si me duele. El cuello lados latetales cual es el tratamiento Antibióticos
Los antibióticos tanto en polvo como en inyectable (en casos extremos de no poder salvar al animal), solo se tienen que usar como último remedio, ya que afectan a la flora intestinal. Para ello una vez tratado el pájaro, administraremos probióticos, existen varios en el mercado (Prolyte, etc.), durante una semana y complejo B. Siempre se debería administrar antibióticos una vez efectuado un antibiograma para estar seguros de que realmente padece una infección bacteriana, lamentablemente muchos pájaros fallecen por ser mas costoso tratar al animal en un buen veterinario que reponerlo por otro, esta errónea idea del "secretismo" pajarero en cuanto a los medicamentos ha hecho que muchos mueran por no existir historiales amplios de enfermedades cotidianas que muchas veces se tratan de oído (este me ha dicho, el otro me ha aconsejado etc.).

quiero saber sobre engfermedades en los oidos de las aves.muy bueno este espacio hola: quisiera información sobre una enfermedad de un pájaro silvestre que encontre de pichón y que ya tenía una pequeña deformación en el pico, en la parte interna, como un granito con una punta y que luego le aparecieron de forma simétrica en las alas en la articulación media, y como consecuencia no tiene plumas o nacen como canutos rígidos. Se alimenta bien pero no come solo y no logra ponerse de pie, tiende a mover constantemente las alas y no sé qué hacer. graciasaurora

hola al mio le pasa igual pero lo encontré ayer pero también tiene tumores hola me llamo sandra, hace cuatro dias me encontre un pichon pero no se que clase de ave es, lo he tenido en una canasta con un nido siempre mantiene calientico pero hoy cuando nlo alimentaba me di cuenta que tiene una bolsa de aire bajo su ala izquierda le abarca la parte superior del musloi y debajo del nacimiento de su alita, podrian decdirme de que se trata porque no se que hacer, el pichoncito todavia no camina bien no come solo entonces no sabria decir si tiene algun sintoma. gracias

Hola, pudiste tener respuesta a tu pregunta…tengo una torcaza con el mismo sintoma, la rescate, parecia haber sido atacada. si sabes algo te lo agradecería un amigo le puso a my cotorro 4 miligramos de penicilina y ala media hora se dio bueltas y se murio seria demasiada medisina?

Hola, es la rotura de un saco aereo, generalmente por un trauma, Hay que picharlo suavemente y vaciarlo. Aca pueden guiarte: https://www.facebook.com/refugio.de.aves.pajaros.caidos/?fref=ts estoy bien preocupada he leido todo esto y estoy realmente preocupada., tengo 2 canarios uno ke tiene 3 años y ya no canta nadita pero bien platicador le hablo y mecontesta jaja se llama anilo. y me avisa cuando hay peligro. ke anda algun gato su forma de comunicarse es diferente. y el otro tengo pokito con el me lo regalaron el dia de la amistad., cantaba hermoso pero de repente dejo de cantar. y tengo un cadernal rojo. tambien estaba muy sano de pronto. dejo de cantar y ahora va de mal en peor tiene una enfermedad en los ojos., parece una tela blanca y no se trepa al palo siempre esta. abjo en el suelo de la jaula y tiene una rara enfermedad ke parece ke no ve?? y lo pior eske no tengo dinero para llevarlo alveterinario y tengo miedo ke se mueran. me gustan mucho las aves., tengo 3 cotorros australianos y esos estan en perfectas condiciones. no se si llevarlo pronto o esperarme asta el fin de semana para llevarlo a consultar. no kiero ke se muera el cadernal. y creo ke dinero tendre asta el fin de semana. bueno gracias por este espacio. la verdad no sabia ke las aves pudieran enfermarse mas ke un humano., me asuste al leer de todo lo ke pueden enfrmar…,, si ke es una responsabilidad enorme tener aves… gracias y estoy ala orden ….atte.. Lu……!!

LES AGRADEZCO SI ME ORIENTAN, MI CENZONTLE DE REPENTE COMO SI NO VE, LE TENGO TODO EN PERFECTA LIMPIEZA, LE DOY A DIARIO MANZANA Y PLATANO MANZANO CON CRECIMIENTO Y HOY COMO QUE NO VE ¡¡ AYUDNME X FAVOR MI CORREO ES _____ tova5860@hotmail.com gracias x su ayuda hola no se si puedan ayudarme lo que pasa es q tengo una patita que desde pequeña parecia estar afonica al grasnar y desde hace algunos dias ya no solo esta afonica si no que le cuesta trabajo respirar y al momento d respirar hace como si tuviese algo atorado no se que pueda hacer

hola me gustaria saber que tipo de enfermedad.tiene uno de mis canarios,los sintomas son,adelgazamiemto,poco equilibrio y la pechugaen formde quilla quisiera saber mas informacion dee gota en aves por favor

Hola. Encontré un pichón de gorrión que una de mis perras mató y vi que de la cabeza le salió una especie de gusano que era casi tan grande como su cabeza (medía como 2cm, tenía forma casi ovalada) y al rato le salió otro que no pude ver de dónde, nunca vi nada igual ni encontré información. El animalito esta casi podrido si tiene gusanos, no lo toques mucho pero creo que si tiene gusanos ya no hay muchas esperanzas esta casi muerto

Hola, no es asi… esos gusanos son las crias de mosca. Una mosca deposita huevos dentro de la piel del pichon y luego los gusanos se alimentan de el Hola, ese gusano es una larva de mosca. Las moscas ponen los huevos dentro de la piel del pichoncito y cuando nacen las larvas se alimentan de el. Hay que con mucho cuidado ir sacando las larvas de una en una con una pequena pinza
Me han ayudado mucho en esta página: https://www.facebook.com/refugio.de.aves.pajaros.caidos/?fref=ts

Hola, esos gusanos son larvas de mosca. Una mosca infesta al pichon depositando sus huevos bajo la piel y luego al nacer las larvas se alimentan de el. Hay que sacarlas una a una con mucho cuidado con una pinza pequena. En esta pagina hay gente que te guia
https://www.facebook.com/refugio.de.aves.pajaros.caidos/?fref=ts Hola. tengo un españolito no se que le pasa no canta y le cuesta respirar y esta un poco decaido que puedo darle para se mejore qreo que puede ser catarro.-gracias

Hola tengo un cardenal rojo,esta con el pico abierto y emite un sonido lo estoy medicando con CLORANFENICOL y vitaminas ya lleva 3dias y sigue igual. Revisandolo le encontre un grano debajo de la cola y se lo revente. Realmente yo no entiendo nada de aves y no encuentro veterinarios que sepan. Le pido por favor si ud. me pudiera indicar que hacer, en la mayor brevedad posible. Gracias.Mi mail es mundonuevo-hoy@hotmail.com hola quisiera saber que puedo usar para mi cotorro que hace una semana se a empezado a irritar su ojo solo uno a tal grado de no poderlo abrir quisiera saber que medicamento comprarle porque tambien lo veo un poco mas gordito de lo normal y triste. gracias por su ayuda

hola soy gaby tengo a una lorita pequena y tiene piojitos por todas partes y me preocupa mucho por favor necesesito ayuda y le pica y aveces se desespera no se q hacer q darle tiene millones de piojitos echale talco organico lo venden en veterinarias, yo asi cure el mio alli te explican como hacerle pero que no le caiga en los ojos suerte.

Hola tengo un cotorro de 25 años de edad, estos dias ha tenido molestias en sus patitas no se puede mantener en pie, y le cuesta trabajo moverse, si come y no tiene ningun otro sintoma, lo lleve al veterinario y me dijo que tal vez sea por la edad y solo le mando analgesico, pero yo quiero saber que tiene mi cotorro exactamente ya que nunca se nos habia puesto mal. Hola tengo un cotorro tiene 10 años los ultimos dos años esta sufriendo una especie de ataques el cual le ocaciona que se le acalambre su patita derecha, su vista se nubla y tiembla mucho. Quisiera saber que enfermedad es o que es lo que le pasa para iniciar algun tratamiento si existe para curarlo. Gracias.

Hola no te puedo ayudar en ese tema, pues mas bien deberias de llevarlo a un veterinario que lo reconociera, podria ser un problema vitaminico, falta de vitaminas etc,, hola a mi cotorro le pasa lo mismo esta bien pero de momentos le dan ataques lo cual hace que se tire al piso de su jaula y se le acalambre una de sus patitas.. al igual que jessica tiene como 10 u 11 años que puedo hacer.. estoy desesperado

si existe llevalo inmediatamente, es signo de mortandad. Hola!
Mi periquita tenia el mismo problema y le puse echinacea en el agua, es mano de santo para somatisaciones a causa de nervios de los pajaros. La puedes comprar del herbolario en gotas, y sirve para varios problemas de salud en el bebedero pequeno yo le hecho 5 gotas si tienes un bebedero mas grande pues echa el doble por ejemplo o 7 gotas para uno mediano, no mas de 10 gotas.
Un saludo!

Tengo un cotorro de 11 años, y tiene muy hinchado su ojito, le puse manzanilla, y lo pudo abrir un poquito, pero pienso que no le sirvio, no se si llevarlo con un veterinrio. o que ponerle. gracias…… Tengo un cotorro de 11 años, y tiene muy hinchado su ojito, le puse manzanilla, y lo pudo abrir un poquito, pero pienso que no le sirvio, no se si llevarlo con un veterinario o que ponerle. gracias……

Hola compañero hay diferentes medicamentos para el ojo de tu pajaro, suelen ser infecciones causadas por algunas bacterias,o por la falta de algunas vitaminas A,E, lo ideal es que lo llevaras a un veterinario pero si no, puedes probar con spartrix, son unas pastillas contra las tricomonas de los palomos, ponsela directamente en el pico con un trozo algo mas pequeño que un grano de alpiste, tiene suficiente, solo daselo una vez.En un par de dias deberia de estar bien.
un saludo MUCHAS GRACIAS. POR LA INFORMACION.

mi cotorrito autraliano tiene el cuello torcido desde ace varios meses, pero prultimamente lo tiene mas torcido no se que puedo hacer para ayudarlo podria alguien decirme que puedo acer porfavor se los agradeceria. hola… Mi cotorra tiene elrededor de los ojos la piel demaciada reseca y sben como si les ubieran despelucado las plumas alrededor de los ojos que enfermedad es y como lo controlo….. gracias

No soy veterinario, lo ideal seria que te lo viera uno. Pero en algunas experiencias que he tenido relativas a estos sintomas, ojo hinchado y sin plumas alrededor de el, puede ser o una pequeña conjuntivitis o tricomonas.Si es lo segundo, al pajaro se le hinchara bastante el ojo, casi dejandoselo cerrado,es bastante contagioso por lo cual procura que no este al alcance de otras aves. Si le das un pequeño trozo de una pastilla de spartrix, de venta en farmacia se le curara de inmediato.
saludos hola tengo un cotorrito guayabero y le salio un grano color rosa en su lengua, me gustaria saber de que enfermedad se trata para atenderlo
gracias.

my jilguero larga haces negras y tiene el abdomen inchado que puedo darle hola por favor es urgente… me encontré una pichoncito de paloma y lo tengo en casa cuidandolo hasta que se haga mas grandecito… tiene inflamada una de las orejitas quisiera saber que puedo hacer por fi me preocupa…. un abrazo gracias.

sI EN REALIDAD TE PREOCUPA, LLEVALA A UN VETERINARIO….NADIE PUEDE DARTE LA SOLUCION SIN VER EL ANIMAL…..POR INTERNET…. hola! hace como una semana rescaté a un pajarito bebé de los cafecitos… Un pájaro más grande se lo quería tragar y lo dejó sangrando de la cabeza, lo limpie y le puse polvos del sulfatiasol, le di migajas de bolillo remojadas y después le di amaranto remojado. Lo tendré conmigo hasta que crezca un poco más y pueda volar. En ratitos que está muy inquieto lo saco de la jaula y lo dejo que ande por el cuarto pero no se que tenga. pues hay momentos en los que empieza a temblar y se va de lado (como si estubiera ebrio) y en ocaciones se pone algo agresivo. Espero pueda darme un consejo, se lo agradecería mucho.
Otra cosa, sus eces aveces son transparentes y como espesas (parecen fluido nasal) y tambien son de color como café/amarillo claro (creo que eso es por el amaranto) aun no come semillas ni nada de eso.
Que es lo que tiene?
por favor digame! estoy preocupada!!

muy buena información sobre las aves! Tengo un cotorro el cual le salio un grano en la zona lagrimal del ojo, y ya esta mas grande, que se le debe de hacer en ese caso o cual es su recomendacion, gracias, el grano es rojo y ya se esta poniendo blanco

las pastillas cytotec son efectivas para abortar

tengo 7 semanas de embarazo y quiero abortar con cytotec

cuantas pastillas cytotec debo tomar si tengo un mes

Gracias Doctor por las aclaraciones y por la informacion enviada al correo muy amable estaremos en contacto Una buena limpieza del hígado, los intestinos y la sangre, puede mejorar notablemente la salud y tener una buena calidad de vida.
Lo más importante para un buen mantenimiento de la salud, es contemplar “la combinación de los alimentos”.

Tienes toda la razón, además como comento en el artículo en el intestino se acumulan muchas toxinas que si no son evacuadas a tiempo nos van a enfermar, una buena alimentación puede evitar el exceso de acumulación de toxinas y una mayor facilidad para su evacuación. Nerina muchas gracias por el aporte pero me podrias decir que alimentos en este caso se pueden mezclar y que no se debe mezclar gracias

Gracias Doctor y seguire todas sus recomendaciones y llevare una vida mas sana para que mi cuerpo reaccione de una buena forma Mejor que consultaras a un nutricionista que podria estudiar tu caso en particular y personalizar el tratamiento

Gracias a ti por leerme y escribirme, quedo a tu disposición para lo que desees Hola Doctor,
Mi tema es el siguiente, mi pareja tiene exeso de hierro en el hígado, cada vez va más en aumento el hierro en el hígado, está a la espera de una ecografía y otra prueba, ya que también creen que tiene el hígado algo grande ( me supongo que será inflamación o tal vez graso), me gustaría saber que se puede tomar para bajar el exceso de hierro en el higado y así también depurarlo.También se le han quedado unas manchitas amarillas en los ojos, a veces su piel tambien se queda como amarillenta, siente cansancio, fatigas.Me imagino que todo ello se debe a lo mismo.Gracias de antemano.

La Hemocromatosis es una enfermedad que afecta al metabolismo del hierro dando como resultado un exceso de hierro en la sangre y los órganos, pudiendo causar daños óganicos como cirrosis, diabetes, problemas de corazón, etc. Se diagnóstica por un exceso de ferritina, la principal molécula que almacena el hierro en nuestro organismo. La aparición en los análisis e depósitos altos de ferritina indica un nivel de hierro alto.
La prevención es muy importante en los dos casos. Sobre todo debemos cuidar nuestra alimentación, eliminando de nuestra dieta alimentos ricos en hierro y dañinos para nuestros órganos sobre todo al hígado.
Debemos eliminar de nuestra dieta:
• Alcohol.
• Carnes rojas.
• Hígado.
• Pescados o mariscos crudos.
• Controlar la cantidad de Vitamina C ya que esta ayuda a una mejor asimilación del Fe.
• Frutos secos y frutas deshidratadas ej avellanas, almendras, dátiles.
• Legumbres ej lentejas.
• Verduras verdes ej espinacas, berros.
• Hortalizas frescas como la zanahoria.
• Aceitunas.
• Chocolate.
• Miel.
• Cereales (tanto los integrales como los ya envasados para el desayuno) ej germen de trigo, avena, centeno.
Todas las plantas medicinales protectoras y depuradoras del hígado nos vendrán genial, podremos tomarlas en infusión o en tintura: Cardo mariano, Alcachofa, Boldo y Diente de león. Eso si, no debemos tomarlas en grandes cantidades ni un tiempo muy continuado, por el aporte de hierro que tienen estas plantas. De vez en cuando también puede ser aconsejable tomar infusiones de ortiga verde y cola de caballo para depurar y limpiar nuestro organismo y sangre.
Remedios Naturales
En cuanto a dieta, se recomienda reducir el consumo de grasas animales y evitar las grasas parcialmente hidrogenadas. Además de lo anterior, se recomienda aumentar los vegetales y frutas, porque la fibra y los minerales que contienen le hacen bien al hígado.
Vitaminas: Las vitaminas del complejo B ayudan al hígado a funcionar mejor. Tomar una o dos cápsulas al día, de preferencia que la etiqueta diga libres de levaduras. Los aceites Omega-3 lo ayudan a descongestionarse de la grasa. Tomar de dos a cuatro cápsulas al día. Muchas gracias Doctor.
Ah!. Sería bueno que donara sangre?.

Mejor sería que esperaras a solucionar el problema. Hola doctor me pica todo el cuerpo y tengo los ojos brillantes, me salio que tengo un poco alta la bilirrubina, no mucho pero tb un poco alto el colesterol, estuve en tratamiento con antibioticos y otros medicamentos por gastritis, puede ser esta la causa que me hizo mal al higado, no me puse amarillo todavia pero lo que si me preocupa es que tengo mucha picazon cuando termino de comer, hace tres meses q estoy a dieta asi que no como nada como para hacerle mal a mi higado, me puede ayudar?

