóstico de insuficiencia hepática hospitalizada en el IVSS Dr. José María Carabaño Tosta fundamentado en la teoría de Jeans Watson

Autora: Katterin Vanegas. Técnico Superior Universitaria egresada Escuela de Enfermería Dra. Gladys Román de Cisneros de la Universidad de Carabobo, extensión Aragua Universidad de Carabobo. Facultad de Ciencias de la Salud. Escuela de Enfermería “Dra. Gladys Román de Cisneros”. Extensión Aragua

Asignatura: Residencias Programadas Como conclusión, se puede decir que se obtuvieron cambios y mejorías en el estado de salud del paciente con una insuficiencia hepática, ingresado en el servicio de medicina del Hospital Doctor “José María Carabaño Tosta”, además permitió el cumplimiento de los objetivos como estudiantes, ya que se pudo realizar un análisis completo del estado de salud del paciente asignado a través de la evaluación de los datos objetivos y subjetivos, resaltando sus deficiencias y posibles soluciones de problemas de salud real, por ello se recomiendan Y Fortalecer el proceso educativo para los pacientes y realizar charlas y conferencias para ampliar los conocimientos tanto de los pacientes como del personal de Enfermería

Palabras clave: Proceso, Enfermería, Insuficiencia, Hepática, Hospitalizada. The aim of this study was to apply the nursing process based on the theory of Watson Jeans in female patient 58 years old, hospitalized in Internal Medicine Hospital Dr. José María Carabaño Tosta of Maracay, Aragua. Methodologically corresponded to a case study, which is used as a data collection method the interview, in which assessment is carried Margorie Gordon’s functional patterns, and physical assessment in a systematic manner, which allowed the collection of subjective and objective data, thus identifying existing health problems, and after that the development of nursing care plans that cover individual needs and problems of the client. In conclusion we can say that changes and improvements were obtained in the health status of patients with liver failure, admitted to the Hospital Medical Doctor “Jose Maria Carabaño Tosta” also allowed the achievement of the objectives as students, and that could be a complete analysis of the health status of assigned patient through the evaluation of objective and subjective data, highlighting their shortcomings and possible solutions to real health problems therefore recommended and strengthen the educational process for patients and conduct lectures and conferences to increase knowledge of both patients and nursing staff

Keywords: Process, Nursing, Renal, Liver, Hospitalized. El hígado es uno de los mayores órganos del cuerpo y forma una importante barrera entre la sangre gastrointestinal, que contiene gran cantidad de toxinas y antígenos, y el organismo. El hígado está formado en un 60 % por células hepáticas, los hepatocitos, que están, agrupados radialmente en gruesas placas unicelulares alrededor de las venas hepáticas terminales, formando anatómicamente las unidades hepáticas, más pequeñas, los clásicos lóbulos. La insuficiencia hepática o fallo hepático es la incapacidad del hígado para llevar a cabo su función sintética y metabólica, como parte de la fisiología normal (1).

tres ejemplos de actos reflejos en animales

Administrado inmediatamente y en suficiente cantidad, la vitamina C cura el alfabeto entero de la hepatitis, A a E. que la infusión intravenosa de la vitamina C puede ser necesaria hacer la derecha del trabajo. Roberto F. Cathcart, M.D., escribe en su Web site, http://www.orthomed.com:

"Desde la hepatitis aguda A, B, C, etc., se cura fácilmente con las dosis masivas del ascorbate, intravenoso y con carta recordativa con el ácido ascórbico oral, es trágico que no está utilizado correctamente. La hepatitis C es un problema especial porque solamente alrededor de un cuarto de casos presenta como agudo (cuando sería curado fácilmente). La hepatitis crónica C es más de un problema; no obstante con las dosis masivas del ácido ascórbico oral, de una dieta del ninguno-azúcar, de una vitamina E, de un selenio, de un silymarin (un antioxidante del thistle de la leche), y de un ácido lipoic de la alfa entre otros alimentos, nunca he visto un caso para ir sobre necrosis hepática aguda o el cáncer del hígado." He conocido personalmente a las personas que llevaron vitamina C oral la tolerancia del intestino y la hepatitis del golpe. También he visto a persona fallar con la dosificación oral solamente, así que no tomo ningunas ocasiones con Hep. Conseguir el IV.

ADVERTENCIA: esta página no se ofrece de ninguna manera como receta, o diagnostico de tratatamiento para cualquier enfermedad o dolencia.
Personas que necesitan la atención médica deben obtenerla de un médico. Consulte con su doctor antes de tomar cualquier decisión de salud.