Lo primero que te aconsejaría es que sigas un tratamiento depurativo, por si tienes el cuerpo cargado de toxinas, creo que con esto vas a notar suficiente mejor, para ello te adjunto unos consejos, si a pesar de ello continuas con las molestias, no dudes en volver a escribirme
Una desintoxicación exitosa
Lo más importante es tomar mucho líquido durante el proceso: agua no carbonatada, tés herbales, y simplemente agua tibia. Es recomendable limitar el fumar y el beber alcohol hasta el mínimo.
Ingesta diaria de líquidos y bebidas apropiadas
De la misma manera que nutrientes importantes son transferidos a las células a través del agua, el material de desecho del metabolismo celular es también eliminado a través de ésta. Por eso es absolutamente necesario mantener el nivel óptimo en la ingesta diaria de líquidos (de 0,3 a 0,4 por cada kilo de peso corporal) para una apropiada limpieza del colon. Es recomendable tomar agua filtrada o agua de grifo blanda (baja en contenido mineral). Deje el agua tratada con cloro reposar un momento antes de usarla. Durante la desintoxicación no es recomendable tomar bebidas carbonatadas, especialmente aquellas que contienen azúcar y químicos (por ejemplo, fosfatos). Fruta y jugos vegetales pueden ser consumidos pero deben estar diluidos con agua, aunque es más beneficioso comer la fruta y los vegetales completos, ya que estos proporcionan fibra, tan necesaria para el colon.
Dieta
El segundo papel más importante lo cumple la dieta. La comida no es solo nutritiva sino que también tiene una función limpiadora. Por eso, debemos dar preferencia a comidas que son ricas en fibra. Estos alimentos retienen agua, que hace crecer su tamaño, lo cual provoca el movimiento de los músculos intestinales. La ventaja aquí yace en que la comida digerida se mueve dentro de los intestinos más rápidamente. Alimentos como granos de legumbres, vegetales, frutas o semillas de lino son excelentes fuentes de fibra natural.
La mayor ingesta de fibra de los alimentos ayuda a librarse de parásitos.
Para que la limpieza interna sea eficaz no deberíamos consumir ningún tipo de víscera (casquería), carne roja, frituras, carne ahumada, azúcar refinada, leche o huevos. Durante este proceso es conveniente comer vegetales de la temporada (por ejemplo, en invierno, patatas, col, col rizada, brócoli, etc.). Por la mañana, deben comerse solo piezas enteras de fruta, masticándolas y ensalivándolas bien. En el almuerzo y en la cena (más allá de las 6 p.m.) se puede tener una comida apropiada comiendo vegetales al vapor, patatas, arroz de grano entero, mijo o trigo sarraceno (siempre combinado con vegetales crudos).
Bacterias lácticas prebióticas
Un cuerpo saludable es un medio en el cual las bacterias presentes en el tracto digestivo viven en interacción dinámica, donde el papel más importante lo llevan a cabo las “amigables” bacterias de la fermentación láctica, que hacen que las bacterias patógenas, que provocan la putrefacción, mueran. También inhiben la transformación de ácidos de la bilis en ácidos de la bilis fecales, que intervienen en la formación de tumores del colon. Asimismo, para asegurar el apropiado funcionamiento del colon, es necesario tomar bacterias lácticas para la fermentación regularmente o cada día.
Los probióticos se encuentran en su forma natural en, por ejemplo, el chucrut (col agria), pepino encurtido, yogures, leches acidófilas o queso cottage.
Hierbas medicinales
Pueden ser tomadas en forma de tés o extractos; son beneficiosas para el funcionamiento del estómago, para la desintoxicación del hígado, de los riñones y de los intestinos, ayudando al proceso de purificación (manzanilla, menta, ortiga, diente de león, ajo de oso, equinácea, bardana, abedul, etc.). El consumo de perejil, ajo, ruibarbo, jengibre y uvas también promueve una limpieza interna. También son buenos para la desintoxicación las hojas de cebada verde, el alga verde Chlorella y el alga Espirulina.
Para restablecer el correcto funcionamiento de los intestinos, lo mejor es usar varias mezclas de tés herbales que favorezcan la desintoxicación. Kleri Tea es una mezcla única libre de cafeína. Está compuesta por once hierbas medicinales especialmente seleccionadas, que se complementan unas a otras en sus efectos. Estas hierbas son: hoja de Senna, flor de manzanilla, semillas de hinojo, hoja de menta, escaramujo, rama de canela, rama de gayuba, raíz de jengibre, semillas de cardo mariano, granadilla, hoja de ajo de oso, saborizante natural de limón. Por ejemplo, la manzanilla a relajar el cuerpo, y lo calma durante la noche. Las semillas de hinojo y las hojas de menta facilitan la digestión durante el sueño. La raíz de jengibre reduce los dolores de estómago y ayuda a aliviar la sensación de hartazgo y de hinchazón, al mismo tiempo que estimula la digestión. Gracias a estos ingredientes, no solo se logra la desintoxicación del hígado, sino que también los riñones y la sangre se purifican.
Kleri Tea también calma el sistema nervioso, lo que lo convierte en una bebida ideal para beber antes de dormir. Una taza diaria durante la desintoxicación asegura una saludable evacuación de los intestinos cada mañana, sin molestias o hinchazón. Usar este té es seguro, efectivo, muy conveniente y ayuda a conseguir regularidad en las deposiciones.
Los microorganismos patógenos y parásitos pueden ser eliminados con la ayuda de hierbas. Algunas de las más potentes a este efecto son: la cáscara de nuez negra, acedera, Artemisia, lapacho, ajo, semillas de calabaza, raíz de helecho macho, clavo de olor en polvo, extracto de semilla de pomelo (toronja), raíz de cúrcuma, etc.
Medidas complementarias
Para hacer más eficaz la eliminación de sustancias dañinas del cuerpo, es bueno estar físicamente activo y tomar duchas, baños y saunas con agua tibia. Un masaje de 4 a 5 minutos al cuerpo en seco antes de tomar un baño también estimula el metabolismo y activa la circulación de la sangre. El objetivo es mejorar la eliminación de impurezas y desechos del cuerpo.
Asimismo, nuestra higiene diaria debería incluir no solo la limpieza de los dientes sino también de la lengua cada mañana. Un suave masaje en la parte superior de la lengua elimina la capa superficial de ésta, al mismo tiempo que estimula la función de todos los órganos del tracto digestivo.
Nos sentiremos mejor y obtendremos mejores resultados de la desintoxicación si descansamos, nos relajamos y eliminamos el estrés de nuestra vida diaria durante el proceso. Hola me interesa mucho obtener una respuesta.
Tengo a mi hijo de 4 años que desde los 6 meses le hacen transfucion de glóbulos rojos.todos los meses hace un tiempo se espasiaron las transacciones osea cada 50 dias..se le llama anemia beta talasemia s. ( drepanositosis) mi preocupación es q hace unos dias le hicieron una resonancia y le salio q tiene exceso severo de hierro en el hígado...quiero saber q tan grave es y qué pasos debo seguir. Cada vez encuentro cosaa nuevas q le pueden suceder a mi hijo y siento que debo hacer mas y no se que hacer.

No soy un experto en la materia, la hemocromatosis hace que el cuerpo absorba y guarde demasiado hierro, habla con tu médico el es quiede orientaros, te mando por correo particular un artículo informativo para ampliar la información. hola doctor, soy Estela Uribe, y me interesó mucho todo lo que leí sobre la comezón …
Llevo al rededor de 2 años buscando solución a este problema, he gastado lo que no se imagina en análisis y pruebas, he visitado dermatólogos, alergologos… etc. Vivo a base de antihistaminicos y antidepresivos (sertralina) ya que tengo una lista enorme de alimentos que mi cuerpo rechaza, mi problema mayor es que mi carrera de Chef se ha visto afectada con todo esto, me pregunto si después de hacer una limpieza como la que describió anteriormente podré volver a disfrutar de la comida como solía hacerlo?
Agradezco la información que generosamente ha compartido y ahora tengo la esperanza de encontrar solución a mi problema.

Las limpiezas te ayudaran y aliviaran pero cuando el sistema inmune no acaba de funcionar bien, siempre aparecerán estos problemas que deberás ir sorteando cuidando la alimentación, haciendo dietas y depuraciones. Hola, es de mucha ayuda todo lo que publican sobre la alimentacion.
Yo tengo una hija de 4 años que hace 3 meses le diagnosticaron HEPATITIS AUTOINMUNE y tiene FIBROSIS LEVE, soy de uruguay y lamenteblemente muchos alimentos que nombran aca no hay, me gustaria saber que tipo de frutas y verduras le podria dar a mi hija, ya que siendo una niña se hace dificil la alimentacion, se pudo acostumbrar a comer sin sal pero a veces no se que darle. Algo que me llama la atencion es que un par de veces ella ha comido maní, castañas, almendras y le ha echo muchisimo mal que le provoco hasta vómitos, podría ser que este tipo de semillas sea malos para el hígado?
Agradezco este espacio ya que para mi es de mucha ayuda, soy nueva en todo esto y sobre la marcha voy aprendiendo.
saludos.

Quien más puede aconsejarte es tu pediatra que es quien conoce mejor a la niña, pero en principio no tiene que haber ninguna restricción alimentaria, esta tiene que ser variada, fresca y con productos de cercanía y de temporada. Buenas Tardes Dr, Feliz Tarde y espero que haya pasado una Linda y Feliz Navidad….tengo a mi hijo de 18 años de edad segun con hepatitis viral A..ya desde el 3 de diciembre aparecio con el color de la piel amarilla y los amarillismo, se le hciieron examenes y salio con la bilirrubina y las transaminansas a millon. mi inquietud y pregunta es que si ya con casi un mes amarillo es normal que sgan las nauceas y vomitos….

Ante la misma enfermedad no todos respondemos igual a los mismos medicamentos, sigue estos consejos,
CUIDADOS NATURALES PARA LA HEPATITIS
Suplementos sugeridos:
Té verde Protege al hígado y ejerce una acción antivírica sobre el hígado. Sus propiedades antioxidantes pueden proteger la degeneración del hígado y ayudar a impedir el cáncer de hígado o la cirrosis( Infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua.
El Hongo Reishi: Reishi es comúnmente utilizado en China para el tratamiento de la hepatitis crónica. En tratamientos de 2 a 15 semanas de duración, el ratio de eficiencia fue de 70,7 a 98,0%. En Japón se ha descrito que el extracto de Reishí es efectivo en tratamiento de pacientes con problemas de hígado. En estudios realizados sobre ratones con hepatitis inducida con tetracloruro de carbono, los extensos daños producidos al hígado fueron significativamente inhibidos por dosis continuadas de tintura de Reishi, promoviéndose la regeneración del hígado.
Antes que todo debemos destacar que la hepatitis es una enfermedad de una gravedad importante por lo que es imprescindible que sea supervisada por un equipo médico.
A continuación vamos a sugerir algunas pautas naturales que ayudaran en forma natural complementaria al tratamiento convencional.
Alimentos recomendados:
1.Frutas
2.Verduras y hortalizas
3.Cereales integrales
4.Pastas integrales
5.Frutos secos
6.Melazas de cereales
7.Aceites de primera presión en frío
8.Pescado azul
Alimentos prohibidos:
1.Huevos
2.Lácteos y derivados
3.Fritos
4.Comidas grasas y procesadas
5.Azúcar refinadas
6.Embutidos
7.Carnes rojas
8.Carnes blancas
9.Embutidos
CONSEJOS:
• -Como complemento es recomendable la Vitamina E 400 UI.
• -El agua de arroz es un tónico general excelente por lo que convendrá tenerla en cuenta si se padece hepatitis.
• -Con el fin de una pronta recuperación se tendrá en cuenta tomar purés de cebada, lo cual nos aportará energía.
• -Hierva una manzana durante 10 minutos en medio litro de agua. Anadir una cucharada de buena miel y el zumo de 1/2 limón. Beberlo en ayunas.
• -Tomar en ayunas el zumo de 1 limón exprimido a sorbitos y con una pajita ayudará a desintoxicar el hígado. Observe su presión ya que el limón puede ocasionar hipotensión.
• -Recuerde que tomar en ayunas cápsulas de echinacea o propóleo notablemente a aumentar las defensas del sistema inmunológico.
• -Beber mucha agua durante el día.
• -Zumos de naranja recién exprimidos (olvídese de los zumos comerciales y compre naranjas frescas).
• -Tomar 60 mg diarios de Coenzima Q10 para aumentar la oxigenación celular, y 1200 mg tres veces al día de lecitina que tiene una gran función de proteger las células hepáticas.
• -Tome un complejo vitamínico B de 50-100 mg al día, de forma sublingual, sin exceder esta cantidad ya que todo este grupo es esencial para el buen funcionamiento del hígado.
• -Empiece tomando 400 IU diarias de vitamina E y aumenta la dosis a lo largo de un mes hasta llegar a 1200 IU, le ayudará por su poder antioxidante.
• -Si existe inflamación recuerde que el aceite de salmón le ayudará a combatirla
La función de las plantas en el tratamiento de la hepatitis se centrará en los siguientes objetivos:
• Plantas desinflamatorias que rebajen la inflamación del hígado enfermo.
• Plantas desintoxicantes o depurativas que ayuden al hígado a eliminar las toxinas del organismo.
• Plantas antivíricas que protegen al organismo contra el contagio.
Cardo mariano: El cardo mariano, por la presencia en sus semillas de un componente denominado silimarina, constituye un remedio para el tratamiento de las enfermedades del hígado, entre las que podríamos mencionar la hepatitis, la insuficiencia hepática y la cirrosis. Actúa sobre las células hepáticas enfermas regenerándolas y tiene un efecto protector al impedir que estas enfermen, por eso resulta muy adecuado en los que beben mucho alcohol ya que les protege contra una posible cirrosis. También es adecuado para eliminar las impurezas que en él se pueden depositar cuando este órgano filtra la sangre contaminada. Su eficacia como antídoto del veneno de la Amanita phaloides ha sido probado al impedir que las toxinas de este hongo destruyan el hígado. (Raíces, tallos, así como el jugo de sus hojas machacadas en la proporción deseada) ( 1 ml de tintura 3 veces al día) (Infusión de una cucharadita de frutos triturados por vaso de agua durante 1/4 de hora. Tomar tres tazas al día durante 1 o 2 meses). (Existen suplementos de silimarina que pueden tomarse de acuerdo a las condiciones del prospecto) Es una planta silvestre comestible cuyas hojas tiernas pueden añadirse a las ensaladas y ejercen una función reparadora de las células del hígado y ayudan a este órgano a eliminar toxinas, lo que resulta especialmente interesante cuando el hígado enfermo precisa esta ayuda.
Alcachofera: Por su contenido en lilimarina, protege al hígado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática. Favorece la función biliar y ayuda a eliminar la necesidad de vomitar. – Los ácidos cafeico, linoléico y oleico intervienen en su poder hepatoprotector y el ácido cafeolquínico y la cinanina son los que que aportan un valor colerético, es decir de estimulación de la bilis.( Infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas.) ( Un preparado de jugo de las hojas verdes mezcladas con vino puede servir para el mismo cometido.)
Diente de león Es un buen estimulante de la función hepática y biliar, siendo muy útil en aquellos casos en que se presente hepatitis. Además, siendo uno de los mejores diuréticos, incrementa la producción de orina y depura el organismo de toxinas por lo que ayuda al hígado a realizar su función sin que se tenga que esforzar tanto. (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día) Es una infusión muy amarga (De hecho a esta planta también se la conoce como amargón) por lo que puede combinarse con las hierbas anteriores o con otras plantas, como la menta, el hinojo o el boldo. Al igual que el cardo mariano, es una planta silvestre comestible cuyas hojas tiernas pueden añadirse a las ensaladas a las que les proporciona un sabor especial, con un toque amargo muy característico.
Infusión mixta para el hígado
• 5 cucharadas de frutos de cardo mariano
• 2 cucharadas de planta entera con raíces de diente de león
• 2 cucharadas de hojas secas de menta piperita
• 1 cucharada y media de frutos de hinojo
• 1 cucharada de frutos de anís
Realizar una infusión con un par de cucharadas pequeñas de la mezcla anterior por vaso de agua. Tomar un par de vasos al día durante mes y medio o dos meses seguidos.
Regaliz Se ha comprobado como la ingestión de productos normalizados con glicerina de la regaliz ejerce una función protectora del hígado, liberándolo de aquellas substancias tóxicas que le resultan perjudiciales, protegiendo y revitalizando sus células. Esta propiedad es útil para tratar enfermedades del hígado, como la hepatitis B. ( 3 comprimidos al día de raíz de regaliz) ( Ver toxicidad en el estudio completo de la planta) Madreselva, Infusión de una cucharadita de flores secas por taza de agua. Tomar un par de tazas al día (Decocción durante 5 minutos de tres cucharadas de hojas secas y una cucharadita de flores secas. Dejar enfriar y tomar un par de vasos al día).
Ajenjo: Se han probado los valores positivos del ajenjo para desinflamar la vesícula biliar y para el tratamiento de la ictericia. Igualmente resulta adecuado para ayudar al hígado en los casos de insuficiencia hepático y para la recuperación de enfermos con hepatitis producida por ingestión de químicos. (Tomar cápsulas de ajenjo de acuerdo al prospecto) No tomar en caso de embarazo, lactancia, gastritis, úlcera ni en dosis superiores a lo normal o prolongadas.
Jengibre: Con propiedades antioxidantes, estimula la bilis y protege el hígado ayudándole a que no se desarrollen tumores cancerosos. Añadir jengibre a las comidas. Doctor, GRACIAS POR SUS ARTÍCULOS DIGAME UNA PERSONA QUE TIENE LOS TRIGLICERDOS ALTOS Y ESTA CON SOBREPESO QUE DIETA DEBE SEGUIR. DESAYUNA AVENA, COME VERDURAS Y FRUTAS Y DE VEZ EN CUANDO COME CARNES.
TUVO PROBLEMAS CON LA VISTA PERO SE HA RECUPERADO.

Tener el colesterol malo y los triglicéridos altos puede desembocar en graves problemas de salud, después de determinado tiempo. Por eso mismo, cuidarse en las comidas (evitando la excesiva ingesta de proteínas de origen animal) y, por qué no, ayudarte con algunos consumos de origen natural, no te vendrá nada mal para regular tus niveles.
Los alimentos que poseen buenos niveles de vitaminas C, E y B6 pueden llegar a resultarte bastante buenos para el colesterol. Es que tienen la facilidad de evitar que se formen placas en las arterias o bien que el colesterol malo se transforme en bueno. También puedes consumirlas en comprimidos.
Además, hay diversos productos de origen natural que tal vez puedan ayudarte en este tema. El aceite de onagra, según dicen, es bueno para convertir el colesterol malo en bueno. La alcachofa, por ejemplo, es buena para el hígado, el organismo encargado de sintetizar el colesterol.
No olvides el ajo, uno de los depuradores sanguíneos más potentes que existen. Consumiendo un diente de ajo partido al medio con un vaso de agua cada mañana, en ayunas, puede que consigas disminuir tus niveles de colesterol y, además, desintoxicar tu torrente sanguíneo. doc muy interasante estos comentarios
mi esposo tiene color amarillo en la piel lo que paso es que le dectectaron unos calculos en el higado y se tomo un purgante de aceite de olivas y los expulso en gran catiad y unos muy grandes
y despues de 20 dias fue que le a dado un dolor en el estomago y luego a cojido este color amarillo doc que debo haser, el no quier ir al medico. lo estoy cuidando en la comida con las dietas que tu recomiendas en este blog

La ictericia, o coloración amarilla de la piel, puede ser un síntoma de afección hepática.
Es una coloración amarillenta de la piel, de las membranas mucosas o de los ojos. El pigmento amarillo proviene de la bilirrubina, un subproducto de los glóbulos rojos viejos.
Síntomas de enfermedades hepáticas
• mala digestión.
• hinchazón en el abdomen.
• náuseas, especialmente después de ingerir comidas grasas.
• coloración amarillenta en ojos y piel (ictericia).
• estreñimiento.
• orina de color oscuro.
• mal aliento y/o lengua con manchas al levantarse por la mañana.
• dificultad para la concentración y memoria.
• fiebre, sudoración, urticaria, erupciones cutáneas y asma.
• frecuentes dolores de cabeza.
• fatiga y síndrome de fatiga crónica.
• baja tolerancia al alcohol y a algunos medicamentos tales como los antibióticos.
Alimentos recomendados para la ictericia
Verduras amargas para la ictericia
Las verduras amargas, como las endibias y las espinacas, tienen un alto contenido en vitamina A, mientras que las endibias son ricas en fibra y aportan numerosos oligoelementos, vitaminas (entre las que destacan la C) y ácido fólico, indispensable para la formación de glóbulos rojos.
Se recomienda el consumo de diente de león por su acción benefactor sobre el hígado y la vesícula biliar.
Es importante consumirlo fresco porque sus virtudes son mucho más efectivas, por lo que se recomienda añadirlo a los ingredientes habituales de las ensaladas.
Las alcachofas ejercen una acción desintoxícante del hígado. La achicoria, junto con el diente de león, se puede tomar en infusión, ya que posee un importante efecto depurativo.
Se recomienda el consumo de verduras amargas, como las endibias y las espinacas. Es aconsejable tomar cada día zumo de zanahoria por su alto contenido en carotenos.
Alcachofas para la ictericia
Las alcachofas limpian y depuran la sangre, estando su consumo muy indicado en caso de padecer hepatitis. También son recomendables para controlar el nivel de azúcar en la sangre.
Advertencia
Se recomienda el rápido consumo de las alcachofas frescas, ya que, en caso contrario, pueden generar sustancias tóxicas. Cuando se cortan las alcachofas frescas, para que no se pongan negras es conveniente rociarlas con zumo de limón. Por otra parte, no se deben consumir alcachofas mientras se está amamantando, ya que el sabor amargo se transmite a la leche materna.
Zumo de zanahorias para la ictericia
Ricas en calcio y vitamina A, los zumos de zanahorias constituyen un potente regenerador de la sangre. También tienen propiedades anticancerígenas. muchas gracias doctor por contestarme.
voy a darle todas estas cosas. te deseo las mas ricas bendiciones de Dios y que te siga dando mucha sabiduría, en todo lo que tiene ver con la medicina.DIOS TE BENDIGA Y TE GUARDE

  • Regula la temperatura corporal.

La vesícula biliar es un órgano con forma de pera situado debajo del hígado que se encarga de almacenar y liberar la bilis, un líquido que produce el hígado para digerir las grasas. Las piedras en la vesícula pueden no generar síntomas ni necesitar tratamiento pero ¿y si causan complicaciones?

Según explica a Infosalus Xavier Calvet, vicepresidente de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), los cálculos en la vesícula son piedras de material duro que en la mayoría de los casos están formadas por colesterol y sólo en casos raros por otros materiales. "Se desconocen sus causas y los factores de riesgo asociados a su desarrollo son la obesidad y el sobrepeso, ser mujer, haber tenido hijos o estar en edad fértil y tener más de 40 años", aclara Calvet que apunta que a pesar de que estas piedras están formadas por colesterol no se deben a los niveles elevados en sangre de este componente.

Calvet señala que la patología es muy frecuente y que no siempre presenta síntomas. "Cuando se descubren a causa de algún otro examen físico, como por ejemplo una ecografía del riñón, se prefiere no intervenir y seguir un tratamiento conservador ya que rara vez existe riesgo de complicaciones", apunta. Cuando existen síntomas vagos que no pueden ser atribuidos con claridad a los cálculos, el especialista recomienda no actuar sobre ellos ya que podrían tener otro origen y empeorar el curso de otro trastorno existente.

Los síntomas y complicaciones que indican la necesidad de intervenir los cálculos biliares son el cólico hepático, caracterizado por dolor intenso debajo de las costillas en el lado derecho que puede acompañarse con nauseas y vómitos; la inflamación de páncreas (pancreatitis) al obstaculizar el flujo de enzimas digestivas del páncreas; o la obstrucción biliar, que impide que la bilis drene de forma adecuada y que da lugar a que la piel tome una tonalidad amarillenta (ictericia). Para su diagnóstico Calvet señala que el método más fiable y económico es la ecografía abdominal, aunque se pueden emplear otras técnicas más específicas cuando existen complicaciones como la afectación pancreática.

En cuanto a su prevención, el especialista indica que sólo se puede actuar sobre el factor de riesgo del sobrepeso o la obesidad y seguir un estilo de vida que asegure nuestra calidad de vida y salud a través del control del peso, la eliminación de tóxicos como el tabaco o el alcohol e integrar la actividad física en el día a día. El tratamiento en caso de complicaciones asociadas a los cálculos es la extirpación de la vesícula biliar a través de una intervención que se denomina colecistectomía y que se realiza por vía laparoscópica, lo que disminuye las molestias, dolor o posibles complicaciones con respecto a una cirugía abierta.

El hígado es el encargado de producir la bilis que se encarga de almacenar y liberar la vesícula biliar cuando comienza la digestión para participar en el proceso de descomposición y asimilación de las grasas. Tras la extirpación de la vesícula, el hígado libera la bilis al intestino, lo que en un porcentaje muy pequeño de las personas intervenidas puede dar lugar a diarrea. La intervención en sí dura menos de una hora y Calvet aclara que existen pacientes en los que el procedimiento puede realizarse incluso a nivel ambulatorio aunque por lo general suele suponer un ingreso de dos o tres días a lo sumo.

"Al igual que sucede con la extirpación del apéndice, la persona que pasa por una intervención para eliminar la vesícula y con ello las piedras que ocasionan la obstrucción puede hacer vida normal", aclara Calvet, que apunta que se llevan años realizando estas intervenciones con buenos resultados y sin complicaciones para los pacientes.

  • falta de apetito;
  • debilidad al mamar;
  • llanto agudo;
  • episodios en los que el tono muscular alterna entre la rigidez y la flaccidez;
  • convulsiones;
  • coma, que puede terminar en la muerte.
  • durante enfermedades o infecciones;
  • falta de apetito;
  • fiebre;
  • cambios en la conducta o la personalidad;
  • dificultad para caminar o problemas de equilibrio.
  • cetoaciduria de cadena ramificada
  • deficiencia de alfa-ceto deshidrogenasa de cadena ramificada
  • deficiencia de BDKD
  • enfermedad de jarabe de arce
  • deficiencia de BCKD
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermitente
  • Cetoaciduria de cadena ramificada intermedia
  • MSUD sensible a la tiamina
  • MSUD Tipo 1B
  • MSUD Tipo II

CLIMB (Children Living with Inherited Metabolic Disorders)
http://www.climb.org.uk El folleto fue actualizado en el: 4 de septiembre de 2014

Enfermedades y trastornos relacionados con el Aparato Digestivo La insuficiencia hepática ocurre cuando la función del cuerpo del hígado disminuye drásticamente. La insuficiencia hepática puede dar lugar a la amarillez en la piel (ictericia), náuseas, vómitos, sensibilidad en el abdomen y malestar general.

En la mayoría de los casos, los pacientes con insuficiencia hepática se les recomienda generalmente un trasplante de hígado. Mientras se espera el transplante, o para los síntomas de insuficiencia hepática, una dieta especial deben cumplirse estrictamente a fin de mantener una razonable calidad de vida. La ingesta protéica

me han recetado cytotec

La artritis reumatoidea se presenta en todas las regiones del mundo, por lo tanto el clima no puede prevenirla, ni curarla. Muchas personas con AR observan que los cambios repentinos del clima o la presión barométrica tienden a agravar los síntomas de su artritis. Para la mayoríade los individuos, el mudarse a un clima diferente no representa una gran diferencia en la artritis que tienen como para justificar esa mudanza. ¿CÓMO PUEDE CONTROLAR MEJOR LA AR?

El sobrellevar AR, puede ser difícil. Como la AR puede ser impredecible, a menudo se caracteriza por dolor de larga duración o continuo, y puede afectar a tantas articulaciones que podría sufrir estrés emocional o depresión. Es normal experimentar estos tipos de sentimientos, pero éstos podrían interferir en el control de la enfermedad. Es importante que decida vivir cada día tan plenamente como le sea posible. Los medicamentos, el descanso y el ejercicio son la mejor combinación para el alivio de los síntomas, pero también es importante concentrarse en los aspectos positivos de la vida.

Es esencial que su familia y usted aprendan todo cuanto puedan sobre la enfermedad, y que hablen entre ustedes, con sus médicos y con otros profesionales de la salud que participan en su cuidado. Los profesionales de la salud mental pueden aconsejarle cómo sobrellevar y resolver problemas. Es primordial evitar que la enfermedad controle su vida. Usted podrá disfrutar de una vida productiva y plena, a pesar de la enfermedad, si sigue ciertas pautas como:

• buenas prácticas de salud • control del estrés emocional

• ayuda por parte de médicos especialistas en artritis Los AINE o fármacos antiinflamatorios no esteroides se utilizan para ayudar a aliviar el dolor y a combatir la inflamación que acompaña a la AR. Algunos AINE incluyen, la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, entre otros. Estos medicamentos por si solos no suelen constituir un tratamiento adecuado para la AR. La mayoría de los pacientes con AR también necesitan tomar medicamentos modificadores de la enfermedad o agentes biológicos. Los AINE y la aspirina pueden causar efectos secundarios, como dolor de estómago e incluso hemorragias. También se asocian a problemas cardiacos y daño hepático y renal en personas susceptibles. Si usted tiene de estos efectos secundarios, le podrían recetar otras medicinas. Hable con su médico sobre éstos y otros riesgos.

En la artritis reumatoidea, los analgésicos alivian el dolor, pero no tienen efecto sobre la inflamación producida por el daño articular. Entre estos medicamentos se incluyen: • acetaminófeno (Tylenol y otras marcas)

• medicamentos narcóticos contra el dolor • acetaminófeno con codeína

• propoxifeno (Darvon y otras marcas) Los medicamentos narcóticos contra el dolor no suelen recomendarse como monoterapia para el tratamiento prolongado de la AR, porque a menudo tienen efectos secundarios indeseables y pueden crear dependencia si se toman en exceso, sin mejorar la evolución de la enfermedad.

Los corticosteroides (cortisona, prednisona) pueden ayudar a aliviar los síntomas de la AR. Estos medicamentos están relacionados con el cortisol, una hormona natural que se encuentra en el cuerpo. Se pueden utilizar corticosteroides en bajas dosis juntamente con aspirina, AINE, fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) o agentes biológicos para controlar la inflamación articular. Muchos de los beneficios y efectos secundarios de los corticosteroides están directamente relacionados con la dosis administrada. El objetivo es encontrar la dosis efectiva más baja posible, para así, evitar tantos efectos secundarios y procurar el uso de los corticosteroides durante el menor tiempo posible. En general, los corticosteroides suelen administrarse en combinación con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad o con agentes biológicos y no deben considerarse la una única forma de tratamiento farmacológico contra la AR.

Algunos efectos secundarios de los corticosteroides incluyen: • osteoporosis (pérdida de masa del hueso)

La administración de corticosteroides durante períodos prolongados reduce o detiene la capacidad del cuerpo para producir corticosteroides naturales. Cuando es necesario reducir la dosis ingerida de corticosteroides, se requiere que el médico la reduzca lentamente (variación gradual), ya que es peligroso parar o disminuirla drásticamente o sin la supervisión médica. El cuerpo necesita tiempo para normalizar su producción natural de cortisol. Asimismo, podría ser necesario suplementar o incrementar la dosis en períodos de mucho estrés, como antes y después de una cirugía. Los corticosteroides pueden inyectarse directamente en las articulaciones afectadas. Tales tratamientos pueden reducir la inflamación en las articulaciones hinchadas o dolorosas, o los períodos frecuentes de agudización. Como su efecto es local, la inyección directa en la articulación controla temporalmente la inflamación y evita la mayoría de los efectos secundarios indeseables que aparecen con el uso diario de comprimidos de corticosteroides.

Las inyecciones pueden producir un efecto sistémico temporal y podrían tener efectos secundarios dañinos en las articulaciones si se utilizan más de unas cuantas veces al año. También, aunque no frecuentemente, existe la posibilidad de que la articulación se infecte. MEDICAMENTOS MODIFICADORES DE LA ENFERMEDAD

Los fármacos que alivian síntomas, además de tener la capacidad de modificar el proceso de la enfermedad de la AR, son conocidos como fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME). Estos fármacos son una parte importante del tratamiento para la mayoría de las personas que tienen AR. Estos medicamentos pueden controlar la AR, así como también, prevenir la deformidad y la discapacidad. En los últimos años, se ha demostrado que es muy importante comenzar un tratamiento con un FARME, ya que puede cambiar la evolución de los síntomas de la AR. Estos medicamentos son: El metotrexato, es uno de los FARME más utilizados para el tratamiento de la AR. El metotrexato (Rheumatrex, Trexall) se toma una vez a la semana en forma de comprimidos, líquido o inyectable. El médico revisará con frecuencia, a través de estudios de laboratorio, la función hepática y el recuento sanguíneo, mientras usted esté tomando este fármaco. De esta manera, podrá detectar posibles anormalidades en la función del hígado y/o de la médula ósea que podrían presentarse como efectos secundarios que produce este medicamento.

Si toma metotrexato no debe ingerir alcohol, ya que la combinación podría aumentar el riesgo de daño hepático. Otros posibles efectos secundarios del metotrexato incluyen malestar gástrico, llagas en la boca, dolores de cabeza, mareos, fatiga, diarrea y síntomas parecidos a los de la gripe. Un efecto secundario serio del metotrexato, aunque raro, es la inflamación pulmonar. La hidroxicloroquina, (Plaquenil) se le denomina comúnmente fármaco antimalárico, porque en un principio fue desarrollado para el tratamiento del paludismo. Los fármacos antimaláricos se utilizan para aliviar la inflamación, la hinchazón y el dolor de las articulaciones. Es el FARME más seguro, pero las personas que toman estos medicamentos deben someterse a exámenes oculares con regularidad para detectar posibles daños en la retina, que podrían causar una disminución del color o de la visión periférica. Aunque tales lesiones sean raras, la pérdida de la visión se evitará si ingiere la dosis recomendada y se somete a controles oculares frecuentes.

La Sulfasalazina, (Azulfidine) es una combinación farmacológica de antibiótico y de antiinflamatorio, utilizada para tratar la AR. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, malestar gástrico, dolores de cabeza, disminución en el conteo de glóbulos blancos y plaquetas. También puede tener efectos negativos para el hígado. Las personas alérgicas a medicamentos con sulfa no pueden tomar sulfasalazina. La leflunomida (Arava), es un fármaco modificador de la enfermedad relativamente nuevo, utilizado para tratar la artritis reumatoide. Los efectos secundarios pueden incluir erupciones cutáneas, síntomas gastrointestinales, efectos hepáticos y alopecia (pérdida del cabello) reversible. Mientras tome este fármaco, deberá someterse a frecuentes análisis de sangre, incluyendo recuentos sanguíneos y estudios de la función del hígado.

La d-penicilamina (Depen, Cuprimine), se toma diariamente en comprimidos y en ayuno. Requiere una supervisión estrecha y una vigilancia cuidadosa por parte de su médico. Su uso ha decrecido en los últimos años debido a sus efectos secundarios y limitados beneficios. La azatioprina (Imuran) es un fármaco inmunosupresor aprobado para el tratamiento de la AR. El uso de este medicamento requiere análisis regulares de sangre para controlar los efectos del fármaco sobre la médula ósea y el hígado. Entre los posibles efectos secundarios se incluye un mayor riesgo de contraer infecciones o han existido casos poco frecuentes de linfoma, una forma de cáncer.

La ciclosporina (Neoral, Sandimmune), ha sido aprobada por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) para el tratamiento de AR severa y activa, en combinación con el metotrexato. Existe riesgo de daño renal por el uso de la ciclosporina, y su médico controlará con frecuencia su presión sanguínea, la función renal y lo someterá a análisis de sangre para detectar cambios mientras tome esta medicina. La minociclina (Minocin, Dynacin), es un antibiótico que produce efectos benéficos en algunos pacientes con AR. Su eficacia puede ser mayor en las primeras etapas de la AR, lo cual se debe mayormente a sus propiedades antiinflamatorias, que a su capacidad bactericida. Las personas alérgicas a la tetraciclina no deben tomar minociclina.

Recientemente la FDA aprobó un nuevo FARME para el tratamiento de la AR. El tofacitinib (Xeljanz) forma parte de una nueva subcategoría de FARME, aunque se le compara a los biológicos. A ellos se les llama inhibidores JAK, pues bloquean la vía de una enzima llamada cinasa de Janus (JAK), involucrada en la respuesta inmunológica del cuerpo. A diferencia de los agentes biológicos tradicionales, se pueden tomar oralmente. El etanercept (Enbrel), el infliximab (Remicade), la anakinra (Kineret), el adalimumab (Humira), el abatacept (Orencia), el rituximab (Rituxan), el golimumab (Simponi), el certolizumab pegol (Cimzia) y el tocilizumab (Actemra), también llamados modificadores de la respuesta biológica (MRB) o biológicos, atacan sustancias químicas específicas del sistema inmunológico involucradas en la AR.Estos MRB han sido aprobados para el tratamiento de AR en adultos. Adicionalmente, el etanercept ha sido aprobado por la FDA para su uso en niños y jóvenes (edades 4 a 17 años) con artritis idiopática juvenil (AIJ) y en adultos con atritis psoriásica y espondilitis anquilosante. De igual manera, en la actualidad se están realizando estudios para determinar los efectos del uso de la anakinra, del adalimumab, y del infliximab en niños y jóvenes con AIJ.

Ya que estas medicinas afectan el sistema inmunológico, usted no debería recibir vacunas vivas tales como polio oral, varicela, vacuna MMR (sarampión, paperas y rubiola) o FluMist. Para evitar el desarrollo de infecciones serias mientras se encuentre bajo tratamiento con un MRB, puede tomar medidas precaución, como el evitar iniciar la terapia si tuviese alguna infección o modificar la dosis del agente biológico si desarrolla una después de iniciado el tratamiento. Sin embargo, infecciones serias han sido relacionadas a estos MRB. Existe el riesgo de activar una tuberculosis (TB) preexistente (inactiva) con los inhibidores del FNT (factor de necrosis tumoral) – etanercept, infliximab y adalimumab – y se recomiendan pruebas en la piel de TB antes de empezar a usar estas medicinas. Llame a su médico inmediatamente si presenta síntomas de infección al usar un biológico. Si tiene una infección activa no debe iniciar el tratamiento con un MRB. Si ha tenido una enfermedad que ataca la mielina, tal como esclerosis múltiple, o si ha tenido un paro cardíaco congestivo, no debería usar etanercept, infliximab o adalimumab.

También existe el riesgo de desarrollar cáncer, particularmente linfoma, con el uso a largo plazo de inhibidores del FNT. A la fecha, sin embargo, los casos reportados de cáncer causados por el uso de cualquier medicamento están dentro de la frecuencia y tipos de cáncer esperados para pacientes con AR que no reciben ningún biológico. En los Estados Unidos, aproximadamente uno por ciento de la población, unos 2.1 millones de personas, tienen de AR. Esta enfermedad puede ser contraída por cualquier persona, sean niños o ancianos, además que varía de una persona a otra. La enfermedad suele comenzar entre los 25-50 años de edad, siendo las mujeres quienes superan a los hombres en una proporción de tres a uno. De igual forma, la enfermedad se presenta en todos los grupos étnicos y en todas partes del mundo.

precio de la pastilla cytotec colombia


que antibioticos tomar despues de un aborto con cytotec

Con una detección temprana y un tratamiento adecuado, las personas con enfermedad de Wilson pueden gozar de una salud normal. El hígado es un órgano que cumple diversas funciones fundamentales en nuestro organismo, como desintoxicación, lucha contra infecciones, almacenamiento de vitaminas y energía y segregación de bilis, sustancia que aporta a la actividad digestiva. Es fundamental cuidar este órgano, ya que se encarga de liberar de nuestro sistema sustancias tóxicas limpiando la sangre.

Existen varias causas por las cuales el hígado deja de realizar su funcionamiento efectivo y eficaz, y esto se debe en muchas ocasiones por el consumo desmedido de bebidas alcohólicas, por enfermedades o falta de higiene en la ingesta de alimentos. Por esto, es importante tener en cuenta que el hígado puede sufrir ataques desde elementos externos como desde el mismo sistema inmunológico, convirtiéndose en blanco de infecciones y diversos problemas de salud; de tal manera que es fundamental conocer las señales que indican que su hígado no anda bien. A continuación te las presentamos.

  • Si consume muchos medicamentos o una sobredosis de los mismos está corriendo el riesgo de generar problemas en el funcionamiento normal de su hígado.
  • Otra señal es el hecho de tomar el mismo medicamento durante largos periodos de tiempo.
  • El consumo regular de más de 5 bebidas alcohólicas diarias aseguran una afección a su hígado.
  • Herencia familiar de enfermedades hepáticas.
  • El consumo de medicamentos para el corazón o para la diabetes.
  • Mala digestión, dolor abdominal, estreñimiento.
  • Náuseas, sobre todo después del consumo de comidas grasas.
  • Síndrome de colon irritable.
  • Mal aliento o lengua con presencia de manchas blancas.
  • Cambios de humor, depresiones y mala memoria, esto debido a que el mal funcionamiento del hígado no permite la desintoxicación del organismo y estos tóxicos llegan al cerebro por medio de la sangre afectando su funcionamiento.
  • Fiebre, infecciones cutáneas y asma.
  • Tensión alta.
  • Retención de líquidos.
  • Dolores de cabeza.
  • Nivel inestable de azúcar en la sangre.
  • Enfermedades y aparición de cálculos en la vesícula biliar.
  • Excesiva temperatura corporal.
  • Baja tolerancia a alguno medicamentos, tales como antibióticos.
  • Cambio de color en la piel y en los ojos, adquiriendo una tonalidad amarilla.
  • Dolor e hinchazón abdominal.
  • Sensibilidad en la piel (irritabilidad, picazón, inflamación).
  • Pérdida de apetito, nauseas, fatiga crónica.

Cuando una persona presenta alguna señal o síntoma anteriormente mencionado debe recurrir al médico para una valoración, y debe eliminar de su dieta alimentos como bebidas alcohólicas, gaseosas, clavos, alimentos condimentados, embutidos y alimentos fritos. Debe seguir las medidas alimentarias y los parámetros estipulados por el médico con el fin de evitar cualquier enfermedad que interfiera con el buen funcionamiento de su organismo.

Así mismo, las personas con mayor riesgo de presentar enfermedades del hígado son aquellos que padecen de enfermedades como diabetes, que consumen bebidas alcohólicas, que trabajan con químicos tóxicos o en laboratorios en los cuales manipulan sangre, virus o bacterias, personas con obesidad o con tatuajes (esto debido al uso de agujas no esterilizadas). Es responsabilidad de cada uno la salud personal, es por ello que es importante escuchar los avisos y alertas que brinda el cuerpo. Debe comer si tiene apetito, de lo contrario, no debe obligar al cuerpo a recibir comida, en vez de esto, puede nutrirlo con un jugo natural, una fruta o un vaso con agua. Si obliga a su cuerpo a recibir alimento sin necesitarlo hace que e hígado trabaje en exceso y corra el riesgo de enfermarse.

Es aconsejable beber agua mineral en una cantidad de 8 a 12 vasos diarios, ya que ofrece el beneficio de desintoxicar el hígado y limpiar los riñones. Debe evitar consumir grandes cantidades de azúcar, ya que el hígado se encarga de convertirlo en grasa y colesterol, afectando el buen funcionamiento de su organismo. Si desea tener un hígado saludable evite en toda medida consumir endulzantes artificiales, el cuerpo siempre exige un nivel de azúcar, pero este puede ser suplido por el consumo de frutas frescas, miel o, en caso tal, endulzantes naturales como la estevia.

Por último, para no exponer al hígado a infecciones y un trabajo excesivo y acelerado, debe procurar una buena higiene en el momento de la preparación e ingesta de los alimentos y aumentar el consumo de legumbres y verduras, evitando los alimentos con pesticidas o químicos.

El hígado es el más grande de los órganos internos del cuerpo humano. En su estado adulto pesa aproximadamente 1.500 gramos. Es cuatro a cinco veces más grande que el corazón y se aloja en la parte superior de la cavidad abdominal.