El cáncer de hígado (carcinoma hepatocelular) es el tumor primario del hígado más frecuente. Es una enfermedad en la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de este órgano.

Se presenta mayoritariamente en el contexto de daño hepático provocado por infección crónica del virus de la hepatitis B (VHB) o C (VHC), cirrosis alcohólica y esteopatitis no alcohólica (Non-Alcoholic Steato Hepatitis, NASH), una enfermedad que consiste en la acumulación de grasa e inflamación del hígado y que se presenta en pacientes con resistencia a la insulina o diabetes mellitus tipo 2 con mal control metabólico. El control de salud frecuente en este grupo de pacientes es fundamental para detectar lesiones en etapas precoces que sean susceptibles de tratamiento.

El hepatocarcinoma se presenta mayoritariamente en el contexto de daño hepático provocado por infección crónica del virus de la hepatitis B (VHB) o C (VHC), cirrosis alcohólica y esteatohepatitis no alcohólica (Non-Alcoholic Steato Hepatitis, NASH), una enfermedad que consiste en acumulación de grasa e inflamación del hígado y que se presenta en pacientes con resistencia a la insulina o diabetes mellitus tipo 2 con mal control metabólico. ¿CÓMO PREVENIR?

HEPATITIS B
Vacuna gratuita. Dosis: 2, 4, 6 y 18 meses.
Vacuna de 3 dosis. Para personal de salud, transfusiones periódicas, múltiples parejas sexuales.
– No compartir agujas u otros elementos cortopunzantes.
– Usar preservativo. HEPATITIS C
– Evitar el contacto con sangre o materiales contaminados.

– Sobre 45 años, se sugiere chequeo preventivo a través de exámenes de sangre. CIRROSIS ALCOHÓLICA
Beber con moderación y mantener una dieta sana.

ESTEATOPATITIS NO ALCOHÓLICA
– Mantener niveles normales de colesterol y triglicéridos.
– Controlar la resistencia a la insulina y diabetes. No hay una sintomatología específica del cáncer de hígado, dado que muchos de sus síntomas pueden aparecer en enfermedades del aparato digestivo, como hepatitis, cálculos en la vesícula biliar, pancreatitis, etc.
Puesto que la mayoría de las veces el hepatocarcinoma se desarrolla sobre un hígado cirrótico, el paciente puede padecer los síntomas propios de la cirrosis.
Un porcentaje mínimo de pacientes, cuyo hepatocarcinoma se desarrolla sobre un hígado sano, puede presentar síntomas inespecíficos. En ocasiones puede aparecer un bulto en lado derecho del abdomen como consecuencia del crecimiento del hígado, que puede acompañarse de dolor irradiado hacia la parte derecha de la espalda. Otras veces la bilis no se puede eliminar adecuadamente y se acumula en la sangre, dando un color amarillo de la piel (ictericia).

Los pacientes con daño hepático crónico, deben realizar un seguimiento cada 6 meses a través de un examen de sangre que mide el marcador tumoral alfa feto proteína. La medición de este marcador permite diagnosticar tempranamente el 90% de los tumores y cuando el resultado es positivo, se suma una ecografía abdominal, un TAC dinámico helicoidal multicorte o una resonancia nuclear magnética. La clasificación TNM -utilizada para etapificar otros tipos de tumores- no es útil para hepatocarcinoma en la práctica clínica, debido a que solamente recoge el tamaño del tumor primario, la presencia de infiltración ganglionar y la presencia de enfermedad metastásica o a distancia. En el cáncer de hígado es mucho más importante el grado de deterioro de la función hepática, el número de nódulos tumorales y las posibilidades funcionales (según la normalidad o no del tejido hepático) de poder realizar un tratamiento local con intención curativa.

FACTORES PRONÓSTICOS

En el cáncer de hígado el principal factor pronóstico es el estadio funcional del hígado, valorado internacionalmente por la clasificación de CHILD-PUG.
También es relevante el tamaño de la lesión tumoral hepática o el número y tamaño de las lesiones tumorales existentes para poder considerar un tratamiento curativo.
Así, un tumor pequeño en un hígado muy dañado puede tener tan mal pronóstico como un tumor más grande, o varios nódulos tumorales en un hígado funcionalmente sano. ESTADIOS DEL TUMOR
De manera práctica, el cáncer de hígado se divide en tres categorías:
Tumor localizado:El tumor es solitario, o existen varios tumores menores de 3 centímetros.
Tumor localizado que no se puede operar: El tumor está en el hígado o afectando a los órganos vecinos pero no está indicada la intervención quirúrgica, bien por la localización del tumor o bien por que hay cirrosis.
Tumor avanzado:En esta situación el hepatocarcinoma se ha extendido a otros lugares del cuerpo como por ejemplo los ganglios linfáticos, huesos o pulmón.