El hígado se ubica a la derecha del abdomen, debajo del diafragma, y cubierto parcialmente por las costillas. Aquí se ha levantado en parte para hacer visible la vesícula biliar. En el diagrama se puede observar la ubicación del hígado en relación con otros órganos de la digestión. El hígado cumple funciones muy importantes. Es el principal aparato de filtración del cuerpo humano, él depura la sangre de las substancias dañinas producidas ya sea a través de la alimentación o del aire respirado. Las substancias en suspensión en el aire deben ser transformadas en gas o en vapor, de manera que puedan penetrar en el sistema vascular y pasar por y a través del hígado.

En este órgano, se descomponen los elementos químicos y se convierten en materias solubles en el agua, lo cual permite excretarlos en la orina. Elhígado también transforma y almacena los elementos nutritivos del intestino delgado al cual está relacionado mediante la vena porta. Además, almacena las vitaminas, las hormonas y el hierro.

Adherida al hígado, la vesícula biliar almacena la bilis secretada por este órgano. Su función es la de emulsionar las grasas en el curso del proceso digestivo del intestino. El hígado es un órgano que dispone de una gran reserva funcional. Los síntomas de las enfermedades hepáticas aparecen solamente en los casos graves.

Cuando el hígado está seriamente afectado puede agrandarse y el paciente tendrá la impresión de haber aumentado de peso. Su piel se volverá amarilla, su orina tendrá un color oscuro, y él comprobará en la realidad una pérdida de apetito y de peso. Los riesgos de daños permanentes provocados en el hígado y causados por el medio ambiente de trabajo, parecen ser mínimos. Los casos que han sido señalados son aún raros.

El riesgo más grande lo constituye todavía el alcohol, que es un solvente. En consecuencia, cuando una profesión implica una fuerte exposición a los solventes, los riesgos de daños causados al hígado pueden aumentar, sobre todo si se consume mucho alcohol. Por otra parte, los efectos de los solventes sobre el hígado parecen ser de naturaleza temporaria y, en nueve casos sobre diez, los tests han demostrado que el órgano vuelve a su condición normal después de haber cesado la exposición a substancias peligrosas y que ha disminuido la absorción de alcohol. El examen de las funciones del hígado incluye tests sanguíneos simples, capaces de indicar la cantidad de enzimas presentes en el hígado. Un análisis de sobrecarga se hace mediante la administración de una substancia especial en el organismo y su observación para estudiar su descomposición en el hígado. El volumen de este órgano puede ser determinado mediante radiografías y ultrasonidos (ecografías). Es también posible extraer una muestra de tejido mediante una aguja ("biopsia"), pero esta intervención es más compleja y es raramente practicada en las clínicas.

Ciertas substancias son perfectamente identificadas como perjudiciales para el hígado. Pero gracias a reglamentos estrictos y al mejoramiento de las medidas de control, ellas se encuentran sólo muy raramente en los modernos ambientes de trabajo. Dichas substancias son, por ejemplo, el tetracloruro de carbono, el cloroformo y el cloruro de vinilo, susceptibles de provocar una cirrosis de hígado. Está comprobado que ciertos compuestos de arsénico e igualmente el cloruro de vinilo son cancerígenos.

Pero a pesar de que la frecuencia de cáncer de hígado sea creciente, no existe ninguna relación establecida entre cáncer de hígado y el medio ambiente de trabajo. De manera muy probable se trata más bien de una combinación de factores. La mayoría de las veces, los daños del hígado son atribuibles a un conjunto de hábitos de vida, tales como un consumo moderado de alcohol, la exposición a ciertas substancias en el medio ambiente de trabajo y, probablemente, la absorción de medicamentos o de drogas, dado que ciertos antibióticos han sido reconocidos por su poder para alterar las funciones del hígado.

El tratamiento habitual consiste en evitar las substancias nocivas, en mejorar si es posible la dieta y en tomar los medicamentos más apropiados. En el artículo de hoy, vamos a hablar del hígado graso, o, como se le conoce en el ámbito sanitario, de la esteatosis hepática. Como verás, se trata de una enfermedad benigna del hígado, y aquí tienes toda la información que necesitas para conocerla en profundidad.

En primer lugar, ya que vamos a hablar del hígado graso, conviene que entendamos bien qué es y por qué sucede. Después, podremos pasar a hablar de cuáles son sus causas, sus síntomas, y los tratamientos más habituales para resolver los problemas asociados. El hígado graso es una enfermedad hepática que, generalmente, es benigna. Esta enfermedad se caracteriza por la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas. En muchas ocasiones, se relaciona el hígado graso con la cirrosis, y se tiende a pensar que la esteatosis hepática se debe a un consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, es importante mencionar que esto no siempre es así.

Dentro de la esteatosis hepática, existe tanto la esteatosis hepática alcohólica como la no alcohólica. Como puedes imaginar, en el primer caso, se debe a un consumo excesivo de alcohol, pero, en el segundo caso, se produce por otras razones. Con lo que sí está bastante relacionada, es con el sobrepeso, por lo que, si tienes sobrepeso y notas alguno de los síntomas propios del hígado graso (que mencionaremos después), deberías tener cuidado.

Hay que mencionar, no obstante, que en muchas personas se da la estatosis hepática no alcohólica, y éstas no presentan ningún tipo de síntoma o problema. Depende de cada cuerpo y de cada persona. Sin embargo, es importante hacerse chequeos, porque el hígado graso puede evolucionar en esteatohepatitis, insuficiencia hepática o, incluso, cáncer. Por lo tanto, hay que tener cuidado, pese a que no tengamos síntomas ni problemas relacionados.

Visto qué es el hígado graso, podemos pasar a hablar de cuáles son las causas más habituales. Hay que señalar que no existen causas claras como tales, o, al menos, no se conoce. Sin embargo, sí se conocen algunos factores de riesgo. Son los siguientes:

cuanto tiempo tiene que pasar para volver a usar cytotec

cuando aplicar la segunda dosis de cytotec

8- Mehta RL, Kellum JA, Shah SV, Molitoris BA, Ronco C, Warnock DG, et al. Acute Kidney Injury Network. Acute Kidney Injury Network: report of an initiative to improve outcomes in acute kidney injury. Crit Care. 2007;11:R31 [ Links ] 9- Scott RA, Austin AS, Kolhe NV, McIntyre CW, Selby NM. Gastroe Acute kidney injury is independently associated with death in patients with cirrhosis. Gastroenterologhy.2013;4: 191–197.

10-Salerno F, Gerbes A, Gines P, Wong F, Arroyo V. Diagnosis,prevention and treatment of hepatorrenal syndrome in cirrhosis. A consensus workshop of the international ascites club. Postgrad Med J. 2008; 84(998):662-70. [ Links ] 11-Schepke M, Appenrodt B, Heller J, Zielinski J, Sauerbruch T. Prognostic factors for patients with cirrhosis and kidney dysfunction in the era of MELD: results of a prospective study. Liver Int. 2006; 26: 834–839

12- Thadhari R, Pascual M, Bonventre J. Acute renal failure. N Engl J Med. 1996;334(22): 1448-60. [ Links ] 13- Silvariño R, Noboa Oscar. Prevención de la lesión renal en el perioperatorio de cirugía no cardíaca [ en línea ). Arch Med Int. 201 1 [ acceso: 2016-02-01)1; 3 3: 59-64. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/pdf/ami/v33n3/v33n3a02.pdf

14-Uruguay. Ministerio de Salud Pública. Ordenanza Ministerial nº89 del 28 de febrero de 2014 (en línea). Montevideo: MSP; 2014 (acceso julio 2016). 15- Wu CC, Yeung LK, Tsai WS, Tseng CF, Chu P, Huang TY, et al. Incidence and factors predictive of acute renal failure in pacients with advanced liver cirrhosis. Clin Nephrol. 2006;65:28-33. [ Links ]

16- Heras M, Fernández-Reyes M J, Guerrero M T, Sánchez R, Muñoz A, Molina Á, et al. Factores predictores de fracaso renal agudo en ancianos con enfermedad renal crónica ( en línea ). Nefrología (Madr.) 2012 ( acceso 2016 Mar. 0 9]; 32(6): 819-823. Disponible en: http://www.revistanefrologia.com/es-publicacion-nefrologia-articulo-factores-predictores-fracaso-renal-agudo-ancianos-con-enfermedad-renal-cronica-X0211699512002232 19- Ruiz-del-Arbol L, Urman J, Fernández J, González M, Navasa M, Monescillo A, et al. Systemic, renal, and hepatic hemodynamic derangement in cirrhotic patients with spontaneous bacterial peritonitis. Hepatology 2003;38:1210-1218 [ Links ]

21- Hartleb M, Gutkowski K. Kidneys in chronic liver diseases. World J Gastroenterol. 2012;18(24):3035-49. [ Links ] 23- Solomon R, Deray G. Consensus Panel for CIN. How to prevent contrast induced- nephropathy and manage risk patients: Practical recommendations. Kidney Int Suppl. 2006;(100):S51-3. [ Links ]

Autor: Eelco F.M. Wijdicks.
Fuente: N Engl J Med 2016; 375:1660-1670 Una revisión de los elementos de la patogenia, la clínica y el tratamiento de primera y segunda línea en casos con encefalopatía hepática.

La presencia de encefalopatía hepática mínima, evaluada mediante la frecuencia crítica de parpadeo, predice la supervivencia del paciente con cirrosis hepática. Un estudio disponible online y que saldrá publicado en noviembre en Gastroenterology, efectuado en el Hospital Universitario Valme, de Sevilla, en colaboración con el Valle de Hebrón, de Barcelona, el Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia, el Hospital General Universitario de Alicante y el Hospital Clínico Universitario de Valencia, evalúa el impacto de la encefalopatía hepática mínima en la supervivencia a largo plazo de pacientes con cirrosis hepática. Continue Reading »

Probióticos en las enfermedades hepáticas.(descarga pdf)
Autores: Soriano G y cols. Fuente: Nutr Hosp. 2013;28(3):558-563. En las enfermedades hepáticas, especialmente en la cirrosis y la esteatohepatitis no alcohólica, las alteraciones en la microbiota intestinal y en los mecanismos de respuesta inflamatoria desempeñan un papel importante en la progresión de la enfermedad y el desarrollo de complicaciones. Los probióticos, debido a su capacidad para modular la flora intestinal, la permeabilidad intestinal y la res-puesta inmunológica, pueden ser eficaces en el tratamiento de las enfermedades hepáticas y en la prevención de las
complicaciones de la cirrosis. En este artículo se reseñan los resultados del uso de los probióticos en el tratamiento de la encefalopatía hepática mínima y en la prevención de episodios de encefalopatía aguda, así como en el tratamiento de la esteatohepatitis no alcohólica y la prevención de infecciones bacterianas en los pacientes con
trasplante hepático.

Investigadores españoles detectan la encefalopatía hepática mínima a partir de resonancia magnética cerebral

El estudio concluye que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca asociadas a la EHM.

Investigadores del Instituto de Investigación del Clínico (Incliva), dirigidos por la doctora Carmina Montoliu, han diseñado un método para detectar la encefalopatía hepática mínima o deterioro cognitivo a través de la resonancia cerebral. El hallazgo ha sido publicado en GUT. Según ha informado la Generalitat en un comunicado, la investigación ha sido codirigida por el doctor Vicente Felipo, del Centro de Investigación Príncipe Felipe, y se ha realizado en colaboración con el Hospital Clínico Universitario, el Hospital Arnau de Vilanova, ambos de Valencia, la Universidad Jaume I de Castellón y la Fundación ERESA.

La encefalopatía hepática mínima (EHM) es la fase inicial de la encefalopatía hepática y sus síntomas no son evidentes, por lo que es necesario realizar estudios específicos para detectarla. En España la padecen, en algún grado, unas 200.000 personas y más de 12.000 fallecen cada año como consecuencia de las afecciones hepáticas. Según la doctora Montoliu, durante la primera fase hay un leve deterioro cognitivo, déficit de atención, alteraciones en la personalidad, la actividad y la coordinación motoras, que van progresando y que finalmente afectan a la calidad de vida y a la capacidad para realizar tareas cotidianas. Por ello, es importante detectar la enfermedad en sus estadios iniciales para poder prevenirla, “ya que si no se diagnostica a tiempo, cuando los síntomas ya son muy evidentes éstos pueden conducir al coma y a la muerte”. Actualmente, la detección de la encefalopatía hepática mínima se realiza mediante tests psicométricos, que requieren bastante tiempo.

La doctora Montoliu y sus colaboradores han detectado, mediante resonancia magnética cerebral, que los pacientes con EHM tienen afectada la sustancia blanca cerebral. Utilizando una técnica denominada tensor de difusión, han analizado la integridad de los tractos neuronales del cerebro, las conexiones nerviosas intracerebrales, que constituyen la sustancia blanca cerebral, y los resultados permiten concluir que existen alteraciones microestructurales de la sustancia blanca cerebral asociadas a la EHM que reflejarían la presencia de una integridad estructural reducida. “La sustancia o materia blanca es una parte del sistema nervioso central compuesto por fibras nerviosas, que son como conexiones eléctricas que comunican las neuronas entre sí y los centros nerviosos con todos los órganos del cuerpo. Podemos decir que en los pacientes con EHM fallan estas conexiones”, ha explicado la Dra. Montoliu.

Elevada prevalencia La encefalopatía hepática se produce cuando el hígado deja de realizar su función y, como consecuencia, las toxinas se acumulan, llegan al cerebro y alteran la función cerebral, provocando daños como alteraciones en la personalidad, la función cognitiva, la actividad y coordinación motoras y el nivel de conciencia.

Entre un 33 y un 50% de los pacientes con cirrosis hepática sin síntomas evidentes de encefalopatía hepática clínica presentan encefalopatía hepática mínima. La encefalopatía hepática mínima es la fase incipiente de la encefalopatía hepática, que puede conducir al coma hepático y a la muerte, salvo trasplante.
Fuente: Jano Online Determinación de la fibrosis y cirrosis hepática a través de un simple índice no invasivo en pacientes con hepatitis crónica por virus c.

Dres. Rosela Páez*, Carmen Zuramay**, Gerka Tremont ***, Lloeznaly Ochoa****, Julio Vargas****, Román Chacón**** *Gastroenterólogo Adjunto Ad-honorem de la Consulta de Hepatología del Hospital IVSS Dr. Miguel Pérez Carreño. Caracas-Venezuela

**Gastroenterólogo Adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital IVSS Dr. Miguel Pérez Carreño. Caracas-Venezuela ***Gastroenterólogo egresado del Hospital IVSS Dr. Miguel Pérez Carreño. Caracas-Venezuela

****Residentes de Primer año de Postgrado del Servicio de Gastroenterología del Hospital IVSS Dr. Miguel Pérez Carreño. Caracas-Venezuela Para cualquier información o separata contactar a la: Dra. Rosela Páez. Gastroenterólogo Adjunto Ad-honorem de la Consulta de Hepatología del Hospital IVSS Dr. Miguel Pérez Carreño. E-mail: rpaezc@cantv.net

Objetivo: utilizar el índice APRI para la determinación de fibrosis significativa y cirrosis hepática en pacientes con hepatitis crónica por virus C. Pacientes y métodos: se realizó un estudio retrospectivo con 54 pacientes con hepatitis crónica por virus C, el diagnóstico fue establecido por ARN del virus C y parámetros bioquímicos y biopsia hepática. Resultados: de los 54 pacientes el 57% perteneció al sexo femenino, el promedio de edad fue de 41,7 años para el total de la muestra. La fibrosis leve (F1) predominó en un 28% siendo más frecuente en el sexo femenino. El índice APRI, reveló en nuestra muestra una sensibilidad de 52% y una especificidad de 17%, con un valor predictivo positivo de 54% y un valor predictivo negativo de 15% para la fibrosis significativa, y una sensibilidad de 29% con una especificidad de 17%, un valor predictivo positivo de 33% y un valor predictivo negativo de 14% para la cirrosis. Conclusión: el índice APRI fue más sensible para detectar la fibrosis pero con una baja especificidad, mientras que para la cirrosis es poco sensible y específico. Palabras claves: Fibrosis, Cirrosis, Índice APRI, Hepatitis crónica, Virus C.

Objetive: to use APRI index for predicting significant hepatic fibrosis and cirrosis in patients with chronic hepatitis C infection.Patients and methods: a retrospective study was done with 54 patients who chronic hepatitis infection, the diagnosis was established by the presence of hepatitis C virus RNA, biochemical and liver biopsy parameters. Results: of 54 patients, 57% were female, the mean age was 41,7 years old. Mild fibrosis (F1) was more frequent with 28% in women. APRI index in our study had a sensitivity of 52% and specificity of 17%, positive predictive value of 54% and negative predictive value of 15% for significative fibrosis and a sensitivity of 29%, specificity of 17%, positive predictive value of 33% and negative predictive value of 14% for cirrosis. Conclusion: APRI index was more sensitivity for predicting fibrosis but with a low specificity whereas for cirrosis was less. Key words: Fibrosis, Cirrosis, APRI index, Chronic hepatitis, Virus C.

tengo amenaza de aborto puedo usar cytotec

seroquel y acido valproico

cytotec sin receta en monterrey

Puedes tomar hasta dos tazas de esta infusión al día mientras los problemas persistan. 4 Gramos o una cucharada de salvia
1 Taza de agua

La salvia tiene propiedades depurativas y hepatoprotectoras por lo que es perfecta para la eliminación de toxinas, y combatir los problemas de hígado, así como para depurarlo. Para preparar esta infusión, tienes que poner a calentar el agua, y cuando rompa a hervir, verterla sobre una taza que contenga los 4 gramos o la cucharada de salvia, para dejarla reposar después durante 15 minutos, tapada. A continuación, puedes colarla para separar los restos de la planta y tomarla. Es estupenda para tomar después de comer ya que te facilitará además la digestión.

1 Cucharadita de hojas de té verde.
1 Taza de agua hirviendo. El té verde protege el hígado ejerciendo una acción antivírica sobre él, por lo que resulta muy adecuado en el tratamiento de la hepatitis y para combatir los problemas de hígado, ya que gracias a sus propiedades antioxidantes, lo protegen evitando la degeneración producida por intoxicaciones alimentarias o químicas.

Para beneficiarte de estas propiedades y poner en práctica este sencillo remedio, tienes que poner a calentar el agua y cuando rompa a hervir, tienes que verterla en una taza que contenga una cucharadita de hojas de té verde, dejándola reposar ello, sólo tendrás que tomar tres tazas al día de té verde en infusión, que elaborarás poniendo una cucharadita de hojas de té verde secas por cada taza de agua hirviendo que prepares. P.D.: ¿Sabías que en nuestro libro “365 Remedios Caseros” puedes encontrar estos y otros remedios para los Problemas de Hígado y otros problemas frecuentes? Consigue ya tu libro y benefíciate de sus más de 350 páginas llenas de remedios naturales para cuidar tu salud y de los que más te importan.

Nuestros remedios naturales para los Problemas de Hígado pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades. La evolución de los enfermos con cirrosis avanzada se ve complicada por una serie de síntomas que son independientes de la causa de la enfermedad, es decir, que aparecen por igual en pacientes con cirrosis de origen alcohólico o por virus de la hepatitis C. Estos efectos son producidos por la alteración severa de la función del hígado e indican que el órgano está fallando.

Las complicaciones más frecuentes son las varices, el aumento del tamaño del bazo, la ascitis, la encefalopatía hepática, la peritonitis bacteriana o el cáncer de hígado.

  • Las varices esofágicas son dilataciones de las venas del esófago. La alteración del tejido hepático obstruye los vasos y aumenta la presión. Si se rompen pueden sangrar dando lugar a una hemorragia digestiva que puede llegar a ser muy grave. Esta puede manifestarse por vómitos de sangre o eliminación de sangre por las heces. Los vómitos pueden ser de sangre roja fresca, si las varices son grandes y el sangrado importante. Si se sangra menos cantidad, la sangre se digiere en el estómago, los vómitos son de color negro, y se denominan 'en posos de café' por el aspecto que presentan. Cuando la sangre se elimina por las heces también puede hacerlo de dos formas: si el sangrado es abundante el paciente puede tener deposiciones de color rojo; si es de menor cuantía la sangre se digiere, en parte, en el estómago y las heces se tiñen de color negro, dando lugar a lo que conocemos por 'melenas'.

    ^

El tratamiento de las varices se puede hacer de diferentes formas, muchas de ellas simultáneas. Cuando el paciente está sangrando se suele realizar una endoscopia digestiva (se mete un tubo flexible por la boca, con una cámara de video que permite ver las lesiones que existen). A través del tubo se pueden realizar algunos tratamientos como la esclerosis de las varices (inyección de una sustancia química que cicatriza el vaso). También se pueden anudar las venas, con unas bandas elásticas, para evitar que sigan sangrando. El principal problema de este tratamiento es que a veces el sangrado es tan grande que no se puede ver exactamente por dónde fluye. En algunas ocasiones, los enfermos tienen que ser intervenidos. También existen medicamentos que ayudan a reducir la tensión de las venas y, con ello, el riesgo de sangrado. El principal problema es que estos medicamentos bajan la tensión y algunos pacientes se marean al tener tensiones muy bajas. Los fármacos usados con más frecuencia son el propranolol (Sumial®) y el dinitrato de isosorbida (Uniket®), aunque hay otros muchos.

  • Sangrado a otros niveles. En los pacientes cirróticos el hígado no produce suficiente cantidad de sustancias que actúan en la coagulación de la sangre por lo que, si existe una herida, por pequeña que sea, ésta puede sangrar sin que los mecanismos de control sean eficaces como para que se produzca el taponamiento. Es frecuente que los pacientes sangren por las encías o por la nariz, o que tengan hematomas ante pequeños golpes.
  • Se suele dar vitamina K por vía oral o inyectada para intentar mejorar la coagulación de la sangre. Es muy importante que los pacientes eviten los cortes o los golpes importantes y todas las situaciones que les expongan a un alto riesgo de producirse una herida. Es preferible el afeitado con máquina eléctrica, por ejemplo, antes que las cuchillas de afeitar.

    • Episodios de ascitis. La acumulación de líquido en la cavidad abdominal se denomina ascitis. El paciente puede notar aumento del perímetro abdominal (como si se hinchara) e incluso puede ganar peso. En ocasiones esto se acompaña de aparición de edemas (hinchazón) de las piernas.

    La ascitis se puede tratar con restricción de sodio (dietas pobres en sal), medicamentos que hacen orinar más al paciente (diuréticos) y le ayudan a eliminar líquidos retenidos. También puede tratarse con la extracción del líquido mediante punción en la tripa con una aguja que se conecta a un sistema por el que va drenándose el líquido. Esta última forma es más rápida puesto que puede llegar a eliminar más de 8 litros en una sola sesión (se necesitan muchos días de tratamiento con diuréticos para eliminar esta cantidad), aunque más molesta. Se reserva para las situaciones en las que el líquido produzca distensión en el abdomen y dolor.

    • Peritonitis bacteriana. Algunas veces el líquido que hay en el abdomen (líquido ascítico) puede infectarse, lo que puede producir fiebre, dolor abdominal y descompensación de la situación del paciente. Ocurre con más frecuencia cuando la enfermedad está avanzada y el líquido no tiene casi proteínas que puedan defenderse de las bacterias. Se trata con antibióticos y en algunos casos (si las peritonitis son frecuentes o el riesgo de que vuelvan a aparecer muy alto) se da al paciente antibióticos de forma prolongada para evitar que aparezcan de nuevo.
    • Encefalopatía hepática. La causa concreta de esta complicación no se conoce. El hígado, que actúa en condiciones normales como un filtro, pierde parte de su capacidad y eso conduce a que se acumulen en la sangre sustancias tóxicas que no han sido debidamente depuradas por el hígado. Parece que el aumento de amoniaco en la sangre podría ser responsable de algunos de los síntomas de este cuadro.

    Los pacientes se desorientan, tienen tendencia al sueño y a la confusión y aparecen temblores. La afectación se divide en grados: inicialmente el enfermo puede estar eufórico o deprimido, un poco confuso. En grados más avanzados tiende a dormirse y se desorienta (no sabe donde está, confunde a sus familiares, o no se acuerda de su edad). Si la afectación progresa, el paciente pasa a estar dormido, aunque puede despertarse si se le estimula. El grado más avanzado es el del coma: los enfermos pueden no llegar a despertarse ni con estímulos intensos. Generalmente la encefalopatía suele aparecer después de algún desencadenante: por ejemplo, una hemorragia digestiva, la sangre se absorbe en el estómago y se aumenta el amoniaco en la sangre. Dietas muy ricas en proteínas, estreñimientos, fármacos etc también pueden contribuir a la aparición de este cuadro.

    Para evitar que las bacterias de intestino fabriquen más amoniaco a partir de las proteínas de la dieta se debe reducir el consumo de éstas, se dan antibióticos por boca para que maten las bacterias del intestino y se debe evitar el estreñimiento. Para esto último, los individuos deben recibir laxantes suaves, como la lactulosa, que asegure que hagan una o dos deposiciones al día. En caso de que no sean eficaces debe recurrirse a los enemas.

    • Esplenomegalia. El incremento del tamaño del bazo se debe al aumento de la presión sanguínea de los vasos que salen del hígado. Su consecuencia más importante es que se destruyen más glóbulos rojos, blancos y más plaquetas de los que es preciso, por lo que los pacientes pueden tener anemia, leucopenia o plaquetas bajas. Por lo general, no se trata de ninguna manera especial, aunque en algunas situaciones es preciso quitar el bazo para controlar los problemas (sobre todo los derivados de las bajadas de plaquetas).
    • Cáncer de hígado. Las enfermedades crónicas del hígado predisponen a la aparición del cáncer de hígado. Los pacientes con cirrosis tienen muchas más posibilidades de presentar la enfermedad que la población sana. Muchas veces los tumores pasan desapercibidos y los síntomas pueden confundirse con los de la cirrosis. El empeoramiento de una enfermedad estable puede ayudar a sospechar la presencia de un cáncer que se puede diagnosticar con una ecografía, o un escáner. El aumento de una sustancia en la sangre denominada alfa-fetoproteína es sugestivo de aparición de un tumor. El diagnóstico seguro se hace con biopsia hepática (se toma una muestra de la parte del hígado sugestiva de tumor y se mira a través del microscopio. La forma del tejido permite saber si las células son tumorales o no).

    Basado en el número de muertes registradas en la República Dominicana y con la idea de aportar datos para que la población tenga un mejor entendimiento de la contagiosa enfermedad, consultamos algunas fuentes científicas sobre la leptospirosis. Raramente, la leptospirosis es fatal en los pacientes que la contraen. Y basado precisamente en el número de muertes registradas en la República Dominicana, con la idea de aportar datos para que la población tenga un mejor entendimiento de la contagiosa enfermedad, la cual ha generado cientos de enfermos en la República Dominicana, creí oportuno consultar algunas fuentes científicas sobre la leptospirosis y hacer de conocimiento público el resultado de esta investigación.

    ¿Qué es la leptospirosis? Esta es una enfermedad infecciosa la cual es causada por un tipo específico de bacteria llamada “spirochete”. La leptospirosis puede ser transmitida por el contacto de muchos animales entre los cuales se encuentran las ratas, mofetas, zarigüeyas, mapaches, zorros, aves, y otros bichos o sabandijas. Igualmente, se transmite a través del contacto con aguas infectadas, tierra, basura, contacto con la suciedad, y el estiércol.

    En el caso de la tierra y el agua, la enfermedad se transmite mediante el consumo del líquido infectado o por medio del consumo de alimentos, extraídos de la tierra, que ha sido igualmente contaminada por el paso de animales enfermos. La enfermedad puede entrar en el cuerpo por medio de las membranas mucosas (ojos, nariz, la boca) y por medio de las rupturas y/o laceraciones en la piel que tengan contacto con el agua y/o basura contaminadas.

    La leptospirosis es una enfermedad mundial, pero se adquiere comúnmente en los países tropicales. Por ejemplo, en los Estados Unidos, el Centro de Prevención y Control de Enfermedades, mejor conocido por sus siglas en ingles como CDC, dice que aproximadamente unos 100 a 200 casos de leptospirosis se reportan cada año en los Estados Unidos, de los cuales un 50% de estos ocurren en Hawai. ¿Cuáles son los síntomas de la leptospirosis?

    Los síntomas pueden comenzar entre dos y 25 días después del contacto directo con la orina o tejidos de animales infectados, lo cual ocurre también con la tierra y el agua como se explicó anteriormente. Por ejemplo, los veterinarios, dueños de mascotas, trabajadores de la plomería, granjeros, están en un alto riesgo de contraer esta enfermedad.

    La enfermedad típicamente progresa en el cuerpo en dos fases:

    La primera fase se caracteriza por síntomas de fiebre sin alguna razón específica y la cual incluye dolores de cabeza, dolores musculares, dolor en los ojos acompañado de “luces brillantes”, seguido de escalofríos y fiebre y un color rojizo en los ojos. Sin embargo, los síntomas mejoran después de cinco a nueve días. La segunda fase comienza después que el paciente tiene algunos días sintiéndose bien. Es luego cuando los síntomas iniciales recurren, pero con más fiebre y endurecimiento del cuello, algo conocido en el argot popular como “Tengo el cuello duro o tieso”.

    Algunos pacientes desarrollan una inflamación seria de los nervios de los ojos, el cerebro, y entre otros nervios se afecta la columna vertebral (meningitis). Otro de los síntomas en la segunda fase consiste en el dolor de la parte superior del abdomen, y los síntomas menos comunes se relacionan a la enfermedad del hígado, los pulmones, los riñones, y el corazón. A propósito, la leptospirosis asociada con el hígado y enfermedad de los riñones se le conoce como el síndrome de Weil y se caracteriza por un color amarillo en los ojos. Los pacientes con el síndrome de Weil desarrollan un estado mucho más serio con todos los órganos que se afectan con esta enfermedad.

    ¿Cómo se diagnostica la leptospirosis? El diagnóstico de esta enfermedad se hace mediante el cultivo del organismo de la bacteria llamada Leptospira, la cual es extraída de la sangre infectada, fluidos de la columna vertebral, o la orina. Sin embargo, muchos especialistas optan por elevar los niveles de los anticuerpos de la Leptospira en la sangre para hacer un diagnóstico, ya que la técnica requerida para llevar a cabo el cultivo es muy delicada y difícil.

    ¿Cuál es el tratamiento de la leptospirosis? Este tratamiento conlleva alta dosis de antibióticos. El tratamiento de antibióticos como la penicilina tiene mejor efectividad si se aplica en el principio del curso de la enfermedad. Los pacientes que están severamente enfermos necesitan ser hospitalizados para que reciban los fluidos intravenosos correspondientes y un tratamiento de antibiótico supervisado por profesionales.

    Las manifestaciones severas de la infección en los riñones y el hígado requieren entonces de un tratamiento médico intenso y en muchos casos requiere del tratamiento de diálisis. Es importante documentar en este artículo que aún en los casos severos de la enfermedad, en pacientes que no presentan otras condiciones médicas, las funciones tanto del hígado como de los riñones retornan a su normalidad después de que el paciente se recupera de la enfermedad.

    El índice de mortalidad entre los pacientes que son afectados severamente por la leptospirosis oscila entre 5%-40%, dependiendo de cuan afectado esté el organismo, además del estado de salud general del paciente antes de haber sido infectado. Los pacientes que gocen de un estado de salud fuerte, pues obviamente tendrán una recuperación completa. La vacuna contra la leptospirosis está disponible en Europa y el Asia. La misma debe ser aplicada cada año. Las personas que podrían estar expuestas a la enfermedad tienen que tomar unos 200 mg de doxycyline por semana y dicho tratamiento debe ser aplicado antes y durante el tiempo de exposición a las áreas que presenten una posibilidad potencial de contagio.

    ¿Cómo se previene la leptospirosis? Los riesgos de infectarse con la enfermedad se pueden reducir en gran medida si se evita el contacto con agua contaminada, no se recomienda nadar en ríos donde ha habido desechos de animales, ya que la orina de estos tarda en diluirse, las mascotas domésticas tienen que ser examinadas por veterinarios y determinar si estas están en riesgo, los técnicos y profesionales de Salud Pública, por la necesidad de hacer su trabajo, tienen que usar ropas y calzados de protección antes de entrar en contacto con personas o animales infectados con la enfermedad, se recomienda lavarse las manos con jabón varias veces al día, y mantener un nivel de higiene más supervisado especialmente en los lugares donde se han descubierto brotes epidémicos.

    se puede consumir alcohol tomando cytotec

    Aprovecha la oportunidad para actualizar tus conocimientos en el manejo de la cirrosis hepática” Aprovecha la oportunidad para actualizar tus conocimientos en el manejo de la cirrosis hepática"

    Las células del hígado lesionadas o dañadas conducen a la formación del tejido cicatricial no funcional dentro del hígado. La condición se llama ‘cirrosis hepática’. El tejido hepático sano es reemplazado por el tejido cicatricial gradualmente durante la cirrosis. La cicatrización del hígado es causada por las lesiones a largo plazo o el daño a las células hepáticas, lo que produce la pérdida de la función hepática. La cirrosis del hígado en la etapa 4, indica la etapa avanzada de la enfermedad. El hígado juega un papel importante en la digestión y la desintoxicación. La cirrosis afecta gravemente a la función del hígado. Desafortunadamente, la cirrosis hepática no se puede invertir. El tratamiento para la prevención implica sólo la progresión adicional de la enfermedad. Etapas de la cirrosis hepática.

    1. Durante la etapa inicial de la cirrosis, el cuerpo normalmente no presenta ningún síntoma. Se observan los síntomas como la boca seca, la fatiga, la ictericia y se nota la ampliación de la zona superior del estómago. También, a veces, se experimenta la sensación de picor. Estos síntomas indican un problema en la función hepática. La inflamación del hígado y la formación de tejido anormal en el hígado, pueden ser detectados con la ayuda de las pruebas médicas apropiadas. Sin embargo, la progresión de la enfermedad y el deterioro de la función del hígado es muy lenta. Una biopsia ayuda a determinar el avance de la enfermedad. La etapa inicial de la cirrosis del hígado se llama ‘fase compensada “, ya que el cuerpo ha conseguido compensar con éxito y por sí solo todas las deficiencias, que se producen por un mal funcionamiento del hígado.
    2. Durante esta etapa, los tejidos anormales desarrollados en el interior del hígado se transforman en bandas rígidas de los tejidos conectivos. Este proceso se conoce como la fibrosis. La fibrosis y la inflamación del hígado se propagan y afectan a las venas y las regiones circundantes.
    3. A medida que avanza la enfermedad, todas las bandas tiesas comienzan a mezclarse las unas con las otras. Esto conduce a la ampliación de las zonas afectadas. La interrupción de las funciones del hígado es generalmente observada durante esta etapa, ya que la persona experimenta la incapacidad para digerir las grasas. La deficiencia de las vitaminas se puede notar también debido a problemas en la absorción de las vitaminas solubles en grasa.
    4. La etapa final de la cirrosis hepática, se conoce como la etapa de la cirrosis descompensada. Esta etapa es la más temida. El trasplante hepático es la única opción de tratamiento para los pacientes en la etapa descompensada. El empeoramiento de todos los síntomas, se observa durante estas etapas.

    Los síntomas de la cirrosis hepática:

    • La fatiga.
    • La sed extrema.
    • Una capa gruesa sobre la superficie dorsal de la lengua.
    • La anorexia.
    • Las náuseas.
    • La distensión abdominal.
    • El dolor sordo en el área del hígado.
    • Los lunares araña.
    • La contracción del hígado.
    • La ictericia.
    • El intenso prurito en la piel.
    • El edema.
    • La ascitis.
    • Las palmas hepáticas.
    • La fiebre baja.
    • La fatiga severa, el cansancio, la somnolencia inusual.
    • La pérdida del apetito.
    • El dolor del estómago y los calambres.
    • La fácil aparición de los moretones y el sangrado (especialmente en la región abdominal).
    • La confusión, la dificultad en el habla.

    La esperanza de vida con la cirrosis hepática.

    La cirrosis del hígado en la etapa 4 puede dar lugar a graves complicaciones de la salud, como la hipertensión portal, el agrandamiento del bazo, el endurecimiento del hígado, la disfunción renal y la acumulación de líquidos en el cuerpo. La pérdida de la masa ósea y una disminución en la densidad ósea se pueden notar también. Durante a la función hepática deteriorada, el organismo pierde su capacidad de desintoxicarse, lo que conduce a la concentración de las toxinas en el cuerpo. Esto dá lugar a la confusión severa, incluso el coma. En este mundo moderno, la cirrosis hepática es la tercera causa de muerte después de las enfermedades cardíacas y el cáncer. Hay muchos tipos de cirrosis, basadas en las causas. La cirrosis alcohólica tiene el peor pronóstico, cuando se compara con la cirrosis biliar primaria o la cirrosis inducida por la hepatitis. La esperanza de vida de la cirrosis puede ser alrededor de 15 a 20 años, si la cirrosis es detectada durante una etapa temprana. Si la enfermedad se detecta en la segunda etapa, la esperanza de vida será aproximadamente de 6 a 10 años. Los pacientes en las primeras etapas pueden optar por las últimas opciones de tratamiento, como el trasplante de hígado, las medicinas de ultima generación, etc. Si la cirrosis se diagnostica durante la última etapa, entonces la esperanza de vida será de aproximadamente de 1 a 3 años, dependiendo de la salud general del paciente, la disponibilidad de las tecnologías avanzadas del tratamiento, la gravedad de los síntomas, etc.

    La cirrosis hepática no tiene un inicio repentino, se necesitan años de daño para producir las cicatrices perjudiciales y muchos años de abusos para que el hígado deje de funcionar por completo y pasar por alto las condiciones subyacentes y la condición mortal. El tratamiento de la cirrosis puede ayudar a detener o ralentizar la progresión de la enfermedad. Durante la cuarta etapa de la cirrosis hepática, la insuficiencia hepática y otras complicaciones de la salud, pueden conducir finalmente a la muerte de la persona. Ahora que usted sabe, cómo la cirrosis del hígado y la muerte están estrechamente relacionados, no es necesario explicar la importancia de una prueba médica de rutina en su vida. Las pruebas de rutina ayudan a controlar la función del hígado y ayudarán a detectar un problema en una etapa temprana. La cirrosis, generalmente, se detecta durante las pruebas realizadas por algunos problemas de la salud. Un examen semestral de rutina puede ayudar a mejorar las posibilidades de la detección de la cirrosis en una etapa temprana. Publicado por el equipo de Bupa de información sobre la salud, octubre de 2011.

    Esta hoja informativa está destinada a quienes padecen de cirrosis inducida por alcohol, o a quienes desean informarse sobre el tema. La cirrosis es una enfermedad en la cual el tejido sano del hígado es reemplazado por tejido cicatrizal que, con el tiempo, impide que el hígado funcione correctamente. La cirrosis inducida por alcohol (también conocida como cirrosis alcohólica) es el término que se usa para describir la cirrosis que ha sido causada por beber cantidades excesivas de alcohol, generalmente, durante muchos años.


    En la cirrosis, las células sanas del hígado son gradualmente reemplazadas por tejido cicatrizal en un proceso llamado fibrosis. Si esto ocurre, el tejido del hígado, que debería ser liso, se torna noduloso y duro. La cirrosis inducida por alcohol hace referencia específicamente a la cirrosis causada por beber alcohol. La cirrosis puede también ser causada por infecciones hepáticas, como hepatitis B y C y por algunas enfermedades hereditarias del hígado. La cirrosis es el tipo más grave de un conjunto de enfermedades hepáticas relacionadas al consumo de alcohol. Si usted bebe cantidades excesivas de alcohol, puede contraer enfermedades como enfermedad del hígado graso o hepatitis (inflamación del hígado). La enfermedad simple de hígado graso generalmente puede revertirse al dejar de beber. Las personas que siguen bebiendo en exceso corren riesgo de desarrollar un tipo más grave de enfermedad hepática, como hepatitis o cirrosis.

    La cirrosis se clasifica como compensada o descompensada. Si tiene cirrosis compensada, su hígado generalmente puede soportar el daño y continuar realizando la mayoría de las funciones importantes. La mayoría de las personas con cirrosis compensada tienen pocos síntomas o ninguno. Sin embargo, sin tratamiento, es probable que desarrolle cirrosis descompensada (aunque esto puede llevar muchos años). Si tiene cirrosis descompensada, generalmente tendrá síntomas y complicaciones graves.