Dado que el cáncer de hígado aparece en la mayoría de los casos asociado a una cirrosis hepática y que el grado de función hepática va a determinar las opciones terapéuticas y la supervivencia independientemente de la presencia del propio tumor, es imprescindible para poder establecer una evaluación pronóstica, considerar conjuntamente el grado de disfunción hepática y la extensión tumoral. Actualmente el único sistema pronóstico que vincula la estadificación con el tratamiento y que además ha sido validado tanto en Europa como en EEUU y Asia, es el sistema Barcelona Clinic Liver Cancer (BCLC). Este sistema incluye las variables asociadas al estadio tumoral, función hepática, estatus físico y la presencia de síntomas relacionados con el cáncer y además establece el pronóstico de acuerdo con cuatro estadios que se vinculan a la posible indicación del tratamiento. El estadio inicial incluye pacientes con buena función hepática (Child-Pugh A y B) con un único nódulo o hasta tres menores de tres centímetros. Estos pacientes pueden tratarse con intención curativa con resección, trasplante hepático o ablación percutánea consiguiendo supervivencias a los 5 años de entre 50-75%. Un subgrupo de pacientes con muy buen pronóstico serían aquellos con tumores muy incipientes, asintomáticos, con nódulos

Los científicos, encabezados por Raúl Méndez, profesor de investigación ICREA en el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), y Mercedes Fernández, del IDIBAPS de Barcelona, ​​revelan que la inhibición de la proteína CPEB4 puede prevenir el desarrollo de los vasos sanguíneos anormales asociados con cirrosis. La angiogénesis patológica es una de las complicaciones más graves en pacientes con cirrosis y un factor clave en el desarrollo y empeoramiento de la enfermedad. En consecuencia, muchos de los esfuerzos de investigación se centran en la identificación de tratamientos para esta condición. Los resultados del estudio se han publicado en la edición más reciente de Gastroenterología.

En los países occidentales, la cirrosis está entre las 10 principales causas de muerte entre los adultos. Es una enfermedad muy común en España y la primera causa de trasplante hepático en este país. Es responsable de una alta tasa de hospitalizaciones y uso de los recursos de salud debido a las complicaciones que se presentan en etapas avanzadas de la enfermedad. La cirrosis es una lesión crónica que se caracteriza por la acumulación de tejido cicatricial (nódulos fibrosos), lo que altera la estructura y la función normal del órgano. Lesiones hepáticas crónicas son causadas principalmente por el alcoholismo, la hepatitis C, y cada vez más por la obesidad.

La acumulación de tejido cicatricial impide la circulación de sangre en el hígado, lo que conduce a la hipertensión portal (la vena porta). Para aliviar la presión en la vena, los vasos sanguíneos colaterales se desarrollan fuera del hígado. El problema, es luego dos veces, primero porque el hígado recibe incluso menos sangre, causando con ello un mayor daño al órgano, y segundo porque los vasos sanguíneos son de mala calidad (angiogénesis patológica). “Las células hepáticas tratan de reparar las lesiones del hígado, pero la forma en la que hacen esto resulta ser fatal para el órgano. Este es un bucle que se hace más grande y, finalmente, pone en peligro la vida del paciente. Además, los vasos sanguíneos colaterales forman venas varicosas en el esófago y el estómago de los pacientes con cirrosis, estas venas son frágiles y tienen una alta tendencia a estallar, causando sangrado abundante que es difícil de parar”, explica Mercedes Fernández, del IDIBAPS y co-líder del estudio. “Esta es la razón por un tratamiento que retrocede y / o impide venas patológicas – lo cual no es actualmente disponible – sería eficiente”, añade.

VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular) es la principal proteína efectora en el desarrollo de los vasos sanguíneos. “Todos los medicamentos actuales, que tienen como objetivo prevenir la neovascularización, se basan en la inhibición de los receptores de VEGF o VEGF, pero el problema es que el ataque indiscriminado de esta proteína altera el desarrollo normal de los vasos sanguíneos, lo que provoca efectos adversos intolerables”, explica Méndez, del IRB Barcelona. En un estudio anterior publicado en Nature Medicine, Méndez, junto con investigadores del Hospital del Mar de Barcelona, ​​ya habían descubierto que las proteínas CPEB están involucrados en el desarrollo de vasos sanguíneos en páncreas y el cáncer de cerebro. Dada la necesidad urgente de identificar nuevas dianas para la angiogénesis patológica, Méndez y Fernández comenzaron a colaborar para examinar el papel de CPEB4 en este proceso, en el contexto de la cirrosis, una enfermedad caracterizada por una profunda neovascularización.

“Lo mejor acerca del estudio es que se demuestra que el desarrollo de los vasos sanguíneos patológicos se puede detener, al interferir con las proteínas CPEB4, mientras la vascularización positiva se mantiene intacta”, dice Méndez. Los experimentos en células in vitro, en modelos animales, y en muestras tomadas de pacientes con cirrosis, han revelado los mecanismos moleculares a través del cual el aumento de la CPEB4 favorece la sobreexpresión de VEGF en la cirrosis. Los investigadores sostienen que el ciclo de reparación que entra en el hígado, empeora la situación en la medida en que los nódulos de regeneración, que muestran altos niveles de CPEB4, forman carcinomas hepáticos. En este contexto, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), ha otorgado más de un millón de euros para el tándem Méndez-Fernández, quienes, junto con Jordi Bruix (IDIBAPS-Hospital Clínic), trabajarán en coordinado, de manera a desentrañar el papel de esta molécula y proponer un tratamiento para carcinomas hepáticos, el cáncer de hígado principal y tercera causa de muerte por cáncer en el mundo, con una tasa de supervivencia a 5 años de menos de 10%.

En paralelo, el laboratorio de Méndez en el IRB Barcelona, está trabajando en un proyecto de investigación sobre los inhibidores CPEB4. El año pasado se resolvieron las estructuras de estas proteínas a nivel atómico – el paso previo al diseño computacional de inhibidores, que se está llevando a cabo en colaboración con Modesto Orozco, en el mismo centro. Por otra parte, y con el apoyo de la Fundación Botín, Méndez ha puesto a punto un ensayo para probar inhibidores CPEB4, con el objetivo de acelerar la detección de moléculas con mayor potencial terapéutico. El hígado es un órgano vital en nuestro organismo, es por ello que es importante que estemos pendientes de su salud. Para conocer un poco sobre cuáles son los problemas que suelen afectar con mayor frecuencia al hígado y sepas como estar alerta de sus síntomas y sobre cómo prevenir cualquiera de esas enfermedades, he aquí todo lo que necesitas saber.

Enfermedades más frecuentes en el hígado ¿Cuáles son las enfermedades más comunes en el hígado?

La enfermedades del hígado graso o esteatosis hepática es una de las principales enfermedades experimentadas en la actualidad y si bien esta no es una enfermedad que acabe con el hígado, si le afecta en cuanto a su buen funcionamiento ya que los ácidos grasos se acumulan al alrededor del hígado y no solamente la grasa, sino también los triglicéridos en las células hepáticas. Puedes saber si padeces de este problema en el hígado si después de comer sientes sensaciones de pesadez sobre todo en el estómago, sensaciones de fatiga muy fuertes, dolores en el cuerpo y sobre todo dolor en el área derecha del abdomen, la cual es una característica clave para conocer si padeces o no de esta enfermedad, así mismo las personas que presentan Ictericia suelen padecer de esta condición.
Si bien antes se relacionaba el hígado graso a las personas que consumían bebidas alcohólicas en exceso, hoy en día se relaciona mayormente a las personas con sobre peso, con altos niveles de obesidad y a personas con niveles de colesterol y triglicéridos altos.
Por lo que la mejor forma de tratar esta condición es llevar siempre una alimentación sana y alta en frutas, verduras y carnes magras, así mismo es importante que nuestra dieta sea baja en grasas, evitando así las comidas rápidas y alimentos fritos.

También es importante que el paciente realice ejercicio regularmente para disminuir sus niveles de colesterol y triglicéridos, mientras que pierde la grasa sobrante del cuerpo y la grasa localizada en el hígado se pueda ir quemando gradualmente. Ver también:

actos 9 octubre 2011