    Es posible que en las primeras etapas de la cirrosis no tenga ningún síntoma y su médico haya detectado signos de daño en el hígado mediante un análisis de sangre de rutina. Los primeros síntomas pueden incluir:

    • pérdida de apetito
    • náuseas y vómitos
    • picazón en la piel
    • pérdida de peso

    Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, los síntomas pueden incluir:

    • color amarillento en la piel y/o en la parte blanca de los ojos (esto se llama ictericia)
    • hinchazón del abdomen (barriga) y piernas
    • pérdida de tejido muscular
    • aparición de vasos sanguíneos con forma de araña en la piel
    • hematomas y hemorragias que aparecen con facilidad
    • vómitos de sangre o sangre en las heces (de apariencia negra alquitranada y de olor desagradable)
    • confusión o falta de memoria
    • alta temperatura (fiebre) debido a una infección (es más probable que contraiga ciertas infecciones si tiene cirrosis)
    • cambios sexuales – si es hombre, podría notar que tiene menos vello corporal, testículos más pequeños (atrofia testicular) y más tejido mamario (ginecomastia); si es mujer, podría tener períodos irregulares

    La cirrosis no siempre es la causa de estos síntomas, pero si los tiene, consulte a un médico.
    Si vomita sangre, sus heces son negras o tiene fiebre, debe buscar atención médica urgente.


    El tejido cicatrizal puede restringir el flujo de sangre al hígado, provocando una acumulación de presión en la vena que lleva sangre desde el intestino hasta el hígado (vena porta). A esto se lo conoce como hipertensión portal. A medida que aumenta la presión, la sangre trata de encontrar otra vía hacia el corazón sin pasar por el hígado y expande las venas en la pared del estómago y del esófago. Estas venas expandidas (llamadas várices) pueden sangrar lentamente, causando anemia (una afección en la que hay muy pocos glóbulos rojos en la sangre o no hay suficiente hemoglobina en la sangre). Además existe riesgo de que las várices sangren intensamente y necesite tratamiento de emergencia. La cirrosis puede derivar en insuficiencia hepática. Esto es cuando el hígado deja de funcionar como debería. También puede causar insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal) y daño cerebral (encefalopatía).

    Si tiene cirrosis, es más probable que desarrolle cáncer de hígado.

    Una de las muchas funciones del hígado es procesar el alcohol que usted bebe. El hígado puede controlar cierta cantidad de alcohol pero si bebe mucho y con regularidad, puede forzarlo en exceso.

    Su hígado generalmente puede repararse y regenerarse solo. Pero si las células están muy dañadas, el tejido hepático puede quedar cicatrizado permanentemente A medida que se acumula el tejido cicatrizal, el hígado no puede funcionar con la misma eficacia. Entonces tendrá menos capacidad para procesar sustancias químicas y medicamentos, lo que puede causar la acumulación de sustancias nocivas (toxinas) en su cuerpo. El daño al hígado se produce gradualmente con el paso de los años hasta que deja de funcionar correctamente. La cirrosis inducida por alcohol generalmente es provocada por beber demasiado durante muchos años. No hay una cantidad específica de alcohol que cause cirrosis; las cantidades que pueden causar daño varían según la persona. En general, cuanto más alcohol beba, más probabilidad tendrá de contraer cirrosis inducida por alcohol. No solo afecta a las personas que tienen una adicción al alcohol. Si es bebedor social o bebedor excesivo episódico, también tiene altas posibilidades de contraer cirrosis.

    Su médico le hará preguntas sobre los síntomas y le examinará. También puede preguntarle acerca de su historial médico. Su médico podrá remitirlo a un médico hepatólogo (un médico que se especializa en las enfermedades del hígado).
    Es posible que necesite una o más de estas pruebas:

    • Análisis de sangre, incluyendo una prueba de función hepática para ver cómo funciona su hígado.
    • Estudios por imágenes como TAC o IRM.
    • Biopsia del hígado, donde se extrae una pequeña porción de hígado con una aguja fina y se examina bajo un microscopio para ver si el tejido está dañado.

    Si su médico cree que usted tiene várices en su esófago o estómago, podría tener que hacerse una gastroscopia. Una gastroscopia es una prueba que le permite al médico observar su esófago y estómago mediante el uso de una cámara telescópica delgada y flexible, similar a un tubo, que se llama endoscopio.
    Tenga presente que la disponibilidad y el uso de estas pruebas específicas pueden variar de un país a otro. El daño hepático causado por la cirrosis no se puede revertir pero usted puede evitar mayores daños. La mejor forma de hacerlo es dejar de beber alcohol. Si tiene dificultades para dejar de beber, hable con su médico. Podrá ayudarle de varias maneras, por ejemplo, puede recomendarle participar en grupos de apoyo.

    Su médico o dietista pueden asesorarle con respecto a su dieta y a complementos nutricionales ya que es importante evitar la desnutrición. Medicamentos

    Su médico puede recetarle medicamentos para aliviar los síntomas. Por ejemplo, si tiene hipertensión portal puede recetarle un medicamento betabloqueador para reducir el riesgo de hemorragia. O si tiene hinchazón abdominal, puede recetarle un diurético (pastillas de agua) para ayudarle a eliminar el líquido de su abdomen. Consulte siempre a su médico, y lea el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento.

    Si usted tiene insuficiencia hepática, un trasplante puede ser una opción. Se trata de una cirugía mayor para extirpar el hígado afectado y reemplazarlo con el hígado sano de un donante. Su médico podrá decirle si esta es una opción adecuada para usted. Si se le hace un trasplante de hígado, no debe beber alcohol por el resto de su vida. La disponibilidad y el uso de los distintos tratamientos pueden variar de un país a otro. Consulte a su médico acerca de sus opciones de tratamiento.


    La mejor forma de reducir las probabilidades de tener cirrosis inducida por alcohol es limitar la cantidad de alcohol que bebe, o simplemente no beber alcohol. Dejar de beber alcohol también puede evitar el avance de la cirrosis si ya la tiene. Las pautas actuales en el Reino Unido para beber con moderación son las siguientes:

    • Las mujeres no deben beber regularmente más de dos o tres unidades de alcohol por día.
    • Los hombres no deben beber regularmente más de tres a cuatro unidades de alcohol por día.

    Es fácil calcular mal las unidades de bebida que toma. Los siguientes ejemplos pueden ayudarle a llevar un seguimiento de la cantidad que bebe. Téngalos presente para asegurarse de beber con moderación sin exceder los límites.

    • Una pinta de sidra al 6% de alcohol por volumen (apv) son alrededor de 3,4 unidades.
    • Una pinta de cerveza al 5% de apv son 2,8 unidades.
    • Un vaso normal de vino (175 ml) al 13% de apv son 2,3 unidades.
    • Un vaso grande de vino (250 ml) al 12% de apv son 3 unidades.
    • Una medida de aguardiente al 40% de apv al 40% es 1 unidad.

    Tenga presente que las pautas para el consumo de alcohol pueden variar de un país a otro. Para más información, consulte a su médico de cabecera.

    La cirrosis es la cicatrización del hígado causada por el daño continuo de este órgano a largo plazo. Cada vez que su hígado se lesiona trata de repararse a sí mismo. En el proceso, se forma tejido cicatricial.

    El tejido cicatricial reemplaza el tejido sano en el hígado y evita que el hígado funcione correctamente. La cirrosis puede ser fatal si falla el hígado. Sin embargo, por lo general toma años para llegar a esta etapa y el tratamiento puede ayudar a prevenir su progresión.

    se puede comer despues de haber usado cytotec

    12. Shiratori Y, Imazeki F, Moriyama M. Histologic improvement of fibrosis in patients with hepatitis C who have sustained response to interferon therapy. Ann Intern Med 2000; 132: 517-24. [ Links ] 13. Hammel P, Couvelard A, O'Toole D. Regression of liver fibrosis after biliary drainage in patients with chronic pancreatitis and stenosis of the common bile due. N Engl J Med 2001; 344: 418-23. [ Links ]

    14. Pares A, Caballería J, Bruguera M. Histological course of alcoholic hepatitis. Influence of abstinence, sex and extent of hepatic damage. J Hepatol 1986; 2: 3-42. [ Links ] 15. Ramm G, Crawford D, Powell L. Hepatic stellate cell activation in genetic haemochromatosis. Lobular distribution, effect of increasing hepatic iron and response to phlebotomy. J Hepatol 1997; 26: 584-92. [ Links ]

    16. Schilsky M, Scheinberg I, Sternlieb I. Prognosis of wilsonian chronic active hepatitis. Gastroenterology 1991; 100: 762-7. [ Links ] 17. Parola M, Leonarduzzi G, Biasi F. Vitamin E dietary supplementation protects against carbon tetra-chloride-induced chronic liver damage and cirrhosis. Hepatology 1992; 16: 1014-21. [ Links ]

    18. De La Maza M. Effects of long-term vitamin E supplementation in alcoholic cirrhotics. J Am Coll Nutr 1995; 14: 192-6. [ Links ] 19. Ma X, Zhao J, Lieber C. Polyenylphosphatidylcholine attenuates non-alcoholic hepatic fibrosis and accelerates its regresión. J Hepatol 1996; 24: 604-13. [ Links ]

    20. Mizobushi Y, Shimizu I, Yasuda M. Retinyl palmitate reduces hepatic fibrosis in rats induced by dime-thylnitrosamine or pig serum. J Hepatol 1998; 29: 933-43. [ Links ] 21. Godichaud S, Krisa S, Couronne B. Deactivation of cultured human liver myofibroblast by trans-resveratrol, a grapevine-derived polyphenol. Hepatology 2000; 31: 922-31. [ Links ]

    22. Summerskill W, Korman M, Ammon H. Prednisone for chronic active liver disease: dose tritration, standart dose, and combination with azathioprine compared. Gut 1975; 16: 876-83. [ Links ] 23. Czaja A, Ammon H, Summeskill W. Clinical features and prognosis of severe chronic active liver disease (CALD) after corticosteroid-induced remission. Gastroenterology 1980; 78: 518-23. [ Links ]

    24. Davis G, Czaja A, Ludwing J. Development and prognosis of histologic cirrosis in corticosteroid-treated hepatitis B surface antigen-negative chronic active hepatitis. Gastroenterology 1984; 87: 1222-27. [ Links ] 25. Yoneyama K. Efficacy and safety of prednisolone in patients with autoimmune hepatitis. Adv Ther 2006; 23: 74-91. [ Links ]

    26. Manzini R, Benedetti A, Jezequel A. An interleukin-1 receptor antagonist decreases fibrosis induced by dimethylnitrosamine in rat liver. Virchows Arch 1994; 424: 25-31. [ Links ] 27. Bruck R, Hershkoviz R, Líder O. The use of synthetic analogues of Arg-Gly-Asp (RGD) and soluble receptor of tumor necrosis factor to prevent acute and chronic experimental liver injury. Yale J Biol Med 1997; 70: 391-402. [ Links ]

    28. Ryhanen L, Stenback F, Ala-Kokko L. The effect of malotilate on type III and type IV collagen, laminin and fibronectin metabolism in dimethyl-nitrosamine-induced liver fibrosis in the rat. J Hepatol 1996; 24: 238-45. [ Links ] 29. Shimizu I, Ma Y, Mizobuchi Y. Effects of Sho-saiko-to, a Japanese herbal medicine, on hepatic fibrosis in rats. Hepatology 1999; 29: 149-60. [ Links ]

    30. Miyamura M, Ono M, Kyotani S. Effects of sho-saiko-to extracts on fibrosis and regeneration of the liver in rats. J Pharm Pharmacol 1998; 50: 97-105. [ Links ] 31. Hernández-Cañaveral I, González J, López-Casillas F, Armendariz-Borunda J. Amplified expression of dominant-negative transforming growth fatctor-beta type II receptor inhibits collagen type I production via reduced Smad-3 activity. J Gastroenterol Hepatol 2004; 19: 380-7. [ Links ]

    32. Gálvez-Gastelum FJ, Sandoval-Rodríguez A, Armendariz-Borunda J. El factor de crecimiento transformante 8 como blanco terapéutico. Sal Pub Mex 2004; 46: 341-50. [ Links ] 33. Sakaida I, Uchida K, Hirokana K. Prolyl 4-hi-droxylase inhibitor (HOE 077) prevents TIMP-1 gene expresión in rat liver fibrosis. J Gastroenterol 1999; 34: 376-7. [ Links ]

    34. Sakaida I, Matsumura Y, Kubota M. The prolilbb 4-hidroxylase inhibitor HOE 077 prevents activation of Ito cells, reducing procollagen gene expresión in rat liver fibrosis induced by choline-deficient Lamino acid-defined diet. Hepatology 1996; 23: 755-63. [ Links ] 35. Bickel M, Baringhaus K, Gerl M. Selective inhibition of hepatic collagen accumulation in experimental liver fibrosis in rats by a new prolyl 4-hidrocylase inhibitor. Hepatology 1998; 28: 404-11. [ Links ]

    36. Wang Y, Wang S, Bickel M. Two novel antiflbrotics, HOE 077 and Safironil, modulate stellate cell activation in rat liver injury: differential effects in males and females. Am J Pathol 1998; 152: 279-87. [ Links ] 37. Nagler A, Gofrit O, Ohana M. The effect of halofuginone, an inhibitor of collagen type I synthesis, on urethral stricture formation: in vivo and in vitro study in a rat model. J Urol 2000; 164: 1776-80. [ Links ]

    38. Pines M, Knopov V, Genina O. Halofuginone, a specific inhibitor of collagen type I synthesis, prevents dimethylnitrosamine-induced liver cirrosis. J Hepatol 1997; 27: 391-8. [ Links ] 39. Harris E, Krane S. Effects of colchicines on collagenase in cultures of rheumatoid synovium. Arthritis Rheum 1971; 14: 669-84. [ Links ]

    40. Diegelmann R, Peterkoffsky B. Inhibition of collagen secretion from bone and culture fibroblasts by microtubular disruptive drugs. Proc Nati Acad Sci 1972; 69: 892-6. [ Links ] 41. Rojkind M, Kershenobich D. Effect of colchicine on collagen, albumin and transferrin síntesis by cirrhotic rat liver slices. Biochim Biophys Acta 1975; 378: 415-23. [ Links ]

    42. Kershenobich D, Vargas F, García-Tsao G. Colchicina in the treatment of cirrosis of the liver. N Engl J Med 1988; 318: 1709-13. [ Links ] 43. Bodenheimer H, Schaffner F, Pezzullo J. Evaluation of colchicine therapy in primary biliary cirrosis. Gastroenterology 1988; 95: 124-9. [ Links ]

    44. Kaplan M, Alling D, Zimmerman H. A prospective trial of colchicine for primary biliary cirrosis. N Engl J Med 1986; 315: 1448-54. [ Links ] 45. Warnes T, Smith A, Lee F A controlled trial of colchicines in primary biliary cirrhosis. Trial design and preliminary report. J Hepatol 1987; 5: 1-7. [ Links ]

    46. Preaux A, Mallat A, Rosenbaum J. Pentoxifylline inhibits growth and collagen synthesis of cultured human hepatic myofibroblast-like cells. Hepatology 1997; 26: 315-22. [ Links ] 47. Pinzani M, Marra F, Caligiuri A. Inhibition by pentoxifylline of extra-cellular signal-regulated kinase activation by platelet-derived growth factor in hepatic stellate cells. Br J Pharmacol 1996; 119: 1117-24. [ Links ]

    48. Windmeier C, Gressner A. Pharmacological aspects of pentoxifylline with emphasis on its inhibitory actions on hepatic fibrogenesis. Gen Pharmacol 1997; 29: 181-96. [ Links ] 49. Svegliati-Baroni G, Di Sario A, Casini A. The Na+/ H+ exchanger modulates the fibrogenic effect of oxidative stress in rat hapatic stellate cells. J Hepatol 1999; 30: 868-75. [ Links ]

    50. Borkham-Kamphrost E, Stoll D, Gressner A, Weiskir-chen R. Antisense strategy against PDGF B-chain proves effective in preventing experimental liver fibrosis. BBRC 2004; 321: 413-23. [ Links ] 51. Reif S, Weis B, Aeed H. The Ras antagonist, farnesylthiosalicylic acid (FTS), inhibits experimentally-induced liver cirrosis in rats. J Hepatol 1999; 31: 1053-61. [ Links ]

    52. Jonson J, Clouston A, Ando Y, Kelemer L, Horn M, Adamson M et al. Angiotensin converting enzyme inhibition attenuates the development of hepatic fibrosis in the rat bile duct ligation model. Hepatology 2000; 32: 191. [ Links ] 53. Margolin S, Lefkowitz S. Pirfenidone: a novel phar-macologic agent for prevention and resolution (removal) of lung fibrosis. FASEB J 1994; 8: A117. [ Links ]

    54. García L, Hernández I, Sandoval A, Salazar A, García J, Vera J et al. Pirfenidone effectively reverses experimental liver fibrosis. J Hepatol 2002; 37: 797-805. [ Links ] 55. Miranda-Díaz A, Rincón AR, Salgado S, Vera-Cruz J, Gálvez J, Islas MC et al. Improved effects of viral gene delivery of human uPA plus biliodiges-tive anastomosis induce recovery from experimental biliary cirrhosis. Mol Ther 2004; 9: 30-7. [ Links ]

    56. Salgado S, García J, Vera J, Siller F, Bueno M, Miranda A et al. Liver cirrosis is reverted by urokinase-type plasminogen activator gene therapy. Mol Ther 2000; 2: 545-51. [ Links ] 57. Iimuro Y, Nishio T, Morimoto T, Nitta T, Stefanovic B, Choi SK et al. Delivery of matriz metalloprotei-nase-1 attenuates established liver fibrosis in the rat. J Clin Invest 2001. [ Links ]

    donde consigo cytotec en españa

    La Insuficiencia hepática es una lesión hepática difusa de más de seis meses de duración, generalmente por la elevación de las transaminasas. Estas son el dato que expresa el número de células dañadas del hígado. Esta enfermedad y sus complicaciones son motivo de consulta frecuente en el servicio de urgencias. Los procesos causantes de la insuficiencia hepática crónica son diversos. En muchas ocasiones, los pacientes son evaluados con el diagnostico etiológico ya conocido; en otras, una historia clínica detallada es suficiente para establecerla causa. Sin embargo, en muchos casos se requiere de experiencia clínica y un uso juicioso de las pruebas complementarias disponibles en el servicio de urgencias para establecer un diagnostico especifico (2). En otro caso, con frecuencia, mas importante para determinar le etiología del proceso hepático crónico es delimitarla gravedad del cuadro, reconocer y corregir los factores desencadenantes de descompensación y precisar y tratar las complicaciones asociadas a la hepatopatía crónica. La mortalidad por enfermedades hepáticas en el mundo prácticamente se ha doblado en las últimas tres décadas y está aumentando a una velocidad incluso, donde actualmente es la quinta causa de muerte en varones de edades productivas de 25 a 64 años (2).

    La razón más probable de este aumento es el consumo creciente de alcohol problema que en gran parte del mundo también se ha ido incrementando que va en paralelo con la tasa de enfermedades hepáticas, especialmente la cirrosis. La anestesia y la cirugía pueden agravar las alteraciones hepáticas de los pacientes con hepatopatías previas y en algunos casos pueden precipitar una insuficiencia hepática de consecuencias fatales. El grado con el que se producen estas complicaciones depende más del tipo y extensión de la alteración hepática que de su etiología concreta (3). La insuficiencia hepática incluye la Hepatitis Crónica y otras enfermedades hepáticas, como las metabólicas-hereditarias y la secundaria a alcoholismo crónico. Las

    Comparte esta actualización en Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

    Estos son vínculos a páginas externas y abrirán en una nueva ventana

    Son nuestros héroes contra el dolor. El paracetamol y el ibuprofeno son dos de los analgésicos más comunes y populares en el mundo.

    Se utilizan para reducir el dolor y la fiebre y ambos son generalmente seguros si se toma la dosis correcta. Pero ¿cómo sabemos cuál de las dos debemos tomar? A continuación una guía para conocerlos.

    Este tipo de medicamento se utiliza para reducir la fiebre y aliviar el dolor.

    • La gente suele tomarlo para dolores de cabeza, contusiones, dolores de muelas, quemaduras de sol y fiebre.
    • Esta droga trabaja directamente con los nervios y los receptores en el cerebro para aliviar el dolor, es más eficaz para los dolores de cabeza.
    • Es seguro para los niños y adultos si se toma correctamente, y hay efectos secundarios mínimos.
    • De acuerdo con un artículo de AskDrSear.com, se necesitan al menos siete veces la dosis normal de paracetamol para que la droga dañe a un paciente.
    • Es seguro tomarlo con otros antibióticos y medicamentos para el resfrío.
    • Mientras que el ibuprofeno funciona en 30 minutos, el paracetamol no tiene efecto hasta que hayan transcurrido 45 a 60 minutos después de la primera dosis.
    • El dolor y la fiebre sólo se reducen por cuatro horas en lugar de seis.
    • No tiene las mismas propiedades antiinflamatorias que el ibuprofeno, por lo que es menos eficaz para reducir el dolor asociado a la inflamación y a la lesión corporal.
    • Aunque no ataca al estómago, su consumo excesivo puede ser perjudicial para el hígado por lo que no debe usarse en personas con problemas hepáticos.

    Pertenece a una clase de medicamentos llamados antiinflamatorios sin esteroides o antiinflamatorios no esteroides.

    • Trabaja para reducir la fiebre alta, disminuir el dolor y la inflamación.
    • Reduce la inflamación en el punto de la lesión, por lo que es más eficaz para aliviar el dolor de músculos y lesiones corporales donde la inflamación es un factor.
    • Según AskDrSears.com, también funciona más rápido y por más tiempo que el paracetamol, teniendo efecto en 30 minutos y puede durar hasta seis horas.
    • El ibuprofeno puede trabajar más rápido que el paracetamol, pero tiene algunos efectos secundarios negativos como el malestar estomacal.
    • Si se toma diariamente durante períodos prolongados que duran más de dos semanas consecutivas, éste contiene productos químicos ácidos que pueden agravar las úlceras estomacales y quemaduras en la mucosa del estómago.
    • Es conveniente tomarlo junto con comida y, si el uso es reiterado, con protectores de estómago.
    • La hemorragia interna como consecuencia no es común, pero es un factor de riesgo.
    • También puede reducir la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre, por lo que este medicamento será menos eficaz para los pacientes con heridas grandes o una hemorragia considerable. El paracetamol no está asociado con dichos riesgos.

    Un factor de riesgo es todo aquello que afecta la probabilidad de que usted padezca una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Algunos factores de riesgo, como el fumar, pueden cambiarse. Otros, como la edad de la persona o sus antecedentes familiares, no se pueden cambiar. Sin embargo, los factores de riesgo no lo indican todo. Presentar uno o incluso varios factores de riesgo no significa que dicha persona tendrá la enfermedad. Además, algunas personas que adquieren la enfermedad puede que tengan pocos o ninguno de los factores de riesgo conocidos.

    Los científicos han encontrado varios factores de riesgo que hacen que las personas tengan mayores probabilidades de padecer el carcinoma hepatocelular (HCC). El carcinoma hepatocelular es más común entre los hombres que entre las mujeres. Gran parte de esto se debe probablemente a comportamientos que afectan algunos de los factores de riesgo descritos más adelante. El subtipo de HCC fibrolamelar es más común en las mujeres.

    En los Estados Unidos, los asiáticoamericanas y los isleños del Pacífico tienen las tasas más altas de cáncer de hígado, seguidos por los indios americanos/oriundos de Alaska y los hispanos/latinos, los afroamericanos y los blancos. A escala mundial, el factor de riesgo más común del cáncer de hígado es la infección crónica (a largo plazo) con el virus de la hepatitis B y el virus de la hepatitis C (HBV y HCV, por sus siglas en inglés). Estas infecciones causan cirrosis del hígado (vea información anterior) y son las responsables de que el cáncer de hígado sea el tipo de cáncer más común en muchas partes del mundo.

    En los Estados Unidos, las infecciones con hepatitis C es una causa más común de cáncer hepatocelular, mientras que en Asia y en los países en desarrollo, la hepatitis B es más común. Las personas infectadas con ambos virus tienen un alto riesgo de padecer hepatitis crónica, cirrosis y cáncer de hígado. El riesgo es aún mayor si consumen bebidas alcohólicas en exceso ​​(por lo menos seis bebidas regulares al día). El HBV y el HCV se pueden propagar de persona a persona por compartir agujas contaminadas (entre usuarios de drogas), sexo sin protección, o durante el nacimiento. También pueden ser transmitidos a través de transfusiones de sangre, aunque esto ha ocurrido muy pocas veces en los Estados Unidos desde que se comenzó a realizar pruebas para detectar estos virus en los productos sanguíneos. En los países en desarrollo, los niños algunas veces contraen infecciones de hepatitis B debido al contacto prolongado con familiares que están infectados.

    El HBV es más probable que cause síntomas, como enfermedades parecidas a la gripe, y una pigmentación amarilla de los ojos y la piel (ictericia). No obstante, la mayoría de las personas se recuperan completamente de la infección con HBV dentro de pocos meses. Sólo un porcentaje muy pequeño de adultos se vuelven portadores crónicos (y tienen un riesgo mayor de cáncer de hígado). Los infantes y los niños pequeños que resultan infectados tienen un mayor riesgo de volverse portadores crónicos. Por otro lado, es menos probable que el HCV cause síntomas. Sin embargo, la mayoría de las personas con HCV contraen infecciones crónicas, las cuales con más probabilidad causen daño hepático o incluso cáncer.

    Otros virus también pueden causar hepatitis, tal como el virus de la hepatitis A y el de la hepatitis E. Sin embargo, las personas infectadas con estos virus no contraen hepatitis crónica, ni cirrosis, y tampoco tienen un riesgo aumentado de cáncer de hígado. La cirrosis es una enfermedad en la que las células del hígado se han dañado y reemplazado por tejido cicatrizado. Las personas con cirrosis tienen un riesgo aumentado de cáncer de hígado. La mayoría (no todas) de las personas que padecen cáncer de hígado ya tienen cierta evidencia de cirrosis.

    Existen varias posibles causas para la cirrosis. En los Estados Unidos, la mayoría de los casos ocurre en personas que abusan del alcohol o que tienen infecciones crónicas con HBV o HCV. La enfermedad de hígado graso que no se debe al consumo de alcohol, una afección en la que las personas que consumen un poco o nada de alcohol desarrollan un hígado graso, es común en personas obesas. Las personas con un tipo de esta enfermedad conocida como esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés) podrían desarrollar cirrosis.

    Algunos tipos de enfermedades autoinmunes que afectan el hígado también pueden causar cirrosis. Por ejemplo, también existe una enfermedad llamada cirrosis biliar primaria (PBC) En esta enfermedad, los conductos biliares en el hígado están afectados e incluso destruidos, lo que puede ocasionar cirrosis. Las personas con PBC avanzada tienen un alto riesgo de cáncer de hígado. Ciertas enfermedades metabólicas hereditarias pueden causar cirrosis.

    Las personas con hemocromatosis hereditaria absorben demasiado hierro del alimento que consumen. El hierro se asienta en tejidos por todo el cuerpo, incluyendo el hígado. Si se acumula suficiente hierro en el hígado, esto puede causar cirrosis y cáncer de hígado. El consumo excesivo de alcohol es una causa principal de cirrosis en los Estados Unidos, lo que se asocia con un riesgo aumentado de cáncer de hígado.

    La obesidad (mucho sobrepeso) aumenta el riesgo de padecer cáncer de hígado. Esto probablemente se deba a que puede causar enfermedad del hígado graso y cirrosis. La diabetes tipo 2 ha sido asociada a un mayor riesgo de cáncer de hígado, usualmente en los pacientes que también tienen otros factores de riesgo, tales como consumo exagerado de alcohol, hepatitis crónica viral, o ambos. Este riesgo puede ser mayor debido a que las personas con diabetes tipo 2 suelen tener sobrepeso o estar obesas, lo que a su vez puede causar problemas hepáticos.

    Algunas enfermedades que aumentan el riesgo de cáncer de hígado son:

    • Tirosinemia
    • Deficiencia de antitripsina alfa-1
    • Porfiria cutánea tarda
    • Enfermedades del almacenamiento del glucógeno
    • Enfermedad de Wilson

    Estas sustancias que causan cáncer son producidas por un hongo que contamina al maní, el trigo, la soya, las nueces molidas, el maíz y el arroz. Almacenar estos productos en un ambiente húmedo caliente puede causar el crecimiento de este hongo. Aunque esto puede ocurrir en casi cualquier parte del mundo, es más común en países tropicales y más calientes. Los países desarrollados en Europa y los Estados Unidos realizan pruebas para regular el contenido de aflatoxinas en los alimentos. La exposición prolongada a estas sustancias es un factor de riesgo principal para el cáncer de hígado. El riesgo aumenta aún más en las personas con infecciones por hepatitis B o C.

    donde comprar pastillas cytotec en peru

    La pancreatitis por cálculos biliares es una inflamación del páncreas, resultado de la obstrucción del conducto pancreático por un cálculo biliar. Esto ocurre al nivel del esfínter de Oddi, un músculo redondo ubicado en la abertura del conducto biliar hacia el intestino delgado. Cuando un cálculo de la vesícula biliar se desplaza por el conducto biliar común y queda atrapado en el esfínter, bloquea el flujo de salida de todo material proveniente del hígado y páncreas. El resultado es la inflamación del páncreas, la cual puede ser muy grave. La pancreatitis por cálculos biliares puede ser una enfermedad que conlleva peligro de muerte, y es necesario que un médico examine de urgencia a la persona con cálculos biliares que repentinamente presenta dolor abdominal fuerte. Los factores de riesgo para la pancreatitis por cálculos biliares son similares a los descritos para la enfermedad de cálculos biliares.

    Los síntomas podrían ser similares a los arriba explicados, bajo Cálculos biliares y enfermedad de cálculos biliares. Además, podría sentirse dolor en el abdomen superior izquierdo o en la espalda, que generalmente aparece en forma repentina, es muy fuerte, normalmente agudo o como una sensación de que algo se aprieta, y con frecuencia viene acompañado por náusea y vómito. Los exámenes de sangre pueden identificar la inflamación del páncreas (amilasa y lipasa) y pueden encontrar pruebas de obstrucción del flujo de salida de la bilis desde el hígado (ALT, AST, fosfatasa alcalina y bilirrubina). La inflamación del páncreas se observa mejor con una prueba radiológica (CT scan o CAT scan), la cual también puede determinar la gravedad de la inflamación pancreática. El CT scan no tiene tanta sutileza como para identificar los cálculos biliares pequeños, y por ello, podría requerirse un ultrasonido abdominal en caso de considerarse que esa es la causa de la pancreatitis.

    Al inicio, la pancreatitis se trata mejor evitando la ingesta de cualquier tipo de líquido o sólido hasta que la inflamación disminuya. Normalmente, todo lo que se requiere es administrar líquidos por vía intravenosa cuando la inflamación es moderada, y los síntomas se resuelven dentro de pocos días. Una inflamación grave, dolor persistente y fiebre sugieren pancreatitis severa e inflamación continua. En ese caso, se iniciará la administración de nutrientes por vía intravenosa, si no es posible volver a empezar la ingesta oral en aproximadamente 5 a 7 días. La náusea grave y el vómito se tratan inicialmente aliviando al estómago de los líquidos; por ello se usa una sonda nasogástrica y se administran medicamentos antiheméticos (contra la náusea). Las terapias para el dolor podrían administrarse por vía intravenosa hasta que pueda reiniciarse la ingesta de alimentos y uso de tratamientos por vía oral. A veces, es importante extirpar urgentemente un cálculo biliar que ocasiona pancreatitis; y en otras ocasiones, podría ser adecuado esperar entre 24 y 48 horas con valoraciones regulares para asegurarse que la persona permanece estable. Los cálculos biliares que causan la pancreatitis de cálculos biliares podrían pasar y salir del conducto sin intervención o podrían requerir una extirpación endoscópica o quirúrgica. En los casos con infección del tejido pancreático, ocurre la enfermedad conocida como necrosis (tejido muerto) pancreática, y se podrían usar antibióticos para controlar o prevenir la infección. La disfunción del esfínter de Oddi (DEO) comprende un complejo de síntomas de dolor abdominal superior irregular que podría presentarse acompañado por náusea y vómito. No se comprende completamente a este trastorno aún. Se cree que la causa es cicatrización o espasmo del músculo del esfínter de Oddi, un músculo circular de aproximadamente 1cm (1/2 pulgada) de longitud y ubicado en el extremo inferior de los conductos biliar y pancreático. La función de este músculo es mantener cerrados los músculos del conducto biliar y del conducto pancreático, para de esa manera prevenir el reflujo de los contenidos intestinales hacia esos conductos. Si este músculo sufre un espasmo o presenta cicatrices, el drenaje de los conductos biliar y pancreático podría comprometerse. La dilatación anormal del conducto biliar y/o pancreático normalmente se relaciona con aumento de los productos y enzimas del hígado, vesícula biliar y páncreas, lo cual puede analizarse mediante exámenes de sangre (pruebas hepáticas en suero sanguíneo, amilasa, lipasa). El dolor podría ser el resultado de la obstrucción de los conductos.

    La disquinesia biliar podría desarrollarse después de la extirpación de la vesícula biliar, y por ello el nombre de síndrome post-colecistectomía. Los síntomas podrían ser similares a aquellos por los cuales inicialmente se extirpó la vesícula biliar, e incluyen dolor abdominal, náusea y vómito. Los síntomas pueden ser ocasionales o podrían aumentar y disminuir. Las personas podrían perder peso debido a la falta de apetito. Fiebre, escalofríos y diarrea no son características de esta enfermedad. Si los síntomas son graves y no responden al tratamiento tradicional, se requeriría investigar más a fondo.

    Es importante verificar que no se pasa por alto otras enfermedades más graves antes de embarcarse en el diagnóstico de disfunción del esfínter de Oddi. Por lo tanto, será importante verificar que el paciente no tenga cálculos en los conductos biliares, cáncer del páncreas o de los conductos biliares, enfermedad de úlcera péptica o enfermedad cardíaca (mala circulación hacia el corazón, llamada “isquemia”, o una “angina” que podría imitar esos síntomas). El diagnóstico de disfunción del esfínter de Oddi puede evaluarse y confirmarse mediante un endoscopio especial que permite colocar un catéter en los conductos biliar y pancreático. Mediante la inyección de sustancia de contraste a través del catéter, junto con el uso de radiografías, el médico obtiene fotografías de los conductos biliar y pancreático. Este procedimiento que requiere de una sonda especial se conoce como colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), y puede ayudar a determinar la presencia de cálculos biliares en la vesícula biliar o conducto biliar. En el caso de cálculos en el conducto biliar, pueden utilizarse instrumentos y procedimientos especiales (esfinterotomía con extracción de cálculo) (ver figura 2, arriba) mientras se realiza la CPRE para extirpar la mayor parte de ellos. Es posible tomar mediciones de la fuerza de contracción del músculo del esfínter de Oddi mediante un tubo plástico especial que se inserta dentro del conducto biliar o del conducto pancreático, a nivel del músculo del esfínter de Oddi. Esto se conoce como “manometría del esfínter de Oddi” y se emplea para determinar si el músculo presenta “disquinesia” o si se contrae normalmente. Se confirma el diagnóstico de disquinesia biliar si el músculo no se contrae en forma normal.

    En los pacientes con síntomas graves e intolerables, podría cortarse el músculo del esfínter con la sonda para la CPRE y un tubo plástico especial con un alambre pequeño adherido a un lado (llamado “esfinterotomo”). Se pasa este esfinterotomo a través del canal de la sonda de CPRE y luego hacia el conducto biliar y/o conducto pancreático, al nivel del músculo del esfínter. Después se aplica una pequeña cantidad de corriente eléctrica al alambre, el cual a su vez corta y cauteriza el músculo abierto. Esto se denomina “esfinterotomía”, procedimiento que sólo pueden realizar médicos altamente experimentados y únicamente cuando los síntomas son graves además de sin resolución. Aproximadamente 5 a 15 por ciento de pacientes sometidos a esta terapia podrían presentar inflamación del páncreas (llamada “pancreatitis”) como complicación, inmediatamente después del procedimiento. Exámenes utilizados para evaluar la enfermedad de cálculos biliares:

    1. Ultrasonido: Este examen usa ondas de sonido para examinar los conductos biliares, hígado y páncreas. Es muy seguro. Con el ultrasonido, sería factible visualizar cálculos en la vesícula biliar o en los conductos biliares. Las imágenes podrían tener interferencia en pacientes muy obesos o en quienes ingirieron alimentos poco tiempo antes del examen.
    2. Ultrasonido endoscópico: Este dispositivo utiliza una sonda especial con una extensión de ultrasonido en la punta. Se inserta la sonda por la boca para examinar internamente los conductos biliares, vesícula biliar y conductos pancreáticos.. El uso del dispositivo para ultrasonido endoscópico requiere entrenamiento especial y es útil para ubicar cálculos en el conducto biliar que podrían pasarse por alto con el ultrasonido normal. También es útil para diagnosticar cáncer dentro del páncreas o conductos biliares.
    3. Exploración por CT or CAT scan: Es útil para diagnosticar cáncer dentro del hígado o páncreas. Podría identificar cálculos biliares pero no es tan eficaz como el ultrasonido. Este es uno de los mejores exámenes para evaluar la gravedad de la pancreatitis.
    4. CPRE: La CPRE (colangiopancreatografía retrógrada endoscópica) usa un tipo especial de endoscopio que permite acceso a los conductos biliares y pancreáticos. También permite realizar terapias, tales como extirpar cálculos de los conductos biliar o pancreático. Se pueden tomar mediciones de la presión dentro del músculo del esfínter de Oddi mediante una prueba adicional llamada manometría del esfínter de Oddi (ver la sección sobre disquinesia biliar). Esto se realiza simultáneamente con el CPRE y es un examen especializado que requiere entrenamiento especial para realizarlo.
    5. CPRM (MRI): Colangiopancreatografía por resonancia magnética. Este examen utiliza una máquina llamada IRM (Imágenes por resonancia magnética – MRI). Es una prueba no invasora que emplea software especial de computadora para crear imágenes de los conductos biliar y pancreático, similares a los obtenidos mediante la CPRE pero no requiere realizar una endoscopía. Las anomalías descubiertas en la CPRM serán luego evaluadas más a profundidad o tratadas mediante CPRE o intervención quirúrgica.

    * El Dr. Silverman es Fellow del Colegio Americano de Gastroenterología.

    por Sano y Ecológico · Publicada mayo 17, 2013 · Actualizado mayo 15, 2014 El hígado es el encargado de la detoxificación, pero también el laboratorio del organismo; su complejidad hace que sea un órgano un tanto especial y sus procesos sean múltiples. El hígado almacena grasas de aquellos alimentos que ingerimos, pero también del exceso de ingesta de hidratos de carbono que son convertidos en grasas, encargándose también de esta transformación. Produce colesterol, que es imprescindible para la formación de hormonas y sales biliares, así como para mantener el nivel de atención y concentración. También tiene que ver con el almacenamiento y la liberación de azúcar en la sangre. Así mismo fabrica las lipoproteínas (colesterol bueno=lipoproteína de alta densidad, malo=de baja densidad, muy malo=de bajísima intensidad, pero todos imprescindibles par el organismo).

    Almacena hierro y algunas vitaminas, entre ellas la B12, y descompone hormonas para su eliminación. Prepara de forma que pueden ser eliminados por la orina el alcohol, los medicamentos y los restos alimenticios. Limpia la sangre, controla el azúcar, etc. Y todavía tiene más funciones, sobre todo relacionadas con el intestino delgado y la vejiga. Así como relaciones especiales con el bazo, páncreas, vesícula biliar, vías biliares, etc. Por estas razones, los diez consejos que aparecen a continuación podrían ser muchos más, estos no son mas que una pequeña selección. TRASTORNOS HEPÁTICOS

    1. La ansiedad y el estrés afectan mucho al hígado. Mantener un estado de tranquilidad (dado que la agresividad, tanto exteriorizada (cólera) ó interiorizada (ira) lo dañan, obligándole a alterar sus funciones. 2. La alimentación puede ser fundamental cuando el hígado no trabaja bien. Los excesos en la dieta lo dañan, obligándole a una sobrecarga de trabajo que puede alterar su ritmo y eficacia. Para favorecer su funcionamiento hay que habituarse a una dieta saludable donde predominen las frutas y verduras frescas.

    3. El consumo de chocolate con un hígado que tiene dificultades de trabajo, puede ser el detonante (suele serlo) de múltiples afecciones, ya que le conduce a un estado de sobreactividad que daña su armonía. 4. El consumo de azúcar debe ser controlado, porque sobrecarga el trabajo hepático, conduciéndole a un estado de lentitud que le impide cumplir bien sus funciones.

    5. Hacer ejercicio es primordial para el hígado, pues le ayuda en su trabajo”desestresándole” y permitiendo que el organismo suelte la tensión acumulada. (El ejercicio debe ser moderado y adaptado a la persona, por lo que hay que huir de los esfuerzos violentos o continuados que le dañan. En una palabra, huir del sedentarismo pero también de la “droga del ejercicio” (de esto ultimo por desgracia, hay un exceso que no es bien entendido por las personas). 6. El mejor auxiliar del hígado es la respiración profunda, que le proporciona un masaje interno que le ayuda sobremanera, al hacerle soltar las toxinas acumuladas y recibir sangre limpia. (Aprender a respirar es la base de salud).

    7. Consumir con moderación toda clase de bebida alcohólica, si existiese algún tipo de patología hepática evitar por completo. 8. Mantener un peso correcto evitando el sobrepeso y la obesidad. ponerse en manos de un nutricionista ayudara a conseguir dicho objetivo.

    9. Atención al consumo excesivo de medicación que puede originar toxicidad hepática. 10. Existen una serie de plantas muy recomendables para la salud del higado, entre estas destaco el diente de león, cardo mariano, alcachofa, manzanilla, rábano negro, boldo.

    Para finalizar, debemos tener en cuenta algunos pueden hacernos sospechar que hay una mala función hepática; como mareos y sensación de asco, digestiones pesadas y estreñimiento latente (se expulsan los de desechos de 3 ó 4 días antes), sinusitis, rinitis, alteraciones visuales, cólico por piedras, cansancio por la mañana, heces blanquecinas o flotantes, dolor de espalda entre la 4ª y 5ª dorsal y sus reflejos a la altura de la 8º y 9º dorsales, molestias del redondo mayor, sensación de inestabilidad, vértigo o mareos, periartritis de hombro derecho, cefaleas tensionales, etc. Los problemas hepáticos en los perros pueden ocurrir debido a muchos factores, y los síntomas se descuidan hasta que la enfermedad esté en su etapa final. El siguiente artículo cubrirá algunas informaciones sobre los problemas del hígado en los perros.

    El hígado es el órgano más grande no sólo en el cuerpo humano, sino también en el cuerpo de un perro. El hígado se encuentra en el abdomen detrás del diafragma. El hígado es uno de los órganos más importantes como la mayoría de las rutas bioquímicas que ayudan en el crecimiento del animal, el suministro de nutrientes al cuerpo, la inmunidad frente a enfermedades, la producción de energía, etc., se llevan a cabo en el hígado. A medida que el hígado está implicado con los procesos bioquímicos para muchos órganos del cuerpo, tiende a ser afectado por muchas enfermedades y problemas. Hay muchos problemas hepáticos que pueden afectar la salud del perro. Veamos algunas de las causas.

    ¿Qué causa problemas hepáticos?
    Los perros mayores sufren de muchos problemas en el hígado, pero hasta los perros más jóvenes pueden sufrir de enfermedades del hígado. Hay anormalidades anatómicas del hígado debido a defectos genéticos, que pueden llevar a muchos problemas serios de salud del perro. Las otras causas son las infecciones como la hepatitis viral canina, leptospirosis y otras enfermedades. Las infecciones bacterianas que entran en el hígado a través de los conductos biliares llevan a la ictericia, el aumento de la temperatura corporal y el dolor abdominal en los perros y también llevan a problemas hepáticos. Si el perro está envenenado o sufre de intoxicación por alimentos, las toxinas pueden dañar el hígado y causar enfermedad hepática. Síntomas de trastornos hepáticos
    Los síntomas de problemas hepáticos son variables en cada perro. Los síntomas comúnmente observados son:

    • Convulsiones
    • Vómitos
    • Diarrea
    • Ictericia
    • Sed excesiva y orina frecuente
    • Heces suaves de color blanco grisáceo
    • Distensión abdominal debido a ascitis
    • Hígado ampliado
    • Disminución del apetito
    • Pérdida de peso
    • Anemia
    • Sangrado prolongado, en caso de lesión

    Tratamiento para problemas hepáticos
    El tratamiento es principalmente sintomático y de soporte. El veterinario puede administrar líquidos por vía intravenosa o subcutánea para prevenir la deshidratación y el suministro de nutrición y medicamentos para controlar el vómito.

    Los medicamentos para el tratamiento de problemas hepáticos en perros dependen de la magnitud y la causa de daños en el hígado. Como el hígado es el órgano que descompone los medicamentos, el hígado no funcional requiere dosis medicinales bajas. En el caso de la hepatitis crónica, se administran corticosteroides para reducir la inflamación y cicatrización. También ayudan a estimular el hambre y hacen que el perro se sienta mejor. Los antibióticos se prescriben para curar cualquier infección secundaria debido a problemas hepáticos. Para el tratamiento de la enfermedad de almacenamiento de cobre, se administran la penicilamina y el acetato de zinc para disminuir los niveles de cobre en el hígado. El veterinario puede aconsejar medicamentos para controlar el vómito, náuseas y prevenir las úlceras en el estómago y el intestino. La furosemida es un diurético que se usa para tratar la ascitis. Los electrolitos se utilizan para evitar los fluidos intravenosos y subcutáneos.

    Suplementos dietéticos
    Hay que cambiar la dieta del perro para ayudar al perro a obtener la cantidad necesaria de nutrición y calorías. Si el perro sufre de la enfermedad de almacenamiento de cobre, se mantendrá en una dieta baja en cobre. El perro debe tener una calidad óptima de proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. El alimento para perros debe contener pollo, pescado y huevos, como fuente de proteínas. Se debe incluir hidratos de carbono fácilmente digeribles como fuente de energía. No alimente al perro con alimentos que contienen aditivos artificiales e incluya fósforo y sodio en su dieta. Es necesario estar atento a los diversos síntomas de problemas hepáticos. Muchas veces los síntomas de problemas del hígado en los perros se pasan por alto y la enfermedad llega a un punto crítico. Hable con el veterinario acerca de cualquier problema relacionado con el hígado.

    por Sano y Ecológico · Publicada mayo 17, 2013 · Actualizado mayo 15, 2014 El hígado es el encargado de la detoxificación, pero también el laboratorio del organismo; su complejidad hace que sea un órgano un tanto especial y sus procesos sean múltiples. El hígado almacena grasas de aquellos alimentos que ingerimos, pero también del exceso de ingesta de hidratos de carbono que son convertidos en grasas, encargándose también de esta transformación. Produce colesterol, que es imprescindible para la formación de hormonas y sales biliares, así como para mantener el nivel de atención y concentración. También tiene que ver con el almacenamiento y la liberación de azúcar en la sangre. Así mismo fabrica las lipoproteínas (colesterol bueno=lipoproteína de alta densidad, malo=de baja densidad, muy malo=de bajísima intensidad, pero todos imprescindibles par el organismo).

    Almacena hierro y algunas vitaminas, entre ellas la B12, y descompone hormonas para su eliminación. Prepara de forma que pueden ser eliminados por la orina el alcohol, los medicamentos y los restos alimenticios. Limpia la sangre, controla el azúcar, etc. Y todavía tiene más funciones, sobre todo relacionadas con el intestino delgado y la vejiga. Así como relaciones especiales con el bazo, páncreas, vesícula biliar, vías biliares, etc. Por estas razones, los diez consejos que aparecen a continuación podrían ser muchos más, estos no son mas que una pequeña selección. TRASTORNOS HEPÁTICOS

    porque no funciona el cytotec

    Aumento de la presión venocapilar. La éstasis venosa es el mecanismo fisiopatoló- gico más antiguo del edema en la insuficiencia cardiaca, sin embargo no es el único a considerar. No existe una correlación única entre la hipertensión venocapilar y la aparición del edema en la IC, pues se encuentran enfermos con pronunciada elevación de la presión venosa y con edema discreto, al mismo tiempo que edemas voluminosos pueden surgir en pacientes con presión venosa discretamente elevada. El mecanismo por el cual la presión venocapilar hace aparecer el edema es el simple fenómeno de la trasudación, resultante del desequilibrio de presiones entre los sistemas intra y extravascular.

    Trastornos del equilibrio del medio interno con retención de agua y sodio. Son cuatro los mecanismos considerados actualmente en la retención de sodio en la IC: 1. Elevación de la presión venosa renal por la congestión, 2. disminución del flujo plasmático renal y vasoconstricción renal, 3. disminución de la filtración glomerular, y 4. aumento de la reabsorción tubular de sodio y agua, como consecuencia de la acción de hormonas y otras influencias químicas.

    Reducción de la presión coloidosmótica del plasma. La hipoalbuminemia coparticiparía en la formación del edema. Las causas probables de hipoalbuminemia en esta situación serían: síntesis proteica disminuída como consecuencia de la congestión venosa crónica del hígado, expoliación proteica en virtud de una enteropatía perdedora de proteínas como consecuencia de la congestión de la mucosa intestinal y pérdida prolongada de proteínas a través de la orina y de los trasudados cavitarios. Alteración de la permeabilidad capilar. La posibilidad de que la existencia de un estado de hiperpermeabilidad capilar sea un factor agregado en la formación del edema de la IC, tiene como explicación teórica la siguiente: La hipoxia resultante de la éstasis capilar sería responsable de una alteración de la membrana capilar, que permitiría el pasaje de proteínas y sodio hacia el intersticio.

    Trastornos de la presión hística. Los pacientes sometidos a repetidos episodios de edema en la IC, presentarían una disminución de la presión hística ocasionada por el estiramiento periódico de los tejidos intersticiales. (Factor accesorio ). Alteración del drenaje linfático. Es probable que la hipertensión venosa en la IC, se refleje en el drenaje linfático, dificultando este flujo vascular.

    Trastornos hormonales. La aldosterona y la hormona antidiurética son sustancias vinculadas con la retención hidrosalina en la IC. La disminución del VACE, producida por el débito cardiaco alterado, estimularía a las células del aparato yuxtaglomerular, provocando activación del sistema renina- angiotensina- aldosterona.También existiría una degradación hepática de aldosterona disminuída como consecuencia de la congestión hepática de la IC. En cuanto a la participación de la hormona antidiurética, las pruebas aún no son concluyentes. En la práctica, las causas más comunes de este tipo de edema son las obstrucciones venosas intraluminales (coágulo sanguíneo, trombos de células malignas), las compresiones venosas extrínsecas y las varicosidades venosas.

    Sintéticamente los mecanismos fisiopatológicos que participan de este edema son dos: *la éstasis venosa regional y la consiguiente hipertensión en el sector capilar venoso correspondiente y * el factor inflamatorio, la flebitis. Esta última acompaña comúnmente a las trombosis venosas. Las alteraciones inflamatorias de la pared venosa y de los tejidos perivasculares, que aparecen en la flebitis, rompen el equilibrio hidrostático intra y extravascular, sumándose al factor éstasis en la génesis del edema. En las compresiones extrínsecas y en las varicosidades sin complicaciones, el componente inflamatorio no participa.

    El edema, en la cirrosis hepática, surge generalmente después del establecimiento de la ascitis. Los factores implicados en la fisiopatología de este edema son varios: trastorno de la síntesis de albúmina, retención de agua y sodio, hipertensión de la cava inferior e hiperaldosteronismo secundario.

    -La hipoalbuminemia disminuye la presión oncótica del plasma y facilita el pasaje de líquidos del sistema intravascular hacia los espacios intersticiales.Este hecho es básico en el origen del edema de la cirrosis hepática. -La retención del sodio no tiene aún una explicación definida, y parece producirse principalmente por el hiperaldosteronismo secundario que se desarrolla en la cirrosis hepática. Este resulta de la disminución de la perfusión renal existente en los cirróticos, hecho que estimula el aparato yuxtaglomerular y el sistema renina angiotensina. Este mecanismo explicaría la reabsorción mayor de sodio a nivel tubular distal, región donde actúa la aldosterona, pero no justifica la reabsorción igualmente más elevada en los túbulos proximales observada en la cirrosis hepática. Al lado de esto, la degradación de la hormona por el hígado estaría disminuída, provocando su elevación plasmática. No solo la aldosterona, sino también los glucocorticoides y los estrógenos son deficientemente inactivados y probablemente participan en la fisiopatología del edema en la cirrosis.

    -En relación con el agua, se mencionan dos mecanismos: aumento de la cantidad de hormona antidiurética (rechazado por algunos), y una segunda hipótesis, en la cual una cantidad extremadamente grande de sodio sería reabsorbida en los túbulos proximales, ocasionando una oferta de iones tan reducida en los túbulos distales que no permitiría que el agua “libre” fuese generada en este segmento del “nefrón”. El edema de origen renal tiene dos ejemplos principales, cada uno de ellos con una fisiopatología diferente.

    EDEMA DEL SÍNDROME NEFRÓTICO. El síndrome nefrótico es un estado clínico caracterizado por edema, proteinuria superior a 3 gr % en las 24 horas, hipoproteinemia, hiperlipidemia y lipiduria. La base anatomopatológica fundamental del síndrome nefrótico consiste en una alteración morfológica de la membrana filtrante renal. Puede tener como causas: glomerulonefritis, nefropatía diabética, amiloidosis, enfermedades del colágeno, etc. La lesión de la membrana filtrante, provoca el aumento de la permeabilidad glomerular. La hiperpermeabilidad glomerular tendrá como primera consecuencia, la eliminación excesiva de proteínas por la orina (proteinuria) y la consiguiente hipoproteinemia. Esta provocará disminución de la presión coloidosmótica del plasma, trasudación de líquido plasmático hacia el espacio extravascular y edema. El pasaje de líquidos del interior del sistema vascular hacia los espacios intersticiales disminuye el volumen plasmático circulante, provocando el estímulo de la secreción de aldosterona con retención de sodio y agua, y aparte el estímulo de la secreción de hormona antidiurética, retención de más agua y, consecuentemente, más edema.

    EDEMA DEL SÍNDROME NEFRÍTICO. El síndrome nefrítico se caracteriza por edema, hipertensión arterial, hematuria y proteinuria leve o moderada. Pueden observarse otros signos y síntomas de acuerdo a la etiología, sin embargo, siendo la etiología más frecuente la glomerulonefritis, ésta servirá de base para su explicación. En la glomerulonefritis aguda difusa existe una intensa reacción inflamatoria, que entre otras disfunciones, conduce a la reducción de la filtración glomerular. Otra observación común es el pasaje de proteínas hacia el filtrado glomerular, pasaje que nunca es cuantitativamente semejante al del síndrome nefrótico y no constituye la base fisiopatológica de este tipo de edema. La reducción de la filtración glomerular, parece ser el denominador fundamental en este tipo de edema. Dicho trastorno hemodinámico renal provocará un aumento de la reabsorción de sodio y agua, resultando edema.

    Otros factores coparticipan en la génesis del edema del síndrome nefrítico. Se acepta que en la glomerulonefritis existe una alteración de la permeabilidad del sistema capilar como consecuencia del trastorno inmunológico que provoca la trasudación capilar y ayuda a la formación del edema. Junto con eso, la hipervolemia resultante de la retención de sodio y agua, redundaría en falla cardíaca. Este mismo mecanismo explicaría, al lado de otros, la hipertensión arterial y la mayor sobrecarga del trabajo cardiaco. Es discutida la presencia de una miocarditis de tipo seroso en la glomérulo nefritis que contribuiría al desarrollo del edema, provocando insuficiencia cardiaca. Y finalmente hay que destacar que la administración de sodio y agua en forma indiscriminada antes de sentar el diagnóstico de la enfermedad, es otro factor importante en la retención hidrosalina. El factor básico en la fisiopatología del edema carencial es la hipoproteinemia. Desde el punto de vista clínico-fisiopatológico, el edema aparece cuando la tasa de albúmina desciende (en término medio y como factor aislado), por debajo de 2 gr %.

    Las proteínas plasmáticas y en especial, la albúmina, representan una de las fuerzas que tienden a retener líquidos en los vasos, o a reabsorber líquidos extravasados. Esta fuerza esta representada por la presión coloidosmótica. Las causas del edema carencial, tienen como ejemplos: ingestión deficiente de proteínas, pérdida excesiva (por el riñón o tubo digestivo), síntesis inadecuada y catabolismo exagerado (neoplasias, hipertiroidismo, exceso de cortisol). En la práctica, la asociación de los factores antes descritos es lo más frecuente.

    Aún cuando la hipoproteinemia sea el factor básico del edema carencial, otros también participan. En los síndromes carenciales existe autofagia de las proteínas del organismo. Este fenómeno se produce especialmente en los músculos esqueléticos, produciendo la consunción de las masas musculares. La falta de sostén de las venas y linfáticos por los tejidos musculares hace disminuir la presión mecánica intersticial y la del flujo de estos vasos. De tal forma, en posición ortostática especialmente se produce éstasis sanguínea en las venas de los miembros inferiores y reducción del volumen plasmático circulante. De esto resultará el estímulo de la secreción de aldosterona y retención de sodio y agua, contribuyendo a la formación del edema. Los estados carenciales van acompañados generalmente por deficiencias vitamínicas. La hipovitaminosis B1 conduce a la vasodilatación capilar periférica y la deficiencia de vitamina C provoca trastornos de la permeabilidad vascular, favoreciendo ambas la trasudación.

    La ingestión de glúcidos, por mecanismos aún desconocidos, probablemente con intervención del potasio, provocaría el estímulo de la secreción de aldosterona con retención de agua y sodio, y el ulterior edema. Factores como la hipoxia y la hipovitaminosis C pueden alterar la permeabilidad vascular, sin embargo nos referimos ahora a los trastornos inflamatorios. En relación con el mecanismo de la inflamación, se consideran dos causas principales: la infección y la alergia, o sea el edema provocado por la infección y el alérgico o angioneurótico.

    Las bases fisiopatológicas son semejantes en los dos tipos, razón por la cual se estudian en conjunto. En estas, se produce reacción antígeno-anticuerpo a nivel de los capilares con activación del sistema complemento, el cual provoca liberación de histamina y polipéptidos vasodilatadores denominados “cininas”, los cuales provocan aumento de la permeabilidad de la pared capilar, causando trasudación y edema.

    En algunas ocasiones raras, se observa deficiencia de la síntesis de un inhibidor de la fracción C1 del sistema complemento, que desencadenaría los mismos hecho que la reacción antígeno-anticuerpo. Se transmite en forma autosómica dominante EDEMA DE ORIGEN LINFÁTICO

    Este edema aparece cuando existe un flujo linfático deficiente. También se denomina linfedema. Las causas más comunes son debidas a obstrucciones, y los mejores ejemplos son los procesos infecciosos, trombosis por células neoplásicas, irradiaciones, compresiones extrínsecas, filariasis y anomalías congénitas. La principal función del sistema capilar linfático es la extracción de líquidos de los espacios intersticiales, aparte de las proteínas. En presencia de deficiencia del flujo linfático, este trabajo de extracción se ve disminuido y las proteínas se acumulan en el espacio intersticial. Este hecho provoca la elevación de la presión oncótica del intersticio, facilitando la trasudación capilar. El secuestro de plasma por los espacios intersticiales conduce a la disminución del volumen plasmático circulante, aumento de la secreción de aldosterona y retención de sodio y agua.

    El mixedema es una forma especial de edema que se observa en la hipofunción tiroidea. La deficiencia de las hormonas tiroideas activas (triyodotironina y tiroxina) provoca, entre otras alteraciones acumulación de material mucopolisacárido (mucoproteínas) en diversos sectores del organismo. El depósito de muco proteínas en los espacios intersticiales aumenta la presión oncótica local y la trasudación capilar como consecuencia de la atracción ejercida por las proteínas en relación con el agua. La traducción clínica de este fenómeno es el edema, que, semiológicamente, es de tipo plástico, poco depresible. Junto a la acumulación de mucoproteínas existe, en el hipotiroidismo, reducción del volumen plasmático circulante. Esto acarrea la disminución de la filtración renal y el consiguiente aumento de la reabsorción de agua y sodio. A veces, la insuficiencia cardiaca se suma a los anteriores, representando otro factor edemigénico.

    Edema de la gravidez. Se produce por el aumento de sustancias hormonales (maternas, fetales y placentarias) que retienen sodio. Además el aumento de presión intrabdominal como consecuencia del crecimiento uterino, provoca hipertensión de la cava inferior y éstasis venosa en los miembros inferiores. Edema de la toxemia del embarazo. La toxemia del embarazo tiene como expresión anatomopatológica renal una endoteliosis glomerular. Esta alteración lleva a la reducción acentuada de la filtración glomerular y el consiguiente aumento de la reabsorción de agua y sodio. Paralelamente y por mecanismos todavía no aclarados, existe una vasoconstricción arterial capilar que reduzca aún más la filtración glomerular. La hipertensión arterial que acompaña al cuadro de toxemia (debida a la vasoconstricción general), puede contribuir al síndrome edematoso en caso de insuficiencia cardiaca.

    Edema premenstrual. Generalmente aparece en la semana que antecede a la menstruación. Parece depender del exceso de estrógenos, los cuales retienen sodio. Aparte de ello, los estrógenos producen vasodilatación periférica, hecho que contribuye a la extravasación capilar. Edema trófico. Es el edema observado en las parálisis, de allí que se denomina edema neurológico. Los factores que participan en el origen del edema trófico son:

    Ø Disminución de la presión mecánica intersticial por la atrofia muscular. Ø Estasis venosa como consecuencia de la ausencia o disminución de la contracción muscular.

    ventajas del seroquel